Número de expediente: 605/2006 (PRESIDENCIA)
Referencia: 605/2006
Procedencia: PRESIDENCIA
Asunto: Solicitud de dictamen sobre la procedencia de convocar elecciones
locales como consecuencia de la disolución del Ayuntamiento de Marbella.
Fecha de Aprobación: 6/4/2006
TEXTO DEL DICTAMEN
La Comisión Permanente del Consejo de Estado, en sesión celebrada el día 6 de abril
de 2006, emitió, por unanimidad, el siguiente dictamen:
"El Consejo de Estado, en cumplimiento de la Orden de V. E. de 4 de abril de 2006
(registro de entrada del mismo día a las 15.30 horas), ha examinado el expediente
relativo a la procedencia de convocar elecciones locales como consecuencia de la
disolución del Ayuntamiento de Marbella.
Resulta de antecedentes:
1. La Orden de remisión
La Orden de remisión, firmada por la Vicepresidenta Primera del Gobierno y Ministra
de la Presidencia, es del siguiente tenor:
"El Consejo de Ministros en su reunión de hoy, día 4 de abril, ha adoptado el Acuerdo
por el que se inicia el procedimiento de disolución del Ayuntamiento de Marbella
previsto en el artículo 61 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de
Régimen Local. Asimismo ha acordado dar traslado al Senado de las actuaciones a los
efectos previstos en el propio artículo 61 de la citada Ley 7/1985 y 56.n) del
Reglamento del Senado y solicitar de la Comisión Nacional de Administración Local
el informe previsto en el artículo 118.1.A) de la misma Ley.
El artículo 183.1, primer párrafo, de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, de
Régimen Electoral General, establece: En los supuestos de disolución de
corporaciones locales por acuerdo del Consejo de Ministros previstos en la legislación
básica de régimen local por gestión gravemente dañosa para los intereses generales
que suponga incumplimiento de sus obligaciones constitucionales, deberá procederse
a la convocatoria de elecciones parciales para la constitución de una nueva
corporación dentro del plazo de tres meses, salvo que por la fecha en que ésta debiera
constituirse el mandato de la misma hubiese de resultar inferior a un año.
Estando prevista la celebración de los comicios municipales para el día 27 de mayo de
2007, al amparo de lo previsto en el artículo 25.1 de la Ley Orgánica del Consejo de
Estado se solicita de ese Alto Órgano Consultivo se dictamine sobre lo siguiente:
Si procede la convocatoria de elecciones parciales para la constitución de una nueva
Corporación en el Ayuntamiento de Marbella.
Conforme a lo acordado por el Consejo de Ministros en su reunión de hoy, día 4 de
abril, Acuerdo que se acompaña al presente escrito, se solicita que el dictamen se
emita en el plazo máximo de cuarenta y ocho horas".
2. El expediente remitido al Consejo de Estado
El expediente consta de los siguientes documentos y actuaciones:
1. Acuerdo del Consejo de Ministros de 4 de abril de 2006 por el que se declara la
urgencia, fijando el plazo máximo de cuarenta y ocho horas, para la emisión del
dictamen requerido por la Vicepresidenta Primera del Gobierno y Ministra de la
Presidencia al Consejo de Estado sobre la procedencia de convocar elecciones locales
como consecuencia de la disolución del Ayuntamiento de Marbella.
2. Acuerdo del Consejo de Ministros de 4 de abril de 2006 por el que se inicia el
procedimiento de disolución del Ayuntamiento de Marbella, previsto en el artículo 61
de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local. La
propuesta de acuerdo fundamenta la iniciación del procedimiento de disolución en una
serie de irregularidades en materia urbanística con reiteradas contravenciones de la
legalidad que afectan tanto al interés general de la Comunidad Autónoma de
Andalucía como al interés general de la Nación.
Asimismo se acuerda dar traslado al Senado de las actuaciones, a fin de que adopte el
acuerdo previsto en el artículo 61 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, y en el artículo 56.n)
del Reglamento del Senado, y solicitar a la Comisión Nacional de Administración
Local la emisión de informe previo sobre la disolución del Ayuntamiento de Marbella
de conformidad con lo establecido en el artículo 118.1.A) de la Ley 7/1985, de 2 de
abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local.
A la vista de tales antecedentes, se emite el presente dictamen con carácter de
urgencia.
I. El Consejo de Estado informa en virtud de lo dispuesto en el artículo 25 de su Ley
Orgánica 3/1980, de 22 de abril, que establece que el Consejo de Estado, sea en Pleno
o en Comisión Permanente, puede ser oído en cualquier asunto en que, sin ser
obligatoria la consulta, el Presidente del Gobierno o cualquier Ministro lo estime
conveniente.
II. A la vista de la Orden de remisión anteriormente reseñada el objeto de la consulta
es "si procede la convocatoria de elecciones parciales para la constitución de una
nueva Corporación en el Ayuntamiento de Marbella".
En la Orden de remisión se da cuenta de dos datos:
a) El Gobierno ha acordado, con fecha 4 de abril de 2006, iniciar el procedimiento de
disolución del Ayuntamiento de Marbella previsto en el artículo 61 de la Ley 7/1985,
de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, dar traslado al Senado de
las actuaciones a los efectos previstos en dicho artículo y en el artículo 56.n) del
Reglamento del Senado y solicitar de la Comisión Nacional de Administración Local
el informe previsto en el artículo 118.1.ªA) de la misma Ley 7/1985.
b) La celebración de las próximas elecciones municipales ordinarias tendrá lugar el
día 27 de mayo de 2007. Dicha fecha es el cuarto domingo de mayo del año 2007,
cuatro años después de las elecciones municipales de 2003, a que se refiere el artículo
42.3 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, de Régimen Electoral General
(LOREG).
De culminarse el procedimiento previsto en el artículo 61 de la Ley 7/1985, de 2 de
abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, procediendo el Consejo de
Ministros, mediante real decreto, a la disolución del Ayuntamiento de Marbella por
gestión gravemente dañosa para los intereses generales que suponga incumplimiento
de sus obligaciones constitucionales, resultará de aplicación el artículo 183 de la
LOREG, cuyo apartado 1, párrafo primero, establece que, en tales supuestos, "deberá
procederse a la convocatoria de elecciones parciales para la constitución de una nueva
Corporación dentro del plazo de tres meses, salvo que por la fecha en que ésta debiera
constituirse el mandato de la misma hubiese de resultar inferior a un año".
El supuesto de elección parcial se identifica, pues, por su causa (la disolución de la
Corporación por gestión gravemente dañosa para los intereses generales que suponga
incumplimiento de sus obligaciones constitucionales) y se delimita con una exigencia
temporal, cual es que el mandato de la nueva Corporación a constituir no sea inferior a
un año, es decir, que no cabe la convocatoria de elecciones parciales si la expiración
del mandato electoral de la nueva Corporación -por producirse así en la generalidad de
las Corporaciones Locales de acuerdo con el artículo 42.3 de la propia Ley Orgánicaha de tener lugar antes de un año.
Para el examen de la posibilidad de que el mandato de la nueva Corporación dure un
año o más es preciso referirse a las siguientes cuestiones: el mandato de la nueva
Corporación, tiempo mínimo para la convocatoria de nuevas elecciones y constitución
de la nueva Corporación y carácter indisponible de los plazos electorales.
1. El mandato de la nueva Corporación
El artículo 42.3 de la LOREG -que forma parte del Capítulo V ("Requisitos generales
de la convocatoria de elecciones") de su Título I- establece que "las elecciones
(locales) se realizan el cuarto domingo de mayo del año que corresponda y los
mandatos, de cuatro años, terminan en todo caso el día anterior al de la celebración de
las siguientes elecciones". Por su parte, el artículo 194.1 de la LOREG prescribe que
"el mandato de los miembros de los Ayuntamientos es de cuatro años contados a partir
de la fecha de su elección, en los términos previstos en el artículo 42.3" de dicha Ley
Orgánica. Añade el apartado 2 de este artículo que, "una vez finalizado su mandato,
los miembros de las Corporaciones cesantes continuarán sus funciones solamente para
la administración ordinaria hasta la toma de posesión de sus sucesores; en ningún caso
podrán adoptar acuerdos para los que legalmente se requiera una mayoría cualificada".
De los anteriores preceptos resulta que el mandato de los miembros de la nueva
Corporación se entiende iniciado en la fecha de su elección y termina el día anterior al
de la celebración de las siguientes elecciones, que en este caso sería el 26 de mayo de
2007.
Aunque del tenor literal del artículo 183 de la LOREG se desprendiera que la fecha
que ha de servir como dies a quo en orden al cómputo del plazo de duración del
mandato ha de ser la de constitución de la nueva Corporación, que se producirá veinte
días después, como mínimo (pudiéndose llegar incluso al cuadragésimo), del fijado
para la celebración de los comicios, el tiempo que restaría hasta las elecciones de 27
de mayo de 2007 también sería, claro está, inferior a un año. Se observa, pues, que la
toma en consideración de la constitución de la Corporación lleva a retrasar el inicio
del cómputo del año del mandato de la nueva Corporación y, por consiguiente, a
expresar de modo todavía más evidente la imposibilidad de cumplir el plazo de un
año.
Por tanto, para que la nueva Corporación tuviese un mandato de al menos un año, las
elecciones parciales deberían realizarse como mínimo un año antes de la extinción de
su mandato contado desde el día de la elección hasta el día anterior al de la
celebración de las siguientes elecciones, es decir, el 26 de mayo de 2006.
Resta por examinar, pues, el plazo que debe mediar entre la celebración de las
elecciones y su convocatoria.
2. Tiempo mínimo para la convocatoria de nuevas elecciones
La previsión ordinaria de la LOREG para las elecciones locales generales es, según su
artículo 42.3, que los decretos de convocatoria se expidan el día quincuagésimo quinto
antes del cuarto domingo de mayo del año que corresponda, fecha en que se realizarán
las elecciones.
Como se ha dicho anteriormente, para que la nueva Corporación tuviese un mandato
de, al menos, un año, las elecciones parciales deberían realizarse como muy tarde el
26 de mayo de 2006 y para que ello pudiese llevarse a cabo el real decreto de
convocatoria habría de adoptarse el quincuagésimo quinto día anterior. A fecha de
hoy, 6 de abril de 2006 (momento en el que todavía no se ha acordado la disolución
del Ayuntamiento de Marbella, sino solo la iniciación del procedimiento a ella
conducente) no cabe la convocatoria de elecciones parciales para constituir una nueva
Corporación con un mandato no inferior a un año.
Por lo tanto, procede la aplicación del párrafo segundo del artículo 183.1 de la
LOREG, según el cual, "mientras se constituye la nueva Corporación o expira el
mandato de la disuelta", la administración ordinaria de sus asuntos corresponderá a la
comisión gestora que allí se previene.
3. El carácter indisponible de los plazos contenidos en la Ley Orgánica de Régimen
Electoral General
Finalmente, debe tenerse en cuenta que los plazos establecidos en la Ley Orgánica de
Régimen Electoral General son, como dice su artículo 119, "improrrogables y se
entienden referidos, siempre, en días naturales". Se trata, pues, de plazos que no
pueden ser objeto ni de ampliación ni de reducción. El que la Ley Orgánica se refiera
solo a la improrrogabilidad no significa que puedan ser acortados. Se presume su
irreductibilidad puesto que son plazos inalterables y dotados de la brevedad exigida
por la articulación legal del desarrollo del procedimiento electoral. Su eventual
disponibilidad haría quebrar el principio de seguridad jurídica y chocaría con la
esencia misma de la materia electoral, ya que tales plazos regulan el ejercicio de
derechos constitucionales, el derecho de sufragio activo y el pasivo, que hacen
efectiva la participación política de los ciudadanos en el sistema democrático, estando
algunos de ellos determinados en la propia Constitución (artículo 68). Permitir la
disposición por la autoridad convocante de dicho plazo contravendría, además, el
carácter imperativo con que el artículo 42.3 de la LOREG fija la anticipación con la
que han de expedirse los decretos de convocatoria de las elecciones.
Tampoco cabría la reducción de los plazos mediante la aplicación supletoria del
artículo 50.1 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las
Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, en virtud del
artículo 120 de la LOREG que prevé su aplicación para todo lo no expresamente
regulado por la LOREG. El Tribunal Constitucional ha tenido ocasión de interpretar lo
dispuesto por el artículo 120 de la LOREG en sus Sentencias 80/2002, de 8 de abril,
83/2003, de 5 de mayo, y 26/2004, de 26 de febrero, y ha entendido que, para que se
produzca la colaboración normativa entre la legislación orgánica estatal y la
legislación ordinaria administrativa, no solamente es preciso que haya extremos que
no hayan sido expresamente contemplados por la norma electoral, sino que es
imprescindible que "tal colaboración no pueda contradecir en su resultado la finalidad
perseguida por la Ley que la solicita" y ha subrayado la reserva a la Ley Orgánica del
Régimen Electoral General que lleva a cabo el artículo 81.1 de la Constitución del que
forman parte los plazos (en la STC 80/2002 de resolución de los litigios electorales).
En el presente caso no hay margen para la supletoriedad porque no hay ausencia de
regulación, sino previsión expresa de la Ley Orgánica que prescribe tanto el carácter
intangible de los plazos en ella contenidos como el momento preciso de convocatoria
y celebración de las elecciones municipales ordinarias (artículo 42.3 LOREG) y del
supuesto en que puede llevarse a cabo la elección parcial tras la disolución de la
Corporación por gestión gravemente dañosa para los intereses generales que suponga
incumplimiento de sus obligaciones constitucionales (artículo 183 LOREG).
En virtud de lo expuesto, el Consejo de Estado es de dictamen:
Que no procede la convocatoria de elecciones parciales para la constitución de una
nueva Corporación en el Ayuntamiento de Marbella."
V. E., no obstante, resolverá lo que estime más acertado. PRIVATE
Madrid, 6 de abril de 2006
EL SECRETARIO GENERAL,
EL PRESIDENTE,
EXCMA. SRA. VICEPRESIDENTA PRIMERA DEL GOBIERNO Y MINISTRA
DE LA PRESIDENCIA.
Descargar

Número de expediente: 605/2006 (PRESIDENCIA) Referencia: 605/2006 Procedencia: PRESIDENCIA