TIPOS DE TEXTO:
NARRACIÓN, DESCRIPCIÓN, EXPOSICIÓN, ARGUMENTACIÓN
Ya habíamos señalado en el tema 6 que existían diferentes perspectivas desde las que
podemos clasificar los textos:
1. Según el canal de comunicación:
1.1. Orales
1.2. Escritos
2. Por su objetivo comunicativo:
2.1. Informativos
2.2. Prescriptivos
2.3. Persuasivos
2.4. Estéticos (en ellos predomina la función poética)  literatura
3. Por tema
3.1. Periodístico
3.2. Publicitario
3.3. Científico-técnico
3.4. Humanístico
3.5. Literario
3.6. Jurídico
4. Por su modalidad o estructura interna
4.1. Narración
4.2. Descripción
4.3. Diálogo
4.4. Exposición
4.5. Argumentación
1. EL TEXTO NARRATIVO
Es el tipo textual que aparece con mayor frecuencia en nuestros intercambios
comunicativos. Cuando le contamos a nuestra compañera de clase las aventuras del fin de
semana estamos “narrando algo” (aunque no se trate de una narración literaria).
Un texto es narrativo cuando relata acciones protagonizadas por personajes que se
suceden en el tiempo y en un espacio concreto. En las narraciones predomina la acción.
Partes de la narración: generalmente una narración se divide en (a) situación inicial o
planteamiento, (b) conflicto o peripecia que altera la situación inicial, denominado nudo y (c)
resolución del conflicto, o desenlace.
En un texto narrativo debemos diferenciar dos ejes fundamentales:
a) La historia  los hechos que suceden, que son objetivos y se suceden en orden lógico.
b) El discurso  la manera en la que el narrador decide contar esos hechos.
Los hechos en la historia se suceden en orden cronológico, sin embargo en la narración
su ordenación puede contarse según lo desee el narrador. Al mismo tiempo, esos hechos pueden
ser narrados por personajes diferentes, desde distintos puntos de vista.
Teniendo esto en cuenta, hay determinados elementos que debemos tener muy presentes
al analizar un texto narrativo:
1) los personajes que protagonizan la historia. Estos pueden ser principales/secundarios;
aliados/oponentes. Su caracterización puede ser directa (si se describen abiertamente en el texto)
o indirecta (si es el lector el que infiere sus rasgos a partir de sus acciones; no existe una
descripción explícita).
2) el narrador que se encarga de construir la narración. Ese narrador puede ser un ser ajeno a la
historia, puede ser un personaje de la historia, puede ser el mismo protagonista que la cuenta en
primera persona.
EXTERNO
omnisciente / observador
NARRADOR
INTERNO (en primera persona)
3) el orden en el que se narran los hechos de la historia (es decir, cómo se suceden los
hechos en la narración). Los hechos pueden narrarse en orden cronológica, puede comenzar la
narración por la mitad de la acción (in media res), podemos hacer vueltas atrás en el tiempo
(flash-back) o hacia delante (anticipaciones), o comenzar la narración por el final.
Características lingüísticas de la narración:
-
Uso de los tiempos verbales en pasado (pret. perfecto simple y pretérito imperfecto).
Cuando se utiliza el presente, se trata del denominado “presente histórico”.
-
Se suele emplear una sintaxis compleja. Las oraciones suelen ser enunciativas. Se
introducen adverbiales de causa, finalidad y consecutivas.
-
Se recurre al estilo directo y al estilo indirecto para las voces de los personajes.
-
Empleo de recursos deícticos (adverbio de lugar y tiempo; pronombres).
-
Recurso a verbos de acción.
-
Utilización de recursos cohesivos de todo tipo que ayudan a lograr un texto coherente.
Predominan los conectores temporales (ahora, después, a continuación, dos meses más
tarde, a la mañana siguiente, etc.).
-
Dentro del texto narrativo encontraremos otros tipos de texto: descripción y el diálogo.
2. LA DESCRIPCIÓN
En el texto descriptivo se caracterizan seres animados e inanimados, paisajes o
procesos. Habitualmente, el texto descriptivo aparece enmarcado en cualquier otro tipo de
texto.
Puede tener diferentes finalidades: informar, argumentar, persuadir, explicar, etc.
2.1. Tipos de descripción:
1. Según lo que se describa:
1.1. De personas
1.1.1. Características físicas: prosopografía
1.1.2. Características psicológicas: etopeya
1.1.3. Características físicas + psicológicas = retrato
1.1.4. Con finalidad burlesca = caricatura
1.2. De cosas
1.3. Procesos
2. Según la perspectiva:
2.1. Objetiva
2.2. Subjetiva
2.2. Características lingüísticas y textuales
- Tiempos verbales: predomina el pret. imperfecto y el presente de indicativo en tercera
persona. De todas formas, en la descripción encontraremos sobre todo sustantivos y
adjetivos.
- Puede hacer acto de presencia la sufijación apreciativa, sobre todo en las descripciones
subjetivas: “tenía unos ojazos impresionantes”.
- Sintaxis: predominan las oraciones enunciativas y atributivas (con los verbos ser y
estar). Las palabras más frecuentes son los adjetivos (explicativos y especificativos) en
sintagmas adjetivos.
- Debe prestarse atención también a los mecanismos de conexión del texto.
3. EL TEXTO EXPOSITIVO-EXPLICATIVO
La finalidad de este tipo de texto es explicar o exponer un tema de manera objetiva para
lograr que el auditorio lo comprenda. Su meta, en resumen, es la transmisión de
información.
Para lograr esta finalidad, la lengua que se utiliza debe ser lo más clara y ordenada
posible. Por lo tanto, resultan de especial importancia en este tipo de texto el empleo de
conectores discursos adecuados que muestren la sucesión de los contenidos del texto.
Se trata del tipo de texto presente en los discursos científico-ténicos, tanto orales como
escritos.
3.1. Estructura
(a) Introducción en la que se determina el tema.
(b) Desarrollo de la exposición (para ello puede recurrirse a múltiples mecanismos
como ejemplos, descripciones, narración, descripción, imágenes, esquemas, clasificaciones,
etc.).
(c) Conclusión: recoge las ideas más importantes de lo expuesto con anterioridad.
3.2. Organización de la información
La información en un texto expositivo puede presentarse de diferente forma:
(a) Podemos partir de una idea general, para explicarla mediante hechos particulares  texto
deductivo  el hombre es un ser racional porque…….. (casos que lo demuestran).
(b) Podemos partir de ejemplos o hechos particulares para llegar a una explicación general 
texto inductivo  presentación de ejemplos en los que puede observar cómo actúa el hombre
ante determinadas situaciones y a continuación se llega a la afirmación general de que “el
hombre es un ser racional”.
3.3. Estructuras expositivas
La información que queremos transmitir en un texto expositivo puede organizarse de
muy diferentes formas. Surgen así las diferentes estructuras expositivas, que deben tenerse muy
presentes cuando analicemos un texto de este tipo.
3.3.1. Se parte de diferentes ideas generales que conducen a una misma conclusión 
estructura diseminativo-recolectiva.
3.3.2. Se formula una única afirmación inicial que se desarrolla en la explicación.
3.3.3. Se ponen en contraste diferentes ideas que tienen una misma importancia.
3.3.4. Se demuestra una afirmación por medio de la comparación.
3.3.5. Se lanza una pregunta inicial a la que se responde en el texto.
3.3.6. Una misma idea se desgrana en sus componentes y es así cómo se explica.
3.4. Características lingüísticas
- Acostumbran a ser texto objetivos que emplean la tercera persona de singular.
También se puede utilizar una primera persona de plural para introducir al receptor o bien como
“plural de modestia”.
- El tiempo verbal estrella es el presente de indicativo.
- Sintaxis: oraciones enunciativas. Predominio de subordinadas explicativas.
- Empleo de un léxico específico determinado por el tema que se explica.
- Ausencia de recursos literarios. Empleo de un lenguaje claro y neutro.
- Atención a los mecanismos de cohesión: explicativos, temporales, de ordenación
interna del discurso…
4. EL TEXTO ARGUMENTATIVO
En el texto argumentativo se alegan razones para justificar o probar una afirmación
determinada. En ella, el emisor opina, expresa sus creencias y sus valoraciones. Se trata, a
diferencia del texto expositivo, de un texto fuertemente subjetivo.
La finalidad de este tipo de texto es convencer o persuadir al receptor para convencerle
de una determinada idea por lo que predomina la función apelativa del lenguaje. Por este
motivo, el texto argumentativo está siempre presente en los discursos políticos, en la
publicidad o en el debate.
4.1. Estructura habitual
1. Presentación del tema sobre el que se argumenta.
2. Tesis o afirmación de la que se parte.
3. Desarrollo y explicación de los argumentos que sirven para mantener la tesis inicial.
4. Conclusión
4.2. Tipos de argumentos
Causa, comparación, contraste, consecuencia, criterio de autoridad (vid. pág. 131).
4.3. Características textuales
- Empleo de la primera persona o de la tercera.
- Sintaxis muy compleja (oraciones subordinadas explicativas, causales, consecutivas,
condicionales, etc.).
- Presencia de diferentes modalidades oracionales: enunciativa, interrogativa,
exhortativa, dubitativa, etc.
- Predominio de los verbos de pensamiento: creo, opino, considero.
- Presencia de adjetivos valorativos.
- Fuerte presencia de marcadores discursivos que ponen en evidencia el punto de vista
del emisor: ciertamente, por supuesto, desde mi punto de vista, en mi opinión, de todas
formas, sin duda alguna, etc.
Descargar

TIPOS DE TEXTO: NARRACIÓN, DESCRIPCIÓN, EXPOSICIÓN, ARGUMENTACIÓN

Estructura mitológica de GreciaTeogoníaMitos griegosMitología helenaCosmogonía

Introducción La narración es el recurso literario usado en los cuentos... este recurso la imaginación del lector vuela hacia otros espacios,...

Introducción La narración es el recurso literario usado en los cuentos... este recurso la imaginación del lector vuela hacia otros espacios,...

PersonajesAccionesTiempoRecurso literarioEspacioPerspectivas narraciónConclusión

Narración a lo largo de la historia

Narración a lo largo de la historia

Cantares de gestaNovelas de caballeríaSiglos de OroLiteratura españolaNarraciónSiglos XVI y XVIIRomanticismoSiglos XVIII y XIXNovela actualNarraciones medievalesFábulaEvolución históricaNovela picarescaCuentos populares

Clásicos de la literatura

Clásicos de la literatura

AristófanesDiccionario de términos literariosLéxico literarioHomero