ARBITRAJE. CUANDO EL ACCIONANTE OCURRA ANTE EL JUEZ A PRESENTAR SU DEMANDA
Y EL REO DÉ CONTESTACIÓN A ÉSTA O RECONVENGA, QUEDARÁ EXTINGUIDO EL
COMPROMISO ARBITRAL, SIEMPRE QUE NO SE OPONGA LA EXCEPCIÓN DE
INCOMPETENCIA (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE JALISCO). El juicio arbitral, que se sigue no
ante los tribunales previamente establecidos por la ley sino ante personas designadas por las
partes para tal fin, obliga a éstas a sujetarse a ese procedimiento y a no acudir a los órganos
jurisdiccionales para decidir una controversia pendiente (tratándose del compromiso
arbitral), o las que pudieran suscitarse con motivo de un contrato (en el caso de la cláusula
arbitral), lo que se traduce en una renuncia a que las autoridades judiciales conozcan el o los
conflictos materia del pacto arbitral. La posibilidad de apartar la justicia estatal de la
intervención en una causa y de poder someterla al arbitraje, es una manifestación de la
facultad con que cuentan los particulares para renunciar a sus derechos subjetivos y de
establecer los dispositivos legales a los cuales desean sujetarse. Derivado de esa libertad de
establecer el compromiso arbitral surge la consecuencia obvia que éste no debe subsistir en
todo evento, sino que, por el contrario, los contratantes se encuentran en aptitud de revocarlo
cuando lo crean conveniente o para no hacerlo valer, surgiendo, por ende, nuevamente el
poder jurisdiccional de los órganos del Estado. Entre los supuestos de sumisión tácita que se
regulan en el artículo 158 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco, se
encuentran el que opera por el solo hecho de que el accionante ocurra ante el Juez a presentar
su demanda y el diverso que se actualiza en el caso en que el reo dé contestación a ésta o
reconvenga. De concretarse esas hipótesis, existiendo el referido compromiso arbitral,
quedará extinguido (mas en lo tocante a la segunda, siempre que no se oponga la excepción de
incompetencia que prevé el dispositivo 732, párrafo primero, del citado ordenamiento)
habida cuenta que revelan el deseo de los contratantes de que los tribunales estatales
reasuman la potestad de decidir su conflicto, desistiéndose, consiguientemente, a someterse al
procedimiento ante un particular. (Amparo directo 777/2006, Quinto Tribunal Colegiado En
Materia Civil Del Tercer Circuito, Novena Época, Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, Tomo XXV, pg. 1660, abril de 2007.)
No. Registro: 172,829
Tesis aislada
Materia(s): Civil
Novena Época
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo: XXV, Abril de 2007
Tesis: III.5o.C.115 C
Página: 1660
ARBITRAJE. CUANDO EL ACCIONANTE OCURRA ANTE EL JUEZ A PRESENTAR SU DEMANDA
Y EL REO DÉ CONTESTACIÓN A ÉSTA O RECONVENGA, QUEDARÁ EXTINGUIDO EL
COMPROMISO ARBITRAL, SIEMPRE QUE NO SE OPONGA LA EXCEPCIÓN DE
INCOMPETENCIA (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE JALISCO).
El juicio arbitral, que se sigue no ante los tribunales previamente establecidos por la ley sino
ante personas designadas por las partes para tal fin, obliga a éstas a sujetarse a ese
procedimiento y a no acudir a los órganos jurisdiccionales para decidir una controversia
pendiente (tratándose del compromiso arbitral), o las que pudieran suscitarse con motivo de
un contrato (en el caso de la cláusula arbitral), lo que se traduce en una renuncia a que las
autoridades judiciales conozcan el o los conflictos materia del pacto arbitral. La posibilidad de
apartar la justicia estatal de la intervención en una causa y de poder someterla al arbitraje, es
una manifestación de la facultad con que cuentan los particulares para renunciar a sus
derechos subjetivos y de establecer los dispositivos legales a los cuales desean sujetarse.
Derivado de esa libertad de establecer el compromiso arbitral surge la consecuencia obvia
que éste no debe subsistir en todo evento, sino que, por el contrario, los contratantes se
encuentran en aptitud de revocarlo cuando lo crean conveniente o para no hacerlo valer,
surgiendo, por ende, nuevamente el poder jurisdiccional de los órganos del Estado. Entre los
supuestos de sumisión tácita que se regulan en el artículo 158 del Código de Procedimientos
Civiles del Estado de Jalisco, se encuentran el que opera por el solo hecho de que el accionante
ocurra ante el Juez a presentar su demanda y el diverso que se actualiza en el caso en que el
reo dé contestación a ésta o reconvenga. De concretarse esas hipótesis, existiendo el referido
compromiso arbitral, quedará extinguido (mas en lo tocante a la segunda, siempre que no se
oponga la excepción de incompetencia que prevé el dispositivo 732, párrafo primero, del
citado ordenamiento) habida cuenta que revelan el deseo de los contratantes de que los
tribunales estatales reasuman la potestad de decidir su conflicto, desistiéndose,
consiguientemente, a someterse al procedimiento ante un particular.
QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL TERCER CIRCUITO.
Amparo directo 777/2006. Adolfo Tovar López, su sucesión. 26 de enero de 2007.
Unanimidad de votos. Ponente: Jorge Figueroa Cacho. Secretario: Edgar Estuardo Vizcarra
Pérez.
Descargar

Tesis Renuncia Acuerdos Arbitrales.