UN NUEVO IMPUESTO, ¿UN NUEVO PROBLEMA?
El ITF: algunas aclaraciones importantes
El pasado 1º de marzo, entró en vigencia el Impuesto a las Transacciones Financieras
(ITF), impuesto que grava básicamente todos los retiros o depósitos en cualquier
modalidad de cuenta abierta en alguna de las empresas del sistema financiero
nacional, así como la adquisición de cheques de gerencia, giros, certificados bancarios
u otros instrumentos financieros que no estén expresamente exoneradas, además de
otras operaciones, con la tasa de 0.15% del monto total de la transacción, según sea el
caso.
Se encuentran exonerados del ITF, entre otras operaciones, tanto los abonos de
remuneraciones, pensiones y CTS, así como cualquier pago o retiro que se realice
desde estas cuentas hasta por el monto de la remuneración y/o pensión,
independientemente de si se realiza por ventanilla, cajero automático, internet o banca
telefónica.
Características del Impuesto
El ITF tiene una tasa mucho más alta de lo que es evidente a primera vista porque es
un impuesto con efecto cascada. ¿Cómo afecta esto a las empresas y a las personas?
Cuanto mayor sea el número de etapas para obtener un bien final en un determinado
proceso productivo, mayor es la carga tributaria, lo que se verá reflejado sobre el precio
de ventas del bien o servicio. En cuanto a las personas, en el caso de un trabajador de
cuarta categoría que percibe un ingreso promedio de 1.500 soles, pagará 2.20 soles
mensuales por concepto del ITF al efectuar el depósito y 2.20 soles por el ITF al
efectuar el retiro, representando el 0.3% de su ingreso total.
De hecho, los contribuyentes de cuarta categoría se verán mucho más afectados por el
impuesto que los de quinta categoría, en razón de que las cuentas de remuneraciones
están exoneradas. El gravar con el ITF a los contribuyentes de cuarta categoría, se
fundamenta en la carga tributaria que éstos enfrentan respecto a los trabajadores de
quinta categoría. Además, la cuarta categoría es uno de los sectores que presenta
mayores niveles de informalidad respecto al cumplimiento de sus obligaciones
tributarias. El aspecto positivo, es la posibilidad que tienen los contribuyentes de
aplicarlo contra el impuesto a la renta.
La Coyuntura Fiscal y la Necesidad del Impuesto
Las cuentas fiscales del 2003 dan muestra de una mejora importante, considerando la
reducción del déficit y el cumplimiento de la meta establecida. En efecto, el año pasado
cerró con un déficit fiscal de 1.9% del PBI, cifra que coincidió con la meta, y resultó
menor en casi medio punto al resultado obtenido el año anterior.
Este resultado tiene como soporte la dinámica recaudatoria que ha venido mostrándose
desde mediados del 2002 - que ha mantenido como eje al IGV, el impuesto más
importante del sistema – que resultó en unos ingresos corrientes mayores en 10.6% al
año anterior. El gasto público también creció (7.6%) y aunque aumentó menos que los
ingresos, su tendencia es preocupante por dos razones fundamentales. La primera, es
que el gasto público viene creciendo por encima de lo permitido por la Ley de
Prudencia y Transparencia Fiscal (LPTF), habiendo alcanzado un nivel que es
insostenible en el tiempo poniendo en riesgo la sostenibilidad de las finanzas públicas.
La segunda razón tiene que ver con la composición del gasto, su crecimiento está
totalmente concentrado en el gasto corriente (8.1%); en cambio, el gasto en inversión
pública ha caído hasta llegar en el 2002 a su nivel mínimo histórico. Es decir, queda
claro que si comprometemos ingresos con gasto corriente (planillas y pensiones,
principalmente, que por su naturaleza son permanentes) se configura un escenario
potencialmente explosivo para el sector público pues aún no se sabe si el dinamismo
de los ingresos (recaudación) pueda mantenerse de manera permanente, considerando
que algunas condiciones como el escenario de las cotizaciones internacionales, y el
ciclo de crecimiento de la actividad económica pueden variar intempestivamente.
En el escenario fiscal antes descrito, es claro que no es indispensable establecer
nuevos impuestos para alcanzar las metas fiscales estipuladas en la LPTF. Sin
embargo, en el entendido que se quiera elevar aún más el nivel de gasto, es claro que
se requerirá obtener una fuente adicional de financiamiento para estos gastos.
Conclusiones
En todos los países donde se ha aplicado este impuesto se ha encontrado que su
eficiencia es decreciente en el tiempo, y que fomenta la desintermediación y la
informalidad y por esta vía reduce la base impositiva de los demás impuestos. Además,
al ser un impuesto de cascada tiene efectos sobre la inflación y la demanda de dinero
pudiendo complicar el manejo de la política monetaria.
Además, en la actual coyuntura fiscal del país, no se observa la necesidad de
establecer nuevos impuestos salvo que se pretenda elevar considerablemente el gasto
público, por encima de lo establecido en la LPTF. El no cumplimiento de las normas
legales relativas a la correcta gestión fiscal del Estado puede generar problemas de
credibilidad en el mercado de capitales, principal fuente de financiamiento del déficit.
En consecuencia, se considera que la introducción del Impuesto a las Transacciones
Financieras no solo es innecesaria, sino que además tiene efectos peligrosos y
distorsionantes para la economía en general.
Operaciones del Gobierno Central
Millones de Nuevos Soles
Marzo
Junio
Sep.
Dic.
Ingresos Corrientes
Gastos No Financiero
Gastos Corrientes
Remuneraciones
Bienes y Servicios
Transferencias
Gastos de Capital
Ingresos de Capital
Intereses
Deuda Interna
Deuda Externa
Resultado Económico
2744
2271
1987
705
511
771
284
5
373
57
317
104
2404
2389
2031
749
565
717
358
2
633
65
569
-616
2625
2367
2109
776
573
760
259
105
370
39
331
-6
2933
3867
3049
1027
954
1068
817
112
636
71
565
-1457
Acum.
Dic.
2003
31323
31240
27115
9649
7359
10107
4125
342
4187
473
3714
-3762
Variación
%
10.6%
7.6%
8.1%
8.2%
7.2%
8.7%
4.3%
9.6%
5.6%
-2.5%
6.7%
-13.8%
ITF: Cuestiones Prácticas
 ¿Cuál es la tasa del ITF?
La tasa del ITF es de 0.15% y se aplica sobre cada depósito y cada retiro efectuado desde una cuenta bancaria,
salvo que esté exonerada.

¿Quiénes tendrán que pagar el ITF?
Entre otros, deben pagar el ITF:
a. Los titulares de cuentas de depósito abiertas en el sistema financiero, por cada abono y retiro de dinero,
salvo que se encuentren exoneradas.
b. Los sujetos que compren en efectivo cheques de gerencia, certificados bancarios, cheques de viajero u otros
instrumentos financieros.

¿Están gravadas las remuneraciones de quinta categoría, pensiones y CTS?
No. Se encuentran exonerados del impuesto los abonos en la cuenta por concepto de remuneraciones, pensiones
y CTS, así como cualquier pago que se realice desde esas cuentas.

¿El pago de servicios público (luz, agua, teléfono) en efectivo se encontrará afecto al ITF?
No. Los usuarios que paguen en efectivo, los servicios públicos a los bancos o a instituciones no financieras (ej.
Compañías de teléfono, luz, agua, cuotas de clubes sociales, centros educativos, etc.) no estarán gravados con el
impuesto. Tampoco pagarán el impuesto los usuarios que paguen los servicios públicos desde su cuenta de
remuneraciones.

¿El ITF grava los gastos por consumo con tarjeta de crédito?
Los gastos por consumo con tarjeta de crédito no se encuentran gravados con el ITF al momento del consumo.

¿Los pagos de las cuotas de consumos con tarjetas de crédito están gravados con el ITF?
Si el pago de la cuota de la tarjeta de crédito se realiza mediante el cargo en una cuenta exonerada, como la
cuenta de remuneraciones, no está gravado con el ITF.
Si el pago de la cuota de la tarjeta de crédito se efectúa en efectivo o con cargo a una cuenta bancaria no
exonerada, estará gravado por el ITF con el 0.15% del monto de la cuota.

¿Está gravada la compra y venta en efectivo de moneda extranjera?
No se encuentran gravadas. Se gravarán en tanto se realice una transferencia desde una cuenta en soles hacia
una cuenta en dólares o viceversa, siempre y cuando dichas cuentas no se encuentren exoneradas.

¿El beneficiario de un cheque pagará el ITF al cobrarlo en efectivo?
No. En este caso, quien paga el impuesto es el emisor del cheque.

¿Debo pagar el ITF cuando retire por cajero automático mis remuneraciones?
No. El uso de las remuneraciones se encuentra exonerado en su totalidad, independientemente de la forma en
que se efectúe el retiro.

¿El ITF se puede deducir como gasto para el Impuesto a la renta?
Sí. El ITF es deducible como gasto para el Impuesto a la renta, salvo para los perceptores de rentas de quinta
categoría, pues éstos se encuentran exonerados.
Fuente: SUNAT.
Para consultas:
www.sunat.gob.pe/orientacion/itf/faq/itf.htm
www.mef.gob.pe
Descargar

ITF - consultas frecuentes