UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIHUAHUA
FACULTAD DE EDUCACIÓN FÍSICA Y CIENCIAS DEL
DEPORTE
DISEÑADA POR LOS PROFESORES:
M.C. MARÍA DE JESÚS MUÑOZ DAW
M.C. LOURDES DE LA TORRE DÍAZ
D. C. ROSA PATRICIA HERNÁNDEZ TORRES
M.C. JUAN MANUEL RIVERA SOSA
CHIHUAHUA, CHIH. A FEBRERO 2011
ÍNDICE
Introducción
3
Objetivos
3
Clasificación de los lípidos
4
Ácidos grasos en los alimentos
5
Los lípidos en el ejercicio
8
Funciones de los lípidos
10
Referencias bibliografías
11
Introducción
La importancia de los lípidos para el ser humano es por su capacidad para
transformarlos en energía; pero es crucial el conocimiento de los diferentes
tipos de ácidos grasos que contienen los alimentos ya que inciden directamente
en la salud, unos de ellos, los mono y poliinsaturados intervienen en el buen
funcionamiento cardiovascular mientras que los ácidos grasos saturados lo
alteran y lo pueden dañar, por lo que los educadores físicos deben distinguir la
función, el tipo y la cantidad de alimentos que los contienen para que puedan
otorgar una mejor orientación alimentaria durante los períodos de actividad
física sistematizada.
Objetivos
El alumno será capaz de distinguir los tipos de ácidos grasos que contienen los
alimentos, su función en el organismo y la cantidad que estos contienen,
LÍPIDOS
Son insolubles en agua, se encuentran en todas las grasas y los aceites de los
alimentos
Clasificación de los lípidos:
Grasas
Simples:
Ceras
Fosfolípidos
Lecitinas
Cefalinas
Esfingomielinas
Compuestos
Glucolípidos
Cerebrósido
Lipoproteínas (HDL, LDL)
Esteroles (colesterol y ergosterol)
Esteroides
Ácidos biliares
VEGETAL
aceite
aguacate
oleaginosas
GRASAS
ANIMAL
manteca
mantequilla
crema
tocino
chicharrones
chorizo
Las grasas son lípidos formados por ácidos grasos y glicerina
Los ácidos grasos están formados por átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno
y existen tres tipos: saturados, monoinsaturados y poliinsaturados
Ácidos grasos en los alimentos
En los ácidos grasos saturados las valencias de los carbonos están
totalmente saturadas de hidrógenos, son sólidos a temperatura ambiente y los
más abundantes son el ácido palmítico y el ácido esteárico, que se encuentran
en la grasa de las carnes rojas y en la de las aves. Este tipo de grasas son las
que se adhieren a las arterias formando la ateroesclerosis
Fórmula química del ácido esteárico, contiene 18 carbonos
HOOC-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH3
Representación tridimensional
En los ácidos grasos monoinsaturados dos de los átomos de carbono
comparten dos valencias, por lo que se les nombra como ácidos grasos con
una doble ligadura, como ejemplo está el ácido oleico, que se encuentra en el
aceite de oliva, una de sus funciones es para reducir el colesterol de los
ateromas, aumentando el diámetro de las arterias.
Ácido oleico, contiene 18 carbonos con doble ligadura en el carbón 9
HOOC-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH = CH-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH3
Representación tridimensional
Los ácidos grasos poliinsaturados tienen dos o más dobles ligaduras, entre
ellos están el ácido linoléico (18C=9,12) llamado también omega 6, el linolénico
(18C=9,12 y 15) u omega 3 y el araquidónico (20C=7, 9,12 y 15) estos tres
ácidos grasos son indispensable para el organismo y únicamente el
araquidónico se puede formar a partir del linoléico; el omega 3 y el 6 se deben
ingerir en la alimentación diaria; entre los alimentos ricos en ácidos grasos
poliinsaturados se encuentran los aceites, las oleaginosas y los aceites de
pescado entre sus funciones esta el disminuir el colesterol y los triglicéridos en
sangre.
Ácido linoléico, contiene 18 carbonos con doble ligadura en las posiciones 9 y
12
HOOC-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH = CH-CH2-CH = CH-CH2-CH2-CH2-CH2-CH3
Representación tridimensional
Ácido linolenico, contiene 18 carbonos con doble ligadura en las posiciones
9,12 y 15
HOOC-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH2-CH = CH-CH2-CH = CH-CH2-CH=CH-CH2-CH3
Representación tridimensional
Ácido araquidónico, contiene 20 carbonos con cuatro dobles en las posiciones
5, 8, 11 y 14
HOOC-(CH2)3-CH=CH-CH2-CH=CH-CH2-CH=CH-CH2-CH=CH-(CH2)4-CH3
Representación tridimensional
Son importantes para el crecimiento y desarrollo normales del feto y de los
lactantes, en particular, para el desarrollo del cerebro y de la agudeza visual.
Durante la gestación, las mujeres eunutridas retienen aproximadamente 2.2 g
de ácidos grasos esenciales diariamente.
Se destacan también los ácidos eicosapentanoico (EPA) y docosahexanoico
(DHA), ambos metabolitos del α-linoleico. Estos ácidos grasos disminuyen el
nivel de colesterol y triglicéridos a la vez que ayudan a la circulación
plaquetaria, intervienen en la formación de membranas de las células,
colaboran en la formación de prostaglandinas, sustancias de gran importancia
en la regulación de los sistemas cardiovascular, inmunológico, reproductivo,
digestivo y la respuesta antinflamatoria. Estos ácidos se
encuentran
principalmente en el pescado azul (sardina, salmón, arenque, atún, bacalao).
En menor proporción en semillas y aceites vegetales. Se recomiendan un
consumo aproximado de 3 a 5g de ácidos grasos ω-3 para cubrir las
necesidades de nuestro organismo, cantidad que aumenta en la etapa de
crecimiento, y que equivalen a dos porciones semanales de pescado (400g).
Los ácidos grasos de ω-6 y de ω-3 compiten por las mismas enzimas aunque
poseen actividad biológica diferente. De allí la importancia en mantener una
alimentación con equilibrio entre ellos.
El colesterol es un lípido del tipo de los esteroides forma parte de las
membranas celulares y de los ácidos biliares, precursor de las hormonas
esteroideas como el cortisol y las hormonas sexuales femeninas y masculinas y
de la vitamina D. Se sintetiza en el hígado y la bilis contiene colesterol.
Colesterol
Membrana celular
Cuando las concentraciones de colesterol en sangre son elevadas, se puede
depositar en las arterias, oxidarse y junto con las grasas saturadas formar el
ateroma, que con el tiempo obstruye la luz arterial existiendo el riesgo de
ateroesclerosis, infarto al miocardio o embolia.
Ácidos Grasos hidrogenados
Los ácidos grasos hidrogenados son la base grasa en las margarinas que está
formada generalmente por aceites vegetales o de pescado hidrogenados o por
fracciones de otras grasas animales como las oleomargarinas. Las grasas para
frituras son en general grasas hidrogenadas que a pesar de su exposición a
muy altas temperaturas de cocción (200º), sus triglicéridos no sufren alteración.
Las margarinas
mantienen una consistencia semisólida a temperatura
ambiente, pero se derriten rápidamente a la temperatura corporal, derritiéndose
rápidamente en la boca. El ácido oleico se derrite a 16 °C y el ácido elaídico a
44 °C. Los isómeros en trans elevan el punto de fusión y la estabilidad de un
producto. Las margarinas en barra contienen hasta 29 % de ácidos grasos
trans, las margarinas en tubo no superan el 21 %.
Acidos grasos isoméricos
Los aceites vegetales insaturados se hidrogenan parcialmente para producir
grasas más sólidas, más plásticas o más estables. Esto consiste en saturar las
dobles ligaduras de los ácidos grasos con hidrógeno. Cuanto mayor número de
dobles ligaduras posea la molécula del ácido graso, más sensible será a la
hidrogenación. De este modo, se conseguirán por ejemplo bases para
margarinas o bien menor rancidez oxidativa de ciertos aceites que tienden a
ella. En este proceso se generan isómeros en cis y en trans. Los isómeros en
trans procedentes de aceites vegetales parcialmente hidrogenados tienden a
elevar los niveles séricos de LDL y a reducir los de HDL. Asi es que se sugiere
sustituir con aceites líquidos las grasas sólidas a temperatura ambiente,
reduciendo los ácidos grasos saturados y los isómeros en trans de los ácidos
grasos insaturados.
LOS LÍPIDOS EN EL EJERCICIO
El uso de las grasas como sustrato energético La cantidad utilizada de
glucógeno muscular para la producción de energía destinada a la contracción
del músculo depende del grado de entrenamiento y de la duración e intensidad
del ejercicio. Además de la mínima reserva rica en energía que se encuentra
en forma de fosfatos (trifosfato de adenosina y fosfato de creatina), que es
capaz de suministrar energía durante un periodo máximo de 15 segundos, la
mayoría de la energía liberada durante el trabajo muscular se deriva de dos
fuentes de combustibles principales, las grasas y los Hidratos de Carbono.
Según la intensidad del ejercicio, uno de estos combustibles puede pasar a ser
el principal proveedor de energía. Por ejemplo, durante el reposo,
prácticamente la totalidad de la energía que se necesita para el metabolismo
basal se deriva de las grasas, con excepción de la requerida por el sistema
nervioso central y los glóbulos rojos, que dependen de la glucosa sanguínea.
La relación de suministro de energía en esta situación puede ser del 90 %
grasa y 10 % Hidratos de Carbono.
En la actividad intensa, el organismo movilizará glucosa desde la reserva de
glucógeno del músculo para conseguir energía. La movilización de ácidos
grasos dependerá del tiempo y duración del ejercicio. A mayores intensidades,
el organismo comenzará a utilizar cada vez más Hidratos de Carbono. Esto
significa que durante las actividades deportivas de alta intensidad, los Hidratos
de Carbono, pasan a ser el combustible más importante. La relación entre
grasa y los Hidratos de Carbono puede alcanzar el 30 y 70 % respectivamente.
La energía que se requiere para realizar ejercicios de baja intensidad proviene
principalmente del metabolismo de las grasas, ya que durante el mismo, se
oxida la mayor proporción de ácidos grasos libres. Las fibras de contracción
lenta poseen mayor concentración de triglicéridos, debido a su naturaleza
aeróbica que las de contracción rápida. En el ejercicio intenso se activarán
principalmente las fibras de contracción rápida donde el sustrato predominante
son los hidratos de carbono. El nivel óptimo de oxidación de las grasas, deriva
del equilibrio entre la máxima oxidación de grasas (baja intensidad del ejercicio)
y el máximo consumo, encontrándose el nivel aconsejado en 60% del VO 2
máximo y a una frecuencia cardiaca entre el 70-75% de la máxima.
porcentaje de grasa en algunos
alimentos
80
60
40
aceitunas
quesos
leche
entera
nueces
huevos
jamón
aceites
0
tocino
20
mantequilla
% de grasa
100
Funciones de los lípidos:
1. productores de energía
2. formar membranas celulares
3. de reserva
4. protectora y aislante térmico
5. estructural
6. reguladoras hormonales
7. proteger la integridad d la piel
8. constituyen entre un 50 y un 60% de la masa cerebral
9. forman parte de las vainas que envuelven los nervios.
Referencias Bibliográficas
Anderson KM, Castelli WP, Levy D. (1987). Cholesterol and mortality: 30 years of
follow-up from the Framingham Study. Journal of the American Medical Association.
257: 2176-2180
Arasa Gil Manuel. (2005). Manual de Nutrición Deportiva. Ed. Paidotribo. Madrid
Toporek Milton. (s/f). Bioquímica. 3º ed. Nueva Editorial Interamericana. Traducido por
Salmón V. Brenda.
Nelio E. Bazan cap. 6 Lípidos
http://200.89.72.103/documentos/deporte/manual/Cap%C3%ADtulo%206%20Lipidos.doc
Pérez, A., Palacios, B. y Castro A. (2008). Sistema Mexicano de Alimentos
Equivalentes. 3º ed. Editorial Fomento de Nutrición y Salud A.C. y Ogali. México
Winkipedia Foundation Vision Statement (2006)
http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Cis_trans.png
Descargar

M.C. MARÍA DE JESÚS MUÑOZ DAW