JOSE ANEAS
NATURÓPATA
Móvil: 629401186
www.naturalvida.net
www.iridodiagnostico.com
Email:
[email protected]
naturalvida.net
CHIRIMOYA
FORTALECE EL CORAZÓN
¿Podría describir el sabor de la chirimoya? No es fácil describir este
sabor. Para unas personas, el sabor de la chirimoya, recuerda el de las fresas
para otros el de la picha tropical y otras sabor a pera o plátano. Lo cierto es que
el sabor de la chirimoya nos trae recuerdos, quizás, aromas tropicales.
¿De dónde procede la chirimoya? Es típico de los andes, su nombre
deriva de una palabra quechua chirimuya. Aunque es un fruto tropical, se cría
en lugares elevados.
Esta fruta se ha aclimatado bien en los cálidos valles próximos a Sierra
Nevada, en la provincia de Granada.
PROPIEDADES E INDICACIONES:
 La chirimoya es importante por su riqueza en azúcares (21,6%). Entre
ellos la fructosa y la sacarosa. Sin embargo, su contenido en proteínas
y grasas es muy bajo.
 Entre las vitaminas destacan las del grupo B, B1 o tianina, B2 o
riboflavina, B6 o piridoxina y la niacina.
 Podemos afirmar que medio kg de peso de chirimoya aporta entre la
tercera parte y la mitad de la dosis diaria recomendada de estas
vitaminas del grupo B. No existe otra fruta fresca que aporte tantas
vitaminas del grupo B.
 Con relación a los minerales, destaca por su riqueza en calcio, fósforo,
hierro y potasio. Solo la naranja y el níspero, el dátil y la frambuesa,
entre las frutas frescas, contienen más calcio que la chirimoya.
 En cuanto a su aporte energético de 94 calorías por cada 100 gramos
(94kcal/100 gramos) es considerable, teniendo en cuenta que se trata de
una fruta fresca. Su consumo se recomienda en todas las edades, pero
especialmente en la adolescencia. Los deportistas y los estudiantes
obtendrán la energía, así como las vitaminas y minerales apropiados
para su actividad.
Sus aplicaciones dietoterápicas son las siguientes:
 Insuficiencia cardíaca: Las chirimoyas aportan una cantidad
considerable de energía en forma de azúcares, junto con las vitaminas
del grupo B necesarias para que nuestro organismo aproveche
eficazmente esa energía.
 Las vitaminas del grupo B en la chirimoya actúan como
catalizadores o facilitadores de la combustión de los hidratos de
carbono, y también de los ácidos grasos, que constituyen las
dos fuentes más importantes de energía para las células del
corazón.
 Todos los músculos del organismo, incluido el músculo cardíaco,
aprovecha eficazmente la energía aportada por la chirimoya. En
caso de insuficiencia cardíaca, cuando el corazón late con
menos fuerza de la necesaria, el consumo de chirimoya aporta
vigor y energía a este noble órgano.
 Las causas más frecuentes de insuficiencia cardíaca o “corazón
cansado” son las lesiones en las válvulas del corazón, la
hipertensión arterial, o la estrechez de las arterias coronarias. La
carencia de vitaminas del grupo B, también pueden causar
insuficiencia cardíaca o contribuir a agravarla. Una chirimoya al
día en los meses de otoño e invierno conviene a todos los que
tienen el corazón cansado, cualquiera que sea la causa. Además,
la chirimoya contiene fibra vegetal, es diurética, rico en potasio
y muy baja en sodio y en grasa, con lo que cumple todos los
requisitos para ser un alimento cardiosaludable. Pos si fuera
poco, la chirimoya aporta una cierta cantidad de calcio, mineral
necesario para la regulación de los latidos cardíacos.
 Afecciones del estómago: La pulpa cremosa y suave de la
chirimoya, unida a su efecto antiácido, ejerce un efecto
beneficioso sobre el estómago. Muy recomendable en caso de
gastritis y de úlcera gastroduodenal.
 Obesidad: A pesar de su contenido relativamente alto en hidratos
de carbono, la chirimoya da buenos resultados en las curas de
adelgazamiento. Ello se debe a su efecto saciante. Una chirimoya
de 300 gramos aporta menos de 500 Kcal, pero sacia tanto o más
que un plato de comida o que un bocadillo, más ricos en calorías
y en grasa. Y además de saciar, la chirimoya ejerce un efecto
tonificante y vigorizante, por su contenido nutritivo. Por ello,
permite reducir la ingesta de calorías sin sansación de
desfallecimiento
Descargar

JOSE ANEAS NATURÓPATA Móvil: 629401186 www.naturalvida