Acción Urgente Por Cerro Ellausakirandarra Pueblos Indígenas y Afros
Impugnan
Jueves 30 de abril de 2009
La Corte Suprema de Justicia, será la encargada de resolver la impugnación al fallo de
Tutela que fue denegada en primera instancia el día 23 de abril de 2009 a las
comunidades indígenas y afrocolombianas.
La impugnación de la tutela fue sustentada en el de ayer miércoles 24 de abril por
delegados de las comunidades indígenas, justo cuando en el congreso de la República se
debate el código minero que a favorecido la extracción irracional beneficiando a las
empresas multinacionales, generando graves consecuencias sociales y ambientales.
Con la impugnación se dan las condiciones para que organizaciones interesadas en
apoyar la exigencia de respeto a los derechos de indígenas y afros de Murindó y
Jiguamiandó, con la elaboración y suscripción de coadyudancia a las comunidades a
través de un amicus curie, carta o concepto dirigido a la Sala Civil de Corte Suprema de
Justicia con el fin de que el derecho a la identidad cultural y a la Consulta Previa sea
una realidad para ellos.
Como se recordará el 13 de abril de 2009 las comunidades indígenas del Resguardo de
Urada Jiguamiandó y el Resguardo Indígena de Murindó, las comunidades
afrodescendientes de la Zona Humanitaria de Pueblo Nuevo ubicada en la cuenca del
Río Jiguamiandó, presentaron acción de Tutela contra el Ministerio de Ambiente,
Vivienda y Desarrollo Territorial, Ministerio del Interior y de Justicia, Ministerio de
Defensa Ejercito Nacional, Ministerio de Minas y Energía e Ingeominas, Ministerio de
Protección Social, por la violación a los derechos a la Consulta previa y participación,
existencia, identidad cultural, autonomía, integridad cultural y social de la comunidad
indígena y afrodescendiente.
Esta tutela pretendió que el derecho a la Consulta Previa, consagrado en el Convenio
169 de la OIT y en la Constitución Política se materializara en el sentido de que éstos
pueblos tribales puedan decidir acerca de la implementación en su territorio del
proyecto minero Mande Norte, en cabeza de la empresa Muriel Mining Corporation,
que a su vez tiene un acuerdo de riesgo compartido con la multinacional Rio Tinto. El
objetivo es la exploración y explotación de oro, cobre y molibdeno en los municipios
del Carmen del Darién, Chocó y Murindó, departamento de Antioquia, las que afectan
directamente el territorio ancestral de las comunidades indígenas y afrodescendientes.
La decisión en primera instancia del Tribunal Superior del distrito judicial de Bogotá en
sala civil fue denegar la tutela, alegando que la consulta previa se agotó con unas
reuniones . No sobra reiterar que a las mismas no asistieron la totalidad de autoridades
ni fueron informadas las comunidades directamente afectadas. Mientras se conocía esta
decisión, que favorece los intereses empresariales, la Muriel inició una estrategia
mediática, jurídica y de presión política para defender sus intereses. Apoyando avisos de
prensa y entregando información parcial a columnistas se desprestigia a organizaciones
nacionales e internacionales de derechos humanos, como la Comisión de Justicia y Paz
y Peace Brigades International, PBI, en los mismos términos de falsas acusaciones en
que se han pronunciado las empresas palmeras
Posteriormente, a través de comunicados de prensa o entrevistas, el gerente de la Muriel
Mining, Guillermo Pardo, ha proferido falsas acusaciones contra nuestra Comisión de
Justicia y Paz y ha anunciado una reunión con Alvaro Uribe Vélez para reiniciar las
labores
de
exploración.
http://74.125.47.132/search?q=cache:s8UPLkPeysJ:www.snc.gov.co/prensa/noticias/2009/marzo/snc_090305h.asp+carta+de+la+murie
l+mining+al+presidente&cd=9&hl=es&ct=clnk&gl=co&client=firefox-a
http://www.portafolio.com.co/economia/economiahoy/2009-04-24/ARTICULO-WEBNOTA_INTERIOR_PORTA-5052647.html
Igualmente, se ha conocido la realización de una estrategia jurídica tendiente a vincular
a las comunidades y a las organizaciones acompañantes con actuaciones contra derecho
vinculadas a la guerrilla de las FARC EP, buscando, también deslegitimar la Consulta
de los Pueblos. A la Muriel Mining Corporatión responsable y ejecutante del Proyecto
Mandé Norte, se le adjudicaron 16.006 has en concesión para la exploración y
explotación de cobre, oro y Molibdeno. La empresa continúa argumentando falsamente,
que cuenta con el consentimiento de la comunidad para el inició de las actividades de
exploración; posición que es avalada por el Ministerio del Interior y de Justicia, quién
insiste en reconocer un procedimiento de Consulta Previa, que no es coherente con los
criterios del Derecho Internacional. En ejercicio de su derecho propio y autonomía más
de 782 indígenas lograron la salida de la empresa de la zona de la Rica, a mediados de
febrero, el retiró temporalmente del área. Consecuencia de las actividades de
exploración inconsulta por parte de la Muriel Mining Corporation ha sido la
profanación del cerro sagrado, el deterioro y destrucción de diversos ecosistemas,
contaminación a las fuentes hídricas y tres (3) has de bosque primario para construir los
campamentos donde se asentaron los operarios de la Muriel Mining Corporation, junto
al ejercito Nacional.
Con estos antecedentes, si la Corte Suprema de Justicia, no toma una decisión razonable
y en derecho, estamos ad portas de una nueva ocupación empresarial que negara los
derechos de los pueblos indígenas
Es ahora el tiempo justo para que se solidaricen con los pueblos indígenas en su
decisión de defensa del territorio, protección de ecosistemas y supervivencia y que se
reconozca y respete la decisión sustentada en la Primera Consulta Interétnica de los
Pueblos realizada entre el 24 y 28 de febrero pasado, mecanismo de participación
directa de las comunidades con un no rotundo y un no a la exploración.
SOLICITUDES.
1. Enviar sus comunicaciones a la Corte Suprema Justicia de Bogotá, Sala Civil calle 12
No. 7-65. Teléfono fijo (571) 5622000 para ser allegadas al expediente radicado
número: 11001-22-03-000-2009-00110-00, exigiendo a la Corte tenga en cuenta los
argumentos de las comunidades indígenas y afrodescendientes, de anular el
procedimiento de consulta previa realizado por el Ministerio de Interior y de Justicia.
2. Solicitar a la a la Corte Suprema Justicia de Bogotá, Sala Civil calle 12 No. 7-65.
Teléfono fijo (571) 5622000 ordene a las entidades del Estado tuteladas garantías
máximas de protección para los pueblos indígenas y afrodescendientes ubicados en el
área de afección del proyecto Mande Norte y respeto por sus sitios sagrados.
3. Solicitar a la a la Corte Suprema Justicia de Bogotá, Sala Civil calle 12 No. 7-65.
Teléfono fijo (571) 5622000 que declare la nulidad del procedimiento de consulta
previa, por irregular y ordene, se tenga en cuenta los resultados de la consulta de los
pueblos obtenida en desarrollo del ejercicio democrático de las comunidades.
Bogotá, D.C. Abril 30 de 2009 Comisión Intereclesial de Justicia y Paz
Descargar

Constancias Acompañamientos DeVer Escritos de memoria