Text: Teorías sobre la adquisición del lenguaje (1)
1. Es evidente que, al describir el estudio de la lengua materna, nos veamos obligados a
exponer brevemente el actual estado de opinión acerca de las investigaciones sobre el
aprendizaje de la lengua materna adquisición del lenguaje desde el punto de vista
de la lingüística, por un lado, y de la psicología evolutiva y adquisición de la lengua, por
otro.
1.1. El modelo behaviorista (conductismo)
La lengua (Skinner, 1957) es conducta lingüística, por lo que la adquisición de la lengua
equivaldrá a la adquisición de la conducta lingüística. Todo comportamiento verbal se
explica en términos de estímulo y respuesta (E-R). Las respuestas verbales se
corresponden directamente con los estímulos sin necesidad de que intervengan otras
posibles variables como el significado y las leyes gramaticales.
Para que se dé un comportamiento verbal mínimo, es necesaria la relación entre un
hablante y un oyente. El hablante emite actos verbales debido a determinados estímulos
que propician la respuesta verbal en el hablante y el comportamiento verbal o no en el
oyente. Al ser el habla una respuesta motora, los primeros balbuceos del niño suponen
la base de la adquisición de la lengua, puesto que los hablantes que están próximos al
niño refuerzan en él sonidos y secuencias por medio de una conducta imitativa. Un acto
de habla puede aparecer como una repetición fruto de imitar selectivamente los sonidos
o secuencias de sonidos realizados por las personas que rodean al niño.
E1 paso siguiente en la adquisición del lenguaje viene motivado por los estímulos que
provocan la necesidad de una respuesta: el niño emite un sonido al azar que incita a los
padres a una respuesta; si ésta es la adecuada y satisface la necesidad del niño, éste la
repetirá siempre que desee satisfacer tal necesidad. Por último, mediante el estímulotacto el niño va asociando secuencias sonoras con las cosas, objetos, personas que
constituyen su ambiente familiar.
E1 proceso conductista de la adquisición de la lengua es naturalmente gradual dentro de
las posibilidades del niño y está determinado por el comportamiento verbal de los
adultos que sirven en todo el proceso de refuerzo a los estímulos-respuesta del niño.
Staats y Staats (1963, 183) proponen las fases siguientes en el proceso de adquisición de
la lengua:




Diversos estímulos del entorno del niño provocan respuestas específicas de habla.
Los llamados estímulos internos de necesidad (hambre...) que aparecen en el
individuo provocan ciertos estímulos de habla.
Los estímulos verbales llegan a suscitar en el niño respuestas implícitas a través del
condicionamiento clásico. Estas respuestas implícitas pueden denominarse
respuestas significativas, es decir, significados en el sentido de la teoría conductista.
Estas respuestas significativas poseen características de estímulos, que pueden
suscitar respuestas de habla con parecidos componentes significativos.
1.2. Las teorías cognitivas
Piaget (1926), invariablemente, ha sostenido la tesis de la primacía de lo cognitivo en el
hombre y de la subordinación del lenguaje al pensamiento. E1 pensamiento es la
estructuración de las relaciones entre hombre y ambiente.
Antes de que se instale el lenguaje, el niño hace imitaciones diferidas, “hace como si”,
atribuye a los objetos, en sus juegos, los significados más diversos, no por imprecisión o
incoherencia, sino porque los usa como símbolos, como significantes de otras cosas.
Todas estas conductas atestiguan la emergencia de la función simbólica o representativa
Aunque, en el mismo período, el lenguaje esté constituyéndose, no es para Piaget el
origen de esas diversas manifestaciones de la actividad simbólica. Hay que buscar el
origen en la evolución de las conductas sensomotoras, comenzando por las primeras
conductas de imitación. Al principio, las representaciones son sólo imitaciones
interiorizadas. La función simbólica es un producto de la evolución psicológica del
individuo. Le permite adquirir el lenguaje, producto social, que constituye la explotación
más elaborada que hace la especie humana de sus propias capacidades representativas
(Marc Richelle, 1984, 124).
Para Piaget, no es posible intentar explicar el pensamiento con ayuda de la lengua, ya
que las estructuras mentales se sitúan en acciones sensomotoras que son más profundas
que las conductas lingüísticas.
La fuente del conocimiento, según Piaget, es la acción, y el organismo actúa tan pronto
entra en relación con el ambiente que lo acoge. Todas las acciones iniciales son
incontrolables y pasan a coordinarse en forma de esquemas. E1 esquema es una
secuencia definida de acciones, tanto físicas como mentales, y constituye la unidad
cognitiva básica. Por medio de la coordinación, los esquemas, desarrollados en un
tiempo definido, pasan a formar estructuras que, según el organismo se desarrolla, se
convierten de estructuras instintivas en estructuras sensomotoras y en estructuras
operacionales del pensamiento.
En una primera etapa (0-2 años), el niño sólo tiene contacto sensomotor con el mundo,
desarrolla sus sentidos en relación con sus habilidades motoras y su habilidad para
imitar. En una segunda etapa, la preoperacional (2-4 años), el niño, determinado por el
egocentrismo, adquiere el uso del comportamiento simbólico, aunque su pensamiento es
aún fluctuante. La tercera etapa, la intuitiva (4-7 años), introduce al niño en la sociedad
y supone el encuentro con la realidad que lo circunda. La siguiente etapa (7-12 años), la
de las operaciones concretas, precede ala última de las etapas señaladas (a partir de los
doce años), caracterizada por las operaciones formales y abstractas.
Para Vygotski (1962), pese a que pensamiento y lengua son en su origen fenómenos
independientes entre sí, sin embargo, la interacción entre ambos origina la elevación del
pensamiento y del habla. La actividad mental del niño se ve como el resultado de su
vida en determinados aspectos sociales. E1 lenguaje, que soporta todo el acervo
cultural, entra en el proceso del desarrollo del niño desde el primer momento. La lengua
se hace necesaria para el proceso mental.
A. R. Luria y F. Yudovich (1983), pertenecientes al igual que Vygotski a la escuela
rusa, parten del hecho de que la evolución del pensamiento y de la lengua no se debe a
un proceso biológico, sino a un proceso social. E1 habla es un factor históricamente
importante para el desarrollo de las estructuras y la formación de los conceptos.
1.3. La teoría mentalista
A partir de determinados presupuestos teóricos de Chomsky enunciados en la existencia
de una facultad innata en el hombre para la adquisición del lenguaje y de los universales
lingüísticos, podemos postular que todos los hombres nacen con una capacidad especial
para el lenguaje, que éste no se aprende por medio de la imitación de la lengua de su
entorno, sino que aprenden el lenguaje por estar expuestos a él y por usarlo como medio
de comunicación social. Asimismo, las reglas de la gramática se aprenden
inconscientemente por tratarse de la misma gramática que la de los adultos. La rapidez
con que el niño domina las estructuras básicas de una lengua apoya, según Chomsky,
los postulados anteriores.
Una teoría del lenguaje debe explicar las nociones de producción y comprensión, que
deben ser tratadas de forma independiente pero señalando la interrelación que entre ellas
existe.
1.4. Teoría biológica del desarrollo del lenguaje
Lenneberg (1975, 413-421) formula la siguiente teoría de la adquisición del lenguaje:









E1 lenguaje es la manifestación de tendencias cognitivas específicas de la especie,
es la consecuencia de las peculiaridades biológicas que hacen posible un tipo
humano de cognición.
La función cognitiva que subyace al lenguaje es una adaptación de un proceso
ubicuo de categorización y extracción de semejanzas. La percepción y producción
del lenguaje puede reducirse en todos los niveles a procesos de categorización.
E1 factor determinante de la conducta lingüística es la función cerebral.
Las formas más externas de los lenguajes pueden variar con una libertad
relativamente grande, mientras que los rasgos subyacentes permanecen constantes.
La existencia de los procesos cognitivos motiva una capacidad para el lenguaje. Se
trata de una capacidad para un sistema de comunicación que debe ser
necesariamente de un tipo específico. Esta capacidad básica se desarrolla
ontogenéticamente en el curso de la maduración genética. La maduración coloca a
los procesos cognitivos en un estado que podríamos llamar de “disposición para el
lenguaje”.
A partir del estado lingüístico latente, el lenguaje puede desarrollarse por medio de
un proceso de actualización. Actualización significa aquí el surgimiento de una
competencia lingüística específica.
E1 estado de desequilibrio denominado “disposición para el lenguaje” es de
duración limitada. Comienza alrededor de los dos años y declina con la madurez
cerebral de los primeros años posteriores a la decena.
Puede asumirse que la capacidad para el lenguaje y la estructura latente han de estar
reproducidas en todos los seres humanos sanos, debido a que son consecuencia de
los procesos cognitivos específicamente humanos y de un curso de maduración
específico del hombre.
Debido a que la estructura latente se encuentra reproducida en cada niño y debido a
que todos los lenguajes deben tener una forma interna de tipo idéntico, cada niño
puede aprender cualquier lenguaje con igual facilidad. Lenneberg sustenta dicha
teoría en las siguientes premisas biológicas:
1. la función cognitiva es específica para cada especie;
2. las propiedades específicas de la función cognitiva aparecen reproducidas en todos
los miembros de la especie;
3. los procesos y capacidades cognitivos se diferencian espontáneamente con la
maduración;
4. al nacer, el hombre está relativamente inmaduro;
5. ciertos aspectos de su conducta y de su función cognitiva surgen sólo durante la
infancia.
1.5. Teoría sociológica
M. A. K. Halliday ( 1975) considera los factores socio-linguísticos como elementos
indispensables para la adquisición del lenguaje y, en coincidencia con la teoría
cognitiva, rechaza el innatismo como principio explicativo de la adquisición del
lenguaje.
E1 proceso de adquisición de la lengua lo formula en:



una fase primera, en la que el niño ha de dominar ciertas funciones extralingüísticas
como la instrumental personal, la imaginativa y la informativa;
una fase segunda, en la que aparecen usos del lenguaje y avances rápidos en el
vocabulario, sintaxis y diálogos;
una tercera fase, en la que se supone ocurre la adecuación del lenguaje del niño a la
lengua del adulto.
Fes les activitats 1.3.1 i 1.3.2
Descargar

Text: Teorías sobre la adquisición del lenguaje (1)

Motivación laboral

Motivación laboral

Calidad en el trabajoLiderazgoMotivación de personalProductividad

EL DESARROLLO DE LOS NIÑOS AUTISTAS −

EL DESARROLLO DE LOS NIÑOS AUTISTAS −

Niños autistasCuadro clínicoEducación especialRetraso MentalTipos de desarrollo

La Atención

La Atención

ConcentraciónAnomalíasFactores externos e internosDistracciónCaracterísticasDefinición

El aprendizaje y la inteligencia 1. El aprendizaje −−−> a) Definición

El aprendizaje y la inteligencia 1. El aprendizaje −−−> a) Definición

PsicosociologíaMotivaciónConducta humanaEstrategiasPsicología cognitivaTeoría cognitivistaInteligenciaTeorías y tipos