Noviembre 27, 2.003
ÉXITO PERSONAL
(Segunda parte)
Continuando con los comentarios de Roberto Shinyashiki, veamos algunas de sus ideas:
.
¿Cuáles son los pasos que hay que dar para conquistar cada una de estas montañas? Los
pasos a seguir son los siguientes:
A- Reconocer que cada uno es responsable de que su propia piedra de Sísifo, ruede
cuesta abajo. Hay que asumir la responsabilidad por lo que se hace o se deja de
hacer.
B- Observar como cada uno deja rodar su propia piedra cuesta abajo. Hay que
identificar la forma como cada uno sabotea sus propios proyectos.
C- Colocar la piedra en la cima. Observar con humildad como cada paso dado nos deja
enseñanzas y aprendizajes que nos permiten crecer.
Cada ser tiene sus propias formas de sabotear sus metas. Cuando el miedo a triunfar domina
a las personas, cado uno comienza a desplegar mecanismos saboteadores que les impedirán
conquistar el éxito. El desafío que enfrentan las personas es el de poder reconocer e
identificar estos mecanismos que evitarán que alcancemos las metas y los éxitos que nos
llevarán a triunfar. Algunos de los más frecuentes mecanismos de sabotaje son:
A- Aplazar; aplazar significa declararnos impotentes para cambiar nuestra existencia
ahora mismo. Renunciar a declarar el verdadero rumbo que cada uno desea para su
vida. Mediante ofrecimiento de justificaciones, explicaciones, y disculpas para
compensar las frustraciones por no haber alcanzado sus objetivos
B- Repetir; caminando en círculos con la sensación de estar siempre avanzando.
Mediante la utilización de comportamientos aprendidos en la infancia, las personas
repiten conductas que fueron exitosas en su momento para alcanzar sus deseos
infantiles; compasión, enmudecer, indiferencia, agresividad, humillar, mal trato, etc.
C- Distraerse; desviar la atención del presente y colocarse en el pasado, en el futuro o
en un lugar que no existe. Inventar situaciones utópicas que no son alcanzables.
Apegarse al pasado. No es suficiente desear algo para que esto ocurra. Es necesario
actuar para que esto se de.
D- Complicar; la mayoría de los problemas que se enfrentan en la vida son sencillos de
resolver. Solo basta asumir el deseo de resolverlo mediante un si o un no. El
aumentar la dimensión de los problemas es un mecanismo de auto defensa de la
realidad. Generalizar demasiado hace que las personas pierdan vista los matices y
las características particulares de cada caso.
E- Desánimo; la palabra desanimo tiene su raíz en la voz latina anima, que significa
alma. El desanimo no es otra cosa que haber o perdido el alma.
Consultores en Capacitación S.A.
Cra 9 No 69-31
Bogotá, Colombia
Tel. 571-3145640/41
Tel. 573-3407813
F- Dudas; un solo soplo de duda es capas de arruinar una montaña de éxitos. Cuando
se encuentre rodeado de dudas, espántelas con firmeza. Muy rara vez están estas ahí
para ayudarlo.
¿Cómo dar comienzo a la escalada de las montañas? La forma de escalar las montañas es
mediante el establecimiento de metas personales. Metas de corto, mediano y largo plazo. El
establecer las metas sería el primer paso. El segundo paso sería el diseñar estrategias para
alcanzar estas metas. Usted puede establecer las metas más grandes que se quiera trazar. No
obstante, es necesario que esté dispuesto a alcanzarlas y a desarrollar las estrategias
pertinentes. Recuerde que no hay metas imposibles de ser alcanzadas, solo personas
impotentes para desarrollarlas.
Las mejores metas son las que motivan, las que tienen un reto implícito, las que conducen
al crecimiento personal, profesional o espiritual.. Si una meta es importante para usted,
entonces esta meta es posible de alcanzar. Decida que lo va a lograr, planee y actúe. Las
mejores metas son las que conllevan transformaciones. Para alcanzar las metas, planear sus
acciones y controlar sus resultados, construya una matriz como la siguiente:
META
Primer Paso
Segundo Paso
LAS MONTAÑAS PROFESIONALES
Cada reto que aparezca en su trabajo debe ser mirado como una oportunidad. No en vano
los sabios chinos dicen “Permitidme vivir épocas interesantes”, ya que para ellos en las
crisis están las oportunidades. No mire su trabajo como una carga. Cuando entienda el
significado del trabajo en la vida, este dejará de ser una pesada carga que lleva a sus
espaldas para transformarse en el medio de su realización. No debe ser el trabajo el único
medio de realización de un ser humano, ya que de convertirse este en la única forma de
realización, la persona se estará convirtiendo en un adicto, tal como lo puede ser el
alcohólico o el vicioso que necesitan de su dosis para sentirse bien.
Cuando se logra comprender que el trabajo es una dimensión muy importante en el vida, no
la única, logra comprometerse y ampliar sus horizontes, en vez de esclavizarse. Solo es
posible crecer en el cumplimiento de una meta cuando estamos dispuestos al continuo
aprendizaje y perfeccionamiento.
Las costumbres tradicionales han transmitido un paradigma de generación en generación.
Este dice “Querer es poder”. Esto lleva a que la gente invierta mucho tiempo en querer,
desear. La misma cantidad de energía que podían haber invertido en el desarrollo de
acciones, en el acto de hacer para el cambio. El acto de querer, si no está acompañado de la
determinación de hacer, genera únicamente tensión.
Consultores en Capacitación S.A.
Cra 9 No 69-31
Bogotá, Colombia
Tel. 571-3145640/41
Tel. 573-3407813
En ves de decir “Querer es poder” diga “Hacer es poder”.
Un triunfador es alguien que logra alcanzar a sus objetivos. Más que vencer a los demás, es
capas de vencer sus propias debilidades, sus temores y sus incapacidades. El perdedor tiene
dos actitudes básicas; el menosprecio y el pesimismo. El perdedor no cree en sí mismo ni
en sus capacidades. Por esto tiene una gran capacidad de manipular a los demás para que
ellos asuman sus responsabilidades. El perdedor está más interesado en explicar por que no
pudo, que en completar su trabajo. El perdedor nunca da más de lo que le piden, es un
especialista en los problemas más que en las soluciones, solo está interesado en terminar su
jornada de trabajo, más no el trabajo que desarrolla, su única preocupación es la jubilación.
Por el contrario, el triunfador sabe que si no alcanza sus resultados, esto forma parte del
proceso de crecimiento. El triunfador sabe lo que quiere, procura no distraerse de sus
objetivos, planea sus actuaciones y controla el tiempo de su ejecución, no gasta su tiempo
en crisis existenciales inútiles, tiene el corazón abierto y es apasionado con lo que hace,
experimente un gran placer en el perfeccionamiento, aprender algo es motivo de
fascinación.
Consultores en Capacitación S.A.
Cra 9 No 69-31
Bogotá, Colombia
Tel. 571-3145640/41
Tel. 573-3407813
Descargar

No le tema a triunfar II - Consultores en Capacitación