BOMBEROS
Temas del Excmo. Ayuntamiento de Madrid
Tema 1. La Constitución española de 1978. Principios
inspiradores. Estructura. y principios generales. Los
derechos y deberes fundamentales de los españoles.
Se entiende por Constitución el conjunto de derechos, deberes y el reconocimiento e
implantación de instituciones de un Estado que quedan plasmados en dicho texto y que va a ser
considerado como la norma básica por excelencia de todo el conjunto normativo de un Estado de
Derecho; esto quiere decir que el ordenamiento jurídico (conjunto de normas de todo tipo de materias)
tienen que adecuarse a lo establecido en el texto constitucional de tal manera que ninguna ley ni
reglamento alguno puede ir en contra de lo establecido en aquél, si esto sucediera la propia Constitución
tiene sus mecanismos para dilucidar el conflicto, por medio del Recurso de Inconstitucionalidad.
Constitución es la Ley suprema, básica o fundamental contenida en un texto escrito, en el que
se articulan en preceptos jurídicos, las respuestas a los problemas de estructura y definición política
de un país.
La Constitución: Norma Suprema de nuestro ordenamiento jurídico, cualitativamente distinta
de las demás y directamente invocable ante los Tribunales (El Tribunal Constitucional vigila su
cumplimiento). Inspiradora y definidora de los principios que regirán el desarrollo de las normas y la
actuación de los poderes públicos.
España es uno de los cinco primeros países que llegan a poseer una Constitución escrita, pero
a pesar de ello nuestra historia constitucional no ha sido lineal ni estable, ya que partiendo de la
Constitución de Cádiz de 1812, España ha conocido ya nueve Constituciones (considerando tales el
Estatuto Real de 1834 y Leyes Fundamentales) alguna Constitución no promulgada, varios proyectos y
numerosas reformas.
Antecedentes y fechas de elaboración de la C.E.
20-11(Noviembre)-1975
Muere el Jefe del Estado, Francisco Franco Bahamonde.
22-11(Noviembre)-1975
Se instaura la Monarquía con Juan Carlos I de Borbón de acuerdo con las previsiones
sucesorias de la Ley Orgánica del Estado de 10-1(Enero)-1967, derogada posteriormente por la
actual Constitución en su disposición derogatoria. Se abrió así una etapa de transición política de
forma que el régimen autoritario fue sustituido por un sistema democrático en un proceso
político - constitucional que supuso una “ruptura reformista” con el régimen anterior.
1-11(Julio)-1976
Dimisión de Arias Navarro (el Rey le instó a, por ser antidemocrático), y nombramiento
de Adolfo Suárez, como Presidente del Gobierno.
04-1(Enero)-1977
Aprobación de la Ley para la Reforma Política (Ley 1/1977) que partiendo de las
propias Leyes Fundamentales del régimen anterior, permitió el paso pacífico de la legalidad
autoritaria a la democrática. Esta ley hizo posible la elección por sufragio universal de una
nuevas Cortes (democráticas) bicamerales, cuya primera función sería elaborar y aprobar una
Constitución.
15-6(Junio)-1977
Primeras Elecciones Generales de la Democracia. Los españoles fueron llamados a elegir
Diputados y Senadores de Cortes Generales, resultando ganador U.C.D. (Unión Centro
Democrático) y siendo elegido Presidente del Gobierno Adolfo Suárez, comenzando así el
proceso de elaboración de la C.E.; el proceso constituyente. Para dicho proceso se nombró una
ponencia encargada de redactar un proyecto de Constitución. En el verano de 1978 es aprobado
1
dicho proyecto por el Congreso de los Diputados (Cámara Baja) y en otoño por el Senado
(Cámara Alta). Los textos aprobados por ambas Cámaras diferían, por lo que de acuerdo con lo
previsto en la Ley para la reforma Política (1/1977 de 4 de enero), se crea una Comisión Mixta
Congreso - Senado con la misión de presentar un texto único a las Cámaras. A partir de aquí se
pone en marcha el definitivo proceso que desembocará en la aprobación (Cortes), ratificación
(mediante referéndum), sanción (Rey), promulgación (Rey) y publicación (B.O.E.) de la
Constitución.
Sancionar: 1. tr. Dar fuerza de ley a una disposición. 2. Autorizar o aprobar cualquier acto, uso o costumbre. 3. Aplicar una
sanción o castigo.
Promulgar: Del lat. promulgare. 1. tr. Publicar una cosa solemnemente. 2. fig. Hacer que una cosa se divulgue y propague mucho en el público. 3.
Der.
Publicar formalmente una ley u otra disposición de la autoridad, a fin de que sea cumplida y hecha cumplir como
obligatoria.
31-10(Octubre)-1978
Las Cortes Generales APRUEBAN la C.E.
6-12(Diciembre)-1978
El Pueblo Español en Referéndum Nacional, la RATIFICA
27-12(Diciembre)-1978 El Rey, jefe del Estado, en sesión conjunta del Congreso de los Diputados y
Senado (Cámaras baja y alta respectivamente) SANCIONA y PROMULGA la
Constitución.
29-12(Diciembre)-1978 PUBLICACIÓN en el BOE (Boletín Oficial del Estado) y su entrada en vigor
según prescribe su Disposición final.
27-8(Agosto)-1992
Única reforma de la C.E. en su art. 13.2, por la que se reconoce el derecho
de sufragio pasivo, en elecciones municipales (exclusivamente) a los extranjeros de la Unión Europea
(y demás países atendiendo a criterios de reciprocidad) residentes en España, como consecuencia del
tratado de Maastrich (entró en vigor el 28 de agosto de 1992).
Artículo 13
1. Los extranjeros gozarán en España de las libertades públicas que garantiza el presente Título
en los términos que establezcan los tratados y la ley.
2. Solamente los españoles serán titulares de los derechos reconocidos en el artículo 23,
salvo lo que, atendiendo a criterios de reciprocidad, pueda establecerse por tratado o ley para
el derecho de sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales.
3. La extradición sólo se concederá en cumplimiento de un tratado o de una ley, atendiendo al principio de reciprocidad.
Quedan excluidos de la extradición los delitos políticos, no considerándose como tales los actos de terrorismo.
4. La ley establecerá los términos en que los ciudadanos de otros países y los apátridas podrán gozar del derecho de asilo
en España.
Características de la Constitución Española:
Extensa
La más larga de todas las Españolas con excepción de la Pepa (C. de Cádiz 1812)
Compleja
Técnicamente contiene un texto complejo.
Ecléctico
Ideológicamente es un texto ecléctico (neutral, consensual) por ser el resultado del consenso
entre distintas fuerzas políticas, ideológicamente diferentes.
Rígida
Su reforma requiere un procedimiento complejo y difícil, exigiendo mayorías cualificadas en las
Cortes y referéndum obligatorio en caso de reforma total o que afecte a sus principios
fundamentales, su parte dogmática; Título Preliminar y Título I.
Abierta
La existencia de ambigüedades y principios contrapuestos permite que tendencias políticas
diferentes puedan gobernar sin tener que modificar la Constitución.
Monárquica
Reconoce la figura del Rey y establece sus funciones.
Autonomista
Declara que el Estado Español es único, reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las
nacionalidades y regiones y la solidaridad entre todas ellas.
Liberal
Al reconocer el derecho a la propiedad privada, a la herencia y a la libertad de empresa en el
marco de la economía de mercado.
2
Democrática o popular
Por proclamar la soberanía popular, haciendo participar al pueblo (bien directa, bien a través de
representantes elegidos democráticamente).
Refrendada
Al haber sido ratificada por el pueblo mediante referéndum.
Escrita
No es oral (la única Constitución oral del mundo es la inglesa).
Codificada
Tiene forma de código. Se divide en Títulos, Capítulos, Secciones, Artículos.
Estructura.
La Constitución se divide en Títulos, Capítulos, Secciones y Artículos.
Parte Dogmática
Título Preliminar y Título I (Derechos fundamentales y libertades públicas).
Parte Orgánica
Título II al Título IX (Organización de los poderes públicos y sistemas
competenciales).
Parte Procedimental
Título X (establece los procedimientos para la reforma de la Constitución).
Preámbulo (8 párrafos)
El Preámbulo NO es DERECHO propiamente dicho.
Título Preliminar (art. 1-9)
El ARTÍCULO 5 es el más corto, “La capital del Estado es la Villa de Madrid.”
Título I “De los derechos y deberes fundamentales”. (art. 10-55) El Título I es el más largo con 5 Capítulos.
Capítulo I. De los españoles y los extranjeros.
Capítulo II. Derechos y deberes de los ciudadanos.
Sección 1ª. Derechos fundamentales y libertades públicas.
Sección 2ª. Derechos y deberes de los ciudadanos.
Capítulo III. Principios rectores de la política social y económica.
Capítulo IV. Garantía de las libertades y derechos fundamentales.
Capítulo V. De la suspensión de los derechos y libertades.
Título II “De la Corona”. (art. 56-65)
Título III “De las Cortes Generales”. (art. 66-96)
Capítulo I. De las Cámaras.
Capítulo II. De la elaboración de las leyes.
Capítulo III. De los Tratados Internacionales.
Título IV “Del gobierno y la Administración” (art. 97-107)
Título V “De las relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales”. (art. 108-116)
Título VI “Del Poder Judicial” (art. 117-127)
Título VII “Economía y Hacienda” (art. 128-136)
Título VIII “De la organización territorial del Estado” (art. 137-158) El ARTÍCULO 149 es el más largo
Capítulo I. Principios Generales.
Capítulo II. De la Administración Local.
Capítulo III. De las Comunidades Autónomas.
Título IX “Del Tribunal Constitucional” (art. 159-165)
Título X “De la reforma constitucional” (art. 166-169)
El Título X es el más corto
Disposiciones adicionales
4
Disposiciones transitorias
9
Disposiciones derogatorias
1 Deroga las leyes del antiguo régimen y la ley para la reforma política
Disposición final
1 “entrará en vigor el mismo día de la publicación (...)Se publicará también en las
demás lenguas de España.” Fue publicada el 29-12-1978
Las Disposiciones Adicionales y Transitorias se dedican a problemas de organización territorial.
La Disposición Derogatoria, deroga (anula) las Leyes Fundamentales del antiguo régimen, junto con la
Ley 1/1977 para la reforma política de 4 de enero y todo el derecho de la dictadura.
La Disposición Final previene la vigencia inmediata y ordena la publicación de la Constitución también
en las demás lenguas de España.
3
Preámbulo.
El Preámbulo contiene los grandes objetivos y fines, principios básicos o inspiradores. Es la
presentación de la Constitución y no es derecho, no es Ley. Se divide en ocho párrafos.
Título Preliminar.
El Título Preliminar trata los principios básicos (art. 1-9) que aparecerán desarrollados a lo largo del texto
constitucional. Debido a esto y por pertenecer a la parte dogmática (derechos fundamentales y libertades
públicas), tiene una protección especial y su modificación requiere referéndum. Sirve también de
introducción y base a lo que después será desarrollado en los diferentes títulos.
Principios Básicos (art. 1-9)

“España se constituye en un Estado Social y Democrático de Derecho,....”
(art.1.1)
Estado social: El Estado tiene que tender al principio de igualdad para corregir las
desigualdades reformando las estructuras económicas y sociales. Los poderes públicos se
preocupan por los problemas sociales, de tal manera que definen los derechos de los
ciudadanos. Este concepto de derechos sociales es el más moderno dentro de las
Declaraciones de Derechos elevadas a rango constitucional; de los tres grupos en que se
integran comúnmente los derechos constitucionales, (civiles, políticos y sociales) Ha sido el
último en conseguir carta de naturaleza. Principio recogido en el art. 9.2 y desarrollado
especialmente en el Título I, Capítulo Terceto (art. 39-52).
Estado democrático: Participación de los ciudadanos en la vida política y social. Régimen
en el que el poder procede del pueblo y participa, de acuerdo con una concepción plural de
la sociedad, en las decisiones del poder. La Constitución hace posible tal objetivo situando
la soberanía nacional en el pueblo (art. 1.2), reconoce el pluralismo político (art.6) y el
pluralismo social al regular los sindicatos y las organizaciones empresariales (art. 7) e,
incluso ofrece mecanismos participativos de la democracia directa: la iniciativa legislativa
popular (art. 87.3) y el referéndum (art. 92). Asimismo, el máximo exponente democrático
se encuentra en la igualdad de todos a elegir y ser elegido (art.23). Por último la Institución
del Jurado y de la acción popular, art. 125, son claras manifestaciones de la participación de
los ciudadanos en la Administración de Justicia.


Estado de derecho: es aquél Estado que ha sido elegido libremente por los ciudadanos
(Estado de Hecho, el que ha sido impuesto por algún tipo de fuerza a los ciudadanos). Tanto
los poderes públicos como los ciudadanos están sometidos a Derecho (han de obedecer las
leyes). Nadie está por encima del derecho, de la Ley. Estado de derecho es el que propugna
la garantía de la libertad personal y política articulando para ello una serie de mecanismos
como:
- La proclamación del imperio de la Ley
- La sujeción de todos los poderes públicos, especialmente del gobierno y la
Administración, a ese imperio de la Ley.
- Garantía de los derechos y libertades reconocidos a los ciudadanos.
- Establecimiento de una política que acepte el principio clásico de la división de
poderes (legislativo, judicial y ejecutivo).
“....que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la
libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. (art. 1.1)
“La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan todos los
poderes del Estado.” (art. 1.2) Los poderes del Estado, poder legislativo (elabora las leyes, Cortes,
Asambleas, Pleno...), ejecutivo ( el que las cumple y hace cumplir; el gobierno), judicial (el que las aplica).

“La forma política del Estado español es una Monarquía parlamentaria.” (art.
1.3) (frase hecha = Rey + Parlamento (Cortes)). Lo que supone que el Rey como Jefe del
Estado, no es elegible y que no ostenta ni Poder Legislativo, ni Judicial, ni Ejecutivo
(reina pero no Gobierna), ejerciendo solamente las atribuciones que la Constitución en su Título
II le encomienda. Siendo la de árbitro y moderador de las Instituciones, la más emblemática.
El centro de la dirección estatal ha pasado a manos del Parlamento (Cortes) y a través de
éste, al Gobierno. Las Cortes Generales están compuestas por el Congreso y el Senado que
4
son las encargadas de elaborar las leyes, y dentro del propio Congreso es elegido un
Presidente que formará gobierno y le corresponderá la tarea de cumplir las leyes que han
emanado de las Cortes Generales.

“La Constitución se fundamenta en la Indisoluble unidad de la Nación española,
patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la
autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas
ellas.” (art. 2) (queda prohibida la independencia o autodeterminación de las autonomías,
federalismo). Sus principios informadores son:
- La unidad de la Nación Española.
- El derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones.
- La solidaridad entre todas ellas.
Estos Principios se hallan desarrollados en los arts. 137, 138 y 139 de la Constitución,
siendo de especial importancia el 137 en cuanto dispone:
Artículo 137
El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades
Autónomas que se constituyan. Todas estas entidades gozan de autonomía para la gestión de sus
respectivos intereses
El artículo 2 es el primero que trata de la autonomía de las nacionalidades y regiones
que la integran y la solidaridad entre todas ellas, posteriormente el art. 137 lo vuelve a
reconocer y asimismo el art. 138 trata también la solidaridad de dichas regiones.
Artículo 138
1. El Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad consagrado en el
artículo 2 de la Constitución, velando por el establecimiento de las diversas partes del territorio
español, y atendiendo en particular a las circunstancias del hecho insular.
2. Las diferencias entre los Estatutos de las distintas Comunidades Autónomas no podrán implicar,
en ningún caso, privilegios económicos o sociales.

El Castellano (No el Español, ya que las lenguas españolas son el Castellano y las distintas lenguas
es la lengua oficial del Estado, reconociéndose el derecho a usarlo y el deber
de conocerlo; Además se reconoce la oficialidad de las lenguas autonómicas en las
respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos (art. 3).
autonómicas)

La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y
roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas Los estatutos podrán
reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas. Estas se utilizarán
junto a la bandera de España en sus edificios públicos y en sus actos oficiales. Siendo la
española de igual o mayor tamaño y la que ocupará lugar preferente (art. 4).

“La capital del Estado es la villa de Madrid” (art. 5, el más corto). Históricamente
Madrid es Capital de España desde 1561, al dejar de serlo Valladolid durante el reinado de
Felipe II.

Funciones que la Constitución encomienda a los partidos políticos (art. 6):
Expresar pluralismo político.
Concurrir a la formación y manifestación de la voluntad popular.
Ser instrumento fundamental para la participación política.
Artículo 6
Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación
de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y
el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura
interna y funcionamiento deberán ser democráticos.

Funciones que la Constitución asigna a los sindicatos de trabajadores y asociaciones
empresariales (art. 7):
Contribuir a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les
son propios.
Artículo 7
Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y
promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios. Su creación y el ejercicio de
su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y
funcionamiento deberán ser democráticos.
5


Límites que la Constitución establece a los partidos políticos y los sindicatos y
asociaciones empresariales:
Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la
Constitución y a la Ley.
Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.
Las Fuerzas Armadas (3 ejércitos; tierra, aire y armada) tienen como misión garantizar la
soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el
ordenamiento constitucional (ordenamiento jurídico; todas las leyes que hay es España).
El jefe superior de las F.F.A.A. es el Rey, que preside la junta de defensa nacional.
Artículo 8
1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire,
tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad
territorial y el ordenamiento constitucional.
2. Una ley orgánica regulará las bases de la organización militar conforme a los principios de la
presente Constitución.

Art. 9, Sometimiento a la C.E. y al resto del ordenamiento jurídico por parte de los
ciudadanos y de los poderes públicos (estado de derecho).

La Constitución Española garantiza los siguientes principios, según el artículo 9.3:
- Legalidad: Todo y todos estamos sometidos a derecho (parecido al concepto de Estado de
derecho).
- Jerarquía normativa: Ninguna norma o ley puede ir en contra de las superiores. Siendo
dicha jerarquía:
Bando (Alcalde), Reglamentos Orgánicos y Ordenanzas (Pleno Ayuntamiento),
Reglamentos (Real Decreto, Orden Ministerial, Decreto Legislativo (rango de ley),
Decreto Ley (rango de ley)), Leyes ordinarias, Ley Orgánica (Cortes), Constitución.
- Publicidad de las normas: Toda norma se dará a conocer mediante la publicación de ésta
en Boletines Oficiales (el desconocimiento de la Ley no te exime de responsabilidad) y entrará en vigor
a los 20 días de su publicación, salvo que se disponga otro plazo.
- Irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de
derechos individuales: No se pueden retrotraer (aplicar a un hecho pasado) normas que
ahora castiguen o sean más severas que en el momento de cometerse el delito o la acción
que entonces no constituía delito. Por el contrario sí se pueden retrotraer aquellas normas
que favorezcan al individuo.
- Seguridad jurídica: La Constitución garantiza el derecho a una defensa gratuita ante los
tribunales. Las normas emanan con todas las garantías de procedimiento establecido para
ello.
- Responsabilidad: La Constitución nos somete al principio de responsabilidad, por el cual
deberemos responder de nuestras acciones ante los tribunales cuando así sea requerido.
- Interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos: La constitución garantiza el
derecho a interponer un recurso contencioso administrativo en contra de la arbitrariedad de
los poderes u órganos públicos (la Administración del Estado).
Artículo 9
1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del
ordenamiento jurídico.
2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad
del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que
impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida
política, económica, cultural y social.
3. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las
normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de
derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la
arbitrariedad de los poderes públicos.
Título I. Derechos y deberes fundamentales.
Antes de establecer los derechos y libertades, La Constitución determina que ningún español de
origen podrá ser privado de su nacionalidad (art. 11).
Artículo 11
1. La nacionalidad española se adquiere, se conserva y se pierde de acuerdo con lo establecido por la ley.
2. Ningún español de origen podrá ser privado de su nacionalidad.
6
3. El Estado podrá concertar tratados de doble nacionalidad con los países iberoamericanos o con aquellos que hayan
tenido o tengan una particular vinculación con España. En estos mismos países, aún cuando no reconozcan a sus
ciudadanos un derecho recíproco, podrán naturalizarse los españoles sin perder su nacionalidad de origen
Los nacionales de otro país que hayan adquirido la nacionalidad española sí podrán ser privados
de ésta. Los españoles son mayores de edad a los dieciocho años (art. 12).
Artículo 12
Los españoles son mayores de edad a los dieciocho años.
Los extranjeros gozarán en España de las libertades públicas, salvo los derechos políticos
(ocupar cargos políticos), con excepción de la reforma del artículo 13.2 (27-agosto-92, que permite que
los extranjeros residentes en España puedan ser candidatos a Concejales en elecciones Municipales.
La Constitución Española dedica íntegramente su Título I (art. 10-54) a regular los derechos y
deberes fundamentales de los españoles, pero hay otros derechos y deberes a lo largo del texto
constitucional que no se hayan comprendidos en el Título I. Las normas relativas a los derechos y
libertades se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y Los
Tratados y Acuerdos Internacionales sobre las mismas materias ratificados por España.
Derechos y garantías:
Civiles y políticos.
- Derecho a la vida (art. 15).
- Derecho a la libertad ideológica, religiosa y de culto (art. 16).
- Derecho a la libertad y seguridad jurídica (art. 17).
- Derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen (art. 18).
- Derecho a la libre elección de residencia y circulación (art. 19).
- Derecho a expresar libremente los pensamientos, ideas y opiniones (art. 20)
- Derecho de reunión y asociación y de reunión pacífica y sin armas (art. 21 y 22).
- Derecho a la participación política (art. 23).
- Derecho a las garantías jurisdiccionales (art. 24).
Sociales.
-
Derecho al trabajo: libre elección, promoción, remuneración. Art. 35
Derecho a la sindicación y a la huelga. Art. 28
Derecho a un régimen público de Seguridad Social. Art. 41
Salvaguarda de los derechos económicos y sociales de los trabajadores españoles en el
extranjero. Art. 42
Derecho a la negociación colectiva laboral. Art. 37
Derecho a una vivienda digna y adecuada. Art. 46
Derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado. Art. 45
Derecho a pensiones actualizadas para la tercera edad. Art. 50
Derecho de provisión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos,
sensoriales y psíquicos. Art. 49
Derecho a la protección de la salud. Art.43
Culturales.
- Derecho a la educación y a la libertad de enseñanza. Art. 27
- Derecho de todos los españoles a acceder a la cultura. Art. 27
Económicos.
- Derecho a la propiedad privada. Art. 33
- Derecho a la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado. Art. 38
- Derecho de los españoles a organizarse profesionalmente. Art. 36
De protección a la familia.
- Derecho del hombre y la mujer a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica. Art. 32
- Derecho a la protección social, económica y jurídica de la familia. Art. 39
- El Estado prestará atención a los niños. Art. 39
Todos los derechos fundamentales serán regulados por Ley Orgánica. Estos derechos son protegidos por
dos órganos:
7
Tribunal Constitucional, Es el tribunal más importante en España, está formado por doce
magistrados nombrados por el Rey; de ellos cuatro a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos
de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno y
dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial. Su mandato dura 9 años y serán renovados por
terceras partes cada tres años. Su presidente será nombrado por el Rey de entre sus miembros y a
propuesta de ellos y por un período de tres años.
Dentro del texto constitucional existen unos apartados que no pueden quedar obviados, y esto se
refiere a las garantías de los derechos y libertades recogidos en el art. 53.
Recurso de Inconstitucionalidad (art. 53.1)
Ninguna norma puede ir en contra de la Constitución y si eso se produjera
habría que acudir al Tribunal Constitucional para que analice dicha norma y dictaminar
si va o no en contra de la Constitución; de ser así el Tribunal derogaría la norma por
inconstitucional, arts. 159 al 165.
Recurso de Amparo (art. 53.2 CE)
Si a algún ciudadano le vulneran alguno de los derechos contenidos en la
sección primera del capítulo segundo del título primero (arts. 14 al 30.2) deberá acudir a
los tribunales ordinarios y de no quedar satisfecho dicho ciudadano de acudir al
Tribunal Constitucional e interponer el Recurso de Amparo.
CAPITULO CUARTO De las garantías de las libertades y derechos fundamentales
Artículo 53 CE
1. Los derechos y libertades reconocidos en el Capítulo segundo del presente Título vinculan a
todos los poderes públicos. Sólo por ley, que en todo caso deberá respetar su contenido esencial,
podrá regularse el ejercicio de tales derechos y libertades, que se tutelarán de acuerdo con lo
previsto en el artículo 161, 1, a)
2. Cualquier ciudadano podrá recabar la tutela de las libertades y derechos reconocidos en el
artículo 14 y la Sección primera del Capítulo segundo ante los Tribunales ordinarios de
preferencia y sumariedad y, en su caso, a través del recurso de amparo ante el Tribunal
Constitucional. Este último recurso será aplicable a la objeción de conciencia reconocida en el
artículo 30.
3. El reconocimiento, el respeto y la protección de los principios reconocidos en el Capítulo
tercero informarán la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes
públicos. Sólo podrán ser alegados ante la Jurisdicción ordinaria de acuerdo con lo que
dispongan las leyes que los desarrollen.
Defensor del Pueblo (art. 54 CE) y Ley Orgánica 3/1981, de 6 de Abril.
Artículo 54 CE
Una ley orgánica regulará la institución del Defensor del Pueblo, como alto
comisionado de las Cortes Generales, designado por éstas para la defensa de los
derechos comprendidos en este Título, a cuyo efecto podrá supervisar la actividad de la
Administración, dando cuenta a las Cortes Generales.
TÍTULO PRIMERO Nombramiento, cese y condiciones Ley Orgánica 3/1981 de 6 de Abril.
Carácter y elección CAPÍTULO PRIMERO
Artículo primero Ley Orgánica 3/1981 de 6 de Abril.
El Defensor del Pueblo es el alto comisonado de las Cortes Generales
designado por estas para la defensa de los derechos comprendidos en el titulo
I de la Constitución, a cuyo efecto podrá supervisar la actividad de la
Administración, dando cuenta a las Cortes Generales. Ejercerá las funciones
que le encomienda la Constitución y la presente Ley.
Artículo segundo Ley Orgánica 3/1981 de 6 de Abril.
Uno. El Defensor del Pueblo será elegido por las Cortes Generales para un
periodo de cinco años, y se dirigirá a las mismas a través de los Presidentes
del Congreso y del Senado, respectivamente.
Dos. Tanto en el Congreso como en el Senado se designará una Comisión
encargada de relacionarse con el Defensor del Pueblo e informar al Pleno en
cuantas ocasiones sea necesario.
8
Tres. Ambas Comisiones se reunirán conjuntamente cuando así lo acuerde el
Presidente del Congreso, y en todo caso y bajo su presidencia, para proponer
a los Plenos de las Cámaras el candidato o candidatos a Defensor del Pueblo
Los acuerdos de la Comisión se adoptaran por mayoría simple.
Cuatro. Propuesto el candidato o candidatos, se convocara en termino no
inferior a diez días al Pleno del Congreso para que proceda a su elección.
Será designado quien obtuviese una votación favorable de las tres quintas
partes de los miembros del Congreso y posteriormente, en un plazo máximo de
veinte días, fuese ratificado por esta misma mayoría del Senado.
Cinco. Caso de no alcanzarse las mencionadas mayorías, se procederá en
nueva sesión conjunta de ambas Comisiones, y en el plazo máximo de un mes,
a formular sucesivas propuestas.
En tales casos, una vez conseguida la mayoría de los tres quintos en el
Congreso, la designación quedara realizada al alcanzarse la mayoría absoluta
del Senado.
Seis. Designado el Defensor del Pueblo se reunirán de nuevo en sesión
conjunta las Comisiones del Congreso y del Senado para otorgar su
conformidad previa al nombramiento de los Adjuntos que le sean propuestos
por aquel.
Artículo tercero Ley Orgánica 3/1981 de 6 de Abril.
Podrá ser elegido Defensor del Pueblo cualquier español mayor de edad que
se encuentre en el pleno disfrute de sus derechos civiles y políticos
Nombramiento y Toma de posesión
Articulo cuarto Ley Orgánica 3/1981 de 6 de Abril.
Uno. Los Presidentes del Congreso y del Senado acreditaran conjuntamente
con sus firmas el nombramiento del Defensor del Pueblo, que se publicará en
el Boletín Oficial del Estado.
Dos. El Defensor del Pueblo tomara posesión de su cargo ante las Mesas de
ambas Cámaras reunidas conjuntamente, prestando juramento o promesa de
fiel desempeño de su función.
Cese y Sustitución CAPÍTULO SEGUNDO Ley Orgánica 3/1981 de 6 de Abril
Artículo quinto
uno. El Defensor del Pueblo cesara por alguna de las siguientes causas :
Uno) Por renuncia.
Dos) Por expiración del plazo de su nombramiento.
Tres) Por muerte o por incapacidad sobrevenida.
Cuatro) Por actuar con notoria negligencia en el cumplimiento de las
obligaciones y deberes del cargo.
Cinco) Por haber sido condenado, mediante sentencia firme, por delito
doloso.
Dos. La vacante en el cargo se declarara por el Presidente del Congreso en
los casos de muerte, renuncia y expiración del plazo del mandato. En los
demás casos se decidirá, por mayoría de las tres quintas partes de los
componentes de cada Cámara, mediante debate y previa audiencia del
interesado.
Tres. Vacante el cargo se iniciara el procedimiento para el nombramiento de
nuevo Defensor del Pueblo en plazo no superior a un mes.
Cuatro. En los casos de muerte, cese o incapacidad temporal o definitiva del
Defensor del Pueblo y en tanto no procedan las Cortes Generales a una
nueva designación, desempeñaran sus funciones, interinamente, en su
propio orden, los Adjuntos al Defensor del Pueblo.
Prerrogativas e incompatibilidades CAPÍTULO TERCERO
Artículo sexto
9
Uno. El Defensor del Pueblo no estará sujeto a mandato imperativo alguno.
No recibirá instrucciones de ninguna autoridad. Desempeñara sus funciones
con autonomía y según su criterio.
Dos. El Defensor del Pueblo gozará de inviolabilidad. No podrá ser detenido,
expedientado, multado, perseguido o juzgado en razón a las opiniones que
formule o a los actos que realice en el ejercicio de las competencias propias
de su cargo.
Tres. En los demás casos, y mientras permanezca en el ejercicio de sus
funciones, el Defensor del Pueblo no podrá ser detenido ni retenido sino en
caso de flagrante delito, correspondiendo la decisión sobre su inculpación,
prisión, procesamiento y juicio exclusivamente a la Sala de lo Penal del
Tribunal Supremo.
Cuatro. Las anteriores reglas serán aplicables a los Adjuntos del Defensor del
Pueblo en el cumplimiento de sus funciones.
Artículo séptimo
Uno. La condición de Defensor del Pueblo es incompatible con todo mandato
representativo; con todo cargo político o actividad de propaganda política;
con la permanencia en el servicio activo de cualquier Administración
publica; con la afiliación a un partido político o el desempeño de funciones
directivas en un partido político o en un sindicato, asociación o fundación, y
con el empleo al servicio de los mismos; con el ejercicio de las carreras
judicial y fiscal, y con cualquier actividad profesional, liberal, mercantil o
laboral.
Dos. El Defensor del Pueblo deberá cesar, dentro de los diez días siguientes a
su nombramiento y antes de tomar posesión, en toda situación de
incompatibilidad que pudiere afectarle, entendiéndose en caso contrario que
no acepta el nombramiento.
Tres. Si la incompatibilidad fuere sobrevenida una vez posesionado del cargo,
se entenderá que renuncia al mismo en la fecha en que aquella se hubiere
producido.
De los Adjuntos del Defensor del Pueblo CAPÍTULO CUARTO
Artículo octavo
Uno. El Defensor del Pueblo estará auxiliado por un Adjunto Primero y un
Adjunto Segundo, en los que podrá delegar sus funciones y que le sustituirán
por su orden, en el ejercicio de las mismas, en los supuestos de imposibilidad
temporal y en los de cese.
Dos. El Defensor del Pueblo nombrará y separará a sus Adjuntos previa
conformidad de las Cámaras en la forma que determinen sus Reglamentos.
Tres. El nombramiento de los Adjuntos será publicado en el Boletín Oficial
del Estado.
Cuatro. A los Adjuntos les será de aplicación lo dispuesto para el Defensor
del Pueblo en los artículos tercero, sexto y séptimo de la presente Ley.
Atribuciones
Está legitimado para interponer Recurso de Inconstitucionalidad art. 162.1.a),
y recurso de Amparo art. 162.1.b).
Artículo 162 CE
1. Están legitimados: a) Para interponer el recurso de inconstitucionalidad, el Presidente del
Gobierno, el Defensor del Pueblo, 50 Diputados, 50 Senadores, los órganos colegiados
ejecutivos de las Comunidades Autónomas y, en su caso, las Asambleas de las mismas. b) Para
interponer el recurso de amparo, toda persona natural o jurídica que invoque un interés
legítimo, así como el Defensor del Pueblo y el Ministerio Fiscal.
2. En los demás casos, la ley orgánica determinará las personas y órganos legitimados.
También posee otras competencias como son: representar a la Institución;
mantener una relación directa con las Cortes Generales, con el Presidente del
10
Gobierno y Vicepresidente, con el Tribunal Constitucional, con el Fiscal General del
Estado etc.
Deberes.
-
Los españoles tienen el deber de defender España. Art. 30
Deber de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos. Art. 31
Deber de trabajar. Art. 35
Deber de conservar el medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona. Art. 45
Deber de conocer y derecho de usar el castellano como lengua española oficial del Estado.
Art. 3
Test del Tema 1
11
Tema 2. Organización territorial del Estado. El Estatuto de
Autonomía de la Comunidad Autónoma de Madrid.
Organización territorial del Estado.
Después de ser aprobada la Constitución de 1978, España queda dividida territorial, geográfica,
política y administrativamente en cuatro planos.
1. Municipios que a su vez forman las
2. Provincias, éstas que tengan algún vínculo común entre ellas se convertirán en
3. Comunidades Autónomas y las 17 existentes conforman el
4. Estado Español.
La Constitución Española establece en el art. 2 y después en el título VIII el derecho de las regiones y
nacionalidades de España a su correspondiente autonomía.
Artículo 2
La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y
reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas
ellas.
Existen tres sistemas autonómicos, llevados a cabo así según establece el propio texto Constitucional.
Vía lenta o vía limitada. Artículo 143, 146, 147.
Artículo 143
1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las
provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, los
territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su
autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas con arreglo a lo previsto en este
Título y en los respectivos Estatutos.
2. La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al
órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los municipios cuya
población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos
requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis meses desde el primer acuerdo adoptado al
respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas.
3. La iniciativa, en caso de no prosperar, solamente podrá reiterarse pasados cinco años.
Artículo 146
El proyecto de Estatuto será elaborado por una asamblea compuesta por los miembros de la
Diputación u órgano interinsular de las provincias afectadas y por los Diputados y Senadores
elegidos en ellas y será elevado a las Cortes Generales para su tramitación como ley.
Artículo 147
1. Dentro de los términos de la presente Constitución, los Estatutos serán la norma
institucional (singular) básica de cada Comunidad Autónoma y el Estado los reconocerá y
amparará como parte integrante de su ordenamiento jurídico.
2. Los Estatutos de autonomía deberán contener: a) La denominación de la Comunidad que
mejor corresponda a su identidad histórica. b) La delimitación de su territorio. c) La
denominación, organización y sede de las instituciones autónomas propias. d) Las competencias
asumidas dentro del marco establecido en la Constitución y las bases para el traspaso de los
servicios correspondientes a las mismas.
3. La reforma de los Estatutos se ajustará: al procedimiento establecido en los mismos y
requerirá, en todo caso, la aprobación por las Cortes Generales, mediante ley orgánica.
Vía rápida, especial o vía plena. Artículo 151
1. No será preciso dejar transcurrir el plazo de cinco años, a que se refiere el apartado 2 del
artículo 148, cuando la iniciativa del proceso autonómico sea acordada dentro del plazo del
artículo 143, 2, además de por las Diputaciones o los órganos interinsulares correspondientes,
por las tres cuartas partes de los municipios de cada una de las provincias afectadas que
representen, al menos, la mayoría del censo electoral de cada una de ellas y dicha iniciativa
12
sea ratificada mediante referéndum por el voto afirmativo de la mayoría absoluta de los
electores de cada provincia en los términos que establezca una ley orgánica.
2. En el supuesto previsto en el apartado anterior, el procedimiento para la elaboración del
Estatuto será el siguiente:
1. El Gobierno convocará a todos los Diputados y Senadores elegidos en las
circunscripciones comprendidas en el ámbito territorial que pretenda acceder al autogobierno,
para que se constituyan en Asamblea, a los solos efectos de elaborar el correspondiente
proyecto de Estatuto de autonomía, mediante el acuerdo de la mayoría absoluta de sus
miembros.
2. Aprobado el proyecto de Estatuto por la Asamblea de Parlamentarios, se remitirá a
la Comisión Constitucional del Congreso, la cual, dentro del plazo de dos meses, lo examinará
con el concurso y asistencia de una delegación de la Asamblea proponente para determinar de
común acuerdo su formulación definitiva.
3. Si se alcanzare dicho acuerdo, el texto resultante será sometido a referéndum del
cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el ámbito territorial del proyectado
Estatuto.
4. Si el proyecto de Estatuto es aprobado en cada provincia por la mayoría de los
votos válidamente emitidos, será elevado a las Cortes Generales. Los plenos de ambas Cámaras
decidirán sobre el texto mediante un voto de ratificación. Aprobado el Estatuto, el Rey lo
sancionará y lo promulgará como ley.
5. De no alcanzarse el acuerdo a que se refiere el apartado 2 (por negativa o dos
meses, de silencio administrativo) de este número, el proyecto de Estatuto será tramitado como
proyecto de ley ante las Cortes Generales. El texto aprobado por éstas será sometido a
referéndum del cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el ámbito territorial del
proyectado Estatuto. En caso de ser aprobado por la mayoría de los votos válidamente emitidos
en cada provincia, procederá su promulgación en los términos del párrafo anterior.
3. En los casos de los párrafos 4 y 5 del apartado anterior, la no aprobación del proyecto de
Estatuto por una o varias provincias no impedirá la constitución entre las restantes de la
Comunidad Autónoma proyectada, en la forma que establezca la ley orgánica prevista en el
apartado 1 de este artículo.
Vía del Artículo 144.
Las Cortes Generales, mediante ley orgánica, podrán, por motivos de interés nacional:
a) Autorizar la constitución de una comunidad autónoma cuando su ámbito territorial no
supere el de una provincia y no reúna las condiciones del apartado 1 del artículo 143
(características históricas, culturales y económicas comunes)
b) Autorizar o acordar, en su caso, un Estatuto de autonomía para territorios que no estén
integrados en la organización provincial.
c) Sustituir la iniciativa de las Corporaciones locales a que se refiere el apartado 2 del artículo
143.
Éste el caso de las Ciudades Autonómicas de Ceuta y Melilla. Así pues en España tenemos 17 CCAA. y 2
ciudades con su propio Estatuto de Autonomía.
Órganos de las Comunidades Autónomas
Asamblea Legislativa
Elegida por sufragio universal, cuya misión es la de elaborar las leyes.
Gobierno (antiguo, Consejo de Gobierno)
Con funciones ejecutivas y administrativas, y un Presidente, elegido por la Asamblea y
nombrado por el Rey, y le corresponder la dirección del Consejo de Gobierno, la suprema representación
de la respectiva Comunidad y la ordinaria del Estado en aquella.
Tribunal Superior de Justicia
Culmina la organización judicial en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma.
13
Reforma de los Estatutos (art. 147 y 152).
Artículo 147
1. Dentro de los términos de la presente Constitución, los Estatutos serán la norma institucional
(singular) básica de cada Comunidad Autónoma y el Estado los reconocerá y amparará como
parte integrante de su ordenamiento jurídico.
2. Los Estatutos de autonomía deberán contener: a) La denominación de la Comunidad que
mejor corresponda a su identidad histórica. b) La delimitación de su territorio. c) La
denominación, organización y sede de las instituciones autónomas propias. d) Las competencias
asumidas dentro del marco establecido en la Constitución y las bases para el traspaso de los
servicios correspondientes a las mismas.
3. La reforma de los Estatutos se ajustará: al procedimiento establecido en los mismos y
requerirá, en todo caso, la aprobación por las Cortes Generales, mediante ley orgánica.
Artículo 152
1. En los Estatutos aprobados por el procedimiento a que se refiere el artículo anterior, la
organización institucional autonómica se basará en una Asamblea Legislativa, elegida por
sufragio universal, con arreglo a un sistema de representación proporcional que asegure,
además, la representación de las diversas zonas del territorio; un Consejo de Gobierno con
funciones ejecutivas y administrativas y un Presidente, elegido por la Asamblea, de entre sus
miembros, y nombrado por el Rey, al que corresponde la dirección del Consejo de Gobierno, la
suprema representación de la respectiva Comunidad y la ordinaria del Estado en aquella. El
Presidente y los miembros del Consejo de Gobierno serán políticamente responsables ante la
Asamblea. Un Tribunal Superior de Justicia, sin perjuicio de la jurisdicción que corresponde al
Tribunal Supremo, culminará la organización judicial en el ámbito territorial de la Comunidad
Autónoma. En los Estatutos de las Comunidades Autónomas podrán establecerse los supuestos y
las formas de participación de aquellas en la organización de las demarcaciones judiciales del
territorio. Todo ello de conformidad con lo previsto en la ley orgánica del poder judicial y
dentro de la unidad e independencia de éste. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 123, las
sucesivas instancias procesales, en su caso, se agotarán ante órganos judiciales radicados en el
mismo territorio de la Comunidad Autónoma en que este el órgano competente en primera
instancia.
2. Una vez sancionados y promulgados los respectivos Estatutos, solamente podrán ser
modificados mediante los procedimientos en ellos establecidos y con referéndum entre los
electores inscritos en los censos correspondientes.
3. Mediante la agrupación de municipios limítrofes, los Estatutos podrán establecer
circunscripciones territoriales propias, que gozarán de plena personalidad jurídica.
Competencias de las Comunidades Autónomas
La Constitución sitúa las competencias de las CCAA. en el art. 148, y las competencias del
Estado en el art. 149.
Artículo 148
1. Las Comunidades Autónomas podrán asumir competencias en las siguientes materias: 1. Organización de sus instituciones de
autogobierno. 2. Las alteraciones de los términos municipales comprendidos en su territorio y, en general, las funciones que
correspondan a la Administración del Estado sobre las Corporaciones locales y cuya transferencia autorice la legislación sobre
Régimen Local. 3. Ordenación del territorio, urbanismo y vivienda. 4. Las obras públicas de interés de la Comunidad Autónoma en
su propio territorio. 5. Los ferrocarriles y carreteras cuyo itinerario se desarrolle íntegramente en el territorio de la Comunidad
Autónoma y, en los mismos términos, el transporte desarrollado por estos medios o por cable. 6. Los puertos de refugio, los puertos
y aeropuertos deportivos y, en general, los que no desarrollen actividades comerciales. 7. La agricultura y ganadería, de acuerdo
con la ordenación general de la economía. 8. Los montes y aprovechamientos forestales. 9. La gestión en materia de protección del
medio ambiente. 10. Los proyectos, construcción y explotación de los aprovechamientos hidráulicos, canales y regadíos de interés
de la Comunidad Autónoma; las aguas minerales y termales. 11. La pesca en aguas interiores, el marisqueo y la acuicultura, la
caza y la pesca fluvial. 12. Ferias interiores. 13. El fenómeno de desarrollo económico de la Comunidad Autónoma dentro de los
objetivos marcados por la política económica nacional. 14. La artesanía. 15. Museos, bibliotecas y conservatorios de música de
interés para la Comunidad Autónoma. 16. Patrimonio monumental de interés de la Comunidad Autónoma. 17. El fomento de la
cultura, de la investigación y, en su caso, de la enseñanza de la lengua de la Comunidad Autónoma. 18. Promoción y ordenación
del turismo en su ámbito territorial. 19. Promoción del deporte y de la adecuada utilización del ocio. 20. Asistencia social. 21.
Sanidad e higiene. 22. La vigilancia y protección de sus edificios e instalaciones. La coordinación y demás facultades en relación
con las policías locales en los términos que establezca una ley orgánica.
2. Transcurridos cinco años, y mediante la reforma de sus Estatutos, las Comunidades Autónomas podrán ampliar sucesivamente
sus competencias dentro del marco establecido en el artículo 149.
14
Artículo 149
1. El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias: 1. La regulación de las condiciones básicas que garanticen
la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales. 2.
Nacionalidad, inmigración, emigración, extranjería y derecho de asilo. 3. Relaciones internacionales. 4. Defensa y Fuerzas
Armadas. 5. Administración de Justicia. 6. Legislación mercantil, penal y penitenciaria; legislación procesal, sin perjuicio de las
necesarias especialidades que en este orden se deriven de las particularidades del derecho sustantivo de las Comunidades
Autónomas. 7. Legislación laboral; sin perjuicio de su ejecución por los órganos de las Comunidades Autónomas. 8. Legislación
civil, sin perjuicio de la conservación, modificación y desarrollo por las Comunidades Autónomas de los derechos civiles, forales o
especiales, allí donde existan. En todo caso, las reglas relativas a la aplicación y eficacia de las normas jurídicas, relaciones
jurídico-civiles relativas a las formas de matrimonio, ordenación de los registros e instrumentos públicos, bases de las obligaciones
contractuales, normas para resolver los conflictos de leyes y determinación de las fuentes del derecho, con respeto, en este último
caso, a las normas de derecho foral o especial. 9. Legislación sobre propiedad intelectual e industrial. 10. Régimen aduanero y
arancelario; comercio exterior. 11. Sistema monetario: divisas, cambio y convertibilidad; bases de la ordenación de crédito, banca
y seguros. 12. Legislación sobre pesas y medidas, determinación de la hora oficial. 13. Bases y coordinación de la planificación
general de la actividad económica. 14. Hacienda general y Deuda del Estado. 15. Fomento y coordinación general de la
investigación científica y técnica. 16. Sanidad exterior. Bases y coordinación general de la sanidad. Legislación sobre productos
farmacéuticos. 17. Legislación básica y régimen económico de la Seguridad Social, sin perjuicio de la ejecución de sus servicios
por las Comunidades Autónomas. 18. Las bases de régimen jurídico de las Administraciones públicas y del régimen estatutario de
sus funcionarios que, en todo caso, garantizarán a los administrados un tratamiento común ante ellas; el procedimiento
administrativo común, sin perjuicio de las especialidades derivadas de la organización propia de las Comunidades Autónomas;
legislación sobre expropiación forzosa; legislación básica sobre contratos y concesiones administrativas y el sistema de
responsabilidad de todas las Administraciones públicas. 19. Pesca marítima, sin perjuicio de las competencias que en la
ordenación del sector se atribuyan a las Comunidades Autónomas. 20. Marina mercante y abanderamiento de buques; iluminación
de costas y señales marítimas; puertos de interés general; aeropuertos de interés general; control del espacio aéreo, tránsito y
transporte aéreo, servicio meteorológico y matriculación de aeronaves. 21. Ferrocarriles y transportes terrestres que transcurran
por el territorio de más de una Comunidad Autónoma; régimen general de comunicaciones; tráfico y circulación de vehículos de
motor; correos y telecomunicaciones; cables aéreos, submarinos y radiocomunicación. 22. La legislación, ordenación y concesión
de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurran por más de una Comunidad Autónoma, y la autorización
de instalaciones eléctricas cuando su aprovechamiento afecte a otra Comunidad o el transporte de energía salga de su ámbito
territorial. 23. Legislación básica sobre protección del medio ambiente, sin perjuicio de las facultades de las Comunidades
Autónomas de establecer normas adicionales de protección. La legislación básica sobre montes, aprovechamientos forestales y vías
pecuarias. 24. Obras públicas de interés general o cuya realización afecte a más de una Comunidad Autónoma. 25. Bases de
régimen minero y energético. 26. Régimen de producción, comercio, tenencia y uso de armas y explosivos. 27. Normas básicas del
régimen de prensa, radio y televisión y, en general, de todos los medios de comunicación social, sin perjuicio de las facultades que
en su desarrollo y ejecución correspondan a las Comunidades Autónomas. 28. Defensa del patrimonio cultural, artístico y
monumental español contra la exportación y la expoliación; museos, bibliotecas y archivos de titularidad estatal, sin perjuicio de
su gestión por parte de las Comunidades Autónomas. 29. Seguridad pública, sin perjuicio de la posibilidad de creación de policías
por las Comunidades Autónomas en la forma que se establezca en los respectivos Estatutos en el marco de lo que disponga una ley
orgánica. 30. Regulación de las condiciones de obtención, expedición y homologación de títulos académicos y profesionales y
normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución, a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los
poderes públicos en esta materia. 31. Estadística para fines estatales. 32. Autorización para la convocatoria de consultas populares
por vía de referéndum.
2. Sin perjuicio de las competencias que podrán asumir las Comunidades Autónomas, el Estado considerará el servicio de la
cultura como deber y atribución esencial y facilitará la comunicación cultural entre las Comunidades Autónomas, de acuerdo con
ellas.
3. La materias no atribuidas expresamente al Estado por esta Constitución podrán corresponder a las Comunidades Autónomas, en
virtud de sus respectivos Estatutos. La competencia sobre las materias que no se hayan asumido por los Estatutos de Autonomía
corresponderá al Estado, cuyas normas prevalecerán, en caso de conflicto, sobre las de las Comunidades Autónomas en todo lo
que no esté atribuido a la exclusiva competencia de éstas. El derecho estatal será, en todo caso, supletorio del derecho de las
Comunidades Autónomas.
Aquellas comunidades que hayan accedido por la vía limitada (art. 143, 146, 147) sólo poseen las
enumeradas en el 148, por el contrario las Comunidades de la Vía Plena además poseen aquellas otras que
son transmisibles del 149. Las autonomías limitadas al transcurrir cinco años se convertirán en plenas (ver
art.148.2) y tendrán por tanto acceso a las mismas competencias transmisibles del art. 149.
El Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma de Madrid.
El artículo 143.1 de la Constitución dispone que:
1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las
provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, los territorios
insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y
constituirse en Comunidades Autónomas con arreglo a lo previsto en este Título (Título VIII) y en los
respectivos Estatutos.
2. La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los
municipios cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis meses desde
el primer acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas.
3. La iniciativa, en caso de no prosperar, solamente podrá reiterarse pasados cinco años.
15
La Constitución de esta manera autoriza la creación de CCAA. uniprovinciales, siempre que la
provincia tenga entidad regional histórica, pues de faltarle este presupuesto la única posibilidad para que
una provincia pueda acceder en solitario a la autonomía es por autorización de las CCGG mediante Ley
Orgánica (art. 144 a.). Éste es el caso de la Comunidad Autónoma de Madrid, que careciendo de entidad
regional histórica, por motivos de interés nacional... se constituyó la provincia de Madrid en Comunidad
Autónoma por Ley Orgánica 6/1982 de 7 de julio.
Constituidas las nuevas Cortes Generales en virtud de las elecciones de 28 de octubre de 1982, el
nuevo Gobierno remitió al Congreso un proyecto de Estatuto, surgiendo así la Ley Orgánica 3/1983 de
25de febrero, de Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid.
Estructura
El Estatuto consta de 64 artículos y está estructurado en:
Título Preliminar (1-8)
Titulo I (9-24) De la Organización Institucional de la Comunidad de Madrid
Titulo II (25-34) De las competencias de la Comunidad
Capítulo I
De la Asamblea
Capítulo II
Del Presidente
Capítulo III
Del Gobierno
Titulo III (35-45)Del régimen jurídico
Titulo IV (46-50)De la administración de justicia
Titulo V (51-63) Economía y Hacienda
Titulo VI (64) Reforma del Estatuto
2 Disposiciones adicionales
7 Disposiciones transitorias
1 Disposición final
TITULO PRIMERO De la Organización Institucional de la Comunidad de Madrid
(art. 8 Ley Orgánica 3/1983, de 25 de febrero).
Artículo 8.
Los poderes de la Comunidad de Madrid se ejercen a través de sus instituciones de autogobierno: la
Asamblea, el Gobierno y el Presidente de la Comunidad.
El Título Primero se desarrolla en tres capítulos cada uno de los cuales trata las instituciones de
autogobierno.
Capítulo I
De la Asamblea
Capítulo II
Del Presidente
Capítulo III
Del Gobierno
CAPITULO I De la Asamblea de Madrid (art. 9-16 Ley Orgánica 3/1983, de 25 de febrero).
Artículo 9.
La Asamblea representa al pueblo de Madrid, ejerce la potestad legislativa de la Comunidad, aprueba y
controla el Presupuesto de la Comunidad, impulsa, orienta y controla la acción del Gobierno (Consejo
de Gobierno) y ejerce las demás competencias que le atribuyen la Constitución, el presente Estatuto y el
resto del ordenamiento jurídico.
Artículo 10.
1. La Asamblea es elegida por cuatro años mediante sufragio universal, libre, igual, directo y secreto,
atendiendo a criterios de representación proporcional.
2. La Asamblea estará compuesta por un Diputado por cada 50.000 habitantes o fracción superior a
25.000, de acuerdo con los datos actualizados del censo de población. El mandato de los Diputados
termina cuatro años después de su elección o el día de la disolución de la Cámara en los supuestos
previstos en este Estatuto.
3. Los Diputados no estarán ligados por mandato imperativo alguno.
4. Una ley de la Asamblea, regulará las elecciones, que serán convocadas por el Presidente de la
Comunidad, de conformidad con lo dispuesto en este Estatuto.
5. La circunscripción electoral es la provincia.
16
6. Para la distribución de escaños sólo serán tenidas en cuenta las listas que hubieran obtenido, al
menos, el 5 por 100 de los sufragios válidamente emitidos.
7. Las elecciones tendrán lugar el cuarto domingo de mayo de cada cuatro años, en los términos
previstos en la Ley Orgánica que regule el Régimen Electoral General. La sesión constitutiva de la
Asamblea tendrá lugar dentro de los veinticinco días siguientes a la proclamación de los resultados
electorales.
8. Serán electores y elegibles todos los madrileños mayores de dieciocho años de edad que estén en pleno
goce de sus derechos políticos. La Comunidad Autónoma facilitará el ejercicio del derecho al voto a los
madrileños que se encuentren fuera de la Comunidad de Madrid
El número de Diputados en la Asamblea de Madrid, en la actual (2000) legislatura es de: 102
Las elecciones tendrán lugar entre los 30 y 60 días posteriores a la expiración del mandato.
Artículo 11.
1. Los Diputados de la Asamblea recibirán de cualesquiera autoridades y funcionarios la ayuda que precisen para el ejercicio de su labor y el trato y precedencia debidos a su
condición, en los términos que establezca una ley de la Asamblea.
2. La adquisición de la condición plena de Diputado requerirá, en todo caso, la prestación de la promesa o juramento de acatamiento de la Constitución y del presente Estatuto
de Autonomía.
3. Los Diputados percibirán una asignación, que será fijada por la Asamblea.
4. La Asamblea determinará por ley las causas de inelegibilidad e incompatibilidad de los Diputados.
5. Los Diputados gozarán, aun después de haber cesado en su mandato, de inviolabilidad por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones.
6. Durante su mandato los miembros de la Asamblea no podrán ser detenidos ni retenidos por actos delictivos cometidos en el territorio de la Comunidad, sino en caso de
flagrante delito, correspondiendo decidir, en todo caso, sobre su inculpación, prisión, procesamiento y juicio al Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Fuera de dicho
territorio, la responsabilidad penal será exigible en los mismos términos ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.
Artículo 12.
1. La Asamblea se dotará de su propio Reglamento, cuya aprobación y reforma serán sometidas a una votación final sobre su totalidad, que requerirá el voto afirmativo de la
mayoría absoluta de los Diputados.
2. El Reglamento determinará, de acuerdo con lo establecido en el presente Estatuto, las reglas de organización y funcionamiento de la Asamblea, especificando, en todo caso,
los siguientes extremos:
La relaciones entre la Asamblea y el Gobierno.
El número mínimo de Diputados necesario para la formación de los Grupos Parlamentarios.
La composición y funciones de la Mesa, las Comisiones y la Diputación Permanente, de manera que los Grupos Parlamentarios participen en estos órganos en
proporción al número de sus miembros.
Las funciones de la Junta de Portavoces.
La publicidad de las sesiones y el quórum y mayorías requeridos.
El procedimiento legislativo común y los procedimientos legislativos que, en su caso, se establezcan.
El procedimiento de elección de los Senadores representantes de la Comunidad de Madrid.
Artículo 13.
1. La Asamblea elegirá de entre sus miembros al Presidente, a la Mesa y a la Diputación Permanente.
2. Los Diputados de la Asamblea se constituirán en Grupos Parlamentarios, cuyos Portavoces integrarán
la Junta de Portavoces, que se reunirá bajo la presidencia del Presidente de la Asamblea.
3. La Asamblea funcionará en Pleno y por Comisiones.
Artículo 14.
1. La Asamblea se reunirá en sesiones ordinarias y extraordinarias. Los períodos ordinarios de sesiones
serán dos al año: el primero de septiembre a diciembre y el segundo de febrero a junio.
2. Entre los períodos ordinarios de sesiones y en los supuestos de expiración del mandato o de disolución de la Asamblea funcionará la Diputación Permanente, a la que
corresponde velar por los poderes de la Cámara y cuantas otras atribuciones le confiera el Reglamento. Tras la celebración de elecciones, la Diputación Permanente dará
cuenta al Pleno de la Asamblea, una vez constituida ésta, de los asuntos tratados y de las decisiones adoptadas.
3. Las sesiones extraordinarias habrán de ser convocadas por el Presidente de la Asamblea a petición del Gobierno, de la Diputación Permanente, de una cuarta parte de los
Diputados o del número de Grupos Parlamentarios que el Reglamento determine. Las sesiones extraordinarias deberán convocarse sobre un orden del día determinado.
4. Para deliberar y adoptar acuerdos la Asamblea habrá de estar reunida reglamentariamente y con asistencia de la mayoría de sus miembros. Los acuerdos deberán ser
aprobados por la mayoría de los miembros presentes, salvo en aquellos supuestos para los que el Estatuto, el Reglamento o las leyes exijan mayorías especiales.
CAPITULO II Del Presidente (art. 17-21 Ley Orgánica 3/1983, de 25 de febrero).
Artículo 17.
1. El Presidente de la Comunidad de Madrid ostenta la suprema representación de la Comunidad
Autónoma y la ordinaria del Estado en la misma, preside y dirige la actividad del Gobierno, designa y
separa a los Vicepresidentes y Consejeros y coordina la Administración.
2. El Presidente podrá delegar funciones ejecutivas y de representación propias en los Vicepresidentes y
demás miembros del Gobierno.
3. El Presidente es políticamente responsable ante la Asamblea.
Elección del Presidente
Artículo 18.
1. Después de cada renovación de la Asamblea, y en los demás supuestos en que se produzca vacante en
la Presidencia de la Comunidad, el Presidente de la Asamblea, previa consulta con los representantes
17
designados por los grupos políticos con representación en la Asamblea, propondrá a ésta uno de sus
miembros como candidato a la Presidencia de la Comunidad.
2. El candidato propuesto, conforme a lo previsto en el apartado anterior, expondrá ante la Asamblea el
programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Asamblea.
3. Si la Asamblea otorgase por mayoría absoluta su confianza a dicho candidato, el Rey procederá a
nombrarle Presidente de la Comunidad de Madrid. De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la
misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después y la confianza se entenderá otorgada
si obtuviese mayoría simple.
4. Si efectuadas las citadas votaciones no se otorgase la confianza para la investidura, se tramitarán
sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores.
5. Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún
candidato hubiere obtenido la confianza de la Asamblea, ésta quedará disuelta, convocándose de
inmediato nuevas elecciones.
6. El mandato de la nueva Asamblea durará, en todo caso, hasta la fecha en que debiera concluir el
primero.
Cuestión de Confianza.
Artículo 19.
1. El Presidente de la Comunidad de Madrid, previa deliberación del Gobierno, puede plantear ante la
Asamblea la cuestión de confianza sobre su programa o una declaración de política general. La
confianza se entenderá otorgada cuando vote a favor de la misma la mayoría simple de los Diputados.
2. Si la Asamblea negara su confianza, el Presidente de la Comunidad de Madrid presentará su
dimisión ante la Asamblea, cuyo Presidente convocará en el plazo máximo de quince días la sesión
plenaria para la elección de nuevo Presidente de la Comunidad de Madrid, de acuerdo con el
procedimiento del artículo 18.
Moción de Censura.
Artículo 20.
1. La Asamblea puede exigir la responsabilidad política del Presidente o del Gobierno mediante la
adopción por mayoría absoluta de la moción de censura. Ésta habrá de ser propuesta, al menos, por un
15 por 100 de los Diputados y habrá de incluir un candidato a la Presidencia de la Comunidad de
Madrid.
2. La moción de censura no podrá ser votada hasta que concurran cinco días desde su presentación. Si
la moción de censura no fuese aprobada por la Asamblea, sus signatarios no podrán presentar otra
durante el mismo período de sesiones.
3. Si la Asamblea adoptara una moción de censura, el Presidente junto con su Gobierno cesará, y el
candidato incluido en aquélla se entenderá investido de la confianza de la Cámara. El Rey le nombrará
Presidente de la Comunidad de Madrid.
Artículo 21.
1. El Presidente de la Comunidad de Madrid, previa deliberación del Gobierno y bajo su exclusiva responsabilidad, podrá acordar la disolución de la Asamblea con
anticipación al término natural de la legislatura. La disolución se formalizará por Decreto, en el que se convocarán a su vez elecciones, conteniéndose en el mismo los
requisitos que exija la legislación electoral aplicable.
2. El Presidente no podrá acordar la disolución de la Asamblea durante el primer período de sesiones de la legislatura, cuando reste menos de un año para la terminación de
la legislatura, cuando se encuentre en tramitación una moción de censura o cuando esté convocado un proceso electoral estatal. No procederá nueva disolución de la
Asamblea antes de que transcurra un año desde la anterior.
3. En todo caso, la nueva Cámara que resulte de la convocatoria electoral tendrá un mandato limitado por el término natural de la legislatura originaria.
CAPITULO III Del Gobierno (art. 22-25 Ley Orgánica 3/1983, de 25 de febrero).
Artículo 22.
1. El Gobierno de la Comunidad de Madrid es el órgano colegiado que dirige la política de la
Comunidad de Madrid, correspondiéndole las funciones ejecutivas y administrativas, así como el
ejercicio de la potestad reglamentaria en materias no reservadas en este Estatuto a la Asamblea.
2. El Gobierno estará compuesto por el Presidente, el o los Vicepresidentes, en su caso, y los
Consejeros. Los miembros del Gobierno serán nombrados y cesados por el Presidente.
Para ser Vicepresidente o Consejero no será necesaria la condición de Diputado.
Artículo 23.
1. Los miembros del Gobierno no podrán ejercer otras actividades laborales, profesionales o
empresariales que las derivadas del ejercicio de su cargo. El régimen jurídico y administrativo del
Gobierno y el estatuto de sus miembros será regulado por ley de la Asamblea.
18
2. El Gobierno responde políticamente ante la Asamblea de forma solidaria, sin perjuicio de la
responsabilidad directa de cada Consejero por su gestión.
Artículo 24.
1. El Gobierno cesa tras la celebración de elecciones a la Asamblea, en los casos de pérdida de
confianza parlamentaria previstos en este Estatuto y en caso de dimisión, incapacidad o fallecimiento
del Presidente.
2. El Gobierno cesante continuará en funciones hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno.
Artículo 25.
1. La responsabilidad penal del Presidente de Gobierno, Vicepresidentes y de los Consejeros será
exigible ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. No obstante, la de los Vicepresidentes y
Consejeros para los delitos cometidos en el ámbito territorial (delitos dentro de la CAM) de su
jurisdicción será exigible ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.
2. Ante las Salas correspondientes de los mismos Tribunales, respectivamente, será exigible la
responsabilidad civil en que dichas personas hubieran incurrido con ocasión del ejercicio de sus cargos.
Test del Tema 2
19
Tema 3. Administración Pública. Concepto y clases. Especial
referencia a la Administración local. La Tasa por la prestación
del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de
Madrid: Causas para su percepción.
Administración Pública. Concepto y clases.
Concepto.
Etimológicamente administración es el sustantivo de administrar, vocablo que significa servir,
aunque también otros entienden que pueda venir de una contracción latina que significa manejo y gestión.
Por Administración Pública se puede entender aquellas entidades y órganos puestas al servicio
del ciudadano para gestionar ciertos bienes y servicios.
Ente: Institución, en abstracto.
Órgano: Personas físicas, edificios, etc. Los órganos pueden ser:
Órganos políticos como las Cortes Generales, Asambleas CC.AA... Hacen leyes
Órganos administrativos. Hacen Reglamentos, norma jurídica de rango inferior a la
ley donde generalmente se desarrolla ésta.
La Administración pública se integra en el Poder ejecutivo, y se puede definir como un complejo
orgánico formado por una serie de entes con personalidad jurídica. La Administración Pública.
La Administración del Estado, la de las Comunidades autónomas y la Local, constituyen
personas jurídicas públicas territoriales porque el territorio es un elemento esencial. Por el contrario en la
Administración Institucional el territorio no es un elemento esencial.
La Constitución de 1978 en su Artículo 103 establece lo siguiente:
1.
La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo
con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y
coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al Derecho.
2.
Los órganos de la Administración del Estado son creados, regidos y coordinados de
acuerdo con la ley.
3.
La ley regulará el estatuto de los funcionarios públicos, el acceso a la función pública de
acuerdo con los principios de mérito y capacidad, las peculiaridades del ejercicio de su
derecho a sindicación, el sistema de incompatibilidades y las garantías para la
imparcialidad en el ejercicio de sus funciones.
Eficacia:
Supone la técnica de división del trabajo, mecanización de la producción y agilización de los
trámites (rapidez). Es un principio propio de todas las Administraciones Públicas que se logrará con un
estudio adecuado de la función pública y mediante técnicas de división del trabajo.
Jerarquía:
Es decir que los órganos de la Administración se encuentran escalonados, de tal manera que los
órganos controlan y fiscalizan la conducta de los inferiores y dirimen (resuelven) conflictos de
competencia. Supone una estructuración ordenada y escalonada de los distintos órganos que forman cada
Administración. De tal manera que el órgano superior dirige, supervisa e inspecciona la actuación de los
órganos inferiores.
Descentralización:
Es la creación de un ente distinto del Estado, al cual se le otorga personalidad jurídica y va a
quedar convertido en persona de derecho público. El ente creador se denomina DESCENTRALIZANTE
y el ente creado DESCENTRALIZADO. La fiscalización que ejerce el ente decentralizante sobre el
descentralizado recibe el nombre de TUTELA. En el caso los sistemas federales tal control no existiría.
20
Para que nazca y cese una Decentralización es necesario que una ley así lo establezca. En la
Descentralización se traspasan competencias de manera plena del ente descentralizante al ente
descentralizado. Supone la transferencia de funciones o territorios entre distintas Administraciones
Públicas.
Ej: Al crearse la Constitución el Estado asume todas las competencias y se crean nuevas
entidades las CC.AA, Provincias y Municipios; a los que se les transmiten competencias (no delega).
Delegación:
Consiste en el traspaso del ejercicio de la competencia, nunca de la titularidad (responsabilidad),
y cesa por voluntad del órgano delegante, no por ley.
Desconcentración:
Es el traspaso de competencias de un órgano superior a otro inferior dentro del mismo ente (se
traspasa la titularidad y el ejercicio). Aquí no se puede hablar de personalidad jurídica ni de persona de
derecho público porque dichas características las ostentan los entes no los órganos. El control que ejerce
el órgano desconcentrante sobre el desconcentrado recibe el nombre de JERARQUÍA. Para que nazca y
cese la desconcentración es necesario que una ley así lo diga. Supone la transferencia de funciones entre
órganos de una misma Administración.
Ej: EMT, Juntas Municipales de Distrito, Áreas...
Coordinación:
Supone las buenas relaciones que deben presidir la actividad de todas las Administraciones
Públicas. Es un presupuesto ineludible del principio de eficacia administrativa. Cada Administración
Pública no debe considerarse de manera aislada sino que deben actuar en un contexto general de
actuación tendente siempre al interés común.
Sometimiento pleno:
Implica que la Administración se ha de someter en todo momento a lo que la Ley establezca. La
Ley está por encima de la propia administración y ésta ha de someter su actuación a lo en ella establecido.
Es consecuencia de que España es un Estado de Derecho, según el Título Preliminar de la Constitución.
Clases de Administraciones públicas.
En nuestro ordenamiento jurídico podemos encontrar el siguiente panorama de la Administración Pública:
Administración General o del Estado o General del Estado.
En su doble vertiente: Central (con competencia en todo el territorio del Estado) y
Periférica (con competencia territorial en determinadas partes del Estado). A su vez la
Administración Central posee una serie de órganos que son los siguientes:
Administración General del Estado.
Organización central
Presidente del Gobierno
Vicepresidente o vicepresidentes en su caso
Consejo de Ministros
Comisiones delegadas del gobierno
Órganos superiores
Ministros:
Jefes superiores del departamento y superiores jerárquicos de los
secretarios de estado. El número de Ministerios y su denominación se
establece por Real Decreto del Presidente del Gobierno.
Secretarios de Estado:
Dirigen y coordinan las direcciones generales bajo su dependencia y
responden ante el Ministro. Su nombramiento se hace por Real
Decreto del Consejo de Ministros a iniciativa del Ministro respectivo
y a propuesta del Ministro para las Administraciones Públicas.
Órganos directivos
Subsecretarios:
21
Ostentan la representación ordinaria del Ministerio, dirigen los
servicios comunes, y desempeñan la jefatura del personal del
departamento. Su nombramiento se hace por Real Decreto del Consejo
de Ministros a propuesta del Ministro respectivo (titular del
departamento). Se hará entre funcionarios de carrera del grupo A.
Secretarios generales:
Su existencia se prevé como excepcional y se deberá determinar su
acción sobre un sector determinado. Su nombramiento se hace por
Real Decreto del Consejo de Ministros a propuesta del ministro
respectivo entre personas cualificadas en el sector público o privado.
Secretarios generales técnicos:
Bajo la dependencia del Subsecretario tienen la categoría de Director
general. Su nombramiento se hace por Real Decreto del Consejo de
Ministros a propuesta del ministro respectivo de entre funcionarios de
carrera del grupo A.
Directores generales:
Son los titulares de los órganos directivos que tengan varias áreas
homogéneas del Ministerio. Su nombramiento se hace por Real
Decreto del Consejo de Ministros a propuesta del ministro respectivo
de entre funcionarios de carrera del grupo A, salvo que las
características de las funciones exijan a alguien que no sea
funcionario.
Subdirectores generales:
Son responsables inmediatos de la ejecución de proyectos de la
competencia de la dirección general. Su nombramiento se hace por el Ministro o
Secretario de Estado de quien dependa, entre funcionarios de carrera del grupo A.
Órganos territoriales o Administración Periférica
Administración Periférica
La Ley 6/1997 de 14 de abril, de Organización y funcionamiento de la Administración
General del Estado configura una nueva organización de la Administración Periférica, según el
Real Decreto 1330/1997 de 1 de agosto de integración de servicios periféricos y de estructura de
las Delegaciones del Gobierno en los siguientes órganos:
Art. 2 “Las delegaciones del Gobierno estarán abscritas orgánicamente al Ministerio de
Administraciones Públicas y se integran por los siguientes órganos:
a) Las Subdelegaciones del Gobierno (Subdelegado del gobierno) en las provincias y
las Direcciones Insulares.
b) La Secretaría General.
Administración autonómica
Los órganos que integran la administración autonómica son los siguientes: el Presidente
del Consejo de Gobierno, el Vicepresidente, los Consejeros.
Administración Local
Características de la Administración Local:
(No se puede confundir estas Entidades Locales con las CC.AA, ya que las diferencia
fundamental entre ellas, es que las CC.AA, son entidades políticas y no administrativas.)
1. Forma parte de la Administración Pública, por lo que los Entes que en ella se comprenden
están investidos de las prerrogativas de ésta, aunque tales prerrogativas no les corresponde con
carácter originario, sino derivado porque son Entes Públicos menores.
2. La Administración Local no, puede confundirse con la Administración periférica del Estado,
ya que ésta, está integrada por órganos de la Administración del Estado situados en distintas
partes del territorio nacional para mejor proveer a los fines del propio Estado.
Por el contrario los Entes Locales tienen personalidad jurídica propia y diferenciada
de la del Estado, es decir cuando actúan lo hacen en nombre propio, y no en nombre del Estado,
lo que determina la posibilidad de ser sujeto de derechos y obligaciones, pudiendo tomar
decisiones propias.
22
3. Los Entes públicos que constituyen la Administración Local, al igual que el Estado o las
Comunidades Autónomas tienen carácter Territorial, ello supone que el Territorio constituye un
elemento necesario e imprescindible para su propia existencia.
4. Al igual que el Estado y las CC.AA., la Administración Local gestiona intereses generales, no
concretos como hace la Administración institucional.
5. En la Administración Local “la autonomía para la gestión de sus respectivos intereses, supone
la prosecución de todos aquellos fines que redunden en beneficio de quienes ocupen el territorio
de su jurisdicción.
A diferencia de las anteriores está integrada por entes que a su vez poseen órganos. Por
tanto la Administración local se divide en dos: el Municipio y la Provincia.
El Municipio
Tiene los siguientes órganos: El Alcalde y los Tenientes de Alcalde como (órganos)
unipersonales y la Comisión de Gobierno y el Pleno del Ayuntamiento como (órganos)
colegiados.
La Provincia
Posee los siguientes órganos: El Presidente de la Diputación y los Vicepresidentes como
unipersonales y la Comisión de Gobierno y el Pleno de la Diputación como colegiados.
Regulación jurídica actual:
A raíz de la entrada en vigor de la Constitución Española se produce un profundo
cambio en la normativa local que culmina esencialmente con la “Ley 7/1985 de 2 de Abril
Reguladora de las Bases de Régimen Local” (L.R.B.R.L.). Ésta es la disposición más importante
en la regulación local, sin embargo hay que mencionar también las siguientes disposiciones:
- Real Decreto-Ley 781/1986, de 18 de abril, Reguladora de las materias de Régimen Local.
- Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.
- Ley 30/1984, de medidas para la reforma de la Función Pública.
- Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento
Administrativo Común, de 26 de noviembre de 1992.
Administración Institucional
Se caracteriza porque es una parte de la Administración Pública que está integrado por
entes públicos de carácter no territorial, a diferencia de las Administraciones Públicas anteriores,
que todas ellas poseen el elemento del territorio donde ejercer sus funciones. Se dividen en dos:
Fundaciones:
Organismos autónomos que son creados por ley para gestionar algún servicio Público.
Corporaciones:
Son sujetos de derecho público que integran obligatoriamente una serie de personas con
intereses comunes, por ejemplo el colegio de médicos, arquitectos, abogados etc.
23
Esquema de las clases de Administraciones Públicas
Esquema de las clases de Administraciones Públicas
Administración del
ESTADO
CENTRAL
PERIFÉRICA
Administración
AUTONÓMICA
MUNICIPIO
Administración
LOCAL
ROVINCIA
Administración
INSTITUCIONAL
Presidente del Gobierno
Vicepresidentes
Ministros
Comisiones Delegadas del Gobierno
Consejo de Ministros
Secretarios de Estado
Delegados del Gobierno
Subdelegados del Gobierno
Secretaría General
Presidente del Consejo
Vicepresidentes
Consejeros
Alcalde
Teniente de alcalde
C. de Gobierno
Pleno del Ayuntamiento
Presidente de la Diputación
Vicepresidente/s
C. de Gobierno
Pleno de la Diputación
FUNDACIONES
CORPORACIONES
Especial referencia a la Administración local.
El profesor Entren Cuesta define la Administración Local como aquel sector de la
Administración Pública integrado por Entes públicos menores de carácter territorial. De los que se pueden
destacar los siguientes aspectos:
1. La administración Local es parte de la Administración Pública ya que el Estado la crea y por
tanto existen jurídicamente.
2. La Administración Local está formada por entes (Municipio y Provincia).
3. La Administración Local tiene carácter territorial, esto significa que no podría existir sin el
elemento territorial.
4. La Administración Local se integra políticamente en la entidad más superior que es el
Estado.
Entidades que comprende
La Ley 7/1985 Reguladora de bases de régimen local de 2 de abril, es la norma que establece
los principios básicos del ámbito local, en su Artículo 3 dice:
1. Son Entidades locales territoriales:
a) El Municipio.
b) La Provincia.
c) La Isla en los archipiélagos balear y canario.
2. Gozan, asimismo, de la condición de Entidades locales:
a) Las Entidades de ámbito territorial inferior al municipal, instituidas o reconocidas
por las Comunidades Autónomas, conforme al artículo 45 de esta Ley.
24
b) Las Comarcas u otras Entidades que agrupen varios Municipios, instituidas por las
Comunidades Autónomas de conformidad con esta Ley y los correspondientes
Estatutos de Autonomía.
c) Las Áreas Metropolitanas.
d) Las Mancomunidades de Municipios.
En cuanto al resto de entidades locales que establece la Ley 7/85 como son las entidades locales menores,
Comarcas, Áreas Metropolitanas y Mancominidades, la provincia y la isla no tienen carácter territorial
El Municipio (según ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del régimen local):
Por lo referente al Municipio, la Constitución no define lo que es sino que establece:
TITULO VIII De la Organización Territorial del Estado
CAPITULO SEGUNDO De la Administración Local
Artículo 140
La Constitución garantiza la autonomía de los municipios. Estos gozarán de personalidad
jurídica plena. Su gobierno y administración corresponde a sus respectivos Ayuntamientos,
integrados por los Alcaldes y los Concejales. Los Concejales serán elegidos por los vecinos del
municipio mediante sufragio universal, igual, libre, directo y secreto, en la forma establecida
por la ley. Los Alcaldes serán elegidos por los Concejales o por los vecinos. La ley regulará las
condiciones en las que proceda el régimen del concejo abierto.
La Ley 7/85, reguladora de las bases de régimen local, sí define al Municipio diciendo:
TÍTULO II. EL MUNICIPIO.
Artículo 11.
1. El Municipio es la Entidad local básica de la organización territorial del Estado. Tiene
personalidad jurídica y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.
2. Son elementos del Municipio el territorio, la población y la organización.
Territorio
(según ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del régimen local):
TÍTULO II.
CAPÍTULO I. TERRITORIO Y POBLACIÓN
Artículo 12.
El término municipal es el territorio en que el Ayuntamiento ejerce sus competencias.
(Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996, de 10 de enero, que modifica algunos aspectos de la ley 7/85
reguladora de las bases de régimen local).
Población
(según ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del régimen local):
Artículo 15.
Toda persona que viva en España está obligada a inscribirse en el Padrón del municipio en el
que resida habitualmente. Quien viva en varios municipios deberá inscribirse únicamente en el
que habite durante más tiempo al año.
El conjunto de personas inscritas en el Padrón municipal constituye la población del
municipio.
Los inscritos en el Padrón municipal son los vecinos del municipio.
La condición de vecino se adquiere en el mismo momento de su inscripción en el Padrón.
(Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996, de 10 de enero, que modifica algunos aspectos de la ley 7/85
reguladora de las bases de régimen local).
Artículo 16.
1. El Padrón municipal es el registro administrativo donde constan los vecinos de un municipio.
Sus datos constituyen prueba de la residencia en el municipio y del domicilio habitual en el
mismo. Las certificaciones que de dichos datos se expidan tendrán carácter de documento
público y fehaciente para todos los efectos administrativos.
2. La inscripción en el Padrón municipal contendrá como obligatorios sólo los siguientes datos:
a) Nombre y apellidos.
b) Sexo.
c) Domicilio habitual.
d) Nacionalidad.
e) Lugar y fecha de nacimiento.
f) Número de Documento Nacional de Identidad o, tratándose de extranjeros, del documento que lo sustituya.
g) Certificado o título escolar o académico que se posea.
h) Cuantos otros datos puedan ser necesarios para la elaboración del Censo Electoral, siempre que se garantice el respeto a los derechos fundamentales
reconocidos en la Constitución.
25
3. Los datos del Padrón municipal se cederán a otras Administraciones Públicas que lo soliciten sin consentimiento previo del afectado solamente cuando les
sean necesarios para el ejercicio de sus respectivas competencias, y exclusivamente para asuntos en los que la residencia o el domicilio sean datos relevantes.
También pueden servir para elaborar estadísticas oficiales sometidas al secreto estadístico, en los términos previstos en la Ley 12/1989, de 9 de mayo, de la
Función Estadística Pública.
Fuera de estos supuestos, los datos del Padrón son confidenciales y el acceso a los mismos se regirá por lo dispuesto en la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de
octubre, de Regulación del Tratamiento Automatizado de los Datos de Carácter Personal y en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las
Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.
(Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996, de 10 de enero).
Artículo 17.
1. La formación, mantenimiento, revisión y custodia del Padrón municipal corresponde al
Ayuntamiento, de acuerdo con lo que establezca la legislación del Estado.
Con este fin, los distintos organismos de la Administración General del Estado, competentes por razón de la materia, remitirán periódicamente a cada
Ayuntamiento información sobre las variaciones de los datos de sus vecinos que con carácter obligatorio deben figurar en el Padrón municipal, en la forma que
se establezca reglamentariamente.
La gestión del Padrón municipal se llevará por los Ayuntamientos con medios informáticos. Las Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos insulares
asumirán la gestión informatizada de los Padrones de los municipios que, por su insuficiente capacidad económica y de gestión, no puedan mantener los datos
de forma automatizada.
2. Los Ayuntamientos realizarán las actuaciones y operaciones necesarias para mantener actualizados sus Padrones de modo que los datos contenidos en éstos
concuerden con la realidad.
3. Los Ayuntamientos remitirán al Instituto Nacional de Estadística los datos de sus respectivos Padrones, en la forma que reglamentariamente se determine por
la Administración General del Estado, a fin de que pueda llevarse a cabo la coordinación entre los Padrones de todos los municipios.
El Instituto Nacional de Estadística, en aras a subsanar posibles errores y evitar duplicidades, realizará las comprobaciones oportunas, y comunicará a los
Ayuntamientos las actuaciones y operaciones necesarias para que los datos padronales puedan servir de base para la elaboración de estadísticas de población a
nivel nacional, para que las cifras resultantes de las revisiones anuales puedan ser declaradas oficiales, y para que los Ayuntamientos puedan remitir,
debidamente actualizados, los datos del Censo Electoral.
Corresponderá al Presidente del Instituto Nacional de Estadística la resolución de las discrepancias que, en materia de empadronamiento, surjan entre los
Ayuntamientos, Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos insulares o entre estos entes y el Instituto Nacional de Estadística, así como elevar al Gobierno
de la Nación la propuesta de cifras oficiales de población de los municipios españoles, comunicándolo en los términos que reglamentariamente se determinan al
Ayuntamiento interesado.
El Instituto Nacional de Estadística podrá remitir a las Comunidades Autónomas y a otras Administraciones Públicas los datos de los distintos Padrones en las
mismas condiciones señaladas en el artículo 16.3 de esta Ley.
4. Adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda se crea el Consejo de Empadronamiento como órgano colegiado de colaboración entre la Administración
General del Estado y los Entes Locales en materia padronal, de acuerdo con lo que reglamentariamente se establezca.
El Consejo será presidido por el Presidente del Instituto Nacional de Estadística y estará formado por representantes de la Administración General del Estado y
de los Entes Locales.
El Consejo funcionará en Pleno y en Comisión, existiendo en cada provincia una Sección Provincial bajo la presidencia del Delegado del Instituto Nacional de
Estadística y con representación de los Entes Locales.
El Consejo de Empadronamiento desempeñará las siguientes funciones:
a) Elevar a la decisión del Presidente del Instituto Nacional de Estadística propuesta vinculante de resolución de las discrepancias que surjan en materia de
empadronamiento entre Ayuntamientos, Diputaciones Provinciales, Cabildos, Consejos insulares o entre estos entes y el Instituto Nacional de Estadística.
b) Informar, con carácter vinculante, las propuestas que eleve al Gobierno el Presidente del Instituto Nacional de Estadística sobre cifras oficiales de población
de los municipios españoles.
c) Proponer la aprobación de las instrucciones técnicas precisas para la gestión de los padrones municipales.
d) Cualquier otra función que se le atribuya por disposición legal o reglamentaria.
5. La Administración General del Estado, en colaboración con los Ayuntamientos y Administraciones de las Comunidades Autónomas confeccionará un Padrón
de españoles residentes en el extranjero, al que será de aplicación las normas de esta Ley que regulan el Padrón municipal.
Las personas inscritas en este Padrón se considerarán vecinos del municipio español que figura en los datos de su inscripción únicamente a efectos del ejercicio
del derecho de sufragio, no constituyendo, en ningún caso, población del municipio.
(Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996).
Organización
Artículo 140 de la Constitución de 1978.
La Constitución garantiza la autonomía de los municipios. Estos gozarán de personalidad jurídica plena.
Su gobierno y administración corresponde a sus respectivos Ayuntamientos, integrados por los Alcaldes
y los Concejales. Los Concejales serán elegidos por los vecinos del municipio mediante sufragio
universal, igual, libre, directo y secreto, en la forma establecida por la ley. Los Alcaldes serán elegidos
por los Concejales o por los vecinos. La ley regulará las condiciones en las que proceda el régimen del
concejo abierto.
Ver Tema 4 Órganos de gobierno municipal: El Alcalde. El Pleno. La Comisión de Gobierno. Las Ramas.
Las Áreas y Servicios.
Competencias Obligatorias de los Municipios:
Los Municipios por sí o asociados deberán en todo caso prestar los servicios siguientes:
En todos los Municipios: Alumbrado público, cementarios, recogida de residuos,
limpieza viaria, abastecimiento domiciliario de agua potable, alcantarillado, acceso a los núcleos
de población, pavimentación de las vías públicas y control de alimentos y babedas.
En los Munipios con población superior a 500. Habitantes además: Parque público,
biblioteca pública, mercado y tratamiento de residuos.
En los municipios con población superior a 20.000 habitantes además: Protección Civil,
prestación de servicios sociales, prevención y extinción de incendios, instalaciones de uso
público y matadero.
En los Municipios con población superior a 50.000 habitantes además: Transporte colectivo urbano de
viajeros y protección del medio ambiente.
26
La Provincia (según ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del régimen local):
TÍTULO III.
LA PROVINCIA
Artículo 31.
1. La Provincia es una Entidad local determinada por la agrupación de Municipios, con
personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.
2. Son fines propios y específicos de la Provincia garantizar los principios de solidaridad y
equilibrio intermunicipales, en el marco de la política económica y social, y, en particular:
a) Asegurar la prestación integral y adecuada en la totalidad del territorio provincial de los
servicios de competencia municipal.
b) Participar en la coordinación de la Administración local con la de la Comunidad Autónoma y
la del Estado.
3. El Gobierno y la administración autónoma de la Provincia corresponden a la Diputación u
otras Corporaciones de carácter representativo.
La Isla en los archipiélagos balear y canario (según ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del régimen local):
Archipiélago Canario
El gobierno, administración y representación de cada Isla, pertenece a los CABILDOS
INSULARES, que se organizan igual que las Diputaciones Provinciales, asumiendo las
competencias de éstas, además de otras competencias que les pertenece según su legislación
específica.
En cada una de la Provincias canarias existe una Mancomunidad provincial interinsular,
como órgano de representación y expresión de los intereses provinciales integrada por los
Presidentes de los Cabildos Insulares, presidiéndola el Presidente del Cabildo de la Isla en que se
encuentre la capital de Provincia.
Archipiélago Balear
El gobierno, administración y representación de cada isla pertenece a los CONSEJOS
INSULARES, que se organizan y funcionan igual que las Diputaciones Provinciales, asumiendo
las competencias de éstas, además de las que pueda asumir según el Estatuto de Autonomía
Balear.
Entidades Locales Menores
(según ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del régimen local):
TÍTULO IV. OTRAS ENTIDADES LOCALES.
Artículo 45.
1. Las Leyes de las Comunidades Autónomas sobre régimen local regularán las entidades de
ámbito territorial inferior al Municipio, para la administración descentralizada de núcleos de
población separados, bajo su denominación tradicional de caseríos, parroquias, aldeas, barrios,
anteiglesias, concejos, pedanías, lugares anejos y otros análogos, o aquella que establezcan las
Leyes.
2. En todo caso se respetarán las siguientes reglas:
a) La iniciativa corresponderá indistintamente a la población interesada o al Ayuntamiento
correspondiente. Este último debe ser oído en todo caso.
b) La entidad habrá de contar con un órgano unipersonal (Alcalde Pedáneo) ejecutivo de
elección directa y un órgano colegiado de control (Junta Vecinal), cuyo número de miembros
no podrá ser inferior a dos ni superior al tercio del número de Concejales que integren el
respectivo Ayuntamiento.
La designación de los miembros del órgano colegiado se hará de conformidad con los
resultados de las elecciones para el Ayuntamiento en la Sección o Secciones constitutivas de la
circunscripción para la elección del órgano unipersonal. (El artículo 45.2. b., apartados primero y segundo, "no tiene
carácter básico", según declara la Sentencia núm. 214/1989. Téngase en cuenta, en particular, las matizaciones recogidas en el fundamento jurídico 15 de la
mencionada Sentencia).
No obstante, podrá establecerse el régimen de Concejo Abierto para las Entidades en que
concurran las características previstas en el número 1 del artículo 29.
c) Los acuerdos sobre disposición de bienes, operaciones de crédito y expropiación forzosa
deberán ser ratificados por el Ayuntamiento.
TÍTULO II. EL MUNICIPIO.
CAPÍTULO IV. REGÍMENES ESPECIALES
Artículo 29.
1. Funcionan en Concejo Abierto:
27
a) Los Municipios con menos de 100 habitantes y aquellos que tradicionalmente cuenten con este singular régimen de gobierno y administración.
b) Aquellos otros en los que su localización geográfica, la mejor gestión de los intereses municipales u otras circunstancias lo hagan aconsejable.
2. La constitución en Concejo Abierto de los Municipios a que se refiere el apartado b) del número anterior, requiere petición de la mayoría de los vecinos,
decisión favorable por mayoría de dos tercios de los miembros del Ayuntamiento y aprobación por la Comunidad Autónoma.
3. En el régimen del Concejo Abierto, el gobierno y la administración municipales corresponden a un Alcalde y una Asamblea vecinal de la que forman parte
todos los electores. Ajustan su funcionamiento a los usos, costumbres y tradiciones locales y, en su defecto, a lo establecido en esta Ley y las Leyes de las
Comunidades Autónomas sobre régimen local.
Artículo 199 LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
1. El régimen electoral de los órganos de las entidades locales de ámbito territorial inferior al
Municipio será el que establezcan las leyes de las Comunidades Autónomas que las instituyan o
reconozcan, que, en todo caso, deberán respetar lo dispuesto en la Ley reguladora de las bases
del régimen local, en su defecto, será el previsto en los números siguientes de este artículo.
2. Los Alcaldes Pedáneos son elegidos directamente por los vecinos de la correspondiente
entidad local por sistema mayoritario mediante la presentación de candidatos por los distintos
partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores.
3. Las Juntas Vecinales de las entidades locales menores están formadas por el Alcalde
Pedáneo que las preside y dos Vocales en los núcleos de población inferior a 250 residentes y
por cuatro en los de población superior a dicha cifra, siempre que el número de Vocales no
supere el tercio del de Concejales que integran el Ayuntamiento, en cuyo caso el número de
vocales será de dos.
4. La designación de estos vocales se hará de conformidad con los resultados de las elecciones
para el Ayuntamiento en la Sección o Secciones constitutivas de la entidad local menor.
5. La Junta Electoral de Zona, determinará, aplicando el procedimiento establecido en el
artículo 163, el número de vocales que corresponde a cada partido, federación, coalición o
agrupación.
6. Realizada la operación anterior, el representante de cada candidatura designará entre los
electores de la entidad local menor a quienes hayan de ser vocales.
7. Si las Juntas Vecinales no hubiesen de constituirse, de acuerdo con lo previsto en la
legislación sobre régimen local, por haberse establecido el funcionamiento de la entidad en
régimen de Concejo Abierto, se elegirá, en todo caso, un Alcalde Pedáneo en los términos del
número 2 de este artículo.
Artículo 200 LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
Las Juntas Electorales Provinciales adoptarán las resoluciones necesarias para dar
cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 179.2 de esta Ley, con el fin de que sea elegido el
Alcalde de los Municipios que funcionen en régimen de Concejo Abierto.
La organización de éstas entidades locales menores se ajusta al siguiente procedimiento: contará
con un órgano unipersonal ejecutivo de elección directa (Alcalde pedáneo elegido directamente por los
vecinos) y un órgano colegiado de control (llamado Junta Vecinal) cuyo número será de 2 en las
entidades de hasta 250 residentes y de 4 en los que superen esa cantidad siempre y cuando el número de 4
no supere el tercio de Concejales que integra el Ayuntamiento pues en cuyo caso se reduciría a 2.
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
Artículo 199
1. El régimen electoral de los órganos de las entidades locales de ámbito territorial inferior al Municipio será el que
establezcan las leyes de las Comunidades Autónomas que las instituyan o reconozcan, que, en todo caso, deberán
respetar lo dispuesto en la Ley reguladora de las bases del régimen local, en su defecto, será el previsto en los números
siguientes de este artículo.
2. Los Alcaldes Pedáneos son elegidos directamente por los vecinos de la correspondiente
entidad local por sistema mayoritario mediante la presentación de candidatos por los distintos
partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores.
3. Las Juntas Vecinales de las entidades locales menores están formadas por el Alcalde
Pedáneo que las preside y dos Vocales en los núcleos de población inferior a 250 residentes y
por cuatro en los de población superior a dicha cifra, siempre que el número de Vocales no
supere el tercio del de Concejales que integran el Ayuntamiento, en cuyo caso el número de
vocales será de dos.
4. La designación de estos vocales se hará de conformidad con los resultados de las elecciones para el Ayuntamiento en
la Sección o Secciones constitutivas de la entidad local menor.
5. La Junta Electoral de Zona, determinará, aplicando el procedimiento establecido en el artículo 163, el número de
vocales que corresponde a cada partido, federación, coalición o agrupación.
6. Realizada la operación anterior, el representante de cada candidatura designará entre los electores de la entidad
local menor a quienes hayan de ser vocales.
28
7. Si las Juntas Vecinales no hubiesen de constituirse, de acuerdo con lo previsto en la legislación sobre régimen local,
por haberse establecido el funcionamiento de la entidad en régimen de Concejo Abierto, se elegirá, en todo caso, un
Alcalde Pedáneo en los términos del número 2 de este artículo.
Comarcas u otras entidades que agrupen varios Municipios:
TÍTULO IV.
OTRAS ENTIDADES LOCALES.
Artículo 42.
1. Las Comunidades Autónomas, de acuerdo con lo dispuesto en sus respectivos Estatutos,
podrán crear en su territorio Comarcas u otras entidades que agrupen varios Municipios,
cuyas características determinen intereses comunes precisados de una gestión propia o
demanden la prestación de servicios de dicho ámbito.
2. La iniciativa para la creación de una Comarca podrá partir de los propios Municipios
interesados. En cualquier caso, no podrá crearse la Comarca si a ello se oponen expresamente
las dos quintas partes de los Municipios que debieran agruparse en ella, siempre que, en este
caso, tales Municipios representen al menos la mitad del censo electoral del territorio
correspondiente. Cuando la comarca deba agrupar a Municipios de más de una Provincia, será
necesario el informe favorable de las Diputaciones Provinciales a cuyo ámbito territorial
pertenezcan tales Municipios.
3. Las Leyes de las Comunidades Autónomas determinarán el ámbito territorial de las
Comarcas, la composición y el funcionamiento de sus órganos de gobierno, que serán
representativos de los Ayuntamientos que agrupen, así como las competencias y recursos
económicos que, en todo caso, se les asignen.
4. La creación de las Comarcas no podrá suponer la pérdida por los Municipios de la
competencia para prestar los servicios enumerados en el artículo 26, ni privar a los mismos de
toda intervención en cada una de las materias enumeradas en el apartado 2 del artículo 25. (En
relación con este apartado 4 , téngase en cuenta lo indicado en el fundamento jurídico 13 de la Sentencia del Tribunal
Constitucional número 214/1989, de 21 de diciembre. - Suplemento al BOE núm. 10, de 11 de enero de 1990-)
Áreas Metropolitanas:
TÍTULO IV.
OTRAS ENTIDADES LOCALES.
Artículo 43.
1. Las Comunidades Autónomas, previa audiencia de la Administración del Estado y de los
Ayuntamientos y Diputaciones afectados, podrán crear, modificar y suprimir, mediante Ley,
áreas metropolitanas, de acuerdo con lo dispuesto en sus respectivos Estatutos.
2. Las áreas metropolitanas son Entidades locales integradas por los Municipios de grandes
aglomeraciones urbanas entre cuyos núcleos de población existan vinculaciones económicas y
sociales que hagan necesaria la planificación conjunta y la coordinación de determinados
servicios y obras.
3. La legislación de la Comunidad Autónoma determinará los órganos de gobierno y
administración, en los que estarán representados todos los Municipio integrados en el área; el
régimen económico y de funcionamiento, que garantizará la participación de todos los
Municipios en la toma de decisiones y una justa distribución de las cargas entre ellos; así como
los servicios y obras de prestación o realización metropolitana y el procedimiento para su
ejecución.
Mancomunidades de Municipios:
TÍTULO IV.
OTRAS ENTIDADES LOCALES.
Artículo 44.
1. Se reconoce a los Municipios el derecho a asociarse con otros en Mancomunidades para la
ejecución en común de obras y servicios determinados de su competencia.
2. Las Mancomunidades tienen personalidad y capacidad jurídicas para el cumplimiento de sus
fines específicos y se rigen por sus Estatutos propios. Los Estatutos han de regular el ámbito
territorial de la entidad, su objeto y competencia, órganos de Gobierno y recursos, plazo de
duración y cuantos otros extremos sean necesarios para su funcionamiento.
En todo caso, los órganos de gobierno serán representativos de los Ayuntamientos
mancomunados.
29
3. El procedimiento de aprobación de los Estatutos de las Mancomunidades se determinará
por la legislación de las Comunidades Autónomas y se ajustará, en todo caso, a la siguientes
reglas: (Téngase en cuenta la precisión efectuada en el fundamento jurídico 14 de la Sentencia del Tribunal
Constitucional núm. 214/1989, de 21 de diciembre).
a) La elaboración corresponderá a los Concejales de la totalidad de los Municipios promotores de la Mancomunidad, constituidos en Asamblea.
b) La Diputación o Diputaciones Provinciales interesadas emitirán informes sobre el proyecto de Estatutos.
c) Los Plenos de todos los Ayuntamientos aprueban los Estatutos.
4. Se seguirá un procedimiento similar para la modificación o supresión de Mancomunidades.
La Tasa por la prestación del Servicio de Extinción de Incendios del
Ayuntamiento de Madrid: Causas para su percepción.
Esta Tasa fue aprobada por acuerdo del Pleno del Ayuntamiento en fecha 6 de octubre de 1989,
entrando en vigor, como todas las Ordenanzas fiscales, el uno de enero del año siguiente. Ha sido
modificada en parte el 25 de noviembre de 1994. El Servicio de Extinción de Incendios del
Ayuntamiento de Madrid, está gravado con un tributo.
Artículo Primero.
En uso de las facultades concedidas por los artículos 4 y 106 de la Ley 7/85 de 2 de
Abril, y de conformidad con lo dispuesto en los artículos 15 a 19 de la ley 39/1988 de 28 de
diciembre, este Ayuntamiento establece la tasa por prestaciones de Servicios de Extinción de
Incendios, que se regirá por la presente Ordenanza Fiscal.
Hecho Imponible.
Artículo 2.
1. Constituye el hecho imponible de la tasa, la prestación de los servicios de extinción de
incendios y alarmas de los mismos, prevención de ruinas, derribos, inundaciones,
salvamentos y otros análogos, bien sea a solicitud de particulares interesados, o bien sea
de oficio por razones de seguridad siempre que la prestación de dicho servicio redunde en
beneficio del sujeto pasivo.
2. No estarán sujetos al pago de la tasa el servicio de prevención general de incendios, ni los
servicios que se presten en beneficio de la generalidad del vecindario o de una parte
considerable del mismo, tales como los prestados en casos de catástrofe o calamidad
pública oficialmente declarada.
Sujeto Pasivo.
Artículo 3. Son sujetos pasivos (o contribuyente, la persona deudora) de la tasa:
A) En concepto de contribuyentes, los usuarios de los respectivos servicios. Se consideran
usuarios los propietarios, inquilinos o usufructuarios de las fincas siniestradas.
B) En el supuesto de prestación del servicio de extinción de incendios, será sustituto del
contribuyente la Entidad o Sociedad aseguradora del riesgo.
Es la persona deudora, es decir el que ha de pagar los servicios recibidos, Es sujeto pasivo, el
usuario del servicio es el sujeto pasivo, ya sea persona física, jurídica, o las entidades del artículo 33 de
la Ley General Tributaria. En el caso de que existan varios titulares, como propietario, inquilino,
usufructuario... responderán solidariamente.
Devengo.
Artículo 4.
Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 5 epígrafe 4, la tasa se devengará cuando se inicie
la prestación del servicio. Se entenderá que se inicia el servicio cuando salgan los efectivos de
sus respectivas Bases.
IV Base Imponible y Cuota Tributaria.
Artículo 5.
1) La cuota tributaria se determinará en función del número de efectivos, tanto personales
como materiales, que se empleen en la prestación del servicio y del tiempo invertido.
2) A tal efecto se aplicará la siguiente tarifa:
30
Epígrafe primero. Equipos base.- Por cada vehículo, con su correspondiente dotación, por cada media
hora o fracción:
Coche de primera salida
Autobomba
Autotanque
Autoescala
Vehículos de desagües
Autoelectro
Vehículos de apeos
Autogrúa más vehículos de útiles
Vehículo de salvamento acuático
Vehículo para fuegos de hidrocarburos
Vehículo para recuperación de hidrocarburos
Autobomba forestal
Vehículo de tendido de mangaje
Vehículo de transporte
Otros de funcionamiento de motor de gasolina o similar suelto
3.700 pts
3.800 pts
1.800 pts
4.100 pts
1.000 pts
1.000 pts
1.600 pts
6.700 pts
3.200 pts
8.500 pts
7.100 pts
2.600 pts
1.300 pts
500 pts
500 pts
Epígrafe segundo. Personal.
Por cada bombero que exceda de la dotación de vehículos utilizados, cualquiera que sea su
categoría, por cada media hora o fracción
340 pts
Por cada aparejador, cada media hora o fracción
455 pts
Por cada arquitecto, cada media hora o fracción
630 pts
Epígrafe tercero. Material.
Maderas y elementos de anclaje y sujeción por cada metro cúbico empleado.
66.000 pts
Normas aplicables a los epígrafes de las tarifas que anteceden:
1) Cuando se presten servicios especiales o de demolición se aplicará el coeficiente tres a las
tarifas fijadas en el epígrafe segundo (personal).
2) En el supuesto de prestaciones de servicios fuera del término municipal, cuando por la
duración del siniestro se precise enviar relevo, el tiempo de trabajo, a los efectos de la
tarifa de personal, se computará a partir de la salida del Parque y para el personal
relevado hasta su regreso al mismo.
3) Se devenga la tasa y nace la obligación de contribuir cuando salga del Parque la dotación
correspondiente, momento en que se inicia, a todos los efectos, la prestación del servicio.
Epígrafe Cuarto. Servicio de la Central de Alarmas Automáticas.
1) La cuota por la utilización del servicio de la Central de Alarmas Automáticas será de
32.850 pts anuales.
2) El pago de esta será independiente de las que en su caso pudieran devengarse por la
prestación del servicio de extinción de incendios.
3) La tasa se devengará el día primero de cada año y tendrá carácter irreducible, salvo que la
posibilidad de utilización del servicio cese por decisión municipal, en cuyo caso las cuotas
serán prorrateables por mensualidades completas cuando se concedan nuevas
autorizaciones que posibiliten la utilización del servicio, iniciándose el devengo de la tasa
el día primero del mes en que haya concedido la autorización o licencia.
El pago de esta cantidad es independiente de los que se deba por el servicio prestado. La tasa se
devengará el primer día del año y es irreducible excepto que el servicio cese por decisión
municipal o se concedan nuevas autorizaciones de utilización del servicio. En los dos casos se
prorratearán las cantidades por mensualidades completas.
Normas de gestión.
Artículo 6.
La dirección del Servicio de Protección Civil y Bomberos, cursará a la Oficina Gestora de la
tasa, dentro de los diez días siguientes a la terminación de la prestación del servicio, un parte de
actuación donde conste la identificación de la finca o fincas siniestradas, nombre del usuario del
servicio y del propietario de la finca, compañía aseguradora del riesgo y número de póliza, así
31
como la especificación de los servicios prestados, dotación personal y material, tiempo
empleado y demás datos necesarios para practicar la correspondiente liquidación.
Artículo 7.
En aquellos supuestos, en que la prestación del servicio no tenga carácter urgente, podrá
exigirse el depósito previo de la tasa en la cuantía suficiente para cubrir el importe de la
liquidación correspondiente a los servicios solicitados. Finalizada la prestación del servicio se
practicará liquidación definitiva en base a los servicios efectivamente prestados.
Infracciones y sanciones tributarias.
Artículo 8.
En todo lo relativo a infracciones tributarias y sus distintas calificaciones, así como las
sanciones que a las mismas se corresponda, serán de aplicación las normas establecidas en la
vigente Ley General Tributaria.
Disposición final.
La presente Ordenanza surtirá efectos a partir del 1 de enero de 1990, permaneciendo en vigor
hasta su modificación o derogación expresas.
Test Tema 3
32
Tema 4. Órganos de gobierno municipal: El Alcalde. El Pleno.
La Comisión de Gobierno. Las Ramas. Las Áreas y Servicios.
Según el art. 11.2 de la Ley 7/85 de 2 de abril:
Artículo 11.
1. El Municipio es la Entidad local básica de la organización territorial del Estado. Tiene personalidad jurídica y plena
capacidad para el cumplimiento de sus fines.
2. Son elementos del Municipio el territorio, la población y la organización.
El territorio y la población quedaron vistos en el tema anterior
La organización:
Supone el conjunto de elementos personales para poder realizar las actividades administrativas
que la ley encomienda a una serie de órganos existentes en los Ayuntamientos.
Órganos de gobierno municipal:
Éstos órganos pueden ser de dos tipos:
Órganos necesarios:
Alcalde, Tenientes de Alcalde, el Pleno la Comisión de Gobierno en aquellos cuya
población sea superior a 5.000 habitantes y en los de manos cuando así lo disponga su
reglamento orgánico o así lo establezca el Pleno del Ayuntamiento.
Artículo 20.
1. La organización municipal responde a las siguientes reglas:
a) El Alcalde, los Tenientes de Alcalde y el Pleno existen en todos los Ayuntamientos.
b) La Comisión de Gobierno existe en todos los Municipios con población de derecho superior a 5.000
habitantes y en los de menos, cuando así lo disponga su Reglamento orgánico y así lo acuerde el Pleno de su
Ayuntamiento.
c) En los municipios de más de 5.000 habitantes, y en los de menos en que así lo disponga su Reglamento
orgánico o lo acuerde el Pleno, existirán, si su legislación autonómica no prevé en este ámbito otra forma
organizativa, órganos que tengan por objeto el estudio, informe o consulta de los asuntos que han de ser
sometidos a la decisión del Pleno, así como el seguimiento de la gestión del Alcalde, la Comisión de
Gobierno y los concejales que ostenten delegaciones, sin perjuicio de las competencias de control que
corresponden al Pleno. Todos los grupos políticos integrantes de la Corporación tendrán derecho a
participar en dichos órganos, mediante la presencia de concejales pertenecientes a los mismos.
d) El resto de los órganos, complementarios de los anteriores, se establece y regula por los propios
municipios en sus Reglamentos orgánicos.
2. Las leyes de las Comunidades Autónomas sobre el régimen local podrán establecer una organización
municipal complementaria a la prevista en el número anterior.
3. Los propios municipios, en los Reglamentos orgánicos, podrán establecer y regular otros órganos
complementarios, de conformidad con lo previsto en este artículo y en las leyes de las Comunidades
Autónomas a las que se refiere el número anterior. (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
Órganos complementarios:
Concejales delegados, representantes personales del Alcalde en los poblados y
barriadas, Comisiones Informativas, Comisiones especiales de Cuentas, Las juntas Municipales
de Distrito, Consejos Sectoriales o de Distrito, y Órganos desconcentrados para la gestión de
servicios.
El Ayuntamiento de Madrid posee todos los órganos complementarios a excepción d los
representantes personales del Alcalde en los poblados y barriadas.
Tipos de Municipios
Todos los Municipios
Artículo 13 Constitución Española
1. Los extranjeros gozarán en España de las libertades públicas que garantiza el presente
Título en los términos que establezcan los tratados y la ley.
2. Solamente los españoles serán titulares de los derechos reconocidos en el artículo 23, salvo
lo que, atendiendo a criterios de reciprocidad, pueda establecerse por tratado o ley para el
derecho de sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales.
33
3. La extradición sólo se concederá en cumplimiento de un tratado o de una ley, atendiendo al
principio de reciprocidad. Quedan excluidos de la extradición los delitos políticos, no
considerándose como tales los actos de terrorismo.
4. La ley establecerá los términos en que los ciudadanos de otros países y los apátridas podrán
gozar del derecho de asilo en España.
Derecho de sufragio activo. TÍTULO TERCERO Disposiciones Especiales para las Elecciones
Municipales, CAPÍTULO PRIMERO, LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN
ELECTORAL GENERAL
Artículo 176
1. Sin perjuicio de lo regulado en el Título I, capítulo I, de esta Ley, gozan del derecho de
sufragio activo en las elecciones municipales los residentes extranjeros en España cuyos
respectivos países permitan el voto a los españoles en dichas elecciones, en los términos de un
tratado.
Asimismo, gozan del derecho de sufragio activo en las elecciones municipales todas las
personas residentes en España que, sin haber adquirido la nacionalidad española:
a) Tengan la condición de ciudadanos de la Unión Europea según lo previsto en el párrafo 2
del apartado 1 del artículo 8 del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea.
b) Reúnan los requisitos para ser elector exigidos en esta Ley para los españoles y hayan
manifestado su voluntad de ejercer el derecho de sufragio activo en España.
2. El Gobierno comunicará a la Oficina del Censo Electoral la relación de Estados extranjeros
cuyos nacionales, residentes en España, deban de ser inscritos en el Censo.
Derecho de sufragio pasivo. CAPÍTULO SEGUNDO
Artículo 177 LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el capítulo II del Título I de esta Ley, son elegibles en las
elecciones municipales todas las personas residentes en España que, sin haber adquirido la
nacionalidad española:
a) Tengan la condición de ciudadanos de la Unión Europea según lo previsto en el párrafo 2
del apartado 1 del artículo 8 del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea, o bien, sean
nacionales de países que otorguen a los ciudadanos españoles el derecho de sufragio pasivo en
sus elecciones municipales en los términos de un tratado.
b) Reúnan los requisitos para ser elegibles exigidos en esta Ley para los españoles.
c) No hayan sido desposeídos del derecho de sufragio pasivo en su Estado de origen.
2. Son inelegibles para el cargo de Alcalde o Concejal quienes incurran en alguno de los
supuestos previstos en el artículo 6 de esta Ley y, además, los deudores directos o subsidiarios
de la correspondiente Corporación Local contra quienes se hubiera expedido mandamiento de
apremio por resolución judicial.
Sistema electoral CAPÍTULO CUARTO
Artículo 179 LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
1. Cada término municipal constituye una circunscripción en la que se elige el número de
concejales que resulte de la aplicación de la siguiente escala:
Hasta 250 residentes ..................................................................... 5
De 251 a 1.000 ..................................................................... 7
De 1.001 a 2.000 ..................................................................... 9
De 2.001 a 5.000 ..................................................................... 11
De 5.001 a 10.000 ..................................................................... 13
De 10.001 a 20.000 ..................................................................... 17
De 20.001 a 50.000 ..................................................................... 21
De 50.001 a 100.000 ..................................................................... 25
De 100.001 en adelante, un Concejal más por cada 100.000 residentes o fracción, añadiéndose
uno más cuando el resultado sea un número par.
2. La escala prevista en el párrafo anterior no se aplica a los municipios que, de acuerdo con la
legislación sobre Régimen Local, funcionan en régimen de Concejo Abierto. En estos
municipios los electores eligen directamente al Alcalde por sistema mayoritario.
34
Mandato y constitución de las Corporaciones Municipales. CAPÍTULO OCTAVO
Artículo 194 LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
1. El mandato de los miembros de los Ayuntamientos es de cuatro años contados a partir de la
fecha de su elección, en los términos previstos en el artículo 42, apartado 3, de esta Ley
Orgánica.
2. Una vez finalizado su mandato los miembros de las Corporaciones cesantes continuarán sus
funciones solamente para la Administración ordinaria hasta la toma de posesión de sus
sucesores, en ningún caso podrán adoptar acuerdos para los que legalmente se requiera una
mayoría cualificada.
Artículo 195 LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
1. Las Corporaciones municipales se constituyen en sesión pública el vigésimo día posterior a la
celebración de las elecciones, salvo que se hubiese presentado recurso contencioso-electoral
contra la proclamación de los concejales electos, en cuyo supuesto se constituyen el
cuadragésimo día posterior a las elecciones.
2. A tal fin, se constituye una Mesa de Edad integrada por los elegidos de mayor y menor edad,
presentes en el acto, actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación.
3. La Mesa comprueba las credenciales presentadas, o acreditaciones de la personalidad de los
electos con base a las certificaciones que al Ayuntamiento hubiera remitido la Junta Electoral
de Zona.
4. Realizada la operación anterior, la Mesa declarará constituida la Corporación si concurren
la mayoría absoluta de los Concejales electos. En caso contrario, se celebrará sesión dos
días después, quedando constituida la Corporación cualquiera que fuere el número de
concejales presentes.
Menos de 100 habitantes, Concejo abierto
LRBRL7/85. Título II. EL MUNICIPIO
CAPÍTULO IV. REGÍMENES ESPECIALES
Artículo 29.
1. Funcionan en Concejo Abierto:
a) Los Municipios con menos de 100 habitantes y aquellos que tradicionalmente cuenten con
este singular régimen de gobierno y administración.
b) Aquellos otros en los que su localización geográfica, la mejor gestión de los intereses
municipales u otras circunstancias lo hagan aconsejable.
2. La constitución en Concejo Abierto de los Municipios a que se refiere el apartado b) del
número anterior, requiere petición de la mayoría de los vecinos, decisión favorable por
mayoría de dos tercios de los miembros del Ayuntamiento y aprobación por la Comunidad
Autónoma.
3. En el régimen del Concejo Abierto, el gobierno y la administración municipales
corresponden a un Alcalde y una Asamblea vecinal de la que forman parte todos los electores.
Ajustan su funcionamiento a los usos, costumbres y tradiciones locales y, en su defecto, a lo
establecido en esta Ley y las Leyes de las Comunidades Autónomas sobre régimen local.
El Alcalde puede nombrar hasta un máximo de tres Tenientes de Alcalde elegidos entre la
Asamblea Vecinal.
Artículo 179 LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
1. Cada término municipal constituye una circunscripción en la que se elige el número de
concejales que resulte de la aplicación de la siguiente escala:
Hasta 250 residentes ..................................................................... 5
De 251 a 1.000 ..................................................................... 7
35
De 1.001 a 2.000 ..................................................................... 9
De 2.001 a 5.000 ..................................................................... 11
De 5.001 a 10.000 ..................................................................... 13
De 10.001 a 20.000 ..................................................................... 17
De 20.001 a 50.000 ..................................................................... 21
De 50.001 a 100.000 ..................................................................... 25
De 100.001 en adelante, un Concejal más por cada 100.000 residentes o fracción, añadiéndose
uno más cuando el resultado sea un número par.
2. La escala prevista en el párrafo anterior no se aplica a los municipios que, de acuerdo con la
legislación sobre Régimen Local, funcionan en régimen de Concejo Abierto. En estos
municipios los electores eligen directamente al Alcalde por sistema mayoritario.
Artículo 199 Elección de Alcalde, CAPÍTULO NOVENO.
1. El régimen electoral de los órganos de las entidades locales de ámbito territorial inferior al
Municipio será el que establezcan las leyes de las Comunidades Autónomas que las instituyan o
reconozcan, que, en todo caso, deberán respetar lo dispuesto en la Ley reguladora de las bases
del régimen local, en su defecto, será el previsto en los números siguientes de este artículo.
2. Los Alcaldes Pedáneos son elegidos directamente por los vecinos de la correspondiente
entidad local por sistema mayoritario mediante la presentación de candidatos por los distintos
partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores.
3. Las Juntas Vecinales de las entidades locales menores están formadas por el Alcalde Pedáneo
que las preside y dos Vocales en los núcleos de población inferior a 250 residentes y por cuatro
en los de población superior a dicha cifra, siempre que el número de Vocales no supere el tercio
del de Concejales que integran el Ayuntamiento, en cuyo caso el número de vocales será de dos.
4. La designación de estos vocales se hará de conformidad con los resultados de las elecciones
para el Ayuntamiento en la Sección o Secciones constitutivas de la entidad local menor.
5. La Junta Electoral de Zona, determinará, aplicando el procedimiento establecido en el
artículo 163, el número de vocales que corresponde a cada partido, federación, coalición o
agrupación.
6. Realizada la operación anterior, el representante de cada candidatura designará entre los
electores de la entidad local menor a quienes hayan de ser vocales.
7. Si las Juntas Vecinales no hubiesen de constituirse, de acuerdo con lo previsto en la
legislación sobre régimen local, por haberse establecido el funcionamiento de la entidad en
régimen de Concejo Abierto, se elegirá, en todo caso, un Alcalde Pedáneo en los términos del
número 2 de este artículo.
Entre 100 y 250 habitantes
La elección de los Concejales
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
Artículo 184
Los Concejales de los municipios que tengan una población comprendida entre 100 y 250
habitantes, son elegidos de acuerdo con el siguiente procedimiento:
a) Cada partido, coalición, federación o agrupación podrá presentar una lista, con un máximo
de cinco nombres.
b) Cada elector podrá dar su voto a un máximo de cuatro entre los candidatos, proclamados en
el distrito.
c) Se efectuará el recuento de votos obtenidos por cada candidato en el distrito, ordenándose en
una columna las cantidades representativas de mayor a menor.
d) Serán proclamados electos aquellos candidatos que mayor número de votos obtengan hasta
completar el número de cinco Concejales.
e) Los casos de empate se resolverán por sorteo.
f) En caso de fallecimiento, incapacidad o renuncia de un Concejal, la vacante será atribuida al
candidato siguiente que más votos haya obtenido.
La elección del Alcalde
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
Artículo 196
En la misma sesión de constitución de la Corporación se procede a la elección de Alcalde, de acuerdo con el siguiente procedimiento:
a) Pueden ser candidatos todos los Concejales que encabecen sus correspondientes listas.
b) Si alguno de ellos obtiene la mayoría absoluta de los votos de los Concejales es proclamado electo.
36
c) Si ninguno de ellos obtiene dicha mayoría es proclamado Alcalde el Concejal que encabece la lista que haya obtenido mayor número de votos populares en el
correspondiente Municipio. En caso de empate se resolverá por sorteo.
En los municipios comprendidos entre 100 y 250 habitantes pueden ser candidatos a Alcalde
todos los concejales; si alguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta de los votos de los
Concejales, es proclamado electo; si ninguno obtuviese dicha mayoría, será proclamado
Alcalde el Concejal que hubiere obtenido más votos populares en las elecciones de Concejales.
A partir de 250 habitantes, la generalidad
La elección del Alcalde
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
Artículo 196
En la misma sesión de constitución de la Corporación se procede a la elección de Alcalde, de
acuerdo con el siguiente procedimiento:
a) Pueden ser candidatos todos los Concejales que encabecen sus correspondientes listas.
b) Si alguno de ellos obtiene la mayoría absoluta de los votos de los Concejales es proclamado
electo.
c) Si ninguno de ellos obtiene dicha mayoría es proclamado Alcalde el Concejal que encabece
la lista que haya obtenido mayor número de votos populares en el correspondiente Municipio.
En caso de empate se resolverá por sorteo.
En los municipios comprendidos entre 100 y 250 habitantes pueden ser candidatos a Alcalde todos los concejales; si alguno de los candidatos obtiene la mayoría
absoluta de los votos de los Concejales, es proclamado electo; si ninguno obtuviese dicha mayoría, será proclamado Alcalde el Concejal que hubiere obtenido
más votos populares en las elecciones de Concejales.
El Alcalde.
Es la primera autoridad del Municipio. Preside los órganos colegiados y es el Jefe de la
Administración Municipal.
LRBRL 7/85, CAPÍTULO II. ORGANIZACIÓN.
Artículo 19.
1. El Gobierno y la administración municipal, salvo en aquellos Municipios que legalmente
funcionen en régimen de Concejo abierto, corresponde al Ayuntamiento, integrado por el
Alcalde y los Concejales.
2. Los Concejales son elegidos mediante sufragio universal, igual, libre, directo y secreto, y el
Alcalde es elegido por los Concejales o por los vecinos; todo ello en los términos que establezca
la legislación electoral general.
Artículo 20.
1. La organización municipal responde a las siguientes reglas:
a) El Alcalde, los Tenientes de Alcalde y el Pleno existen en todos los Ayuntamientos.
b) La Comisión de Gobierno existe en todos los Municipios con población de derecho superior
a 5.000 habitantes y en los de menos, cuando así lo disponga su Reglamento orgánico y así lo
acuerde el Pleno de su Ayuntamiento.
c) En los municipios de más de 5.000 habitantes, y en los de menos en que así lo disponga su
Reglamento orgánico o lo acuerde el Pleno, existirán, si su legislación autonómica no prevé en
este ámbito otra forma organizativa, órganos que tengan por objeto el estudio, informe o
consulta de los asuntos que han de ser sometidos a la decisión del Pleno, así como el
seguimiento de la gestión del Alcalde, la Comisión de Gobierno y los concejales que ostenten
delegaciones, sin perjuicio de las competencias de control que corresponden al Pleno. Todos los
grupos políticos integrantes de la Corporación tendrán derecho a participar en dichos órganos,
mediante la presencia de concejales pertenecientes a los mismos.
d) El resto de los órganos, complementarios de los anteriores, se establece y regula por los
propios municipios en sus Reglamentos orgánicos.
2. Las leyes de las Comunidades Autónomas sobre el régimen local podrán establecer una
organización municipal complementaria a la prevista en el número anterior.
3. Los propios municipios, en los Reglamentos orgánicos, podrán establecer y regular otros
órganos complementarios, de conformidad con lo previsto en este artículo y en las leyes de las
37
Comunidades Autónomas a las que se refiere el número anterior. (Articulo redactado conforme
a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
Atribuciones, LRBRL 7/85, Artículo 21.
1. El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta, en todo caso, las siguientes atribuciones:
Indelegable a) Dirigir el gobierno y la administración municipal.
b) Representar al Ayuntamiento.
c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno, salvo los supuestos previstos en la presente Ley y
en la legislación electoral general, de la Comisión de Gobierno y de cualesquiera otros órganos
municipales, y decidir los empates con voto de calidad.
d) Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras municipales.
Indelegable e) Dictar bandos.
f) El desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado, disponer
gastos dentro de los límites de su competencia, concertar operaciones de crédito, con exclusión
de las contempladas en el artículo 158.5 de la Ley 39/1998, de 28 de diciembre, reguladora de
las Haciendas Locales, siempre que aquéllas estén previstas en el Presupuesto y su importe
acumulado dentro de cada ejercicio económico no supere el 10 % de sus recursos ordinarios,
salvo las de tesorería que le corresponderá cuando el importe acumulado de las operaciones
vivas en cada momento no superen el 1 5 % de los ingresos liquidados en el ejercicio anterior;
ordenar pagos y rendir cuentas; todo ello de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora
de las Haciendas Locales.
g) Aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobados
por el Pleno, aprobar las bases de las pruebas para la selección del personal y para los
concursos de provisión de puestos de trabajo y distribuir las retribuciones complementarias
que no sean fijas y periódicas
h) Desempeñar la jefatura superior de todo el personal, y acordar su nombramiento y
sanciones, incluida la separación del servicio de los funcionarios de la Corporación y el despido
del personal laboral, dando cuenta al Pleno, en estos dos últimos casos, en la primera sesión
que celebre. Esta atribución se entenderá sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 99.1 y 3
de esta Ley.
i) Ejercer la jefatura de la Policía Municipal.
Indelegable j) Las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento
general no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión
urbanística y de los proyectos de urbanización.
Indelegable k) El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa del Ayuntamiento en las
materias de su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano, y, en caso de
urgencia, en materias de la competencia del Pleno, en este supuesto dando cuenta al mismo en
la primera sesión que celebre para su ratificación.
Indelegable l ) La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materias de la
competencia de la Alcaldía.
Indelegable m) Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios
públicos y riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta inmediata
al Pleno.
n) Sancionar las faltas de desobediencia a su autoridad o por infracción de las ordenanzas
municipales, salvo en los casos en que tal facultad esté atribuida a otros órganos.
ñ) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe no supere el 10 % de los
recursos ordinarios del Presupuesto ni, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de pesetas;
incluidas las de carácter plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre
que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere ni el porcentaje indicado, referido
a los recursos ordinarios del Presupuesto del primer ejercicio, ni la cuantía señalada.
o) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su
contratación o concesión y estén previstos en el Presupuesto.
p) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor no supere el 10 % de los recursos
ordinarios del Presupuesto ni los 500.000.000 de pesetas, así como la enajenación del
patrimonio que no supere el porcentaje ni la cuantía indicados en los siguientes supuestos:
La de bienes inmuebles, siempre que esté prevista en el Presupuesto.
La de bienes muebles, salvo los declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación no se
encuentre prevista en el Presupuesto.
38
q) El otorgamiento de las licencias, salvo que las leyes sectoriales lo atribuyan expresamente al
Pleno o a la Comisión de Gobierno.
r) Ordenar la publicación, ejecución y hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento.
s) Las demás que expresamente le atribuyan las leyes y aquéllas que la legislación del Estado o
de las Comunidades Autónomas asignen al municipio y no atribuyan a otros órganos
municipales.
2. Corresponde asimismo al Alcalde el nombramiento de los Tenientes de Alcalde.
3. El Alcalde puede delegar el ejercicio de sus atribuciones, salvo las de convocar y presidir las
sesiones del Pleno y de la Comisión de Gobierno, decidir los empates con el voto de calidad, la
concertación de operaciones de crédito, la jefatura superior de todo el personal, la separación
del servicio de los funcionarios y el despido del personal laboral, y las enunciadas en los
apartados a), e), j) k), l) y m) del número 1 de este artículo. No obstante, podrá delegar en la
Comisión de Gobierno el ejercicio de las atribuciones contempladas en el apartado j). (Articulo
redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
También conforme a la Ley Orgánica 1/1992 de 21 de febrero sobre protección de la Seguridad
Ciudadana, los Alcaldes serán competentes para imponer sanciones por las infracciones siguientes: la
apertura de establecimientos públicos careciendo de autorización; la tolerancia del consumo ilegal de
drogas en establecimientos públicos; el consumo, la tenencia ilícita de drogas en vías públicas aunque no
se destinen al tráfico.
Las sanciones por estas infracciones van desde multas de hasta un millón de pesetas y para caso
de tenencia ilegal no destinada al tráfico la suspensión de la multa a cambio de un tratamiento de
deshabituación.
Cuestión de Confianza (Ley del Régimen Electoral General, Artículo 197 bis)
1. El Alcalde podrá plantear al Pleno una cuestión de confianza, vinculada a la aprobación o
modificación de cualquiera de los siguientes asuntos:
a) Los presupuestos anuales.
b) El reglamento orgánico.
c) Las ordenanzas fiscales.
d) La aprobación que ponga fin a la tramitación de los instrumentos de planeamiento general
de ámbito municipal.
2. La presentación de la cuestión de confianza vinculada al acuerdo sobre alguno de los
asuntos señalados en el número anterior figurará expresamente en el correspondiente punto del
orden del día del Pleno, requiriéndose para la adopción de dichos acuerdos el "quórum" de
votación exigido en la ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local,
para cada uno de ellos. La votación se efectuará, en todo caso, mediante el sistema nominal de
llamamiento público.
3. Para la presentación de la cuestión de confianza será requisito previo que el acuerdo
correspondiente haya sido debatido en el Pleno y que éste no hubiera obtenido la mayoría
necesaria para su aprobación.
4. En el caso de que la cuestión de confianza no obtuviera el número necesario de votos
favorables para la aprobación del acuerdo, el Alcalde cesará automáticamente, quedando en
funciones hasta la toma de posesión de quien hubiere de sucederle en el cargo. La elección del
nuevo Alcalde se realizará en sesión plenaria convocada automáticamente para las doce horas
del décimo día hábil siguiente al de la votación del acuerdo al que se vinculase la cuestión de
confianza, rigiéndose por las reglas contenidas en el artículo 196, con las siguientes
especialidades:
a) En los municipios de más de 250 habitantes, el Alcalde cesante quedará excluido de la cabeza
de lista a efectos de la elección, ocupando su lugar el segundo de la misma, tanto a efectos de la
presentación de candidaturas a la Alcaldía como de designación automática del Alcalde, en
caso de pertenecer a la lista más votada y no obtener ningún candidato el voto de la mayoría
absoluta del número legal de concejales.
b) En los municipios comprendidos entre 100 y 250 habitantes, el Alcalde cesante no podrá ser
candidato a la Alcaldía ni proclamado Alcalde en defecto de un candidato que obtenga el voto
en la mayoría absoluta del número legal de concejales. Si ningún candidato obtuviese esa
mayoría, será proclamado Alcalde el concejal que hubiere obtenido más votos populares en las
elecciones de concejales, excluido el Alcalde cesante.
5. La previsión contenida en el número anterior no será aplicable cuando la cuestión de
39
confianza se vincule a la aprobación o modificación de los presupuestos anuales. En este caso
se entenderá otorgada la confianza y aprobado el proyecto si en el plazo de un mes desde que se
votara el rechazo de la cuestión de confianza no se presenta una moción de censura con
candidato alternativo a Alcalde, o si ésta no prospera.
A estos efectos, no rige la limitación establecida en el apartado 2 del artículo anterior.
6. Cada Alcalde no podrá plantear más de una cuestión de confianza en cada año, contando
desde el inicio de su mandato, ni más de dos durante la duración total del mismo. No se podrá
plantear una cuestión de confianza en el último año de mandato de cada Corporación.
7. No se podrá plantear una cuestión de confianza desde la presentación de una moción de
censura hasta la votación de esta última.
8. Los concejales que votasen a favor de la aprobación de un asunto al que se hubiese vinculado
una cuestión de confianza no podrán firmar una moción de censura contra el Alcalde que lo
hubiese planteado hasta que transcurra un plazo de seis meses, contado a partir de la fecha de
votación del mismo.
Asimismo, durante el indicado plazo, tampoco dichos concejales podrán emitir un voto contrario
al asunto al que se hubiese vinculado la cuestión de confianza, siempre que sea sometido a
votación en los mismos términos que en tal ocasión. Caso de emitir dicho voto contrario, éste
será considerado nulo.
*Quórum
DRAE: 1.m. Número de individuos necesario para que un cuerpo deliberante tome ciertos acuerdos.2.Proporción de votos favorables para que haya acuerdo.
LRBRL Art. 46.2.c) El Pleno se constituye válidamente con la asistencia de un tercio del número legal de miembros del mismo, que nunca podrá ser inferior a tres. Este
quórum deberá mantenerse durante toda la sesión. En todo caso, se requiere la asistencia del Presidente y del Secretario de la Corporación o de quienes legalmente les
sustituyan.
Tratamiento de los Alcaldes
Excmo. Sr./Sra. Excelentísimo Señor/Señora
Iltmo. Sr./Sra. Ilustrísimo Señor /Señora
Señoría
Alcaldes de Madrid y Barcelona.
Capitales de provincia, municipios de más de
100.000 habitantes y todos los Alcaldes de Cataluña
En los restantes municipios.
El Pleno.
Indelegable
Indelegable
Indelegable
Indelegable
Indelegable
Indelegable
Indelegable
Indelegable
Indelegable
Atribuciones, LRBRL 7/85, Artículo 22.
1. El Pleno, integrado por todos los concejales, es presidido por el Alcalde.
2. Corresponden, en todo caso, al Pleno las siguientes atribuciones:
a) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
b) Los acuerdos relativos a la participación en organizaciones supramunicipales; alteración
del término municipal; creación o supresión de municipios y de las Entidades a que se refiere el
artículo 45; creación de órganos desconcentrados; alteración de la capitalidad del municipio y
el cambio de nombre de éste o de aquellas Entidades y la adopción o modificación de su
bandera, enseña o escudo.
c) La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la
tramitación municipal de los planes y demás instrumentos de ordenación previstos en la
legislación urbanística.
d) La aprobación del Reglamento orgánico y de las ordenanzas.
e) La determinación de los recursos propios de carácter tributario; la aprobación y
modificación de los Presupuestos; la disposición de gastos en materia de su competencia y la
aprobación de las cuentas; todo ello de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Haciendas
Locales.
f) La aprobación de las formas de gestión de los servicios y de los expedientes de
municipalización.
g) La aceptación de la delegación de competencias hecha por otras Administraciones públicas.
h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades locales y demás
Administraciones públicas.
i) La aprobación de la plantilla de personal y de la relación de puestos de trabajo, la fijación
de la cuantía de las retribuciones complementarias fijas y periódicas de los funcionarios y el
número y régimen del personal eventual.
40
Indelegable
Indelegable
Indelegable
j) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en
materias de competencia plenaria.
k) La declaración de lesividad de los actos del Ayuntamiento.
l) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
m) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada, dentro de cada
ejercicio económico, exceda del 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto - salvo las de
tesorería, que le corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada
momento supere el 15 % de los ingresos corrientes liquidados en el ejercicio anterior- todo ello
de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
n) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe supere el 10 % de los
recursos ordinarios del Presupuesto y, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de pesetas, así
como los contratos y concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años y
los plurianuales de menor duración cuando el importe acumulado de todas sus anualidades
supere el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios de! Presupuesto del primer
ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior a la cuantía señalada en esta letra.
ñ) La aprobación de los proyectos de obras y servicios cuando sea competente para su
contratación o concesión, y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.
o) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 % de los recursos
ordinarios del Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 500.000.000 de pesetas, así
como las enajenaciones patrimoniales en los siguientes supuestos:
Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles que estén declarados de valor
histórico o artístico, y no estén previstas en el Presupuesto.
Cuando estando previstas en el Presupuesto, superen los mismos porcentajes y cuantías
indicados para las adquisiciones de bienes.
p) Aquéllas otras que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría
especial.
q) Las demás que expresamente le confieran las Leyes.
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al Alcalde y sobre la
cuestión de confianza planteada por el mismo, que se rige por lo dispuesto en la legislación
electoral general.
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Alcalde y en la Comisión de
Gobierno, salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), g) h), i), l) y p), y en el
número 3 de este artículo. (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
Moción de Censura al Alcalde (Ley del Régimen Electoral General, art. 197)
1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura, cuya presentación, tramitación
y votación se regirá por las siguientes normas:
a) La moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta del número
legal de miembros de la Corporación y habrá de incluir un candidato a la Alcaldía, pudiendo
serlo cualquier concejal, cuya aceptación expresa conste en el escrito de proposición de la
moción.
b) El escrito en el que se proponga la moción de censura deberá incluir la firmas debidamente
autenticadas por Notario o por el Secretario general de la Corporación y deberá presentarse
ante éste por cualquiera de sus firmantes. El Secretario general comprobará que la moción de
censura reúne los requisitos exigidos en este artículo y extenderá en el mismo acto la
correspondiente diligencia acreditativa.
c) El documento así diligenciado se presentará en el Registro General de la Corporación por
cualquiera de los firmantes de la moción, quedando el Pleno automáticamente convocado para
las doce horas del décimo día hábil siguiente al de su registro. El Secretario de la Corporación
deberá remitir notificación indicativa de tal circunstancia a todos los miembros de la misma en
el plazo máximo de un día, a contar desde la presentación del documento en el Registro, a los
efectos de su asistencia a la sesión, especificando la fecha y hora de la misma.
d) El Pleno será presidido por una Mesa de edad, integrada por los concejales de mayor y
menor edad de los presentes, excluidos el Alcalde y el candidato a la Alcaldía, actuando como
Secretario el que lo sea de la Corporación, quien acreditará tal circunstancia.
e) La Mesa se limitará a dar lectura a la moción de censura, a conceder la palabra durante un
tiempo breve, si estuvieren presentes, al candidato a la Alcaldía, al Alcalde y a los portavoces
de los grupos municipales, y a someter a votación la moción de censura.
f) El candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado Alcalde si ésta
41
prosperase con el voto favorable de la mayoría absoluta del número de concejales que
legalmente componen la Corporación.
2. Ningún concejal puede firmar durante su mandato más de una moción de censura. A dichos
efectos no se tomarán en consideración aquellas mociones que no hubiesen sido tramitadas por
no reunir los requisitos previstos en la letra b) del apartado 1 de este artículo.
3. La dimisión sobrevenida del Alcalde no suspenderá la tramitación y votación de la moción
de censura.
4. En los municipios en los que se aplique el régimen de concejo abierto, la moción de censura
se regulará por las normas contenidas en los dos números anteriores, con las siguientes
especialidades:
a) Las referencias hechas a los concejales a efectos de firma, presentación y votación de la
moción de censura, así como a la constitución de la Mesa de edad, se entenderán efectuadas a
los electores incluidos en el censo electoral del municipio, vigente en la fecha de presentación
de la moción de censura.
b) Podrá ser candidato cualquier elector residente en el municipio con derecho de sufragio
pasivo.
c) Las referencias hechas al Pleno se entenderán efectuadas a la Asamblea vecinal.
d) La notificación por el Secretario a los concejales del día y hora de la sesión plenaria se
sustituirá por un anuncio a los vecinos de tal circunstancia, efectuado de la forma localmente
usada para las convocatorias de la Asamblea vecinal.
e) La Mesa de edad concederá la palabra solamente al candidato a la Alcaldía y al Alcalde.
5. El Alcalde, en el ejercicio de sus competencias, está obligado a impedir cualquier acto que
perturbe, obstaculice o impida el derecho de los miembros de la Corporación a asistir a la
sesión plenaria en que se vote la moción de censura y a ejercer su derecho al voto en la misma.
En especial, no son de aplicación a la moción de censura las causas de abstención y recusación
previstas en la legislación de procedimiento administrativo.
6. Los cambios de Alcalde como consecuencia de una moción de censura en los municipios en
los que se aplique el sistema de concejo abierto no tendrán incidencia en la composición de las
Diputaciones Provinciales.
Sistema electoral Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.
TÍTULO TERCERO Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales
CAPÍTULO CUARTO Sistema electoral
Artículo 184 Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.
Los Concejales de los municipios que tengan una población comprendida entre 100 y 250
habitantes, son elegidos de acuerdo con el siguiente procedimiento:
a) Cada partido, coalición, federación o agrupación podrá presentar una lista, con un máximo
de cinco nombres.
b) Cada elector podrá dar su voto a un máximo de cuatro entre los candidatos, proclamados en
el distrito.
c) Se efectuará el recuento de votos obtenidos por cada candidato en el distrito, ordenándose
en una columna las cantidades representativas de mayor a menor.
d) Serán proclamados electos aquellos candidatos que mayor número de votos obtengan hasta
completar el número de cinco Concejales.
e) Los casos de empate se resolverán por sorteo.
f) En caso de fallecimiento, incapacidad o renuncia de un Concejal, la vacante será atribuida
al candidato siguiente que más votos haya obtenido.
La Generalidad
Artículo 179 Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.
1. Cada término municipal constituye una circunscripción en la que se elige el número de
concejales que resulte de la aplicación de la siguiente escala:
Hasta 250 residentes ...................................
5
De 251 a 1.000
...................................
7
De 1.001 a 2.000
...................................
9
De 2.001 a 5.000
...................................
11
De 5.001 a 10.000 ...................................
13
De 10.001 a 20.000 ...................................
17
De 20.001 a 50.000 ...................................
21
42
De 50.001 a 100.000 ...................................
25
De 100.001 en adelante, un Concejal más por cada 100.000 residentes o fracción, añadiéndose
uno más cuando el resultado sea un número par.
2. La escala prevista en el párrafo anterior no se aplica a los municipios que, de acuerdo con la
legislación sobre Régimen Local, funcionan en régimen de Concejo Abierto. En estos
municipios los electores eligen directamente al Alcalde por sistema mayoritario.
Artículo 180
La atribución de los puestos de Concejales en cada Ayuntamiento se realiza siguiendo el mismo
procedimiento previsto en el artículo 163.1 de esta Ley, con la única salvedad de que no son
tenidas en cuenta aquellas candidaturas que no obtengan, por lo menos, el 5 por 100 de los
votos válidos emitidos en la circunscripción.
Artículo 181
1. En el supuesto de que en alguna circunscripción no se presenten candidaturas, se procede en
el plazo de seis meses a la celebración de elecciones parciales en dicha circunscripción.
2. Si en esta nueva convocatoria tampoco se presenta candidatura alguna, se procede según lo
previsto en el párrafo tercero del artículo 182.
Artículo 182
En caso de fallecimiento, incapacidad o renuncia de un Concejal, el escaño se
atribuirá al candidato, o en su caso, al suplente de la misma lista a quien corresponda,
atendiendo a su orden de colocación.
En el caso de que, de acuerdo con el procedimiento anterior, no quedasen más posibles
candidatos o suplentes a nombrar, los quórum de asistencia y votación previstos en la
legislación vigente se entenderán automáticamente referidos al número de hecho de miembros
de la Corporación subsistente.
Sólo en el caso de que tal número de hecho llegase a ser inferior a los dos tercios del
número legal de miembros de la Corporación se constituirá una Comisión Gestora integrada
por todos los miembros de la Corporación que continúen y las personas de adecuada idoneidad
o arraigo que, teniendo en cuenta los resultados de la última elección municipal, designe la
Diputación Provincial o, en su caso, el órgano competente de la Comunidad Autónoma
correspondiente, para completar el número legal de miembros de la Corporación.
Régimen de funcionamiento del Pleno en las Corporaciones Locales (Ayuntamientos y Diputaciones).
Artículo 195 Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.
1. Las Corporaciones municipales se constituyen en sesión pública el vigésimo día posterior a
la celebración de las elecciones, salvo que se hubiese presentado recurso contencioso-electoral
contra la proclamación de los concejales electos, en cuyo supuesto se constituyen el
cuadragésimo día posterior a las elecciones.
2. A tal fin, se constituye una Mesa de Edad integrada por los elegidos de mayor y menor edad,
presentes en el acto, actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación.
3. La Mesa comprueba las credenciales presentadas, o acreditaciones de la personalidad de los
electos con base a las certificaciones que al Ayuntamiento hubiera remitido la Junta Electoral
de Zona.
4. Realizada la operación anterior, la Mesa declarará constituida la Corporación si concurren
la mayoría absoluta de los Concejales electos. En caso contrario, se celebrará sesión dos días
después, quedando constituida la Corporación cualquiera que fuere el número de concejales
presentes.
Artículo 46. LRBRL 7/85
1. Los órganos colegiados de las Entidades locales funcionan en régimen de sesiones ordinarias
de periodicidad preestablecida y extraordinarias, que pueden ser, además, urgentes.
2. En todo caso, el funcionamiento del Pleno de las Corporaciones Locales se ajusta a las
siguientes reglas:
43
a) El Pleno celebra sesión ordinaria como mínimo cada mes en los Ayuntamientos de
municipios de más de 20.000 habitantes y en las Diputaciones Provinciales; cada dos meses en
los Ayuntamientos de los municipios de una población entre 5.001 habitantes y 20.000
habitantes; y cada tres en los municipios de hasta 5.000 habitantes. Asimismo, el Pleno celebra
sesión extraordinaria cuando así lo decida el Presidente o lo solicite la cuarta parte, al menos,
del número legal de miembros de la Corporación, sin que ningún concejal pueda solicitar más
de tres anualmente. En este último caso, la celebración del mismo no podrá demorarse por más
de quince días hábiles desde que fuera solicitada, no pudiendo incorporarse el asunto al orden
del día de un Pleno ordinario o de otro extraordinario con más asuntos si no lo autorizan
expresamente los solicitantes de la convocatoria.
Si el Presidente no convocase el Pleno extraordinario solicitado por el número de concejales
indicado dentro del plazo señalado, quedará automáticamente convocado para el décimo día
hábil siguiente al de finalización de dicho plazo, a las doce horas, lo que será notificado por el
Secretario de la Corporación a todos los miembros de la misma al día siguiente de la
finalización del plazo citado anteriormente. En ausencia del Presidente o de quien legalmente
haya de sustituirle, el Pleno quedará válidamente constituido siempre que concurra el quórum
requerido en la letra c) de este precepto, en cuyo caso será presidido por el miembro de la
Corporación de mayor edad entre los presentes. . (Esta letra a) ha sido redactada conforme a
la Ley 11/1999).
b) Las sesiones plenarias han de convocarse, al menos, con dos días hábiles de antelación,
salvo las extraordinarias que lo hayan sido con carácter urgente, cuya convocatoria con este
carácter deberá ser ratificada por el Pleno. La documentación íntegra de los asuntos incluidos
en el orden del día, que deba servir de base al debate y, en su caso, votación, deberá figurar a
disposición de los Concejales o Diputados, desde el mismo día de la convocatoria, en la
Secretaría de la Corporación.
c) El Pleno se constituye válidamente con la asistencia de un tercio del número legal de
miembros del mismo, que nunca podrá ser inferior a tres. Este quórum deberá mantenerse
durante toda la sesión.
En todo caso, se requiere la asistencia del Presidente y del Secretario de la Corporación o de
quienes legalmente les sustituyan.
d) La adopción de acuerdos se produce mediante votación ordinaria, salvo que el propio Pleno
acuerde, para un caso concreto, la votación nominal. El voto puede emitirse en sentido
afirmativo o negativo, pudiendo los miembros de las Corporaciones abstenerse de votar.
La ausencia de uno o varios Concejales o Diputados, una vez iniciada la deliberación de un
asunto, equivale, a efectos de la votación correspondiente, a la abstención.
En el caso de votaciones con resultado de empate, se efectuará una nueva votación, y si
persistiera el empate, decidirá el voto de calidad del Presidente.
e) En los plenos ordinarios la parte dedicada al control de los demás órganos de la Corporación
deberá presentar sustantividad propia y diferenciadora de la parte resolutiva, debiéndose
garantizar de forma efectiva en su funcionamiento y, en su caso, en su regulación, la
participación de todos los grupos municipales en la formulación de ruegos, preguntas y
mociones. ( Epígrafe incorporado por la Ley 11/1999).
En el caso del Ayuntamiento de Madrid:
El Pleno Celebrará una sesión ordinaria como mínimo una vez al mes.
La convocatoria de sesiones extraordinarias deberá hacerse al menos con tres días de antelación.
Las sesiones se celebrarán en la Casa Consistorial que constituya la sede de la respectiva
Corporación. En los casos de fuerza mayor podrán celebrarse en edificio habilitado al efecto. De cada
sesión se extenderá acta por el Secretario de la Corporación.
El mandato de los concejales es de cuatro años.
Artículo 194 Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.
1. El mandato de los miembros de los Ayuntamientos es de cuatro años contados a partir de la
fecha de su elección, en los términos previstos en el artículo 42, apartado 3, de esta Ley
Orgánica.
2. Una vez finalizado su mandato los miembros de las Corporaciones cesantes continuarán sus
funciones solamente para la Administración ordinaria hasta la toma de posesión de sus
sucesores, en ningún caso podrán adoptar acuerdos para los que legalmente se requiera una
mayoría cualificada.
44
Las elecciones Municipales se celebrarán el cuarto domingo de mayo y el mandato termina el día
anterior a la celebración de las elecciones municipales.
Las sesiones del Pleno son públicas, puede ser secreto el debate y la votación de asuntos
relacionados con el derecho fundamental reconocido en el art. 18 de la Constitución.
La Comisión de Gobierno.
Artículo 23. LRBRL 7/85
1. La Comisión de Gobierno se integra por el Alcalde y un número de Concejales no superior
al tercio del número legal de los mismos, nombrados y separados libremente por aquél, dando
cuenta al Pleno.
2. Corresponde a la Comisión de Gobierno:
a) La asistencia al Alcalde en el ejercicio de sus atribuciones.
b) Las atribuciones que el Alcalde u otro órgano municipal le delegue o le atribuyan las leyes.
(Epígrafe redactado de conformidad con la Ley 11/1999, de 21 de abril).
3. Los Tenientes de Alcalde sustituyen, por el orden de su nombramiento y en los casos de
vacante, ausencia o enfermedad, al Alcalde, siendo libremente designados y revocados por éste
de entre los miembros de la Comisión de Gobierno y, donde ésta no exista, de entre los
Concejales.
4. El Alcalde puede delegar el ejercicio de determinadas atribuciones en los miembros de la
Comisión de Gobierno y, donde ésta no exista, en los Tenientes de Alcalde, sin perjuicio de las
delegaciones especiales que, para cometidos específicos, pueda realizar en favor de
cualesquiera Concejales, aunque no pertenecieran a aquella Comisión.
La Comisión de Gobierno celebra la sesión constitutiva dentro de los diez días siguientes a aquel
en que el Alcalde los haya designado.
Las sesiones no son públicas, y se celebran cada 15 días. En el Ayuntamiento de Madrid se
celebran una vez a la semana.
Para la válida constitución de la Comisión de Gobierno se requiere la asistencia de la mayoría
absoluta de miembros.
La Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, está formada por 19:
El Alcalde, que la preside
5 Tenientes de Alcalde
9 Concejales delegados de Área
5, 12 Concejales responsables de servicios
1 Concejal Presidente de la Junta Municipal de Chamberí
1 Concejala Presidenta de la Junta Municipal de Centro.
Las Ramas. Las Áreas y Servicios.
El Alcalde Presidente por Decreto de 8 de julio de 1996 ha estructurado la organización
municipal en diferentes RAMAS y dentro de éstas las Áreas y Concejalías de Servicio.
En cuanto a las personas adscritas a estos servicios administrativos queda como sigue:
Al frente de cada RAMA existe un Teniente de Alcalde
5.
Al frente de cada ÁREA un Concejal Delegado
9.
Al frente de cada SERVICIO un Concejal Responsable
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y Servicios Comunitarios
Primer Teniente de Alcalde
Dirección de servicios de Gabinete técnico Primera Tenencia de Alcaldía
Secretaría General
Dirección de coordinación General de Servicios
45
Área de Cultura, Educación, juventud y deportes
Dirección de servicios de educación, juventud y deportes
Dirección de servicios de cultura
Área de Servicios sociales
Dirección de servicios sociales
Área de Salud y consumo
Dirección de servicios de higiene y salud pública
Dirección de servicios de consumo, ordenación, alimentación y salubridad pública
Área de Promoción de la igualdad y empleo
Dirección de servicios de promoción, igualdad y empleo
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
Segundo Teniente de Alcalde
Dirección de servicios de Relaciones institucionales
Dirección de servicios de Coordinación
Dirección de servicios de Comunicación
Dirección de servicios de Atención al ciudadano
Área de Hacienda, Economía y Comercio
Intervención general
Tesorería general
Dirección de servicios de Presupuestos
Dirección de servicios de Ingresos
Dirección de servicios de Organización y régimen jurídico
Dirección de servicios de Empresas Municipales y Organismos Autónomos
Dirección de servicios de Comercio
Dirección de servicios de Gestión de multas de circulación
Área de personal
Dirección de servicios de Personal
Dirección de servicios de Organización y planificación de recursos humanos
Dirección de servicios de Relaciones laborales negocios y condiciones de empleo
Área de régimen interior y patrimonio
Dirección de servicios Internos, compras y patrimonio
Dirección de servicios de Telecomunicaciones, talleres y con. Edificios
Gerencia de artes gráficas
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
Tercer Teniente de Alcalde
Gerencia municipal de urbanismo
Dirección de servicios de Organización y régimen interior
Dirección de servicios para el desarrollo urbano
Dirección de servicios para la gestión privada
Dirección de servicios de secretaría jurídica
Dirección de servicios del plan general
Área de Vivienda y rehabilitación urbana
Área de obras e infraestructuras
Dirección de servicios del Áreas de obras e infraestructuras
Dirección de servicios de Edificación
Dirección de servicios de Conservación y rehabilitación de infraestructuras
Dirección de servicios de Construcción de infraestructuras
46
IV Rama de Policía Municipal Tráfico y Protección Civil
Cuarto Teniente de Alcalde
Gabinete de la cuarta tenencia de alcaldía
Dirección de servicios de Policía municipal
Dirección de servicios de Tráfico y seguridad
Dirección de servicios Administrativos de tráfico y seguridad
Concejalía de servicios de circulación y transportes
Dirección de servicios de Circulación
Dirección de servicios de Transporte y aparcamiento
Concejalía de SERVICIOS DE PROTECCIÓN CIVIL Y BOMBEROS
Dirección de servicios de PROTECCIÓN CIVIL Y BOMBEROS
V Rama de Medio Ambiente
Quinto Teniente de Alcalde
Dirección de servicios de parque y jardines
Dirección de servicios de para gestión de residuos y calidad ambiental
Dirección de servicios de aguas y saneamiento
Concejalía de servicios de limpieza urbana y desarrollo medioambiental
47
Test Tema 4
48
Tema 5. Protección Civil. Definiciones. Funciones básicas.
Protección Civil.
El fundamento jurídico de la protección civil se encuentra en la Constitución. En ella se
establece la obligación poderes públicos de garantizar el derecho a la vida y la integridad física como
primero y más importante de los derechos fundamentales (Art. 15), los principios de unidad nacional y
solidaridad territorial (art. 2) y las exigencias esenciales de eficacia y coordinación administrativa (art.
103).
Artículo 15
Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser
sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte,
salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra.
Artículo 2
La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e
indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las
nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.
Artículo 103
1. La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los
principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento
pleno a la ley y al Derecho.
2. Los órganos de la Administración del Estado son creados, regidos y coordinados de acuerdo con la
ley.
3. La ley regulará el estatuto de los funcionarios públicos, el acceso a la función pública de acuerdo con
los principios de mérito y capacidad, las peculiaridades del ejercicio de su derecho a sindicación, el
sistema de incompatibilidades y las garantías para la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones.
La materia de Protección Civil se encuentra regulada fundamentalmente por la Ley 2/1985, de 21
de enero, de Protección Civil (publicada en el B.O.E. 25 de enero de 1985) y el Real Decreto 407/1992,
de 24 de abril, por el que se aprueba la Norma Básica de Protección Civil.
La Ley de Protección Civil dispone que la acción permanente de los poderes públicos en materia
de Protección Civil se orientará al estudio y la prevención de las situaciones de grave riesgo, catástrofe o
calamidad pública y a la protección y socorro de personas y bienes en los casos en que dichas situaciones
se produzcan. La citada Ley 2/1985 de 21 de enero consta de seis Capítulos y tres disposiciones
(adicional, transitoria y final).
Así la citada Ley 2/1985 prescribe que todos los ciudadanos, a partir de la mayoría de edad,
estarán sujetos a la obligación de colaborar, personal y materialmente, en la protección civil en caso de
requerimiento por las autoridades competentes. Además estarán especialmente obligados a colaborar en
las actividades de la Protección Civil:
- Las personas en situación legal de desempleo y que estén percibiendo la correspondiente
prestación económica por esta causa.
- Quienes estén sometidos al régimen de prestación social sustitutoria del servicio militar y los
excedentes del contingente anual de éste.
- Los servicios de vigilancia, protección y lucha contra incendios de las empresas públicas o
privadas considerarán a todos los efectos, colaboradores en la protección civil.
- En casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, todos los residentes en territorio
nacional estarán obligados a la realización de las prestaciones personales que exija la
autoridad competente, sin derecho a indemnización por esta causa y al cumplimiento de las
órdenes generales o particulares que dicte.
Cuando la naturaleza de la emergencia lo haga necesario, las autoridades competentes en materia
de protección civil podrán proceder a la requisa temporal de todo tipo de bienes, así como a la
49
intervención y ocupación transitoria de los que sean necesarios. Quienes como consecuencia de estas
actuaciones administrativas sufran perjuicios en sus bienes tendrán derecho a ser indemnizados de
acuerdo con lo dispuesto en las leyes.
Definiciones.
El artículo 1 de la Ley 2/1985, de 21 de enero, sobre Protección Civil, define:
Protección:
Servicio público en cuya organización, funcionamiento y ejecución participan las
diferentes administraciones públicas, así como los ciudadanos mediante el cumplimiento de los
correspondientes deberes y la prestación de la colaboración voluntaria. Este concepto de
Protección Civil se tiene desde 1960 (19 de marzo), año que se crea la Dirección General de
Protección Civil, dependiente del Ministerio del Interior.
La Norma Básica de Protección Civil, concretando más el concepto, precisa:
Protección Civil:
Es el sistema de preparación y de respuesta ante situaciones de grave riesgo colectivo,
calamidad pública o catástrofe extraordinaria, en las que la vida y seguridad de las personas
pueden sucumbir y peligrar masivamente, generándose unas necesidades y recursos que pueden
exigir la contribución de todas las administraciones públicas, organizaciones, empresas e incluso
de particulares.
Riesgo / Grave riesgo:
Posibilidad o proximidad de que pase algo que pueda poner en peligro la vida o bienes de las
personas. El riesgo se combate con la educación cívica y con el conocimiento individual de las normas
básicas de comportamiento para hacer frente a las contingencias que puedan presentarse, así como con
planes preventivos de actuación acordes con estas contingencias. Según DRAE, Riesgo: Contingencia o
proximidad de un daño.
Catástrofe:
Es un riesgo que puede afectar a una Comunidad, de personas o bienes y que exige la
intervención coordinada de todos los recursos con que cuenten las respectivas Administraciones
(bomberos, fuerzas de seguridad, obras públicas, transportes, medios de comunicación, etc... La catástrofe
se combate con la prevención (adopción de medidas precautorias que eviten o limiten las consecuencias
de los accidentes), con la planificación y con la coordinación. Según DRAE, Catástrofe: Suceso infausto
que altera gravemente el orden regular de las cosas.
Calamidad Pública:
Es una catástrofe de dimensiones extraordinarias que afectan a extensas zonas geográficas y que
exige la adopción de medidas rigurosas para contener su propagación, socorrer a los afectados y proceder
a la reparación de los daños causados. La calamidad pública se combate con la perfecta disposición de la
contingencia (movilización obligatoria, evacuaciones, alojamientos en refugios, requisa de medios
precisos etc.). Según DRAE, Calamidad: Desgracia o infortunio que alcanza a muchas personas.
Área base:
Es aquélla donde se concentran las reservas.
Área de intervención:
Zona siniestrada o área de evacuación en caso de siniestro.
Emergencia:
Según Real Academia: Del lat. emergens, -entis, emergente. 1 f. Acción y efecto de emerger. 2
Suceso, accidente que sobreviene.
50
Alarma:
Según DRAE, De ¡al arma!1. f. Aviso o señal que se da en un ejército o plaza para que se
prepare inmediatamente a la defensa o al combate. 2 rebato. 3 fig. Inquietud, susto o sobresalto causado
por algún riesgo o mal que repentinamente amenace. 4 V. estado de alarma.
Alerta:
Según DRAE, Del it. all’erta. 1 adv. m. Con vigilancia y atención. Ú. con los verbos estar,
andar, vivir, poner, etc. 2 Voz que se emplea para excitar a la vigilancia. Ú. t. c. s. m. 3 f. Situación de
vigilancia o atención. 4 adj. p. us. Atento, vigilante. Espíritus ALERTAS.
Pre – alerta / alarma :
Según DRAE, Del lat. prae.1. pref. que significa anterioridad local o temporal, prioridad o
encarecimiento: PREfijar, PREhistoria, PREpósito, PREclaro.
Autoprotección:
Es el conocimiento que tiene cada persona sobre los modos de actuación adecuados a cada
situación de emergencia o riesgo potencial, sobre Protección Civil.
Estado de sitio:
El estado de sitio se declarar cuando el territorio nacional es ocupado o puede serlo, total o
parcialmente. Estado de guerra, 1.El de una población en tiempo de guerra, cuando la autoridad civil
resigna sus funciones en la autoridad militar. 2. El que según ley se equipara al anterior por motivos de
orden público, aun sin guerra exterior ni civil. (DRAE).
Estado de excepción:
En ciertos países, situación semejante al estado de alarma. (DRAE).
Estado de alarma:
Situación oficialmente declarada de grave inquietud para el orden público, que implica la
suspensión de garantías constitucionales (DRAE).
Defensa Pasiva:
Es el antecedente a la Protección Civil
Funciones básicas.
El servicio público de protección civil debe inspirarse en su estructuración por las distintas
administraciones públicas en los principios de: Responsabilidad, Autonomía de Organización y Gestión,
Coordinación, Complementariedad, Subsidiariedad, Solidaridad, Capacidad de Integración y Garantía de
Información. Dice el Preámbulo de la Norma Básica de Protección Civil que estos principios exigen que
la protección civil, en cuanto servicio público, realice una serie de funciones fundamentales, como son:
Previsión
La previsión de los supuestos de riesgo, sus causas y efectos y las zonas que pudieran verse
afectadas.
Prevención
La prevención para el estudio e implantación de las medidas oportunas para mantener bajo
observación, evitar o reducir las situaciones de riesgo potencial y daños que pudieran derivar de
éstas.
Planificación
La planificación de las líneas de actuación para hacer frente a las situaciones de grave riesgo,
catástrofe o calamidad pública que pudieran presentarse.
Se entiende por Plan de Protección Civil la previsión del marco orgánico y funcional y
de los mecanismos que permiten la movilización de los recursos humanos y materiales
necesarios para la protección de personas y bienes en caso de grave riesgo colectivo, catástrofe o
calamidad pública, así como el esquema de coordinación entre las distintas administraciones
públicas llamadas a intervenir.
La Norma Básica de Protección Civil contiene las directrices esenciales para la
elaboración de dichos Planes que, según la Ley 2/1985 y de acuerdo con la normativa vigente en
51
la Comunidad Económica Europea, son elaborados por las administraciones públicas y de dos
tipos:
Planes Territoriales
Se elaboran para hacer frente a las emergencias generales que se pueden
presentar en cada ámbito territorial (Provincia y Municipio), de Comunidad Autónoma,
y de ámbito inferior, y establecerá la organización de los servicios y recursos que
procedan para:
-
-
Proteger a la población y evitar o minimizar los efectos adversos del riesgo,
debiéndose considerar como mínimo las siguientes medidas:
Control de accesos
Aviso a la población
Refugio o aislamiento en el propio domicilio o en lugares de seguridad
Evacuación en sus distintas variantes
Asistencia sanitaria
Proteger los bienes, especialmente los de interés cultural
Definir las medidas y actuaciones de socorro, considerando las situaciones que
presenten una amenaza para la vida. Estas medidas son, entre otras:
Búsqueda, rescate y salvamento de personas desaparecidas
Primeros auxilios
Evacuación
Clasificación y evacuación de afectados a fines de asistencia sanitaria y social
Asistencia sanitaria primaria
Albergue de emergencia
Abastecimiento
Dichos Planes habrán de ser homologados, en un plazo de 3 meses, si esto no
se produce se considerarán aprobados por silencio administrativo. Según cada caso,
serán aprobados por uno u otro órgano de la PC:
Planes Provinciales y Municipales:
Son aprobados por el pleno (de los diputados y los concejales respectivamente)
y son homologados por la Comisión de PC de la Comunidad
Autónoma.
Planes de las Comunidades Autónomas:
Son aprobados por el consejo de gobierno y los homologa la
Comisión Nacional de PC.
Planes Especiales
Serán objeto de Planes Especiales en aquellos ámbitos territoriales que lo
requieran (2 o más Comunidades Autónomas), y al menos, los riesgos siguientes:
- Emergencias nucleares
- Situaciones bélicas
- Inundaciones
- Seismos
- Químicos
- Transportes de mercancías peligrosas
- Incendios forestales
- Volcánicos
Una modalidad de Planes Especiales lo constituyen los Planes Básicos para los
riesgos derivados de situaciones bélicas y de emergencia nuclear. Su aplicación viene
exigida siempre por el interés nacional.
El Gobierno a propuesta del Ministerio del Interior y previo informe de la Comisión
Nacional de Protección Civil aprobará los planes Especiales de ámbito estatal o que
afecten a varias Comunidades Autónomas.
Intervención
La intervención en cuanto a las diferentes actuaciones encaminadas a proteger y socorrer la vida
de las personas y sus bienes.
52
Rehabilitación
La rehabilitación dirigida al establecimiento de servicios públicos indispensables para la vuelta a
la normalidad.
Órganos de Coordinación
Comisión Nacional de Protección Civil:
Es el Órgano que coordina la Protección Civil entre el Estado y las Comunidades
Autónomas. El número de miembros es el que reglamentariamente se establezca, además tiene
una composición paritaria, es decir, mismo número de representantes del Estado que de las
Comunidades Autónomas. Su principal competencia es; proponer la normalización y
homologación de las técnicas y medios que puedan utilizarse para los fines de Protección Civil.
Comisiones Autonómicas de Protección Civil:
Existe una por cada Comunidad Autónoma. Su función es coordinar la Protección Civil
del Estado con esa Comunidad Autónoma y sus entes locales. Habrá mínimo tres
representantes del Estado.
Competencias en materia de Protección Civil:
Gobierno
El Gobierno es el Órgano superior de dirección y coordinación de la Protección Civil. Por
delegación del Gobierno es el Ministro del Interior su máxima autoridad. Como órgano superior de
dirección y coordinación en materia de protección civil la corresponde aprobar los Planes Básicos y los
Planes Especiales de ámbito estatal, así como declarar de interés nacional las siguientes situaciones de
emergencia:
- Las que requieran para la protección de personas y bienes la aplicación de la Ley Orgánica
4/1981, de 1 de junio, reguladora de los estados de alarma, excepción y sitio.
- Aquellas en las que sea necesario prever la coordinación de Administraciones diversas
porque afecten a varias Comunidades Autónomas.
Comunidades Autónomas
Corresponde a la Comunidades Autónomas elaborar y aprobar sus correspondientes Planes
Territoriales y los Planes Especiales cuyo ámbito de aplicación no exceda del de la propia Comunidad
así como la dirección y coordinación de los mismos. En cada Comunidad Autónoma quien dirige la
Protección Civil es el Delegado del Gobierno, máximo representante del Gobierno en ese territorio.
Los cuerpos de Seguridad Autonómicos (País Vasco, Cataluña, Navarra), podrán actuar fuera
de sus Comunidades Autónomas, siempre que el Ministro del Interior lo solicite al Presidente de su
Comunidad Autónoma.
Provincias
En cada Provincia será el Subdelegado del Gobierno (antiguo Gobernador civil), quien dirija la
Protección Civil. En las Comunidades Autónomas Uniprovinciales al no existir, será el Delegado del
Gobierno quien la dirija.
Municipios
La Ley 7/85 Reguladora de las Bases del Régimen Local establece las competencias Municipales
como sigue:
Artículo 26.
1. Los Municipios por sí o asociados deberán prestar, en todo caso, los servicios siguientes:
53
a) En todos los Municipios: Alumbrado público, cementerio, recogida de residuos, limpieza
viaria, abastecimiento domiciliario de agua potable, alcantarillado, acceso a los núcleos de
población, pavimentación de las vías públicas y control de alimentos y bebidas.
b) En los Municipios con población superior a 5.000 "habitantes-equivalentes," además: (Apartado
1. redactado según los criterios establecidos en el Real Decreto-Ley 11/1995, de 28 de diciembre).
Parque público, biblioteca pública, mercado y tratamiento de residuos.
c) En los Municipios con población superior a 20.000 "habitantes-equivalentes", además:
Protección civil, prestación de servicios sociales, prevención y extinción de incendios e
instalaciones deportivas de uso público. (Redactada esta letra c) conforme al Real Decreto-Ley 7/1996, de 7 de junio).
d) En los Municipios con población superior a 50.000 habitantes-equivalentes, además:
Transporte colectivo urbano de viajeros y protección del medio ambiente.
2. Los Municipios podrán solicitar de la Comunidad Autónoma respectiva la dispensa de la obligación de prestar los servicios mínimos que les correspondan según lo
dispuesto en el número anterior cuando, por sus características peculiares, resulte de imposible o muy difícil cumplimiento el establecimiento y prestación de dichos servicios
por el propio Ayuntamiento.
3. La asistencia de las Diputaciones a los Municipios, prevista en el artículo 36, se dirigirá preferentemente al establecimiento y adecuada prestación de los servicios públicos
mínimos, así como la garantía del desempeño en las Corporaciones municipales de las funciones públicas a que se refiere el número 3 del artículo 92 de esta Ley.
4. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 40, las Comunidades Autónomas podrán cooperar con las Diputaciones Provinciales, bajo las formas y en los términos previstos
en esta Ley, en la garantía del desempeño de las funciones públicas a que se refiere el ap artado anterior. Asimismo, en las condiciones indicadas, las Diputaciones
Provinciales
podrán cooperar con los entes comarcales en el marco de la legislación autonómica correspondiente. (Apartado adicionado por la Ley 10/1993, de 21 de abril)
En cada Municipio será el Alcalde quién coordine y dirija la PC. Éste puede adoptar
personalmente medidas en caso de catástrofe puede hacerlo dando cuenta inmediatamente al Pleno.
Cuando ocurra un siniestro, que afecte a varios territorios, de entre los órganos de dirección anteriores
se designará un Mando Único. Cualquier cuerpo que actúe en un siniestro, lo hará bajo la dirección
directa o inmediata de sus mandos naturales (jefe de su misma profesión), aunque la dirección superior
la ostentará el Mando Único.
Los cuerpos de Seguridad Municipales (Policía Municipal y Bomberos), podrán actuar fuera
de su término municipal, siempre que el Subdelegado del Gobierno se lo solicite al Alcalde. Además
pueden exceder su territorio en situaciones imprevistas.
Las entidades Locales elaborarán y aprobarán, cuando proceda y según el marco de planificación
establecido en cada ámbito territorial, sus correspondientes Planes Territoriales de Protección Civil. El
Plan Municipal de Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid es de fecha 20 de abril de 1986.
FFAA, Cuerpos de Seguridad del Estado.
Las Fuerzas Armadas actuarán en tiempo de paz, siempre que el Ministro del Interior lo
solicite al Ministro de Defensa; en caso de urgencia puede el Alcalde solicitar directamente ayuda al
acuartelamiento más cercano, y posteriormente tendrá que hacer un informe, justificando la
urgencia.
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Guardia Civil y Policía Nacional),
intervendrán a requerimiento del Ministro del Interior, por ser su Jefe Superior.
Infracciones y Sanciones.
La sanción será impuesta en función de la cuantía (el daño causado) por un órgano con
competencia de PC:
Hasta
1.000.000 ptas.
Municipio
Hasta
5.000.000 ptas.
Provincia
Hasta
10.000.000 ptas.
Comunidad Autónoma
Hasta
25.000.000 ptas.
Ministro del Interior
Hasta 100.000.000 ptas.
Consejo de Ministros
Legislación Básica sobre Protección Civil
-
Real Decreto 1547/80, de 24 de julio, sobre reestructuración de la protección civil (por el
cual se crea la Comisión Nacional de Protección Civil).
Ley 2/85 de 21 de enero, sobre Protección Civil. Es la más importante por ser la que regula
dicha materia.
Real Decreto 1378/85, de 1 de agosto, sobre medidas provisionales para actuación en
situaciones de emergencia en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública. Esta
disposición es la primera en desarrollar la Ley de 21 de enero de 1985 sobre protección civil.
54
-
-
Real Decreto 888/86, de 21 de marzo, sobre composición, organización y régimen de
funcionamiento de la Comisión Nacional de Protección Civil. Modificado por el Real
Decreto 648/89, de 21 de marzo, así como por el Real Decreto 105/95, de 27 de enero.
Real Decreto 407/92 de 24 de abril, por el que se aprueba la Norma Básica de Protección
Civil.
Test Tema 5
55
Tema 6. Dirección de Servicios de Protección Civil y Bomberos.
Organización y funcionamiento.
Dirección de Servicios de Protección Civil y Bomberos.
La Dirección de Servicios de Protección Civil y Bomberos, depende
directamente de los Servicios de Protección Civil y Bomberos.
Como máxima autoridad de los Bomberos del Ayuntamiento, se
encuentra:
El Alcalde,
al frente del Consistorio.
El Primer Teniente de Alcalde, al frente de la Rama.
El Concejal de Servicios,
al frente de la Concejalía del Servicio.
Director del Servicio,
(funcionario del grupo A del Ayuntamiento, designado
por el Alcalde a propuesta del Concejal del Servicio y
con el visto bueno del Concejal Responsable de la
Rama).
Organización y funcionamiento.
El 26 de Enero de 1990 se aprueba por el Pleno del Ayuntamiento la reorganización del Servicio,
en base a la consecución de los siguientes fines:
- Evitar en lo posible que se pueda iniciar un siniestro.
- En el supuesto de que se produzca, tratar de conseguir que no haya pérdidas de vidas
humanas y que los daños materiales sean reducidos al máximo.
- Disponibilidad de los medios de respuesta suficientes para lograr la supresión del siniestro
en el tiempo más reducido posible.
- Adecuación de medios humanos y materiales para conseguir un servicio digno y eficaz.
- Disponer de los medios de estudio, información y análisis de los nuevos productos exigidos
por modernas reglamentaciones.
La Dirección de Servicios se encuentra en los Departamentos, Secciones y Unidades, según
cuadro adjunto al final del tema, siendo sus principales funciones:
56
I Departamento de Extinción de Incendios.
Subinspección de Extinción de Incendios
Subinspección Zona Norte
Parque nº4, C/ Viña Virgen, 4
Parque nº9,Av. Monforte de Lemos s/n. Barrio del Pilar
Parque nº11, Av.San Luís, C/ Mesena. Hortaleza
Subinspección Zona Sur
Parque nº5 Paseo de Santa Mª de la Cabeza, 95
Parque nº10C/SanNorberto,Av.Real de Pinto.Villaverde
Parque nº12 Av. de los Poblados s/n. Aluche
Subinspección Zona Este
Parque nº2, C/ Rufino Blanco 4,
Parque nº7, Av. de Hellín s/n. San Blas
Parque nº8, C/ Pío Felipe s/n. Valleccas
Subinspección Zona Centro
Parque nº1, C/ Santa Engracia, 118
Parque nº3, Ronda de Segovia s/n. Pª Toledo
Parque nº6, C/Imperial, 8
Jefatura de Guardia
Subinspección de Medios Técnicos
Subinspección de Plana Mayor
II Departamento de Prevención y Protección Civil.
III Departamento de Estudios del Fuego.
IV Escuela de Bomberos y Protección Civil.
Test Tema 6
57
Tema 7. Ordenanza de prevención de incendios. Título
Preliminar. Conceptos Técnicos.
ORDENANZA DE PREVENCION DE INCENDIOS
(Aprobada por Acuerdo Plenario de 28 de Junio de 1993)
TITULO PRELIMINAR
CAPITULO I
Artículo 1º. Es objeto de la presente Ordenanza establecer las condiciones de seguridad contra el
incendio ordinario en la edificación y actividades, con el fin de reducir las posibilidades de su iniciación,
tratar de evitar la pérdida de vidas humanas, de reducir las pérdidas materiales y de facilitar las
operaciones de extinción.
Artículo 2º. Es aplicable la presente Ordenanza a todos los proyectos de obra de nueva
edificación, reforma o reestructuración, cambio de uso y a todas aquellas actividades no inocuas de nueva
implantación.
Artículo 3º. 1. Cuando un edificio o actividad existente no cumpla con los preceptos de esta
Ordenanza, no se permitirán obras de ampliación o reforma que supongan en cualquier aspecto
incremento del riesgo o peligrosidad en sí mismas o en su entorno, autorizándose únicamente obras
totales o parciales encaminadas a mejorar las condiciones de seguridad.
2. En todo local o actividad con licencia en vigor, cuando por cualquier necesidad, de forma
temporal precisen modificar en alguna forma cualquiera de las condiciones autorizadas, deberá solicitar
autorización para dicha modificación con un mínimo de un mes de antelación para su informe por el
órgano competente de conformidad con el artículo 4; entendiéndose denegada la autorización en el caso
de que en dicho plazo no haya recibido autorización expresa.
Artículo 4º. 1. El Departamento de Prevención de Incendios intervendrá mediante informe, en los
expedientes de solicitud de Licencias de obras, de Actividades e Instalaciones y de Funcionamiento, de
aquellas a que sea aplicable esta Ordenanza, siempre que se cumpla algunos de los siguientes requisitos:
a) Cuando la superficie total edificada sea igual o superior a 2.500 m2.
b) Cuando se trate de edificios en altura (EGA).
c) Cuando la ocupación teórica máxima previsible sea igual o superior a 200 personas, excepto en
zonas de recreo al aire libre.
d) Cuando tratándose de actividades comprendidas en el uso de Almacén o Industrial, estén
englobadas en los conceptos de riesgo alto o medio de acuerdo con lo que se establece en le Capítulo X,
Sección 1ª. y Capítulo XI, o bien las materias que se manipulan o almacenan se encuentran incluidas entre
las de las Secciones 2ª , 3ª, 4ª, 5ª, 6ª y 7ª del citado Capítulo X.
2. Los informes de dicho Departamento se referirán a la documentación de proyecto para el caso
de solicitudes de Licencias de obras, Actividades e Instalaciones, y serán resultado de las inspecciones
que se realicen, previas a la concesión de la Licencia de Funcionamiento.
Artículo 5º. Aquellas actividades a las que son aplicables esta ordenanza que no se encuentren
incluidas en los apartados a), b), c) o d) del artículo anterior, serán informadas en materia de seguridad
contra incendios, directamente por el Organismo que tramita la solicitud de licencia.
Artículo 6º. Será preceptivo y previo el informe del Departamento de Prevención de Incendios, en
aquellos casos especificados, sin el que no podrán expedirse por el órgano competente las licencias a que
se ha hecho referencia.
Artículo 7º. 1. en la documentación que compone los expedientes de solicitud de licencias, deben
quedar reflejadas las condiciones de seguridad contempladas en la presente Ordenanza, mencionadas en
proyecto básico y determinadas en proyecto de ejecución.
58
2. En cualquier caso la documentación de proyecto debe estar suscrita por técnico competente
para ejercer su profesión en la edificación o sus instalaciones.
Artículo 8º. Se podrán proponer al Organismo que conceda la licencia, por técnico o por entidad
competente, modificaciones sobre las soluciones contempladas en esta Ordenanza siempre que éstas se
ajusten al espíritu de la misma. Las modificaciones únicamente serán admitidas cuando el caso concreto
no esté explicitado en el contenido del articulado o se juzguen suficientemente justificadas técnicamente
por el Departamento de Prevención.
Artículo 9º. En los supuestos no contemplados en la presente Ordenanza, pero que por sus
características o circunstancias pudieran estar comprendidos en su ámbito, les serán aplicadas por
analogía las prescripciones de la misma que tengan similitud con el caso contemplado.
CAPITULO II. Conceptos Técnicos
Artículo 10. A efectos de la presente Ordenanza los conceptos técnicos de la prevención de
incendios son los siguientes:
1. Almacenamiento en altura: Todo aquel cuya altura supera la de 6 metros desde el pavimento
de suelo.
2. Altura de evacuación: La diferencia de cota entre el nivel de un origen de evacuación y el del
espacio exterior seguro en recorridos de evacuación ascendente o descendente.
3. Alumbrado de emergencia: Todo sistema de alumbrado alimentado eléctricamente con dos
fuentes de suministro, de las que la principal será la red general del edificio y la secundaria la específica
de la instalación. Su autonomía de funcionamiento a plena carga será como mínimo de una hora y su
puesta en funcionamiento automática, con el fallo del suministro de la red general (caída de la tensión de
alimentación por debajo del 70% de su valor nominal).
Este tipo de alumbrado se ajustará a lo especificado al efecto en el Reglamento Electrotécnico de
Baja Tensión e I.T.C. correspondientes, del Ministerio de Industria.
Cuando se utilicen aparatos autónomos, éstos deberán haber sido homologados y cumplirán con
las especificaciones de la Norma UNE 20-062 y 20-392.
Este tipo de instalación será fija y proporcionará una iluminancia mínima de 3 lux en zonas
ocupadas por personas, de 5 lux en los inicios de los recorridos de evacuación, de 3 lux en los recorridos
de evacuación y de 5 lux donde se precise maniobrar instalaciones.
4. Ascensor de emergencia: Aquel dotado de llamada prioritaria para uso del Servicio de
Extinción de Incendios, de dos fuentes independientes de alimentación eléctrica, de las que la segunda
garantizará al menos una autonomía de una hora de funcionamiento a plena carga y manejable desde el
interior de la cabina. La capacidad de carga mínima será de 630 Kg.
5. Boca de agua contra incendios (BIE): A efectos de la presente Ordenanza se considera boca
de agua contra incendios, la instalación manual de ataque al fuego con secciones de 45 ó 25 milímetros de
diámetro nominal.
Estarán provistas como mínimo de:
a) Lanza o surtidor resistente a la corrosión y a la acción mecánica a que ha de ser sometida y
dotada de:
- Boquilla con posibilidad de accionamiento que permita la salida del agua en chorro o
pulverizada, permitiendo alcanzar caudales mínimos admisibles de 3,3 litros/segundo para bocas de 45
mm. de diámetro y 1,6 litros/segundo para las de 25 mm. de diámetro, con las presiones mínimas
especificadas en cada uso especifico.
- Sistema de apertura y cierre en el caso de que no exista en la boquilla.
b) Manguera de longitud máxima de 15 metros en las de diámetros nominales de 45 mm. o de 30
metros de longitud máxima en las de 25 mm. y de características técnicas ajustadas a lo especificado en la
norma UNE 23-091:
La de 25 mm. de diámetro será de trama semirrígida, no autocolapsable y capaz de recuperar su
sección circular una vez que se suprima la causa e deformación.
c) Racor de tipo "Barcelona" que se ajustará a las características determinadas en las Normas
UNE 23-400.
d) Manómetro capaz de medir entre cero y la máxima presión que se alcance en la red.
59
e) Válvula resistente a la corrosión y oxidación; pudiendo ser de apertura automática en la
instalación de 25 mm. de diámetro.
f) Soporte de devanadera para ambos tipos o de plegadora para el de 45 mm. de diámetro.
g) Las bocas de agua contra incendios de 45 mm. de diámetro se situarán de forma que el centro
del soporte quede a una altura comprendida entre 0,90 m. y 1,50 m. medidos desde el pavimento del
suelo.
h) Las bocas de agua contra incendios de 25 mm. de diámetro se situarán de forma que la boquilla
de surtidor y la válvula manual, si existe, se encuentre a una altura comprendida entre 0,90 m. y 1,70 m.
del pavimento del suelo.
i) Armario empotrado o de superficie para la instalación de 45 mm. de diámetro que permita
fácilmente el despliegue de la manguera sin ocasionar estrangulaciones en ella.
La presión (P) que debe suministrar una BIE estará comprendida: 3,5 kg/cm2 < P < 6 kg/cm2.
La red de distribución estará protegida contra heladas en todo su trazado.
6. Camino de evacuación: El recorrido a realizar desde cualquier salida de recinto o planta hasta
la vía pública o espacio exterior seguro.
No contabilizarán como camino de evacuación los aparatos elevadores de cualquier tipo, las
escaleras mecánicas y aquellos en los que se sitúen tornos o similares.
7. Camino de evacuación protegido: El recorrido a realizar desde su iniciación hasta la vía
pública o espacio exterior seguro y proyectado con el único fin de garantizar la evacuación en caso de
emergencia. Constituirá sector de incendio independiente.
8. Carga de fuego: Expresa las calorías desprendidas en la combustión total de una determinada
cantidad de productos.
9. Columna seca: Instalación para uso exclusivo del Servicio Contra Incendios. Estará constituida
por conducción vacía, de acero galvanizado de 80 mm. de diámetro, que partiendo de lugar accesible a los
vehículos del Servicio contra Incendios, en la caja de escalera esté provista de bocas de salida en pisos y
válvula de expansión de aire en su parte superior.
La toma de alimentación, con centro a 90 cm. del suelo, constará de conexión siamesa con llaves
incorporadas y racores tipo Barcelona ((UNE 23-400) de 70 mm. de diámetro, con tapas. En este mismo
punto dispondrá de llave de purga de 25 mm. de diámetro. Todo el conjunto se encerrará en hornacina o
similar de 55 cm. de ancho, por 40 cm. de alto y 30 cm. de profundidad mínimos, será fácilmente
localizable e identificable y en su tapa de cierre de simple resbalón para llave de cuadradillo de 8 mm.
figurará la inscripción "USO EXCLUSIVO DE BOMBEROS".
Las bocas de toma en pisos estarán provistas de conexión siamesa con llaves incorporadas y
racores tipo UNE 23-400 de 45 mm. de diámetro con tapas. Se dispondrán en las plantas pares hasta la
octava y en todas a partir de ésta, con centro del conjunto a 90 cm. del pavimento del suelo.
Cada cuatro plantas se dispondrá, además de llave de seccionamiento, situada por encima de la
conexión siamesa. Todas las llaves de instalación serán del modelo de bola con palanca incorporada.
La instalación debe ser capaz de resistir presión de 20 kg/cm2 durante dos horas sin que aparezca
ningún punto de fuga en la misma.
10. Combustibilidad: A efectos de esta Ordenanza los materiales, en función de su reacción al
fuego, quedan clasificados:
Material M0 -- incombustible.
Material M1 -- combustible no inflamable.
Material M2 -- baja inflamabilidad.
Material M3 -- inflamabilidad media.
Material M4 -- altamente inflamable.
Esta clasificación se basa en la respuesta del material ante la acción térmica normalizada del
ensayo correspondiente (UNE 23-727) que se hace extensivo para la clasificación de todos los materiales
y/o productos.
11. Cortina de agua: Sistema de rociadores abiertos de actuación automática o manual
dispuestos en línea, con el fin de establecer pantalla aislante del calor.
12. Detección automática: Todo sistema de detección deberá estar instalado cumpliendo lo
especificado en las Normas UNE 23-007.
Deberá estar compuesta por:
a) Equipo de control y señalización, provisto de señales ópticas y acústicas (Para cada una de las
zonas que se proyecten), capaces de transmitir a personas responsables.
b) Detectores, que podrán ser del tipo que se precise en cada caso, pero que deberán estar
homologados por laboratorio oficialmente reconocido para ello.
60
El número y distribución de este tipo de elementos, deberá estar justificado en la documentación
técnica de proyecto de ejecución.
c) Fuente secundaria de suministro de energía eléctrica que garantice, al menos, 24 horas en
estado de vigilancia y 30 minutos en estado de alarma.
13. Edificio en altura (EGA): A efectos de la presente Ordenanza se considera edificio en altura
(EGA) todo aquel que disponga de plantas en las que existan puntos cuya altura de evacuación sea igual o
superior a 28 metros. Este tipo de edificio queda calificado no evacuable (1).
14. Edificio no evacuable: Edifico no evacuable es aquel que por su naturaleza o por la del uso
que en él se desarrolla, precisa de estudio especial de manera que el diseño del mismo cumpla con el
cometido de posibilitar el salvamento de las personas sin necesidad de evacuación.
15. Elemento compartimentador: A efectos de esta Ordenanza se entiende por elemento
compartimentador aquel que cumpliendo las condiciones de determinado grado de RF delimita un sector
de incendio, un sector de incendio independiente o un recinto o zona especificados.
16. Escalera exterior: La que discurre por el exterior de un edificio. Sus condiciones de
construcción son las mismas que las exigibles para la escalera normal de servicio al edificio,
permitiéndose como variante que el último tramo de acceso a zona exterior segura pueda realizarse con
sistema basculante o desplegable de fácil manejo.
17. Espacio exterior seguro: Aquel a descubierto con superficie suficiente para contener a los
ocupantes del edificio. Dicha superficie se determina a razón de 0,5 m2/persona, de forma tal que ninguno
de sus puntos se encuentre situado a una distancia de la salida, en metros, mayor de 0,1 P, siendo P el
número de ocupantes y excluyéndose una franja de 2 metros paralela y contigua a la facha de salida.
Si el espacio abierto a que se accede no está comunicado con la vía pública u otros espacios
abiertos, la anchura de dicha franja se aumentará hasta 15 metros. En este caso la superficie restante
deberá ser capaz de albergar a los ocupantes del edificio a razón de 0,5 m2/persona como mínimo.
18. Estabilidad al fuego (EF): La facultad que tiene un elemento para durante el tiempo que se
especifica bajo la acción de un fuego, mantener la capacidad portante para la que ha sido instalado. Según
Norma UNE 23-093.
19. Extintores portátiles: Todos los elementos que como tales se utilicen, deberán estar
homologados ajustándose a lo especificado en el Reglamento de Aparatos a Presión, del Ministerio de
Industria y Energía, así como la Norma UNE 23-110.
Los agentes extintores contenidos en los mismos se ajustarán a las Normas UNE 23-601, 23-602 y
23-607.
Se consideran extintores portátiles aquellos cuyo peso máximo total sea de 20 kg. Por encima de
este peso deberá disponer de medio de transporte sobre ruedas.
Los tipos de extintores se adecuarán en función de las clases de fuego establecidas en la Norma
UNE 23-010.
Se situarán en lugares fácilmente accesibles, visibles o señalizados cuando no se dé esta última
posibilidad. Fijados a paramentos verticales, la parte superior del extintor quedará a 1,70 metros máximo
del pavimento del suelo, y de forma que el recorrido real máximo para alcanzar un elemento no sea
superior a 15 m.
(1) Nueva redacción según acuerdo plenario de 27 de enero de 1995.
20. Hidrante: Sistema de abastecimiento de agua para uso exclusivo del Servicio Contra
Incendios.
Puede ser de dos tipos:
- Enterrado.
- En columna.
Las secciones de acometida podrán ser de 10 mm. de diámetro o de 80 mm. de diámetro,
especificándose en cada uso el necesario, cuando se precise de este tipo de elemento. Deben estar
preparados para resistir las heladas y acciones mecánicas.
La conexión a la red de distribución será independiente para cada unidad, admitiéndose el anillo
cuando se trate de una única actividad y el sistema circunde al edificio.
El sistema de cierre será de válvula de tipo compuerta o de bola.
Se situarán en lugares fácilmente accesibles a los vehículos del Servicio contra Incendios y
debidamente señalizados conforme a la Norma UNE 23-033.
La separación máxima admisible entre dos elementos, cuando éstos se precisen, será de 200
metros.
61
Los caudales mínimos que deben suministrar en cada caso serán de 500 litros/minuto para los de
80 mm. de diámetro y 1.000 litros/minuto para los de 100 mm. de diámetro, en ambos casos estos
caudales deben ser garantizados durante al menos 2 horas. Cuando por cualquier circunstancia no se
pudiera garantizar el abastecimiento de agua directo desde la red pública (en estudio de cálculo de
proyecto), se deberá disponer de depósitos de reserva de agua, que dotados de los correspondientes
grupos de presión, garanticen las condiciones expuestas. En este caso la presión de suministro deberá ser
como mínimo de 10 m.c.d.a.
Un edificio se considera protegido por un hidrante cuando cualquier punto de las fachadas a nivel
de rasante se encuentre a menos de 100 metros de aquél.
21. Ocupación teórica máxima previsible: Representa el máximo número de personas o oaforo
que teóricamente puede contener un edificio, local, etc., en función de la actividad o uso que en él se
desarrolle.
22. Origen de evacuación: Se considera origen de evacuación cualquier punto ocupable de un
recinto. Se exceptúan las viviendas, despachos de oficina privada < 50 m2, habitaciones de uso
residencial público y de uso sanitario, en los que el origen de evacuación se puede tomar desde la puerta
de acceso a dichos locales.
23 Parallamas (PF): La capacidad de un elemento expuesto al fuego, para que en el tiempo que
se determine mantenga su estabilidad, no emita gases inflamables por la cara no expuesta y sea estanco al
paso de la llama y gases calientes. Todo según Norma UNE 23-093.
24. Plan de emergencia: estudio de organización de medios humanos y materiales disponibles
para la prevención del riesgo de incendio así como para garantizar la evacuación e intervención
inmediata. Su redacción se ajustará a las normas que en cada momento determine el organismo
competente.
25. Pulsador de alarma: Tiene como finalidad la transmisión de una señal a un puesto de
control, centralizado y permanentemente vigilado, de forma tal que resulte localizable la zona del
pulsador que ha sido activado.
Los pulsadores habrán de ser fácilmente visibles y la distancia a recorrer desde cualquier punto de
un edificio protegido por una instalación de pulsadores, hasta alcanzar el pulsador más próximo, habrá de
ser inferior a 25 metros. Se situarán a una altura accesible a discapacitados físicos.
Los pulsadores estarán provistos de dispositivo de protección que impida su activación
involuntaria.
La instalación estará alimentada eléctricamente, como mínimo por dos fuentes de suministro, de
las cuales la principal será la red general del edificio. La fuente secundaria podrá ser específica para
esta instalación o común con otras de protección contra incendios.
En los casos en que exista una instalación de detección automática de incendios, la instalación de
pulsadores de alarma podrá estar conectada al mismo equipo de control y señalización. En este caso el
equipo de control y señalización permitirá diferenciar la procedencia de la señal de ambas instalaciones.
26. Recorrido de evacuación: El que se realiza desde el origen de evacuación hasta el espacio
exterior seguro o a un camino de evacuación protegido o a otro sector de incendio.
Su medición se realiza según el recorrido real, medido sobre el eje en el caso de pasillos, escaleras
o rampas.
No contabilizarán como recorrido de evacuación los aparatos elevadores de cualquier tipo, las
escaleras mecánicas y aquellos recorridos en que se sitúen tornos o similares.
27. Resistencia al fuego (RF): La capacidad de un elemento para que durante el tiempo que se
especifica ante la acción de un fuego mantenga su estabilidad, ausencia de emisión de gases en la cara no
expuesta al fuego, estanquidad al paso de la llama y gases calientes y evite que se produzcan en la cara no
expuesta a temperaturas superiores a las especificadas en la Norma UNE 23-093.
28. Riesgo alto: A efectos de la presente Ordenanza se consideran zonas de riesgo alto las
incluidas en la definición de zona peligrosa y las mencionadas en cada caso.
29. Riesgo medio: A efectos de la presente Ordenanza se consideran zonas de riesgo medio:
- Locales destinados a depósitos de basura y residuos combustibles cuando su superficie
construida sea superior a 15 m2.
- Cocinas con superficie edificada superior a 20 m2 excepto en el uso de vivienda.
- Zonas destinadas a taller de mantenimiento, almacén de lencería, mobiliario, o de cualquier
producto combustible, cuando el volumen total de zona es superior a 200 m3.
- Todas aquellas zonas mencionadas como tales en cada uso específico.
30. Riesgo bajo: A efectos de la presente Ordenanza, se consideran zonas de riesgo bajo
cualquiera de las no incluidas en los dos grupos antes especificados.
62
31. Rociadores automáticos: Las instalaciones de rociadores de agua deberán realizarse,
adaptándose a lo establecido en las Normas UNE 23-590, 23-591, 23-592, 23-593, 23-594.
La red de tuberías de distribución será de uso exclusivo para la protección contra incendios.
El disparo de las cabezas se efectuará siempre automáticamente, admitiéndose el sistema de acción
previa, combinando la acción de esta instalación con el sistema de detección si existen ambos.
El abastecimiento de agua deberá estar garantizado mediante acometida a red general pública, o a
depósito de agua de reserva con volumen suficiente para asegurar el funcionamiento el sector de la
instalación más desfavorable hidráulicamente, durante una hora.
En cualquier caso, la instalación dispondrá de sistema de conexión que permita la alimentación por
el Servicio de Extinción de Incendios, con identificación.
Este tipo de instalación estará completado con puesto de control donde se reflejará la sectorización
proyectada. Este puesto dispondrá, a su vez, de señal acústica detectora de activación de cualquier
componente de instalación.
Dispondrán de válvula de prueba en cada sector y en el punto hidráulicamente más desfavorable en
cada caso.
Los puestos de control estarán conectados con la central de alarmas, cuando ésta exista.
Cuando se trate de cortina, se dispondrá además de dispositivo de disparo manual para cada sector.
32. Salida de edificio: La comunicación del edificio con el espacio exterior seguro y de
dimensiones mínimas 0,80 m. x 1,90 m.
33. Salida de emergencia: Toda salida de recinto, de planta o de edificio, que tiene como función
permitir la evacuación en caso de emergencia.
34. Salida de planta:
a) El arranque, en la planta considerada, de la escalera que conduce a una planta de salida del
edificio con acceso a la misma.
b) Una puerta de 0,80 m. x 1,90 m. mínimos que accede a un recinto de escalera, que siendo
sector de incendio, conduzca a una planta de salida del edificio.
c) El acceso a un vestíbulo de independencia, que conduce a una escalera o pasillo protegidos que
permiten llegar a una planta de salida del edificio.
d) Aquella que a ese nivel es salida del edificio.
e) El acceso desde un sector a otro sector de incendio independiente, siempre que en el primero
exista otra salida de planta, o a otro sector y que en ambos casos, a su través, se pueda abandonar el
edificio sin confluir en un mismo sector. En este caso, la superficie del sector de evacuación debe ser
capaz de albergar su propia ocupación teórica más la del sector evacuado (0,5 m2 pisable/persona) dentro
de una superficie a menos de 30 metros desde la puerta considerada.
35. Salidas opuestas y alejadas: Las que cumplen la condición de que las rectas que unan los
centros de ambas con cualquier punto del local situado a menos de 45 metros de ellas, no formen entre
sí un ángulo menor de cuarenta y cinco grados. Se exceptúan de esta condición los puntos del local
situados a menos de 5 metros de las puertas consideradas.
36. Salida de recinto: La puerta o paso, que conducen directamente, o a través de otros recintos,
hacia una salida de planta. Las dimensiones mínimas admisibles son: 0,70 m. x 1,90 m.
37. Sector de incendio: Recinto delimitado por elementos resistentes al fuego del grado que en
cada caso se determina y que encierra una o varias actividades definidas por un único uso.
38. Sector de incendio independiente: Aquel que cumpliendo el concepto de sector de incendio
tiene su acceso directamente desde el exterior o a través del vestíbulo de independencia.
39. Ventilación natural: Aquella que se consigue mediante la apertura de huecos o conductos
que acceden al exterior.
40. Ventilación natural y directa al exterior: Aquella que se consigue mediante la apertura de
huecos que acceden, al menos, a un patio de dimensiones aceptadas para ventilación en la normativa
urbanística y siempre que la superficie de hueco sea de 0,50 m2 como mínimo.
41. Vestíbulo de independencia: Recinto delimitado por elementos RF, de grado función del que
corresponda al sector o local a independizar y que tiene como única función la de circulación.
Debe cumplir las siguientes condiciones:
- Estar dotado de, al menos, un doble sistema de puertas con dispositivo de cierre automático y
selector de cierre cuando la puerta está compuesta por dos hojas.
- A él no accederán más que zonas de aseos, ascensores, los recintos o sectores a independizar y
en su caso el espacio exterior seguro.
- La distancia mínima entre los arcos de la zona barrida por las hojas de las puertas y cualquier
paramento frente a ellos será de 0,50 m.
63
- Disponer de sistema de ventilación cruzada de entrada y salida de aire, de forma tal que el
barrido de la corriente recorra la mayor dimensión posible del recinto. O bien disponer de ventilación
natural y directa al exterior.
- Serán vestíbulos de independencia exclusivos aquellos que no podrán ser utilizados más que para
la evacuación de los locales que independizan.
42. Zona peligrosa: a efectos de esta Ordenanza quedan calificadas como peligrosas, aquellas
zonas que por la actividad o uso que en ellas se desarrollan impliquen riesgo o peligrosidad destacable. Se
incluyen en este concepto:
- Cuartos de baterías de acumuladores de tipo no estanco centralizadas.
- Zonas destinadas a taller de mantenimiento, almacén de lencería, o de mobiliario o de cualquier
producto combustible cuando el volumen total de la zona es superior a 400 m3.
- Cuartos de calderas de potencia superior a 100 KW.
- Salas de transformador con potencia instalada superior a 100 KVA.
- Sala de grupo electrógeno con potencia nominal instalada superior a 200 KVA.
- Locales de almacenamiento de combustible para consumo.
- Sala de máquinas de aire acondicionado centralizado.
- Las zonas de trasteros de superficie útil total superior a 500 m2.
- El sector de escenario en teatros.
Test Tema 7
64
Tema 8. Ordenanza de Prevención de incendios. Título I.
Capítulos I, II y III
TITULO I
CAPITULO I. Normas de carácter general
SECCION 1ª. Accesibilidad
Artículo 11. 1. Cualquier edificio que se construya deberá realizarse de forma que permita, al
menos en una de sus fachadas, el acceso y maniobrabilidad de los vehículos del Servicio de Extinción de
Incendios.
2. Cuando el edificio sea exento, esta accesibilidad debe hacerse extensiva, al menos, a dos
fachadas opuestas.
3. Se considera una fachada accesible cuando:
a) Permite la maniobrabilidad y posicionamiento del vehículo pesado a distancia no superior a 10
metros de la fachada.
b) La distancia entre el vehículo posicionado y el acceso al edificio no es superior a 30 metros.
c) La zona pisable por el vehículo está capacitada para soportar una carga de 2.000 kp/m2.
d) Se disponga de huecos en cada planta que permitan el acceso desde el exterior al personal del
Servicio de Extinción de Incendios. La distancia horizontal entre estos huecos no puede ser superior a 20
metros.
4. Quedan exceptuados de estas prescripciones los edificios destinados al uso de vivienda
unifamiliar aislada.
5. Los edificios existentes y aquellos en los que por las condiciones de su entorno no sea posible
la aplicación de las anteriores prescripciones, quedan exceptuados de su cumplimiento, siendo objeto de
planteamientos especiales, que cumpliendo con el espíritu de lo regulado, deben ser sometidos
previamente a la aprobación del Departamento de Prevención.
SECCION 2ª. Condiciones de compartimentación
Artículo 12. 1. Todos los edificios y establecimientos cerrados estarán compartimentados en
sectores de incendios mediante elementos resistentes al fuego, de grado función del uso que en cada uno
de ellos se desarrolle.
2. La superficie máxima admisible de un sector de incendio es menor de 2.500 m2, pudiendo
duplicarse esta dimensión cuando la totalidad del sector esté protegido por sistemas de rociadores de
funcionamiento automático.
3. Las excepciones al contenido del párrafo anterior se especifican en el Título II en función del
uso del edificio o establecimiento.
Artículo 13. 1. Constituirán sector de incendio independiente:
a) Cada edificio respecto de sus medianeros o colindantes.
b) Cada una de las plantas bajo rasante respecto del resto del edificio. Excepto en el caso de dar
servicio a un único uso que constituya sector de incendio respecto del resto.
c) Las zonas calificadas de riesgo alto en todo caso y las de riesgo medio, respecto de caminos de
evacuación.
d) Los caminos de evacuación en los recorridos de evacuación cuando así se especifica.
e) Los usos que se especifican en el Título II.
f) Las zonas calificadas no evacuables.
2. Constituirán sector de incendio:
a) Las zonas calificadas de riesgo bajo respecto de caminos de evacuación.
b) Los caminos de evacuación en los recorridos de evacuación cuando así se especifica.
c) Los usos que se especifican en el Título II.
65
d) Los patinillos de instalaciones en todo su recorrido.
e) Los cuartos de contadores eléctricos.
f) Los cuartos de maquinaria de aparatos elevadores.
Artículo 14. Deberá existir compartimentación en:
a) Recinto de galerías de servicios en las zonas coincidentes con los elementos delimitadores del
sector de incendio.
b) Zonas en las que se contienen objetos de valor histórico, artístico, científico, económico, etc.
c) Zonas o locales en los que se ubican centrales de protección contra incendios.
d) Los caminos de evacuación.
Artículo 15. Cualquier elemento compartimentador de dos sectores de incendios deberá disponer
del grado RF correspondiente al del sector de mayor RF.
Artículo 16. 1. Cuando un elemento compartimentador acomete a una fachada o cubierta, el
grado RF de ésta será, en una franja de 1 metro perpendicular al elemento compartimentador, de grado RF
al menos la mitad dl exigido a aquél.
2. La anchura de esta franja debe medirse sobre los planos de la fachada o cubierta y en caso de
existir elementos salientes mayores de 50 cm., la anchura podrá reducirse en la dimensión del citado
saliente.
3. Si el elemento compartimentador acomete en un quiebro de la fachada y el ángulo exterior
formado por dos planos de la misma es inferior a 135º, la anchura de tal franja será al menos de 2 metros.
Artículo 17. Se considera que los pasos de tuberías y conductos a través de un elemento
compartimentador no reducen su resistencia la fuego cuando:
a) La sección del hueco de paso es menor de 50 cm2.
b) Se trate de tuberías de agua a presión, siempre que el hueco de paso esté ajustado al conducto.
c) Los componentes que conforman la instalación poseen un grado de resistencia al fuego al
menos igual a la mitad del exigido al elemento compartimentador. Excepto en el caso de tratarse de
instalaciones potencialmente transmisoras del incendio, en cuyo caso el grado RF debe ser coincidente
con el exigido al elemento compartimentador.
Artículo 18. Las paredes delimitadoras de los caminos de evacuación y de los vestíbulos de
independencia deberán tener un grado RF coincidente con el exigible a los sectores de incendio por los
que discurra o a los que acceda.
Artículo 19. 1. Toda puerta de paso entre dos sectores de incendio y las tapas de registro de
patinillos o conductos de servicios de instalaciones, tendrán un grado de resistencia al fuego al menos
igual a la mitad del exigido al elemento compartimentador que separa ambos sectores.
2. Cuando las puertas y tapas de registro forman parte de un vestíbulo de independencia, el grado
de resistencia podrá ser igual a la cuarta parte del exigido al sector de mayor grado.
3. Toda puerta enclavada en un elemento constructivo compartimentador de sector de incendio,
excepto en uso de vivienda, debe disponer de sistema automático de cierre tras su apertura.
4. Se admite la posibilidad de que tal puerta permanezca abierta durante el funcionamiento de la
actividad de que se trate, siempre que dispongan de dispositivos que garanticen el cierre automático en
caso de incendio y en horas de inactividad laboral.
Artículo 20. La distancia mínima entre toda ventana y todo hueco (o lucernario de cubierta),
siempre que dichos huecos y ventanas pertenezcan a sectores de incendio diferentes, será mayor de 2,50
metros.
Artículo 21. Se podrán exigir medidas especiales de compartimentación y/o de prevención en
general entre aquellas actividades que por su proximidad y naturaleza pudieran dar lugar a notable
incremento del riesgo por mutua influencia.
SECCION 3ª. Evacuación
Artículo 22. A efectos de lo contemplado en el artículo 8, el espíritu básico de las condiciones de
evacuación se centra en el tiempo, partiendo de:
66
1. cualquier edificio debe estar diseñado de forma que la evacuación total de la ocupación teórica
máxima previsible se desarrolle en un tiempo igual o inferior a 10 minutos, excepto en los edificios
calificados EGA (edificio de gran altura), los de uso sanitario con hospitalización, establecimientos
penitenciarios y los calificados no evacuables.
2. Para cada planta el tiempo teórico de evacuación total será igual o inferior a 3 minutos, excepto
en uso sanitario con hospitalización y las zonas calificadas no evacuables.
Artículo 23. 1. No se permite la ocupación de personas en ninguna zona de un edificio desde la
que el recorrido de evacuación precise salvar en sentido ascendente una altura mayor de 4 metros, en la
totalidad del recorrido o en alguno de sus tramos.
2. Se exceptúan de esta prescripción el uso de garaje aparcamiento y aquellos casos en que se trate
de personas vinculadas a puestos de trabajo destinados a mantenimiento o control de servicios del
edificio, así como cuando se trate de recintos de gran volumen en los que no sea previsible la confluencia
de la evacuación con el sentido ascendente de los humos.
3. En edificios o actividades existentes, quedan excluidas de esta prescripción las plantas
inmediatas a la baja, siempre que el cambio de uso suponga disminución del riesgo y peligrosidad.
Artículo 24. Ningún origen de evacuación podrá distar más de 25 metros de una única salida de
planta.
Artículo 25. cuando el recorrido de evacuación supere los 25 metros se deberá disponer de otras
salidas que cumplan las siguientes condiciones:
a) Que ningún punto de origen de evacuación diste más de 45 metros de una salida de edifico u
otro sector de incendio independiente o un camino de evacuación protegido.
b) Que la situación de las salidas cumpla la condición de opuestas y alejadas.
c) La longitud de recorrido desde todo origen de evacuación hasta algún punto en el que parten al
menos dos recorridos de evacuación alternativos hacia sendas salidas opuestas y alejadas, no será mayor
de 15 metros.
Artículo 26. Son exigibles salidas opuestas y alejadas además de en el caso contemplado en el
artículo anterior:
a) Cuando en plantas bajo rasante la ocupación teórica del recinto supere las 50 personas y la
altura de evacuación sea superior a 2 metros.
b) Cuando la altura de evacuación descendente sea igual o superior a 28 metros.
c) Cuando la ocupación máxima teórica previsible sea igual o superior a 100 personas.
Artículo 27. Cuando sean exigibles salidas opuestas y alejadas, los caminos de evacuación a que
accedan serán independientes entre sí.
Artículo 28. todos los niveles de un edificio deberán quedar comunicados entre sí mediante
escaleras, que a su vez deben ser estables al fuego en grado coincidente con el de superior grado al que
sirvan.
Artículo 29. Las escaleras generales que sirven a un edifico en los recorridos de evacuación,
deben cumplir las siguientes condiciones:
a) Ser discontinuas en ámbito y trazado a nivel de planta baja entre tramos sobre y bajo rasante.
Se considera esto conseguido cuando se den una de estas tres condiciones:
a.1) La compartimentación entre ambos tramos mediante elemento continuo resistente al fuego
RF-180 de alma llena que independice espacios.
a.2) La separación mínima de ambos tramos es de 10 metros en un mismo nivel con altura de
techo superior a 3 metros y ventilado directamente al exterior, o
a.3) cuando uno de los tramos acceda directamente al exterior del edifico.
b) Disponer de ventilación natural y directa al exterior a razón como mínimo de 1 m2/planta,
prohibiéndose cualquier tipo de sistema de ventilación mediante chimeneas o extracción mecánica como
única al fin pretendido.
Se exceptúan de esta última prescripción los tramos de escalera que relacionen la planta baja con
las de bajo rasante, que deberán estar dotadas de vestíbulo de independencia interpuesto entre el recinto
de escalera y resto de planta en cada nivel.
67
c) Se desarrollarán en recinto propio, con acceso a través de puestas RF o PF de grado función del
uso y sector al que sirvan, dotadas de sistema de cierre automático y con sentido de apertura coincidente
con el de evacuación, sin invadir el ámbito de paso de la escalera.
Se exceptúan de esta última prescripción las escaleras que sirvan a plantas cuya altura de
evacuación sea menor de 10 metros.
d) Al recinto de escalera no podrán acceder directamente, aparte de las mencionadas puertas, más
que locales destinados a aseos o de limpieza siempre que éstos no constituyan almacenamiento.
e) La estructura será EF de grado coincidente con el de mayor de los exigidos a los sectores a que
sirven.
f) Los tramos serán rectos, con un máximo de 15 peldaños y un mínimo de 3.
g) Las mesetas intermedias dispondrán de dimensiones mínimas iguales a la del ancho del tramo.
h) Todos los peldaños serán iguales en cuanto a dimensiones. La huella de 27 cm. como mínimo,
medida en proyección horizontal y la tabica o contrahuella de 18,50 cm. como máximo, ajustándose a la
proporción de h + 2t = 64.
Los peldaños en escaleras de evacuación ascendente tendrán tabica y carecerán de mamperlán.
i) Dispondrán de pasamanos de 0,90 m. de altura en la siguiente forma:
 Para anchos inferiores a 1,20 m., al menos de uno.
 Para anchos superiores o iguales a 1,20 m. de dos, uno a cada lado.
j) Para anchos iguales o superiores a 2, 40 m. se dispondrá, además, de pasamanos intermedios en
la directriz del tramo.
k) De igual forma se tratarán las de mayor ancho dividiendo pasos de 1,20 m.
Artículo 30. 1. Toda escalera de un edificio utilizada en recorrido de evacuación descendente
deberá disponer de ancho tal que verifique la ecuación:
A > P/160, en la que A: ancho de la escalera en metros, en cada nivel y P: número de personas
que deban utilizar la escalera en el conjunto de todas las plantas situadas por encima de la considerada.
2. Cuando la escalera deba ser utilizada en recorrido de evacuación ascendente, la ecuación a
cumplir será:
A > P (160 - 10 h), en que h: altura de evacuación en metros y P: número de personas que deban
utilizar la escalera en el conjunto de todas las plantas por debajo de la considerada.
3. En cualquier caso, el ancho mínimo será de 1,00 m. en escaleras y pasillos.
Artículo 31. Toda escalera proyectada en camino de evacuación protegido, además de las
condiciones anteriores, deberá cumplir en ancho, la ecuación:
A > (P - 3S)/160, en la que S: superficie útil del recinto de la escalera en el conjunto de las plantas,
en metros cuadrados, en la que se incluyen tramos, rellanos y mesetas intermedias, por encima o por
debajo de la considerada según sea descendente o ascendente, respectivamente.
Artículo 32. Cuando en una misma planta deban salvarse distintos niveles en un camino de
evacuación que sirve a más de 50 personas, podrá hacerse uso de escaleras siempre que el número de
peldaños no sea inferior a tres, o bien de rampas con pendiente igual o inferior al 12% y acabado de
pavimento antideslizante.
Artículo 33. Cualquier elemento de paso que deba ser utilizado en un recorrido de evacuación
horizontal deberá disponer de un ancho a razón de 1 metro por cada 200 personas que deban utilizarlo.
Artículo 34. Las escaleras y pasillos situados en los caminos de evacuación protegidos deberán
cumplir, además de las condiciones para los normales de servicio del edificio:
a) Estar compartimentados respecto de los recintos, sectores o plantas, mediante un vestíbulo de
independencia RF función del grado que corresponda al elemento al que sirven.
b) Estar ventilados natural y directamente con superficies de ventilación mínimas de 1 m2 por
planta para escaleras y 0,2 L m2 para pasillos, siendo L la longitud del pasillo en metros. Cuando por
cualquier circunstancia justificada no pudiera realizarse la ventilación natural y directa (plantas bajo
rasante, por ejemplo), la ventilación podrá realizarse mediante conductos independientes de entrada y
salida de aire, dispuestos exclusivamente para esta función. Estos conductos deberán tener una sección
útil incluso en rejillas, a razón de 50 cm2 por cada m3 de recinto y su disposición igual a la descrita para
los vestíbulos de independencia.
68
c) Disponer de señalización y de iluminación de emergencia que facilite la visibilidad total del
peldañeado.
d) Los huecos que accedan al exterior estarán situados como mínimo a una distancia horizontal de
1,5 metros de cualquier zona que no tenga un grado parallamas PF-30.
e) Los pasillos y escaleras en caminos de evacuación protegidos conducirán hasta la planta de
salida del edificio y la distancia máxima entre el final de dichos caminos y la salida del edificio no podrá
ser superior a 15 metros, siempre que en este último tramo no exista riesgo de incendio o esté a su vez
compartimentado respecto de otros recintos de riesgo medio o alto, mediante vestíbulos de
independencia. En su defecto deberá acceder al espacio exterior seguro.
Artículo 35. No se admite el sistema de sobrepresión como única protección ante el humo.
Artículo 36. Toda puerta utilizada en recorrido de evacuación debe cumplir con las siguientes
condiciones:
a) Estar señalizada cuando sirva a más de 50 personas.
b) Abrir abatiendo sobre eje vertical en dirección coincidente con la de evacuación, cuando sirvan
a más de 100 personas.
c) Disponer de un ancho de hoja: 0,80 m.< a < 1,20 m.
d) Cuando la puesta disponga de dos hojas, el ancho mínimo de hoja será > 0,60 m.
e) Disponer de mecanismo de apertura que funcionen mediante suave presión, que no precise
agacharse para su manejo ni sufran deformación por efecto del calor que los pueda inutilizar o bloquear.
No se admite el cierre por canto.
f) En caso de existencia de mecanismos con mando remoto, éste deberá quedar automáticamente
inutilizado en caso de falta de energía.
Artículo 37. Cuando en un pasillo de evacuación se sitúe una puerta que a él acceda, la hoja se
dispondrá de forma tal que la superficie barrida por la misma, en el pasillo, no disminuya la anchura del
mismo en más de 10 cm.
Artículo 38. 1. No se permiten salientes en los paramentos verticales de los caminos de
evacuación, que reduzcan el ancho de éstos en más de 10 cm. En estos casos el ancho del tramo se medirá
según el estrechamiento mayor.
2. En ningún caso se permiten elementos que puedan ocasionar enganche en la ropa de las
personas o con los que se pueda tropezar.
Artículo 39. Queda prohibida la colocación de espejos o elementos decorativos que puedan
inducir a error en los caminos de evacuación.
Artículo 40. Cuando los pasillos o escaleras de evacuación sirvan a recintos, sectores o plantas de
alto riesgo o peligrosidad, el acceso a aquéllos deberá realizarse a través de vestíbulo de independencia.
Artículo 41. 1. Quedan excluidas de las condiciones de ventilación y compartimentación los
pasillos y escaleras que abiertas, discurran por el exterior del edificio.
2. En estos casos únicamente ha de preverse que los huecos que a ellos accedan no imposibiliten
su uso por causa del incendio, en todo su recorrido.
Artículo 42. A efectos de evacuación no contabilizan las puertas giratorias, de corredera, ni
aquellas en las que se sitúen tornos o elementos de control similares.
Artículo 43. Se permite la instalación de puerta de control con mando de apertura a distancia o
automático siempre que la misma disponga de sistema que permita su utilización como puerta ordinaria
ante cualquier fallo de aquéllos.
Artículo 44. Los materiales utilizados como revestimiento o acabado superficial en los caminos
de evacuación protegidos deberán ser como máximo:
69
M 1 en techos y paredes.
M 2 en suelos.
En los no protegidos, como máximo:
M 2 en techos y paredes.
M 3 en suelos.
Salvo las excepciones contempladas en los usos específicos.
SECCION 4ª. Edificios en altura
Artículo 45. A efectos de la presente Ordenanza, se consideran edificios en altura todos aquellos
en los que existan puntos cuya altura de evacuación sea igual o superior a 28 metros (1).
Artículo 46. El sector de incendio máximo admisible queda establecido en 1.000 m2 en plantas
sobre rasante.
Artículo 47. Cada planta del edificio deberá constituir sector de incendio independiente respecto
del resto de niveles, excepto en el caso de tratarse de un único uso que constituya sector de incendio
independiente.
Artículo 48. Todos los núcleos de comunicaciones verticales generales del edificio constituirán
sector de incendio independiente y sus elementos delimitadores RF-180.
Artículo 49. 1. Todos los registros de patinillos de instalaciones deberán ser RF-180.
2. No obstante, si al patinillo se accede desde vestíbulo de independencia, es suficiente que el
elemento de cierre sea RF-60.
Artículo 50. La estructura, tanto sustentante como sostenida, deberá ser EF-180.
Artículo 51. Los revestimientos en paramentos verticales y techos en las vías de evacuación serán
M0 y en suelos M1 máximo.
Artículo 52. Dispondrán, además de la escalera normal del edificio, de otra que también
constituirá camino de evacuación protegido, dando lugar a la disponibilidad de al menos dos salidas de
planta y/o sector, siendo ambas accesibles a todos los usuarios de cada planta.
Artículo 53. Los accesos en cada planta a las cajas de escalera que existan deberán estar
dimensionados partiendo del supuesto que uno de ellos (el más desfavorable) puede quedar bloqueado o
inaccesible.
Artículo 54. Deberán disponer en cada una de las cajas de escaleras de Columna Seca, que,
partiendo de la planta baja, discurra hasta alcanzar el último plano pisable de la edificación.
Artículo 55. Deberá disponerse en todas las plantas y accesibles a todos los usuarios de las
mismas, extintores portátiles, en número de dos por vestíbulo de independencia previo a cada caja de
escalera y de grado de eficiencia 13A y 89B, respectivamente, con independencia de los elementos que se
precisen por razón del uso que se desarrolle en cada planta.
(1) Nueva redacción según acuerdo plenario de 27 de enero de 1995.
Artículo 56. Se dispondrá de bocas de agua contra incendios en número y situación tales que bajo
su acción quede cubierta la totalidad de la superficie de cada planta, cuando el uso sea distinto del de
vivienda.
70
Artículo 57. Las cajas de escalera y, en general, los caminos de evacuación dispondrán de
iluminación de emergencia.
Artículo 58. Todos los elementos fijos de partición interior deberán ser RF-60 como mínimo.
Artículo 59. Deberán disponer de al menos dos ascensores que presten servicio a la totalidad de
las plantas.
Artículo 60. Los ascensores dispondrán de dos fuentes independientes de suministro de energía
eléctrica, la segunda de funcionamiento automático y con autonomía mínima de una hora.
Al menos uno de ellos cumplirá las condiciones de Ascensor de Emergencia.
Artículo 61. 1. Cuando la altura de evacuación sea igual o superior a 50 metros, deberá disponer
además:
a) Sistemas de detección y alarma en cada nivel.
b) De al menos tres ascensores.
c) De sistemas especiales de bombeo de agua por extinción de incendios.
d) De zonas técnicas en que el abastecimiento de agua ofrezca garantías de continuidad en cuanto
a caudal y presión en las últimas plantas.
2. Los huecos de fachadas, en cada caso, deberán estar dispuestos de forma que se obstaculice la
propagación del incendio a su través, debiendo ser la franja a que se hace mención en el artículo 16, de
1,80 metros como mínimo.
Artículo 62. En edificios de uso de vivienda con altura de evacuación superior a 50 metros y en
los de cualquier otro uso, cuando aquella sea superior a 28 metros, al menos un ascensor cumplirá las
siguientes condiciones:
a) Tener una capacidad de carga de 630 kg.
b) Tener una superficie de cabina > 1,40 m2, con anchura de paso > 0,80 m.
c) Estar dotado de posibilidad de alta velocidad.
d) Capacidad de manejo de la doble acometida de energía eléctrica desde el interior de la cabina.
e) Disponer en planta de acceso al edificio, junto a los mandos del ascensor, de un pulsador bajo
tapa de vidrio con la inscripción "USO EXCLUSIVO DE BOMBEROS", cuyo fin sea requerir el envío
del ascensor a dicha planta y permitir su maniobra exclusivamente desde la cabina.
Artículo 63. 1. En edificios de vivienda, de altura de evacuación igual o superior a 80 metros,
además, deberá disponerse por encima de la altura de evacuación de 50 metros de bocas de agua contra
incendios en número y situación tales que bajo su acción quede cubierta la totalidad de la superficie de
cada planta.
2. En cualquier uso cuando la altura de evacuación sea igual o superior a 80 m. la coronación del
edificio estará proyectada de forma tal que permita al mismo el acceso de helicópteros. El hueco que
permita la comunicación con este recinto deberá reunir las condiciones expresadas para salida de camino
de evacuación.
Artículo 64. En edificios cuya altura de evacuación sea igual o superior a 100 metros, además de
las condiciones expresadas en los artículos anteriores, se deberá disponer de:
a) Zona o zonas de concentración de personas accesible a todo usuario del edificio, que
permitiendo albergar a la totalidad de la ocupación teórica previsible, garantice su seguridad en
permanencia de al menos durante 48 horas.
b) El trazado de al menos uno de los ascensores y una de las escaleras deberá ser discontinuo e
independizado, a la altura de la planta intermedia.
Artículo 65. Los edificios cuya altura de evacuación sea igual o superior a 200 metros, además
deberán:
a) Estar acompañados de estudio técnico que garantice la imposibilidad de propagación del
incendio a través de las fachadas.
71
b) La discontinuidad e independencia del trazado de escaleras y ascensores (mencionada en el
artículo 64.b) se hace extensiva a todos estos sistemas cada 50 metros aproximados, con excepción del
ascensor previsto para uso de bomberos.
Artículo 66. Todo edificio calificado EGA deberá disponer de Plan de Emergencia informado
favorablemente por el Departamento de Prevención.
CAPITULO II. Instalaciones
SECCION 1ª. Señalización e iluminación
Artículo 67. 1. Deben disponerse señales indicativas de dirección de recorridos de evacuación,
frente o en toda salida de evacuación que debe servir en uso público a más de 50 personas de ocupación
máxima previsible o que no sea claramente visible desde cualquier origen de evacuación.
2. en todos los recorridos en los que existan alternativas que puedan inducir a error.
Artículo 68. Los letreros de señalización cumplirán lo establecido en las Normas UNE
23-304.
Artículo 69. 1. todo medio de extinción de incendios de utilización manual, que no sea fácilmente
visible desde algún punto de un local, debe ser señalizado de forma que se facilite su localización.
2. Estas señales se ajustarán a lo dispuesto en la Norma UNE 23-033 y su tamaño el que resulte de
aplicar los criterios indicados en la UNE 81-501.
Artículo 70. En cualquier caso, la señalización distinguirá entre SALIDA y SALIDA DE
EMERGENCIA.
Artículo 71. Se señalizará como SIN SALIDA toda puerta que situada en camino de evacuación
pueda por su situación inducir a error en el recorrido del camino.
Artículo 72. Se deberá disponer de alumbrado de emergencia en todo local de uso público, en
vestíbulos de independencia, en recorridos de evacuación, en los locales donde se ubiquen actividades
calificadas como peligrosas, locales donde se sitúan equipos generales de instalaciones comunes del
edificio, y aparcamientos de más de 5 vehículos.
SECCION 2ª. Electricidad
Artículo 73. Además de las normas que determina la presente Ordenanza, los usos e instalaciones
a que se refiere la misma cumplirán las exigencias y especificaciones que señala la normativa vigente en
esta materia.
Artículo 74. Los centros de transformación con transformadores y/o aparatos cuyo dieléctrico sea
inflamable o combustible, de punto de inflamación inferior a 300º C, con un volumen unitario superior a
600 l. o que en conjunto sobrepaso los 2.400 l. deberán disponer de un sistema fijo de extinción
automática, con agente extintor adecuado.
Cuando se sitúen en el interior de un edificio, con acceso desde el mismo, se reducirán estos
volúmenes a 400 l. y 1.600 l., respectivamente.
Artículo 75. Todos aquellos elementos en los que exista posibilidad de generarse electricidad
estática deberán disponer de tomas de tierra.
72
SECCION 3ª. Instalaciones de calderas y chimeneas
Artículo 76. Las calderas se situarán en recintos que deben reunir las siguientes condiciones:
a) Constituirán sector de incendio independiente con grado de resistencia RF-180 y estructura EF240.
b) Sus accesos dispondrán de vestíbulo de independencia, excepto en los casos en que tales
accesos siendo independientes y compartimentados con elementos RF-180, conduzcan directamente al
exterior.
c) Estarán dotados de ventilación natural independiente y los conductos tendrán una sección útil
incluso en rejillas a razón de 50 cm2 por cada 10.000 Kcal/h.
d) Sus dimensiones deben ser tales que dispongan de al menos un paso de 1,50 m. en todo el
entorno de la caldera.
e) En el caso de que el combustible sea líquido, el suelo del recinto deberá formar cubeto capaz de
impedir el derrame del líquido fuera del mismo.
f) En el caso de que el combustible sea gas, dispondrá de sistema de detección de acumulación del
gas en el ambiente.
2. Las calderas con potencia nominal igual o superior a 300.000 Kcal/h. que se sirvan de
combustible líquido deberán disponer de sistema de extinción automática en los quemadores.
Artículo 77. No se permite la ubicación de calderas e instalaciones reguladoras de temperatura en
general por debajo del primer sótano en un edificio, excepto en el caso de disponibilidad de más de un
acceso, que éstos sean opuestos y alejados y que, al menos, uno de ellos siendo exclusivo, conduzca
directamente a espacio abierto accesible a los vehículos del Servicio Contra Incendios.
Artículo 78. En el caso de calderas individuales, que precisen de almacenamiento contiguo de
combustible, se autoriza su colocación en cualquier recinto distinto del de estancia o paso, y siempre que
los elementos compartimentadores del mismo sean RF-90. Las que no tengan almacenamiento contiguo,
se adaptarán en su instalación a las normas que al efecto determine el Ministerio de Industria.
Artículo 79. Queda prohibido cualquier tipo de almacenamiento en el cuarto de calderas, así
como la colocación de productos combustibles.
Artículo 80. El almacenamiento de los productos combustibles utilizados para calefacción, debe
realizarse en recinto independiente, accesible, para uso exclusivo, que constituya sector de incendio,
compartimentado con elementos RF-240, y ventilado de forma natural, con sección útil incluso en rejillas
a razón de 50 cm2 por cada m3 de recinto.
Artículo 81. Los gases o humos procedentes de la combustión deben ser evacuados mediante
chimenea propia e independiente de las destinadas a otros usos, de la estructura del edificio, resistente al
fuego RF-180, estanca en todo su recorrido y separada de cualquier elemento de combustibilidad igual o
superior a M1.
Artículo 82. No se permite el paso de chimeneas por locales de almacén de productos
combustibles o inflamables ni por recintos de dormitorios.
Artículo 83. 1. Deberá procederse a la limpieza periódica de chimeneas con frecuencia de al
menos una vez al año para las de usos alternos de hasta seis meses y dos veces al año en las de uso
continuado.
2. Los registros necesarios para realizar estas operaciones se situarán en locales carentes de
materiales combustibles o inflamables.
Artículo 84. Las salas de calderas de potencia nominal igual o superior a 500.000 Kcal/h.
dispondrán de sistema automático de detección de incendios.
73
SECCION 4ª. Instalaciones de aire acondicionado y ventilación
Artículo 85. Los conductos de distribución de aire en cualquier caso deben estar realizados con
productos M1 como máximo (1).
Artículo 86. Los conductos de distribución de aire que deban atravesar elementos delimitadores
de un sector de incendios, o de distintas propiedades, deberán:
a) Disponer de dispositivos de compartimentación en coincidencia con el elemento constructivo
compartimentador, que garanticen la imposibilidad de propagación del incendio por el interior del
conducto. Estos elementos funcionarán cuando la temperatura interior alcance 70º C o cuando se
produzca una temperatura de 30º C por encima de la de servicio o cuando circule humo por el interior del
conducto. Su funcionamiento será expresado en la central de detección cuando ésta exista y permitirá
accionamiento manual cuando el caudal sea Q > 10.000 m3/h.
b) Ser EF en la zona de contacto del conducto con el elemento delimitador, de forma que se
garantice la efectividad del dispositivo compartimentador. El grado de EF será el mismo que el exigido
para el elemento delimitador.
Artículo 87. No podrán utilizarse para retorno de aire los espacios por los que discurran
recorridos de evacuación, salvo cuando la instalación esté diseñada para evacuación de humos
procedentes de incendio.
SECCIÓN 5ª. Instalaciones de extinción.
Artículo 88. Todos los elementos manuales de las instalaciones de extinción de incendios deberán
estar accesibles en todo momento y visibles, al menos uno de los elementos exigibles, desde cualquier
punto de origen de evacuación. En caso contrario, deberán estar señalizados de forma que se permita
fácilmente su localización.
Artículo 89. 1. En los casos en que se exige la disponibilidad de instalaciones de agua contra
incendios y las condiciones de infraestructura de la zona lo permite, en estudio, garantizar suficiente
caudal o presión de abastecimiento de agua, serán exigibles depósitos de agua para reserva, con capacidad
suficiente para abastecer durante una hora al menos dos BIE y/o la zona de rociadores automáticos más
desfavorable hidráulicamente en las condiciones de presión y caudal que para cada una de ellas se exija,
para lo que deberán estar acompañados de los correspondientes grupos de presión.
(1) Nueva redacción según acuerdo plenario de 27 de enero de 1995.
2. Para el cálculo del área cubierta por una BIE se tendrá en consideración el recorrido real de la
manguera de 15 m. y el alcance teórico de 10 metros del chorro del agua, siempre que no haya obstáculos.
Artículo 90. Todo establecimiento dotado de sistemas automáticos de extinción de incendios
queda exento de la exigencia de la detección, siempre que los primeros manifiesten su activación en
central de control, óptica y acústicamente.
Artículo 91. Deberán disponer de sistemas automáticos de extinción de incendios mediante
rociadores, todo aquel local cuya carga de fuego previsible sea igual o mayor a 500 MJ/m2 (120
Mcal/m2), excepto en los casos contemplados en los usos específicos.
Artículo 92. Las instalaciones de extinción que precisen de alimentación eléctrica para su
funcionamiento deberán hacerlo mediante dos fuentes de suministro, de las que una será la red general del
edificio o actividad, la otra deberá garantizar como mínimo el tiempo de funcionamiento obligatorio
previsto para la instalación.
74
SECCION 6ª. Mantenimiento y uso
Artículo 93. 1. En toda actividad se deberán mantener las condiciones de seguridad que en su
momento determinaron la concesión de la licencia de actividad e instalación y la de funcionamiento, no
pudiendo alterarse o modificarse ninguna de ellas sin la correspondiente autorización municipal o sin
ponerlo en conocimiento del Departamento de Prevención.
2. Será responsabilidad del titular de la actividad el mantenimiento y uso de los medios de
seguridad.
Artículo 94. Todo tipo de instalación de seguridad contra incendios deberá ser sometido a
operaciones de revisión después de haber funcionado por causa de incendio y además con la frecuencia
que se especifica en los cuadros incluidos al fina de esta Sección.
Artículo 95. Cuando para la verificación de pruebas se necesite trasladar parte de una instalación
fuera del recinto que protege, se dispondrá de elementos de reserva que cubrirán la función, a fin de no
dejar desguarnecida la zona de que se trate.
Artículo 96. todo plan de Ordenación Municipal deberá tener en consideración la inclusión de
instalaciones de hidrantes para abastecimiento de agua de los vehículos del Servicio Contra Incendios.
ANUAL
DETECCION
AUTOMATICA
BIE
Limpieza de
detectores
SEMESTRAL
TRIMESTRAL
MENSUAL
QUINCENAL
Activación
detectores
rearmables.
Análisis visual
detectores no
rearmables.
Resto de
instalación
DIARIO
Puesta en acción
dispositivos de
prueba de equipo
de control y
señalización
Desmontaje y
ensayo de
manguera,
boquilla, sistema
de cierre,
estanqueidad de
Accesibilidad y
señalización.
Análisis visual
de equipos
externos.
Comprobación
75
juntas de racores.
Verificación de
fidelidad del
manómetro.
Prueba de
presión
HIDRANTE
Examen general
de todos sus
componentes
externos
COLUMNA
SECA
Examen general
de componentes
externos.
Posición de
llaves
EXTINTORES
PORTATILES
Revisión por
personal
autorizado.
(Revisión
general)
ROCIADORES
Operaciones de
Situación y
fabricante.
accesibilidad
Comprobación
de peso y presión
Comprobación
de situación
despejada de
cabezas.
Activación de
válvulas de
pruebas
ANUAL
SEMESTRAL
TRIMESTRAL
ABASTECIMIENTO
DE AGUA
EXTINCION DE
POLVO
de presión
MENSUAL
QUINCENAL
DIARIO
Puesta en
marcha de
equipos. (Para
grupos Diesel
durante 15
minutos como
mínimo)
Revisión general
Revisión de
presión de
botellas de gas.
Estado de
válvulas
manuales.
Estado de gas
impulsor
76
EXTINCION
AGENTES
GASEOSOS
Revisión general
ALARMA
Revisión general
ALUMBRADO DE
EMERGENCIA
Revisión general
Revisión ocular
externa
SEÑALIZACION
ALIMENTACION
ELECTRICA
SECUNDARIA
NOTA:
Revisión general
Las que figuren en las instrucciones técnicas del fabricante
Las pruebas de presión a que deben ser sometidas las mangueras de BIE se realizarán
a 15 kg/cm2 (1.470 KPa).
Los extintores portátiles deberán ser sometidos además a las operaciones de retimbrado
y recarga que para Aparatos a Presión dispone el Ministerio de Industria y Energía.
CAPITULO III. Características de los materiales de construcción
SECCION 1ª. Estructuras
Artículo 97. La estructura, tanto sustentante como sostenida en cualquier tipo de edificio, deberá
garantizar su estabilidad ante la acción de un incendio de acuerdo con las normas UNE-23093 y 23086.
Los grados de estabilidad quedan reflejados en cada uso específico y las excepciones por debajo de los
mismos se admitirán, cuando pueda demostrarse documentalmente o mediante inspección de
comprobación de la carga de fuego previsible en la zona de que se trate es inferior a 60 Mcal/m2 (250
MJ/m2).
Artículo 98. Las cubiertas acristaladas se admiten, siempre que se dispongan sistemas que
garanticen su estabilidad durante el tiempo de evacuación del edificio.
Artículo 99. Quedan exentas de las exigencias de protección de estructuras ante el fuego:
a) Las cerchas y formas similares en cubiertas, sobre las que es exigible la aplicación de un
retardador, siempre que el suelo sobre el que previsiblemente ha de caer, esté capacitado para mantener su
estabilidad ante el impacto.
b) Los elementos estructurales exteriores exentos.
c) Los elementos de fachada en su cara exterior.
77
d) Las estructuras provisionales en exposiciones, espectáculos y similares, siempre que bajo ellas
no exista carga de fuego y que su hundimiento no cause daños a terceros, ni afecte a la estabilidad del
resto del edificio.
Artículo 100. Todo elemento de edificación colgante deberá garantizar su estabilidad EF-30,
excepto en el caso de tratarse de estructura, cuyo EF debe cumplir lo especificado en el articulado
anterior.
SECCION 2ª. Materiales
Artículo 101. Los materiales situados en el interior de falsos techos, o suelos elevados, así como
los revestimientos de conductos de aire acondicionado y ventilación deben ser de grado de
combustibilidad máximo M1.
Artículo 102. 1. El comportamiento ante el fuego de cualquier elemento constructivo a que se
hace referencia en esta Ordenanza, deberá quedar suficientemente demostrado en la documentación
presentada con la solicitud de licencia, mediante la aportación de resultados de ensayos realizados en
laboratorio oficialmente reconocido para este tipo de estudio y en los que se reflejen los resultados
obtenidos según Normas UNE 23727, 23093, 23801 y 23802 para reacción, elementos de obra,
acristalados y puertas, respectivamente.
2. Esta documentación debe tener una antigüedad menor de 5 años.
3. Los productos fabricados y comercializados en un estado miembro de la CE que estén
conformes con las especificaciones en vigor en dicho estado, serán admitidos siempre que dichas
especificaciones marquen un nivel de seguridad equivalente al exigido en esta Ordenanza y que el
laboratorio autor de los ensayos ofrezca garantías equivalentes a las exigidas para los laboratorios
españoles oficialmente reconocidos.
Test Tema 8
78
Tema 9. Triángulo y Tetraedro del fuego.
Conceptos Previos.
Dado lo complejo que resulta analizar el fenómeno del fuego por la misma complejidad de las
propiedades de los materiales combustibles y por la heterogeneidad de los mecanismos de reacción
presentes en esos materiales, parece necesario precisar algunos conceptos previamente a la exposición del
triángulo y tetraedro del fuego.
Incendio: Es un fuego incontrolado.
Fuego: Reacción química.
Ignición: Es la temperatura mínima a la que un material desprende una cantidad de gases inflamables que
sea suficiente para producir una combustión en presencia de una energía de activación (calor
generalmente).
Autoignición: Si en la ignición es imprescindible la presencia de una energía activadora, en la
autoignición no es necesaria, ya que el material únicamente necesita ser calentado a una temperatura
mínima en el aire para iniciar y mantener una combustión.
Inflamabilidad: Es la capacidad de un material para poder arder con producción de llama.
Combustión: Proceso que se desencadena a causa de una reacción química de oxidación el mezclar una
materia combustible y un oxidante. Las reacciones de oxidación presentes en los fuegos son exotérmicas,
es decir uno de los resultados de la reacción es la producción de calor. En la combustión se produce entre
el combustible y el comburente una reacción de oxidación de reducción – oxidación, el combustible
pierde energía que es ganada por el oxidante. Los distintos tipos de combustión provienen de la distinta
velocidad a que se desarrollan las reacciones de oxidación, pudiendo ésta ser:
Lenta: La que se produce sin emisión de luz y con baja emisión de calor.
Rápida o normal: La que se produce con alta emisión de luz y calor, y con emisión de llamas.
Muy rápida o instantánea: El caso más típico de una combustión instantánea es la explosión. Cuando la
velocidad de propagación del frente de llamas es menor que la velocidad del sonido en el medio en el que
se produce(aire 340 m/s) a la explosión se llama deflagración (Ej: la combustión de vapores líquidos
inflamables disueltos en el aire). Cuando la velocidad de propagación del frente de llamas es mayor que la
velocidad del sonido, a la explosión se la denomina detonación.
Resultado de la combustión: Los resultados propios y manifiestos de la combustión son: humo, llama,
gases y calor.
Humo: Aparece por una combustión incompleta, en la que pequeñas partículas se hacen visibles variando
éstas en su color, tamaño y cantidad, pudiendo impedir el paso de luz. El humo puede ser también
inflamable cuando cuenta con la adecuada proporción de calor y oxígeno. Es irritante y, además de dañar
el aparato respiratorio, provoca en los ojos una irritación tal que hacen fluir las lágrimas, en momentos de
mayor necesidad de visión, en los sujetos que no se encuentran protegidos. Es causante de tos y
estornudos y su color depende de los materiales que estén quemándose
Blanco o gris pálido - Combustible arde libremente.
Negro o gris oscuro - Falta de oxígeno y altas temperaturas.
Amarillo, rojo o violeta - Presencia de gases tóxicos.
Llama: La llama es un gas incandescente, por lo que arderán con llama, siempre los combustibles
gaseosos o líquidos. Estos últimos se volatilizan debido al calor y elevada temperatura de la combustión,
inflamándose y ardiendo como los gases.
Los combustibles sólidos arderán con llama, aquéllos que produzcan por descomposición (destilación
seca) compuestos volátiles, como sucede con las hullas, grasas, madera... En cambio, el coque arde
prácticamente sin llama, debido a la total ausencia de compuestos volátiles.
79
Como norma general diremos que el fuego, en una atmósfera rica en oxígeno, es acompañado de una
luminosidad llamada llama que se manifiesta como el factor destructivo de la combustión y que raramente
se separen.
Gases: Son el producto resultante de la combustión y pueden ser tóxicos o no. Los emanados de la
combustión son: monóxido de carbono (CO), ácido sulfhídrico (H 2S), ácido cianhídrico (HCN, gas
hemotóxico), dióxido sulfúrico (SO3), sulfuro de hidrógeno (H2S), dióxido de carbono (CO2), dióxido de
nitrógeno (NO2), etc.
Calor: Por su gran importancia es tratado aparte en el Tema 13 (Conductividad. Dilatación. Escalas de
temperatura).
Triángulo del fuego.
Tetraedro del Fuego.
Test Tema 9
Antoine-Laurent de
Lavoisier
(París 1743-1794)
80
Tema 10. Mecanismo de Extinción.
Test Tema 10
81
Tema 11. Clasificación de los Fuegos.
Test Tema 11
82
Tema 12. Agentes extintores: gaseosos, líquidos y sólidos.
Agentes extintores:
Gaseosos
Líquidos
Sólidos
Test Tema 12
83
Tema 13. Conductividad. Dilatación. Escalas de temperaturas.
Conductividad.
Dilatación.
Escalas de temperaturas.
Test Tema 13
84
Tema 14. Explosiones, detonaciones y deflagraciones.
Definiciones.
Definiciones:
Explosiones
Detonaciones
Deflagraciones.
Test Tema 14
85
Tema 15. Composición constructiva de un edificio.
Definiciones.
En toda edificación existen dos tipos de elementos según la función que tengan en la
construcción:
Elementos estructurales: Sin los que no habría edificio, porque son necesarios.
Elementos Complementarios: Los que hacen habitable y confortable el edificio, pero no son
fundamentales.
Elementos estructurales
Son necesarios porque son los que soportan las cargas, éstas cargas (peso) lo transmiten a otros
elementos estructurales o bien al terreno. Han de ser de un material resistente, actualmente el más
empleado hormigón armado, aunque con anterioridad a su utilización se ha estado utilizando hierro o
madera (lo que favorece los fuegos de continente).
Cimentación
Es la parte más baja de la edificación, está en contacto con el terreno, además es el elemento
estructural que soporta más peso y el que lo transmite al terreno. Tiene además como función primordial
el garantizar la estabilidad del edificio.
Los tipos más utilizados son el de zapata y de pilote.
Pilares
Se trata de un elemento estructural vertical de primer rango. El peso que soporta lo transmite a la
cimentación.
Vigas
Es un elemento estructural, horizontal de primer rango. Transmite las cargar a los pilares.
Muros de carga
Son elementos estructurales
Escaleras y Rampas
Si además de salvar diferencias de nivel, soportan cargas, se trata de elementos estructurales. Si
no, se trata de elementos complementarios; puesto que se podría prescindir de ellos.
En general se disponen de manera que dotan de una rigidez extra a lo que sería la estructura pura,
ayudando a distribuir las cargas y actuando como elementos estructurales.
Forjado o suelo
Es el elemento estructural que menos peso soporta, por ello se suele decir que es de segundo
rango, éste peso lo transmiten a las vigas y a los pilares hasta la cimentación. Tiene además una
disposición horizontal. Generalmente está formado por viguetas, dispuestas en un solo sentido, a las que
se unan unos elementos cóncavos (para aumentar la superficie) de cemento o materiales cerámicos que
posterior mete se cubren de hormigón.
El forjado va cubierto en la parte inferior del cielo raso, que forma el techo (puede dejar una
cámara de aire formando un falso techo) y por la parte superior de un pavimento que forma el suelo.
Elementos Complementarios
No son necesarios para que el edificio exista, pero sí para hacerlo habitable. No soportan cargas.
86
Elementos de cubrición o cubiertas
Sus funciones son tanto el aislamiento como térmico y acústico como la protección frente a
agentes atmosféricos; así como facilitar la evacuación de aguas pluviales.
Elementos de cerramiento
Son las fachadas y muros exteriores, tanto principales como secundarios o laterales; su función
es similar a los elementos de cubrición, puesto que también ofrecen protección frente a los agentes
atmosféricos así como aislamiento térmico y acústico.
Elementos de distribución
Son los tabiques y muros interiores que distribuyen o reparten el espacio, en ningún caso
soportan cargas, pues serían elementos estructurales (Ej: muros de carga).
Instalaciones Generales
Son elementos de un edificio que pueden o bien originar un incendio o facilitar su propagación.
Dada su peligrosidad sobre ellos habrá que extremar las medidas de seguridad.
Saneamiento y consolidación de construcciones.
Cuando una edificación presenta defectos de apoyo, de ejecución etc... la actuación del bombero
será:
Reconocimiento de los signos externos.
No tendrán importancia las fisuras (resquebrajaduras de amplitud inferior a 1mm).
Las grietas (>1mm) casi siempre son importantes.
La sobrecarga de los elementos verticales, provoca pandeos (Ej: pilares),
abombamientos (Ej: muros de carga), y el descuadre de huecos.
Diagnóstico
Se hará a partir de las situaciones anteriores para comprobar el grado de gravedad de las
lesiones.
Medidas provisionales.
Sólo si la situación es urgente se llevarán a cabo las medidas provisionales por el Cuerpo de
Bomberos, si la urgencia no existe entonces será competencia de la propiedad.
La actuación comenzará por un saneamiento de la construcción y según la gravedad se
realizará un apeo, (que es un armazón o fábrica con que se sostiene provisionalmente
toda o parte de la edificación) o una demolición (consiste en deshacer una edificación o
parte).
87
Vocabulario y conceptos técnicos:
Jambas
Del fr. jambe, pierna.
1. f. Arq. Cualquiera de las dos piezas labradas que, puestas verticalmente en los dos lados de las puertas o ventanas,
sostienen el dintel o el arco de ellas.
Sopanda
Del fr. soupente, de souspendre, suspender.
1. f. Madero horizontal, apoyado por ambos extremos en jabalcones para fortificar otro que está encima de él.
2. Cada una de las correas anchas y gruesas empleadas para suspender la caja de los coches antiguos.
Zanca
De la onomat. zanc del pisar.
1. f. Parte más larga de las patas de las aves, desde los dedos hasta la primera articulación por encima de ellos.
2. fig. y fam. Pierna del hombre o de cualquier animal, sobre todo cuando es larga y delgada.
3. And. Alfiler grande.
4. Arq. Madero inclinado que sirve de apoyo a los peldaños de una escalera.
de asnado.
1. Arq. Cada uno de los maderos que componen el asnado. (...)
Asnado
De asno.
1. m. En las minas de Almadén, cada madero de los que se ponen de trecho en trecho para asegurar los costados de la
mina.
Jabalcón
De jabalón, cruzado con balcón.
1. m. Arq. Madero ensamblado en uno vertical para apear otro horizontal o inclinado.
Tornapunta
De tornar y punta.
1. f. Madero ensamblado en uno horizontal para servir de apoyo a otro vertical o inclinado.
2. puntal, madero para sostener una construcción.
3. Mar. Cualquiera de las barras de hierro que desde la cubierta se apoyan cerca
de la regala por una y otra banda en los bergantines y goletas de mucho pozo,
que llevan las mesas de guarnición encima de la portería.
Apear
Del lat. *appedare, de pes, pedis, pie.
1. tr. Desmontar o bajar a alguien de una caballería, carruaje o automóvil. Ú. m. c. prnl.
2. Tratándose de caballerías, maniatarlas para que no se escapen.
3. Calzar algún coche o carro, arrimando a la rueda una piedra o leño para que no ruede.
4. Reconocer, señalar o deslindar una o varias fincas, y especialmente las que están sujetas a determinado censo, foro u
otro derecho real.
5. Cortar un árbol por el pie y derribarlo.
6. fig. Sortear, superar, vencer alguna dificultad o cosa muy ardua.
7. fig. y fam. Disuadir a alguien de sus opiniones, ideas, creencias, suposiciones, etc. No pude APEARLE de su
propósito. Ú. t. c. prnl.
8. fig. Quitar, destituir a alguien de su ocupación o cargo. Ú. t. c. prnl.
9. Arq. Sostener provisionalmente con armazones, maderos o fábricas el todo o parte de algún edificio, construcción o
terreno.
10. Arq. Bajar de su sitio alguna cosa, como las piezas de un retablo o de una portada.
11. intr. desus. Andar a pie, transitar, pasar de una parte a otra.
12. prnl. desus. Hospedarse, alojarse.
13. Cuba. Tomar las viandas con la mano, prescindiendo del cubierto.
Durmiente
1. p. a. de dormir. Que duerme. Ú. t. c. s.
2. m. Madero colocado horizontalmente y sobre el cual se apoyan otros, horizontales o verticales.
3. Amér. Por infl. del ing. británico sleeper, traviesa de la vía férrea.
los siete durmientes.
1. fr. fam. que, por alusión a los siete durmientes de Éfeso, se aplica a la persona dormilona.
Carrera
Del lat. *carraria, de carrus, carro.
22. Arq. Viga horizontal para sostener otras, o para enlace de las construcciones. (...)
Aparejo
De aparejar.
88
1. m. Preparación, disposición para alguna cosa.
2. Prevención de lo necesario para conseguir un fin.
3. Arreo necesario para montar o cargar las caballerías.
4. Conjunto de objetos necesarios para hacer ciertas cosas.
5. Sistema de poleas, compuesto de dos grupos, fijo el uno y móvil el otro. Una cuerda, afianzada por uno de sus
extremos en la armazón de la primera polea fija, corre por las demás, y a su otro extremo actúa la potencia.
6. Arq. Forma o modo en que quedan colocados los materiales en una construcción. APAREJO poligonal.
7. Mar. Conjunto de palos, vergas, jarcias y velas de un buque, y que se llama de cruz, de cuchillo, de abanico, etc.,
según la clase de la vela.
8. Pint. Preparación de un lienzo o tabla por medio de la imprimación.
9. pl. Instrumentos y cosas necesarias para cualquier oficio o maniobra.
10. Materiales que usan los doradores para aparejar.
11. ant. Conjunto de cabos o adornos menos principales de un vestido.
12. Pint. imprimación, ingredientes con que se impriman los lienzos.
Aparejar
De a-1 y parejo.
1. tr. Preparar, prevenir, disponer. Ú. t. c. prnl.
2. Vestir con esmero, adornar. Ú. t. c. prnl.
3. Poner el aparejo a las caballerías.
4. Dar los doradores las manos de cola, yeso y bol arménico a la pieza que se ha de dorar.
5. Mar. Poner a un buque su aparejo para que esté en disposición de poder navegar.
6. Pint. imprimar.
7. prnl. Amér. aparearse, juntarse machos y hembras.
Hormigón
De hormigo, gachas de harina.
1. m. Mezcla compuesta de piedras menudas y mortero de cemento y arena.
Hormigón armado.
1. Fábrica hecha con hormigón hidráulico reforzado con una armadura de barras de hierro o acero.
Hormigón hidráulico.
1. Aquel cuya cal es hidráulica.
Cubilote
En fr. cubilot.
1. m. Horno cilíndrico vertical, de chapa de hierro, revestido interiormente con ladrillos refractarios, en el que se funde el
arrabio para obtener el hierro colado.
Mampuesto
De mano y puesto.
1. adj. Dícese del material que se emplea en la obra de mampostería.
2. m. Piedra sin labrar que se puede colocar en obra con la mano.
3. Reparo, parapeto.
4. Amér. Cualquier objeto en que se apoya el arma de fuego para tomar mejor la puntería.
de mampuesto.
1. loc. adj. De repuesto, de prevención.
2. loc. adv. Desde un parapeto, a cubierto.
Mampostería
De mampostero. 1. f. Obra hecha con mampuestos colocados y ajustados unos con otros sin sujeción a determinado
orden de hiladas o tamaños.
En seco
1. La que se hace colocando los mampuestos sin argamasa.
Ordinaria
1. La que se hace con mezcla o argamasa.
Enripiada por hiladas (careada)
De fábrica de sillarejo rectificada con ladrillo (Manpostería contracortada o por hiladas)
De rajuela
De cantos rodados
De sillarejo irregular
Revoco
1. m. Acción y efecto de revocar o retroceder.
2. Revoque de las fachadas y paredes de las casas.
3. Cubierta de retama que suele ponerse en las seras del carbón.
Revoque
1. m. Acción y efecto de revocar las casas y paredes.
2. Capa o mezcla de cal y arena u otro material análogo con que se revoca.
89
Yeso
Del lat. gypsum, y este del gr. gÝyoj.
1. m. Sulfato de calcio hidratado, compacto o terroso, blanco por lo común, tenaz y tan blando que se raya con la uña.
Deshidratado por la acción del fuego y molido, tiene la propiedad de endurecerse rápidamente cuando se amasa con agua,
y se emplea en la construcción y en la escultura.
2. Obra de escultura vaciada en yeso.
blanco.
1. Entre albañiles se llama así el más fino y blanco, que principalmente se usa para el enlucido exterior de los tabiques y
muros de las habitaciones.
espejuelo.
1. espejuelo, yeso cristalizado.
mate.
1. yeso blanco muy duro, que matado, molido y amasado con agua de cola, sirve como aparejo para pintar y dorar y para
otros usos.
negro.
1. Entre albañiles, el más basto y de color gris, que se usa principalmente para un primer enlucido de tabiques y muros,
sobre el cual se da una capa de yeso blanco.
lavar de yeso.
1. fr. Ar. Cubrir de yeso una pared, bruñéndola con la paleta.
Tabique
Del ár. tasbik, separación en una estancia, pared de ladrillo.
1. m. Pared delgada que sirve para separar las piezas de la casa.
2. Por ext., división plana y delgada que separa dos huecos. El TABIQUE de las fosas nasales.
de carga.
1. El que está hecho con ladrillos sentados de plano y sirve para cargar en él las vigas de una crujía.
de panderete.
1. El que está hecho con ladrillos puestos de canto.
sordo.
1. El que se compone de dos panderetes separados y paralelos.
Mortero
Del lat. mortarium.
1. m. Utensilio de madera, piedra o metal, a manera de vaso, que sirve para machacar en él especias, semillas, drogas,
etc.
2. Pieza de artillería destinada a lanzar bombas. Es de gran calibre y corta longitud.
3. Piedra plana, circular y de gran espesor, que en el suelo del alfarje de los molinos de aceite constituye la parte céntrica
y resistente sobre la cual se echa la aceituna para molerla y ruedan las piedras voladoras o el rulo.
4. Albañ. Conglomerado o masa constituida por arena, conglomerante y agua; puede contener además algún aditivo.
5. Blas. Bonete redondo de terciopelo que usaron ciertos ministros de justicia de categoría superior, y que colocaban en
vez de corona sobre el escudo de sus armas.
6. ant. Mar. Émbolo o pistón de bomba.
Muro
Del lat. murus. 1. m. Pared o tapia. 2. muralla.
Partes
Coronación
Paramento (Del lat. paramentum.. Arq. Cualquiera de las dos caras de una pared.) o Haz
Base
Recto
Regio
En talud
En esviaje
En rampa
Curvo (misma clasificación pero su trazado es en curva)
Regio, en talud, en esviaje, en rampa.
Esviaje
De es- y viaje2.
1. m. Arq. Oblicuidad de la superficie de un muro o del eje de una bóveda respecto al frente de la obra de que forman
parte.
Pórtico
Del lat. porticus.
1. m. Sitio cubierto y con columnas que se construye delante de los templos u otros edificios suntuosos.
2. Galería con arcadas o columnas a lo largo de un muro de fachada o de patio.
90
Inglete
Del fr. anglet.
1. m. Ángulo de 45 grados que con cada uno de los catetos forma la hipotenusa del cartabón.
2. Unión a escuadra de los trozos de una moldura.
Zócalo
Del lat. socculus, d. de soccus, zueco.
1. m. Arq. Cuerpo inferior de un edificio u obra, que sirve para elevar los basamentos a un mismo nivel.
2. Arq. friso o franja que se pinta o coloca en la parte inferior de una pared.
3. Arq. Miembro inferior del pedestal, debajo del neto.
4. Arq. Especie de pedestal.
5. Méj. Plaza principal de una ciudad.
Citarón
aum. de citara.
1. m. Zócalo de albañilería sobre el cual se pone un entramado de madera.
Peana
der. del lat. pes, pedis, pie.
1. f. Basa, apoyo o pie para colocar encima una figura u otra cosa.
2. Tarima que hay delante del altar, arrimada a él.
por la peana se adora, o se besa, al santo.
1. expr. fig. y fam. con que se denota que uno hace la corte u obsequio a una persona por ganarse la voluntad de otra que
tiene con ella íntima relación o dependencia.
Virotillo
d. de virote.
1. m. Arq. Madero corto vertical y sin zapata, que se apoya en uno horizontal y sostiene otro horizontal o inclinado.
Carrera
Del lat. *carraria, de carrus, carro.
1. f. Acción de correr el hombre o el animal cierto espacio.
2. Sitio destinado para correr.
3. Curso de los astros.
4. Camino real o carretera.
5. Calle que fue antes camino. La CARRERA de San Jerónimo.
6. Trayecto o recorrido señalado para un desfile, procesión, etc.
7. Fiesta de parejas o apuestas, que se hacía a pie o a caballo para diversión o para probar la ligereza.
8. Pugna de velocidad entre personas que corren, guían vehículos o montan animales.
9. Pugna de velocidad entre animales no cabalgados, como avestruces, galgos, liebres, etc.
10. Línea de llegada de una carrera.
11. Recorrido que hacía un coche de alquiler, y todavía hacen algunos vehículos de la misma índole, transportando
clientes, por un precio fijo, de un punto a otro de la ciudad, dentro de un perímetro delimitado.
12. Cada uno de los servicios que hace un vehículo de alquiler transportando clientes de un punto a otro de la ciudad,
según tarifa establecida.
13. Línea regular de navegación.
14. fig. Conjunto o serie de cosas puestas en orden o hilera. CARRERA de árboles.
15. fig. Línea o puntos que se sueltan en la media o en otro tejido análogo.
16. fig. crencha, raya del pelo.
17. fig. Camino o curso que se sigue en las acciones.
18. fig. Curso o duración de la vida humana.
19. Conjunto de estudios que habilitan para el ejercicio de una profesión.
20. fig. Profesión de las armas, letras, ciencias, etc.
21. fig. Camino, medio o modo de hacer alguna cosa.
22. Arq. Viga horizontal para sostener otras, o para enlace de las construcciones.
23. Danza y Mús. carrerilla.
24. pl. Pugna de velocidad entre caballos de raza especial montados por yoqueis.
aparejar carrera.
1. fr. ant. abrir camino, facilitar el tránsito.
2. ant. abrir camino, hallar el medio de vencer una dificultad. (...)
Tao
Contracarrera
Botón
Botonera
Ala
Del lat. ala.
1. f. Cada uno de los órganos o apéndices pares que utilizan algunos animales para volar.
2. Hilera o fila.
3. helenio.
4. Parte inferior del sombrero, que rodea la copa, sobresaliendo de ella.
5. alero1 del tejado.
91
6. aleta, reborde de las ventanas de la nariz.
7. Cada uno de los dos bordes adelgazados del hígado.
8. Cada una de las partes que a ambos lados del avión presentan al aire una superficie plana y sirven para sustentar el
aparato en vuelo.
9. Cada una de las partes que se extienden a los lados del cuerpo principal de un edificio o en que se considera dividido
un espacio o construcción cualesquiera. El ALA derecha de la plaza, del escenario.
10. fig. Cada una de las diversas tendencias de un partido, organización o asamblea, referida, sobre todo, a posiciones
extremas.
11. En el fútbol y otros deportes, extremo o lateral.
12. Bot. Cualquiera de los pétalos laterales de la corola amariposada.
13. Fort. cortina, lienzo de muralla.
14. Fort. flanco, parte del baluarte.
15. Mar. Vela pequeña suplementaria que se larga en tiempos bonancibles.
16. Mec. Cada una de las paletas alabeadas que parten de un eje para formar la hélice.
17. Mil. Tropa formada en cada uno de los extremos de un orden de batalla.
18. Mil. Unidad del Aire de importancia equivalente al regimiento del ejército terrestre. Es mandada normalmente por un
coronel.
19. pl. fig. Osadía, libertad o engreimiento con que una persona hace su gusto o se siente superior por el cariño que otras
le tienen o la protección que le dispensan. Ú. m. con los verbos dar y tomar.
Alma
Del lat. anima.
1. f. Sustancia espiritual e inmortal, capaz de entender, querer y sentir, que informa al cuerpo humano y con él constituye la esencia del hombre.
2. V. altar de alma.
3. V. recomendación del alma.
4. V. cura, padre de almas.
5. Por ext., principio sensitivo que da vida e instinto a los animales, y vegetativo que nutre y acrecienta las plantas.
6. vida humana. Ú. m. en frs. figuradas. Arrancarle a uno el ALMA.
7. fig. Persona, individuo, habitante. Ú. m. en pl. Una población de veinte mil ALMAS. Ú. t. en sing. en frs. negativas. No se ve un ALMA en la calle.
8. fig. Sustancia o parte principal de cualquier cosa.
9. V. pedazo del alma.
10. fig. Viveza, espíritu, energía. Hablar, representar con ALMA.
11. V. cuerpo sin alma.
12. fig. Lo que da espíritu, aliento y fuerza a alguna cosa, o la persona que la impulsa o inspira. El amor a la patria es el ALMA de los Estados; fulano fue el
ALMA del movimiento.
13. fig. Lo que se mete en el hueco de algunas piezas de poca consistencia para darles fuerza y solidez, como el palo que
se mete en hacheros de metal, varas de palio, etc.
14. fig. Hueco o parte vana de algunas cosas, y especialmente, ánima del cañón.
15. ánima del purgatorio.
16. fig. Pieza de hierro forjado que forma el recazo y espiga de la espada y en la parte correspondiente a la hoja va envuelta por las dos tejas de acero.
17. fig. En los instrumentos de cuerda que tienen puente, como violín, contrabajo, etc., palo que se pone entre sus dos tapas para que se mantengan a igual
distancia.
18. Arq. Madero que, asentado y fijo verticalmente, sirve para sostener los otros maderos o los tablones de los andamios.
de caballo. (...)
Zampeado
De zampear.
1. m. Arq. Obra que se hace de cadenas de madera y macizos de mampostería, para fabricar sobre terrenos falsos o
invadidos por el agua.
Columna
Del lat. columna.
1. f. Apoyo normalmente cilíndrico de techumbres o edificios.
2. Serie o pila de cosas colocadas ordenadamente unas sobre otras.
3. En impresos o manuscritos, cualquiera de las partes en que suelen dividirse las planas por medio de un blanco o línea
que las separa de arriba abajo.
4. Forma más o menos cilíndrica que toman algunos fluidos, en su movimiento ascensional. COLUMNA de fuego, de
humo.
5. fig. Persona o cosa que sirve de amparo, apoyo o protección.
6. Fís. Porción de fluido contenido en un cilindro vertical.
7. Quím. Dispositivo en forma de torre que se emplea para la separación de los gases o líquidos de una mezcla o
disolución.
8. Mar. Cada una de las líneas o filas de buques en que se divide una escuadra numerosa para operar.
9. Mil. Conjunto de soldados o unidades que se sitúan unos detrás de otros, cubriendo iguales frentes.
10. Mil. columna mixta.
acanalada.
1. columna estriada.
adosada.
1. La que está pegada a un muro u otro cuerpo de la edificación.
aislada.
1. Arq. La que está sin arrimar a los muros ni a otra parte del edificio.
ática.
1. Arq. Pilar aislado de base cuadrada.
barométrica.
1. Forma que en alguna clase de barómetros toma el líquido contenido en el tubo de vidrio para señalar la pesantez del
aire.
blindada.
1. Mil. La que está provista de gran número de carros de asalto acompañados por tropas de infantería.
compósita.
92
1. ant. Arq. columna compuesta.
compuesta.
1. Arq. La perteneciente al orden compuesto. Sus proporciones son las de la corintia, y su capitel tiene las hojas de acanto
del corintio con las volutas del jónico en lugar de caulículos.
corintia.
1. Arq. La perteneciente al orden corintio. Su altura era antiguamente de nueve y media a diez veces su diámetro inferior;
pero después se ha hecho en ocasiones algo más baja, y su capitel está adornado con hojas de acanto y caulículos.
cuadrada.
1. Arq. columna ática.
de honor.
1. Mil. Cualquier columna militar empleada en desfile para rendir honores a un alto personaje.
de media caña.
1. columna embebida.
dórica.
1. Arq. La perteneciente al orden dórico. Su altura no pasaba primitivamente de seis veces el diámetro inferior; pero
después se ha hecho llegar a siete veces y aun más. Su capitel se compone de un ábaco con un equino o un cuarto bocel,
y las más antiguas no tenían basa.
embebida.
1. Arq. La que parece que introduce en otro cuerpo parte de su fuste.
entorchada.
1. Arq. columna salomónica.
entregada.
1. Arq. columna embebida.
estriada.
1. Aquella cuyo fuste está adornado con canales o estrías unidas una a otra o separadas por un filete, como las columnas
de estilo dórico griego.
exenta.
1. Arq. columna aislada.
fajada.
1. La que tiene el fuste formado por piedras o trozos labrados y rústicos alternativamente, y también la que presenta fajas
o anillos salientes.
fasciculada.
1. La que tiene el fuste formado por varias columnillas delgadas.
gótica.
1. Arq. La perteneciente al estilo ojival. Consiste en un haz de columnillas, y tiene el capitel adornado con hojas muy
recortadas, como las del cardo.
jónica.
1. Arq. La perteneciente al orden jónico. Su altura es de ocho a ocho y media veces su diámetro inferior, y su capitel está
adornado con volutas.
mixta.
1. Mil. Unidad de tropas independientes y constituida provisionalmente, sin sujeción a normas reglamentarias.
ojival.
1. La perteneciente al estilo ojival. Es cilíndrica, delgada y de mucha altura; lleva capitel pequeño, y a veces ninguno, y
descansa en basamento característico. Ofrécese fasciculada en torno de pilares y machones.
románica.
1. La perteneciente al estilo románico. Es de poca altura, con capitel de ábaco grueso y tambor ricamente historiado, fuste
liso y basa característica o imitada de las clásicas. Va generalmente adosada a los pilares y machones o pareada en
arquerías.
rostrada, o rostral.
1. Arq. La que tiene el fuste adornado con rostros o espolones de nave.
salomónica.
1. Arq. La que tiene el fuste contorneado en espiral.
suelta.
1. Arq. columna aislada.
termométrica.
1. Disposición que tiene el líquido encerrado en el tubo de vidrio del termómetro para marcar los grados de calor.
toscana.
1. Arq. La perteneciente al orden toscano. Su altura es de 14 módulos, fuste liso con mucho éntasis, capitel de molduras y
basa ática simplificada.
vertebral.
1. Eje del neuroesqueleto de los animales vertebrados, situado a lo largo de la línea media dorsal del cuerpo y formado
por una serie de huesos cortos o vértebras, dispuestos en fila y articulados entre sí.
quinta columna.
1. Conjunto de los partidarios de una causa nacional o política, organizados o comprometidos para servirla activamente, y
que en ocasión de guerra, se hallan dentro del territorio enemigo.
Viga
Del lat. biga, carro de dos caballos.
1. f. Madero largo y grueso que sirve, por lo regular, para formar los techos en los edificios y sostener y asegurar las
fábricas.
2. Hierro de doble T destinado en la construcción moderna a los mismos usos que la viga de madera.
3. Pieza arqueada de madera o hierro, que en algunos coches antiguos enlaza el juego delantero con el trasero.
4. Prensa compuesta de un gran madero horizontal articulado en uno de sus extremos y que se carga con pesos en el otro
para que bajando guiado entre dos vírgenes, comprima lo que se pone debajo. Ú. en las fábricas de paños, en los lagares y
principalmente para exprimir la aceituna molida en las almazaras.
93
5. Porción de aceituna molida que en los molinos de aceite se pone cada vez debajo de la viga, para apretarla y
comprimirla.
de aire.
1. Arq. La que solo está sostenida en sus extremos.
lagar.
1. ant. viga de lagar.
maestra.
1. Arq. La que, tendida sobre pilares o columnas, sirve para sostener las cabezas de otros maderos también horizontales,
así como para sustentar cuerpos superiores del edificio.
contar, estar contando, o ponerse a contar, uno las vigas.
1. fr. fig. y fam. Estar mirando el techo, suspenso o embelesado.
Pilar
De pila1.
1. m. Hito o mojón que se pone para señalar los caminos.
2. Especie de pilastra, sin proporción fija entre su grueso y altura, que se pone aislada en los edificios, o sirve para
sostener otra fábrica o armazón cualquiera.
3. fig. Persona que sirve de amparo.
4. fig. Cosa que sostiene o en que se apoya algo.
del velo del paladar.
1. Cada uno de los repliegues musculares que unen los bordes laterales de aquella membrana a las paredes de la laringe.
Voladizo
1. adj. Que vuela o sale de lo macizo en las paredes o edificios. Ú. t. c. s. m.
Madero de piso
Tomiza
Del lat. thomix, -icis, y este del gr. qñmix.
1. f. Cuerda o soguilla de esparto.
Replanteo
1. tr. Trazar en el terreno o sobre el plano de cimientos la planta de una obra ya estudiada y proyectada.
2. Volver a plantear un problema o asunto.
Previo
Primario
Secundario
Madero
De madera.
1. m. Pieza larga de madera escuadrada o rolliza.
2. Pieza de madera de hilo destinada a la construcción.
3. fig. Nave, buque.
4. fig. y fam. Persona muy necia y torpe, o insensible.
barcal.
1. El rollizo, de cualquier longitud, con 12 o más pulgadas de diámetro.
cachizo.
1. madero grueso serradizo.
de a diez.
1. El escuadrado que tiene por canto la décima parte de una vara, 7 dedos de tabla y 14 pies de longitud.
de a ocho.
1. El escuadrado que tiene por canto la octava parte de una vara, 9 dedos de tabla y 16 pies de longitud.
de a seis.
1. El escuadrado que tiene por canto la sexta parte de una vara, 10 dedos de tabla y 18 pies de longitud.
de cuenta.
1. Mar. Cada una de las piezas de madera sobre la que se funda el casco de un buque, como son: quilla, codaste, roda,
etc.
de suelo.
1. Viga o vigueta.
medio madero.
1. El que mide 10 pies de longitud y una escuadría de 10 dedos de tabla por 8 de canto.
Solera
Del lat. solaria, de solum, suelo.
1. f. Madero asentado de plano sobre fábrica para que en él descansen o se ensamblen otros horizontales, inclinados o
verticales.
2. Madero de sierra, de dimensiones varias según las regiones.
3. Piedra plana puesta en el suelo para sostener pies derechos u otras cosas semejantes.
4. Muela del molino que está fija debajo de la volandera.
5. Suelo del horno.
6. Superficie del fondo en canales y acequias.
7. V. vino de solera.
8. Madre o lía del vino.
9. fig. Carácter tradicional de las cosas, usos, costumbres, etc.
94
Pie derecho
1. Arq. Madero que en los edificios se pone verticalmente para que cargue sobre él una cosa.
2. Cualquier madero que se usa en posición vertical.
Madero
De madera.
1. m. Pieza larga de madera escuadrada o rolliza.
2. Pieza de madera de hilo destinada a la construcción.
3. fig. Nave, buque.
4. fig. y fam. Persona muy necia y torpe, o insensible.
barcal.
1. El rollizo, de cualquier longitud, con 12 o más pulgadas de diámetro.
cachizo.
1. madero grueso serradizo.
de a diez.
1. El escuadrado que tiene por canto la décima parte de una vara, 7 dedos de tabla y 14 pies de longitud.
de a ocho.
1. El escuadrado que tiene por canto la octava parte de una vara, 9 dedos de tabla y 16 pies de longitud.
de a seis.
1. El escuadrado que tiene por canto la sexta parte de una vara, 10 dedos de tabla y 18 pies de longitud.
de cuenta.
1. Mar. Cada una de las piezas de madera sobre la que se funda el casco de un buque, como son: quilla, codaste, roda,
etc.
de suelo.
1. Viga o vigueta.
medio madero.
1. El que mide 10 pies de longitud y una escuadría de 10 dedos de tabla por 8 de canto.
Firme
Del lat. vulg. firmis, lat. firmus.
1. adj. Estable, fuerte, que no se mueve ni vacila.
2. V. aguas firmes.
3. V. tierra firme.
4. fig. Entero, constante, que no se deja dominar ni abatir.
5. Der. V. sentencia firme.
6. m. Capa sólida de terreno, sobre la que se puede cimentar.
7. Capa de guijo o de piedra machacada que sirve para consolidar el piso de una carretera.
8. adv. m. Con firmeza, con valor, con violencia.
Rajuela
De rajar.
1. f. d. de raja.
2. Piedra delgada y sin labrar que se emplea en obras de poca importancia y esmero.
Pilote
Del ant. fr. pilot.
1. m. Madero rollizo armado frecuentemente de una punta de hierro, que se hinca en tierra para consolidar los cimientos.
Rasilla
De raso.
1. f. Tela de lana, delgada y parecida a la lamparilla.
2. Ladrillo hueco y más delgado que el corriente, que se emplea para forjar bovedillas y otras obras de fábrica.
Fábrica
Del lat. fabrica. 4. Cualquier construcción o parte de ella hecha con piedra o ladrillo y argamasa. Rellenar los huecos del
entramado con FÁBRICA. Una pared de FÁBRICA.
Forjado
1. p. p. de forjar.
2. m. Relleno con que se hacen las separaciones de los pisos de un edificio.
de ladrillo.
1. Entramado cuyos espacios intermedios se cubren con ladrillo.
Roblones
1. m. Clavo o clavija de hierro o de otro metal dulce, con cabeza en un extremo, y que después de pasada por los taladros
de las piezas que ha de asegurar, se remacha hasta formar otra cabeza en el extremo opuesto.
2. Clavo especial destinado a roblarse.
3. Lomo que en el tejado forman las tejas por su parte convexa.
4. Burg. Tejo que se tira en algunos juegos.
5. Col. Teja que se pone con la parte cóncava hacia abajo.
95
Zanja
De zanjar.
1. f. Excavación larga y estrecha que se hace en la tierra para echar los cimientos, conducir las aguas, defender los
sembrados, o cosas semejantes.
2. Amér. Arroyada producida por el agua corriente.
abrir las zanjas.
1. fr. Empezar el edificio.
2. fig. Dar principio a una cosa.
Desmontar
De des- y monte.
1. tr. Cortar en un monte o en parte de él los árboles o matas.
2. Deshacer un montón de tierra, broza u otra cosa.
3. Rebajar un terreno.
Talud
Del fr. talus.
1. m. Inclinación del paramento de un muro o de un terreno.
continental.
1. Geomorf. Vertiente rápida submarina que desciende desde el borde de la plataforma continental hasta profundidades
de 2.000 metros o más.
Trinchera
De trinchea.
1. f. Zanja defensiva que permite disparar a cubierto del enemigo.
2. Desmonte hecho en el terreno para una vía de comunicación, con taludes por ambos lados.
3. Gabardina de aspecto militar.
4. León. Cada una de las piezas curvas que en la carreta sujetan el eje al tablero.
abrir trinchera.
1. fr. Mil. Empezar a hacerla.
2. Mil. Comenzar los ataques de una plaza.
montar la trinchera.
1. fr. Mil. Entrar de guardia en ella.
Arrufar
De etim. disc.
1. Verbo transitivo. antiguo. Encoger o arquear.
2. Instigar, azuzar.
3. Mar. Dar arrufo al buque en su construcción.
4. intr. Mar. Hacer arrufo.
5. prnl. ant. Gruñir los perros hinchando el hocico y las narices y enseñando los dientes.
6. ant. Envanecerse, ensoberbecerse
Sillar
De silla.
1. m. Cada una de las piedras labradas, por lo común en figura de paralelepípedo rectángulo, que forman parte de una
construcción de sillería.
2. Parte del lomo de la caballería, donde sienta la silla, el albardón, etc.
de hoja.
1. Cant. El que no ocupa todo el grueso del muro.
lleno.
1. Cant. El que tiene igual grueso en el paramento que en el tizón.
Sillarejo
d. de sillar.
1. m. Cada piedra labrada de una construcción. Especialmente el que no atraviesa todo el grueso del muro y no tiene sino
un paramento o dos cuando más.
Puntal
1. m. Madero hincado en firme, para sostener la pared que está desplomada o el edificio o parte de él que amenaza ruina.
2. Prominencia de un terreno, que forma como punta.
3. Trozo más fino de la caña de pescar cuando se compone de varios.
4. fig. Apoyo, fundamento.
5. fig. Amér. Tentempié, refrigerio.
6. fig. Venez. Merienda ligera.
7. Mar. Altura de la nave desde su plan hasta la cubierta principal o superior.
Apuntalar
1. tr. Poner puntales.
2. fig. Sostener, afirmar.
3. C. Rica. Tomar un refrigerio. Ú. m. c. prnl.
96
Espiga
Del lat. spica.
4. Parte de una herramienta o de otro objeto, adelgazada para introducirla en el mango.
5. Parte superior de la espada, en donde se asegura la guarnición.
6. Extremo de un madero cuyo espesor se ha disminuido, ordinariamente en dos terceras partes, para que encaje en el
hueco de otro madero, donde se ha de ensamblar.
7. Parte más estrecha de un escalón de caracol por la cual se une al alma o eje de la escalera.
8. Cada uno de los clavos de madera con que se aseguran las tablas o maderos.
10. Clavo pequeño de hierro y sin cabeza.
Puente
Del lat. pons, pontis.
1. amb., pero el f. es ant. o regional. Construcción de piedra, ladrillo, madera, hierro, hormigón, etc., que se construye y
forma sobre los ríos, fosos y otros sitios, para poder pasarlos.
2. Suelo que se hace poniendo tablas sobre barcas, odres u otros cuerpos flotantes, para pasar un río.
3. m. Tablilla colocada perpendicularmente en la tapa de los instrumentos de arco, para mantener levantadas las cuerdas.
4. Pieza de los instrumentos de cuerda que en la parte inferior de la tapa sujeta las cuerdas, cordal1.
5. Cada uno de los dos palos o barras horizontales que en las galeras o carros aseguran por la parte superior las estacas
verticales de uno y otro lado.
6. Conjunto de los dos maderos horizontales en que se sujeta el peón de la noria.
7. Pieza metálica, generalmente de oro, que usan los dentistas para sujetar en los dientes naturales los artificiales.
8. Día o días que entre dos festivos o sumándose a uno festivo se aprovechan para vacación.
9. Conexión con la que se establece la continuidad de un circuito eléctrico interrumpido.
10. Ejercicio gimnástico consistente en arquear el cuerpo hacia atrás de modo que descanse sobre manos y pies.
11. Pieza central de la montura de las gafas que une los dos cristales.
12. Curva o arco de la parte interior de la planta del pie.
13. Arq. Cualquiera de los maderos que se colocan horizontalmente entre otros dos, verticales o inclinados, o entre un
madero y una pared.
14. Mar. Cada una de las cubiertas que llevan batería en los buques de guerra.
15. Mar. Plataforma estrecha y con baranda que, colocada a cierta altura sobre la cubierta, va de banda a banda, y desde
la cual puede el oficial de guardia comunicar sus órdenes a los diferentes puntos del buque.
aéreo.
1. Comunicación frecuente y continua que, por medio de aviones, se establece entre dos lugares para facilitar el
desplazamiento de personas y mercancías del uno al otro.
2. Conjunto de instalaciones que en un aeropuerto están al servicio de dicha comunicación.
cerril.
1. El que es estrecho y sirve para pasar el ganado suelto.
colgante.
1. El sostenido por cables o por cadenas de hierro.
de barcas.
1. El que está tendido sobre flotadores, los cuales consisten en barcas, pontones, etc.
de los asnos.
1. fig. y fam. Aquella dificultad que se encuentra en una ciencia u otra cosa, y quita el ánimo para pasar adelante.
Llámase así regularmente al quis vel qui en la gramática latina.
de Varolio.
1. Anat. Órgano situado en la parte inferior del encéfalo, y que sirve de conexión entre el cerebro, el cerebelo y la médula
oblonga.
levadizo.
1. El que en los antiguos castillos se ponía sobre el foso y podía levantarse por medio de poleas y cuerdas o cadenas para
impedir la entrada a la fortaleza.
transbordador.
1. El que soporta un carro, del cual va colgada la barquilla transbordadora. Generalmente se construye sobre una ría o un
canal y tiene el tablero a bastante altura para no dificultar la navegación.
calar el puente.
1. fr. Bajar o echar el levadizo para que se pueda pasar por él.
hacer la puente de plata a uno.
1. fr. fig. Facilitarle y allanarle las cosas en que halla dificultad, para empeñarle en un asunto o hacerle desistir de él.
hacer puente.
1. loc. Aprovechar para vacación algún día intermedio entre dos fiestas o inmediato a una.
por la puente, que está seco.
1. expr. fig. y fam. con que se aconseja la elección del partido más seguro, o que no se usen atajos en que puede haber
riesgo.
Entalladura
1. f. Acción y efecto de entallar1.
2. Corte que se hace en los pinos para resinarlos, o en las maderas para ensamblarlas.
Apear
Del lat. *appedare, de pes, pedis, pie.
1. tr. Desmontar o bajar a alguien de una caballería, carruaje o automóvil. Ú. m. c. prnl.
2. Tratándose de caballerías, maniatarlas para que no se escapen.
3. Calzar algún coche o carro, arrimando a la rueda una piedra o leño para que no ruede.
4. Reconocer, señalar o deslindar una o varias fincas, y especialmente las que están sujetas a determinado censo, foro u
otro derecho real.
97
5. Cortar un árbol por el pie y derribarlo.
6. fig. Sortear, superar, vencer alguna dificultad o cosa muy ardua.
7. fig. y fam. Disuadir a alguien de sus opiniones, ideas, creencias, suposiciones, etc. No pude APEARLE de su
propósito. Ú. t. c. prnl.
8. fig. Quitar, destituir a alguien de su ocupación o cargo. Ú. t. c. prnl.
9. Arq. Sostener provisionalmente con armazones, maderos o fábricas el todo o parte de algún edificio, construcción o
terreno.
10. Arq. Bajar de su sitio alguna cosa, como las piezas de un retablo o de una portada.
11. intr. desus. Andar a pie, transitar, pasar de una parte a otra.
12. prnl. desus. Hospedarse, alojarse.
13. Cuba. Tomar las viandas con la mano, prescindiendo del cubierto.
Apeos
1. m. Acción y efecto de apear un árbol.
2. Acción y efecto de apear una finca.
3. Arq. Acción y efecto de apear un edificio.
4. Documento jurídico que acredita el deslinde y demarcación.
5. Arq. Armazón, madero o fábrica con que se apea el todo o parte de un edificio, construcción o terreno.
Encofrado
De en- y cofre.
1. tr. Fort. Colocar un revestimiento de madera para contener las tierras en las galerías de las minas.
2. Formar un encofrado.
Encofrar
1. p. p. de encofrar.
2. m. Molde formado con tableros o chapas de metal, en el que se vacía el hormigón hasta que fragua, y que se desmonta
después.
3. tapial.
4. Fort. Revestimiento de madera para contener las tierras en las galerías de las minas, que se sostiene por bastidores
colocados de trecho en trecho en dichas galerías.
5. Min. Galería encofrada.
Ladrillo
Dimensiones
Grueso
14. Geom. Una de las tres dimensiones de los sólidos, ordinariamente la menor.
Soga
5. Arq. Parte de un sillar o ladrillo que queda descubierta en el paramento de la fábrica.
Tizón
Del lat. titio, -onis.
1. m. Palo a medio quemar.
2. fig. Mancha en la fama o estimación.
3. Arq. Parte de un sillar o ladrillo, que entra en la fábrica.
4. Hongo de pequeño tamaño que vive parásito en el trigo y otros cereales, cuyo micelio invade
preferentemente los ovarios de estas plantas y forma esporangios en los que se producen millones
de esporas de color negruzco.
a tizón.
1. loc. adv. Arq. Dícese del modo de construir cuando la dimensión más larga del ladrillo o piedra
va colocada perpendicularmente al paramento.
Caras
Tabla
Del lat. tabula.
1. f. Pieza de madera plana, de poco grueso y cuyas dos caras son paralelas entre sí.
2. Pieza plana y de poco espesor de alguna otra materia rígida.
3. Cara más ancha de un madero.
4. Dimensión mayor de una escuadría. (...)
Testa
Del lat. testa.
1. f. Cabeza del hombre y de los animales.
2. En el hombre y algunos mamíferos, parte superior y posterior de ella.
3. Frente, cara o parte anterior de algunas cosas materiales. (...)
Canto
Del gr. kanqÕj, esquina, a través del lat. canthus.
1. m. Extremidad o lado de cualquier parte o sitio.
2. Extremidad, punta, esquina o remate de alguna cosa. CANTO de mesa, de vestido.
3. cantón1, esquina de un edificio.
4. En el cuchillo o en el sable, lado opuesto al filo.
5. Corte del libro, opuesto al lomo.
6. Grueso de alguna cosa.
7. Dimensión menor de una escuadría.
8. Trozo de piedra. (...)
98
Estructura
Macizos
Perforados
Huecos
Riostra
Del prov. riosta, de riostar, y este del lat. re- y obstare.
1. f. Arq. Pieza que, puesta oblicuamente, asegura la invariabilidad de forma de una armazón.
Desmochar
De mocho.
1. tr. Quitar, cortar, arrancar o desgajar la parte superior de una cosa, dejándola mocha. DESMOCHÓ la res, cortándole
las astas; DESMOCHÓ el árbol, desnudándolo de las ramas.
2. fig. Eliminar, cortar parte de una obra artística o literaria.
Entibar
Del lat. instipare, compactar.
1. intr. estribar, descansar el peso de una cosa en otra sólida y firme.
2. sufrir, oprimir una pieza que se golpea.
3. tr. Min. En las minas, apuntalar, fortalecer con maderas y tablas las excavaciones que ofrecen riesgo de hundimiento.
4. Ar. Represar las aguas en un río o canal para aumentar el salto o nivel de las mismas.
Crujías
Del it. corsìa.
1. f. Tránsito largo de algunos edificios que da acceso a las piezas que hay a los lados.
2. En los hospitales, sala larga en que hay camas a uno y otro costado y a veces en el medio de ella.
3. En algunas catedrales, paso cerrado con verjas o barandillas, desde el coro al presbiterio.
4. Arq. Espacio comprendido entre dos muros de carga.
5. Mar. Espacio de popa a proa en medio de la cubierta del buque. 6. Mar. pasamano, paso de popa a proa junto a la
borda. Crujía de piezas 1. Fila de piezas seguidas o puestas a continuación.
Arriostrar
1. tr. riostrar.
Riostrar
1. tr. Arq. Poner riostras.
Cornijal
Del lat. corniculum, cuerno.
1. m. Punta, ángulo o esquina de colchón, heredad, edificio, etc.
2. Lienzo con que se enjuga los dedos el sacerdote en el lavatorio de la misa.
Apuntalar
1. tr. Poner puntales.
2. fig. Sostener, afirmar.
3. C. Rica. Tomar un refrigerio. Ú. m. c. prnl.
Soporte
De soportar.
1. m. Apoyo o sostén.
2. Blas. Cada una de las figuras que sostienen el escudo.
3. Quím. Sustancia inerte que, en un proceso o preparado sirve para fijar alguno de sus productos o reactivos.
Tesa
Del lat. tensus, p. p. de tendere, estirar.
1. p. p. irreg. de tesar1.
2. adj. tieso.
3. Arq. V. lima tesa.
4. m. Colina baja que tiene alguna extensión llana en la cima.
5. Pequeña salida en una superficie lisa.
6. Áv. Cada una de las divisiones del rodeo en las ferias.
7. Tol. Sitio en que se efectúa la feria de ganados.
Hoya
Del lat. fovea.
1. f. Concavidad u hondura grande formada en la tierra.
2. Hoyo para enterrar un cadáver y lugar en que se entierra.
3. Llano extenso rodeado de montañas.
4. Semillero, almáciga2.
5. Arq. V. lima hoya.
plantar a hoya.
99
1. fr. Agr. Plantar haciendo hoyo.
Lima
Del lat. lima, term. f. de -mus, oblicuo.
1. f. Arq. Madero que se coloca en el ángulo diedro que forman dos vertientes o faldones de una cubierta, y en el cual se
apoyan los pares cortos de la armadura.
2. Arq. Este mismo ángulo diedro.
Lima hoya.
1. Arq. Este mismo ángulo cuando es entrante.
Lima tesa.
1. Arq. Este mismo ángulo cuando es saliente.
Basa
De basar.
1. f. base, fundamento o apoyo en que estriba una cosa.
2. Arq. Asiento sobre el que se pone la columna o estatua.
3. Arq. Pieza inferior de la columna en todos los órdenes arquitectónicos excepto en el dórico.
ática.
1. La formada por una escocia entre dos filetes y dos toros. Es la más usada y de ella se derivaron otras.
corintia.
1. La formada por dos escocias y uno o dos junquillos entre dos toros.
toscana.
1. La formada por un filete y un toro.
Zapata
De zapato1.
1. f. Calzado que llega a media pierna, como el coturno antiguo.
2. Pedazo de cuero o suela que a veces se pone debajo del quicio de la puerta para que no rechine y se gaste menos la
madera.
3. Pieza del freno que actúa por fricción sobre el eje o contra las ruedas para moderar o impedir su movimiento.
4. Cuba. Zócalo de fábrica en que se apoya una pared o tabique.
5. Chile. Telera del arado.
6. Arq. Pieza puesta horizontalmente sobre la cabeza de un pie derecho para sostener la carrera que va encima y aminorar
su vano.
7. Mar. Tablón que se clava en la cara inferior de la quilla para defenderla de las varadas.
8. Mar. Pedazo de madera que se pone en la uña del ancla para resguardo del costado de la embarcación y también para
llevar el ancla por tierra.
9. pl. Ál. fárfara1, planta.
Esfuerzos
Tracción
Compresión
Flexión
Cortante o cortadura
Torsión
Esbultez (resistencia)
Test Tema 15
100
Tema 16. Instalaciones generales de un edificio. Definiciones.
Tal y como se vio en el tema 7, las instalaciones generales de un edificio constituyen un bloque
de prevención, ya que en ellos concurre mayor grado de peligrosidad.
Instalación de fontanería
Son las instalaciones encargadas del abastecimiento de agua potable, fría y caliente a las
edificaciones; desde las conducciones generales hasta las acometidas y de aquí a los aparatos de consumo
doméstico. No puede originar ni facilitar la propagación del fuego, aunque sí puede atacar en caso de
avería a los elementos estructurales por inundación (sobrecarga) y/o efecto de la humedad (hormigón),
corrosión (hierro) o putrefacción (madera).
Instalaciones eléctricas
Son las encargadas del suministro eléctrico. Dado su alto nivel de riesgo, en suelo urbano están
prohibidos los tendidos aéreos, siendo obligatorio que las conducciones vayan enterradas.
Cuando en un incendio coexisten riesgos eléctricos, únicamente se utilizarán agentes extintores
calificados con la letra E, que indica que se trata de un agente extintor no conductor; además podrá
utilizar agua pulverizada siempre que se aplique de forma intermitente, y nunca sobre los componentes de
la instalación o equipo que estén bajo tensión y no aislados.
Instalaciones de gas
Son instalaciones que conducen el gas desde las acometidas hasta los apartados de consumo.
Actualmente se está generalizando la utilización de G.N.L. (Gases Naturales Licuados) como el metano;
también se utilizan los G.L.P. (Gases Licuados del Petróleo) como el propano, etano...
Su peligrosidad radica en que se trata de combustibles explosivos, y que pueden causar una
explosión química (detonación), como una explosión física (BLEVE).
Instalaciones de salubridad
Su función es la evacuación tanto de aguas residuales como humos o gases.
Evacuación de agua, ya sea pluvial o se consumo se canaliza a través de las tuberías o
conducciones, hasta el colector o alcantarilla que va a dar a la red de colectores que a su vez finalizará en
una instalación de depuración.
Evacuación de humo y gases, se realiza mediante la circulación forzada del aire, a
través de las chimeneas.
Depósitos de combustible
Son instalaciones especialmente peligrosas porque si el incendio llega a ellos se puede
transformar en un fuego alimentado e incluso degenerar en una BLEVE (con combustibles líquidos o gaseosos en
recipientes cerrados). El combustible puede hallarse en estado sólido, líquido o gaseoso. Las capacidades de
los recipientes pueden variar, pueden además ser fijos (enterrados, de superficie...)o móviles (botella,
cisterna, contenedor).
Instalaciones de climatización
Son los encargados de variar o mantener una temperatura adecuada en el edificio.
Calefacción, consta de un cuarto de caldera/s, una red de tuberías y radiadores si es por agua o
una red de conductos si es por aire.
Aire acondicionado, a su vez se complementa con la instalación de fontanería y con la
instalación eléctrica.
Instalaciones audiovisuales.
Son instalaciones que canalizan la red telefónica y alimentan los sistemas de distribución y
captación de señales de radio, televisión... La instalación es similar a la eléctrica, aunque es independiente
de ésta. Se incluyen en este apartado los circuitos cerrados de vídeo, redes locales, fibra óptica etc...
101
Test Tema 16
102
Tema 17. Infraestructura urbana de Madrid. Definiciones y tipos
de Servicios: Red de Galerías de Servicios, Red de
Saneamiento.
Las galerías de servicio
Las galerías de servicio son túneles o caminos que recorren el subsuelo de la ciudad,
normalmente a una profundidad de 1,5 metros respecto del suelo, siempre por encima de la red de
alcantarillado. Tienen casi todas forma de bóveda arqueada y su sección puede variar, según la calle que
recorran y el número de servicios alojados. Todas ellas son visitables por tanto pueden ser recorridas. Su
función es alojar conducciones y redes que la ciudad necesita (luz agua, telefonía, TV, fibra óptica...)
La longitud total de las que atraviesan el subsuelo de Madrid, es aproximadamente unos 90
kilómetros y su propietario es el Ayuntamiento de Madrid que como tal, puede alquilar tramos a empresas
y compañías. Las ventajas de las galerías de servicios son muchas, entre ellas su rentabilidad, el control
en caso de fugas o averías, se anulan los hundimientos o socavones en la vía pública, casi no hay
necesidad de hacer calas o zanjas en el pavimento que por tanto se conserva mejor...
En Madrid existen cuatro tipos de galerías de servicios:
TIPO 1
Dimenciones 3,25 x 1,90 m, es una galería visitable que cuenta con un andén para la
instalación de vías o carriles por los que circulan vagonetas que transportan materiales.
TIPO 2
Dimensiones 3,40 x 2,50 m, es una galería visitable, tienen doble andén que igual que
en el caso anterior sirve para el transporte de materiales. Alberga al menos diez servicios.
TIPO 3
Dimensiones 2,30 x 2,10 m, es una galería visitable de bóveda arqueada, en la que se
pueden fijar soportes para las conducciones, situada en calles de menor entidad que las anteriores, y dadas
sus dimensiones normalmente no tienen andén sino que tienen un rebaje lateral en el enrase para recogida
de derrames líquidos o residuos.
TIPO 4
Dimensiones 1,50 x 1 m, es una galería semivisitable, también llamada “estricta”, igual
que la anterior se sitúa en calles que no permiten mayores dimensiones, de ahí su nombre.
Las galerías suelen tener ensanchamientos que se utilizan tanto para almacenamiento como para
acceso de material con unas dimensiones de 4,5 x 1,2 m y unos cuantos anejos a la galería para que el
personal se vista y donde existirá un servicio.
Las galerías más importantes de Madrid son:
- Eje principal: Delicias – Ferrocarril – Pº del Prado – Castellana – Plaza de Colón.
- Retiro: Pacífico – Menéndez Pelayo – Príncipe de Vergara.
- Bulevares: Plaza de Colón – Sagasta – Alberto Aguilera – Marqués de Urquijo.
- Rondas: Avenida Ciudad de Barcelona – Doctor Esquerdo – Francisco Silvela – Joaquín
Costa – Raimundo Fernández Villaverde – Reina Victoria.
- Castellana: Nuevos Ministerios – Plaza Castilla (los dos laterales).
- Gran Vía: Gran Vía – Princesa.
- Atocha: Atocha – Ronda de Valencia – Pº Acacias.
- Atocha: Plaza de Benavente – Alfonso XIII.
- Arturo Soria: Manoteras – Cruz de los Caídos.
103
Red de Saneamiento
Antecedentes.
La necesidad de recoger y alejar de las poblaciones las aguas inundadas no es un problema
nuevo, pues hace ya muchos siglos se había tratado de solucionar mediante canalizaciones a cielo abierto
(cloacas de la Roma antigua por ejemplo) sistema que perduró hasta una época relativamente moderna.
En Madrid la red de saneamiento o red de alcantarillado o red de colectores que vienen a ser lo mismo,
tienen su origen en el año 1858 bajo el reinado de Isabel II a la vez que la distribución de agua potable, se
conducían paralelamente con lo que a veces se mezclaban con la consiguiente contaminación para el agua
potable. Hubo que esperar al reinado de Alfonso XIII, durante el que se construyó una red independiente
de alcantarillado de 500 Kilómetros. Durante los años 1960 y 1970, se establecen depuradoras pero no
son bastantes para toda la ciudad. Actualmente está en funcionamiento el Plan de Saneamiento Integral II
(P.S.I.) con vigencia de 1997 a 2003, que pretende fundamentalmente ampliar el alcantarillado y la
depuración así como proteger los cauces naturales de aguas.
Red de alcantarillado
La recogida de las aguas tiene su origen en el interior de los edificios en las bajantes, que
desembocan en un pozo general de recogida de bajantes y pueden llegar al colector directamente o a
través de una acometida que es de propiedad privada aunque el ayuntamiento las puede inspeccionar.
Estos pozos si no sin visitables tienen de 1,50 a 4 metros, sin embargo los visitables tienen una
profundidad de 5 a 14 metros. Dentro de las acometidas visitables las aguas han de estar entubadas y al
colector llega sólo el tubo, no la galería, para que no se pueda entrar por ella al edificio. Los colectores,
son túneles subterráneos que recorren la ciudad y recogen las aguas pluviales, fecales y residuales, estos
colectores terminan en las depuradoras (hay 7 estaciones depuradoras) donde se depura la totalidad de las
aguas y de estas a los ríos (excepto los vertidos de pozos negros), en Madrid, se vierte el 80% en la
cuenca del río Manzanares y el 20% restante en la cuenca del río Jarama (la línea divisoria es el eje nudo
norte Arturo Soria – Hermanos García Noblejas). El caudal medio que produce la ciudad de Madrid en
tiempo seco es de 11 m3/segundo.
El alcantarillado de Madrid no alberga ningún otro servicio por tanto no tiene luz ni
comunicación con el exterior.
Conceptos
Colectores
La recogida de las aguas por medio de colectores puede ir por medio de:
- colector simple si la calle es estrecha
- colector doble si la calle tiene gran anchura
Hay dos sistemas principales de alcantarillado:
- De canalizaciones separadas o sistema separado, que recoge en dos redes independientes las
aguas negras y las de lluvias
- De canalización única o sistema unitario, que recoge ambos efluentes en un colector común.
En Madrid el saneamiento es de tipo unitario, aunque el colector es común, la única diferencia
sería el punto de recogida que para aguas pluviales es el absorbedero y para aguas negras la acometida.
El tamaño de cada colector dependerá del caudal que deba desaguar, pudiendo ser:
-
No visitable, son colectores tubulares con un diámetro entre 0,20 y 1 metro, son los más
pequeños y aproximadamente hay 1900 kilómetros. Se encuantran a una profundidad entre
1,5 y 4 metros (aunque hay tubulares a 10 metros, pero es una excepción).
-
Visitable, pueden tener sección ovoide, rectangular abovedada, o circulares en gran diámetro
(hasta 3metros), las dimenciones varían y la más frecuente es da 1,7 m de altura y 0,70 m de
104
ancho, pueden tener o no andén para el paso de personas aproximadamente son 1.600
kilómetros. Se encuantran auna profundidad entre 5 y 14 metros (excepcionalmente las
podemos encontrar a 40 metros).
Por tanto la longitud total de la red municipal es de 3.500 kilómetros. Como ya se ha dicho no
estamos contabilizando las acometidas, que son propiedad privada.
En las alcantarillas no visitables habrá un registro sobre la tubería a una distancia entre 20 y 30
metros, el registro sirve para inspeccionar y para limpiar y se sitúa en el centro de la calzada. En las
visitables a un lado de la galería y no encima de ella, el túnel de conexión se llama cerrojo.
La evacuación de los desechos líquidos requiere una velocidad de arrastre suficiente para evitar
inundaciones en caso de lluvias torrenciales, y para asegurar la limpieza de las canalizaciones por la
propia fuerza de las aguas, e impedir la acumulación de desperdicios o eventuales obturaciones en la red
conductora. Para ello se disponen los aliviaderos que dan salida al agua a partir de cierta dilución, al
cauce úblico más próximo, directamente o a través de túneles que se llaman emisarios que en tiempo
seco lógicamente no funcionan. En el Manzanares hay 29 aliviaderos, normalmente sumergidos para
evitar olores y en el Jarama 3.
Ventilación. Es necesaria porque esta agua al fermentar produce cantidades importantes de gases
de anhídrido carbónico, metano, compuestos de azufre... La ventilación se hace por medio de los
absorbederos (que son los puntos de entrada de aguas de lluvia) y por medio de chimeneas en los tramos
alejados.
Las operaciones de limpieza del alcantarillado se hacen en Madrid de forma continua,
atendiéndose el saneamiento cuatro veces al año.
Depuración: Antes de verter al río, el agua pasa por una depuradora.
Depuradoras que pertenecen a la cuenca del río Manzanares las
siguientes:
Viveros (Carretera de A Coruña)
La China
Butarque (Carabanchel)
Zona Sur (Getafe...)
Zona Oriental (SanMartín de la Vega...)
Depuradoras de la Cuenca del Jarama:
Valdebebas, Rejas...
La depuración de las aguas consiste básicamente en eliminar la materia orgánica del agua,
mediante una serie de reacciones químicas y procesos mecánicos o físicos.
El agua sucia o servida pasa por la arqueta de entrada y en primer lugar se realiza el debaste, que
consiste en retirar los elementos de mayor tamaño del agua. A continuación se procede al desarenado
porque el agua pierde velocidad y los sólidos en suspensión como la arena, se depositan. Luego se
procede a la decantación que consiste en remover (apartar/retirar) el vertido para que no se depositen los
materiales que lleva. Una vez realizados los procedimientos mecánicos, comienza el tratamiento
secundario que es un tratamiento biológico que mediante unas bacterias y otros reactivos químicos
reducen o eliminan la materia orgánica.
La estación depuradora se sitúa a una altura superior a la de desagüe, para que actúe la
gravedad y así ahorrar energía, esta agua no desemboca en la orilla sino que por medio de tuberías lo
hace en el interior del río debajo de las poblaciones.
De la depuración se obtiene, por una parte compost que son los fangos una vez espesados y
secados del que se puede obtener por ejemplo abono orgánico que luego el Ayuntamiento utilizará para
sus parques y jardines. También se obtiene gas (mayoritariamente metano), mediante un gasómetro, la
procedencia se debe al proceso químico efectuado.
Test Tema 17
105
Tema 18. Infraestructura urbana de Madrid. Definiciones y tipos
de servicios. Red de gas. Red de agua. Red de electricidad
Infraestructura urbana de Madrid.
Definiciones
tipos de servicios.
Red de gas.
Red de agua.
Red de electricidad
Test Tema 18
106
Tema 19. Socorrismo: Definición, Normas generales de
actuación ante un accidente. Anatomía y Fisiología humana:
Sistemas Respiratorio, Cardiocirculatorio y Locomotor.
Socorrismo: Definición,
Normas generales de actuación ante un accidente.
Anatomía y Fisiología humana:
Sistemas Respiratorio
Cardiocirculatorio
Locomotor.
Frontal
Estenoides
Unguis
Nasal
Malar
Maxilar superior
Maxilar inferior
Parietal
Esfenoides
Occipital
Temporal
107
Vocabulario y conceptos técnicos:
Miosis
Del gr. mÝw, guiñar los ojos, y -sis.
1. f. Pat. Contracción permanente de la pupila del ojo.
Midriasis
Del gr. mudrˆasij.
1. f. Pat. Dilatación anormal de la pupila con inmovilidad del iris.
AnisoDel gr. ©nisoj, desigual.
1. Elemento compositivo que significa «desigual».
Anisocoria
Alteración del tamaño pupilar.
108
Ojos de mapache
Neumotorax
Hemotorax
Lipotimia
Test Tema 19
109
Tema 20. Heridas y hemorragias: Clasificación y
comportamiento. Quemaduras: Clasificación, manejo y
complicaciones. Fracturas y luxaciones: Clasificación, Manejo.
Especial mención a: Traumatismo craneal. Traumatismo de
columna. Politraumatizado. Definición, diagnóstico, manejo,
complicaciones.
Heridas y hemorragias: Clasificación y comportamiento.
Quemaduras: Clasificación, manejo y complicaciones.
Fracturas y luxaciones: Clasificación, Manejo.
Especial mención a:
Traumatismo craneal.
Traumatismo de columna.
Politraumatizado.
Definición
Diagnóstico
Manejo
Complicaciones.
Test Tema 20
110
TEST de los temas.
Tema 1. La Constitución española de 1978. Principios inspiradores.
Estructura. y principios generales. Los derechos y deberes
fundamentales de los españoles.
1. ¿ En virtud de qué parte de la Constitución ésta entro en vigor?
a) Título preliminar
b) Disposición final
c) Disposición derogatoria
d) Preámbulo
B
DISPOSICIÓN FINAL
Esta Constitución entrara en vigor el mismo día de la publicación de su texto en el Boletín Oficial del Estado. Se publicará también en las demás
lenguas de España.
POR TANTO, MANDO A TODOS LOS ESPAÑOLES, PARTICULARES Y AUTORIDADES, QUE GUARDEN Y HAGAN GUARDAR ESTA CONSTITUCIÓN COMO
NORMA FUNDAMENTAL DEL ESTADO. PALACIO DE LAS CORTES, A 27 DE DICIEMBRE DE 1978.
2. La Constitución garantiza la irretroactividad de la normas:
a) Sancionadoras no favorables
b) Sancionadoras favorables
c) No sancionadoras no favorables
d) No sancionadoras favorables
A
Artículo 9
1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.
2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas;
remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.
3. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las
disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción
de la arbitrariedad de los poderes públicos.
3. Las banderas de las Comunidades Autónomas se utilizarán junto a la española:
a) Siempre
b) Sólo en actos públicos
c) Sólo en edificios oficiales
d) Todas son falsas
D
Artículo 4
1. La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas.
2. Los estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas. Estas se utilizarán junto a la bandera de
España en sus edificios públicos y en sus actos oficiales.
4. Los sindicatos de trabajadores:
a) Son libres dentro de la obediencia a la Constitución y las leyes
b) Son libres dentro del respeto a la Constitución y las leyes
c) Son libres dentro de la sumisión a la Constitución
d) Son absolutamente libres
B
Artículo 7
Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios.
Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley . Su estructura interna y funcionamiento deberán ser
democráticos.
5. La capital del Estado es:
a) Ciudad de Madrid
b) Villa de Madrid
c) Villa de Madrid
d) Madrid
C
Artículo 5
La capital del Estado es la
villa de Madrid.
111
6. La constitución Española fue ratificada:
a) El día 31 de octubre de 1978, día de su aprobación por las Cortes Generales
b) El día 6 de diciembre de 1978, día de su aprobación en referéndum
c) El día 27 de diciembre, día de su entrada en vigor
d) El día 29 de diciembre, día de su promulgación y publicación
B
Constitución Española de 1978
Aprobada por las Cortes en Sesiones Plenarias del Congreso de los Diputados y del Senado celebradas el 31 de Octubre de 1978.
Ratificada por el Pueblo Español en Referéndum de 6 de Diciembre de 1978.
Sancionada por S.M. el Rey ante las Cortes el 27 de Diciembre de 1978.
DON JUAN CARLOS I, REY DE ESPAÑA, A TODOS LOS QUE LA PRESENTE VIEREN Y ENTENDIEREN, SABED: QUE LAS CORTES HAN APROBADO Y EL
PUEBLO ESPAÑOL RATIFICADO LA SIGUIENTE CONSTITUCIÓN:
PREÁMBULO
La Nación española, (...)
7. La forma política de Estado español es:
a) Soberanía nacional
b) Monarquía constitucional
c) Monarquía parlamentaria
d) Soberanía democrática
C
TITULO PRELIMINAR
Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el
pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
8. La soberanía nacional reside en:
a) El rey
b) Las Cortes
c) El pueblo
d) El gobierno
C
TITULO PRELIMINAR
Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el
pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español , del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
9. ¿Cuáles son los valores superiores del ordenamiento jurídico español?
a) Libertad justicia, vivienda digna e igualdad
b) Pluralismo político, justicia e igualdad
c) Democracia, pluralismo político e igualdad
d) Solidaridad, igualdad y justicia
B
Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores
superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la
justicia, la igualdad y el pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
10. Los artículos más corto y más largo de la Constitución son respectivamente:
a) 5 y 148
b) 4 y 148
c) 5 y 149
d) 4 y 149
C
Artículo 5
La capital del Estado es la villa de Madrid.
Artículo 149
1. El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias: 1. La regulación de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y en el
cumplimiento de los deberes constitucionales. 2. Nacionalidad, inmigración, emigración, extranjería y derecho de asilo. 3. Relaciones internacionales. 4. Defensa y Fuerzas Armadas. 5. Administración de Justicia.
6. Legislación mercantil, penal y penitenciaria; legislación procesal, sin perjuicio de las necesarias especialidades que en este orden se deriven de las particularidades del derecho sustantivo de las Comunidades
Autónomas. 7. Legislación laboral; sin perjuicio de su ejecución por los órganos de las Comunidades Autónomas. 8. Legislación civil, sin perjuicio de la conservación, modificación y desarrollo por las
Comunidades Autónomas de los derechos civiles, forales o especiales, allí donde existan. En todo caso, las reglas relativas a la aplicación y eficacia de las normas jurídicas, relaciones jurídico-civiles relativas a
las formas de matrimonio, ordenación de los registros e instrumentos públicos, bases de las obligaciones contractuales, normas para resolver los conflictos de leyes y determinación de las fuentes del derecho, con
respeto, en este último caso, a las normas de derecho foral o especial. 9. Legislación sobre propiedad intelectual e industrial. 10. Régimen aduanero y arancelario; comercio exterior. 11. Sistema monetario:
divisas, cambio y convertibilidad; bases de la ordenación de crédito, banca y seguros. 12. Legislación sobre pesas y medidas, determinación de la hora oficial. 13. Bases y coordinación de la planificación general
de la actividad económica. 14. Hacienda general y Deuda del Estado. 15. Fomento y coordinación general de la investigación científica y técnica. 16. Sanidad exterior. Bases y coordinación general de la sanidad.
Legislación sobre productos farmacéuticos. 17. Legislación básica y régimen económico de la Seguridad Social, sin perjuicio de la ejecución de sus servicios por las Comunidades Autónomas. 18. Las bases de
régimen jurídico de las Administraciones públicas y del régimen estatutario de sus funcionarios que, en todo caso, garantizarán a los administrados un tratamiento común ante ellas; el procedimiento
administrativo común, sin perjuicio de las especialidades derivadas de la organización propia de las Comunidades Autónomas; legislación sobre expropiación forzosa; legislación básica sobre contratos y
concesiones administrativas y el sistema de responsabilidad de todas las Administraciones públicas. 19. Pesca marítima, sin perjuicio de las competencias que en la ordenación del sector se atribuyan a las
Comunidades Autónomas. 20. Marina mercante y abanderamiento de buques; iluminación de costas y señales marítimas; puertos de interés general; aeropuertos de interés general; control del espacio aéreo,
tránsito y transporte aéreo, servicio meteorológico y matriculación de aeronaves. 21. Ferrocarriles y transportes terrestres que transcurran por el territorio de más de una Comunidad Autónoma; régimen general de
comunicaciones; tráfico y circulación de vehículos de motor; correos y telecomunicaciones; cables aéreos, submarinos y radiocomunicación. 22. La legislación, ordenación y concesión de recursos y
aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurran por más de una Comunidad Autónoma, y la autorización de instalaciones eléctricas cuando su aprovechamiento afecte a otra Comunidad o el transporte
de energía salga de su ámbito territorial. 23. Legislación básica sobre protección del medio ambiente, sin perjuicio de las facultades de las Comunidades Autónomas de establecer normas adicionales de
112
protección. La legislación básica sobre montes, aprovechamientos forestales y vías pecuarias. 24. Obras públicas de interés general o cuya realización afecte a más de una Comunidad Autónoma. 25. Bases de
régimen minero y energético. 26. Régimen de producción, comercio, tenencia y uso de armas y explosivos. 27. Normas básicas del régimen de prensa, radio y televisión y, en general, de todos los medios de
comunicación social, sin perjuicio de las facultades que en su desarrollo y ejecución correspondan a las Comunidades Autónomas. 28. Defensa del patrimonio cultural, artístico y monumental español contra la
exportación y la expoliación; museos, bibliotecas y archivos de titularidad estatal, sin perjuicio de su gestión por parte de las Comunidades Autónomas. 29. Seguridad pública, sin perjuicio de la posibilidad de
creación de policías por las Comunidades Autónomas en la forma que se establezca en los respectivos Estatutos en el marco de lo que disponga una ley orgánica. 30. Regulación de las condiciones de obtención,
expedición y homologación de títulos académicos y profesionales y normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución, a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los poderes
públicos en esta materia. 31. Estadística para fines estatales. 32. Autorización para la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum.
2. Sin perjuicio de las competencias que podrán asumir las Comunidades Autónomas, el Estado considerará el servicio de la cultura como deber y atribución esencial y facilitará la comunicación cultural entre las
Comunidades Autónomas, de acuerdo con ellas.
3. La materias no atribuidas expresamente al Estado por esta Constitución podrán corresponder a las Comunidades Autónomas, en virtud de sus respectivos Estatutos. La competencia sobre las materias que no se
hayan asumido por los Estatutos de Autonomía corresponderá al Estado, cuyas normas prevalecerán, en caso de conflicto, sobre las de las Comunidades Autónomas en todo lo que no esté atribuido a la exclusiva
competencia de éstas. El derecho estatal será, en todo caso, supletorio del derecho de las Comunidades Autónomas.
11. ¿Cuál de las siguientes es la fecha en que fue aprobada la Ley para la Reforma Política?:
a) 4 de enero de 1975
b) 7 de febrero de 1976
c) 7 de febrero de 1977
d) 4 de enero de 1977
D
DISPOSICIÓN DEROGATORIA
1. Queda derogada la Ley 1/1977, de 4 de enero, para la Reforma Política, así como, en tanto en cuanto no estuvieran ya derogadas por la anteriormente
mencionada Ley, la de Principios del Movimiento Nacional, de 17 de mayo de 1958; el Fuero de los Españoles, de 17 de julio de 1945; el del Trabajo, de 9 de marzo de 1938; la
Ley Constitutiva de las Cortes, de 17 de julio de 1942; la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, de 26 de julio de 1947, todas ellas modificadas por la Ley Orgánica del
Estado, de 10 de enero de 1967, y en los mismos términos esta última y la de Referéndum Nacional de 22 de octubre de 1945.
12. ¿Qué tema regula el Título VIII de la Constitución?
a) El Tribunal Constitucional
b) Reforma constitucional
c) Organización Territorial del Estado
d) Derecho y deberes fundamentales
C
TITULO VIII De la Organización Territorial del Estado
CAPITULO PRIMERO Principios generales
Artículo 137
El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas entidades gozan de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses.
13. ¿Cuántas disposiciones adicionales tiene la Constitución?:
a) cuatro
b) Cinco
c) Siete
d) Nueve
A
DISPOSICIONES ADICIONALES
Primera
La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales.
La actualización general de dicho régimen foral se llevará a cabo, en su caso, en el marco de la Constitución y de los Estatutos de Autonomía.
Segunda
La declaración de mayoría de edad contenida en el artículo 12 de esta Constitución no perjudica las situaciones amparadas por los derechos forales en el ámbito del Derecho
privado.
Tercera
La modificación del régimen económico y fiscal del archipiélago canario requerirá informe previo de la Comunidad Autónoma o, en su caso, del órgano provisional
autonómico.
Cuarta
En las Comunidades Autónomas donde tengan su sede más de una Audiencia Territorial, los Estatutos de Autonomía respectivos podrán mantener las existentes, distribuyendo
las competencias entre ellas, siempre de conformidad con lo previsto en la Ley Orgánica del Poder Judicial y dentro de la unidad e independencia de éste.
14. ¿Cuál de las siguientes no es característica de la Constitución española?
a) Es la norma suprema del ordenamiento jurídico español
b) Ninguna otra ley puede ir en contra de ella
c) Es una norma democrática.
d) Es una norma otorgada
D
Otorgar: Del lat. *auctoricare, de auctorare. 1. tr. Consentir, condescender o conceder una cosa que se pide o se pregunta. 2. Hacer merced y gracia de una cosa. 3. Der.
Disponer, establecer, ofrecer, estipular o prometer una cosa. Se usa por lo común cuando interviene solemnemente la fe notarial.
15. Según la actual Constitución española, la educación es:
a) Un derecho fundamental
b) Un derecho y un deber
c) Un deber para todos los ciudadanos
d) Una de las libertades públicas reconocidas en la Constitución
B
Artículo 27
1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades
fundamentales.
3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores
afectados y la creación de centros docentes.
113
6. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales.
7. Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los
términos que la ley establezca.
8. Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las leyes.
9. Los poderes públicos ayudarán a los centros docentes que reúnan los requisitos que la ley establezca.
10. Se reconoce la autonomía de las Universidades, en los términos que la ley establezca.
16. El idioma oficial del Estado español es:
a) El Castellano
b) El Español
c) El Castellano y los idiomas autonómicas en los estatutos de autonomía
d) El Español y los idiomas autonómicos en los estatutos de autonomía
A
Artículo 3
1. El castellano es la lengua española oficial
del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.
3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.
17. El poder Judicial dentro de la Constitución está en:
a) Título VI
b) Título II
c) Título III
d) Título IV
A
TITULO VI Del Poder Judicial
Artículo 117
1. La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y
sometidos únicamente al imperio de la ley. (...)
18. Las Fuerzas Armadas están constituidas por tres ejércitos que son:
a) Tierra, infantería y aire
b) Tierra, aire y mar
c) Tierra, armada y aire
d) Infantería y aire
C
Artículo 8
1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército
soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.
2. Una ley orgánica regulará las bases de la organización militar conforme a los principios de la presente Constitución.
del Aire , tienen como misión garantizar la
19. El mando supremo de las fuerzas armadas lo ejerce:
a) Alto Estado Mayor del Ejército
b) El Rey
c) El Ministro de defensa
d) Depende del ejército que se trate
B
Artículo 62
Corresponde al Rey: a) Sancionar y promulgar leyes. b) Convocar y disolver las Cortes Generales y convocar elecciones en los términos previstos en la Constitución. c)
Convocar a referéndum en los casos previstos en los casos previstos en la Constitución. d) Proponer el candidato a Presidente del Gobierno y, en su caso, nombrarlo, así como
poner fin a sus funciones en los términos previstos en la Constitución. e) Nombrar y separar a los miembros del Gobierno, a propuesta de su Presidente. f) Expedir los decretos
acordados en el Consejo de Ministros, conferir los empleos civiles y militares y conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes. g) Ser informado de los asuntos de
Estado y presidir, a estos efectos, las sesiones del Consejo de Ministros, cuando lo estime oportuno, a petición del Presidente del Gobierno. h) El mando supremo de
las Fuerzas Armadas. i) Ejercer el derecho de gracia con arreglo a la ley, que no podrá autorizar indultos generales. i) El Alto Patronazgo de las Reales Academias.
20. Con la Constitución actual española:
a) Se derogó toda la legislación anterior a su aprobación
b) No se derogó ninguna norma anterior a su aprobación
c) Se derogó únicamente las disposiciones que la contradecían
d) La Constitución no trata este tema
C
DISPOSICIÓN DEROGATORIA
1. Queda derogada la Ley 1/1977, de 4 de enero, para la Reforma Política, así como, en tanto en cuanto no estuvieran ya derogadas por la anteriormente mencionada Ley, la de
Principios del Movimiento Nacional, de 17 de mayo de 1958; el Fuero de los Españoles, de 17 de julio de 1945; el del Trabajo, de 9 de marzo de 1938; la Ley Constitutiva de
las Cortes, de 17 de julio de 1942; la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, de 26 de julio de 1947, todas ellas modificadas por la Ley Orgánica del Estado, de 10 de enero
de 1967, y en los mismos términos esta última y la de Referéndum Nacional de 22 de octubre de 1945.
2. En tanto en cuanto pudiera conservar alguna vigencia, se considera definitivamente derogada la Ley de 25 de octubre de 1839 en lo que pudiera afectar a las provincias de
Álava, Guipúzcoa y Vizcaya.
En los mismos términos se considera definitivamente derogada la Ley de 21 de julio de 1876.
3. Asimismo quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en esta Constitución.
21. ¿De qué trata el Título más corto de la Constitución?
a) Economía y Hacienda
b) Tribunal Constitucional
114
c) La Corona
d) La Reforma Constitucional
D
TITULO X De la reforma constitucional
Artículo 166
La iniciativa de reforma constitucional se ejercerá en los términos previstos en los apartados 1 y 2 del artículo 87.
Artículo 167
1. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las Cámaras. Si no hubiera acuerdo entre ambas, se intentará
obtenerlo mediante la creación de una Comisión de composición paritaria de Diputados y Senadores, que presentará un texto que será votado por el Congreso y el Senado.
2. De no haberse logrado la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior, y siempre que el texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del
Senado, el Congreso, por mayoría de dos tercios, podrá aprobar la reforma.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su aprobación,
una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras.
Artículo 168
1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Titulo preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se
procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas
Cámaras.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.
Artículo 169
No podrá iniciarse la reforma constitucional en tiempo de guerra o de vigencia de alguno de los estados previstos en el artículo 116.
22. ¿Cuántos títulos tiene la Constitución?
a) Título Preliminar y 10 Títulos
b) Título preliminar y 11 Títulos
c) 10 Títulos
d) 11 Títulos
A
Título Preliminar
Título I de los derechos y deberes fundamentales
Título II de la Corona
Título III de las Cortes Generales
Título IV del Gobierno y de la Administración
Título V de las relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales
Título VI del Poder Judicial
Título VII Economía y Hacienda
Título VIII de la Organización Territorial del Estado
Título IX del Tribunal Constitucional
Título X de la reforma Constitucional
23. El principio de jerarquía normativa reconocido en la Constitución significa:
a) Una norma superior no puede ir en contra de una inferior.
b) Una normar de rango inferior no puede ir en contra de otra de rango superior.
c) Las normas dictadas por las Cortes son siempre superiores al resto
d) Todas son falsas.
B
24. El Defensor del Pueblo, es nombrado por:
a) El Rey para un período de cuatro años
b) El Rey para un período de cinco años
c) Las Cortes Generales, para un período de cinco años
d) Las Cortes Generales, para un período de cuatro años
C
Artículo 54 CE
Una ley orgánica regulará la institución del Defensor del Pueblo, como alto comisionado de las Cortes Generales, designado por éstas para la defensa de los derechos
comprendidos en este Título, a cuyo efecto podrá supervisar la actividad de la Administración, dando cuenta a las Cortes Generales.
Ley Orgánica 3/1981, de 6 de abril, del Defensor del Pueblo. (BOE 07-05-1981)
Artículo segundo
Uno. El Defensor del Pueblo será elegido por las Cortes Generales para un periodo de cinco años, y se dirigirá a las mismas a través de los Presidentes
del Congreso y del Senado, respectivamente.
Dos. Tanto en el Congreso como en el Senado se designará una Comisión encargada de relacionarse con el Defensor del Pueblo e informar al Pleno en cuantas
ocasiones sea necesario.
Tres. Ambas Comisiones se reunirán conjuntamente cuando así lo acuerde el Presidente del Congreso, y en todo caso y bajo su presidencia, para proponer a los
Plenos de las Cámaras el candidato o candidatos a Defensor del Pueblo Los acuerdos de la Comisión se adoptaran por mayoría simple.
Cuatro. Propuesto el candidato o candidatos, se convocara en termino no inferior a diez días al Pleno del Congreso para que proceda a su elección. Será
designado quien obtuviese una votación favorable de las tres quintas partes de los miembros del Congreso y posteriormente, en un plazo máximo de veinte días,
fuese ratificado por esta misma mayoría del Senado.
Cinco. Caso de no alcanzarse las mencionadas mayorías, se procederá en nueva sesión conjunta de ambas Comisiones, y en el plazo máximo de un mes, a
formular sucesivas propuestas.
En tales casos, una vez conseguida la mayoría de los tres quintos en el Congreso, la designación quedara realizada al alcanzarse la mayoría absoluta del Senado.
Seis. Designado el Defensor del Pueblo se reunirán de nuevo en sesión conjunta las Comisiones del Congreso y del Senado para otorgar su conformidad previa al
nombramiento de los Adjuntos que le sean propuestos por aquel
25. ¿En qué se dividen las disposiciones constitucionales?
a) Artículos
b) Secciones
c) Párrafos
d) Capítulos
115
C
Obsérvese la enumeración de los párrafos: primero, segundo, tercero...
DISPOSICIONES ADICIONALES
Primera
La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales.
La actualización general de dicho régimen foral se llevará a cabo, en su caso, en el marco de la Constitución y de los Estatutos de Autonomía.
Segunda
La declaración de mayoría de edad contenida en el artículo 12 de esta Constitución no perjudica las situaciones amparadas por los derechos forales en el ámbito del Derecho
privado.
Tercera
La modificación del régimen económico y fiscal del archipiélago canario requerirá informe previo de la Comunidad Autónoma o, en su caso, del órgano provisional
autonómico.
Cuarta
En las Comunidades Autónomas donde tengan su sede más de una Audiencia Territorial, los Estatutos de Autonomía respectivos podrán mantener las existentes, distribuyendo
las competencias entre ellas, siempre de conformidad con lo previsto en la Ley Orgánica del Poder Judicial y dentro de la unidad e independencia de éste.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS (...)
26. ¿Cuál de las siguientes está ordenada correctamente según la constitución?:
a) Títulos, secciones, capítulos y artículos
b) Títulos, capítulos, secciones y artículos
c) Títulos, artículos, secciones y capítulos
d) Capítulos, títulos, secciones y artículos
B
TÍTULO PRIMERO
CAPÍTULO SEGUNDO
Sección 1ª
Artículo 15
Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para
tiempos de guerra.
27. Hay una parte de la Constitución que no obliga porque no es derecho ¿cuál?:
a) Preámbulo
b) Título Preliminar
c) Disposiciones
d) Epílogo
A
DON JUAN CARLOS I, REY DE ESPAÑA, A TODOS LOS QUE LA PRESENTE VIEREN Y ENTENDIEREN, SABED: QUE LAS CORTES HAN APROBADO Y EL
PUEBLO ESPAÑOL RATIFICADO LA SIGUIENTE CONSTITUCIÓN:
PREÁMBULO
La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de:
Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo.
Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular.
Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.
Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida.
Establecer una sociedad democrática avanzada, y
Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.
En consecuencia, las Cortes aprueban y el pueblo español ratifica la siguiente
CONSTITUCIÓN (a partir de aquí sí es derecho y se empieza a legislar)
TITULO PRELIMINAR
Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que
(...)
28. ¿Cuánto artículos tiene en total la Constitución?
a) 149
b) 159
c) 169
d) 179
C
Artículo 169
No podrá iniciarse la reforma constitucional en tiempo de guerra o de vigencia de alguno de los estados previstos en el artículo 116.
DISPOSICIONES ADICIONALES
Primera
La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales. (...)
29. La parte orgánica de la Constitución es:
a) Del Título I al IV
b) Del Título II al VI
c) Del Título III al VI
d) Del Título IV al VII
Parte Dogmática
Parte Orgánica
Parte Procedimental
B
Título Preliminar y Título I (Derechos fundamentales y libertades públicas).
Título II al Título IX (Organización de los poderes públicos y sistemas competenciales).
Título X (establece los procedimientos para la reforma de la Constitución).
30. España es un Estado de Derecho, esto significa:
a) Que ninguna norma puede ir en contra de la Constitución
116
b) Que las normas jurídicas las elabora el Poder Legislativo
c) Que los poderes públicos están sometidos a la Ley
d) Todas son ciertas
C
PREÁMBULO
La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de:
Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo.
Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular.
Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.
Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida.
Establecer una sociedad democrática avanzada, y
Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.
En consecuencia, las Cortes aprueban y el pueblo español ratifica la siguiente
31. En una comunidad autónoma el idioma autonómico:
a) Es oficial pero por debajo del castellano
b) Es oficial y al mismo nivel que el castellano
c) Es oficial y está por encima del castellano
d) No es oficial
B
Artículo 3
1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.
3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.
32. El artículo más corto de la Constitución establece:
a) La bandera oficial del Estado
b) La mayoría de edad
c) El idioma oficial del Estado
d) La capital del Estado
D
Artículo 5
La capital del Estado es la villa de Madrid.
33. ¿Por cuál de las siguientes razones las normas jurídicas se publicas?
a) Para que todos tengan conocimiento de que han sido dictadas
b) Para que estén recogidas de una forma escrita
c) Para que el Rey las pueda sancionar
d) Todas son ciertas
A
34. Si España es única e indisoluble, ¿cuál de las siguientes afirmaciones es verdadera?
a) Se reconoce el derecho a la autodeterminación
b) Es constitucional la independencia territorial
c) Es constitucional la autonomía de los territorios españoles
d) Se garantiza la formación de un Estado Federal
C
Artículo 2
La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y
reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.
35. ¿Cuándo entró en vigor la Constitución?
a) El día de su sanción
b) Cuando fue publicada
c) El 6 de diciembre de 1978
d) El día de su aprobación
B
DISPOSICIÓN FINAL
Esta Constitución entrará en vigor el mismo día de la publicación de su texto en el Boletín Oficial del Estado. Se publicará también en las demás
lenguas de España.
36. ¿En qué Título de la Constitución está el artículo más largo?
a) Título VI
b) Título VII
c) Título VIII
d) Título IX
C
TITULO VIII De la Organización Territorial del Estado
117
CAPITULO SEGUNDO De la Administración Local
Artículo 149
1. El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias: 1. La regulación de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el
ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales. 2. Nacionalidad, inmigración, emigración, extranjería y derecho de asilo. 3. Relaciones
internacionales. 4. Defensa y Fuerzas Armadas. 5. Administración de Justicia. 6. Legislación mercantil, penal y penitenciaria; legislación procesal, sin perjuicio de las necesarias
especialidades que en este orden se deriven de las particularidades del derecho sustantivo de las Comunidades Autónomas. 7. Legislación laboral; sin perjuicio de su ejecución
por los órganos de las Comunidades Autónomas. 8. Legislación civil, sin perjuicio de la conservación, modificación y desarrollo por las Comunidades Autónomas de los
derechos civiles, forales o especiales, allí donde existan. En todo caso, las reglas relativas a la aplicación y eficacia de las normas jurídicas, relaciones jurídico-civiles relativas a
las formas de matrimonio, ordenación de los registros e instrumentos públicos, bases de las obligaciones contractuales, normas para resolver los conflictos de leyes y
determinación de las fuentes del derecho, con respeto, en este último caso, a las normas de derecho foral o especial. 9. Legislación sobre propiedad intelectual e industrial. 10.
Régimen aduanero y arancelario; comercio exterior. 11. Sistema monetario: divisas, cambio y convertibilidad; bases de la ordenación de crédito, banca y seguros. 12.
Legislación sobre pesas y medidas, determinación de la hora oficial. 13. Bases y coordinación de la planificación general de la actividad económica. 14. Hacienda general y
Deuda del Estado. 15. Fomento y coordinación general de la investigación científica y técnica. 16. Sanidad exterior. Bases y coordinación general de la sanidad. Legislación
sobre productos farmacéuticos. 17. Legislación básica y régimen económico de la Seguridad Social, sin perjuicio de la ejecución de sus servicios por las Comunidades
Autónomas. 18. Las bases de régimen jurídico de las Administraciones públicas y del régimen estatutario de sus funcionarios que, en todo caso, garantizarán a los administrados
un tratamiento común ante ellas; el procedimiento administrativo común, sin perjuicio de las especialidades derivadas de la organización propia de las Comunidades
Autónomas; legislación sobre expropiación forzosa; legislación básica sobre contratos y concesiones administrativas y el sistema de responsabilidad de todas las
Administraciones públicas. 19. Pesca marítima, sin perjuicio de las competencias que en la ordenación del sector se atribuyan a las Comunidades Autónomas. 20. Marina
mercante y abanderamiento de buques; iluminación de costas y señales marítimas; puertos de interés general; aeropuertos de interés general; control del espacio aéreo, tránsito y
transporte aéreo, servicio meteorológico y matriculación de aeronaves. 21. Ferrocarriles y transportes terrestres que transcurran por el territorio de más de una Comunidad
Autónoma; régimen general de comunicaciones; tráfico y circulación de vehículos de motor; correos y telecomunicaciones; cables aéreos, submarinos y radiocomunicación. 22.
La legislación, ordenación y concesión de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurran por más de una Comunidad Autónoma, y la autorización de
instalaciones eléctricas cuando su aprovechamiento afecte a otra Comunidad o el transporte de energía salga de su ámbito territorial. 23. Legislación básica sobre protección del
medio ambiente, sin perjuicio de las facultades de las Comunidades Autónomas de establecer normas adicionales de protección. La legislación básica sobre montes,
aprovechamientos forestales y vías pecuarias. 24. Obras públicas de interés general o cuya realización afecte a más de una Comunidad Autónoma. 25. Bases de régimen minero
y energético. 26. Régimen de producción, comercio, tenencia y uso de armas y explosivos. 27. Normas básicas del régimen de prensa, radio y televisión y, en general, de todos
los medios de comunicación social, sin perjuicio de las facultades que en su desarrollo y ejecución correspondan a las Comunidades Autónomas. 28. Defensa del patrimonio
cultural, artístico y monumental español contra la exportación y la expoliación; museos, bibliotecas y archivos de titularidad estatal, sin perjuicio de su gestión por parte de las
Comunidades Autónomas. 29. Seguridad pública, sin perjuicio de la posibilidad de creación de policías por las Comunidades Autónomas en la forma que se establezca en los
respectivos Estatutos en el marco de lo que disponga una ley orgánica. 30. Regulación de las condiciones de obtención, expedición y homologación de títulos académicos y
profesionales y normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución, a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los poderes públicos en esta
materia. 31. Estadística para fines estatales. 32. Autorización para la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum.
2. Sin perjuicio de las competencias que podrán asumir las Comunidades Autónomas, el Estado considerará el servicio de la cultura como deber y atribución esencial y facilitará
la comunicación cultural entre las Comunidades Autónomas, de acuerdo con ellas.
3. La materias no atribuidas expresamente al Estado por esta Constitución podrán corresponder a las Comunidades Autónomas, en virtud de sus respectivos Estatutos. La
competencia sobre las materias que no se hayan asumido por los Estatutos de Autonomía corresponderá al Estado, cuyas normas prevalecerán, en caso de conflicto, sobre las de
las Comunidades Autónomas en todo lo que no esté atribuido a la exclusiva competencia de éstas. El derecho estatal será, en todo caso, supletorio del derecho de las
Comunidades Autónomas.
37. Las distintas franjas de la bandera constitucional son:
a) De la misma anchura
b) La del centro doble de ancho que las de los extremos
c) Las de los extremos el doble de anchas que la central
d) Las de los extremos el doble de las superiores
B
Artículo 4
1. La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas.
2. Los estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas. Estas se utilizarán junto a la bandera de España en sus edificios públicos y en sus
actos oficiales.
38. El pluralismo político quiere decir que:
a) Los ciudadanos se afilian libremente en los partidos políticos
b) Existe libertad de creación de partidos políticos
c) Existe libertad de creación de partidos políticos y sindicatos
d) Todas ellas son ciertas
B
Artículo 6
Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental
para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y
funcionamiento deberán ser democráticos.
39. La Constitución se divide en diferentes apartados porque:
a) Cada parte tiene una importancia diferente
b) Hay una parte obligatoria y otra que no lo es
c) Para diferenciar la parte orgánica de la dogmática
d) Por razones de orden y clasificación
D
40. ¿En qué parte de la Constitución están contenidos los principios básicos?
a) Título preliminar
b) Preámbulo
c) Título I
d) Disposiciones
A
TITULO PRELIMINAR
Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el
pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
Artículo 2
La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la
autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.
118
Artículo 3
1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.
3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.
Artículo 4
1. La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas.
2. Los estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas. Estas se utilizarán junto a la bandera de España en sus edificios públicos y en sus
actos oficiales.
Artículo 5
La capital del Estado es la villa de Madrid.
Artículo 6
Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación
política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.
Artículo 7
Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios. Su creación y
el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.
Artículo 8
1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender
su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.
2. Una ley orgánica regulará las bases de la organización militar conforme a los principios de la presente Constitución.
Artículo 9
1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.
2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas;
remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.
3. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o
restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.
41. ¿De dónde emanan los poderes del Estado?
a) De Dios
b) Del Pueblo
c) Del Rey
d) De los poderes públicos
B
TITULO PRELIMINAR
Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el
pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado .
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
42. Los ciudadanos participan en la gestión política de la comunidad porque España es:
a) Estado social
b) Estado democrático
c) Estado constitucional
d) Estado de derecho
B
TITULO PRELIMINAR
Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho , que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la
justicia, la igualdad y el pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
43. La Constitución actual ha sido superada en extensión por la de:
a) 1812
b) 1831
c) 1856
d) 1939
A
La Pepa, texto aprobado por las Cortes de Cádiz el 19 de marzo de 1812, contaba con 384 artículos.
44. La Constitución fue aprobada:
a) 6 de diciembre del 78
b) 30 de diciembre del 78
c) 31 de diciembre del 78
d) 31 de octubre del 78
D
Aprobada por las Cortes en Sesiones Plenarias del Congreso de los Diputados y del Senado celebradas el 31 de Octubre de 1978.
Ratificada por el Pueblo Español en Referéndum de 6 de Diciembre de 1978.
Sancionada por S.M. el Rey ante las Cortes el 27 de Diciembre de 1978.
45. El único Título que se divide en secciones es:
a) Título I
b) Título III
c) Título VIII
d) Todos los Títulos se dividen en secciones
119
A
Título I
Capítulo I.
Capítulo II.
Sección 1ª.
Sección 2ª.
Capítulo III.
Capítulo IV.
Capítulo V.
De los derechos y deberes fundamentales. (art. 10-55).
De los españoles y los extranjeros.
Derechos y deberes de los ciudadanos.
Derechos fundamentales y libertades públicas.
Derechos y deberes de los ciudadanos.
Principios rectores de la política social y económica.
Garantía de las libertades y derechos fundamentales.
De la suspensión de los derechos y libertades.
El Título I es el más largo con 5 Capítulos.
46. España es un estado social porque:
a) La sociedad tiene reconocidos una serie de derechos
b) La sociedad participa en la vida pública
c) Los poderes públicos procurarán mayor justicia social
d) La sociedad está sometida a la ley y al derecho
C
47. España se convirtió en una democracia con:
a) La muerte del anterior Jefe de Estado
b) La ley para la reforma política
c) La Constitución del 1978
d) El nombramiento del Rey como Jefe del Estado
B
Ley 1/1977, de 4 de enero, para la Reforma Política
48. El Título VIII de la Constitución se divide en:
a) 3 Capítulos
b) 5 Capítulos
c) 3 Secciones
d) 5 Secciones
A
Título VIII
Capítulo I.
Capítulo II.
Capítulo III.
De la organización territorial del Estado (art. 137-158) El ARTÍCULO 149 es el más largo
Principios Generales.
De la Administración Local.
De las Comunidades Autónomas.
49. La elaboración de la Constitución siguió el siguiente orden cronológico:
a) Aprobación, sanción, publicación y referéndum
b) Sanción, publicación, aprobación y referéndum
c) Aprobación, referéndum, sanción y publicación
d) Sanción, aprobación, referéndum y publicación.
C
Aprobada por las Cortes en Sesiones Plenarias del Congreso de los Diputados y del Senado celebradas el 31 de Octubre de 1978.
Ratificada por el Pueblo Español en Referéndum de 6 de Diciembre de 1978.
Sancionada por S.M. el Rey ante las Cortes el 27 de Diciembre de 1978.
Publicación en el Boletín Oficial del Estado y su entrada en vigor según prescribe su Disposición final, el 29 de Diciembre de 1978
27-8(Agosto)-1992
Reforma (única) de la Constitución en su art.13.2, por la que se reconoce el derecho de sufragio pasivo, en elecciones municipales
(exclusivamente) a los extranjeros de la Unión Europea (y demás países atendiendo a criterios de reciprocidad) residentes en España, como consecuencia del tratado de
Maastrich.
50. ¿Cuál de los siguientes temas no es objeto de regulación constitucional?
a) Reforma constitucional
b) Tribunal Supremo
c) Tribunal Constitucional
d) El Gobierno y la Administración
B
Título X de la reforma constitucional
Título IX del Tribunal Constitucional
Título IV del Gobierno y la Administración
120
Tema 2. Organización territorial del Estado. El Estatuto de Autonomía de
la Comunidad Autónoma de Madrid.
1.
a)
b)
c)
d)
España se organiza territorialmente en:
Municipios, Provincias, islas y comunidades autónomas
Municipios, comarcas, mancomunidades y provincias
Municipios, provincias y comunidades autónomas
Municipios, diputaciones y comunidades autónomas
C
TITULO VIII De la Organización Territorial del Estado
CAPITULO PRIMERO Principios generales
Artículo 137
El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas
entidades gozan de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses.
2.
a)
b)
c)
d)
El estatuto de autonomía de Madrid fue aprobado mediante:
Ley ordinaria
Decreto ley
Decreto legislativo
Ley orgánica
D
La Provincia de Madrid se constituyó en CA. por la Vía del Artículo 144 de la Constitución;
Las Cortes Generales, mediante ley orgánica, podrán, por motivos de interés nacional:
a) Autorizar la constitución de una comunidad autónoma cuando su ámbito territorial no supere el de una provincia y
no reúna las condiciones del apartado 1 del artículo 143. b) Autorizar o acordar, en su caso, un Estatuto de autonomía para territorios que no estén
integrados en la organización provincial. c) Sustituir la iniciativa de las Corporaciones locales a que se refiere el apartado 2 del artículo 143.
Ley Orgánica 3/1983, de 25 de febrero, de Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid, (BOE 1 de marzo de 1983)
Sus 3 modificaciones son también Ley Orgánica:

Ley Orgánica 2/1991, de 13 de marzo (B.O.E. 14-03-1991)

Ley Orgánica 10/1994, de 24 de marzo (BOE 25 de marzo de 1994)

Ley Orgánica 5/1998, de 7 de julio (BOE 8 de julio de 1998).
3.
a)
b)
c)
d)
¿Cuál de los siguientes órganos no ejerce un control sobre la Comunidad de Madrid?:
Tribunal Constitucional
Tribunal Supremo
Tribunal de Cuentas
Tribunales de lo Contencioso - administrativo
B
Constitución de 1978. Artículo 152.
El control de la actividad de los órganos de las Comunidades Autónomas se ejercerá:
a) Por el Tribunal Constitucional, el relativo a la constitucionalidad de sus disposiciones normativas con fuerza de ley.
b) Por el Gobierno, previo dictamen del Consejo de Estado, el del ejercicio de funciones delegadas a que se refiere el
apartado 2 del artículo 150.
c) Por la jurisdicción contencioso - administrativa, el de la administración autónoma y sus normas reglamentarias.
d) Por el Tribunal de Cuentas, el económico y presupuestario.
4.
a)
b)
c)
d)
La entidad territorial menor y básica de la organización territorial del Estado es:
El municipio
La isla
La pedanía
La provincia
A
Artículo 3. LRBRL 7/85
1. Son Entidades locales
territoriales:
a) El Municipio.
b) La Provincia.
c) La Isla en los archipiélagos balear y canario.
2. Gozan, asimismo, de la condición de Entidades locales:
a) Las Entidades de ámbito territorial inferior al municipal, instituidas o reconocidas por las Comunidades Autónomas, conforme al artículo 45 de esta Ley.
b) Las Comarcas u otras Entidades que agrupen varios Municipios, instituidas por las Comunidades Autónomas de conformidad con esta Ley y los correspondientes Estatutos
de Autonomía.
c) Las Áreas Metropolitanas.
d) Las Mancomunidades de Municipios.
TÍTULO PRIMERO. LRBRL 7/85
DISPOSICIONES GENERALES.
Artículo 1.
1. Los Municipios son entidades básicas de la organización territorial del Estado
y cauces inmediatos de participación ciudadana en los asuntos
públicos, que institucionalizan y gestionan con autonomía los intereses propios de las correspondientes colectividades.
2. La Provincia y, en su caso, la Isla gozan, asimismo, de idéntica autonomía para la gestión de los intereses respectivos.
121
TITULO VIII De la Organización Territorial del Estado Constitución 1978
CAPITULO PRIMERO Principios generales
Artículo 137
El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas entidades gozan
de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses.
5.
a)
b)
c)
d)
Los elementos constitutivos de la provincia son:
Territorio, organización e institución
Población, territorio y gestión
Autonomía, gestión y población
Territorio, población y organización
D
Artículo 1 LRBRL
1. Los Municipios son entidades básicas de la organización territorial del Estado y cauces inmediatos de participación ciudadana en los asuntos públicos, que
institucionalizan y gestionan con autonomía los intereses propios de las correspondientes colectividades.
2. La Provincia y, en su caso, la Isla gozan, asimismo, de idéntica autonomía para la gestión de los intereses respectivos .
Artículo 11 LRBRL
1. El Municipio es la Entidad local básica de la organización territorial del Estado. Tiene personalidad jurídica y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.
2. Son elementos del Municipio el territorio, la población y la organización.
6.
a)
b)
c)
d)
No es un principio general de la organización territorial del Estado:
Autonomía para la gestión de sus respectivos intereses
Libertad de circulación
Solidaridad entre nacionalidades y regiones
Todos lo son
D
TITULO VIII De la Organización Territorial del Estado
CAPITULO PRIMERO Principios generales
Artículo 137 CE
El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas entidades gozan de autonomía
para la gestión de sus respectivos intereses
Artículo 138 CE
1. El Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad consagrado en el artículo 2 de la Constitución, velando por el establecimiento de las diversas partes
del territorio español, y atendiendo en particular a las circunstancias del hecho insular.
2. Las diferencias entre los Estatutos de las distintas Comunidades Autónomas no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos o sociales
Artículo 2
La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el
derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran
y la solidaridad entre todas ellas.
Artículo 139 CE
1. Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte de territorio del Estado.
2. Ninguna autoridad podrá adoptar medidas que directa o indirectamente obstaculicen la libertad de circulación y establecimiento de las personas y la libre
circulación de bienes en todo el territorio español.
7. ¿Cuántas provincias existen actualmente?
a) 49
b) 49, Ceuta y Melilla
c) 50
d) 50, Ceuta y Melilla
D
8. ¿Qué competencias tuvieron las comunidades autónomas que accedieron a la autonomía por la
vía del artículo 143?
a) Las del 148 y pasados cinco años las que no prohibiera el 149
b) Las del 148 y las del 149
c) Las del 148 las que no prohibiera el 149
d) Las del 148 y pasados cinco años las del 149
A
Artículo 143 CE
1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas
comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas con arreglo a lo
previsto en este Título y en los respectivos Estatutos.
2. La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los municipios
cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis meses desde el primer
acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas.
3. La iniciativa, en caso de no prosperar, solamente podrá reiterarse pasados cinco años.
9. El Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid es de fecha:
a) 24 de febrero de 1983
b) 25 de febrero de 1983
c) 24 de enero de 1983
122
d) 25 de enero de 1983
B
Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid, Ley Orgánica
Modificada por:
Ley Orgánica 2/1991, de 13 de marzo (B.O.E. 14-03-1991)
Ley Orgánica 10/1994, de 24 de marzo (BOE 25 de marzo de 1994)
Ley Orgánica 5/1998, de 7 de julio (BOE 8 de julio de 1998).
3/1983, de 25 de febrero. (BOE 1 de marzo de 1983)
10. Según la Constitución podrían convertirse en Comunidad Autónoma las provincias únicas con:
a) Entidad regional suficiente
b) Entidad regional histórica
c) Entidad regional tradicional
d) Entidad autonómica histórica
B
CAPITULO TERCERO De las Comunidades Autónomas
Artículo 143 CE
1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias limítrofes con características históricas, culturales y
económicas comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades
Autónomas con arreglo a lo previsto en este Título y en los respectivos Estatutos.
2. La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los municipios
cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis meses desde el primer
acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas.
3. La iniciativa, en caso de no prosperar, solamente podrá reiterarse pasados cinco años.
11. ¿Quién puede alterar límites municipales? :
a) La Comunidad Autónoma correspondiente
b) Las Cortes por Ley orgánica
c) Las Cortes por Ley ordinaria
d) Los Municipios interesados
A
Artículo 26 Estatuto CAM
1. La Comunidad de Madrid, en los términos establecidos en el presente Estatuto, tiene competencia exclusiva en las siguientes materias:
1.1. Organización, régimen y funcionamiento de sus instituciones de autogobierno.
1.2. Creación o supresión de municipios, alteración de los términos municipales comprendidos en su territorio y creación de circunscripciones
territoriales propias, en los términos previstos en el artículo 3 del presente Estatuto.
1.3. Procedimiento administrativo derivado de las especialidades de la organización propia. (...)
Artículo 13 LRBRL 7/85
1. La creación o supresión de Municipios, así como la alteración de términos municipales, se regulará por la legislación de
las Comunidades Autónomas sobre régimen local. Requerirán en todo caso audiencia de los Municipios interesados y dictamen del Consejo de Estado o del órgano
consultivo superior de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, si existiere. Simultáneamente a la petición de este dictamen se dará conocimiento a la
Administración del Estado.
2. La creación de nuevos Municipios sólo podrá realizarse sobre la base de núcleos de población territorialmente diferenciados y siempre que los Municipios resultantes cuenten
con recursos suficientes para el cumplimiento de las competencias municipales y no suponga disminución en la calidad de los servicios que venían siendo prestados.
3. Sin perjuicio de las competencias de las Comunidades Autónomas, el Estado, atendiendo a criterios geográficos, sociales, económicos y culturales, podrá establecer medidas
que tiendan a fomentar la fusión de Municipios con el fin de mejorar la capacidad de gestión de los asuntos públicos locales.
12. No pudo constituirse como Comunidad Autónoma:
a) Las Islas
b) Las Provincias con entidad regional histórica
c) Dos provincias no limítrofes
d) Todas podían
C
CAPITULO TERCERO De las Comunidades Autónomas
Artículo 143 CE
1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias
limítrofes con características históricas, culturales y
económicas comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades
Autónomas con arreglo a lo previsto en este Título y en los respectivos Estatutos.
2. La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los
municipios cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis meses desde
el primer acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas.
3. La iniciativa, en caso de no prosperar, solamente podrá reiterarse pasados cinco años.
13. Las estrellas de la bandera autonómica representan:
a) La Osa Mayor
b) Las siete colinas de Madrid
c) La Osa Menor
d) No tiene ningún significado concreto
C
Ver Temario Santa Teresa
14. Un Estatuto de autonomía no tiene que contener necesariamente:
a) La sede de sus instituciones de autogobierno
b) La delimitación de su territorio
c) La bandera y el himno de la Comunidad
d) Todas las especificaciones son necesarias en un Estatuto de autonomía.
123
C
Artículo 4 CE
1. La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas.
2. Los estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas . Estas se utilizarán junto a la bandera de
España en sus edificios públicos y en sus actos oficiales.
Artículo 147 CE
1. Dentro de los términos de la presente Constitución, los Estatutos serán la norma institucional básica de cada Comunidad Autónoma y el Estado los reconocerá y amparará
como parte integrante de su ordenamiento jurídico.
2. Los Estatutos de autonomía deberán contener:
a) La denominación de la Comunidad que mejor corresponda a su identidad histórica.
b) La delimitación de su territorio.
c) La denominación, organización y sede de las instituciones autónomas propias.
d) Las competencias asumidas dentro del marco establecido en la Constitución y las bases para el traspaso de los servicios correspondientes a las mismas.
3. La reforma de los Estatutos se ajustará: al procedimiento establecido en los mismos y requerirá, en todo caso, la aprobación por las Cortes Generales, mediante ley orgánica.
15. ¿Quién elige al presidente de la Comunidad de Madrid?
a) El Consejo de Gobierno
b) El Gobierno
c) Se elige en elecciones autonómicas
d) El Rey
B
Por eliminación elegimos la más correcta.
Artículo 16 Estatuto CAM
1. La Asamblea elige, de entre sus miembros, al Presidente de la Comunidad de Madrid y controla la acción del Gobierno y de su Presidente.
2. El Reglamento establecerá las iniciativas parlamentarias que permitan a la Asamblea ejercer el control ordinario del Gobierno y obtener del mismo y de la Administración de
la Comunidad la información precisa para el ejercicio de sus funciones. El Reglamento regulará, asimismo, el procedimiento a seguir para la aprobació n por la Asamblea, en el
ejercicio de sus funciones de impulso, orientación y control de la acción de gobierno, de resoluciones o mociones de carácter no legislativo.
3. Corresponde, igualmente, a la Asamblea: (...)
16. La bandera de la Comunidad de Madrid:
a) Se estableció por Ley de las Cortes Generales
b) Se estableció por Real Decreto
c) Es roja carmesí, con siete estrellas en blanco, de cinco puntas
d) Todas las respuestas son correctas
C
4. 1. La Bandera de la Comunidad de Madrid es roja carmesí, con siete estrellas
del lienzo.
2. El Escudo de la Comunidad de Madrid se establece por ley de la Asamblea.
3. La Comunidad de Madrid tiene Himno propio, siendo éste establecido por ley de la Asamblea.
4. Se declara Fiesta de la Comunidad de Madrid el día dos de mayo.
en blanco, de cinco puntas, colocadas cuatro y tres en el centro
17. El cabildo es un órgano de Gobierno:
a) Autonómico
b) Provincial
c) Municipal
d) Insular
B
Artículo 41. LRBRL
1. Los Cabildos, como órgano de gobierno, administración y representación de cada Isla, se rigen por las normas de esta Ley que regulan
la organización
y funcionamiento de las Diputaciones Provinciales, asumiendo las competencias de éstas, sin perjuicio de las que les corresponden por su
legislación específica.
2. En el Archipiélago Canario subsisten las Mancomunidades Provinciales Interinsulares exclusivamente como órgano de representación y expresión de los intereses
provinciales. Integran dichos órganos los Presidentes de los Cabildos Insulares de las Provincias correspondientes, presidiéndolos el del Cabildo de la Isla en que se halle la
capital de la Provincia.
3. Los Consejos Insulares de las Islas Baleares, a los que son de aplicación las normas de esta Ley que regulan la organización y funcionamiento de las Diputaciones
Provinciales, asumen sus competencias de acuerdo con lo dispuesto en esta Ley y las que les correspondan de conformidad con el Estatuto de Autonomía de Baleares.
18. ¿Qué requisito es indispensable para ser nombrado diputado provincial?:
a) Ser concejal de alguno de los municipios que formen parte de la provincia a la que pertenece la
diputación
b) Ser elegido democráticamente en las elecciones convocadas al efecto
c) Ser miembro de la diputación perramente de la Asamblea de la Comunidad de Madrid
d) Ser elegido por libre designación por el Presidente de la Diputación
A
Al no existir elecciones provinciales, los diputados provinciales han de ser concejales electos en algún municipio de la misma. LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO,
DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
19. Ceuta y Melilla:
a) Son Comunidades Autónomas
b) Están integradas en la Comunidad Autónoma de Andalucía
c) No son Comunidades y no está previsto que lo sean nunca
d) Las Cortes las podrán convertir mediante una Ley Orgánica
A
124
Actualmente Ceuta y Melilla ya tiene un Estatuto de Autonomía desarrollado:
Ley Orgánica 1/1995, de 13 de marzo, de Estatuto de Autonomía de Ceuta. BOE nº 62 de 14 de marzo de 1995
Ley Orgánica 2/1995, de 13 de marzo, de Estatuto de Autonomía de Melilla. BOE nº 62 de 14 de marzo de 1995
Se denominan Ciudad Autonómica de Ceuta y Ciudad Autonómica de Melilla. Ambos estatutos fueron desarrollados según la Vía
del Artículo 144 de la Constitución:
Artículo 144 CE
Las Cortes Generales, mediante ley orgánica, podrán, por motivos de interés nacional:
a) Autorizar la constitución de una comunidad autónoma cuando su ámbito territorial no supere el de una provincia y no reúna las condiciones del apartado 1 del artículo 143. b)
Autorizar o acordar, en su caso, un Estatuto de autonomía para territorios que no estén integrados en la organización provincial. c) Sustituir la iniciativa de las Corporaciones
locales a que se refiere el apartado 2 del artículo 143.
20. El Padrón es un documento público en el que constan los datos de:
a) Todos los españoles y mayores de edad
b) Todos los españoles independientemente de su edad
c) Todos los que residan habitualmente en un municipio
d) Todos los que estén en un municipio
C
Artículo 16. LRBRL
1. El Padrón municipal es el registro administrativo donde constan los vecinos de un municipio. Sus datos constituyen prueba de la residencia en el municipio y del
domicilio habitual en el mismo. Las certificaciones que de dichos datos se expidan tendrán carácter de documento público y fehaciente para todos los
efectos administrativos.
2. La inscripción en el Padrón municipal contendrá como obligatorios sólo los siguientes datos:
a) Nombre y apellidos. b) Sexo. c) Domicilio habitual. d) Nacionalidad. e) Lugar y fecha de nacimiento. f) Número de Documento Nacional de Identidad o, tratándose de
extranjeros, del documento que lo sustituya. g) Certificado o título escolar o académico que se posea. h) Cuantos otros datos puedan ser necesarios para la elaboración del Censo
Electoral, siempre que se garantice el respeto a los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución.
3. Los datos del Padrón municipal se cederán a otras Administraciones Públicas que lo soliciten sin consentimiento previo del afectado solamente cuando les sean necesarios
para el ejercicio de sus respectivas competencias, y exclusivamente para asuntos en los que la residencia o el domicilio sean datos relevantes. También pueden servir para
elaborar estadísticas oficiales sometidas al secreto estadístico, en los términos previstos en la Ley 12/1989, de 9 de mayo, de la Función Estadística Pública.
Fuera de estos supuestos, los datos del Padrón son confidenciales y el acceso a los mismos se regirá por lo dispuesto en la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre, de Regulación
del Tratamiento Automatizado de los Datos de Carácter Personal y en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del
Procedimiento Administrativo Común. (Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996, de 10 de enero).
21 ¿En qué artículo de la Constitución se encuentran las competencias exclusivas del Estado?
a) 146
b) 149
c) 159
d) 149
B
Artículo 149 CE
1. El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias: 1. La regulación de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el
ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales. 2. Nacionalidad, inmigración, emigración, extranjería y derecho de asilo. 3. Relaciones
internacionales. 4. Defensa y Fuerzas Armadas. 5. Administración de Justicia. 6. Legislación mercantil, penal y penitenciaria; legislación procesal, sin perjuicio de las necesarias
especialidades que en este orden se deriven de las particularidades del derecho sustantivo de las Comunidades Autónomas. 7. Legislación laboral; sin perjuicio de su ejecución
por los órganos de las Comunidades Autónomas. 8. Legislación civil, sin perjuicio de la conservación, modificación y desarrollo por las Comunidades Autónomas de los
derechos civiles, forales o especiales, allí donde existan. En todo caso, las reglas relativas a la aplicación y eficacia de las normas jurídicas, relaciones jurídico-civiles relativas a
las formas de matrimonio, ordenación de los registros e instrumentos públicos, bases de las obligaciones contractuales, normas para resolver los conflictos de leyes y
determinación de las fuentes del derecho, con respeto, en este último caso, a las normas de derecho foral o especial. 9. Legislación sobre propiedad intelectual e industrial. 10.
Régimen aduanero y arancelario; comercio exterior. 11. Sistema monetario: divisas, cambio y convertibilidad; bases de la ordenación de crédito, banca y seguros. 12.
Legislación sobre pesas y medidas, determinación de la hora oficial. 13. Bases y coordinación de la planificación general de la actividad económica. 14. Hacienda general y
Deuda del Estado. 15. Fomento y coordinación general de la investigación científica y técnica. 16. Sanidad exterior. Bases y coordinación general de la sanidad. Legislación
sobre productos farmacéuticos. 17. Legislación básica y régimen económico de la Seguridad Social, sin perjuicio de la ejecución de sus servicios por las Comunidades
Autónomas. 18. Las bases de régimen jurídico de las Administraciones públicas y del régimen estatutario de sus funcionarios que, en todo caso, garantizarán a los administrados
un tratamiento común ante ellas; el procedimiento administrativo común, sin perjuicio de las especialidades derivadas de la organización propia de las Comunidades
Autónomas; legislación sobre expropiación forzosa; legislación básica sobre contratos y concesiones administrativas y el sistema de responsabilidad de todas las
Administraciones públicas. 19. Pesca marítima, sin perjuicio de las competencias que en la ordenación del sector se atribuyan a las Comunidades Autónomas. 20. Marina
mercante y abanderamiento de buques; iluminación de costas y señales marítimas; puertos de interés general; aeropuertos de interés general; control del espacio aéreo, tránsito y
transporte aéreo, servicio meteorológico y matriculación de aeronaves. 21. Ferrocarriles y transportes terrestres que transcurran por el territorio de más de una Comunidad
Autónoma; régimen general de comunicaciones; tráfico y circulación de vehículos de motor; correos y telecomunicaciones; cables aéreos, submarinos y radiocomunicación. 22.
La legislación, ordenación y concesión de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurran por más de una Comunidad Autónoma, y la autorización de
instalaciones eléctricas cuando su aprovechamiento afecte a otra Comunidad o el transporte de energía salga de su ámbito territorial. 23. Legislación básica sobre protección del
medio ambiente, sin perjuicio de las facultades de las Comunidades Autónomas de establecer normas adicionales de protección. La legislación básica sobre montes,
aprovechamientos forestales y vías pecuarias. 24. Obras públicas de interés general o cuya realización afecte a más de una Comunidad Autónoma. 25. Bases de régimen minero
y energético. 26. Régimen de producción, comercio, tenencia y uso de armas y explosivos. 27. Normas básicas del régimen de prensa, radio y televisión y, en general, de todos
los medios de comunicación social, sin perjuicio de las facultades que en su desarrollo y ejecución correspondan a las Comunidades Autónomas. 28. Defensa del patrimonio
cultural, artístico y monumental español contra la exportación y la expoliación; museos, bibliotecas y archivos de titularidad estatal, sin perjuicio de su gestión por parte de las
Comunidades Autónomas. 29. Seguridad pública, sin perjuicio de la posibilidad de creación de policías por las Comunidades Autónomas en la forma que se establezca en los
respectivos Estatutos en el marco de lo que disponga una ley orgánica. 30. Regulación de las condiciones de obtención, expedición y homologación de títulos académicos y
profesionales y normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución, a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los poderes públicos en esta
materia. 31. Estadística para fines estatales. 32. Autorización para la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum.
2. Sin perjuicio de las competencias que podrán asumir las Comunidades Autónomas, el Estado considerará el servicio de la cultura como deber y atribución esencial y facilitará
la comunicación cultural entre las Comunidades Autónomas, de acuerdo con ellas.
3. La materias no atribuidas expresamente al Estado por esta Constitución podrán corresponder a las Comunidades Autónomas, en virtud de sus respectivos Estatutos. La
competencia sobre las materias que no se hayan asumido por los Estatutos de Autonomía corresponderá al Estado, cuyas normas prevalecerán, en caso de conflicto, sobre las de
las Comunidades Autónomas en todo lo que no esté atribuido a la exclusiva competencia de éstas. El derecho estatal será, en todo caso, supletorio del derecho de las
Comunidades Autónomas.
22. Las Cortes pueden modificar límites:
a) Municipales
b) Provinciales
c) Autonómicos
d) Nacionales
B
Artículo 141 CE
1. La provincia es una entidad local con personalidad jurídica propia, determinada por la agrupación de municipios y división territorial para el cumplimiento de las
actividades del Estado. Cualquier alteración de los límites provinciales habrá de ser aprobada por las Cortes
Generales mediante ley orgánica.
125
2. El Gobierno y la administración autónoma de las provincias estarán encomendados a Diputaciones u otras Corporaciones de carácter representativo.
3. Se podrán crear agrupaciones de municipios diferentes de la provincia.
4. En los archipiélagos, las islas tendrán además su administración propia en forma de Cabildos o Consejos.
Artículo 13. LRBRL
1. La creación o supresión de Municipios, así como la alteración de términos municipales, se regulará por la legislación de las Comunidades
Autónomas sobre régimen local. Requerirán en todo caso audiencia de los Municipios interesados y dictamen del Consejo de Estado o del órgano consultivo superior de los
Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, si existiere. Simultáneamente a la petición de este dictamen se dará conocimiento a la Administración del Estado.
2. La creación de nuevos Municipios sólo podrá realizarse sobre la base de núcleos de población territorialmente diferenciados y siempre que los Municipios resultantes cuenten
con recursos suficientes para el cumplimiento de las competencias municipales y no suponga disminución en la calidad de los servicios que venían siendo prestados.
3. Sin perjuicio de las competencias de las Comunidades Autónomas, el Estado, atendiendo a criterios geográficos, sociales, económicos y culturales, podrá establecer medidas
que tiendan a fomentar la fusión de Municipios con el fin de mejorar la capacidad de gestión de los asuntos públicos locales.
Los límites Autonómicos son los de las provincias que forman dicha Comunidad Autónoma. Si hablamos de la Comunidad de Madrid:
Artículo 2. Estatuto CAM
El territorio de la Comunidad de Madrid es el comprendido dentro de los límites de la provincia de Madrid.
En el caso de los límites nacionales, las Cortes Generales Españolas no pueden decidir sobre la alteración de las fronteras de otro Estado.
23. El Estatuto de Autonomía de Madrid consta de:
a) Un Título preliminar y 5 Títulos
b) 5 Títulos
c) Un Título Preliminar y 6 Títulos
d) 6 Títulos
C
El Estatuto consta de 64 artículos y está estructurado en:
Título Preliminar (1-8)
Titulo I (9-24)
De la Organización Institucional de la Comunidad de Madrid
Titulo II (25-34)
De las competencias de la Comunidad
Capítulo I
De la Asamblea
Capítulo II
Del Presidente
Capítulo III
Del Gobierno
Titulo III (35-45)
Del régimen jurídico
Titulo IV (46-50)
De la administración de justicia
Titulo V (51-63)
Economía y Hacienda
Titulo VI (64)
Reforma del Estatuto
2 Disposiciones adicionales
7 Disposiciones transitorias
1 Disposición final
24. En cada Comunidad Autónoma el supremo órgano judicial es:
a) Tribunal de Justicia
b) Tribunal Superior de Justicia
c) Tribunal Supremo
d) Audiencia Provincial
B
Artículo 152 CE
1. En los Estatutos aprobados por el procedimiento a que se refiere el artículo anterior, la organización institucional autonómica se basará en una Asamblea Legislativa, elegida
por sufragio universal, con arreglo a un sistema de representación proporcional que asegure, además, la representación de las diversas zonas del territorio; un Consejo de
Gobierno con funciones ejecutivas y administrativas y un Presidente, elegido por la Asamblea, de entre sus miembros, y nombrado por el Rey, al que corresponde la dirección
del Consejo de Gobierno, la suprema representación de la respectiva Comunidad y la ordinaria del Estado en aquella. El Presidente y los miembros del Consejo de Gobierno
serán políticamente responsables ante la Asamblea. Un Tribunal Superior de Justicia, sin perjuicio de la jurisdicción que corresponde al Tribunal Supremo,
culminará la organización judicial en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma. En los Estatutos de las Comunidades Autónomas podrán
establecerse los supuestos y las formas de participación de aquellas en la organización de las demarcaciones judiciales del territorio. Todo ello de conformidad con lo previsto
en la ley orgánica del poder judicial y dentro de la unidad e independencia de éste. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 123, las sucesivas instancias procesales, en su
caso, se agotarán ante órganos judiciales radicados en el mismo territorio de la Comunidad Autónoma en que este el órgano competente en primera instancia.
2. Una vez sancionados y promulgados los respectivos Estatutos, solamente podrán ser modificados mediante los procedimientos en ellos establecidos y con referéndum entre
los electores inscritos en los censos correspondientes.
3. Mediante la agrupación de municipios limítrofes, los Estatutos podrán establecer circunscripciones territoriales propias, que gozarán de plena personalidad jurídica.
25. Indica cual de las siguientes funciones le corresponde a la Asamblea de la Comunidad de
Madrid:
a) Controlar la gestión del Tribunal Superior de Justicia
b) Proponer el candidato a la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia
c) La elección del Presidente de la Comunidad de Madrid
d) Todas son funciones de la Asamblea
C
Artículo 16 Estatuto CAM
1. La Asamblea elige, de entre sus miembros, al Presidente de la Comunidad de Madrid y controla la acción del Gobierno y de su Presidente.
2. El Reglamento establecerá las iniciativas parlamentarias que permitan a la Asamblea ejercer el control ordinario del Gobierno y obtener del mismo y de la Administración de
la Comunidad la información precisa para el ejercicio de sus funciones. El Reglamento regulará, asimismo, el procedimiento a seguir para la aprobación por la Asamblea, en el
ejercicio de sus funciones de impulso, orientación y control de la acción de gobierno, de resoluciones o mociones de carácter no legislativo.
3. Corresponde, igualmente, a la Asamblea: (...)
26. La provincia goza de:
a) Personalidad jurídica
b) Personalidad jurídica plena
c) Personalidad jurídica propia
126
d) No tiene personalidad jurídica
C
Artículo 141 CE
1. La provincia es una entidad local con personalidad jurídica propia, determinada por la agrupación de municipios y división territorial para el cumplimiento
de las actividades del Estado. Cualquier alteración de los límites provinciales habrá de ser aprobada por las Cortes Generales mediante ley orgánica.
2. El Gobierno y la administración autónoma de las provincias estarán encomendados a Diputaciones u otras Corporaciones de carácter representativo.
3. Se podrán crear agrupaciones de municipios diferentes de la provincia.
4. En los archipiélagos, las islas tendrán además su administración propia en forma de Cabildos o Consejos.
27. ¿Cuáles de las siguientes comunidades accedieron a la autonomía por el artículo 151? :
a) Cataluña y País Vasco
b) Cataluña, País Vasco y Canarias
c) Cataluña, País Vasco y Galicia
d) Cataluña, País Vasco, Galicia y Andalucía
D
Artículo 151 CE Vía rápida, vía especial o vía plena.
1. No será preciso dejar transcurrir el plazo de cinco años, a que se refiere el apartado 2 del artículo 148, cuando la iniciativa del proceso autonómico sea acordada dentro del
plazo del artículo 143, 2, además de por las Diputaciones o los órganos interinsulares correspondientes, por las tres cuartas partes de los municipios de cada una de las
provincias afectadas que representen, al menos, la mayoría del censo electoral de cada una de ellas y dicha iniciativa sea ratificada mediante referéndum por el voto afirmativo
de la mayoría absoluta de los electores de cada provincia en los términos que establezca una ley orgánica.
2. En el supuesto previsto en el apartado anterior, el procedimiento para la elaboración del Estatuto será el siguiente: 1. El Gobierno convocará a todos los Diputados y
Senadores elegidos en las circunscripciones comprendidas en el ámbito territorial que pretenda acceder al autogobierno, para que se constituyan en Asamblea, a los solos efectos
de elaborar el correspondiente proyecto de Estatuto de autonomía, mediante el acuerdo de la mayoría absoluta de sus miembros. 2. Aprobado el proyecto de Estatuto por la
Asamblea de Parlamentarios, se remitirá a la Comisión Constitucional del Congreso, la cual, dentro del plazo de dos meses, lo examinará con el concurso y asistencia de una
delegación de la Asamblea proponente para determinar de común acuerdo su formulación definitiva. 3. Si se alcanzare dicho acuerdo, el texto resultante será sometido a
referéndum del cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el ámbito territorial del proyectado Estatuto. 4. Si el pro yecto de Estatuto es aprobado en cada provincia por
la mayoría de los votos válidamente emitidos, será elevado a las Cortes Generales. Los plenos de ambas Cámaras decidirán sobre el texto mediante un voto de ratificación.
Aprobado el Estatuto, el Rey lo sancionará y lo promulgará como ley. 5. De no alcanzarse el acuerdo a que se refiere el apartado 2 de este número, el proyecto de Estatuto será
tramitado como proyecto de ley ante las Cortes Generales. El texto aprobado por éstas será sometido a referéndum del cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el
ámbito territorial del proyectado Estatuto. En caso de ser aprobado por la mayoría de los votos válidamente emitidos en cada provincia, procederá su promulgación en los
términos del párrafo anterior.
3. En los casos de los párrafos 4 y 5 del apartado anterior, la no aprobación del proyecto de Estatuto por una o varias provincias no impedirá la constitución entre las restantes de
la Comunidad Autónoma proyectada, en la forma que establezca la ley orgánica prevista en el apartado 1 de este artículo.
28. ¿Cuál de las siguientes provincias no tiene órgano de gobierno provincial? :
a) Rioja
b) Cuenca
c) Huesca
d) Baleares
A
Artículo 40. LRBRL
Las Comunidades Autónomas uniprovinciales y la Foral de Navarra asumen las competencias, medios y recursos que
corresponden en el régimen ordinario a las Diputaciones Provinciales. Se exceptúa la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares en los términos de su
Estatuto propio.
29. En el caso anterior, es decir si una provincia no tiene órgano de gobierno provincial, ¿quién
asumiría las competencias de éste?
a) La Diputación provincial
b) La Comunidad Autónoma
c) El Estado
d) Los Municipios
B
Artículo 40. LRBRL
Las Comunidades Autónomas uniprovinciales y la Foral de Navarra asumen las competencias, medios y recursos que
corresponden en el régimen ordinario a las Diputaciones Provinciales. Se exceptúa la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares en los términos de su
Estatuto propio.
30. En la actualidad el funcionamiento de la Asamblea:
a) Se divide en tres períodos de sesiones
b) Se divide en cuatro períodos de sesiones
c) No tiene establecidos períodos de sesiones
d) Todas las respuestas son falsas
D
Artículo 14. Estatuto CAM
1. La Asamblea se reunirá en sesiones ordinarias y extraordinarias. Los períodos ordinarios de sesiones serán dos al año: el primero de septiembre a
diciembre y el segundo de febrero a junio.
2. Entre los períodos ordinarios de sesiones y en los supuestos de expiración del mandato o de disolución de la Asamblea funcionará la Diputación Permanente, a la que
corresponde velar por los poderes de la Cámara y cuantas otras atribuciones le confiera el Reglamento. Tras la celebración de elecciones, la Diputación Permanente dará cuenta
al Pleno de la Asamblea, una vez constituida ésta, de los asuntos tratados y de las decisiones adoptadas.
3. Las sesiones extraordinarias habrán de ser convocadas por el Presidente de la Asamblea a petición del Gobierno, de la Diputación Permanente, de una cuarta parte de los
Diputados o del número de Grupos Parlamentarios que el Reglamento determine. Las sesiones extraordinarias deberán convocarse sobre un orden del día determinado.
4. Para deliberar y adoptar acuerdos la Asamblea habrá de estar reunida reglamentariamente y con asistencia de la mayoría de sus miembros. Los acuerdos deberán ser
aprobados por la mayoría de los miembros presentes, salvo en aquellos supuestos para los que el Estatuto, el Reglamento o las leyes exijan mayorías especiales (14).
127
31. Para acceder a la autonomía por el procedimiento general, ¿el acuerdo de cuántos municipios
era necesario? :
a) 2/3
b) 2/3 siempre que tuvieran mayoría del censo electoral
c) 3/4
d) 3/4 siempre que tuvieran mayoría del censo electoral
B
Artículo 143 CE
1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas
comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas con arreglo a lo
previsto en este Título y en los respectivos Estatutos.
2. La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras
partes de los municipios cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos
requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis meses desde el primer acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas.
3. La iniciativa, en caso de no prosperar, solamente podrá reiterarse pasados cinco años.
32. Las Comunidades Autónomas en España:
a) Han existido siempre
b) Existen desde la división provincial
c) Existen desde la ley para la reforma política
d) La posibilidad de que se creen la estableció por primera vez la Constitución
D
Artículo 2 CE
La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la
autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas
Artículo 137 CE
El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas entidades gozan de autonomía para la
gestión de sus respectivos intereses.
33. ¿A qué órgano le corresponde la aprobación del Presupuesto de la Comunidad de Madrid?
a) A la Asamblea
b) Al Gobierno
c) Al Gobierno y a la Asamblea
d) Sólo al Gobierno
A
16. 1. La Asamblea elige, de entre sus miembros, al Presidente de la Comunidad de Madrid y controla la acción del Gobierno y de su Presidente.
2. El Reglamento establecerá las iniciativas parlamentarias que permitan a la Asamblea ejercer el control ordinario del Gobierno y obtener del mismo y de la Administración de
la Comunidad la información precisa para el ejercicio de sus funciones. El Reglamento regulará, asimismo, el procedimiento a seguir para la aprobación por la Asamblea, en el
ejercicio de sus funciones de impulso, orientación y control de la acción de gobierno, de resoluciones o mociones de carácter no legislativo.
3. Corresponde, igualmente, a la Asamblea:
a) La aprobación y el control de los Presupuestos de la Comunidad y el examen y aprobación de sus cuentas. b) El conocimiento y control de los planes
económicos. c) Acordar operaciones de crédito y deuda pública. d) La ordenación básica de los órganos y servicios de la Comunidad. e) El control de los medios de
comunicación social dependientes de la Comunidad. f) La potestad de establecer y exigir tributos. g) La interposición del recurso de inconstitucionalidad y la personación ante
el Tribunal Constitucional, en los supuestos y términos previstos en la Constitución y en la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional. h) La solicitud al Gobierno de la Nación
de la adopción de proyectos de ley y la remisión a la Mesa del Congreso de los Diputados de proposiciones de ley, delegando ante dicha Cámara a los miembros de la Asamblea
encargados de su defensa. i) La designación de los Senadores que han de representar a la Comunidad, según lo previsto en el artículo 69.5 de la Constitución. Los Senadores
serán designados en proporción al número de miembros de los grupos políticos representados en la Asamblea. Su mandato en el Senado estará vinculado a su condición de
miembros de la Asamblea. j) La ratificación de los convenios que la Comunidad de Madrid concluya con otras Comunidades Autónomas, para la gestión y prestación de
servicios propios de la competencia de las mismas.
Estos convenios serán comunicados de inmediato a la Cortes Generales. k) La ratificación de los acuerdos de cooperación que, sobre materias distintas a las mencionadas en el
apartado anterior, concluya la Comunidad de Madrid con otras Comunidades Autónomas, previa autorización de las Cortes Generales. l) La recepción de la información que
facilitará el Gobierno de la Nación sobre tratados y convenios internacionales y proyectos de normativa aduanera en cuanto se refirieran a materias de específico interés para la
Comunidad de Madrid. m) La fijación de las previsiones de índole política, social y económica que, de acuerdo con el artículo 131.2 de la Constitución, haya de suministrar la
Comunidad de Madrid al Gobierno de la Nación para la elaboración de proyecto de planificación. n) La aprobación de planes generales de fomento relativos al desarrollo
económico de la Comunidad de Madrid, en el marco de los objetivos señalados por la política económica nacional. ñ) Cuantos otros poderes, competencias y atribuciones le
asignen la Constitución, el presente Estatuto y las leyes.
34. ¿Qué competencias tuvieron las Comunidades Autónomas que accedieron a la autonomía por la
vía rápida? :
a) Las del 148 y pasados 5 años las que no prohibiera el 149
b) Las del 148 y las del 149
c) Las del 148 y pasados 5 años las del 149
d) Las del 148 y las no prohibidas por el 149
D
Artículo 151 CE Vía rápida, vía especial o vía plena.
1. No será preciso dejar transcurrir el plazo de cinco años, a que se refiere el apartado 2 del artículo 148, cuando la iniciativa del proceso autonómico sea acordada
dentro del plazo del artículo 143, 2, además de por las Diputaciones o los órganos interinsulares correspondientes, por las tres cuartas partes de los municipios de cada una de las
provincias afectadas que representen, al menos, la mayoría del censo electoral de cada una de ellas y dicha iniciativa sea ratificada mediante referéndum por el voto afirmativo
de la mayoría absoluta de los electores de cada provincia en los términos que establezca una ley orgánica.
2. En el supuesto previsto en el apartado anterior, el procedimiento para la elaboración del Estatuto será el siguiente: 1. El Gobierno convocará a todos los Diputados y
Senadores elegidos en las circunscripciones comprendidas en el ámbito territorial que pretenda acceder al autogobierno, para que se constituyan en Asamblea, a los solos efectos
de elaborar el correspondiente proyecto de Estatuto de autonomía, mediante el acuerdo de la mayoría absoluta de sus miembros. 2. Aprobado el proyecto de Estatuto por la
Asamblea de Parlamentarios, se remitirá a la Comisión Constitucional del Congreso, la cual, dentro del plazo de dos meses, lo examinará con el concurso y asistencia de una
delegación de la Asamblea proponente para determinar de común acuerdo su formulación definitiva. 3. Si se alcanzare dicho acuerdo, el texto resultante será sometido a
referéndum del cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el ámbito territorial del proyectado Estatuto. 4. Si el pro yecto de Estatuto es aprobado en cada provincia por
la mayoría de los votos válidamente emitidos, será elevado a las Cortes Generales. Los plenos de ambas Cámaras decidirán sobre el texto mediante un voto de ratificación.
Aprobado el Estatuto, el Rey lo sancionará y lo promulgará como ley. 5. De no alcanzarse el acuerdo a que se refiere el apartado 2 de este número, el proyecto de Estatuto será
tramitado como proyecto de ley ante las Cortes Generales. El texto aprobado por éstas será sometido a referéndum del cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el
ámbito territorial del proyectado Estatuto. En caso de ser aprobado por la mayoría de los votos válidamente emitidos en cada provincia, procederá su promulgación en los
términos del párrafo anterior.
128
3. En los casos de los párrafos 4 y 5 del apartado anterior, la no aprobación del proyecto de Estatuto por una o varias provincias no impedirá la constitución entre las restantes de
la Comunidad Autónoma proyectada, en la forma que establezca la ley orgánica prevista en el apartado 1 de este artículo.
Art. 148 Competencias de las CCAA. Art. 149 Competencias Exclusivas del Estado
35. La mayoría necesaria para ser designado Presidente de la Comunidad en segunda votación es
de:
a) De mayoría absoluta
b) De mayoría simple
c) N existe segunda votación
d) Todas las respuestas son falsas
B
Artículo 18. Estatuto CAM
1. Después de cada renovación de la Asamblea, y en los demás supuestos en que se produzca vacante en la Presidencia de la Comunidad, el Presidente de la
Asamblea, previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación en la Asamblea, propondrá a ésta uno de sus miembros como
candidato a la Presidencia de la Comunidad.
2. El candidato propuesto, conforme a lo previsto en el apartado anterior, expondrá ante la Asamblea el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará
la confianza de la Asamblea.
3. Si la Asamblea otorgase por mayoría absoluta su confianza a dicho candidato, el Rey procederá a nombrarle Presidente de la Comunidad de Madrid. De no
alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva
votación cuarenta y ocho horas después y la confianza se entenderá otorgada si
obtuviese mayoría simple.
4. Si efectuadas las citadas votaciones no se otorgase la confianza para la investidura, se tramitarán sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores.
5. Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza de la Asamblea, ésta quedará disuelta,
convocándose de inmediato nuevas elecciones.
6. El mandato de la nueva Asamblea durará, en todo caso, hasta la fecha en que debiera concluir el primero.
36. El Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid entró en vigor:
a) El mismo día de su publicación en el B.O.E.
b) El mismo día de su publicación en el B.O.C.M.
c) El día siguiente de su publicación en el B.O.E.
d) El día siguiente de su publicación en el B.O.C.M.
A
El presente Estatuto
entrará en vigor el mismo
DISPOSICIÓN FINAL (Estatuto CAM)
día de su publicación en el "Boletín Oficial
del Estado"
37. ¿Qué Comunidades Autónomas necesitaron un referéndum de aprobación para convertirse en
tales? :
a) Todas
b) Las que accedieron por el artículo 151
c) Las que accedieron por el artículo 143
d) Ninguna
B
Artículo 151 CE Vía rápida, vía especial o vía plena.
1. No será preciso dejar transcurrir el plazo de cinco años, a que se refiere el apartado 2 del artículo 148, cuando la iniciativa del proceso autonómico sea acordada dentro del
plazo del artículo 143, 2, además de por las Diputaciones o los órganos interinsulares correspondientes, por las tres cuartas partes de los municipios de cada una de las
provincias afectadas que representen, al menos, la mayoría del censo electoral de cada una de ellas y dicha iniciativa sea ratificada mediante referéndum por
el voto afirmativo de la mayoría absoluta de los electores de cada provincia en los términos que establezca una ley orgánica.
2. En el supuesto previsto en el apartado anterior, el procedimiento para la elaboración del Estatuto será el siguiente: 1. El Gobierno convocará a todos los Diputados y
Senadores elegidos en las circunscripciones comprendidas en el ámbito territorial que pretenda acceder al autogobierno, para que se constituyan en Asamblea, a los solos efectos
de elaborar el correspondiente proyecto de Estatuto de autonomía, mediante el acuerdo de la mayoría absoluta de sus miembros. 2. Aprobado el proyecto de Estatuto por la
Asamblea de Parlamentarios, se remitirá a la Comisión Constitucional del Congreso, la cual, dentro del plazo de dos meses, lo examinará con el concurso y asistencia de una
delegación de la Asamblea proponente para determinar de común acuerdo su formulación definitiva. 3. Si se alcanzare dicho acuerdo, el texto resultante será sometido a
referéndum del cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el ámbito territorial del proyectado Estatuto. 4. Si el proyecto de Estatuto es aprobado en cada provincia por
la mayoría de los votos válidamente emitidos, será elevado a las Cortes Generales. Los plenos de ambas Cámaras decidirán sobre el texto mediante un voto de ratificación.
Aprobado el Estatuto, el Rey lo sancionará y lo promulgará como ley. 5. De no alcanzarse el acuerdo a que se refiere el apartado 2 de este número, el proyecto de Estatuto será
tramitado como proyecto de ley ante las Cortes Generales. El texto aprobado por éstas será sometido a referéndum del cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el
ámbito territorial del proyectado Estatuto. En caso de ser aprobado por la mayoría de los votos válidamente emitidos en cada provincia, procederá su promulgación en los
términos del párrafo anterior.
3. En los casos de los párrafos 4 y 5 del apartado anterior, la no aprobación del proyecto de Estatuto por una o varias provincias no impedirá la constitución entre las restantes de
la Comunidad Autónoma proyectada, en la forma que establezca la ley orgánica prevista en el apartado 1 de este artículo.
38. Los territorios que accedieron a la autonomía por el artículo 143. ¿Cuánto tiempo tuvieron
como máximo para llegar a un acuerdo sus órganos de gobierno?
a) Tres meses
b) Cinco meses
c) Seis meses
d) Cinco meses
C
Artículo 143 CE
1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas
comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas con arreglo a lo
previsto en este Título y en los respectivos Estatutos.
2. La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los
municipios cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis
meses desde el primer acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas.
3. La iniciativa, en caso de no prosperar, solamente podrá reiterarse pasados cinco años.
129
39. Es función del Presidente de la Comunidad de Madrid:
a) El ejercicio de la potestad legislativa de la Comunidad
b) El control de la acción de Gobierno
c) Resolver conflictos de competencias entre las Consejerías
d) Todas son funciones del Presidente.
C
Estatuto CAM. CAPITULO II Del Presidente Artículo 50.
1. Los conflictos de atribuciones que surjan entre órganos y Entidades dependientes de una misma Corporación local se resolverán:
a) Por el Pleno, cuando se trate de conflictos que afecten a órganos colegiados, miembros de éstos o Entidades locales de las previstas en el artículo 45.
b) Por el Alcalde o Presidente de la Corporación, en el resto de los supuestos.
2. Los conflictos de competencias planteados entre diferentes entidades locales serán resueltos por la Administración de la Comunidad Autónoma o por la Administración del
Estado, previa audiencia de las Comunidades Autónomas afectadas, según se trate de entidades pertenecientes a la misma o a distinta Comunidad, y sin perjuicio de la ulterior
posibilidad de impugnar la resolución dictada ante la Jurisdicción contencioso-administrativa.
3. Las cuestiones que se susciten entre municipios pertenecientes a distintas Comunidades Autónomas sobre deslinde de sus términos municipales se resolverán por la
Administración del Estado, previo informe del Instituto Geográfico Nacional, audiencia de los municipios afectados y de las respectivas Comunidades Autónomas y dictamen
del Consejo de Estado. (Apartado adicionado por Ley 11/1999, de 21 de abril).
Artículo 17.
1. El Presidente de la Comunidad de Madrid ostenta la suprema representación de la Comunidad Autónoma y la ordinaria del Estado en la misma, preside y dirige la actividad
del Gobierno, designa y separa a los Vicepresidentes y Consejeros y coordina la Administración.
2. El Presidente podrá delegar funciones ejecutivas y de representación propias en los Vicepresidentes y demás miembros del Gobierno.
3. El Presidente es políticamente responsable ante la Asamblea.
CAPITULO PRIMERO De la Asamblea de Madrid Artículo 9.
La Asamblea representa al pueblo de Madrid, ejerce la potestad
orienta y
jurídico.
legislativa de la Comunidad, aprueba y controla el Presupuesto de la Comunidad, impulsa,
controla la acción del Gobierno y ejerce las demás competencias que le atribuyen la Constitución, el presente Estatuto y el resto del ordenamiento
40. Para poder presentar una moción de censura contra el Gobierno de la Comunidad, es necesaria
una mayoría en la Asamblea de:
a) La mayoría absoluta
b) Una décima parte de los Diputados
c) Al menos, un quince por ciento de Diputados
d) Al menos un veinte por ciento de Diputados
C
Artículo 20. Estatuto CAM
1. La Asamblea puede exigir la responsabilidad política del Presidente o del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura. Ésta
habrá de ser propuesta, al menos, por un 15 por 100 de los Diputados y habrá de incluir un candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.
2. La moción de censura no podrá ser votada hasta que concurran cinco días desde su presentación. Si la moción de censura no fuese aprobada por la Asamblea, sus signatarios
no podrán presentar otra durante el mismo período de sesiones.
3. Si la Asamblea adoptara una moción de censura, el Presidente junto con su Gobierno cesará, y el candidato incluido en aquélla se entenderá investido de la confianza de la
Cámara. El Rey le nombrará Presidente de la Comunidad de Madrid.
41. Si fallece el Presidente de la Comunidad de Madrid:
a) Es nombrado Presidente el Consejero de mayor edad
b) Cesa el Gobierno
c) Es nombrado Presidente el Vicepresidente
d) Todas las respuestas son falsas.
B
24. 1. El Gobierno
cesa tras la celebración de elecciones a la Asamblea, en los casos de pérdida de confianza parlamentaria previstos en este Estatuto y en caso de
dimisión, incapacidad o fallecimiento del Presidente.
2. El Gobierno cesante continuará en funciones hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno.
42. El fondo de Compensación Interterritorial se creó para obedecer el principio constitucional de:
a) Igualdad
b) Autonomía
c) Solidaridad
d) Economía
C
Artículo 158 CE
1. En los Presupuestos Generales del Estado podrá establecerse una asignación a las Comunidades Autónomas en función del volumen de los servicios y actividades estatales
que hayan asumido y de la garantía de un nivel mínimo en la prestación de los servicios públicos fundamentales en todo el territorio español.
2. Con el fin de corregir desequilibrios económicos interterritoriales y hacer efectivo el principio de solidaridad , se constituirá un
Fondo de Compensación con destino a gastos de inversión, cuyos recursos serán distribuidos por las Cortes Generales entre las Comunidades Autónomas y
provincias, en su caso.
43. El Órgano colegiado que dirige la Comunidad de Madrid, se denomina:
a) Tribunal Superior de Justicia
b) Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid
c) Gobierno de la Comunidad de Madrid
d) Asamblea de la Comunidad de Madrid
C
CAPITULO III Del Gobierno Artículo 22.
1. El Gobierno de la Comunidad de Madrid es el órgano colegiado que dirige la política de la Comunidad de Madrid,
correspondiéndole las funciones ejecutivas y administrativas, así como el ejercicio de la potestad reglamentaria en materias no reservadas en este Estatuto a la Asamblea.
130
2. El Gobierno estará compuesto por el Presidente, el o los Vicepresidentes, en su caso, y los Consejeros. Los miembros del Gobierno serán nombrados y cesados por el
Presidente.
Para ser Vicepresidente o Consejero no será necesaria la condición de Diputado.
44. Si una Comunidad Autónoma no asume una competencia, ésta será asumida por:
a) El Estado
b) La Diputación
c) Los Municipios
d) No la podría asumir ningún otro que no sea la Comunidad
A
45. Los Consejeros de una Comunidad están dentro del poder:
a) Legislativo
b) Ejecutivo
c) Judicial
d) Todas son falsas
B
Estatuto CAM. CAPITULO III Del Gobierno Artículo 22.
1. El Gobierno de la Comunidad de Madrid es el órgano colegiado que dirige la política de la Comunidad de Madrid, correspondiéndole las funciones ejecutivas
y administrativas, así como el ejercicio de la potestad reglamentaria en materias no reservadas en este Estatuto a la Asamblea.
2. El Gobierno estará compuesto por el Presidente, el o los Vicepresidentes, en su caso, y los Consejeros. Los miembros del Gobierno serán nombrados y cesados por el
Presidente.
Para ser Vicepresidente o Consejero no será necesaria la condición de Diputado.
46. ¿Cuál es el órgano de gobierno provincial en Baleares? :
a) La Diputación Provincial
b) El Consejo Insular
c) El Concejo abierto
d) El Cabildo
B
Artículo 40. LRBRL 7/85
Las Comunidades Autónomas uniprovinciales y la Foral de Navarra asumen las competencias, medios y recursos que corresponden en el régimen ordinario a las
Diputaciones Provinciales. Se exceptúa la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares en los términos de su Estatuto propio.
Artículo 41. LRBRL
1. Los Cabildos, como órgano de gobierno, administración y representación de cada Isla, se rigen por las normas de esta Ley que regulan la organización y funcionamiento de
las Diputaciones Provinciales, asumiendo las competencias de éstas, sin perjuicio de las que les corresponden por su legislación específica.
2. En el Archipiélago Canario subsisten las Mancomunidades Provinciales Interinsulares exclusivamente como órgano de representación y expresión de los intereses
provinciales. Integran dichos órganos los Presidentes de los Cabildos Insulares de las Provincias correspondientes, presidiéndolos el del Cabildo de la Isla en que se halle la
capital de la Provincia.
3. Los Consejos Insulares de las Islas Baleares, a los que son de aplicación las normas de esta Ley que regulan la organización y
funcionamiento de las Diputaciones Provinciales, asumen sus competencias de acuerdo con lo dispuesto en esta Ley y las que les correspondan de
conformidad con el Estatuto de Autonomía de Baleares.
47. El tiempo máximo durante el que puede ejercer sus funciones un Presidente interino de la
Comunidad de Madrid:
a) Un mes
b) Tres meses
c) Dos meses
d) Es indefinido
C
Artículo 18. Estatuto CAM
1. Después de cada renovación de la Asamblea, y en los demás supuestos en que se produzca vacante en la Presidencia de la Comunidad, el Presidente de la Asamblea, previa
consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación en la Asamblea, propondrá a ésta uno de sus miembros como candidato a la Presidencia
de la Comunidad.
2. El candidato propuesto, conforme a lo previsto en el apartado anterior, expondrá ante la Asamblea el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la
confianza de la Asamblea.
3. Si la Asamblea otorgase por mayoría absoluta su confianza a dicho candidato, el Rey procederá a nombrarle Presidente de la Comunidad de Madrid. De no alcanzarse dicha
mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después y la confianza se entenderá otorgada si obtuviese mayoría simple.
4. Si efectuadas las citadas votaciones no se otorgase la confianza para la investidura, se tramitarán sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores.
5. Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza de la Asamblea, ésta
quedará disuelta, convocándose de inmediato nuevas elecciones.
6. El mandato de la nueva Asamblea durará, en todo caso, hasta la fecha en que debiera concluir el primero.
48. ¿Es necesario ser Diputado para ser nombrado Consejero?
a) Sí
b) No
c) Sólo si lo acuerda el Gobierno
d) Sólo si lo establece, es casos concretos, el Presidente del Gobierno
B
Estatuto CAM. CAPITULO III Del Gobierno Artículo 22.
1. El Gobierno de la Comunidad de Madrid es el órgano colegiado que dirige la política de la Comunidad de Madrid, correspondiéndole las funciones ejecutivas y
administrativas, así como el ejercicio de la potestad reglamentaria en materias no reservadas en este Estatuto a la Asamblea.
2. El Gobierno estará compuesto por el Presidente, el o los Vicepresidentes, en su caso, y los Consejeros. Los miembros del Gobierno serán nombrados y cesados por el
Presidente.
131
Para ser Vicepresidente o Consejero no será necesaria la condición de Diputado.
49. El territorio de la Comunidad de Madrid es, según el Estatuto de Autonomía:
a) El de los municipios comprendidos en la provincia de Madrid
b) El de la provincia de Madrid
c) El término autonómico
d) Todas son verdad
B
2. El territorio de la Comunidad
de Madrid es el comprendido dentro de los límites de la provincia de Madrid.
50. El Consejo de Gobierno responde políticamente ante:
a) La mesa de la Asamblea
b) La Diputación Permanente de la Asamblea
c) La Asamblea
d) A y C son ciertas
C
Artículo 23. Estatuto CAM
1. Los miembros del Gobierno no podrán ejercer otras actividades laborales, profesionales o empresariales que las derivadas del ejercicio de su cargo. El régimen jurídico y
administrativo del Gobierno y el estatuto de sus miembros será regulado por ley de la Asamblea.
2. El Gobierno responde políticamente ante la Asamblea de forma solidaria , sin perjuicio de la responsabilidad directa de cada
Consejero por su gestión.
132
Tema 3. Administración Pública. Concepto y clases. Especial referencia a
la Administración local. La Tasa por la prestación del Servicio de
Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Madrid: Causas para su
percepción.
1. La tasa del servicio de extinción de incendios fue aprobada mediante:
a) Reglamento
b) Ordenanza
c) Bando
d) Ordenanza fiscal
A
Artículo Primero.
En uso de las facultades concedidas por los artículos 4 y 106 de la Ley 7/85 de 2 de Abril, y de conformidad con lo dispuesto en los artículos 15 a 19 de la ley 39/1988 de 28 de
diciembre, este Ayuntamiento establece la tasa por prestaciones de Servicios de Extinción de Incendios, que se regirá por la presente Ordenanza Fiscal.
2. Esta tasa se tendrá que pagar cuando la prestación del servicio se haya producido:
a) de oficio
b) A instancia de un particular
c) A y B son ciertas
d) Todas son falsas
B
Hecho Imponible. Artículo 2.1. Constituye el hecho imponible de la tasa, la prestación de los servicios de extinción de incendios y alarmas de los mismos, prevención de
ruinas, derribos, inundaciones, salvamentos y otros análogos, bien sea a solicitud de particulares interesados, o bien sea de oficio por razones de seguridad siempre que
la
prestación de dicho servicio redunde en beneficio del sujeto pasivo.
3. ¿Quienes integran los Ayuntamientos? :
a) El Pleno y los Concejales
b) El Alcalde y los Concejales
c) El Alcalde, los Tenientes de Alcalde y los Concejales.
d) El Alcalde y los Tenientes de Alcalde.
B, Art. 140 CE
CAPITULO SEGUNDO De la Administración Local
Artículo 140
La Constitución garantiza la autonomía de los municipios. Estos gozarán de personalidad jurídica plena. Su gobierno y administración corresponde a sus respectivos
Ayuntamientos, integrados por los Alcaldes y los Concejales. Los Concejales serán elegidos por los vecinos del municipio mediante sufragio universal,
igual, libre, directo y secreto, en la forma establecida por la ley. Los Alcaldes serán elegidos por los Concejales o por los vecinos. La ley regulará las condiciones en las que
proceda el régimen del concejo abierto.
CAPÍTULO II. LRBRL 7/85
ORGANIZACIÓN.
Artículo 19.
1. El Gobierno y la administración municipal, salvo en aquellos Municipios que legalmente funcionen en régimen de Concejo abierto, corresponde al Ayuntamiento,
integrado por el Alcalde y los Concejales.
2. Los Concejales son elegidos mediante sufragio universal, igual, libre, directo y secreto, y el Alcalde es elegido por los Concejales o por los vecinos; todo ello en los términos
que establezca la legislación electoral general.
4. Es función del Pleno del Ayuntamiento:
a) Aprobar la oferta de empleo público
b) Aprobar la plantilla del personal
c) Aprobar la relación de puestos de trabajo
d) Establecer las restricciones básicas de los funcionarios.
C
Artículo 33. LRBRL 7/85
1. El Pleno de la Diputación está constituido por el Presidente y los Diputados.
2. Corresponde en todo caso al Pleno:
a) La organización de la Diputación.
b) La aprobación de las ordenanzas.
c) La aprobación y modificación de los Presupuestos, la disposición de gastos dentro de los límites de su competencia y la aprobación provisional de las cuentas; todo ello de
acuerdo con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
d) La aprobación de los planes de carácter provincial.
e) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
f) La aprobación de la plantilla de personal, la relación de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía de las retribuciones
complementarias fijas y, periódicas de los funcionarios, y el número y régimen del personal eventual.
g) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades locales y demás Administraciones públicas.
i) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en materias de competencia plenaria.
j) La declaración de lesividad de los actos de la Diputación.
133
k) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada en el ejercicio económico exceda del 10 % de los recursos ordinarios, salvo las de tesorería, que le
corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 % de los ingresos corrientes liquidados en el ejercicio anterior, todo ello
de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
l) Las contrataciones y concesiones de todo tipo, cuando su importe supere el 10 % de los recursos ordinarios del presupuesto y, en todo caso, los 500.000.000 de pesetas, así
como los contratos y concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años en todo caso, y los plurianuales de duración inferior cuando el importe acumulado
de todas sus anualidades supere el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior a la cuantía
señalada con esta letra.
m) La aprobación de los proyectos de obra y de servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.
n) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 500.000.000 de pesetas,
así como las enajenaciones patrimoniales en los siguientes supuestos:
Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles, que estén declarados de valor histórico o artístico y no estén previstas en el Presupuesto.
Cuando estando previstas en el Presupuesto, superen el porcentaje y la cuantía que se indican para las adquisiciones de bienes.
ñ) Aquellas atribuciones que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial.
o) Las demás que expresamente la atribuyan las leyes. (Apartado redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al presidente y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo, que se rige por lo dispuesto en
la legislación electoral general. (Apartado redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Presidente y en la Comisión de Gobierno, salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), h) y ñ), y
número 3 de este artículo. (Apartado incorporado por Ley 11/1999).
5. La tasa de extinción de incendios de devenga:
a) Cuando los efectivos salen de sus bases
b) Cuando se termine de prestar el servicio
c) Cuando lo determine la oficina gestora del Ayuntamiento
d) Cuando se inicie el servicio en el lugar del siniestro.
A
Devengo.
Artículo 4.
Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 5 epígrafe 4, la tasa se devengará cuando se inicie la prestación del servicio. Se entenderá que se inicia el servicio cuando salgan
los efectivos de sus respectivas Bases.
6. ¿ En cual de los siguientes casos se podría reducir la cuota del servicio de la central de alarmas?
a) Cuando el particular la deje de utilizar
b) Cuando no se utiliza en todo el año
c) Si cesa el servicio por decisión municipal
d) Todas son ciertas
C
Epígrafe Cuarto. Servicio de la Central de Alarmas Automáticas.
1. La cuota por la utilización del servicio de la Central de Alarmas Automáticas será de 32.850 pts anuales.
2. El pago de esta será independiente de las que en su caso pudieran devengarse por la prestación del servicio de extinción de incendios.
3. La tasa se devengará el día primero de cada año y tendrá carácter irreducible, salvo que la posibilidad de utilización del servicio cese por
decisión
municipal, en cuyo caso las cuotas serán prorrateables por mensualidades completas cuando se concedan nuevas autorizaciones que posibiliten la utilización del servicio,
iniciándose el devengo de la tasa el día primero del mes en que haya concedido la autorización o licencia.
7. Es función del Pleno del Ayuntamiento:
a) Establecer las atribuciones complementarias que sean fijas y periódicas del personal
b) Aprobar la relación de puestos de trabajo
c) Aprobar la plantilla del personal
d) Todas son funciones del Pleno
D
Art. 33 LRBRL 7/85
Artículo 33.
1. El Pleno de la Diputación está constituido por el Presidente y los Diputados.
2. Corresponde en todo caso al Pleno:
a) La organización de la Diputación.
b) La aprobación de las ordenanzas.
c) La aprobación y modificación de los Presupuestos, la disposición de gastos dentro de los límites de su competencia y la aprobación provisional de las cuentas; todo ello de
acuerdo con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
d) La aprobación de los planes de carácter provincial.
e) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
f) La aprobación de la plantilla de personal, la relación de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía de las retribuciones complementarias fijas y, periódicas de los
funcionarios, y el número y régimen del personal eventual.
g) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades locales y demás Administraciones públicas.
i) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en materias de competencia plenaria.
j) La declaración de lesividad de los actos de la Diputación.
k) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada en el ejercicio económico exceda del 10 % de los recursos ordinarios, salvo las de tesorería, que le
corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 % de los ingresos corrientes liquidados en el ejercicio anterior, todo ello
de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
l) Las contrataciones y concesiones de todo tipo, cuando su importe supere el 10 % de los recursos ordinarios del presupuesto y, en todo caso, los 500.000.000 de pesetas, así
como los contratos y concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años en todo caso, y los plurianuales de duración inferior cuando el importe acumulado
de todas sus anualidades supere el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior a la cuantía
señalada con esta letra.
m) La aprobación de los proyectos de obra y de servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.
n) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 500.000.000 de pesetas,
así como las enajenaciones patrimoniales en los siguientes supuestos:
Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles, que estén declarados de valor histórico o artístico y no estén previstas en el Presupuesto.
Cuando estando previstas en el Presupuesto, superen el porcentaje y la cuantía que se indican para las adquisiciones de bienes.
ñ) Aquellas atribuciones que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial.
o) Las demás que expresamente la atribuyan las leyes. (Apartado redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al presidente y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo, que se rige por lo dispuesto en
la legislación electoral general.(Apartado redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Presidente y en la Comisión de Gobierno, salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), h) y ñ), y
número 3 de este artículo.(Apartado incorporado por Ley 11/1999).
134
8. ¿Puede el Alcalde presentar cuestión de confianza ante el Pleno?
a) No, salvo que medie autorización de la Comisión de Gobierno
b) En ningún caso
c) Sí
d) Sí, si media autorización del Pleno para ello,
C
Artículo 22. LRBRL 7/85
1. El Pleno, integrado por todos los concejales, es presidido por el Alcalde.
2. Corresponden, en todo caso, al Pleno las siguientes atribuciones:
a) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
b) Los acuerdos relativos a la participación en organizaciones supramunicipales; alteración del término municipal; creación o supresión de municipios y de las Entidades a que
se refiere el artículo 45; creación de órganos desconcentrados; alteración de la capitalidad del municipio y el cambio de nombre de éste o de aquellas Entidades y la adopción o
modificación de su bandera, enseña o escudo.
c) La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación municipal de los planes y demás instrumentos de ordenación previstos en a
legislación urbanística.
d) La aprobación del Reglamento orgánico y de las ordenanzas.
e) La determinación de los recursos propios de carácter tributario; la aprobación y modificación de los Presupuestos; la disposición de gastos en materia de su competencia y la
aprobación de las cuentas; todo ello de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Haciendas Locales.
f) La aprobación de las formas de gestión de los servicios y de los expedientes de municipalización.
g) La aceptación de la delegación de competencias hecha por otras Administraciones públicas.
h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades locales y demás Administraciones públicas.
i) La aprobación de la plantilla de personal y de la relación de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía de las retribuciones complementarias fijas y periódicas de los
funcionarios y el número y régimen del personal eventual.
j) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en materias de competencia plenaria.
k) La declaración de lesividad de los actos del Ayuntamiento.
l) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
m) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada, dentro de cada ejercicio económico, exceda del 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto salvo las de tesorería, que le corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 % de los ingresos corrientes liquidados en el
ejercicio anterior- todo ello de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
n) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de
pesetas, así como los contratos y concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años y los plurianuales de menor duración cuando el importe acumulado de
todas sus anualidades supere el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios de! Presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior a la cuantía
señalada en esta letra.
ñ) La aprobación de los proyectos de obras y servicios cuando sea competente para su contratación o concesión, y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.
o) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 500.000.000 de pesetas,
así como las enajenaciones patrimoniales en los siguientes supuestos:
Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles que estén declarados de valor histórico o artístico, y no estén previstas en el Presupuesto.
Cuando estando previstas en el Presupuesto, superen los mismos porcentajes y cuantías indicados para las adquisiciones de bienes.
p) Aquéllas otras que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial.
q) Las demás que expresamente le confieran las Leyes.
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al Alcalde y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo, que se
rige por lo dispuesto en la legislación electoral general.
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Alcalde y en la Comisión de Gobierno, salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), g) h), i), l)
y p), y en el número 3 de este artículo. (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
9. Es un órgano necesario en los Ayuntamientos de los Municipios que cuenten con una población
superior a 5.000 habitantes:
a) Los Concejales delegados
b) Las Juntas municipales de Distrito
c) La Comisión Informativa
d) Todos son órganos complementarios
C
Ley 11/1999, de 21 de Abril, de modificación de la Ley 7/1985, de 2 de Abril, reguladora de las bases de Régimen Local y otras medidas para el desarrollo del
Gobierno Local, en materia de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial y en materia de Aguas. (B.O.E. de 22 de abril de 1999)
JUAN CARLOS I, REY DE ESPAÑA. A todos los que la presente vieren y entendieren.
Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente Ley.
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS: II
En segundo lugar, se lleva a cabo con la modificación de los artículos 20 a 23, 32 a 35 y artículo 46.2.a), una nueva distribución de competencias entre el Pleno y el Presidente
de la corporación a fin de solventar los problemas planteados al atribuirse en la actual regulación al Pleno funciones que tienen un carácter eminentemente ejecutivo y que es
más lógico que sean competencias de Alcalde, en aras a una mayor eficacia en el funcionamiento del respectivo Ayuntamiento o Diputación. Como contrapartida, se clarifican
las competencias del Pleno, se refuerzan las funciones de control por parte de éste mediante una mayor frecuencia de sus sesiones ordinarias y se establece el carácter
preceptivo de los órganos de estudio, informe y seguimiento de la gestión del Alcalde o del Presidente y de sus órganos delegados en los Ayuntamientos de los
municipios con más de 5.000 habitantes y en las Diputaciones Provinciales.
10. ¿Cuándo entró en vigor la tasa del servicio de extinción de incendios?
a) El día de su aprobación
b) El día de su sanción
c) El día siguiente de ser aprobada
d) El día 1 de enero de 1990
D
Ordenanza de prevención de incendios. Disposición final.
La presente Ordenanza surtirá efectos a partir del 1 de enero
de 1990, permaneciendo en vigor hasta su modificación o derogación expresas.
las Ordenanzas fiscales, el uno
Esta Tasa fue aprobada por acuerdo del Pleno del Ayuntamiento en fecha 6 de octubre de 1989, entrando en vigor, como todas
de enero del año siguiente.
11. ¿A quién se le considera contribuyente o sujeto pasivo de esta tasa?
a) Usuario
b) Propietario
c) Inquilino
d) Todos los anteriores
A
135
Artículo 3. Son sujetos
pasivos de la tasa:
a) En concepto de contribuyentes, los usuarios de los respectivos servicios. Se consideran usuarios los propietarios, inquilinos o usufructuarios de las fincas siniestradas.
b) En el supuesto de prestación del servicio de extinción de incendios, será sustituto del contribuyente la Entidad o Sociedad aseguradora del riesgo.
12. Durante su mandato ningún concejal puede suscribir ¿cuántas mociones de censura?
a) Dos
b) Tres
c) Una
d) Cuatro
C
Artículo 197 LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura, cuya presentación, tramitación y votación se regirá por las siguientes normas:
a) La moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación y habrá de incluir un candidato a la Alcaldía,
pudiendo serlo cualquier concejal, cuya aceptación expresa conste en el escrito de proposición de la moción.
b) El escrito en el que se proponga la moción de censura deberá incluir la firmas debidamente autenticadas por Notario o por el Secretario general de la Corporación y deberá
presentarse ante éste por cualquiera de sus firmantes. El Secretario general comprobará que la moción de censura reúne los requisitos exigidos en este artículo y extenderá en el
mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa.
c) El documento así diligenciado se presentará en el Registro General de la Corporación por cualquiera de los firmantes de la moción, quedando el Pleno automáticamente
convocado para las doce horas del décimo día hábil siguiente al de su registro. El Secretario de la Corporación deberá remitir notificación indicativa de tal circunstancia a todos
los miembros de la misma en el plazo máximo de un día, a contar desde la presentación del documento en el Registro, a los efectos de su asistencia a la sesión, especificando la
fecha y hora de la misma.
d) El Pleno será presidido por una Mesa de edad, integrada por los concejales de mayor y menor edad de los presentes, excluidos el Alcalde y el candidato a la Alcaldía,
actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación, quien acreditará tal circunstancia.
e) La Mesa se limitará a dar lectura a la moción de censura, a conceder la palabra durante un tiempo breve, si estuvieren presentes, al candidato a la Alcaldía, al Alcalde y a los
portavoces de los grupos municipales, y a someter a votación la moción de censura.
f) El candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado Alcalde si ésta prosperase con el voto favorable de la mayoría absoluta del número de concejales que
legalmente componen la Corporación.
2. Ningún concejal puede firmar durante su mandato más de una moción de censura. A dichos efectos no se tomarán en consideración aquellas
mociones que no hubiesen sido tramitadas por no reunir los requisitos previstos en la letra b) del apartado 1 de este artículo.
3. La dimisión sobrevenida del Alcalde no suspenderá la tramitación y votación de la moción de censura.
4. En los municipios en los que se aplique el régimen de concejo abierto, la moción de censura se regulará por las normas contenidas en los dos números anteriores, con las
siguientes especialidades:
a) Las referencias hechas a los concejales a efectos de firma, presentación y votación de la moción de censura, así como a la constitución de la Mesa de edad, se entenderán
efectuadas a los electores incluidos en el censo electoral del municipio, vigente en la fecha de presentación de la moción de censura.
b) Podrá ser candidato cualquier elector residente en el municipio con derecho de sufragio pasivo.
c) Las referencias hechas al Pleno se entenderán efectuadas a la Asamblea vecinal.
d) La notificación por el Secretario a los concejales del día y hora de la sesión plenaria se sustituirá por un anuncio a los vecinos de tal circunstancia, efectuado de la forma
localmente usada para las convocatorias de la Asamblea vecinal.
e) La Mesa de edad concederá la palabra solamente al candidato a la Alcaldía y al Alcalde.
5. El Alcalde, en el ejercicio de sus competencias, está obligado a impedir cualquier acto que perturbe, obstaculice o impida el derecho de los miembros de la Corporación a
asistir a la sesión plenaria en que se vote la moción de censura y a ejercer su derecho al voto en la misma. En especial, no son de aplicación a la moción de censura las causas de
abstención y recusación previstas en la legislación de procedimiento administrativo.
6. Los cambios de Alcalde como consecuencia de una moción de censura en los municipios en los que se aplique el sistema de concejo abierto no tendrán incidencia en la
composición de las Diputaciones Provinciales.
13. La dimisión voluntaria del Alcalde durante la tramitación de una moción de censura:
a) No suspende la tramitación de la moción
b) Suspende la tramitación de la moción
c) Hace necesaria la retirada de la moción de censura
d) El alcalde no puede dimitir durante la tramitación de la moción.
D
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales. CAPÍTULO NOVENO. Elección de Alcalde Artículo 197.
1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura, cuya presentación, tramitación y votación se regirá por las siguientes normas:
a) La moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación y habrá de incluir un candidato a la Alcaldía,
pudiendo serlo cualquier concejal, cuya aceptación expresa conste en el escrito de proposición de la moción.
b) El escrito en el que se proponga la moción de censura deberá incluir la firmas debidamente autenticadas por Notario o por el Secretario general de la Corporación y deberá
presentarse ante éste por cualquiera de sus firmantes. El Secretario general comprobará que la moción de censura reúne los requisitos exigidos en este artículo y extenderá en el
mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa.
c) El documento así diligenciado se presentará en el Registro General de la Corporación por cualquiera de los firmantes de la moción, quedando el Pleno automáticamente
convocado para las doce horas del décimo día hábil siguiente al de su registro. El Secretario de la Corporación deberá remitir notificación indicativa de tal circunstancia a todos
los miembros de la misma en el plazo máximo de un día, a contar desde la presentación del documento en el Registro, a los efectos de su asistencia a la sesión, especificando la
fecha y hora de la misma.
d) El Pleno será presidido por una Mesa de edad, integrada por los concejales de mayor y menor edad de los presentes, excluidos el Alcalde y el candidato a la Alcaldía,
actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación, quien acreditará tal circunstancia.
e) La Mesa se limitará a dar lectura a la moción de censura, a conceder la palabra durante un tiempo breve, si estuvieren presentes, al candidato a la Alcaldía, al Alcalde y a los
portavoces de los grupos municipales, y a someter a votación la moción de censura.
f) El candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado Alcalde si ésta prosperase con el voto favorable de la mayoría absoluta del número de concejales que
legalmente componen la Corporación.
2. Ningún concejal puede firmar durante su mandato más de una moción de censura. A dichos efectos no se tomarán en consideración
aquellas mociones que no hubiesen sido tramitadas por no reunir los requisitos previstos en la letra b) del apartado 1 de este artículo.
3. La dimisión sobrevenida del Alcalde no suspenderá la tramitación y votación de la moción de censura.
4. En los municipios en los que se aplique el régimen de concejo abierto, la moción de censura se regulará por las normas contenidas en los dos números anteriores, con las
siguientes especialidades:
a) Las referencias hechas a los concejales a efectos de firma, presentación y votación de la moción de censura, así como a la constitución de la Mesa de edad, se entenderán
efectuadas a los electores incluidos en el censo electoral del municipio, vigente en la fecha de presentación de la moción de censura.
b) Podrá ser candidato cualquier elector residente en el municipio con derecho de sufragio pasivo.
c) Las referencias hechas al Pleno se entenderán efectuadas a la Asamblea vecinal.
d) La notificación por el Secretario a los concejales del día y hora de la sesión plenaria se sustituirá por un anuncio a los vecinos de tal circunstancia, efectuado de la forma
localmente usada para las convocatorias de la Asamblea vecinal.
e) La Mesa de edad concederá la palabra solamente al candidato a la Alcaldía y al Alcalde.
14. ¿En cuál de los siguientes casos, una vez realizada la prestación por el Cuerpo de Bomberos no
habría que pagar la correspondiente tasa?
a) Cuando afecte a la generalidad de un vecindario
b) Cuando no se encuentre el origen del siniestro y por tanto no haya culpable
136
c) Cuando se declare oficialmente catástrofe o calamidad pública
d) En ninguno de los casos anteriores hay que pagar la tasa
C
Hecho Imponible. Artículo 2.
1.Constituye el hecho imponible de la tasa, la prestación de los servicios de extinción de incendios y alarmas de los mismos, prevención de ruinas, derribos, inundaciones,
salvamentos y otros análogos, bien sea a solicitud de particulares interesados, o bien sea de oficio por razones de seguridad siempre que la prestación de dicho servicio
redunde en beneficio del sujeto pasivo.
2. No estarán sujetos al pago de la tasa el servicio de prevención general de incendios, ni los servicios que se presten en beneficio de la generalidad del
vecindario o de una parte considerable del mismo, tales como los prestados en casos de catástrofe
o calamidad pública oficialmente declarada.
15. ¿Quién realiza el parte de actuación del servicio de extinción de incendios?
a) El Alcalde
b) La oficina gestora
c) La dotación que haya intervenido
d) Dirección de servicios de protección civil y bomberos
D
Normas de gestión. Artículo 6.
La dirección del Servicio de Protección Civil y Bomberos, cursará a la Oficina Gestora de la tasa , dentro de los diez días siguientes a la
terminación de la prestación del servicio, un parte de actuación donde conste la identificación de la finca o fincas siniestradas, nombre del usuario del servicio y del
propietario de la finca, compañía aseguradora del riesgo y número de póliza, así como la especificación de los servicios prestados, dotación personal y material, tiempo
empleado y demás datos necesarios para practicar la correspondiente liquidación.
16. Si un vecino se niega a pagar la tasa de extinción de incendios se actuará conforme a lo previsto
en:
a) Ley General Tributaria
b) Ley General Presupuestaria
c) Ley de haciendas locales
d) Ley General de tasas
A
El Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Madrid, está gravado con un tributo, una Ordenanza Fiscal.
Artículo Primero.
En uso de las facultades concedidas por los artículos 4 y 106 de la Ley 7/85 de 2 de Abril, y de conformidad con lo dispuesto en los artículos 15 a 19 de la ley 39/1988 de 28 de
diciembre, este Ayuntamiento establece la tasa por prestaciones de Servicios de Extinción de Incendios, que se regirá por la presente Ordenanza Fiscal.
17. Una vez prestado el servicio, el parte de actuación ha de estar elaborado en un plazo máximo
de:
a) 10 días
b) 20 días
c) 1 mes
d) 2 meses
A
Normas de gestión. Artículo 6.
La dirección del Servicio de Protección Civil y Bomberos, cursará
a la Oficina Gestora de la tasa, dentro de los diez días siguientes a la terminación
de la prestación del servicio, un parte de actuación donde conste la identificación de la finca o fincas siniestradas, nombre del usuario del servicio y del propietario de
la finca, compañía aseguradora del riesgo y número de póliza, así como la especificación de los servicios prestados, dotación personal y material, tiempo empleado y demás
datos necesarios para practicar la correspondiente liquidación.
18. Pueden ser candidatos a Alcalde en un municipio que cuente con más de 250 habitantes:
a) Todos los Concejales
b) Los concejales que encabecen sus respectivas listas
c) Todos los vecinos
d) Ninguna respuesta es cierta
B
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales. CAPÍTULO NOVENO. Elección de Alcalde Artículo 196
En la misma sesión de constitución de la Corporación se procede a la elección de Alcalde, de acuerdo con el siguiente procedimiento:
a) Pueden ser candidatos todos los Concejales que encabecen sus correspondientes listas.
b) Si alguno de ellos obtiene la mayoría absoluta de los votos de los Concejales es proclamado electo.
c) Si ninguno de ellos obtiene dicha mayoría es proclamado Alcalde el Concejal que encabece la lista que haya obtenido mayor número de votos populares en el correspondiente
Municipio. En caso de empate se resolverá por sorteo.
En los municipios comprendidos entre 100 y 250 habitantes pueden ser candidatos a Alcalde todos los concejales; si alguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta de los
votos de los Concejales, es proclamado electo; si ninguno obtuviese dicha mayoría, será proclamado Alcalde el Concejal que hubiere obtenido más votos populares en las
elecciones de Concejales.
19. La moción de censura contra el Alcalde debe ser suscrita como mínimo:
a) Por la mayoría de Concejales
b) Por un tercio de los Concejales
c) Por una cuarta parte de los Concejales
d) Por la mayoría absoluta de los Concejales.
D
137
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales. CAPÍTULO NOVENO. Elección de Alcalde Artículo 197.
1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura, cuya presentación, tramitación y votación se regirá por las siguientes normas:
a) La moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación y habrá de
incluir un candidato a la Alcaldía, pudiendo serlo cualquier concejal, cuya aceptación expresa conste en el escrito de proposición de la moción.
b) El escrito en el que se proponga la moción de censura deberá incluir la firmas debidamente autenticadas por Notario o por el Secretario general de la Corporación y deberá
presentarse ante éste por cualquiera de sus firmantes. El Secretario general comprobará que la moción de censura reúne los requisitos exigidos en este artículo y extenderá en el
mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa.
c) El documento así diligenciado se presentará en el Registro General de la Corporación por cualquiera de los firmantes de la moción, quedando el Pleno automáticamente
convocado para las doce horas del décimo día hábil siguiente al de su registro. El Secretario de la Corporación deberá remitir notificación indicativa de tal circunstancia a todos
los miembros de la misma en el plazo máximo de un día, a contar desde la presentación del documento en el Registro, a los efectos de su asistencia a la sesión, especificando la
fecha y hora de la misma.
d) El Pleno será presidido por una Mesa de edad, integrada por los concejales de mayor y menor edad de los presentes, excluidos el Alcalde y el candidato a la Alcaldía,
actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación, quien acreditará tal circunstancia.
e) La Mesa se limitará a dar lectura a la moción de censura, a conceder la palabra durante un tiempo breve, si estuvieren presentes, al candidato a la Alcaldía, al Alcalde y a los
portavoces de los grupos municipales, y a someter a votación la moción de censura.
f) El candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado Alcalde si ésta prosperase con el voto favorable de la mayoría absoluta del número de concejales que
legalmente componen la Corporación.
20. El sistema de votación de una cuestión de confianza es:
a) El nominal de llamamiento público
b) El secreto
c) El ordinario
d) Ninguna respuesta es cierta
A
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales. CAPÍTULO NOVENO. Elección de Alcalde Artículo 197 bis
1. El Alcalde podrá plantear al Pleno una cuestión de confianza, vinculada a la aprobación o modificación de cualquiera de los siguientes asuntos:
a) Los presupuestos anuales.
b) El reglamento orgánico.
c) Las ordenanzas fiscales.
d) La aprobación que ponga fin a la tramitación de los instrumentos de planeamiento general de ámbito municipal.
2. La presentación de la cuestión de confianza vinculada al acuerdo sobre alguno de los asuntos señalados en el número anterior figurará expresamente en el
correspondiente punto del orden del día del Pleno, requiriéndose para la adopción de dichos acuerdos el "quórum" de votación exigido en la ley 7/1985, de 2 de abril,
reguladora de las Bases del Régimen Local, para cada uno de ellos. La votación se efectuará, en todo caso, mediante el sistema nominal de
llamamiento público.
3. Para la presentación de la cuestión de confianza será requisito previo que el acuerdo correspondiente haya sido debatido en el Pleno y que éste no hubiera obtenido la mayoría
necesaria para su aprobación.
4. En el caso de que la cuestión de confianza no obtuviera el número necesario de votos favorables para la aprobación del acuerdo, el Alcalde cesará automáticamente, quedando
en funciones hasta la toma de posesión de quien hubiere de sucederle en el cargo. La elección del nuevo Alcalde se realizará en sesión plenaria convocada automáticamente para
las doce horas del décimo día hábil siguiente al de la votación del acuerdo al que se vinculase la cuestión de confianza, rigiéndose por las reglas contenidas en el artículo 196,
con las siguientes especialidades:
a) En los municipios de más de 250 habitantes, el Alcalde cesante quedará excluido de la cabeza de lista a efectos de la elección, ocupando su lugar el segundo de la misma,
tanto a efectos de la presentación de candidaturas a la Alcaldía como de designación automática del Alcalde, en caso de pertenecer a la lista más votada y no obtener ningún
candidato el voto de la mayoría absoluta del número legal de concejales.
b) En los municipios comprendidos entre 100 y 250 habitantes, el Alcalde cesante no podrá ser candidato a la Alcaldía ni proclamado Alcalde en defecto de un candidato que
obtenga el voto en la mayoría absoluta del número legal de concejales. Si ningún candidato obtuviese esa mayoría, será proclamado Alcalde el concejal que hubiere obtenido
más votos populares en las elecciones de concejales, excluido el Alcalde cesante.
5. La previsión contenida en el número anterior no será aplicable cuando la cuestión de confianza se vincule a la aprobación o modificación de los presupuestos anuales. En este
caso se entenderá otorgada la confianza y aprobado el proyecto si en el plazo de un mes desde que se votara el rechazo de la cuestión de confianza no se presenta una moción de
censura con candidato alternativo a Alcalde, o si ésta no prospera.
A estos efectos, no rige la limitación establecida en el apartado 2 del artículo anterior.
6. Cada Alcalde no podrá plantear más de una cuestión de confianza en cada año, contando desde el inicio de su mandato, ni más de dos durante la duración total del mismo. No
se podrá plantear una cuestión de confianza en el último año de mandato de cada Corporación.
7. No se podrá plantear una cuestión de confianza desde la presentación de una moción de censura hasta la votación de esta última.
8. Los concejales que votasen a favor de la aprobación de un asunto al que se hubiese vinculado una cuestión de confianza no podrán firmar una moción de censura contra el
Alcalde que lo hubiese planteado hasta que transcurra un plazo de seis meses, contado a partir de la fecha de votación del mismo.
Asimismo, durante el indicado plazo, tampoco dichos concejales podrán emitir un voto contrario al asunto al que se hubiese vinculado la cuestión de confianza, siempre que sea
sometido a votación en los mismos términos que en tal ocasión. Caso de emitir dicho voto contrario, éste será considerado nulo.
21. ¿Cuándo se podrá exigir depósito a la prestación de la tasa de extinción de incendios?
a) En cualquier caso
b) En ningún caso
c) Si el servicio tiene carácter de urgente
d) Si el servicio no tiene carácter de urgente
D
Normas de gestión. Artículo 7.
En aquellos supuestos, en que la prestación del servicio no tenga carácter urgente, podrá exigirse el depósito previo de la tasa en la cuantía
suficiente para cubrir el importe de la liquidación correspondiente a los servicios solicitados. Finalizada la prestación del servicio se practicará liquidación definitiva en base
a los servicios efectivamente prestados.
22.¿Qué órgano practica la liquidación de la tasa de extinción de incendios?
a) La oficina gestora
b) El área de servicios de protección civil
c) El Parque correspondiente
d) El Ayuntamiento de Madrid
A
Normas de gestión. Artículo 6.
La dirección del Servicio de Protección Civil y Bomberos, cursará a la Oficina Gestora de la tasa, dentro de los diez días siguientes a la terminación de la
prestación del servicio, un parte de actuación donde conste la identificación de la finca o fincas siniestradas, nombre del usuario del servicio y del propietario de la finca,
compañía aseguradora del riesgo y número de póliza, así como la especificación de los servicios prestados, dotación personal y material, tiempo empleado y demás datos
necesarios para practicar la correspondiente liquidación.
138
23. Cada alcalde no puede presentar al año:
a) Más de tres cuestiones de confianza
b) Más de dos cuestiones de confianza
c) Más de una cuestión de confianza
d) El Alcalde no puede presentar cuestiones de confianza
C
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales. CAPÍTULO NOVENO. Elección de Alcalde Artículo 197 bis
1. El Alcalde podrá plantear al Pleno una cuestión de confianza, vinculada a la aprobación o modificación de cualquiera de los siguientes asuntos:
a) Los presupuestos anuales.
b) El reglamento orgánico.
c) Las ordenanzas fiscales.
d) La aprobación que ponga fin a la tramitación de los instrumentos de planeamiento general de ámbito municipal.
2. La presentación de la cuestión de confianza vinculada al acuerdo sobre alguno de los asuntos señalados en el número anterior figurará expresamente en el correspondiente
punto del orden del día del Pleno, requiriéndose para la adopción de dichos acuerdos el "quórum" de votación exigido en la ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del
Régimen Local, para cada uno de ellos. La votación se efectuará, en todo caso, mediante el sistema nominal de llamamiento público.
3. Para la presentación de la cuestión de confianza será requisito previo que el acuerdo correspondiente haya sido debatido en el Pleno y que éste no hubiera obtenido la mayoría
necesaria para su aprobación.
4. En el caso de que la cuestión de confianza no obtuviera el número necesario de votos favorables para la aprobación del acuerdo, el Alcalde cesará automáticamente, quedando
en funciones hasta la toma de posesión de quien hubiere de sucederle en el cargo. La elección del nuevo Alcalde se realizará en sesión plenaria convocada automáticamente para
las doce horas del décimo día hábil siguiente al de la votación del acuerdo al que se vinculase la cuestión de confianza, rigiéndose por las reglas contenidas en el artículo 196,
con las siguientes especialidades:
a) En los municipios de más de 250 habitantes, el Alcalde cesante quedará excluido de la cabeza de lista a efectos de la elección, ocupando su lugar el segundo de la misma,
tanto a efectos de la presentación de candidaturas a la Alcaldía como de designación automática del Alcalde, en caso de pertenecer a la lista más votada y no obtener ningún
candidato el voto de la mayoría absoluta del número legal de concejales.
b) En los municipios comprendidos entre 100 y 250 habitantes, el Alcalde cesante no podrá ser candidato a la Alcaldía ni proclamado Alcalde en defecto de un candidato que
obtenga el voto en la mayoría absoluta del número legal de concejales. Si ningún candidato obtuviese esa mayoría, será proclamado Alcalde el concejal que hubiere obtenido
más votos populares en las elecciones de concejales, excluido el Alcalde cesante.
5. La previsión contenida en el número anterior no será aplicable cuando la cuestión de confianza se vincule a la aprobación o modificación de los presupuestos anuales. En este
caso se entenderá otorgada la confianza y aprobado el proyecto si en el plazo de un mes desde que se votara el rechazo de la cuestión de confianza no se presenta una moción de
censura con candidato alternativo a Alcalde, o si ésta no prospera.
A estos efectos, no rige la limitación establecida en el apartado 2 del artículo anterior.
6. Cada Alcalde no podrá plantear más de una cuestión de confianza en cada año, contando desde el inicio de su mandato, ni
más de dos durante la duración total del mismo. No se podrá plantear una cuestión de confianza en el último año de
mandato de cada Corporación.
7. No se podrá plantear una cuestión de confianza desde la presentación de una moción de censura hasta la votación de esta última.
8. Los concejales que votasen a favor de la aprobación de un asunto al que se hubiese vinculado una cuestión de confianza no podrán firmar una moción de censura contra el
Alcalde que lo hubiese planteado hasta que transcurra un plazo de seis meses, contado a partir de la fecha de votación del mismo.
Asimismo, durante el indicado plazo, tampoco dichos concejales podrán emitir un voto contrario al asunto al que se hubiese vinculado la cuestión de confianza, siempre que sea
sometido a votación en los mismos términos que en tal ocasión. Caso de emitir dicho voto contrario, éste será considerado nulo.
24. La ley reguladora de bases del régimen local es de fecha:
a) 2 de abril de 1985
b) 7 de julio de 1957
c) 2 de agosto de 1984
d) 4 de enero de 1977
A
LEY 7/1985, DE 2 DE ABRIL, REGULADORA DE LAS BASES DEL RÉGIMEN LOCAL. (B.O.E. de 3 de abril; corrección
de errores el 11 de junio)
25. El pago de la cuota del servicio de la central de alarmas automáticas:
a) Depende del número que se utilice
b) Es independiente de lo que se pueda pagar por la prestación del servicio
c) Sólo es para organismos oficiales
d) Se fija según las características del usuario
B
Epígrafe Cuarto. Servicio de la Central de Alarmas Automáticas.
1. La cuota por la utilización del servicio de la Central de Alarmas Automáticas será de 32.850 pts anuales.
2. El pago de esta será independiente de las que en su caso pudieran devengarse por la prestación del servicio de extinción de
incendios.
3. La tasa se devengará el día primero de cada año y tendrá carácter irreducible, salvo que la posibilidad de utilización del servicio cese por decisión municipal, en cuyo
caso las cuotas serán prorrateables por mensualidades completas cuando se concedan nuevas autorizaciones que posibiliten la utilización del servicio, iniciándose el devengo de
la tasa el día primero del mes en que haya concedido la autorización o licencia.
26. ¿Quién preside el Pleno del Ayuntamiento?
a) El Secretario de la Corporación
b) El primer Teniente de Alcalde
c) El concejal designado por el Alcalde
d) El Alcalde
D
Artículo 22. LRBRL 7/85
1. El Pleno, integrado por todos los concejales, es presidido por el Alcalde.
2. Corresponden, en todo caso, al Pleno las siguientes atribuciones: (...)
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al Alcalde y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo, que se rige por lo dispuesto en la
legislación electoral general.
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Alcalde y en la Comisión de Gobierno, salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), g) h), i), l)
y p), y en el número 3 de este artículo. (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
139
27. ¿Dónde se debe presentar el escrito de interposición de una moción de censura?
a) en cualquier registro de la Administración Local
b) en cualquier registro de cualquier Administración
c) En el Registro General de la Corporación Local
d) Todas las respuestas son válidas
C
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales. CAPÍTULO NOVENO. Elección de Alcalde Artículo 197.
1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura, cuya presentación, tramitación y votación se regirá por las siguientes normas:
a) La moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación y habrá de incluir un candidato a la Alcaldía,
pudiendo serlo cualquier concejal, cuya aceptación expresa conste en el escrito de proposición de la moción.
b) El escrito en el que se proponga la moción de censura deberá incluir la firmas debidamente autenticadas por Notario o por el Secretario general de la Corporación y deberá
presentarse ante éste por cualquiera de sus firmantes. El Secretario general comprobará que la moción de censura reúne los requisitos exigidos en este artículo y extenderá en el
mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa.
c) El documento así diligenciado se presentará en el Registro General de la Corporación por cualquiera de los firmantes de la moción,
quedando el Pleno automáticamente convocado para las doce horas del décimo día hábil siguiente al de su registro. El Secretario de la Corporación deberá remitir
notificación indicativa de tal circunstancia a todos los miembros de la misma en el plazo máximo de un día, a contar desde la presentación del documento en el
Registro, a los efectos de su asistencia a la sesión, especificando la fecha y hora de la misma.
d) El Pleno será presidido por una Mesa de edad, integrada por los concejales de mayor y menor edad de los presentes, excluidos el Alcalde y el candidato a la Alcaldía,
actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación, quien acreditará tal circunstancia.
e) La Mesa se limitará a dar lectura a la moción de censura, a conceder la palabra durante un tiempo breve, si estuvieren presentes, al candidato a la Alcaldía, al Alcalde y a los
portavoces de los grupos municipales, y a someter a votación la moción de censura.
f) El candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado Alcalde si ésta prosperase con el voto favorable de la mayoría absoluta del número de concejales que
legalmente componen la Corporación.
2. Ningún concejal puede firmar durante su mandato más de una moción de censura. A dichos efectos no se tomarán en consideración aquellas mociones que no hubiesen sido
tramitadas por no reunir los requisitos previstos en la letra b) del apartado 1 de este artículo.
3. La dimisión sobrevenida del Alcalde no suspenderá la tramitación y votación de la moción de censura.
4. En los municipios en los que se aplique el régimen de concejo abierto, la moción de censura se regulará por las normas contenidas en los dos números anteriores, con las
siguientes especialidades:
a) Las referencias hechas a los concejales a efectos de firma, presentación y votación de la moción de censura, así como a la constitución de la Mesa de edad, se entenderán
efectuadas a los electores incluidos en el censo electoral del municipio, vigente en la fecha de presentación de la moción de censura.
b) Podrá ser candidato cualquier elector residente en el municipio con derecho de sufragio pasivo.
c) Las referencias hechas al Pleno se entenderán efectuadas a la Asamblea vecinal.
d) La notificación por el Secretario a los concejales del día y hora de la sesión plenaria se sustituirá por un anuncio a los vecinos de tal circunstancia, efectuado de la forma
localmente usada para las convocatorias de la Asamblea vecinal.
e) La Mesa de edad concederá la palabra solamente al candidato a la Alcaldía y al Alcalde.
28. Las Corporaciones Locales se constituyen, salvo que medie recurso contencioso-electoral:
a) El cuadragésimo día posterior a la celebración de elecciones
b) El vigésimo quinto día posterior a la proclamación de resultados
c) El vigésimo día posterior a la celebración de elecciones
d) Ninguna repuesta es correcta
C
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales.CAPÍTULO OCTAVO. Mandato y constitución de las Corporaciones Municipales.
Artículo 195
1. Las Corporaciones municipales se constituyen en sesión pública el vigésimo día posterior a la celebración de las elecciones, salvo
que se hubiese presentado recurso
contencioso-electoral contra la proclamación de los concejales electos, en cuyo supuesto se constituyen el
cuadragésimo día posterior a las elecciones.
2. A tal fin, se constituye una Mesa de Edad integrada por los elegidos de mayor y menor edad, presentes en el acto, actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación.
3. La Mesa comprueba las credenciales presentadas, o acreditaciones de la personalidad de los electos con base a las certificaciones que al Ayuntamiento hubiera remitido la
Junta Electoral de Zona.
4. Realizada la operación anterior, la Mesa declarará constituida la Corporación si concurren la mayoría absoluta de los Concejales electos. En caso contrario, se celebrará
sesión dos días después, quedando constituida la Corporación cualquiera que fuere el número de concejales presentes.
29. Los Municipios gozan de autonomía para la gestión de sus intereses según establece la
Constitución en su artículo:
a) 133
b) 135
c) 137
d) 139
C
CE. TITULO VIII De la Organización Territorial del Estado .CAPITULO PRIMERO Principios generales. Artículo 137
El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas
entidades gozan de
autonomía para la gestión de sus respectivos intereses.
30. ¿Cuándo se devenga la cuota del servicio de alarmas automáticas?
a) El día primero de cada año
b) Al inicio de la prestación
c) Cuando los efectivos salen de sus bases
d) El último día del año
A
Epígrafe Cuarto. Servicio de la Central de Alarmas Automáticas.
1. La cuota por la utilización del servicio de la Central de Alarmas Automáticas será de 32.850 pts anuales.
2. El pago de esta será independiente de las que en su caso pudieran devengarse por la prestación del servicio de extinción de incendios.
140
3. La tasa se devengará el día primero de cada año y tendrá carácter irreducible, salvo que la posibilidad de utilización del servicio cese por decisión
municipal, en cuyo caso las cuotas serán prorrateables por mensualidades completas cuando se concedan nuevas autorizaciones que posibiliten la utilización del servicio,
iniciándose el devengo de la tasa el día primero del mes en que haya concedido la autorización o licencia.
31. ¿Cuál de los siguientes elementos se tendrán en cuenta par calcular la cuota tributaria de la
tasa?:
a) Nº de efectivos personales
b) Nº de efectivos materiales
c) Tiempo invertido
d) Todas son ciertas
D
IV Base Imponible y Cuota Tributaria. Artículo 5.
La cuota tributaria se determinará en función del número de efectivos, tanto personales como materiales, que se empleen en la prestación del servicio y
del tiempo invertido. A tal efecto se aplicará la siguiente tarifa: (...)
32. El hecho imponible de la tasa es:
a) La cantidad que se paga
b) Los obligados a pagar
c) Las prestaciones por las que se paga
d) La fecha del devengo
C
Artículo 2.
1. Constituye el hecho imponible de la tasa, la prestación de los servicios de extinción de incendios y alarmas de los mismos, prevención de ruinas,
derribos, inundaciones, salvamentos y otros análogos, bien sea a solicitud de particulares interesados, o bien sea de oficio por razones de seguridad siempre que la
prestación de dicho servicio redunde en beneficio del sujeto pasivo.
2. No estarán sujetos al pago de la tasa el servicio de prevención general de incendios, ni los servicios que se presten en beneficio de la generalidad del vecindario o de una
parte considerable del mismo, tales como los prestados en casos de catástrofe o calamidad pública oficialmente declarada.
33. ¿Quién puede nombrar a los miembros de la Comisión de Gobierno?:
a) El Pleno
b) La propia Comisión
c) Los Tenientes de Alcalde
d) El Alcalde
D
Artículo 23. LRBRL 7/85
1. La Comisión de Gobierno se integra por el Alcalde y un número de Concejales no superior al tercio del número legal de los mismos,
nombrados y separados libremente por aquél, dando cuenta al Pleno.
2. Corresponde a la Comisión de Gobierno:
a) La asistencia al Alcalde en el ejercicio de sus atribuciones.
b) Las atribuciones que el Alcalde u otro órgano municipal le delegue o le atribuyan las leyes. (Epígrafe redactado de conformidad con la Ley 11/1999, de 21 de abril).
3. Los Tenientes de Alcalde sustituyen, por el orden de su nombramiento y en los casos de vacante, ausencia o enfermedad, al Alcalde, siendo libremente designados y
revocados por éste de entre los miembros de la Comisión de Gobierno y, donde ésta no exista, de entre los Concejales.
4. El Alcalde puede delegar el ejercicio de determinadas atribuciones en los miembros de la Comisión de Gobierno y, donde ésta no exista, en los Tenientes de Alcalde, sin
perjuicio de las delegaciones especiales que, para cometidos específicos, pueda realizar en favor de cualesquiera Concejales, aunque no pertenecieran a aquella Comisión.
34. Una sociedad aseguradora o una compañía de seguros:
a) Se le considera contribuyente de la tasa
b) Se le considera sustituto del contribuyente
c) Se le considera sustituto del contribuyente en el caso de que tenga contratada
d) No es contribuyente ni sustituto
C
Sujeto Pasivo. Artículo 3.
Son sujetos pasivos (o contribuyente, la persona deudora) de la tasa:
A) En concepto de contribuyentes, los usuarios de los respectivos servicios. Se consideran usuarios los propietarios, inquilinos o usufructuarios de las fincas
siniestradas.
B) En el supuesto de prestación del servicio de extinción de incendios, será sustituto del contribuyente la Entidad o Sociedad
aseguradora del riesgo.
35. ¿Cuándo se entiende que se inicia el servicio de extinción de incendios?:
a) Cuando salgan los efectivos de sus bases
b) Cuando se llega al lugar del siniestro
c) Cuando se empieza a realizar la prestación propiamente dicha
d) Cuando se recibe el aviso
A
Devengo. Artículo 4.
Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 5 epígrafe 4, la tasa se devengará cuando se inicie la prestación del servicio. Se entenderá que se
inicia el servicio
cuando salgan los efectivos de sus respectivas Bases.
36. La tasa por servicios de extinción de incendios fue aprobada:
a) 2 de abril de 1985
b) 6 de octubre de 1989
141
c) 7 de enero de 1990
d) 1 de abril de 1986
B
Esta Tasa fue aprobada por acuerdo del Pleno del Ayuntamiento en fecha 6 de octubre de 1989 , entrando en vigor, como todas las
Ordenanzas fiscales, el uno de enero del año siguiente. Ha sido modificada en parte el 25 de noviembre de 1994.
37. La tasa del servicio de extinción de incendios es tasa y no impuesto porque:
a) Se paga según la capacidad económica del contribuyente
b) Se recibe una contraprestación directa por el pago
c) No se recibe una contraprestación directa por el pago
d) Es municipal y no estatal como los impuestos
B
38. Es competente para plantear conflictos de competencias a otras Administraciones:
a) El Pleno
b) La Comisión de Gobierno
c) El Alcalde
d) Cualquiera de ellos
A
Artículo 22. LRBRL 7/85
1. El Pleno, integrado por todos los concejales, es presidido por el Alcalde.
2. Corresponden, en todo caso, al Pleno las siguientes atribuciones:
a) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
b) Los acuerdos relativos a la participación en organizaciones supramunicipales; alteración del término municipal; creación o supresión de municipios y de las Entidades a que
se refiere el artículo 45; creación de órganos desconcentrados; alteración de la capitalidad del municipio y el cambio de nombre de éste o de aquellas Entidades y la adopción o
modificación de su bandera, enseña o escudo.
c) La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación municipal de los planes y demás instrumentos de ordenación previstos en a
legislación urbanística.
d) La aprobación del Reglamento orgánico y de las ordenanzas.
e) La determinación de los recursos propios de carácter tributario; la aprobación y modificación de los Presupuestos; la disposición de gastos en materia de su competencia y la
aprobación de las cuentas; todo ello de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Haciendas Locales.
f) La aprobación de las formas de gestión de los servicios y de los expedientes de municipalización.
g) La aceptación de la delegación de competencias hecha por otras Administraciones públicas.
h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades locales y demás Administraciones públicas.
i) La aprobación de la plantilla de personal y de la relación de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía de las retribuciones complementarias fijas y periódicas de los
funcionarios y el número y régimen del personal eventual.
j) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en materias de competencia plenaria.
k) La declaración de lesividad de los actos del Ayuntamiento.
l) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
m) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada, dentro de cada ejercicio económico, exceda del 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto salvo las de tesorería, que le corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 % de los ingresos corrientes liquidados en el
ejercicio anterior- todo ello de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
n) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de
pesetas, así como los contratos y concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años y los plurianuales de menor duración cuando el importe acumulado de
todas sus anualidades supere el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios de! Presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior a la cuantía
señalada en esta letra.
ñ) La aprobación de los proyectos de obras y servicios cuando sea competente para su contratación o concesión, y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.
o) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 500.000.000 de pesetas,
así como las enajenaciones patrimoniales en los siguientes supuestos:
Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles que estén declarados de valor histórico o artístico, y no estén previstas en el Presupuesto.
Cuando estando previstas en el Presupuesto, superen los mismos porcentajes y cuantías indicados para las adquisiciones de bienes.
p) Aquéllas otras que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial.
q) Las demás que expresamente le confieran las Leyes.
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al Alcalde y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo, que se rige por lo dispuesto en la
legislación electoral general.
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Alcalde y en la Comisión de Gobierno, salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), g) h), i), l)
y p), y en el número 3 de este artículo. (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
39. La población de derecho de un Municipio está constituida por:
a) Las personas que residían en él
b) Las personas que hayan residido en él
c) Por el total de las personas nacidas en él
d) Por los inscritos en el padrón municipal
D
Artículo 15. LRBRL 7/85
Toda persona que viva en España está obligada a inscribirse en el Padrón del municipio en el que resida habitualmente. Quien viva en varios municipios deberá inscribirse
únicamente en el que habite durante más tiempo al año.
El conjunto de personas inscritas en el Padrón municipal constituye la población del municipio.
Los inscritos en el Padrón municipal son los vecinos del municipio.
La condición de vecino se adquiere en el mismo momento de su inscripción en el Padrón. (Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996, de 10 de enero).
40. Separar del servicio a los funcionarios del Ayuntamiento es una función encomendada a:
a) El Pleno
b) El Alcalde
c) La comisión de Gobierno
d) El primer Teniente de Alcalde
B
Artículo 21. LRBRL 7/85
142
1. El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta, en todo caso, las siguientes atribuciones:
a) Dirigir el gobierno y la administración municipal.
b) Representar al Ayuntamiento.
c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno, salvo los supuestos previstos en la presente Ley y en la legislación electoral general, de la Comisión de Gobierno y de cualesquiera
otros órganos municipales, y decidir los empates con voto de calidad.
d) Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras municipales.
e) Dictar bandos.
f) El desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado, disponer gastos dentro de los límites de su competencia, concertar operaciones de crédito, con
exclusión de las contempladas en el artículo 158.5 de la Ley 39/1998, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, siempre que aquéllas estén previstas en el
Presupuesto y su importe acumulado dentro de cada ejercicio económico no supere el 10 % de sus recursos ordinarios, salvo las de tesorería que le corresponderá cuando el
importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento no superen el 1 5 % de los ingresos liquidados en el ejercicio anterior; ordenar pagos y rendir cuentas; todo ello
de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
g) Aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobados por el Pleno, aprobar las bases de las pruebas para la selección del personal y para
los concursos de provisión de puestos de trabajo y distribuir las retribuciones complementarias que no sean fijas y periódicas
h) Desempeñar la jefatura superior de todo el personal, y acordar su nombramiento y sanciones, incluida la separación del servicio de los funcionarios
de la Corporación y el despido del personal laboral, dando cuenta al Pleno, en estos dos últimos casos, en la primera sesión que celebre. Esta atribución se entenderá
sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 99.1 y 3 de esta Ley.
i) Ejercer la jefatura de la Policía Municipal.
j) Las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión
urbanística y de los proyectos de urbanización.
k) El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa del Ayuntamiento en las materias de su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano,
y, en caso de urgencia, en materias de la competencia del Pleno, en este supuesto dando cuenta al mismo en la primera sesión que celebre para su ratificación.
l ) La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materias de la competencia de la Alcaldía.
m) Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos y riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta
inmediata al Pleno.
n) Sancionar las faltas de desobediencia a su autoridad o por infracción de las ordenanzas municipales, salvo en los casos en que tal facultad esté atribuida a otros órganos.
ñ) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe no supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto ni, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de
pesetas; incluidas las de carácter plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere ni el
porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del primer ejercicio, ni la cuantía señalada.
o) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y estén previstos en el Presupuesto.
p) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor no supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto ni los 500.000.000 de pesetas, así como la enajenación del
patrimonio que no supere el porcentaje ni la cuantía indicados en los siguientes supuestos:
La de bienes inmuebles, siempre que esté prevista en el Presupuesto.
La de bienes muebles, salvo los declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación no se encuentre prevista en el Presupuesto.
q) El otorgamiento de las licencias, salvo que las leyes sectoriales lo atribuyan expresamente al Pleno o a la Comisión de Gobierno.
r) Ordenar la publicación, ejecución y hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento.
s) Las demás que expresamente le atribuyan las leyes y aquéllas que la legislación del Estado o de las Comunidades Autónomas asignen al municipio y no atribuyan a otros
órganos municipales.
2. Corresponde asimismo al Alcalde el nombramiento de los Tenientes de Alcalde.
3. El Alcalde puede delegar el ejercicio de sus atribuciones, salvo las de convocar y presidir las sesiones del Pleno y de la Comisión de Gobierno, decidir los empates con el
voto de calidad, la concertación de operaciones de crédito, la jefatura superior de todo el personal, la separación del servicio de los funcionarios y el despido del personal
laboral, y las enunciadas en los apartados a), e), j) k), l) y m) del número 1 de este artículo. No obstante, podrá delegar en la Comisión de Gobierno el ejercicio de las
atribuciones contempladas en el apartado j). (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
41. La tarifa que se aplica en la tasa de extinción de incendios se establece por cada:
a) Hora
b) Hora o fracción
c) Media hora
d) Media hora o fracción
D
Epígrafe primero. Equipos base.- Por cada vehículo, con su correspondiente dotación, por cada media hora o fracción:
Coche de primera salida
Autobomba
Autotanque
Autoescala
Vehículos de desagües
Autoelectro
Vehículos de apeos
Autogrúa más vehículos de útiles
Vehículo de salvamento acuático
Vehículo para fuegos de hidrocarburos
Vehículo para recuperación de hidrocarburos
Autobomba forestal
Vehículo de tendido de mangaje
Vehículo de transporte
Otros de funcionamiento de motor de gasolina o similar suelto
Epígrafe segundo. Personal.
Por cada bombero que exceda de la dotación de vehículos utilizados, cualquiera que sea su categoría, por cada media hora
Por cada aparejador, cada media hora o fracción
Por cada arquitecto, cada media hora o fracción
3.700 pts
3.800 pts
1.800 pts
4.100 pts
1.000 pts
1.000 pts
1.600 pts
6.700 pts
3.200 pts
8.500 pts
7.100 pts
2.600 pts
1.300 pts
500 pts
500 pts
o fracción
340 pts
455 pts
630 pts
42. En un Municipio que cuente con 223 habitantes, existen:
a) Tres concejales
b) Cinco Concejales
c) Dos Concejales
d) No hay concejales
B
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril. TÍTULO
TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales . CAPÍTULO CUARTO. Sistema electoral. Artículo 179
1. Cada término municipal constituye una circunscripción en la que se elige el número de concejales que resulte de la aplicación de la siguiente escala:
Hasta 250 residentes ........................................................... 5
De 251 a 1.000
...........................................................
7
De 1.001 a 2.000
...........................................................
9
De 2.001 a 5.000
........................................................... 11
De 5.001 a 10.000
........................................................... 13
De 10.001 a 20.000
........................................................... 17
De 20.001 a 50.000
........................................................... 21
De 50.001 a 100.000
........................................................... 25
143
De 100.001 en adelante, un Concejal más por cada 100.000 residentes o fracción, añadiéndose uno más cuando el resultado sea un número par.
2. La escala prevista en el párrafo anterior no se aplica a los municipios que, de acuerdo con la legislación sobre Régimen Local, funcionan en régimen de Concejo
Abierto. En estos municipios los electores eligen directamente al Alcalde por sistema mayoritario.
43. ¿Debe existir Comisión de Gobierno Informativa en una Diputación?
a) Sí, obligatoriamente
b) No, en ningún caso
c) Sólo si lo acuerda el Pleno
d) Sólo si lo acuerda el Presidente
A
Ley 11/1999, de 21 de Abril, de modificación de la Ley 7/1985, de 2 de Abril, reguladora de las bases de Régimen Local y otras medidas para el
desarrollo del Gobierno Local, en materia de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial y en materia de Aguas. (B.O.E. de 22 de abril de 1999)
JUAN CARLOS I, REY DE ESPAÑA. A todos los que la presente vieren y entendieren.
Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente Ley.
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS: II
En segundo lugar, se lleva a cabo con la modificación de los artículos 20 a 23, 32 a 35 y artículo 46.2.a), una nueva distribución de competencias entre el Pleno y el Presidente
de la corporación a fin de solventar los problemas planteados al atribuirse en la actual regulación al Pleno funciones que tienen un carácter eminentemente ejecutivo y que es
más lógico que sean competencias de Alcalde, en aras a una mayor eficacia en el funcionamiento del respectivo Ayuntamiento o Diputación. Como contrapartida, se clarifican
las competencias del Pleno, se refuerzan las funciones de control por parte de éste mediante una mayor frecuencia de sus sesiones ordinarias y se establece el carácter
preceptivo de los órganos de estudio, informe y seguimiento de la gestión del Alcalde o del Presidente y de sus órganos
delegados en los Ayuntamientos de los municipios con más de 5.000 habitantes y en las Diputaciones Provinciales.
44. La cuestión de confianza se debe presentar vinculada a la aprobación o modificación de uno de
los siguientes acuerdos:
a) La relación de puestos de trabajo
b) El presupuesto municipal
c) La plantilla
d) A cualquiera de ellos
B
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales. CAPÍTULO NOVENO. Elección de Alcalde Artículo 197 bis
1. El Alcalde podrá plantear al Pleno una cuestión de confianza, vinculada a la aprobación o modificación de cualquiera de los
siguientes asuntos:
a) Los presupuestos anuales.
b) El reglamento orgánico.
c) Las ordenanzas fiscales.
d) La aprobación que ponga fin a la tramitación de los instrumentos de planeamiento general de ámbito municipal.
2. La presentación de la cuestión de confianza vinculada al acuerdo sobre alguno de los asuntos señalados en el número anterior figurará expresamente en el correspondiente
punto del orden del día del Pleno, requiriéndose para la adopción de dichos acuerdos el "quórum" de votación exigido en la ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del
Régimen Local, para cada uno de ellos. La votación se efectuará, en todo caso, mediante el sistema nominal de llamamiento público.
3. Para la presentación de la cuestión de confianza será requisito previo que el acuerdo correspondiente haya sido debatido en el Pleno y que éste no hubiera obtenido la mayoría
necesaria para su aprobación.
4. En el caso de que la cuestión de confianza no obtuviera el número necesario de votos favorables para la aprobación del acuerdo, el Alcalde cesará automáticamente, quedando
en funciones hasta la toma de posesión de quien hubiere de sucederle en el cargo. La elección del nuevo Alcalde se realizará en sesión plenaria convocada automáticamente para
las doce horas del décimo día hábil siguiente al de la votación del acuerdo al que se vinculase la cuestión de confianza, rigiéndose por las reglas contenidas en el artículo 196,
con las siguientes especialidades:
a) En los municipios de más de 250 habitantes, el Alcalde cesante quedará excluido de la cabeza de lista a efectos de la elección, ocupando su lugar el segundo de la misma,
tanto a efectos de la presentación de candidaturas a la Alcaldía como de designación automática del Alcalde, en caso de pertenecer a la lista más votada y no obtener ningún
candidato el voto de la mayoría absoluta del número legal de concejales.
b) En los municipios comprendidos entre 100 y 250 habitantes, el Alcalde cesante no podrá ser candidato a la Alcaldía ni proclamado Alcalde en defecto de un candidato que
obtenga el voto en la mayoría absoluta del número legal de concejales. Si ningún candidato obtuviese esa mayoría, será proclamado Alcalde el concejal que hubiere obtenido
más votos populares en las elecciones de concejales, excluido el Alcalde cesante.
5. La previsión contenida en el número anterior no será aplicable cuando la cuestión de confianza se vincule a la aprobación o modificación de los presupuestos anuales. En este
caso se entenderá otorgada la confianza y aprobado el proyecto si en el plazo de un mes desde que se votara el rechazo de la cuestión de confianza no se presenta una moción de
censura con candidato alternativo a Alcalde, o si ésta no prospera.
A estos efectos, no rige la limitación establecida en el apartado 2 del artículo anterior.
6. Cada Alcalde no podrá plantear más de una cuestión de confianza en cada año, contando desde el inicio de su mandato, ni más de dos durante la duración total del mismo. No
se podrá plantear una cuestión de confianza en el último año de mandato de cada Corporación.
7. No se podrá plantear una cuestión de confianza desde la presentación de una moción de censura hasta la votación de esta última.
8. Los concejales que votasen a favor de la aprobación de un asunto al que se hubiese vinculado una cuestión de confianza no podrán firmar una moción de censura contra el
Alcalde que lo hubiese planteado hasta que transcurra un plazo de seis meses, contado a partir de la fecha de votación del mismo.
Asimismo, durante el indicado plazo, tampoco dichos concejales podrán emitir un voto contrario al asunto al que se hubiese vinculado la cuestión de confianza, siempre que sea
sometido a votación en los mismos términos que en tal ocasión. Caso de emitir dicho voto contrario, éste será considerado nulo.
45. Un vecino de un municipio contrata una alarma con el servicio de la central de alarmas
automáticas, ¿desde cuándo tendrá que pagar, suponiendo que el año ya ha comenzado?
a) El día primero del año independientemente de cuando la haya solicitado
b) El primer día del mes en el que hace la solicitud
c) Desde el día que hace la solicitud
d) A partir de su primera utilización
B
Epígrafe Cuarto. Servicio de la Central de Alarmas Automáticas.
1. La cuota por la utilización del servicio de la Central de Alarmas Automáticas será de 32.850 pts anuales.
2. El pago de esta será independiente de las que en su caso pudieran devengarse por la prestación del servicio de extinción de incendios.
3. La tasa se devengará el día primero de cada año y tendrá carácter irreducible, salvo que la posibilidad de utilización del servicio cese por
decisión municipal, en cuyo caso las cuotas serán prorrateables por mensualidades completas cuando
se concedan nuevas autorizaciones que posibiliten
la utilización del servicio, iniciándose el devengo de la tasa el día primero del mes en que haya concedido la autorización o
licencia.
144
46. El límite de mociones de censura que puede presentar un Alcalde durante su mandato es de:
a) Tres
b) Ninguna
c) Una
d) Dos
B
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales. CAPÍTULO NOVENO. Elección de Alcalde Artículo 197.
1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura , cuya presentación, tramitación y votación se regirá por las siguientes normas:
a) La moción
de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta del número legal de miembros de la
Corporación y habrá de incluir un candidato a la Alcaldía, pudiendo serlo cualquier concejal, cuya aceptación expresa conste en el escrito de proposición de la moción.
b) El escrito en el que se proponga la moción de censura deberá incluir la firmas debidamente autenticadas por Notario o por el Secretario general de la Corporación y deberá
presentarse ante éste por cualquiera de sus firmantes. El Secretario general comprobará que la moción de censura reúne los requisitos exigidos en este artículo y extenderá en el
mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa.
c) El documento así diligenciado se presentará en el Registro General de la Corporación por cualquiera de los firmantes de la moción, quedando el Pleno automáticamente
convocado para las doce horas del décimo día hábil siguiente al de su registro. El Secretario de la Corporación deberá remitir notificación indicativa de tal circunstancia a todos
los miembros de la misma en el plazo máximo de un día, a contar desde la presentación del documento en el Registro, a los efectos de su asistencia a la sesión, especificando la
fecha y hora de la misma.
d) El Pleno será presidido por una Mesa de edad, integrada por los concejales de mayor y menor edad de los presentes, excluidos el Alcalde y el candidato a la Alcaldía,
actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación, quien acreditará tal circunstancia.
e) La Mesa se limitará a dar lectura a la moción de censura, a conceder la palabra durante un tiempo breve, si estuvieren presentes, al candidato a la Alcaldía, al Alcalde y a los
portavoces de los grupos municipales, y a someter a votación la moción de censura.
f) El candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado Alcalde si ésta prosperase con el voto favorable de la mayoría absoluta del número de concejales que
legalmente componen la Corporación.
47. El candidato en una moción de censura queda proclamado Alcalde, si aquella prospera con el
voto favorable de :
a) La mayoría del Pleno
b) La mayoría absoluta del pleno
c) Un tercio del Pleno
d) Ninguna es correcta
B
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL modificada por las Leyes Orgánicas 1/1987, de 2 de abril; 8/1991, de 13 de
marzo; 6/1992, de 2 de noviembre; 13/1994, de 30 de marzo; 3/1995, de 23 de marzo ; 1/1997, de 30 de mayo; 3/1998, de 15 de junio y 8/1999, de 21 de abril.
TÍTULO TERCERO. Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales. CAPÍTULO NOVENO. Elección de Alcalde Artículo 197.
1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura, cuya presentación, tramitación y votación se regirá por las siguientes normas:
a) La moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación y habrá de incluir un candidato a la Alcaldía,
pudiendo serlo cualquier concejal, cuya aceptación expresa conste en el escrito de proposición de la moción.
b) El escrito en el que se proponga la moción de censura deberá incluir la firmas debidamente autenticadas por Notario o por el Secretario general de la Corporación y deberá
presentarse ante éste por cualquiera de sus firmantes. El Secretario general comprobará que la moción de censura reúne los requisitos exigidos en este artículo y extenderá en el
mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa.
c) El documento así diligenciado se presentará en el Registro General de la Corporación por cualquiera de los firmantes de la moción, quedando el Pleno automáticamente
convocado para las doce horas del décimo día hábil siguiente al de su registro. El Secretario de la Corporación deberá remitir notificación indicativa de tal circunstancia a todos
los miembros de la misma en el plazo máximo de un día, a contar desde la presentación del documento en el Registro, a los efectos de su asistencia a la sesión, especificando la
fecha y hora de la misma.
d) El Pleno será presidido por una Mesa de edad, integrada por los concejales de mayor y menor edad de los presentes, excluidos el Alcalde y el candidato a la Alcaldía,
actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación, quien acreditará tal circunstancia.
e) La Mesa se limitará a dar lectura a la moción de censura, a conceder la palabra durante un tiempo breve, si estuvieren presentes, al candidato a la Alcaldía, al Alcalde y a los
portavoces de los grupos municipales, y a someter a votación la moción de censura.
f) El candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado Alcalde si ésta prosperase con el voto favorable de la
mayoría absoluta del número de concejales que legalmente componen la Corporación.
48. La Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local es del año:
a) 1985
b) 1986
c) 1958
d) 1988
A
LEY 7/1985, DE 2 DE ABRIL, REGULADORA DE LAS BASES DEL RÉGIMEN LOCAL. (B.O.E. de 3 de abril; corrección de errores
el 11 de junio)
49. Una de la siguientes es una competencia del Alcalde:
a) Aprobar la plantilla
b) Aprobar las bases de las pruebas selectivas de personal
c) Aprobar la relación de puestos de trabajo
d) Todas ellas
B
Artículo 21.
1. El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta, en todo caso, las siguientes atribuciones:
a) Dirigir el gobierno y la administración municipal.
b) Representar al Ayuntamiento.
c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno, salvo los supuestos previstos en la presente Ley y en la legislación electoral general, de la Comisión de Gobierno y de cualesquiera
otros órganos municipales, y decidir los empates con voto de calidad.
d) Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras municipales.
e) Dictar bandos.
f) El desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado, disponer gastos dentro de los límites de su competencia, concertar operaciones de crédito, con
exclusión de las contempladas en el artículo 158.5 de la Ley 39/1998, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, siempre que aquéllas estén previstas en el
Presupuesto y su importe acumulado dentro de cada ejercicio económico no supere el 10 % de sus recursos ordinarios, salvo las de tesorería que le corresponderá cuando el
145
importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento no superen el 1 5 % de los ingresos liquidados en el ejercicio anterior; ordenar pagos y rendir cuentas; todo ello
de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
g) Aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobados por el Pleno, aprobar las bases de las
pruebas para la selección del personal y para los concursos de provisión de puestos de trabajo y distribuir las retribuciones complementarias que no sean
fijas y periódicas
h) Desempeñar la jefatura superior de todo el personal, y acordar su nombramiento y sanciones, incluida la separación del servicio de los funcionarios de la Corporación y el
despido del personal laboral, dando cuenta al Pleno, en estos dos últimos casos, en la primera sesión que celebre. Esta atribución se entenderá sin perjuicio de lo dispuesto en los
artículos 99.1 y 3 de esta Ley.
i) Ejercer la jefatura de la Policía Municipal.
j) Las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión
urbanística y de los proyectos de urbanización.
k) El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa del Ayuntamiento en las materias de su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano,
y, en caso de urgencia, en materias de la competencia del Pleno, en este supuesto dando cuenta al mismo en la primera sesión que celebre para su ratificación.
l ) La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materias de la competencia de la Alcaldía.
m) Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos y riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta
inmediata al Pleno.
n) Sancionar las faltas de desobediencia a su autoridad o por infracción de las ordenanzas municipales, salvo en los casos en que tal facultad esté atribuida a otros órganos.
ñ) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe no supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto ni, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de
pesetas; incluidas las de carácter plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere ni el
porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del primer ejercicio, ni la cuantía señalada.
o) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y estén previstos en el Presupuesto.
p) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor no supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto ni los 500.000.000 de pesetas, así como la enajenación del
patrimonio que no supere el porcentaje ni la cuantía indicados en los siguientes supuestos:
La de bienes inmuebles, siempre que esté prevista en el Presupuesto.
La de bienes muebles, salvo los declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación no se encuentre prevista en el Presupuesto.
q) El otorgamiento de las licencias, salvo que las leyes sectoriales lo atribuyan expresamente al Pleno o a la Comisión de Gobierno.
r) Ordenar la publicación, ejecución y hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento.
s) Las demás que expresamente le atribuyan las leyes y aquéllas que la legislación del Estado o de las Comunidades Autónomas asignen al municipio y no atribuyan a otros
órganos municipales.
2. Corresponde asimismo al Alcalde el nombramiento de los Tenientes de Alcalde.
3. El Alcalde puede delegar el ejercicio de sus atribuciones, salvo las de convocar y presidir las sesiones del Pleno y de la Comisión de Gobierno, decidir los empates con el
voto de calidad, la concertación de operaciones de crédito, la jefatura superior de todo el personal, la separación del servicio de los funcionarios y el despido del personal
laboral, y las enunciadas en los apartados a), e), j) k), l) y m) del número 1 de este artículo. No obstante, podrá delegar en la Comisión de Gobierno el ejercicio de las
atribuciones contempladas en el apartado j). (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
50. No es un elemento fundamental para que exista el Municipio:
a) El padrón
b) La organización
c) El territorio
d) La población
A
Ley 7/85 RBRL. TÍTULO II. EL MUNICIPIO. Artículo 11.
1. El Municipio es la Entidad local básica de la organización territorial del Estado. Tiene personalidad jurídica y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.
2. Son elementos del Municipio el territorio, la población y la organización.
146
Tema 4. Órganos de gobierno municipal: El Alcalde. El Pleno. La
Comisión de Gobierno. Las Ramas. Las Áreas y Servicios.
1. ¿Qué tratamiento tiene el Alcalde de Madrid?:
a) Señoría
b) Ilustrísima
c) Excelencia
d) Don
C
Excmo. Sr./Sra./ Excelentísimo Señor/Señora: Alcaldes de Madrid y Barcelona
Iltmo. Sr./Sra./ Ilustrísimo Señor /Señora: Alcaldes de capitales de provincia y municipios de más de 100.000 habitantes.
En los restantes municipios el tratamiento es de Señoría. ( A excepción de Cataluña, donde todos los Alcaldes tienen el tratamiento de "Iltmo. Sr.").
2. Los Municipios según establece el art. 137 de la Constitución española gozan de:
a) Autonomía para la gestión de sus intereses
b) Soberanía para la gestión de sus intereses
c) Autonomía para su gobierno
d) Todas las respuestas son falsas
A
TITULO VIII De la Organización Territorial del Estado
CAPITULO PRIMERO Principios generales
Artículo 137
El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas entidades gozan
de autonomía
para la gestión de sus respectivos intereses.
3. El Alcalde pedáneo es elegido por:
a) Los concejales
b) Todos los vecinos
c) Los vecinos de la entidad menor al municipio
d) El Alcalde presidente
C
Artículo 199, LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
1. El régimen electoral de los órganos de las entidades locales de ámbito territorial inferior al Municipio será el que establezcan las leyes de las Comunidades Autónomas que
las instituyan o reconozcan, que, en todo caso, deberán respetar lo dispuesto en la Ley reguladora de las bases del régimen local, en su defecto, será el previsto en los números
siguientes de este artículo.
2. Los Alcaldes Pedáneos son elegidos directamente por los vecinos de la correspondiente entidad local por sistema mayoritario
mediante la presentación de candidatos por los distintos partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores.
3. Las Juntas Vecinales de las entidades locales menores están formadas por el Alcalde Pedáneo que las preside y dos Vocales en los núcleos de población inferior a 250
residentes y por cuatro en los de población superior a dicha cifra, siempre que el número de Vocales no supere el tercio del de Concejales que integran el Ayuntamiento, en cuyo
caso el número de vocales será de dos.
4. La designación de estos vocales se hará de conformidad con los resultados de las elecciones para el Ayuntamiento en la Sección o Secciones constitutivas de la entidad local
menor.
5. La Junta Electoral de Zona, determinará, aplicando el procedimiento establecido en el artículo 163, el número de vocales que corresponde a cada partido, federación,
coalición o agrupación.
6. Realizada la operación anterior, el representante de cada candidatura designará entre los electores de la entidad local menor a quienes hayan de ser vocales.
7. Si las Juntas Vecinales no hubiesen de constituirse, de acuerdo con lo previsto en la legislación sobre régimen local, por haberse establecido el funcionamiento de la entidad
en régimen de Concejo Abierto, se elegirá, en todo caso, un Alcalde Pedáneo en los términos del número 2 de este artículo.
4. ¿En qué artículo de la Constitución, además del 137, se trata de los Municipios de los que se
señalan a continuación?
a) En el 135
b) En el 136
c) En el 140
d) En el 145
C
Artículo 140
La Constitución garantiza la autonomía de los municipios. Estos gozarán de personalidad jurídica plena. Su gobierno y administración corresponde a sus
respectivos Ayuntamientos, integrados por los Alcaldes y los Concejales. Los Concejales serán elegidos por los vecinos del municipio mediante sufragio universal, igual,
libre, directo y secreto, en la forma establecida por la ley. Los Alcaldes serán elegidos por los Concejales o por los vecino s. La ley regulará las condiciones en las que proceda el
régimen del concejo abierto.
5. Señala cual de los órganos no es de existencia necesaria en un Municipio de menos de 5.000
habitantes:
a) La comisión de gobierno
b) El pleno
c) Los Tenientes de Alcalde
d) El Alcalde
A
Artículo 20. 7/85 LRBRL
1. La organización municipal responde a las siguientes reglas:
a) El Alcalde, los Tenientes de Alcalde y el Pleno existen en todos los Ayuntamientos.
147
b) La Comisión de Gobierno existe en todos los Municipios con población de derecho superior a 5.000 habitantes y en los de menos, cuando así lo disponga su
Reglamento orgánico y así lo acuerde el Pleno de su Ayuntamiento.
c) En los municipios de más de 5.000 habitantes, y en los de menos en que así lo disponga su Reglamento orgánico o lo acuerde el Pleno, existirán, si su legislación autonómica
no prevé en este ámbito otra forma organizativa, órganos que tengan por objeto el estudio, informe o consulta de los asuntos que han de ser sometidos a la decisión del Pleno,
así como el seguimiento de la gestión del Alcalde, la Comisión de Gobierno y los concejales que ostenten delegaciones, sin perjuicio de las competencias de control que
corresponden al Pleno. Todos los grupos políticos integrantes de la Corporación tendrán derecho a participar en dichos órganos, mediante la presencia de concejales
pertenecientes a los mismos.
d) El resto de los órganos, complementarios de los anteriores, se establece y regula por los propios municipios en sus Reglamentos orgánicos.
2. Las leyes de las Comunidades Autónomas sobre el régimen local podrán establecer una organización municipal complementaria a la prevista en el número anterior.
3. Los propios municipios, en los Reglamentos orgánicos, podrán establecer y regular otros órganos complementarios, de conformidad con lo previsto en este artículo y en las
leyes de las Comunidades Autónomas a las que se refiere el número anterior. (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
6. ¿Cuántas Juntas Municipales de distrito existen en Madrid?
a) 20
b) 21
c) 22
d) 18
B
Según los Decretos del Ayuntamiento de
1.
Centro
7.
2.
Fuencarral - El Pardo
8.
3.
Ciudad Lineal
9.
4.
Arganzuela
10.
5.
Moncloa – Aravaca
11.
6.
Hortaleza
12.
3 de Julio de 1999.
Retiro
Latina
Villaverde
Salamanca
Carabanchel
Villa Vallecas
13.
14.
15.
16.
17.
18.
Chamartín
Usera
Vicálcvaro
Tetuán
Puente Vallecas
San Blas
19.
20.
21.
Chamberí
Moratalaz
Barajas
7. ¿Cuántos Tenientes de Alcalde existen en el Ayuntamiento de Madrid?
a) 4
b) 3
c) 5
d) 6
C
Uno a cargo de cada Rama. Según los Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
V Rama de Medio Ambiente
8. ¿Cuántos Concejales Delegados existen en el Ayuntamiento de Madrid?
a) 8
b) 9
c) 7
d) 6
B
Uno a cargo de cada Área de Servicios. Según los Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
1.
Área de cultura, educación, juventud y deportes
2.
Área de servicios sociales
3.
Área de salud y consumo
4.
Área de promoción de la igualdad y empleo
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
5.
Área de hacienda, economía y comercio
6.
Área de personal
7.
Área de régimen interior y patrimonio
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
8.
Área de vivienda y rehabilitación urbana
9.
Área de obras e infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
V Rama de Medio Ambiente
9. ¿Cuántas Ramas existen en el Ayuntamiento de Madrid?
a) 4
b) Ninguna
c) 5
d) 6
C
Según los Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
V Rama de Medio Ambiente
10. ¿Cuántas Concejalías de Servicio existen en el Ayuntamiento de Madrid?
a) 8
b) 9
c) 5
148
d) 3
D
Uno a cargo de cada Área de Servicios. Según los Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
1.
Concejalía de Servicios de circulación y tráfico
Concejal Responsable D. Fernando Martínez Vidal
2.
Concejalía de Servicios de Protección Civil y Bomberos
Concejal Responsable D. Miguel Araujo Serrano
V Rama de Medio Ambiente
3.
Concejalía de Servicios de limpieza urbana y desarrollo medioambiental
Concejal Responsable D. Alberto López Viejo
11.
a)
b)
c)
d)
¿Cuántas Áreas existen en el Ayuntamiento?
8
9
5
3
B
Uno a cargo de cada Área de Servicios. Según los Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
10.
Área de cultura, educación, juventud y deportes
11.
Área de servicios sociales
12.
Área de salud y consumo
13.
Área de promoción de la igualdad y empleo
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
14.
Área de hacienda, economía y comercio
15.
Área de personal
16.
Área de régimen interior y patrimonio
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
17.
Área de vivienda y rehabilitación urbana
18.
Área de obras e infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
V Rama de Medio Ambiente
12. ¿Dentro de qué Área de Servicios se encuentra el cuerpo de extinción de incendios?
a) Seguridad y Policía Municipal
b) Seguridad y Bomberos
c) Protección Civil y Bomberos
d) Este cuerpo no depende de ninguna de las áreas del Ayuntamiento
D
El cuerpo de extinción de incendios depende de la Concejalía de Servicios de Protección Civil y Bomberos no de un Área.
Siguiendo el
siguiente organigrama
Alcalde
IV Rama de Policía Municipal y Tráfico (4º Teniente de Alcalde)
Concejalía de Servicios de Protección Civil y Bomberos
Dirección de Servicios de Protección Civil y Bomberos
Departamento de Extinción de Incendios
Subinspección de Extinción de Incendios
Subinspección Zona Norte, Parques 4, 9, 11
Subinspección Zona Sur, Parques 5, 10, 12
Subinspección Zona Este, Parques 2, 7, 8
Subinspección Zona Centro, Parques 1, 3, 6
13. ¿Qué mayoría es necesaria para que un Alcalde no supere una moción de censura?
a) Mayoría simple
b) Mayoría absoluta
c) Dos tercios del Pleno
d) Un quinto del Pleno
B
Moción de Censura al Alcalde (Ley del Régimen Electoral General, art. 197)
1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura, cuya presentación, tramitación y votación se regirá por las siguientes normas:
a) La moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación y habrá de incluir un candidato a la Alcaldía,
pudiendo serlo cualquier concejal, cuya aceptación expresa conste en el escrito de proposición de la moción.
b) El escrito en el que se proponga la moción de censura deberá incluir la firmas debidamente autenticadas por Notario o por el Secretario general de la Corporación y deberá
presentarse ante éste por cualquiera de sus firmantes. El Secretario general comprobará que la moción de censura reúne los requisitos exigidos en este artículo y extenderá en el
mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa.
c) El documento así diligenciado se presentará en el Registro General de la Corporación por cualquiera de los firmantes de la moción, quedando el Pleno automáticamente
convocado para las doce horas del décimo día hábil siguiente al de su registro. El Secretario de la Corporación deberá remitir notificación indicativa de tal circunstancia a todos
los miembros de la misma en el plazo máximo de un día, a contar desde la presentación del documento en el Registro, a los efectos de su asistencia a la sesión, especificando la
fecha y hora de la misma.
d) El Pleno será presidido por una Mesa de edad, integrada por los concejales de mayor y menor edad de los presentes, excluidos el Alcalde y el candidato a la Alcaldía,
actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación, quien acreditará tal circunstancia.
e) La Mesa se limitará a dar lectura a la moción de censura, a conceder la palabra durante un tiempo breve, si estuvieren presentes, al candidato a la Alcaldía, al Alcalde y a los
portavoces de los grupos municipales, y a someter a votación la moción de censura.
f) El candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado Alcalde si ésta prosperase con el voto favorable de la mayoría absoluta del número de
concejales que legalmente componen la Corporación.
2. Ningún concejal puede firmar durante su mandato más de una moción de censura. A dichos efectos no se tomarán en consideración aquellas mociones que no hubiesen sido
tramitadas por no reunir los requisitos previstos en la letra b) del apartado 1 de este artículo.
3. La dimisión sobrevenida del Alcalde no suspenderá la tramitación y votación de la moción de censura.
4. En los municipios en los que se aplique el régimen de concejo abierto, la moción de censura se regulará por las normas contenidas en los dos números anteriores, con las
siguientes especialidades:
a) Las referencias hechas a los concejales a efectos de firma, presentación y votación de la moción de censura, así como a la constitución de la Mesa de edad, se entenderán
efectuadas a los electores incluidos en el censo electoral del municipio, vigente en la fecha de presentación de la moción de censura.
b) Podrá ser candidato cualquier elector residente en el municipio con derecho de sufragio pasivo.
c) Las referencias hechas al Pleno se entenderán efectuadas a la Asamblea vecinal.
1
d) La notificación por el Secretario a los concejales del día y hora de la sesión plenaria se sustituirá por un anuncio a los vecinos de tal circunstancia, efectuado de la forma
localmente usada para las convocatorias de la Asamblea vecinal.
e) La Mesa de edad concederá la palabra solamente al candidato a la Alcaldía y al Alcalde.
5. El Alcalde, en el ejercicio de sus competencias, está obligado a impedir cualquier acto que perturbe, obstaculice o impida el derecho de los miembros de la Corporación a
asistir a la sesión plenaria en que se vote la moción de censura y a ejercer su derecho al voto en la misma. En especial, no son de aplicación a la moción de censura las causas de
abstención y recusación previstas en la legislación de procedimiento administrativo.
6. Los cambios de Alcalde como consecuencia de una moción de censura en los municipios en los que se aplique el sistema de concejo abierto no tendrán incidencia en la
composición de las Diputaciones Provinciales.
14. En el Ayuntamiento de Madrid, la Rama que se encarga del medio ambiente es:
a) La 1ª
b) La 3ª
c) La 5ª
d) No existe esa Rama en el Ayuntamiento de Madrid
C
Según los Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
V Rama de Medio Ambiente
15. Un reglamento municipal es:
a) Una norma que afecta la vida de los ciudadanos
b) Una orden que da el Alcalde a los vecinos
c) Una orden que afecta al régimen interno del Ayuntamiento
d) Una ordenanza municipal
C
A Las ordenanzas sí son las que afectan a la vida de los ciudadanos, ej: OPI
B Los reglamentos los aprueba el Pleno, luego tampoco es una orden del Alcalde (ver art.22 LRBRL 7/85)
D Una norma sólo puede ser a la vez reglamento, ordenanza, bando etc... Nunca varias ala vez.
16. La Concejalía de servicios de Protección Civil y Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, está
integrada dentro ¿de qué Rama?
a) De la 1ª
b) De la 2ª
c) De la 4ª
d) De la 3ª
C
Según los Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
V Rama de Medio Ambiente
17. En Madrid actualmente, ¿cuántos Tenientes de Alcalde existen?
a) 10
b) 8
c) 7
d) 5
D
Uno a cargo de cada Rama. Según los Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
V Rama de Medio Ambiente
18. En la estructura del Ayuntamiento de Madrid, la 4ª Rama es la de:
a) La de Medio Ambiente
b) La de Urbanismo, Vivienda e infraestructura
c) La de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
d) Ninguna respuesta es cierta
C
Según los Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
V Rama de Medio Ambiente
19. ¿Cuál de los siguientes órganos no existe en el Ayuntamiento de Madrid?
a) El quinto Teniente de Alcalde
b) Las comisiones plenarias
2
c) Los Concejales Presidentes de Juntas Municipales
d) Todas las respuestas son ciertas
B
A y D El quinto Teniente de Alcalde preside la Rama de Medio Ambiente
Las Juntas Municipales las preside un Concejal
20. El Alcalde de un Ayuntamiento se puede definir como un órgano:
a) Normativo y de control
b) Jefe del Ejecutivo Municipal
c) Consultivo e informativo
d) De proposición y sugerencias
B
Artículo 21. LRBRL 7/85
1. El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta, en todo caso, las siguientes atribuciones:
a) Dirigir el gobierno y la administración municipal.
b) Representar al Ayuntamiento.
c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno, salvo los supuestos previstos en la presente Ley y en la legislación electoral general, de la Comisión de Gobierno y de
cualesquiera otros órganos municipales, y decidir los empates con voto de calidad(...).
21. Los órganos de desconcentración territorial del Ayuntamiento de Madrid son:
a) Las Áreas de Servicios
b) Las Comisiones Informativas
c) Los Consejos Sectoriales
d) Las Juntas Municipales de distrito
D
Las Áreas son órganos de desconcentración funcional.
Las Comisiones informativas son un órgano complementario todos los Municipios en general y de carácter preceptivo (Ley 11/99) en los de más de 5.000 habitantes.
22.
a)
b)
c)
d)
El área de promoción de la igualdad y el empleo:
No existe en el Ayuntamiento de Madrid
Forma parte de la segunda Rama
Es dirigida por el Alcalde
Ninguna repuesta es cierta
D
Decretos del Ayuntamiento de 3 de Julio de 1999.
I Rama de Coordinación General de Servicios de Cultura y de Servicios Comunitarios
Área de cultura, educación, juventud y deportes
Área de servicios sociales
Área de salud y consumo
Área de promoción de la igualdad y empleo
II Rama de Relaciones Institucionales, Hacienda, Personal y Régimen Interior
Área de hacienda, economía y comercio
Área de personal
Área de régimen interior y patrimonio
III Rama de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras
Área de vivienda y rehabilitación urbana
Área de obras e infraestructuras
IV Rama de Policía Municipal, Tráfico y Protección Civil
V Rama de Medio Ambiente
23.
a)
b)
c)
d)
No es competencia del Alcalde:
Aprobar la Oferta de empleo público
Aprobar las bases de las pruebas selectivas
Aprobar las bases de los concursos de provisión de puestos
Aprobar la relación de puestos de trabajo
D
Artículo 21. LRBRL 7/85
1. El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta, en todo caso, las siguientes atribuciones:
a) Dirigir el gobierno y la administración municipal.
b) Representar al Ayuntamiento.
c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno, salvo los supuestos previstos en la presente Ley y en la legislación electoral general, de la Comisión de Gobierno y de cualesquiera
otros órganos municipales, y decidir los empates con voto de calidad.
d) Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras municipales.
e) Dictar bandos.
f) El desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado, disponer gastos dentro de los límites de su competencia, concertar operaciones de crédito, con
exclusión de las contempladas en el artículo 158.5 de la Ley 39/1998, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, siempre que aquéllas estén previstas en el
Presupuesto y su importe acumulado dentro de cada ejercicio económico no supere el 10 % de sus recursos ordinarios, salvo las de tesorería que le corresponderá cuando el
importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento no superen el 1 5 % de los ingresos liquidados en el ejercicio anterior; ordenar pagos y rendir cuentas; todo ello
de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
g) Aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobados por el Pleno, aprobar las bases de las pruebas para la
selección del personal y para los concursos de provisión de puestos de trabajo y distribuir las retribuciones complementarias que no sean fijas y periódicas
h) Desempeñar la jefatura superior de todo el personal, y acordar su nombramiento y sanciones, incluida la separación (...)
i) Ejercer la jefatura de la Policía Municipal.
j) Las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión
urbanística y de los proyectos de urbanización.
k) El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa del Ayuntamiento en las materias de su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano,
y, en caso de urgencia, en materias de la competencia del Pleno, en este supuesto dando cuenta al mismo en la primera sesión que celebre para su ratificación.
l ) La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materias de la competencia de la Alcaldía.
m) Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos y riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta
inmediata al Pleno.
n) Sancionar las faltas de desobediencia a su autoridad o por infracción de las ordenanzas municipales, salvo en los casos en que tal facultad esté atribuida a otros órganos.
3
ñ) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe no supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto ni, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de
pesetas; incluidas las de carácter plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere ni el
porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del primer ejercicio, ni la cuantía señalada.
o) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y estén previstos en el Presupuesto.
p) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor no supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto ni los 500.000.000 de pesetas, así como la enajenación del
patrimonio que no supere el porcentaje ni la cuantía indicados en los siguientes supuestos:
La de bienes inmuebles, siempre que esté prevista en el Presupuesto.
La de bienes muebles, salvo los declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación no se encuentre prevista en el Presupuesto.
q) El otorgamiento de las licencias, salvo que las leyes sectoriales lo atribuyan expresamente al Pleno o a la Comisión de Gobierno.
r) Ordenar la publicación, ejecución y hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento.
s) Las demás que expresamente le atribuyan las leyes y aquéllas que la legislación del Estado o de las Comunidades Autónomas asignen al municipio y no atribuyan a otros
órganos municipales.
2. Corresponde asimismo al Alcalde el nombramiento de los Tenientes de Alcalde.
3. El Alcalde puede delegar el ejercicio de sus atribuciones, salvo las de convocar y presidir las sesiones del Pleno y de la Comisión de Gobierno, decidir los empates con el
voto de calidad, la concertación de operaciones de crédito, la jefatura superior de todo el personal, la separación del servicio de los funcionarios y el despido del personal
laboral, y las enunciadas en los apartados a), e), j) k), l) y m) del número 1 de este artículo. No obstante, podrá delegar en la Comisión de Gobierno el ejercicio de las
atribuciones contempladas en el apartado j). (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
24. Señala de la siguientes, cual es una competencia del Pleno del Ayuntamiento:
a) Aprobar las bases de las pruebas selectivas
b) Aprobar las restricciones básicas de los funcionarios
c) Aprobar la convocatoria de pruebas selectivas
d) Aprobar la relación de puestos de trabajo
D
Artículo 22. LRBRL
1. El Pleno, integrado por todos los concejales, es presidido por el Alcalde.
2. Corresponden, en todo caso, al Pleno las siguientes atribuciones:
a) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
b) Los acuerdos relativos a la participación en organizaciones supramunicipales; alteración del término municipal; creación o supresión de municipios y de las Entidades a que
se refiere el artículo 45; creación de órganos desconcentrados; alteración de la capitalidad del municipio y el cambio de nombre de éste o de aquellas Entidades y la adopción o
modificación de su bandera, enseña o escudo.
c) La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación municipal de los planes y demás instrumentos de ordenación previstos en a
legislación urbanística.
d) La aprobación del Reglamento orgánico y de las ordenanzas.
e) La determinación de los recursos propios de carácter tributario; la aprobación y modificación de los Presupuestos; la disposición de gastos en materia de su competencia y la
aprobación de las cuentas; todo ello de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Haciendas Locales.
f) La aprobación de las formas de gestión de los servicios y de los expedientes de municipalización.
g) La aceptación de la delegación de competencias hecha por otras Administraciones públicas.
h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades locales y demás Administraciones públicas.
i) La aprobación de la plantilla de personal y de la relación de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía de las retribuciones complementarias fijas y
periódicas de los funcionarios y el número y régimen del personal eventual.
j) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en materias de competencia plenaria.
k) La declaración de lesividad de los actos del Ayuntamiento.
l) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
m) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada, dentro de cada ejercicio económico, exceda del 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto salvo las de tesorería, que le corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 % de los ingresos corrientes liquidados en el
ejercicio anterior- todo ello de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
n) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de
pesetas, así como los contratos y concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años y los plurianuales de menor duración cuando el importe acumulado de
todas sus anualidades supere el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios de! Presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior a la cuantía
señalada en esta letra.
ñ) La aprobación de los proyectos de obras y servicios cuando sea competente para su contratación o concesión, y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.
o) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 500.000.000 de pesetas,
así como las enajenaciones patrimoniales en los siguientes supuestos:
Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles que estén declarados de valor histórico o artístico, y no estén previstas en el Presupuesto.
Cuando estando previstas en el Presupuesto, superen los mismos porcentajes y cuantías indicados para las adquisiciones de bienes.
p) Aquéllas otras que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial.
q) Las demás que expresamente le confieran las Leyes.
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al Alcalde y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo, que se rige por lo dispuesto en la
legislación electoral general.
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Alcalde y en la Comisión de Gobierno, salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), g) h), i), l)
y p), y en el número 3 de este artículo. (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
25. Las retribuciones complementarias que no sean fijas y periódicas de los funcionarios son
aprobadas por:
a) El Alcalde
b) El Pleno
c) La Comunidad Autónoma
d) El Gobierno de la nación
A
Artículo 21. LRBRL 7/85
1. El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta, en todo caso, las siguientes atribuciones:
a) Dirigir el gobierno y la administración municipal.
b) Representar al Ayuntamiento.
c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno, salvo los supuestos previstos en la presente Ley y en la legislación electoral general, de la Comisión de Gobierno y de cualesquiera
otros órganos municipales, y decidir los empates con voto de calidad.
d) Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras municipales.
e) Dictar bandos.
f) El desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado, disponer gastos dentro de los límites de su competencia, concertar operaciones de crédito, con
exclusión de las contempladas en el artículo 158.5 de la Ley 39/1998, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, siempre que aquéllas estén previstas en el
Presupuesto y su importe acumulado dentro de cada ejercicio económico no supere el 10 % de sus recursos ordinarios, salvo las de tesorería que le corresponderá cuando el
importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento no superen el 1 5 % de los ingresos liquidados en el ejercicio anterior; ordenar pagos y rendir cuentas; todo ello
de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
g) Aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobados por el Pleno, aprobar las bases de las pruebas para la selección del personal y
para los concursos de provisión de puestos de trabajo y distribuir las retribuciones complementarias que no sean fijas y periódicas
h) Desempeñar la jefatura superior de todo el personal, y acordar su nombramiento y sanciones, incluida la separación (...)
i) Ejercer la jefatura de la Policía Municipal.
j) Las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión
urbanística y de los proyectos de urbanización.
4
k) El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa del Ayuntamiento en las materias de su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano,
y, en caso de urgencia, en materias de la competencia del Pleno, en este supuesto dando cuenta al mismo en la primera sesión que celebre para su ratificación.
l ) La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materias de la competencia de la Alcaldía.
m) Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos y riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta
inmediata al Pleno.
n) Sancionar las faltas de desobediencia a su autoridad o por infracción de las ordenanzas municipales, salvo en los casos en que tal facultad esté atribuida a otros órganos.
ñ) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe no supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto ni, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de
pesetas; incluidas las de carácter plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere ni el
porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del primer ejercicio, ni la cuantía señalada.
o) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y estén previstos en el Presupuesto.
p) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor no supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto ni los 500.000.000 de pesetas, así como la enajenación del
patrimonio que no supere el porcentaje ni la cuantía indicados en los siguientes supuestos:
La de bienes inmuebles, siempre que esté prevista en el Presupuesto.
La de bienes muebles, salvo los declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación no se encuentre prevista en el Presupuesto.
q) El otorgamiento de las licencias, salvo que las leyes sectoriales lo atribuyan expresamente al Pleno o a la Comisión de Gobierno.
r) Ordenar la publicación, ejecución y hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento.
s) Las demás que expresamente le atribuyan las leyes y aquéllas que la legislación del Estado o de las Comunidades Autónomas asignen al municipio y no atribuyan a otros
órganos municipales.
2. Corresponde asimismo al Alcalde el nombramiento de los Tenientes de Alcalde.
3. El Alcalde puede delegar el ejercicio de sus atribuciones, salvo las de convocar y presidir las sesiones del Pleno y de la Comisión de Gobierno, decidir los empates con el
voto de calidad, la concertación de operaciones de crédito, la jefatura superior de todo el personal, la separación del servicio de los funcionarios y el despido del personal
laboral, y las enunciadas en los apartados a), e), j) k), l) y m) del número 1 de este artículo. No obstante, podrá delegar en la Comisión de Gobierno el ejercicio de las
atribuciones contempladas en el apartado j). (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
26. Los órganos que facilitan la participación de los ciudadanos en la vida pública son:
a) Consejos sectoriales
b) Juntas municipales de distrito
c) Asociaciones de vecinos
d) Todas son ciertas
B
Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid de 15 de julio de 1999,nº 5.347.
Decreto
El señor Alcalde Presidente, con fecha 03-07-1999, ha dictado el siguiente Decreto:
Las Juntas Municipales de Distrito, de larga tradición en el Municipio Madrileño, han quedado configuradas por la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las
Bases del Régimen Local como órganos complementarios de gestión desconcentrada, por lo que carecen de competencias propias y sólo por vía de delegación podrán ejercer
las atribuciones necesarias para poder alcanzar los objetivos de mejora de la gestión de los intereses municipales y la participación ciudadana , en
función de las cuales la Ley prevé su establecimiento. Dada su naturaleza colegiada las Juntas cuentan con un Presidente, pieza esencial en el funcionamiento de éstos órganos
de gestión desconcentrada, cuyo carácter unipersonal facilita la rápida adopción de decisiones impulsoras de la eficacia en la gestión, al mismo tiempo que su más directo
conocimiento del Distrito y el contacto inmediato con el vecino son garantía de acierto en el ejercicio de las funciones que en él pueda delegar la Alcaldía Presidencia.
En consecuencia, y en uso de las atribuciones conferidas por los artículos 23.4 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local y
43.5.c) y 44 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de la Entidades Locales, aprobado por Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, vengo
en disponer:
Primero.- Delegar en los concejales Presidentes de las Juntas Municipales, en el ámbito territorial de sus respectivos distritos, y sin perjuicio de las funciones de
coordinación que corresponden a esta Alcaldía Presidencia y de las atribuidas a los Concejales Delegados en las distintas Ramas Áreas de administración municipal, las
siguientes competencias: (...)
27. El tratamiento de Ilustrísima lo tienen los alcaldes de:
a) Madrid y Barcelona
b) Todas las capitales de provincias
c) Todas las capitales de provincias excepto Madrid y Barcelona
d) Todos los municipios que no sean capital de provincia
C
Excmo. Sr./Sra./ Excelentísimo Señor/Señora: Alcaldes de Madrid y Barcelona
Iltmo. Sr./Sra./ Ilustrísimo Señor /Señora: Alcaldes de capitales de provincia y municipios de más de 100.000 habitantes.
En los restantes municipios el tratamiento es de Señoría. ( A excepción de Cataluña, donde todos los Alcaldes tienen el tratamiento de "Iltmo. Sr.").
28. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es cierta?
a) Los bandos los dicta la Comisión de Gobierno
b) Las ordenanzas fiscales las aprueba el Alcalde
c) Los reglamentos municipales los aprueba el Pleno
d) Las ordenanzas de construcción de viviendas las aprueba el Pleno
C
Artículo 22. LRBRL
1. El Pleno, integrado por todos los concejales, es presidido por el Alcalde.
2. Corresponden, en todo caso, al Pleno las siguientes atribuciones:
a) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
b) Los acuerdos relativos a la participación en organizaciones supramunicipales; alteración del término municipal; creación o supresión de municipios y de las Entidades a que
se refiere el artículo 45; creación de órganos desconcentrados; alteración de la capitalidad del municipio y el cambio de nombre de éste o de aquellas Entidades y la adopción o
modificación de su bandera, enseña o escudo.
c) La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación municipal de los planes y demás instrumentos de ordenación previstos en a
legislación urbanística.
d) La aprobación del Reglamento orgánico y de las ordenanzas.
e) La determinación de los recursos propios de carácter tributario; la aprobación y modificación de los Presupuestos; la disposición de gastos en materia de su competencia y la
aprobación de las cuentas; todo ello de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Haciendas Locales.
f) La aprobación de las formas de gestión de los servicios y de los expedientes de municipalización.
g) La aceptación de la delegación de competencias hecha por otras Administraciones públicas.
h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades locales y demás Administraciones públicas.
i) La aprobación de la plantilla de personal y de la relación de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía de las retribuciones complementarias fijas y periódicas de los
funcionarios y el número y régimen del personal eventual.
j) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en materias de competencia plenaria.
k) La declaración de lesividad de los actos del Ayuntamiento.
l) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
5
m) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada, dentro de cada ejercicio económico, exceda del 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto salvo las de tesorería, que le corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 % de los ingresos corrientes liquidados en el
ejercicio anterior- todo ello de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
n) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de
pesetas, así como los contratos y concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años y los plurianuales de menor duración cuando el importe acumulado de
todas sus anualidades supere el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios de! Presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior a la cuantía
señalada en esta letra.
ñ) La aprobación de los proyectos de obras y servicios cuando sea competente para su contratación o concesión, y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.
o) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 500.000.000 de pesetas,
así como las enajenaciones patrimoniales en los siguientes supuestos:
Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles que estén declarados de valor histórico o artístico, y no estén previstas en el Presupuesto.
Cuando estando previstas en el Presupuesto, superen los mismos porcentajes y cuantías indicados para las adquisiciones de bienes.
p) Aquéllas otras que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial.
q) Las demás que expresamente le confieran las Leyes.
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al Alcalde y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo, que se rige por lo dispuesto en la
legislación electoral general.
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Alcalde y en la Comisión de Gobierno, salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), g) h), i), l)
y p), y en el número 3 de este artículo. (Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
29. ¿Cuál de las siguientes áreas está integrada en la 1ª rama del Ayuntamiento de Madrid?
a) La de vivienda y rehabilitación urbana
b) La de Obras e infraestructuras
c) La de promoción de la igualdad y empleo
d) Ninguna de ellas
C
Decretos de 3 de julio de 1999 del Ayuntamiento de Madrid
A y B, pertenecen a la tercera rama, de urbanismo, vivienda e infraestructura
I Rama, de coordinación general de cultura y servicios comunitarios:
Área de cultura, educación, juventud y deportes, Área de servicios sociales, Área de salud y consumo, Área de promoción de la igualdad y empleo
30. ¿Cuál de la siguientes es cierta?
a) Ayuntamiento y municipio son dos términos que significan lo mismo
b) Ayuntamiento es un territorio donde el municipios gobierna
c) Municipio es un territorio donde el Ayuntamiento gobierna
d) Todas son falsas
C
CAPITULO SEGUNDO De la Administración Local, CE
Artículo 140
La Constitución garantiza la autonomía de los municipios. Estos gozarán de personalidad jurídica plena. Su gobierno
y administración corresponde a sus
respectivos Ayuntamientos, integrados por los Alcaldes y los Concejales. Los Concejales serán elegidos por los vecinos del municipio mediante sufragio universal,
igual, libre, directo y secreto, en la forma establecida por la ley. Los Alcaldes serán elegidos por los Concejales o por los vecinos. La ley regulará las condiciones en las que
proceda el régimen del concejo abierto.
31. Las elecciones municipales se celebran cada:
a) 4 años
b) 5 años
c) 6 años
d) Cuando decide el Alcalde
A
LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
TÍTULO TERCERO Disposiciones Especiales para las Elecciones Municipales CAPÍTULO OCTAVO Mandato y constitución de las Corporaciones Municipales
Artículo 194
1. El mandato de los miembros de los Ayuntamientos es de cuatro años contados a partir de la fecha de su elección, en los términos previstos en el artículo 42, apartado 3,
de esta Ley Orgánica.
2. Una vez finalizado su mandato los miembros de las Corporaciones cesantes continuarán sus funciones solamente para la Administración ordinaria hasta la toma de posesión
de sus sucesores, en ningún caso podrán adoptar acuerdos para los que legalmente se requiera una mayoría cualificada.
TÍTULO PRIMERO Disposiciones Comunes para las Elecciones por Sufragio Universal Directo CAPÍTULO QUINTO Requisitos generales de la convocatoria de elecciones,
Artículo 42
1. En los supuestos de elecciones a Cortes Generales o de Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas en las que el Presidente del Gobierno o los respectivos Presidentes de los Ejecutivos
autonómicos hagan uso de su facultad de disolución anticipada expresamente prevista en el ordenamiento jurídico, los decretos de convocatoria se publican, al día siguiente de su expedición, en el «Boletín Oficial
del Estado» o, en su caso, en el «Boletín Oficial» de la Comunidad Autónoma correspondiente. Entran en vigor el mismo día de su publicación. Los decretos de convocatoria señalan las fechas de las elecciones
que habrán de celebrarse el día quincuagésimo cuarto posterior a la convocatoria.
2. En los supuestos de elecciones a Cortes Generales o de Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas en las que el Presidente del Gobierno o los respectivos Presidentes de los Ejecutivos
autonómicos no hagan uso de su facultad de disolución anticipada expresamente prevista en el ordenamiento jurídico, los decretos de convocatoria se expiden el día vigésimo quinto anterior a la expiración del
mandato de las respectivas Cámaras, y se publican al día siguiente en el «Boletín Oficial del Estado» o, en su caso, en el «Boletín Oficial» de la Comunidad Autónoma correspondiente. Entran en vigor el mismo
día de su publicación. Los decretos de convocatoria señalan las fechas de las elecciones que habrán de celebrarse el día quincuagésimo cuarto posterior a la convocatoria.
3. En los supuestos de elecciones locales o de elecciones a Asambleas Legislativas de Comunidades Autónomas cuyos Presidentes de Consejo de Gobierno no tengan
expresamente atribuida por el ordenamiento jurídico la facultad de disolución anticipada, los decretos de convocatoria se expiden el día quincuagésimo quinto antes del cuarto
domingo de mayo del año que corresponda y se publican al día siguiente en el «Boletín Oficial del Estado» o, en su caso, en el «Boletín Oficial» de la Comunidad Autónoma
correspondiente. Entran en vigor el mismo día de su publicación. Las elecciones se realizan el cuarto domingo de mayo del año que corresponda y los mandatos, de cuatro años,
terminan en todo caso el día anterior al de la celebración de las siguientes elecciones.
32. ¿Cuántas cuestiones de confianza puede presentar un alcalde en un año ante la Comisión de
Gobierno?
a) Una
b) Ninguna
c) Dos
d) Tres
B
Artículo 197 bis LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL
1. El Alcalde podrá plantear al Pleno una cuestión de confianza, vinculada a la aprobación o modificación de cualquiera de los siguientes asuntos:
a) Los presupuestos anuales.
6
b) El reglamento orgánico.
c) Las ordenanzas fiscales.
d) La aprobación que ponga fin a la tramitación de los instrumentos de planeamiento general de ámbito municipal.
2. La presentación de la cuestión de confianza vinculada al acuerdo sobre alguno de los asuntos señalados en el número anterior figurará expresamente en el correspondiente
punto del orden del día del Pleno, requiriéndose para la adopción de dichos acuerdos el "quórum" de votación exigido en la ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del
Régimen Local, para cada uno de ellos. La votación se efectuará, en todo caso, mediante el sistema nominal de llamamiento público.
3. Para la presentación de la cuestión de confianza será requisito previo que el acuerdo correspondiente haya sido debatido en el Pleno y que éste no hubiera obtenido la mayoría
necesaria para su aprobación.
4. En el caso de que la cuestión de confianza no obtuviera el número necesario de votos favorables para la aprobación del acuerdo, el Alcalde cesará automáticamente, quedando
en funciones hasta la toma de posesión de quien hubiere de sucederle en el cargo. La elección del nuevo Alcalde se realizará en sesión plenaria convocada automáticamente para
las doce horas del décimo día hábil siguiente al de la votación del acuerdo al que se vinculase la cuestión de confianza, rigiéndose por las reglas contenidas en el artículo 196,
con las siguientes especialidades:
a) En los municipios de más de 250 habitantes, el Alcalde cesante quedará excluido de la cabeza de lista a efectos de la elección, ocupando su lugar el segundo de la misma,
tanto a efectos de la presentación de candidaturas a la Alcaldía como de designación automática del Alcalde, en caso de pertenecer a la lista más votada y no obtener ningún
candidato el voto de la mayoría absoluta del número legal de concejales.
b) En los municipios comprendidos entre 100 y 250 habitantes, el Alcalde cesante no podrá ser candidato a la Alcaldía ni proclamado Alcalde en defecto de un candidato que
obtenga el voto en la mayoría absoluta del número legal de concejales. Si ningún candidato obtuviese esa mayoría, será proclamado Alcalde el concejal que hubiere obtenido
más votos populares en las elecciones de concejales, excluido el Alcalde cesante.
5. La previsión contenida en el número anterior no será aplicable cuando la cuestión de confianza se vincule a la aprobación o modificación de los presupuestos anuales. En este
caso se entenderá otorgada la confianza y aprobado el proyecto si en el plazo de un mes desde que se votara el rechazo de la cuestión de confianza no se presenta una moción de
censura con candidato alternativo a Alcalde, o si ésta no prospera.
A estos efectos, no rige la limitación establecida en el apartado 2 del artículo anterior.
6. Cada Alcalde no podrá plantear más de una cuestión de confianza en cada año, contando desde el inicio de su mandato, ni más de dos durante la duración total del
mismo. No se podrá plantear una cuestión de confianza en el último año de mandato de cada Corporación.
7. No se podrá plantear una cuestión de confianza desde la presentación de una moción de censura hasta la votación de esta última.
8. Los concejales que votasen a favor de la aprobación de un asunto al que se hubiese vinculado una cuestión de confianza no podrán firmar una moción de censura contra el
Alcalde que lo hubiese planteado hasta que transcurra un plazo de seis meses, contado a partir de la fecha de votación del mismo.
Asimismo, durante el indicado plazo, tampoco dichos concejales podrán emitir un voto contrario al asunto al que se hubiese vinculado la cuestión de confianza, siempre que sea
sometido a votación en los mismos términos que en tal ocasión. Caso de emitir dicho voto contrario, éste será considerado nulo.
33. ¿A quién le corresponde la dirección superior de todas las ramas del Ayuntamiento?
a) Al primer Teniente de Alcalde
b) Al Pleno
c) Al Alcalde
d) A la Comisión de Gobierno
C
Según los Decretos de 3 de julio de 1999:
34. El alcalde no nombra a:
a) Los tenientes de Alcalde
b) Los miembros del Pleno
c) Los miembros de la Comisión de Gobierno
d) Los nombra a todos
B
35. Al frente de una Rama se encuentra:
a) Un Teniente de Alcalde
b) Un Concejal delegado
c) Un Concejal responsable
d) Un concejal Presidente
A
36. Si un Ayuntamiento quiere regular el funcionamiento de un determinado cuerpo de
funcionarios lo hará mediante:
a) Bando
b) Ordenanza
c) Reglamento
d) Código
C
37. La cuestión de confianza no se puede presentar por el Alcalde:
a) Cuando queden menos de tres años para la terminación del mandato
b) Cuando cuente con mayoría absoluta su partido en el Pleno
c) Cuando quede menos de un año para la terminación de su mandato
d) El Alcalde no puede presentar cuestiones de confianza
C
38. ¿Quién se encuentra al frente de un Área?:
a) Un Concejal delegado
b) Un Concejal responsable
c) Un Teniente de Alcalde
d) Un Director de Servicios
A
7
39. ¿Quién hace la orden de pago en un Ayuntamiento?
a) El Alcalde
b) El Tesorero
c) El Depositario
d) El interventor
A
40. Un Concejal Responsable se encuentra al frente de:
a) Un servicio
b) Una Rama
c) Un Área
d) Un Distrito
A
41. El Pleno se reúne una vez cada dos meses en los Municipios que cuenten una población de:
a) Menos de 5.000 habitantes
b) Menos de 1000 habitantes
c) Menos de 2500 habitantes
d) Más de 5000 y menos de 20000 habitantes
42.
42. En un Municipio que cuente con una población inferior a 5.000 habitantes el Pleno se reúne una
vez cada:
a) Dos meses
b) Tres meses
c) Seis meses
d) Se reúne una vez al mes
B
Artículo 46. LRBRL 7/85
1. Los órganos colegiados de las Entidades locales funcionan en régimen de sesiones ordinarias de periodicidad preestablecida y extraordinarias, que pueden ser, además,
urgentes.
2. En todo caso, el funcionamiento del Pleno de las Corporaciones Locales se ajusta a las siguientes reglas:
a) El Pleno celebra sesión ordinaria como mínimo cada mes en los Ayuntamientos de municipios de más de 20.000 habitantes y en las Diputaciones Provinciales; cada dos
meses en los Ayuntamientos de los municipios de una población entre 5.001 habitantes y 20.000 habitantes; y cada tres en los municipios de hasta 5.000 habitantes.
Asimismo, el Pleno celebra sesión extraordinaria cuando así lo decida el Presidente o lo solicite la cuarta parte, al menos, del número legal de miembros de la Corporación, sin
que ningún concejal pueda solicitar más de tres anualmente. En este último caso, la celebración del mismo no podrá demorarse por más de quince días hábiles desde que fuera
solicitada, no pudiendo incorporarse el asunto al orden del día de un Pleno ordinario o de otro extraordinario con más asuntos si no lo autorizan expresamente los solicitantes de
la convocatoria.
Si el Presidente no convocase el Pleno extraordinario solicitado por el número de concejales indicado dentro del plazo señalado, quedará automáticamente convocado para el
décimo día hábil siguiente al de finalización de dicho plazo, a las doce horas, lo que será notificado por el Secretario de la Corporación a todos los miembros de la misma al día
siguiente de la finalización del plazo citado anteriormente. En ausencia del Presidente o de quien legalmente haya de sustituirle, el Pleno quedará válidamente constituido
siempre que concurra el quórum requerido en la letra c) de este precepto, en cuyo caso será presidido por el miembro de la Corporación de mayor edad entre los presentes. .
(Esta letra a) ha sido redactada conforme a la Ley 11/1999).
b) Las sesiones plenarias han de convocarse, al menos, con dos días hábiles de antelación, salvo las extraordinarias que lo hayan sido con carácter urgente, cuya convocatoria
con este carácter deberá ser ratificada por el Pleno. La documentación íntegra de los asuntos incluidos en el orden del día, que deba servir de base al debate y, en su caso,
votación, deberá figurar a disposición de los Concejales o Diputados, desde el mismo día de la convocatoria, en la Secretaría de la Corporación.
c) El Pleno se constituye válidamente con la asistencia de un tercio del número legal de miembros del mismo, que nunca podrá ser inferior a tres. Este quórum deberá
mantenerse durante toda la sesión.
En todo caso, se requiere la asistencia del Presidente y del Secretario de la Corporación o de quienes legalmente les sustituyan.
d) La adopción de acuerdos se produce mediante votación ordinaria, salvo que el propio Pleno acuerde, para un caso concreto, la votación nominal. El voto puede emitirse en
sentido afirmativo o negativo, pudiendo los miembros de las Corporaciones abstenerse de votar.
La ausencia de uno o varios Concejales o Diputados, una vez iniciada la deliberación de un asunto, equivale, a efectos de la votación correspondiente, a la abstención.
En el caso de votaciones con resultado de empate, se efectuará una nueva votación, y si persistiera el empate, decidirá el voto de calidad del Presidente.
e) En los plenos ordinarios la parte dedicada al control de los demás órganos de la Corporación deberá presentar sustantividad propia y diferenciadora de la parte resolutiva,
debiéndose garantizar de forma efectiva en su funcionamiento y, en su caso, en su regulación, la participación de todos los grupos municipales en la formulación de ruegos,
preguntas y mociones. ( Epígrafe incorporado por la Ley 11/1999).
43. ¿Cuál de las siguientes es competencia de un ayuntamiento?
a) Transporte público de viajeros
b) Cementerios y servicios funerarios
c) Alumbrado público
d) Todas son ciertas
D
44. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es cierta?
a) Los municipios gozan de autonomía
b) Los municipios gozan de autonomía para la gestión de sus intereses
c) Los municipios son independientes
d) Los municipios sin independientes para la gestión de sus intereses
B
8
45. La separación del personal funcionario de la Corporación es una competencia atribuida a:
a) Al Pleno
b) A la Comisión de Gobierno
c) A los Tenientes de Alcalde
d) Al Alcalde
D
46. ¿Quién aprueba los presupuestos municipales?
a) El Alcalde
b) El Pleno
c) La Comisiono de Gobierno
d) Camisón especial de cuentas
B
47. La presentación de una cuestión de confianza no puede estar vinculada a:
a) La separación de un grupo de funcionarios
b) La aprobación del presupuesto
c) La modificación del Reglamento orgánico
d) La modificación de una ordenanza fiscal
A
48. La limpieza viaria es competencia de:
a) El Estado
b) Comunidad Autónoma
c) Provincia
d) Municipio
D
49. ¿A quién corresponde la convocatoria de todas las sesiones del Pleno?
a) Al alcalde
b) Al secretario de la corporación
c) Al primer Teniente de Alcalde
d) Al presidente de la Comunidad
A
50. No se tendrán en cuenta en las elecciones municipales las listas que hayan tenido un porcentaje
de votos inferior al:
a) 3%
b) 5%
c) 7%
d) 8%
B
9
Tema 5. Protección Civil. Definiciones. Funciones básicas.
1.
a)
b)
c)
d)
El órgano superior de dirección y coordinación de la Protección Civil es:
El Gobierno
El Ministro del Interior
Comisión Nacional de Protección Civil
Director General de Protección Civil
A
El Gobierno es el Órgano superior de dirección y coordinación de la Protección Civil. Por delegación del Gobierno es el Ministro del Interior su máxima autoridad.
Como órgano superior de dirección y coordinación en materia de protección civil la corresponde aprobar los Planes Básicos y los Planes Especiales de ámbito estatal, así
como declarar de interés nacional las siguientes situaciones de emergencia:
Las que requieran para la protección de personas y bienes la aplicación de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, reguladora de los estados de alarma,
excepción y sitio.
Aquellas en las que sea necesario prever la coordinación de Administraciones diversas porque afecten a varias Comunidades Autónomas.
2. ¿Qué ciudadanos están obligados a colaborar en las acciones de Protección Civil?
a) Todos los ciudadanos españoles mayores de edad
b) Todos los ciudadanos varones y mayores de edad
c) Los ciudadanos en situación legal de desempleo
d) Los excedentes del contingente anual del servicio militar
A
La Ley 2/1985 prescribe que todos los ciudadanos, a partir de la mayoría de edad, estarán sujetos a la obligación de colaborar, personal y materialmente, en la
protección civil en caso de requerimiento por las autoridades competentes. Además estarán especialmente obligados a colaborar en las actividades de la Protección Civil:
Las personas en situación legal de desempleo y que estén percibiendo la correspondiente prestación económica por esta causa.
Quienes estén sometidos al régimen de prestación social sustitutoria del servicio militar y los excedentes del contingente anual de éste.
Los servicios de vigilancia, protección y lucha contra incendios de las empresas públicas o privadas considerarán a todos los efectos, colaboradores en la
protección civil.
En casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, todos los residentes en territorio nacional estarán obligados a la realización de las prestaciones
personales que exija la autoridad competente, sin derecho a indemnización por esta causa y al cumplimiento de las órdenes generales o particulares que
dicte.
Cuando la naturaleza de la emergencia lo haga necesario, las autoridades competentes en materia de protección civil podrán proceder a la requisa temporal de
todo tipo de bienes, así como a la intervención y ocupación transitoria de los que sean necesarios. Quienes como consecuencia de estas actuaciones administrativas sufran
perjuicios en sus bienes tendrán derecho a ser indemnizados de acuerdo con lo dispuesto en las leyes.
3. ¿Qué municipios has de contar con un servicio de Protección Civil?
a) Todos
b) Los de más de 20.000 habitantes
c) Los de más de 25.000 habitantes
d) Es un servicio voluntario
B
Artículo 26. LRBRL 7/85
1. Los Municipios por sí o asociados deberán prestar, en todo caso, los servicios siguientes:
a) En todos los Municipios: Alumbrado público, cementerio, recogida de residuos, limpieza viaria, abastecimiento domiciliario de agua potable, alcantarillado,
acceso a los núcleos de población, pavimentación de las vías públicas y control de alimentos y bebidas.
b) En los Municipios con población superior a 5.000 "habitantes-equivalentes," además: (Apartado 1. redactado según los criterios establecidos en el Real
Decreto-Ley 11/1995, de 28 de diciembre).
Parque público, biblioteca pública, mercado y tratamiento de residuos.
c) En los Municipios con población superior a 20.000 "habitantes-equivalentes", además:
Protección civil, prestación de servicios sociales, prevención y extinción de incendios e instalaciones deportivas de uso público. (Redactada
esta letra c) conforme al Real Decreto-Ley 7/1996, de 7 de junio).
d) En los Municipios con población superior a 50.000 habitantes-equivalentes, además:
Transporte colectivo urbano de viajeros y protección del medio ambiente.
2. Los Municipios podrán solicitar de la Comunidad Autónoma respectiva la dispensa de la obligación de prestar los servicios mínimos que les correspondan según lo dispuesto
en el número anterior cuando, por sus características peculiares, resulte de imposible o muy difícil cumplimiento el establecimiento y prestación de dichos servicios por el
propio Ayuntamiento.
3. La asistencia de las Diputaciones a los Municipios, prevista en el artículo 36, se dirigirá preferentemente al establecimiento y adecuada prestación de los servicios públicos
mínimos, así como la garantía del desempeño en las Corporaciones municipales de las funciones públicas a que se refiere el número 3 del artículo 92 de esta Ley.
4. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 40, las Comunidades Autónomas podrán cooperar con las Diputaciones Provinciales, bajo las formas y en los términos previstos
en esta Ley, en la garantía del desempeño de las funciones públicas a que se refiere el apartado anterior. Asimismo, en las condiciones indicadas, las Diputaciones Provinciales
podrán cooperar con los entes comarcales en el marco de la legislación autonómica correspondiente. (Apartado adicionado por la Ley 10/1993, de 21 de abril)
4. ¿Cuál en el fundamento jurídico de la Protección Civil?
a) La rehabilitación física de las personas y bienes de grave riesgo colectivo
b) La efectividad de la función pública frente a situaciones de máximo peligro
c) La obligación de los poderes públicos de garantizar el derecho a la vida e integridad física como
primero y más importante de todos los derechos fundamentales.
d) Todas las anteriores son ciertas.
C
El fundamento jurídico de la protección civil se encuentra en la Constitución. En ella se establece la obligación poderes públicos de garantizar el derecho a la vida
y la integridad física como primero y más importante de los derechos fundamentales (Art. 15), los principios de unidad nacional y solidaridad territorial (art. 2) y las exigencias
esenciales de eficacia y coordinación administrativa (art. 103).
Artículo 15 CE
Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda
abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra.
10
5. ¿Cuál de los siguientes Cuerpos no puede actuar en una situación de emergencia en tiempo de
paz?
a) Guardia Civil
b) Policía Municipal
c) Fuerzas Armadas
d) Todos los anteriores actúan en casos de emergencia
D
Las Fuerzas Armadas actuarán en tiempo de paz, siempre que el Ministro del Interior lo solicite al Ministro de Defensa; en caso de urgencia puede el
Alcalde solicitar directamente ayuda al acuartelamiento más cercano, y posteriormente tendrá que hacer un informe, justificando la urgencia. Las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad del Estado (Guardia Civil y Policía Nacional), intervendrán a requerimiento del Ministro del Interior, por ser su Jefe Superior.
6. El Plan de Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid fue aprobado:
a) 20 de abril de 1986
b) 3 de febrero de 1985
c) 5 de junio de 1986
d) 17 de septiembre de 1985
A
Las entidades Locales elaborarán y aprobarán, cuando proceda y según el marco de planificación establecido en cada ámbito territorial, sus correspondientes
Planes Territoriales de Protección Civil. El Plan Municipal de Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid es de fecha 20 de abril de 1986.
7. Una Catástrofe es:
a) Suceso infortunado que afecta a muchas personas
b) Suceso infortunado que afecta el orden natural de las cosas
c) Posibilidad de que ocurra un daño
d) Accidente súbito
B
Es un riesgo que puede afectar a una Comunidad, de personas o bienes y que exige la intervención coordinada de todos los recursos con que cuenten las
respectivas Administraciones (bomberos, fuerzas de seguridad, obras públicas, transportes, medios de comunicación, etc... La catástrofe se combate con la prevención (adopción
de medidas precautorias que eviten o limiten las consecuencias de los accidentes), con la planificación y con la coordinación. Según DRAE, Catástrofe: Suceso infausto que
altera gravemente el orden regular de las cosas.
8. ¿Qué es la defensa pasiva?
a) El conocimiento que ha de tener cada persona sobre Protección Civil
b) El antecedente a la Protección Civil
c) La posibilidad de evitar un mal futuro
d) Todas son falsas
B
9. La zona siniestrada o el área de evacuación en caso de siniestro se denomina:
a) Área de intervención
b) Área operativa
c) Área de socorro
d) Área base
A
10. La fase verde es aquella que:
a) No requiere la aplicación del plan pero sí es previsible
b) Se ha producido el hecho desafortunado
c) Los medios ordinarios de Protección Civil no controlan la situación
d) Se han producido graves daños en las personas y los bienes
A
11. ¿Cuál es el órgano que coordina las acciones de los órganos relacionados con Protección Civil?
a) El Gobierno
b) El Ministerio del Interior
c) La Comisión Nacional de Protección Civil
d) El Alcalde del Municipio afectado
C
D, No: La Protección no es un órgano y el Alcalde tiene la dirección y coordinación de ésta, no de sus órganos.
A y B, No: El Gobierno es el Órgano (del Estado, no de PC, el Gobierno no pertenece a PC) superior de dirección y coordinació n de la Protección Civil. Por delegación del
Gobierno es el Ministro del Interior su máxima autoridad (dentro de los órganos del Estado, pero el órgano supremo de PC es la Comisión Nacional de PC, que coordina las
acciones de los órganos de PC inferiores, Comisiones Autonómicas de PC).
Comisión Nacional de Protección Civil:
11
Es el Órgano que coordina la Protección Civil entre el Estado y las Comunidades Autónomas. Tiene una composición paritaria, es decir, mismo número de
representantes del Estado que de la Comunidad Autónoma.
12. ¿Cuántas Comisiones de Protección Civil existen actualmente?
a) Una
b) Una por Comunidad Autónoma
c) Una por provincia
d) Una por municipios
B
Comisiones Autonómicas de Protección Civil:
Existe una por cada Comunidad Autónoma . Su función es coordinar la Protección Civil del Estado con esa Comunidad Autónoma y sus entes
locales. Habrá mínimo tres representantes del Estado.
13. ¿Qué municipios han de tener Plan de Protección Civil?
a) Todos
b) Los de más de 10.000 habitantes
c) Los de más de 20.000 habitantes
d) Los de más de 25.000 habitantes
C
Artículo 26. LRBRL 7/85
1. Los Municipios por sí o asociados deberán prestar, en todo caso, los servicios siguientes:
a) En todos los Municipios: Alumbrado público, cementerio, recogida de residuos, limpieza viaria, abastecimiento domiciliario de agua potable, alcantarillado,
acceso a los núcleos de población, pavimentación de las vías públicas y control de alimentos y bebidas.
b) En los Municipios con población superior a 5.000 "habitantes-equivalentes," además: (Apartado 1. redactado según los criterios establecidos en el Real
Decreto-Ley 11/1995, de 28 de diciembre).
Parque público, biblioteca pública, mercado y tratamiento de residuos.
c) En los Municipios con población superior a 20.000 "habitantes-equivalentes", además:
Protección civil, prestación de servicios sociales, prevención y extinción de incendios e instalaciones deportivas de uso público. (Redactada
esta letra c) conforme al Real Decreto-Ley 7/1996, de 7 de junio).
d) En los Municipios con población superior a 50.000 habitantes-equivalentes, además:
Transporte colectivo urbano de viajeros y protección del medio ambiente.
2. Los Municipios podrán solicitar de la Comunidad Autónoma respectiva la dispensa de la obligación de prestar los servicios mínimos que les correspondan según lo dispuesto
en el número anterior cuando, por sus características peculiares, resulte de imposible o muy difícil cumplimiento el establecimiento y prestación de dichos servicios por el
propio Ayuntamiento.
3. La asistencia de las Diputaciones a los Municipios, prevista en el artículo 36, se dirigirá preferentemente al establecimiento y adecuada prestación de los servicios públicos
mínimos, así como la garantía del desempeño en las Corporaciones municipales de las funciones públicas a que se refiere el número 3 del artículo 92 de esta Ley.
4. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 40, las Comunidades Autónomas podrán cooperar con las Diputaciones Provinciales, bajo las formas y en los términos previstos
en esta Ley, en la garantía del desempeño de las funciones públicas a que se refiere el apartado anterior. Asimismo, en las condiciones indicadas, las Diputaciones Provinciales
podrán cooperar con los entes comarcales en el marco de la legislación autonómica correspondiente. (Apartado adicionado por la Ley 10/1993, de 21 de abril)
14. El Delegado del Gobierno dirige la Protección Civil en:
a) Los municipios
b) La provincia
c) La Comunidad Autónoma
d) Las comarcas
C
Corresponde a la Comunidades Autónomas elaborar y aprobar sus correspondientes Planes Territoriales y los Planes Especiales cuyo ámbito de aplicación
no exceda del de la propia Comunidad así como la dirección y coordinación de los mismos. En cada Comunidad Autónoma quien dirige la Protección Civil es el Delegado
del Gobierno, máximo representante del Gobierno en ese territorio.
15. ¿Según que artículo todos tienen derecho a la integridad física?
a) 148
b) 143
c) 15
d) 5
C
Artículo 15 CE
Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda
abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra.
16. Si ocurre una calamidad el Gobierno podrá decretar:
a) Estado de excepción
b) Estado de sitio
c) Estado de alarma
d) Estado de emergencia
C
D, El gobierno nunca podrá declarar el estado de emergencia, sin definirlo primero ya que el derecho actual no lo recoge.
Artículo 116 CE
1. Una ley orgánica regulará los estados de alarma, de excepción y de sitio, y las competencias y limitaciones correspondientes.
2. El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al
Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo. El decreto determinará el ámbito
territorial a que se extienden los efectos de la declaración.
3. El estado de excepción será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados.
La autorización y proclamación del estado de excepción deberá determinar expresamente los efectos del mismo, el ámbito territorial a que se extiende y su
duración, que no podrá exceder de treinta días, prorrogables por otro plazo igual, con los mismos requisitos.
4. El estado de sitio será declarado por la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados, a propuesta exclusiva del Gobierno. El Congreso determinará su
ámbito territorial, duración y condiciones.
12
5. No podrá procederse a la disolución del Congreso mientras estén declarados algunos de los estados comprendidos en el presente artículo, quedando
automáticamente convocadas las Cámaras si no estuvieren en período de sesiones. Su funcionamiento, así como el de los demás poderes constitucionales del
Estado, no podrán interrumpirse durante la vigencia de estos estados. Disuelto el Congreso o expirado su mandato si se produjere alguna de las situaciones que
dan lugar a cualquiera de dichos estados, las competencias del Congreso serán asumidas por su Diputación Permanente.
6. La declaración de los estados de alarma, de excepción y de sitio no modificarán el principio de responsabilidad del Gobierno y de sus agentes reconocidos en la
Constitución y en las leyes.
A, el estado de excepción en ciertos países, es una situación semejante al estado de alarma, consiste en aparta de la regla o condición general
B, el estado de sitio se declarar cuando el territorio nacional es ocupado o puede serlo, total o parcialmente.
17. ¿Cómo se denomina al Cuerpo de extinción de incendios cuando actúa en cumplimiento de un
Plan de Protección Civil?
a) Grupo de asistencia técnica
b) Grupo de apoyo logístico
c) Grupo de intervención operativa
d) Grupo sanitario
C
A, No son técnicos
B, No se encargan del avituallamiento
D, No son sanitarios
C, Sí intervienen causando una obra u efecto.
18. El conocimiento que ha de tener cada persona si se produce un hecho que le puede causar daño
es:
a) Legítima defensa
b) Autoprotección
c) Protección personal
d) Todas son falsas
B
Conocimientos que tiene cada persona sobre los modos de actuación ante distintas emergencias.
19. ¿Qué área del Ayuntamiento de Madrid es la encargada del tema de Protección Civil?:
a) Área de Protección Civil
b) Área de extinción de incendios
c) Área de seguridad
d) Todas son falsas
D
IV Rama de Policía Municipal Tráfico y Protección Civil
Presidida por el Cuarto Teniente de Alcalde
Gabinete de la cuarta tenencia de alcaldía
Dirección de servicios de Policía municipal
Dirección de servicios de Tráfico y seguridad
Dirección de servicios Administrativos de tráfico y seguridad
Concejalía de servicios de circulación y transportes
Dirección de servicios de Circulación
Dirección de servicios de Transporte y aparcamiento
Concejalía de SERVICIOS DE PROTECCIÓN CIVIL Y BOMBEROS
Dirección de servicios de PROTECCIÓN CIVIL Y BOMBEROS
Ver Tema 4, Ramas Áreas y Servicios del Ayuntamiento de Madrid.
20. La Comisión de Protección Civil ¿cuánto representantes del Estado tiene?:
a) 3 como mínimo
b) 3 como máximo
c) 4 como mínimo
d) 4 como máximo
A
Comisiones Autonómicas de Protección Civil:
Existe una por cada Comunidad Autónoma. Su función es coordinar la Protección Civil del Estado con esa Comunidad Autónoma y sus entes locales. Habrá
mínimo tres representantes del Estado.
21. La situación en la que se han producido graves daños en las personas y cosas es:
a) Preemergencia o prealerta
b) Emergencia - alerta
c) Emergencia - alarma
d) Fase amarilla
C
C Emergencia (Suceso, accidente que sobreviene) – Alarma (algún riesgo o mal que repentinamente amenace)
A no puede ser pues ya se ha producido el hecho y el prefijo pre indica anterioridad temporal.
B tampoco puede ser, porque alerta se refiere a situación de vigilancia o atención, no a algún riesgo o mal que repentinamente amenace, como sí hace la alarma.
D La Fase amarilla
22. ¿Cuál de la siguientes es función de un Gobernador Civil?
a) Actualmente no existe esta figura
b) Dirigir la Protección Civil en una Comunidad Autónoma
13
c) Coordinar la Protección Civil en un Municipio
d) No tiene funciones respecto a Protección Civil
A
Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado. (LOFAGE) (B.O.E. 15.04.97) (Incluye la modificación de la Ley
50/1998, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social)
VI (...)De manera especial, y para hacer más efectiva esta simplificación de la Administración periférica del Estado, no se considera adecuada la actual existencia de la figura de
los Gobernadores Civiles y, en consecuencia, esta Ley la suprime y crea la de los Subdelegados del Gobierno, que dependen orgánicamente de los Delegados del Gobierno en
las Comunidades Autónomas que, a la vez, son los responsables de su nombramiento entre funcionarios de carrera. De acuerdo con este perfil, los nuevos Subdelegados del
Gobierno no tienen en la Ley la condición de alto cargo.
Disposición adicional cuarta. Asunción de competencias de Gobernadores Civiles.
El Delegado del Gobierno asumirá las competencias sancionadoras atribuidas a los Gobernadores Civiles en la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la
Seguridad Ciudadana, y por la Ley 23/1992, de 30 de julio, de Seguridad Privada, correspondiendo las demás competencias de carácter sancionador a los Subdelegados del
Gobierno.
En los casos en que la resolución corresponda al Delegado del Gobierno, la iniciación e instrucción de los procedimientos corresponderá a la Subdelegación del Gobierno
competente por razón del territorio.
Igualmente corresponderá a los Delegados del Gobierno la imposición de sanciones por la comisión de infracciones graves y muy graves previstas en el texto articulado de la
Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, aprobado por Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo. La imposición de sanciones por
infracciones leves previstas en dicha Ley corresponderá a los Subdelegados del Gobierno.
Asimismo, el Delegado del Gobierno desempeñará las demás competencias que la legislación vigente atribuye a los Gobernadores Civiles.
23. La posibilidad de que se produzca una desgracia futura se denomina:
a) Emergencia
b) Grave riesgo
c) Alarma
d) Calamidad
B
Posibilidad o proximidad de que pase algo que pueda poner en peligro la vida o bienes de las personas. El riesgo se combate con la educación cívica y con el conocimiento
individual de las normas básicas de comportamiento para hacer frente a las contingencias que puedan presentarse, así como con planes preventivos de actuación acordes con
estas contingencias.
24. El mando único, salvo que se dé orden en contrario, en caso de catástrofe lo adopta:
a) El Alcalde
b) El Ministro de Defensa
c) El Delegado de Gobierno
d) El Gobernador Civil
A
En cada Municipio será el Alcalde. Éste puede adoptar personalmente medidas en caso de catástrofe puede hacerlo dando cuenta inmediatamente al Pleno. Cuando ocurra un
siniestro, que afecte a varios territorios, de entre los órganos de dirección anteriores se designará un Mando Único.
25. ¿Cuál de las siguientes no causaría la actuación de la Protección Civil?
a) Emergencia
b) Alarma
c) Grave riesgo
d) Calamidad
B
Alarma: De ¡al arma!1. f. Aviso o señal que se da en un ejército o plaza para que se prepare inmediatamente a la defensa o al combate. 2 rebato. 3 fig. Inquietud, susto o
sobresalto causado por algún riesgo o mal que repentinamente amenace. 4 V. estado de alarma.
Grave riesgo: Posibilidad o proximidad de que pase algo que pueda poner en peligro la vida o bienes de las personas. El riesgo se combate con la educación cívica y con el
conocimiento individual de las normas básicas de comportamiento para hacer frente a las contingencias que puedan presentarse, así como con planes preventivos de actuación
acordes con estas contingencias.
Calamidad: Es una catástrofe de dimensiones extraordinarias que afectan a extensas zonas geográficas y que exige la adopción de medidas rigurosas para contener su
propagación, socorrer a los afectados y proceder a la reparación de los daños causados. La calamidad pública se combate con la perfecta disposición de la contingencia
(movilización obligatoria, evacuaciones, alojamientos en refugios, requisa de medios precisos etc.)
Emergencia: según Real Academia: Del lat. emergens, -entis, emergente. 1 f. Acción y efecto de emerger. 2 Suceso, accidente que sobreviene.
26. La colaboración de las fuerzas armadas en situaciones de emergencia la solicitará:
a) El Alcalde al Ministro de Defensa
b) El Ministro del Interior al Ministro de Defensa
c) El Alcalde a as autoridades militares correspondientes
d) Las fuerzas armadas no pueden colaborar salvo caso de guerra
B
Las Fuerzas Armadas actuarán en tiempo de paz, siempre que el Ministro del Interior lo solicite al Ministro de Defensa; en caso de urgencia puede el Alcalde solicitar
directamente ayuda al acuartelamiento más cercano, y posteriormente tendrá que hacer un informe, justificando la urgencia.
27. Están especialmente obligados a colaborar en tareas de Protección Civil:
a) Los desempleados
b) Los desempleados si están cobrando prestación económica
c) Los desempleados si están cobrando o han cobrado prestación económica
d) Los desempleados que así lo soliciten
B
Las personas en situación legal de desempleo y que estén percibiendo la correspondiente prestación económica por esta causa.
28. La Protección Civil propiamente dicha nace en España en:
a) 1960
14
b) 1965
c) 1970
d) 1975
A
19 de marzo de 1960, se crea la Dirección General de Protección Civil
29. La ley de Protección Civil fue aprobada:
a) 21 de enero de 1986
b) 21 de enero de 1985
c) 20 de febrero de 1987
d) 19 de marzo de 1960
B
Ley 2/1985, de 21 de enero, sobre Protección Civil
19 de marzo de 1960, se crea la Dirección General de Protección Civil
30. ¿Cuál de las siguientes es cierta?
a) Protección Civil y defensa pasiva tienen un mismo significado
b) La defensa pasiva sólo funciona en caso de guerra
c) La Protección Civil sólo funciona en tiempo de guerra
d) La defensa pasiva es la prevención civil
B
31. ¿Cuál de las siguientes Administraciones tiene competencia en materia de Protección Civil?
a) Administración del Estado
b) Administración autonómica
c) Administración local
d) Todas son ciertas
D
32. Si la Policía autonómica interviniese en una situación de emergencia será dirigida por:
a) Su mando natural
b) El mando único
c) El Alcalde
d) El Presidente de la Comunidad
A
Cuando ocurra un siniestro, que afecte a varios territorios, de entre los órganos de dirección anteriores se designará un Mando Único. Cualquier cuerpo que actúe en un
siniestro, lo hará bajo la dirección directa o inmediata de sus mandos naturales (jefe de su misma profesión), aunque la dirección superior la ostentará el Mando Único.
33. En una Comunidad Autónoma uniprovincial se produce una catástrofe, ¿quién dirige las
labores de Protección Civil?
a) Presidente de la Diputación Provincial
b) El Gobernador Civil
c) El Ministro del Interior
d) El Delegado del Gobierno
D
En cada Provincia será el Subdelegado del Gobierno (antiguo Gobernador civil), quien dirija la Protección Civil. En las Comunidades Autónomas Uniprovinciales al no
existir, será el Delegado del Gobierno quien la dirija.
34. ¿Cuál de las siguientes es una función del Cuerpo de Bomberos?
a) Lucha contra el fuego
b) Colaborar en misiones de seguridad ciudadana
c) Colaborar en misiones de protección civil
d) Todas son ciertas
D
Art. 3 del Reglamento del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, de 27 de julio de 1984:
El Departamento de Extinción de Incendios tiene como funciones, además de la lucha contra el fuego:
1. Atender al salvamento de personas y bienes en todos aquellos siniestros que se produzcan dentro del término municipal, salvo lo dispuesto, en cuanto al ámbito en el artículo
2º.
2. Mantener un eficaz sistema de prevención e investigación, mediante:
a)
Inspección y estudio de los siniestros ocurridos, emitiendo informe técnico razonado de sus posibles causas, proponiendo las medidas correctoras futuras
que se estimen precisas, así como propuestas de iniciación de expediente sancionador por posible incumplimiento de las medidas de seguridad exigibles
por las correspondientes Ordenanzas Municipales o normativa superior.
b)
Llevar a cabo las asistencias técnicas que le sean encomendadas por mandato de la Dirección del Cuerpo, con emisión de informe sobre las medidas de
seguridad, prevención de incendios aconsejables y, en su caso, exigibles.
3. Realizar, dentro de las posibilidades del Servicio, campañas de divulgación sobre las materias de su competencia para un mayor conocimiento ciudadano de la normativa
contra incendios y de las funciones y misiones del Cuerpo de Bomberos.
4. La colaboración en misiones de seguridad ciudadana y de protección civil con las organizaciones e instituciones existentes, sin que ello afecte a la relación orgánica y
jerárquica de los componentes del Cuerpo de Bomberos, salvo lo dispuesto en la Ley reguladora de los Estados de Alarma, Excepción y Sitio.
5. Mantener el necesario intercambio técnico con otros Servicios de Extinción, laboratorios de investigación, instituciones y organismos nacionales y extranjeros.
15
35. Dígase cuál es cierta:
a) El Alcalde no puede adoptar personalmente medidas en caso de catástrofe
b) Puede hacerlo si luego las medidas son ratificadas por el Pleno
c) Puede hacerlo dando cuenta inmediatamente al Pleno
d) Puede hacerlo sin cumplir ningún requisito posterior
C
36. ¿ El cuerpo de Policía Municipal puede actuar fuera de su ámbito territorial?
a) No, en ningún caso
b) Sí, siempre
c) Puede exceder su territorio en situaciones imprevistas
d) Pueden exceder su territorio sólo hasta los municipios limítrofes
C
37. ¿Qué órgano homologó el Plan de Protección Civil de Madrid?
a) El Pleno del Ayuntamiento de Madrid
b) La Comisión de Protección Civil
c) La Comisión de Protección Civil de la Comunidad de Madrid
d) El Ministro del Interior
C
Corresponde a la Comunidades Autónomas elaborar y aprobar sus correspondientes Planes Territoriales y los Planes Especiales cuyo ámbito de aplicación no exceda del de
la propia Comunidad así como la dirección y coordinación de los mismos.
38. ¿ El transporte de mercancías peligrosas está incluido es la situación de:
a) Calamidad pública
b) Catástrofe
c) Grave riesgo
d) Emergencia
C
Riesgo / Grave riesgo:
Posibilidad o proximidad de que pase algo que pueda poner en peligro la vida o bienes de las personas. El riesgo se combate con la educación cívica y con el
conocimiento individual de las normas básicas de comportamiento para hacer frente a las contingencias que puedan presentarse, así como con planes preventivos de actuación
acordes con estas contingencias.
39. ¿En qué situación nos encontraríamos en el supuesto de un escape en la central nuclear?
a) Calamidad pública
b) Catástrofe
c) Emergencia
d) Grave riesgo
C
No es b) Catástrofe porque no hablamos de riesgo que puede afectar a una Comunidad..., sino de un hecho.
No es a) Calamidad pública, tampoco por definirse como catástrofe de dimensiones extraordinarias, y no ser catástrofe
No es d) grave riesgo porque no hablamos de posibilidad o proximidad de..., sino de un hecho.
Por eliminación, c) Emergencia, según Real Academia: Del lat. emergens, -entis, emergente. 1 f. Acción y efecto de emerger. 2 Suceso, accidente que sobreviene.
40. El área base es aquélla donde:
a) Se realizan las labores de socorro sanitario
b) Se concentran las reservas
c) Es el área de evacuación
d) Es el área inmediata al área de intervención
B
41. La Comisión de Protección Civil está formada por representantes de:
a) El Estado y las Comunidades Autónomas
b) El Estado y los entes locales
c) El Estado, las Comunidades Autónomas y los entes locales
d) La Comunidad Autónoma y los entes locales
C
Comisiones Autonómicas de Protección Civil: Existe una por cada Comunidad Autónoma. Su función es coordinar la Protección Civil del Estado con esa Comunidad
Autónoma y sus entes locales. Habrá mínimo tres representantes del Estado.
42. En caso de catástrofe, ¿pueden los poderes públicos exigir a los particulares prestaciones? :
a) No, nunca
b) Únicamente prestaciones personales
16
c) Únicamente prestaciones materiales
d) Tanto prestaciones materiales como personales
D
Todos los ciudadanos, a partir de la mayoría de edad, estarán sujetos a la obligación de colaborar, personal y materialmente, en la protección civil en caso de requerimiento por
las autoridades competentes. Además estarán especialmente obligados a colaborar en las actividades de la Protección Civil:
Las personas en situación legal de desempleo y que estén percibiendo la correspondiente prestación económica por esta causa.
Quienes estén sometidos al régimen de prestación social sustitutoria del servicio militar y los excedentes del contingente anual de éste.
Los servicios de vigilancia, protección y lucha contra incendios de las empresas públicas o privadas considerarán a todos los efectos, colaboradores en la protección
civil.
En casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, todos los residentes en territorio nacional estarán obligados a la realización de las prestaciones personales que
exija la autoridad competente, sin derecho a indemnización por esta causa y al cumplimiento de las órdenes generales o particulares que dicte.
43. La Protección Civil se define como la protección:
a) De las personas
b) De los bienes
c) De las instituciones
d) A y B son correctas
D
La acción permanente de los poderes públicos en materia de Protección Civil se orientará al estudio y la prevención de las situaciones de grave riesgo, catástrofe o
calamidad pública y a la protección y socorro de personas y bienes en los casos en que dichas situaciones se produzcan.
44. Para que la Policía Autonómica pueda actuar fuera de su territorio, tendrá que solicitarlo:
a) El Presidente de la Comunidad Autónoma
b) El Ministro del Interior
c) El Alcalde
d) El Gobernador Civil
B
Los cuerpos de Seguridad Autonómicos (País Vasco, Cataluña, Navarra), podrán actuar fuera de sus Comunidades Autónomas, siempre que el Ministro del Interior
lo solicite al Presidente de su Comunidad Autónoma.
45. Esta solicitud se hará a:
a) El Presidente de la Comunidad Autónoma
b) El Ministro del Interior
c) El Alcalde
d) El Gobernador Civil
A
Los cuerpos de Seguridad Autonómicos (País Vasco, Cataluña, Navarra), podrán actuar fuera de sus Comunidades Autónomas, siempre que el Ministro del Interior
lo solicite al Presidente de su Comunidad Autónoma.
46. Para que la Policía Local pueda actuar fuera del municipio, tendrá que solicitarlo:
a) Subdelegado del Gobierno
b) Delegado del Gobierno
c) Alcalde
d) Pleno del Ayuntamiento
A
Los cuerpos de Seguridad Municipales (Policía Municipal y Bomberos), podrán actuar fuera de su término municipal, siempre que el Alcalde se lo solicite al
Subdelegado del Gobierno.
47. Esta solicitud se hará a:
a) La Comisión de Protección Civil
b) El Alcalde
c) Subdelegado del Gobierno
d) El Presidente del Gobierno
B
48. Si en caso de emergencia se ocupa un bien privado:
a) Habrá que indemnizar al particular
b) La indemnización sólo se produce si hay daños y perjuicios
c) No se indemniza puesto que es deber la colaboración
d) Se indemniza si lo solicita el particular afectado
B
Cuando la naturaleza de la emergencia lo haga necesario, las autoridades competentes en materia de protección civil podrán proceder a la requisa temporal de todo tipo de
bienes, así como a la intervención y ocupación transitoria de los que sean necesarios. Quienes como consecuencia de estas actuaciones administrativas sufran perjuicios en sus
bienes tendrán derecho a ser indemnizados de acuerdo con lo dispuesto en las leyes.
En casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, todos los residentes en territorio nacional estarán obligados a la realización de las prestaciones personales que exija la
autoridad competente, sin derecho a indemnización por esta causa y al cumplimiento de las órdenes generales o particulares que dicte.
49. El órgano encargado de coordinar la Protección Civil autonómica y la local es:
a) Comisión Nacional de Protección Civil
17
b) Comisión de Protección Civil
c) El Gobierno
d) El Ministro del Interior
B
Comisiones Autonómicas de Protección Civil: Existe una por cada Comunidad Autónoma. Su función es coordinar la Protección Civil del Estado con esa Comunidad
Autónoma y sus entes locales. Habrá mínimo tres representantes del Estado.
50. ¿De qué Ministerio depende la Dirección General de Protección Civil?
a) Ministerio de Administraciones Públicas
b) Ministerio de Defensa
c) Ministerio del Interior
d) Ministerio de Asuntos Sociales
C
El Gobierno es el Órgano superior de dirección y coordinación de la Protección Civil. Por delegación del Gobierno es el Ministerio del Interior.
18
Tema 6.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
19
Tema 7.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
20
Tema 8.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
21
Tema 9.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
22
Tema 10.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
23
Tema 11.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
24
Tema 12.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
25
Tema 13.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
26
Tema 14.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
27
Tema 15.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
28
Tema 16.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
29
Tema 17.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
30
Tema 18.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
31
Tema 19.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
32
Tema 20.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
33
Apéndice
Constitución Española de 1978
Aprobada por las Cortes en Sesiones Plenarias del Congreso de los Diputados y del Senado celebradas el
31 de Octubre de 1978.
Ratificada por el Pueblo Español en Referéndum de 6 de Diciembre de 1978.
Sancionada por S.M. el Rey ante las Cortes el 27 de Diciembre de 1978.
DON JUAN CARLOS I, REY DE ESPAÑA, A TODOS LOS QUE LA PRESENTE VIEREN Y
ENTENDIEREN, SABED: QUE LAS CORTES HAN APROBADO Y EL PUEBLO ESPAÑOL
RATIFICADO LA SIGUIENTE CONSTITUCIÓN:
PREÁMBULO
La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de
cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de:
 Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden
económico y social justo.
 Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad
popular.
 Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus
culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.
 Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida.
 Establecer una sociedad democrática avanzada, y
 Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los
pueblos de la Tierra.
 En consecuencia, las Cortes aprueban y el pueblo español ratifica la siguiente CONSTITUCIÓN
TITULO PRELIMINAR
Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores
superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
Artículo 2
La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible
de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones
que la integran y la solidaridad entre todas ellas.
Artículo 3
1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla
y el derecho a usarla.
2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de
acuerdo con sus Estatutos.
3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto
de especial respeto y protección.
Artículo 4
1. La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la
amarilla de doble anchura que cada una de las rojas.
2. Los estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas. Estas se
utilizarán junto a la bandera de España en sus edificios públicos y en sus actos oficiales.
Artículo 5
34
La capital del Estado es la villa de Madrid.
Artículo 6
Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la
voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio
de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y
funcionamiento deberán ser democráticos.
Artículo 7
Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de
los intereses económicos y sociales que les son propios. Su creación y el ejercicio de su actividad son
libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser
democráticos.
Artículo 8
1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen
como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el
ordenamiento constitucional.
2. Una ley orgánica regulará las bases de la organización militar conforme a los principios de la presente
Constitución.
Artículo 9
1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento
jurídico.
2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del
individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o
dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica,
cultural y social.
3. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas,
la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos
individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes
públicos.
TITULO I De los derechos y deberes fundamentales
Artículo 10
1. La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la
personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la
paz social.
2. Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se
interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y
acuerdos internacionales sobre las materias ratificados por España.
CAPITULO PRIMERO De los españoles y los extranjeros
Artículo 11
1. La nacionalidad española se adquiere, se conserva y se pierde de acuerdo con lo establecido por la ley.
2. Ningún español de origen podrá ser privado de su nacionalidad.
3. El Estado podrá concertar tratados de doble nacionalidad con los países iberoamericanos o con aquellos
que hayan tenido o tengan una particular vinculación con España. En estos mismos países, aún cuando no
reconozcan a sus ciudadanos un derecho recíproco, podrán naturalizarse los españoles sin perder su
nacionalidad de origen.
Artículo 12
Los españoles son mayores de edad a los dieciocho años.
Artículo 13
1. Los extranjeros gozarán en España de las libertades públicas que garantiza el presente Título en los
términos que establezcan los tratados y la ley.
35
2. Solamente los españoles serán titulares de los derechos reconocidos en el artículo 23, salvo lo que,
atendiendo a criterios de reciprocidad, pueda establecerse por tratado o ley para el derecho de sufragio
activo y pasivo en las elecciones municipales.
3. La extradición sólo se concederá en cumplimiento de un tratado o de una ley, atendiendo al principio
de reciprocidad. Quedan excluidos de la extradición los delitos políticos, no considerándose como tales
los actos de terrorismo.
4. La ley establecerá los términos en que los ciudadanos de otros países y los apátridas podrán gozar del
derecho de asilo en España.
CAPITULO SEGUNDO Derechos y libertades
Artículo 14
Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de
nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
Sección primera. De los derechos fundamentales y de las libertades públicas
Artículo 15
Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser
sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo
lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra.
Artículo 16
1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más
limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido
por la ley.
2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.
3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias
religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia
Católica y las demás confesiones.
Artículo 17
1. Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad. Nadie puede ser privado de su libertad, sino
con la observancia de lo establecido en este artículo y en los casos y en la forma previstos en la ley.
2. La detención preventiva no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de
las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y, en todo caso, en el plazo máximo de
setenta y dos horas, el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición de la autoridad judicial.
3. Toda persona detenida debe ser informada de forma inmediata, y de modo que le sea comprensible, de
sus derechos y de las razones de su detención, no pudiendo ser obligada a declarar. Se garantiza la
asistencia de abogado al detenido en las diligencias policiales, en los términos que la ley establezca.
4. La ley regulará un procedimiento de "habeas corpus" para producir la inmediata puesta a disposición
judicial de toda persona detenida ilegalmente. Asimismo, por ley se determinará el plazo máximo de
duración de la prisión provisional.
Artículo 18
1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.
2. El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular
o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito.
3. Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas,
salvo resolución judicial.
4. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los
ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.
Artículo 19
Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional.
Asimismo, tienen derecho a entrar y salir libremente de España en los términos que la ley establezca. Este
derecho no podrá ser limitado por motivos políticos o ideológicos.
Artículo 20
36
1. Se reconocen y protegen los derechos: a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y
opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. b) A la producción y
creación literaria, artística, científica y técnica. c) A la libertad de cátedra. d) A comunicar o recibir
libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de
conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.
2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.
3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social
dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos
sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de
España.
4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los
preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la
propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.
5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en
virtud de resolución judicial.
Artículo 21
1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará de
autorización previa.
2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa
a la autoridad, que sólo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden
público, con peligro para personas o bienes.
Artículo 22
1. Se reconoce el derecho de asociación.
2. Las asociaciones que persigan fines o utilicen medios tipificados como delito son ilegales.
3. Las asociaciones constituidas al amparo de este artículo deberán inscribirse en un registro a los solos
efectos de publicidad.
4. Las asociaciones sólo podrán ser disueltas o suspendidas en sus actividades en virtud de resolución
judicial motivada.
5. Se prohiben las asociaciones secretas y las de carácter paramilitar.
Artículo 23
1. Los ciudadanos tiene el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de
representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal.
2. Asimismo, tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos, con
los requisitos que señalen las leyes.
Artículo 24
1. Todas las personas tienen derecho a obtener tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de
sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión.
2. Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la
asistencia al letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin
dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa,
a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia. La ley regulará
los casos en que, por razón de parentesco o de secreto profesional, no se estará obligado a declarar sobre
hechos presuntamente delictivos.
Artículo 25
1. Nadie puede ser condenado o sancionado por acciones u omisiones que en el momento de producirse
no constituyan delito, falta o infracción administrativa, según la legislación vigente en aquel momento.
2. Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y
reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. El condenado a pena de prisión que
estuviere cumpliendo la misma gozará de los derechos fundamentales de este Capítulo, a excepción de los
que se vean expresamente limitados por el contenido del fallo condenatorio, el sentido de la pena y la ley
penitenciaria. En todo caso, tendrá derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes
de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad.
3. La Administración civil no podrá imponer sanciones que, directa o subsidiariamente, impliquen
privación de libertad.
37
Artículo 26
Se prohiben los Tribunales de Honor en el ámbito de la Administración civil y de las organizaciones
profesionales.
Artículo 27
1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los
principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.
3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la
formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación
general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros
docentes.
6. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del
respeto a los principios constitucionales.
7. Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos los
centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los términos que la ley establezca.
8. Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el
cumplimiento de las leyes.
9. Los poderes públicos ayudarán a los centros docentes que reúnan los requisitos que la ley establezca.
10. Se reconoce la autonomía de las Universidades, en los términos que la ley establezca.
Artículo 28
1. Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este
derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará
las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el
derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar
confederaciones y a formar organizaciones sindicales internacionales o a afiliarse a las mismas. Nadie
podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.
2. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que
regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los
servicios esenciales de la comunidad.
Artículo 29
1. Todos los españoles tendrán el derecho de petición individual y colectiva, por escrito, en la forma y con
los efectos que determine la ley.
2. Los miembros de las Fuerzas o Institutos armados o de los Cuerpos sometidos a disciplina militar
podrán ejercer este derecho sólo individualmente y con arreglo a lo dispuesto en su legislación específica.
Sección segunda. De los derechos y deberes de los ciudadanos
Artículo 30
1. Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España.
2. La ley fijará las obligaciones militares de los españoles y regulará, con las debidas garantías, la
objeción de conciencia, así como las demás causas de exención del servicio militar obligatorio, pudiendo
imponer, en su caso, una prestación social sustitutoria.
3. Podrá establecerse un servicio civil para el cumplimiento de fines de interés general.
4. Mediante ley podrán regularse los deberes de los ciudadanos en los casos de grave riesgo, catástrofe o
calamidad pública.
Artículo 31
1. Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica
mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en
ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.
2. El gasto público realizará una asignación equitativa de los recursos públicos, y su programación y
ejecución responderán a los criterios de eficiencia y economía.
3. Sólo podrán establecerse prestaciones personales o patrimoniales de carácter público con arreglo a la
ley.
38
Artículo 32
1. El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica.
2. La ley regulará las formas de matrimonio, la edad y capacidad para contraerlo, los derechos y deberes
de los cónyuges, las causas de separación y disolución y sus efectos.
Artículo 33
1. Se reconoce el derecho a la propiedad privada y a la herencia.
2. La función social de estos derechos delimitará su contenido, de acuerdo con las leyes.
3. Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés
social, mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con lo dispuesto por las leyes.
Artículo 34
1. Se reconoce el derecho de fundación para fines de interés general, con arreglo a la ley.
2. Regirá también para las fundaciones lo dispuesto en los apartados 2 y 4 del artículo 22.
Artículo 35
1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u
oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades
y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.
2. La ley regulará un estatuto de los trabajadores.
Artículo 36
La ley regulará las peculiaridades propias del régimen jurídico de los Colegios Profesionales y el ejercicio
de las profesiones tituladas. La estructura interna y el funcionamiento de los Colegios deberán ser
democráticos.
Artículo 37
1. La ley garantizará el derecho a la negociación colectiva laboral entre los representantes de los
trabajadores y empresarios, así como la fuerza vinculante de los convenios.
2. Se reconoce el derecho de los trabajadores y empresarios a adoptar medidas de conflicto colectivo. La
ley que regule el ejercicio de este derecho, sin perjuicio de las limitaciones que puedan establecer,
incluirá las garantías precisas para asegurar el funcionamiento de los servicios esenciales de la
comunidad.
Artículo 38
Se reconoce la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado. Los poderes públicos
garantizan y protegen su ejercicio y la defensa de la productividad, de acuerdo con las exigencias de la
economía general y, en su caso, de la planificación.
CAPITULO TERCERO De los principios rectores de la política social y económica
Artículo 39
1. Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia.
2. Los poderes públicos aseguran asimismo, la protección integral de los hijos, iguales éstos ante la ley
con independencia de su filiación, y de las madres, cualquiera que sea su estado civil. La ley posibilitará
la investigación de la paternidad.
3. Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio,
durante su minoría de edad y en los demás casos en los que legalmente proceda.
4. Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos.
Artículo 40
1. Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y
para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de
estabilidad económica. De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo.
2. Asimismo, los poderes públicos fomentarán una política que garantice la formación y readaptación
profesionales, velaran por la seguridad e higiene en el trabajo y garantizarán el descanso necesario,
mediante la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de
centros adecuados.
Artículo 41
39
Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que
garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en
caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres.
Artículo 42
El Estado velará especialmente por la salvaguardia de los derechos económicos y sociales de los
trabajadores españoles en el extranjero y orientará su política hacia su retorno.
Artículo 43
1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud.
2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y
de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto.
3. Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo
facilitarán la adecuada utilización del ocio.
Artículo 44
1. Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho.
2. Los poderes públicos promoverán la ciencia y la investigación científica y técnica en beneficio del
interés general.
Artículo 45
1. Todos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así
como el deber de conservarlo.
2. Los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de
proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la
indispensable solidaridad colectiva.
3. Para quienes violen lo dispuesto en el apartado anterior, en los términos que la ley fije se establecerán
sanciones penales o, en su caso, administrativas, así como la obligación de reparar el daño causado.
Artículo 46
Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio
histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea
su régimen y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio.
Artículo 47
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos
promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este
derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.
La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.
Artículo 48
Los poderes públicos promoverán las condiciones para la participación libre y eficaz de la juventud en el
desarrollo político, social, económico y cultural.
Artículo 49
Los poderes públicos realizaran una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los
disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y
los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los
ciudadanos.
Artículo 50
Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la
suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las
obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán
sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio.
Artículo 51
1. Los poderes públicos garantizarán la defensa de los consumidores y usuarios, protegiendo, mediante
procedimientos eficaces, la seguridad, la salud y los legítimos intereses económicos de los mismos.
40
2. Los poderes públicos promoverán la información y la educación de los consumidores y usuarios,
fomentarán sus organizaciones y oirán a éstas en las cuestiones que puedan afectar a aquéllos, en los
términos que la ley establezca
3. En el marco de lo dispuesto por los apartados anteriores, la ley regulará el comercio interior y el
régimen de autorización de productos comerciales.
Artículo 52
La ley regulará las organizaciones profesionales que contribuyan a la defensa de los intereses económicos
que les sean propios. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.
CAPITULO CUARTO De las garantías de las libertades y derechos fundamentales
Artículo 53
1. Los derechos y libertades reconocidos en el Capítulo segundo del presente Título vinculan a todos los
poderes públicos. Sólo por ley, que en todo caso deberá respetar su contenido esencial, podrá regularse el
ejercicio de tales derechos y libertades, que se tutelarán de acuerdo con lo previsto en el artículo 161, 1, a)
2. Cualquier ciudadano podrá recabar la tutela de las libertades y derechos reconocidos en el artículo 14 y
la Sección primera del Capítulo segundo ante los Tribunales ordinarios de preferencia y sumariedad y, en
su caso, a través del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Este último recurso será aplicable
a la objeción de conciencia reconocida en el artículo 30.
3. El reconocimiento, el respeto y la protección de los principios reconocidos en el Capítulo tercero
informarán la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos. Sólo podrán
ser alegados ante la Jurisdicción ordinaria de acuerdo con lo que dispongan las leyes que los desarrollen.
Artículo 54
Una ley orgánica regulará la institución del Defensor del Pueblo, como alto comisionado de las Cortes
Generales, designado por éstas para la defensa de los derechos comprendidos en este Título, a cuyo efecto
podrá supervisar la actividad de la Administración, dando cuenta a las Cortes Generales.
CAPITULO QUINTO De la suspensión de los derechos y libertades
Artículo 55
1. Los derechos reconocidos en los artículos 17, 18, apartados 2 y 3, artículos 19, 20, apartados 1, a) y d),
y 5, artículos 21, 28, apartado 2, y artículo 37, apartado 2, podrán ser suspendidos cuando se acuerde la
declaración del estado de excepción o de sitio en los términos previstos en la Constitución. Se exceptúa
de lo establecido anteriormente el apartado 3 del artículo 17 para el supuesto de declaración de estado de
excepción.
2. Una ley orgánica podrá determinar la forma y los casos en los que, de forma individual y con la
necesaria intervención judicial y el adecuado control parlamentario, los derechos reconocidos en los
artículos 17, apartado 2, y 18, apartados 2 y 3, pueden ser suspendidos para personas determinadas, en
relación con las investigaciones correspondientes a la actuación de bandas armadas o elementos
terroristas. La utilización injustificada o abusiva de las facultades reconocidas en dicha ley orgánica
producirá responsabilidad penal, como violación de los derechos y libertades reconocidos por las leyes.
TITULO II De la Corona
Artículo 56
1. El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento
regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones
internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le
atribuyen expresamente la Constitución y las leyes.
2. Su título es el de Rey de España y podrá utilizar los demás que correspondan a la Corona.
3. La persona del Rey de España es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán
siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo,
salvo lo dispuesto en el artículo 65,2.
Artículo 57
1. La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Juan Carlos I de Borbón,
legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de
primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma
41
línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la
persona de más edad a la de menos.
2. El Príncipe heredero, desde su nacimiento o desde que se produzca el hecho que origine el
llamamiento, tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y los demás títulos vinculados tradicionalmente al
sucesor de la Corona de España.
3. Extinguidas todas las líneas llamadas en derecho, las Cortes Generales proveerán a la sucesión en la
Corona que más convenga a los intereses de España.
4. Aquellas personas que teniendo derecho a la sucesión en el trono contrajeren matrimonio contra la
expresa prohibición del Rey y de las Cortes Generales, quedarán excluidas en la sucesión a la Corona por
sí y sus descendientes.
5. Las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de
sucesión a la Corona se resolverán por una ley orgánica.
Artículo 58
La Reina consorte o el consorte de la Reina no podrán asumir funciones constitucionales, salvo lo
dispuesto para la Regencia.
Artículo 59
1. Cuando el Rey fuere menor de edad, el padre o la madre del Rey y, en su defecto, el pariente mayor de
edad más próximo a suceder en la Corona, según el orden establecido en la Constitución, entrará a ejercer
inmediatamente la Regencia y la ejercerá durante el tiempo de la minoría de edad del Rey.
2. Si el Rey se inhabilitare para el ejercicio de su autoridad y la imposibilidad fuere reconocida por las
Cortes Generales, entrará a ejercer inmediatamente la Regencia el Príncipe heredero de la Corona, si fuere
mayor de edad. Si no lo fuere, se procederá de la manera prevista en el apartado anterior, hasta que el
Príncipe heredero alcance la mayoría de edad.
3. Si no hubiere ninguna persona a quien corresponda la Regencia, ésta será nombrada por las Cortes
Generales, y se compondrá de una, tres o cinco personas.
4. Para ejercer la Regencia es preciso ser español y mayor de edad.
5. La Regencia se ejercerá por mandato constitucional y siempre en nombre del Rey.
Artículo 60
1. Será tutor del Rey menor la persona que en su testamento hubiese nombrado el Rey difunto, siempre
que sea mayor de edad y español de nacimiento; si no lo hubiese nombrado, será tutor el padre o la madre
mientras permanezcan viudos. En su defecto, lo nombrarán las Cortes Generales, pero no podrán
acumularse los cargos de Regente y de tutor sino en el padre, madre o ascendientes directos del Rey.
2. El ejercicio de la tutela es también incompatible con el de todo cargo o representación política.
Artículo 61
1. El Rey, al ser proclamado ante las Cortes Generales, prestará juramento de desempeñar fielmente sus
funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y
de las Comunidades Autónomas.
2. El Príncipe heredero, al alcanzar la mayoría de edad, y el Regente o Regentes al hacerse cargo de sus
funciones, prestarán el mismo juramento, así como el de fidelidad al Rey.
Artículo 62
Corresponde al Rey: a) Sancionar y promulgar leyes. b) Convocar y disolver las Cortes Generales y
convocar elecciones en los términos previstos en la Constitución. c) Convocar a referéndum en los casos
previstos en los casos previstos en la Constitución. d) Proponer el candidato a Presidente del Gobierno y,
en su caso, nombrarlo, así como poner fin a sus funciones en los términos previstos en la Constitución. e)
Nombrar y separar a los miembros del Gobierno, a propuesta de su Presidente. f) Expedir los decretos
acordados en el Consejo de Ministros, conferir los empleos civiles y militares y conceder honores y
distinciones con arreglo a las leyes. g) Ser informado de los asuntos de Estado y presidir, a estos efectos,
las sesiones del Consejo de Ministros, cuando lo estime oportuno, a petición del Presidente del Gobierno.
h) El mando supremo de las Fuerzas Armadas. i) Ejercer el derecho de gracia con arreglo a la ley, que no
podrá autorizar indultos generales. i) El Alto Patronazgo de las Reales Academias.
Artículo 63
1. El Rey acredita a los embajadores y otros representantes diplomáticos. Los representantes extranjeros
en España están acreditados ante él.
2. Al Rey corresponde manifestar el consentimiento del Estado para obligarse internacionalmente por
medio de tratados, de conformidad con la Constitución y las leyes.
3. Al Rey corresponde, previa autorización de las Cortes Generales, declarar la guerra y hacer la paz.
42
Artículo 64
1. Los actos del rey serán refrendados por el Presidente del Gobierno y, en su caso, por los ministros
competentes. La propuesta y el nombramiento del Presidente del Gobierno, y la disolución prevista en el
artículo 99, serán refrendados por el Presidente del Congreso.
2. De los actos del Rey serán responsables las personas que los refrenden.
Artículo 65
1. El Rey recibe de los Presupuestos del Estado una cantidad global para el sostenimiento de su Familia y
Casa, y distribuye libremente la misma.
2. El Rey nombra y releva libremente a los miembros civiles y militares de su Casa.
TITULO III De las Cortes Generales
CAPITULO PRIMERO De las Cámaras
Artículo 66
1. Las Cortes Generales representan al pueblo español y están formadas por el Congreso de los Diputados
y el Senado.
2. Las Cortes Generales ejercen la potestad legislativa del Estado, aprueban sus Presupuestos, controlan la
acción del Gobierno y tienen las demás competencias que les atribuya la Constitución.
3. Las Cortes Generales son inviolables.
Artículo 67
1. Nadie podrá ser miembro de las dos Cámaras simultáneamente, ni acumular el acta de una Asamblea
de Comunidad Autónoma con la de Diputado al Congreso.
2. Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo.
3. Las reuniones de Parlamentarios que se celebren sin convocatoria reglamentaria no vincularán a las
Cámaras, y no podrán ejercer sus funciones ni ostentar sus privilegios.
Artículo 68
1. El Congreso se compone de un mínimo de 300 y un máximo de 400 Diputados, elegidos por sufragio
universal, libre, directo y secreto, en los términos que establezca la ley.
2. La circunscripción electoral es la provincia. Las poblaciones de Ceuta y Melilla estarán representadas
cada una de ellas por un Diputado. La ley distribuirá el número total de Diputados, asignando una
representación mínima inicial a cada circunscripción y distribuyendo los demás en proporción a la
población.
3. La elección se verificará en cada circunscripción atendiendo a criterios de representación proporcional.
4. El Congreso es elegido por cuatro años. El mandato de los Diputados termina cuatro años después de
su elección o el día de la disolución de la Cámara.
5. Son electores y elegibles todos los españoles que estén en pleno uso de sus derechos políticos. La ley
reconocerá y el Estado facilitará el ejercicio del derecho de sufragio a los españoles que se encuentren
fuera del territorio de España.
6. Las elecciones tendrán lugar entre los treinta días y sesenta días desde la terminación del mandato. El
Congreso electo deberá ser convocado dentro de los veinticinco días siguientes a la celebración de las
elecciones.
Artículo 69
1. El Senado es la Cámara de representación territorial.
2. En cada provincia se elegirán cuatro Senadores por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto por
los votantes de cada una de ellas, en los términos que señale una ley orgánica.
3. En las provincias insulares, cada isla o agrupación de ellas, con Cabildo o Consejo Insular, constituirá
una circunscripción a efectos de elección de Senadores, correspondiendo tres a cada una de las islas
mayores -Gran Canaria, Mallorca y Tenerife- y uno a cada uno de las siguientes islas o agrupaciones:
Ibiza-Formentera, Menorca, Fuerteventura, Gomera, Hierro, Lanzarote y La Palma.
4. Las poblaciones de Ceuta y Melilla elegirán cada una de ellas dos Senadores.
5. Las Comunidades Autónomas designarán además un Senador y otro más por cada millón de habitantes
de su respectivo territorio. La designación corresponderá a la Asamblea legislativa o, en su defecto, al
órgano colegiado superior de la Comunidad Autónoma, de acuerdo con lo que establezcan los estatutos,
que asegurarán, en todo caso, la adecuada representación proporcional.
43
6. El Senado es elegido por cuatro años. El mandato de los Senadores termina cuatro años después de su
elección o el día de la disolución de la Cámara.
Artículo 70
1. La ley electoral determinará las causas de inelegibilidad e incompatibilidad de los Diputados y
Senadores, que comprenderán en todo caso: a) A los componentes del Tribunal Constitucional. b) A los
altos cargos de la Administración del Estado que determine la ley, con la excepción de los miembros del
Gobierno. c) Al Defensor del Pueblo. d) A los Magistrados, Jueces y Fiscales en activo. e) A los militares
profesionales y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Policía en activo. f) A los miembros
de las Juntas Electorales.
2. La validez de las actas y credenciales de los miembros de ambas Cámaras estará sometida al control
judicial, en los términos que establezca la ley electoral.
Artículo 71
1. Los Diputados y Senadores gozarán de inviolabilidad por la opiniones manifestadas en el ejercicio de
sus funciones.
2. Durante el período de su mandato los Diputados y Senadores gozarán asimismo de inmunidad y sólo
podrán ser detenidos en caso de flagrante delito. No podrán ser inculpados ni procesados sin la previa
autorización de la Cámara respectiva.
3. En las causas contra Diputados y Senadores será competente la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.
4. Los Diputados y Senadores percibirán una asignación que será fijada por las respectivas Cámaras.
Artículo 72
1. Las Cámaras establecen sus propios Reglamentos, aprueban autónomamente sus presupuestos y, de
común acuerdo, regulan el Estatuto del Personal de las Cortes Generales. Los Reglamentos y su reforma
serán sometidos a una votación final sobre su totalidad, que requerirá la mayoría absoluta.
2. Las Cámaras eligen sus respectivos Presidentes y los demás miembros de sus Mesas. Las sesiones
conjuntas serán presididas por el Presidente del Congreso y se regirán por un Reglamento de las Cortes
Generales aprobado por mayoría absoluta de cada Cámara.
3. Los Presidentes de las Cámaras ejercen en nombre de las mismas todos los poderes administrativos y
facultades de policía en el interior de sus respectivas sedes.
Artículo 73
1. Las Cámaras se reunirán anualmente en dos períodos ordinarios de sesiones: el primero, de septiembre
a diciembre, y el segundo de febrero a junio.
2. Las Cámaras podrán reunirse en sesiones extraordinarias a petición del Gobierno, de la Diputación
Permanente o de la mayoría absoluta de los miembros de cualquiera de las Cámaras. Las sesiones
extraordinarias deberán convocarse sobre un orden del día determinado y serán clausuradas una vez que
éste haya sido agotado.
Artículo 74
1. Las Cámaras se reunirán en sesión conjunta para ejercer las competencias no legislativas que el Título
II atribuye expresamente a las Cortes Generales.
2. Las decisiones de las Cortes Generales previstas en los artículos 94,1, 145,2 y 158,2, se adoptarán por
mayoría de cada una de las Cámaras. En el primer caso, el procedimiento se iniciará por el Congreso, y en
los otros dos, por el Senado. En ambos casos, si no hubiera acuerdo entre Senado y Congreso, se intentará
obtener por una Comisión Mixta compuesta de igual número de Diputados y Senadores. La Comisión
presentará un texto que será votado por ambas Cámaras. Si no se aprueba en la forma establecida,
decidirá el Congreso por mayoría absoluta.
Artículo 75
1. Las Cámaras funcionarán en Pleno y por Comisiones.
2. Las Cámaras podrán delegar en las Comisiones Legislativas Permanentes la aprobación de proyectos o
proposiciones de ley. El Pleno podrá, no obstante, recabar en cualquier momento el debate y votación de
cualquier proyecto o proposición de ley que haya sido objeto de esta delegación.
3. Quedan exceptuados de lo dispuesto en el apartado anterior la reforma constitucional, las cuestiones
internacionales, las leyes orgánicas y de bases y los Presupuestos Generales del Estado.
Artículo 76
44
1. El Congreso y el Senado, y, en su caso, ambas Cámaras conjuntamente, podrán nombrar Comisiones de
investigación sobre cualquier asunto de interés público. Sus conclusiones no serán vinculantes para los
Tribunales, ni afectarán a las resoluciones judiciales, sin perjuicio de que el resultado de la investigación
sea comunicado al Ministerio Fiscal para el ejercicio, cuando proceda, de las acciones oportunas.
2. Será obligatorio comparecer a requerimiento de las Cámaras. La ley regulará las sanciones que puedan
imponerse por incumplimiento de esta obligación.
Artículo 77
1. Las Cámaras pueden recibir peticiones individuales y colectivas, siempre por escrito, quedando
prohibida la presentación directa por manifestaciones ciudadanas.
2. Las Cámaras pueden remitir al Gobierno las peticiones que reciban. El Gobierno está obligado a
explicarse sobre su contenido, siempre que las Cámaras lo exijan.
Artículo 78
1. En cada Cámara habrá una Diputación Permanente compuesta por un mínimo de veintiún miembros,
que representarán a los grupos parlamentarios, en proporción a su importancia numérica.
2. Las Diputaciones Permanentes estarán presididas por el Presidente de la cámara respectiva y tendrán
como funciones la prevista en el artículo 73, la de asumir las facultades que correspondan a las Cámaras,
de acuerdo con los artículos 86 y 116, en caso de que éstas hubieran sido disueltas o hubiere expirado su
mandato, y la de velar por los poderes de las Cámaras cuando éstas no estén reunidas.
3. Expirado el mandato o en caso de disolución, las Diputaciones Permanentes seguirán ejerciendo sus
funciones hasta la constitución de las nuevas Cortes Generales.
4. Reunida la Cámara correspondiente, la Diputación Permanente dará cuenta de los asuntos tratados y de
sus decisiones.
Artículo 79
1. Para adoptar acuerdos, las Cámaras deben estar reglamentariamente y con asistencia de la mayoría de
sus miembros.
2. Dichos acuerdos, para ser válidos, deberán ser aprobados por la mayoría de los miembros presentes, sin
perjuicio de las mayorías especiales que establezcan la Constitución o las leyes orgánicas y las que para
elección de personas establezcan los Reglamentos de las Cámaras.
3. El voto de Senadores y Diputados es personal e indelegable.
Artículo 80
Las sesiones plenarias de las Cámaras serán públicas, salvo acuerdo en contrario de cada Cámara,
adoptado por mayoría absoluta o con arreglo al Reglamento.
CAPITULO SEGUNDO De la elaboración de las leyes
Artículo 81
1. Son leyes orgánicas las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades
públicas, las que aprueben los Estatutos de Autonomía y el régimen electoral general y las demás
previstas en la Constitución.
2. La aprobación, modificación o derogación de las leyes orgánicas exigirá mayoría absoluta del
Congreso, en una votación final sobre el conjunto del proyecto.
Artículo 82
1. Las Cortes Generales podrán delegar en el Gobierno la potestad de dictar normas con rango de ley
sobre materias determinadas no incluidas en el artículo anterior.
2. La delegación legislativa deberá otorgarse mediante una ley de bases cuando su objeto sea la formación
de textos articulados o por una ley ordinaria cuando se trate de refundir varios textos legales en uno solo.
3. la delegación legislativa habrá de otorgarse al Gobierno de forma expresa para materia concreta y con
fijación del plazo para su ejercicio. La delegación se agota por el uso que de ella haga el Gobierno
mediante la publicación de la norma correspondiente. No podrá entenderse concedida de modo implícito
o por tiempo indeterminado. Tampoco podrá permitir la subdelegación a autoridades distintas del propio
Gobierno.
4. Las leyes de bases delimitarán con precisión el objeto y alcance de la delegación legislativa y los
principios y criterios que han de seguirse en su ejercicio.
5. La autorización para refundir textos legales determinará el ámbito normativo a que se refiere el
contenido de la delegación, especificando si se circunscribe a la mera formulación de un texto único o si
se incluye la de regularizar, aclarar y armonizar los textos legales que han de ser refundidos.
45
6. Sin perjuicio de la competencia propia de los Tribunales, las leyes de delegación podrán establecer en
cada caso fórmulas adicionales de control.
Artículo 83
Las leyes de bases no podrán en ningún caso: a) Autorizar la modificación de la propia ley de bases. b)
Facultar para dictar normas con carácter retroactivo.
Artículo 84
Cuando una proposición de ley o una enmienda fuere contraria a una delegación legislativa en vigor, el
Gobierno está facultado para oponerse a su tramitación. En tal supuesto, podrá presentarse una
proposición de ley para la derogación total o parcial de la ley de delegación.
Artículo 85
Las disposiciones del Gobierno que contengan legislación delegada recibirán el título de Decretos
Legislativos.
Artículo 86
1. En caso de extraordinaria y urgente necesidad, el Gobierno podrá dictar disposiciones legislativas
provisionales que tomarán la forma de Decretos-leyes y que no podrán afectar al ordenamiento de las
instituciones básicas del Estado, a los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos regulados en el
Título I, al régimen de las Comunidades Autónomas ni al Derecho electoral general.
2. Los Decretos-leyes deberán ser inmediatamente sometidos a debate y votación de totalidad al Congreso
de los Diputados, convocado al efecto si no estuviere reunido, en el plazo de los treinta días siguientes a
su promulgación. El Congreso habrá de pronunciarse expresamente dentro de dicho plazo sobre su
convalidación o derogación, para lo cual el reglamento establecerá un procedimiento especial y sumario.
3. Durante el plazo establecido en el apartado anterior, las Cortes podrán tramitarlos como proyectos de
ley por el procedimiento de urgencia.
Artículo 87
1. La iniciativa legislativa corresponde al Gobierno, al Congreso y al Senado, de acuerdo con la
Constitución y los Reglamentos de las Cámaras.
2. Las Asambleas de las Comunidades Autónomas podrán solicitar del Gobierno la adopción de un
proyecto de ley o remitir a la Mesa del Congreso una proposición de ley, delegando ante dicha Cámara un
máximo de tres miembros de la Asamblea encargados de su defensa.
3. Una ley orgánica regulará las formas de ejercicio y requisitos de la iniciativa popular para la
presentación de proposiciones de ley. En todo caso se exigirán no menos de 500.000 firmas acreditadas.
No procederá dicha iniciativa en materias propias de ley orgánica, tributarias o de carácter internacional,
ni en lo relativo a la prerrogativa de gracia.
Artículo 88
Los proyectos de ley serán aprobados en Consejo de Ministros, que los someterá al Congreso,
acompañados de una exposición de motivos y de los antecedentes necesarios para pronunciarse sobre
ellos.
Artículo 89
1. La tramitación de las proposiciones de ley se regulará por los Reglamentos de las Cámaras, sin que la
prioridad debida a los proyectos de ley impida el ejercicio de la iniciativa legislativa en los términos
regulados por el artículo 87.
2. Las proposiciones de ley que, de acuerdo con el artículo 87, tome en consideración el Senado, se
remitirán al Congreso para su trámite en éste como tal proposición.
Artículo 90
1. Aprobado un proyecto de ley ordinaria u orgánica por el Congreso de los Diputaciones, su Presidente
dará inmediata cuenta del mismo al Presidente del Senado, el cual lo someterá a la deliberación de éste.
2. El Senado en el plazo de dos meses, a partir del día de la recepción del texto, puede, mediante mensaje
motivado, oponer su veto o introducir enmiendas al mismo. El veto deberá ser aprobado por mayoría
absoluta. El proyecto no podrá ser sometido al Rey para sanción sin que el Congreso retifique por
mayoría absoluta, en caso de veto, el texto inicial, o por mayoría simple, una vez transcurridos dos meses
desde la interposición del mismo, o se pronuncie sobre las enmiendas, aceptándolas o no por mayoría
simple.
46
3. El plazo de dos meses de que el Senado dispone para vetar o enmendar el proyecto se reducirá al de
veinte días naturales en los proyectos declarados urgentes por el Gobierno o por el Congreso de los
Diputados.
Artículo 91
El Rey sancionará en el plazo de quince días las leyes aprobadas por las Cortes Generales, y las
promulgará y ordenará su inmediata publicación.
Artículo 92
1. Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de
todos los ciudadanos.
2. El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno,
previamente autorizada por el Congreso de los Diputados.
3. Una ley orgánica regulará las condiciones y el procedimiento de las distintas modalidades de
referéndum previstas en esta Constitución.
CAPITULO TERCERO De los Tratados Internacionales
Artículo 93
Mediante la ley orgánica se podrá autorizar la celebración de tratados por los que se atribuya a una
organización o institución internacional el ejercicio de competencias derivadas de la Constitución.
Corresponde a las Cortes Generales o al Gobierno, según los casos, la garantía del cumplimiento de estos
tratados y de las resoluciones emanadas de los organismos internacionales o supranacionales titulares de
la cesión.
Artículo 94
1. La prestación del consentimiento del Estado para obligarse por medio de tratados o convenios requerirá
la previa autorización de las Cortes Generales, en los siguientes casos: a) Tratados de carácter político. b)
Tratados o convenios de carácter militar. c) Tratados o convenios que afecten a la integridad territorial del
Estado o a los derechos y deberes fundamentales establecidos en el Título I. d) Tratados o convenios que
impliquen obligaciones financieras para la Hacienda Pública. e) Tratados o convenios que supongan
modificaciones o derogación de alguna ley o exijan medidas legislativas para su ejecución.
2. El Congreso y el Senado serán inmediatamente informados de la conclusión de los restantes tratados o
convenios.
Artículo 95
1. La celebración de un tratado internacional que contenga estipulaciones contrarias a la Constitución
exigirá la previa revisión constitucional.
2. El Gobierno o cualquiera de las Cámaras puede requerir al Tribunal Constitucional para que declare si
existe o no esa contradicción
Artículo 96
1. Los tratados internacionales válidamente celebrados, una vez publicados oficialmente en España,
formarán parte del ordenamiento interno. Sus disposiciones sólo podrán ser derogadas, modificadas o
suspendidas en la forma prevista en los propios tratados o de acuerdo con las normas generales del
Derecho internacional.
2. Para la denuncia de los tratados y convenios internacionales se utilizará el mismo procedimiento
previsto para su aprobación en el artículo 94.
TITULO IV Del Gobierno y de la Administración
Artículo 97
El Gobierno dirige la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado.
Ejerce la función ejecutiva y la potestad reglamentaria de acuerdo con la Constitución y las leyes.
Artículo 98
1. El Gobierno se compone del Presidente, de los Vicepresidentes, en su caso, de los Ministros y de los
demás miembros que establezca la ley.
2. El Presidente dirige la acción del Gobierno y coordina las funciones de los demás miembros del
mismo, sin perjuicio de la competencia y responsabilidad directa de éstos en su gestión.
47
3. Los miembros del Gobierno no podrán ejercer otras funciones representativas que las propias del
mandato parlamentario, ni cualquier otra función pública que no derive de su cargo, ni actividad
profesional o mercantil alguna.
4. La ley regulará el estatuto e incompatibilidades de los miembros del Gobierno.
Artículo 99
1. Después de cada renovación del Congreso de los Diputados, y en los demás supuestos constitucionales
en que así proceda, el Rey, previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con
representación parlamentaria, y a través del Presidente del Congreso, propondrá un candidato a la
Presidencia del Gobierno.
2. El candidato propuesto conforme a lo previsto en el apartado anterior expondrá ante el Congreso de los
Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara.
3. Si el Congreso de los Diputados, por el voto de la mayoría absoluta de sus miembros, otorgare su
confianza a dicho candidato, el Rey le nombrará Presidente. De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá
la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después de la anterior, y la confianza se
entenderá otorgada si obtuviere la mayoría simple.
4. Si efectuadas las citadas votaciones no se otorgase la confianza para la investidura, se tramitarán
sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores.
5. Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato
hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas
elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso.
Artículo 100
Los demás miembros del Gobierno serán nombrados y separados por el Rey, a propuesta de su
Presidente.
Artículo 101
1. El Gobierno cesa tras la celebración de elecciones generales, en los casos de pérdida de la confianza
parlamentaria previstos en la Constitución, o por dimisión o fallecimiento de su Presidente.
2. El Gobierno cesante continuará en funciones hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno.
Artículo 102
1. La responsabilidad criminal del Presidente y los demás miembros del Gobierno será exigible, en su
caso, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.
2. Si la acusación fuere por traición o por cualquier delito contra la seguridad del Estado en el ejercicio de
sus funciones, sólo podrá ser planteada por iniciativa de la cuarta parte de los miembros del Congreso, y
con aprobación de la mayoría absoluta del mismo.
3. La prerrogativa real de gracia no será aplicable a ninguno de los supuestos del presente artículo.
Artículo 103
1. La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los
principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento
pleno a la ley y al Derecho.
2. Los órganos de la Administración del Estado son creados, regidos y coordinados de acuerdo con la ley.
3. La ley regulará el estatuto de los funcionarios públicos, el acceso a la función pública de acuerdo con
los principios de mérito y capacidad, las peculiaridades del ejercicio de su derecho a sindicación, el
sistema de incompatibilidades y las garantías para la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones.
Artículo 104
1. Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tendrán como misión proteger
el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana.
2. Una ley orgánica determinará las funciones, principios básicos de actuación y estatutos de las Fuerzas y
Cuerpos de seguridad.
Artículo 105
La ley regulará: a) La audiencia de los ciudadanos, directamente o a través de las organizaciones y
asociaciones reconocidas por la ley, en el procedimiento de elaboración de las disposiciones
administrativas que les afecten. b) El acceso de los ciudadanos a los archivos y registros administrativos,
salvo en lo que afecte a la seguridad y defensa del Estado, la averiguación de los delitos y la intimidad de
las personas. c) El procedimiento a través del cual deben producirse los actos administrativos,
garantizando, cuando proceda, la audiencia del interesado.
48
Artículo 106
1. Los Tribunales controlan la potestad reglamentaria y la legalidad de la actuación administrativa, así
como el sometimiento de ésta a los fines que la justifica.
2. Los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda
lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que
la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos.
Artículo 107
El Consejo de Estado es el supremo órgano consultivo del Gobierno. Una ley orgánica regulará su
composición y competencia.
TITULO V De las relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales
Artículo 108
El Gobierno responde solidariamente en su gestión política ante el Congreso de los Diputados.
Artículo 109
Las Cámaras y sus Comisiones podrán recabar, a través de los Presidentes de aquéllas, la información y
ayuda que precisen del Gobierno y de sus Departamentos y de cualesquiera autoridades del Estado y de
las Comunidades Autónomas.
Artículo 110
1. Las Cámaras y sus Comisiones pueden reclamar la presencia de los miembros del Gobierno.
2. Los miembros del Gobierno tienen acceso a las sesiones de las Cámaras y a sus Comisiones y la
facultad de hacerse oír en ellas, y podrán solicitar que informen ante las mismas funcionarios de sus
Departamentos.
Artículo 111
1. El Gobierno y cada uno de los miembros están sometidos a las interpelaciones y preguntas que se le
formulen en las Cámaras. Para esta clase de debate los Reglamentos establecerán un tiempo mínimo
semanal.
2. Toda interpelación podrá dar lugar a una moción en la que la Cámara manifieste su posición.
Artículo 112
El Presidente del Gobierno, previa deliberación del Consejo de Ministros, puede plantear ante el
Congreso de los Diputados la cuestión de confianza sobre su programa o sobre una declaración de política
general. La confianza se entenderá otorgada cuando vote a favor de la misma la mayoría simple de los
Diputados.
Artículo 113
1. El Congreso de los Diputados puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la
adopción por mayoría absoluta de la moción de censura.
2. La moción de censura deberá ser propuesta al menos por la décima parte de los Diputados, y habrá de
incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno..
3. La moción de censura no podrá ser votada hasta que transcurran cinco días desde su presentación. En
los dos primeros días de dicho plazo podrán presentarse mociones alternativas.
4. Si la moción de censura no fuere aprobada por el Congreso, sus signatarios no podrán presentar otra
durante el mismo período de sesiones.
Artículo 114
1. Si el Congreso niega su confianza al Gobierno, éste presentará su dimisión al Rey, procediéndose a
continuación a la designación de Presidente del Gobierno, según lo dispuesto en el artículo 99.
2. Si el Congreso adopta una moción de censura, el Gobierno presentará su dimisión al Rey y el candidato
incluido en aquélla se entenderá investido a los efectos previstos en el artículo 99. El Rey le nombrará
Presidente del Gobierno.
Artículo 115
1. El Presidente del Gobierno, previa deliberación del Consejo de Ministros, y bajo su exclusiva
responsabilidad, podrá proponer la disolución del Congreso, del Senado o de las Cortes Generales, que
será decretada por el Rey. El decreto de disolución fijará la fecha de las elecciones.
2. La propuesta de disolución no podrá presentarse cuando esté en trámite una moción de censura.
49
3. No procederá nueva disolución antes de que transcurra un año desde la anterior, salvo lo dispuesto en
el artículo 99, apartado 5.
Artículo 116
1. Una ley orgánica regulará los estados de alarma, de excepción y de sitio, y las competencias y
limitaciones correspondientes.
2. El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros
por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente
al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo. El decreto determinará el ámbito
territorial a que se extienden los efectos de la declaración.
3. El estado de excepción será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de
Ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados. La autorización y proclamación del estado
de excepción deberá determinar expresamente los efectos del mismo, el ámbito territorial a que se
extiende y su duración, que no podrá exceder de treinta días, prorrogables por otro plazo igual, con los
mismos requisitos.
4. El estado de sitio será declarado por la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados, a propuesta
exclusiva del Gobierno. El Congreso determinará su ámbito territorial, duración y condiciones.
5. No podrá procederse a la disolución del Congreso mientras estén declarados algunos de los estados
comprendidos en el presente artículo, quedando automáticamente convocadas las Cámaras si no
estuvieren en período de sesiones. Su funcionamiento, así como el de los demás poderes constitucionales
del Estado, no podrán interrumpirse durante la vigencia de estos estados. Disuelto el Congreso o expirado
su mandato si se produjere alguna de las situaciones que dan lugar a cualquiera de dichos estados, las
competencias del Congreso serán asumidas por su Diputación Permanente.
6. La declaración de los estados de alarma, de excepción y de sitio no modificarán el principio de
responsabilidad del Gobierno y de sus agentes reconocidos en la Constitución y en las leyes.
TITULO VI Del Poder Judicial
Artículo 117
1. La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes
del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la
ley.
2. Los Jueces y Magistrados no podrán ser separados, suspendidos, trasladados ni jubilados, sino por
alguna de las causas y con las garantías previstas en la ley.
3. El ejercicio de la potestad jurisdiccional en todo tipo de procesos, juzgando y haciendo ejecutar lo
juzgado, corresponde exclusivamente a los Juzgados y Tribunales determinados por las leyes, según las
normas de competencia y procedimiento que las mismas establezcan.
4. Los Juzgados y Tribunales no ejercerán más funciones que las señaladas en el apartado anterior y las
que expresamente les sean atribuidas por ley en garantía de cualquier derecho.
5. El principio de unidad jurisdiccional es la base de la organización y funcionamiento de los Tribunales.
La ley regulará el ejercicio de la jurisdicción militar en el ámbito estrictamente castrense y en los
supuestos de estado de sitio, de acuerdo con los principios de la Constitución.
6. Se prohiben los Tribunales de excepción.
Artículo 118
Es obligado cumplir las sentencias y demás resoluciones firmes de los Jueces y Tribunales, así como
prestar la colaboración requerida por éstos en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto.
Artículo 119
La justicia será gratuita cuando así lo disponga la ley y, en todo caso, respecto de quienes acrediten
insuficiencia de recursos para litigar.
Artículo 120
1. Las actuaciones judiciales serán públicas, con las excepciones que prevean las leyes de procedimiento.
2. El procedimiento será predominantemente oral, sobre todo en materia criminal.
3. Las sentencias serán siempre motivadas y se pronunciarán en audiencia pública.
Artículo 121
Los daños causados por error judicial, así como los que sean consecuencia del funcionamiento anormal de
la Administración de Justicia, darán derecho a una indemnización a cargo del Estado, conforme a la Ley.
50
Artículo 122
1. La ley orgánica del poder judicial determinará la constitución, funcionamiento y gobierno de los
Juzgados y Tribunales, así como el estatuto jurídico de los Jueces y Magistrados de carrera, que formarán
un Cuerpo único, y del personal al servicio de la Administración de Justicia.
2. El Consejo General del Poder Judicial es el órgano de gobierno del mismo. La ley orgánica establecerá
su estatuto y el régimen de incompatibilidades de sus miembros y sus funciones, en particular en materia
de nombramientos, ascensos, inspección y régimen disciplinario.
3. El Consejo General del Poder Judicial estará integrado por el Presidente del Tribunal Supremo, que lo
presidirá, y por veinte miembros nombrados por el Rey por un periodo de cinco años. De estos, doce entre
Jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales, en los términos que establezca la ley orgánica;
cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado, elegidos en ambos
casos por mayoría de tres quintos de sus miembros, entre abogados y otros juristas, todos ellos de
reconocida competencia y con más de quince años de ejercicio en su profesión.
Artículo 123
1. El Tribunal Supremo, con jurisdicción en toda España, es el órgano jurisdiccional superior en todos los
órdenes, salvo lo dispuesto en materia de garantías constitucionales.
2. El Presidente del Tribunal Supremo será nombrado por el Rey, a propuesta del Consejo General del
Poder Judicial, en la forma que determine la ley.
Artículo 124
1. El Ministerio Fiscal, sin perjuicio de las funciones encomendadas a otros órganos, tienen como misión
promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del
interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la
independencia de los Tribunales y procurar ante éstos la satisfacción del interés social.
2. El Ministerio Fiscal ejerce sus funciones por medio de órganos propios conforme a los principios de
unidad de actuación y dependencia jerárquica y con sujeción, en todo caso, a los de legalidad e
imparcialidad.
3. La ley regulará el estatuto orgánico del Ministerio Fiscal.
4. El Fiscal General del Estado será nombrado por el Rey, a propuesta del Gobierno, oído el Consejo
General del Poder Judicial.
Artículo 125
Los ciudadanos podrán ejercer la acción popular y participar en la Administración de Justicia mediante la
institución del Jurado, en la forma y con respecto a aquellos procesos penales que la ley determine, así
como en los Tribunales consuetudinarios y tradicionales.
Artículo 126
La policía judicial depende de los Jueces, de los Tribunales y del Ministerio Fiscal en sus funciones de
averiguación del delito y descubrimiento y aseguramiento del delincuente, en los términos que la ley
establezca.
Artículo 127
1. Los Jueces y Magistrados así como los Fiscales, mientras se hallen en activo, no podrán desempeñar
otros cargos públicos, ni pertenecer a partidos políticos o sindicatos. La ley establecerá el sistema y
modalidades de asociación profesional de los Jueces, Magistrados y Fiscales.
2. La ley establecerá el régimen de incompatibilidades de los miembros del poder judicial, que deberá
asegurar la total independencia de los mismos.
TITULO VII Economía y Hacienda
Artículo 128
1. Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al
interés general.
2. Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector
público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio, y asimismo acordar la
intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.
Artículo 129
51
1. La ley establecerá las formas de participación de los interesados en la Seguridad Social y en la
actividad de los organismos públicos cuya función afecte directamente a la calidad de la vida o al
bienestar general.
2. Los poderes públicos promoverán eficazmente las diversas formas de participación en la empresa y
fomentarán, mediante una legislación adecuada, las sociedades cooperativas. También establecerán los
medios que faciliten el acceso de los trabajadores a la propiedad de los medios de producción.
Artículo 130
1. Los poderes públicos atenderán a la modernización y desarrollo de todos los sectores económicos y, en
particular, de la agricultura, de la ganadería, de la pesca y de la artesanía, a fin de equiparar el nivel de
vida de todos los españoles.
2. Con el mismo fin, se dispensará un tratamiento especial a las zonas de montaña.
Artículo 131
1. El Estado, mediante ley, podrá planificar la actividad económica general para atender a las necesidades
colectivas, equilibrar y armonizar el desarrollo regional y sectorial y estimular el crecimiento de la renta y
de la riqueza y su más justa distribución.
2. El Gobierno elaborará los proyectos de planificación, de acuerdo con las previsiones que le sean
suministradas por las Comunidades Autónomas y el asesoramiento y colaboración de los sindicatos y
otras organizaciones profesionales, empresariales y económicas. A tal fin se constituirá un Consejo, cuya
composición y funciones se desarrollarán por ley.
Artículo 132
1. La ley regulará el régimen jurídico de los bienes de dominio público y de los comunales, inspirándose
en los principios de inalienabilidad, imprescriptibilidad e inembargabilidad, así como su desafectación.
2. Son bienes de dominio público estatal los que determine la ley y, en todo caso, la zona marítimoterrestre, las playas, el mar territorial y los recursos naturales de la zona económica y la plataforma
continental.
3. Por ley se regularán el Patrimonio del Estado y el Patrimonio Nacional, su administración, defensa y
conservación.
Artículo 133
1. La potestad originaria para establecer los tributos corresponde exclusivamente al Estado, mediante ley.
2. Las Comunidades Autónomas y las Corporaciones locales podrán establecer y exigir tributos, de
acuerdo con la Constitución y las leyes.
3. Todo beneficio fiscal que afecte a los tributos del Estado deberá establecerse en virtud de ley.
4. Las administraciones públicas sólo podrán contraer obligaciones financieras y realizar gastos de
acuerdo con las leyes.
Artículo 134
1. Corresponde al Gobierno la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado, y a las Cortes
Generales, su examen, enmienda y aprobación.
2. Los Presupuestos Generales del Estado tendrán carácter anual, incluirán la totalidad de los gastos e
ingresos del sector público estatal y en ellos se consignará el importe de los beneficios fiscales que
afecten a los tributos del Estado.
3. El Gobierno deberá presentar ante el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado
al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior.
4. Si la Ley de Presupuestos no se aprobara antes del primer día del ejercicio económico correspondiente,
se considerarán automáticamente prorrogados los Presupuestos del ejercicio anterior hasta la aprobación
de los nuevos.
5. Aprobados los Presupuestos Generales del Estado, el Gobierno podrá presentar proyectos de ley que
impliquen aumento del gasto público o disminución de los ingresos correspondientes al mismo ejercicio
presupuestario.
6. Toda proposición o enmienda que suponga aumento de los créditos o disminución de los ingresos
presupuestarios requerirá la conformidad del Gobierno para su tramitación.
7. La Ley de Presupuestos no puede crear tributos. Podrá modificarlos cuando una ley tributaria
sustantiva así lo prevea.
Artículo 135
1. El Gobierno habrá de estar autorizado por ley para emitir Deuda Pública o contraer crédito.
52
2. Los créditos para satisfacer el pago de intereses y capital de la Deuda Pública del Estado se entenderán
siempre incluidos en el estado de gastos de los presupuestos y no podrán ser objeto de enmienda o
modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la ley de emisión.
Artículo 136
1. El Tribunal de Cuentas es el supremo órgano fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica de
Estado, así como del sector público. Dependerá directamente de las Cortes Generales y ejercerá sus
funciones por delegación de ellas en el examen y comprobación de la Cuenta General del Estado.
2. Las cuentas del Estado y del sector público estatal se rendirán al Tribunal de Cuentas y serán
censuradas por éste. El Tribunal de Cuentas, sin perjuicio de su propia jurisdicción, remitirá a las Cortes
Generales un informe anual en el que, cuando proceda, comunicará las infracciones o responsabilidades
en que, a su juicio, se hubiere incurrido.
3. Los miembros del Tribunal de Cuentas gozarán de la misma independencia e inamovilidad y estarán
sometidos a las mismas incompatibilidades que los Jueces.
4. Una ley orgánica regulará la composición, organización y funciones del Tribunal de Cuentas.
TITULO VIII De la Organización Territorial del Estado
CAPITULO PRIMERO Principios generales
Artículo 137
El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que
se constituyan. Todas estas entidades gozan de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses.
Artículo 138
1. El Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad consagrado en el artículo 2 de la
Constitución, velando por el establecimiento de las diversas partes del territorio español, y atendiendo en
particular a las circunstancias del hecho insular.
2. Las diferencias entre los Estatutos de las distintas Comunidades Autónomas no podrán implicar, en
ningún caso, privilegios económicos o sociales.
Artículo 139
1. Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte de territorio del
Estado.
2. Ninguna autoridad podrá adoptar medidas que directa o indirectamente obstaculicen la libertad de
circulación y establecimiento de las personas y la libre circulación de bienes en todo el territorio español.
CAPITULO SEGUNDO De la Administración Local
Artículo 140
La Constitución garantiza la autonomía de los municipios. Estos gozarán de personalidad jurídica plena.
Su gobierno y administración corresponde a sus respectivos Ayuntamientos, integrados por los Alcaldes y
los Concejales. Los Concejales serán elegidos por los vecinos del municipio mediante sufragio universal,
igual, libre, directo y secreto, en la forma establecida por la ley. Los Alcaldes serán elegidos por los
Concejales o por los vecinos. La ley regulará las condiciones en las que proceda el régimen del concejo
abierto.
Artículo 141
1. La provincia es una entidad local con personalidad jurídica propia, determinada por la agrupación de
municipios y división territorial para el cumplimiento de las actividades del Estado. Cualquier alteración
de los límites provinciales habrá de ser aprobada por las Cortes Generales mediante ley orgánica.
2. El Gobierno y la administración autónoma de las provincias estarán encomendados a Diputaciones u
otras Corporaciones de carácter representativo.
3. Se podrán crear agrupaciones de municipios diferentes de la provincia.
4. En los archipiélagos, las islas tendrán además su administración propia en forma de Cabildos o
Consejos.
Artículo 142
La Haciendas locales deberán disponer de los medios suficientes para el desempeño de las funciones que
la ley atribuye a las Corporaciones respectivas y se nutrirán fundamentalmente de tributos propios y de
participación en los del Estado y de las Comunidades Autónomas.
53
CAPITULO TERCERO De las Comunidades Autónomas
Artículo 143
1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias
limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, los territorios insulares y las
provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades
Autónomas con arreglo a lo previsto en este Título y en los respectivos Estatutos.
2. La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano
interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los municipios cuya población represente, al
menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos requisitos deberán ser cumplidos en
el plazo de seis meses desde el primer acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones
locales interesadas.
3. La iniciativa, en caso de no prosperar, solamente podrá reiterarse pasados cinco años.
Artículo 144
Las Cortes Generales, mediante ley orgánica, podrán, por motivos de interés nacional:
a) Autorizar la constitución de una comunidad autónoma cuando su ámbito territorial no supere el de una
provincia y no reúna las condiciones del apartado 1 del artículo 143. b) Autorizar o acordar, en su caso,
un Estatuto de autonomía para territorios que no estén integrados en la organización provincial. c)
Sustituir la iniciativa de las Corporaciones locales a que se refiere el apartado 2 del artículo 143.
Artículo 145
1. En ningún caso se admitirá la federación de Comunidades Autónomas.
2. Los Estatutos podrán prever los supuestos, requisitos y términos en que las Comunidades Autónomas
podrán celebrar convenios entre sí para la gestión y prestación de servicios propios de las mismas, así
como el carácter y efectos de la correspondiente comunicación a las Cortes Generales. En los demás
supuestos, los acuerdos de cooperación entre las Comunidades Autónomas necesitarán la autorización de
las Cortes Generales.
Artículo 146
El proyecto de Estatuto será elaborado por una asamblea compuesta por los miembros de la Diputación u
órgano interinsular de las provincias afectadas y por los Diputados y Senadores elegidos en ellas y será
elevado a las Cortes Generales para su tramitación como ley.
Artículo 147
1. Dentro de los términos de la presente Constitución, los Estatutos serán la norma institucional básica de
cada Comunidad Autónoma y el Estado los reconocerá y amparará como parte integrante de su
ordenamiento jurídico.
2. Los Estatutos de autonomía deberán contener: a) La denominación de la Comunidad que mejor
corresponda a su identidad histórica. b) La delimitación de su territorio. c) La denominación,
organización y sede de las instituciones autónomas propias. d) Las competencias asumidas dentro del
marco establecido en la Constitución y las bases para el traspaso de los servicios correspondientes a las
mismas.
3. La reforma de los Estatutos se ajustará: al procedimiento establecido en los mismos y requerirá, en todo
caso, la aprobación por las Cortes Generales, mediante ley orgánica.
Artículo 148
1. Las Comunidades Autónomas podrán asumir competencias en las siguientes materias: 1. Organización
de sus instituciones de autogobierno. 2. Las alteraciones de los términos municipales comprendidos en su
territorio y, en general, las funciones que correspondan a la Administración del Estado sobre las
Corporaciones locales y cuya transferencia autorice la legislación sobre Régimen Local. 3. Ordenación
del territorio, urbanismo y vivienda. 4. Las obras públicas de interés de la Comunidad Autónoma en su
propio territorio. 5. Los ferrocarriles y carreteras cuyo itinerario se desarrolle íntegramente en el territorio
de la Comunidad Autónoma y, en los mismos términos, el transporte desarrollado por estos medios o por
cable. 6. Los puertos de refugio, los puertos y aeropuertos deportivos y, en general, los que no desarrollen
actividades comerciales. 7. La agricultura y ganadería, de acuerdo con la ordenación general de la
economía. 8. Los montes y aprovechamientos forestales. 9. La gestión en materia de protección del medio
ambiente. 10. Los proyectos, construcción y explotación de los aprovechamientos hidráulicos, canales y
regadíos de interés de la Comunidad Autónoma; las aguas minerales y termales. 11. La pesca en aguas
54
interiores, el marisqueo y la acuicultura, la caza y la pesca fluvial. 12. Ferias interiores. 13. El fenómeno
de desarrollo económico de la Comunidad Autónoma dentro de los objetivos marcados por la política
económica nacional. 14. La artesanía. 15. Museos, bibliotecas y conservatorios de música de interés para
la Comunidad Autónoma. 16. Patrimonio monumental de interés de la Comunidad Autónoma. 17. El
fomento de la cultura, de la investigación y, en su caso, de la enseñanza de la lengua de la Comunidad
Autónoma. 18. Promoción y ordenación del turismo en su ámbito territorial. 19. Promoción del deporte y
de la adecuada utilización del ocio. 20. Asistencia social. 21. Sanidad e higiene. 22. La vigilancia y
protección de sus edificios e instalaciones. La coordinación y demás facultades en relación con las
policías locales en los términos que establezca una ley orgánica.
2. Transcurridos cinco años, y mediante la reforma de sus Estatutos, las Comunidades Autónomas podrán
ampliar sucesivamente sus competencias dentro del marco establecido en el artículo 149.
Artículo 149
1. El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias: 1. La regulación de las
condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y en
el cumplimiento de los deberes constitucionales. 2. Nacionalidad, inmigración, emigración, extranjería y
derecho de asilo. 3. Relaciones internacionales. 4. Defensa y Fuerzas Armadas. 5. Administración de
Justicia. 6. Legislación mercantil, penal y penitenciaria; legislación procesal, sin perjuicio de las
necesarias especialidades que en este orden se deriven de las particularidades del derecho sustantivo de
las Comunidades Autónomas. 7. Legislación laboral; sin perjuicio de su ejecución por los órganos de las
Comunidades Autónomas. 8. Legislación civil, sin perjuicio de la conservación, modificación y desarrollo
por las Comunidades Autónomas de los derechos civiles, forales o especiales, allí donde existan. En todo
caso, las reglas relativas a la aplicación y eficacia de las normas jurídicas, relaciones jurídico-civiles
relativas a las formas de matrimonio, ordenación de los registros e instrumentos públicos, bases de las
obligaciones contractuales, normas para resolver los conflictos de leyes y determinación de las fuentes del
derecho, con respeto, en este último caso, a las normas de derecho foral o especial. 9. Legislación sobre
propiedad intelectual e industrial. 10. Régimen aduanero y arancelario; comercio exterior. 11. Sistema
monetario: divisas, cambio y convertibilidad; bases de la ordenación de crédito, banca y seguros. 12.
Legislación sobre pesas y medidas, determinación de la hora oficial. 13. Bases y coordinación de la
planificación general de la actividad económica. 14. Hacienda general y Deuda del Estado. 15. Fomento y
coordinación general de la investigación científica y técnica. 16. Sanidad exterior. Bases y coordinación
general de la sanidad. Legislación sobre productos farmacéuticos. 17. Legislación básica y régimen
económico de la Seguridad Social, sin perjuicio de la ejecución de sus servicios por las Comunidades
Autónomas. 18. Las bases de régimen jurídico de las Administraciones públicas y del régimen estatutario
de sus funcionarios que, en todo caso, garantizarán a los administrados un tratamiento común ante ellas;
el procedimiento administrativo común, sin perjuicio de las especialidades derivadas de la organización
propia de las Comunidades Autónomas; legislación sobre expropiación forzosa; legislación básica sobre
contratos y concesiones administrativas y el sistema de responsabilidad de todas las Administraciones
públicas. 19. Pesca marítima, sin perjuicio de las competencias que en la ordenación del sector se
atribuyan a las Comunidades Autónomas. 20. Marina mercante y abanderamiento de buques; iluminación
de costas y señales marítimas; puertos de interés general; aeropuertos de interés general; control del
espacio aéreo, tránsito y transporte aéreo, servicio meteorológico y matriculación de aeronaves. 21.
Ferrocarriles y transportes terrestres que transcurran por el territorio de más de una Comunidad
Autónoma; régimen general de comunicaciones; tráfico y circulación de vehículos de motor; correos y
telecomunicaciones; cables aéreos, submarinos y radiocomunicación. 22. La legislación, ordenación y
concesión de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurran por más de una
Comunidad Autónoma, y la autorización de instalaciones eléctricas cuando su aprovechamiento afecte a
otra Comunidad o el transporte de energía salga de su ámbito territorial. 23. Legislación básica sobre
protección del medio ambiente, sin perjuicio de las facultades de las Comunidades Autónomas de
establecer normas adicionales de protección. La legislación básica sobre montes, aprovechamientos
forestales y vías pecuarias. 24. Obras públicas de interés general o cuya realización afecte a más de una
Comunidad Autónoma. 25. Bases de régimen minero y energético. 26. Régimen de producción, comercio,
tenencia y uso de armas y explosivos. 27. Normas básicas del régimen de prensa, radio y televisión y, en
general, de todos los medios de comunicación social, sin perjuicio de las facultades que en su desarrollo y
ejecución correspondan a las Comunidades Autónomas. 28. Defensa del patrimonio cultural, artístico y
monumental español contra la exportación y la expoliación; museos, bibliotecas y archivos de titularidad
estatal, sin perjuicio de su gestión por parte de las Comunidades Autónomas. 29. Seguridad pública, sin
perjuicio de la posibilidad de creación de policías por las Comunidades Autónomas en la forma que se
establezca en los respectivos Estatutos en el marco de lo que disponga una ley orgánica. 30. Regulación
de las condiciones de obtención, expedición y homologación de títulos académicos y profesionales y
55
normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución, a fin de garantizar el cumplimiento
de las obligaciones de los poderes públicos en esta materia. 31. Estadística para fines estatales. 32.
Autorización para la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum.
2. Sin perjuicio de las competencias que podrán asumir las Comunidades Autónomas, el Estado
considerará el servicio de la cultura como deber y atribución esencial y facilitará la comunicación cultural
entre las Comunidades Autónomas, de acuerdo con ellas.
3. La materias no atribuidas expresamente al Estado por esta Constitución podrán corresponder a las
Comunidades Autónomas, en virtud de sus respectivos Estatutos. La competencia sobre las materias que
no se hayan asumido por los Estatutos de Autonomía corresponderá al Estado, cuyas normas
prevalecerán, en caso de conflicto, sobre las de las Comunidades Autónomas en todo lo que no esté
atribuido a la exclusiva competencia de éstas. El derecho estatal será, en todo caso, supletorio del derecho
de las Comunidades Autónomas.
Artículo 150
1. Las Cortes Generales, en materias de competencia estatal, podrán atribuir a todas o a alguna de las
Comunidades Autónomas la facultad de dictar, para sí mismas, normas legislativas en el marco de los
principios, bases y directrices fijados por la ley estatal. Sin perjuicio de la competencia de los Tribunales,
en cada ley marco se establecerá la modalidad del control de las Cortes Generales sobre estas normas
legislativas de las Comunidades Autónomas.
2. El Estado podrá transferir o delegar en las Comunidades Autónomas, mediante ley orgánica, facultades
correspondientes a materia de titularidad estatal que por su propia naturaleza sean susceptibles de
transferencia o delegación. La ley preverá en cada caso la correspondiente transferencia de medios
financieros, así como las formas de control que se reserve el Estado.
3. El Estado podrá dictar leyes que establezcan los principios necesarios para armonizar las disposiciones
normativas de las Comunidades Autónomas, aun en el caso de materias atribuidas a la competencia de
éstas, cuando así lo exija el interés general. Corresponde a las Cortes Generales, por mayoría absoluta de
cada Cámara, la apreciación de esta necesidad.
Artículo 151
1. No será preciso dejar transcurrir el plazo de cinco años, a que se refiere el apartado 2 del artículo 148,
cuando la iniciativa del proceso autonómico sea acordada dentro del plazo del artículo 143, 2, además de
por las Diputaciones o los órganos interinsulares correspondientes, por las tres cuartas partes de los
municipios de cada una de las provincias afectadas que representen, al menos, la mayoría del censo
electoral de cada una de ellas y dicha iniciativa sea ratificada mediante referéndum por el voto afirmativo
de la mayoría absoluta de los electores de cada provincia en los términos que establezca una ley orgánica.
2. En el supuesto previsto en el apartado anterior, el procedimiento para la elaboración del Estatuto será el
siguiente: 1. El Gobierno convocará a todos los Diputados y Senadores elegidos en las circunscripciones
comprendidas en el ámbito territorial que pretenda acceder al autogobierno, para que se constituyan en
Asamblea, a los solos efectos de elaborar el correspondiente proyecto de Estatuto de autonomía, mediante
el acuerdo de la mayoría absoluta de sus miembros. 2. Aprobado el proyecto de Estatuto por la Asamblea
de Parlamentarios, se remitirá a la Comisión Constitucional del Congreso, la cual, dentro del plazo de dos
meses, lo examinará con el concurso y asistencia de una delegación de la Asamblea proponente para
determinar de común acuerdo su formulación definitiva. 3. Si se alcanzare dicho acuerdo, el texto
resultante será sometido a referéndum del cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el ámbito
territorial del proyectado Estatuto. 4. Si el proyecto de Estatuto es aprobado en cada provincia por la
mayoría de los votos válidamente emitidos, será elevado a las Cortes Generales. Los plenos de ambas
Cámaras decidirán sobre el texto mediante un voto de ratificación. Aprobado el Estatuto, el Rey lo
sancionará y lo promulgará como ley. 5. De no alcanzarse el acuerdo a que se refiere el apartado 2 de este
número, el proyecto de Estatuto será tramitado como proyecto de ley ante las Cortes Generales. El texto
aprobado por éstas será sometido a referéndum del cuerpo electoral de las provincias comprendidas en el
ámbito territorial del proyectado Estatuto. En caso de ser aprobado por la mayoría de los votos
válidamente emitidos en cada provincia, procederá su promulgación en los términos del párrafo anterior.
3. En los casos de los párrafos 4 y 5 del apartado anterior, la no aprobación del proyecto de Estatuto por
una o varias provincias no impedirá la constitución entre las restantes de la Comunidad Autónoma
proyectada, en la forma que establezca la ley orgánica prevista en el apartado 1 de este artículo.
Artículo 152
1. En los Estatutos aprobados por el procedimiento a que se refiere el artículo anterior, la organización
institucional autonómica se basará en una Asamblea Legislativa, elegida por sufragio universal, con
arreglo a un sistema de representación proporcional que asegure, además, la representación de las
56
diversas zonas del territorio; un Consejo de Gobierno con funciones ejecutivas y administrativas y un
Presidente, elegido por la Asamblea, de entre sus miembros, y nombrado por el Rey, al que corresponde
la dirección del Consejo de Gobierno, la suprema representación de la respectiva Comunidad y la
ordinaria del Estado en aquella. El Presidente y los miembros del Consejo de Gobierno serán
políticamente responsables ante la Asamblea. Un Tribunal Superior de Justicia, sin perjuicio de la
jurisdicción que corresponde al Tribunal Supremo, culminará la organización judicial en el ámbito
territorial de la Comunidad Autónoma. En los Estatutos de las Comunidades Autónomas podrán
establecerse los supuestos y las formas de participación de aquellas en la organización de las
demarcaciones judiciales del territorio. Todo ello de conformidad con lo previsto en la ley orgánica del
poder judicial y dentro de la unidad e independencia de éste. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo
123, las sucesivas instancias procesales, en su caso, se agotarán ante órganos judiciales radicados en el
mismo territorio de la Comunidad Autónoma en que este el órgano competente en primera instancia.
2. Una vez sancionados y promulgados los respectivos Estatutos, solamente podrán ser modificados
mediante los procedimientos en ellos establecidos y con referéndum entre los electores inscritos en los
censos correspondientes.
3. Mediante la agrupación de municipios limítrofes, los Estatutos podrán establecer circunscripciones
territoriales propias, que gozarán de plena personalidad jurídica.
Artículo 152
El control de la actividad de los órganos de las Comunidades Autónomas se ejercerá: a) Por el Tribunal
Constitucional, el relativo a la constitucionalidad de sus disposiciones normativas con fuerza de ley. b)
Por el Gobierno, previo dictamen del Consejo de Estado, el del ejercicio de funciones delegadas a que se
refiere el apartado 2 del artículo 150. c) Por la jurisdicción contencioso-administrativa, el de la
administración autónoma y sus normas reglamentarias. d) Por el Tribunal de Cuentas, el económico y
presupuestario.
Artículo 154
Un Delegado nombrado por el Gobierno dirigirá la Administración del Estado en el territorio de la
Comunidad Autónoma y la coordinará, cuando proceda, con la administración propia de la Comunidad.
Artículo 155
1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le
impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo
requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la
aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla
al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.
2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a
todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.
Artículo 156
1. Las Comunidades Autónomas gozarán de autonomía financiera para el desarrollo y ejecución de sus
competencias con arreglo a los principios de coordinación con la Hacienda estatal y de solidaridad entre
todos los españoles.
2. Las Comunidades Autónomas podrán actuar como delegados o colaboradores del Estado para la
recaudación, la gestión y la liquidación de los recursos tributarios de aquél, de acuerdo con las leyes y los
Estatutos.
Artículo 157
1. Los recursos de las Comunidades Autónomas estarán constituidos por: a) Impuestos cedidos total o
parcialmente por el Estado; recargos sobre impuestos estatales y otras participaciones en los ingresos del
Estado. b) Sus propios impuestos, tasas y contribuciones especiales. c) Transferencias de un Fondo de
Compensación interterritorial y otras asignaciones con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. d)
Rendimientos procedentes de su patrimonio e ingresos de derecho privado. e) El producto de las
operaciones de crédito.
2. Las Comunidades Autónomas no podrán en ningún caso adoptar medidas tributarias sobre bienes
situados fuera de su territorio o que supongan obstáculo para la libre circulación de mercancías o
servicios.
3. Mediante ley orgánica podrá regularse el ejercicio de las competencias financieras enumeradas en el
apartado 1, las normas para resolver los conflictos que pudieran surgir y las posibles formas de
colaboración financiera entre las Comunidades Autónomas y el Estado.
Artículo 158
57
1. En los Presupuestos Generales del Estado podrá establecerse una asignación a las Comunidades
Autónomas en función del volumen de los servicios y actividades estatales que hayan asumido y de la
garantía de un nivel mínimo en la prestación de los servicios públicos fundamentales en todo el territorio
español.
2. Con el fin de corregir desequilibrios económicos interterritoriales y hacer efectivo el principio de
solidaridad, se constituirá un Fondo de Compensación con destino a gastos de inversión, cuyos recursos
serán distribuidos por las Cortes Generales entre las Comunidades Autónomas y provincias, en su caso.
TITULO IX Del Tribunal Constitucional
Artículo 159
1. El Tribunal Constitucional se compone de 12 miembros nombrados por el Rey; de ellos, cuatro a
propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con
idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno, y dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial.
2. Los miembros del Tribunal Constitucional deberán ser nombrados entre magistrados y Fiscales,
Profesores de Universidad, funcionarios públicos y Abogados, todos ellos juristas de reconocida
competencia con más de quince años de ejercicio profesional.
3. Los miembros del Tribunal Constitucional serán designados por un período de nueve años y se
renovarán por terceras partes cada tres.
4. La condición de miembro del Tribunal Constitucional es incompatible: con todo mandato
representativo; con los cargos políticos o administrativos; con el desempeño de funciones directivas en un
partido político o en un sindicato y con el empleo al servicio de los mismos; con el ejercicio de las
carreras judicial y fiscal, y con cualquier actividad profesional o mercantil. En lo demás, los miembros del
Tribunal Constitucional tendrán las incompatibilidades propias de los miembros del poder judicial.
5. Los miembros del Tribunal Constitucional serán independientes e inamovibles en el ejercicio de su
mandato.
Artículo 160
El Presidente del Tribunal Constitucional será nombrado entre sus miembros por el Rey, a propuesta del
mismo Tribunal en pleno y por un período de tres años.
Artículo 161
1. El Tribunal Constitucional tiene jurisdicción en todo el territorio español y es competente para conocer:
a) Del recurso de inconstitucionalidad contra leyes y disposiciones normativas con fuerza de ley. La
declaración de inconstitucionalidad de una norma jurídica con rango de ley, interpretada por la
jurisprudencia, afectará a esta, si bien la sentencia o sentencias recaídas no perderán el valor de cosa
juzgada. b) Del recurso de amparo por violación de los derechos y libertades referidos en el artículo 53, 2,
de esta Constitución, en los casos y formas que la ley establezca. c) De los conflictos de competencia
entre el Estado y las Comunidades Autónomas o de los de éstas entre sí. d) De las demás materias que le
atribuyan la Constitución o las leyes orgánicas.
2. El Gobierno podrá impugnar ante el Tribunal Constitucional las disposiciones y resoluciones adoptadas
por los órganos de las Comunidades Autónomas. La impugnación producirá la suspensión de la
disposición o resolución recurrida, pero el Tribunal, en su caso, deberá ratificarla o levantarla en un plazo
no superior a cinco meses.
Artículo 162
1. Están legitimados: a) Para interponer el recurso de inconstitucionalidad, el Presidente del Gobierno, el
Defensor del Pueblo, 50 Diputados, 50 Senadores, los órganos colegiados ejecutivos de las Comunidades
Autónomas y, en su caso, las Asambleas de las mismas. b) Para interponer el recurso de amparo, toda
persona natural o jurídica que invoque un interés legítimo, así como el Defensor del Pueblo y el
Ministerio Fiscal.
2. En los demás casos, la ley orgánica determinará las personas y órganos legitimados.
Artículo 163
Cuando un órgano judicial considere, en algún proceso, que una norma con rango de ley, aplicable al
caso, de cuya validez dependa el fallo, pueda ser contraria a la Constitución, planteará la cuestión ante el
Tribunal Constitucional en los supuestos, en la forma y con los efectos que establezca la ley, que en
ningún caso serán suspensivos.
Artículo 164
58
1. Las sentencias del Tribunal Constitucional se publicarán en el Boletín Oficial del Estado con los votos
particulares, si los hubiere. Tienen el valor de cosa juzgada a partir del día siguiente de su publicación y
no cabe recurso alguno contra ellas. Las que declaren la inconstitucionalidad de una ley o de una norma
con fuerza de ley y todas las que no se limiten a la estimación subjetiva de un derecho, tienen plenos
efectos frente a todos.
2. Salvo que en el fallo se disponga otra cosa, subsistirá la vigencia de la ley en la parte no afectada por la
inconstitucionalidad.
Artículo 165
Una ley orgánica regulará el funcionamiento del Tribunal Constitucional, el estatuto de sus miembros, el
procedimiento ante el mismo y las condiciones para el ejercicio de las acciones.
TITULO X De la reforma constitucional
Artículo 166
La iniciativa de reforma constitucional se ejercerá en los términos previstos en los apartados 1 y 2 del
artículo 87.
Artículo 167
1. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada
una de las Cámaras. Si no hubiera acuerdo entre ambas, se intentará obtenerlo mediante la creación de
una Comisión de composición paritaria de Diputados y Senadores, que presentará un texto que será
votado por el Congreso y el Senado.
2. De no haberse logrado la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior, y siempre que el
texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado, el Congreso, por mayoría de
dos tercios, podrá aprobar la reforma.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación cuando
así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su aprobación, una décima parte de los miembros de
cualquiera de las Cámaras.
Artículo 168
1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Titulo preliminar,
al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del
principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional,
que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.
Artículo 169
No podrá iniciarse la reforma constitucional en tiempo de guerra o de vigencia de alguno de los estados
previstos en el artículo 116.
DISPOSICIONES ADICIONALES
Primera
La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales.
La actualización general de dicho régimen foral se llevará a cabo, en su caso, en el marco de la
Constitución y de los Estatutos de Autonomía.
Segunda
La declaración de mayoría de edad contenida en el artículo 12 de esta Constitución no perjudica las
situaciones amparadas por los derechos forales en el ámbito del Derecho privado.
Tercera
La modificación del régimen económico y fiscal del archipiélago canario requerirá informe previo de la
Comunidad Autónoma o, en su caso, del órgano provisional autonómico.
Cuarta
En las Comunidades Autónomas donde tengan su sede más de una Audiencia Territorial, los Estatutos de
Autonomía respectivos podrán mantener las existentes, distribuyendo las competencias entre ellas,
59
siempre de conformidad con lo previsto en la Ley Orgánica del Poder Judicial y dentro de la unidad e
independencia de éste.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Primera
En los territorios dotados de un régimen provincial de autonomía, sus órganos colegiados superiores,
mediante acuerdo aprobado por la mayoría absoluta de sus miembros, podrán sustituir la iniciativa que en
el apartado 2 del artículo 143 atribuye a las Diputaciones Provinciales o a los órganos interinsulares
correspondientes.
Segunda
Los territorios que en el pasado hubiesen plebiscitado afirmativamente proyectos de Estatuto de
autonomía y cuenten, al tiempo de promulgarse esta Constitución, con regímenes provisionales de
autonomía podrán proceder inmediatamente en la forma que se prevé en el apartado 2 del artículo 148,
cuando así lo acordaren, por mayoría absoluta, sus órganos preautonómicos colegiados superiores,
comunicándolo al Gobierno. El proyecto de Estatuto será elaborado de acuerdo con lo establecido en el
artículo 151, número 2, a convocatoria del órgano colegiado preautonómico.
Tercera
La iniciativa del proceso autonómico por parte de las Corporaciones locales o de sus miembros, prevista
en el apartado 2 del artículo 143, se entiende diferida, con todos sus efectos, hasta la celebración de las
primeras elecciones locales una vez vigente la Constitución.
Cuarta
1. En el caso de Navarra, y a efectos de su incorporación al Consejo General Vasco o al régimen
autonómico vasco que le sustituya, en lugar de lo que establece el artículo 143 de la Constitución, la
iniciativa corresponde al Órgano Foral competente, el cual adoptará su decisión por mayoría de los
miembros que lo componen. Para la validez de dicha iniciativa será preciso, además, que la decisión del
Órgano Foral competente sea ratificada en referéndum expresamente convocado al efecto, y aprobado por
mayoría de los votos validos emitidos.
2. Si la iniciativa no prosperase, solamente se podrá reproducir la misma en distinto período del mandato
del Órgano Foral competente, y en todo caso, cuando haya transcurrido el plazo mínimo que establece el
artículo 143.
Quinta
Las ciudades de Ceuta y Melilla podrán constituirse en Comunidades Autónomas si así lo deciden sus
respectivos Ayuntamientos, mediante acuerdo adoptado por la mayoría absoluta de sus miembros y así lo
autorizan las Cortes Generales, mediante una ley orgánica, en los términos previstos en el artículo 144.
Sexta
Cuando se remitieran a la Comisión Constitucional del Congreso varios proyectos de Estatuto, se
dictaminarán por el orden de entrada en aquella, y el plazo de dos meses a que se refiere el artículo 151
empezará a contar desde que la Comisión termine el estudio del proyecto o proyectos de que
sucesivamente haya conocido.
Séptima
Los organismos provisionales autonómicos se considerarán disueltos en los siguientes casos: a) Una vez
constituidos los órganos que establezcan los Estatutos de Autonomía aprobados conforme a esta
Constitución. b) En el supuesto de que la iniciativa del proceso autonómico no llegara a prosperar por no
cumplir los requisitos previstos en el artículo 143. c) Si el organismo no hubiera ejercido el derecho que
le reconoce la disposición transitoria primera en el plazo de tres años.
Octava
1. Las Cámaras que ha aprobado la presente Constitución asumirán, tras la entrada en vigor de la misma,
las funciones y competencias que en ella se señalan, respectivamente, para el Congreso y el Senado, sin
que en ningún caso su mandato se extienda más allá del 15 de junio de 1981.
2. A los efectos de lo establecido en el artículo 99, la promulgación de la Constitución se considerará
como supuesto constitucional en el que procede su aplicación. A tal efecto, a partir de la citada
promulgación se abrirá un período de treinta días para la aplicación de lo dispuesto en dicho artículo.
60
Durante este periodo, el actual Presidente del Gobierno, que asumirá las funciones y competencias que
para dicho cargo establece la Constitución, podrá optar por utilizar la facultad que le reconoce el artículo
115 o dar paso, mediante la dimisión, a la aplicación de lo establecido en el artículo 99, quedando en este
último caso en la situación prevista en el apartado 2 del artículo 101.
3. En caso de disolución, de acuerdo con lo previsto en el artículo 115, y si no hubiera desarrollado
legalmente lo previsto en los artículos 68 y 69, serán de aplicación en las elecciones las normas vigentes
con anterioridad, con las solas excepciones de que en lo referente a inelegibilidades e incompatibilidades
se aplicará directamente lo previsto en el inciso segundo de la letra b) del apartado 1 del artículo 70 de la
Constitución, así como lo dispuesto en la misma respecto a la edad para el voto y lo establecido en el
artículo 69,3.
Novena
A los tres años de la elección por vez primera de los miembros del Tribunal Constitucional, se procederá
por sorteo para la designación de un grupo de cuatro miembros de la misma procedencia electiva que
haya de cesar y renovarse. A estos solos efectos se entenderán agrupados como miembros de la misma
procedencia a los dos designados a propuesta del Gobierno y a los dos que proceden de la formulada por
el Consejo General del Poder Judicial. Del mismo modo se procederá transcurridos otros tres años entre
los dos grupos no afectados por el sorteo anterior. A partir de entonces se estará a lo establecido en el
número 3 del artículo 159.
DISPOSICIÓN DEROGATORIA
1. Queda derogada la Ley 1/1977, de 4 de enero, para la Reforma Política, así como, en tanto en cuanto
no estuvieran ya derogadas por la anteriormente mencionada Ley, la de Principios del Movimiento
Nacional, de 17 de mayo de 1958; el Fuero de los Españoles, de 17 de julio de 1945; el del Trabajo, de 9
de marzo de 1938; la Ley Constitutiva de las Cortes, de 17 de julio de 1942; la Ley de Sucesión en la
Jefatura del Estado, de 26 de julio de 1947, todas ellas modificadas por la Ley Orgánica del Estado, de 10
de enero de 1967, y en los mismos términos esta última y la de Referéndum Nacional de 22 de octubre de
1945.
2. En tanto en cuanto pudiera conservar alguna vigencia, se considera definitivamente derogada la Ley de
25 de octubre de 1839 en lo que pudiera afectar a las provincias de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya.
En los mismos términos se considera definitivamente derogada la Ley de 21 de julio de 1876.
3. Asimismo quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en esta Constitución.
DISPOSICIÓN FINAL
Esta Constitución entrara en vigor el mismo día de la publicación de su texto en el Boletín Oficial del
Estado. Se publicará también en las demás lenguas de España.
POR TANTO, MANDO A TODOS LOS ESPAÑOLES, PARTICULARES Y AUTORIDADES, QUE
GUARDEN Y HAGAN GUARDAR ESTA CONSTITUCIÓN COMO NORMA FUNDAMENTAL
DEL ESTADO. PALACIO DE LAS CORTES, A 27 DE DICIEMBRE DE 1978.
61
Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local 7/1985, de 2 de abril.
(B.O.E. de 3 de abril; corrección de errores el 11 de junio)












Incluye las modificaciones introducidas por las Leyes:
39/1988, de 28 de diciembre, (Boe del 30)
9/1991, de 22 de marzo, (Boe. del 27)
10/1993, de 21 de abril, (Boe. del 22)
39/1994, de 30 de diciembre, (Boe. del 31)
2/1994, de 25 de junio, (Boe del 29).
11/1995, de 28 de diciembre, (Boe. del 30).
13/1995, de 18 de mayo, (Boe. del 19)
4/1996, de 10 de enero, (Boe. del 12).
7/1996, de 7 de junio, (Boe. del 8)
34/1998, de 7 de octubre, (Boe. del 8).
50/1998, de 30 de diciembre, (Boe. del 31)
11/1999, de 21 de abril, (Boe. del 22).
Don Juan Carlos I,
Rey de España.
A todos los que la presente vieren y entendieren, sabed:
Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente Ley:
Preámbulo.
I. La organización democrática de nuestra convivencia representada por la Constitución es un hecho
singular de nuestra convulsa historia de los últimos siglos; singular por el grado de sosegado consenso
que alcanzó en su elaboración y aprobación, hecho de por sí ya sin precedentes, y singular, también, por
la importancia de los asuntos y viejas querellas que abordo; así en lo tocante a libertades y organización
territorial del Estado, en torno a los cuales tal historia es pródiga en mostrarnos las notables y graves
diferencias que dividían el sentimiento de los ciudadanos y eran causa de profundas alteraciones en la
cosa pública.
La implantación de un cimiento tan sólido de convivencia, que vale tanto como decir de futuro, por fuerza
ha de producir beneficiosos efectos a lo largo y ancho del ser nacional insuflando nueva savia y nuevas
energías en los últimos reductos de la organización social; en una palabra, regenerando un tejido social
desatendido cuando no decrépito y lacerado por los sucesivos embates de cuantos vicios y abusos
asolaron nuestra vida pública, transformándola en campo de Agramante de quienes disputaban el dominio
de las instituciones para satisfacción de privados intereses.
Uno de los ámbitos en que mayores efectos produce y ha producido ya la aprobación de nuestra querida
Constitución es el relativo a la Administración local tan necesitada de adaptación a la nueva realidad. En
el día son numerosas las pruebas de la urgencia de definir desde el Estado el alcance de la autonomía que
se reconoce a estas Entidades tan
ricas en historia y en muestras de su importante contribución a la defensa y engrandecimiento de España,
pero tan expuestas a sufrir los males que puedan derivarse de una abusiva limitación de su capacidad de
actuación en los asuntos que son del procomún de las villas, pueblos, parroquias, alfoces, comunidades y
otros lugares que con distintos nombres son conocidos en las diferentes regiones de nuestra patria.
La gravedad del asunto no admite demora y mucho menos cuando, por mora de la nueva configuración
territorial del Estado, las nuevas Comunidades Autónomas esperan, algunas con impaciencia, a que el
Estado trace las líneas maestras definitorias de estas Entidades para, inmediatamente, proceder al ejercicio
de las facultades que sus novísimos Estatutos les confían.
Se comprenderá fácilmente que, al elaborar las presentes normas reguladoras del régimen local, el
legislador sienta la carga de una especial responsabilidad, que le incita a extender sus reflexiones a todos
aquellos ámbitos relacionados con el asunto y a indagar sobre la misma desde todas las perspectivas
posibles y en primer lugar volviendo la vista a la Historia. Y es que las Instituciones que conforman el
régimen local, además de su importancia intrínseca, además de su inmediata proximidad no ya a
colectivos más o menos nutridos, sino a la práctica totalidad de los ciudadanos, poseen extraordinaria
densidad histórica; cuentan con un pasado multisecular susceptible por si solo de proporcionar valiosas
enseñanzas y de orientar el pulso del legislador.
62
Pensemos ante todo en el Municipio, marco por excelencia de la convivencia civil, cuya historia es en
muy buena medida la del Occidente a que pertenecemos. Tanto en España como en Europa el progreso y
el equilibrio social han estado asociados desde la antigüedad al esplendor de la vida urbana y al
consiguiente florecimiento municipal. Y
viceversa, los períodos de estancamiento o de retroceso se han caracterizado igualmente por la simultánea
decadencia de las comunidades ciudadanas, que en siglos ya lejanos llegó a consumarse con la ruina y
extinción de los Municipios.
Al clausurarse el primer milenio de nuestra era, la confluencia de factores múltiples y de diversa índole
provocó el resurgimiento de la poco menos que inexistente vida urbana. Los países de Europa occidental,
España entre ellos, volvieron a presenciar la erupción de núcleos humanos compactos. Sus asentamientos
dejan de ser meros centros de
población para adquirir superior organicidad, personalidad progresivamente definida; para forjar
lentamente un régimen jurídico específico. El Municipio, claro es, no equivale sin más a la ciudad, a la
materialidad de sus calles y edificios. El Municipio es la organización jurídica peculiar del núcleo urbano
y también, con frecuencia, de su entorno geográfico. No se olvide, en efecto, que los nacientes
Municipios medievales fueron durante varios siglos instrumentos esenciales de colonización de territorios
ganados a los musulmanes. Con el decisivo concurso de los Municipios y por
impulso suyo se repoblaron amplias zonas y se crearon incontables villas y aldeas, organizándose, en
suma, extensos términos y alfoces estrechamente vinculados a las ciudades respectivas. La expresión más
acabada del alcance de la expansión municipal seguramente se encuentra en las numerosas comunidades
castellanas de villa y
tierra.
Se ha aludido a la singularidad de la organización municipal, pero ¿en que consistió exactamente? Los
hombres del siglo XX necesitamos ejercitar nuestra adormecida imaginación, trascender el horizonte
histórico inmediato, para comprender cabalmente lo que antaño representó la emergencia del régimen
municipal. Es menester recordar la anterior exclusividad de la vida agraria, controlada por entero por
sectores señoriales cuya prepotencia se tradujo en el establecimiento y generalización de las relaciones de
servidumbre. En ese contexto señorial, el renacimiento de las ciudades y su organización en Municipios
posibilita el disfrute de libertades hasta entonces inasequibles; permite redimirse de los malos usos y de la
opresión señorial, así como adquirir un estatuto jurídico liberador de las pasadas y pesadas restricciones.
No le faltaban motivos al hombre medieval para pregonar que el aire de la ciudad hace libre. Si el señorío
es el arquetipo de la sujeción personal, el Municipio es el reducto de las libertades. En verdad los
Municipios son enclaves liberadores en medio del océano señorial de payeses, solariegos, etcétera,
sometidos a servidumbre.
No fue, naturalmente, el altruismo de los señores lo que motivó la concesión de esas libertades concretas.
La iniciativa y el estímulo provienen de la Corona, interesada en debilitar la hegemonía y contrarrestar la
influencia de las fuerzas señoriales, que se erige en protectora y aliada de las ciudades. De ahí que sea la
monarquía la que otorga las
normas singulares que cimentan el edificio municipal: innumerables y sucesivos fueros, privilegios,
franquicias, exenciones, jalonan el régimen jurídico de las poblaciones que, tras recibirlas, se convierten
en Municipios. Como consecuencia de ese proceso no se encuentran dos Municipios con idéntico
régimen. Antes bien, coexisten tipos o
modelos municipales diversos y dotados de distinto grado de desarrollo. Común a los Municipios de
realengo es, empero, el contraste jurídico con el señorío rural y la íntima conexión con la monarquía,
como lo es, desde luego, haber obtenido generosas dosis de autogobierno consustanciales al Municipio
propiamente dicho. Porque, aun obviando los excesos interpretativos de la historiografía liberal, no es
cuestionable que los Municipios medievales -principal y precozmente los castellanos - cohonestaron su
indiscutida dependencia de la realeza con el goce de amplia autonomía en todos los órdenes.
No obstante, la participación inicialmente igualitaria de la totalidad de los vecinos en el gobierno
municipal ni se mantuvo en toda su pureza ni fue demasiado duradera. La aceptación de los criterios de
estratificación estamental, a los que se sumaron las acusadas diferencias de riqueza que entre los
convecinos provocó en determinadas ciudades la prosperidad comercial, no favorecía la perpetuación de
la democracia municipal. La traducción jurídica de las distinciones sociales de base estamental (o
económica) introdujo en el seno de las poblaciones un poderoso germen de desunión, engendró incesantes
convulsiones y sumió a los Municipios en una situación de crisis permanente.
La tendencia a la oligarquización del gobierno municipal, la descomposición y endémicos desórdenes del
régimen urbano, la paralela propensión del poder central (en camino hacia el absolutismo) a fortalecer sus
atribuciones en detrimento de la autonomía local, facilitaron la intervención de la monarquía.
Entre mediados del siglo XIV y finales del XV la organización municipal experimentó profundas
mutaciones que contribuyeron a estrechar considerablemente el ámbito del anterior autogobierno.
63
Mencionemos, a título de ejemplo, sendas manifestaciones paradigmáticas del fenómeno que se acaba de
indicar: las tempranas reformas de Alfonso XI en Castilla y las tardías de Fernando II en Cataluña,
distintas y distanciadas en el tiempo, pero inspiradas a la postre en directrices políticas análogas.
A lo largo del bajo medievo los Municipios quedaron, pues, literalmente atenazados de un lado - desde
dentro -, por la acción de la nobleza y de los patriciados urbanos; de otro - desde fuera -, por las
pretensiones intervencionistas de la propia monarquía. La pugna triangular que esmalta el acaecer del
Municipio hasta muy avanzado el Antiguo régimen
desembocará en todo caso en el menoscabo de los sectores ciudadanos, a pesar de haberse alineado
habitualmente en el bando de la realeza. El desarrollo de las oligarquías municipales se vió facilitado por
la sustitución de las asambleas abiertas a todos los vecinos (Concejos abiertos) por organismos reducidos
(Cabildos, Consells,
Ayuntamientos) de los que todavía suelen formar parte, con los titulares de cargos de designación regia y
sin confundirse con ellos, otros oficiales en principio rigurosamente electivos. La representatividad de las
instituciones municipales es, sin embargo, decreciente. Mientras los oficios concebidos como resortes de
protección del común de
los vecinos pierden sustantividad, se desnaturalizan o se eclipsan, el fenómeno de patrimonialización de
los cargos públicos que recorre Europa rompe el de por sí precario equilibrio y propicia el enquistamiento
de las oligarquías locales gracias a la ocupación de los regimientos adquiridos por juro de heredad,
transmisibles y perpetuos.
Factores políticos y fiscales condujeron entre tanto a la monarquía a estrechar el cerco. Las vicisitudes del
Estado absoluto repercutieron sobre los Municipios en un doble orden de cosas. La formación de aquél
supuso, en primer término, el notorio reforzamiento del control sobre el discurrir ciudadano, que se
materializará en el despliegue de los corregidores reales por las poblaciones de cierta relevancia de la
Corona castellana, sea cual fuere su posición geográfica (de Guipúzcoa a Cádiz, de La Coruña a Murcia).
A los efectos que aquí atañen bastará con señalar que los
corregidores eran los agentes por excelencia del poder regio y presidentes de los respectivos
Ayuntamientos. La consolidación del Estado y los compromisos exteriores de los Austrias originaron, el
segundo lugar, muy elevados costes y la consiguiente y crónica penuria de la Hacienda, que no reparó en
medios para satisfacer sus perentorias
exigencias. De esta suerte, a la desafortunada e inescrupulosa gestión económica de las oligarquías que
gobiernan las ciudades, a la fortísima carga fiscal que gravita sobre la población pechera, se sumaron los
trastornos ocasionados a los Municipios por el innecesario acrecentamiento de oficios, por la
proliferación de las exenciones de villas y
lugares de los alfoces, por la imposición de múltiples gravámenes. Para alimentarse la Hacienda real
vende sin tasa - oficios, villas, baldíos -, a riesgo de empobrecer simultáneamente a los Municipios y de
poner en peligro la integridad de sus atrimonios.
La historia del Municipio moderno es, con todo, sumamente compleja y está colmada de hechos de
significación ambivalente, de matices aún inexplorados. Desde una óptica general es indudable su
decadencia. No obstante, el régimen municipal preliberal tardó en desplomarse; conservó durante un
período quizá más prolongado de lo que a
menudo se cree parte de su potencia y los rescoldos de su pretérita autonomía distaron de apagarse al
punto. ¿Acaso los denostados corregidores, brazo ejecutor de los designios reales, no sirvieron a la vez de
freno a los abusos de las minorías poderosas? En el tramo postrero del Antiguo Régimen, la organización
municipal que los Austrias habían recibido, conservado y exportado a América, fue objeto de reformas
inspiradas en los principios uniformistas y centralizadores característicos de la ilustración. Por más que
resulten antagónicos de la orientación que preside esta Ley rehuyamos, en aras del rigor histórico, la
tentación de silenciarlos o valorarlos acríticamente. No sería aceptable la atribución al despotismo
ilustrado de pretensiones democratizadoras de la vida local. Interesa subrayar, sin embargo, tres vertientes
de las reformas aludidas. Su gradación misma no carece de significado, por cuanto insinúa el orden de
prioridades de los gobernantes de la época. En una primera etapa se acomete la unificación de los
modelos
municipales regnícolas.
Se aborda luego el saneamiento de las postradas haciendas locales. Y se ensaya, en fin, la tímida
aplicación de determinados mecanismos representativos. Salvo en lo que se refiere al primer aspecto, las
transformaciones del longevo régimen municipal absolutista no fueron demasiado profundas, a pesar de
lo cual su ejecución tropezó con los intereses estamentales y provocó fuerte resistencia.
La llegada del liberalismo modificó sustancialmente los supuestos del régimen municipal que hasta aquí
se ha descrito a grandes rasgos. El espíritu uniformista y centralizado, entonces al servicio de la
renovación, se difundió por doquier. La abolición de los privilegios estamentales y la consagración del
principio representativo tornó imposible la continuidad de los regimientos perpetuos, alteró por completo
64
el procedimiento de acceso a los cargos municipales y prejuzgó la composición de los Ayuntamientos
constitucionales. La concepción de la propiedad sustentada por la
burguesía no presagiaba precisamente el disfrute pacífico e indefinido de los bienes municipales
amortizados. El propósito de racionalizar y dotar de homogeneidad a la actuación publica en el ámbito
territorial condujo a la introducción de la fórmula Provincial y a la paralela creación de las Diputaciones.
La versión inicial del régimen local constitucional, regulada en Cádiz, se estableció efectivamente en el
trienio liberal.
Se caracterizaba por la implantación de Ayuntamientos de traza uniforme en todas las poblaciones que
contaran al menos con 1.000 habitantes y por el tendido de la red Provincial en torno al binomio
Diputación-Jefe político. Los integrantes de los Ayuntamientos son elegidos por sufragio indirecto. Es
innegable que la articulación de los órganos locales con los del poder central se realizó con el concurso de
las técnicas centralizadoras en boga, si bien la esfera de las competencias reservadas a los Ayuntamientos
era todavía amplia y, por otra parte, los autores de la Instrucción
de 1823 no vacilaron en dar cabida a algunas soluciones que entonces resultaban prudentemente
descentralizadoras.
Cuando, tras los consabidos interludios absolutistas se produce la definitiva instalación del sistema
constitucional, el legado doceañista en materia de régimen local es prontamente reemplazado por un
nuevo modelo de cuño doctrinario que moderados y progresistas comparten en lo fundamental, cierto que
con variantes y diferencias de grado no desdeñables. El sufragio indirecto cede ante el directo en su
modalidad censitaria. El fortalecimiento del poder ejecutivo y el coetáneo despegue de la Administración
del Estado reduplican las posibilidades de controlar eficazmente a las Entidades locales, sometidas, al fin,
a la férrea centralización que, ahora ya con miras inmovilistas, los moderados llevaron a sus ultimas
consecuencias en las leyes municipal y Provincial de 1845. Los progresistas propugnarán, por el
contrario, la ampliación del censo y consiguiente extensión del sufragio, la suavización de los
mecanismos centralizadores, el incremento de las facultades de los Ayuntamientos, la plena electividad de
los alcaldes. En la mayoría de las ocasiones, tales propuestas carecieron de eco y obtuvieron, en el mejor
de los casos, éxitos fugaces. En el periodo isabelino se emprende, por lo demás, y a fuerte ritmo, la
desamortización civil, que privó a los Municipios de buena parte de su patrimonio.
La aportación de la inmediata revolución de septiembre al régimen local - que se concretó en la
legIslación municipal y Provincial de 1870- consistirá en la adopción de sufragio universal, en la
electividad de todos los cargos municipales, en el robustecimiento de las Diputaciones Provinciales y en
la considerable atenuación del centralismo. Los gobernantes de la restauración no tardaron, sin embargo,
en retornar a la orientación del régimen local de corte moderado anterior al sexenio. La modificación en
ese sentido de las Leyes de 1870 tuvo lugar en diciembre de 1876.
El Real Decreto de 2 de octubre de 1877 contiene el texto refundido de la última Ley municipal del siglo,
a la vez que la regulación del régimen Provincial luego sustituida por la de la Ley de 29 de agosto de
1882.
En verdad, el panorama que ofrecían las instituciones locales finiseculares era desolador. En el plano
Provincial, las Diputaciones permanecen subordinadas por completo a los Gobernadores civiles; en el
municipal, los Ayuntamientos,
escasamente representativos, siguen sometidos a la estrecha tutela del Estado. El poder central continúa
investido de atribuciones sobradas para intervenir en la designación de los alcaldes, remover a las
autoridades locales o suspender los acuerdos municipales. Los criterios a que respondía la legIslación
local mencionada, lejos de infundir vitalidad a Ayuntamientos y Diputaciones, propiciaron su parálisis.
La incidencia del caciquismo agravó la situación: atrapó al régimen local en las mallas de la
inautenticidad, lo rodeó de prácticas corruptoras y lo condenó a pervivir en estado agónico. Los
testimonios de los contemporáneos, unánimes a este respecto, no dejan lugar a dudas.
En esa tesitura, el régimen local, constreñido por leyes caducas y asfixiado por la espesa trama caciquil,
devino en problemas político de grueso calibre. Al tiempo que una serie de proyectos legIslativos
predestinados a fracasar desfila por las Cortes, las críticas se generalizan hasta alcanzar en la voz de los
regeneracionistas un volumen clamoroso.
Entre tales proyectos merecen ser recordados el de Sánchez Toca de 1891, el de Silvela de 1899 y, sobre
todo, el de Maura de 1907, sin duda el más ambicioso y el que fue debatido con mayor ardor. Maura era
consciente de la inocuidad de las reformas parciales y de la imposibilidad de frenar la degradación de la
vida local sin extirpar el
caciquismo y sin invertir la orientación centralizadora que inspiraba las leyes de 1877 y 1882 a la sazón
vigentes. El suyo fue el intento más serio y meditado de reconsideración del régimen local en su conjunto,
de lucha contra la corrupción y en favor del reforzamiento de los organismos municipales y Provinciales.
El proyecto reconocía la
65
diversidad local, derogaba las disposiciones desamortizadoras, fortalecía la posición de los alcaldes,
aflojaba la tutela del Estado y simultáneamente pretendía extender la acción de los entes locales por la vía
-entre otras- de la municipalización de servicios.
Los proyectos posteriores al de 1907 corrieron la misma suerte. Si hasta entonces la reforma del régimen
local había concitado fortísima oposición, el planteamiento con caracteres agudos de la cuestión regional
que a continuación sobrevino, al abrir una nueva brecha en el de por sí agrietado sistema político,
aumentó las dificultades.
La trayectoria legislativa del régimen local desembocó durante la dictadura de Primo de Rivera en los
Estatutos municipal de 8 de marzo de 1924 y Provincial de 20 de marzo de 1925, obra de José Calvo
Sotelo íntimamente conectada con el ideario local maurista. El Estatuto municipal participa, en efecto, de
la convicción de que el saneamiento de la vida local dependía, en buena parte, del previo abandono de las
directrices uniformistas y centralizadoras. Se prestó en consecuencia cierta atención a los Municipios
rurales y a las entidades menores, procediéndose, por otro lado, a suprimir algunas de las manifestaciones
más rigurosas de la subordinación de los Ayuntamientos a la Administración del Estado y a ensanchar el
ámbito de las competencias municipales. Medidas antes previstas por Maura y ya aludidas, como la
derogación de la legIslación desamortizadora y la municipalización de servicio, fueron igualmente
incorporadas al Estatuto, expresión, en definitiva, de las soluciones técnicas que se habían ido gestando
en las décadas precedentes y de las doctrinas políticas de signo autoritario, cuyo influjo se traduce, por
ejemplo, en la introducción de la representación corporativa. Con independencia de las declaraciones
formales en sentido contrario, régimen dictatorial, descentralización y vigorización del régimen local se
excluían mutuamente; de hecho, la aplicación de aquellos preceptos de los Estatutos que simbolizaban el
reflujo de la
centralización se dejó en suspenso y no llegó a producirse.
El rapidísimo bosquejo que antecede sugiere algunas reflexiones, demasiado obvias por su misma
elementalidad como para que el legislador prescinda de ellas y las olvide. La experiencia histórica
demuestra de modo irrefutable que el florecimiento de la vida local presupone el disfrute de amplia
autonomía nutrida por la participación auténtica de los vecinos. Es igualmente indudable que los entes
locales precisan recursos suficientes, susceptibles de satisfacer las necesidades y de procurar los servicios
que el administrado requiere y reclama. Tampoco parece cuestionable, por último, que régimen local y
régimen político han evolucionado al unísono, vertebrados ambos por idénticos principios.
No por otro motivo la historia tardía de nuestro régimen local es la historia de una prolongada, creciente y
devastadora frustración. Cuando, como ocurrió de manera particularmente aleccionadora a partir de
mediados del ochocientos, se coarta la participación vecinal, se adultera la representación, se usa y abusa
de la centralización, las instituciones locales languidecen hasta agotarse. No se debió al azar que los
reiterados intentos de reforma del régimen local de la restauración resultaran a la postre, estériles. El
advenimiento del Estado democrático y autonómico exige consolidar de forma definitiva unas
instituciones locales capaces de responsabilizarse de sus propios intereses y vivificadoras de todo el tejido
del Estado.
II. Como demuestra nuestra historia y proclama hoy la Constitución, decir régimen local es decir
autonomía. La pervivencia misma, a lo largo del tiempo y bajo las mas diversas circunstancias políticas,
de esta nota caracterizadora muestra, no obstante, la indeterminación y ambigüedad del concepto. Solo su
configuración positiva desde unos
postulados y en un contexto jurídico-político determinado, es capaz de dotarlo de un contenido preciso.
Para empezar, el sentido de la autonomía local no puede prescindir de esa referencia fundamentadora de
nuestro orden constitucional en que España, designándose a sí misma como sujeto real y protagonista de
su historia, se constituye en Estado social y democrático de derecho; anticipando así la formalización de
ese dato en la fórmula
concisa de residenciar toda soberanía en el pueblo español. La autonomía local ha de situarse, pues, a la
luz de ese principio y en la perspectiva de los principios nucleares que la Constitución contiene para la
total estructuración del Estado.
La voluntad del pueblo español ha sido la de enriquecer su trama organizativa, multiplicando sus centros
de decisión, sin mengua de la superior unidad de su realidad unificadora. La definición de los Municipios
y Provincias se hace de forma suficiente, aunque no prolija, en el texto supremo. La autonomía municipal
debe ser el principio rector de la regulación de cada entidad. El criterio para evitar contradicciones con
otras instancias radica en la determinación de sus intereses respectivos. Qué cosa sea el interés respectivo
no ha sido desarrollado por la Constitución, aunque sí ha determinado los asuntos de interés de la
Comunidad Autónoma (art. 148.1) y del Estado (art.149.1). Con esos elementos y con los datos que se
desprenden de la realidad misma de las cosas, es posible construir las instituciones locales
manteniéndolas en el lugar que debe corresponderles en un Estado complejo como el actual; y a las
Cortes Generales compete enriquecer y concretar el diseño básico de las entidades locales como una de
66
las piezas de la entera organización territorial del Estado. Presupone, pues, una perspectiva territorial, es
decir, global y no sectorial. Su desarrollo representa poner en pie una institución territorial y,
consecuentemente, su estatuto subjetivo - puntos de referencia del nuevo ordenamiento desde y por ellos
vertebrado -, y la ordenación de la capacidad potencialmente universal de dicha institución.
Todos los sectores de la realidad a que se extiende la acción pública se encuentran, por ello, aludidos y en
mayor o menor medida afectados. Se está, en definitiva, ante una Ley que atañe a la construcción misma
del Estado y al diseño de uno de los ordenamientos jurídico-administrativos que en él se integran.
Si en sus orígenes medievales autonomía local es el Municipio urbano, la ciudad que nace libre por
exención del mundo señorial en declive y si, en el momento del surgimiento del Estado constitucional,
esa caracterización pudo completarse identificándola con un supuesto orden local de competencias,
ninguna de esas dos ideas sirve hoy para determinar la autonomía. No se trata ahora de utilizar el escalón
municipal como pieza decisiva en un proceso histórico de emergencia de un nuevo orden político, sino
más bien de delimitar el espacio y el papel propios de las
entidades locales en el seno de un orden constituido, pero tampoco es posible entender hoy los poderes
públicos como estructuras monolíticas, construidas en cascada de mayor a menor y dotadas de funciones
relativamente estables y diferenciadas por serlo también el mundo al que se enfrenta.
Muy al contrario, la realidad social, cultural, tecnológica y económica ha roto definitivamente las
situaciones singulares de relativo aislamiento y hoy la sociedad se nos muestra como un todo continuo
donde la distancia, antes factor explicativo de supuestas autarquías, ha sido vencida por los medios de
transporte, por las ondas y por la dependencia de un mercado único a nivel nacional a su vez ya
íntimamente relacionado con la realidad internacional.
Esa continuidad del tejido social hace imposible marcar unas fronteras nítidas a los intereses cuya tutela
respectiva se encomienda a los distintos poderes que destacan así su condición de formar parte de un
conjunto institucional de arquitectura compleja en que las partes adquieren sentido en función del todo,
pero articulándose entre sí no por
principios formales, sino por criterios materiales que tratan de adaptar las competencias a los intereses
reales en juego.
La autonomía local no puede definirse de forma unidimensional desde el puro objetivismo localista o
regionalista, sino que requiere ser situada en el marco del ordenamiento integral del Estado.
La dificultad específica de ese objetivo radica en que éste no es único y homogéneo, sino constituido por
la acción simultánea de los principios de unidad y autonomía de las nacionalidades y regiones, que
encuentran su expresión organizativa en la distribución del poder entre las instituciones generales de la
Nación y las Comunidades Autónomas.
Puede calificarse de feliz la conceptuación de esa fórmula como Estado compuesto, un Estado con una
única soberanía, un solo pueblo con un destino político común, que - reconociendo su diversidad constituye el sistema de resolución permanente de sus contradicciones, conflictos y tensiones que no otra
cosa es el Estado, sobre la base de
una pluralidad de instancias autónomas y diversas, vertebradas entre sí para el mantenimiento del valor de
la unidad.
Carece, pues, de verdadero sentido la apelación sin más a modelos preestablecidos, pues las
Corporaciones locales tienen en el sistema así descrito una posición propia, que no se define por relación
a ninguna otra de las instancias territoriales, afirmándose -igual que éstas- en su condición, ganada por su
peso histórico y actual, de partes componentes de la total estructura del Estado.
Huelga decir que la autonomía local, para su realidad, precisa de una institución capaz de actuarla;
institución que, por expreso mandato constitucional y cuando menos en el escalón básico municipal, ha de
montarse sobre la doble nota de la representatividad directa y la personificación. Pero, en lo que más
interesa ahora, ello significa que el
régimen local tiene que ser, por de pronto, la norma institucional de los entes locales. Esta comprobación
elemental implica dos consecuencias de primera importancia. En primer término, que esa norma
desarrolla la garantía constitucional de la autonomía local, función ordinamental que, al estarle reservada
o, lo que es igual, vedada a
cualesquiera otras normas, presta a su posición en el ordenamiento en su conjunto una vis específica, no
obstante su condición formal de Ley ordinaria. De otro lado, el hecho de que las entidades locales, no
obstante su inequívoca sustancia política, desplieguen su capacidad en la esfera de lo administrativo,
justifica tanto esta última condición del
marco definidor de su autonomía, como identificación del título constitucional para su establecimiento en
el artículo 149.1, apartado 18, en relación con el 148.1, apartado 2, del texto fundamental.
Queda explicado, así, que la determinación de ese marco es el resultado de la acción conjunta, según la
concreta distribución de la potestad legislativa en la materia operada por el bloque normativo integrado
por la Constitución y los Estatutos de Autonomía, de la Ley general y la Ley territorial.
67
La peculiar estructura de dicho marco -decisión básica constitucional en términos de garantía institucional
y remisión al legislador ordinario de los entes locales-, no significa, sin embargo, que ese Estatuto deba
quedar regulado agotadoramente por la Ley. Resurge aquí la vieja polémica entre uniformismo y
diversidad en la organización local, en modo alguno resuelta con los intentos frustrados de tipificación de
regímenes locales (que sólo suponen una estéril flexibilización del uniformismo), sólo que ahora
transmutada en la tensión entre los valores constitucionales de unidad y autonomías (de las
nacionalidades y regiones y de los entes locales). La resolución adecuada a esa tensión exige desde luego
la constricción del marco general a lo estrictamente indispensable para satisfacer el interés nacional, pero
también desde luego una específica ponderación, según su valor constitucional relativo, de las exigencias
recíprocas del interés autonómico y el estrictamente local. De esa ponderación resulta que si en lo que
trasciende a la conformación de la organización territorial (procesos de alteración de Municipios y
creación de nuevos entes territoriales), debe primar el interés autonómico, no sucede lo mismo en el plano
de la organización interna de las entidades locales; plano en el que procede reconocer la primacía del
interés de la acomodación de aquella a las características especificas de éstas.
Por el régimen local, para cumplir su función de garantía de la autonomía e, incluso, su cometido
específico en cuanto norma institucional de la Administración local, precisa extravasar lo puramente
organizativo y de funcionamiento para penetrar en el campo de las competencias, las reglas de la
actividad pública y el régimen de los medios personales y materiales. Obvio resulta decir que, en este
campo, la regulación legal ha de tener muy presente la opción constitucional, expresada en el artículo
149.1, apartado 18, en favor de una ordenación común, configurando las inevitables peculiaridades de la
Administración local desde ese fondo homogéneo, para su integración coherente en el
mismo.
En punto al aspecto, absolutamente crucial, de las competencias, la base de partida no puede ser hoy otra
que la de la radical obsolescencia, por las razones ya dichas anteriormente, de la vinculación de la
autonomía a un bloque de competencias por naturaleza sedicentemente locales.
En efecto, salvo algunas excepciones son raras las materias que en su integridad puedan atribuirse al
exclusivo interés de las corporaciones locales; lógicamente también son raras aquellas en las que no exista
interés local en juego; de ahí que la cuestión de los ámbitos competenciales de los entes locales deba tener
en cuenta una composición equilibrada de los siguientes factores:
a) La necesidad de la garantía suficiente de la autonomía local, que cumple satisfacer en primer término a
la Ley general por tratarse del desarrollo de una opción constructiva constitucional, que, por tanto, ha de
tener vigencia en todo el territorio de la nación en términos de, cuando menos, un mínimo común
denominador en cuento al contenido de dicha autonomía.
b) La exigencia de la armonización de esa garantía general con la distribución territorial de la disposición
legislativa sobre las distintas materias o sectores orgánicos de acción publica, pues es a todas luces claro
que una y otra no pueden, so pena de inconstitucionalidad, anularse recíprocamente.
c) La imposibilidad material, en todo caso, de la definición cabal y suficiente de las competencias locales
en todos y cada uno de los sectores de intervención potencial de la Administración local desde la
legislación del régimen local.
El sistema legal de concreción competencial de la autonomía local pretende realizar esa composición
equilibrada a que se ha hecho alusión. Sobre el fondo del reconocimiento expreso de las potestades y
exorbitantes que corresponden a los entes locales territoriales en su condición de Administración Pública,
todo el sistema pivota sobre
la plasmación del criterio material desde el que debe producirse la concreción legal de las competencias;
criterio que no es otro que el derecho de las Corporaciones locales a intervenir, con la intensidad y el
alcance máximos -desde el principio constitucional de la descentralización y para la realización del
derecho fundamental a la participación en los asuntos públicos- que permita la implicación relativa de los
intereses de las diferentes colectividades territoriales en cualesquiera de dichos asuntos públicos. El
mecanismo de cierre lo proporciona, de un lado, la imposición a la legislación sectorial -desde la especial
posición ordinamental que a la Ley del régimen local es propia según ya se ha hecho notar- de la
ponderación del expresado criterio, y de otro, la articulación de las competencias administrativas en la
materia de que se trate de forma consecuente con la misma, así como la atribución a la legislación básica
estatal de una función de aseguramiento de un mínimo competencial a la Administración local.
Finalmente, la organización básica de las Corporaciones locales y las relaciones de éstas con las otras dos
Administraciones Públicas territoriales, se inscriben lógicamente en las líneas maestras que han quedado
trazadas.
Por lo que hace referencia a las relaciones interadministrativas, salta a la vista la radical inadecuación del
mantenimiento en el nuevo y compuesto Estado constitucional de las técnicas y las categorías
cristalizadas en el estado centralista y autoritario. En particular, ese juicio de radical obsolescencia
merece predicarse de las técnicas formalizadas actuables por voluntad unilateral de una de las
68
administraciones e incidentes normalmente en la validez o la eficacia de los actos emanados de otra, en
este sentido subordinada a la anterior, técnicas que no son sino trasunto y consecuencia lógicos de las
construcción piramidal y jerárquica del poder público administrativo, puesto que la tutela, a la que todas
ellas se reconducen, no es sino una categoría que expresa una situación de fuerte dependencia casi
jerárquica. El principio constitucional de autonomía y el administrativo de la descentralización, en que se
fundamenta el nuevo Estado, implican las diversificaciones de los centros del poder público
administrativo y la actuación de cada uno de ellos, en su ámbito propio, con plena capacidad y bajo la
propia responsabilidad, es decir, impiden la atribución a alguno de ellos de facultades de control que
recaigan sobre la actividad en general de los otros y que supongan una limitación de la capacidad de
estos. Cierto que ello no significa en modo alguno la invertebración del poder público administrativo,
pues simultáneamente juega el principio de unidad y su traducción administrativa en los de coordinación
y eficacia. Sucede solo que ya no es legítima la realización de estos valores por las vías expuestas; antes
bien, ha de ser el resultado del juego mismo de la vida institucional desde sus presupuestos de
representatividad democrática y gestión autónoma de las propias competencias (con lo que todas las
instancias administrativas son idénticas en cuanto a capacidad en la esfera de sus asuntos, derivando la
desigualdad únicamente de la estructura inherente al interés público) como fruto del esfuerzo permanente
de integración político-social en el orden constituido. De este modo, las técnicas de relación entre
administraciones han de tener por objeto más bien la definición del marco y de los procedimientos que
faciliten el encuentro y la comunicación, incluso de carácter informal, para la colaboración y la
coordinación interadministrativas, fundamentalmente voluntarios y de base negocial. Naturalmente que el
cuadro de técnicas ha de cerrarse por un sistema resolutorio del supuesto límite del conflicto, por
fracaso de las mismas. La configuración de ese sistema de conflictos tiene que ser, a la vez, respetuosa
con la esencial igualdad posicional de las administraciones territoriales y aseguradora de que el
planteamiento y la substanciación del conflicto no alteran la específica estructura constitucional de los
intereses públicos a los que sirven dichas administraciones.
Las anteriores reflexiones son un compendio de la filosofía que inspira la Ley. Esta, más que pretender
garantizar la autonomía sobre la quietud de compartimentos estancos e incomunicados y, en definitiva,
sobre un equilibrio estático propio de las cosas inanimadas, busca fundamentar aquella en el equilibrio
dinámico propio de un sistema de distribución del poder, tratando de articular los intereses del conjunto,
reconociendo a cada uno lo suyo y estableciendo las competencias, principios, criterios y directrices que
guíen la aplicación práctica de la norma en su conjunto de forma abierta a la realidad y a las necesidades
del presente.
TÍTULO PRIMERO. DISPOSICIONES GENERALES.
Artículo 1.
1. Los Municipios son entidades básicas de la organización territorial del Estado y cauces inmediatos de
participación ciudadana en los asuntos públicos, que institucionalizan y gestionan con autonomía los
intereses propios de las correspondientes colectividades.
2. La Provincia y, en su caso, la Isla gozan, asimismo, de idéntica autonomía para la gestión de los
intereses respectivos.
Artículo 2.
1. Para la efectividad de la autonomía garantizada constitucionalmente a las entidades locales, la
legislación del Estado y la de las Comunidades Autónomas, reguladora de los distintos sectores de acción
publica, según la distribución constitucional de competencias, deberá asegurar a los Municipios, las
Provincias y las Islas su derecho a
intervenir en cuantos asuntos afecten directamente al círculo de sus intereses, atribuyéndoles las
competencias que proceda en atención a las características de la actividad pública de que se trate y a la
capacidad de gestión de la entidad local, de conformidad con los principios de descentralización y de
máxima proximidad de la gestión administrativa a los ciudadanos.
2. Las Leyes básicas del Estado previstas constitucionalmente deberán determinar las competencias que
ellas mismas atribuyan o que, en todo caso, deban corresponder a los Entes locales en las materias que
regulen.
Artículo 3.
1. Son Entidades locales territoriales:
a) El Municipio.
69
b) La Provincia.
c) La Isla en los archipiélagos balear y canario.
2. Gozan, asimismo, de la condición de Entidades locales:
a) Las Entidades de ámbito territorial inferior al municipal, instituidas o reconocidas por las Comunidades
Autónomas, conforme al artículo 45 de esta Ley.
b) Las Comarcas u otras Entidades que agrupen varios Municipios, instituidas por las Comunidades
Autónomas de conformidad con esta Ley y los correspondientes Estatutos de Autonomía.
c) Las Áreas Metropolitanas.
d) Las Mancomunidades de Municipios.
Artículo 4.
1. En su calidad de Administraciones Públicas de carácter territorial, y dentro de la esfera de sus
competencias, corresponden en todo caso a los Municipios, las Provincias y las Islas:
a) Las potestades reglamentaria y de autoorganización.
b) Las potestades tributaria y financiera.
c) La potestad de programación o planificación.
d) Las potestades expropiatoria y de investigación, deslinde y recuperación de oficio de sus bienes.
e) La presunción de legitimidad y la ejecutividad de sus actos.
f) Las potestades de ejecución forzosa y sancionadora.
g) La potestad de revisión de oficio de sus actos y acuerdos.
h) La inembargabilidad de sus bienes y derechos en los términos previstos en las leyes; las prelaciones y
preferencias y demás prerrogativas reconocidas a la Hacienda Pública para los créditos de la misma, sin
perjuicio de las que correspondan a las Haciendas del Estado y de las Comunidades Autónomas.
2. Lo dispuesto en el número precedente podrá ser de aplicación a las Entidades territoriales de ámbito
inferior al municipal y, asimismo, a las Comarcas, Áreas Metropolitanas y demás Entidades locales,
debiendo las Leyes de las Comunidades Autónomas concretar cuales de aquellas potestades serán de
aplicación.
Artículo 5.
Para el cumplimiento de sus fines y en el ámbito de sus respectivas competencias, las Entidades locales,
de acuerdo con la Constitución y las leyes, tendrán plena capacidad jurídica para adquirir, poseer,
reivindicar, permutar, gravar o enajenar toda clase de bienes, celebrar contratos, establecer y explotar
obras o servicios públicos, obligarse, interponer los recursos establecidos y ejercitar las acciones previstas
en las leyes.
(Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril)
Artículo 6.
1. Las Entidades locales sirven con objetividad los intereses públicos que les están encomendados y
actúan de acuerdo con los principios de eficacia, descentralización, desconcentración y coordinación, con
sometimiento pleno a la Ley y al Derecho.
2. Los Tribunales ejercen el control de legalidad de los acuerdos y actos de las Entidades locales.
Artículo 7.
1. Las competencias de las Entidades locales son propias o atribuidas por delegación.
Las competencias propias de los Municipios, las Provincias, las Islas y demás Entidades locales
territoriales solo podrán ser determinadas por Ley.
2. Las competencias propias se ejercen en régimen de autonomía y bajo la propia responsabilidad,
atendiendo siempre a la debida coordinación en su programación y ejecución con las demás
Administraciones Públicas.
3. Las competencias atribuidas se ejercen en los términos de la delegación, que puede prever técnicas de
dirección y control de oportunidad que, en todo caso, habrán de respetar la potestad de autoorganización
de los servicios de la Entidad local.
Artículo 8.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, las Provincias y las Islas podrán realizar la gestión
ordinaria de servicios propios de la Administración autonómica, de conformidad con los Estatutos de
Autonomía y la legislación de las Comunidades Autónomas.
Artículo 9.
70
Las normas de desarrollo de esta Ley que afecten a los Municipios, Provincias, Islas u otras Entidades
locales territoriales no podrán limitar su ámbito de aplicación a una o varias de dichas Entidades con
carácter singular, sin perjuicio de lo dispuesto en esta Ley para los regímenes municipales o Provinciales
especiales.
Artículo 10.
1. La Administración Local y las demás Administraciones Públicas ajustarán sus relaciones recíprocas a
los deberes de información mutua, colaboración, coordinación y respeto a los ámbitos competenciales
respectivos.
2. Procederá la coordinación de las competencias de las entidades locales entre sí y, especialmente, con
las de las restantes Administraciones Públicas, cuando las actividades o los servicios locales trasciendan
el interés propio de las correspondientes Entidades, incidan o condicionen relevantemente los de dichas
Administraciones o sean
concurrentes o complementarios de los de éstas.
3. Las funciones de coordinación no afectaran en ningún caso a la autonomía de las entidades locales.
TÍTULO II. EL MUNICIPIO.
Artículo 11.
1. El Municipio es la Entidad local básica de la organización territorial del Estado. Tiene personalidad
jurídica y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.
2. Son elementos del Municipio el territorio, la población y la organización.
CAPÍTULO I. TERRITORIO Y POBLACIÓN
Artículo 12.
El término municipal es el territorio en que el Ayuntamiento ejerce sus competencias.
(Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996, de 10 de enero).
Artículo 13.
1. La creación o supresión de Municipios, así como la alteración de términos municipales, se regulará por
la legislación de las Comunidades Autónomas sobre régimen local. Requerirán en todo caso audiencia de
los Municipios interesados y dictamen del Consejo de Estado o del órgano consultivo superior de los
Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, si existiere. Simultáneamente a la petición de este
dictamen se dará conocimiento a la Administración del Estado.
2. La creación de nuevos Municipios sólo podrá realizarse sobre la base de núcleos de población
territorialmente diferenciados y siempre que los Municipios resultantes cuenten con recursos suficientes
para el cumplimiento de las competencias municipales y no suponga disminución en la calidad de los
servicios que venían siendo prestados.
3. Sin perjuicio de las competencias de las Comunidades Autónomas, el Estado, atendiendo a criterios
geográficos, sociales, económicos y culturales, podrá establecer medidas que tiendan a fomentar la fusión
de Municipios con el fin de mejorar la capacidad de gestión de los asuntos públicos locales.
Artículo 14.
1. Los cambios de denominación de los Municipios solo tendrán carácter oficial cuando, tras haber sido
anotados en un Registro creado por la Administración del Estado para la inscripción de todas las
Entidades a que se refiere la presente Ley, se publiquen en el Boletín Oficial del Estado.
2. La denominación de los Municipios podrá ser, a todos los efectos, en castellano, en cualquier otra
lengua española oficial en la respectiva Comunidad Autónoma, o en ambas.
Artículo 15.
Toda persona que viva en España está obligada a inscribirse en el Padrón del municipio en el que resida
habitualmente. Quien viva en varios municipios deberá inscribirse únicamente en el que habite durante
más tiempo al año.
El conjunto de personas inscritas en el Padrón municipal constituye la población del municipio.
Los inscritos en el Padrón municipal son los vecinos del municipio.
La condición de vecino se adquiere en el mismo momento de su inscripción en el Padrón.
(Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996, de 10 de enero).
Artículo 16.
71
1. El Padrón municipal es el registro administrativo donde constan los vecinos de un municipio. Sus datos
constituyen prueba de la residencia en el municipio y del domicilio habitual en el mismo. Las
certificaciones que de dichos datos se expidan tendrán carácter de documento público y fehaciente para
todos los efectos administrativos.
2. La inscripción en el Padrón municipal contendrá como obligatorios sólo los siguientes datos:
a) Nombre y apellidos.
b) Sexo.
c) Domicilio habitual.
d) Nacionalidad.
e) Lugar y fecha de nacimiento.
f) Número de Documento Nacional de Identidad o, tratándose de extranjeros, del documento que lo
sustituya.
g) Certificado o título escolar o académico que se posea.
h) Cuantos otros datos puedan ser necesarios para la elaboración del Censo Electoral, siempre que se
garantice el respeto a los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución.
3. Los datos del Padrón municipal se cederán a otras Administraciones Públicas que lo soliciten sin
consentimiento previo del afectado solamente cuando les sean necesarios para el ejercicio de sus
respectivas competencias, y exclusivamente para asuntos en los que la residencia o el domicilio sean
datos relevantes. También pueden servir para elaborar estadísticas oficiales sometidas al secreto
estadístico, en los términos previstos en la Ley 12/1989, de 9 de mayo, de la Función Estadística Pública.
Fuera de estos supuestos, los datos del Padrón son confidenciales y el acceso a los mismos se regirá por lo
dispuesto en la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre, de Regulación del Tratamiento Automatizado de
los Datos de Carácter Personal y en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las
Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.
(Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996, de 10 de enero).
Artículo 17.
1. La formación, mantenimiento, revisión y custodia del Padrón municipal corresponde al Ayuntamiento,
de acuerdo con lo que establezca la legislación del Estado.
Con este fin, los distintos organismos de la Administración General del Estado, competentes por razón de
la materia, remitirán periódicamente a cada Ayuntamiento información sobre las variaciones de los datos
de sus vecinos que con carácter obligatorio deben figurar en el Padrón municipal, en la forma que se
establezca reglamentariamente.
La gestión del Padrón municipal se llevará por los Ayuntamientos con medios informáticos. Las
Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos insulares asumirán la gestión informatizada de los
Padrones de los municipios que, por su insuficiente capacidad económica y de gestión, no puedan
mantener los datos de forma automatizada.
2. Los Ayuntamientos realizarán las actuaciones y operaciones necesarias para mantener actualizados sus
Padrones de modo que los datos contenidos en éstos concuerden con la realidad.
3. Los Ayuntamientos remitirán al Instituto Nacional de Estadística los datos de sus respectivos Padrones,
en la forma que reglamentariamente se determine por la Administración General del Estado, a fin de que
pueda llevarse a cabo la coordinación entre los Padrones de todos los municipios.
El Instituto Nacional de Estadística, en aras a subsanar posibles errores y evitar duplicidades, realizará las
comprobaciones oportunas, y comunicará a los Ayuntamientos las actuaciones y operaciones necesarias
para que los datos padronales puedan servir de base para la elaboración de estadísticas de población a
nivel nacional, para que las cifras resultantes de las revisiones anuales puedan ser declaradas oficiales, y
para que los Ayuntamientos puedan remitir, debidamente actualizados, los datos del Censo Electoral.
Corresponderá al Presidente del Instituto Nacional de Estadística la resolución de las discrepancias que,
en materia de empadronamiento, surjan entre los Ayuntamientos, Diputaciones Provinciales, Cabildos y
Consejos insulares o entre estos entes y el Instituto Nacional de Estadística, así como elevar al Gobierno
de la Nación la propuesta de cifras oficiales de población de los municipios españoles, comunicándolo en
los términos que reglamentariamente se determinan al Ayuntamiento interesado.
El Instituto Nacional de Estadística podrá remitir a las Comunidades Autónomas y a otras
Administraciones Públicas los datos de los distintos Padrones en las mismas condiciones señaladas en el
artículo 16.3 de esta Ley.
4. Adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda se crea el Consejo de Empadronamiento como órgano
colegiado de colaboración entre la Administración General del Estado y los Entes Locales en materia
padronal, de acuerdo con lo que reglamentariamente se establezca.
El Consejo será presidido por el Presidente del Instituto Nacional de Estadística y estará formado por
representantes de la Administración General del Estado y de los Entes Locales.
72
El Consejo funcionará en Pleno y en Comisión, existiendo en cada provincia una Sección Provincial bajo
la presidencia del Delegado del Instituto Nacional de Estadística y con representación de los Entes
Locales.
El Consejo de Empadronamiento desempeñará las siguientes funciones:
a) Elevar a la decisión del Presidente del Instituto Nacional de Estadística propuesta vinculante de
resolución de las discrepancias que surjan en materia de empadronamiento entre Ayuntamientos,
Diputaciones Provinciales, Cabildos, Consejos insulares o entre estos entes y el Instituto Nacional de
Estadística.
b) Informar, con carácter vinculante, las propuestas que eleve al Gobierno el Presidente del Instituto
Nacional de Estadística sobre cifras oficiales de población de los municipios españoles.
c) Proponer la aprobación de las instrucciones técnicas precisas para la gestión de los padrones
municipales.
d) Cualquier otra función que se le atribuya por disposición legal o reglamentaria.
5. La Administración General del Estado, en colaboración con los Ayuntamientos y Administraciones de
las Comunidades Autónomas confeccionará un Padrón de españoles residentes en el extranjero, al que
será de aplicación las normas de esta Ley que regulan el Padrón municipal.
Las personas inscritas en este Padrón se considerarán vecinos del municipio español que figura en los
datos de su inscripción únicamente a efectos del ejercicio del derecho de sufragio, no constituyendo, en
ningún caso, población del municipio.
(Artículo redactado conforme a la Ley 4/1996).
Artículo 18.
1. Son derechos y deberes de los vecinos:
a) Ser elector y elegible de acuerdo con lo dispuesto en la legislación electoral.
b) Participar en la gestión municipal de acuerdo con lo dispuesto en las leyes y, en su caso, cuando la
colaboración con carácter voluntario de los vecinos sea interesada por los órganos de Gobierno y
Administración municipal.
c) Utilizar, de acuerdo con su naturaleza, los servicios públicos municipales, y acceder a los
aprovechamientos comunales, conforme a las normas aplicables.
d) Contribuir mediante las prestaciones económicas y personales legalmente previstas a la realización de
las competencias municipales.
e) Ser informado, previa petición razonada, y dirigir solicitudes a la Administración municipal en relación
a todos los expedientes y documentación municipal, de acuerdo con lo previsto en el artículo 105 de la
Constitución.
f) Pedir la consulta popular en los términos previstos en la Ley.
g) Exigir la prestación y, en su caso, el establecimiento del correspondiente servicio público, en el
supuesto de constituir una competencia municipal propia de carácter obligatorio.
h) Aquellos otros derechos y deberes establecidos en las Leyes.
2. La inscripción de los extranjeros en el Padrón municipal no constituirá prueba de su residencia legal en
España ni les atribuirá ningún derecho que no les confiera la legislación vigente, especialmente en
materia de derechos y libertades de los extranjeros en España. (Apartado redactado conforme a la Ley
4/1996).
CAPÍTULO II. ORGANIZACIÓN.
Artículo 19.
1. El Gobierno y la administración municipal, salvo en aquellos Municipios que legalmente funcionen en
régimen de Concejo abierto, corresponde al Ayuntamiento, integrado por el Alcalde y los Concejales.
2. Los Concejales son elegidos mediante sufragio universal, igual, libre, directo y secreto, y el Alcalde es
elegido por los Concejales o por los vecinos; todo ello en los términos que establezca la legislación
electoral general.
Artículo 20.
1. La organización municipal responde a las siguientes reglas:
a) El Alcalde, los Tenientes de Alcalde y el Pleno existen en todos los Ayuntamientos.
b) La Comisión de Gobierno existe en todos los Municipios con población de derecho superior a 5.000
habitantes y en los de menos, cuando así lo disponga su Reglamento orgánico y así lo acuerde el Pleno de
su Ayuntamiento.
c) En los municipios de más de 5.000 habitantes, y en los de menos en que así lo disponga su Reglamento
orgánico o lo acuerde el Pleno, existirán, si su legislación autonómica no prevé en este ámbito otra forma
73
organizativa, órganos que tengan por objeto el estudio, informe o consulta de los asuntos que han de ser
sometidos a la decisión del Pleno, así como el seguimiento de la gestión del Alcalde, la Comisión de
Gobierno y los concejales que ostenten delegaciones, sin perjuicio de las competencias de control que
corresponden al Pleno. Todos los grupos políticos integrantes de la Corporación tendrán derecho a
participar en dichos órganos, mediante la presencia de concejales pertenecientes a los mismos.
d) El resto de los órganos, complementarios de los anteriores, se establece y regula por los propios
municipios en sus Reglamentos orgánicos.
2. Las leyes de las Comunidades Autónomas sobre el régimen local podrán establecer una organización
municipal complementaria a la prevista en el número anterior.
3. Los propios municipios, en los Reglamentos orgánicos, podrán establecer y regular otros órganos
complementarios, de conformidad con lo previsto en este artículo y en las leyes de las Comunidades
Autónomas a las que se refiere el número anterior.
(Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
Artículo 21.
1. El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta, en todo caso, las siguientes atribuciones:
a) Dirigir el gobierno y la administración municipal.
b) Representar al Ayuntamiento.
c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno, salvo los supuestos previstos en la presente Ley y en la
legislación electoral general, de la Comisión de Gobierno y de cualesquiera otros órganos municipales, y
decidir los empates con voto de calidad.
d) Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras municipales.
e) Dictar bandos.
f) El desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado, disponer gastos dentro
de los límites de su competencia, concertar operaciones de crédito, con exclusión de las contempladas en
el artículo 158.5 de la Ley 39/1998, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, siempre
que aquéllas estén previstas en el Presupuesto y su importe acumulado dentro de cada ejercicio
económico no supere el 10 % de sus recursos ordinarios, salvo las de tesorería que le corresponderá
cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento no superen el 1 5 % de los
ingresos liquidados en el ejercicio anterior; ordenar pagos y rendir cuentas; todo ello de conformidad con
lo dispuesto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
g) Aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobados por el
Pleno, aprobar las bases de las pruebas para la selección del personal y para los concursos de provisión de
puestos de trabajo y distribuir las retribuciones complementarias que no sean fijas y periódicas
h) Desempeñar la jefatura superior de todo el personal, y acordar su nombramiento y sanciones, incluida
la separación del servicio de los funcionarios de la Corporación y el despido del personal laboral, dando
cuenta al Pleno, en estos dos últimos casos, en la primera sesión que celebre. Esta atribución se entenderá
sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 99.1 y 3 de esta Ley.
i) Ejercer la jefatura de la Policía Municipal.
j) Las aprobaciones de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no
expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión urbanística y de los
proyectos de urbanización.
k) El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa del Ayuntamiento en las materias
de su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano, y, en caso de urgencia, en
materias de la competencia del Pleno, en este supuesto dando cuenta al mismo en la primera sesión que
celebre para su ratificación.
l ) La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materias de la competencia de la
Alcaldía.
m) Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos y
riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta inmediata al Pleno.
n) Sancionar las faltas de desobediencia a su autoridad o por infracción de las ordenanzas municipales,
salvo en los casos en que tal facultad esté atribuida a otros órganos.
ñ) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe no supere el 10 % de los recursos
ordinarios del Presupuesto ni, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de pesetas; incluidas las de carácter
plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre que el importe acumulado de todas
sus anualidades no supere ni el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del
primer ejercicio, ni la cuantía señalada.
o) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su contratación o
concesión y estén previstos en el Presupuesto.
74
p) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor no supere el 10 % de los recursos ordinarios del
Presupuesto ni los 500.000.000 de pesetas, así como la enajenación del patrimonio que no supere el
porcentaje ni la cuantía indicados en los siguientes supuestos:
La de bienes inmuebles, siempre que esté prevista en el Presupuesto.
La de bienes muebles, salvo los declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación no se encuentre
prevista en el Presupuesto.
q) El otorgamiento de las licencias, salvo que las leyes sectoriales lo atribuyan expresamente al Pleno o a
la Comisión de Gobierno.
r) Ordenar la publicación, ejecución y hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento.
s) Las demás que expresamente le atribuyan las leyes y aquéllas que la legislación del Estado o de las
Comunidades Autónomas asignen al municipio y no atribuyan a otros órganos municipales.
2. Corresponde asimismo al Alcalde el nombramiento de los Tenientes de Alcalde.
3. El Alcalde puede delegar el ejercicio de sus atribuciones, salvo las de convocar y presidir las sesiones
del Pleno y de la Comisión de Gobierno, decidir los empates con el voto de calidad, la concertación de
operaciones de crédito, la jefatura superior de todo el personal, la separación del servicio de los
funcionarios y el despido del personal laboral, y las enunciadas en los apartados a), e), j) k), l) y m) del
número 1 de este artículo. No obstante, podrá delegar en la Comisión de Gobierno el ejercicio de las
atribuciones contempladas en el apartado j).
(Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
Artículo 22.
1. El Pleno, integrado por todos los concejales, es presidido por el Alcalde.
2. Corresponden, en todo caso, al Pleno las siguientes atribuciones:
a) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
b) Los acuerdos relativos a la participación en organizaciones supramunicipales; alteración del término
municipal; creación o supresión de municipios y de las Entidades a que se refiere el artículo 45; creación
de órganos desconcentrados; alteración de la capitalidad del municipio y el cambio de nombre de éste o
de aquellas Entidades y la adopción o modificación de su bandera, enseña o escudo.
c) La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación
municipal de los planes y demás instrumentos de ordenación previstos en a legislación urbanística.
d) La aprobación del Reglamento orgánico y de las ordenanzas.
e) La determinación de los recursos propios de carácter tributario; la aprobación y modificación de los
Presupuestos; la disposición de gastos en materia de su competencia y la aprobación de las cuentas; todo
ello de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Haciendas Locales.
f) La aprobación de las formas de gestión de los servicios y de los expedientes de municipalización.
g) La aceptación de la delegación de competencias hecha por otras Administraciones públicas.
h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades locales y demás Administraciones
públicas.
i) La aprobación de la plantilla de personal y de la relación de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía
de las retribuciones complementarias fijas y periódicas de los funcionarios y el número y régimen del
personal eventual.
j) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en materias de
competencia plenaria.
k) La declaración de lesividad de los actos del Ayuntamiento.
l) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
m) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada, dentro de cada ejercicio
económico, exceda del 10 % de los recursos ordinarios del Presupuesto -salvo las de tesorería, que le
corresponderán cuando el importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 %
de los ingresos corrientes liquidados en el ejercicio anterior- todo ello de conformidad con lo dispuesto en
la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
n) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe supere el 10 % de los recursos
ordinarios del Presupuesto y, en cualquier caso, los 1.000.000.000 de pesetas, así como los contratos y
concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años y los plurianuales de menor
duración cuando el importe acumulado de todas sus anualidades supere el porcentaje indicado, referido a
los recursos ordinarios de! Presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior a la
cuantía señalada en esta letra.
ñ) La aprobación de los proyectos de obras y servicios cuando sea competente para su contratación o
concesión, y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.
75
o) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 % de los recursos ordinarios del
Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 500.000.000 de pesetas, así como las enajenaciones
patrimoniales en los siguientes supuestos:
Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles que estén declarados de valor histórico o
artístico, y no estén previstas en el Presupuesto.
Cuando estando previstas en el Presupuesto, superen los mismos porcentajes y cuantías indicados para las
adquisiciones de bienes.
p) Aquéllas otras que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial.
q) Las demás que expresamente le confieran las Leyes.
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al Alcalde y sobre la cuestión
de confianza planteada por el mismo, que se rige por lo dispuesto en la legislación electoral general.
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Alcalde y en la Comisión de Gobierno,
salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), g) h), i), l) y p), y en el número 3 de este
artículo.
(Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
Artículo 23.
1. La Comisión de Gobierno se integra por el Alcalde y un número de Concejales no superior al tercio del
número legal de los mismos, nombrados y separados libremente por aquél, dando cuenta al Pleno.
2. Corresponde a la Comisión de Gobierno:
a) La asistencia al Alcalde en el ejercicio de sus atribuciones.
b) Las atribuciones que el Alcalde u otro órgano municipal le delegue o le atribuyan las leyes. (Epígrafe
redactado de conformidad con la Ley 11/1999, de 21 de abril).
3. Los Tenientes de Alcalde sustituyen, por el orden de su nombramiento y en los casos de vacante,
ausencia o enfermedad, al Alcalde, siendo libremente designados y revocados por éste de entre los
miembros de la Comisión de Gobierno y, donde ésta no exista, de entre los Concejales.
4. El Alcalde puede delegar el ejercicio de determinadas atribuciones en los miembros de la Comisión de
Gobierno y, donde ésta no exista, en los Tenientes de Alcalde, sin perjuicio de las delegaciones especiales
que, para cometidos específicos, pueda realizar en favor de cualesquiera Concejales, aunque no
pertenecieran a aquella Comisión.
Artículo 24.
Para facilitar la participación ciudadana en la gestión de los asuntos locales y mejorar ésta, los Municipios
podrán establecer órganos territoriales de gestión desconcentrada, con la organización, funciones y
competencias que cada Ayuntamiento les confiera, atendiendo a las características del asentamiento de la
población en el término municipal, sin perjuicio de la unidad de gobierno y gestión del Municipio.
CAPÍTULO III. COMPETENCIAS.
Artículo 25.
1. El Municipio, para la gestión de sus intereses y en el ámbito de sus competencias, puede promover toda
clase de actividades y prestar cuantos servicios públicos contribuyan a satisfacer las necesidades y
aspiraciones de la comunidad vecinal.
2. El Municipio ejercerá, en todo caso, competencias, en los términos de la legislación del Estado y de las
Comunidades Autónomas, en las siguientes materias:
a) Seguridad en lugares públicos.
b) Ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas.
c) Protección civil, prevención y extinción de incendios.
d) Ordenación, gestión, ejecución y disciplina urbanística; promoción y gestión de viviendas; parques y
jardines, pavimentación de vías públicas urbanas y conservación de caminos y vías rurales.
e) Patrimonio histórico-artístico.
f) Protección del medio ambiente.
g) Abastos, mataderos, ferias, mercados y defensa de usuarios y consumidores.
h) Protección de la salubridad pública.
i) Participación en la gestión de la atención primaria de la salud.
j) Cementerios y servicios funerarios.
k) Prestación de los servicios sociales y de promoción y reinserción social.
l) Suministro de agua y alumbrado público; servicios de limpieza viaria, de recogida y tratamiento de
residuos, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.
ll) Transporte público de viajeros.
76
m) Actividades o instalaciones culturales y deportivas; ocupación del tiempo libre; turismo.
n) Participar en la programación de la enseñanza y cooperar con la Administración educativa en la
creación, construcción y sostenimiento de los centros docentes públicos, intervenir en sus órganos de
gestión y participar en la vigilancia del cumplimiento de la escolaridad obligatoria.
3. Sólo la Ley determina las competencias municipales en las materias enunciadas en este artículo, de
conformidad con los principios establecidos en el artículo 2.
Artículo 26.
1. Los Municipios por sí o asociados deberán prestar, en todo caso, los servicios siguientes:
a) En todos los Municipios: Alumbrado público, cementerio, recogida de residuos, limpieza viaria,
abastecimiento domiciliario de agua potable, alcantarillado, acceso a los núcleos de población,
pavimentación de las vías públicas y control de alimentos y bebidas.
b) En los Municipios con población superior a 5.000 "habitantes-equivalentes," además: (Apartado 1.
redactado según los criterios establecidos en el Real Decreto-Ley 11/1995, de 28 de diciembre).
Parque público, biblioteca pública, mercado y tratamiento de residuos.
c) En los Municipios con población superior a 20.000 "habitantes-equivalentes", además:
Protección civil, prestación de servicios sociales, prevención y extinción de incendios e instalaciones
deportivas de uso público. (Redactada esta letra c) conforme al Real Decreto-Ley 7/1996, de 7 de junio).
d) En los Municipios con población superior a 50.000 habitantes-equivalentes, además:
Transporte colectivo urbano de viajeros y protección del medio ambiente.
2. Los Municipios podrán solicitar de la Comunidad Autónoma respectiva la dispensa de la obligación de
prestar los servicios mínimos que les correspondan según lo dispuesto en el número anterior cuando, por
sus características peculiares, resulte de imposible o muy difícil cumplimiento el establecimiento y
prestación de dichos servicios por el propio Ayuntamiento.
3. La asistencia de las Diputaciones a los Municipios, prevista en el artículo 36, se dirigirá
preferentemente al establecimiento y adecuada prestación de los servicios públicos mínimos, así como la
garantía del desempeño en las Corporaciones municipales de las funciones públicas a que se refiere el
número 3 del artículo 92 de esta Ley.
4. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 40, las Comunidades Autónomas podrán cooperar con las
Diputaciones Provinciales, bajo las formas y en los términos previstos en esta Ley, en la garantía del
desempeño de las funciones públicas a que se refiere el ap artado anterior. Asimismo, en las condiciones
indicadas, las Diputaciones Provinciales
podrán cooperar con los entes comarcales en el marco de la legislación autonómica correspondiente.
(Apartado adicionado por la Ley 10/1993, de 21 de abril)
Artículo 27.
1. La Administración del Estado, de las Comunidades Autónomas y otras entidades locales podrán
delegar en los Municipios el ejercicio de competencias en materias que afecten a sus intereses propios,
siempre que con ello se mejore la eficacia de la gestión pública y se alcance una mayor participación
ciudadana. La disposición o el acuerdo
de delegación debe determinar el alcance, contenido, condiciones y duración de ésta, así como el control
que se reserve la Administración delegante y los medios personales, materiales y económicos que esta
transfiera.
2. En todo caso, la Administración delegante podrá, para dirigir y controlar el ejercicio de los servicios
delegados, emanar instrucciones técnicas de carácter general y recabar, en cualquier momento,
información sobre la gestión municipal, así como enviar comisionados y formular los requerimientos
pertinentes para la subsanación de las
deficiencias observadas. En caso de incumplimiento de las directrices, denegación de las informaciones
solicitadas o inobservancia de los requerimientos formulados, la Administración delegante podrá revocar
la delegación o ejecutar por sí misma la competencia delegada en sustitución del Municipio. Los actos de
éste podrán ser recurridos ante los órganos competentes de la Administración delegante.
3. La efectividad de la delegación requerirá su aceptación por el Municipio interesado, y, en su caso, la
previa consulta e informe de la Comunidad Autónoma, salvo que por Ley se imponga obligatoriamente,
en cuyo caso habrá de ir acompañada necesariamente de la dotación o el incremento de medios
económicos para desempeñarlos.
4. Las competencias delegadas se ejercen con arreglo a la legislación del Estado o de las Comunidades
Autónomas correspondientes o, en su caso, la reglamentación aprobada por la entidad local delegante.
Artículo 28.
77
Los Municipios pueden realizar actividades complementarias de las propias de otras Administraciones
Públicas y, en particular, las relativas a la educación, la cultura, la promoción de la mujer, la vivienda, la
sanidad y la protección del medio ambiente.
CAPÍTULO IV. REGÍMENES ESPECIALES
Artículo 29.
1. Funcionan en Concejo Abierto:
a) Los Municipios con menos de 100 habitantes y aquellos que tradicionalmente cuenten con este singular
régimen de gobierno y administración.
b) Aquellos otros en los que su localización geográfica, la mejor gestión de los intereses municipales u
otras circunstancias lo hagan aconsejable.
2. La constitución en Concejo Abierto de los Municipios a que se refiere el apartado b) del número
anterior, requiere petición de la mayoría de los vecinos, decisión favorable por mayoría de dos tercios de
los miembros del Ayuntamiento y aprobación por la Comunidad Autónoma.
3. En el régimen del Concejo Abierto, el gobierno y la administración municipales corresponden a un
Alcalde y una Asamblea vecinal de la que forman parte todos los electores. Ajustan su funcionamiento a
los usos, costumbres y tradiciones locales y, en su defecto, a lo establecido en esta Ley y las Leyes de las
Comunidades Autónomas sobre régimen local.
Artículo 30.
Las Leyes sobre régimen local de las Comunidades Autónomas, en el marco de lo establecido en esta
Ley, podrán establecer regímenes especiales para Municipios pequeños o de carácter rural y para aquellos
que reúnan otras características que lo hagan aconsejable, como su carácter histórico-artístico o el
predominio en su término de las actividades turísticas, industriales, mineras u otras semejantes. (Respecto
a este artículo véase el fundamento jurídico 7 de la Sentencia del Tribunal Constitucional número
214/1989, de 21 de diciembre).
TÍTULO III. LA PROVINCIA
Artículo 31.
1. La Provincia es una Entidad local determinada por la agrupación de Municipios, con personalidad
jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.
2. Son fines propios y específicos de la Provincia garantizar los principios de solidaridad y equilibrio
intermunicipales, en el marco de la política económica y social, y, en particular:
a) Asegurar la prestación integral y adecuada en la totalidad del territorio provincial de los servicios de
competencia municipal.
b) Participar en la coordinación de la Administración local con la de la Comunidad Autónoma y la del
Estado.
3. El Gobierno y la administración autónoma de la Provincia corresponden a la Diputación u otras
Corporaciones de carácter representativo.
CAPÍTULO I. ORGANIZACIÓN
Artículo 32.
La organización provincial responde a las siguientes reglas:
1. El Presidente, los Vicepresidentes, la Comisión de Gobierno y el Pleno existen en todas las
Diputaciones.
2. Asimismo existirán en todas las Diputaciones órganos que tengan por objeto el estudio, informe o
consulta de los asuntos que han de ser sometidos a la decisión del Pleno, así como el seguimiento de la
gestión del Presidente, la Comisión de Gobierno y los Diputados que ostenten delegaciones, siempre que
la respectiva legislación autonómica no prevea una forma organizativa distinta en este ámbito y sin
perjuicio de las competencias de control que corresponden al Pleno. Todos los grupos políticos
integrantes de la Corporación tendrán derecho a participar en dichos órganos, mediante la presencia de
Diputados pertenecientes a los mismos.
3. El resto de los órganos complementarios de los anteriores se establece y regula por las propias
Diputaciones. No obstante, la leyes de las Comunidades Autónomas sobre régimen local podrán
establecer una organización provincial complementaria de la prevista en este texto legal.
(Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
78
Artículo 33.
1. El Pleno de la Diputación está constituido por el Presidente y los Diputados.
2. Corresponde en todo caso al Pleno:
a) La organización de la Diputación.
b) La aprobación de las ordenanzas.
c) La aprobación y modificación de los Presupuestos, la disposición de gastos dentro de los límites de su
competencia y la aprobación provisional de las cuentas; todo ello de acuerdo con lo dispuesto en la Ley
Reguladora de las Haciendas Locales.
d) La aprobación de los planes de carácter provincial.
e) El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
f) La aprobación de la plantilla de personal, la relación de puestos de trabajo, la fijación de la cuantía de
las retribuciones complementarias fijas y, periódicas de los funcionarios, y el número y régimen del
personal eventual.
g) La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
h) El planteamiento de conflictos de competencias a otras Entidades locales y demás Administraciones
públicas.
i) El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en materias de
competencia plenaria.
j) La declaración de lesividad de los actos de la Diputación.
k) La concertación de las operaciones de crédito cuya cuantía acumulada en el ejercicio económico
exceda del 10 % de los recursos ordinarios, salvo las de tesorería, que le corresponderán cuando el
importe acumulado de las operaciones vivas en cada momento supere el 15 % de los ingresos corrientes
liquidados en el ejercicio anterior, todo ello de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reguladora de las
Haciendas Locales.
l) Las contrataciones y concesiones de todo tipo, cuando su importe supere el 10 % de los recursos
ordinarios del presupuesto y, en todo caso, los 500.000.000 de pesetas, así como los contratos y
concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años en todo caso, y los plurianuales
de duración inferior cuando el importe acumulado de todas sus anualidades supere el porcentaje indicado,
referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del primer ejercicio y, en todo caso, cuando sea superior
a la cuantía señalada con esta letra.
m) La aprobación de los proyectos de obra y de servicios cuando sea competente para su contratación o
concesión y cuando aún no estén previstos en los Presupuestos.
n) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor supere el 10 % de los recursos ordinarios del
Presupuesto y, en todo caso, cuando sea superior a 500.000.000 de pesetas, así como las enajenaciones
patrimoniales en los siguientes supuestos:
Cuando se trate de bienes inmuebles o de bienes muebles, que estén declarados de valor histórico o
artístico y no estén previstas en el Presupuesto.
Cuando estando previstas en el Presupuesto, superen el porcentaje y la cuantía que se indican para las
adquisiciones de bienes.
ñ) Aquellas atribuciones que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial.
o) Las demás que expresamente la atribuyan las leyes. (Apartado redactado conforme a la Ley 11/1999,
de 21 de abril).
3. Pertenece, igualmente, al Pleno la votación sobre la moción de censura al presidente y sobre la cuestión
de confianza planteada por el mismo, que se rige por lo dispuesto en la legislación electoral general.
(Apartado redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
4. El Pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el Presidente y en la Comisión de Gobierno,
salvo las enunciadas en el número 2, letras a), b), c), d), e), f), h) y ñ), y número 3 de este artículo.
(Apartado incorporado por Ley 11/1999).
Artículo 34.
1. Corresponde en todo caso al Presidente de la Diputación.
a) Dirigir el gobierno y la administración de la provincia.
b) Representar a la Diputación.
c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno, salvo los supuestos previstos en la presente Ley y en la
legislación electoral general, de la Comisión de Gobierno y cualquier otro órgano de la Diputación, y
decidir los empates con voto de calidad.
d) Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras cuya titularidad o ejercicio corresponde a la
Diputación Provincial.
79
e) Asegurar la gestión de los servicios propios de la Comunidad Autónoma cuya gestión ordinaria esté
encomendada a la Diputación.
f) El desarrollo de gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado, disponer gastos dentro de
los límites de su competencia, concertar operaciones de crédito, con exclusión de las contempladas en el
artículo 158.5 de la Ley 39/1998, de 28 de diciembre, Reguladora de las Haciendas Locales, siempre que
aquéllas estén previstas en el Presupuesto y su importe acumulado dentro de cada ejercicio económico no
supere el 10 % de sus recursos ordinarios, salvo las de tesorería que le corresponderán cuando el importe
acumulado de las operaciones vivas en cada momento no supere el 15 % de los ingresos liquidados en el
ejercicio anterior; ordenar pagos y rendir cuentas; todo ello de conformidad con lo dispuesto en la Ley
Reguladora de las Haciendas Locales.
g) Aprobar la oferta de empleo público de acuerdo con el Presupuesto y la plantilla aprobados por el
Pleno, aprobar las bases de las pruebas para la selección del personal y para los concursos de provisión de
puestos de trabajo y distribuir las retribuciones complementarias que no sean fijas y periódicas.
h) Desempeñar la jefatura superior de todo el personal, y acordar su nombramiento y sanciones, incluida
la separación del servicio de los funcionarios de la Corporación y el despido del personal laboral, dando
cuenta el Pleno en la primera sesión que celebre. Esta atribución se entenderá sin perjuicio de lo previsto
en el artículo 99.1 y 3 de esta Ley.
i) El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Diputación en las materias de
su competencia, incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano, y, en caso de urgencia, en materias
de la competencia del Pleno, en este último supuesto dando cuenta al mismo en la primera sesión que
celebre para su ratificación.
j) La iniciativa para proponer al Pleno la declaración de lesividad en materia de la competencia del
Presidente.
k) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe no supere el 10 % de los recursos
ordinarios del Presupuesto ni, en cualquier caso, los 500.000.000 de pesetas; incluidas las de carácter
plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años, siempre que el importe acumulado de todas
sus anualidades no supere ni el porcentaje indicado, referido a los recursos ordinarios del Presupuesto del
primer ejercicio, ni la cuantía señalada.
l) La aprobación de los proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su contratación o
concesión y estén previstos en el Presupuesto.
m) La adquisición de bienes y derechos cuando su valor no supere el 10 % de los recursos ordinarios del
Presupuesto ni los 500.000.000 de pesetas, así como la enajenación de patrimonio que no supere el
porcentaje y la cuantía indicados en los siguientes supuestos:
La de bienes inmuebles, siempre que esté prevista en el Presupuesto.
La de bienes muebles, salvo los declarados de valor histórico o artístico cuya enajenación no se encuentre
prevista en el Presupuesto.
n) Ordenar la publicación y ejecución y hacer cumplir los acuerdos de la Diputación.
ñ) Las demás que expresamente les atribuyan las leyes.
o) El ejercicio de aquellas otras atribuciones que la legislación del Estado o de las Comunidades
Autónomas asigne a la Diputación y no estén expresamente atribuidas a otros órganos.
2. El Presidente puede delegar el ejercicio de sus atribuciones, salvo la de convocar y presidir las sesiones
del Pleno y de la Comisión de Gobierno, decidir los empates con el voto de calidad, concertar operaciones
de crédito, la jefatura superior de todo el personal, la separación del servicio de los funcionarios y el
despido del personal laboral, y las enunciadas en los apartados a), i) y j) del número anterior.
3. Corresponde, asimismo, al Presidente el nombramiento de los Vicepresidentes.
(Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
Artículo 35.
1. La Comisión de Gobierno se integra por el Presidente y un número de Diputados no superior al tercio
del número legal de los mismos, nombrados y separados libremente por aquél, dando cuenta al Pleno.
2. Corresponde a la Comisión de Gobierno:
a) La asistencia al Presidente en el ejercicio de sus atribuciones.
b) Las atribuciones que el Presidente le delegue o le atribuyan las leyes. (Epígrafe redactado conforme a
la Ley 11/1999 ).
3. El Presidente puede delegar el ejercicio de determinadas atribuciones en los miembros de la Comisión
de Gobierno, sin perjuicio de las delegaciones especiales que para cometidos específicos pueda realizar en
favor de cualesquiera Diputados, aunque no pertenecieran a aquella Comisión.
4. Los Vicepresidentes sustituyen, por el orden de su nombramiento y en los casos de vacante, ausencia o
enfermedad, al Presidente, siendo libremente designados por éste entre los miembros de la Comisión de
Gobierno.
80
CAPÍTULO II. COMPETENCIAS.
Artículo 36.
1. Son competencias propias de la Diputación las que les atribuyan, en este concepto, las Leyes del
Estado y de las Comunidades Autónomas en los diferentes sectores de la acción publica y, en todo caso:
a) La coordinación de los servicios municipales entre sí para la garantía de la prestación integral y
adecuada a que se refiere el apartado a) del número 2 del artículo 31.
b) La asistencia y la cooperación jurídica, económica y técnica a los Municipios, especialmente los de
menor capacidad económica y de gestión.
c) La prestación de servicios públicos de carácter supramunicipal y, en su caso, supracomarcal.
d) En general, el fomento y la administración de los intereses peculiares de la Provincia.
2. A los efectos de lo dispuesto en las letras a) y b) del número anterior, la Diputación:
a) Aprueba anualmente un Plan provincial de cooperación a las obras y servicios de competencia
municipal, en cuya elaboración deben participar los Municipios de la Provincia. El Plan, que deberá
contener una Memoria justificativa de sus objetivos y de los criterios de distribución de los fondos, podrá
financiarse con medios propios de la Diputación, las aportaciones municipales y las subvenciones que
acuerden la Comunidad Autónoma y el Estado con cargo a sus respectivos presupuestos. Sin perjuicio de
las competencias reconocidas en los Estatutos de Autonomía y de las anteriormente asumidas y
ratificadas por éstos, la Comunidad Autónoma asegura, en su territorio, la coordinación de los diversos
Planes provinciales de acuerdo con lo previsto en el artículo 59 de esta Ley.
El Estado y la Comunidad Autónoma, en su caso, pueden sujetar sus subvenciones a determinados
criterios y condiciones en su utilización o empleo.
b) Asegura el acceso de la población de la Provincia al conjunto de los servicios mínimos de competencia
municipal y la mayor eficacia y economicidad en la prestación de éstos mediante cualesquiera fórmulas
de asistencia y cooperación con los Municipios.
Artículo 37.
1. Las Comunidades Autónomas podrán delegar competencias en las Diputaciones, así como encomendar
a éstas la gestión ordinaria de servicios propios en los términos previstos en los Estatutos
correspondientes. En este último supuesto las Diputaciones actuarán con sujeción plena a las
instrucciones generales y particulares de las Comunidades.
2. El Estado podrá, asimismo, previa consulta e informe de la Comunidad Autónoma interesada, delegar
en las Diputaciones competencias de mera ejecución cuando el ámbito provincial sea el más idóneo para
la prestación de los correspondientes servicios.
3. El ejercicio por las Diputaciones de las facultades delegadas se acomodará a lo dispuesto en el artículo
27.
Artículo 38.
Las previsiones establecidas para la Diputación en este Capítulo y en los restantes de la presente Ley
serán de aplicación a aquellas otras Corporaciones de carácter representativo a las que corresponda el
gobierno y la administración autónoma de la Provincia.
CAPÍTULO III. REGÍMENES ESPECIALES.
Artículo 39.
Los órganos forales de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya conservan su régimen peculiar en el marco del
Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma del País Vasco. No obstante, las disposiciones de la
presente Ley les serán de aplicación con carácter supletorio.
Artículo 40.
Las Comunidades Autónomas uniprovinciales y la Foral de Navarra asumen las competencias, medios y
recursos que corresponden en el régimen ordinario a las Diputaciones Provinciales. Se exceptúa la
Comunidad Autónoma de las Islas Baleares en los términos de su Estatuto propio.
Artículo 41.
1. Los Cabildos, como órgano de gobierno, administración y representación de cada Isla, se rigen por las
normas de esta Ley que regulan la organización y funcionamiento de las Diputaciones Provinciales,
asumiendo las competencias de éstas, sin perjuicio de las que les corresponden por su legislación
específica.
81
2. En el Archipiélago Canario subsisten las Mancomunidades Provinciales Interinsulares exclusivamente
como órgano de representación y expresión de los intereses provinciales. Integran dichos órganos los
Presidentes de los Cabildos Insulares de las Provincias correspondientes, presidiéndolos el del Cabildo de
la Isla en que se halle la capital de la Provincia.
3. Los Consejos Insulares de las Islas Baleares, a los que son de aplicación las normas de esta Ley que
regulan la organización y funcionamiento de las Diputaciones Provinciales, asumen sus competencias de
acuerdo con lo dispuesto en esta Ley y las que les correspondan de conformidad con el Estatuto de
Autonomía de Baleares.
TÍTULO IV. OTRAS ENTIDADES LOCALES.
Artículo 42.
1. Las Comunidades Autónomas, de acuerdo con lo dispuesto en sus respectivos Estatutos, podrán crear
en su territorio Comarcas u otras entidades que agrupen varios Municipios, cuyas características
determinen intereses comunes precisados de una gestión propia o demanden la prestación de servicios de
dicho ámbito.
2. La iniciativa para la creación de una Comarca podrá partir de los propios Municipios interesados. En
cualquier caso, no podrá crearse la Comarca si a ello se oponen expresamente las dos quintas partes de los
Municipios que debieran agruparse en ella, siempre que, en este caso, tales Municipios representen al
menos la mitad del censo electoral del territorio correspondiente. Cuando la comarca deba agrupar a
Municipios de más de una Provincia, será necesario el informe favorable de las Diputaciones Provinciales
a cuyo ámbito territorial pertenezcan tales Municipios.
3. Las Leyes de las Comunidades Autónomas determinarán el ámbito territorial de las Comarcas, la
composición y el funcionamiento de sus órganos de gobierno, que serán representativos de los
Ayuntamientos que agrupen, así como las competencias y recursos económicos que, en todo caso, se les
asignen.
4. La creación de las Comarcas no podrá suponer la pérdida por los Municipios de la competencia para
prestar los servicios enumerados en el artículo 26, ni privar a los mismos de toda intervención en cada una
de las materias enumeradas en el apartado 2 del artículo 25. (En relación con este apartado 4 , téngase
en cuenta lo indicado en el fundamento jurídico 13 de la Sentencia del Tribunal Constitucional
número 214/1989, de 21 de diciembre. -Suplemento al BOE núm. 10, de 11 de enero de 1990-)
Artículo 43.
1. Las Comunidades Autónomas, previa audiencia de la Administración del Estado y de los
Ayuntamientos y Diputaciones afectados, podrán crear, modificar y suprimir, mediante Ley, áreas
metropolitanas, de acuerdo con lo dispuesto en sus respectivos Estatutos.
2. Las áreas metropolitanas son Entidades locales integradas por los Municipios de grandes
aglomeraciones urbanas entre cuyos núcleos de población existan vinculaciones económicas y sociales
que hagan necesaria la planificación conjunta y la coordinación de determinados servicios y obras.
3. La legislación de la Comunidad Autónoma determinará los órganos de gobierno y administración, en
los que estarán representados todos los Municipio integrados en el área; el régimen económico y de
funcionamiento, que garantizará la participación de todos los Municipios en la toma de decisiones y una
justa distribución de las cargas entre ellos; así como los servicios y obras de prestación o realización
metropolitana y el procedimiento para su ejecución.
Artículo 44.
1. Se reconoce a los Municipios el derecho a asociarse con otros en Mancomunidades para la ejecución en
común de obras y servicios determinados de su competencia.
2. Las Mancomunidades tienen personalidad y capacidad jurídicas para el cumplimiento de sus fines
específicos y se rigen por sus Estatutos propios. Los Estatutos han de regular el ámbito territorial de la
entidad, su objeto y competencia, órganos de Gobierno y recursos, plazo de duración y cuantos otros
extremos sean necesarios para su funcionamiento.
En todo caso, los órganos de gobierno serán representativos de los Ayuntamientos mancomunados.
3. El procedimiento de aprobación de los Estatutos de las Mancomunidades se determinará por la
legislación de las Comunidades Autónomas y se ajustará, en todo caso, a la siguientes reglas: (Téngase
en cuenta la precisión efectuada en el fundamento jurídico 14 de la Sentencia del Tribunal
Constitucional núm. 214/1989, de 21 de diciembre).
a) La elaboración corresponderá a los Concejales de la totalidad de los Municipios promotores de la
Mancomunidad, constituidos en Asamblea.
82
b) La Diputación o Diputaciones Provinciales interesadas emitirán informes sobre el proyecto de
Estatutos.
c) Los Plenos de todos los Ayuntamientos aprueban los Estatutos.
4. Se seguirá un procedimiento similar para la modificación o supresión de Mancomunidades.
Artículo 45.
1. Las Leyes de las Comunidades Autónomas sobre régimen local regularán las entidades de ámbito
territorial inferior al Municipio, para la administración descentralizada de núcleos de población
separados, bajo su denominación tradicional de caseríos, parroquias, aldeas, barrios, anteiglesias,
concejos, pedanías, lugares anejos y otros análogos, o aquella que establezcan las Leyes.
2. En todo caso se respetarán las siguientes reglas:
a) La iniciativa corresponderá indistintamente a la población interesada o al Ayuntamiento
correspondiente. Este último debe ser oído en todo caso.
b) La entidad habrá de contar con un órgano unipersonal ejecutivo de elección directa y un órgano
colegiado de control, cuyo número de miembros no podrá ser inferior a dos ni superior al tercio del
número de Concejales que integren el respectivo Ayuntamiento.
La designación de los miembros del órgano colegiado se hará de conformidad con los resultados de las
elecciones para el Ayuntamiento en la Sección o Secciones constitutivas de la circunscripción para la
elección del órgano unipersonal. (El artículo 45.2. b., apartados primero y segundo, "no tiene carácter
básico", según declara la Sentencia núm. 214/1989. Téngase en cuenta, en particular, las matizaciones
recogidas en el fundamento jurídico 15 de la mencionada Sentencia).
No obstante, podrá establecerse el régimen de Concejo Abierto para las Entidades en que concurran las
características previstas en el número 1 del artículo 29.
c) Los acuerdos sobre disposición de bienes, operaciones de crédito y expropiación forzosa deberán ser
ratificados por el Ayuntamiento.
TÍTULO V. DISPOSICIONES COMUNES A LAS ENTIDADES LOCALES
CAPÍTULO PRIMERO. RÉGIMEN DE FUNCIONAMIENTO.
Artículo 46.
1. Los órganos colegiados de las Entidades locales funcionan en régimen de sesiones ordinarias de
periodicidad preestablecida y extraordinarias, que pueden ser, además, urgentes.
2. En todo caso, el funcionamiento del Pleno de las Corporaciones Locales se ajusta a las siguientes
reglas:
a) El Pleno celebra sesión ordinaria como mínimo cada mes en los Ayuntamientos de municipios de más
de 20.000 habitantes y en las Diputaciones Provinciales; cada dos meses en los Ayuntamientos de los
municipios de una población entre 5.001 habitantes y 20.000 habitantes; y cada tres en los municipios de
hasta 5.000 habitantes. Asimismo, el Pleno celebra sesión extraordinaria cuando así lo decida el
Presidente o lo solicite la cuarta parte, al menos, del número legal de miembros de la Corporación, sin que
ningún concejal pueda solicitar más de tres anualmente. En este último caso, la celebración del mismo no
podrá demorarse por más de quince días hábiles desde que fuera solicitada, no pudiendo incorporarse el
asunto al orden del día de un Pleno ordinario o de otro extraordinario con más asuntos si no lo autorizan
expresamente los solicitantes de la convocatoria.
Si el Presidente no convocase el Pleno extraordinario solicitado por el número de concejales indicado
dentro del plazo señalado, quedará automáticamente convocado para el décimo día hábil siguiente al de
finalización de dicho plazo, a las doce horas, lo que será notificado por el Secretario de la Corporación a
todos los miembros de la misma al día siguiente de la finalización del plazo citado anteriormente. En
ausencia del Presidente o de quien legalmente haya de sustituirle, el Pleno quedará válidamente
constituido siempre que concurra el quórum requerido en la letra c) de este precepto, en cuyo caso será
presidido por el miembro de la Corporación de mayor edad entre los presentes. . (Esta letra a) ha sido
redactada conforme a la Ley 11/1999).
b) Las sesiones plenarias han de convocarse, al menos, con dos días hábiles de antelación, salvo las
extraordinarias que lo hayan sido con carácter urgente, cuya convocatoria con este carácter deberá ser
ratificada por el Pleno. La documentación íntegra de los asuntos incluidos en el orden del día, que deba
servir de base al debate y, en su caso, votación, deberá figurar a disposición de los Concejales o
Diputados, desde el mismo día de la convocatoria, en la Secretaría de la Corporación.
c) El Pleno se constituye válidamente con la asistencia de un tercio del número legal de miembros del
mismo, que nunca podrá ser inferior a tres. Este quórum deberá mantenerse durante toda la sesión.
83
En todo caso, se requiere la asistencia del Presidente y del Secretario de la Corporación o de quienes
legalmente les sustituyan.
d) La adopción de acuerdos se produce mediante votación ordinaria, salvo que el propio Pleno acuerde,
para un caso concreto, la votación nominal. El voto puede emitirse en sentido afirmativo o negativo,
pudiendo los miembros de las Corporaciones abstenerse de votar.
La ausencia de uno o varios Concejales o Diputados, una vez iniciada la deliberación de un asunto,
equivale, a efectos de la votación correspondiente, a la abstención.
En el caso de votaciones con resultado de empate, se efectuará una nueva votación, y si persistiera el
empate, decidirá el voto de calidad del Presidente.
e) En los plenos ordinarios la parte dedicada al control de los demás órganos de la Corporación deberá
presentar sustantividad propia y diferenciadora de la parte resolutiva, debiéndose garantizar de forma
efectiva en su funcionamiento y, en su caso, en su regulación, la participación de todos los grupos
municipales en la formulación de ruegos, preguntas y mociones. ( Epígrafe incorporado por la Ley
11/1999).
Artículo 47.
1. Los acuerdos de las Corporaciones locales se adoptan, como regla general, por mayoría simple de los
miembros presentes. Existe mayoría simple cuando los votos afirmativos son más que los negativos.
2. Se requiere el voto favorable de las dos terceras partes del número de hecho y, en todo caso, de la
mayoría absoluta del número legal de miembros de las Corporaciones para la adopción de acuerdos en las
siguientes materias:
a) Creación y supresión de Municipios y alteración de términos municipales.
b) Creación, modificación y supresión de las entidades a que se refiere el artículo 45 de esta Ley.
c) Aprobación de la delimitación del término municipal.
d) Alteración del nombre y de la capitalidad del Municipio.
3. Es necesario el voto favorable de la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación
para la adopción de acuerdos en las siguientes materias:
a) Aprobación y modificación del Reglamento orgánico propio de la Corporación.
b) Creación, modificación o disolución de Mancomunidades y otras organizaciones asociativas, así como
la adhesión a las mismas y la aprobación y modificación de sus Estatutos.
c) Transferencia de funciones o actividades a otras Administraciones públicas, así como la aceptación de
las delegaciones o encomiendas de gestión realizadas por otras Administraciones, salvo que por ley se
impongan obligatoriamente.
d) Cesión por cualquier título del aprovechamiento de los bienes comunales.
e) Concesión de bienes o servicios por más de cinco años, siempre que su cuantía exceda del 20 % de los
recursos ordinarios del Presupuesto.
f) Municipalización o provincialización de actividades en régimen de monopolio y aprobación de la
forma concreta de gestión del servicio correspondiente.
g) Aprobaciones de operaciones financieras o de crédito y concesiones de quitas o esperas, cuando su
importe supere el 10 % de los recursos ordinarios de su Presupuesto, así como las operaciones de crédito
previstas en el artículo 158.5 de la Ley 39/1998, de 28 de diciembre, Reguladora de las Haciendas
Locales.
h) Imposición y ordenación de los recursos propios de carácter tributario.
i) Los acuerdos que corresponda adoptar a la Corporación en la tramitación de los instrumentos de
planeamiento general previstos en la legislación urbanística.
j) Enajenación de bienes, cuando su cuantía exceda del 20 % de los recursos ordinarios de su Presupuesto.
k) Alteración de la calificación jurídica de los bienes demaniales o comunales.
l) Cesión gratuita de bienes a otras Administraciones o instituciones públicas.
m) Las restantes determinadas por la ley. (Apartado redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de
abril).
Artículo 48.
En los asuntos en que sea preceptivo el dictamen del Consejo de Estado, la correspondiente solicitud se
cursará por conducto del Presidente de la Comunidad Autónoma.
Cuando el dictamen deba ser solicitado conjuntamente por Entidades pertenecientes al ámbito territorial
de distintas Comunidades Autónomas, la solicitud se cursará por conducto del Ministerio de
Administraciones Públicas a petición de la Entidad de mayor población. (Párrafo incorporado por Ley
11/1999)
Artículo 49.
84
La aprobación de las ordenanzas locales se ajustará al siguiente procedimiento:
a) Aprobación inicial por el Pleno.
b) Información pública y audiencia a los interesados por el plazo mínimo de treinta días para la
presentación de reclamaciones y sugerencias.
c) Resolución de todas las reclamaciones y sugerencias presentadas dentro del plazo y aprobación
definitiva por el Pleno.
En el caso de que no se hubiera presentado ninguna reclamación o sugerencia, se entenderá
definitivamente adoptado el acuerdo hasta entonces provisional. (Este párrafo final ha sido incorporado
por la Ley 11/1999)
Artículo 50.
1. Los conflictos de atribuciones que surjan entre órganos y Entidades dependientes de una misma
Corporación local se resolverán:
a) Por el Pleno, cuando se trate de conflictos que afecten a órganos colegiados, miembros de éstos o
Entidades locales de las previstas en el artículo 45.
b) Por el Alcalde o Presidente de la Corporación, en el resto de los supuestos.
2. Los conflictos de competencias planteados entre diferentes entidades locales serán resueltos por la
Administración de la Comunidad Autónoma o por la Administración del Estado, previa audiencia de las
Comunidades Autónomas afectadas, según se trate de entidades pertenecientes a la misma o a distinta
Comunidad, y sin perjuicio de la ulterior posibilidad de impugnar la resolución dictada ante la
Jurisdicción contencioso-administrativa.
3. Las cuestiones que se susciten entre municipios pertenecientes a distintas Comunidades Autónomas
sobre deslinde de sus términos municipales se resolverán por la Administración del Estado, previo
informe del Instituto Geográfico Nacional, audiencia de los municipios afectados y de las respectivas
Comunidades Autónomas y dictamen del Consejo de Estado. (Apartado adicionado por Ley 11/1999, de
21 de abril).
Artículo 51.
Los actos de las Entidades locales son inmediatamente ejecutivos, salvo en aquellos casos en que una
disposición legal establezca lo contrario o cuando se suspenda su eficacia de acuerdo con la Ley.
Artículo 52.
1. Contra los actos y acuerdos de las Entidades locales que pongan fin a la vía administrativa, los
interesados podrán ejercer las acciones que procedan ante la jurisdicción competente, pudiendo no
obstante interponer con carácter previo y potestativo recurso de reposición. (Apartado redactado
conforme a la Ley 11/1999).
2. Ponen fin a la vía administrativa las resoluciones de los siguientes órganos y autoridades:
a) Las del Pleno, los Alcaldes o Presidentes y las Comisiones de Gobierno, salvo en los casos
excepcionales en que una Ley sectorial requiera la aprobación ulterior de la Administración del Estado o
de la Comunidad Autónoma, o cuando proceda recurso ante estas en los supuestos del artículo 27.2.
b) Las de autoridades y órganos inferiores en los casos que resuelvan por delegación del Alcalde, del
Presidente o de otro órgano cuyas resoluciones pongan fin a la vía administrativa.
c) Las de cualquier otra autoridad u órgano cuando así lo establezca una disposición legal.
Artículo 53.
Sin perjuicio de las previsiones específicas contenidas en los artículos 65, 67 y 110 de esta Ley, las
Corporaciones locales podrán revisar sus actos y acuerdos en los términos y con el alcance que, para la
Administración del Estado, se establece en la legislación del Estado reguladora del procedimiento
administrativo común.
Artículo 54.
Las Entidades locales responderán directamente de los daños y perjuicios causados a los particulares en
sus bienes y derechos como consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos o de la actuación
de sus autoridades, funcionarios o agentes, en los términos establecidos en la legislación general sobre
responsabilidad administrativa.
CAPÍTULO II. RELACIONES INTERADMINISTRATIVAS.
Artículo 55.
85
Para la efectividad de la coordinación y la eficacia administrativas, las Administraciones del Estado y de
las Comunidades Autónomas, de un lado, y las Entidades locales, de otro, deberán en sus relaciones
recíprocas:
a) Respetar el ejercicio legítimo por las otras Administraciones de sus competencias y las consecuencias
que del mismo se deriven para las propias.
b) Ponderar, en la actuación de las competencias propias, la totalidad de los intereses públicos implicados
y, en concreto, aquellos cuya gestión este encomendada a las otras Administraciones.
c) Facilitar a las otras Administraciones la información sobre la propia gestión que sea relevante para el
adecuado desarrollo por éstas de sus cometidos.
d) Prestar, en el ámbito propio, la cooperación y asistencia activas que las otras Administraciones
pudieran precisar para el eficaz cumplimiento de sus tareas.
Artículo 56.
1. Las Entidades locales tienen el deber de remitir a las Administraciones del Estado y de las
Comunidades Autónomas, en los plazos y forma que reglamentariamente se determinen, copia o, en su
caso, extracto comprensivo de los actos y acuerdos de las mismas. Los Presidentes y, de forma inmediata,
los Secretarios de las Corporaciones serán responsables del cumplimiento de este deber.
2. En todo caso, las Administraciones del Estado y de las Comunidades Autónomas estarán facultadas,
con el fin de comprobar la efectividad, en su aplicación y, respectivamente, de la legislación estatal y la
autonómica, para recabar y obtener información concreta sobre la actividad municipal, pudiendo solicitar
incluso la exhibición de expedientes y la emisión de informes.
3. La Administración del Estado y la de las Comunidades Autónomas deberán facilitar el acceso de los
representantes legales de las Entidades locales a los instrumentos de planificación, programación y
gestión de obras y servicios que les afecten directamente.
Artículo 57.
La cooperación económica, técnica y administrativa entre la Administración local y las Administraciones
del Estado y de las Comunidades Autónomas, tanto en servicios locales como en asuntos de interés
común, se desarrollará con carácter voluntario, bajo las formas y en los términos previstos en las Leyes,
pudiendo tener lugar, en todo caso, mediante los consorcios o convenios administrativos que suscriban.
De cada acuerdo de cooperación formalizado por alguna de estas Administraciones se dará comunicación
a aquellas otras que, resultando interesadas, no hayan intervenido en el mismo, a los efectos de mantener
una recíproca y constante información.
Artículo 58.
1. Las Leyes del Estado o de las Comunidades Autónomas podrán crear, para la coordinación
administrativa, órganos de colaboración de las Administraciones correspondientes con las Entidades
locales. Estos órganos, que serán únicamente deliberantes o consultivos, podrán tener ámbito autonómico
o provincial y carácter general o sectorial.
Para asegurar la colaboración entre la Administración del Estado y la Administración local en materia de
inversiones y de prestación de servicios, el Gobierno podrá crear en cada Comunidad Autónoma una
Comisión Territorial de Administración Local. Reglamentariamente, se establecerá la composición,
organización y funcionamiento de la Comisión.
2. Tanto la Administración del Estado como las de las Comunidades Autónomas podrán participar en los
respectivos órganos de colaboración establecidos por cada una de ellas.
En todo caso, las Administraciones que tengan atribuidas la formulación y aprobación de instrumentos de
planificación deberán otorgar a las restantes una participación que permita armonizar los intereses
públicos afectados. (Téngase en cuenta las precisiones realizadas en el fundamento jurídico 20 de la
Sentencia del Tribunal Constitucional núm. 214/1989, de 21 de diciembre).
La participación de los municipios en la formación de los planes generales de obras públicas que les
afecten se realizará en todo caso de conformidad con lo que disponga la correspondiente legislación
sectorial. Asimismo, en la determinación de usos y en la adopción de resoluciones por parte de otras
Administraciones públicas en materia de concesiones o autorizaciones relativa al dominio público de su
competencia, será requisito indispensable para su aprobación el informe previo de los municipios en cuyo
territorio se encuentre dicho dominio público, de acuerdo con lo establecido en los artículos 82 y 83 de la
Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del
Procedimiento Administrativo Común. (Esté párrafo final ha sido adicionado por la Ley 11/1999).
Artículo 59.
86
1. A fin de asegurar la coherencia de la actuación de las Administraciones Públicas, en los supuestos
previstos en el número 2 del artículo 10 y para el caso de que dicho fin no pueda alcanzarse por los
procedimientos contemplados en los artículos anteriores o éstos resultaran manifiestamente inadecuados
por razón de las características de la tarea pública de que se trate, las Leyes del Estado y las de las
Comunidades Autónomas, reguladoras de los distintos sectores de la acción pública, podrán atribuir al
Gobierno de la Nación, o al Consejo de Gobierno, la facultad de coordinar la actividad de la
Administración Local y, en especial, de las Diputaciones Provinciales en el ejercicio de sus competencias.
La coordinación se realizará mediante la definición concreta y en relación con una materia, servicio o
competencia determinados de los intereses generales o comunitarios, a través de planes sectoriales para la
fijación de los objetivos y la determinación de las prioridades de la acción pública en la materia
correspondiente. En la tramitación de los mismos se observará lo dispuesto en el número 2 del artículo
anterior.
Las Entidades locales ejercerán sus facultades de programación, planificación u ordenación de los
servicios o actividades de su competencia en el marco de las previsiones de los planes a que se refiere el
párrafo anterior. (Véase el fundamento jurídico 21 de la Sentencia del Tribunal Constitucional nº
214/1989, de 21 de diciembre).
2. En todo caso, la Ley deberá precisar, con el suficiente grado de detalle, las condiciones y los límites de
la coordinación, así como las modalidades de control que se reserven las Cortes Generales o las
correspondientes Asambleas Legislativas.
Artículo 60.
Cuando una Entidad local incumpliera las obligaciones impuestas directamente por la Ley de forma que
tal incumplimiento afectará al ejercicio de competencias de la Administración del Estado o de la
Comunidad Autónoma, y cuya cobertura económica estuviere legalmente o presupuestariamente
garantizada, una u otra, según su respectivo ámbito competencial, deberá recordarle su cumplimiento
concediendo al efecto el plazo que fuere necesario. Si, transcurrido dicho plazo, nunca inferior a un mes,
el incumplimiento persistiera, se procederá a adoptar las medidas necesarias para el cumplimiento de la
obligación a costa y en sustitución de la Entidad local.
Artículo 61.
1. El Consejo de Ministros, a iniciativa propia y con conocimiento del Consejo de Gobierno de la
Comunidad Autónoma correspondiente o a solicitud de éste y, en todo caso, previo acuerdo favorable del
Senado, podrá proceder, mediante Real Decreto, a la disolución de los órganos de las Corporaciones
Locales en el supuesto de gestión gravemente dañosa para los intereses generales que suponga el
incumplimiento de sus obligaciones constitucionales.
2. Acordada la disolución, será de aplicación la legislación electoral general en relación a la convocatoria
de elecciones parciales y a la provisional administración ordinaria de la Corporación.
Artículo 62.
En aquellos casos en que la naturaleza de la actividad de que se trate haga muy difícil o inconveniente una
asignación diferenciada y distinta de facultades decisorias en la materia, las Leyes reguladoras de la
acción pública en relación con la misma asegurarán, en todo caso, a las entidades locales su participación
o integración en actuaciones o procedimientos conjuntamente con la Administración del Estado y/o con la
de la Comunidad Autónoma correspondiente, atribuyéndole a una de éstas la decisión final.
En ningún caso estas técnicas podrán afectar a la potestad de autoorganización de los servicios que
corresponde a la Entidad local.
CAPÍTULO III. IMPUGNACIÓN DE ACTOS Y ACUERDOS Y EJERCICICO DE ACCIONES
Artículo 63.
1. Junto a los sujetos legitimados en el régimen general del proceso contencioso-administrativo podrán
impugnar los actos y acuerdos de las Entidades locales que incurran en infracción del ordenamiento
jurídico:
a) La Administración del Estado y la de las Comunidades Autónomas, en los casos y términos previstos
en este capítulo.
b) Los miembros de las Corporaciones que hubieran votado en contra de tales actos y acuerdos.
2. Están igualmente legitimadas en todo caso las Entidades locales territoriales para la impugnación de las
disposiciones y actos de la Administraciones del Estado y de las Comunidades Autónomas que lesionen
su autonomía, tal como esta resulta garantizada por la Constitución y esta Ley.
87
3. Asimismo, las Entidades locales territoriales estarán legitimadas para promover, en los términos del
artículo 119 de esta Ley, la impugnación ante el Tribunal Constitucional de Leyes del Estado o de las
Comunidades Autónomas cuando se estime que son estas las que lesionan la autonomía
constitucionalmente garantizada.
Artículo 64.
La Administración del Estado y la de las Comunidades Autónomas pueden solicitar ampliación de la
información a que se refiere el número 1 del artículo 56, que deberá remitirse en el plazo máximo de
veinte días hábiles, excepto en el caso previsto en el artículo 67 de esta Ley, en el que lo será de cinco
días hábiles. En tales casos se suspende el cómputo de los plazos a que se refieren el número 2 del
artículo 65 y el 1 del artículo 67, que se reanudarán a partir de la recepción de la documentación
interesada.
(Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
Artículo 65.
1. Cuando la Administración del Estado o de las Comunidades Autónomas considere, en el ámbito de las
respectivas competencias, que un acto o acuerdo de alguna Entidad local infringe el ordenamiento
jurídico, podrá requerirla, invocando expresamente el presente artículo, para que anule dicho acto en el
plazo máximo de un mes.
2. El requerimiento deberá ser motivado y expresar la normativa que se estime vulnerada. Se formulará en
el plazo de quince días hábiles a partir de la recepción de la comunicación del acuerdo.
3. La Administración del Estado o, en su caso, la de la Comunidad Autónoma, podrá impugnar el acto o
acuerdo ante la jurisdicción contencioso-administrativa dentro del plazo señalado para la. interposición
del recurso de tal naturaleza señalado en la Ley Reguladora de dicha Jurisdicción, contado desde el día
siguiente a aquel en que venza el requerimiento dirigido a la Entidad local, o al de la recepción de la
comunicación de la misma rechazando el requerimiento, si se produce dentro del plazo señalado para ello.
4. La Administración del Estado o, en su caso, la de la Comunidad Autónoma, podrá también impugnar
directamente el acto o acuerdo ante la jurisdicción contencioso-administrativa, sin necesidad de formular
requerimiento, en el plazo señalado en la Ley Reguladora de dicha Jurisdicción.
(Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999, de 21 de abril).
Artículo 66.
Los actos o acuerdos de las Entidades locales que menoscaben competencias del Estado o de las
Comunidades Autónomas, interfieran su ejercicio o excedan de la competencia de dichas Entidades,
podrán ser impugnados por cualquiera de los procedimientos previstos en el artículo anterior. (Este
párrafo inicial está redactado según la Ley 11/1999, de 21 de abril)
La impugnación deberá precisar la lesión o, en su caso, extralimitación competencial que la motiva y las
normas legales vulneradas en que se funda. En el caso de que, además, contuviera petición expresa de
suspensión del acto o acuerdo impugnado, razonada en la integridad y efectividad del interés general o
comunitario afectado, el Tribunal, si la estima fundada, acordará dicha suspensión en el primer trámite
subsiguiente a la presentación de la impugnación. No obstante, a instancia de la entidad local y oyendo a
la Administración demandante, podrá alzar en cualquier momento, en todo o en parte, la suspensión
decretada, en caso de que de ella hubiera de derivarse perjuicio al interés local no justificado por las
exigencias del interés general o comunitario hecho valer en la impugnación.
Artículo 67.
1. Si una Entidad local adoptara actos o acuerdos que atenten gravemente el interés general de España, el
Delegado del Gobierno, previo requerimiento para su anulación al Presidente de la Corporación efectuado
dentro de los diez días siguientes al de la recepción de aquéllos, podrá suspenderlos y adoptar las medidas
pertinentes para la protección de dicho interés.
2. El plazo concedido al Presidente de la Corporación en el requerimiento de anulación no podrá ser
superior a cinco ías. El del ejercicio de la facultad de suspensión será de diez días, contados a partir del
siguiente al de la finalización del plazo del requerimiento o al de la respuesta del Presidente de la
Corporación, si fuese anterior.
3. Acordada la suspensión de un acto o acuerdo, el Delegado del Gobierno deberá impugnarlo en el plazo
de diez días desde la suspensión ante la Jurisdicción Contencioso-administrativa.
(Articulo redactado conforme a la Ley 11/1999).
Artículo 68.
88
1. Las Entidades locales tienen la obligación de ejercer las acciones necesarias para la defensa de sus
bienes y derechos.
2. Cualquier vecino que se hallare en pleno goce de sus derechos civiles y políticos podrá requerir su
ejercicio a la entidad interesada. Este requerimiento, del que se dará conocimiento a quienes pudiesen
resultar afectados por las correspondientes acciones, suspenderá el plazo para el ejercicio de las mismas
por un término de treinta días hábiles.
3. Si en el plazo de esos treinta días la entidad no acordara el ejercicio de las acciones solicitadas, los
vecinos podrán ejercitar dicha acción en nombre e interés de la entidad local.
4. De prosperar la acción, el actor tendrá derecho a ser reembolsado por la Entidad de las costas
procesales y a la indemnización de cuantos daños y perjuicios se le hubieran seguido.
CAPÍTULO IV. INFORMACIÓN Y PARTICIPACIÓN CIUDADANAS.
Artículo 69.
1. Las Corporaciones locales facilitarán la más amplia información sobre su actividad y la participación
de todos los ciudadanos en la vida local.
2. Las formas, medios y procedimientos de participación que las Corporaciones establezcan en ejercicio
de su potestad de autoorganización no podrán en ningún caso menoscabar las facultades de decisión que
corresponden a los órganos representativos regulados por la Ley.
Artículo 70.
1. Las sesiones del Pleno de las Corporaciones Locales son públicas. No obstante, podrán ser secretos el
debate y votación de aquellos asuntos que puedan afectar al derecho fundamental de los ciudadanos a que
se refiere el artículo 18.1 de la Constitución, cuando así se acuerde por mayoría absoluta.
No son públicas las sesiones de las Comisiones de Gobierno.
2. Los acuerdos que adopten las Corporaciones locales se publican o notifican en la forma prevista en la
Ley. Las Ordenanzas, incluidos el articulado de las normas de los Planes urbanísticos, así como los
acuerdos correspondientes a éstos cuya aprobación definitiva sea competencia de los Entes locales, se
publican en el Boletín Oficial de la Provincia y no entran en vigor hasta que se haya publicado
completamente su texto y haya transcurrido el plazo previsto en el artículo 65.2. Idéntica regla es de
aplicación a los Presupuestos, en los términos del artículo 112.3, de esta Ley. Las Administraciones
Públicas con competencias urbanísticas deberán tener, a disposición de los ciudadanos que lo soliciten,
copias completas del planeamiento vigente en su ámbito territorial. (Apartado redactado conforme a la
Ley 39/1994, de 30 de diciembre).
3. Todos los ciudadanos tienen derecho a obtener copias y certificaciones acreditativas de los acuerdos de
las Corporaciones locales y sus antecedentes, así como a consultar los archivos y registros en los términos
que disponga la legislación de desarrollo del artículo 105, letra b), de la Constitución. La denegación o
limitación de este derecho, en todo cuanto afecte a la seguridad y defensa del Estado, la averiguación de
los delitos o la intimidad de las personas, deberá verificarse mediante resolución motivada.
Artículo 71.
De conformidad con la legislación del Estado y de la Comunidad Autónoma, cuando ésta tenga
competencia estatutariamente atribuida para ello, los Alcaldes, previo acuerdo por mayoría absoluta del
Pleno y autorización del Gobierno de la Nación, podrán someter a consulta popular aquellos asuntos de la
competencia propia municipal y de carácter local que sean de especial relevancia para los intereses de los
vecinos, con excepción de los relativos a la Hacienda local.
Artículo 72.
Las Corporaciones locales favorecen el desarrollo de las asociaciones para la defensa de los intereses
generales o sectoriales de los vecinos, les facilitan la más amplia información sobre sus actividades, y,
dentro de sus posibilidades, el uso de los medios públicos y el acceso a las ayudas económicas para la
realización de sus actividades e impulsan su participación en la gestión de la Corporación en los términos
del número 2 del artículo 69. A tales efectos pueden ser declaradas de utilidad pública.
CAPÍTULO V. ESTATUTO DE LOS MIEMBROS DE LAS CORPORACIONES LOCALES.
Artículo 73.
1. La determinación del número de miembros de las Corporaciones locales, el procedimiento para su
elección, la duración de su mandato y los supuestos de inelegibilidad e incompatibilidad se regularán en
la legislación electoral.
89
2. Los miembros de las Corporaciones locales gozan, una vez que tomen posesión de su cargo, de los
honores, prerrogativas y distinciones propios del mismo que se establezcan por la Ley del Estado o de las
Comunidades Autónomas y están obligados al cumplimiento estricto de los deberes y obligaciones
inherentes a aquél.
3. A efectos de su actuación corporativa, los miembros de las Corporaciones locales se constituirán en
grupos políticos, en la forma y con los derechos y obligaciones que se establezcan.
El Pleno de la Corporación, con cargo a los Presupuesto anuales de la misma, podrá asignar a los grupos
políticos una dotación económica que deberá contar con un componente fijo, idéntico para todos los
grupos, y otro variable, en función del número de miembros de cada uno de ellos, dentro de los límites
que, en su caso, se establezcan con carácter general en las Leyes de Presupuestos Generales del Estado, y
sin que puedan destinarse al pago de remuneraciones de personal de cualquier tipo al servicio de la
Corporación o a la adquisición de bienes que puedan constituir activos fijos de carácter patrimonial.
Los grupos políticos deberán llevar una contabilidad específica de la dotación a que se refiere el párrafo
anterior, que pondrán a disposición del Pleno de la Corporación siempre que éste lo pida. (Apartado
incorporado por Ley 11/1999l)
Artículo 74.
1. Los miembros de las Corporaciones locales quedan en situación de servicios especiales en los
siguientes supuestos:
a) Cuando sean funcionarios de la propia Corporación para la que han sido elegidos.
b) Cuando sean funcionarios de carrera de otras Administraciones Públicas y desempeñen en la
Corporación para la que han sido elegidos un cargo retribuido y de dedicación exclusiva.
En ambos supuestos, las Corporaciones afectadas abonarán las cotizaciones de las mutualidades
obligatorias correspondientes para aquellos funcionarios que dejen de prestar el servicio que motivaba su
pertenencia a ellas, extendiéndose a las cuotas de clases pasivas.
2. Para el personal laboral rigen idénticas reglas, de acuerdo con lo previsto en su legislación específica.
3. Los miembros de las Corporaciones locales que no tengan dedicación exclusiva en dicha condición
tendrán garantizada, durante el período de su mandato, la permanencia en el centro o centros de trabajo
públicos o privados en el que estuvieran prestando servicios en el momento de la elección, sin que puedan
ser trasladados u obligados a concursar a otras plazas vacantes en distintos lugares.
Artículo 75.
1. Los miembros de las Corporaciones locales percibirán retribuciones por el ejercicio de sus cargos
cuando los desempeñen con dedicación parcial o exclusiva, en cuyo caso serán dados de alta en el
Régimen General de la Seguridad Social, asumiendo las Corporaciones el pago de las cuotas
empresariales que corresponda, salvo lo dispuesto en el artículo anterior.
En el supuesto de tales retribuciones, su percepción será incompatible con la de cualquier otra retribución
con cargo a los Presupuestos de las Administraciones públicas y de los entes, organismos y empresas de
ellas dependientes. (Apartado redactado conforme a la Ley 11/1999).
2. Los miembros de las Corporaciones locales podrán percibir indemnizaciones en la cuantía y
condiciones que acuerde el Pleno de la Corporación.
3. Las Corporaciones locales consignarán en sus presupuestos las retribuciones o indemnizaciones a que
se hace referencia en los dos números anteriores, dentro de los limites que con carácter general se
establezcan.
4. A los efectos de lo dispuesto en el artículo 37.3 d) del Estatuto de los Trabajadores y en el artículo 30.2
de la Ley 30/1984, se entiende por tiempo indispensable para el desempeño del cargo electivo de una
Corporación local, el necesario para la asistencia a las sesiones del Pleno de la Corporación o de las
Comisiones y atención a las Delegaciones de que forme parte o que desempeñe el interesado.
5. Todos los miembros de las Corporaciones locales formularán declaración sobre causas de posible
incompatibilidad y sobre cualquier actividad que les proporcione o pueda proporcionar ingresos
económicos.
Formularán asimismo declaración de sus bienes patrimoniales.
Ambas declaraciones, efectuadas en los modelos aprobados por los Plenos respectivos, se llevarán a cabo
antes de la toma de posesión, con ocasión del cese y cuando se modifiquen las circunstancias de hecho.
Tales declaraciones se inscribirán en sendos Registros de Intereses constituidos en cada Corporación
local. El Registro de causas de posible incompatibilidad y de actividades tendrá carácter público.
(Artículo redactado conforme a la Ley 9/1991, de 22 de marzo).
Artículo 76.
90
Sin perjuicio de las causas de incompatibilidad establecidas por la Ley, los miembros de las
Corporaciones locales deberán abstenerse de participar en la deliberación, votación, decisión y ejecución
de todo asunto cuando concurra alguna de las causas a que se refiere la legislación de procedimiento
administrativo y contratos de las Administraciones Públicas. La actuación de los miembros en que
concurran tales motivos implicará, cuando haya sido determinante, la invalidez de los actos en que hayan
intervenido.
Artículo 77.
Todos los miembros de las Corporaciones locales tienen derecho a obtener del Alcalde o Presidente o de
la Comisión de Gobierno cuantos antecedentes, datos o informaciones obren en poder de los servicios de
la Corporación y resulten precisos para el desarrollo de su función.
La solicitud de ejercicio del derecho recogido en el párrafo anterior habrá de ser resuelta motivadamente
en los cinco días naturales siguientes a aquel en que se hubiese presentado. (Apartado incorporado por
Ley 11/1999).
Artículo 78.
1. Los miembros de las Corporaciones locales están sujetos a responsabilidad civil y penal por los actos y
omisiones realizados en el ejercicio de su cargo. Las responsabilidades se exigirán ante los Tribunales de
Justicia competentes y se tramitarán por el procedimiento ordinario aplicable.
2. Son responsables de los acuerdos de las Corporaciones locales los miembros de las mismas que los
hubiesen votado favorablemente.
3. Las Corporaciones locales podrán exigir la responsabilidad de sus miembros cuando por dolo o culpa
grave, hayan causado daños y perjuicios a la Corporación o a terceros, si éstos hubiesen sido
indemnizados por aquélla.
4. Los Presidentes de las Corporaciones locales podrán sancionar con multa a los miembros de las
mismas, por falta no justificada de asistencia a las sesiones o incumplimiento reiterado de sus
obligaciones, en los términos que determine la Ley de la Comunidad Autónoma, y supletoriamente, la del
Estado.
TÍTULO VI. BIENES, ACTIVIDADES Y SERVICIOS, Y CONTRATACIÓN
CAPÍTULO I. BIENES.
Artículo 79.
1. El patrimonio de las Entidades locales está constituido por el conjunto de bienes, derechos y acciones
que les pertenezcan.
2. Los bienes de las Entidades locales son de dominio público o patrimoniales.
3. Son bienes de dominio público los destinados a un uso o servicio público. Tienen la consideración de
comunales aquellos cuyo aprovechamiento corresponda al común de los vecinos.
Artículo 80.
1. Los bienes comunales y demás bienes de dominio público son inalienables, inembargables e
imprescriptibles y no están sujetos a tributo alguno.
2. Los bienes patrimoniales se rigen por su legislación específica y, en su defecto, por las normas de
Derecho privado.
Artículo 81.
1. La alteración de la calificación jurídica de los bienes de las Entidades locales requiere expediente en el
que se acrediten su oportunidad y legalidad.
2. No obstante, la alteración se produce automáticamente en los siguientes supuestos:
a) Aprobación definitiva de los planes de ordenación urbana y de los proyectos de obras y servicios.
b) Adscripción de bienes patrimoniales por más de veinticinco años a un uso o servicio públicos.
Artículo 82.
Las Entidades locales gozan, respecto de sus bienes, de las siguientes prerrogativas:
a) La de recuperar por sí mismas su posesión en cualquier momento cuando se trate de los de dominio
público, y en el plazo de un año, los patrimoniales.
b) La de deslinde, que se ajustará a lo dispuesto, en la legislación del Patrimonio del Estado y, en su caso,
en la legislación de los montes.
91
Artículo 83.
Los montes vecinales en mano común se regulan por su legislación específica.
CAPÍTULO II. ACTIVIDADES Y SERVICIOS.
Artículo 84.
1. Las Corporaciones locales podrán intervenir la actividad de los ciudadanos a través de los siguientes
medios:
a) Ordenanzas y Bandos.
b) Sometimiento a previa licencia y otros actos de control preventivo.
c) Órdenes individuales constitutivas de mandato para la ejecución de un acto o la prohibición del mismo.
2. La actividad de intervención se ajustará, en todo caso, a los principios de igualdad de trato, congruencia
con los motivos y fines justificativas y respeto a la libertad individual.
3. Las licencias o autorizaciones otorgadas por otras Administraciones públicas no eximen a sus titulares
de obtener las correspondientes licencias de las Entidades locales, respetándose en todo caso lo dispuesto
en las correspondiente leyes sectoriales. (Apartado adicionado por Ley 11/1999).
Artículo 85.
1. Son servicios públicos locales cuantos tienden a la consecución de los fines señalados como de la
competencia de las entidades locales.
2. Los servicios públicos locales pueden gestionarse de forma directa o indirecta. En ningún caso podrán
prestarse por gestión indirecta los servicios públicos que impliquen ejercicio de autoridad.
3. La gestión directa adoptará alguna de las siguientes formas:
a) Gestión por la propia Entidad local.
b) Organismo autónomo local.
c) Sociedad mercantil, cuyo capital social pertenezca íntegramente a la Entidad local.
4. La gestión indirecta adoptará alguna de las siguientes formas:
a) Concesión.
b) Gestión interesada.
c) Concierto.
d) Arrendamiento.
e) Sociedad mercantil y cooperativas legalmente constituidas cuyo capital social sólo parcialmente
pertenezca a la Entidad local.
Artículo 86.
1. Las Entidades locales, mediante expediente acreditativo de la conveniencia y oportunidad de la medida,
podrán ejercer la iniciativa pública para el ejercicio de actividades económicas conforme al artículo 128.2
de la Constitución.
2. Cuando el ejercicio de la actividad se haga en régimen de libre concurrencia, la aprobación definitiva
corresponderá al Pleno de la Corporación, que determinará la forma concreta de gestión del servicio.
3. Se declara la reserva en favor de las Entidades locales de las siguientes actividades o servicios
esenciales: abastecimiento y depuración de aguas; recogida, tratamiento y aprovechamiento de residuos;
suministro de calefacción; mataderos, mercados y lonjas centrales; transporte público de viajeros. (Inciso
redactado conforme al Real Decreto-Ley 7/1996, de 7 de junio, que suprime la mención "servicios
mortuorios" que figuraba en el texto). El Estado y las Comunidades Autónomas, en el ámbito de sus
respectivas competencias, podrán establecer, mediante Ley, idéntica reserva para otras actividades y
servicios.
La efectiva ejecución de estas actividades en régimen de monopolio requiere, además de lo dispuesto en
el número 2 de este artículo, la aprobación por el órgano de gobierno de la Comunidad Autónoma.
(Apartado 3. redactado conforme a lo dispuesto por la disposición derogatoria única e) de la Ley
34/1998, de 7 de octubre)
Artículo 87.
Las Entidades locales pueden constituir consorcios con otras Administraciones Públicas para fines de
interés común o con Entidades privadas sin ánimo de lucro que persigan fines de interés público,
concurrentes con los de las Administraciones Públicas.
CAPÍTULO III. CONTRATACIÓN.
92
Artículo 88.
La contratación de las Corporaciones locales se ajustará a las siguientes peculiaridades:
1. La competencia para contratar de los distintos órganos se regirá por los dispuesto en la presente Ley y
en la legislación de las Comunidades Autónomas sobre régimen local.
2. Los supuestos de incapacidad e incompatibilidad para contratar con las Entidades locales se
determinarán por la legislación básica del Estado.
3. Por razón de la cuantía, la contratación directa solo podrá acordarse en los contratos de obras, servicios
y suministros cuando no excedan del 2% de los recursos ordinarios del Presupuesto. En ningún caso
podrá superarse el límite establecido para la contratación directa en las normas básicas aplicables a todas
las Administraciones Públicas. (El límite de 2% que figura en el texto, ha sido fijado por la Disposición
adicional novena de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas.)
4. Las fianzas deberán depositarse en la Caja de la Corporación contratante.
TÍTULO VII. PERSONAL AL SERVICIO DE LAS ENTIDADES LOCALES
CAPÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 89.
El personal al servicio de las Entidades locales estará integrado por funcionarios de carrera, contratados
en régimen de derecho laboral y personal eventual que desempeña puestos de confianza o asesoramiento
especial.
Artículo 90.
1. Corresponde a cada Corporación local aprobar anualmente, a través del Presupuesto, la plantilla, que
deberá comprender todos los puestos de trabajo reservados a funcionarios, personal laboral y eventual.
Las plantillas deberán responder a los principios de racionalidad, economía y eficiencia y establecerse de
acuerdo con la ordenación general de la economía, sin que los gastos de personal puedan rebasar los
límites que se fijen con carácter general.
2. Las Corporaciones locales formarán la relación de todos los puestos de trabajo existentes en su
organización, en los términos previstos en la legislación básica sobre función pública.
Corresponde al Estado establecer las normas con arreglo a las cuales hayan de confeccionarse las
relaciones de puestos de trabajo, la descripción de puestos de trabajo tipo y las condiciones requeridas
para su creación, así como las normas básicas de la carrera administrativa, especialmente por lo que se
refiere a la promoción de los funcionarios a niveles y grupos superiores.
3. Las Corporaciones locales constituirán Registros de personal, coordinados con los de las demás
Administraciones Públicas, según las normas aprobadas por el Gobierno. Los datos inscritos en tal
registro determinarán las nóminas, a efectos de la debida justificación de todas las retribuciones.
Artículo 91.
1. Las Corporaciones locales formarán públicamente su oferta de empleo, ajustándose a los criterios
fijados en la normativa básica estatal.
2. La selección de todo el personal, sea funcionario o laboral, debe realizarse de acuerdo con la oferta de
empleo público, mediante convocatoria pública y a través del sistema de concurso, oposición o concursooposición libre en los que se garanticen, en todo caso, los principios constitucionales de igualdad, mérito
y capacidad, así como el de publicidad.
CAPÍTULO II. DISPOSICIONES COMUNES A LOS FUNCIONARIOS DE CARRERA
Artículo 92.
1. Los funcionarios al servicio de la Administración local se rigen, en lo no dispuesto por esta Ley, por la
legislación del Estado y de las Comunidades Autónomas en los términos del artículo 149.1.18. de la
Constitución.
2. Son funciones públicas, cuyo cumplimiento queda reservado exclusivamente a personal sujeto al
estatuto funcionarial, las que impliquen ejercicio de autoridad, las de fe pública y asesoramiento legal
preceptivo, las de control y fiscalización interna de la gestión económico-financiera y presupuestaria, las
de contabilidad y tesorería y, en general, aquellas que, en desarrollo de la presente Ley, se reserven a los
funcionarios para la mejor garantía de la objetividad, imparcialidad e independencia en el ejercicio de la
función.
93
3. Son funciones públicas necesarias en todas las Corporaciones locales, cuya responsabilidad
administrativa está reservada a funcionarios con habilitación de carácter nacional:
a) La de Secretaría, comprensiva de la fe pública y el asesoramiento legal preceptivo.
b) El control y la fiscalización interna de la gestión económico-financiera y presupuestaria y la
contabilidad, tesorería y recaudación.
4. La responsabilidad administrativa de las funciones de contabilidad, tesorería y recaudación podrá ser
atribuida a miembros de la Corporación o funcionarios sin habilitación de carácter nacional, en aquellos
supuestos excepcionales en que así se determine por la legislación del Estado.
Artículo 93.
1. Las retribuciones básicas de los funcionarios locales tendrán la misma estructura e idéntica cuantía que
las establecidas con carácter general para toda la función pública.
2. Las retribuciones complementarias se atendrán, asimismo, a la estructura y criterios de valoración
objetiva de las del resto de los funcionarios públicos. Su cuantía global será fijada por el Pleno de la
Corporación dentro de los límites máximos y mínimos que se señalen por el Estado.
3. Las Corporaciones locales reflejarán anualmente en sus presupuestos la cuantía de las retribuciones de
sus funcionarios en los términos previstos en la legislación básica sobre función pública.
Artículo 94.
La jornada de trabajo de los funcionarios de la Administración local será en computo anual la misma que
se fije para los funcionarios de la Administración Civil del Estado.
Se les aplicarán las mismas normas sobre equivalencia y reducción de jornada.
Artículo 95.
La participación de los funcionarios, a través de sus organizaciones sindicales, en la determinación de sus
condiciones de empleo, será la establecida con carácter general para todas las Administraciones Públicas
en el Estatuto básico de la función publica.
Artículo 96.
El Instituto Nacional de Administración Pública desarrollará cursos de perfeccionamiento, especialización
y promoción para los funcionarios al servicio de las Entidades locales, y colaborará en dichas funciones
con los Institutos o Escuelas de funcionarios de las Comunidades Autónomas, así como con las
instituciones de este tipo que acuerden constituir las propias Corporaciones.
Artículo 97.
Los anuncios de convocatorias de pruebas de acceso a la función pública local y de concursos para la
provisión de puestos de trabajo deberán publicarse en el Boletín Oficial del Estado.
Las bases se publicarán en el Boletín Oficial de la Provincia, salvo las relativas a las convocatorias de
pruebas selectivas para la obtención de la habilitación de carácter nacional, que se publicarán en el
Boletín Oficial del Estado.
CAPÍTULO III. SELECCIÓN Y FORMACIÓN DE LOS FUNCIONARIOS CON
HABILITACIÓN DE CARÁCTER NACIONAL Y SISTEMA DE PROVISIÓN DE PLAZAS.
Artículo 98.
1. La selección, formación y habilitación de los funcionarios a que se refiere el número 3 del artículo 92
corresponde al Instituto Nacional de Administración Pública, conforme a las bases y programas
aprobados reglamentariamente.
Podrá descentralizarse territorialmente la realización de las pruebas de selección para el acceso a los
cursos de formación en relación con las Corporaciones de determinado nivel de población, en los
términos que establezca la Administración del Estado.
El Instituto Nacional de Administración Pública deberá encomendar, mediante convenio, a los Institutos o
Escuelas de funcionarios de las Comunidades Autónomas que así lo soliciten, la formación, por
delegación, de los funcionarios que deben obtener una habilitación de carácter nacional.
2. Quienes hayan obtenido la habilitación a que se refiere el número anterior ingresarán en la Función
Pública Local y estarán legitimados para participar en los concursos de méritos convocados por la
provisión de las plazas o puestos de trabajo reservados a estos funcionarios en las plantillas de cada
entidad local.
Artículo 99.
94
1. El concurso será el sistema normal de provisión de puestos de trabajo y en él se tendrán en cuenta los
méritos generales, entre los que figuran la posesión de un determinado grado personal, la valoración del
trabajo desarrollado, los cursos de formación y perfeccionamiento superados y la antigüedad; los méritos
correspondientes al conocimiento de las especialidades de la organización territorial de cada Comunidad
Autónoma y de la normativa autonómica, y los méritos específicos directamente relacionados con las
características del puesto.
Los méritos generales serán de preceptiva valoración en todo caso, se determinarán por la Administración
del Estado, y su puntuación alcanzará el 65% del total posible conforme al baremo correspondiente. No
regirá esta limitación cuando no se establezcan otros méritos.
Los méritos correspondientes al conocimiento de las especialidades de la organización territorial de la
Comunidad Autónoma y de su normativa específica se fijará por cada Comunidad Autónoma, y su
puntuación podrá alcanzar hasta un 10% del total posible.
Los méritos específicos se podrán determinar por cada Corporación local, y su puntuación alcanzará hasta
un 25% del total posible.
Las Corporaciones locales aprobarán las bases del concurso, con inclusión de los méritos específicos que
puedan establecer los determinados por su Comunidad Autónoma, así como el conocimiento de la lengua
oficial propia de la misma en los términos previstos en la legislación autonómica respectiva.
Los Presidentes de las Corporaciones locales efectuarán las convocatorias de los concursos y las remitirán
a las correspondientes Comunidades Autónomas para su publicación simultáneamente en los diarios
oficiales, dentro de los plazos fijados reglamentariamente. Asimismo, el Ministerio de Administraciones
Públicas publicará en el Boletín Oficial del Estado extracto de las mismas, que servirá de base para el
cómputo de plazos.
Las resoluciones de los concursos se efectuarán por las Corporaciones locales y se remitirán al Ministerio
de Administraciones Públicas, quien previa coordinación de las mismas para evitar la pluralidad
simultánea de adjudicaciones a favor de un mismo concursante, procederá a formalizar los
nombramientos, que serán objeto de publicación en los diarios oficiales de las Comunidades Autónomas y
en el Boletín Oficial del Estado.
El Ministerio de Administraciones Públicas efectuará, supletoriamente, la convocatoria anual de los
puestos de trabajo vacantes reservados a concurso no convocados por las Corporaciones locales, en
función de los méritos generales y los de valoración autonómica y de acuerdo con las Comunidades
Autónomas respecto del requisito del conocimiento de la lengua propia. (Este párrafo 1 está redactado
conforme al Real Decreto Legislativo 2/1994, de 25 de junio).
2. Excepcionalmente, podrán cubrirse por el sistema de libre designación, entre habilitados de carácter
nacional de la subescala y categoría correspondientes, los puestos a ellos reservados que se determinen en
las relaciones de puestos de trabajo. Dicho sistema sólo podrá adoptarse, en atención al carácter directivo
de sus funciones o a la especial responsabilidad que asuman, respecto de los puestos en Diputaciones
Provinciales, Cabildos y Consejos Insulares, Ayuntamientos, capitales de Comunidad Autónoma o de
provincia y de municipio con población superior a 100.000 habitantes, siempre que tengan asignado nivel
30 de complemento de destino.
Cuando se trate de puestos de intervención o tesorería, además de los requisitos anteriores, la cuantía
mínima del presupuesto ordinario de la Corporación habrá de ser superior a 3.000.000.000 de pesetas.
A los funcionarios cesados en los mismos se les garantizará un puesto de trabajo de su subescala y
categoría en la Corporación, que deberá figurar en su relación de puestos de trabajo.
Las bases de la convocatoria para cubrir estos puestos serán aprobadas por el Pleno de la Corporación y
contendrán la denominación y requisitos indispensables para desempeñarlos.
La convocatoria, que se realizará con los requisitos de publicidad de los concursos, y la resolución, previa
constatación de la concurrencia de los requisitos exigidos en la convocatoria, corresponden al Presidente
de la Corporación, quien dará cuenta de esta última al Pleno de la misma.
3. La toma de posesión determina la adquisición de los derechos y deberes funcionariales inherentes a la
situación en activo, pasando a depender el funcionario de la correspondiente Corporación, sin perjuicio de
la facultad disciplinaria de destitución del cargo y de separación definitiva del servicio que queda
reservada en todo caso a la Administración del Estado.
4. En todo caso, en esta última Administración se llevará un Registro relativo a los funcionarios locales
con habilitación nacional, en el que deberán inscribirse, para su efectividad, todas las incidencias y
situaciones de dichos funcionarios.
(Articulo redactado conforme a la Ley 10/1993, de 21 de abril, excepto su apartado 1 al que dio nueva
redacción el Real Decreto Legislativo 2/1994)
95
CAPÍTULO IV. SELECCIÓN DE LOS RESTANTES FUNCIONARIOS Y REGLAS SOBRE
PROVISIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO.
Artículo 100.
1. Es de competencia de cada Corporación local la selección de los funcionarios no comprendidos en el
número 3 del artículo 92.
2. Corresponde, no obstante, a la Administración del Estado, establecer reglamentariamente:
a) Las reglas básicas y los programas mínimos a que debe ajustarse el procedimiento de selección y
formación de tales funcionarios.
b) Los títulos académicos requeridos para tomar parte en las pruebas selectivas, así como los diplomas
expedidos por el Instituto Nacional de Administración Pública o por los Institutos o Escuelas de
funcionarios establecidos por las Comunidades Autónomas, complementarios de los títulos académicos,
que puedan exigirse para participar en las mismas.
Artículo 101.
Los puestos de trabajo vacantes que deban ser cubiertos por los funcionarios a que se refiere el artículo
anterior se proveerán por concurso de méritos entre funcionarios que pertenezcan a cualquiera de las
Administraciones Públicas; no obstante, aquellos puestos en que así esté establecido en la relación de
puestos de trabajo podrán ser provistos mediante libre designación en convocatoria pública, asimismo
entre funcionarios.
Serán de aplicación, en todo caso, las normas que regulen estos procedimientos en todas las
Administraciones Públicas.
Artículo 102.
1. Las pruebas de selección y los concursos para la provisión de puestos de trabajo, a que se refiere el
presente capítulo, se regirán por las bases que apruebe el Pleno de la Corporación.
2. En las pruebas selectivas, el Tribunal u órgano similar elevará la correspondiente relación de aprobados
a la autoridad competente para hacer el nombramiento. Y los concursos para la provisión de puestos de
trabajo serán resueltos, motivadamente, por el Pleno de la Corporación previa propuesta del Tribunal u
órgano similar designado al efecto.
CAPÍTULO V. DEL PERSONAL LABORAL Y EVENTUAL.
Artículo 103.
El personal laboral será seleccionado por la propia Corporación atendiéndose, en todo caso, a lo dispuesto
en el artículo 91 y con el máximo respeto al principio de igualdad de oportunidades de cuantos reúnan los
requisitos exigidos.
Artículo 104.
1. El número, características y retribuciones del personal eventual será determinado por el Pleno de cada
Corporación, al comienzo de su mandato. Estas determinaciones solo podrán modificarse con motivo de
la aprobación de los Presupuestos anuales.
2. El nombramiento y cese de estos funcionarios es libre y corresponde al Alcalde o al Presidente de la
Entidad local correspondiente. Cesan automáticamente en todo caso cuando se produzca el cese o expire
el mandato de la autoridad a la que presten su función de confianza o asesoramiento.
3. Los nombramientos de funcionarios de empleo, el régimen de sus retribuciones y su dedicación se
publicarán en el Boletín Oficial de la Provincia y, en su caso, en el propio de la Corporación.
TÍTULO VIII. HACIENDAS LOCALES.
Artículo 105.
1. Se dotará a las Haciendas locales de recursos suficientes para el cumplimiento de los fines de las
Entidades locales.
2. Las Haciendas locales se nutren, además de tributos propios y de las participaciones reconocidas en los
del Estado y en los de las Comunidades Autónomas, de aquellos otros recursos que prevea la Ley.
Artículo 106.
96
1. Las Entidades locales tendrán autonomía para establecer y exigir tributos de acuerdo con lo previsto en
la legislación del Estado reguladora de las Haciendas locales y en las Leyes que dicten las Comunidades
Autónomas en los supuestos expresamente previstos en aquélla.
2. La potestad reglamentaria de las Entidades locales en materia tributaria se ejercerá a través de
Ordenanzas fiscales reguladoras de sus tributos y de Ordenanzas generales de gestión, recaudación e
inspección. Las Corporaciones locales podrán emanar disposiciones interpretativas y aclaratorias de las
mismas.
3. Es competencia de las Entidades locales la gestión, recaudación e inspección de sus tributos propios,
sin perjuicio de las delegaciones que puedan otorgar a favor de las entidades locales de ámbito superior o
de las respectivas Comunidades Autónomas, y de las fórmulas de colaboración con otras entidades
locales, con las Comunidades Autónomas o con el Estado, de acuerdo con lo que establezca la legislación
del Estado.
Artículo 107.
1. Las Ordenanzas fiscales reguladoras de los tributos locales comenzarán a aplicarse en el momento de
su publicación definitiva en el Boletín Oficial de la Provincia o, en su caso, de la Comunidad Autónoma
uniprovincial, salvo que en las mismas se señale otra fecha. (Apartado redactado conforme a la
Disposición