ASAMBLEA LEGISLATIVA DE LA REPÚBLICA DE COSTA RICA
ACTA DE SESIÓN EXTRAORDINARIA N.º 23
(Viernes 28 de julio de 2006)
PRIMERA LEGISLATURA
(Del 1º de mayo de 2006 al 30 de abril de 2007)
PRIMER PERÍODO DE SESIONES ORDINARIAS
(Del 1º de mayo de 2006 al 31 de julio de 2006)
DEPARTAMENTO DE COMISIONES
COMISIÓN PERMANENTE ESPECIAL DE
RELACIONES INTERNACIONALES Y COMERCIO EXTERIOR
ÍNDICE
AUDIENCIA:CÁMARA DE COMERCIO EXTERIOR Y DE REPRESENTANTES DE CASAS EX
Moción de orden 1-23 de varios diputados: ................................... Error! Bookmark not defined.
APROBADA POR UNANIMIDAD. ..................................................... Error! Bookmark not defined.
PRESENTES LOS SEÑORES DIPUTADOS: Janina del Vecchio
Ugalde, Presidenta; Fernando Sánchez Campos, Secretario; Mayi Antillón
Guerrero, Ana Lorena Vásquez Badilla, Elizabeth Fonseca Corrales,
Federico Tinoco Carmona, Francisco Molina Gamboa y Ronald Solís
Bolaños.
Asisten también los diputados José Merino del Río y Alberto Salom
Echeverría, y la diputada Nidia González Morera.
AUDIENCIA:
CÁMARA DE COMERCIO EXTERIOR Y DE
REPRESENTANTES DE CASAS EXTRANJERAS
(CRECEX)
Sr. Álvaro Aguilar González
Presidente
MBA. Luis Fernando Monge
Primer Vicepresidente
Ing. José Manuel Quirce Lacayo
Segundo Vicepresidente
CORPORACIÓN
(CONARROZ)
ARROCERA
NACIONAL
Ing. Óscar Campos Chavarría
Presidente Junta Directiva
Sr. Javier Castro Ramírez
Fiscal
Sr. Jesús Trejos
Productor
ASESOR DE SERVICIOS TÉCNICOS:
Lic. Gustavo Rivera Sibaja
LA PRESIDENTA:
Al ser las ocho horas y cuarenta y ocho minutos, iniciamos la sesión.
Me indican los funcionarios de soporte técnico de secretaría, que el
acta estará lista en el transcurso de la mañana; por lo tanto, vamos a
dispensar la aprobación del acta de la sesión anterior.
Hoy tenemos con nosotros la visita de los señores de la Cámara
CRECEX, Cámara de Exportadores, corrijo, CRECEX, Cámara de Comercio
Exterior y de Representantes de Casas Extranjeras.
La metodología que venimos empleando es darles la oportunidad para
que en media hora hagan una exposición en el orden y en la forma en que a
ustedes les parezca. Después de media hora, los diputados tendremos una
hora para hacerles preguntas y recibir las respuestas por parte de ustedes.
Si en algún caso aquella respuesta ameritase más tiempo del que tenemos
disponible, les pedimos entonces que, por favor, nos envíen la amplitud de
esa respuesta por escrito.
Para efectos del acta, les pido que hagan una presentación de cada
una de las personas que nos están acompañando en la mesa. Tienen la
palabra.
INGENIERO ÁLVARO AGUILAR GONZÁLEZ:
Buenos días, señoras y señores diputados. CRECEX, cumpliendo con
su propósito de fundación y lo demás, estamos hoy presentes para conversar
con ustedes sobre el tema del TLC y sobre el tema específico de la Ley 6209,
que es una de las tres cosas que cambian legalmente y que necesitan de la
participación de la Asamblea.
Antes de empezar mi alocución del día de hoy, voy a presentar a las
personas que están sentadas aquí en la mesa. El licenciado Luis Monge,
que es el Primer Vicepresidente, y el ingeniero José Manuel Quirce, que es el
Segundo Vicepresidente.
Detrás de mí está el resto de nuestra Junta Directiva y nuestros
directores de departamentos.
CRECEX es una Cámara que fue fundada en 1952 para promover el
intercambio comercial de Costa Rica y el resto del mundo. Como Presidente
de esta organización, quiero agradecerles la oportunidad que nos brindan a
las cámaras y a las demás instituciones de venir a exponer nuestros puntos
de vista y enriquecer con esto un debate democrático.
Me satisface porque, el nombre de la institución que represento y a
título personal, siento gran afinidad por los valores y principios democráticos
que en estas audiencias se promueven, y creo firmemente que es en estos
valores y principios donde residen las claves más profundas para hacer
posible una discusión civilizada.
Nos unen en este recinto la preocupación por grandes y urgentes retos
para asegurar que Costa Rica alcance estadios crecientes y sostenidos de
desarrollo con equidad y la preocupación de cómo avanzar hacia un
intercambio comercial más justo, que nos permita reaccionar de forma
proactiva ante los vertiginosos cambios tecnológicos y económicos que
presenciamos en el futuro.
La discusión del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica,
Estados Unidos y República Dominicana se inscribe dentro de este
escenario. En Costa Rica existe una urgente necesidad de dar prioridad a la
creación de buenos y suficientes empleos mediante una inserción inteligente
de nuestro país en los procesos de liberación económica y comercial.
Consideramos que propiciar el libre comercio es la vía más adecuada
para lograr este objetivo. Solo si tomamos ventaja de la apertura creciente
que enfrenta nuestro país, seremos capaces de atraer los flujos de inversión
directa, acceder a los beneficios de la tecnología más avanzada y a procesos
de aprendizaje productivo que beneficien a nuestros empresarios, a
desarrollar sectores productivos, dinámicos y capaces de competir a escala
internacional, pero sobre todo, crear empleos suficientes y de calidad para
nuestra juventud.
Costa Rica no está y no puede estar aislada del mundo. La apertura
gradual de la economía y su mayor interacción comercial han probado ser
factores de desarrollo viables y positivos. Actualmente, el turismo y la
exportación de chips de computadoras representan varias veces el valor
combinado de nuestras exportaciones tradicionales, basadas en el café, la
caña y el banano.
En este sentido, CRECEX reconoce la importancia estratégica vital
que tiene para el desarrollo de nuestro país la aprobación del Tratado de
Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominica y los Estados
Unidos.
Quisiera hablarles un poquito de CRECEX y enseñarles unas gráficas
de lo que es nuestra organización. Aquí ustedes pueden ver la distribución
del tamaño por empleado de las empresas afiliadas a CRECEX. Si ustedes
ven, el 89% de los asociados de CRECEX son pequeñas y medianas
empresas. Eso significa que solo el 10% de nuestra afiliación son empresas
grandes.
Estos datos se toman según el número de empleados, que es el índice
que usa el Ministerio de Industria y Comercio para seccionarlas. Dentro de
esto, de los sectores representados en CRECEX, está el sector médico, con
un 12.33%, los insumos industriales y servicios 8.58%, y ahí ustedes pueden
ver la gran variedad de empresas, que son los afiliados de CRECEX.
Es importante hacer una aclaración: el 60% de las importaciones de
nuestro país son materias primas vitales para la exportación. Aquí es donde
el representante de casas extranjeras, el distribuidor, actúa en consonancia
con los fabricantes. Nosotros ofrecemos nuevos métodos, los nuevos
servicios, las nuevas materias primas que necesitan nuestros industriales.
La apertura comercial y el aprovechamiento de los procesos de
liberación comercial requieren, como mínimo, de parte de nosotros como
nación, de la implementación de una agenda complementaria que permita
que todos los sectores productivos y las empresas que los componen, sin
consideración a su tamaño, puedan tener las herramientas y los instrumentos
requeridos para poder crecer y modernizar.
El Estado no está ajeno a esta transformación, insistimos en que debe
ser eficiente y estratégico. Está en juego todo esto, máxime el simple
crecimiento económico, nuestro desarrollo social como elemento clave para
mejorar la calidad de vida de los costarricenses, incluyendo la creación de
más y mejores oportunidades.
Una decisión, tal y como lo reconoce la misma Comisión de Notables,
cito: “No solo podrá influir negativamente en la creación de inversión
extranjera directa, sino que también conllevaría, eventualmente, a la
emigración de algunas empresas ya instaladas en el país hacia los otros
países de la región, donde pueden gozar de los beneficios del Tratado y del
acceso preferencial al mercado estadounidense”. Esto, la misma Comisión
de Notables lo reconoce como una de las consecuencias que tendría la no
aprobación.
Por lo tanto, esta es una de las discusiones más importantes de la
historia de nuestro país. La decisión que lleguemos a tomar determinará si
seguimos por el camino de la integración en el mundo, en aras de un mayor
crecimiento y desarrollo económico para todos, o si preferimos aislarnos,
seguir pensando en pequeñito y condenar a las futuras generaciones a una
irremediable pobreza.
Como ustedes saben, nuestro sector es uno de los tres que requieren
una variación en sus leyes, razón por la cual, nuestra participación en el
proceso de negociación fue muy activa y nuestro interés en que se apruebe
el proyecto de ley, tal y como fue negociado. Son prioritarios para lograr un
ambiente comercial seguro, tanto para el empresario costarricense como
para el inversionista extranjero.
En Costa Rica hay quienes tienen una visión derrotista y ven con
desconfianza lo negociado, quienes les parece que el país no tiene la
capacidad de enfrentar los retos y de sacarle provecho a las oportunidades.
Discrepamos de esta posición, en CRECEX pensamos que tenemos, como
país, la capacidad para salir adelante y aprovechar las ventajas que el Libre
Comercio y la sana competencia generan.
Ciertamente, en el TLC, Costa Rica no obtuvo, en todas las áreas
negociadas, todo lo que se planteó, como no sucede ni podrá suceder en
ninguna negociación, pero una evaluación de los resultados desde nuestra
perspectiva confirma que el balance final es positivo para nuestro país. De
hecho, los objetivos fundamentales de la negociación se lograron y las
concesiones que se otorgaron van por el buen camino de exigirnos, como
país, reformas postergadas y que requieren de una urgente implementación.
Confiamos en que Costa Rica tiene ya un largo camino recorrido en su
capacidad para competir. En efecto, el país ha logrado multiplicar sus
exportaciones por siete en veinticinco años. Nos hemos diversificado para
exportar miles de productos distintos, incluyendo productos más sofisticados
que los del pasado, sacando provecho de nuestra educación, nuestras
visionarias decisiones y nuestras peculiaridades.
Exportamos sofware y hardware de computadoras, vendemos más
equipo médico que café, maquinaria de muy alta tecnología se diseña y se
produce desde Costa Rica. Nuestra agroindustria es el principal proveedor
de un mercado regional de decenas de millones de personas y per cápita,
somos uno de los diez mayores exportadores agrícolas del planeta.
El TLC nos permite consolidar y mejorar nuestra capacidad de exportar
a un mercado donde ya vendemos cerca de tres mil millones de dólares
anuales, en bienes cuya producción y comercialización sustenta cerca de
medio millón de empleos. Nos permite continuar el proceso de apertura de la
economía costarricense y hacer reformas importantes en sectores en los que
nuestra capacidad de decisión pareciera estancada y a la vez tomar estas
decisiones de una manera centrada y coherente.
En síntesis, puestas en la balanza las limitaciones del TLC, que
puedan surgir de una negociación compleja y con múltiples factores
nacionales y regionales, CRECEX viene a ratificar la urgencia de que el
Tratado pronto pase a Plenario, pero de una manera democrática, sea
debatido y aprobado.
Permítanme ahora, señoras diputadas y señores diputados, hacer
algunas acotaciones sobre la Ley de Protección al representante y
distribuidor de casas extranjeras.
Como Cámara, logramos, a través de un cuidadoso
planeamiento y una constante comunicación, sacar adelante la
negociación de la Ley 6209 en este acuerdo comercial, lo que hace la ley
es equilibrar fuerzas. Entonces, la ley lo que busca es el equilibrio.
Yo siempre he dicho que uno de los grandes problemas que tiene
nuestra ley es el nombre, porque no protege, lo que hace es equilibrar;
alguien que venga fuera del país, dice: “¡Oh!, una ley proteccionista!” No es
cierto, tanto hay causas, causas justas para que se termine un contrato de
parte de una casa extranjera, como hay causas para que se termine un
contrato por parte del representante local.
Nosotros fuimos a todas las instancias, fuimos a todas las rondas de
negociación en Washington, ya nosotros teníamos un texto sustitutivo y lo
habíamos negociado con COMEX en el caso de que apareciera alguna
objeción hacia nuestra ley y estábamos 99% seguros de que iba a aparecer,
y apareció en Washington. Y nosotros planteamos lo que habíamos
negociado con COMEX, COMEX se lo planteó a la mesa de negociación y
fue aceptado y está en el Tratado de Libre Comercio.
Nosotros consideramos que el apoyo de COMEX en aquel tiempo y
sobre todo, el apoyo de COMEX ahora es muy interesante y ha sido muy
importante para que nosotros estemos satisfechos con lo que hemos logrado,
como sector. Creemos que la fórmula que se ha puesto en la ley, y sobre
todo, está en el expediente 16.116, equilibra las relaciones, moderniza las
relaciones y le quita un cierto viso de satanismo que tenía la ley anterior,
provocado, como les digo, por el nombre: Ley de Protección a los
Representantes de Casas Extranjeras. Yo no creo que esto se haya
negociado detrás de nosotros o en lo oscuro, o en altas horas de la noche o
en un restaurante muy lujoso o algo por el estilo, fue transparentemente
negociado.
Me preguntaban si yo venía tranquilo hoy a comparecer ante ustedes,
y yo les decía que sí, yo vengo muy tranquilo, aquí no hay nada oscuro, nada
que implique que estamos sacrificando a parte de los representantes, alguna
parte, no, somos transparentes. Creemos que lo que se ha hecho está en el
bien de nuestro sector.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias.
Tiene la palabra la diputada Vásquez Badilla.
DIPUTADA VÁSQUEZ BADILLA:
Gracias, señora Presidenta.
Compañeras y compañeros diputados, los señores de CRECEX,
gracias por su comparecencia esta mañana. A don Álvaro, muchas gracias
por su intervención.
Muy concreto, aquí tenemos varios escenarios, la aprobación del
Tratado o no aprobación del Tratado son dos, cada uno de esos escenarios.
Sin embargo, ustedes nos vienen a plantear y aquí hay otro escenario para
efectos de ustedes como Cámara.
Indistintamente de si hay Tratado de Libre Comercio o no, existe la
necesidad, porque pareciera entender, a mi juicio, que Centroamérica cambió
las reglas, las reglas cambiaron en el tema de la seguridad jurídica, del
arbitraje, de los equilibrios que usted nos dice. Eso significa que con o sin
TLC, el cambio a la Ley 6209 es fundamental, el proyecto que fue convocado
como proyecto 16.116, Indistintamente de si hay Tratado o no hay Tratado,
me parece que los países del área cambiaron y las reglas del juego han
cambiado como un programa mexicano, y eso implica que, efectivamente,
con o sin Tratado, pareciera que tenemos que entrarle de lleno a este
proyecto que se encuentra en la corriente legislativa, y como usted bien nos
dice y conoce, porque una de mis preguntas era si ustedes conocían ese
proyecto y si había sido negociado con ustedes.
Por lo menos a mí me queda absolutamente claro, y además, ya hay
unos pronunciamientos de la Sala Constitucional que también nos dejan en
desventaja. De tal manera que esta reforma a la Ley 6209, se hace
sustancialmente necesaria, este proyecto 16.116, que está en la Comisión de
Jurídicos.
Quisiera ver la posición de ustedes, si estoy en lo cierto o no estoy en
lo cierto.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias, Diputada. Tres minutos.
INGENIERO ÁLVARO AGUILAR GONZÁLEZ:
Doña Ana Lorena, le agradezco mucho la pregunta.
Es una pregunta muy interesante. Fíjese que nuestra ley tiene ya
largos años, dentro de estos largos años la han utilizado muchos agentes,
muchos representantes y muchos distribuidores. Aquí hay un libro, del cual
nosotros les vamos a dejar tres copias, que es un compendio de varios casos
que se han llevado a las cortes.
La ley ha ido sufriendo un desgaste, como todo en la vida
cuando se deja sin renovación, y podemos ver que en el 80% de los
casos, los representantes, distribuidores y agentes de negocios han
perdido los casos. Aquí está esto y no nos deja mentir, o sea, es una
necesidad una reforma a la ley.
También es una necesidad modernizarla, quitarle lo que yo les decía,
el aspecto satánico, que se ha usado para crear caos, crear miedo y
convertirse en una barrera de libre comercio. Nosotros consideramos que la
ley, como yo les dije anteriormente, lo que hace es balancear las fuerzas, no
protege al representante de casas extranjeras, lo que hace es un balance de
fuerzas.
Nosotros les vamos a dejar estos libros, son muy interesantes, el autor
es el doctor Víctor Pérez Vargas, gran catedrático costarricense de la
Universidad de Costa Rica, él deja sus conclusiones.
Sí, la ley debe modificarse, lo que pasa es que nosotros creemos que
la oportunidad básica, y es una oportunidad de oro para nosotros, porque en
este momento, como les informé hace un rato, el Poder Ejecutivo lo va a
poner a despacho en sesiones extraordinarias.
Nosotros, lo único que pedimos es que las modificaciones a la 6209 se
hagan tal y como están negociadas entre COMEX y estén al amparo del
Tratado de Libre Comercio, haya o no.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias.
Tiene la palabra la diputada Antillón Guerrero.
DIPUTADA ANTILLÓN GUERRERO:
Buenos días compañeros, buenos días, señores de CRECEX, don
Álvaro, don Ricardo, toda la gente de CRECEX, es un gusto tenerlos esta
mañana y gracias por la información que nos suministran.
Yo quisiera también hacer una reflexión de que en estas
comparecencias nosotros hemos podido entender cómo ha ido
evolucionando nuestro país y cómo los grupos se han ido preparando, porque
el mundo cambió y nuestro país ha tenido que irse ajustando, en menor o
mayor grado, a los cambios del mundo. Algunos sectores con mayor
dinamismo, mucho más expuestos, algunos con mayores protecciones, muy
sensibles, y esa sensibilidad, de alguna manera, ha producido que la
sensibilidad no les permita fortalecerse ante la posibilidad de verse más
expuestos a lo que es la dinámica del comercio internacional.
De ahí la preocupación de que, por ejemplo, hace unos días, cuando
tuvimos a los señores del sector lácteo, ellos nos comentaban cómo hicieron
su planeamiento para insertarse a las nuevas condiciones del mercado
nacional, porque con TLC o sin TLC tienen competencia aquí, las reglas de la
OMC, las reglas a las cuales el país está suscrito, las reglas de nuestros
tratados de Libre Comercio y, sobre todo, esta normativa internacional que va
de mano a una inserción internacional, que nos guste o no nos guste, camina
y si no se reglamenta, el que pierde es el país y los sectores.
Por eso a mí me angustia muchísimo cuando los sectores más
sensibles no han tenido la capacidad ni el acompañamiento para prepararse
para los cambios, cuando tengo un sector como el de ustedes, que dice:
“aquí hay una ley y con esta ley nosotros vamos a seguir pudiendo jugar en el
nuevo entorno”, hay preparación, hay visión. Pero cuando otros sectores no
se han podido preparar porque creyeron que seguíamos con el Mercado
Común Centroamericano, un entorno diferente y algunos políticos tal vez los
engañaron diciéndoles que esto podía seguir siendo, y han creído que esto
iba a poder seguir siendo, ahí es donde me da una gran angustia.
Entonces, mi pregunta o mi reflexión va, don Álvaro, en que ustedes
han seguido trabajando, yo los veo muy activos en lo que es apertura de
nuevos mercados. En este momento, la importancia que tiene el TLC es
porque de ellos se trae el 50% de lo que importamos, y a ellos exportamos el
50% de nuestras exportaciones, pero ustedes están en un dinamismo con
China, etcétera. ¿Cuánto tiempo lleva abrir un mercado, don Álvaro? ¿Qué
representa para un sector que tuvo que abrir los ojos y ver que el mundo no
era el costarricense, que el mercado, para poder seguir sosteniéndose, había
abierto nuestros fronteras?, ustedes mismos, ya la ley no es de protección.
¿Cuánto lleva abrir un mercado? ¿Cómo preparar a los sectores para darse
cuenta de que el mercado de los Estados Unidos es una larga historia y que
ustedes, insistentemente, andan con otro tipo de iniciativas para abrir
mercados, porque el mercado de los Estados Unidos es para un segmento,
muy grande, por cierto, pero hay otros mercados que también darán
oportunidades a otros.
Me gustaría por ejemplo, que comentara la experiencia con
China.
LA PRESIDENTA:
Tres minutos.
INGENIERO ÁLVARO AGUILAR GONZÁLEZ:
Gracias, diputada Antillón.
Sí, la experiencia de nosotros con China ha sido bastante satisfactoria.
El comercio con China se ha multiplicado nueve, diez veces, y eso que los
números no son muy reales, porque hay muchos bienes de proveniencia
china, de la República Popular de China, que pasan a través de Taiwán;
entonces, el origen no está como muy claro.
¿Cuánto lleva prepararse para un mercado? Yo diría que
lleva muchos años, porque hay que empezar por entender la cultura del
vendedor, hay que empezar por adaptarse a la forma como ellos hacen
negocios y hay que entender qué es lo que nos están vendiendo.
Calculen que en la feria de Wang So, que es Cantón, hay quince mil
expositores, hay ciento cincuenta mil productos, la feria por sí sola son
quinientos mil metros cuadrados, o sea, es un monstruo aquello, a mí me
tocó visitarla en abril del año pasado, y lo que hice fue a subirme al avión en
Los Ángeles y decir: “bueno, tengo que ir con otros ojos, ya los anteojos que
yo tengo para ver mi país, para ver la región deben de cambiar. Yo tengo
que ver esto en la dimensión exacta de lo que es”.
Es cierto que lleva mucho tiempo, nosotros continuamente estamos
preparando a todos los asociados de CRECEX para mejorar cada día, para
sacarle más el provecho a cada una de las relaciones comerciales que ellos
tienen con los diferentes países del mundo.
Nosotros siempre hemos visto hacia fuera del mundo y siempre hemos
estado viendo qué hacemos con Brasil, qué hacemos con la India, qué
hacemos con Rusia, o sea, estamos continuamente buscando oportunidades
para nuestros asociados.
Creemos que no puede haber un TLC sin que se beneficie al
consumidor, si no hay beneficio al consumidor, no hay TLC y eso es básico,
porque el consumidor, en este caso, va a tener una mayor cantidad de
ofertas y bienes, va tener que ser un consumidor más racional, porque al
tener mayor cantidad de bienes va a haber una cuestión que se llama la
calidad de los productos, él va tener que escoger. Sin embargo, al tener una
mayor cantidad de bienes, él va poder hacer más uso de sus ingresos.
Nosotros vemos esa cantidad de bienes como lo que andamos tratando de
que todos los distribuidores, todas las tiendas, todos tengan los productos
que nosotros, como representantes, promovemos.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias.
Tiene la palabra don Francisco Molina.
DIPUTADO MOLINA GAMBOA:
Buenos días, compañeros diputados y diputadas, y buenos días,
señores que nos acompañan.
Inicio con el comentario de nuestra jefa doña Elizabeth, diciéndoles
que el Partido Acción Ciudadana es un partido que cree en la apertura, y
sabemos, eso es algo que ya no se discute y como decía doña Elizabeth, que
el PAC va a estar con o sin TLC detrás de todas estas agendas que
necesitamos desarrollar.
Ustedes ahora hablaban de que al final, en las conclusiones, que el
equilibrio, a ustedes les dice que este TLC es positivo, pero de la
presentación, yo no logro extraer ese equilibrio. Obviamente, la Cámara,
ustedes se favorecen y en buena hora, yo me alegro por eso, pero
acuérdense de que el equilibrio es un equilibrio país. Si bien el consumidor
es importante, no hacemos nada con productos baratos si la sociedad
costarricense no va a tener capacidad de comprar, y para eso ocupamos un
sector productivo.
Doña Mayi decía que los políticos han engañado mucho a la gente, a
los productores, diciendo que nunca se iba a abrir, y yo en eso, obviamente,
concuerdo, y no solo eso, aquí se ha desmantelado el Estado en ciertos
sectores, vemos el agro, la parte institucional, el apoyo al agro, hoy tenemos
el resultado de un agro golpeado en sus capacidades y venimos a competir,
porque dentro de su exposición también hablaban, bueno, tenemos la
capacidad para competir, pero yo digo, ¿quiénes son “tenemos”?, este es un
país grande, ustedes hablaban de la sana competencia, y yo digo: ¿es sana
competencia competir en tamaño de empresas?, ¿estamos en igualdad de
condiciones de competir con los subsidios?, ¿estamos en igualdad de
condiciones?, o sea, ahí es donde yo no veo esa sana competencia y al
Partido Acción Ciudadana le preocupa igual que lo que se hablaba, que la
negociación ha sido transparente, pero ¿transparente para quiénes?
Y se lo cuento porque también es importante que la gente se informe.
Depende del grupo que venga, depende de si ganaron o perdieron o de si
estuvieron cerca o no de las negociaciones. Normalmente, los grupos
perdedores fueron excluidos o se les dijo que sí y cuando llegaron los
negociadores a Costa Rica, venían con el no.
Estas son cosas que dentro de esta Comisión, yo quiero
decirles que las estamos analizando, porque al final de cuentas, Costa
Rica y todos los sectores tenemos casi todo en acuerdo, o sea,
queremos un acuerdo importante, Estados Unidos es importante,
necesitamos la seguridad.
Yo voy a dejar solo dos preguntas concretas: una, el tema del empleo,
¿ustedes tienen considerada la pérdida de empleo o ganancia de empleo en
un eventual sí o no al TLC?, entendiendo que la Cuenca del Caribe se
mantiene, porque ese es el otro gran tema.
Y por último, la Asamblea Legislativa, el TLC va a necesitar,
posiblemente, treinta y ocho votos, y es una votación que aún es incierta, hay
quienes dicen que está lista, yo no voy a entrar en la polémica, sino que lo
que yo quiero preguntarles y en esto sí seamos concretos: si el TLC fuera
rechazado por la Asamblea Legislativa, ¿ustedes, como sector,
acompañarían a este país, a tratar de renegociar un TLC?, porque, a veces,
hablamos de sí y no, pero en el momento en que Costa Rica quede excluido
de este Tratado de Libre Comercio, yo siento que aquí todos los perdedores y
ganadores van a estar muy interesados en cuál va a ser el plan b, al igual
que los inversionistas extranjeros que tal vez tienen previsto venir a Costa
Rica, y no previsto que aun sin TLC, hay más de mil millones para este año,
que se va a invertir en Costa Rica, yo quisiera, nada más en ese eventual, no
que me digan que necesitamos el TLC, no, si fuera rechazado, ¿ustedes
serían parte de una eventual renegociación del TLC?
Gracias.
LA PRESIDENTA:
Se agotó el tiempo, pero tienen dos minutos.
INGENIERO ÁLVARO AGUILAR GONZÁLEZ:
Muchas gracias, diputada Del Vecchio.
En cuanto al empleo, yo creo que nadie puede pronosticar, a ciencia
cierta, lo que puede pasar en el futuro, así como nadie podía pronosticar que
los precios de petróleo llegaran al punto en que están. Y sin embargo, cosa
muy curiosa es que siendo el petróleo lo que mueve muchas de las
economías, el efecto generador de inflación no lo tenemos tan fuerte como
deberíamos tenerlo.
Yo creo que el empleo y esos setenta mil puestos de trabajo
que Costa Rica debe crear anualmente, la mejor fórmula es mediante los
tratados de Libre Comercio, es una obligación de cualquier
costarricense procurar que haya igualdad de oportunidades. En eso,
como le digo, nosotros no somos empleadores muy grandes, somos,
básicamente, representantes, distribuidores y comerciantes, pero sí
vemos lo que se puede llamar el clima de negocios de nuestro país.
Una recesión afecta el empleo, sea industrial, sea comercial, sea
cualquier cosa. Eso es lo que nosotros prevemos si no se pasa el TLC, una
recesión económica que cada día va a ir siendo más grande y va a afectar
más a los costarricenses, va a llegar a ser algo que mejor nosotros no lo
quisiéramos tener, vamos a estar casi como en los años setenta, cuando caía
el precio del café, que nuestro país sufría muchísimo.
Nosotros, déjeme decirle, hemos sido muy exitosos sustituyendo
exportaciones y nos hemos vuelto un país poderoso en cuanto a exportación,
pero si no seguimos por esa senda, yo creo que vamos a perjudicar a todas
las generaciones futuras.
En cuanto a un plan b), ya todo sabemos y lo ha dicho mucho la otra
parte, que son los norteamericanos, que a ellos no les interesa una
renegociación, o sea, que nos pusieron la oportunidad enfrente, ya sea que la
tomemos o no, es una decisión de nuestro país.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias.
Tiene la palabra el diputado Federico Tinoco.
DIPUTADO TINOCO CARMONA:
Muy buenos días, señora Presidenta, don Álvaro Aguilar y compañeros
de CRECEX.
Yo sé que mi compañero don Francisco Molina es un diputado
responsable, es decir, tenemos diferencias, pero este Congreso está abierto
al diálogo, por ejemplo, recientemente, no tiene que ver con ustedes, pero sí
tiene que ver con nosotros, es con el proyecto trascendental de la apertura de
las telecomunicaciones.
La Universidad de Costa Rica, a través de su rectora doña Yamileth,
hicieron una excelente presentación de cuál debe ser nuestra
responsabilidad. Nuestra responsabilidad es, definitivamente, estudiarla a
profundidad y sin sectarismo.
Usted nos ha planteado acá un aspecto muy concreto, que es la
modificación de la Ley 6209, y que es una necesidad, y en sus conclusiones,
no precisamente en estas, sino en otras, menciona la necesidad y el
rompimiento de las barreras arancelarias.
Ese reto, yo estoy seguro de que aquí hay condiciones para darse esa
marcha. Obviamente, nosotros hacemos una lectura de las noticias y hoy, la
tengo aquí
enfrente, “Concesiones se tambalean”, Chuck Grassley,
presidente del Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, dijo:
“Excluirá a Brasil y a la India de la lista de países que benefician con la Ley
del Sistema Generalizado Preferencial”. Eso es un asunto demasiado serio.
Obviamente, queremos asumir los retos de las transformaciones que requiere
Costa Rica con o sin TLC, pero sabemos las graves consecuencias del no al
TLC.
Entonces, tenemos que hacer un esfuerzo para que sectores como
ustedes, que traen alternativas y nos las han planteado, definitivamente, le
demos un trámite y eso es una buena señal de norte. En ese sentido, yo
había elaborado unas preguntas porque ustedes venían para acá y tenía
varias, pero voy a escoger solo una, que está relacionada con lo que acabo
de mencionar.
La agenda de cooperación con los Estados Unidos no responde a las
necesidades reales centroamericanas. CRECEX, como representante de los
intereses de muchas empresas norteamericanas, ¿estarían dispuestos a
promover ante las autoridades de ese país la elaboración de un programa
real de cooperación para el desarrollo de Centroamérica?
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias. Tienen tres minutos para responder.
INGENIERO ÁLVARO AGUILAR GONZÁLEZ:
Gracias, diputado Tinoco.
Sí, nosotros estaríamos dispuestos a entrar y ayudar a que se hiciera
una agenda de cooperación más extensa. Y como usted vio, y ponemos el
pie otra vez de lo que es CRECEX, usted vio que el 90% de todos los
asociados son pequeñas y medianas empresas.
Nosotros tenemos que darle acceso a las nuevas tecnologías y para
eso se necesita de inversión en capacitación, inversión en equipos, inversión
en tecnología de negocios, por eso nosotros necesitamos y estamos
dispuestos a hacer y poner todo nuestro esfuerzo en un programa real de
cooperación para el desarrollo de nuestro sector.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias.
Tiene la palabra el diputado Salom Echeverría.
DIPUTADO SALOM ECHEVERRÍA:
Muchas gracias, señora Presidenta.
Primero, un afectuoso saludo a mi amigo Álvaro, con quien tengo lazos
que no los rompe el tiempo, porque fuimos compañeros en el colegio y nos
unen lazos afectivos muy..., no hace tanto, doña Mayi, pero aunque hiciera
¡uh tiempo!, el afecto entre Álvaro y los gemelos se mantiene. Y desde
luego, un saludo a todos los demás. Siempre me gusta decir, por las
diferencias que puedan haber, que somos costarricenses, todos estamos
tratando de hacer lo mejor para el país.
Aquí, lamentablemente, nosotros tenemos que votar, como ustedes lo
saben bien, sí o no después de hacer un balance, es un tipo de proyecto muy
sui genéris en este Congreso, así lo es en todos los países, al cual no se le
puede hacer una sola modificación en esta fase. El Congreso, que lo que
hace es hacer modificaciones a las leyes, a veces, a este proyecto no le
podemos hacer una sola enmienda, una sola modificación. Esto nos obliga a
que después de hacer un balance, tenemos que votar sí o no y es un balance
país, es un balance general.
Quiero que lo entiendan y, desde luego, para mí, ustedes son muy
bienvenidos y créanme que nos hemos devanado los sesos —por emplear
esa expresión coloquial— viendo qué se gana y qué se pierde con el Tratado
de Libre Comercio. Y nosotros, como ustedes saben, en el Partido Acción
Ciudadana creemos mucho en los tratados de Libre Comercio, creemos en
las necesidades de un tratado con los Estados Unidos, pero no en este
Tratado, aunque resentimos que haya sectores beneficiados o que se sienten
beneficiados, a los que nosotros —digámoslo así— perjudicaríamos con
nuestra decisión, pero en el balance general creemos que Costa Rica pierde
con la aprobación del Tratado.
Lo segundo que quiero decir es si me pueden pasar una copia del
acta, que no tengo.
Tercero, las preguntas.
Álvaro y compañeros, yo quisiera saber, se habla mucho de que
ganamos con reglas claras con el Tratado de Libre Comercio, nos somete,
supuestamente, a reglas más claras que las que nos da el beneficio unilateral
de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, pese a que, como ustedes saben, la
Iniciativa, ya eso está claro, no prescribe, no prescribe; prescribe el CBPTA,
pero no la Iniciativa de la Cuenca, el CBTPA es una aspecto particular de
ella.
Pero resulta que hay una ley de implementación, o Implementation Act,
que llaman en los Estados Unidos, que se deriva a derecho de que para ellos
el Tratado es una simple ley, es un simple acuerdo comercial, mientras que
para nosotros se trata de un Tratado que está por encima de la ley.
Luego entonces, nosotros estamos obligados a aprobar leyes
complementarias al Tratado, y los Estados Unidos, por medio de su ley de
implementación, le conceden al Presidente Bush una serie de prerrogativas a
través de las cuales, él se arroga la potestad de certificar o no, una vez
aprobado el Tratado de Libre Comercio, certificar o no si las leyes aprobadas
por los distintos países están a satisfacción de los Estados Unidos, y hasta
tanto no haga eso, no entra en vigencia el Tratado, aunque esté aprobado. Y
esta es una cosa que se supo, no que surgió, pero que se supo después de
negociado el Tratado entre los distintos países y los Estados Unidos.
Yo quisiera saber si ustedes conocen bien esa Implementation Act N.º
3045, si están de acuerdo con eso, Álvaro, si les parece que esas son reglas
claras. ¿Cuál es la opinión de CRECEX al respecto?, ¿qué piensan de eso?,
¿creen que es perjudicial?, ¿creen que es beneficioso?
Y la última preguntita tiene que ver con la Agenda Complementaria.
Ustedes saben que los Notables, la Universidad de Costa Rica, la
Universidad Nacional, la Defensoría de los Habitantes, la Iglesia Católica,
todo el mundo ha dicho: “TLC sin agenda complementaria no es nada”, y con
TLC y sin TLC tiene que haber aquí una agenda de desarrollo.
LA PRESIDENTA:
Un minuto, Diputado.
DIPUTADO SALOM ECHEVERRÍA:
Gracias.
Ahora estamos hablando de agenda complementaria.
¿Cómo lo ven ustedes? Es decir, es evidente que no se ha preparado nada
al respecto. Se suponía que en diciembre del 2004 iba a entrar en vigencia la
primera ley de agenda complementaria, fortalecimiento del ICE, etcétera.
Hay sectores aquí que se van a ver seriamente afectados con la aprobación
del Tratado, como son los arroceros, como son los lecheros, etcétera. Otros
creen que se van a ver beneficiados. ¿Cómo ven ustedes eso? ¿Qué ven
ustedes en relación con la agenda complementaria?
Muchas gracias, Álvaro, por la presencia de ustedes acá, me complace
mucho volver a verte después de tan poquitos años y a todos los demás
costarricenses.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias, diputado Salom. Dos minutos, por favor.
INGENIERO ÁLVARO AGUILAR GONZÁLEZ:
Gracias, Alberto, ya son muchos años de andar en esto.
Fuimos compañeros, yo soy ingeniero y Alberto era sociólogo y nos
graduamos, más o menos, en el mismo tiempo en la universidad, y
compartimos muchas de las cosas de aquella época. La ventaja que
tiene Alberto sobre mí es que él tiene quemacocos y yo no tengo
quemacocos, pero así son las cosas.
Las reglas claras, el CBI, al ser una garantía de parte de los Estados
Unidos, es una concesión que ellos nos dan, y como concesión, tenemos que
entender que cuando a ellos ya no les sirva, bueno, ¿qué hace uno?, la quito.
Con un tratado, esto no va a ser posible, a eso es lo que nos referimos
nosotros con reglas claras. El CBI y el Sistema General de Preferencias,
ahorita le paso la palabra al ingeniero Quirce, él les va a enseñar un artículo
que sale hoy en La Nación que, de toda suerte, es preocupante, de qué es lo
que nos puede pasar.
Obviamente, la autorización Fast Track que se le dio al Presidente
Bush tenía que dejar algo que fuera una certificación, porque había muchos
cambios dentro de las cosas, y dentro de una negociación no se podría decir:
bueno, alguien tiene que certificar si los cambios se llevaron a cabo.
Solo una cuestión que les quiero mencionar: hace poquito estaba
leyendo en el Business Week que el gobernador Schwarzenegger, de
California, quería hacer algo en su Estado, quería hacer algo de disposición
de materiales peligrosos y sacó una licitación, pero vino el Departamento de
Comercio de los Estados Unidos y le dijo: “Usted no puede hacer eso porque
está en contra del NAFTA”. NAFTA es el Tratado de Libre Comercio entre
los Estados Unidos, Canadá y México. A mí me llama la atención muchas de
las interpretaciones que se le han dado a este tipo de cosas en Costa Rica.
Por eso les digo, es muy difícil pronosticar lo que va a pasar con el
Tratado, se ve que algunos sectores van a salir desfavorecidos y otros
favorecidos; en esta economía mundial cambiante, eso puede cambiar en
cualquier momento.
En cuanto a la agenda complementaria, yo creo que eso responde a
una cuestión que se llama estrategia país, los empresarios, muchas veces,
les hemos dicho a los políticos: “señores, nos hace falta, nos hace falta la
guía del Estado”. El Estado no puede competir con los empresarios, debe
ser materia de desarrollo, no competencia para los empresarios, déjennos a
los empresarios hacer las cosas más eficientes déjennos beneficiar a Costa
Rica, déjennos hacer muchas cosas que necesita nuestro país.
La Ley de concesiones es un gran avance, hoy leemos que va para
atrás, por favor, esas no son buenas señales para nadie.
Le paso la palabra al ingeniero Quirce.
LA PRESIDENTA:
Un minuto, Ingeniero.
INGENIERO JOSÉ MANUEL QUIRCE LACAYO:
Primero que todo, nos complace mucho estar aquí, muchas gracias
por habernos invitado.
Yo quería hacer una breve referencia al tema del plan b), es decir, el
plan b) no existe, no existe,. Hoy mismo salió en el periódico una
reafirmación de lo que se ha venido diciendo, desde hace mucho tiempo.
Aquí dice que las concesiones de CBI van a terminar. Si la Asamblea no
aprobase el TLC, aquí va a haber pérdida de empleo, se ha hablado mucho
de cuántos. Bueno, no importa si son cincuenta o si son cien mil, el punto es
que se van a perder empleos, no solamente eso, sino que se van a ir
inversiones que por mucho tiempo ha invertido Costa Rica en atraerlas. Se
va a estancar la venida de nuevas inversiones. Entonces, el daño que se le
va a causar al país va a ser enorme.
Y desde luego, que a lo que tenemos que apuntar es a la aprobación
del TLC y muy, muy importante es atender temas que están en la Agenda
Complementaria que se han venido postergando desde hace mucho tiempo
y que el país necesita, eso sería.
Gracias.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias.
Tiene la palabra el diputado Ronald Solís.
DIPUTADO SOLÍS BOLAÑOS:
Gracias.
Bienvenidos, don Álvaro Aguilar y acompañantes de la Cámara de
Importadores, representantes de casas extranjeras.
Yo creo que, obviamente, ustedes son un sector muy importante, muy
necesario, porque los países no producen todo lo que necesitan y ese, yo
creo, fue el sano principio del comercio internacional. Los países importaban
lo que no tenían y exportaban lo que tenían, pero eso es precisamente parte
de lo que nos tratan de romper con este esquema, que nos tratan ahora de
imponer, y ahí es donde empieza a complicarse la cosa.
Yo entiendo perfectamente la posición de ustedes como sector,
porque, obviamente, como importadores, entre más importe, más crece el
sector. Entre menos se produzca leche o arroz o lo que sea, más opciones
hay de traer nuevos productos o de traer esos productos los importadores,
pero nosotros necesitamos tener una visión país; además, quiero recordar
algo, creo que se trata de maximizar demasiado la importancia de las
exportaciones, no porque sean negativas, sino porque van en detrimento de
la importancia del mercado interno.
Hoy, en Costa Rica las cifras más positivas dicen que hay
quinientos mil trabajadores relacionados con el sector exportador, pero
en este país hay un millón seiscientos mil trabajadores, es la población
económicamente activa; es decir, ese otro sector que no se valora
suficientemente es el 70%, y eso tenemos que tenerlo muy en claro.
Yo quisiera hacerles algunas preguntas.
Por ejemplo, ustedes
importan, pero ustedes venden en el mercado, el mercado de ustedes es el
mercado interno de este país. Yo sé que algunos venderán directamente al
consumidor, otros son distribuidores, pero ¿qué opinan ustedes si en este
país hay un verdadero esquema de competencia en todos los sectores o solo
en algunos, y que los favorece a ustedes y favorece a los productores locales
o perjudica a ustedes y perjudica a los productores locales, sean agricultores
o industriales?, porque ahí hay muchos cuestionamientos en donde hay
quienes cuestionamos que a estos procesos de importación ayudan a
fortalecer los procesos de concentración de los procesos de mercado, cosa
que es muy peligrosa para este país.
¿Qué opinan de la situación de productores nacionales, que tengan
que competir con productores de otros países a los cuales les subsidian?
Ayer vimos en leche, que aquí, al productor de leche, en el mejor de
los casos, el precio es treinta centavos el productor. En Estados Unidos la
base es veintidós centavos y ahí el Gobierno les arrima el precio hasta llegar
a treinta nueve centavos.
Ellos tienen todas las condiciones, fincas
muchísimas veces más grandes, se habla de fincas de dos mil vacas, aquí
nuestro gigante Dos Pinos son cuarenta vacas por finca. Ellos con subsidios,
con muy buena infraestructura, financiamiento, aquí sin una serie de
condiciones. ¿Ustedes creen que es razonable que esos sectores entren en
esas formas de competencia, sin tomar en cuenta todas estas variables, que
no tomaron en cuenta nuestros buenos negociadores, y que no fueron
transparentes con la sociedad costarricense en ese sentido?, y lo digo con
conocimiento de causa, porque casi pasó un año, incluso, estando yo en
CADEXCO para que dieran a conocer el Tratado...
LA PRESIDENTA:
Le quedan dos minutos, Diputado.
DIPUTADO SOLÍS BOLAÑOS:
Gracias, señora Presidenta.
El otro asunto es sobre el tema de la visión país, nosotros
representamos, cada uno de los diputados aquí presentes representamos a
noventa mil costarricenses, eso es lo que representa un diputado dentro del
Tratado de los costarricenses, tenemos que tener una visión y una respuesta
para esos noventa mil, y ahí hay de todo tipo, de personas y de intereses,
pero no puedo perder la versión país, eso es lo que nos obliga la visión país y
a la agenda de desarrollo, que parece fundamental, ahora tratan de
obligarnos a nosotros y exigir pasar una agenda de desarrollo incompleta, y
además, en un tiempo rapidísimo, cosa que no se hizo en años, y hay cosas
que si no se hacen antes del Tratado, no se pueden hacer, aunque yo difiero
de usted.
Ya para concluir, yo creo que los americanos, obviamente, van a decir
que no quieren renegociar, es que negociaron requete bien, negociaron muy
bien los norteamericanos. Bueno, hay ejemplos, Panamá se salió a tiempo y
está tratando de negociar directamente.
Ahora, recordemos que este proceso en Centroamérica, la meta era
todo alta, todo América, pero por algunas diferencias...
LA PRESIDENTA:
Se le venció el tiempo, Diputado.
DIPUTADO SOLÍS BOLAÑOS:
Un segundo.
... por algunas diferencias, en cuanto a propiedad intelectual, en
cuanto a subsidios, etcétera, muchos países salieron, entonces, ellos han
venido con la estrategia de país a país, o pequeños grupos.
Recordemos que todavía en América Latina, si acaso la tercera parte
de los países o menos, son los que ya tienen tratado o están en proceso,
faltan dos terceras partes, yo no sé por qué no analizamos eso, por qué no
aprovechamos la posibilidad de renegociar, hemos aprendido muchísimo en
este proceso, tenemos mejores elementos para negociar de nuevo.
Y a Estados Unidos le interesa que sea todo América, va a ser un
proceso lento, pero entre más pase el tiempo, el tiempo va a estar a favor
nuestro y vamos a lograr mejores condiciones para nuestros productores y el
derecho de este país de decidir qué queremos.
Gracias.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias, Diputado.
Tienen dos minutos para contestar.
INGENIERO ÁLVARO AGUILAR GONZÁLEZ:
Muchas gracias, doña Janina.
Diputado Solís, cuando pasan las cosas y vemos los procesos ya
finalizados, nosotros le llamamos “visión 20-20”, porque uno le puede ver
todos los defectos, es facilísimo, todas las equivocaciones, y ya cuando todos
analizamos lo que se puso ahí, no nos vamos a equivocar y es “visión 20-20”.
Lo que sí todavía pongo en duda y, personalmente, creo que no es
posible renegociar, porque ya negociamos, el arte de negociar —y hay un
libro de un chinito ahí que les recomiendo lean en sus ratos libres, así como
los Cuentos Chinos de Andrés Oppenheimer, que es buenísimo, o sea, son
libros que se dejan leer, son interesantes de leer, tal vez para las personas
que estamos metidos en este campo— es un arte, le enseñan a uno el
muñequito, pero si usted ve el muñequito por otro lado, entonces, hay que
hacer una negociación inteligente.
Acuérdense que el primer negociador que nosotros tuvimos fue
Cristóbal Colón, ese vino e hizo el primer negocio con nosotros, si vemos los
orígenes de nuestro país, ahí enseñaron los muñequitos y todas las cosas.
Señores, a nuestro país le hace falta una agenda, le hace falta una
estrategia-país, se agotó, fuimos exitosos, pero necesitamos algo más, la
oportunidad del TLC, es una oportunidad, no es parte de una agenda de
desarrollo, es un acuerdo comercial que nos ayuda a hacer decisiones
impostergables, pero nada más, les queda a ustedes el trabajo de hacer una
agenda-país.
Hay sectores estratégicos, diputado Solís, según entiendo: leche, los
agricultores, algunas otras cosas, que no se pueden abrir totalmente y ahí, en
el TLC están, está considerado, son cosas que ahí están. Ahora, si se
aprovechan o no, es la responsabilidad de los líderes de cada uno de los
sectores productivos.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias.
Tenemos con nosotros a la diputada González, que entró tarde,
cuando ya habíamos repartido el tiempo, y ya se nos ha agotado para poder
atender a los arroceros. Si usted quiere hacer una pregunta le damos la
oportunidad, sabiendo que ya estamos sobre el tiempo. Entonces, tiene que
ser muy concreta.
DIPUTADA GONZÁLEZ RAMÍREZ:
Me interesa mucho que le conteste la pregunta a don Ronald Solís,
sobre el mercado interno.
Tengo dos preguntitas pequeñas que me las pueden contestar
rápidamente.
¿Cuánto representa, de ese 10% de las empresas grandes, en
importaciones?
El señor hablaba de que si el TLC no se aprueba, se perderían
empleos en Costa Rica, pero la experiencia que tenemos con México —y no
lo digo yo, lo dicen los notables— es que en diez años se perdieron millón
trescientos empleos en los agricultores y se ganaron quinientos mil empleos,
pero en textiles, en maquila. Entonces, no es empleo de calidad.
Yo quiero que me expliquen si es que el empleo en el agro no es
empleo, eso no es trabajo, y que me digan el equilibrio que hubo ahí, de
quinientos a millón trescientos.
Gracias.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias, Diputada.
Estamos a punto ya de cerrar la audiencia, así es que pueden dar las
respuestas y cerrar con los pensamientos que ustedes nos quieran transmitir.
INGENIERO ÁLVARO AGUILAR GONZÁLEZ:
Muchas gracias, diputada Del Vecchio.
Permítame decirle que empleo es empleo; y empleo es la forma de
ganarse la vida de cualquier costarricense. Y para nosotros, desde el menor
empleo hasta el mayor empleo tiene nuestro respeto y consideración,
Diputada, no importa.
Le tengo que contar una cosa: mi familia, hace dos generaciones,
eran agricultores, mi bisabuelo, probablemente, agarraba el machete e iba a
cortar maleza y se levantaba a ordeñar las vacas, pero ellos fueron
evolucionando. Por eso yo respeto mucho lo que es el empleo, para mí no
hay un puesto que no merezca mi respeto.
Con respecto a la pregunta del diputado Solís, pues sí implica que si
hay un mayor desarrollo económico, nuestra economía crece, hay mayores
oportunidades para todos nuestros asociados, obviamente, nos beneficiamos.
Así como si hay una recesión en nuestro país, hay una caída del comercio,
obviamente, nos perjudicamos.
¿Por qué los países tienen que seguir creciendo?, porque la población
crece, crecen las necesidades, cada vez a ustedes los eligen en los puestos
populares por satisfacer más esas necesidades, las necesidades modernas
no están estáticas, son mayores.
¿Por qué nos quejamos de las carreteras?, ¿por qué nos quejamos de
que la Municipalidad en Tibás no puede recoger la basura?, ¿por qué se
queja la gente y no paga los impuestos?, ¿por qué no recibimos los servicios
del Estado?, ¿por qué esas cosas? Eso es lo que nosotros decimos, que
nosotros, como sociedad, tenemos que hacerle frente y eso pensamos
nosotros como empresarios.
Ahora, si el Gobierno no tiene dinero para hacer las carreteras y más
que buscar a alguien que las haga, es una necesidad para nosotros como
país, no es pecado, eso no es pecado. ¡Claro!, hay que controlarlas bien.
Yo quisiera dejarles dos pensamientos, uno sobre el gremio de
nosotros.
Nosotros, responsablemente fuimos y le hicimos frente al
problema, nos sentamos con las autoridades de Comercio Exterior, en aquel
tiempo, buscamos una alternativa que fuera —todavía me acuerdo del
nombre— “potable”, que fuera alternativa, que las dos partes pudieran
aceptar. COMEX nos la aceptó, ellos le vendieron bien la alternativa a los
negociadores americanos y ahí está el expediente N.º 16.116, es producto de
eso.
En nuestro caso, hubo una forma responsable, una forma planificada y
una forma que permitiera que el sector pudiera seguir adelante con o sin
TLC.
El primer mensaje es: “por favor, ayudemos a que este expediente se
convierta en ley de la República”.
Segundo mensaje. Ustedes tienen una gran responsabilidad con
nuestro país, piensen que mucho de lo que se pronostica a favor y en contra
son pronósticos, la realidad solo el tiempo nos la podrá decir, pero piensen
también en que el TLC no es una estrategia de desarrollo, es una
oportunidad que se nos presenta, inclusive de tiempo, para poder hacer un
país mejor y dejar una estrategia-país.
Muchas gracias.
LA PRESIDENTA:
Muchas gracias, les agradecemos su presencia, que nos hayan
acompañado y nos hayan brindado toda esta información valiosa. Si es
necesario que ustedes amplíen mayormente lo que hemos hablado esta
mañana, gustosamente recibiremos esa información por el medio escrito.
Buenos días.
Se decreta un receso de dos minutos para despedir a los señores de
CRECEX.
Descargar

ASAMBLEA LEGISLATIVA DE LA REPÚBLICA DE COSTA