Tema: Jueces de Ejecución de Penas
Título de la ponencia: El papel que debe desempeñar el nuevo Juez de
Ejecución
Presenta: Ana Rosa Cázares Ledesma
Guanajuato, Capital, 14 de Junio del 2011
JUEZ DE EJECUCIÓN:
INTRODUCCIÓN:
Dentro de ésta ponencia se pretende dar una vista general del
marco Jurídico, que debe desarrollar los nuevos Jueces de Ejecución, en el
nuevo Sistema de Juicios Orales, surgido del mandato del articulo quinto
transitorio de las reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, publicada en el Diario oficial de la Federación el dia 18 de Junio
del año 2008,
¿Cuál es, entonces, el papel que debe desempeñar el Juez de
Ejecución?, de acuerdo a los lineamientos que contemplan nuestra Carta
Magna en sus artículos 18 y 21 constitucionales en donde nace ésta nueva
figura, estableciendo que será competente para conocer de las cuestiones
planteadas por los sentenciados que se encuentren recluidos o los que lo
hayan estado,
ya que al
judicializar la ejecución penal se prentende
proteger los derechos de los sentenciados de
acuerdo
a la reforma
constitucional federal, que dispuso, sobre las funciones del sistema
penitenciario en el país.
Ya que ahora es, el Juez de Ejecución el que se encargara del
cumplimiento de las sentencias y la guarda del tratamiento del sistema
penitenciario de los sentenciados, sobre las bases de trabajo, capacitación,
educación, salud y deporte, como medios de “reinserción” del sentenciado a
la sociedad procurando que no vuelva a delinquir , toda vez que este es, el
fin de la nueva propuesta penitenciaria, en tal virtud se deja de lado la
readaptación Social por la construcción de una cultura de Derechos, que
desempeñara el Juez de Ejecución, como parte fundamental del derecho
penitenciario que de acuerdo a la reforma del artículo 18° Constitucional; no
se puede concebir una reestructura del código adjetivo penal sin la revisión
del ámbito de la prisión, pero además de ello el Juez Ejecutor tiene una
amplia y reglamentada función teniendo entre sus jurisdicciones la de
modificación de las penas, inspeccionar el lugar en donde debe cumplirse,
discutir sobre la preliberación y la libertad anticipada, por nombrar algunas,
de sus funciones, puesto que para tal efecto fue modificado el artículo 21
Constitucional párrafo tercero, que a su letra señala: “…la imposición de las
penas, su modificación y duración son propias y exclusivas de la autoridad
judicial…”.
Para ello cabe señalar que la reforma también prevé un nuevo
sustento legal para el Sistema Penitenciario, restringiendo la facultad del
Ejecutivo únicamente a la administración de prisiones y otorgando la
ejecución de sentencias al Poder Judicial (con los Jueces de Ejecución de
Sentencias).
Con el
sistema penitenciario que se
desarrollaba hasta hace
pocos días, no obstante que se manejaba en base a la readaptación social
supuestamente observando el mandato constitucional, sin embargo la
organización interna, como bien es conocido por el dominio publico, esta
era deficiente y se violentaban los derechos humanos que le concurren al
sentenciado , por lo que ahora con la entrada en funciones del nuevo Juez
de Ejecución, se verán reducidos las arbitrariedades que se cometían al
sentenciado , ya que dentro de las funciones que tiene el Juez de ejecución
se contempla que sea un vigilante y garante de sus derechos que tutela
tanto la constitución, los tratados internacionales y las leyes. Así mismo el
individuo tendrá en el Juez de ejecución Penal una instancia para
defenderse de un posible atropello, tramitando cualquier incidente a su favor
Es entonces que surge una función elemental en la figura del Juez
de Ejecución que se radica en nuestra Carta Magna, al establecer una serie
de cambios estructurales para modificar la duración de las penas, tomando
como base la conducta que los prisioneros demuestren en el encierro, ya
que la finalidad de la pena privativa de la libertad es ahora la “reinserción
social”, por lo que el Juez de Ejecución tendrá el gran compromiso de estar
alerta del tratamiento penitenciario a fin de que en sus facultades de
modificación de penas, aplique adecuadamente los beneficios a que puede
acceder el sentenciado.
Por consiguiente,
en éste tenor, para el control judicial
se
requiere el apoyo de la administración penitenciaria, a fin de que el Juez de
Ejecución no encuentre obstáculos en su intervención para lograr un buen
control Judicial, que es la pretensión que ha establecido el Legislador al
establecer las competencias generales del Juez de Ejecución, a efecto de
proteger los derechos de los sentenciados.
Así encontramos que el Código Procesal Penal delinea un Juez
de Ejecución dotado de amplias atribuciones particularmente toda la
ejecución del pronunciamiento condenatorio, iniciando con la práctica de
cómputos de penas, trámite de libertad condicional, revocación de libertad
condicional, determinación de condiciones de pagos de multas, trabajo
comunitario, ordenar la excarcelación por padecimientos de enfermedades
terminales, nombramiento de guardador del que habrá de representar al
condenado en la administración de sus bienes, tasación de las costas
impuestas, emisión de ordenes de libertad en relación con otorgamiento de
indultos, decretar medidas de seguridad y libertad vigilada, fijar cuantías de
cauciones impuestas en sentencia, celebración de audiencias relacionadas
con el perdón del ofendido,
En éste Contexto se puede observar que en la función del Juez
de Ejecución surge una garantía de la protección de los derechos que se les
reconozcan a un individuo que haya tenido acceso a la administración de
justicia, por lo que en cumplimiento a la Constitución tiene en su manos la
responsabilidad de hacer cumplir las sentencias, y de proteger los derechos
de los sentenciados
CONCLUSIÓN
.- La creación de la figura del juez de ejecución y un marco legal
de su actuación pronostica una mayor inmediatez con el privado de su
libertad, garantiza el acceso al respeto de sus derechos fundamentales, a la
intervención de organismos públicos internacionales de vigilancia de sus
derechos al garantizar la legalidad en el cumplimiento de las sanciones sin
privilegios, reducción de los efectos negativos accesorios al internamiento en
las prisiones al permitirle la relación con el entorno social, un sistema de
imposición de sanciones comprende no solo el aparato penitenciario, implica
el desarrollo de normas que regulan la ejecución no solo la de prisión, sino
de todas la penas, así como el desarrollo de los procedimientos de ejecución
penal.
BIBLIOGRAFÍA.

Diccionario Jurídico Penal Mexicano, Ed. Porrúa,

Granados Chaverri Mónica y varios, El sistema penitenciario entre el
Temor y la Esperanza, editorial Orlando Cárdenas, primera edición;
México 1991

ORTIZ Ortiz Serafín, Función Policial y Seguridad Publica, Serie
Jurídica. McGraw-Hill, pp.69-71.

ORTIZ Ortiz Serafín, Los Fines del La Pena, Instituto de Capacitación de
la Procuraduría General de la República.

Salas Chávez, Gustavo R., El sistema Penal Mexicano, Editorial Porrúa,
México, 2002.

Boletín de Derecho Comparado Mexicano, número 112, por Sergio
García Ramírez, al
libro Juez de ejecución de penas. La reforma
penitenciaria mexicana del siglo XXI, de RIVERA MONTES DE OCA,
Luis, México, Porrúa, 2003, Biblioteca Jurídica Virtual, http://w
ww.bibliojuridica.org

Análisis del Dictamen de la Reforma Constitucional en Materia Penal
presentado en Cámara de Diputados, por la Investigadora Parlamentaria
Mtra. Claudia Gamboa Montejano, con fecha enero de dos mil ocho, de
la Subdirección de Política Interior, de la Dirección de Servicios de
Investigación y Análisis, del Centro de Documentación, Información y
Análisis, de la Cámara de Diputados, de la LX Legislatura.
Descargar

ANA ROSA CAZARES LEDESMA