Fideicomiso – Definición - Objetivo
1. Introducción
Este trabajo tiene como objetivo presentar nuestro proyecto ante futuros inversores a fin
de aclarar interrogantes generados por una inversión no tradicional, en este caso la
agricultura.
Nuestro país tiene una posición geográfica privilegiada permitiéndole posicionarse, junto
a Brasil y China, dentro de los países líderes en el abastecimiento de alimentos sanos y
variados para el mundo.
Asimismo los competidores en el mercado internacional se ven limitados por diversas
cuestiones, ya sean estructurales, coyunturales o bien climáticas.
Por otro lado, Europa presenta un sistema agrícola ganadero colapsado por altísimos
costos de producción originado en la irracionalidad de su esquema de subsidios.
2. La agricultura
Los avances tecnológicos en materia agrícola y financiera, nos han proporcionado las
herramientas necesarias que nos permitan minimizar los riesgos que corren nuestras
inversiones, colocando a la agricultura como una de las actividades más seguras y
rentables del momento.
2.1 Riesgo Climático
La sequía es uno de los factores de riesgo mas importantes. Sin embargo, el mismo se ha
visto reducido considerablemente gracias a los avances tecnologicos y genéticos en esta
materia. Así, existen en la actualidad modernos equipos que permiten regar grandes
extensiones de tierra a costos cada vez mas reducidos, como también híbridos y
variedades que se adaptan a condiciones de déficit hídricos.
Sin duda, quienes más han avanzado en materia de riesgo climático son las compañías de
seguro, quienes ofrecen coberturas de seguros multirriesgo. Así, se encuentran cubiertas
las siguientes situaciones de riesgo:







Sequía
Inundaciones
Lluvias en exceso
Granizo
Heladas
Vientos fuertes
Incendio producido por rayo
De esta forma, a través de la contratación de este tipo de seguro es que se pueden
reducir estos riesgos, previendo las posibles variables climáticas y sus efectos sobre
cada cultivo en particular.
Asimismo detallamos los cultivos cubiertos:




Trigo
Soja 1ª y 2ª
Maíz
Girasol
Cabe mencionar las siguientes situaciones de riesgo no cubiertas:





Fluctuaciones en los precios
Plagas o enfermedades
Perdida en la calidad de los granos
Utilización de agroquímicos en dosis diversas a las recomendadas por el INTA
Negligencia o actos dolosos
Asi podemos afirmar que uno de los mayores obstáculos para atraer capitales al negocio
agropecuario se ha reducido en forma considerable, aunque es importante aclarar que no
existe elemento que permita eliminar el riesgo en un 100 %, pero lo reduce a valores
aceptables para el inversor tradicional con determinado nivel de aversión al riesgo.
2.2 Riesgo de mercado
Las fluctuaciones del mercado pueden hacernos perder mucho dinero. Es frecuente que
algún asesor haga sus números pensando en un valor de mercado que luego no se refleja
al momento de levantar la cosecha y vender. En la actualidad funcionan dos Mercados de
Futuros y Opciones en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y en la de Rosario que nos
permiten cubrir nuestras expectativas de precios de venta sin mayores gastos,
permitiéndonos inclusive cierto margen para la especulación, pero claro está que ese
tema debería tener un capítulo aparte por lo extenso y complejo del mismo.
3. Inversores
El fideicomiso agropecuario constituye una oportunidad de inversión que posibilita el
ingreso de pequeños y medianos inversores en el sector agropecuario
En principio no existen restricciones para la participación en este tipo de fideicomiso,
donde el monto de capital invertido define el porcentaje de participación en el
emprendimiento y su consecuente relación con el retiro de utilidades. Cada inversor
suscribe uno o más módulos, cuyo valor es de $ 10.000, con la posibilidad de retirar los
beneficios al cabo de un año comercial y el capital invertido una vez finalizado el
emprendimiento. También existe la posibilidad de vender o transferir los módulos en
cualquier momento del plazo de la inversión a potenciales inversores que estén en una
lista de espera, creando a su vez un mercado secundario.
4. Información
Cada inversor recibirá trimestralmente vía e-mail y/u otros sistema de comunicación un
informe de la situación económica financiera como así también un informe técnicoagronómico, de manera tal que le permitirá llevar un seguimiento y control de los
cultivos y sus costos.
5. Aspectos legales. El Fondo como fideicomiso
La alta presión de la AFIP, el ONCAA y demás organismos de contralor de la actividad
agropecuaria y la seguridad de la inversión exigen darle una forma legal adecuada al
emprendimiento. Luego de consultas con diversos especialistas y en función a nuestra
experiencia, hemos concluido que, entre las posibilidades existentes en nuestra
legislación, la figura del Fideicomiso es la estructura jurídica de inversión colectiva más
adecuada para participar del emprendimiento, por su sencillez para tributar impuestos y
la facilidad para entrar y salir del negocio sin mayores inconvenientes.
FIDEICOMISO SURAGRO I
Nuestro proyecto tiene como objetivo el desarrollo de cultivos de soja, maíz, girasol,
sorgo, cebada y trigo en campos arrendados en la provincia de Buenos Aires. Se
estructura como un fideicomiso ordinario (No Financiero), en base a un contrato
formulado por Surkay S.A., al cual se adhieren los inversores en su doble carácter de
fiduciantes y beneficiarios. En líneas generales, el esquema del fideicomiso es el
siguiente:




Fiduciario: SURKAY S.A.
Fiduciantes: los inversores que adhieran al contrato y transmitan al fideicomiso
los fondos que aportan.
Beneficiarios: los inversores adherentes, en cuanto tienen derecho al recupero del
capital aportado y las utilidades netas del Fideicomiso, en tanto existan recursos
suficientes en el mismo.
Bienes fideicomitidos: el patrimonio fideicomitido estará compuesto por los
aportes en dinero de los inversores. Una vez puesto en marcha el proyecto , a
medida que los fondos son invertidos conforme al Plan de inversión y Negocios
(PIN) y a la evolución de este ultimo, serán bienes fideicomitidos los derechos
bajo los contratos de arrendamiento de campos, las semillas e insumos, las
sementeras, los derechos sobre los seguros que se contraten, los derechos bajo los
contratos de futuros y opciones, los granos que se cosechen, y los derechos bajo
los contratos de venta de granos y la cobranza de los mismos.
6. La cuestión geográfica
Con el objetivo de reducir riesgos climáticos y además de suscribir seguros
multirriesgos, es interesante e importante distribuir estratégicamente la producción en
campos que estén lo suficientemente alejados como para no ser afectados por el mismo
fenómeno climático, pero no tanto como para complicar la logística y supervisión. Lo
común sería definir un área donde se centre las operaciones y, nuestra experiencia nos
indica que la ciudad de 25 de Mayo, se encuentra equidistante de varias zonas de
importante producción agropecuaria, ya sea Saladillo, 9 de Julio, Gral. Alvear, Bragado,
etc., donde pueden encontrarse campos de buena calidad y aun con precios razonables de
alquiler, que permite reducir el punto de equilibrio del proyecto.
El objetivo, en esta primera etapa, es alcanzar las 1.000 has de producción y en la medida
que el éxito acompañe al proyecto y la gestión, ir ampliando, sin limite, dicha cantidad
con el objetivo de reducir aun mas los riesgos geográficos.
7. Qué es y cómo funciona el Fideicomiso
De acuerdo con lo establecido en el artículo 1º de la Ley 24.441, habrá fideicomiso
cuando una persona (fiduciante) transmite uno o más bienes en propiedad fiduciaria a
otra parte (fiduciario), quién se obliga a ejercerla en beneficio de quién se designe en el
acto respectivo (beneficiario).
El efecto esencial del fideicomiso es la constitución de un patrimonio autónomo o de
afectación con los bienes fideicomitidos, que se asignan en propiedad fiduciaria al
fiduciario, pero que no integran su patrimonio. En consecuencia, los acreedores de éste
no tienen acción contra esos bienes, ni tampoco la tienen los acreedores del fiduciante
(pues éste transfirió los bienes por un acto en principio lícito, restándolos de su
patrimonio), salvo la acción de fraude. En cuanto a los acreedores del beneficiario, éstos
podrán cobrarse de los frutos del fideicomiso que corresponda percibir como beneficiario
a su deudor, o subrogarse en los derechos del mismo.
El derecho de propiedad fiduciaria recae sobre los bienes originalmente fideicomitidos,
los que los sustituyen o acrecen, y asimismo puede extenderse a los frutos y a los bienes
que se incorporen en el futuro.
La ley contempla dos tipos de fideicomiso: el fideicomiso común u ordinario y el
fideicomiso financiero. A su vez, cualquiera de ellos puede clasificarse en fideicomiso de
administración y en fideicomiso de garantía, en atención al objeto-fin del negocio
fiduciario.
El fideicomiso común – u “ordinario”, como lo denomina las Normas de la Comisión
Nacional de Valores – nace de un contrato o testamento, y se constituye en beneficio de
una o más personas físicas o jurídicas determinadas, o determinables conforme a los
datos que consten en el respectivo instrumento.
Puede ser fiduciario común cualquier persona física o jurídica. El fideicomiso financiero
es aquel en el que los derechos de los beneficiarios están incorporados en valores
negociables, que pueden ser valores de deuda fiduciaria o certificados de participación.
8. Factores de riesgo
La inversión en el fideicomiso agropecuario importa la asunción de riesgos vinculados a
los bienes fideicomitidos, la actividad a cumplir por el fiduciario y factores políticos y
económicos en relación con la República Argentina y el mundo. El Fiduciario no asume
ni asumirá obligación ni garantía alguna respecto del Patrimonio Fideicomitido, excepto
aquellas obligaciones que le impone la Ley 24.441 respecto de la adquisición,
conservación, cobro y realización del Patrimonio Fideicomitido.
La inversión se encuentra sujeta a una serie de riesgos particulares a su naturaleza y
características. Los potenciales inversores deben leer cuidadosamente este Prospecto en
su totalidad, y analizar detenidamente los riesgos asociados a la inversión en el
fideicomiso agropecuario.
8.1 Derechos que otorga la calidad de Beneficiario. Inexistencia de recurso contra el
Fiduciario. Los bienes fideicomitidos constituyen la única fuente de pago para los
inversores. Por lo tanto, si los mismos son insuficientes para pagar a los Beneficiarios, el
Fiduciario no estará obligado a utilizar recursos propios para cubrir las deficiencias de
pago, y los inversores no tendrán derecho alguno contra el Fiduciario, ni sus directores y
accionistas, salvo la responsabilidad del Fiduciario por su culpa o dolo, así declarada por
laudo del Tribunal Arbitral.
8.2 Riesgos vinculados con los Bienes Fideicomitidos. Los fondos aportados por los
inversores en fideicomiso serán aplicados a la siembra de granos en campos de terceros,
a efectos de su comercialización una vez cosechados. La única fuente de recursos que
tiene el Fideicomiso para el pago del reembolso del capital aportado por los inversores y
la rentabilidad prometida es el producido de la comercialización de los granos. Por lo
tanto, dichos pagos pueden verse dificultados en caso de (a) una merma importante en la
cantidad de grano obtenido, en función de factores climáticos, fitosanitarios, demoras o
pérdidas en las cosechas, pérdida o robo de granos, etc., (b) ingresos menores a los
esperados, en virtud de un eventual incumplimiento por parte de las contrapartes en los
contratos de venta a término de los granos, o imposición de nuevos o mayores
retenciones a la exportación, impuestos o tasas sobre el precio a cobrar bajo dichos
contratos con relación a los vigentes. Sin embargo, el riesgo de pérdidas por factores
climáticos estará cubierto por Seguros Agrícolas, mientras que la venta de granos a
término se contratará con entidades de reconocida solvencia económica y financiera y
trayectoria en el mercado local e internacional de granos.
No se puede asegurar que no ocurran siniestros climáticos o de otro orden no cubiertos
por la póliza de Seguro Agrícola, tales como mala calidad de los insumos, aparición de
plagas y enfermedades, mala implementación de prácticas de cultivo o negligencia de los
operarios, pérdidas por mala o inferior calidad de los granos, y riesgos comerciales.
8.3 Riesgo político, económico y regulatorio. El Fideicomiso está sujeto a variados
riesgos exógenos respecto de los Bienes Fideicomitidos y la administración del mismo y
del negocio subyacente, tales como expropiación, modificaciones en las leyes y sus
reglamentaciones, en su interpretación y en el dictado de nuevas normas que afecten al
Fideicomiso, el mercado de cambios, la actividad agropecuaria y los contratos en
general, todo lo cual puede incidir negativamente en la operatoria y rendimiento del
Fideicomiso.
8.4 Moneda de pago. La moneda de pago a los inversores es el Peso Argentino.
9. Descripción del Fiduciario
SURKAY S.A. es una Sociedad formalmente constituida bajo Ley Argentina.
10. Aspectos Impositivos
Impuesto a las Ganancias
Se trata de un fideicomiso ordinario. No realiza oferta pública de cuotas partes o títulos
valores, sino que se basa en un contrato privado regulado por las disposiciones de la ley
24.441. En todos los casos, el fiduciante posee la calidad de beneficiario.
En el impuesto a las ganancias, el fideicomiso se encuentra incluido dentro del artículo
69 de la ley. No obstante, cuando el fiduciante adquiera la calidad de beneficiario, el
fideicomiso no es sujeto de este impuesto, y las utilidades que pudieran lograrse quedan
encuadradas en la tercera categoría en cabeza del sujeto fiduciante-beneficiario, quien
deberá incluir en su declaración jurada el resultado impositivo determinado en el
fideicomiso, de una manera análoga al método de imputación que estipula la ley en el
caso de participación en sociedades de hecho.
Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta
Los Fideicomisos son sujetos pasibles del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, de
acuerdo con lo establecido por el Art. 2, inc. f. de la Ley 25.063, debiendo inscribirse y
tributar el impuesto como responsable por deuda propia.
A su vez, de acuerdo con lo establecido en el art. 13, tercer parrafo de la Ley del citado
impuesto, el computo como pago a cuenta resultará de aplicar la alícuota establecida en
el inciso a) del artículo 69 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en
1997 y sus modificaciones, vigente a la fecha del cierre del ejercicio que se liquida, sobre
la utilidad impositiva a atribuir a los partícipes.
Impuesto al Valor Agregado
El fideicomiso agropecuario es sujeto pasivo del Impuesto al Valor Agregado.
De acuerdo con lo dispuesto por el art. 28 de la Ley del Impuesto, la actividad
agropecuaria se encuentra alcanzada a la tasa reducida del 10,5%. Cabe mencionar que
determinados bienes, como es el caso de las semillas agrícolas y de otras formas de
propagación de cultivos agrícolas (bulbos, gajos, plantines, etc.) se encuentran sujetos a
la alícuota general del 21%. Asimismo, con el dictado de la ley 25.717 (9/01/2003) y
decreto 51/2003 se establece que todas las labores que se relacionen con la actividad
agropecuaria abonaran un 10,5%.
Ingresos Brutos de la Provincia de Buenos Aires
La Ley 11518 del año 1994 y modificatorias establece la eximición de este impuesto a la
producción primaria de Cereales, Oleaginosas y Forrajeras; como así también a la
producción y Cría de Ganado Ovino, Porcino y Bovino. Actualmente se encuentra
suspendida la eximición de dicho impuesto, encontrándose dichas actividades gravadas.
Descargar

Fideicomiso – Definicion - Objetivo