DICTAMEN DE LA JUNTA DIRECTIVA DEL
INSTITUTO DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS (IDEL)
El Instituto de Estudios Legislativos (IDEL) de la Federación
Argentina de Colegios de Abogados, manifiesta en relación a la cuestión
sometida a su consideración por el Colegio de Abogados de Córdoba, con
respecto al “objeto social” contenido en la escritura pública de fecha 30
de marzo de 2006 sobre “Acta Constitutiva y Estatutos” de la entidad
“JOSE LUIS FRUTERO & ASOCIADOS S.A.”, que:
1. El ejercicio de la profesión de abogado es personal y como tal no
puede ser motivo de “ejercicio” por un ente societario. Así lo
establecen las normas relativas al ejercicio y la correspondiente
colegiación legal.2. El ejercicio de la profesión como servicio que se brinda para la
organización social del Estado, posibilitando la defensa de la
persona y los derechos, no es una mercancía y por tanto es ajena a
las leyes del mercado y de la normativa del derecho comercial que
las rige.3. Que la libertad de trabajo y asociación no impide que los abogados
como ciudadanos se asocien entre si o con terceros para objetos no
vinculados con el ejercicio de la profesión como tal.Es decir para la
“representación” de las personas y sus derechos que es el eje central
de la labor del abogado en ejercicio.
4. Que por tanto ningún “ente” societario, cualquiera sea el “tipo o
modelo” que se adopte, resulta apto, ajustado a la prestación del
servicio, o legalmente admisible para llevar a cabo la
“representación” de los derechos de las personas.
5. Que asimismo para la “prestación del servicio en si mismo”, es
admisible la asociación de “abogados”, mas no de “otras
profesiones” que tienen como “objeto” y “servicio social a cargo”,
labores propias que precisamente, por ley, no son las de
“representar” a las personas y sus derechos.6. Que la libertad de asociación con personas de diferentes profesión
es posible con fines de llevar a cabo la Instalación, organización,
dirección y administración de establecimientos destinados al
ejercicio de actividades profesionales en las areas de diferentes
disciplinas profesionales. Pero la organización y dirección del
“establecimiento” no podrá –respecto a la prestación del servicioconstituirse en “entidad que asume obligación de la especie”,
limitándose precisamente a la “instalación, organización, dirección
y administración del “establecimiento” y no del servicio.(conf.
inc.7, art.22 ley 5805)
7. Que por tanto cuando se trate de la concreta “prestación de
servicios”, debe resultar claramente expresado en el contenido
del pacto de constitución societaria, que tanto la prestación en si
como el conocimiento previo de los hechos y actos, y las decisiones
relacionadas con la “representación” han de ser fijadas, y resueltas
por el profesional matriculado de la abogacía que corresponda, y
que en modo alguno asumidas o fijadas por la “..organización,
dirección o administración del establecimiento”.8. Que la normativa existente en la Colegiación legal de la abogacía
(entre ellas la ley 5805 de la Prov.de Córdoba), indican claramente
la “naturaleza” esencialmente personal del “ejercicio” de la
abogacía, determinando los deberes y condiciones previas para la
matriculación como también las responsabilidades en caso de
violación, y por tanto, la limitaciones y restricciones para
enmarcarlas desde otro ángulo asociacional que encubra una
violación al régimen de inhabilidades o incompatibilidades que la
ley establece en forma expresa (conf.art.21 ley 5805
Prov.Córdoba).9. Por tanto en la especie traida, deben quedar delimitados y
excluidos como “objeto o actividad propia del ente”, pues no
parecen así en el “ARTICULO CUARTO.....” que el “objeto
principal” de la “sociedad”, sea “dedicarse por cuenta propia”, la
organización y administración de un establecimiento donde se
brinde actividad profesional de diversas profesiones, entre ellas la
“abogacía” , sin excluir adecuadamente la “representación y el
ejercicio” de la defensa de personas y derechos, particularmente
cuando en el apartado 2*) se indica la “prestación de servicio”...en
materia jurídica....no obstante indicar que la “actividad se
desarrollará” “...en los casos que sea necesario..” (siempre
diríamos), por intermedio de profesionales con título habilitante y
matriculaciòn exigida ..”; o cuando en 3*) señala en primera
persona: “La aceptación, celebración y ejecución de mandatos,
representaciones y patrocinios profesionales...” (de nuestra
especie).10. Que los valores institucionales, profesionales y éticos a los que se
debe la abogacía organizada, imponen precisamente la existencia de
marcos que garanticen que las inhabilidades e incompatibilidades
legales sean suficientemente respaldadas.Buenos Aires, 6 de noviembre de 2006.-
Dr. Ricardo Gil Lavedra
Vice-Presidente 2º
Dr. Ricardo Cornaglia
Secretario 1º
Dra. María Angélica Gelli
Presidente
Dr. Alberto Ruiz de Erenchun
Secretario 2º
Dr. Héctor Mendez
Prosecretario
Dr. Arístides Corti
Dr. Cayetano Povolo
Tesorero
Dr. Rodolfo Capón Filas
Vocal 1º
Vocal 2º
Dr. Carlos Vasquez Ocampo
Director Ejecutivo
Descargar

El Instituto de Estudios Legislativos (IDEL) de la Federación