Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
COMISIÓN DE TRANSPORTES Y COMUNICACIONES
PERÍODO LEGISLATIVO 2008 – 2009
Pre dictamen
Ha ingresado a la Comisión de Transportes y Comunicaciones, para dictamen,
el Proyecto de Ley N° 2857/2008-CR –multipartidario-, refrendado por los
Congresistas Isaac Mekler Neiman, Juvenal Silva Díaz, Víctor Isla Rojas, Miro
Ruiz Delgado, Werner Cabrera Campos, Martín Pérez Monteverde, Rafael
Gustavo Yamashiro Oré, y otros, por el que se propone la “Ley que establece
el Régimen de Admisión Temporal de Aeronaves y Material Aeronáutico”
1. RESUMEN DE LA PROPUESTA
El Proyecto de Ley Nº 2857/2008-CR ha sido derivado a la Comisión de
Transportes y Comunicaciones como Segunda Comisión Dictaminadora, el 14
de noviembre del mismo año.
El Proyecto de Ley propone que los explotadores aéreos puedan ingresar al
país aeronaves destinadas a sus fines, así como las partes, piezas, repuestos y
motores, documentos técnicos propios de la aeronave y material didáctico para
instrucción de personal aeronáutico.
2. MARCO CONSTITUCIONAL Y LEGAL
1.2.3.4.5.6.-
Constitución Política del Perú. Artículos 58º, 65º, 74º.
Ley N° 26909 – Ley que establece que las empresas nacionales de
transporte aéreo podrán realizar importaciones bajo el régimen temporal.
Ley N° 27261 – Ley de Aeronáutica Civil del Perú.
Ley N° 28525 – Ley de Promoción de los Servicios de Transporte
Aéreo.
Decreto Supremo Nº 135-99-EF - Norma IV, inciso b del Texto Único
Ordenado del Código Tributario.
Decreto Supremo Nº 131-2005-EF – Normas Complementarias para la
aplicación del Titulo IV de la Ley Nº 28525, Ley de Promoción de los
Servicios de Transporte Aéreo.
1
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
7.8.-
Decreto Supremo Nº 129-2004-EF Texto Único Ordenado de la Ley
General de Aduanas.
Decreto Legislativo Nº 1053 que aprueba la Ley General de Aduanas.
3. ANTECEDENTES DE LA PROPUESTA.
La Ley N° 26909, señala que las empresas nacionales, de acuerdo a lo
establecido en la Ley N° 24882, sus modificatorias y complementarias,
dedicadas al servicio de transporte aéreo, de carga o de pasajeros, podrán
ingresar al país aeronaves destinadas a sus fines, así como sus partes, piezas,
repuestos y motores -los mismos que serán detallados mediante Resolución
Ministerial expedida por el Ministerio de Economía y Finanzas-, con suspensión
del pago de todo tributo bajo el Régimen de Importación Temporal y hasta por
un período de cinco (5) años. El acogimiento a este Régimen no requerirá el
otorgamiento de garantía ni le será de aplicación el interés compensatorio a
que se refiere el inciso a) del Artículo 64 de la Ley General de Aduanas.
La Ley Nº 27261, Ley de Aeronáutica Civil del Perú, establece en el artículo 71º
que “(…) se denomina explotador de la aeronave a la persona que la utiliza
legítimamente por cuenta propia, aun sin fines de lucro, conservando su
conducción técnica y la dirección de la tripulación.”
El Texto Único Ordenado de la Ley General de Aduanas, aprobado mediante
Decreto Supremo Nº 129-2004-EF, señala en el Artículo 70º que el Régimen de
Admisión Temporal es el “Régimen Aduanero que permiten el ingreso de
ciertas mercancías extranjeras al territorio aduanero con suspensión del pago
de los derechos arancelarios y demás impuestos que graven su importación”,
para ser exportadas dentro de un plazo determinado, luego de haber sufrido
una transformación o elaboración, debiendo dichas mercancías estar
materialmente incorporadas en el producto exportado.
La Ley Nº 28525, Ley de Promoción de los Servicios de Transporte Aéreo
establece, en el Artículo 7º, que “Las empresas nacionales, de acuerdo a lo
establecido en la Ley Nº 27261 (…) podrán ingresar al país aeronaves
destinadas a sus fines, así como sus partes, piezas, repuestos y motores,
documentos técnicos propios de la aeronave y material didáctico para
instrucción del personal aeronáutico – los mismos que serán detallados
mediante Resolución Ministerial expedida por el Ministerio de Economía y
Finanzas – con suspensión del pago de todo tributo, bajo el Régimen de
importación Temporal y hasta por el periodo de cinco (5) años. El acogimiento
2
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
a este Régimen no requerirá el otorgamiento de garantía ni le será de
aplicación el interés compensatorio a que se refiere el inciso a) del artículo 64
del Decreto Legislativo Nº 809, Ley General de Aduanas.”
Asimismo, el Numeral 7.2. del referido Artículo, señala que “Cuando se efectúe
la nacionalización de dichos bienes, para efecto de la determinación de la base
imponible de los Derechos Arancelarios y el Impuesto General a las Ventas, se
tomará en cuenta el Valor en Aduanas consignado en la Declaración Única de
Aduanas – Importación Temporal, deducida la depreciación. Para este efecto,
la depreciación será del veinte por ciento (20%) anual sobre el Valor en
Aduanas, consignado en dicha Declaración. Cuando la nacionalización se
efectúe durante el último mes del quinto año se deducirá el veinte por ciento
(20%)”.
El Decreto Supremo Nº 131-2005-EF, Normas Complementarias para la
aplicación del Titulo IV de la Ley 28525, Ley de Promoción de los Servicios de
Transporte Aéreo, que reglamenta la Ley Nº 28525, establece que el plazo de
la importación temporal no podrá exceder de cinco (5) años, computados a
partir de la numeración de la Declaración Única de Aduanas; plazo que las
empresas deberán tomar en cuenta para solicitar el régimen la vigencia del
contrato de arrendamiento de la aeronave, del permiso de operación y/o
permiso de vuelo. Y, que las prórrogas que se concedan no podrán exceder en
su conjunto el plazo de cinco (5) años.
El Decreto Legislativo Nº 1053, que aprueba la Ley General de Aduanas,
establece en el Artículo 53º que la admisión temporal para reexportación en el
mismo estado es el “Régimen aduanero que permite el ingreso al territorio
aduanero de ciertas mercancías, con suspensión del pago de los derechos
arancelarios y demás impuestos aplicables a la importación para el consumo y
recargos de corresponder, siempre que sean identificables y estén destinadas
a cumplir un fin determinado en un lugar específico (…).”
El Decreto Legislativo Nº 757, que aprueba la Ley marco para el crecimiento de
la inversión privada, establece en el Artículo 11º que el Estado asegura la
prestación de servicios públicos básicos, promoviendo la participación del
sector privado, a fin de mejorar la calidad de los servicios.
El Decreto Supremo Nº 081-2001-RE, que aprueba el Acuerdo Multilateral
sobre la Liberalización del Transporte Aéreo Internacional, en cuyo Artículo 9º
se establecen determinados materiales aeronáuticos y de transporte aéreo que,
sobre la base de reciprocidad, quedarán exentas de todas las restricciones a la
3
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
importación, derechos de aduana, derechos al consumo, derechos y cargos
similares, impuestos, etc., instrumento cuyo fin es incentivar el turismo nacional
y al sector de transporte aéreo.
Decreto Supremo Nº 135-99-EF - Norma IV, inciso b del texto Único Ordenado
del Código Tributario -principio de legalidad, reserva de la ley.- sólo por Ley o por
Decreto Legislativo, en caso de delegación, se puede:
a. Crear, modificar y suprimir tributos; señalar el hecho generador de la obligación tributaria, la
base para su cálculo y la alícuota; el acreedor tributario; el deudor tributario y el agente de
retención o percepción, sin perjuicio de lo establecido en el Artículo 10º;
b. Conceder exoneraciones y otros beneficios tributarios;
c. Normar los procedimientos jurisdiccionales, así como los administrativos en cuanto a
derechos o garantías del deudor tributario;
d. Definir las infracciones y establecer sanciones;
e. Establecer privilegios, preferencias y garantías para la deuda tributaria; y,
f. Normar formas de extinción de la obligación tributaria distintas a las establecidas en
este Código.
Los Gobiernos Locales, mediante Ordenanza, pueden crear, modificar y suprimir sus
contribuciones, arbitrios, derechos y licencias o exonerar de ellos, dentro de su jurisdicción y
con los límites que señala la Ley.
Mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministro de Economía y Finanzas se regula las
tarifas arancelarias.
Por Decreto Supremo refrendado por el Ministro del Sector competente y el Ministro de
Economía y Finanzas, se fija la cuantía de las tasas.
() Modificado por el Artículo 2º de la Ley 27335 del 31 de julio de 2000. Modificado por el Artículo 3º del D.Leg. 953
del 5 de febrero de 2004.
4. OPINIONES SOLICITADAS.
1.- MINISTERIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS.2.- MINISTERIO DE TRANSPORTES Y COMUNICACIONES.
3.- SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE ADMINISTRACION TRIBUTARIA SUNAT.
5. ANÁLISIS DE LA PROPUESTA
Tal como está concebida en la Constitución Política del Perú, el rol del Estado
en materia económica, no puede ser entendida como una limitada actitud de
plena neutralidad política-económica, sino debe ser una guía conveniente para
el desarrollo adecuado del país, pues no es posible olvidar que según la misma
Norma Fundamental, en su artículo 44º: “(...) promover el bienestar general
4
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
que se fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral y equilibrado
de la Nación (...)”. Sin llegar a los extremos de ser intervensionista y menos
aún de ser un mero observador de la realidad nacional, el Estado debe actuar
según el rol asignado en el marco constitucional, y según lo que se conoce
como una Economía social de mercado (ESM), tal como lo establece el artículo
58º de la Constitución, modelo tributario del Estado democrático y social de
derecho (artículo 43º de la Constitución) que rige a nuestro país. Ahora bien,
bajo este marco debe analizarse la situación de exoneración planteada.
La Constitución ha elegido que es el modelo de la economía social de mercado
el que rija nuestro país en materia económica. A través de él, el Estado no
puede mantenerse indiferente a lo que sucede en materia económica,
pero tampoco está facultado para interferir arbitraria e injustificadamente
en ella. La economía social de mercado, adoptada importa el reconocimiento
de valores constitucionales como son la libertad (artículo 2º, inciso 24.a de la
Constitución), la igualdad (artículo 2º, inciso 2 de la Constitución) y la justicia
(artículo 44º de la Constitución), siendo compatible con los cimientos
inspiradores del Estado. Por tal razón, no es ilógico que el Tribunal
Constitucional haya expresado, como parte de los fundamentos 13.a y 16 de la
STC N.º 0008-2003-AI/TC, que en este modelo económico “(...) imperan los
principios de libertad y promoción de la igualdad material dentro de un
orden democrático garantizado por el Estado [motivo por lo cual] es una
condición importante del Estado social y democrático de derecho. Por
ello debe ser ejercida con responsabilidad social y bajo el presupuesto de
los valores constitucionales de la libertad y la justicia”. Así, a través suyo,
se llega a asegurar la competencia de los agentes económicos y la
transformación de la productividad individual en un verdadero progreso social,
tal como se está buscando en el presente caso.
Dentro de ese marco, nuestro régimen económico según el artículo 58° de la
Constitución, se ejerce dentro de una economía social de mercado. Esta es
representativa de los valores constitucionales de la libertad y la justicia, y, por
ende, es compatible con los fundamentos axiológicos y teleológicos que
inspiran a un Estado Social y Democrático de Derecho. En ésta imperan los
principios de libertad y promoción de la igualdad material dentro de un orden
democrático garantizado por el Estado. De manera que dado el carácter
social del modelo económico establecido en la Constitución vigente, el
Estado no puede permanecer indiferente a las actividades económicas, lo
que, evidentemente no supone la posibilidad de interferir arbitraria e
injustificadamente en el ámbito de libertad reservado a los agentes
económicos. La subsidiariedad en el plano horizontal supone que la relación
5
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
existente entre el Estado y la ciudadanía se desarrolle en el marco del respeto
a la autonomía y la libre determinación de los individuos, reduciéndose la
intervención pública a lo esencial. Esto obviamente no significa que el Estado
esté ajeno a cualquier acto privado que tenga incidencia en la sociedad sino
todo lo contrario, en estos casos el Estado deberá tomar las medidas
pertinentes tendientes a la protección, seguridad y defensa de los derechos de
la sociedad. En este sentido cuando el Estado brinda beneficios a
entidades privadas lo hace con el único objetivo de dar bienestar a la
sociedad, y esto evidentemente bajo los principios rectores de
razonabilidad y proporcionalidad.
En el presente caso tenemos que el Estado ha otorgado beneficios tributarios
para la importación al sector aéreo. En tal sentido el rol del Estado no sólo
radica en imponer tributos sino también de evaluar si éstos van a incidir en un
servicio público de mejor calidad a la sociedad.
La Constitución prescribe, en su artículo 65°, la defensa de los intereses de
los consumidores y usuarios a través de un derrotero jurídico binario;
vale decir que establece un principio rector para la actuación del Estado y,
simultáneamente, consagra un derecho subjetivo. En lo primero, el artículo
tiene la dimensión de una pauta básica o postulado destinado a orientar y
fundamentar la actuación del Estado respecto a cualquier actividad económica.
Así, el juicio estimativo y el juicio lógico derivado de la conducta del Estado
sobre la materia, tienen como horizonte tuitivo la defensa de los intereses de
los consumidores y los usuarios. En lo segundo, la Constitución reconoce la
facultad de acción defensiva de los consumidores y usuarios en los casos de
trasgresión o desconocimiento de sus legítimos intereses; es decir, apareja el
atributo de exigir al Estado una actuación determinada cuando se
produzca alguna forma de amenaza o afectación efectiva de los derechos
del consumidor o usuario, incluyendo la capacidad de acción contra el
propio proveedor.
De acuerdo con nuestra Constitución (artículo 74), la potestad tributaria es la
facultad del Estado para crear, modificar o derogar tributos, así como
para otorgar beneficios tributarios. Esta potestad se manifiesta a través de
los distintos niveles de Gobierno u órganos del Estado –central, regional y
local–. Sin embargo, es del caso señalar que esta potestad no es irrestricta o
ilimitada, por lo que su ejercicio no puede realizarse al margen de los principios
y límites que la propia Constitución y las leyes de la materia establecen.
6
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
La imposición de determinados límites que prevé la Constitución permite, por
un lado, que el ejercicio de la potestad tributaria por parte del Estado sea
constitucionalmente legítimo; de otro lado, garantiza que dicha potestad no sea
ejercida arbitrariamente y en detrimento de los derechos fundamentales de las
personas. Por ello, se puede decir que los principios constitucionales
tributarios son límites al ejercicio de la potestad tributaria, pero también
son garantías de las personas frente a esa potestad; de ahí que dicho
ejercicio será legítimo y justo en la medida que su ejercicio se realice en
observancia de los principios constitucionales que están previstos en el
artículo que comentamos, tales como el de legalidad, reserva de ley,
igualdad, respeto de los derechos fundamentales de las personas y el
principio de interdicción de la confiscatoriedad.
Se debe señalar que cuando la Constitución establece dichos principios como
límites informadores del ejercicio de la potestad tributaria ha querido proteger a
las personas frente a la arbitrariedad en la que puede incurrir el Estado cuando
el poder tributario se realiza fuera del marco constitucional establecido. Por eso
mismo, el último párrafo del artículo 74° en comento establece que “no surten
efecto las normas tributarias dictadas en violación de lo que establece el
presente artículo”. De ahí que la potestad tributaria del Estado, debe ejercerse
principalmente de acuerdo con la Constitución –principio de constitucionalidad–
y no sólo de conformidad con la ley –principio de legalidad–. Ello es así en la
medida que nuestra Constitución incorpora el principio de supremacía
constitucional y el principio de fuerza normativa de la Constitución (artículo 51).
Según el principio de supremacía de la Constitución todos los poderes
constituidos están por debajo de ella; de ahí que se pueda señalar que es lex
superior y, por tanto, obliga por igual tanto a gobernantes como gobernados,
incluida la administración pública tal como lo ha señalado el Tribunal
Constitucional en la Sentencia (Exp. N.° 050-2004-AI/TC, 051-2004-AI/TC, 0042005-PI/TC, 007-2005-PI/TC 009-2005-PI/TC, Fundamento 156).
La Constitución no es un mero documento político, sino también norma jurídica,
lo cual implica que el ordenamiento jurídico nace y se fundamenta en la
Constitución y no en la ley. En ese sentido, el principio de fuerza normativa de
la Constitución quiere decir que los operadores del Derecho y, en general,
todos los llamados a aplicar el Derecho –incluso la administración pública–,
deben considerar a la Constitución como premisa y fundamento de sus
decisiones, lo cual implica que:
7
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
a) dado que la Constitución es norma superior habrán de examinar con ella
todas las leyes y cualesquiera normas para comprobar si son o no conformes
con la norma constitucional;
b) habrán de aplicar la norma constitucional para extraer de ella la solución del
litigio o, en general, para configurar de un modo u otro una situación jurídica;
c) habrán de interpretar todo el ordenamiento conforme a la Constitución. En
otras palabras, si la Constitución tiene eficacia directa no será sólo norma
sobre normas, sino norma aplicable, no será sólo fuente sobre la producción,
sino también fuente del derecho sin más.
Por ello, se debe afirmar que la potestad tributaria del Estado, antes que
someterse al principio de legalidad, está vinculado por el principio
constitucionalidad; de ahí que su ejercicio no pueda hacerse al margen del
principio de supremacía constitucional y del principio de fuerza normativa de la
Constitución. Sólo así el ejercicio de la potestad tributaria por parte del Estado
tendrá legitimidad y validez constitucionales.
El principio de legalidad y el principio de reserva de ley
.
El primer párrafo del artículo 74° de la Constitución establece que: “los tributos
se crean, modifican o derogan, o se establece una exoneración,
exclusivamente por ley o decreto legislativo en caso de delegación de
facultades, salvo los aranceles y tasas, los cuales se regulan mediante decreto
supremo. Los gobiernos locales pueden crear, modificar y suprimir
contribuciones y tasas, o exonerar de éstas, dentro de su jurisdicción y con los
límites que señala la ley.
En el ámbito constitucional tributario, el principio de legalidad no quiere decir
que el ejercicio de la potestad tributaria por parte del Estado está sometida sólo
a las leyes de la materia, sino, antes bien, que la potestad tributaria se realiza
principalmente de acuerdo con lo establecido en la Constitución. Por ello, no
puede haber tributo sin un mandato constitucional que así lo ordene. La
potestad tributaria, por tanto, está sometida, en primer lugar, a la Constitución
y, en segundo lugar, a la ley. A diferencia de este principio, el principio de
reserva de ley significa que el ámbito de la creación, modificación,
derogación o exoneración –entre otros– de tributos queda reservada para
ser actuada únicamente mediante una ley. Este principio tiene como
fundamento la fórmula histórica “no taxation without representation”; es decir,
que los tributos sean establecidos por los representantes de quienes van a
8
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
contribuir. Ahora bien, conforme hemos señalado supra, los principios
constitucionales tributarios previstos en el artículo 74° de la Constitución no son
sólo límites sino también garantías. En tal sentido, el principio de reserva de ley
es también, ante todo, una cláusula de salvaguarda frente a la posible
arbitrariedad del Poder Ejecutivo en la imposición de tributos.
La Constitución, por tanto, también ha previsto que dicha potestad pueda ser
ejercida por el Poder Ejecutivo, lo cual no quiere decir, sin embargo, que el
Constituyente haya otorgado la potestad tributaria en igualdad de condiciones a
ambos poderes del Estado. Se debe tener claramente establecido que el
ejercicio de la potestad tributaria por parte del Poder Ejecutivo, a diferencia del
Poder Legislativo, de los Gobiernos regionales y los Gobiernos locales, no es
una potestad originaria sino derivada. No existe, pues, equiparidad ni igualdad
en el ejercicio de la potestad tributaria entre aquéllos y el Poder Ejecutivo; la de
los primeros es una forma originaria y ordinaria de ejercer dicha potestad; el de
éste es una forma derivada y extraordinaria.
La segunda Disposición Transitoria de la Ley 28525, perdió vigencia el 08
(ocho) de octubre del año en curso, lo que motiva el Proyecto de Ley Nº
2857/2008-CR que tiene como finalidad que los explotadores aéreos puedan
ingresar al país aeronaves destinadas a sus fines, así como las partes, piezas,
repuestos y motores, documentos técnicos propios de la aeronave y material
didáctico para instrucción de personal aeronáutico; Se aplique a las empresas
nacionales de acuerdo en lo establecido en la Ley Nº. 27261, La Ley Nº
27261, Ley de Aeronáutica Civil del Perú; una vigencia de 5 años para el
régimen de admisión temporal. Esta extensión se justifica en la coyuntura
actual por la existencia de una crisis nacional que ha afectado los servicios
aéreos en general.
6. ANÁLISIS COSTO BENEFICIO
La aprobación de esta iniciativa legislativa no ocasionará costo alguno al erario
nacional, por el contrario, contribuirá a preservar las condiciones estratégicas
de incentivar el desarrollo de una aviación segura en el Perú, así como el
incremento y modernización de parque aéreo nacional, el mejoramiento y
ampliación de la infraestructura aérea publica y privada, que redundará en el
desarrollo y sostenibilidad de nuestra nación, en un marco de creciente
competitividad económica internacional.
9
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
7. CONCLUSIÓN
Por las consideraciones expuestas y de conformidad con lo que establece el
literal b) del Artículo 70° del Reglamento del Congreso de la República, la
Comisión de Transportes y Comunicaciones, recomienda la APROBACIÓN del
Proyecto de Ley 2857/2008-CR con el siguiente TEXTO SUSTITUTORIO:
TEXTO SUSTITUTORIO
LEY QUE DISPONE MEDIDAS PROMOCIONALES DE ADMISIÓN
TEMPORAL DE AERONAVES Y MATERIAL AERONÁUTICO
Artículo 1º. Objeto de la Ley
La presente Ley tiene como finalidad promover el desarrollo de la aviación civil
y de las actividades aeronáuticas civiles en el país, estableciendo medidas
promocionales relacionadas a los explotadores aéreos, dedicados al servicio
de transporte aéreo de pasajeros o carga, transporte aéreo especial, trabajo
aéreo, así como aviación general, aeroclubes y escuelas de aviación, a fin de
que puedan ingresar al país aeronaves destinadas a sus fines, así como las
partes, piezas, repuestos y motores, documentos técnicos propios de la
aeronave y material didáctico para instrucción de personal aeronáutico, los
mismos que serán detallados mediante Resolución Ministerial expedida por el
Ministerio de Economía y Finanzas, con suspensión de pago de todo tributo,
bajo el Régimen de Admisión Temporal y hasta por el período de 5 (cinco)
años, contado a partir de la vigencia de la presente Ley.
El acogimiento a este Régimen no requerirá el otorgamiento de garantía ni le
será de aplicación el interés compensatorio a que se refiere el inciso a) del
articulo 64 del Decreto Legislativo Nº 809, Ley General de Aduanas.
Cuando se efectúe la nacionalización de dichos bienes, para efecto de la
determinación de la base imponible de los Derechos Arancelarios y el Impuesto
General de las Ventas (IGV), se tomará en cuenta el Valor en Aduanas
consignado en la Declaración Única de Aduanas – Importación Temporal,
deducida la depreciación. Para este efecto, la depreciación será del 20%
(veinte por ciento) anual sobre el Valor en Aduanas, consignado en la referida
Declaración. Cuando la nacionalización se efectúe durante el último mes del
quinto año se deducirá el 20% (veinte por ciento).
10
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
Artículo 2º. Ámbito de aplicación.
La presente norma se aplica a las personas naturales o jurídicas, de acuerdo a
lo establecido en la Ley Nº 27261, Ley de Aeronáutica Civil del Perú, sus
modificatorias y complementarias, dedicadas al transporte aéreo de pasajeros
o carga, transporte aéreo especial, trabajo aéreo, así como aviación general,
aeroclubes, escuelas de aviación y talleres de mantenimiento de aeronaves y
estaciones reparadoras ubicadas en territorio nacional, en lo que les sea
aplicable.
La presente norma no será de aplicación para aquellos explotadores aéreos
que se acogieron a los incentivos tributarios bajo el régimen anterior del
beneficio de importación temporal que determinó el Decreto Supremo Nº 1312005-EF en el periodo de enero a diciembre del 2008 y que superen los $ USA
40,000,000.00 (cuarenta millones de dólares americanos); a excepción de la
Fuerza Aérea del Perú que tiene como finalidad primordial garantizar la
defensa, independencia, soberanía e integridad territorial de la República.
DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS Y TRANSITORIAS
Primera. Plazo para el acogimiento de medidas promocionales de
admisión temporal de aeronaves y material aeronáutico.
Las solicitudes para el acogimiento al régimen de admisión temporal previsto
en la presente Ley, podrán ser presentados dentro del plazo de 5 (cinco) años,
contados a partir de la publicación del Reglamento que contenga Normas
Complementarias necesarias para la aplicación de la presente Ley.
Segunda. Normas reglamentarias.
Mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministerio de Transportes y
Comunicaciones, en un plazo de cuarenta y cinco días, se dictarán las normas
reglamentarias para la aplicación de la presente Ley.
Tercera. Normas complementarias.
Mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministerio de Economía y
Finanzas, en un plazo de cuarenta y cinco días, se dictarán las normas
complementarias necesarias para la aplicación de la presente Ley.
Cuarta. Información sobre el desempeño, evaluación y resultados de
promoción de los servicios de transporte aéreo.
11
Pre-dictamen del Proyecto de Ley
2857/2008-CR, que propone La Ley
que establece el Régimen de Admisión
Temporal de Aeronaves y Material
Aeronáutico
El Ministerio de Transportes y Comunicaciones, remitirá trimestralmente a la
Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de la República un
informe de desempeño, evaluación y resultados sobre la promoción de los
servicios de transporte aéreo.
Quinta. Derogación de normas
Derogase las normas que se opongan a la presente Ley
Sexta. Vigencia de la Ley
La presente Ley entrará en vigencia a partir del 01 de enero del 2009, por estar
referida a leyes relativas a tributos de periodicidad anual.
Lima, 09 de diciembre de 2008
12
Descargar

predictamen_2857_adm..

DIPLOMATURA EN GESTIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA EXAMEN DE DERECHO ADMINISTRATIVO I PREGUNTAS:

DIPLOMATURA EN GESTIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA EXAMEN DE DERECHO ADMINISTRATIVO I PREGUNTAS:

Administración públicaJurisprudenciaPotestad administrativaFisco

Drecho aeronaútico dominicano

Drecho aeronaútico dominicano

JurisdicciónAsambleaVuelosAeronavesRepública DominicanaSudaméricaRégimen jurídico del espacio aéreoLibertades del aireConsejo

Seguridad en el aeropuerto

Seguridad en el aeropuerto

Licencia de vueloSeparación Mínima VerticalAeronáuticaAeronavesAviaciónTransporte aéreoNavegación aereaOrganización de Aviación Civil Internacional

Supuesto nº1:

Supuesto nº1:

Derechos de la personalidadCapacidad e incapacidad