Big bang y Principio antrópico / Creación y Providencia
José María Macarulla
Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular
En muchos ambientes, en unos por un materialismo riguroso, sectario y excluyente y en
otros por una servidumbre textual a la letra de la Biblia - ignorando su espíritu - se descarta de
antemano una visión lógica, comprensiva e integradora de la evolución y de la historia del
universo. No olvidemos que la Biblia no fue escrita para enseñarnos Ciencias Naturales sino
para adoctrinarnos e iluminar nuestra Fe en Dios, autor de todo lo creado.
El neodarwinismo reduce la historia del Cosmos y de los seres vivos al hecho material
de su evolución, más o menos contrastada, es decir, explica o pretende explicar cómo
ocurrieron las cosas pero no averigua o indaga en el por qué ocurrieron así. Al prescindir de
esta indagación se encuentra con puntos oscuros, inexplicables, los cuales muchos darwinistas
resuelven con axiomas o dogmas gratuitos, que pretenden imponer a los demás. Uno de ellos
sería que "Fuera o aparte de la materia no existe nada". Y otro sería "El alma humana es el
resultado de la evolución del cerebro de los primates".
El Big bang
Vayamos por partes. ¿Cómo fue el famoso Big bang o Gran explosión inicial? Este
origen real del universo, que ocurrió hace unos 14 mil millones de años, ha sido comprobado
por diversos métodos, entre ellos, por la expansión de las galaxias, la radiación uniforme de
fondo y la abundancia del helio primordial. Se sabe con exactitud lo que sucedió durante el
primer segundo de la existencia del universo y durante las primerísimas fracciones de este
segundo, pero antes de él no teníamos nada, ni materia, ni espacio, ni energía, ni tiempo. Sólo
existía la nada material. Como la nada de por sí no puede evolucionar y no se puede sacar
algo de ella ¿cómo apareció la gigantesca cantidad de energía que explosionó y dio origen a
todo cuanto existe? Es decir, ¿Quien produjo la Gran explosión inicial?
La Física no tiene argumentos ni pruebas que justifiquen lo que había antes del Big
bang: ese hecho único que ocurrió hace 14 000 millones de años. Para comprenderlo se precisa
una explicación "más allá de la física", es decir, lo que etimológicamente correspondería a la
"metafísica". Si creemos y aceptamos que existe un Dios inmaterial Creador de todo lo que
vemos y tocamos, las conclusiones resultan evidentes y lógicas pero, si pretendemos negar la
existencia de ese Ser superior, nos situamos en un callejón sin salida. El dogmatismo
materialista es incapaz de explicar este hecho trascendental y verídico en la historia del
Cosmos. El Universo tuvo un origen muy concreto.
La Evolución
Por otra parte la Evolución es un hecho probado. Tanto los animales como las plantas y
las bacterias procedemos de un primer grupo de seres vivos que evolucionó y se diversificó.
Pruebas de ello son, por ejemplo, que todos utilizamos el mismo sistema para la síntesis de las
proteínas (los ribosomas y el llamado código genético que es prácticamente universal). El
metabolismo o intercambio del material biológico guarda y conserva vías o caminos difundidos
en todos los reinos (el ciclo de Krebs, la glicolisis,....). Un nuevo ser que no utilizara estas vías
o mecanismos sucumbiría ante la competencia de los seres que ya existen y los poseen.
La Biología Molecular, al averiguar y comparar las secuencias de los monómeros o
ladrillos integrantes de las moléculas informativas - DNA y proteínas - , no sólo confirma con
plenitud lo que sabíamos por taxonomía, por ejemplo, que los vertebrados formamos una gran
familia, que los artrópodos constituyen otra, igualmente las plantas, las levaduras, etcétera, sino
que incluso ha permitido averiguar otros aspectos que antes ignorábamos, como son que las
bacterias se subdividen en dos reinos bien diferenciados - eubacterias y árqueas - y que
nosotros participamos en algunas cualidades heredadas de ambos reinos.
El Principio antrópico
El Principio antrópico, diseño inteligente o desarrollo planificado consiste en una visión
finalista del Universo. La evolución de los neodarwinistas pretende explicar cómo ocurrieron
las cosas pero no justifica el cómo llegaron a estos extremos de perfección sin que existiera un
plan o designio preconcebido. El Principio antrópico - establecido por los físicos, no por los
teólogos - viene a afirmar que el Universo evolucionó así para que el Hombre pudiera habitar
en él.
Cualquier desviación en algún parámetro de los que rigen el Cosmos haría imposible la
vida inteligente. Así, por ejemplo, si la fuerza gravitatoria fuese algo mayor o algo menor de
cómo es, el desequilibrio con las otras tres fuerzas haría imposible que pudiésemos habitar el
Universo. Si el planeta Tierra fuese un 10 % mayor o menor tampoco sería habitable por el
hombre. Si el Sol fuera mayor o menor de lo que es, tampoco permitiría la vida inteligente
sobre la Tierra. En otras palabras, cualquier desviación sobre las constates físicas reales haría
imposible la vida humana. Los seres humanos somos el resultado de un cúmulo enorme de
"casualidades".
Por ejemplo, la desaparición de los dinosaurios, porque un meteorito de diez kilómetros
de diámetro cayó en el Caribe, hace 65 millones de años y destruyó la vida de un 90 % de las
especies terráqueas, permitió que los mamíferos evolucionasen hacia los primates, y eso abrió
paso a la futura humanidad que iba a dominar la Tierra. Un físico no vería la finalidad de éste y
otros mil fenómenos "casuales" pero un pensador racional, sí la ve.
Designio inteligente o planificado
Analicemos una hipótesis lógica: si en una excavación arqueológica, encontramos un
esqueleto con un vaso de cerámica en la mano, un físico sólo nos dirá que ese objeto es un
cuerpo sólido, hecho con arcilla desecada, de forma semiesférica, etcétera,... pero hay que salir
de la física para asegurar que ese vaso "fue hecho para contener agua y con él poder beber".
Como ésta hay miles de observaciones que nos obligan a afirmar sin ninguna duda
posible que: Todo el Universo está pensado para que el Hombre pueda vivir en él. Y que las
probabilidades de que exista vida inteligente en otro mundo distinto del nuestro resultan
prácticamente nulas.
Así pues, los hechos demostrados por la Física podrían expresarse y resumirse en esta
simple ecuación metafísica:
" Big bang es a Creación como Principio antrópico o diseño inteligente es a
Providencia divina".
A los cristianos estas conclusiones nos sirven para elevar el corazón a Dios y afirmar
gozosos: "¡Gracias, Señor, por todo lo que nos has dado. Por lo que sabemos y por lo que aún
ignoramos!".
Descargar

Big bang y Principio antrópico / Creación y Providencia