Introducción a la Contabilidad II
Página 1 de 4
DEPRECIACIONES.1
Introducción.
Ciertos activos presentan la característica de sufrir una depreciación de sus valores con el
correr del tiempo. en esa situación se encuentran:
a]
Los bienes de uso,
b]
Ciertos bienes intangibles, adquiridos o desarrollados por la empresa con el objeto
de posibilitar la
realización de sus actividades habituales o la expansión del negocio;
ejemplo de ellos son:
1)
marcas de comercio cuyo registro permite su uso exclusivo por parte de la
empresa durante lapsos por lo general indefinidos,
2)
patentes de invención, cuyo registro permite que la empresa aplique el
invento desarrollado en forma exclusiva durante un periodo dado de
tiempo;
3)
concesiones obtenidas para ejercer una actividad en forma exclusiva
durante un periodo de tiempo.
En todos estos casos, se trata de bienes con similares características,
a)
forman parte de la estructura normal de la empresa,
b)
poseen una vida útil económica que se extiende a lo largo de varios
periodos, lo que implica la necesidad de distribuir su costo entre ello.
La situación mencionada al final del párrafo precedente, es la que provoca la necesidad de
proceder al cómputo contable de la disminución de valor a que se encuentran sometidos
estos activos, para así imputar a cada periodo una porción del costo de los mismos, tal
modo que se logre una adecuada correlación en la imputación a resultados de su costo y
de los ingresos generados por su propiedad.
Es decir que se puede definir a la amortización, como el reflejo contable de
la disminución de valor a que se encuentran sometidos ciertos activos,
como consecuencia de diversos factores, tales como,
a)
el desgaste que se produce en virtud de la utilización normal de un
activo, tal como ocurre con los bienes usados por las personas físicas;
b)
el deterioro, producido como consecuencia de situaciones especiales,
c)
el agotamiento, que se produce en el caso de los bienes aprovechados en
industrias extractivas;
d)
la obsolescencia, sobreviviente a los avances de la técnica, que quitan
utilidad relativa a bienes que antes lo tenían.
Cabe acotar que si bien en nuestro medio es usual el empleo del término amortización,
también se suele emplear el término depreciación [Título de esta sección]. Por otra
parte, ambos términos son utilizados con el mismo significado en diversas obras sobre
contabilidad. En rigor, desde el punto de vista del lenguaje castellano, el término más
adecuado es depreciación, definido por el Diccionario de la Lengua Española como, “
Disminución del valor o precio de una cosa, ya con relación al que antes tenía,
ya comparándola con otras de su clase ”
Introducción a la Contabilidad II
Página 1 de 4
El mismo diccionario llama amortizar a la “ acción y efecto de amortizar ” y amortizar “
recuperar o compensar los fondos invertidos en alguna empresa ”, dando una idea menos
precisa de la desvalorización de determinados bienes. De todos modos, es practica
generalizada admitir el empleo de ambos términos y dentro del curso se utilizarán
indistintamente ambos vocablos.
Para completar la introducción a este tema, debe considerarse un par de aspectos de
suma importancia,
A]
B]
No todos los bienes de uso o intangibles deben ser amortizados, como
los terrenos y los bienes en construcción,
La contrapartida contable del registro de la depreciación no es
obligatoriamente una cuenta de gastos. Como el bien es utilizado para la
producción de otros bienes, como sucede con las maquinarias de fábrica,
su amortización es imputable al costo de los bienes producidos ( por
ejemplo, se utilizaría la cuenta costo de fabricación )
Son considerados Gastos Deducibles al efecto del cálculo del Impuesto a la
Renta,
Las depreciaciones por desgaste, obsolescencia y agotamiento, en los
términos que establezca la reglamentación.
Reglamentaciones.
Depreciaciones.
El porcentaje de depreciación por desgaste, obsolescencia o deterioro, será fijo y
se determinará atendiendo el número de años de vida útil probable del bien.
Cuando se realice una actividad que implique el agotamiento de la fuente
productiva, se admitirá una amortización proporcional a dicho agotamiento.
La administración queda facultada para establecer el referido porcentaje para los
diferentes bienes sujetos a la amortización. Asimismo, podrá autorizar, a solicitud
de los contribuyentes, otro sistema de amortización si lo considera técnicamente
adecuado.
El costo de las reparaciones extraordinarias que se realicen en los bienes muebles, se
deducirá en cuotas anuales por el periodo de vida útil que se le asigne a la misma, la que
no podrá exceder al del bien reparado. A tales efectos se consideran reparaciones
extraordinarias, aquellas cuyo monto sea superior al 20% ( veinte por ciento ) del valor
fiscal del bien al principio del ejercicio en que se realice la misma.
Observación:
Opción en las amortizaciones.
Todas las amortizaciones comenzarán:
a) a partir del mes siguiente;
b) del ejercicio siguiente de la incorporación del bien del activo, o de finalizada
la construcción total o parcial en el caso de inmuebles, a opción del
contribuyente.
Se establecen los siguientes periodos de vida útil sobre la base de los cuales se aplicarán
los porcentajes anuales de depreciación por desgaste, deterioro u obsolescencia.
Página 1 de 4
Introducción a la Contabilidad II
Bienes muebles, útiles y enseres
Vajilla, ropa de cama y similares
Maquinarias y herramientas
Equipos de informática
Automóviles, camionetas, camiones, similares
Motocicletas, motonetas, bicicletas
Restantes bienes de transporte terrestre
Aviones, avionetas y material de vuelo
Instalaciones de tierra
Vapores, remolcadores, lanchas, chatas, similares
Canoas, botes y demás bienes
Locomotoras, vagones, zorras, similares
Construcción de vías y demás bienes
Construcción o mejoras en inmuebles urbanos,
excluido terreno
Construcción o mejoras en inmuebles rurales, excluido
terreno
Construcción o mejoras en predio ajeno que realiza el
locatario, cuando la inversión queda en beneficio del
propietario, sin indemnización
Los restantes bienes no contemplados
10 años
4 años
10 años
4 años
5 años
5 años
10 años
5 años
10 años
20 años
5 años
20 años
10 años
10% anual
25% anual
10% anual
25% anual
20% anual
20% anual
10% anual
20% anual
10% anual
5% anual
20% anual
5% anual
10% anual
40 años
2,5% anual
25 años
4% anual
10 años
5 años
10% anual
20% anual
BIENES DE USO Y AMORTIZACIÓN.2
Cuando una empresa incurre en una erogación, los bienes o servicios adquiridos se
consumen en el periodo contable en curso o se destinan para ejercicios futuros. Si se usan
en el periodo corriente, lo erogado en el pago de bienes y servicios son gastos. Si están
destinados a usarse en períodos contables futuros, esas erogaciones pertenecen al activo
del período y se dicen que son capitalizadas. Aunque los gastos en inventarios y los
gastos pagados adelantados también pertenecen al activo que beneficia a ejercicios
futuros, al término Activo Fijo suele dársele el significado de bienes de uso, o sea, activo
destinado a prestar servicio en varios años futuros.
El activo fijo puede interpretarse “ útilmente ” como un conjunto de servicios. Cuando
una empresa adquiere un camión cuya vida útil se calcula en unos 300.000 kilómetros, lo
que en realidad adquiere son servicios de transporte que beneficiarán a la empresa a lo
largo de varios años. El costo de tales servicios, o sea, el costo del camión, debe
correlacionarse con los rendimientos obtenidos de su uso en tales ejercicios futuros. El
nombre genérico que recibe este proceso es el de amortización, pero se emplean
también otros nombres para diversos tipos de activo fijo. La parte del costo del activo
que se carga a un ejercicio dado es un gasto de ese periodo.
El activo fijo es, por lo tanto, esencialmente similar a una póliza de seguro pagada
por adelantado; se registra inicialmente como activo y se convierte en gasto en uno o
más periodos futuros. La diferencia reside en que la vida de la mayoría de los
componentes del activo fijo es más larga que la de la mayoría de los gastos pagados por
adelantado.
Los bienes de uso tangibles [activo tangible es el que representa una sustancia física,
como un edificio o máquina; activo intangible, no tiene sustancia física, como un
derecho de patente], suele registrarse en el balance bajo el nombre de cuenta “
Introducción a la Contabilidad II
Página 1 de 4
Inmueble, planta y equipo ”. El término activo fijo se usa en discusiones informales o
simplemente se lo utiliza por ser más breve. En esta categoría se incluyen las tierras, que
generalmente no se amortizan, porque se supone que su vida útil es indefinidamente
larga, y planta y equipo, que comprende edificios, maquinarias, instalaciones, equipos de
oficina y otros tipos de bienes de uso. El proceso de convertir el costo de esos
bienes en gastos se llama depreciación.
Los recursos naturales, como el petróleo y el gas natural en el subsuelo, suele registrarse
en rubro aparte. El proceso contable de convertir el costo de estos bienes en gasto recibe
el nombre de agotamiento.
QUÉ SIGNIFICA LA DEPRECIACIÓN.
La partida que se registra en la cuenta Depreciación Acumulada no representa en el
balance la acumulación de ninguna cosa tangible, sino simplemente la parte del costo
original del activo que ya ha sido cargado contra los ingresos [gastos].
En ocasiones una empresa reserva dinero con el objeto específico de adquirir nuevos
bienes de uso y ese proceso suele denominarse “fondo de depreciación”. Tal
transacción se lleva totalmente separada del mecanismo de depreciación que ha sido
descripto mas arriba.
Observación:
Para tales efectos las empresas suelen emplear los fondos de reserva.
Existe la creencia generalizada que de alguna manera misteriosa, la depreciación o la
amortización representa efectivo, o sea, específicamente, dinero que puede usarse para
adquirir nuevos bienes de uso. La depreciación o la amortización no es dinero. El dinero
que posee la empresa lo indica la cuenta Caja en el balance.
La clave para una comprensión práctica de la depreciación es una frase del
Accounting Research Bulletin Nro. 43: “ La depreciación es un proceso de
asignación, no de valuación ”. Los gastos de depreciación no representan una
reducción en el valor real durante un periodo contable. Físicamente, un bien de
uso depreciado, puede ser tan útil y valioso al final del período como al comienzo,
como tampoco el valor neto de libros representa el valor de plaza del activo
depreciado. El gasto por depreciación consiste en dar de baja una porción
del costo del activo, de lo cual se deduce que el valor neto de los libros de los
ítems del activo fijo declarado en el balance, representa solo aquella porción del
costo original de aquel activo fijo que todavía no ha sido descarado por la cuenta
de gastos.
Nadie puede saber realmente cuánto tiempo puede durar un bien de uso ni cuál será su
valor residual al cabo de su vida útil. Sin este dato, la tasa de depreciación resulta
necesariamente aproximada.
1
2
Enrique Fowler Newton. Contabilidad General
Anthony Reese. Los Principios Contables
Descargar

Depreciaciones - Todo Contabilidad