ENTREVISTA ALFREDO MOLINA, DIRECTOR OASSIS – CHILE
1) Tú como psicólogo estás trabajando en un proyecto de “Educación para la Democracia y la Solidaridad”,
ubicado en una zona periférica de Santiago, ¿puedes contarnos cómo fue el inicio de esa idea?
R: El proyecto se origina en un encuentro entre pobladores y profesionales de Peñalolén. Desde un
principio compartimos la idea de fortalecer los grupos y organizaciones sociales de nuestra comuna.
Veíamos como los años de dictadura habián desarticulado el tejido social de nuestra comunidad. Desde
nuestras primeras conversaciones entre pobladores y Oassis concordamos en la necesidad de trabajar
en profundizar el sentido de la participación, la comunicación y las relaciones humanas entre actores
sociales. Encuentro tras encuentro fuimos desarrollando grados crecientes de confianza mutua, hasta
que en cierto momento nos sentimos todos en condiciones de elaborar un proyecto común. Varios
grupos de profersionales se habían acercado anteriormente a Lo Hermida, pero no tuvieron éxito en
generar confianza y credibilidad, por lo que muy pronto dejaron la población. Con Oassis fue diferente y
pienso que gran parte de nuestros logros posteriores se debieron a que desde el principio dimos mucha
importancia a conversar de manera honesta, a escucharnos y a construir un espacio de confianza e
igualdad.
2) ¿De qué manera el proyecto responde a las necesidades reales de la población beneficiaria?
R: Los objetivos y las actividades del proyecto fueron definidas en conjunto con los pobladores. Pobladores y líderes valorizaron que OASSIS no llegara a LO HERMIDA con un proyecto ya definido. Esta
fué una primera acción educativa: ellos mismos definieron sus necesidades y las priorizaron. Surgieron
así necesidades como: tener un espacio propio (casa oasis) para fortalecer a sus organizaciones; talleres de autocapacitación en comunicación y relaciones humanas; talleres de salud; talleres de desarrollo personal; talleres para discapacitados; espacios de encuentro para discutir temas relevantes para
la comunidad; actividades de autofinanciamiento.
3) ¿Cuál es la metodología utilizada en el marco de esa acción de educación popular?
R: Un aspecto esencial de nuestra metodología es la co-construcción experiencial-vivencial de un espacio de confianza a través de un sistemático escuchar. Otro aspecto esencial es que ellos mismos
definen las reglas del juego, estando los profesionales a disposición del grupo en un rol de facilitadores
de proceso. Otros aspectos metodológicos que me gustaría mencionar son los siguientes:
 Motivar a hacerse responsable de sus propias necesidades, acciones y compromisos
 Participar en el sueño (visión) compartido desde el interés profundo de cada uno
 Aprovechar los conflictos para el crecimiento individual y social
 Privilegiar la cooperación y el construir en conjunto
 Enfasis en la práctica y la reflexión sobre lo que va ocurriendo: cada situación es una oportunidad
para aprender
 Equilibrio entre la mirada hacia la persona y la mirada hacia el grupo-comunidad
 Uso de ciertas herramientas de desarrollo personal, como arte-terapia corporal
 Uso de de medios de comunicación con la comunidad (radio popular, libro, eventos populares)
4) Desde el inicio, el equipo de responsables es integrado por un voluntario Suizo apoyado por 2 organizaciones de ese pais (Solidaridad Santiago y Misión de Basilea-Unité). ¿Cuáles son los aportes de una
persona extranjera como Mark Riesen para el proyecto?
R: Mark ha sido un activo miembro de nuestro proyecto, desde su gestación hasta el presente. Su participación ha sido de enorme valor tanto en el plano de la visión del proyecto como respecto de nuestra
metodología de trabajo. La visión de Mark, la de los pobladores y la del resto de los profesionales ha
podido integrarse armónicamente y ha dado como resultado un fruto enormenente valorizado por la
comunidad. Cabe destacar que nuestro proyecto es el único en todo el sector de LO HERMIDA que ha
podido sostenerse por más de 10 años, y creemos que este importante logro se explica en gran parte por
una metodología de trabajo que ha sido ampliamente validada por la comunidad. Los profesionales y los
pobladores más antiguos que participan en el proyecto también apreciamos el habernos sentidos ligados afectivamente a través de Mark a un grupo de hermanos Suizos. Otro aporte de Mark que no podemos dejar de mencionar son sus características personales de amor, compromiso radical y servicio.
5) Este proyecto tiene como característica el ser apropiado por el mismo pueblo de la zona. Para ti, y en el
contexto socio-económico del país, ¿cómo ves las perspectivas de esa valiosa acción social surgida
“desde abajo”?
R: Pienso que nuestro país vive una de sus transiciones históricas más importantes. No está todavía
consolidado en nuestra sociedad el valor de la democracia en su más profundo significado. Los tiempos
actuales son ambiguos, confusos y carentes de utopías. Santiago tiene uno de los peores índices de
salud mental del mundo y uno de los más altos de temor. Por cierto, hemos dado importantes pasos en
el plano de la institucionalidad democrática, de la justicia, de los derechos humanos y de la libertad de
expresión. Pero necesitamos mucha más participación ciudadana de la que hemos logrado, necesitamos pobladores capaces de expresarse y comprometerse con sus necesidades, requerimos de personas y organizaciones sociales capaces de dialogar, luchar, tolerar la incertidumbre y aceptar la diversidad. En este marco social nuestro proyecto ha ido cobrando cada vez mayor relevancia, lo que
queda a la vista en el número creciente de organizaciones populares que se han unido a él, especialmente organizaciones de jóvenes. Una proyección interesante de nuestro proyecto se ha abierto con la
incorporación de una radio popular dirigida por jóvenes pobladores; esta radio ha permitido abrir espacios de conversación más allá de nuestra población, incluso de nuestro país a través de internet. Nosotros pensamos que este resurgimiento de la participación surgida “desde las bases” debe ser fuertemente apoyado por proyectos como el nuestro ya que todavía existen innumerables barreras mentales, sociales y económicas que lo obstaculizan.
6) ¿De qué manera esa experiencia de 10 años podría ser difundida (o multiplicada) en otras zonas de
Chile y otros paises del Sur (intercambio de experiencias Sur-Sur)?
R: De hecho nuestro proyecto tiene un área de extensión. Parte de nuestra metodología se ha transferido a otros actores sociales como: Colegio La Puerta (en trabajos con profesores), Centro de Drogadicción, Centro de Discapacitados, Instituto de Especialización Profesional.
Estamos en conversaciones para compartir nuestra metodología con: Centro Cultural San José, Colegios Santa Bárbara y Negrete (Sur de Chile), Sepade.
A través de la formación de monitores hemos logrado también ampliar el radio de acción del proyecto
hacia otros grupos sociales.
También es interesante la posibilidad de potenciar la acción que se efectúa a través de la radio e internet, especialmente para intercambios con organizaciones de otros países.
Otro modo de difundir nuestra experiencia es a través de visitas directas de otros grupos a nuestro
proyecto y a través de publicaciones. Por cierto, hoy día nuestro financiamiento es limitado y estamos
dando pasos muy pequeños en este sentido.
7) Unité está profundizando las posibilidades de reenfocar la reciprocidad entre organizaciones contraprtes
(ONG Suizas de voluntarios y organizaciones contrapartes del Sur como Oassis). ¿Cuáles podrían ser
los aportes de Oassis hacia las organizaciones de Suiza?
R: En los estatutos de la Corporación Solidadridad Santiago se ha enfatizado la importancia de la reciprocidad y el mutuo aprendizaje. Las visitas de amigos Suizos a Chile han permitido, sin duda, compartir
experiencias y un espacio de mutuo aprendizaje. También las visitas de Mark (y una de nuestra colaboradora Carmen Segovia) a Suiza han sido valiosas en este sentido y podemos contarles son mucha
alegría y orgullo que parte de la metodología de Oassis ya se ha aplicado en 3 parroquias reformadas de
ese país. En el futuro esperamos llevar nuestra metodología de arte-terapia-corporal a la totalidad de
nuestra red de amigos en Suiza, que suman más de 100 personas.
Alfredo Molina, Santiago, abril 2001
Descargar

Situación social y política