BUENOS AIRES,
AL HONORABLE CONGRESO DE LA NACION
Tengo
el
agrado
de
dirigirme
a
Vuestra
Honorabilidad a fin de someter a su consideración un proyecto de ley mediante el
cual se realiza la modificación de diversos artículos de la Ley 20.744.
El presente Proyecto de Ley, recepta los cambios
que han afectado los roles materno y paterno al momento de nacer o adoptar un
niño o una niña, siendo los argumentos que lo sustentan los siguientes:
a) En primer lugar, la maternidad no forma parte del destino insoslayable de las
mujeres. El transformarse en madres no constituye necesariamente la esencia ni
el "único espacio de realización y satisfacción plena" de la vida de la mujer. Por el
contrario, la maternidad es una elección dentro de un abanico diverso de
opciones que posee una mujer. Por ende, medidas como las contempladas en
este proyecto de ley refuerzan la posibilidad de una decisión libre que garantice la
estabilidad en el empleo para mujeres que hayan optado por tener hijos/as,
colocándolas en igualdad de condiciones con aquellas que hayan decidido no
tenerlos/as y, fundamentalmente, con los varones.
b) En segundo lugar, refuerza ó reinstala y recuerda a la sociedad que la
reproducción humana no es ni una tarea ni una responsabilidad exclusivamente
femenina. En primer término, es un acto que compromete por igual a las madres
y a los padres. Pero, en segundo término, tampoco es una cuestión de un
individuo, o de cada pareja o familia en particular. Son todos los adultos y las
adultas de la sociedad las que deben responsabilizarse por el cuidado de las
siguientes generaciones, especialmente en tanto sean niños y/ó niñas y
adolescentes.
c) En tercer lugar, desde que las corrientes psicológicas y psicoanalíticas se
ocuparon del análisis del desarrollo infantil, se trató el tema hablando de las
madres y/o sus “sustitutos”, en tanto cumplen la misma función de la primera en
su ausencia.
Por otra parte la entrada del niño o niña en el pensamiento simbólico -una cosa o
persona puede ser o cumplir otra función- hace posible el intercambio de
funciones y roles a través del mecanismo de adaptación, favoreciendo la función
del padre en la crianza y educación del mencionado, sin dejar de lado la
necesidad básica del menor del afecto de ambos progenitores que pueden, de
acuerdo a su posición, adoptar el rol necesario en cada momento; siendo la
presencia conjunta de ambos un derecho del niño.
Por último debido a que los cambios sociales llevaron a la mujer a su inclusión en
el mercado laboral, hoy más que nunca el padre es quien mejor puede compartir
con la madre las funciones y el mantenimiento de la estructura familiar,
incluyendo el rol de “autoridad” tradicionalmente atribuido al progenitor -tan
importante para transformar a un niño y/o niña en adulto/a. No debe olvidarse que
los roles de padre y madre son consecuencia de imposiciones sociales razón por
la cual pueden ser modificados.
d) En cuarto lugar, en la redacción del mismo se intenta eliminar todo rasgo de
sexismo existente a la hora de escribir un texto normativo, emulando los artículos
de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (1996) la cual no
hace referencia a individuo sino a persona y a mujeres y varones.
- Tratados Internacionales:
Las
modificaciones
y agregados planteados
condicen con las obligaciones asumidas por la Argentina en los instrumentos
internacionales, entre otros: la Convención Sobre la Eliminación de Todas las
Formas de Discriminación Contra la Mujer –con jerarquía superior a las leyes,
reconocida por el artículo 75, inc. 22 de la Constitución Nacional de 1994- y la IV
Conferencia Mundial sobre la Mujer –celebrada en Beijing en 1995.
En este sentido, el Proyecto no hace otra cosa que adecuar una legislación
laboral
obsoleta
y
manifiestamente
discriminatoria,
a
los
mandatos
constitucionales y a los compromisos internacionales en materia de Derechos
Humanos.
La Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación
Contra la Mujer establece en sus considerandos que teniendo en cuenta la
importancia social de la maternidad y la función de los padres en la familia y en la
educación de los hijos y que ésta última exige la responsabilidad compartida entre
hombres y mujeres y la sociedad en su conjunto; y que para lograr la plena
igualdad entre el hombre y la mujer es necesario modificar el papel tradicional
tanto del hombre como de la mujer en la sociedad y en la familia, es necesario
que los Estados Partes adopten medidas especiales (artículo 4º, inc. 2); como
garantizar que la educación familiar incluya una comprensión adecuada de la
maternidad como función social y el reconocimiento de la responsabilidad común
de los hombres y las mujeres en cuanto a la educación y al desarrollo de sus hijos
(artículo 5, inc. b) y alentar el suministro de los servicios sociales de apoyo
necesarios para permitir que los padres combinen las obligaciones para con la
familia con las responsabilidades del trabajo (artículo 11, inc. 2º, c). En igual
sentido en el artículo 16 (inc. b y f) establece que los Estados Partes adoptarán
todas las medidas adecuadas para eliminar la discriminación contra la mujer en
todos los asuntos relacionados con las relaciones familiares y en particular
asegurarán en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, los mismos
derechos y responsabilidades como progenitores y como adoptantes, en materias
relacionadas con sus hijos.
En congruencia con lo mencionado la Plataforma de Acción de la IV Conferencia
Mundial sobre la Mujer fomenta la armonización de las responsabilidades de las
mujeres y los hombres respecto del trabajo y la familia, para lo cual los gobiernos
deberán adoptar medidas para asegurar, ya sea mediante leyes, incentivos o
estímulos que se den oportunidades adecuadas a las mujeres y los hombres para
obtener
licencias
por
maternidad
o
paternidad;
promoviendo
que
las
responsabilidades del hombre y la mujer respecto de la familia sean en pie de
igualdad, incluso mediante leyes, incentivos o estímulos apropiados y promover
que se facilite la lactancia a las madres trabajadoras.
Así mismo la Argentina ha aprobado en 1986 el
“Convenio 156 sobre la Igualdad de oportunidades de trato entre trabajadores y
trabajadoras con responsabilidades familiares” que en su artículo 3º establece
que “las personas con responsabilidades familiares que desempeñen o deseen
desempeñar un empleo ejerzan su derecho a hacerlo sin ser objeto de
discriminación y, en la medida de lo posible, sin conflicto entre sus
responsabilidades familiares y profesionales”. Esto se ve ratificado por lo
dispuesto en los artículos 4º, 5º y 10º.
Lo mencionado hasta aquí es consecuente,
inclusive, con la Convención sobre los Derechos del Niño -con jerarquía superior
a las leyes, reconocida por el artículo 75, inc. 22 de la Constitución Nacional de
1994- la cual contempla en su artículo 18º que, los Estados Partes deben poner el
máximo empeño en garantizar el reconocimiento del principio de que ambos
padres tienen obligaciones comunes en referencia a la crianza y el desarrollo del
niño/a, para lo cual se les prestará la asistencia apropiada con el fin de lograr el
desempeño de sus funciones.
- Tratamiento específico del tema:
Por medio del presente se intenta lograr una
equiparación entre la mujer y el varón no sólo a la hora de cumplir con las
responsabilidades comunes frente a sus hijos o hijas, sino también para promover
la igualdad de oportunidades y de trato para ambos ya sea que trabajen o
pretendan hacerlo. Es así como se establece el derecho del trabajador de un
plazo por paternidad obligatorio mayor que el comprendido en la Ley de Contrato
de Trabajo (1976), si no quisiera hacer uso de uno alternativo de más días, el cual
irá aumentando progresivamente en un período de seis años hasta llegar a los
cuarenta y cinco días posparto que tiene la mujer.
Se le otorga inclusive el derecho de opción del plazo de excedencia, el cual podrá
ser tomado en forma indistinta, como también contar con licencia para el caso de
hijo enfermo menor de edad, entre otros temas. Es decir que salvo la licencia de
la mujer anterior al parto y por lactancia, todas las demás se considera que deben
ser compartidas o tomadas en forma indistinta.
No debe dejar de mencionarse el derecho del padre a contar con un plazo de
cuarenta y cinco días posteriores al parto, si su mujer hubiera fallecido en ocasión
o como consecuencia del mismo, para hacerse cargo del cuidado del niño/a
recién nacido.
También se contempla la situación de aquellas
mujeres y varones que adoptaren, otorgándoles derechos semejantes -cuarenta y
cinco días posteriores a la concesión de la guarda, por ejemplo- a los que tienen
quienes han procreado biológicamente, eliminando todo tipo de discriminación
que pudiera existir.
Se contempla inclusive la situación de un varón
sin pareja que adoptare, reconociéndole las diferentes licencias por paternidad,
enfermedad del hijo/a y el período de excedencia.
Por último, tanto los progenitores biológicos como
los adoptantes tiene el derecho a cinco días más de licencia por maternidad y
paternidad en caso de parto o adopción múltiple o bien padres no primerizos.
Por lo expuesto se cree que el proyecto tendrá un
alto impacto positivo para las mujeres cuyo acceso o continuidad en el ámbito
laboral se verá favorecido al distribuir cargas equitativamente con los varones.
Dios guarde a Vuestra Honorabilidad.
EL SENADO Y CAMARA DE DIPUTADOS
DE LA NACION ARGENTINA, REUNIDOS EN CONGRESO,....
SANCIONAN CON FUERZA
DE LEY:
ARTICULO 1º.- Sustitúyase el inciso a) del artículo 158 de la Ley de Contrato de
Trabajo (texto ordenado), por el siguiente texto:
“a) Por nacimiento de hija o hijo u otorgamiento de guarda con fines de
adopción, cuando el trabajador no haga uso de las licencias previstas en el
artículo 177 ter, DIEZ (10) días corridos;”
ARTICULO 2º.- Sustitúyase el inciso c) del artículo 158 de la Ley de Contrato de
Trabajo (texto ordenado), por el siguiente texto:
“c) Por fallecimiento del cónyuge o de la persona con la cual estuviese
unida o unido en aparente matrimonio, en las condiciones establecidas en la
presente ley; de hijos, hijas o progenitores, TRES (3) días corridos. El trabajador
que tuviera hijas o hijos menores de edad y falleciera la madre o el padre (aún
siendo adoptantes), tendrá derecho a TREINTA (30) días corridos de licencia, sin
perjuicio de la que le corresponde por fallecimiento;”
ARTICULO 3º.- Sustitúyase el título del Capítulo II del Título VII de la Ley de
Contrato de Trabajo (texto ordenado), por el siguiente:
“CAPITULO II
DE LA PROTECCION DE LA MATERNIDAD Y LA PATERNIDAD “
ARTICULO 4º.- Sustitúyase el primer párrafo del artículo 177 de la Ley de
Contrato de Trabajo (texto ordenado), por el siguiente texto:
“ARTICULO 177.- Queda prohibido el trabajo de las mujeres durante los
CUARENTA Y CINCO (45) días anteriores al parto y hasta CUARENTA Y CINCO
(45) días después del mismo. Sin embargo, la interesada podrá optar presentando un certificado médico autorizante- porque se le reduzca la licencia
anterior al parto, en tal supuesto, el resto del período total de licencia se
acumulará al período de descanso posterior al parto, de modo de completar los
NOVENTA (90) días. En caso de nacimiento pretérmino se acumulará al
descanso posterior todo el lapso de licencia que no se hubiera gozado antes del
parto, de modo de completar los NOVENTA (90) días. En el supuesto de parto
diferido se ajustará la fecha inicial de la licencia, justificando los días previos a la
iniciación real de la misma, como un caso de accidente o enfermedad inculpable.
En los supuestos de parto múltiple, el plazo posterior al parto se
incrementará en CINCO (5) días por cada hijo o hija, a partir del segundo
inclusive.
La trabajadora tendrá derecho a la licencia posterior al parto en toda la
extensión prevista en este artículo, aún cuando su hija o hijo naciera sin vida.”
ARTICULO 5º.- Incorpórase como artículo 177 bis a la Ley de Contrato de
Trabajo (texto ordenado), el siguiente texto:
“Artículo 177 bis.- Guarda con fines de adopción. Queda prohibido el
trabajo de la mujer en el plazo de CUARENTA Y CINCO (45) días posteriores a la
notificación fehaciente al empleador/a de la comunicación para recibir la guarda
con fines de adopción.
En el supuesto de adopción múltiple este plazo se incrementará en CINCO
(5) días por cada menor cuya guarda se haya otorgado, a partir del segundo
inclusive.
La trabajadora conservará su empleo durante los períodos indicados, y
gozará de las asignaciones que le confiera el sistema de seguridad social, que
garantizara a la misma la percepción de una suma igual a la retribución que
corresponda al período en que resulte prohibida su ocupación, de conformidad
con los requisitos que prevean las reglamentaciones respectivas.”
ARTICULO 6º.- Incorpórase como artículo 177 ter a la Ley de Contrato de Trabajo
(texto ordenado), el siguiente texto:
“Artículo 177 ter.- Derechos de la paternidad. El trabajador tendrá derecho
al goce de una licencia de QUINCE (15) días corridos después del nacimiento de
su hijo o hija o de la notificación fehaciente de la comunicación para recibir la
guarda con fines de adopción, la que deberá ser acreditada posteriormente. En
un plazo no mayor a TRES (3) años a contar desde el 1º de enero del año
siguiente al de la sanción de la presente ley, la licencia de este párrafo se
incrementará a TREINTA (30) días corridos, y en un plazo no mayor a SEIS (6)
años contados a partir del 1º de enero del año siguiente al de la sanción de la
presente ley, la licencia de este párrafo se incrementará a CUARENTA Y CINCO
(45) días corridos.
En los supuestos de parto o adopción múltiples, el plazo del párrafo
anterior se incrementará en CINCO (5) días corridos por cada hija o hijo, a partir
del segundo inclusive.
En caso de muerte de la madre del hijo o de la hija del trabajador en
ocasión o como consecuencia del parto, el período de licencia será de
CUARENTA Y CINCO (45) días corridos. El uso de esta licencia cancela el
derecho al goce de la prevista en el inciso c) del artículo 158.
Durante los períodos de licencia previstos en este artículo, el trabajador no
devengará remuneración de su empleador y, en sustitución de ella, percibirá del
sistema de seguridad social una asignación cuyo monto será igual al del salario
que corresponda al período de licencia.”
ARTICULO 7º.- Sustitúyase el artículo 178 de la Ley de Contrato de Trabajo
(texto ordenado), por el siguiente texto:
“ARTICULO 178.- Se presume, salvo prueba en contrario, que el despido
de la trabajadora obedece a razones de maternidad o embarazo cuando fuese
dispuesto dentro del plazo de SIETE MESES Y MEDIO (7 ½) anteriores o
posteriores a la fecha del parto, siempre y cuando la mujer haya cumplido con su
obligación de notificar y acreditar en forma fehaciente el hecho del embarazo así
como, en su caso, el del nacimiento. Se presume de igual forma, en caso de
adopción cuando el despido fuese dispuesto dentro del plazo de SIETE MESES Y
MEDIO (7 ½) posteriores a la notificación fehaciente por parte de la trabajadora
de la comunicación para recibir la guarda con fines de adopción, la que deberá
ser acreditada posteriormente. En ambos supuestos, la mujer será acreedora a
una indemnización igual a la prevista en el artículo 182 de esta ley.
La misma presunción y con iguales efectos operará cuando un trabajador
varón sea despedido dentro de los SIETE MESES Y MEDIO (7 ½) inmediatos
anteriores y/o posteriores al nacimiento de su hija o hijo, a condición de que el
embarazo hubiera sido notificado y acreditado fehacientemente ante el
empleador. La misma presunción y con iguales efectos operará cuando el
trabajador varón adoptante sea despedido dentro de los SIETE MESES Y MEDIO
(7 ½) posteriores a la notificación fehaciente de la comunicación para recibir la
guarda con fines de adopción, la que deberá ser acreditada con posterioridad.”
ARTICULO 8º.- Sustitúyase el artículo 179 de la Ley de Contrato de Trabajo
(texto ordenado), por el siguiente texto:
“ARTICULO 179.- Toda trabajadora, madre de lactante, podrá disponer de
DOS (2) descansos de UNA (1) hora, cada uno, para amamantar a su hijo o hija
en el transcurso de la jornada de trabajo, por un período no superior a UN (1) año
posterior a la fecha de nacimiento, salvo que por razones médicas sea necesario
extenderlo por un lapso más prolongado. A opción de la mujer podrá acumularse
la licencia diaria, ingresando DOS (2) horas después o retirándose DOS (2) horas
antes, debiendo prestar conformidad el empleador/a.
En los establecimientos donde presten servicios un mínimo de cien
trabajadores, sean éstos varones o mujeres, el empleador/a deberá habilitar una
sala maternal y guardería infantil para niños/as de hasta cinco años, destinada a
las hijas y los hijos de los trabajadores que presten servicios en ese
establecimiento.
La sala maternal o guardería deberá funcionar dentro del lugar de trabajo o
en sus adyacentes, y estará a cargo de personal especializado y debidamente
habilitado para ejercer tal función.”
ARTICULO 9º.- Sustitúyase el primer párrafo del artículo 183 de la Ley de
Contrato de Trabajo (texto ordenado), por el siguiente texto:
“Artículo 183.- Distintas situaciones. El varón o la mujer trabajadora,
indistintamente, que vigente la relación laboral, naciera o recibiere en guarda una
niña o un niño con fines de adopción, y continuara residiendo en el país podrá
optar entre las siguientes situaciones, las cuales deberán ser notificadas
fehacientemente por el empleador/a al trabajador en un plazo no inferior a diez
(10) días al establecido en el artículo 186 de la ley.”
ARTICULO 10.- Sustitúyase el inciso c) del artículo 183 de la Ley de Contrato de
Trabajo (texto ordenado), por el siguiente texto:
“c) quedar en situación de excedencia por un período no inferior a TRES
(3) meses ni superior a SEIS (6) meses.
Se considera situación de excedencia la que asuma voluntariamente la
trabajadora o el trabajador, que le permite reintegrarse a las tareas que
desempeñaba en la empresa a la época del nacimiento del niño o de la niña o de
la guarda con fines de adopción dentro de los plazos fijados. La mujer o el varón
pueden optar por el período mencionado en forma indistinta e inclusive gozar de
TRES (3) meses cada uno en forma alternada, sin exceder los SEIS (6) meses.
El varón trabajador o mujer, que hallándose en situación de excedencia
formalizara un nuevo contrato de trabajo con otro empleador/a quedará privada/o
de pleno derecho de la facultad de reintegrarse.”
ARTICULO 11.- Incorpórase como inciso d) al artículo 183 de la Ley de Contrato
de Trabajo (texto ordenado), el siguiente texto:
“d) reincorporarse a su puesto de trabajo reduciendo hasta la mitad su
jornada normal de trabajo y en la misma proporción su remuneración mensual. En
ningún caso, la jornada de trabajo podrá ser inferior a CUATRO (4) horas diarias.
La trabajadora o el trabajador, en forma indistinta, podrán hacer uso de
este derecho una sola vez al vencimiento de los plazos establecidos en el artículo
177,177 bis y 177 ter y permanecer en la situación reglada en el párrafo anterior
por un plazo no mayor de DOCE (12) meses contando a partir del día del
nacimiento o de la entrega en guarda con fines de adopción.
Serán de aplicación en esta situación las reglas del artículo 92 ter de esta
ley.”
ARTICULO 12.- Sustitúyase el cuarto párrafo del artículo 183 de la Ley de
Contrato de Trabajo (texto ordenado), por el siguiente texto:
“Los progenitores biológicos o adoptantes, varón o mujer indistintamente,
tendrán derecho a un plazo de VEINTE (20) días corridos por año calendario,
continuos o discontinuos, con goce de haberes, en caso de hija o hijo enfermo
menor de edad. El plazo podrá prorrogarse sin goce de sueldo hasta un máximo
de NOVENTA (90) días más. En el caso de los plazos establecidos se entenderán
que entre ambos progenitores no superen los VEINTE (20) o NOVENTA (90)
días. Deberá presentarse el certificado médico correspondiente que justifique la
identidad del paciente y la enfermedad, además deberá acreditarse si el otro
progenitor ha hecho uso de la licencia o no y cuántos días se ha tomado.
ARTICULO 13.- Sustitúyase el artículo 184 de la Ley de Contrato de Trabajo
(texto ordenado), por el siguiente texto:
“ARTICULO 184.- El reingreso de la mujer o el varón trabajador en
situación de excedencia deberá producirse al término del período por el que
optara. El empleador/a podrá disponerlo:
a) en cargo, de la misma categoría que tenía al momento del nacimiento,
adopción del hijo o de la hija;
b) en cargo o empleo superior o inferior al indicado de común acuerdo con
el trabajador.
Si no fuese admitido o admitida, será indemnizado/a como si se tratara de
despido injustificado, salvo que el empleador/a demostrara la imposibilidad de
reincorporarla/o, en cuyo caso la indemnización se limitará a la prevista en el
artículo 183, inciso b), párrafo final.
Los plazos de excedencia no se computarán como tiempo de servicio a los
efectos salariales, pero sí al momento de presentarse en un concurso para lograr
un ascenso.”
ARTICULO 14.- Sustitúyase el artículo 185 de la Ley de Contrato de Trabajo
(texto ordenado), por el siguiente texto:
“ARTICULO 185.-Para gozar de los derechos del artículo 183, apartado b)
y c), de esta ley, el trabajador o la trabajadora deberá tener un (1) año de
antigüedad, como mínimo en la empresa.”
ARTICULO 15.- Sustitúyase el primer párrafo del artículo 186 de la Ley de
Contrato de Trabajo (texto ordenado), por el siguiente texto:
“Si la mujer o el varón no se reincorporaran a su empleo luego de vencidos
los plazos de licencia previstos por el artículo 177, 177 bis y 177 ter, y no
comunicaran a su empleador/a dentro de las CUARENTA Y OCHO (48) horas
anteriores a la finalización de los mismos que se acogen a los plazos de
excedencia, se entenderá que optan por la percepción de la compensación
establecida en el artículo 183, inciso b), párrafo final.”
ARTICULO 16.- Incorpórase como artículo 186 bis a la Ley de Contrato de
Trabajo (texto ordenado), el siguiente texto:
“ARTICULO 186 bis.- Extensión. Las reglas de los artículos 183 a 186
serán también aplicables a los trabajadores varones en los siguientes casos:
a) muerte de la madre de su hija o hijo en ocasión o como consecuencia
del parto;
b) imposibilidad física y/o psíquica, debidamente acreditadas, de la madre
de procurar atención al niño o a la niña;
c) cuando fuere adoptante único.”
ARTICULO 17.- Sustitúyase el artículo 1º de la Ley 24.716 por el siguiente texto:
“ARTICULO 1º.-La trabajadora en relación de dependencia que diere a luz
o que recibiera en guarda con fines de adopción una hija o hijo que padeciese
discapacidad o enfermedad crónica tendrá derecho a SEIS (6) meses de licencia
desde la fecha de vencimiento del período de prohibición de trabajo por
maternidad, de los cuales los TRES (3) primeros serán con goce de sueldo.
Este derecho podrá ser ejercido por el trabajador varón, luego del
vencimiento de los plazos establecidos en el artículo 177 ter de la Ley de
Contrato de Trabajo (texto ordenado) en los siguientes supuestos:
a)fallecimiento de la madre de su hijo o hija en ocasión o como
consecuencia del parto;
b) cuando la madre no hiciere uso de la licencia prevista en el primer
párrafo de este artículo, porque se hubiere resuelto que el padre ejerza el
derecho;
c) cuando fuere adoptante único.”
ARTICULO 18.- Sustitúyase el primer párrafo del artículo 32 de la Ley de
Contrato de Trabajo (texto ordenado) por el siguiente texto:
“ARTICULO 32.- Capacidad. Los menores desde los dieciocho (18) años
pueden celebrar contrato de trabajo.”
ARTICULO 19.- Sustitúyase el tercer párrafo del artículo 164 de la Ley de
Contrato de Trabajo (texto ordenado), por el siguiente texto:
“Cuando un matrimonio o pareja (adoptantes o no) se desempeñaran a las
órdenes del mismo empleador, las vacaciones deben otorgarse en forma conjunta
y simultánea, siempre que no afecte notoriamente el normal desenvolvimiento del
establecimiento.”
ARTICULO 20.- Comuníquese al PODER EJECUTIVO NACIONAL.
Descargar

BUENOS AIRES, AL HONORABLE CONGRESO DE LA NACION