P A R R O Q U I A
D E
«Una comunidad al servicio del enfermo y su familia»
CELEBRACIÓN DE LA UNCIÓN DE ENFERMOS
Como cada año, en la fiesta de Pentecostés, se celebra la Unción de Enfermos. Este
año hemos dado protagonismo a los profesionales de la salud que atienden a los
enfermos de la parroquia, bien sea en sus casas, en el Centro de Salud o en el
Hospital de referencia.
El párroco escribió una carta al personal del Centro de Atención Primaria
agradeciendo su servicio, informando de la celebración de la Unción y ofreciendo la
colaboración. Ver la Carta en el Anexo 2.
Se anunció en las Misas de los domingos anteriores en grandes carteles la
celebración, con este texto sobre la figura del Buen Samaritano:
UNCION DE ENFERMOS
Domingo, 30 de mayo, Misa de 1
La comunidad parroquial ungirá a los enfermos con el óleo santo y orará por ellos,
por sus familias y por los que les atienden y cuidan.
Los enfermos o personas mayores que deseen recibir la Unción,
han de comunicarlo previamente a la Parroquia.
Invitamos a toda la comunidad,
en particular, a los familiares de enfermos
y a los profesionales sanitarios.
Lunes, 24 de mayo, a las 20.30
Charla: «los profesionales sanitarios, testigos del amor que cura, alivia y consuela»
Se escribió una carta a los enfermos y familias. Ver Carta en el Anexo 6
La Unción se celebró en la Misa de 1. Ver celebración en el Anexo.4
1
A los enfermos que no pudieron venir al templo, fuimos los sacerdotes acompañados
por miembros del grupo de pastoral de la salud y celebramos en sus casas la Unción.
Ver Anexo 5
2
Anexo 4
Celebración de la Unción de Enfermos
Monitor
Cuando alguien de nuestra familia está enfermo estamos a su lado para prestarle
nuestra ayuda, llamamos al médico, vamos con él al Centro de Salud o le
acompañamos en el Hospital cuando es hospitalizado. Nuestra parroquia es una
comunidad que trata de estar al servicio de los enfermos y de sus familias y se siente
cercana a los profesionales sanitarios para compartir con todos ellos sus
preocupaciones, agradecerles sus desvelos y apoyarles en su lucha.
Hoy, fiesta de Pentecostés, estamos reunidos para celebrar la presencia de Jesús junto
a los enfermos y sus familiares, para orar a Dios y pedirle por todos los que sufren y
para robustecer nuestro compromiso de cuidar a los enfermos en el nombre de Jesús.
PROCESIÓN
La cruz de los que sufren, la vela de los que sufren (un enfermo), la bandeja con las
velas que se entregarán a los enfermos, la planta (un familiar), los óleos.
Canto de entrada. "HOY, SEÑOR, TE DAMOS GRACIAS" Cantoral Básico (libro verde) nº
101
SALUDO
Bienvenidos todos, especialmente los que vais a recibir el Sacramento de la Unción, a
celebrar esta fiesta de Pentecostés.
En vuestra situación de debilidad, necesitáis presencias, cercanía; aquí bien
cumplida: familiares, profesionales sanitarios, la comunidad parroquial, y Dios
mismo que se os va a hacer sensible con su Espíritu que es respiro, alivio, beso de
ternura en vuestras heridas.
La cruz es otra presencia significativa: símbolo de vuestro dolor pero por Cristo señal
de salud y esperanza.
Con vosotros nos sentimos en debilidad, fallos… Nos acogemos a la misericordia..
SEÑOR, TEN PIEDAD
GLORIA
ORACION
Señor Dios nuestro, escucha la oración de los reunidos en tu nombre, protege a todos
los enfermos de nuestra comunidad, ayuda sus familiares y acompaña en su
quehacer a cuantos les asisten. Te lo pedimos por el mismo Jesucristo ...
LITURGIA DE LA PALABRA
1ª Lectura: Hch 2,1-11
Relato sobre la venida del Espíritu. A los discípulos los transforma de miedosos en
testigos. Nos abrimos a ese Espíritu.
3
Canto: OH SEÑOR, ENVÍA TU ESPÍRITU QUE RENUEVE LA FAZ DE LA TIERRA.. Libro
verde 144
2ª Lectura: Santiago 5, 13
Recoge las prácticas de los primeros cristianos para con sus enfermos. Es lo que
vamos a realizar, hoy, nosotros.
Aleluya, con dos versos de la Secuencia
Evangelio de la Fiesta de Pentecostés
HOMILIA
LITURGIA DEL SACRAMENTO DE LA UNCION
Monitor
Vamos a celebrar el Sacramento de la Unción. "Las personas que hoy recibirán la
Unción son..." y nombra a cada uno de los que van a ser ungidos.
IMPOSICIÓN DE MANOS
Los sacerdotes van a imponer ahora sus manos sobre los enfermos. Jesús les toca e
infunde sobre ellos el don del Espíritu para darles su fuerza y hacerlos sus testigos en
medio de la comunidad cristiana y del mundo. Invocamos en silencio la ayuda del
Señor sobre vosotros.
(Momento de oración en silencio)
Los sacerdotes dicen
SEÑOR, DA VIDA Y SALUD A QUIENES, EN TU NOMBRE, VAMOS A IMPONER
LAS MANOS.
Los sacerdotes imponen en silencio las manos a los enfermos
La comunidad canta muy suavemente: ESPÍRITU SANTO, VEN, VEN.
El monitor intercala algunos párrafos de la Oración al Espíritu Santo (Anexo 1)
UNCIÓN
Monitor
Los sacerdotes van a ungir con el óleo la frente y las manos de los enfermos para que
sientan en su cuerpo y su espíritu la TERNURA DE NUESTRO DIOS, sean
fortalecidos con la gracia del ESPÍRITU SANTO y experimenten alivio en sus
sufrimientos.
Sacerdote
Bendito seas, Dios Padre omnipotente, que nos das la vida y nos enviaste a tu
Hijo para nuestra salvación.
Todos. BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR.
4
Bendito seas, Jesucristo, Hijo de Dios, que te hiciste hombre como nosotros
para curar nuestras enfermedades.
Todos. BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR.
Bendito seas, Espíritu consolador, que con tu poder fortaleces nuestra
debilidad.
Todos. BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR.
Fortalece, Señor, a estos hijos tuyos, a quienes vamos a ungir con el óleo santo.
Haz que, llenos de fe y confortados con el don del Espíritu, sean testigos del
consuelo y de la fuerza de tu amor en nuestra comunidad.
(Los sacerdotes se acercan a cada enfermo para ungirle. A su lado les acompaña una del
grupo de pastoral con algodón para secar las manos ungidas).
POR ESTA SANTA UNCION, Y POR SU BONDADOSA MISERICORDIA, TE
AYUDE EL SEÑOR CON LA GRACIA DEL ESPIRITU SANTO. AMEN.
PARA QUE, LIBRE DE TUS PECADOS, TE CONCEDA LA SALVACION Y TE
CONFORTE EN TU ENFERMEDAD. AMEN
Mientras, la comunidad ora en silencio. Música de fondo.
Terminada la Unción, se lavan las manos.
ORACIÓN DE LOS FIELES
Presentemos ahora nuestras plegarias a Dios nuestro Padre.
(Las lee una del grupo de pastoral de la salud)
– Para que el Espíritu de Dios inunde el corazón de estos hermanos nuestros, que
acaban de recibir la Santa Unción y les comunique su fuerza, su alegría y su paz.
Oremos al Señor.
– Para que les sostenga en sus dificultades y mantenga viva en ellos la llama de la fe
y de la esperanza. Oremos al Señor.
– Para que todos los que sufren en cuerpo o en espíritu, encuentren en Dios fortaleza
y paz. Oremos al Señor.
– Por todo el personal sanitario, en especial por el que atiende a los enfermos de
nuestra comunidad, para que realice su tarea de curar, aliviar y consolar, con espíritu
generoso y Dios le bendiga con su bondad. Oremos al Señor.
– Por las familias de los enfermos y ancianos, para que sepan cuidarlos con amor,
delicadeza y abnegación y no desfallezcan en sus tareas cotidianas al sentirse
confortados por el Espíritu. Oremos al Señor.
5
– Por todos nosotros, aquí presentes, para que siempre nos sintamos unidos a los
miembros más débiles de nuestra comunidad y, con espíritu generoso, estemos
dispuestos a ayudarles en sus necesidades. Oremos al Señor.
Oremos. Mira bondadoso, Señor, a estos hermanos nuestros enfermos y a todos los
que sufren. Hazles sentir tu amor. Haz que pongan siempre en Ti su esperanza. Por
Jesucristo nuestro Señor… Amén.
OFRENDAS
Lo lee uno de ungidos (o alguien en su nombre):
Recibe, Señor, nuestros miedos
y transfórmalos en confianza.
Recibe, Señor, nuestros sufrimientos
y transfórmalos en crecimiento.
Recibe, Señor, nuestro silencio
y transfórmalo en adoración.
Recibe, Señor, nuestras lágrimas
y transfórmalas en plegaria.
Recibe, Señor, nuestros desalientos
y transfórmalos en fe.
Recibe, Señor, nuestra soledad
y transfórmala en contemplación.
Recibe, Señor, nuestras amarguras
y transfórmalas en paz del alma.
Recibe, Señor, nuestras esperas
y transfórmalas en esperanza.
Recibe, Señor, nuestra muerte
y transfórmala en resurrección.
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Oh Dios, singular protector en las enfermedades muestra el poder de tu auxilio con
tus hijos enfermos para que, aliviados por tu misericordia, vuelven sanos y salvos a
tu santa Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor ...
PREFACIO
En verdad es justo darte gracias, Dios de misericordia. Porque has querido que tu
único Hijo, autor de la vida, médico de los cuerpos y de las almas, tomase sobre sí
6
nuestras debilidades, para socorrernos en los momentos de prueba y santificarnos en
la experiencia del dolor.
En el signo sacramental de la Unción, por la oración de la Iglesia, nos confortas con la
gracia del Espíritu Santo y nos haces partícipes de la victoria pascual.
Por este signo de tu benevolencia, unidos a los ángeles y a los santos, cantamos, a
una voz, el himno de tu gloria. SANTO
COMUNIÓN
Se lleva la comunión, en primer lugar, a los que han recibido la unción. A
continuación, la comunidad.
Canto de Comunión: UN DÍA POR LAS MONTAÑAS. Libro verde 208B
MOMENTO DE CALMA. SILENCIO. Finalizada la comunión. El sacerdote se sienta. Se
espera un corto espacio de tiempo en silencio.
Ungidos por el Espíritu de Dios. Alimentados por el Pan de la Resurrección.. nos
dejamos pacificar, sanar.. para ser portadores de ánimo, perdón, acogida, abrazos…
ORACION DEL ENFERMO
Señor,
estoy en una nueva etapa de mi vida,
y necesito un suplemento de fuerza
para creer, vivir y amar.
Concédeme la gracia de vivir plenamente
este tiempo presente
que Tú me regalas.
Hazme descubrir, Señor,
cuál es hoy mi misión,
porque el árbol de la vida
da el fruto propio de cada estación,
y no hay límites de edad para el amor.
Que tu Presencia amorosa
sea el secreto de mi felicidad.
Concédeme, Señor, el gozo
de seguir estando al servicio de los demás;
ábreme al ministerio de la escucha,
de la compasión y de la intercesión.
Que así sea un reflejo de tu Bondad.
Y cuando ya no tenga más que darte
sino mis limitaciones y cansancios
acéptalos
como la última ofrenda de la tarde.
7
Señor, dame fuerzas
para amar hasta el final.
ORACIÓN DEL PROFESIONAL SANITARIO
Señor, abre mis ojos
para que sepa reconocer en cada enfermo
tu Rostro y tu Presencia.
Abre mi mente
para que sepa tratar
a cada persona como única e irrepetible.
Abre mis oídos
para que acoja con amabilidad
las confidencias y las dudas de los enfermos.
Abre mi corazón
para que ofrezca esperanza
donde hay temor.
Inspírame, Señor,
para que pueda curar, aliviar y consolar
con una sonrisa, una buena palabra,
un gesto de afecto.
Dame la humildad de reconocer
que no soy la luz
sino instrumento de tu Luz;
que no soy el amor
sino expresión de tu Amor.
Varios miembros del grupo de pastoral de enfermos encienden las velas que se van a
bendecir y entregar.
BENDICIÓN DE LAS VELAS
Bendice, Padre, estas VELAS encendidas en el Cirio Pascual, símbolo de Cristo
resucitado. Que sean para nuestros hermanos enfermos luz que ilumine las sombras
de su camino y fuego que caldee su corazón y les dé fuerza para seguir amando y
esperando hasta el final. Por Jesucristo, nuestro Señor.
ENTREGA DE LAS VELAS
Os entregamos la vela
Llevadla a vuestra casa
8
y colocadla en el lugar donde colocáis
los recuerdos más apreciados y queridos.
Encendedla
en los días y acontecimientos alegres.
Encendedla también
en los momentos y días oscuros:
cuando estéis en dificultad,
cuando sufráis en silencio a causa de algo.
Los miembros de pastoral entregan a los enfermos la vela y se la cuelgan.
Aplauso a los enfermos.
CANTO A MARIA, SALUD DE LOS ENFERMOS.
(Lo puede cantar Sefi, mientras se entregan las velas)
HOY TE QUIERO CANTAR. Cantoral básico. Libro verde Nº 102.
9
ANEXO 1
INVOCACION DEL ESPÍRITU MIENTRAS SE UNGE A LOS ENFERMOS
La asamblea canta suavemente entre estrofa y estrofa (o entre dos, de las breves) ESPÍRITU SANTO, VEN, VEN
Espíritu de vida,
danos vida en abundancia, vida nueva,
vida digna, buena y creadora para todos.
Graba en nuestras entrañas a fuego que
«la gloria de Dios es que el hombre viva».
Espíritu de amor,
haznos tiernos, cercanos, tolerantes;
que busquemos amar como Dios ama
y que sintamos como propio
el dolor y el gozo ajenos,
sobre todo el de los enfermos.
Espíritu de unidad,
ayúdanos a extender en el mundo
tu presencia fraterna y solidaria.
Espíritu de libertad,
haznos testigos
de tu buena nueva de liberación.
Necesitamos tu fuerza,
tu fortaleza, tu templanza
para comprometer nuestra vida
con quienes no son libres.
Espíritu generoso,
concede tus dones y carismas a tus fieles:
a quienes se desgastan
en el servicio a los demás:
padres, educadores, voluntarios,
profesionales sanitarios;
y a quienes están enfermos
y sufren sin saber por qué.
Espíritu consolador,
sumérgenos a todos los aquí reunidos
en el cuerpo y la sangre de Cristo,
líbranos de nuestro egoísmo y cortedad,
rompe nuestras cadenas y ataduras
y haznos gozar de la filiación y fraternidad
gratuitamente recibidas.
Si la Unción dura más, se puede recitar la Secuencia de la Misa: Ven, Espíritu divino
10
Anexo 5
Celebración de la Unción en la casa de los enfermos
SALUDO
La paz del Señor a esta casa y a todos los presentes
Querido hermano/a:
Cuando estamos enfermos o sentimos el peso de los años, necesitamos y
agradecemos, la presencia y el apoyo incondicional de nuestros seres queridos o de
otras personas que se interesan por nosotros.
Desde la fe experimentamos que también Dios Padre-Madre, lleno de ternura, se nos
hace presente, y Jesucristo, nuestro hermano mayor, que sabe del dolor y la cruz, nos
acompaña en esta encrucijada, y nos aporta su "aliento" que es ánimo y esperanza.
Contigo, queremos celebrar esa misteriosa presencia en este Sacramento de la
Unción que visibiliza la ternura de Dios, y nos comunica para consuelo, paz, alivio
en vuestro dolor, fuerza en nuestra debilidad y serenidad para superar las
tentaciones, miedos y desconfianzas.
ACTO PENITENCIAL
Ponemos en la presencia de Dios que nos ama nuestra vida con sus luces y sombras,
sus alegrías y penas, sus limitaciones y faltas. (momento de silencio)
SEÑOR, TE PIEDAD
ORACION
Señor Dios nuestro, en el evangelio leemos que Jesucristo tu Hijo, curaba a los
enfermos que acudían a El en busca de salud o de alivio; escucha la oración de los
reunidos en tu nombre, protege a X y a todos los enfermos de nuestra comunidad,
ayúdanos y acompáñanos para que podamos atenerla, cuidarla y quehacer sanador
a cuantos les asisten. Te lo pedimos por el mismo Jesucristo ...
DE LA CARTA DE SANTIAGO
Está enfermo alguno de vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, y que recen
sobre él, después de ungirlo con óleo en el nombre del Señor. Y la oración de fe
salvará al enfermo, y el Señor lo curará, y, si ha cometido pecado, lo perdonará.
PALABRA DE DIOS.
SALMO RESPONSORIAL
"EL AUXILIO ME VIENE DEL SEÑOR" (120).
LITURGIA DEL SACRAMENTO DE LA UNCION
11
X… vas a ser ungido con el óleo de los enfermos, es la caricia de Dios que te ama y
comparte contigo tu debilidad.. La comunidad cristiana, siguiendo el ejemplo y el
mandato de Jesús, te acompaña y ora contigo al Señor:
"Ayúdanos, Señor, aumenta nuestra fe".
Invocamos en silencio la ayuda del Señor, para que El sea fuerza en tu debilidad, el
consuelo y alivio en tu pena y dolor, apoyo y aliento en caminar.
(momento de oración en silencio).
Imposición de manos
Como hacía Jesús voy a imponer las manos sobre ti. El te toca y te infunde el don del
Espíritu para darte su fuerza y hacerte su testigo en medio de la comunidad cristiana
y del mundo. Invocamos en silencio la ayuda del Señor sobre Ti.
(Momento de oración en silencio. Impone las manos)
SEÑOR, DA TU VIDA Y SALUD A QUIEN, EN TU NOMBRE
IMPONER LAS MANOS.
VAMOS
A
La Unción.
Voy a ungir con el óleo de los enfermos tu frente y tus manos para que sientas la
TERNURA DE DIOS, seas confortado con la gracia de su ESPIRITU y experimentes
alivio en tu debilidad.
Bendito seas, Dios Padre omnipotente, que nos das la vida y nos enviaste a tu
Hijo para nuestra salvación.
Todos. BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR.
Bendito seas, Jesucristo, Hijo de Dios, que te hiciste hombre como nosotros
para curar nuestras enfermedades.
Todos. BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR.
Bendito seas, Espíritu consolador, que con tu poder fortaleces nuestra
debilidad.
Todos. BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR.
Fortalece, Señor, a este hijo tuyo (esta hija tuya), a quien voy a ungir con el
óleo santo. Haz que, lleno de fe y confortado con el don del Espíritu, sienta en
su cuerpo y su espíritu la ternura de nuestro Dios, sea fortalecido con la
gracia del Espíritu Santo y experimente alivio en sus sufrimientos y así sea
testigo del consuelo y de la fuerza de tu amor en la familia y en la comunidad.
POR ESTA SANTA UNCION, Y POR SU BONDADOSA MISERICORDIA, TE
AYUDE EL SEÑOR CON LA GRACIA DEL ESPIRITU SANTO. AMEN.
PARA QUE, LIBRE DE TUS PECADOS, TE CONCEDA LA SALVACION Y TE
CONFORTE EN TU ENFERMEDAD. AMEN
PADRE NUESTRO
12
OREMOS
Mira bondadoso, Señor, a este/a hermano/a nuestro/a enfermo/a y a todos los que
sufren. Hazle sentir tu amor. Haz que ponga siempre en Ti su esperanza. Por
Jesucristo nuestro Señor… Amén.
ENTREGA DE LA VELA
Te entrego esta vela, símbolo de Jesús,
luz que ilumina las sombras de su camino
y da fuerza para seguir amando y esperando hasta el final
Colócala en el lugar donde pones
los recuerdos más apreciados y queridos.
Enciéndela en los días y acontecimientos alegres.
Enciéndela a también en los momentos y días oscuros:
cuando estés en dificultad,
cuando sufras en silencio a causa de algo.
13
Anexo 2
AL PERSONAL DEL CENTRO DE ATENCIÓN PRIMARIA
Queridos amigos/as:
Muchos enfermos, a los que atendéis habitualmente en vuestro Centro, pertenecen a
nuestra parroquia.
A través de su testimonio, conocemos y admiramos la labor generosa y continuada
de los profesionales sanitarios que cuidáis día a día a los enfermos y familiares de la
comunidad con un concepto integral de la asistencia.
Nuestra parroquia –que acompaña y ayuda a los enfermos y familias del barriodesea expresaros su gratitud por vuestro servicio y mostraros su cercanía y apoyo.
Sabemos que vuestro trabajo no siempre es fácil, que cansa y desgasta mucho. Y que
también vivís momentos dolorosos cuando enfermáis o cuando enferma o muere uno
de vuestros familiares.
El Domingo, 30 de mayo, en la Misa de 1, celebraremos en la parroquia la Unción
comunitaria de Enfermos. En ella os tendremos muy presentes a todos. Daremos
gracias por vuestro trabajo, inquietudes y preocupación por los problemas de salud
de nuestros parientes y allegados. Y pediremos al Señor que os ayude en la preciosa
y delicada labor de curar, aliviar y consolar que lleváis a cabo.
Nos ponemos a vuestra disposición para colaborar en aquello que estiméis oportuno
y que redunde en beneficio de los enfermos de nuestra comunidad.
Con mi saludo más cordial
24 de mayo de 2004
14
Anexo
CARTA A LOS ENFERMOS Y SUS FAMILIAS
Queridos hermanos:
En esta etapa difícil de vuestra vida, necesitáis y agradecéis,
especialmente, la presencia y el apoyo incondicional de vuestros seres
queridos o de otras personas que se os acercan.
Desde la fe experimentáis que también Dios Padre-Madre, lleno de
ternura, os es particularmente presente, y Jesucristo, nuestro hermano
mayor, que sabe del dolor y la cruz, os acompaña en esta encrucijada, y
os aporta su "aliento" que es ánimo y esperanza.
Con vosotros, queremos celebrar esa misteriosa presencia, a través del
Sacramento de la Unción que visibiliza la ternura de Dios, y será para
vosotros consuelo, paz, alivio en vuestro dolor, fuerza para vuestra
debilidad, serenidad y valor para superar las tentaciones, miedos y
desconfianzas.
CELEBRAREMOS EL SACRAMENTO DE LA UNCIÓN
–
El domingo, 30 de mayo en la Misa de 1, en la Parroquia.
–
En vuestra casa, el lunes 31 de mayo ó el martes 1 de junio, para los
que no podáis asistir a la Parroquia y deseéis recibirlo.
Tendremos una charla de preparación el lunes, a las 20,30 en la
Parroquia.
Con el resto de la Comunidad parroquial agradecemos el testimonio de
vuestra fe sencilla y admirable.
Vuestros sacerdotes
20 de mayo de 2004
15
Descargar

PARROQUIA DE LA CENA DEL SEÑOR