CUALIDADES DEL CARISMA SALVATORIANO

advertisement
ESCRITOS VARIOS
Mario Agudelo y otros
Base – 32
1
I. CUALIDADES DEL CARISMA SALVATORIANO
I
BONDAD Y AMOR POR LA HUMANIDAD
Hna. Miriam Cerletty SDS
INTRODUCCIÓN
Los pensamientos presentados aquí sobre “amor y bondad” intentan provocar reflexión y
oración sobre este aspecto de nuestro vocación salvatoriana. Son una invitación a
identificarnos en forma más profunda con este tema, compartir puntos de vista sobre el
mismo y algunas de nuestras experiencias de vida. Así esperamos estimularnos y
animarnos mutuamente para vivir más profundamente nuestro amor y nuestra bondad
salvatorianas.
Amor y bondad, como tales, son cualidades que se podrían aplicar a cualquier persona hombre o mujer, rico o pobre, creyente o no-creyente - de cualquier estilo de vida. Aunque,
nosotros, salvatorianos empleamos la frase bondad y amor por los hombres para entender
el espíritu de la Sociedad y como parte de nuestra herencia. Dónde empezó esto ?
En 1894 nuestra Sociedad recibió su tercer y último nombre : Sociedad del Divino
Salvador. Con ese cambio Jesucristo como Salvador fue colocado plenamente en el
centro. Jesús - como el Divino Salvador, como el Salvador docente, como el Salvador del
mundo - cuenta para todo, determina todo en la Sociedad. El Salvador se convirtió en
nuestro Titular. El nuevo nombre sirvió para clarificar la espiritualidad salvatoriana que
pudo así ser mejor entendida. La misión de la Sociedad pudo ser expresada también en
forma más clara : anunciar las verdades eternas y hacer conocer de toda la gente que
Jesús es el Salvador del mundo8 . Con el Salvador del mundo en el centro, las
características de universalidad de la Sociedad se afirmaron con mayor fuerza. Los
medios, amplios y flexibles desde el inicio, permanecieron - auténticos testimonios de vida,
la palabra hablada y escrita, todas las formas y medios que la caridad de Cristo inspira.
8 Timotheus Edwein, SDS, “El amor y la bondad de nuestro Salvador,” Comentarios salvatorianos sobre Tito
3,4 en Folia Salvatoriana, Mayo 1969, Vol. IV, n. 2.
2
En 1908, el Segundo Capítulo General decidió que Pentecostés, (la fiesta principal de la
Sociedad hasta ese entonces) debió ser reemplazada por la fiesta del Divino Salvador.
Después esta propuesta fue anulada y se escogió como día de fiesta titular “el nacimiento
de Nuestro Señor Jesucristo, Salvador del mundo.” In la carta circular en la que anunciaba
esto, el Fundador escribió : “Lo que debemos hacer ahora es ... tratar cada día de
parecernos cada vez más a nuestro Divino Salvador... teniendo en cuenta nuestra llamada
a salvar almas en toda parte del mundo, porque “Dios nuestro salvador quiere que cada
uno se salve y llegue al pleno conocimiento de la verdad”. 9 Con la Navidad como fiesta
titular, ciertos textos de la escritura utilizados en la liturgia del día pasaron adelante. Esto
es cierto especialmente con Tito 3,4. 10
QUÉ DICE LA ESCRITURA Tito 3 :4
En el siglo IV , en su Vulgata Latina, San Jerónimo tradujo la palabra griega chrRstotes en
Tito 3 :4, como benignitas y philanthropia como humanitas. La versión Douay (1609)
traduce la frase latina “benignitas et humanitas” en inglés como goodness and kindness.
(en español : bondad y amor por los hombres) En 1943, el Papa Pío XII escribió su gran
Encíclica Divino Afflante Spiritu. En ella acentúa métodos modernos para el estudio y la
interpretación de las Escrituras. Él insta a los expertos estudiar las Escrituras en su
idioma original (Hebreo y Griego) y a buscar la intención de los escritores sagrados
utilizando toda la ayuda posible. Después de la Divino Afflante Spiritu, hubo un notable
cambio. La Versión Standard revisada de 1946, basada en el original Griego, tradujo la
frase : goodness and loving kindness (bondad y benevolencia). En 1966 una edición
inglesa de la francesa Biblia de Jerusalén, basada en el Griego, presentó : La bondad y
el amor de Dios por la humanidad. La versión standard revisada de 1990 tiene : La
bondad y la benevolencia de Dios nuestro Salvador ; y la nueva Biblia de Jerusalén : la
benevolencia y el amor de Dios nuestro Salvador por la humanidad. 11
El Griego ChrRstotes [c-hst-thV], comporta una variedad de sentidos : bondad, amabilidad,
gentileza, dulzura, generosidad, gratuidad - estar siempre listo para dar lo bueno a los
otros. El Latín benignitas significa más que bondad ; incluso más que amor por la
humanidad. Según San Jerónimo benignidad es : un amor y una gentileza mezclada con
fuerza en el amor que tiende al bien , a una asociación tranquila, a la familiaridad.
Philanthropia [filanqrwp-a], de philein (amar) y anthropos (humanidad) que significa amor
9
Carta circular del P. Francisco María de la Cruz, Roma, Marzo 27, 1914. Véase también 1Tim 2,1-4
10
Con razón la Iglesia asignó la carta pastoral de Pablo a Tito 3,2-7 como lectura en la Liturgia de Navidad ; en
la fiesta del Bautismo del Señor (C) ; en el II Jueves de la 32 semana del Tiempo Ordinario. La lectura asignada tres
veces durante el año litúrgico nos recuerda : el nacimiento y la vida de Cristo en nosotros ; mediante el bautismo
cristiano, nuestra inserción en Su misión ; y en la 32 semana, cuando la Iglesia camina al final del año litúrgico, estar
vigilantes para esta llegada final.
11 Parece que el español, el italiano y el portugués siguen la Biblia de Jerusalén. Español : la bondad de Dios,
Salvador nuestro, y su amor por los hombres ; Italiano : apparve la benignità del Salvatore nostro Dio e il suo amore per
gli uomini ; Portugués : A bondade e o amor de Deus, nosso Salvador. Alemán : die Gütte und Menschenliebe Gottes,
unseres Retters. O : die Güte und Menschenfreundlichkeit Gottes.
3
por las personas como personas ; un amor por la humanidad inclusivo y extensivo a todas
las personas sin excepción y se muestra a sí mismo amando con bondad, autenticidad,
compasión y prontitud para ayudar. Las dos cualidades chrRstotes y philanthropia está
tan íntimamente unidas que cuando se usan juntas, el verbo está en singular. 12
Reflexión : Toma algún tiempo para reflexionar sobre el sentido profundo de estos
términos, que Pablo usa escasamente en forma arbitraria. La forma como Dios se
nos ha mostrado a sí mismo como regalo es la forma como podemos ahora vivir. Si
Dios ha actuado con nosotros con compasión, debemos entonces ser compasivos.
Si Dios nos ha permitido saborear su bondad, su “dulzura” (cf. Salmo 34,8 ; 1Pedro
2,3), podemos ser amables y bondadosos con los demás. Si Dios ha mostrado
amor por la humanidad y quiere salvarnos a todos, entonces podemos romper
nuestros prejuicios y mostrar benevolencia con todos. Personalizar esto y exponer
las necesidades en oración a Dios nuestro Salvador. Permítele tocarte, sanarte y
ayudarte a profundizar su benevolencia.
QUÉ DICEN LOS PADRES DE LA IGLESIA - Tito 3 :4
Clemente de Alejandría estaba familiarizado con las creencias griegas que los trovadores
con sus cantos podían cautivar peces, domar fieras y hasta trasplantar árboles. En su
Exhortación a los Griegos desafía a sus oyentes : Creen ustedes que los animales son
encantados por la música, mientras la cara radiante de la Verdad aparece ante ustedes y
miran con ojos incrédulos ? Así habla la Escritura apostólica : Cuando la bondad y el
amor de Dios nuestro Salvador por la humanidad aparecieron, él nos salvó. Miren el
poderío de la nueva canción ! Fuera de piedras, Dios hace seres humanos ; es más, los
que estuvieron muertos, vuelven a tener vida simplemente al hacerse escuchas de esta
nueva canción !Qué será lo que la Palabra de Dios, el Señor, la Nueva Canción desea ?
Abrir los ojos al ciego, destapar los oídos al sordo, conducir la oveja a buenos pastos,
conducir al perdido a la rectitud, revelar a Dios a los ateos, ponerle fin a la corrupción,
conquistar la desobediencia y la muerte... Esta es la Nueva Canción : la Palabra que
existía en el principio, el Salvador que apareció y realizó nuestra salvación. 13
San Atanasio escribió : [Cristo] vino a nosotros desde su benevolencia. Esto lo vemos en
la forma en que se reveló a sí mismo abiertamente a nosotros. Teniendo piedad de la
12
Gerhard Kittel y Berhard Friedrich, Diccionario Teológico del Nuevo Testamento, resumido en un volumen (1985)
p. 1321. Mirar también The New International Greek Testament Commentary (1922) p. 334 ss. Los dos volúmenes
han sido publicados por Eermans Publishing Co.
13 Clemente de Alejandría, Los Padres prenicenos, Vol II, De. Roberts y J. Donaldson, New York, 1925,
p. 171 ss. San Atanasio : Mirese el Breviario Romano, Mayo 2. Véase también Clemente, Homilía XII, pp. 25-33
y Justino el Mártir, Apología 1 :10 en la p. 153, en International Critical Commentary. Las Epístolas Pastorales,
WW Lock DD (Edimburg, F, y F. Clark).
4
debilidad humana y movido por nuestra corrupción, no quiso quedarse aparte y ver cómo
la muerte nos dominaba.
San Bernardo retoma este tema en su primera homilía “sobre la Epifanía del Señor”: La
bondad y la humanidad de Dios nuestro Salvador apareció en medio de nosotros... Antes
que el Hijo de Dios se hiciera hombre, su bondad estaba escondida... pero ahora el pueblo
cree porque ha visto con sus propios ojos... el Hijo de Dios vino en la carne para que la
humanidad pudiera ver y reconocer la bondad de Dios...cuanto más pequeño se hizo
mediante su naturaleza humana, tanto más grande fue su amor... Verdaderamente grande
y manifiestas son la bondad y la humanidad de Dios. El nos dio la prueba más maravillosa
de su bondad.14
QUÉ DICEN LOS COMENTARIOS SOBRE LA ESCRITURA Tito 3,4
Es importante mirar la frase amor por la humanidad y bondad en su contexto. San Pablo
describe lo que nosotros, incluyéndose a sí mismo, fuimos una vez y lo que somos
ahora. Nos invita a mirar hacia atrás, a nuestra condición anterior y a nuestro entorno del
mundo no-convertido de nuestro tiempo presente.
“Pues también nosotros fuimos en algún tiempo insensatos, desobedientes,
descarriados, esclavos de toda suerte de pasiones y placeres, viviendo en malicia y
envidia, aborrecibles y aborreciéndonos unos a otros”. 15
Reflexión : Juan Bautista Jordan, más tarde P. Francisco, miró a su alrededor al
mundo no-convertido de su tiempo. Eso lo vemos en el Diario Espiritual :
Convertíos, naciones,... habéis irritado y rechazado a vuestro Creador... Convertíos
pueblos y naciones pues el Señor va a juzgar a las generaciones... Y tú, Alemania,
por qué llevas la contraria a tu Dios ? 16 Hoy nos basta referirnos a los periódicos,
a la radio y a la televisión. Allí hay abundante evidencia, elaborada por los medios
de comunicación con sonido y visión. Todos han pecado. - Cómo miramos y
escuchamos ? Como Salvatorianos cómo estamos siendo afectados por lo que
vemos y oímos ?
Pablo sigue adelante. Llama la atención sobre lo que Dios hace por nosotros. Anuncia :
Ha aparecido la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador por la humanidad.
14
San Bernardo, Primera Homilía “Sobre la Epifanía del Señor”. Las reflexiones de San Bernardo están
basadas en la Vulgata Latina, en la cual “humanitas” puede referirse a la misma Palabra de Dios tomada en forma
humana. Sin excluir esta interpretación, otros expertos más recientes tienden a interpretar esto como el amor de
Dios por toda la humanidad.
15
Tito 3, 3
16
Diario Espiritual I 1875 [DE I,7-9-10 edición en español. Nota del Traductor].
5
Mas cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor a los
hombres, él nos salvó, no por obras de justicia que hubiésemos hecho nosotros,
sino según su misericordia, por medio del baño de regeneración y de renovación
del Espíritu Santo, que derramó sobre nosotros con largueza por medio de
Jesucristo nuestro Salvador, para que, justificados por su gracia, fuésemos
constituidos herederos, en esperanza, de vida eterna. 17
Pablo llama al amor de Dios nuestro Salvador con cuatro términos : bondad, amor por la
humanidad, misericordia, gracia. Nótese la fuerza que se pone en salvar : Nuestro Dios
Salvador, nos salvó, a través de Jesucristo nuestro Salvador. Todo esto fue eficaz por el
poder del Espíritu Santo. Un comentador señala : “Todo el Evangelio está comprimido
aquí en una rica frase”. 18 - Hay que tomar en cuenta que no puede haber bondad o
benevolencia sin acción. Hubo acción. La inmensurable bondad de Dios apareció y el
pueblo vio a Jesús. La benevolencia de Dios se manifestó a sí misma, y el pueblo vio al
Salvador del mundo morir en la cruz por todos. Este es el cambio de dirección en la
historia de la humanidad. También trae un gran cambio de dirección en la vida de cada
persona.
Reflexión : La profundidad real del amor gratuito de Dios y de su benevolencia sólo
puede ser asumida a través de la experiencia personal. 19 El P. Francisco de la
Cruz comparte una de esas experiencias en una de sus cartas : Las gracias
excepcionales que Dios ha hecho llover sobre la Sociedad son tan enormes que yo
casi me he sentido llevado a derramar lágrimas. Quisiera yo mismo caer de rodillas
a los pies del Salvador y abrazarlo por todo el amor que me ha mostrado, a mí, el
más indigno de todos.20
Tranquilízate en la presencia de Dios. Pide a Dios te ayude a recordar alguna
experiencia en la que Él te ha manifestado su bondad y su benevolencia. Quédate
en ella. Cómo te sentiste en ese tiempo ? Cómo el recuerdo te toca ahora ?
Comparte tus reacciones con Dios en oración. Comparte tus experiencias con un
amigo.
QUÉ DICEN LAS PRIMERAS REGLAS DE LA SOCIEDAD
Mirando el último cambio de nombre de la Sociedad , el P. Timotheus Edwein escribió :
“Sin cambiar lo que ya existía, el nuevo nombre sirvió para clarificar y para profundizar la
17
Tito 3, 4-7
18 R. C. Lanski, La interpretación de las Epístolas de San Pablo a los Colosenses, los
Tesalonisenses, Timoteo, Tito y Filemón. (Ausburg publishing House), Minneapolis, Minnesota, 1961.
19
P. Jude Weisenbeck, SDS, p.2, The loving kindness of the Lord (Roma, Italia), 1984
20
P. Francisco Jordan. Carta al P. Bonaventura Lüthen, Agosto 15, 1884, en DSS X, n.
180
6
espiritualidad salvatoriana” 21 Si eso es así, cómo era la espiritualidad contenida en las
primeras Reglas ? El espíritu con el que actúan es el amor a Dios y al prójimo de
acuerdo a la exhortación de San Pablo en 1Cor 13. Ese amor es como un fuego que
abrasa en un celo apostólico tal, que nos lleva a todos a gastarnos totalmente por las
almas. 22 Caminen dignamente en su vocación...con toda humildad y apacibilidad...,
entre ustedes, hagan todo con amor. 23 Las normas generales no fueron menos
explícitas : La primera regla para los miembros es la ley que ha sido escrita en nuestros
corazones por el Espíritu Santo. Y otra : Siguiendo a nuestro Señor Jesucristo y a los
santos Apóstoles, los miembros deberán dedicarse, sacrificarse y darse ellos mismos
totalmente y sin reservas a Dios...no reservándose para sí ni la menor cosa. 24 A lo
prescrito sobre testimonio de vida, la palabra hablada y escrita, la Regla de 1886 añade :
todas las formas y medios que el amor de Cristo inspiran. Y otra norma : los miembros
dan ejemplo mediante su modestia, delicadeza y humildad.25 Otra norma más : el
mismo amor del que murió por todos impulsa a la Sociedad a aceptar personas de
todas las naciones que Dios llama y a extender su amor y el apostolado a todas las
naciones de toda lengua o región. 26
Reflexión : Cómo podrías comparar el espíritu expresado en las primeras Reglas
de la Sociedad con lo expresado en Tito 3,4 ? Hay ahí alguna base, continuidad,
cambios ? Piensa y ora sobre esto. Intercambia tus reflexiones con otros
salvatorianos.
QUÉ DICE EL P. FRANCISCO MARÍA DE LA CRUZ
El P. Francisco cita a Tito 3,4 en su alocución a la comunidad de la Casa Madre el 22 de
Diciembre de 1899.
Nos acercamos a la encantadora fiesta de Navidad. Durante este santo tiempo,
reflexionemos profundamente sobre la sublime vocación a la que Dios nos llamó y
nos ha renovado en él. Traten en estos días de meditar realmente en el llamado a
21 P. Timotheus Edwein, SDS. “La bondad y el amor de nuestro Salvador,” Comentarios
salvatorianos de Tito 3,4, en Folia Salvatoriana, Mayo 1969, Vol IV, n.2.
22 DSS I p. 21 [Primera Impresión] Reglas para el I. grado de la Sociedad Católica Instructiva,
Roma 1882.
23
DSS I, Reglas y Directivas generales el primer grado de la Sociedad Católica Instructiva, Roma
1884, p. 34
24
DSS I, Reglamentos generales para el I Grado de la Sociedad Católica Instructiva, Roma, 1884, p.
35-36
25
DSS I, Reglas y Constituciones, 1886, Cap I, n. 3, p. 49. También Cap VII, n. I, p. 63
26 Manuscrito, corregido manualmente por el P. Jordan en el que adapta la Regla de 1888 de la
Primera Orden de la Sociedad Católica Instructiva a la Segunda Orden.
7
ser miembros de nuestra Sociedad. Nuestra principal tarea es la imitación y el
seguimiento de nuestro Señor Jesucristo, el Salvador del mundo. Debemos seguir
al Salvador por encima de cualquier otro llamado. Precisamente mediante nuestra
mayor identificación posible con él, merecemos el nombre de Salvatorianos. Es
cierto que la Divina Providencia reservó este nombre para nosotros. Si hemos sido
llamados después del Divino Salvador, debemos seguir a nuestro Salvator
Mundi ! Qué nombre tan glorioso ! Sí, la Providencia nos lo dio. No deberíamos
ávidamente tratar de asemejarnos al Salvador del mundo ? Meditar en la vida de
nuestro Señor Jesucristo, Salvador del Mundo debe ser nuestra mayor
preocupación. En estos días reflexionad en el nombre que el Salvador se dio a sí
mismo - el Salvador del mundo. Apparuit humanitas et benignitas Domini
Nostri (apareció la humanidad y la benignidad de Nuestro Señor). La bondad
de nuestro Señor y su amor por la humanidad han aparecido ! Para ser como
nuestro Divino Salvador, necesitamos trabajar lo mejor de nuestra capacidad para
ser amables y bondadosos.
Con cuanta frecuencia yo he acentuado la humildad ! “Oh Señor, envía adelante, el
cordero...” Apacibilidad, por lo tanto, humildad ! Realmente, traten de ser como el
Divino Salvador... El Príncipe de la Paz. El trae la paz a todas las personas de
buena voluntad. Paz con Dios, paz con el vecino, paz con cada uno de nosotros...
Qué hermoso fuera que todos pudieran decir de cada uno de ustedes que ustedes
son portadores de paz. Sean todos ustedes amables - benigni (benignos). Sean
bondadosos con todos - humani (humanos), 27 que ustedes puedan ser como
el Salvador. Ustedes saben cómo a él mismo le gustaba utilizar esa expresión. 28
La primera tarea de nuestra Sociedad tiene que ser el estudio y la contemplación
de nuestro Divino Modelo... El Señor de cielos y tierra, que descendió de los cielos
y nació , el Salvador del mundo. Después de él nosotros somos llamados, por
eso nos tenemos qué parecer a él... Que él les de el poder y la fuerza para trabajar
lo más que puedan como salvadores según su espíritu.
Alégrense de su
nombre : Salvatorianos. 29
Dieciocho años después, el P. Francisco escribió en su Diario Espiritual las mismas
palabras que dijo a la Comunidad en 1998 : Paz para con Dios. Paz para con el prójimo.
Paz para con uno mismo. Mansedumbre. Mansedumbre. Ha aparecido la benignidad y la
humanidad de Dios nuestro Salvador. Envía el cordero contra los dominadores de la
27
El P. Francisco está citando en latín aquí. Según San Jerónimo, benigni es bondad y
amabilidad, mezclada con la fuerza que da el amor, invitando a una asociación tranquila que tiende a
la familiaridad y al bien.
28
La referencia puede ser a Mateo 11,29 : “Aprended de mí que soy manso y humilde de
corazón.”
29
DSS XVI.I,p. 387 ; Alocución en Capítulo de la Comunidad del 22 de Diciembre de 1899.
8
tierra. [Is. 16,1].30 Aquí vemos cómo el Fundador comunicaba su propio espíritu a los
miembros de la SDS y cuán profundamente vivió él mismo lo que pedía a los demás.
La cruz de Jesús es la más alta revelación de la bondad y el amor de Dios nuestro
Salvador. El Viernes Santo, 13 de Abril de 1900 fue el día que el Fundador escogió para
analizar el sentido más profundo y las implicaciones de lo que significaba llamarse
Salvatoriano. 31
Si pudiéramos entender realmente lo que significa llamarnos Salvatorianos...
salvadores del mundo ! Hoy quiero enfatizar cómo pueden ustedes trabajar
confiadamente para el querido Salvador, el Salvador del mundo. Es mediante el
sufrimiento y la obediencia. El Salvatoriano es un salvator mundi ! (salvador del
mundo). El Redentor y Salvador del mundo se hizo obediente hasta la muerte y
muerte de cruz. “Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió” - La voluntad
de Dios es clara para ustedes. Siguiendo a Cristo, ustedes se entregan a la
voluntad de Dios. Ojalá que sean capaces de decir : Yo he obedecido, he cumplido
la voluntad de Dios. He dado todo lo que se me ha pedido - y finalmente : He
cumplido con mi deber... Esfuércense por imitar al amado Salvador, a nuestro
Salvator Mundi (Salvador del Mundo). Estúdienlo para que puedan llegar a ser
como él. Y como Salvatorianos, asuman el sufrimiento. Ustedes esperan lograr
mucho y hacer grandes cosas. Ustedes esperan ayudar a salvar almas. Ustedes
esperan ser colaboradores de Dios. Si ustedes desean salvar a muchos y realizar
grandes cosas para la gloria de Dios, dense cuenta que tienen que sufrir...
Entonces, como verdaderos salvatorianos, sigan al Salvador en este camino. No
retrocedan con miedo cuando tengan que afrontar el sufrimiento. Al contrario, vayan
adelante valientemente por la gloria de Dios y enfréntenlo. “Despiértense, y
vamos !”.... Sigan al Divino Salvador. Ya que ustedes han sido llamados a ser
salvadores del mundo, tienen que esforzarse seriamente para ser como el
Salvador en obediencia y en sufrimiento...Sean como él lo mejor que puedan.
Háganlo y verán cómo su trabajo prosperará.
Reflexión : Escucha a nuestro Fundador, constatamos que “bondad y amor de
Dios por la humanidad” no es simplemente un slogan o una fórmula fácil. Es un
llamado a una continua conversión de actitudes. “Tu actitud debe ser Cristo” 32 Lee
y relee las dos conferencias, la de Navidad 1899 y la del Viernes Santo 1900. Deja
que esos pensamientos penetren profundamente en tu espíritu hasta que en
oración los puedas hacer tuyos. Qué fue nuevo para ti ? Qué aceptaste ? Qué te
da energía ? Dónde experimentas resistencia ? Dónde necesitarías conversión de
actitud ? Qué quisieras compartir en oración con Jesús ? Qué quisieras hablar o
30
DE, IV, 36 (Abril 28, 1917) ; DE IV,37 (Oct. 9, 1917) DE, IV, 37 (Oct. 10, 19917).
31
DSS XV.I, p. 391 ; Alocución al Capítulo de la Comunidad del 13 de Abril, Viernes Santo 1900.
32
Filipenses 2,5
9
compartir con otro salvatoriano ?
QUE DICEN LOS SALVATORIANOS
 “Nunca me cansaré de recomendar incesantemente la bondad y la benevolencia de
nuestro Salvador y enfatizar una y otra vez que para nosotros estas palabras
constituyen un programa. Este es el espíritu de nuestra Sociedad, el espíritu del
Salvador.” Esperamos y deseamos seguir al Salvador en una forma especial. Estamos
obligados a eso por nombre y por vocación. Amemos también la paz...Promovamos la
paz en todo lugar, trabajemos según el espíritu del Salvador. En una forma semejante
debemos tomar y escuchar estas otras palabras : Apparuit benignitas et humanitas
Salatoris nostri Dei (aparecieron la bondad y el amor por la humanidad por parte de
Dios nuestro Salvador). La bondad y la benevolencia de Dios nuestro Salvador han
aparecido. Este espíritu...fortalecerá nuestra Sociedad y la unirá.” 33
“Si se me pide expresar, lo más breve posible, el espíritu característico de la Sociedad,
yo diría que es el siguiente : ser una encarnación y un instrumento del estupendo amor
salvador universal de Dios como apareció en el amor humano y en la bondad,
benignitas et humanitas, de Dios nuestro Salvador. Y quisiera trabajar un poco [acerca
de] ... un amor apostólico, un amor universal, un amor plenamente comprometido, un
amor verdaderamente humano , un amor humilde, que se olvide de sí mismo y que
sea servicial.” 34
“El salvatoriano es alguien que se permite a sí mismo ( a sí misma) aferrarse a lo más
profundo de su alma por el deseo universal de salvar, de Dios, que se encarnó, tomó
forma en Jesucristo, el Salvador del mundo.” 35
“Nuestro credo común de Jesús como Salvador es nuestro punto de encuentro mutuo...
Conocer a Jesús significa estar inmerso en sus pensamientos salvíficos con su bondad
y su amor por toda la humanidad... Si conocemos a Jesús de esta forma, nuestra
vocación salvatoriana conservará su frescura y su fuerza. Un tal salvatoriano irradiará la
bondad y el amor de Jesús como Salvador de todos”. 36
“La espiritualidad salvatoriana es encarnacional, que revela al Padre de las Gracias a
través de la presencia de Jesús ; es compasivo ; es bondadoso ya que el Seños Jesús
es el Buen Pastor . Refleja la bondad y el amor del Salvador”. 37
Jesucristo Hijo de Dios Salvador. Jesús se distingue de todo otro salvador por estas
33
Annales II, n. V, Junio 15, 1924, p. 34 ; y Annales II, n. VI, Diciembre 15, 1924, p. 134

34
P. Leonardo Gerke, Lanham, MD Dic. 8, 1965. En Salvatorian Educator, Vol 2, n.1, Octubre
1966.
35 P. Corbinian Becker, Pensamientos sobre la peculiar espiritualidad de la Sociedad del Divino
Salvador, p.2.
36
P. Joseph Lammers, Como chispas bajo las cenizas, 1986, Copia manuscrita.
37 P. Romualdo Dibble, La bondad del Carisma, en Intercambio de ideas (Exchange of Thoughts, n.
5, 1987.
10
palabras... Él es el “Crucificado”. Él es también “El Resucitado”. Él es el que bendice y
enseña. Él enseña en forma tal que el pueblo puede ser sanado ; él los salva
enseñándoles...”La Palabra de Dios los salvará, dice el salmista. Los pasajes de la
Escritura que se refieren a Salvador, salvar y curar reúnen la misma idea. “La bondad y el
amor de Dios por la humanidad aparecieron en Jesucristo” (Const. 101). Esta “bondad y
este amor de Dios por la humanidad” no se encarna en sonrisas amables, astutas o
superficiales o en salvatorianos encantadores y atractivos, sino en las características de
Jesús Salvador, como Sanador... En su nombre seguimos adelante ; en su nombre
proclamamos !” 38
“La espiritualidad salvatoriana está totalmente centrada en Cristo Jesús, el que ha sido
consagrado (Cristo) para ser Salvador (Jesús)... Él es nuestro ejemplo por excelencia.
Es él quien inspira nuestra forma de ser y de actuar. Él nos revela el inmenso amor del
Padre que desea que todos se salven... En él y con él descubrimos nuestra identidad
salvatoriana. De él aprendemos a entregarnos a nosotros mismos en amor.” 39
Reflexión : Pondera cada uno de los párrafos en los cuales algunos miembros de
la Sociedad expresaron personalmente cómo ven y experimentan nuestra
espiritualidad salvatoriana. Saca tiempo para orar sobre cada uno. Toma en cuenta
qué es lo que tiene más resonancia en ti, qué te enciende y qué te inspira. Ora
para amar, profundizar y vivir nuestra espiritualidad salvatoriana. Pon por escrito tu
propia manera de captar y experimentar el carisma. Revisa periódicamente tu
formulación y tu manera de vivirlo comparándolo con el Manifiesto salvatoriano
sobre la misión.
BONDAD Y AMOR EN EL MANIFIESTO SALVATORIANO
El primero y el último párrafo del Manifiesto Salvatoriano sobre la Misión, unen todo el
documento. Los dos subrayan una relación viviente : Nosotros los salvatorianos y el
Salvador. El primer párrafo nombra a aquel a quien seguimos - El Divino Salvador. El
último párrafo subraya cómo seguimos y manifestamos a Dios nuestro Salvador. En esa
forma simple y sincera el Padre Francisco de la Cruz destacó para nosotros cómo ser y
qué hacer para vivir esta relación :
Sean benignos, sean humanos, Sean como el Salvador. Ustedes están llamados
a ser salvadores del mundo. Hagan todo lo posible para ser como él. 40
La vivencia auténtica del benignitas et humanitas de nuestro Divino Salvador, como lo
pensó el P. Fundador, abarca e ilumina todos los otros aspectos del Manifiesto
Salvatoriano. Así como Jesús llamó a personas de todas las formas de vida para ser
38
P. Peter van Meijl, Una cuestión de horizontes. Temas del corazón. En Intercambio de Ideas, n
11. Junio, 1989, pp. 12-14.
39 P. Arno Boesing. Espiritualidad salvatoriana, Cristo Salvador, nuestro Modelo (2a) [Resumen de
artículos en CIP de las Series del Brasil] 1990.
40
DSS XVI.I p. 387 ; P. Jordan : Alocución en el Capítulo de la Comunidad Diciembre 22, 1899.
11
apóstoles y discípulos, así debemos hacer nosotros. Así como Jesús sirvió a todos, sin
discriminar clases, raza o credos, así estamos listos para servir a todos sin discriminación.
Así como Jesús creyó en el amor providente del “Abba, Padre” así nosotros confiamos en
la providencia amorosa de Dios. Así como Jesús, mediante sus palabras y hechos
anunció “La Buena Nueva”, y como profeta desafió su tiempo y todos los tiempos, así
nosotros debemos ser una voz profética para la renovación de la Iglesia y el mundo de
nuestro tiempo. Así como Jesús se hizo pobre por nuestra causa y estuvo al pie y en favor
de los pobres, así mismo nosotros nos unimos a los pobres para desafiar los males que
frustran toda la vida humana.
Sean como el Salvador.
Hagan todo lo posible para ser como él.
Seremos como él en el amor apostólico :
siendo una voz profética, viviendo los valores evangélicos, animando a los laicos a vivir su
compromiso bautismal, invitando y animando a las personas de todas las formas de vida a
ser apóstoles.
Seremos como él en el amor universal :
listos para servir a todos y en todas partes, con todas las formas y medios que la caridad
de Cristo inspira, discerniendo y respondiendo valientemente a los signos de los tiempos
en cada sitio y edad y proclamando a todos la salvación que apareció en Jesucristo.
Seremos como él en un amor totalmente comprometido :
de manera que viviendo nuestra vida y realizando nuestras actividades apostólicas todos
puedan conocer al único Dios verdadero y a Jesucristo y tengan vida en
abundancia.
Seremos como él en un amor verdaderamente humano, humilde y olvidado de sí mismo :
uniéndonos a los pobres en el desafío de los males contemporáneos, especialmente la
injusticia social, la pobreza y la violencia en todas sus formas... y siendo uno con aquellos
a quienes servimos.
12
II. ALABANZA A LA MUJER
SOCIEDAD APOSTÓLICA INSTRUCTIVA
1882
Organización de la Sociedad
4. Los miembros de la Sociedad se distribuyen en tres clases, según la parte que toman
en los trabajos de la misma.
También la mujer, creada por Dios para obrar cosas grandes para sí y para los otros, a la
par del hombre puede hacer parte de la Sociedad Apostólica. También a ella le fueron
dirigidas estas palabras de San Pablo: Somos cooperadores y ayudantes de Dios mismo.
“ Es tanta la bondad del Señor que se digna servirse de nosotros casi como si tuviera
necesidad de nosotros para cumplir en el mundo sus grandes designios de misericordia!
Y la mujer, más que otros, se puede y se debe llamar “la auxiliadora” de Dios.
En el principio de todas las grande épocas de nuestra fe, se vio desplegarse una vida
religiosa y celestial en los pueblos bajo la figura de una Santa. Cuando el cristianismo salió
de las Catacumbas, fue Elena, la madre de Constantino el Grande, quien dio al antiguo
mundo romano la Cruz, encontrada por ella sobre el Calvario. Cuando Dios convertía a
Francia, fue Clotilde la que levantó la misma Cruz sobre aquel poderoso reino. Cuando la
Providencia preparaba a San Jerónimo como un acérrimo defensor de la fe y como gran
traductor y comentador de la Sagrada Escritura, fue Santa Paula quien le ofreció
hospitalidad en Palestina, donde ella misma fundó una academia cristiana de mujeres
romanas. Santa Mónica nos dio con sus oraciones y con sus lágrimas al gran Agustín.
Las santas Ildegunda, Catalina de Siena y Teresa de Jesús conservaron, mejor que los
doctores de su tiempo, las tradiciones de una filosofía mística tan dulce, tan profunda, tan
vivificante, que es todavía en nuestros días y será siempre la delicia de las almas
amantes. La misión de predicar la verdad es propia del hombre, pero la misión de hacerla
sentir es de la mujer; a ella le corresponde hacer pasar la verdad por el corazón, a ella le
corresponde convertir la verdad en amor. Su primera misión está en la familia. La mujer es
como el ángel, es como el sacerdote de este secreto Santuario, como hija, como esposa,
como madre. Y ahora, más que nunca, debe entender su misión, el apostolado que ha de
practicar en la familia, en el mundo, y en la Iglesia; ya que en estos tiempos tan tristes se
hace resonar al oído de la mujer, soltera o casada, joven o anciana, una palabra
semejante a aquella dirigida a Eva por la serpiente: “Que la mujer tendrá la ciencia del
bien y del mal, que la mujer será grande, será libre, y en su libertad buscará su bienestar y
su felicidad” ... palabra insidiosa, palabra mentirosa, que dondequiera que fuese
escuchada, la transformaría no en Dios sino en un animal. Pues bien, la mujer católica,
habiendo comprendido toda la falsedad y la infamia de tal tentación, debe prepararse para
hacerla comprender con su celo a las otras mujeres y convencerlas de que ninguna
felicidad es posible fuera de la religión, y que abandonar el camino trazado por la religión
13
no es avanzar sino retroceder, es un regresar al paganismo y a lo peor. Por tanto, entra la
mujer muy bien en el proyecto de la Sociedad Apostólica Instructiva, y en medio del
apostolado infernal que ejercen tantas jovencitas y tantas casadas, es una verdadera
providencia el que exista aquel de las mujeres sabias y púdicas. Estaremos eternamente
agradecidos con todas aquellas mujeres que darán su nombre a uno de los tres grados y
se prepararán para hacer conocer a otras, nuestra Sociedad.
14
15
16
III. APÓSTOLES
Mario Agudelo R., SDS
Día de Pentecostés del 2001
Me fascina ser un miembro de la Iglesia Católica. Hay muchos aspectos de ella que me
gustan: Sus orígenes simples al lado de un lago hermoso y tranquilo, su fundador, un laico
tenido por loco que propuso a toda la humanidad: un estilo de vida sencillo, (libres ante las
cosas y el poder), un camino de gozo, (el de las bienaventuranzas), un absurdo posible
(muere para que vivas eternamente), un invento maravilloso, equilibrio perfecto entre el
individuo y la masa (la comunidad), el valor de la persona por encima de reglas, ritos,
tradiciones y costumbres, el amor preferencial por los débiles y pobres, la invitación a no
perder el candor de los niños, a ser audaces ante el peligro, a no ser fanáticos...Jesús de
Nazareth invitó a otros (a nosotros también) a seguir su camino (él mismo se presentó
como “el camino”) convenciéndonos no con argumentos, amenazas o leyes morales sino
mediante su actitud personal y su ejemplo. Él nos propuso también: la misericordia y el
perdón ante las propias y las ajenas debilidades, el valor igualitario de la mujer, la
capacidad de transformar el poder en servicio, la primacía del silencio sobre las palabras,
el contacto íntimo con Dios su Padre y nuestro Padre, la esperanza ante el más allá y lo
desconocido, el amor como valor absoluto, y tantas otras cosas...
Todas esas propuestas fueron vividas por Jesús, perfecto Dios y perfecto hombre. Su
riqueza no se quedó sólo en Él porque al elegir a 12 apóstoles, abrió la posibilidad para
que el mundo siguiera sus pasos. Con esos seguidores y discípulos nos quiso mostrar que
hasta las personas más frágiles pueden cambiar su vida a condición de que lo dejen todo
y le sigan fielmente.
También me fascina ser salvatoriano ojalá con miles de personas, porque eso nos permite
centrar nuestra vida en Cristo Salvador, ser parte activa y dinámica de la Iglesia de
Jesucristo y seguir en forma creativa y actualizada las huellas de los apóstoles, como lo
logró hacer y lo propuso a nosotros Francisco María de la Cruz Jordan.
En su Diario Espiritual escribió: “Sé un auténtico apóstol de Jesucristo y no descanses
hasta que hayas llevado la palabra del Señor a todos los extremos de la tierra. ¡Sé un
verdadero pregonero del Altísimo!” (DE)
A María, la Reina de los Apóstoles imploraba diciendo: “Bondadosísima Madre, haznos
fieles seguidores de tu Divino Hijo, Salvador del Mundo, y de los santos apóstoles, a fin de
que sigamos fielmente sus huellas hasta el fin. Amén.” (DE)
Uno de los objetivos que se propuso fue el de crear una “Sociedad” a la que llamó al inicio
“Sociedad Apostólica de Enseñanza” porque soñó con que todos sus miembros fueran
verdaderos apóstoles. El 19 de Septiembre de 1878 escribió en su Diario: “Funda la
Sociedad Apostólica y mantén siempre la calma en todas las dificultades.” (DE) Luego dijo
en Palabras y Exhortaciones (I, IX) que nuestro fin y deber es el de “imitar, en cuanto nos
17
fuere posible, a los Santos Apóstoles”. Y más adelante: (PE I, XXII, 5 “Y nosotros que
tenemos el deber especial de imitar a los Apóstoles, debemos por consiguiente tener en
particular estima lo que el Divino Salvador ordenó a sus Apóstoles, a saber, la caridad.
Debemos ser un solo corazón y una sola alma.”
Jordan, hombre de proyectos y lleno de tenacidad para cumplirlos escribió en su Diario
Espiritual: “Examina al menos una vez a la semana a ver si prevalece el espíritu
apostólico en toda la Sociedad; si ves que está ausente, reza con todas tus fuerzas y
lleno de santo celo, introdúcelo en todas partes;” (DE).
Creo que las palabras que cito a continuación son una muestra de cómo Jordan realizaba
lo que se proponía: “ Considerad a menudo que fuisteis llamados a una Sociedad que
tiene como tarea la imitación del ejemplo de Cristo y de los Apóstoles y en la medida de lo
posible desprenderse de todo. Dice S. Juan Crisóstomo, que los Apóstoles no convirtieron
el mundo por sus milagros sino por el desprecio de las honras y de las riquezas. Cuidad,
pues, que aun teniendo que usar de las cosas terrenas, no os apeguéis a ellas y
mantengáis libre vuestro corazón.” (PE I, XXVIII, 5)
Es tal su deseo de que seamos apóstoles, que hasta nos dio este mandato: “Hoc est
praeceptum meum" - que imitemos a los Apóstoles amando a todos.” (PE I, XXII, 5)
Me he preguntado muchas veces por qué los apóstoles son tan importantes para Jordan y
creo que esta es la múltiple respuesta:
1. Porque él intuyó y descubrió que sólo si tenemos el espíritu apostólico podemos
realizar el enorme plan que se trazó: Revitalizar para su época y para todo tiempo futuro,
el dinamismo evangelizador de la Iglesia.
Jordan amaba apasionadamente a la Iglesia y la consideraba como un organismo vivo que
estaba perdiendo vigor. Además sufrió en carne propia los ataques descarados que
venían del Kulturkampf. Él se sintió llamado a rescatar el vigor y el dinamismo originales
de la Iglesia. Lüthen, su compañero inseparable había escrito refiriéndose a la tarea de la
“Società Apostolica Istruttiva Incoraggiata” (: Cfr. DSS II, pág. 135 ss): “La Iglesia ya no
es un frío cadáver, sino un cuerpo dotado de un admirable organismo vital, que quedando
siempre inmutable en su esencia, asume no obstante formas nuevas, se desarrolla y se
rejuvenece, por así decirlo, según los tiempos y las necesidades que surgen poco a poco
con el trascurrir de los siglos.”
La Iglesia tiene como fundamento a Cristo y sus columnas son los Apóstoles. Sin los
Apóstoles, el proyecto fundante de Jesús no se hubiera podido realizar. Eso lo entendió
Jordan y por eso tuvo la intuición de que el único medio eficaz para devolverle a la Iglesia
su belleza original y habilitarla al ciento por ciento para cumplir su misión en el hoy de la
historia, todo salvatoriano, hombre o mujer, campesino o científico, religioso, sacerdote
diocesano o laico, debería ser un apóstol, debería ser cómo los Apóstoles.
18
2. Los apóstoles fueron seguidores de Jesús y el salvatoriano ha sido llamado a seguir al
Salvador del mundo.
Los Apóstoles fueron unos seguidores tan frágiles y tan humanos que hubieran sido
rechazados por los sicólogos si en su tiempo se hubieran sometido a un test de
personalidad. (Quizás como hoy muchos de nosotros). Pero ellos también eran tenaces y
fieles pues ninguno de ellos murió de muerte natural. Todos fueron asesinados. Jordan
nos pide estar dispuestos incluso a derramar la sangre por la causa de Jesús y nos invita
a abrazar la cruz a imitación de los Apóstoles. Así lo escribe en Palabras y Exhortaciones:
“el Evangelio narra, cómo el Divino Salvador pregunta a sus discípulos: "¿Podéis beber
el cáliz que Yo he de beber?" (Mt20,22) Con esto les pregunta si ellos podrían soportar
los sufrimientos que El mismo habría de soportar. En una palabra, si ellos estarían
dispuestos a soportar sufrimientos. De aquí se deduce que los sufrimientos son un punto
clave en la vida de un apóstol. Ahora bien, nosotros tenemos el deber de hacernos
semejantes a los Apóstoles; por tanto debemos ser ante todo amantes de la cruz; estar
dispuestos a beber el cáliz del sufrimiento.” (PE I, XXX, 2).
3. Los apóstoles son un símbolo de la universalidad de la Iglesia. Siendo humildes
pescadores que sólo conocían su región, salieron a otros países con la intención de
predicar el evangelio a toda criatura. Los salvatorianos tenemos también el sello de la
universalidad porque como los apóstoles aceptamos a todos, trabajamos con todos,
utilizamos todas las formas y medios que la caridad de Cristo nos inspira para hacer llegar
el mensaje de Cristo hasta el último rincón del mundo. Así lo expresa Jordan: “Nuestro fin,
el espíritu de nuestra Sociedad es el "omnibus et ubique". Es, pues, de gran importancia
que cada uno de vosotros esté compenetrado de este espíritu. Praedicate evangelium
omni creaturae - predicad el Evangelio a toda criatura" (Mc. 16,15). Lo tenéis bien
expresado todos los días en la "intentio Societatis" (Oración de la mañana: "Santísima
Trinidad"), en la cual se menciona el fin, el objeto, la universalidad de la Sociedad.
Esforzaos por tener siempre ante la vista esta universalidad.” (PE I, XXIX)
La universalidad es una expresión del amor, del respeto por cada persona y del aspecto
misionero de la Iglesia. Sólo quien tiene espíritu universal como el de los apóstoles puede
ser misionero. Jordan también se expresó así: “Sea cual fuere el país a que os destinaren,
cada uno conserve en su corazón como testamento mío, que la Sociedad esta destinada a
todos los pueblos y fue llamada a la existencia para acoger miembros de todas las
nacionalidades, si reúnen las condiciones requeridas. Importa ante todo, como es natural,
no nutrir simpatía o antipatía alguna en lo concerniente a nacionalidades. Acordaos que
todos somos hermanos. Todo el que forma parte de nuestra Comunidad, sea italiano o
francés, alemán o chino, es vuestro hermano y pertenece a la Sociedad. Y cada uno
debe estimarlo como a su propio hermano.” (PE I, XXX)
4. Los apóstoles también tenían capacidad de cambio y de conversión: De egoístas
pasaron a dar su vida, de miedosos pasaron a predicar valientemente el Evangelio, de
pendencieros y luchadores por un poder temporal, llegaron a predicar la humildad, el
servicio y la donación de sí mismos. Paralelamente podemos también decir: Un
19
salvatoriano que no trabaje por su conversión y su santidad no está tomando en serio su
vida y su vocación. Uno de los temas claves de Jordan, en el que insistió hasta la
saciedad, fue el de la vocación a la santidad. Así nos dice: “¿De qué sirven todos los
demás trabajos y actividades, si no aspiramos a la santidad? ¿Qué felices seríais, si
comprendieseis esta verdad! Sea vuestro lema: Debo hacerme semejante al Divino
Modelo. No os arrepintáis de esto, cueste lo que costare. Debo ser santo. Los hombres
podrán despreciarme, vilipendiarme, burlarse de mí! ..., esto no es nada, con tal que yo
agrade solamente a Dios; con tal que yo sea santo. ¡Cueste lo que costare!” (PE I, XXX,
9)
5. Los apóstoles son el modelo de todo cristiano. Ellos confían en María, a quien tienen
como Madre y se dejan guiar por ella. La devoción de Jordan a Maria fue profunda. Así lo
expresa en su diario espiritual el 24 de Marzo de 1905: “Por la gloria de Dios y la salvación
de las almas, funda con la ayuda de Dios la Sociedad, en honor de la Inmaculada Virgen
María. Señor, ayúdame. Confiando en ti, estoy preparado para todo.
Salvador, que te hiciste hombre por nosotros, levántate y ven en mi ayuda con mano
poderosa. Madre de Dios: ¡sé mi poderosa protectora y ayúdame!”
Porque amaba tanto a María, quiso que todos los salvatorianos la amáramos también:
“Esforzaos, pues, por mostraros en todas partes como verdaderos Salvatorianos. Mirad a
María, que aunque hablaba poco, hizo sin embargo tanto con su buen ejemplo, su
pobreza, su modestia y demás virtudes. Imitadla para que también vosotros alcancéis
mucho por medio del buen ejemplo.” (PE I, XXX, 11)
6. Tenemos aún mucho que decir de los Apóstoles, pero basta enumerar estos aspectos:
Ellos viven llenos del Espíritu Santo, orientan al pueblo cristiano, desafían las autoridades
que impiden la expansión de la buena nueva, luchan contra las injusticias, propagan la
Palabra de Dios hablada y escrita, viven un estilo de vida sencilla como su maestro
Jesucristo, conocen la mentalidad del mundo y a ella le oponen el proyecto liberador de
Jesús, curan a los enfermos, resucitan muertos, fortalecen a los débiles, involucran a
otros ministros para que animen la vida de las comunidades que se van creando en los
sitios donde siembran la semilla de la Palabra,
Cuando uno profundiza en la experiencia de los Apóstoles, cuando uno ve su profunda fe
y sus deseos ardientes de extender el Reino de Dios por toda la tierra, (lo que hoy
llamamos precisamente “celo apostólico”), comprendemos por qué bastaron solo 12
personas para transformar el mundo. Esa era la convicción de Jordan quien escribía:
“¡Cuántas bendiciones puede atraer un único buen religioso! Un solo religioso puede
convertir un pueblo entero: "sufficit unus totum corrigere populum". (PE I, XXX, 13) Y en
otra parte: “¿cómo podrá abrasar a los demás, si el mismo no arde?” (PE I, IX)
Quiero terminar estas palabras dirigiendo tres preguntas atrevidas, a todo salvatoriano,
hombre o mujer, laico o religioso:
1. Tenemos nosotros hoy la osadía de los 12 apóstoles, tenemos el amor a la Iglesia que
20
incendió en celo apostólico a Jordan y le impulsó a fundar una sociedad de apóstoles?
2. Qué nos está faltando hoy que andamos perdidos en activismo, estamos instalados en
formas apostólicas viejas y caducas, y ya no nos quema el fuego ardiente de Jordan que
abrazó a los primeros misioneros quienes dejándolo todo se lanzaron a lo desconocido
dispuestos a transformar el mundo?
3. Si hoy volviera Jordan a nuestras casas y comunidades cómo nos organizaría para que
no desapareciera de la faz de la tierra su sueño profético?
21
IV. CARACTERÍSTICAS SALVATORIANAS
Jude Weisenbeck SDS
INQUEBRANTABLE CONFIANZA EN LA DIVINA PROVIDENCIA, 104,313
VERDADERO ESPÍRITU DE ORACIÓN, 104, 323, 505
HUMILDAD Y SENCILLEZ, 105
BONDAD, 202
CELO APOSTÓLICO, 201,202
AMOR PREFERENCIAL POR LOS POBRES Y OPRIMIDOS, 205, 315
CASTIDAD, POBREZA Y OBEDIENCIA, 302
TESTIGOS DE LA PRESENCIA SALVADORA DE CRISTO EN NUESTRO MUNDO,
303
GENEROSIDAD EN EL SERVICIO, 308, 321
MUTUA CONFIANZA Y APERTURA, 325
VIDA DE COMUNIDAD, 401
RESPETO MUTUO, ENTENDIMIENTO Y ACEPTACIÓN, 404, 405
DIÁLOGO, CONSULTA ENTRE NOSOTROS, 405, 7.1
INTEGRACIÓN ENTRE APOSTOLADO Y ORACIÓN, 501
UNIÓN CON CRISTO, 503
DEVOCIÓN A LA EUCARISTÍA, 503
AMOR A LAS ESCRITURAS, 504
DEVOCIÓN A MARÍA, 506
CONTINUO CRECIMIENTO PERSONAL Y PROFESIONAL, 613, 6.12
SIMPLICIDAD Y DESPRENDIMIENTO, 3.7
ESCUCHA MUTUA, 3.10
HOSPITALIDAD, 4.5
BUENA LITURGIA, 5.1
AUTODISCIPLINA 5.3
BUENA SALUD FÍSICA Y EMOCIONAL, 5.3
BALANCE SALUDABLE ENTRE TRABAJO Y DESCANSO, 6.13
22
V. SOBRE LA DECLARACIÓN ACERCA DE LA
MISIÓN SALVATORIANA
Mission Statement
Esquema de Mario Agudelo
21 de Julio de 2003
SEGUIMIENTO DE JESUCRISTO
1. Seguimiento de Jesucristo, el Divino Salvador.
2. Seguimiento en comunidad en la Iglesia.
3. Seguimiento para un servicio apostólico.
AL ESTILO DE JORDÁN
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
Proclamación a todos. [universalidad]
Que la salvación viene de Jesucristo.
Evangelizamos a través de nuestras vida
Evangelizamos a través de nuestras actividades apostólicas.
Compartiendo con mucha gente nuestra vocación de apóstoles.
Utilizamos todas las formas y medios en la evangelización.
Confiamos en la divina providencia
Discernimos los signos de los tiempos
Respondemos con valentía de acuerdo a las necesidades de cada tiempo y de
cada lugar.
COMO VOZ PROFÉTICA
1. Comunicando los valores del Evangelio
- en forma actualizada
- en diálogo con todas las culturas
2. Animando a los laicos a cumplir su compromiso bautismal
- para que los laicos sean líderes,
- actúen pastoralmente
- y presten un servicio.
3. Luchando por la justicia social:
- uniéndonos a los pobres
- combatiendo la injusticia social
- combatiendo la pobreza
- combatiendo la violencia en todas sus formas.
23
METODOLOGÍA
1. Unidos a los que evangelizamos y servimos.
2. Manifestamos la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador.
24
VI. ALGUNAS DIRECTRICES
PARA INICIAR UN GRUPO DE SALVATORIANOS
LAICOS
P. Mario Agudelo, 21 de Julio de 2003
1. Escoja las personas para el grupo e invítelas personalmente.
Criterios:
- De 20 a 40 años de edad.
- Líderes naturales
- Capaces de trabajar en grupo
2. Mantenga informados a sus cohermanos. (as)
- Si el proceso no es apoyado por todos los religiosos (as) de su unidad
administrativa, usted tendrá muchas dificultades.
- Si usted está ausente, otro religioso (a) lo pueden reemplazar.
- Recuerde que los religiosos y religiosas necesitan ser formados para
trabajar con laicos salvatorianos.
3. Antes de iniciar su grupo, póngase de acuerdo con las Hermanas o con los
padres/hermanos de su unidad administrativa
4. Nuestros Capítulos Generales decidieron que debemos trabajar juntos con los
salvatorianos laicos porque queremos formar la “Familia Salvatoriana”.
5. Defina claramente los objetivos del grupo que va a formar:
- Los salvatorianos laicos son más que un grupo de oración.
- Los salvatorianos laicos son más que un grupo para colaborarnos en
nuestros diversos apostolados.
- Recuerde que Jordán y Lüthen querían que cada laico [laica] salvatoriano
fuera formado como líderes en su ambiente, para hacer conocer a
Jesucristo como único Salvador.
- Recuerde que cada salvatoriano laico está llamado a transformar la
sociedad atea o pagana en una sociedad cristiana.
- Recuerde que los salvatorianos laicos están llamados a ser miembros de la
familia salvatoriana en igualdad de condiciones a los padres/hermanos y
hermanas.
6. Defina también claramente su rol o papel en el grupo de salvatorianos laicos:
- Usted no es el coordinador(a) del grupo.
- Usted no es el papá o la mamá del grupo.
- Usted es sólo el animador(a) espiritual del grupo.
- Su aporte principal consiste en ayudar al grupo a conocer el carisma y la
25
espiritualidad salvatorianas.
7. Cada integrante del grupo debe ser activo:
- Cada uno debe tener una responsabilidad o ministerio.
- Cada uno debe aprender a guiar las reuniones de estudio
- Cada uno debe estar comprometido en un apostolado concreto.
8. Busque con sus laicos material de formación:
-
En varias unidades administrativas hay módulos o unidades de estudio
sobre:
a) Lectio Divina (Lectura meditada de la Biblia).
b) Historia y carisma salvatorianos.
c) Cristología
d) Eclesiología
e) Análisis de la realidad del mundo y del propio país.
f) El papel del laico dentro de la Iglesia.
9. Ayude a su grupo a mantener el equilibrio entre estudio-oración y apostolado
- Eso era lo que quería Jordán.
- Si los laicos se forman en uno solo de estos aspectos pierden su identidad
como salvatorianos.
10. Es esencial el contacto directo con las fuentes salvatorianas
- La experiencia dice cuando los laicos leen y meditan el Diario Espiritual de
Jordán y Palabras y Exhortaciones alimentan su vida espiritual y se
incendian en fuego apostólico.
- Como muchos salvatorianos (as) no han descubierto la riqueza y la
profundidad del espíritu de Jordán y de la Madre María, acuden fácilmente a
otros autores y maestros.
11. Mantenga a su grupo en contacto con otros grupos
- Hay salvatorianos laicos (as) en casi todas las unidades administrativas.
Ellos tienen experiencias que pueden nutrir a su grupo.
- Estamos en el proceso de formar una coordinación internacional de
salvatorianos laicos.
- Todos los miembros de la familia salvatoriana queremos escribir una “carta
magna” para toda la familia. Incorpore a su grupo en este proceso.
- Los laicos escribirán sus “constituciones”. Su grupo puede contribuir en esta
tarea.
12. Recuerde que se necesita una estructura mínima:
- Es conveniente que su grupo tenga un coordinador (a), un secretario, (a) un
tesorero (a) y un director (a) espiritual.
- A nivel de la unidad administrativa o provincia debería existir una
26
-
coordinación nacional con representatividad de todos los grupos existentes.
También es conveniente tener un grupo “animador” integrado al menos por
un salvatoriano laico, una hermana y un padre/hermano.
Y recuerde dos principios salvatorianos”:
Confianza inquebrantable en la divina providencia.
Las obras grandes florecen a la sombra de la Cruz!
27
VII. JORDAN, PROFETA DE SU TIEMPO
NOS INVITA A VIVIR LLENOS DE FUEGO
APOSTOLICO
Y A SER PROFETAS PARA EL TERCER MILENIO
En la introducción a la “resolución sobre formas y medios” en nuestro apostolado
salvatoriano, se nos pide recobrar el espíritu profético. Cito: “A partir del CG de 1993, los
Salvatorianos continuamos con la tarea de renovación personal y comunitaria, cuya finalidad
es ser fieles al P. Jordán proclamando a todos los pueblos la salvación que ha aparecido en
Jesucristo.”
En 1995 el Sínodo General declaró que “Nuestra Misión en nuestros días consiste en
ser una voz profética de cara a la renovación de la Iglesia y del mundo: comunicando de
una forma actualizada los valores del evangelio, en diálogo con todas las culturas; animando
a los laicos a vivir su compromiso bautismal de cara a un liderazgo cristiano y acción
pastoral; uniéndonos a los pobres, combatiendo los males contemporáneos que frustran la
posibilidad de una vida plenamente humana, especialmente la injusticia social, la pobreza y
la violencia en todas sus formas.”
Recordemos que el pasado Capítulo General tuvo como frase motivadora:
“Salvatorianos, Inflamados con el P. Jordan: Apóstoles para el Nuevo Milenio”. Sabemos
que a pesar de este leitmotiv, el Capítulo no trabajó ningún documento específico sobre el
tema. Sólo los padres capitulares reflexionaron sobre él durante las celebraciones Litúrgicas
y mediante algunas de sus intervenciones en la sala capitular. Quizás por eso el Capítulo
dejó tantas tareas (79 para ser exactos) al actual Generalato y a las Provincias...
Motivado por lo dicho hasta este momento, quisiera, mostrar cómo Jordan fue y sigue
siendo un hombre con visión profética. Luego haré una serie de aplicaciones al caminar de
los salvatorianos en general.
La visión profética de Jordan
Nuestro Fundador fue un profeta, de eso no hay ninguna duda, pero es bueno descubrir
con más detalle en qué y cómo fue un profeta.
1. Fue un profeta en su concepción de la Iglesia, porque apartándose de la visión
marcadamente “piramidal” que tenían otros de ella, (visión que ha favorecido a los
poderosos y a los ricos y a la misma jerarquía) logró captar su dimensión “circular” que
permite descubrir la vocación bautismal de todos sus integrantes. Por eso él quiso
28
vincular a su Sociedad a todas las personas: 1 laicos, hombres y mujeres, científicos e
iletrados, profesionales y obreros. Jordan concibe la Iglesia como un cuerpo vivo: Ella,
“no es un frío cadáver sino un cuerpo dotado de un admirable organismo de vida”. Pero
es un organismo que ha perdido dinamismo y añade: “podremos restituir a la Iglesia
su primer esplendor”. La tarea de la Iglesia no se reduce al área religiosa porque ella
“es amiga del progreso y de toda ventaja social a favor de los hombres de este
mundo”, por eso él quiere organizar a todos los científicos y profesionales católicos
para llevar a cabo esa renovación. 2
2. Jordán también fue profeta al redescubrir la dignidad de los laicos al interior del
dinamismo y de la organización de la Iglesia. Según él ellos no podían seguir siendo
católicos de tercera o de segunda clase porque son tan importantes para la
evangelización ( y a veces más importantes, como lo dice Luethen) que el mismo
clero. 3 Fue escandaloso para funcionarios del Vicariato de Roma que Jordan
pretendiera dar a la mujer tanto protagonismo. Después de la carta del Vicariato en la
que le pedían a Jordan aclarara cómo podría funcionar una organización con
sacerdotes seculares, religiosos, seglares y hasta mujeres, el Cardenal Pedro Rotta
1 “Tutti possono far parte della nostra associazione, perche possono appartenere ad una delle tre classi in cui si
divide, e contribuire con l’opera propria, cogli scritti, con soministrazione di mezzi pecuniarii a qulacuno di quegli
scopi che l’Associazione si propone...’ DSS II pág. 148 Società Apostolica Istruttiva Incoraggiata. -18- [Todos
pueden hacer parte de nuestra asociación, porque pueden pertenecer a una de las tres clases en las que se divide y
contribuir con su propio trabajo, con los escritos, suministrando medios pecuniarios para alguno de los objetivos que
se propone la Asociación]
2 “La Chiesa Cattolica non è già un freddo cadavere, ma un corpo dotato di un mirabile organismo di vita, che rimanendo
sempre immutabile nella sua essenza, assume però nuove forme, sviluppasi e ringiovanisce, per così dire , a secondo dei
tempi e dei bisogni che di mano in mano insorgono col decorso dei secoli.” Cfr. DSS II, pág. 135 ss “Società Apostolica
Istruttiva Incoraggiata”
[La Iglesia ya no es un frío cadáver, sino un cuerpo dotado de un admirable organismo vital, que quedando siempre
inmutable en su esencia, asume no obstante formas nuevas, se desarrolla y se rejuvenece, por así decirlo, según los
tiempos y las necesidades que surgen poco a poco con el trascurrir de los siglos.]
Y también: “...ai nostri giorni si è formata tra tutti gli avversarii della Chiesa una congiura per procurarle una totale
apostasia de’figli suoi, mostrandola nemica d’ogni progresso, d’ogni sociale vantaggio, madrigna e non madre, degli
uomini viventi nel secolo nostro” (ibidem)
[En nuestros días se ha formado entre todos los adversarios de la Iglesia una conjura para buscar una total apostasía de
sus hijos. Mostrándola como enemiga de todo progreso, de todo logro social, madrastra y no madre de los hombres que
vive en nuestro siglo]
3 En su escrito: “Sentido e importancia de la Sociedad Apostólica Instructiva,” el P. Luethen dice: “Especialmente allí
donde el sacerdote no puede o no debe hablar, donde es desplazado o desconocido, allí un laico puede con frecuencia y
con gran bendición encargarse de una misión como un apóstol con el derecho a esperar un mejor resultado. Una vez más:
el apostolado de los laicos es de gran importancia en nuestro tiempo.” Cfr. David Restrepo. Studium. Tomo I pág. 57.
Y Jordan describe así a los integrantes del tercer grado: “Membri del terzo grado: a cui possono ascriversi, volendo,
anche quei del secondo, sono tutti coloro, che si adoperano con zelo il più spiegato ad assicurare la salute delle anime alle
loro cure affidate, genitori coi figli, padroni di negozii, capi di fabriche, di uffizii, i padroni di casa coi servi, e gli stessi
coi fanciulli della famiglia, servi coi compagni di servizio, o gli amici, ciascuno nel proprio stato, e secondo le proprie
forze.” Cfr. Società Apostolica Incoraggiatta” o.c.
29
escribirá para Jordan la hermosa “alabanza a la mujer” que prueba a través de la
historia de la Iglesia qué buena evangelizadora ha sido la mujer. 4 Tampoco le
entendieron (ni han entendido hasta el día de hoy) su plan original con laicos en el
primer grado, es decir con laicos que puedan dirigir toda la Sociedad junto con los
religiosos. 5 El Vicariato de Roma sí le aprobó el “Sodalizio Angelico” para trabajar en
forma organizada la evagelización de los niños y niñas menores de 14 años. Ellos eran
también considerados por Jordan, de alguna forma, miembros de la Sociedad. 6
3. En el tiempo de Jordan el clero secular y cada Instituto, tenían la costumbre de
buscar vocaciones sólo para engrosar sus propias filas. Jordan, con verdadero espíritu
eclesial, descubre que las vocaciones son un patrimonio para el servicio de toda la
Iglesia, como lo dirá mucho después la Optatam Totius (N. 2): “Es necesario que la
[Miembros del tercer grado: al cual se pueden inscribir también los miembros del segundo grado, si lo deseasen, son
todos los que se dedican con el mayor celo a asegurar la salvación de las almas confiadas a su cuidado: los padres
con sus hijos, los patronos de los negocios, jefes de fábricas, de oficinas, los patronos de casa con sus sirvientes, y
éstos con los niños de la familia, los siervos con sus compañeros de servicio, dres, y los amigos, cada uno según su
propio estado, y según sus propias fuerzas.]
4 Texto en Italiano, original en DSS II pág. 138. Comienza así: “Anche la donna, creata da Dio per operare cose grandi
per se e per gli altri, al pari del uomo può far parte della Società Apostolica....” “La missione di predicare la verità è del
uomo, ma la missione di farla sentire è della donna: a lei tocca di far passare la verità nel cuore, a lei di convertire la
verità in amore. La sua prima missione è nella famiglia”....
[También la mujer, creada por Dios para obrar cosas grandes para sí misma y para los demás, lo mismo que el hombre,
puede formar parte de la Sociedad Apostólica..... ‘La misión de predicar la verdad corresponde al hombre, pero la misión
de hacerla sentir es de la mujer: A ella le toca hacer pasar la verdad al corazón, a ella le toca convertir la verdad en amor.
Su primera misión está en la familia.]
5 En el primer grado de la Sociedad los miembros del primer grado son quienes dirigen la Sociedad. En ese grado hay
también laicos. Veamos este aviso en L’Amico dei fanciulli” Año... “Cercasi perla Società un abile spenditore, che
versato nell’idioma italiano e tedesco (possibilmente anche francese), volessi dedicarsi all’Opera Apostolica, lavorando
per l’amor di Dio e per il pane quotidiano associandosi al primo grado. I candidati inviino la domanda e l’attestato di
buona condotta, e di studi percorsi, alla Direzione Generale della Società Apostolica Istruttiva, Piazza farnese 96. (15
Giugno 1882 Anno II, N. 2)
[Se busca para la Sociedad un hábil expedidor {forwarder}, versado en italiano, alemán (ojalá también en francés) que se
quisiera dedicar a la Obra Apostólica, trabajando por el amor de Dios y por el pan cotidiano asociándose al primer
grado. Los candidatos envíen la petición y un certificado de buena conducta y de estudios realizados, a la Dirección
General de la Sociedad Apostólica Instructiva, Piazza Farnese 96]
6 Cfr. En el número V de las Constituciones del Sodalizio Angelico se lee: “Il Direttore Generale della Società, il quale
risiede in Roma sarà il Superiore del Sodalizio” Y en el número VI “In ogni parrocchia si può stabilire una
congregazione di cui direttore ordinario è il parroco con diploma di nomina della Direzione Generale della Società
Cattolica Istructiva: però il Direttore Generale può a tale scopo nominare un altro sacerdote.
[
Y después de los cinco artículos de la REGLA hay una oración que termina con estas palabras: “O Maria, Regina degli
Angeli pregate per noi e per la nostra Società.” Cf. “L’Amico dei Fanciulli, Roma 1895 Gennaio pág. 6 – 7
En el número 1, Año 6 Roma 1886 Gennaro, pág. 6 leemos: “Trascorso già un anno dalla istituzione del Sodalizio
Angelico siamo leiti poterci augurare uno sviluppo ancor più grande in vista del numro di fanciulli che in un anno in circa
furono annoverati a detta congregazione... A norma pertanto di tutti facciamo noto che al Sodalizio Angelico possono
aggregarsi anche le bambine....”
30
obra de fomento de las vocaciones trascienda generosamente los límites de las
diócesis y de las naciones, de las familias religiosas y de los ritos, y, considerando las
necesidades de la Iglesia universal, ayude, sobre todo, a aquellas regiones en que los
operarios son llamados con más urgencia a la viña del Señor”.
Casi cien años antes del Concilio Vaticano II Luethen había escrito: “La Sociedad
Apostólica Instructiva ha tomado como objetivo según el espíritu de los Apóstoles,
ayudar a esparcir, defender y fortalecer la fe Católica en todos los países de la tierra.
Para este propósito hace uso de la palabra hablada y escrita. Desea enviar
misioneros en tierras de herejes y paganos, y apoyar el trabajo pastoral organizado
en países Católicos. Busca llenar del fuego del entusiasmo por su vocación a todas
las fuerzas de la enseñanza que ya son activas en la Iglesia de Dios y les ayuda en el
cumplimiento de su vocación. Desea cumplir esto último lo mejor que pueda para
ayudar a estas fuezas educacionales: a las diferentes clases de educadores, a
sacerdotes, profesores tanto de secundaria como de primaria, a padres de familia y a
otros cooperadores en el trabajo de la instrucción. Quisiera, según su propio espíritu y
de acuerdo a lo mejor de sus capacidades, realizar sus propias publicaciones y ayudar
a difundir las que ya existen y están bien editadas.
Al mismo tiempo, mediante una
organización común de oración, quisiera unir, santificar e imbuir de espíritu apostólico
a todos esos elementos que desempeñan la tarea de enseñar de la Iglesia”. (La
Sociedad Apostólica Instructiva Lüthen, DSS IV 19-37).
Formado en esa misma mentalidad, el P. Pascal Schmidt, salvatoriano y fiel hijo de
Jordan invita al pueblo y a toda la Iglesia a orar por todas las vocaciones sacerdotales
y religiosas mediante la creación del sábado sacerdotal. 7 Hoy la Iglesia, impulsa
movimientos que favorecen las vocaciones “universales” a las que llama “fidei donum”
y alaba la iniciativa de la Iglesia latinoamericana de “dar desde su pobreza”,
misioneros y misioneras para otros continentes. Hoy en muchas Diócesis del mundo
se impulsa la promoción vocacional en comunión y ha desaparecido esa competencia
que amenazaba la unidad. Hasta hace muy poco la palabra “vocación” se limitaba sólo
al sacerdocio, pero el Decreto Lumen Gentium habla de la vocación universal a la
santidad y luego, en el número 30 dice que los laicos también toman parte en la misión
salvífica de la Iglesia. 8
4. El Concilio redescubrió el antiquísimo principio de que el Evangelio es compatible
7 La revista Seminarium, Anno XXXVII, Abril-Septiembre de 1997 recoge las ponencias del Congreso sobre la
promoción de vocaciones al presbitarado y a la vida consagrada en Europa. Rainer Bierkenmaier escribe que en 1934 el
salvatoriano P. Pascal Shmidt tuvo la iniciativa de que se dedicara el primer sábado del mes a la oración por los
sacerdotes y por todas las vocaciones. El Beato y mártir Bernhard Lichtenberg celebró el 8 de Sptiembre de 1934 primer
sábado sacerdotal, una devoción que luego se esparció por en toda la Iglesia universal. (pág. 357)
8 “Los sagrados pastores conocen muy bien la importancia de la contribución de los laicos al bien de toda la
Iglesia. Pues los sagrados pastores saben que ellos no fueron constituidos por Cristo para asumir por sí solos
toda la misión salvífica de la Iglesia cerca del mundo, sino que su excelsa función es apacentar de tal modo a
los fieles y de tal manera reconocer sus servicios y carismas, que todos, a su modo, cooperen unánimemente
a la obra común”. (L.G. 30).
31
con los valores de cada cultura. A eso se le llama inculturación, en contraposición a la
aculturación o imposición de la cultura foránea revestida de Evangelio. Uno de los
pricipios de Jordan era la universalidad basada en el respeto de cada persona, de
cada cultura y en el rechazo de nacionalismos, o imperialismos de todo tipo. 9 Por eso
Luethen explica que la Sociedad está interesada en formar pronto a las vocaciones
nativas:
“A esta gran preocupación del Supremo Pastor Apostólico ( ‘Encíclica “Sancta Dei
civitas”) responde la Sociedad Apostólica Instructiva de una manera estupenda. Ella
forma y envía misioneros a los países de incrédulos o a aquellos que siguen una fe
errada. Las necesidades de las misiones claman al cielo. Por causa de falta de
ayuda, miles permanecen lejos del corazón materno de la Iglesia Católica y sufren en
oscuridad y barbarie. Oyendo los gritos de desmayo que llega a nosotros desde los
países paganos y que ha encontrado un caluroso eco en la preocupada encíclica de
León XIII. Ustedes entenderán la importancia que tiene la Sociedad a ese respecto.
Qué es una sola casa de misiones en Steyl cuando se considera la impensable
necesidad de misioneros !
Habría suficientes jóvenes dignos entre los pobres que quisieran prepararse como
misioneros, si al menos tuvieran la oportunidad. Cuántos se necesitarían para fundar
instalaciones educativas en los mismos países de paganos donde los nativos pudieran
formarse como misioneros, ya que están mucho mejor cualificados que los sacerdotes
extranjeros para el trabajo de cristianizar. Cuánto podría hacer la prensa por estos
países y al menos se pudiera encontrar imprentas allá o si al menos se pudiera enviar
material impreso en sus respectivos idiomas....(Idem).
5. En el tiempo de Jordan, cuando algunos líderes de las organizaciones católicas,
llevados quizás por un celo apostólico particular pero al mismo tiempo por una visión
personalista y miope de su trabajo, amenazaban (sin duda inconscientemente)
atomizar la energía evangelizadora de la Iglesia y hasta dividirla, continuando la
famosa actitud criticada por San Pablo sobre el “yo soy de Pablo, y yo de Apolo”,
nuestro Fundador fue profeta porque ya en el primer borrador que conocemos de su
proyecto fundante, expresó claramente que quería unir todas las fuerzas vivas de la
Iglesia y creó la Sociedad Católica Instructiva precisamente para eso. En la versión
italiana lo expresa diciendo: “il suo unico fine è unire tutti nello scopo di dilatare il
regno di Cristo” Y no se trataba de una idea muy general e impracticable pues expone
concretamente las formas de realizar esa unión. Fue así como nació lo que yo llamo “el
internet salvatoriano del siglo pasado”. 10
9 El P. Pancracio Pfeiffer dice entre otras cosas sobre la universalidad: “Unsere Gesellshaft ist international. Soweit
es im Plane der doettlichen Vorsehung liegt, will sie in allen Laendern wirken und Mietglieder aus allen nationen
aufnehmen. Unsere Taetigkeit bezweckt das Heil der Seelen. Wir stuetzen uns auf die ewigen Wahrheiten, auf das
Wort Gottes und sind daher nicht abhaengig von den politischen Stroemungen der Parteien oder Laender.“ Annales
III N. 3 (1919)
10 En 1887, siete años después de la idea, se publican: Il Monitore Romano bimensual dirigida a las familias, con temas
religiosos e instructivos, como reacción a la mala prensa; el Nuntius Romanus en latin con las encíclicas, constituciones
del Sumo Pontífice y las decisiones más importantes de las Congregaciones romanas; L’amico dei fanciulli, para todos
los niños y niñas pero especialmente para los miembros del Sodalizio Angelico. La publicación de los científicos no se
pudo realizar, pero ahí está la idea revolucionaria para que la pongamos en práctica los salvatorianos aquí y ahora!
32
Cuando Jordan explica el segundo grado de su Sociedad, compuesto especialmente
de “científicos, profesores y académicos” dice: “sarebbe bene che i membri della
Società si conoscessere fra loro, si comunicassero i loro studii, le loro viste; a tutti poi si
facessero conoscere le opere migliori che escono alla luce per promuovere la
diffusione e le cattive che richiedessero una pronta confutazione. A tale scopo la
Direzione della Società si propone di mandar fuori entro poco tempo un giornale in
lingua latina, affinchè possa servire per tutti i letterati di lingue diverse, nel quale si farà
luogo a tutte quelle pubblicazioni, o notizie che glo associati invieranno alla Direzione, e
che questa crederà esser conducenti al suo unico fine, di unire tutti nello scopo di
dilatare il regno di Dio.” 11
6.Jordan fue profeta porque en un tiempo donde las elaboraciones teológicas partían
casi siempre de conceptos, se realizaban más desde el escritorio que desde la realidad
misma, utilizaban un lenguaje retórico, elevado y criptográfico para el pueblo, descubre
que hay que popularizar las verdades eternas para hacer llegar el Evangelio de
Jesucristo a toda la gente. Jordan tiene además una contemplación de la historia que
le hace enfocar la evangelización a partir de la realidad social, política, religiosa y
cultural de su tiempo. Su espíritu práctico también se nota en cómo buscaba
relacionarse con personas claves de las misiones, la prensa y los laicos. 12
7.Es profeta también porque es capaz de ir al punto clave dela historia. Jordan
descubre que el problema causante de los otros problemas es la ignorancia religiosa.
Él sabe que no se resuelve con instrucciones, catequesis al estilo tradicional. Se debe
llegar a la élite por medio del cultivo de las ciencias humanas y por eso piensa en los
científicos, académicos y universitarios. Pero se debe llegar también a todo el pueblo,
porque el movimiento envolvente es total, por eso hay echar mano de la que él mismo
llamó popularización de las verdades eternas. Esa tarea no la pueden hacer los
sacerdotes y religiosos (perseguidos de su época), y por eso lo deben hacer los laicos
pero no como reemplazos de segunda categoría sino por su propia y esencial vocación
de evangelizadores. Así pues, los laicos son evangelizdores de los laicos, las mujeres
de sus familias, los jóvenes de los demás jóvenes y los niños y niñas de los niños. Si el
11 DSS II “Società Apostolica Istruttiva Incoraggiata” pág. 140 y 141
12 El llamado “Basic text” (pro manuscripto 24 páginas) aprobado por el XV Capítulo General realizado en 1993 en
Polonia, se muestra cómo Jordan fue sensible a los acontecimientos económicos, políticos, sociales, científicos,
ideológicos y eclesiales de su tiempo. Su respuesta y su propuesta estaban destinadas a tomar el corazón de problema.
Poquísimos contemporáneos lo entendieron.
Véase también en Raíces comunes. Colección Base 1987 (con motivo de los 100 años de la SDS), el artículo de Peter
Van Meijl y Johan Moris “contactos de Jordan entre los años 1875 y 1881 donde se muestra que Jordan estuvo en
contacto con personas interesadas en sociología (Franz Joseph Ritter von Bus; el profesor de moral, liturgia, pastoral
especial y pedagogía Alban Stolotz; M. A de Waal, rector del Campo santo Teutonico en Roma; Fridrich Werber,
director de un periódico (Freie Stimme); J. Schorderet, periodista; Arnold Janssen, misionero y fundador; el Obispo
Guglielmo Massaja; aba interesado en los laicos, las misiones y la prensa, medios muy eficaces para lograr sus objetivos.
33
problema es mundial la sociedad tiene que ser universal y aceptar personas de todo el
mundo, y ser enviada a todo el mundo, unidos en el mismo fin pero respetando
profundamente las diversas culturas. Como hay que llegar a todos se necesitan la
prensa y los medios de comunicación social. Como es una empresa gigantezca se
necesita oración y habrá mucha gente orando. Como todo afecta a la Iglesia se
necesita unir todas sus fuerzas aprovechando las organizaciones existentes. Como se
trata de una renovación de toda la Iglesia hay que poner en segundo plano la rigidez
de la organización tradicional y por eso podrán trabajar padres seculares con
religiosos, laicos con religiosas, obreros con científicos, sabios con ignorantes, clero
con laicos. Como se necesita dinero, Jordan crea organismos que busquen ese dinero:
sus colaboradores y bienhechores. Pero todo eso no podrá funcionar si no existe una
muy buena relación con la Jerarquía y con personas influyentes, por eso hay que
establecer esas relaciones. A este respecto escuchemos sólo el testimonio del gran
amigo de Jordan, el Cardenal Massaja: “Aún con las más distinguidas personalidades
del alto clero, con los Párrocos de Roma y especialmente con algunos cardenales (Del
Monte, Howard, Hergenroether, (y Massaja) tuvo Jordan audiencias semanales y era
bien aceptado por ellos....13
8..Jordan es profeta por su visión amplia de las misiones: El descubre que tiene la
misma importancia evangelizar cerca de la casa que en el extranjero, adelantándose
así al Concilio Vaticano II que asume las reflexiones del teólogo Ives Congar cuando
llama “misión” a la parroquia europea. Esta frase de Palabras y Exhortaciones es muy
clara: “En lo que se refiere al apostolado, deseo haceros la siguiente observación: por
apostolado se entiende tanto el trabajo en el propio país como en las misiones
extranjeras. Nosotros no damos preferencia ni al apostolado en el propio territorio, ni al
apostolado en el extranjero.” Y el Padre Pancracio, en 1919 explica que nosotros
somos misioneros en cuanto somos apóstoles. 14
9.Es profeta porque utilizó la prensa y la imprenta para llegar a las masas en
forma duradera. ‘El había dicho: PE I, XXX “ ¡Ojalá todos os dedicárais al
apostolado de la prensa! Ninguno de vosotros, que os dedicáis al estudio,
debe quedar excluido. Todos podéis hacerlo. Pero sólo en obediencia y bajo
rigurosa vigilancia. Para este fin podéis aprovechar algunos momentos,
algunos recreos. ¡Cuánto tiempo podríais emplear útilmente en los trabajos de
la prensa! Una sola palabra bien escogida puede producir efectos benéficos.
Un día, en la eternidad, veréis cuánto bien hicieron nuestras revistas.” Él
sabía que para evangelizar no bastaban los sermones pasajeros. Pero
también le movía a utilizar la prensa el hecho de su amplia difusión. Como
quería trabajar por la salvación de todos debía buscar medios para llegar al
13 Raíces comunes (idem) pág. 59
14 PE I, XXX,1 Edición en español. Esto dice, entre otras cosas el P. Pancracio: “Wir sollen Apostel, Missionaere,
Gesandte Gottes sein. Wir sind Missionaere im Sinne der Apostel; Missionaere des In= und Auslandes. Im diesem Sinne
duerfen wir uns alle mit vollem Rechte Missionaere nennen. Wir sind auch Missionaere, insofern wir nach Art des
Apostel hinausgesandt werden, das Reiche Gottes zu predigen – et misit eos praedicare regnum Dei“, (Cfr.
Gedankenaustausch. Annales pag 214)
34
mayor número de personas. “¡Cuánto tiempo podríais emplear útilmente en
los trabajos de la prensa! Una sola palabra bien escogida puede producir
efectos benéficos. Un día, en la eternidad, veréis cuánto bien hicieron
nuestras revistas. Podemos contar con unos 400.000 lectores de nuestras
revistas (en 1898). Por tanto podemos decir que tenemos muchos millares de
oyentes. ¡Qué alegría para un predicador tener mil oyentes! ¡Y no se diga si
son 10.000!” 15
10.Jordán también manejó armónicamente la unión de los contrarios: Nos pidió ser
completamente contemplativos y completamente activos y probó con su vida que eso
funciona y lo recomendó encarecidamente a nosotros. 16
11.En un mundo dividido de preguerra, de exclusión y prenazismo, pensó, planeó y
vivió la universalidad en su forma más amplia que incluía personas, métodos, formas,
países, ideas etc.;
12.Es también profeta en su sistema de promoción vocacional por medio de la prensa
y las revistas [Así llegó a la Sociedad la señorita von Wuellenweber].
13.En las misiones se arriesgó con personas muy jóvenes, a pesar de los problemas
que tendrían y que realmente tuvieron. Eso es una mezcla de imprudencia (La Madre
María se lo dijo) y de celo apostólico, como nos lo enseña la historia.
14.Jordan descubrió la importancia de las relaciones a alto nivel con fines
evangelizadores. Por eso tuvo una serie de contactos con los grandes de su época,
especialmente eclesiásticos y utilizó los medios lícitos que la caridad de Cristo inspira
(como él mismo nos recomendó). Lo hizo siempre movido por la causa de la
evangelización y no sólo para obtener favores personales.
15.En la educación planeó trabajar con lo que hoy llamamos la familia educativa:
padres de familia, profesores y alumnos y se ideó una especie de seguimiento
15 Palabras y Exhortaciones I, XXX, 11 Edición en español.
16 “Nuestra Sociedad es enteramente contemplativa y activa. El elemento contemplativo tiene por fin inflamarnos en el
fuego del Espíritu Santo. Yo diría que es la infusión de óleo en la lámpara para que arda e ilumine. Si falta este óleo la
lámpara se apagará. Esforzáos, por tanto, por imitar a San Juan, para que seáis abrasados en el fuego del Espíritu
Santo.” (Palabras y exhortaciones I, XXX, 3)
Jordan escribe el 25 de Julio de 1888, en su Diario Espiritual: “Francisco, reza insistentemente. ¡Francisco, Francisco,
Francisco! ¡Oh Francisco! ¡Dedica al menos siete horas diarias a la oración! ¡Haz caso y no dejes de hacerlo! Eres muy
malo, Francisco. ¡Dedica siete horas diarias a la oración! ¡Eres muy inconstante, Francisco! ¡Dedica siete horas a la
oración! ¡Eres muy perezoso, Francisco! Dedica 7 horas a la oración, y si no lo cumples, ponte una severa penitencia.”
Bástenos estas dos frases sobre el celo apostólico: “¡Se habla muy poco del celo en las escuelas! ¡Mira cómo se
extienden velozmente por el mundo los santos apóstoles evangelizando a todos! ¡Oh celo inescrutable, cuántas veces has
sido frenado y reprimido con la excusa de que estás destinado a unos pocos selectos! (DE I, X, 36 del texto español).
“Otro medio con el cual podéis conservar la gracia de la vocación consiste en trabajar con celo por la Sociedad, por su
propagación y consolidación, pues de esta manera, estaréis fuertemente vinculados a la Sociedad.” (Palabras y
Exhortaciones I, XIII, 6)
35
mediante publicaciones, y diferentes asociaciones.
16.Fundó organizaciones para todo tipo de líderes: Sodalizio angélico para niños. Se
ideó el grupo de Benefactores [de quienes recibía beneficios y a quienes beneficiaba],
la Academia y hasta pensó en una publicación con carácter universal para que los
científicos nos enriquecieran con su ciencia y se enriquecieran con la fe.
Su gran intuición fue una Sociedad con sus tres grados y con amplia participación de
todos, sin crear jerarquías entre presbíteros, hermanas y laicos, hombres o mujeres.
16.Fue capaz de transformar su idea primera en Institutos religiosos, forzado por las su
obediencia a las autoridades eclesiásticas, con la firme esperanza de que algún día se
pudiera regresar a su visión profética. Su confianza inquebrantable en la Divina
Providencia le permitió que nosotros comenzáramos a hacerlo 100 años después!
17.Finalmente su profetismo nos invita a tener un gran respeto por toda persona,
puesto que él quiso que en su fundación se acogiera no solo a los sabios y preparados
sino también a los obreros y a los iletrados. En los Statuts de la Sociétè Apostolique
d’Enseignement leemos : « Dans cette Sociétè, l’on voit unis par une sainte alliance
savants et ignorants, prêtres et laïques, pour travailler par la parole et par l’action à
l’extension de l’Eglise de Dieu, à la défense et à la resurrection de la foi. » 17
No es cierto que Jordan nos invita desde su profetismo a asumir procesos de
refundación? Tenemos una herencia muy grande y significativa que no podemos
malgastar o dejar enterrada como el talento del Evangelio. Tenemos una tarea
esencial, urgente e ineludible. La historia nos juzgará por lo que hagamos!
2. Los salvatorianos hemos perdido fuerza profética
Hay que reconocer con toda honestidad que muchos salvatorianos se han destacado en
sus respectivos apostolados en muchos de los países donde la Divina Providencia nos ha
llamado a servir al pueblo. Pero también es cierto que en general, hemos perdido “garra”,
dinamismo o fuerza profética. Mientras Jordan, en 10 años realiza 10 nuevas fundaciones y
extiende la Sociedad en varios continentes, nosotros experimentamos hoy grandes
dificultades para expandirnos. Mientras se habla de la enfermedad del activismo (que es real
y amenazadora) también podemos observar a más de un salvatoriano más en actitud de
descanso que en actitud de trabajo, contradiciendo la expresión de Jordan “Mientras haya
sobre la tierra un único hombre que no conozca a Dios y no lo ame sobre todas las cosas,
no puedes permitirte un solo instante de descanso.” (DE II, I, 4).
Creo que las ocupaciones y preocupaciones diarias absorben mucho de nuestro tiempo.
17 DSS II Pág. 110
36
También pienso que hemos perdido fuerza creativa y capacidad soñadora que nos daría la
posibilidad de pensar en utopías y en imposibles que despierten en el fondo de nuestra alma
el celo apostólico que inflamó a Jordan, el celo que recibimos como herencia y que está
llamado a incendiar todo el mundo. A veces nos parecemos más a las cenizas que
esconden el fuego que al fuego abrasador que devora las cenizas. Me refiero al fuego
abrasador que evocaba Jordan en el Diario espiritual en 1891, citando a San Juan
Crisóstomo, y que luego nos repitió en Palabras y Exhortaciones: “Un solo hombre inflamado
por el celo de la fe es suficiente para corregir a todo un pueblo. (S. Crisóstomo, Hom. 50 al
pueblo). 14-8-91 “PE I, XXX “N14. ¡Cuántas bendiciones puede atraer un único buen
religioso! Un solo religioso puede convertir un pueblo entero”
Yo creo que si el telón de fondo de nuestro manifiesto misionero es la tarea que
tenemos de ayudar seria y decididamente a refundar la Iglesia, también estoy convencido
que no podremos hacer vida todo lo que nos propone la Sociedad en la resolución sobre
“formas y medios” si cada uno de los salvatorianos del mundo no asumimos un espíritu de
profetas y si no recuperamos toda nuestra capacidad poética, que no es fantasía, ni
ensoñación ni romanticismo, sino fuego abrasador que existe pero que se oculta en el fondo
de nuestra alma.
1. Reflexión ante la tumba de Jordan:
Ante la tumba de Jordan Ignacio se pregunta (y nosotros estamos llamados a preguntarnos
también):
“Será que lo que hacemos hoy los salvatorianos en Colombia es lo que quiere Jordan que
hagamos?
Qué está pasando con nosotros que no hemos podido ser lo suficientemente creativos como
para ser una presencia más viva, más activa y más comprometida con las mayorías de un
país que se destruye ante nuestros ojos que parecen no querer ver?
Será que la novedad que son los salvatorianos laicos podrá ser realmente novedosa para la
Iglesia y la sociedad colombianas o acabará reducida a un movimiento más al lado de unos
clérigos y clérigas necesitados (as) de ayuda?
Será que tú (Jordan) sí eres importante para mí y para los otros? Esas palabras que nos
has dejado en tu Diario, en tus Exhortaciones a los estudiantes tantas noches, son palabras
que suenan diariamente en mi corazón?
Dime una cosa: Será que sí tengo, y tenemos vocación salvatoriana? Por qué no otra
posibilidad?”
2. El mundo que ya estamos viviendo:
Nosotros, que vivimos en un mundo tan complejo, corremos el riesgo de vivir más en el
pasado que en el presente, corremos el riesgo de estar respondiendo a situaciones que ya
no preocupan a la gente, o al menos a mucha gente, corremos finalmente el riesgo de no
adelantarnos proféticamente a la historia, como lo hizo Jordan y entonces perdemos
frescura, espontaneidad y agilidad. Es lo que plantea Ignacio:
37
“Quiero mantener una imagen de frescura, de contemporaneidad, de agilidad, de fuerza
alemana, de clarividencia para mirar el porvenir: La imagen de una comunidad que se
expresa en gestos de anticipación del futuro. Que se prepara para un mundo que viene
religiosamente diferente, para unas sociedades que serán castigadas con medidas
económicas que favorecerán la exclusión y el aumento de la pobreza, con unos medios de
comunicación social que serán los que manejarán las ideologías de los hombres y mujeres
de todos los mundos, con unas tecnologías que posibilitarán comunicaciones y experiencias
que no podíamos pensar hace 15 o 20 años.”
3. Si hay nuevas situaciones, estas demandan nuevas formas de pastoral y de
evangelización:
“La virtualidad, la automatización, los desarrollos de las nuevas fuentes de energía, están
marcando la necesidad de salir de una mentalidad rural, de una comprensión de la
experiencia religiosa en torno al templo con su plaza y su casa cural, a una comprensión
según el espíritu de Jordan que busque incrustar en el corazón de estas nuevas situaciones,
la presencia de sus sucesores.”
Si la vida religiosa está buscando nuevos areópagos – y es lo que hacemos también los
salvatorianos, aunque tímidamente en nuestra resolución sobre formas y medios – tenemos
que aceptar que incluso no basta buscar nuevos areópagos porque hay personas que no
quieren entrar en ellos y reclaman (por el amor de Cristo que nos urge) que consideremos su
corazón como un areópago. Pienso en los enfermos de sida que ocultan su enfermedad, en
todos los que disimulan su pecado por vergüenza y nos hacen creer que son impecables,
[también algunos clérigos], pienso en los pobres vergonzantes, en tantos otros que no son
admitidos ni en grupos, ni en religiones, ni en organizaciones, pienso en los Nicodemos que
visitan de noche a Jesús…
Ignacio habla de las situaciones como nuevo espacio pastoral. Yo añadiría que debemos
poner el acento más bien en las personas (la persona es el centro y el objetivo de nuestro
apostolado) que en determinadas situaciones, aunque nunca debemos descuidar las
situaciones.
“Es necesario que descubramos todos, religiosos, religiosas y laicos, el sentido de las
situaciones como el nuevo espacio pastoral, los nuevos foros y plazas que reclaman la
presencia salvatoriana para el futuro de Colombia:
-
La inserción entre los pobres, la defensa de los derechos humanos, la participación en
los organismos de ayuda a los desplazados, en mesas y comisiones de paz y de justicia,
en proyectos de desarrollo comunitario, en grupos de intelectuales y académicos que
buscan alternativas a las situaciones económicas, políticas y sociales, la participación
activa y fiel en organizaciones que promueven el apoyo a la causa de la mujer, la
constitución de espacios de reflexión teológica, el desarrollo de una bioética inspirada en
los valores evangélicos, la consolidación de profesionales teólogos que realicen prácticas
interdisciplinares que respondan a tantas inquietudes del mundo futuro, la inserción en
gremios de obreros, de educadores, de campesinos, artistas, teatreros, indígenas y
38
negros que reivindican mejores posibilidades para ser y vivir, la consejería psicológica
unida a las experiencias del sentido que viene de la fe, la unión con todos aquellos que
buscan desarraigar de este mundo la injusticia y la opresión (C. SDS 205)
4. Qué hacer en esos foros, en esas situaciones y con esas personas? Nos lo dice Ignacio:
4.1. Ser testimonio viviente:
“El mundo necesita un testimonio claro de entrega en entusiasmo y en verdad. Es urgente
que sepamos y tengamos claro que en la cultura de la imagen los discursos no convencen.
Es necesario ver. Las palabras tienen valor en la medida en que producen un efecto real, en
que son la expresión de experiencias que se viven. No podemos continuar con una
religiosidad de fachada. Gracias a Dios estamos llamados a ser de verdad imagen de la
bondad de Dios que nos apareció en Jesucristo nuestro Salvador.”
Aquí podríamos recordar lo que nos dice Jordan sobre el “buen ejemplo”
PE I, XXX “El segundo punto es el "brillar", emitir claridad. "sic luceat lux vestra coram
hominibus" (Mt 5,16): Brille vuestra luz ante los hombres. Habéis sido llamados para
alumbrar, para irradiar luz sobre el mundo. Cada uno de vosotros debe brillar por el buen
ejemplo, y debe hacerlo desde ahora en la Comunidad. ¡Oh,cuánto bien puede hacer un
religioso iluminando, mostrándose en todas partes como religioso verdaderamente
observante! ¡Que poderosamente influye el ejemplo! Ya lo sabéis "exempla trahunt",
"exempla movent", el ejemplo arrastra. Esto es algo muy importante. Con el ejemplo se
logra más que con muchas palabras.”
4.2. Ser personas de fe y de oración
Así lo expresa Ignacio:
“Hoy como siempre tenemos que ser hombres y mujeres que tienen su vida fundada en
Dios. Cuyo primer objetivo es desarrollar una relación de confianza sin condiciones en Él a
la manera de Francisco Jordan. Porque nos hemos entregado a Él con verdad y fortaleza,
seremos capaces de enfrentar tantas situaciones de incertidumbre que la realidad del
mundo actual, de la vida de familia, de la vida en la vida religiosa y el ministerio nos crean,
que las relaciones entre hombres y mujeres en los campos diversos de trabajo nos
presentan con su negatividad y crudeza.
Jordan es abundante en expresiones sobre este tema:
PE I, IV “¿Qué lograremos nosotros si todos los hombres estuvieren en nuestro favor y Dios
no estuviere con nosotros? "Maledictus homo qui confidit in homine! - ¡Maldito el hombre que
confía en el hombre!" (Jer 17,5). Poned en Dios toda vuestra confianza. Si Dios estuviere en
vuestro favor, ya puede el infierno arremeter contra vosotros, que será rechazado. La
oración es el arma más poderosa. Valéos pues, de ella…”
DE I, VI “N7 No te rindas ni te desanimes, sino confía en Dios, aún cuando el demonio
39
repare asechanzas y peligros que parecen imposibles de salvar, pues con una sola palabra
puede el Señor calmar la tormenta y disipar la oscuridad.” 28 febr. 78.
4.3. Vivir la fraternidad
“Ninguno de nosotros ha sido llamado a ser juez de la manera como los hermanos no viven
lo que han prometido ante el Señor y su Iglesia por la profesión religiosa o el compromiso.
Es verdad que sus limitaciones y taras como sus posibilidades de decisión sobre nuestras
proyecciones y entusiasmos pueden afectarnos, pero nunca anularnos como para perder el
norte con relación a Aquel a quien realmente seguimos. Allí estará nuestra victoria, como lo
estuvo para Jordan, a pesar de la aparente soledad de los últimos días de su vida, ¡nada y
nadie podrá aniquilarnos! Los otros que viendo sus sufrimientos deberían venir para
continuar somos nosotros, y hoy como ayer, seguimos siendo llamados a responder con la
altura que el final del milenio y el inicio del nuevo nos exigen.”
Complementemos estas reflexiones con unas citas de Jordan que vienen muy al caso:
PE I, XIV “Al pesimismo son inducidos principalmente aquellos que tienen buena voluntad y
que aspiran a la perfección, pintando con los más negros colores los defectos propios y los
ajenos. El diablo les sugiere el siguiente pensa miento: ¡Esto no puede ser obra de Dios;
aquí se cometen tantas faltas! Que cada uno mire hacia sí mismo. Sed moderados en juzgar
a los demás. No juzguéis nunca con aspereza y falta de caridad, sino con amor. Si hacéis
esto, evitaréis muchos Peligros.”
PE I, IX “Como propósito especial en honor del Espíritu Santo tomad especialmente este:
Evitar todo aquello que pueda perturbar u ofender la caridad fraterna. Evitar todo lo que
pueda perturbar las buenas relaciones entre los cohermanos. No imitéis los escarabajos,
sino más bien las abejas, que sólo van en busca de lo mejor que encuentran en la flor. En la
convivencia con personas santas, he observado que en sus relaciones con el prójimo no
hablan nada en contra sino más bien hacen resaltar lo bueno que encuentran en él. Haced
también lo mismo y veréis cómo reinará la caridad y la unión donde se proceda de este
modo.”
1. Desafíos que nos presenta el nuevo milenio
El autor que comentamos nos presenta algunos desafíos que el nuevo milenio le hace a
todo cristiano pero en especial a cada uno de nosotros los salvatorianos:
5.1. Gestar grupos en las tres ramas
“Por lo tanto, en este umbral del tercer milenio tenemos que ir gestando grupos de
salvatorianos de todas las ramas que quieran soñar y crear, que se dispongan a radicalizar
su vocación, su fascinación por las propuestas de Francisco Jordan y su análisis real del
mundo presente.”
40
5.2. No Funcionarios sino misioneros
“Salvatorianos que vayan más allá de los oficios a la misión porque nuestra misión no son
los oficios profesionales que tenemos y con los cuales ganamos la vida.”
5.3. Soñadores y realizadores
“Salvatorianos que quieran y les guste reunirse, pensar, soñar, proponer y crear, pero que
ante todo estén dispuestos a asumir las consecuencias de lo soñado, pensado y creído. La
unidad de los salvatorianos en Colombia no se gesta con reuniones artificiales o con
decretos de gobiernos sino con sentido de vocación y misión comunes. Tampoco con la
simple asociación de grupos que ayuden a la realización de mis propósitos personales de
tipo apostólico sino con la creación de una sintonía común que asuma la diversidad de las
diferentes opciones y sepa apoyarlas de verdad, de corazón.”
5.4. Adquirir una sólida formación :
Jordan siempre exigió para sus hijos una muy buena preparación. El P. Leone Ruess me
contó que una vez expulsó de la SDS a un escolástico que insistió en estudiar en la
Universidad de Propaganda Fidei y no quería ir a la Gregoriana.
PE I, XXIV “N1. Dos cosas quisiera que quedaran bien impresas en vuestro corazón: me
refiero a la piedad y a la ciencia. En primer lugar debemos ser santos, aspirar a la
perfección, ser verdaderamente piadosos. En segundo lugar debemos fortalecernos y
proveernos de una ciencia correspondiente a nuestros talentos. Me gustaría que
considerarais debidamente este último punto, a saber, que debéis reconocer el alcance de
esta necesidad y no negarlo. La Divina Providencia dispuso que nos esforzaremos por
adquirir una ciencia sólida. Aprovechad bien el tiempo y evitad la superficialidad en el
estudio de las ciencias.
-
En teología y salvatorianidad
“El nuevo milenio pide a todos una sólida formación teológica y salvatoriana. Es necesario
que muchos salvatorianos y salvatorianas, religiosos y laicos se hagan teólogos calificados,
que puedan entrar en diálogos interdisciplinares con otros científicos. El mundo del futuro lo
definirán aquellos y aquellas que tengan el saber. Y allí, en la definición de este mundo,
debe pronunciarse una palabra que aplique la propuesta de Jordan para con la humanidad.”
PE I, XXVII “No descuidéis jamás la ciencia. Os recomiendo especialmente la ciencia
sagrada de la Teología. Estudiad durante toda vuestra vida. Tened celo por las almas, a
ejemplo de los Santos: por la santidad y por el estudio constante de las ciencias.
“PE I, XXVIII “"Ama Societatem et fac quod vis! ¡Ama a la Sociedad y puedes hacer lo que
quieras!" El amor es creativo. El os mostrará mejor que mis palabras, el camino y los
41
medios. ¡Amad a la Sociedad! Estudiad sus fines. No dejaré de repetiros esto.”
-
En economía y política.
“El nuevo milenio pide a los salvatorianos una sólida formación en economía y política.
Porque la construcción de modelos que vuelvan a colocar el lugar de la distribución de los
bienes en el centro de los procesos de construcción social exige la presencia de gente que
con competencia y no solo con buenas intenciones construyan propuestas que ahora tienen
un tono mundial, global, de humanidad. Y las decisiones que afectan las vidas de tantos
hermanos de estos mundos que somos llamados terceros, deben ser cuestionadas por una
palabra competente que allí, en los foros que deciden, incida y reepercuta en profundidad.
-
En sicología de la comunicación y ciencias de la significación
“ El nuevo milenio pide a los salvatorianos una sólida formación en la psicología de la
comunicación y las ciencias de la significación, la semiótica, la lingüística, la semiología.
Para ser más eficaces en la simbología que manejamos, en las relaciones que
establecemos, para descubrir los reales mecanismos que nos impiden ser evangélicos y no
atribuirle de manera paranoide a los hermanos nuestras propias carencias e
insatisfacciones. Para que podamos ofrecer los símbolos que correspondan a una cultura
nueva, gestar las músicas y las expresiones litúrgicas que toquen el alma de las nuevas
generaciones y para que reasumamos con entusiasmo nuestra condición de mestizos, de
hombres y mujeres con raíces occidentales pero también indígenas y negras. Orgullosos de
nuestros acentos negroafricanos y de nuestras abuelas kalamarí, motilonas, guanes o
chibchas. El mundo del futuro lo definirá la diversidad en el respeto a las identidades de
cada cultura. Y allí debe pronunciarse una palabra salvatoriana.”
-
Formación con otras miras
“El nuevo milenio entonces nos pide una formación con otras miras. Los religiosos tienen
que abrir creativamente sus sistemas a modos diversos y experiencias inéditas, sin temores
a paralelismos o estímulos a competencias y rivalidades paralizantes. Los laicos no pueden
reducir su formación a la cualificación profesional que han logrado. Tiene que saber que la
vida salvatoriana supone una formación permanente, que lo de Jesús es parte de su vida
cotidiana, que las reuniones o actividades no son una carga que fastidia, sino la manera
personal que han elegido de respuesta al seguimiento de Jesucristo en su Iglesia de
Colombia. Por ello, la asistencia a conferencias, cursos, debates, simposios, sobre la propia
actividad o profesión como sobre asuntos de la fe, debe ser parte de la programación de la
vida de todo salvatoriano.
5.5. Radicalmente comprometidos en una búsqueda espiritual intensa
“Pero no olvidemos que ante todo, el nuevo milenio nos necesita radicalmente
42
comprometidos en una búsqueda espiritual intensa, en donde Dios es el foco que ilumina la
totalidad de lo que somos y buscamos, en donde Jesucristo es la única salvación para todo
lo que nos afecta y nos oprime y en donde la fuerza del Espíritu que nos ha sido dado por la
palabra y la genialidad de Francisco Jordan nos harán presencia renovadora de la Iglesia y
de la sociedad colombianas.”
PE I, III “Buscad a Dios, el bien y la perfección; por lo de más no debéis inquietaros.
También el apostolado debe proceder de la santidad personal del apóstol. La propia vida
interior y espiritual no debe descuidarse a causa del apostolado.
PE I, XXIV “Mi único deseo es que todos vosotros consagréis una hora entera a la oración
mental. Si queréis combatir y vencer el mundo, debéis meditar mucho. Si no oráis lo
suficiente, se puede decir con seguridad que sucumbiréis. Dáos firmemente a la oración y a
la meditación. Buscad allí la ayuda. Para poder orar y meditar bien, descended a las
profundidades de vuestra nada y sed humildes. Si no combatimos la soberbia, el orgullo, que
es la fuente de todos los pecados, jamás podremos rezar y meditar bien.”
Los salvatorianos estamos también llamados a ser poetas
-
-
Estamos llamados a ser poetas:
En la comprensión de los signmos de los tiempos que nos hablan de la presencia de
Dios
En la sensibilidad frente a todo lo que construye lo humano
En la recuperación del respeto por la creación y la admiración de todo lo creado
En la capacidad de contemplar la acción de Dios en la historia y en la vida cotidiana
En la vuelta a la profundidad del corazón para encontrar allí a Dios
En el cultivo del silencio que nos reconcilia con nosotros mismos y nos descansa
En la lectura de los grandes maestros de la espiritualidad
En la frecuente realización de experiencias de desierto
En la capacidad de tomar distancia sobre los males de este mundo
En la misma transformación simbólica de lo nefasto y de lo negativo que nos pasa
En la posibilidad de transformar simbólicamente la realidad y sus angustias para
descubrir la hondura de significado y el rostro de Jesucristo señalando y hablando de
maneras nuevas
En la liturgia, las reuniones.
En nuestra forma de hablar y de predicar.
Buscando sentir la música, aprender a relajarnos, repitiendo serenamente frases
Cultivando lecturas de textos hermosos y poéticos que nos pacifican ante la violencia
Viviendo la resistencia serena ante la traición, la calumnia, la envidia, la desilusión
Conscientes de que “nada ni nadie nos separará del amor de Dios manifestado en
Jesucristo”(Rom 8)
Reflexión
43
1. Qué preguntas quieres hacerle a Jordan?
2. Cómo “te sientes frente a los desafíos que se nos presentan?
3. Qué tipo de formación debemos tener los salvatorianos para desafiar estos retos?
44
VIII. ESPIRITUALIDAD DE LA MISIÓN
EN EL PENSAMIENTO Y LA OBRA DE JORDAN
“Ahora me alegro por los padecimientos que soporto por vosotros
y completo en mi carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo,
en favor de su Cuerpo, que es la Iglesia, de la cual he llegado a ser ministro
, conforme a la misión que Dios me concedió en orden a vosotros
para dar cumplimiento a la Palabra de Dios. Colos. 1,25
Introducción
Aunque este título serviría para escribir una tesis doctoral, voy a limitar mi trabajo de la
siguiente manera.
Primero voy a precisar el concepto de misión para evitar ambigüedades y falsas
expectativas.
Luego voy a precisar cómo presentaban Jordan y Lüthen la misión en los años 18781889
En tercer lugar voy a mostrar algunas realizaciones de Jordan en el campo de la misión.
1. Qué es misión?
La vida religiosa maneja una ambigüedad en lo referente a la misión. Por una parte
algunos dicen que todo es misión, (pero cuando “todo es misión, nada es misión”) y por
otra se ha reducido la misión a la mera actividad apostólica y se restringe el espíritu
misionero universal que es una riqueza de la Iglesia.
Jordan fue capaz de sintetizar los dos polos de la misión porque mientras implementó una
obra evangelizadora seria en los diversos campos de apostolado, tuvo un verdadero
corazón de misionero y extendió en vida la Sociedad del Divino Salvador a países tan
distantes de Roma como Ecuador, la India, Estados Unidos y Países del este de Europa.
José Cristo Rey García Paredes, en su artículo “Misión” del Diccionario Teológico de la
Vida consagrada afirma: “Misión es una categoría que hace referencia al hombre, a los
pueblos, a los grupos humanos, a las personas, a quienes hay que ofrecer un mensaje, un
servicio”.18
Ahora bien, lo que interesa es la intensidad del servicio y una adapatación de este a los
18
Diccionario Teolgico de la Vida Consagrada. Publicaciones Claretianas Madrid 1989
pg. 1096 ss.
45
signos de los tiempos, así como una encarnación en los sitios donde evangelizamos.
La misión no es opcional sino obligatoria para un cristiano. Jesús dio un mandato muy
claro en Mateo 28,19: “Id pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas...y
enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado”. 19
La misión es descrita por nuestro autor así:
“Continuación de la misión de Jesús y de la Iglesia apostólica, anunciando e
instaurando el Reino de Dios en este tiempo del Espíritu, mediante la proclamación
y enseñanza del Evangelio, la confesión, la oración, el culto, el testimonio de vida
incluso hasta la muerte y el servicio del amor a todos los hombres, personas,
comunidades, pueblos, culturas, con especial preferencia por los más pobres, para
que todos acojan, por medio de la fe, la revelación y la gracia de Dios, entren en
comunión de Alianza con El, este mundo se vuelva más conforme al proyecto de la
creación y, todo ello, para gloria del Padre. 20
2. Cómo presentaban Jordán y Lüthen la misión.
Entre los salvatorianos no hay duda del ardor misionero de Jordan. En él se da una
síntesis admirable porque por una parte entendió la misión con categorías de su tiempo y
por otra, adelantándose a la historia manejó conceptos del Concilio Vaticano II.
Esto aparece en los textos de nuestros orígenes, desde el proyecto con Auer hasta las
Constituciones de 1892 ( que consideramos aquí para no volvernos muy prolijos).
Veamos algunos textos:
Comencemos por escritos sobre la Sociedad Católica Instructiva:
Hablando de los medios especiales, para lograr los objetivos, se señalan los siguientes:
1. Unir las fuerzas católicas de todo el mundo.
2. La creación de órganos apropiados.
3. Otra actividad literaria y el mejoramiento en el campo de ilustraciones católicas.
2. Comenta la Biblia de Jerusaln: En estas ltimas instrucciones de Jess, con la
promesa que les sigue, est condensada la misin de la Iglesia apostlica. El Cristo
glorioso ejerce tanto en la tierra como en el cielo...el poder sin lmites...que ha recibido de
su Padre. Sus discpulos ejercern pues este poder en nombre de l por el bautismoy la
formacin de los cristianos. Su misin es universal: despus de haber sido anunciada
primeramente al pueblo de Israel... como lo peda el plan divino, la salvacin debe ser en
adelante ofrecida a todas las naciones.
20
Idem pg. 1102
46
4. Establecer institutos educativos (pedagógicos), colegios, institutos misioneros,
orfanatos, asociaciones educativas, bibliotecas, grupos de lectores.
5. Dirección de retiros y misiones populares, convenciones educativas;
6. Compartir con otras asociaciones religiosas. (1880 Borrador de Estatutos).
En todas estas actividades se perciben por una parte el dinamismo de Jordan y sus
primeros colaboradores para dedicarse desde muchos ángulos a la enseñanza de las
verdades eternas y por otra a intentar llegar a lejanos campos de misión señalando
los institutos misioneros por fundar.
.
2. Jordán dedicó parte del dinero a financiar obras en regiones de misión pobres:
“La dirección general usa los medios económicos de la mejor manera posible según su
conocimiento y conciencia para el objetivo de la Sociedad Apostólica Instructiva.
Por eso debe mostrar una especial preocupación por las regiones de misión
pobres”. (1880) Idem)
3. El objetivo de la Sociedad Apostólica Instructiva es netamente misionero, pero hace
énfasis en el campo educativo, en los medios de comunicación social, en el
aprovechamiento de los líderes y en la oración. Todos estos, elementos esenciales a la
misión dentro de la Iglesia:
“La Sociedad Apostólica Instructiva ha tomado como objetivo según el espíritu de los
Apóstoles, ayudar a esparcir, defender y fortalecer la fe Católica en todos los países de
la tierra. Para este propósito hace uso de la palabra hablada y escrita. Desea enviar
misioneros en tierras de herejes y paganos, y apoyar el trabajo pastoral organizado
en países Católicos.
Busca llenar del fuego del entusiasmo por su vocación a todas las fuerzas de la
enseñanza que ya son activas en la Iglesia de Dios y les ayuda en el cumplimiento de
su vocación.
Desea cumplir esto último lo mejor que pueda para ayudar a estas fuezas
educacionales: a las diferentes clases de educadores, a sacerdotes, profesores tanto
de secundaria como de primaria, a padres de familia y a otros cooperadores en el
trabajo de la instrucción. Quisiera, según su propio espíritu y de acuerdo a lo mejor de
sus capacidades, realizar sus propias publicaciones y ayudar a difundir las que ya
existen y están bien editadas.
Al mismo tiempo, mediante una organización común de oración, quisiera unir, santificar
e imbuir de espíritu apostólico a todos esos elementos que desempeñan la tarea de
enseñar de la Iglesia”. (La Sociedad Apostólica Instructiva Lüthen, DSS IV 19-37).
:
4. Jordan era considerado como un misionero de su tiempo. Tomamos sólo una
recomendación de las muchas que recibió por parte de altos Jerarcas de su tiempo:
“Recomiendo calurosamente a la Sociedad Apostólica Instructiva, bajo el amparo de la
B.V.M Reina de los Apóstoles y a su Fundador, el Reverendo Señor Juan Bautista
47
Jordan, sacerdote misionero y su gran esfuerzo de propagarla por medio de
sacerdotes y de católicos eruditos.
Roma, 17 de Enero de 1880. Cardenal Hergenreuther (Idem)
5. Jordán no concebía la misión sin el apoyo y la vitalidad de todas las fuerzas de la
Iglesia, incluyendo naturalmente a los laicos:
“Especialmente, allí donde el sacerdote no puede hablar, allí donde es detestado o pasa
sin ser notado, allí un laico puede a menudo y con gran bendición asumir la misión
como un apóstol con derecho a esperar un mejor resultado. Una vez más: el
apostolado de los laicos es de gran importancia para nuestro tiempo”.(Idem)
El profetismo de Jordan aparece, citando solamente un párrafo del Concilio Vaticano II
“Los sagrados pastores conocen muy bien la importancia de la contribución de los laicos al
bien de toda la Iglesia. Pues los sagrados pastores saben que ellos no fueron constituidos
por Cristo para asumir por sí solos toda la misión salvífica de la Iglesia cerca del mundo,
sino que su excelsa función es apacentar de tal modo a los fieles y de tal manera
reconocer sus servicios y carismas, que todos, a su modo, cooperen unánimemente a la
obra común”. (L.G. 30).
6. Cuando Lüthen habla de los patronos de la Fundación, llama a los apóstoles, “primeros
misioneros” :
“La Sociedad Apostólica Instructiva está consagrada al Sagrado Corazón de Jesús y
colocada bajo la protección especial de María, Reina de los Apóstoles y de los
primeros misioneros”. (Idem)
7. Qué ardor misionero existía en los orígenes de la Sociedad ? Este texto del P.
Bonaventura Lüthen nos lo dice claramente, Allí se destaca, entre otros, un valor
proféticamente manejado, el de la inculturación :
“A esta gran preocupación del Supremo Pastor Apostólico ( ‘Encíclica “Sancta Dei
civitas”) responde la Sociedad Apostólica Instructiva de una manera estupenda.
Ella forma y envía misioneros a los países de incrédulos o a aquellos que siguen
una fe errada. Las necesidades de las misiones claman al cielo. Por causa de
falta de ayuda, miles permanecen lejos del corazón materno de la Iglesia Católica y
sufren en oscuridad y barbarie. Oyendo los gritos de desmayo que llega a nosotros
desde los países paganos y que ha encontrado un caluroso eco en la preocupada
encíclica de León XIII. Ustedes entenderán la importancia que tiene la Sociedad a
ese respecto.
Qué es una sola casa de misiones en Steyl cuando se considera la impensable
necesidad de misioneros !
Habría suficientes jóvenes dignos entre los pobres que quisieran prepararse
48
como misioneros, si al menos tuvieran la oportunidad. Cuántos se necesitarían
para fundar instalaciones educativas en los mismos países de paganos donde los
nativos pudieran formarse como misioneros, ya que están mucho mejor cualificados
que los sacerdotes extranjeros para el trabajo de cristianizar. Cuánto podría hacer
la prensa por estos países y al menos se pudiera encontrar imprentas allá o si al
menos se pudiera enviar material impreso en sus respectivos idiomas....(Idem).
Una vez más nos encontramos con el profetismo de Jordan y de Lüthen cuando hablan en
forma tan clara de la inculturación. El Vaticano II diría al respecto :
“Es necesario que la obra de fomento de las vocaciones trascienda generosamente los
límites de las diócesis y de las nacio- nes, de las familias religiosas y de los ritos, y,
considerando las necesidades de la Iglesia universal, ayude, sobre todo, a aquellas
regiones en que los operarios son llamados con más urgencia a la viña del Señor.
(Optatam Totius 2)
8. Para formar a los religiosos, Jordán recomendaba unos libros claves que permitían a
todos ir creando una mentalidad que después repercutiría necesariamente en la
evangelización” :
“Ha de leerse del Martirologio, la Sagrada Escritura, el Catecismo Romano, la Imitación
de Cristo, vidas de Santos, Hechos de hombres ilustres por su vida apostólica, Historia
Eclesiástica, Misiones. (Constituciones Sociedad Católica Instructiva 1886 Cap. VIII)
9. Para finalizar esta serie de citas, de las Constituciones de la Sociedad Católica
Instructiva (1892) entresacamos algunas frases sobre las Misiones :
“Es claro por su institución que uno de los principales fines de la Sociedad es trabajar
en las Misiones Apostólicas entre infieles y no católicos porque la Sociedad fue
instituída en ayuda de la Iglesia no sólo para cultivar entre los pueblos católicos la fe
de sus mayores sino también para anunciar el nombre de Cristo y las cosas santas a
los pueblos paganos. Lo cual, siendo el trabajo apostólico común a la Sociedad, pide la
cooperación de toda la Sociedad, para que responda lo mejor posible a los cuidados y
desvelos de la Sagrada Congregación de Propaganda Fide y recoja grandes frutos
cumpliendo con su deber. (De las Misiones).
Aquí aparecen claras varias cosas :
1. La misión hace parte fundamental de los objetivos de la SDS, y esa misión entendida
en el sentido amplio desde los orígenes de la Sociedad, a saber : evangelización “en
casa” y “fuera de casa”.
2. Es toda La Sociedad la que se dedica a las misiones entre paganos y no sólo los que
son enviados al extranjero.
3. Es un trabajo misionero en comunión con la Iglesia, mediante los organismos oficiales.
No se trata de apostolados contestatarios o paralelos. No existe esa mentalidad de
enfrentar como se hizo hace pocos años) el profetismo (de Religiosos) al magisterio de
49
enseñaza (de Obispos).
3. Algunas realizaciones de Jordan en el campo de las misiones
Durante mi investigación en el Archivo de la Casa Madre, encontré un borrador escrito a
mano, en italiano, sobre cómo querían Jordan y sus colaboradores presentar la SDS ante
el Vaticano para recibir la aprobación definitiva de las Constituciones. Este borrador fue
corregido, redactado de nuevo y de 22 páginas se pasó a 6 (siete en total contando una
presentación en latín).
Allí aparece claramente lo que realizó la SDS para cumplir su misión desde 1881 hasta
1912. Entresacamos algunos datos :
1. “La Sociedad del Divino Salvador cuenta actualmente con 26 casas y diversas
localidades donde residen Misioneros fijos. Estas casas están distribuidas por
Europa, Asia y América. Se encuentran en 21 Diócesis”.
2. “Principalmente los miembros se ocupan del ministerio sagrado, de la instrucción de
la juventud cristiana, de la dirección de ejercicios espirituales, de misiones entre
católicos, de obras literarias y de misiones apostólicas entre infieles y acatólicos”.
3. “En Asia la Sociedad tiene una Prefectura Apostólica en la Provincia de ASSAM con
más de 7 millones de habitantes. Fue erigida Prefectura por S.S. León XIII por
medio del decreto del 13 de Diciembre de 1889 y confiada el mismo año a nuestra
Sociedad. El clima de la Provincia es bastante saludable y la forma de ser de los
Asameses es buena, se presentan para su conversión enormes dificultades por
parte de numerosos ministros protestantes que hacen propaganda allí desde hace
muchos años y por parte de la confusión de lenguas ya que se hablan 70 lenguas o
dialectos diferentes entre ellos. Actualmente hay 11 sacerdotes”.
4. “El Colegio principal está en SHILLONG [China] donde reside el Administrador
Apostólico (uno de nuestros padres) con otros 5 sacerdotes. Hay además otras 7
estaciones principales con misioneros fijos y cerca de 36 estaciones secundarias
que son visitadas de vez en cuando por los Misioneros. La Misión tiene 9 Iglesias y
Capillas, 15 escuelas con 250 alumnos, 3 orfanatos con 62 huérfanos, un hospital
para mujeres ancianas asistidas por las Hermanas, 4 farmacias, 4 asociaciones con
358 miembros : La del Santo Rosario, del Sagrado Corazón, De la Bienaventurada
Virgen del Carmen, la de San Vicente de Paúl”.
5. “Pe-Ell. Los Padres de este Colegio trabajan mucho en la cura de almas entre los
emigrantes y conocen en su mayor parte las lenguas que ellos hablan. También
tienen una “estación” en Siletz, donde hay una así llamada Reservación de
Indígenas. Hay 6 miembros. Cinco de ellos sacerdotes. St. Nazianz, Wis. Este
Colegio cuenta con 7 Padres y 5 hermanos laicos. Los Padres administran la pia
asociación de los hermanos y las hermanas de San Gregorio Nacianceno y ayudan
mucho al Clero secular en la cura de almas.
50
6. Cartagena, Colombia. Los Padres administran la Parroquia de la Santísima Trinidad
y la de “El Pié de la Popa”. Además están muy ocupados en la catequesis y en la
asistencia de los enfermos en los Hospitales. Hay 3 sacerdotes, uno de los cuales
pasó a mejor vida. Dentro de poco partirá otro para ocupar su puesto.
7. Río de Janeiro (Brasil). 3 Padres ayudan al Clero secular, catequizan a la juventud e
imparten la entera instrucción elemental a cerca de 100 alumnos.
Estos datos sobre las misiones en territorios pertenecientes en ese entonces a la
Congregación de Propaganda Fide, son un testimonio del celo apostólico de los primeros
salvatorianos, de su capacidad enorme de trabajo, de la importancia que el P. Jordan le
dio a las misiones, “dando de su pobreza” (como se dice hoy) y son un serio
cuestionamiento a nuestro instalamiento y a nuestra falta de fervor misionero.
Espero que estas líneas sean una motivación a reavivar el carisma que llevamos en el
corazón pero que hoy parecen cenizas entre brasas esperando el soplo del Espíritu Santo
para cobrar vida e incendiar con ardor evangelizador nuestros ambientes.
25 de Febrero de 1997
51
IX. LA VOCACIÓN
Mario Agudelo Roldán SDS
1. Sentido de la llamada para nuestra vida
Probablemente durante toda nuestra vida hemos reflexionando sobre lo que significa
llamada, vocación, profesión, respuesta, pacto, alianza, fidelidad y otras palabras afines a
éstas que acabo de mencionar.
Sin embargo es necesario escudriñar y desentrañar el sentido profundo de la realidad de
fe que se oculta detrás de estas palabras, porque hoy hay un “abuso” de la llamada.
Quienes usan el teléfono celular saben muy bien que se exponen a ser llamados a toda
hora, por toda persona que conozca su número de teléfono y para toda clase de preguntas
que se les ocurran a las personas que le llaman... El mundo de la electrónica también
puede contribuir a diluir el sentido profundo de la llamada.
Cuando hablamos de llamada tocamos un punto esencial de nuestra vida. La llamada
marca de tal manera nuestra existencia que determina nuestra identidad, decide nuestra
profesión, (véase la semejanza entre vocación y profesión, “berufen y beruf”) nos impulsa
a la renuncia (porque escoger es renunciar), nos abre caminos y perspectivas nunca
soñados, nos coloca en la vía de la autorrealización o en la de la desgracia, nos impulsa al
compromiso o al abandono, nos permite dar la vida por el otro o nos puede convertir en
mendigos del afecto de los demás, etc. etc.
Cuando se habla de llamada se habla de personas. Sólo las personas son llamadas, sólo
las personas pueden responder libremente sí o no a la llamada. Entre quien llama y quien
responde hay una relación dialogal. Quien llama “voca” y quien responde “invoca”. El
sentido más profundo de la oración es el de la invocación. La oración no es sólo una
respuesta momentánea del ser llamado (vocado) al ser que llama (el mismo ser que da la
vocación). La oración es más que todo la actitud constante de quien vive en acción de
gracias por haber sido llamado y de quien pide poder cumplir a cabalidad la misión que se
le dio cuando fue llamado.
La llamada auténtica tiene también un sentido netamente social. Se es llamado para
servir. Nunca se es llamado para sí mismo. La historia de las grandes vocaciones (la de
Cristo, María, los patriarcas, reyes o profetas, los apóstoles o fundadores) ha sido siempre
la historia de vidas dedicadas al servicio del pueblo que a veces incluso han llegado al
martirio o a la muerte por servir. Dios llama siempre al hombre y a la mujer para que se
ponga al servicio de los otros. Ezequiel 34 menciona cómo le repugna a Dios que los
pastores, descuidando las ovejas se pastoreen a sí mismos.
52
“Así dice el Señor Yahveh: ¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos!
¿No deben los pastores apacentar el rebaño? Vosotros os habéis tomado la leche, os
habéis vestido con la lana, habéis sacrificado las ovejas más pingües; no habéis
apacentado el rebaño. No habéis fortalecido a las ovejas débiles, no habéis cuidado a la
enferma ni curado a la que estaba herida, no habéis tornado a la descarriada ni buscado
a la perdida; sino que las habéis dominado con violencia y dureza. ...Por eso, pastores,
escuchad la palabra de Yahveh: Por mi vida, oráculo del Señor Yahveh, lo juro: Porque mi
rebaño ha sido expuesto al pillaje y se ha hecho pasto de todas las fieras del campo por
falta de pastor, porque mis pastores no se ocupan de mi rebaño, porque ellos, los
pastores, se apacientan a sí mismos y no apacientan mi rebaño; por eso, pastores,
escuchad la palabra de Yahveh. Así dice el Señor Yahveh: Aquí estoy yo contra los
pastores: reclamaré mi rebaño de sus manos y les quitaré de apacentar mi rebaño. Así los
pastores no volverán a apacentarse a sí mismos.”
Cada persona es llamada a una tarea específica que puede ejercer con los carismas que
ha recibido para ello. No todos hemos sido llamados a todo. Pero todos hemos sido
llamados a la vida, para dar la propia vida, a fin que muchos tengan vida en abundancia.
Llamados a la vida
La vida es uno de los dones más grandes que Dios nos ha dado. La vida, participación de
la única VIDA (que es Dios) se nos ha dado para vivirla, no para morirla lentamente. Vivir
la vida a medias es decir, sin entusiasmo, sin dinamismo, sin ganas, es anticipar la
muerte. Que la muerte no nos sorprenda estando “medio vivos” sino que nos sorprenda
bien vivos para que valga la pena morir! Fuimos llamados a ser amigos de la vida. En
cambio “los pecadores e inicuos son enemigos de su propia vida.” Como dice Tobías
12,10.
El poeta español. José María Pemán decía: “La vida que no florece, no crece y está
escondida, es vida que no merece el santo nombre de vida”.
La dinámica del Evangelio sobre la vida es muy extraña. Sólo se encuentra la vida eterna
cuando se pierde la propia vida. Sólo quien regala su vida encuentra la vida. Nadie tiene
mayor amor que el que da la propia vida por sus amigos.... Quien nos quita la vida no
alcanza a destruirnos. Quien nos mata piensa haber acabado con nosotros, pero lo único
que hace es lanzarnos a la inmortalidad, permitirnos vivir eternamente. En cambio cada
uno de nosotros tiene siempre el poder de destruir la propia vida por medio del egoísmo, o
intentado conservar la vida para sí mismo....
“Quien no vive para servir no sirve para vivir”, dice el dicho popular... Toda vocación a la
vida es una vocación a dar la propia vida. A medida que damos nuestra vida vamos
obteniendo más vida.
53
La vocación a vivir plenamente la vida, comporta la vocación a dar la propia vida. El acto
supremo de la libertad de Cristo consistió en dar la vida el jueves santo mediante el regalo
esplendoroso de la Eucaristía, antes de que se la quitaran violentamente el viernes santo.
Después de eso nosotros, llamados a la vida, tenemos siempre la posibilidad de dar
nuestra vida antes de que nos la arrebaten.
La vida religiosa fue muy fuerte en la historia cuando apenas nacía porque fue
considerada una nueva forma de martirio, es decir, la forma excelente de regalar la propia
vida. Qué difícil es encontrar hoy religiosos dispuestos a vivir su vocación a la vida
mediante una donación total que los desinstale, que los saque de la rutina y de la
comodidad, que los lance a misiones de alto riesgo para su salud o que los desestabilice
emocionalmente....
No hay duda que desde hace algunos años hemos ido perdiendo dinamismo misionero...
Llamados a dar la vida en abundancia
La vida en abundancia se identifica con la posesión de la persona de Cristo. Dice Pablo a
los Romanos:
“En efecto, si por el delito de uno solo reinó la muerte por un solo hombre ¡con cuánta más
razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia, reinarán en la vida
por un solo, por Jesucristo!”(5,17).
Hay personas que calculan sus energías para darse y hay otros que se dan sin medida,
que se “gastan” como diría nuestro Fundador, el Padre Jordan. Quien da con abundancia
recibe en la misma forma en que da. Lo dice San Pablo:
“Mirad: el que siembra con mezquindad, cosechará también con mezquindad; el que
siembra en abundancia, cosechará también en abundancia. Cada cual dé según el
dictamen de su corazón, no de mala gana ni forzado, pues: Dios ama al que da con
alegría. Y poderoso es Dios para colmaros de toda gracia a fin de que teniendo, siempre y
en todo, todo lo necesario, tengáis aún sobrante para toda obra buena. Como está
escrito: Repartió a manos llenas; dio a los pobres; su justicia permanece eternamente.”
(2Cor 9,6).
La felicidad de haber sido llamados
En un mundo atravesado por el desempleo, ser llamado a un trabajo causa una gran
felicidad. Felices los llamados, así sea a última hora. Es tan importante la llamada y
produce tanta felicidad que no importa haber sido llamado una hora antes de la despedida,
de la muerte....... La Madre Teresa de Calcuta recoge a un hombre moribundo porque ella
54
sabe que bien vale la pena disfrutar al menos de una sola hora de felicidad en toda su vida
que morir en el desamor y en el olvido.
Quien vive la llamada con felicidad y gratitud, se convierte en un pregonero, en una
promoción vocacional viviente. Los optimistas viven más que los pesimistas. Los
optimistas logran descubrir que en medio de todos los fracasos lo esencial para vivir
queda intacto, descubren lo esencial y siguen luchando con optimismo. Es lo que nos
cuenta el escritor latinoamericano Eduardo Galeano, de un músico popular colombiano.
“Érase una vez un mago de la guitarra. En las llanuras de Colombia no había fiesta sin él.
Para que la fiesta fuera fiesta, el señor Figueredo debía estar allí, con sus dedos
danzantes que alegraban el aire y hacían mover las piernas. Cierta noche, en un camino
perdido, unos asaltantes lo agredieron. Iba el señor Figueredo a un matrimonio, a lomo de
mula. En una mula él y en la otra la guitarra, cuando los asaltantes cayeron sobre él y lo
molieron a palos. Al día siguiente, alguien lo encontró. Estaba tirado en un charco como
un trapo, sucio de barro y de sangre, más muerto que vivo. Pero aún así, dijo con un hilo
de voz: - Se llevaron las mulas... Luego dijo: Se llevaron la guitarra... Tomó aliento y
sonrió: Pero no se llevaron la música...”
La vocación y el tiempo
La vocación se da en el tiempo es decir, durante un determinado tiempo que uno gasta
por el bien de los otros. Dejar escapar el tiempo es muy peligroso. Nunca se vive dos
veces una misma experiencia, jamás nos encontraremos con las mismas personas en las
mismas circunstancias.... No dejemos escapar las ocasiones. Ahora o nunca. La
valoración del tiempo tiene una gran relación con el celo apostólico. Estamos llamados a
vivir mucho en poco tiempo. La pasividad es peligrosa cuando se trata de extender el
Reino de Dios. San Pablo recomienda en su carta a Tito:
“Aprendan también los nuestros a sobresalir en la práctica de las buenas obras,
atendiendo a las necesidades urgentes, para que no sean unos inútiles. (3, 15)
El tiempo también tiene su dimensión afectiva y múltiples significados como lo dice
esta frase:
“El tiempo es demasiado lento para los que esperan,
demasiado rápido para los que temen,
demasiado largo para los que sufren,
demasiado corto para los que disfrutan ,
pero para los que aman, el tiempo es la eternidad.”
El tiempo es un aliado de la salvación, es una oportunidad, es una gracia, es un recurso
no renovable, es la arena donde se juega nuestra salvación y la salvación de muchos. El
tiempo es un don que viene dado con la vocación. El tiempo es redentor en la medida en
55
que nos permita mejorar la calidad de nuestra vida, sanar las heridas del corazón y
corregir los errores del pasado. Sólo sabe vivir en el tiempo quien ha adquirido el arte de
vivir en el presente...
Vocación e identidad
La forma como cada persona vive su vocación, determina su propia identidad. Nos
identificamos por la forma en que hemos sido llamados y por la tarea que se nos dio
cuando fuimos llamados. En algunas lenguas vocación = llamada se identifica con
vocación = profesión. Cuando se pregunta: ¿Qué profesión tiene usted? Y alguien
responde: Yo soy médico, esa persona está hablando al mismo tiempo de su profesión y
de su vocación. Cuando la vocación y la profesión se identifican, se refuerza la identidad.
Cuando no se identifican se amenaza la identidad. Por ejemplo, es trágico cuando un
médico en vez de defender la vida elimina la vida, o cuando una madre de familia regala o
maltrata, descuida o mata la vida que engendró. Es tremendo cuando un religioso en vez
de radicalizarse en Cristo y olvidarse de sí mismo prefiere centrarse en su propio yo y
buscar todas las formas imaginables para “ser servido”...
Los religiosos en el mundo y por lo tanto también nosotros los salvatorianos estamos
viviendo una crisis de identidad vocacional en la medida en que desconocemos nuestra
vocación específica y no nos dedicamos a lo que fuimos llamados sino que nos dedicamos
a otras cosas. Por ejemplo, los salvatorianos fuimos fundados como Sociedad y llevamos
viviendo más de 100 años como una “Orden religiosa” ... Así nunca seremos atractivos.
Algunas palabras del P. Jordan sobre la vocación
Diario Espiritual 23 de octubre. (1878) “Quiero pedir que se cumpla la voluntad de Dios
para que yo pueda reconocer mi vocación;”
“La voluntad de Dios es que lleves a cabo la obra: 27 de diciembre de 1879, después de la
Sta. Misa, y piensa lo mismo que aquella vez después de la Sta. Comunión. Tu vocación
de fundar... es moralmente cierta. 9 de enero de 1880. Pero rezar mucho, -muchísimo, y
meditar y no apegarte jamás a algo terreno ni dejarte llevar jamás por los hombres y por
sus habladurías, sino seguir el consejo de unos pocos siervos de Dios piadosos, dejarte
llevar solo por Dios y por sus santos. -- Desprecios -- calumnias. Hacer el ridículo y
muchas cosas más te pasarán --, pero sé valiente y agárrate fuertemente a Dios.”
“Esfuérzate constantemente por aquella santidad, que en tan gran medida exige tu
vocación.” (27-8-04).
LA VOCACIÓN (Palabras y Exhortaciones):
“Bien sabéis cuán grande es la gracia de la vocación religiosa. Sabéis también que se
56
puede perder. Deseo exponeros algunas consideraciones que os sirvan para conservar
esta gracia de la vocación...
1. En primer lugar, procurad corresponder siempre a la gracia.
2. En segundo lugar... ¡Observad las Constituciones! Más de una Regla se os ofrece
como una protección contra cualquier desvío que os podría llevar a la perdición.
3. En tercer lugar, un factor que contribuye igualmente a conservar la vocación, es
tener siempre un ánimo alegre y jovial.
4. Otro medio con el cual podéis conservar la gracia de la vocación consiste en
trabajar con celo por la Sociedad, por su propagación y consolidación, pues de esta
manera, estaréis fuertemente vinculados a la Sociedad.
5. Otro de los enemigos de la vocación es la tibieza. Por eso, huid de ella en la vida
espiritual. Que la tibieza jamás penetre en nuestro ambiente.
6. San Bernardo nos da otro medio para la conservación de la vocación:"Confiad más
en la oración que en vuestra aplicación y trabajo. Orad mucho para que alcancéis
la gracia de la perseverancia en la vocación.
7. Esforzaos por vivir en buenas relaciones con los Superiores.
8. También ayuda la caridad, la "caritas" que consiste en amar verdaderamente a
vuestros cohermanos, no hablando mal de ellos, y evitando especialmente todo lo
que pueda ofender la caridad fraterna.
9. Finalmente, otro medio consiste en que seáis tolerantes en vuestros juicios, pues
con esto contribuiréis mucho a la conservación de vuestra vocación.”
2. Nuestra específica vocación salvatoriana
Se puede dar el fenómeno de que una Congregación religiosa reciba personas, las forme
y las entrene para hacer aquello a lo que nunca fueron llamados? Parece que sí. El
Concilio Vaticano II comprendió que eso podría suceder y por eso pidió a todos los
Institutos religiosos “volver a las fuentes.” Pero no todos los Institutos religiosos han
vuelto a las fuentes porque es muy difícil reconocer un error que puede llevar más de un
siglo, porque a cierta edad es preferible morir en un error cometido con buena voluntad
que intentar comenzar todo de nuevo, porque la ley del menor esfuerzo es la ley más
observada en la humanidad.
Me voy a atrever a describir al salvatoriano estándar que tenemos hoy en la SDS. Es una
persona modesta, bondadosa, dedicada al trabajo, apreciada por la gente, sin grandes
conflictos escándalos o actitudes llamativas, que alimenta su vida espiritual con oraciones
diarias, la frecuencia de los sacramentos, unos ejercicios espirituales al año y algunos
retiros mensuales. Que hace sus vacaciones sin gastar mucho dinero, que se lee unos
pocos libros al año y que por lo general ejerce su trabajo pastoral o en una parroquia o
en la educación.
Me pregunto si esta descripción general coincide con el ideal de salvatoriano que Jordan
tenía en su mente y en su corazón.
57
Me quiero preguntar incluso: Ese tipo de salvatoriano que he descrito será capaz de
asumir las tareas, los objetivos y los proyectos que Jordan se trazó para la SDS?
Desde hace algunos años se está redimensionando la “vocación” típica salvatoriana en
toda la SDS. Se ha redescubierto que no somos una orden religiosa sino una Sociedad,
una familia salvatoriana y que estamos llamados a ocupar un puesto protagónico al
interior de la Iglesia desde el punto concreto de la formación de líderes, de la animación
de grupos y ejerciendo el profetismo frente a las necesidades concretas de evangelización
del mundo en que vivimos.
Todo tipo de apostolado, ejercido por los salvatorianos en el mundo hasta ahora, merece
nuestro respeto porque ha sido realizado con buena voluntad, con gran sacrificio y ha
producido muy buenos frutos. Pero ya llegó el momento de plantearnos si los
salvatorianos debemos continuar ejerciendo los mismos apostolados por los siglos de los
siglos o debemos hacer un corte en la historia y retomar lo específico que nos señaló
Jordan.
Este asunto es esencial porque toca el tema de nuestra vocación específica donde se
juegan nuestra propia identidad al interior de la Iglesia de Jesucristo y nuestra propia
felicidad y realización.
Tengo la firme convicción de que nosotros, los salvatorianos, fundados por un líder, por un
innovador y un profeta de su tiempo y de nuestro tiempo, habiendo sido concebidos por
Jordan para ser águilas, terminamos por convertimos en aves de corto vuelo, en aves de
gallinero...
Jordan se adelantó a los tiempos y no fueron entendidos sus primeros proyectos
fundacionales. Obediente a las autoridades de la Iglesia y confiado en el poder de Dios
que protege a los humildes, aceptó lo que se le imponía (aprobación del Sodalizio
Angelico y de su Sociedad convertida en dos institutos religiosos).
Hoy nosotros estamos llamados a rescatar con creatividad y fidelidad los proyectos que
Jordan quiso realizar y no pudo realizar por dificultades de la historia.
La Iglesia misma nos da la facultad de volver a nuestros orígenes y esto lo estamos
haciendo en dos etapas: En la primera, que ya comenzó en el pasado Sínodo General,
queremos que se revise la rama masculina de la Sociedad y que actualmente aparece
discriminatoria con los hermanos porque figuramos en las Constituciones en esta forma:
La Sociedad del Divino Salvador es un instituto religioso apostólico clerical...” La segunda
es más lenta y más profunda porque se refiere a nuestros orígenes como Sociedad o
familia con tres ramas y choca con los esquemas del Derecho Canónico actual.
Una de nuestras obligaciones esenciales como continuadores del proyecto de Jordan
consiste en estudiar mejor su primera intuición y rescatar nuestra identidad como
58
Sociedad para el bien del mundo y de la Iglesia.
Rescatar nuestra identidad es regresar a la audacia y a la creatividad de Jordan. El
realmente fue audaz y creativo. Estos son algunos de sus sueños realizados en parte y en
parte interrumpidos por los avatares de la historia.
La audacia y creatividad de nuestro Fundador se muestran en estos aspectos:
1. Jordan fue audaz y creativo porque entendió la misión de la Iglesia.
-
-
Aunque en su tiempo era normal considerar a la Iglesia como un organismo con
poder, con una estructura piramidal, con fuertes acentos clericales, que no empleó
plenamente toda la fuerza de los laicos para realizar sus programas de
evangelización...
Jordan redescubrió la vitalidad de la Iglesia, y dentro de esa vitalidad descubrió
además:
a.
b.
c.
d.
e.
f.
La necesidad de comprometer a los laicos en el apostolado.
La capacidad superior que tiene la mujer para evangelizar.
La importancia de evangelizar a los niños
La necesidad de unir a todos los grupos apostólicos.
La necesidad de buscar vocaciones para la Iglesia y no sólo para su Instituto.
La utilización de los medios de comunicación social como instrumento privilegiado
de evangelización y para buscar vocaciones.
g. Su convicción de que la Iglesia necesitaba de él que fundara la Sociedad y no sólo
tres institutos religiosos.
2. Jordan fue audaz y creativo en la forma de descubrir los signos de los tiempos y en la
forma de responder a las necesidades de su tiempo:
a) Descubrió que el problema fundamental era la ignorancia de Dios.
b) Descubrió que la teología debería estar al servicio de todo el pueblo de Dios y no solo
al alcance de los sabios y científicos.
c) Se valió de los medios más eficaces para dar una respuesta adecuada a los problemas
y por eso:
-
Utilizó la prensa.
Formó celosos misioneros y amplió el concepto tradicional de las misiones.
Por medio de los científicos puso a dialogar la ciencia con la religión
Se relacionó con personas influyentes de su tiempo.
3. Jordan fue también audaz porque descubrió los problemas neurálgicos de su tiempo y
ofreció respuestas concretas a dichos problemas.
59
a. Ante el conflicto entre ciencia y religión invitó los científicos a compartir la ciencia y a
evangelizar desde su sabiduría.
b. Ante la ignorancia religiosa propuso la popularización de la teología.
c. Cuando se empezaba a gestar el totalitarismo, él pensaba en la universalidad.
5. Jordan también fue audaz en su forma de enfocar la educación:
a. Planeó trabajar con lo que hoy llamamos la familia educativa: padres de familia,
profesores y alumnos.
b. Se ideó una forma de acompañar durante varios años a las personas formadas,
mediante publicaciones, y diferentes asociaciones.
6. Fue eficaz y creativo en su forma de escoger el personal para llevar adelante las obras:
a. Delegó su responsabilidad a personas claves para poner en práctica sus ideas: Lüthen,
P. Pancracio, Madre María, superiores locales, misioneros, etc.
b. Fundó organizaciones para todo tipo de líderes: “Sodalizio angelico” para niños, grupo
de benefactores, grupo de científicos, grupo de sacerdotes, la academia...
c. Se ideó una publicación con carácter universal para que los científicos intercambiaran
artículos para promover la ciencia y ayudar a crecer en la fe.
d. Acogió en su fundación no solo a los sabios y preparados sino también a los obreros y a
los iletrados.
7. Creo que su gran intuición fue la de fundar una Sociedad:
a. Se trataba de una organización que fuera capaz de formar líderes cristianos en todos
los estratos de la sociedad civil y religiosa.
b. Era un dinamismo vital con tres grados que daba amplia participación a todos sus
integrantes.
c. Todos los miembros de su Sociedad estaban llamados a tratarse como hermanos y
hermanas y a vivir el principio de la universalidad. Por lo tanto los laicos no eran excluidos
del primer grado y estaban llamados a trabajar de tiempo completo en la Sociedad. No
fueron tratados como miembros de segunda o de tercera categoría.
d. La Sociedad no aceptaba discriminaciones entre presbíteros, religiosos, religiosas y
laicos, hombres o mujeres.
A qué estamos llamados hoy todos los salvatorianos?
Si deseamos ser fieles a nuestra “inspiración inicial,” y si queremos “reproducir
con valor la audacia, la creatividad y la santidad de P. Jordan, (Cfr. Vita
Consecrata N. 37) estamos llamados a:
1. Formar a todos los salvatorianos en el discernimiento de los signos de
nuestro tiempo para descubrir nuevos caminos de evangelización al estilo
60
salvatoriano.
2. Conocer mejor la historia de los primeros años de la Sociedad y de la
Congregación de las hermanas salvatorianas y aplicar los cambios necesarios
en nuestras estructuras, en nuestra formación y en nuestros apostolados.
3. Compartir toda la riqueza espiritual de los elementos claves de nuestro
carisma salvatoriano que nos hace completamente contemplativos y activos,
nos convierte en personas de oración, nos hace arder de celo como los
Apóstoles y nos devuelve todos los demás elementos de nuestra
espiritualidad
4. Utilizar el “permiso” que nos dio el Concilio de “volver a las fuentes”. Para
eso es necesario hacernos conocer ante las instancias oficiales como
“Sociedad” y no sólo como dos familias religiosas y una asociación de laicos.
5. Acompañar y apoyar a los salvatorianos laicos en su proceso de integración a
la SDS.
6. Aprender a actuar como miembros de una sola familia salvatoriana.
7. Escribir entre las tres ramas una Regla común y tres diversos Manuales con
normas más específicas para los integrantes de cada rama.
8. Llegar a un acuerdo entre las tres ramas sobre las líneas básicas para la
promoción vocacional y para la formación inicial y permanente de todos los
miembros de la SDS.
9. Hacer una revisión de obras en toda la SDS con criterios de refundación, es
decir aplicando a nuestro mundo de hoy la audacia, la creatividad y la
santidad de Padre Jordan y de Madre María, teniendo en cuenta las
necesidades del mundo de hoy y el carisma salvatoriano.
10. Tener el coraje de “enterrar” ciertos apostolados no típicamente salvatorianos
y comenzar a crear apostolados salvatorianos como los relacionados con
medios de comunicación social, (prensa hablada y escrita, televisión,
internet), formación de líderes entre los niños, los jóvenes, las mujeres, los
sacerdotes diocesanos, los científicos, los educadores, las amas de casa y
toda persona que sea capaz de comunicar el mensaje de la salvación.
11. Trabajar con más audacia y creatividad por la vida, la justicia y la paz en el
mundo, ya en el campo de la salud, ya en el campo de la evangelización.
Nuestra vocación específica como salvatorianos es una bella vocación. Vivirla hoy en
forma nueva, volviendo a las fuentes originales es un reto para cada uno de nosotros.
Podremos lograr ese objetivo porque nos anima la forma como Jordan fue salvatoriano. Él
honestamente se valió de todos los medios a su alcance para ser fiel a Dios y al proyecto
de Dios en su vida.
Creo que Jordan se sirvió de estos medios para vivir su vocación de cristiano, sacerdote,
religioso y salvatoriano:
Nuestra vocación específica como salvatorianos es una bella vocación. Vivirla hoy en
forma nueva, volviendo a las fuentes originales es un reto para cada uno de nosotros.
61
Podremos lograr ese objetivo porque nos anima la forma como Jordan fue salvatoriano. Él
honestamente se valió de todos los medios a su alcance para ser fiel a Dios y al proyecto
de Dios en su vida.
Creo que Jordan se sirvió de estos medios para vivir su vocación de cristiano, sacerdote,
religioso y salvatoriano:
1.
Primero que todo él descubrió su vocación, conoció el alcance de su vocación, y la
vivió hasta las últimas consecuencias en los momentos felices y en los momentos
difíciles.
2.
Su compromiso con Dios, con la Iglesia, con la Sociedad, con el pueblo de Dios,
le llevaron a renunciar una y mil veces a los caprichos, a las veleidades, a las
exterioridades y a centrarse en lo esencial de la vida.
3.
Asumió su camino hacia la santidad con seriedad e hizo todo lo posible para que sus
hijos, viviendo plenamente su vocación, se hicieran también santos.
4.
Su conciencia de su pequeñez personal y de la inmensa grandeza y poder de Dios y
la manera como vivió la relación entre él y Dios le alcanzaron cimas altas de santidad.
5.
La manera como aprovechó los obstáculos, los sufrimientos y las dificultades para
acercarse a Dios y cumplir con los objetivos que se había trazado le ayudaron a
alcanzar las metas que se trazó.
6.
La amistad que trabó con Dios, con Maria y con los santos patronos de la Sociedad y
su vida de oración también le permitieron vivir la santidad.
7.
El amor por la salvación de muchos y de dar la vida por ellos le inspiraba en su
camino.
8.
Acudió a los sacramentos, a la dirección espiritual, a las penitencias, a los medios
ordinarios de la Iglesia para aumentar su piedad.
9.
El cumplimiento del deber en sus actividades de cada día fue también una fuente de
fidelidad a su vocación.
10. El servicio a sus hermanos, las visitas a las nuevas fundaciones, el contacto con sus
cohermanos y con personajes, así como todo el celo apostólico que empleó para poner
los fundamentos de su Fundación fueron también medios de santificación.
El reto de ser auténticos salvatorianos y al mismo tiempo de recuperar nuestra identidad
como Sociedad es un ideal por el cual vale la pena vivir y hasta morir.
3. Nosotros hemos recibido una llamada especial en este Capítulo Provincial
La llamada personal que Dios nos ha hecho y la llamada específica que recibimos
nosotros a vivir una vida religiosa salvatoriana como lo desea Jordan, se viven a través de
llamadas muy concretas que nos va señalando la historia. Una de estas llamadas es la de
prestar un servicio a la Sociedad y a la Provincia participando en Asambleas, Capítulos
provinciales o generales.
62
Capítulos Generales y Provinciales en crisis
Si la vida religiosa está atravesada por una crisis a todos los niveles, es obvio que los
Capítulos Provinciales y Generales sean un reflejo de dicha crisis. Yo creo que podemos
entonces hablar de tres temas:
1. El anti-capítulo"
2. El auténtico capítulo
3. Cómo vivir nuestra vocación de capitulares en forma constructiva
Y más que hablar, lo que nos interesa es tener el valor de analizar nuestras conductas
frente a estos planteamientos y purificar nuestro corazón para llegar a ser un buen
instrumento de renovación en el Capítulo que estamos viviendo.
1.
El Anti-capítulo
Un anti-capítulo es una reunión de personas consagradas a Dios, que a través de sus
votos han jurado vivir el seguimiento de Jesús según el Evangelio, por lo tanto han querido
hacer de la humildad una norma de su vida, han prometido acatar la legítima autoridad,
andar en la verdad y decirla con amor a sus hermanos o hermanas, construir desde la
paciencia la fraternidad, vivir una relación filial con Dios en actitud contemplativa, y
entregarse con verdadero celo al servicio de su prójimo en el apostolado.
Lo que pasa es que algunos religiosos reniegan de todos estos ideales en la práctica y
aunque sean cristianos y religiosos pueden ser considerados como "creyentes teóricos y
ateos prácticos". Por eso, cuando participan en un Capítulo, van dispuestos a afianzarse
en sus puestos de poder, a hacer sucias campañas políticas basados en criterios
antievangélicos, a formar bandos que dividan más a sus hermanos.
En vez de ejercer la misericordia, esgrimen los argumentos de justicia para sacar a relucir
los pecados de los candidatos al gobierno; en vez de actuar con verdad, emplean la
mentira y a veces incluso la calumnia contra ellos para arruinarles de por vida su
capacidad de servicio.
Parecen además ser muy amantes de su Instituto Religioso porque andan predicando que
su dureza nace de un gran amor por el carisma. Con esa su predicación, ocultan o
disimulan sus ansias de poder, su miedo a ser removidos de cargos donde se perpetuaron
y desde donde disfrutan de privilegios que desdicen de sus promesas sagradas de
pobreza, de desprendimiento y de humildad.
Un anti-capítulo es pues un escenario de sentimientos bajos, un escándalo para las
personas honestas y para los religiosos rectos, un diabólico ejercicio de la división, un
espacio para sufrir y a veces hasta para derramar lágrimas, una incubadora de futuras
deserciones.
Un anti-capítulo es un circulo de insatisfechos y de escandalizados, de amargados y de
descontentos. El clima ideal de un anticapítulo es un clima artificial, donde los hermanos
no se comunican abiertamente sino en pequeños grupos cerrados, donde hay se habla en
voz baja, donde se adquieren conductas de políticos corruptos o con ambición de poder,
donde reina una atmósfera de resentimiento y hay una total ausencia de discernimiento. El
Capítulo 26, de los Proverbios (versículo 21 ss) describe así ese tipo de personas:
63
“Carbón sobre brasas y leña sobre fuego, es el pleiteador para atizar querellas. Las
palabras del delator son golosinas que bajan hasta el fondo de las entrañas. Plata con
escorias esmaltada sobre arcilla, son los labios dulces con corazón perverso. El que odia,
disimula con sus labios, pero en su interior comete perfidia; si da a su voz un tono amable,
no te fíes, porque hay siete abominaciones en su corazón. Encubrirá su odio con engaño,
pero en la asamblea se descubrirá su malicia. El que excava una fosa caerá en ella, el que
hace rodar una piedra se le vendrá encima. La lengua mentirosa odia a sus víctimas, la
boca melosa labra la ruina.”
2.
El Capítulo
Es una reunión de hermanos que se aman, que revisan su vida, sus planes, sus
proyectos, el estado de su Instituto o Congregación, que buscan a las personas más aptas
para prestar el servicio del gobierno, que planean acciones concretas para que cada
persona responda de la mejor manera a los objetivos del Instituto y se siembre
amorosamente el Reino de Dios en medio del pueblo.
Un Capítulo está llamado a ser un acontecimiento salvífico para cada uno de los
participantes y para toda una Provincia, pero se puede convertir en un riesgo cuando por
la precipitación de algunos de sus participantes se queman etapas, se toman decisiones
precipitadas, o por el miedo de otros participantes se frenan proyectos y acciones que
podrían contribuir al dinamismo apostólico del Instituto.
Un Capítulo, como lo quiere la Iglesia, es un espacio para la oración, es un ejercicio
concreto del don de la fraternidad donde al estilo de los Apóstoles, en tomo a Jesucristo,
se busca la unidad en medio de la diversidad y se practica el discernimiento a la luz de la
Palabra de Dios.
Un Capítulo es como un Concilio de Jerusalén donde (“después de largas discusiones”...
Hechos 15,7) Pedro y Santiago expresan con toda libertad su experiencia, dicen su
verdad, defienden sus puntos de vista, y al final llegan a un consenso con toda la
comunidad reunida. De allí sale beneficiada la evangelización entre los gentiles.
Un Capítulo es la oportunidad que se tiene de vivir los valores de la verdad, el amor y la
libertad, tres expresiones de la única fe trinitaria porque quien vive en la verdad vive al
estilo de Jesús, quien vive en el amor es discípulo del Espíritu del Amor y quien se ejercita
en la libertad camina por el mundo como un Hijo de Dios Padre y no como un esclavo de
sus instintos o de opiniones ajenas.
Un Capítulo permite a sus participantes ejercer el gobierno del Instituto en forma
consciente y en forma responsable, es decir rigiéndose por estos cuatro principios de oro
que encontramos en nuestra regla salvatoriana (capítulo 7 del Directorio General): la
corresponsabilidad, la subsidiaridad, la solidaridad y la responsabilidad.
Un Capítulo es una reunión donde la Provincia se pone en comunión con el Gobierno
General y con sus cohermanos de la base. Por lo tanto es un ejercicio de obediencia y al
mismo tiempo de autoridad al estilo de Jesucristo quien enseñaba con autoridad
precisamente porque hacía en todo la voluntad de su Padre.
64
3. Requisitos para participar en un Capítulo
No hablamos aquí de los requisitos legales sino de las cualidades humanas, cristianas y
religiosas de las personas que participan en un Capítulo Provincial.
1. Un miembro del Capítulo debería tener un profundo amor a su Congregación, estar
libre de toda ambición de poder, no ser manipulable, expresarse con la libertad de los
hijos de Dios, ser capaz de perdonar las ofensas recibidas por sus hermanos o por
miembros de gobiernos anteriores,
2. Debe prepararse con anterioridad, estudiando los documentos Y proyectos que se van
a tratar en el Capitulo, orando para que se manifieste el Espíritu Santo en medio de la
Asamblea.
3. Debe conocer bien la historia del Instituto, la realidad y el entorno en el que se vive
actualmente y las reglas generales y particulares para no legislar desde la nubes, fuera
de contexto o en contra de los objetivos del Instituto.
4. Debe vibrar con el Carisma, esa forma concreta de servir a la Iglesia que Dios ha
regalado a su Instituto. Se trata de no traicionarlo, de aportarle más elementos desde
su riqueza personal, para que el rostro de su Congregación aparezca más bello ante el
mundo..
5. Debe conocer y saber manejar estos cuatro principios de participación en el gobierno
La corresponsabilidad:
El bienestar del Instituto es la preocupación de todos sus miembros, Por eso, cada
uno participa activamente en los procesos gubernamentales mediante la
colaboración sincera, el diálogo y la consulta de los unos con los otros v con todos
aquellos que sirven a la comunidad mediante el desempeño de algún oficio,
La subsidiaridad:
Se debe salvaguardar la libre iniciativa y la relativa autonomía de los individuos y de
las unidades administrativas inferiores, con respecto a las autoridades superiores. El
nivel superior coordina y unifica los esfuerzos de los niveles inferiores. Ellos
promueven las metas de los inferiores y dan ayuda cuando es necesario. El nivel
superior interviene solo cuando es necesario para el bien general, el bien de la
unidad en cuestión o el bien de las unidades inferiores.
La solidaridad:
Cada miembro y cada grupo debe respetar y cooperar para el bien de todos, tanto en
el propio como en los otros niveles, Los niveles inferiores cooperan en las acciones
directrices de los niveles superiores que promueven el bien común.
La responsabilidad
Cada miembro debe estar dispuesto a aceptar las legítimas directrices de aquellos
que ejercen la autoridad, mientras que los que están en la autoridad deben
preocuparse de que los miembros se adhieran al espíritu, tradición y reglas de la
65
Congregación. Todos los que tienen un cargo son responsables ante Dios, ante la
Iglesia y ante la Congregación Quienes ejercen una responsabilidad especial en la
Congregación deben presentar informes claros de su administración, conforme está
indicado en las Reglas.
Conclusión
Hemos recorrido en tres momentos lo que significa para nosotros haber sido llamados a la
vida humana y cristiana, a la vida religiosa salvatoriana y a vivir la experiencia en capítulos
provinciales o generales.
Ya es el momento de sacar nuestras conclusiones personales en la meditación y la
quietud de la oración para poder dar lo mejor de nosotros al momento histórico que
estamos viviendo. Es el momento de renunciar a actitudes inmaduras o erradas y abrir
nuestro corazón a todo lo bueno que el Espíritu de Dios ha sembrado en nosotros para
poder responder cabalmente al múltiple llamado que nos ha hecho aquí y ahora.
Nos aliente y nos inspire María, modelo de cristiana, madre nuestra, fiel discípula quien a
pesar de su juventud respondió con gran madurez al múltiple llamado de Dios.
Nos anime también Jordan, hombre de fe quien apreció profundamente su vocación y
quien nos invitó de mil formas, pero especialmente a través de su última voluntad o
testamento, a cumplir la voluntad de Dios en cada instante de nuestra vida.
Recordemos que la vocación es una aventura dinámica que se vive muy intensamente en
la etapa clave de la vida en la que tomamos las decisiones más importantes. Que luego
esa aventura se va asumiendo en forma más serena, y corremos el riesgo de caer en la
rutina o en el verdadero peligro de abandonar nuestro camino renegando de todo nuestro
pasado.
Por eso así como hacemos esfuerzos por conservar la salud o por mejorar la calidad de
nuestro nivel de vida, estamos también llamados a renovar el “amor primero” (Apoc. 2, 4) y
que sólo a quien luche hasta el final se le dará la corona y “se le dará a comer del árbol de
la vida que está en el Paraíso de Dios”! (Apoc 2, 7). O como dice 1 Tim 4,9-16:
“Es cierta y digna de ser aceptada por todos esta afirmación: Si nos fatigamos y luchamos
es porque tenemos puesta la esperanza en Dios vivo, que es el Salvador de todos los
hombres, principalmente de los creyentes. Predica y enseña estas cosas. Que nadie
menosprecie tu juventud. Procura, en cambio, ser para los creyentes modelo en la
palabra, en el comportamiento, en la caridad, en la fe, en la pureza. Hasta que yo llegue,
dedícate a la lectura, a la exhortación, a la enseñanza. No descuides el carisma que hay
en ti, que se te comunicó por intervención profética mediante la imposición de las manos
del colegio de presbíteros. Ocúpate en estas cosas; vive entregado a ellas para que tu
aprovechamiento sea manifiesto a todos. Vela por ti mismo y por la enseñanza; persevera
en estas disposiciones, pues obrando así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen.”
66
X. EL PACTO ESPIRITUAL DEL PADRE JORDAN,
UNA FORMA DE
PROYECTO DE VIDA PERSONAL
El ser humano es proyecto, es su propio proyecto. Pero el ser humano puede vivir en la
inconsciencia, permanecer sentado en un banco de oro y al mismo tiempo pedirle limosna
a la vida como un mendigo. Por eso, para descubrir lo grandioso de su vida y de su
vocación, cada persona necesita "hacer" un proyecto de vida personal y participar
activamente en un proyecto de vida comunitario. Mas para que el proyecto de vida
personal sea bueno, debe estar situado, es decir, debe partir de un análisis del entorno y
de las respuestas que este entorno está pidiendo. El proyecto de vida personal debe partir
además de una recta asimilación del propio carisma, y exige una correcta comprensión de
la misión que tienen la Iglesia, el Instituto religioso y la persona, en nuestro tiempo. Debe
finalmente basarse en el autoconocimiento personal, en la autoaceptación y en el
conocimiento del plan que Dios tiene con la persona que elabora el proyecto.
Un proyecto personal entonces sólo se puede hacer en un contexto de oración y de
discernimiento, como lo parece insinuar San Francisco de Asís en esta oración. "Oh alto y
glorioso Dios. Ilumina las tinieblas de mi corazón... Dame fe recta, esperanza cierta y
caridad perfecta, sentido y conocimiento, Señor, para que cumpla tu santo y veraz
mandamiento." (Escritos, Biografías. Documentos, BAC, 1980 pág. 24)
No podemos negar que nuestro Fundador trabajó su vida espiritual desde un proyecto
personal, al que fue fiel, el que elaboró en oración y discernimiento, al que le hacía un
seguimiento continuo a través de su diario espiritual y en el que fue coherente hasta la
muerte. La mejor prueba de esto es su "pacto espiritual"
Hoy, día 1-11-91 y Fiesta de Todos los Santos se hizo este pacto entre el Omnipotente..
y su ínfima criatura: [Estas son las fechas en que renovó su pacto: 30-10-92 - 21-12-94 16-11-97 - 8- 1-09 - 25-12]
1) La mencionada criatura se entrega para siempre y por siempre al Creador Omnipotente.
2) La criatura devuelve y devolverá a su creador todo lo que el Creador le ha dado, le da y
le dará.
3) La criatura, confiando con todas sus fuerzas en la ayuda de Dios Todopoderoso, no en
la de los hombres, somete a su Potestad al mundo entero, es decir, a todos los hombres
del presente y del porvenir, para que le conozcan, le amen y le sirvan y de este modo
encuentren la salvación.
4) La criatura induce también a las criaturas irracionales al servicio de Dios Todopoderoso.
Dios, que dio su voluntad, dé también su cumplimiento. La criatura espera confiadamente
del Todopoderoso, por los méritos de N.S. Jesucristo y por la intercesión de la Sma.
Virgen María, estas gracias:
1) El Creador dotará a su criatura de una gran santidad, y sobre todo de humildad, para
67
que, a ser posible, sea instrumento apropiado de la divina Providencia, cumpla fielmente lo
prometido y, después de esta vida le reciba en las alegrías eternas.
2) El creador, en su omnipotencia, asistirá también a su criatura con brazo fuerte para que
pueda cumplir sus promesas.
Y su Diario Espiritual está lleno de alusiones a su deseo de buscar siempre y hacer en
todo la voluntad de Dios:
1,XI: N50 ¡Retírate a la soledad con aquellos, donde vivas con Dios! N51 No pidas
aquello más a tu obispo, porque supondría un nuevo vínculo para ti. N52 ¡Antes de todo,
apártate a la soledad para discernir!
N53 Señor, ojalá lleve a cabo (mi plan) para tu gloria, con el auxilio de tu gracia;
ayúdame tú a mí, que soy el más indigno y el más débil. Señor, ¿cuándo fundaré todo por
Ti, mi amado?
¡Lo he deseado con toda mi alma, lo he anhelado, buscado e implorado! Hágase siempre
tu voluntad. Amén.
1, I
N82 Debes estar siempre alegre y bendecir continuamente a Dios, aunque te
sobrevenga lo que sea; sí, alégrate continuamente, si se cumple la voluntad de Dios en ti,
ya sea en las pruebas, en las tentaciones o en las recompensas.
1, IV N83 Es voluntad de Dios y también cierto, que todos debemos ser santos, por tanto
es cierto también que podemos serlo. Si creemos que esto es válido para nosotros y
consecuentemente nos proponemos con firmeza ser santos y aspiramos a ello con todas
nuestras fuerzas del alma y del cuerpo, entonces estaremos en completa armonía con la
verdad divina". Grundk. 297-298.
N84 Instrucción, instrucción, hazlo, haz lo que tienes previsto, si es la voluntad de Dios.
14 Febr. 1878.
1, VII
N15 Mira, Señor, por tu amor y por tu honor aceptaré, si es tu voluntad, las
obligaciones del Breviario y del Celibato y las cumpliré con la ayuda de tu gracia. Yo,
pobre pecador pongo ante tus pies esta súplica: dame un amor ardiente que nunca se
enfríe ni se acabe y déjame poseerte ya aquí, Amado mío, y en el más allá por toda la
eternidad. Amén.
1, X
N16 ¡Examínate bien para ver si la voluntad de Dios es que sigas dedicándole
tanto tiempo al estudio, primordialmente!
1, XI N11 23 de octubre. Quiero pedir que se cumpla la voluntad de Dios para que yo
pueda reconocer mi vocación; también, de hoy en adelante, me acordaré todos los días
en la misa, de todos aquellos que estén en cualquier momento encomendados a mi
cuidado.
N68 María: ¡muéstrame la voluntad de tu Hijo! Te lo ruego humildemente de todo
68
corazón. (3-11-08).
1, XIII
N17 Oh, no dejes de llevar a cabo el proyecto que el Dios de amor te ha
señalado, por una entrega y amor tan grandes a lo sobrenatural, etc. No lo dudes, tan
pronto como la obediencia ya no te lo impida.
1, II N57 Lo primero y más importante para ti es y debe ser siempre hacerte santo y
agradar a Dios y vivir y morir así; todo lo que de alguna manera no te conduzca a esta
meta o te impida alcanzarla, apártalo con la gracia de Dios.
El proyecto personal es un estupendo medio para tratar de ser "honesto con Dios," vivir
en su presencia, acompañar los procesos personales y tomar decisiones importantes. El
proyecto de vida personal es un reto a la propia autenticidad porque nos invita a
enfrentarnos con las trampas que nosotros mismos nos tendemos, llevados de intereses
que nos apartan del Evangelio.
Un proyecto de vida personal nos presenta los elementos dinamizadores que hemos de
poner en marcha en nuestra vida para salir de la mediocridad y de las falsas seguridades
en las que estamos envueltos y que nos impiden o retardan el llevar a cabo nuestros
procesos de conversión y de creatividad.
Hay otras evidencias de que Jordan trabajaba su vida espiritual desde proyectos:
Para constatarlo bastaría analizar los textos donde expresa sus diversas
“obsesiones” a saber: La santidad, la salvación de las almas, la fundación de su
Sociedad, el rescatar el dinamismo evangelizador de la Iglesia, el convertirse en
un hombre de oración, el alcanzar el equilibrio de una persona totalmente
contemplativa y totalmente activa, etc….
69
XI. PACTO, ALIANZA, COMPROMISO
QUE HIZO JORDAN CON DIOS
Mario Agudelo Roldán SDS
1. Texto del pacto
“Hoy, día 1-11-91 Fiesta de todos los santos y 30-10-92 ; 21-12-94
16-11-97; 25-12; 8- 1-09
Se hizo este pacto entre el Omnipotente y su ínfima criatura:
1) La mencionada criatura se entrega para siempre y por siempre al
Creador Omnipotente.
2) La criatura devuelve y devolverá a su creador todo lo que el Creador le ha dado, le
da y le dará.
3) La criatura, confiando con todas sus fuerzas en la ayuda de Dios Todopoderoso,
no en la de los hombres, somete a su Potestad al mundo entero, es decir, a todos los
hombres del presente y del porvenir, para que le conozcan, le amen y le sirvan y de
este modo encuentren la salvación.
4) La criatura induce también a las criaturas irracionales al servicio de Dios
Todopoderoso.
Dios, que dio su voluntad, dé también su cumplimiento.
La criatura espera confiadamente del Todopoderoso, por los méritos de N.S. Jesucristo
y por la intercesión de la Sma. Virgen María, estas gracias:
1) El Creador dotará a su criatura de una gran santidad, y sobre todo de humildad,
para que, a ser posible, sea instrumento apropiado de la divina Providencia, cumpla
fielmente lo prometido y, después de esta vida le reciba en las alegrías eternas.
2) El creador, en su omnipotencia, asistirá también a su criatura con brazo fuerte
para que pueda cumplir sus promesas.
P. Jordan
70
2. Comentario:
Las dos primeras afirmaciones:
Cuando Jordan dice que el pacto se hace entre el Omnipotente y la ínfima criatura está
afirmando dos cosas:
Primera: Que la iniciativa es de Dios y no de Jordan. Eso lo reafirma cuando luego dice:
“Dios que ha dado el querer, dará también el cumplir!
Segunda: Que es clara la identidad de quienes hacen el pacto:
Dios, el cual es omnipotente, y la criatura que es ínfima.
Así se comienza afirmando la doble verdad de que Dios está en el centro y la criatura en
la periferia. También se ve que este no es un pacto entre iguales.
A la criatura, la llamada “ínfima” se reservan cuatro puntos y al Creados sólo dos.
El múltiple compromiso de la criatura:
El múltiple compromiso de la criatura consiste en lo siguiente:
Primero
Es una entrega total al Creador Omnipotente expresada mediante las palabras: “para
siempre” y “siempre” Eso quiere decir que se trata de un compromiso definitivo, perpetuo y
al mismo tiempo sin concesiones, sin pausas, sin excepciones, sin vacaciones” ....
Segundo:
Jordan quiere dar a Dios hoy y siempre (presente y futuro) lo que ha recibido, recibe y
recibirá de Dios (pasado, presente y futuro). Esto indica que la criatura está devolviendo a
Dios lo que ha recibido de Él.
El devolver lo que ha recibido no es sólo un acto que se hace en un momento de la vida
sino que indica aquí una “actitud” que dura toda la vida.
Devolver a Dios todo lo que ha dado es un acto de reconocimiento de que todo proviene
de Dios, de que todo es gracia. San Pablo en 1 Cor 4,7 dice: “¿Qué tienes que no lo hayas
recibido? Y si lo has recibido, ¿a qué gloriarte cual si no lo hubieras recibido?
Devolver a Dios todo lo que ha recibido es también un acto de humildad, es decir es
confesar la verdad ya que decía Santa Teresa de Jesús: “Humildad es andar en la
verdad”...
A veces olvidamos que todo lo que tenemos no es nuestro. Sólo lo tenemos en préstamo
porque realmente todo, absolutamente todo es de Dios.
71
Quien acepta esta verdad llega a no ambicionar nada y usa las cosas con libertad como
también lo dice San Pablo en 1 Cor 7, 29 “Os digo, pues, hermanos: El tiempo es corto.
Por tanto, los que tienen mujer, vivan como si no la tuviesen. Los que lloran, como si no
llorasen. Los que están alegres, como si no lo estuviesen. Los que compran, como si no
poseyesen. Los que disfrutan del mundo, como si no disfrutasen. Porque la apariencia de
este mundo pasa. Yo os quisiera libres de preocupaciones”.
Cuando se devuelve todo a Dios, la criatura pierde su protagonismo, se marcha a su
puesto que es la periferia y hace todo lo posible para que se manifiesta mejor Dios, el
Creador, el Omnipotente, el centro, la razón de todo. Esta es la actitud de Juan el Bautista
con Jesucristo: “Es preciso que él crezca y que yo disminuya.” (Juan 3,30). Quien actúa
así ha entendido lo que significa la gloria de Dios.
La gloria de Dios es un tema que Jordán ha predicado y practicado siempre. Recordemos
sólo dos citas de su Diario Espiritual: “Ten siempre en tu mente esta idea: poder hacer
algo por la gloria de Dios y la salvación de las almas. Sé valiente, pues la mayor debilidad,
unido a Dios, es más fuerte que todo el poder de los hombres.” (I, I, 86)
“Tres o cinco veces cinco "Padre nuestros" para que pueda yo llegar a ser santo y agradar
a Dios, hacer mucho por la salvación de las almas y sobre todo fundar con éxito aquel
Instituto para gloria de Dios y la salvación de las almas; que Dios te ayude a ser solo
suyo, consagrado y dedicado a El y finalmente, que yo, santo y agradable a Dios,
entregue mi vida por mi Amado, que es Jesucristo, y que deje esta vida como un santo
mártir de Cristo”. (I,V, 22)
Jordan renuncia a toda popularidad, fama o importancia personal para que Dios sea
conocido y amado por todos.
Tercero:
Aquí encontramos otros elementos muy amados por Jordan en su camino espiritual:
1. La confianza en la divina providencia, expresado así: “la criatura, confiando con todas
las fuerzas en la ayuda del Dios Todopoderoso...
No vamos a recordar en este momento todo lo que Jordan piensa y siente sobre la
confianza en la divina providencia. Citamos sólo una sola frase de su Diario Espiritual:
“En cuanto a mí: mi confianza en Dios y en la Providencia divina, son comparables a
los dos platillos de una balanza. Cuanto más peso se pone en uno, tanto más sube el
otro. (10 8-95).
Recordemos que su amor hacia la confianza en la Divina Providencia es tan grande
que nos la dejó en su testamento como herencia. En ese brevísimo documento la
menciona tres veces: “Sea para vosotros una herencia perpetua la confianza en la
Divina Providencia, que os nutra siempre provisoriamente como una bondadosa
madre...
72
Poned solo en Dios toda esperanza y confianza; él luchará por vosotros como un
valiente héroe de guerra. ¡Ay de vosotros si ponéis vuestra confianza en hombres y
riquezas”!
2. Jordan se entrega a la extensión del Reino de Dios con un gran amor a los seres
humanos: “Tú eres el deudor de todos. De ¡todos, todos, todos! ¡Ay, cómo se pierden
las almas! ¡Lamentaos y llorad amargamente! (12-2-03).
Su amor al prójimo no le impide decir en su pacto: “no (confiar) en la de los hombres”.
Él sigue al pie de la letra lo que dice la Palabra de Dios: “Es mejor confiar en el Señor,
que confiar en el hombre: Es mejor esperar en el Señor, que en los príncipes.” Ya el
24 de Agosto de 1898 explicaba en su Diario espiritual en qué consiste desconfiar en
los seres humanos: “Humildad, gran confianza en Dios, y desconfianza frente a los
hombres, es decir: no abandonarse en manos de los hombres.” Y en 1903 añadía:
“Dirígete a Dios, ¡los hombres no te entenderán! De El viene la luz y la fuerza. Mi
fortaleza y mi alabanza es el Señor: él se ha convertido en mi salvación. “Oh Señor
Todopoderoso: ¡solo en Ti confío! Tú eres mi fortaleza y mi apoyo; ¡Tú eres el Salvador
del mundo! ¡Ayúdame! ¡Ayúdame! ¡Levántate en ayuda mía! (3-303),
Bien sabemos que Jordan bebía de la Palabra de Dios. Veamos lo que El Apóstol
Santiago dice también sobre este aspecto: “¿De dónde proceden las guerras y las
contiendas entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones que luchan en vuestros
miembros? ¿Codiciáis y no poseéis? Matáis. ¿Envidiáis y no podéis conseguir?
Combatís y hacéis la guerra. No tenéis porque no pedís. Pedís y no recibís porque
pedís mal, con la intención de malgastarlo en vuestras pasiones. ¡Adúlteros!, ¿no
sabéis que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Cualquiera, pues, que
desee ser amigo del mundo se constituye en enemigo de Dios. (Cap 4,1ss)
Cuantas experiencias dolorosas hemos tenido nosotros cuando hemos intentado poner
más nuestra confianza en los seres humanos que en Dios!
3. Jordan expresa así otro elemento del pacto: “somete a su Potestad al mundo entero,
es decir, a todos los hombres del presente y del porvenir, para que le conozcan, le
amen y le sirvan y de este modo encuentren la salvación.”
Estas palabras son familiares a todo salvatoriano y salvatoriana porque coinciden con
lo que Jordan escribió en la Regla de 1882: “El objetivo de la Sociedad Apostólica
Instructiva es fortalecer, defender y propagar la fe católica en todo el mundo, como le
fue encomendado por la Divina Providencia. Por tanto, enseñando la Buena Nueva por
medio de la palabra hablada y escrita, pretende lograr que todos los hombres
conozcan cada vez más y más al único Dios verdadero y a su enviado Jesucristo, vivan
santamente y se salven”.
Pero en el pacto hay dos cosas interesantes:
La primera es que Jordan, lleno de celo apostólico quiere comprometerse a que todo el
73
mundo se “someta” al poder de Dios. No es una idea loca, es lo que expresa San
Pablo en 1Cor 15,24 cuando habla del fin de los tiempos: “Luego, el fin, cuando
entregue a Dios Padre el Reino, después de haber destruido todo Principado,
Dominación y Potestad. Porque debe él reinar hasta que ponga a todos sus enemigos
bajo sus pies. El último enemigo en ser destruido será la Muerte. Porque ha sometido
todas las cosas bajo sus pies. Mas cuando diga que « todo está sometido », es
evidente que se excluye a Aquel que ha sometido a él todas las cosas. Cuando hayan
sido sometidas a él todas las cosas, entonces también el Hijo se someterá a Aquel que
ha sometido a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todo”.
Y Santiago también dice: “¿Pensáis que la Escritura dice en vano: Tiene deseos
ardientes el espíritu que él ha hecho habitar en nosotros? Más aún, da una gracia
mayor; por eso dice: Dios resiste a los soberbios y da su gracia a los humildes.
Someteos, pues, a Dios; resistid al Diablo y él huirá de vosotros. Acercaos a Dios y él
se acercará a vosotros. Purificaos, pecadores, las manos; limpiad los corazones,
hombres irresolutos. Lamentad vuestra miseria, entristeceos y llorad. Que vuestra risa
se cambie en llanto y vuestra alegría en tristeza. Humillaos ante el Señor y él os
ensalzará.” (4,5ss)
La otra cosa interesante es que Jordan se refiere a la humanidad de todo tiempo. Por
eso está haciendo a alusión a toda persona que seguirá su obra y se unirá a su
fundación. Jordan siempre tuvo una conciencia clara de que había sido llamado a
fundar una Sociedad que perduraría por siglos y se extendería a todos los rincones del
mundo.
Cuarto
La cuestión ecológica
El celo apostólico de Jordan no se agota en hacer conocer a todos los hombres que Dios
es único y que Jesucristo es el Salvador. Aquí nuestro Fundador sigue las huellas de San
Francisco y se une al cántico de los tres jóvenes donde se invita a toda la creación a
alabar al Señor. Pero va más allá porque quiere que las criaturas irracionales SIRVAN al
Creador Omnipotente. Es como si quisiera estar en comunión con el cosmos y al mismo
tiempo hacer que todo ser ejerza su función y su misión en la vida de tal manera que sólo
Dios aparezca, de tal manera que la gloria sólo sea dada a Dios.
Entre las tareas de la criatura y del Creador hay una frase breve y muy significativa
“Dios, que dio su voluntad, dé también su cumplimiento!
“Qué significa eso?
1. Que en nuestra vida espiritual y en todo lo bueno que sucede, la iniciativa siempre
74
2.
3.
4.
5.
6.
viene de Dios. 1 Jn 4,10 “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos
amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como propiciación por
nuestros pecados”.
Que Dios ha escogido a Jordan y le ha llamado a una misión específica, incluso le
ha comunicado, inspirado el hacer este pacto y Jordan le ha obedecido: Filipenses
2, 12 “Así pues, queridos míos, de la misma manera que habéis obedecido
siempre, no sólo cuando estaba presente sino mucho más ahora que estoy
ausente, trabajad con temor y temblor por vuestra salvación, pues Dios es quien
obra en vosotros el querer y el obrar, como bien le parece”.
Que el único potente y omnipotente es Dios. Juan 15, 15 lo dice: “El que
permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no
podéis hacer nada”.
Que nosotros somos apenas siervos inútiles. Lucas 17, “De igual modo vosotros,
cuando hayáis hecho todo lo que os fue mandado, decid: Somos siervos inútiles;
hemos hecho lo que debíamos hacer. »
Que en la vida del cristiano todo es gracia. 2 Cor, 9 “Pero él me dijo: « Mi gracia te
basta, que mi fuerza se muestra perfecta en la flaqueza ».
Que con Dios se puede hacer hasta lo imposible, lo impensable... los milagros.
Juan 14, 12 “En verdad, en verdad os digo: el que crea en mí, hará él también las
obras que yo hago, y hará mayores aún, porque yo voy al Padre”.
II SEGUNDA PARTE DEL PACTO
Cómo está implicado Dios en el pacto?
En esta parte observamos la delicadeza de Jordan que no “obliga” a Dios a nada. Sólo con
su lenguaje inspirado en la confianza y en la fe, Jordan se atreve a decir:
“La criatura espera confiadamente del Todopoderoso, por los méritos de Nuestro Señor
Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, estas gracias:
Volvemos aquí a uno de los temas preferidos de Jordan. Diría mejor: a una de sus más
hermosas experiencias espirituales: La confianza total e inquebrantable en la divina
providencia: La criatura espera con confianza....
"Prepárate para todo tipo de contradicciones y sufrimientos físicos y espirituales que vas a
encontrarte en la realización de tu obra, pero confía en Dios pues solo la podrás llevar a
cabo a través de El y solo por El la habrás de hacer, Por tanto no te desanimes jamás,
sino alégrate más bien de poder sufrir mucho por tu Salvador". Ru. 19 febr. 78.
Jordan sabe que por Cristo nos ha sido dado todo. Muriendo nos dio la vida y resucitando
nos permitió participar de todas las gracias, incluyendo la gracia de la vida divina. Por eso
somos hijos en el Hijo unigénito, en Cristo y podemos clamar “abba” Padre. Somos
herederos y tenemos derecho a recibir la eterna herencia de Dios nuestro Padre.
Qué significa exactamente la expresión “por los méritos de Cristo?
75
Cristo al morir en la cruz, justo por nosotros los injustos, derramó su sangre divina y con
ella canceló la deuda que pesaba sobre nosotros. Colos 2,13 “Y a vosotros, que estabais
muertos en vuestros delitos y en vuestra carne incircuncisa, os vivificó juntamente con él y
nos perdonó todos nuestros delitos. Canceló la nota de cargo que había contra nosotros,
la de las prescripciones con sus cláusulas desfavorables, y la suprimió clavándola en la
cruz”.
Y Romanos 8, 31: Ante esto ¿qué diremos? Si Dios está por nosotros ¿quién contra
nosotros? El que no perdonó ni a su propio Hijo, antes bien le entregó por todos nosotros,
¿cómo no nos dará con él graciosamente todas las cosas?
Cristo, con su muerte mata nuestro pecado y con su resurrección nos consigue la gracia.
Por los méritos de Cristo podemos pedir todo al Padre y el Padre no nos niega nada. Juan
15, 7 “vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis”.
En el pacto se muestra una vez más la confianza que Jordan tiene en María. Ella, que
intercedió en Caná a favor de los esposos que no tenían vino y que se convirtió desde ese
momento en nuestra intercesora ante su Hijo y ante el Padre, no nos niega nada si
acudimos a ella con confianza.
Recordemos algunas de las invocaciones que Jordan dirigió a María:
“Madre, tuyo soy: ¡sálvame! María, Madre de Dios y Madre nuestra. Madre de Dios y
madre mía: en tus manos pongo todo. Ayúdame rápidamente. María, Reina del cielo,
Madre de Dios. ¡Protégenos siempre! María, Madre de Dios y madre mía, por los méritos
de nuestro Sr. Jesucristo. ¡Haz surgir nuevos apóstoles, madre de Dios y madre mía!
María, Madre de Dios. ¡todo el mundo! María, ayúdanos. 1906
Te los entrego todos, para que te preocupes de todos, también de todas las fundaciones.
Madre, te pido y te conjuro en nombre de Jesús Madre, la preocupación que me oprime
etc. Madre, sufro - ¡Líbrame! Nuevas falanges Sálvanos de la necesidad, Madre! Madre,
protege etc. Ataques, María, Madre ¡¡¡Madre!!! Pagar las deudas Cancelar las deudas
Finanzas, María, Madre! ¡María, mira la necesidad de dinero! Madre. ¡Paga pronto las
deudas! Suma, oh Madre! Providencia Estas preocupaciones, oh Madre! Las intenciones
de aquellos bienhechores, que han asegurado la concerniente. 30-10-01
Oh Madre de Dios: ¡Assam! 25-8-06 Asssam, por los méritos de nuestro Señor Jesucristo
Assam etc. Prefecto de Assam Superior para Assam El P. Cristóforo, Madre, oh Madre.
Misión de Assam, P. Cristóforo 1912 Aprobación Novicios 1909 (Permitir la) salida de los
vacilantes Nuestros hijos disipados, Madre Llamada y Sociedad, asunto de Gebhard
Madre, cuida de Hamberg! Jägerndorf; oh María Madre de Dios. ¡Ayuda pronto! Salva tu
colegio en Jägerndorf Madre: Noto y Scala! San Nazianz - Drognens e hijos
Qué pide Jordan en este pacto a Dios?
76
Primer compromiso
Una persona inmadura en la fe pide cosas materiales, una persona insegura
afectivamente pide seguridad y apoyo. Jordan pide la santidad y la humildad porque ya
tiene a Dios, está locamente enamorado de Jesucristo y de su causa.
Jordan ve aquí la santidad como un “adorno” como algo que hace más bella a la persona y
por lo tanto más agradable a los ojos de Dios.
Y Jordan pide “grande” santidad. No un poco de santidad, no ser un santo de tercera
categoría sino ser un gran santo. Su aspiración es noble.
Esta santidad y esta humildad no se piden como fines en sí mismas, para el confort y el
orgullo o satisfacción personales, sino como medios para que Jordan sea un “instrumento
apropiado de la divina providencia”
Quiere decir que todo este pacto, que comienza resaltando la gloria de Dios termina
afirmando que se hace sólo para la gloria de Dios y no para la satisfacción de la criatura.
Dios está en el centro y Jordan en la periferia.
La santidad y la humildad también se piden para que Jordan pueda ser fiel! “para que
pueda cumplir sus promesas”.
Jordan siempre tomó en serio su trabajo por adquirir la santidad. Él cumplió sus promesas:
Prometió fundar y lo cumplió, prometió ser santo y lo alcanzó, prometió dar a la Iglesia un
instrumento de renovación y lo logró. Nosotros, sus hijos e hijas hemos adquirido el
compromiso de alcanzar también la santidad y de trabajar seriamente para que se
cumplan en el hoy, los proyectos ideados en el ayer, pero con visión de futuro, por nuestro
Fundador.
Finalmente esta santidad y esta humildad son para llegar a la meta, para obtener la vida
eterna que es vida en plenitud y en gozo. En el pacto resuena también el tema de la VIDA
tan amado por Jordan: Cristo vino para que tengamos vida y vida en abundancia. Nos
espera el gozo eterno solo en la medida en que aprendamos a vivir aquí en la tierra el
gozo reservado a los hijos de Dios.
Cómo se compaginan el gozo y la cruz? Hay gozo si damos la vida, hay vida si damos
gozo para evitar que otros sufran... Dios nos ha invitado a sembrar con lágrimas y a
cosechar con alegría. Es la promesa del Salmo 126, 6 “v5 Los que siembran con
lágrimas cosechan entre cánticos. Al ir, va llorando, llevando la semilla; al volver, vuelve
cantando trayendo sus gavillas.”
Segundo compromiso:
El Creador en este pacto de Jordan ayuda a la criatura a cumplir los propósitos.
77
Esta ayuda tiene dos características:
Es la ayuda del Omnipotente, por lo tanto se supone que se trata de una ayuda eficaz y
que es fruto de la confianza en Dios: “Quien confía en el señor no será jamás confundido”
[eso lo repite mucho Jordan].
Es una ayuda con “mano fuerte” es decir exigente, corrigiendo si es necesario, llamando
la atención, como un maestro que disciplina a su alumno. Jordan no tiene miedo a la
corrección. Él mismo escribió en su Diario: “Francisco, reza insistentemente. ¡Francisco,
Francisco, Francisco! ¡Oh Francisco! ¡Dedica al menos siete horas diarias a la oración!
¡Haz caso y no dejes de hacerlo! Eres muy malo, Francisco. ¡Dedica siete horas diarias a
la oración! ¡Eres muy inconstante, Francisco! ¡Dedica siete horas a la oración! ¡Eres muy
perezoso, Francisco! Dedica 7 horas a la oración, y si no lo cumples, ponte una severa
penitencia”. 25 julio 1888.
Conclusión
Vemos pues que este pacto es como el resumen de toda la vida espiritual de Jordan, es
una inspiración para todo salvatoriano (hombre o mujer, religioso o laico) que se quiera
comprometer en la ardua labor de la salvación de muchos y de la transformación de este
mundo.
Como consta al inicio del pacto, sabemos que Jordan lo renovó en ocasiones importantes.
Sabemos también que lo tomó en serio y que lo pudo cumplir.
A nosotros nos pasará lo mismo con nuestro pacto, con nuestro compromiso como
salvatorianos si seguimos el mismo camino de Jordan: Un camino de profunda e íntima
relación con Dios, un camino de amor a nuestro prójimo, a la Iglesia y al mundo, un
camino de confianza inquebrantable en la divina providencia.
25 de Septiembre de 2001
78
Descargar