SE VA LA VIDA
Letra de Luis Mario (María Luisa Carnelli)
Música de Edgardo Donato
Compuesto en 1929
José Gobello: Conversando tangos. Buenos Aires: A. Peña Lillo Editor,
1976.
María Luisa Carnelli comenzó a escribir letras de tango en 1928. Ya
era entonces una escritora muy distinguida. En 1922 había publicado
Versos de Mujer; en 1924, Rama frágil. Aquel mismo año —1928— publicó
Poemas para la ventana del pobre. Pero me ha dicho María Luisa: “Como
la mayoría de los argentinos, yo tenía el tango en la sangre. Desde
muy niña sentí su sugestión. Mis hermanos mayores, tangueros de ley,
amontonaban discos y más discos que hacían girar en aquellos ya
históricos fonógrafos de corneta: El irresistible, La catrera,
Independencia, El cachafaz, Armenonville, Entrada prohibida... Algunos
no tenían letra; otros, sí. Las aprendí casi en secreto, pues mis
padres no aceptaban —justificadamente— cierto tipo de letrillas
desvergonzadas, la de Entrada prohibida, por ejemplo, o aquella de El
Choclo, la primera, la original, que comenzaba así: Cómo se manya
que esa mina que es del yiro... “.
Sin embargo, fue Enrique González Tuñón —que escribía para Crítica su
famosa serie de Tangos— quien la relacionó con lo que ha dado en
llamarse el ambiente. María Luisa escribió entonces los versos de su
primer tango, El malevo, dedicado a Carlos Raúl Muñoz y Pérez,
periodista y poeta que se firmaba Carlos de la Púa, a quien llamaban
El Malevo Muñoz y que trataba de hacerse llamar Carlos Muñoz del
Solar. La letra decía:
Sos
sin
sin
sin
un malevo sin lengue,
pinta ni compadrada,
melena recortada,
milonga y sin canyengue.
María Luisa firmó aquellos versos con el seudónimo Mario Castro. Julio
De Caro les puso música y los estrenó, con una orquesta de más de
veinte ejecutantes, en los bailes de carnaval realizados, en 1928, en
los teatros San Martín y Ópera. Aquel estreno fue un buen debut para
María Luisa; un debut que la estimuló a seguir escribiendo letras. Y
las escribió para Filiberto (Cuando llora la milonga, Linyera), para
Luis Teisseire (Luna roja), para Rafael Rossi (P’al cambalache), para
Ernesto Ponzio (Quiero papita), para Edgardo Donato... Precisamente,
para Donato escribió dos letras: la de Se va la vida y la de Cómo
me gusta. Se va la vida es de 1929 (para entonces, María Luisa había
adoptado el seudónimo Luis Mario). Fue el caballito de batalla de
Azucena Maizani. Magaldi dejó también una óptima grabación de esa
página:
Se va la vida,
se va y no vuelve.
Escuchá este consejo:
Si un bacán te promete acomodar,
entrá derecho viejo.
Es ésta la filosofía de Qué va cha ché: Dame puchero, guardate la
decencia. Qué va cha ché es tres años anterior a Se va la vida, pero
no creo en la influencia de Discépolo sobre la Carnelli, sino en una
coincidencia. Hacía casi tres lustros que el tango venía llorando a
moco tendido y había de producirse, naturalmente, la reacción contra
tanta lágrima. Discépolo reaccionó con Qué va cha ché y, sobré todo,
con Victoria. La Carnelli, con Se va la vida:
Decí pa que’ querés
llorar un amor
y morir talvez
de desesperanza...
Pero Discépolo llega a esa reacción llevado por su espíritu crítico,
por el oficio de fiscal de los sentimientos, propios y ajenos, que
desempeñó hasta el día de su muerte. La inspiración de la Carnelli
era, en cambio, de otro origen: le venía de las viejas letras de la
etapa cínica del tango, esa etapa que comenzó cuando el compadrito
aprendía el descansado oficio de rufián. El cinismo de Se va la vida y
el de la letra que María Luisa Carnelli escribió en 1933 para Quiero
papita, un viejo tango de lenocinio del Pibe Ernesto, entroncan con
aquella etapa del tango, con aquel tango adolescente y lujurioso, al
que deben perdonársele muchas cosas, como se les perdonan abitualmente
a los muchachos porque en ellos son naturales y simpáticas (1).
1. María Luisa escribió también una letra titulada Viejo taura a la
que debió ponerle música el Pibe Ernesto. Cuando el Pibe murió, en
1934, sólo había alcanzado a componer unos compases. Aquella letra
decía así:
Era de los tiempos viejos
y lo llamaban El Taura.
Guapo de funghi ladeao
y de melena aceitada,
caminaba haciendo cortes
por el barrio de Las Latas,
bien levantados los hombros
y bien visible la faca.
Las minusas nunca
le batieron cana,
porque sin cashotes
las apaciguaba;
tenía el empaque
de los chomas tauras
que amansan las donas
con sólo mirarlas.
Era de los tiempos viejos
conocido por El Taura;
tenía duro el pellejo
y siempre alerta la faca.
No cafiolaba a las minas,
vivía de la baraja,
sólo fayando la timba
actuaba de furca o lanza.
Se trenzó una vuelta
por una macana,
dicen que por naipes,
baten que por faldas,
la cuestión que al coso
le ensartó la daga
y once años de yuta
se comió en Ushuaia.
Fue estrenado por Azucena Maizani, quien lo utilizó durante algún
tiempo como caballito de batalla.
Se va la vida...
Se va y no vuelve...
Escuchá este consejo:
si un bacán te promete acomodar,
entrá derecho viejo.
Se va, pebeta...
¿Quién la detiene?
¡Si ni Dios la sujeta!
Lo mejor es vivirla y largar
las penas a rodar.
Yo quiero, muchacha,
que al fin mostrés la hilacha
y al mismo recuerdo
le des un golpe de hacha.
Decí, ¿pa qué querés
llorar un amor
y morir, tal vez,
de desesperanza?
No regués la flor
de un sueño infeliz
porque, a lo mejor,
la suerte te alcanza
si te decidís.
Se va la vida...
Se va y no vuelve...
Escuchá este consejo:
si un bacán te promete acomodar,
entrá derecho viejo.
Pasan los días,
pasan los años,
es fugaz la alegría...
¡No pensés en dolor ni en virtud!
¡Viví tu juventud!
Descargar

SE VA LA VIDA

EXAMEN DE DERECHO MERCANTIL Madrid, junio 2002 *Desarrolle las siguientes preguntas:

EXAMEN DE DERECHO MERCANTIL Madrid, junio 2002 *Desarrolle las siguientes preguntas:

Contratos mercantilesLetra de cambioDescuento bancarioEndoso pleno

El ayuntamiento de Castañal cuenta con 27500 personas inscritas en... personas no inscritas en ese registro. En el 2003 el...

El ayuntamiento de Castañal cuenta con 27500 personas inscritas en... personas no inscritas en ese registro. En el 2003 el...

Acto definitivo o de trámiteDerechoInstanciasLegislación españolaDecreto LegislativoDecreto leyRecurso de alzada

Tango y Carlos Gardel

Tango y Carlos Gardel

BiografíaMúsica contemporánea siglo XXRaíces musicales Argentina

DESARROLLO:

DESARROLLO:

InmigraciónLiteraturaEspectáculosTransportesEstructura familiarDécadas de 1920 y 1930ComercioIglesiaCulturaEmigraciónDemografíaDeportes