As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
CONFUSIÓN / Noción: Modo de extinguir las obligaciones / Imposibilidad de ejecución: Nadie
puede ser deudor de sí mismo.
La doctrina al respecto ha puntualizado que “la confusión es la reunión en una misma
persona de las calidades de acreedor y deudor de una sola obligación. Como nadie puede
ser deudor de si mismo, la obligación resulta imposible de ejecutar; de donde bien podría
pensarse que este modo de extinguir las obligaciones debería figurar al lado de las otras
formas de imposibilidad de ejecución. Pero, en cierto modo, la confusión se acerca al pago,
porque, o el acreedor primitivo ha obtenido una satisfacción y es en virtud de ella como deja
de serlo en beneficio del deudor, o dicho acreedor ha transferido a título gratuito del deudor,
el derecho correlativo a la obligación que éste tenía.(...)1
En ese orden de ideas puede afirmarse, como bien lo expresa la Doctrina que la inejecución
de esta obligación deriva del principio general de que nadie puede ser deudor de si mismo,
en tanto las relaciones jurídicas sustanciales de este tipo exigen la presencia de ambos
extremos en personas distintas, como presupuesto para acudir a la jurisdicción y con ello la
satisfacción de la obligación insoluta.
LEGITIMACIÓN EN LA CAUSA: Verificación oficiosa.
Si bien, la decisión de segunda instancia en general debe ceñirse a los argumentos expuestos
en el recurso impetrado, dicho imperativo procesal no opera en el rastreo de la legitimación
en la causa, porque esta constituye un exigencia de la sentencia, independiente de la
conducta procesal que asuman las partes, debiendo el Juez en ese caso, aún de oficio,
verificar si efectivamente los convocados en la relación jurídica procesal, corresponden a los
sujetos de la relación jurídica sustancial que dio origen a la obligación, como bien lo ha
señalado la jurisprudencia (…).
TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL DE NEIVA
SALA CIVIL FAMILIA LABORAL
SALA QUINTA DE DECISIÓN
M.P. Dr. EDGAR ROBLES RAMÍREZ
PROCESO:
EJECUTIVO COBRO DE COSTAS Y PERJUICIOS
DEMANDANTE:
EUCLIDES QUINTERO QUINTERO
DEMANDADOS:
JAQUELINE RAMÍREZ GUEVARA
RADICACIÓN:
41396-31-84-001-2010-00083-01
ASUNTO:
APELACIÓN DE SENTENCIA
PROCEDENCIA:
JUZGADO ÚNICO PROMISCUO DE LA PLATA
1
Teoría General de las Obligaciones Álvaro Pérez Vives Volumen III pag 417.
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
Neiva, catorce (14) de agosto de dos mil once (2011)
1. ASUNTO
Procede la Sala Quinta de Decisión Civil Familia Laboral del Tribunal
Superior del Distrito Judicial de Neiva, el recurso de apelación
interpuesto por la parte demandada contra la sentencia del 20 de
mayo de 2011, pronunciada por el Juzgado Único Promiscuo de la
Plata en el asunto de la referencia.
2. ANTECEDENTES
2.1.
DEMANDA
El aquí demandante presentó demanda ejecutiva en contra de la
señora JAQUELINE RAMÍREZ GUEVARA y su descendiente LAURA
GALEANO RAMÍREZ, con el fin de obtener el pago de las siguientes
sumas:
$10.908.333, por concepto de perjuicios ocasionados y reconocidos
mediante providencia de fecha 22 de septiembre de 2009 del Tribunal
Superior de Neiva – Sala Civil familia Laboral.
$656.666, por conceptos de perjuicios ocasionados y reconocidos
mediante providencia de fecha 22 de septiembre de 2009 del Tribunal
Superior de Neiva – Sala de Casación Civil familia Laboral.
$358.000, por conceptos de costas reconocidas en el primer tramite
incidental.
$489.0000, por concepto de segundo trámite incidental.
Además de los valores citados, el interés legal causado a la tasa del
6% anual, desde que cada una de las obligaciones se hizo exigible y
hasta cuando se verifique su pago.
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
2.2.
HECHOS
Que las aquí demandadas en el trámite del proceso de sucesión del
extinto JOSÉ GERSAIN GALEANO MEDINA, en dos ocasiones solicitaron
la medida cautelar de embargo y secuestro sobre el predio urbano
ubicado en la Cale 5 Nro 4-67 del municipio de la Plata, siendo en
ambas ocasiones levantadas las medidas, por orden de esta
Colegiatura, a solicitud del aquí ejecutante.
Indica que en ocasión de las anteriores decisiones, se iniciaron
incidentes de regulación de perjuicios, que terminaron con el
reconocimiento de sumas por ese concepto, al igual que por las
costas causadas.
2.3.
CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA
Del mandamiento de pago se notificó la parte ejecutada, quien
contestó en término la demanda proponiendo la excepción mérito
que denominó “CONFUSIÓN”, “FALTA DE LEGITIMACIÓN EN LA CAUSA
POR PASIVA” y la excepción de mérito innominada.
La primera excepción la fundamentó, en que el ejecutante en el
proceso de sucesión es cesionario de los derechos hereditarios de
MARÍA NATIVIDAD GALEANO COLMENARES, RUBY NERY GALEANO
PINZÓN, HAROLD GALEANO PINZÓN y YERSON ANDRÉS GALEANO
GARCÍA.
Que en tal condición EUCLIDES QUINTERO, pasa a ser deudor del
mismo, toda vez que, según la demandada, quien debe pagar el
dinero cobrado en este proceso ejecutivo es la sucesión ilíquida.
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
2.4.
SENTENCIA RECURRIDA
Mediante providencia fechada el 20 de mayo de 2011, el juez de
instancia declaró no probada la excepción de CONFUSIÓN y FALTA
DE LEGITIMIDAD EN LA CAUSA POR ACTIVA.
Como fundamento de su decisión indicó que la ejecución derivada
de las costas y perjuicios provenientes de una indebida solicitud y
práctica de medidas cautelares, no le podía ser imputable a la
sucesión sino a quien solicitó la medida, porque de lo contrario se
estaría afectando en igual forma el derecho de los demás herederos.
En cuanto a la CONFUSIÓN afirmó, que la misma no es procedente en
tanto este fenómeno jurídico exige que en la misma persona
concurran las calidades de acreedor y deudor y en este caso ello no
ocurrió.
2.5.
RECURSO
Frente a la decisión tomada, la parte demandada interpuso recurso
de apelación, indicando que de la prueba documental allegada al
proceso, se observa que el demandante es cesionario de los
herederos del causante, lo que lo convierte en acreedor y deudor a la
vez, y respecto de la excepción denominada falta de legitimación en
la causa, afirma que la demanda debió dirigirse en contra de la
sucesión y no en contra de la socia, ni de la menor heredera.
3. CONSIDERACIONES DE LA SALA
3.1 PROBLEMA JURÍDICO
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
Son dos los problemas jurídicos que acometen en esta oportunidad a
la Sala, siendo el primero de ellos ¿Sí la obligación objeto de
ejecución en el presente asunto, puede considerarse extinguida por el
modo confusión? Y ¿Sí la parte aquí demanda no debió ser vinculada
por ser ajena a la relación jurídico sustancial, que originó la obligación
que se ejecuta?
3.2 MARCO NORMATIVO DEL PROBLEMA JURÍDICO
Artículo 1724 del Código Civil, Cfr. Corte Suprema de Justicia Sala de
Casación Civil. Sentencia del 14 de octubre de 2010. M. P. William
Namén Vargas. Ref. 11001-3101-003-2001-00855-01.
3.3 RESPUESTA A LOS PROBLEMAS JURÍDICOS
La legislación civil colombiana, consagra diversas formas en que se
pueden extinguir las obligaciones, originadas en la relación jurídica
sustancial acreedor-deudor.
Como uno de los modos de extinción se encuentra la Confusión,
definido en el artículo 1724 y cuyo supuesto de hecho indica:
“Cuando concurran en un misma persona las calidades
de acreedor y deudor, se verifica de derecho una
confusión que extingue la deuda y produce iguales
efectos que el pago”
La doctrina al respecto ha puntualizado que “la confusión es la
reunión en una misma persona de las calidades de acreedor y deudor
de una sola obligación. Como nadie puede ser deudor de si mismo, la
obligación resulta imposible de ejecutar; de donde bien podría
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
pensarse que este modo de extinguir las obligaciones debería figurar
al lado de las otras formas de imposibilidad de ejecución. Pero, en
cierto modo, la confusión se acerca al pago, porque, o el acreedor
primitivo ha obtenido una satisfacción y es en virtud de ella como
deja de serlo en beneficio del deudor, o dicho acreedor ha
transferido a título gratuito del deudor, el derecho correlativo a la
obligación que éste tenía.(...)2
En ese orden de ideas puede afirmarse, como bien lo expresa la
Doctrina que la inejecución de esta obligación deriva del principio
general de que nadie puede ser deudor de si mismo, en tanto las
relaciones jurídicas sustanciales de este tipo exigen la presencia de
ambos extremos en personas distintas, como presupuesto para acudir
a la jurisdicción y con ello la satisfacción de la obligación insoluta.
Debiera considerarse en principio, como una de las situaciones en
que pudiere operar este modo de extinción, la que sugiere el
recurrente, ya que como bien lo afirma, el aquí demandante, quien
en principio goza de un crédito en su favor originado en el trámite de
la sucesión, al convertirse en cesionario asumiría en teoría su propia
obligación, lo que haría inejecutable la misma.
No obstante, dicha teoría resulta improcedente, en tanto como bien
lo afirma el a quo, la obligación aquí ejecutada no tiene como
extremo pasivo a la sucesión.
El argumento desestimatorio que asume esta Sala, predica que la
ejecución en esta ocasión tiene como título base, una providencia
judicial, escenario en donde se plantearon todas las discusiones
respecto de la existencia de la obligación, las partes que ostentarían
la calidad de acreedor y deudor y la fuente de la misma.
2
Teoría General de las Obligaciones Álvaro Pérez Vives Volumen III pag 417.
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
El Juez que declara la existencia del crédito, determinó que se
generaron obligaciones que tuvieron como fuente, unos perjuicios
causados con una errada actuación procesal por parte de
JAQUELINE RAMÍREZ GUEVARA a favor del señor EUCLIDES QUINTERO
QUINTERO, dichas decisiones se encuentran ejecutoriadas y gozan de
firmeza.
Mal podría este Tribunal ventilar asuntos cuyo debate procesal fue
agotado en el escenario procesal pertinente, ya que dicha actitud
contrariaría el principio de seguridad jurídica que inspiran las
decisiones judiciales ejecutoriadas.
Razón suficiente para negar la procedencia de la excepción de
perentoria planteada.
Respecto del segundo problema jurídico, la Sala considera y bajo la
misma línea argumentativa, que le asiste razón al recurrente en el
entendido, de que a este debate procesal no debió haberse
vinculado a la menor LAURA GALEANO RAMÍREZ, pero no bajo los
argumentos expuestos en su alzada, sino, bajo la razón de no poseer
la calidad de deudora en la relación jurídica sustancial fuente de la
obligación.
Si bien, la decisión de segunda instancia en general debe ceñirse a los
argumentos expuestos en el recurso impetrado, dicho imperativo
procesal no opera en el rastreo de la legitimación en la causa, porque
esta constituye un exigencia de la sentencia, independiente de la
conducta procesal que asuman las partes, debiendo el Juez en ese
caso, aún de oficio, verificar si efectivamente los convocados en la
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
relación jurídica procesal, corresponden a los sujetos de la relación
jurídica sustancial que dio origen a la obligación, como bien lo ha
señalado la jurisprudencia:
“La legitimación en la causa, o sea, el interés directo,
legítimo y actual del “titular de una determinada relación
jurídica o estado jurídico” (U. Rocco, Tratado de derecho
procesal civil, T. I, Parte general, 2ª reimpresión, TemisDepalma, Bogotá, Buenos Aires, 1983, pp. 360), tiene
sentado la reiterada jurisprudencia de la Sala, “es cuestión
propia del derecho sustancial y no del procesal, por cuanto
alude a la pretensión debatida en el litigio y no a los
requisitos indispensables para la integración y desarrollo
válido de éste” (Cas. Civ. sentencia de 14 de agosto de
1995 exp. 4268), en tanto, “según concepto de Chiovenda,
acogido por la Corte, la ‘legitimatio ad causam’ consiste en
la identidad de la persona del actor con la persona a la
cual la ley concede la acción (legitimación activa) y la
identidad de la persona del demandado con la persona
contra la cual es concedida la acción (legitimación pasiva).
(Instituciones de Derecho Procesal Civil, I, 185)” (CXXXVIII,
364/65), por lo cual, “el juzgador debe verificar la legitimatio
ad causam con independencia de la actividad de las
partes y sujetos procesales al constituir una exigencia de la
sentencia
estimatoria
o
desestimatoria,
según
quien
pretende y frente a quien se reclama el derecho sea o no
su titular” (Cas. Civ. sentencia de 1° de julio de 2008, [SC061-2008], exp. 11001-3103-033-2001-06291-01)”.3
3
Cfr. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA DE CASACIÓN CIVIL. Sentencia del 14 de octubre de
2010. M. P. William Namén Vargas. Ref. 11001-3101-003-2001-00855-01.
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
Así las cosas, la Sala encuentra que a la demandada LAURA
GALEANO RAMÍREZ, no le asiste la calidad de deudora, al no haber
sido así determinada en las providencias que dan origen a la
ejecución, tal como se infiere de la decisión de fecha 10 de julio de
2009 proferida pro el Juez Único Promiscuo de Familia de la Plata y la
decisión de fecha 22 de noviembre 2009 dictada por este Tribunal,
razón por la cual se revocará la decisión en lo que a este punto atañe
y se declarará parcialmente probada la excepción de falta de
legitimación en la causa por pasiva en favor de la menor LAURA
GALEANO RAMÍREZ, ordenándose continuar la ejecución en contra de
JAQUELINE RAMÍREZ GUEVARA
4. COSTAS
De conformidad con el artículo 392 numeral 9 del C. de P. Civil, no se
impondrá condena en costas por no aparecer causadas.
Sin más consideraciones, la Sala Civil Familia Laboral del Tribunal
Superior del Distrito Judicial de Neiva, administrando justicia en
nombre de la República y por autoridad de la Ley,
5. RESUELVE
PRIMERO: REVOCAR PARCIALMENTE el numeral primero de la parte
resolutiva de la sentencia apelada proferida por el Juzgado Único
Promiscuo de Familia de la Plata y en su lugar declárese probada la
excepción de FALTA DE LEGITIMACIÓN EN LA CAUSA POR PASIVA en
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
favor de la menor LAURA GALEANO RAMÍREZ, debiendo continuar la
ejecución únicamente en contra de JAQUELINE RAMÍREZ GUEVARA.
SEGUNDO: CONFIRMAR en el resto de partes la sentencia impugnada.
TERCERO: No condenar en costas en esta instancia.
NOTIFÍQUESE
ÉDGAR ROBLES RAMÍREZ
LUZ DARY ORTEGA ORTIZ
ALBERTO MEDINA TOVAR
COP__ TOMO __ FOLIO__SENTENCIAS CIVILES
As. Ejecutivo de Familia M.P. Edgar Robles Ramírez. Rad. 2010-00083-01
Descargar

2010-00083

LA RELACIÓN OBLIGATORIA OBLIGACIÓN −−−

LA RELACIÓN OBLIGATORIA OBLIGACIÓN −−−

ResponsabilidadDeudaObligaciónDerecho Civil Patrimonial español

Prenda con registro

Prenda con registro

Derecho Civil Patrimonial argentinoObligaciones y contratosClaúsulasPartes

Supuesto nº1: −

Supuesto nº1: −

DeudorTiposObligaciónDerecho civil

Derecho Procesal argentino

Derecho Procesal argentino

JurisdicciónAcciónCompetenciaNotificaciónConceptoCaracteres

Cumplimiento y extinción de la obligación

Cumplimiento y extinción de la obligación

El pagoSolvensPrestaciónDerecho civilRequisitos

Antecedentes históricos del Derecho

Antecedentes históricos del Derecho

ContratoObligacionesGlosarioStatus FamiliaDoloManusPatria potestad