MARCO LEGAL MEXICANO SOBRE ACCESO A LA INFORMACIÓN,
LA PARTICIPACIÓN PÚBLICA Y LA JUSTICIA
Leyes Analizadas
Ley
Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos
Ley Federal de Transparencia y Acceso a
la Información Pública Gubernamental
Ley General del Equilibrio Ecológico y
Protección al Ambiente
Ley Federal de Defensoría de Oficio
Ley Federal de Responsabilidades
Administrativas de los Servidores Públicos
Fecha de publicación en el Diario Oficial de
la Federación
5 de febrero de 1917, última reforma el 14 de
agosto de 2000
11 de junio de 2002
20 de enero de 1988, última reforma 7 de
diciembre de 2005
28 de mayo de 1998
13 de marzo de 2002, última reforma 26 de
diciembre de 2005
La legislación mexicana regula claramente a través de la Constitución Política del país el
derecho a un medio ambiente adecuado para el desarrollo y bienestar de cualquier
persona al asentar esta disposición en el artículo 4º de la carta magna, sentándose de esta
forma las bases y principios legales sobre los cuales se garantiza que el Estado velará por
cumplir con esta disposición. En estos términos, se señala claramente en el cuerpo de la
Constitución, que la Nación tendrá en todo tiempo el derecho de regular, en beneficio social, el
aprovechamiento de los elementos naturales, cuidar de su conservación, lograr el desarrollo
equilibrado del país y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y
urbana, dictándose las medidas necesarias para establecer adecuadas provisiones, usos,
reservas y destinos de tierras, aguas y bosques, a efecto de preservar y restaurar el equilibrio
ecológico al evitar la destrucción de los elementos naturales. A partir de éstas declaraciones,
se desprenden las leyes secundarias tanto federales como locales donde se hace una
reglamentación más específica de la materia.
La Constitución Política de México otorga garantías claras e incluyentes sobre derecho a
la información y derecho de petición a todos los individuos que se encuentren dentro del
territorio nacional, señalándose estos derechos explícitamente en el artículo 6º, mismo que
señala que el derecho a la información será garantizado por el Estado. Aún y cuando el
texto constitucional “no precisa lo que debe entenderse por ‘derecho a la información’, ni a
quién corresponde su titularidad, ni los medios legales que hará valer el Estado para hacerlo
respetar”1, mediante la publicación y entrada en vigor de la Ley Federal de Transparencia y
Acceso a la Información Pública Gubernamental, se logró clarificar estas cuestiones, ya que
esta Ley establece los procedimientos, mecanismos y definiciones necesarias para garantizar
que toda persona tenga libre acceso a la información en posesión del gobierno federal.
Asimismo este derecho se ve complementado por la garantía al derecho de petición,
consagrada en el artículo 8vo de la Constitución, mismo que señala la obligación que tiene
cualquier funcionario público de respetar el derecho de petición que goza cualquier persona
siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa, señalándose como
1
Dictamen de las Comisiones Unidas de Estudios Legislativas y Primera de Puntos Constitucionales, las cuales revisaron la
Iniciativa de Reforma enviada por el Presidente de la República en octubre de 1977. Comisión Federal Electoral, Reforma Política,
México, tomo I, 1978, p. 46.
1
única limitante sobre este derecho que en materia política sólo podrán hacer uso de ese
derecho los ciudadanos de la República. El mecanismo que garantiza el cumplimiento de la
obligación de los funcionarios públicos es que toda petición deberá recaer un acuerdo escrito
de la autoridad a quien se haya dirigido, la cual tiene obligación de hacerlo conocer en breve
término al peticionario.
Respecto de la garantía al derecho de participación publica directa en la toma de
decisiones del gobierno, en la legislación mexicana no se contempla expresamente este
derecho, sino que se intuye de diversas garantías y derechos, tales como la garantía al
derecho de petición, mediante el cual, cualquier individuo puede hacer llegar propuestas,
quejas, opiniones, etc., a los distintos poderes, mismos que deberán contestar respetando este
derecho, sobre las cuestiones que los individuos hagan llegar. Asimismo, en la constitución se
garantiza el derecho de asociación que tenga por objeto hacer una petición o presentar
una protesta por algún acto de autoridad, la única limitante señalada es que solamente los
ciudadanos de la República podrán hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del país.
Por último la Constitución también garantiza como prerrogativas de cualquier ciudadano
Asociarse individual y libremente para tomar parte en forma pacífica en los asuntos políticos del
país, así como Ejercer en toda clase de negocios el derecho de petición, que si bien de una
forma implícita no implica se garantice el derecho de una participación publica directa en la
toma de decisiones gubernamentales, si se garantiza el derecho de los ciudadanos para
externar opiniones, propuestas, etc. en la toma de decisiones gubernamentales.
Las garantías constitucionales al derecho de acceso a la justicia, en la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos resultan claras e incluyentes, ya que este
derecho se consagra explícitamente en el artículo 17, mismo que señala que toda persona
tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para
impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera
pronta, completa e imparcial. La doctrina considera que este artículo establece la garantía a la
jurisdicción del Estado el cual se encuentra obligado a establecer tribunales respectivos y a
procurar los medios necesarios para su buen funcionamiento, en los términos que señala la
propia Constitución2 Asimismo en el artículo 14 de la constitución segundo párrafo se garantiza
que nadie podrá ser privado de sus derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales
previamente establecidos, en el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento
y conforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho.
La garantía sobre libertad de expresión, resulta trascendental para cualquier Estado moderno
en la actualidad, pues resulta signo distintivo de toda democracia moderna En nuestro sistema
jurídico, encontramos disposición expresa que señala que “la manifestación de las ideas no
será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la
moral, los derechos de tercero, provoque algún delito o perturbe el orden público”, de esta
forma la libertad de expresión se encuentra garantizada por el artículo 6º de la
Constitución General. Asimismo, encontramos que s inviolable la libertad de escribir y
publicar escritos sobre cualquier materia en México. Ninguna ley ni autoridad puede establecer
la previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta,
que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública, derecho
regulado por el artículo 7º de la Constitución. De esta forma el Estado Mexicano asegura una
sana discusión pública al permitir que los medios puedan denunciar cualquier tipo de
situaciones, y lograr que información trascendental pueda llegar a manos de los ciudadanos
Fix Fierro, Héctor, “Comentario al artículo 17 Constitucional”, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos comentada,
14ª edición, México, Porrúa, UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 1999, t 1 pp 191-201.
2
2
El Estado Mexicano asegura la libertad de asociación, al estar este derecho claramente
garantizado en la Constitución Política del país, bajo dos aspectos. Por una parte se
encuentra el derecho que tienen las personas de asociarse o reunirse pacíficamente con
cualquier objeto lícito estableciendo como única limitante a este derecho el que solamente los
ciudadanos de la República podrán hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del país.
Por otra parte, este derecho también garantiza a las personas el derecho de reunirse en
asamblea o reunión que tenga por objeto hacer una petición o presentar una protesta
por algún acto a una autoridad, si no se profieren injurias contra ésta, ni se hiciere uso de
violencias o amenazas para intimidarla u obligarla a resolver en el sentido que se desee. De
esta forma se puede establecer que, cuando no se vulneren o se atente en contra del Estado
en forma injuriosa o violenta, el estado en todo momento debe abstenerse de disolver cualquier
asociación.
Si bien el artículo 6º de la Constitución garantiza el acceso a la información, es mediante la Ley
Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental (LFTAIPG),
publicada el 11 de junio de 2002 en el Diario Oficial de la Federación, que se otorga una
Ley para garantizar esta obligación. Esta Ley tiene como finalidad proveer lo necesario para
garantizar el acceso de toda persona (incluyendo a menores de edad y extranjeros) a la
información de la gestión pública en posesión de los poderes de la unión y cualquier otra
entidad federal.3 Este ordenamiento legal aborda el derecho de acceso a la información a
través de dos vías: la difusión de información, como una obligación del Estado de brindar
información como derecho subjetivo de cualquier particular.
En cuanto a la difusión, la LFTAIPG establece las llamadas obligaciones de transparencia
indicando que la administración pública federal debe poner a disposición del público, a través
de medios remotos o locales de comunicación electrónica4, la información de mayor relevancia
y que es más solicitada comúnmente5. Además, las dependencias deben hacer públicas, por lo
menos con 20 días de anticipación a la fecha en que se pretenden publicar o someter a firma
del titular del Ejecutivo Federal, las disposiciones administrativas generales y los anteproyectos
de leyes6.
Dentro de la legislación mexicana no se encontró una ley que proteja a los empleados
gubernamentales que revelen información al público para exponer practicas de
corrupción en acciones gubernamentales o para proteger el interés público, sin embargo, en el
marco de la legislación mexicana, se creo la Secretaría de la Función Pública, cuya misión
radica en abatir los niveles de corrupción en el país y dar absoluta transparencia a la gestión y
el desempeño de las instituciones y los servidores públicos de la Administración Pública
Federal, logrando que la sociedad tenga confianza y credibilidad en la Administración Pública
Federal mediante una serie de objetivos claros como lo son la prevención y abatimiento de
prácticas de corrupción e impunidad, e impulsar la mejora de la calidad en la gestión pública,
controlar y detectar prácticas de corrupción, sancionar las prácticas de corrupción e impunidad
y dar transparencia a la gestión pública y lograr la participación de la sociedad. Si bien no
existe una Ley que proteja a los funcionarios públicos que denuncien practicas de corrupción, la
3
Artículo 1° LFTAIPG
Artículo 9° LFTAIPG
5
Estructura orgánica; facultades, metas y objetivos de cada unidad administrativa; directorio de servidores públicos; los salarios
mensuales; el domicilio de la unidad de enlace y la dirección electrónica; los servicios que ofrecen así como los tramites, requisitos
y formatos; presupuesto asignado; resultados de auditorias; concesiones, permisos o autorizaciones otorgados; contrataciones y
adquisiciones; marco normativo aplicable; mecanismos de participación ciudadana; y aquella información que los sujetos obligados
consideren que responde a las preguntas hechas mas frecuentemente por el publico o cualquier otro dato que le sea útil.
6
Artículo 11 de la LFTAIPG
4
3
Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, contempla en el
Artículo 8vo, en las fracciones VII y XVIII, la obligación de los servidores públicos de comunicar
por escrito al titular de la dependencia o entidad en la que preste sus servicios, las dudas
fundadas que le suscite la procedencia de las órdenes que reciba y que pudiesen implicar
violaciones a la Ley o a cualquier otra disposición jurídica o administrativa, a efecto de que el
titular dicte las medidas que en derecho procedan, las cuales deberán ser notificadas al
servidor público que emitió la orden y al interesado; así como Denunciar por escrito ante la
Secretaría o la contraloría interna, los actos u omisiones que en ejercicio de sus funciones
llegare a advertir respecto de cualquier servidor público que pueda constituir responsabilidad
administrativa en los términos de la Ley y demás disposiciones aplicables; de esta forma la
denuncia que haga sobre otros servidores públicos la conocerán tanto el titular de la
Dependencia en donde desarrolle su actividad el sujeto involucrado como la Contraloría
interna, mismas que resultan órganos independientes de la dependencia que vigilan, al estar
coordinadas por una Secretaría especializada en la materia.
Para garantizar el derecho de todo individuo a disponer de información ambiental, la Ley
General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente establece un procedimiento
administrativo para solicitar la información7; sin embargo, a partir de la publicación de la
LFTAIPG, en 2002, la situación cambió, pues es la LFTAIPG la que regula el procedimiento
de acceso a la información. De hecho, la LFTAIPG obliga a la Semarnat (como a todas las
demás dependencias gubernamentales) a instrumentar una Unidad de Enlace, misma que
auxiliará a los particulares para el correcto trámite de solicitud de información8.La LGEEPA
claramente especifica la competencia tanto Federal como Estatal y Municipal en la conducción
de la política en materia de información y difusión ambiental9. Asimismo, en su artículo 159 Bis
3 señala que se considera información ambiental, cualquier información escrita, visual o en
forma de base de datos, de que dispongan las autoridades ambientales en materia de agua,
aire, suelo, flora, fauna y recursos naturales en general, así como sobre las actividades o
medidas que les afectan o puedan afectarlos
Así, la LGEEPA aborda el derecho a la información dentro de su capitulo titulado “Derecho a
la Información Ambiental” a través de dos vías: la difusión de información ambiental, como
una obligación de “dar” del Estado y, el derecho de acceso a la información en poder de
la autoridad administrativa, como derecho subjetivo de cualquier particular. En el ámbito de la
difusión de información ambiental, la Ley impone a la autoridad ambiental, en este caso a la
Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), sus organismos
desconcentrados10, así como a los Estados, los Municipios y el Distrito Federal11, el deber de
hacer pública la información oficial en su poder. En este sentido la LGEEPA prevé tres
instrumentos principales: el desarrollo de un Sistema Nacional de Información Ambiental y de
Recursos Naturales12; la publicación bianual de un Informe detallado de la Situación General
del Medio Ambiente13 y la publicación de la Gaceta Ecológica.14
7
Artículo 159 Bis 3 de la LGEEPA
Artículo 40 LFTAIPG
9
Artículo 5, 7, 8 y recién reformado 159 BIS de la LGEEPA. (DOF 31 de Diciembre del 2001)
10
El Reglamento Interior de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, publicado en el Diario Oficial de la Federación
el 4 de Junio del 2001, considera como órganos desconcentrados de la secretaría a: La Comisión Nacional del Agua; El Instituto
Mexicano de la Tecnología del Agua; el INE, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Comisión Nacional de Áreas
Naturales Protegidas.
11
Con la reciente reforma a la LGEEPA del 31 de diciembre del 2001, no solo la Secretaría tiene por obligación de participar en la
integración del Sistema Nacional de Información Ambiental y de Recursos Naturales, sino los Estados, Municipios y el D.F.
12
Artículo 159 Bis de la LGEEPA
13
Artículo 159 Bis 1 de la LGEEPA
14
Artículo 159 Bis 2 de la LGEEPA
8
4
La Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental
(LFTAIPG) contempla claramente los límites y definiciones de las causas de excepción
para acceder a la información, integrando estas limitantes en dos supuestos:
a) Información Reservada. Aquella que pueda comprometer la seguridad nacional, la
seguridad pública o la defensa nacional; menoscabar la conducción de las
negociaciones o bien, de las relaciones internacionales; dañar la estabilidad financiera,
económica o monetaria del país; poner en riesgo la vida, la seguridad o la salud de
cualquier persona, o causar un serio perjuicio a las actividades de verificación del
cumplimiento de las leyes, prevención o persecución de los delitos; la que por
disposición expresa de una Ley sea considerada confidencial; los secretos comercial,
industrial, fiscal, bancario; las averiguaciones previas; así como los expedientes
judiciales en tanto no hayan finalizado el proceso15. Se ha determinado que al concluir
el periodo de reserva (12 años) o las causas que hayan dado origen a la reserva de la
información, ésta podrá ser pública, o reclasificarse, cuando sea el caso. Además, no
podrá invocarse el carácter de reservado cuando se trate de la investigación de
violaciones graves de derechos fundamentales o delitos de lesa humanidad16.
b) Información Confidencial. En aquellos casos en que los particulares entregan
documentación a las autoridades federales, indicando aquellos que contengan
información confidencial, reservada o comercial reservada, siempre que tengan el
derecho de hacerlo de acuerdo con legislación mexicana; y los datos personales que
requieran el consentimiento de los individuos para su difusión o comercialización17.
La Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente establece dentro de su
Título Quinto un Capítulo especial que regula los aspectos de la Participación Social en la
toma de decisiones, siendo el propio Gobierno Federal quien deberá promover la participación
corresponsable de la sociedad en la planeación, ejecución, evaluación y vigilancia de la política
ambiental y de recursos naturales.18. En este marco, la Secretaría del Medio Ambiente y
Recursos Naturales, será la encargada de convocar a las organizaciones obreras,
empresariales, de campesinos y productores agropecuarios, pesqueros y forestales,
comunidades agrarias, pueblos indígenas, instituciones educativas, organizaciones sociales y
privadas no lucrativas y demás personas interesadas para que manifiesten su opinión y
propuestas; concertará acciones e inversiones con los sectores social y privado y con
instituciones académicas, grupos y organizaciones sociales, pueblos indígenas y demás
personas físicas y morales interesadas, para la preservación y restauración del equilibrio
ecológico y la protección al ambiente19. El mecanismo mediante el cual se garantiza la
participación pública es mediante la integración por parte de la Secretaría de órganos de
consulta en los que participen entidades y dependencias de la administración pública,
instituciones académicas y organizaciones sociales y empresariales. Dichos órganos tendrán
funciones de asesoría, evaluación y seguimiento en materia de política ambiental y podrán
emitir las opiniones y observaciones que estimen pertinentes. Su organización y
funcionamiento se sujetará a los acuerdos que para el efecto expida la Secretaría. Cuando la
Secretaría deba resolver un asunto sobre el cual los órganos a que se refiere el párrafo anterior
hubiesen emitido una opinión, la misma deberá expresar las causas de aceptación o rechazo
de dicha opinión20, asegurando de esta forma una debida fundamentación de las decisiones de
la propia Secretaría.
15
Artículo 13 LFTAIPG
Artículo 14 LFTAIPG
Artículo 18 y 19 LFTAIPG
18
Art. 157 de la LGEEPA
19
Art. 158 de la LGEEPA
20
Art. 159 de la LGEEPA
16
17
5
El sistema jurídico Mexicano, establece como limitante de actuación a las autoridades el
principio de literalidad de las leyes, principio que se traduce en que en el ejercicio y desempeño
de su encargo, las autoridades deberán en todo momento apegarse a lo que expresamente las
leyes les confieren como campo de actuación, ya que únicamente podrán estar facultados a lo
que la leyes indiquen. En este tenor, para la toma de decisiones, la ley es muy específica sobre
la actuación de los servidores públicos enumerando una a una las facultades mediante las
cuales deberán ejercer su mando. Así, tenemos que las autoridades ambientales rigen su
actuación conforme lo señala el artículo 32 Bis de la Ley Orgánica de la Administración Pública
Federal, así como en el Reglamento Interior de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos
Naturales. De esta forma, la legislación establece claramente en el campo de actuación de
cada autoridad, las facultades con las que cuenta, así como el poder para tomar
decisiones, ya sea que para esta toma de decisiones incluyan a la opinión pública o realicen
una toma de decisiones de tipo “puerta cerrada”, dependiendo lo que señale expresamente la
ley y teniendo como limitante general el que no puedan exceder mas allá lo que esta le
indique, pues de lo contrario incurrirían en responsabilidad.
A diferencia de otras leyes, en México se aprobó la Ley Federal De Fomento a las
Actividades Realizadas por Organizaciones de la Sociedad Civil como producto de una
iniciativa ciudadana. La Ley es de orden público, y reconoce legalmente las actividades de
las Organizaciones de la Sociedad Civil como de interés público y les garantiza su derecho a
participar en el diseño de políticas públicas y de acceder a los apoyos y estímulos que otorga el
Gobierno Federal para facilitar y fortalecer el desarrollo de sus actividades. En la Ley se
establece como un derecho el que las OSC tomen la decisión de acogerse o no a los beneficios
de la misma. A pesar de que en la Ley no se define que se entiende por OSC ni hace
referencia al tipo de figuras jurídicas, se señala que una OSC debe estar legalmente
constituida, no tener fines de lucro, no realizar ningún tipo de proselitismo partidista, políticoelectoral o religioso y tener implícito en su objeto social que realizan al menos una de las
actividades objeto de fomento señaladas en el artículo 5 de la Ley. En el artículo 6 de la Ley se
estipulan los derechos de las OSC que cuentan con CLUNI, entre los que destacan el
conformar instancias de participación y consulta, participar en mecanismos de contraloría
social, coadyuvar con las autoridades competentes en la prestación de servicios públicos y
participar en la planeación, ejecución y seguimiento de las políticas, programas, proyectos y
procesos que realicen las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.
Mediante la creación de un Consejo Técnico Consultivo (CTC), que está integrado por
representantes propietarios y sus respectivos suplentes de los siguientes sectores: 9 de
Organizaciones de la Sociedad Civil, 4 del sector académico, profesional, científico y cultural y
2 del poder legislativo (uno por cámara), es que las Organizaciones cuentan con un órgano de
participación directa, mediante el cual coadyuvan a la aplicación de la Ley y también participan
con propuestas que permitan mejorar la gestión gubernamental orientada al fomento de sus
actividades. Así, este Consejo Técnico Consultivo tiene entre sus atribuciones el analizar
políticas, programas y acciones de fomento, impulsar la participación ciudadana y de otras
Organizaciones de la Sociedad Civil en el seguimiento, operación y evaluación de estas
políticas y programas, así como opinar y recomendar acerca de la administración, dirección y
operación del Registro.
Como ya se ha tratado anteriormente, en el Sistema Jurídico Mexicano, todos las personas
gozan de la garantía de el derecho de acceso a la justicia, mediante el cual toda persona tiene
derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en
los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta,
completa e imparcial. Si bien, cualquier persona puede acudir a solicitar la justicia de los
6
tribunales, deberá de acreditarse antes que todo un interés jurídico real que recaiga
sobre el asunto en que se actúe y la persona que promueve la acción. De esta forma se ha
pronunciado la Corte al señalar que, el interés jurídico del promovente, debe sustentarse en un
derecho objetivo reconocido por la ley y tratándose de una controversia judicial del orden
común, la autoridad judicial, de acuerdo con las normas aplicables al caso, decidirá si a alguna
de las partes le asiste o no un derecho subjetivamente tutelado por la ley de la materia
aplicable21. De esta manera se asegura la capacidad a cualquier persona a solicitar justicia en
los tribunales, siempre y cuando acrediten previamente la existencia de un derecho lesionado
reconocido por la ley.
“En los Estados Unidos Mexicanos no se concederán títulos de nobleza, ni prerrogativas y
honores hereditarios, ni se dará efecto alguno a los otorgados por cualquier otro país22”. Bajo el
amparo de esta garantía consagrada en la Constitución, ningún individuo gozará de
prerrogativas como lo es la inmunidad. Únicamente la misma Constitución, otorga a ciertos
funcionarios públicos inmunidad conocida como fuero constitucional como al Presidente
de la República, Gobernadores, Diputados federales y locales, Senadores, Ministros de la
Suprema Corte, etc., establecida en el Titulo Cuarto, relativa a la Responsabilidad de los
Servidores Públicos y Patrimonial del Estado, señalando de igual forma los mecanismos para
desaforar a alguno de estos funcionarios públicos para que haga frente en las cortes a las
situaciones que hayan generado el juicio político de desafuero en su contra.
En el ámbito de aplicación de las leyes ambientales en México, encontramos que en la Ley
General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente se garantiza la posibilidad para
que toda persona, grupos sociales, organizaciones no gubernamentales, asociaciones y
sociedades, puedan denunciar todo hecho, acto u omisión que produzca o pueda
producir desequilibrio ecológico o daños al ambiente o a los recursos naturales ante la
Procuraduría Federal de Protección al Ambiente23, órgano descentralizado de la SEMARNAT,
quien se encargará de investigar los hechos denunciados, ya que esta dependencia tiene como
tarea principal incrementar los niveles de observancia de la normatividad ambiental, a fin de
contribuir al desarrollo sustentable y hacer cumplir las leyes en materia ambiental. Esta
denuncia popular podrá ejercitarse por cualquier persona, bastando que se presente por escrito
y contenga el nombre o razón social, domicilio, teléfono si lo tiene, del denunciante y, en su
caso, de su representante legal; los actos, hechos u omisiones denunciados; los datos que
permitan identificar al presunto infractor o localizar la fuente contaminante, y las pruebas que
en su caso ofrezca el denunciante24.
Actualmente en México se ha logrado un entorno adecuado respecto al registro y operación
de las Organizaciones de la Sociedad Civil, al establecer reglas claras y accesibles para
todas las OSC que estén interesadas en participar en programas sociales o acciones que
realiza el Gobierno Federal, estableciéndose las principales reglas respecto al registro y
procedimientos en la Ley Federal De Fomento a las Actividades Realizadas por Organizaciones
de la Sociedad Civil. En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) se señalan los
presupuestos destinados a cada Ramo y establece las respectivas partidas presupuestales
para cada organismo sectorizado, desconcentrado y descentralizado que opera programas
sociales. También se estipula que cada programa deberá publicar Reglas de Operación y
21
Tesis Aislada, Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, XX, Septiembre de 2004, Página: 1790, Tesis: II.2o.C.94 K
22
Art. 12 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
23
Art. 189 de la LGEEPA
24
Art. 190 de la LGEEPA
7
Lineamientos Específicos. En el marco del artículo 12 de la Ley Federal de Fomento, se
establece que la Secretaría de Desarrollo Social es la encargada de coordinar a las
dependencias y entidades que realizan acciones de fomento, sin perjuicio de las atribuciones
que las demás leyes otorguen a otras autoridades. De igual manera, la Secretaría encargó esta
responsabilidad al Instituto Nacional de Desarrollo Social. Con el propósito de facilitar esta
coordinación, la SEDESOL solicitó a todas las dependencias y entidades que tienen programas
o acciones de fomento dirigidas a las OSC, la acreditación de dos servidores públicos como
responsables de coordinación. En el marco de la coordinación, el INDESOL ha solicitado a las
dependencias y entidades información sobre su oferta gubernamental dirigida a las OSC. Esta
información se concentra en el Portal de Acciones de Fomento de la Administración Pública
Federal para las Organizaciones de la Sociedad Civil, cuya dirección es
www.corresponsabilidad.gob.mx, sitio en el que las OSC debidamente registradas, pueden
consultar y participar en las convocatorias vigentes. En ningún caso, los programas,
modalidades o acciones de fomento dirigidas a las OSC tienen costo alguno. Los recursos
financieros que se entregan a las organizaciones con CLUNI son subsidios (transferencia de
recursos), por lo que las organizaciones no tienen el compromiso de devolverlo. Se considera
que estos recursos son “de inversión social”. Sin embargo, las OSC que reciben recursos
públicos tienen la obligación de informar sobre el uso de los mismos, de acuerdo a la
normatividad del programa que le otorgó el apoyo.
La Ley Federal De Fomento a las Actividades Realizadas por Organizaciones de la Sociedad
Civil garantiza a las OSC con CLUNI los derechos consignados en el artículo 6. Una de las
fortalezas de la Ley Federal de Fomento es que promueve el asociacionismo o el trabajo de las
OSC en redes por ámbito de acción. En este sentido, el propósito es que entre ellas generen
las sinergias necesarias y busquen la vinculación con otros actores del desarrollo, tales como el
sector académico y privado para potenciar el impacto del trabajo conjunto en la promoción del
desarrollo social y regional, así como de atención a los grupos marginados, vulnerables y con
desventajas sociales. Asimismo, la Ley Federal de Fomento promueve mayores espacios de
interlocución entre el sector civil organizado y el gobierno federal, fomenta mayor coordinación
entre las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, favoreciendo la
homologación de criterios normativos en la gestión que realizan las OSC, promueve la
simplificación administrativa de los trámites, favorece la transparencia y la rendición de
cuentas, tanto de la Administración Publica Federa como de las Organizaciones de la Sociedad
Civil, ente otros. Desde los programas gubernamentales federales, las OSC tienen algunas
alternativas para tomar la voz y expresar sus planteamientos. Tal es el caso del Instituto
Mexicano de la Radio (IMER), organismo público, que cada año promueve “La Radio de los
Ciudadanos”, programa en el que un número determinado de OSC cuentan con espacios para
exponer temas de interés para el sector apoyando de esta forma la libertad de expresión de
organizaciones en los medios de comunicación.
En el artículo 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se garantiza
el acceso a defensoría gratuita, así como asesoría legal a las partes en los procedimientos
de tipo penal. Asimismo, el estado mexicano garantiza la provisión de ayuda legal gratuita a
través de la Defensoría de Oficio. A nivel federal esta ayuda se garantiza a través del Instituto
de Defensoría de Oficio Federal como órgano del Poder Judicial de la Federación, organismo
que tiene por objeto regular la prestación del servicio de defensoría pública en asuntos del
fuero federal, a fin de garantizar el derecho a la defensa en materia penal y el acceso a la
justicia mediante la orientación, asesoría y representación jurídica en los términos que la misma
establece. Sus disposiciones son de orden público y de aplicación en todo el territorio
8
nacional25. Este servicio de defensoría pública será gratuito26. Entre los servicios que se
otorgan mediante la defensoría pública encontramos Defensores públicos, en los asuntos del
orden penal federal, desde la averiguación previa hasta la ejecución de las penas, y Asesores
jurídicos, en asuntos de orden no penal, salvo los expresamente otorgados por la Ley a otras
instituciones. Asimismo las legislaturas locales de los Estados se encargan de expedir leyes
que regulen la actividad de la Defensoría de Oficio en asuntos del fuero local, con lo que se
garantiza a cualquier persona el acceso a la asistencia legal gratuita.
25
26
Art. 1 de la Ley Federal de Defensoría de Oficio
Art. 2 de la Ley Federal de Defensoría de Oficio
9
Descargar

La legislación mexicana regula claramente a través de la