A C U E R D O
En la ciudad de La Plata, a 24 de octubre de
2012,
habiéndose
dispuesto
en
el
establecido,
Acuerdo
de
2078,
que
conformidad
deberá
con
observarse
lo
el
siguiente orden de votación: doctores Pettigiani, Hitters,
Kogan, Soria, se reúnen los señores jueces de la Suprema
Corte
de
Justicia
en
acuerdo
ordinario
para
pronunciar
sentencia definitiva en la causa L. 94.466, "Torres, Oscar
A. contra Sauler S.A. Accidente".
A N T E C E D E N T E S
El Tribunal del Trabajo nº 6 del Departamento
Judicial San Isidro, con asiento en dicha ciudad (v. fs.
217 y vta.), hizo lugar a la acción instaurada, con costas
a cargo de la demandada y citada en garantía (fs. 290/300).
Asimismo, declaró la constitucionalidad de la ley 24.432,
sin costas (fs. 471/474 vta.).
La parte actora y su letrado por derecho propio,
dedujeron recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley
(fs. 495/518), el que fue concedido a fs. 520/521 vta. (ver
también fs. 547 vta. y 552).
Dictada
a
fs.
566
la
providencia
de
autos
y
hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la
Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente
C U E S T I Ó N
¿Es
fundado
el
recurso
extraordinario
de
inaplicabilidad de ley?
V O T A C I Ó N
A la cuestión planteada, el señor Juez doctor
Pettigiani dijo:
I. Con sustento en las conclusiones establecidas
por mayoría en el precedente de esta Corte individualizado
como
L.
77.914,
interviniente
"Zuccoli"
declaró
la
(v.
fs.
472),
constitucionalidad
el
de
tribunal
la
ley
24.432 y limitó la responsabilidad de los condenados en
estas actuaciones por los honorarios correspondientes a la
parte actora y a los peritos intervinientes, hasta el 25 %
del importe de la condena (fs. 471/474 vta.).
II. Contra dicho pronunciamiento la parte actora
y su letrado -por derecho propio- interpusieron recurso
extraordinario
de
inaplicabilidad
reprochan
el
tribunal
que
pronunciado
acerca
del
de
planteo
de
ley,
en
el
grado
sólo
se
hubiera
de
que
inconstitucionalidad
basado en la vulneración del sistema federal de gobierno,
prescindiendo de los demás cuestionamientos formulados por
su parte a fs. 351/353 vta. (fs. 500 vta.).
1.
El
pronunciamiento
de
origen
-según
los
impugnantes- vulnera el art. 3 del Código Civil y 17 de la
Constitución nacional, en tanto no limita o discrimina si
en el prorrateo de los honorarios el a quo incluyó aquéllos
devengados con anterioridad a la sanción de la ley 24.432
(fs. 502 y siguientes). En esa línea, y luego de efectuar
diversas liquidaciones (fs. 502 vta./503 vta.), afirman -en
sustancia- que el tribunal de grado aplicó retroactivamente
la ley citada (fs. 504), lo que constituye un equívoco a la
luz de diversos precedentes de la Corte Suprema de Justicia
de la Nación (v. fs. 505 vta./506) y opiniones doctrinarias
que citan en su apoyo (fs. 507/508), destacando -a tal finque la norma en cuestión no tiene carácter de orden público
(fs. 506 vta.), ni consagra en su texto previsión alguna
relativa a su entrada en vigencia o su aplicabilidad a los
juicios en trámite (fs. 506).
arts.
1,
2.
Denuncian
5,
75 inc.
los
12,
recurrentes
121 y
123
violación
de
la
de
los
Constitución
nacional y vulneración del sistema federal de gobierno (fs.
508 vta.). Sobre el particular, esgrimen que la actuación
de los profesionales liberales (abogados y peritos) que se
desempeñan como auxiliares de la justicia tiene naturaleza
procesal, y siendo así "la competencia de su regulación es
estrictamente provincial" (fs. 509 vta.). Sobre tal base,
reprochan que el Gobierno nacional intente, por conducto de
los arts. 1, 8 (que modifican, respectivamente, a los arts.
505, 521 del Código Civil y 277 de la L.C.T.), 13, 14 y 15
de
la
ley
24.432,
legislar
sobre
cuestiones
corresponden a la órbita provincial (v. fs. 510/511).
3. Asimismo, aducen:
que
a.
nacional
y
Infracción
vulneración
del
de
art.
las
18
de
la
garantías
Constitución
de
defensa
en
juicio y del debido proceso (fs. 511).
b. Invocan afectación del derecho de propiedad
del trabajador y su letrado (art. 17 de la Constitución
nacional; fs. 513).
c.
Imputan
vulneración
de
los
arts.
16
de
la
Constitución nacional y 1 de la ley 23.592 (fs. 514 vta.).
d. En otro orden alegan afectación de la defensa
en juicio del Fisco provincial, de las Cajas profesionales
y del derecho a la jubilación digna (art. 14 bis de la
Constitución
nacional;
fs.
517
vta.).
También,
aducen
violación del art. 163 inc. "b" del Código Procesal Civil y
Comercial, (toda vez que Sauler S.A. no solicitó el aludido
prorrateo)
y
del
art.
155
del
Código
Procesal
Civil
y
Comercial, en tanto la decisión del a quo quebranta el
principio de preclusión que surge de la perentoriedad de
los plazos judiciales (fs. 518). Finalmente, refieren que
ambas condenadas han renunciado al derecho al prorrateo: la
citada en garantía, desde que no lo peticionó dentro de los
cinco
días
de
notificada
la
sentencia,
y
la
demandada,
porque nunca lo articuló (conf. arts. 872 y 873 del Código
Civil; fs. 518).
III. El recurso prospera de modo parcial.
1.
Tal
como
se
desprende
del
relato
de
antecedentes,
parte
actora
la
y
pretensión
su
impugnativa
letrado
deducida
apoderado
se
por
la
orienta
a
descalificar la declaración de constitucionalidad de la ley
24.432,
y
la
consecuente
aplicación
del
límite
en
la
responsabilidad en el pago de las costas de los vencidos en
el juicio.
Resulta necesario precisar que la argumentación
que porta la queja se halla sustancialmente orientada a
demostrar la presunta afectación de derechos de raigambre
constitucional, vinculados a las contraprestaciones debidas
a los profesionales liberales que intervienen durante la
sustanciación
de
un
proceso
judicial.
En
ese
hilo
discursivo es posible detectar ciertas consideraciones que
revelan
una
vocación
omnicomprensiva
de
intereses
que
atañen a los peritos desinsaculados en autos -y de las
entidades profesionales que los agrupan-, para cuya defensa
carecen de legitimación los aquí recurrentes.
En ese orden, ha sostenido esta Corte que sin
interés del apelante no hay petición audible por vía del
recurso de inaplicabilidad de ley (conf. causa L. 32.735,
"Alonso", sent. del 31-VII-1984).
2. Ahora bien, en vista de la extensa actividad
desplegada desde el dictado de la sentencia de mérito (v.
fs. 290/299 vta. y siguientes), como así también, de las
objeciones planteadas por el letrado de la parte actora a
fs.
457
y
siguientes,
quien
no
sólo
refirió
como
contradictorias las definiciones adoptadas con relación a
los pedidos de limitación de honorarios, sino y antes bien,
postuló como intangible su derecho al cobro íntegro de su
retribución amparándose en la firmeza de la resolución del
6-X-2003
(fs.
388/389),
el
órgano
de
grado
dictó
el
pronunciamiento que motiva la queja (fs. 471/474 vta.). En
dicha ocasión, se ocupó de precisar que la negativa a la
evocada solicitud de reducción planteada por la contraria
(fs. 388/389), en modo alguno comportaba una contradicción
con
la
aplicación
del
límite
de
responsabilidad
de
los
condenados en costas previsto en el art. 505 del Código
Civil
(conf.
ley
24.432),
toda
vez
que
los
estipendios
profesionales habían sido regulados en legal forma según
las normas arancelarias locales (fs. 471 vta.).
Sentado ello declaró la constitucionalidad de la
ley 24.432 -cuya validez había objetado la parte actora y
el
perito
contador-,
responsabilidad
importe
de
de
la
los
limitando,
condenados
condena,
que
en
en
consecuencia,
costas
prorrateó
al
25%
entre
la
del
los
profesionales indicados a fs. 473 vta.
3. Cabe señalar que, para dirimir la validez de
la
norma
algunos
cuestionada,
pasajes
del
el
voto
tribunal
que
de
emitiera
grado
en
el
transcribió
precedente
individualizado como L. 77.914, "Zuccoli" (sent. del 2-X-
2002)
-que
reiteré,
luego,
en
las
causas
L.
73.148,
"Sciandra" (sent. del 12-III-2003) y L. 81.838, "Macalusi"
(sent. del 10-IX-2003)-.
En ese contexto, la ausencia de réplica en torno
a los argumentos que abonaron la aludida declaración de
constitucionalidad,
inclusive
al
primacía
sustancial
sobre
de
la
ley
establecer
la
que
adjetiva,
"la
y
en
particular de la que resulta aplicable al caso, no requiere
demostración alguna de la parte, debiendo ser advertida y
reconocida por el juzgador, quien está obligado a aplicar
el derecho vigente (arts. 1, 15 y 16 del Código Civil) como
también así la gravitación del principio juria novit curia
(arts.
34
inc.
4,
dispositivo
legal
que
expresamente
estatuye que el sentenciante debe fundar su pronunciamiento
'respetando la jerarquía de las normas vigentes'; 163 inc.
5 del C.P.C.C.; 47 y 63 de la ley 11.653)..." (textual, fs.
473),
expone
vertientes.
reiteran
el
La
las
déficit
primera,
objeciones
de
toda
la
impugnación
vez
que
vinculadas
los
a
desde
dos
agraviados
la
presunta
vulneración del sistema federal de gobierno (v. fs. 351/353
vta. y 508 vta./511), no obstante haber postulado de modo
expreso que dicho tópico mereció una respuesta concreta del
órgano jurisdiccional (fs. 500 vta.), que -sin embargo- no
se
encargan
de
controvertir.
Luego,
en
tanto
omiten
cuestionar el razonamiento supra transcripto y las normas
actuadas
en
consecuencia
(art.
279
del
C.P.C.C.),
tornándose infructuosa la prédica vinculada a la ausencia o
la tardía invocación de la ley 24.432 por parte de las
condenadas en costas (v. fs. 518).
Igual
suerte
adversa
ha
de
seguir
la
crítica
afincada en el efecto preclusivo de los actos procesales
que siguieron al dictado de la sentencia de mérito -que
también se ocupan de reiterar en esta instancia casatoria-,
ya que como fuera anticipado, el tribunal interviniente
analizó en forma previa a la validez constitucional de la
ley 24.432, el contenido y alcance de tales actuaciones,
aspecto éste que tampoco ha merecido una réplica frontal o
eficaz en el escrito bajo examen (v. fs. 471 y vta.).
4.
En
cambio,
corresponde
admitir
el
cuestionamiento del letrado en cuanto censura que el órgano
de grado aplicó el límite consagrado por conducto de las
modificaciones introducidas por la ley 24.432, sin ponderar
la
existencia
de
trabajos
profesionales
que
fueron
realizados con anterioridad a su entrada en vigencia.
Sobre
reconocido
legales
que
con
el
no
particular,
deben
relación
la
aplicarse
a
las
Corte
nuevas
labores
Suprema
ha
disposiciones
cumplidas
con
anterioridad a su vigencia, pues ello traería aparejado una
afectación
de
derechos
patrimonio
del
interesado
adquiridos
(conf.
que
Fallos
integran
325:1691;
el
329:
3148; 319:1915).
En razón de lo expuesto, la causa deberá volver a
la
instancia
de
origen
para
que,
integrado
con
jueces
hábiles, dicte el pronunciamiento con arreglo a lo que aquí
se decide.
5.
restantes
Por
último,
agravios
en
lo
traídos
en
que
el
concierne
remedio
a
los
procesal,
considero que corresponde la desestimación de los mismos.
Puesto que -por un lado y principalmente- las
cuestiones
referidas
a
la
preterición
por
parte
del
tribunal a quo de planteos relativos a la violación de
garantías y derechos constitucionales a los fines de lograr
la declaración de inconstitucionalidad de la ley 24.432
efectuada
recurso
causas
a
fs.
343/362,
extraordinario
L.
96.124,
de
resultan
ajenas
al
ámbito
inaplicabilidad
de
ley
"L.,N.",
sent.
del
del
(conf.
15-VII-2009;
L.
99.604, "Hoffstetter", sent. del 14-VII-2010).
Y, por otra parte, sin perjuicio de lo recién
manifestado, considero que los desarrollos que efectúan los
impugnantes quedan en un registro personal sin desvirtuar
los motivos que llevaron al órgano de origen a declarar la
constitucionalidad
de
la
ley
en
cuestión
(art.
279,
C.P.C.C.).
IV.
Por
todo
lo
dicho,
corresponde
admitir
parcialmente el recurso extraordinario de inaplicabilidad
de ley deducido, con costas en el orden causado (arts. 68 y
289 del C.P.C.C.).
Con el alcance indicado, voto por la afirmativa.
Los señores jueces doctores Hitters y Kogan, por
los mismos fundamentos del señor Juez doctor Pettigiani,
votaron también por la afirmativa.
A la cuestión planteada, el señor Juez doctor
Soria dijo:
1. El recurso debe prosperar parcialmente.
a. De un lado, adhiero a lo expresado por el
doctor Pettigiani en el punto III aps. 1 a 3 y 5 de su voto
a
fin
de
desestimar
las
quejas
vinculadas
a
la
constitucionalidad de la ley 24.432.
b. Del otro, en cuanto al embate fundado en la
falta de discriminación de los honorarios correspondientes
a trabajos profesionales efectuados con anterioridad a la
entrada en vigencia de la ley 24.432, teniendo en cuenta lo
sostenido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación
(Fallos
319:1915
y
325:1691)
-cuya
adopción
aquí,
por
razones de economía procesal, es dable postular-, también
he de acompañar la solución propuesta por el ponente.
2. Voto, en consecuencia, por la afirmativa.
Con
lo
que
terminó
el
acuerdo,
siguiente
S E N T E N C I A
dictándose
la
Por lo expuesto en el acuerdo que antecede, se
hace
lugar
parcialmente
al
recurso
extraordinario
de
inaplicabilidad de ley traído, con el alcance establecido
en el ap. III, punto 4 del voto emitido en primer término.
Vuelvan los autos al tribunal de origen para que,
integrado con jueces hábiles, dicte nuevo pronunciamiento
de conformidad con lo que aquí se ha resuelto.
El depósito efectivizado en los términos del art.
280
del
Código
Procesal
Civil
y
Comercial,
deberá
ser
reintegrado al interesado (art. 293, Cód. cit.).
Costas
en
el
orden
causado
(arts.
68
C.P.C.C.).
Regístrese y notifíquese.
DANIEL FERNANDO SORIA
JUAN CARLOS HITTERS
HILDA KOGAN
y
289,
EDUARDO JULIO PETTIGIANI
GUILLERMO LUIS COMADIRA
Secretario
rc
Descargar

A C U E R D O