EL JUICIO ORDINARIO NO ES LA VIA SANEADORA DE
CHEQUES O
PAGARES DEGRADADOS POR PRESCRPCION, CADUCIDAD O INHABILIDAD
SUSTANCIAL
Existe un desconcepto instalado de que el tenedor de un cheque o pagaré que
pierde las acciones cambiarias o no puede ejercerlas porque el título está perjudicado,
prescripto o no es jurídicamente hábil, puede ejercer su reclamo por medio de un juicio
ordinario o sumario de conocimiento amplio, basado en la relación causal.
Es práctica común y equivocada de los bancos el asignar a sus abogados carpetas
para iniciar juicios a clientes a quienes se les ha descontado en sus cuentas corrientes,
por lo general posteriormente cerradas, pagarés o cheques de terceros( celebrando el
contrato bancario pertinente) y que como dichos documentos se encuentran prescriptos
o perjudicados, los instruyen para que promuevan un mal llamado “cobro ordinario”
También resulta habitual escuchar a colegas que como les entregaron cheques que ya
estaban prescriptos, harán el reclamo mediante un “cobro ordinario”..
Se pretende utilizar la vía ordinaria como un campo jurídico residual para dar
andamiento a cualquier reclamo vedado por las normas sustanciales específicas.
Este error parte de no llamar a las acciones por su nombre y de persistir en la
confusión entre lo que es el ámbito de uno y otro derecho (sustancial o adjetivo).
2.-Fundamentación:
Si bien antes de la ley 24.452, por remisión y aplicación analógica del D.L.
5965/63, la doctrina reconocía al tenedor de un cheque la posibilidad de ejercer las
acciones extracambiarias, podría decir que es un campo jurisprudencialmente casi
inexplorado.
A partir de la ley 24.452 el ejercicio de las aciones extracambiarias causal y de
enriquecimiento se encuentra incorporado y expresamente literalizado en el art. 40 "in
fine". "...Podrá también (el portador) ejercitar las acciones referidas en los arts. 61 y 62
del decreto ley 5965/63."
Y el art. 61 del D.L. 5965/63 textualmente expresa: "si de la relación que
determinó la creación o la transmisión de la letra, salvo si se prueba que hubo
novación. Dicha acción no puede ejercitarse sino después de protestada la letra por
falta de aceptación o pago. El portador no puede ejercitar la acción causal sino
restituyendo la letra de cambio y siempre que hubiese cumplido las formalidades
necesarias para que el deudor requerido pueda ejercitar las acciones regresivas que le
competan".
Este artículo contiene un principio general del derecho cambiario: la creación de
un título no implica novación de la relación jurídica subyacente en virtud de la cual se
libró un título o entró en circulación.
Como claramente lo explican Gualteri y Winizky (11), los títulos de crédito se
generan y entran en circulación a partir de un proceso de diversificación de la
negociación originaria: "...de la relación fundamental se transmite al documento
1
Gualteri-Winisky: "Títulos circulatorios" - Editorial Zavalía, año 1976, pág. 13.-
1
destinado a la circulación solamente la obligación de una de las partes (en algunos casos
también contraprestaciones limitadas) dando nacimiento a una relación jurídica...".Siguiendo con el pensamiento de los autores citados, podemos afirmar que la relación
fundamental y la cartular coexisten, manteniendo su independencia, con sus
características y efectos propios, siendo también diversas las acciones que resultan de
ellas. Pero, entre ambas, también existen influencias recíprocas. Si bien el cumplimiento
de cualquiera de las obligaciones extingue la otra, evitando un enriquecimiento sin
causa, también a estos fines, el tenedor de un título puede optar por ejercer las acciones
derivadas de la relación subyacente o las del negocio cartular, a su elección y
conveniencia, sólo cumpliendo las condiciones de procedibilidad que le imponen el
derecho común y la ley cambiaria (22).
Como claramente expresa Agustín Vicente y Gella (33): "Pero si los documentos
de crédito no suponen novación de la relación jurídica fundamental, en cambio sería
empeorar la situación del deudor admitir que las acciones derivadas de aquellos y las del
contrato primitivo pudieran ejercitarse simultáneamente por el acreedor. La emisión de
un título de crédito, bien que no implique la sustitución por otra de la obligación
anterior, no queda sin influencia sobre la suerte de ésta...” Y “si el documento se
perjudica por culpa del acreedor, los derechos derivados del primer contrato se
extinguen simultáneamente con los que resultan del documento, quedando sólo a salvo
la acción de enriquecimiento sin causa.” (44).
De lo expuesto surge con meridiana claridad que el tenedor legítimo de un
cheque o pagaré puede optar por ejercer la acción extracambiaria causal, fundada en la
relación subyacente que motivó la creación o circulación del documento, desplazando al
cartular de su rol protagónico, constitutivo y dispositivo.
Garrigues, de una forma categórica expresa “...ninguna obligación cambiaria se
funda sólo en una relación estrictamente cambiaria. Las obligaciones cambiarias se
enlazan siempre a pactos extracambiarios. No se trata de un pacto único, sino de varios
pactos. La creación de la letra ( de aplicación al pagaré o cheque) va seguida
del pacto que se exterioriza en el hecho de la entrega al acreedor; y va precedida de otros
pactos, más próximos o más remotos con relación al pacto de entrega; el más próximo es
un pacto sobre ejecución de otro que es, en último término, el contrato o
relación jurídica fundamental “(55).
Gómez Leo conceptualiza a la acción causal como: "...la acción extracambiaria
que puede promover el portador legitimado de un letra de cambio, contra el obligado que
lo garantice en el nexo cambiario, siempre que la letra no esté perjudicada y tenga
establecida y vigente, con dicho sujeto, la relación juríduica de derecho común por la
que se libró la cambial" (66) (o pagaré art. 103 D.L. ).
2
Gualtieri-Winisky: "Títulos circulatorios" Editorial Zavalía, año 1976, pág. 76/78.Agustin Vicente y Gella. "Los Títulos de Crédito en la doctina y en el derecho positivo" Ed.FacsimilEspaña 1986, pág. 73
4
Agustin Vicente y Gella: Ob. Cit. Pág. 74
3
5
Joaquin Garriguez "Curso de derecho mercantil" T. III, Ed. Temis, 1989, pág. 154/5
Gomez Leo Osvaldo R. "La Letra de Cambio y el Pagaré en la Doctrina y la Jurisprudencia" T. III - 2°
parte, Ed. Cooperadora de Derecho y Ciencias Sociales, 1982, pág. 157
6
2
Siguiendo a este mismo autor, también podemos definir a la acción causal :
"...como la que puede promover el portador legitimado del cheque –común o de pago
diferido- contra el obligado que lo garantice en el nexo cambiario en forma directa e
inmediata, siempre que el cheque no se halle perjudicado y tenga que se libró o entregó
el cheque”.(77)
Resulta sumamente esclarecedor y coincidente con el enfoque del tema en
tratamiento el fallo de la Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y
Comercial de Mar del Plata, en autos: "Columbia CIA. Financiera S.A. c/Togni, Luis
Raúl s/Cobro". En sus considerandos el Camarista preopinante, Dr. Raúl Dalmasso,
realiza un prolijo y fundado análisis de la causa en los títulos de crédito, expresando que
: " De lo expuesto surge que debamos considerar cuál es la relación existente entre dos
obligaciones: la cambiaria – el pagaré, en el sublite- y la extracambiaria o negocio
jurídico de base, el mutuo. La cuestión - arduamente debatida en doctrina- queda
zanjada, desde mi punto de vista, con el aporte que las teorías dualistas realizan acerca
de la coexistencia de las dos obligaciones y de la influencia recíproca que ambas ejercen,
la una sobre la otra. En efecto, las mismas sostienen que “la necesidad constructiva de
separar claramente el plano cambiario y el causal, no debe perjudicar la comprensión de
las relaciones de concurrencia y alternancia que entre ellos se verifican...” (88). Sostiene
luego que “Adentrándose al estudio de la cuestión principal, puede decirse que la acción
causal encuentra básicamente en la legislación positiva en el art. 61 del Dec. Ley
5965/63 (99). Luego realiza un exhaustivo análisis de los requisitos de procedibilidad de
la acción causal, a partir de los contenidos en el Art. 61 del Dec. Ley 5965/63 y al tratar
el que exige que la acción cambiaria debe hallarse expedita, expresa: "Tal elemento es
una derivación de la unión que “existe entre la relación cartular y la causal, ya que la
constitución del vínculo cambiario torna imposible temporariamente el ejercicio de la
acción nacida de la relación subyacente, por el término comprendido entre la entrega de
la cambial y su exigibilidad" (Bergel-Paolantonio, ob.cit., pág. 89). Lo expuesto no
significa que la acción cambiaria sea un presupuesto para el ejercicio de la acción, ya
que sólo se requiere la verificación de la exigibilidad de la obligación cambiaria para
que el sujeto pasivo de la acción causal pueda ejercer por reembolso el cobro del título.
Pero en el caso de autos, la acción cambiaria no se halla expedita, en razón de que las
acciones cambiarias emergentes del pagaré se encuentra prescriptas” (1010).
Por último el Dr. Dalmasso se pregunta: "Es procedente de todos modos la
acción causal cuando se encuentra extinguida cualquier forma de accionar
cambiariamente? y responde: "En principio, de la manera en que se halla redactada la
norma en examen, surge la imperiosa necesidad de que el título no se encuentre
perjudicado ...(cita y transcribe el último párrafo del art. 61 L.CH.” “De lo expuesto se
deduce que encontrándose extinguidas las acciones cambiarias, ya sea la directa por
prescripción o las regresivas por caducidad por incumplimiento de las cargas necesarias
7
Gomez Leo O. "Ley de Cheques-Leyes 24452 y 24760-Comentadas y Anotadas", Ed. Lexis NexisDepalma, Bs. As. 2002, pág. 177
8
Cám. Ap.Civ. y Com. M.D.P.-Sala II, Expte 104733, Reg. 414(s) -Dic./2001
9
Fallo citado
3
o también prescrpción (arg.arts. 48, 50, 57, 96 y 97 LCA), el tenedor legitimado no
podría accionar causalmente.”... "Sin embargo la exigencia legal no es de carácter
absoluto, ya que por su propia finalidad presupone que el demandado causalmente tenga
la posibilidad jurídica de ejercer una acción cambiaria contra un obligado regresivo. De
este modo, el presupuesto de que las acciones cambiarias se hallen expeditas no es
necesario cuando “el perjuicio de la letra no dañe el derecho del deudor ex causa
(porque detrás de él no hay obligados cambiarios que ele respondan)” (BergelPaolantonio,ob.cit.,pág.97).
“Por tanto, sólo procederá la acción causal luego de
prescripto el título-valor cuando éste carezca de derechos cambiarios: por ej.: El tomador
en la cambial no aceptada librada a favor del emitente, etc. Ningún daño sufre en esos
casos el deudor por la caducidad o
prescripción de la acción cambiaria” (Cámara, Héctor:Letra de cambio y vale o pagaré;
TIII, pág.424. Por último expresa: "En el “sub judice” , en virtud de tratarse el título de
un pagaré que no ha circulado y siendo que el legitimado pasivo de la acción causal es
el librador de dicho instrumento, al no poseer él ninguna acción cambiaria, se encuentra
habilitada para el tomador – el actor- el ejercicio de la acción causal” (1111).
Esta opción se encuentra subordinada al cumplimiento de expresas condiciones
de procedibilidad que de ninguna manera pueden ser olvidadas o dejadas de lado porque
escojamos el procedimiento ordinario o sumario para ejercer el reclamo.
Estas exigencias legales condicionan sustancialmente el ejercicio de la acción y
pueden sintetizarse de la siguiente manera: a) el legitimado activo es el portador
legítimo (art. 17 ley 24.452 y 17- Decreto-Ley 5965/63) en sentido estricto o en sentido
amplio, el portador que pagó el cheque o pagaré y lo recuperó (art. 40 LCh-53, 96 D.L.);
b) el legitimado pasivo siempre debe ser obligado cambiario directo o inmediato, que es
con quién existe un vínculo causal; c) esa relación causal debe encontrarse vigente, es
decir, ni prescripta ni novada; d) se debe restituir el título, acompañándolo a la demanda,
para evitar un doble reclamo; e) el documento no debe estar perjudicado o prescripto.
Si nos detenemos en el último requisito, resulta incuestionable que el legislador
al imponerlo ha querido que el accionado causalmente esté habilitado jurídicamente para
accionar cambiariamente de regreso contra sus garantes en el giro y que no se vea
perjudicado porque el acreedor haya optado por ejercer la acción causal, dejando que el
documento se degrade. Adhiriendo al criterio amplio sustentado por Bergel-Paolantonio
(1212) y Cámara (1313), ésta exigencia legal puede soslayarse cuando el deudor
demandado carezca de acción regresiva por tratarse del obligado principal, en cuya
cabeza se extingue la acción cambiairia: librador del cheque o librador del pagaré.
3.- Conclusiones:
De lo expuesto se extraen las siguientes conclusiones:
No posee acción causal:
a) Respecto del cheque:
10
Fallo citado
Fallo citado
12
Bergel-Paolantonio: "Acciones y excepciones cambiarias" - Tomo II, pág. 95/97 - Editorial Depalma
13
Cámara: "Letra de cambio y vale o pagaré" - Tomo III - Ediar año 1971, pág. 431/432.11
4
a.1) El tenedor de un cheque común rechazado por carecer de algunos de los requisitos
constitutivos no suplidos por el legislador (art. 2 L.CH."...no valdrá como cheque".-)
a.2) El tenedor de un cheque común rechazado por haber sido presentado al cobro fuera
de término (arts. 25 y 38 L.CH.).
a..3) El tenedor de un cheque común prescripto (art. 61 L.CH.)
a.4) El tenedor de un cheque posdatado rechazado (art. 23 L:CH:)
a.5) El tenedor de un cheque de pago diferido rechazado por haber sido presentado fuera
de término (arts. 25, 38 y regla 1.5.2.6 ,Com."A" 3244;
a.6) El cheque de pago diferido prescripto (art. 61 L.CH.)
Como sostiene Gómez Leo, “...se produce el decaimiento de la acción causal,
pues el art. 61, LCA, incorporado ahora expresamente en el texto del art. 40, LCH,
establece como condición que dicha acción (causal) no puede ser ejercida sino después
de protestado el título cambiario de que se trate. O sea que es imprescindible que el
título no esté perjudicado ...”(1414).
Al carecer el tenedor sustancialmente de acción no podrá intentar su reclamo por
la vía ordinaria. o sumaria.
b) Respecto del pagaré:
b.1) el tenedor de un pagaré sustancialmente inhábil (art.101 y 102 D.Ley; )
b.2) el tenedor de un pagaré prescripto (art.96 D.L.5965);
b.3) el tenedor de un pagaré perjudicado por incumplimiento de las cargas sustanciales
(art.57 D.Ley 5965/63.
No obsta al ejercicio de esta acción que el cheque o pagaré estén perjudicados,
prescripto o no sean considerados hábiles sustancialmente cuando se ejercita contra el
librador, obligado principal..
4.- Ponencia: El tenedor de un cheque común, posdatado o diferido, perjudicado,
prescripto o que no sea considerado cheque por la ley de fondo o el tenedor de un
pagaré cambiariamente degradado , carece de acción causal y, consecuentemente, no se
encuentra habilitado jurídicamente para ejercer su reclamo fundado en la relación
subyacente (acción causal), por medio de un proceso ordinario, salvo que dicho
reclamo se encamine contra su obligado inmediato y éste se trate del obligado
principal.(librador del cheque o pagaré).-
Dra. GRACIELA POLOGNA
Citas
1 - Gualteri-Winisky: "Títulos circulatorios" - Editorial Zavalía, año 1976, pág. 13.2 -Gualtieri-Winisky: "Títulos circulatorios" Editorial Zavalía, año 1976, pág. 76/78.3-Agustin Vicente y Gella. "Los Títulos de Crédito en la doctina y en el derecho positivo" Ed.FacsimilEspaña 1986, pág. 73
4 -Agustin Vicente y Gella: Ob. Cit. Pág. 74
14
Ob.cit. pág. 164
5
5 - Joaquin Garriguez "Curso de derecho mercantil" T. III, Ed. Temis, 1989, pág. 154/5
6 -Gomez Leo Osvaldo R. "La Letra de Cambio y el Pagaré en la Doctrina y la Jurisprudencia" T. III - 2°
parte, Ed. Cooperadora de Derecho y Ciencias Sociales, 1982, pág. 157
7 -Gomez Leo O. "Ley de Cheques-Leyes 24452 y 24760-Comentadas y Anotadas", Ed. Lexis NexisDepalma, Bs. As. 2002, pág. 177
8 - Cám. Ap.Civ. y Com. M.D.P.-Sala II, Expte 104733, Reg. 414(s) -Dic./2001
9 -Fallo citado
10-Fallo citado
11-Fallo citado
12-Bergel-Paolantonio: "Acciones y excepciones cambiarias" - Tomo II, pág. 95/97 - Editorial Depalma
13-Cámara: "Letra de cambio y vale o pagaré" - Tomo III - Ediar año 1971, pág. 431/432.14- Ob.cit. pág. 164
6
Descargar

Dra. GRACIELA POLOGNA - Estudio Ton & Asociados

ÍNDICE Pág. 2 Pág. 3 Pág. 4

ÍNDICE Pág. 2 Pág. 3 Pág. 4

Isabel de CastillaPolítica interior y exteriorFernando de AragónConflicto con PortugalHistoria de España ModernaUnificación Territorial

TITULOS DE CREDITO Los títulos de crédito

TITULOS DE CREDITO Los títulos de crédito

LegitimaciónDerecho MercantilTítulos de EspeculaciónLegislación mexicanaTítulos de inversiónLiteralidadForma de creaciónForma de circulaciónCirculaciónAutonomíaTítulos de créditoDerecho en México

Planeación y organización empresarial colombiana

Planeación y organización empresarial colombiana

Ciencias Empresariales colombianasPlanificación empresarialAdministración EconómicaCiencias EconómicasEconomía colombianaGerencia empresarial