Las nuevas reformas agrarias al orden del día
Nosotros del MIJARC (Movimiento internacional de la Juventud Agrícola Rural Católica)
somos un movimiento democráticamente organizado de jóvenes para las jóvenes del
mundo rural. Junto con la FIMARC (Federación Internacional de los Movimientos
Adultos Rurales Católicos), somos actores que luchamos por la soberanía alimentaria y el
desarrollo sostenible. Nuestros movimientos han sido fundados en los años cincuenta y
sesenta en Bélgica y estamos presentes en 38 y 65 países respectivamente en Asia, en
América Latina, en Africa y en Europa con millones de miembros. Desde 1963, el
MIJARC tiene un estatuto de miembro consultivo en la FAO y nuestras dos
organizaciones tienen un estatuto consultivo en las Naciones Unidas.
Adoptamos la declaración final de la Conferencia Internacional sobre la Reforma
Agraria y el Desarrollo Rural (CIRADR) que tuvo lugar del 7 al 10 de marzo 2006 y
llamamos a la FAO y sus Estados miembros para que tomen en consideración la
declaración final de la CIRADR, los pedidos que siguen y los incluyan en sus decisiones y
políticas.
La Conferencia Internacional sobre la Reforma Agraria y el desarrollo rural en Porto
Alegre redactó 30 artículos a los cuales nos referimos en este documento para que se
los tome en consideracion con prioridad. Vemos la necesidad de reiterar nuestra llamada
en este sentido a nuestros gobiernos, a la FAO, a las instituciones que forman parte de
las Naciones unidas y a los otros actores que estarán presentes en el Foro Especial
sobre Seguridad Alimentaria.
Resultado final de la conferencia de la CIRADR
(http://www.icarrd.org/en/outcome.html):
Alrededor de 400 participantes, representando delegaciones gubernamentales de 92
países, ONG’s y observadores de la sociedad civil de mas de 150 organizaciones de
campesinos y de la sociedad civil a través del mundo, han llamado a una nueva visión del
desarrollo rural y de las reformas agrarias que contribuyen a volver a dar vida a las
comunidades y a reducir así la pobreza y el hambre en nuestro planeta.
Los principios basados en el consenso que han salido de la CIRADR subrayan que:

Las reformas agrarias y las políticas de tierra en vista del desarrollo rural son
esenciales para la cohesión social, la reducción de los conflictos, la seguridad
alimentaria, la erradicación de la pobreza, el crecimiento económico y la
protección del medio ambiente.

La gran diversidad de reformas agrarias, de políticas de tierra y de situaciones
de desarrollo rural llaman a un mayor intercambio de experiencias y a soluciones y
procesos diseñados en el lugar mismo, más bien que a líneas directrices comunes e
indicadores de éxito.

Las políticas, los modelos institucionales y los planes deben reconocer un numero
de derechos fundamentales (entre otros los recursos de tierra y naturales, la
soberanía alimentaria, los derechos de las mujeres, de los pueblos indígenas, de
los pastores y de los grupos vulnerables).

La tierra y los demás recursos naturales no son solamente elementos económicos
sino también culturales, sociales e históricos. Y, por lo tanto, hay que abordarles
de manera integral y territorial a través de la negociación, el dialogo y un enfoque
participativo.

Un acceso seguro a la tierra y a los recursos naturales es esencial pero no
suficiente para abordar la reducción de la pobreza. Hay que tomar también en
cuenta:
o Los aspectos productivos: poner el acento sobre el rol de las familias
campesinas y otros sistemas de producción a pequeña escala
o Estrategias de vida no agrícolas: poner el acento sobre el empleo y los
trabajadores rurales pues muchas veces, no tienen tierra y son los más
pobres de los pobres
o Aspectos productivos complementarios con redes de seguridad en las
zonas marginadas
o Todos los servicios de apoyo, de infraestructura rural y de acceso al
mercado para los rurales
o Un buen gobierno para todos los mencionados aquí arriba y para TODOS
los actores (gobiernos, servicios privados, sociedad civil).
Tomando en cuenta los resultados mencionados aquí arriba de la conferencia CIRADR,
queremos pedir a todos los actores del Foro Especial durante la treintaidosava sesión
del comité mundial sobre la seguridad alimentaria que asuman su promesa y aceleren sus
acciones y su apoyo a la implementación de los principios de la CIRADR para alcanzar una
nueva visión de las reformas agrarias y del desarrollo rural.
Queremos:
1. Que el Comité mundial de la FAO sobre la seguridad alimentaria en coordinación
estrecha con el comité para la Agricultura (COAG), adopte medidas apropiadas
para implementar la declaración de la CIRADR. A lo largo de este proceso,
queremos también presionarles para que incluyan la participación de la sociedad
civil y otras organizaciones de las NN.UU. que tienen que ver con la soberanía
alimentaria, la seguridad alimentaria, la reforma agraria y el desarrollo rural.
2. Una agenda sobre las reformas agrarias y el desarrollo rural, como mecanismo
adicional de seguimiento de los resultados de la CIRADR debe ser discutida
durante el foro especial. Debe ser un punto importante de la agenda que debe ser
discutido durante la revisión a mediano plazo de los progresos de la
implementación del plan de acción de la Cumbre Mundial Alimentaria.
3. Que la ciento trigésima primera sesión del Consejo de la FAO, en noviembre
2006, examine la posibilidad de mecanismos adicionales de seguimiento que
apunten a ayudar a la implementación de los resultados de la CIRADR por los
países miembros presentes y reciban también el apoyo de los países que no
estaban presentes en Porto Alegre en la conferencia de la CIRADR.
Queremos también pedir a los actores, especialmente a los gobiernos, que tomen en
cuenta los elementos claves de la sociedad civil, resultados del foro paralelo de Porto
Alegre para tener verdaderas reformas agrarias y volver el mundo rural y la agricultura
más justos y más felices ( www.foodsovereignty.org)
Nuevas reformas agrarias basadas en la soberanía alimentaria
La soberanía alimentaria implica políticas de redistribución, un acceso equitativo y un
control sobre los recursos naturales y productivos (crédito, tecnologías apropiadas, etc.)
para las mujeres rurales, los campesinos, los pueblos indígenas, las comunidades de
pescadores artesanales, los trabajadores rurales, los pastores, las comunidades de
dalits y otras comunidades rurales ; políticas de desarrollo rural basado en estrategias
agro ecológicas centradas en los campesinos y las familias de agricultores y de
pescadores artesanales ; políticas comerciales en contra del dumping y en favor de la
producción campesina e indígena para los mercados locales, regionales y nacionales ; y
políticas complementarias para el sector publico como la atención en salud, la educación
y la infraestructura en el campo.
Las nuevas reformas agrarias deben reconocer la función socio medio ambiental de la
tierra, del mar y de los recursos naturales en el contexto de la soberanía alimentaria.
Deben también garantizar los derechos a la educación, a la atención de salud, a la
vivienda, a la seguridad social y al ocio. Además, una reforma agraria debe asegurar la
creación de espacios donde se mantiene la cultura, donde dar un hogar a los niños y a los
jóvenes de tal manera que nuestras comunidades puedan desarrollar su diversidad y así
podamos construir una ciudadanía en base a nuestras relaciones con la tierra, el mar, el
bosque.
Promover la agricultura a pequeña escala
Los gobiernos deben repensar la distribución de las tierras o una reforma agraria
integral según las necesidades de las familias y comunidades que hacen agricultura a
pequeña escala, de acuerdo con el principio de soberanía alimentaria y la cultura.
Reconocer las necesidades de los jóvenes a través de un desarrollo sostenible
El concepto de desarrollo sostenible incluye un contrato entre las generaciones. Y por lo
tanto, una reforma agraria sostenible debe incluir las necesidades de los jóvenes con el
fin de
 Transferir la tierra y los demás recursos entre las generaciones a
nivel nacional a través de la creación de un fondo de
incentivo/retiro para los campesinos ancianos que elegirían
transferir su tierra a jóvenes


Brindar un apoyo técnico y financiero a los jóvenes campesinos para
que inviertan y dar la libre elección a los jóvenes en lo que se
refiere a la selección de lo que van a producir
Dar a los jóvenes un futuro sin deuda
La expresión de género en la lucha por la reforma agraria
Reconocemos el rol fundamental de las mujeres en la agricultura y la pesca y en el uso y
la gestión de los recursos naturales. No puede haber verdadera reforma agraria sin
equidad de género y, por lo tanto, pedimos y nos comprometemos a asegurar que las
mujeres gocen de la igualdad de oportunidades y de derechos a la tierra y a los recursos
naturales que reconocen su diversidad, y corregir la discriminación pasada en contra de
las mujeres rurales y las desventajas sociales a las cuales se han tenido que enfrentar.
Une nueva reforma agraria debe dar la prioridad a los derechos de las mujeres.
Rol del Estado
El Estado debe jugar un rol importante en las políticas de reforma agraria y de
producción alimentaria. El Estado debe aplicar políticas que reconozcan los derechos y
democraticen el acceso a la tierra, a los zonas de costa, a los bosques, etc.,
especialmente en los casos donde el acceso a dichos recursos está concentrado en las
manos de unos pocos. La reforma agraria debe crear empleos dignos y fortalecer los
derechos de los trabajadores rurales.
Protección frente a las importaciones
En los años noventa, el Banco Mundial introdujo programas de tierra orientados por el
mercado, donde el rol del Estado es limitado. Esos programas ofrecen nuevas
oportunidades a empresas o a campesinos que poseen ya un cierto monto de capital y de
experiencias de producción. El Estado debe tener el derecho y la obligación de definir,
sin influencias externas, sus propias políticas agrarias, agrícolas, de pesca y alimenticias
de manera a garantizar el derecho a la alimentación y a otros derechos económicos,
sociales y culturales de toda la población.
No a la privatización de los mares, de las tierras. No al modelo dominante de
producción y desarrollo
Con la privatización de las tierras y de las zonas de costa, vemos la desaparición de la
biodiversidad. La vida no es un bien productivo. Seguiremos resistiendo a las políticas
neoliberales implementadas por nuestros gobiernos e impuestas por el Banco Mundial, la
OMC y otros actores. Las políticas neoliberales que financian el dumping
de los
productos agrícolas y de pesca deben ser remplazadas por políticas que realizan la
soberanía alimentaria con el respeto al desarrollo endógeno de los pueblos.
Conclusión:
Nos comprometemos a seguir brindando nuestro apoyo a los gobiernos, a las
organizaciones de la sociedad civil, a las instituciones internacionales y todos los otros
actores activos que forman parte de procesos de autenticas reformas agrarias y de
desarrollo rural. Queremos también pedir a cada actor que juegue su papel para
implementar reformas agrarias.
Un documento comunicado en el Foro Especial de la FAO durante la treintaidosava
sesión del Comité Mundial de la Seguridad Alimentaria.
George Dixon Fernandez, Presidente mundial en nombre del MIJARC/ Comisión de
soberanía alimentaria.
[Movimiento Internacional de la Juventud Agrícola Rural
Católica]
“Declaración apoyada por la FIMARC, firmada por Daisy Hermann, Secretaria general en
nombre de la FIMARC (Federación Internacional de los movimientos de adultos rurales
católicos)”
Descargar

declaracionforoespecialESP

Jorge Alessandri

Jorge Alessandri

Reforma agrariaProgresoHistoria contemporánea de ChileInflaciónReformas políticasGobernantes chilenos siglo XX

Sociología rural: Cambios sociales y transformaciones culturales; Victor Pérez

Sociología rural: Cambios sociales y transformaciones culturales; Victor Pérez

Medios de comunicaciónMundo agrícola: secularizaciónCiencias socialesPoblaciónMigración

Sociología: La cuestion ambiental en el medio rural español

Sociología: La cuestion ambiental en el medio rural español

Agentes contaminadoresCuestión ambiental: programasModernización agrícolaEspacios rurales: demandaCiencias socialesPolítica agraria