REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
PROYECTO DE LEY ORGÁNICA DE
DESARROLLO CULTURAL ENDÓGENO
LEY DEL PODER POPULAR
VENEZUELA 2.003
1
VENEZUELA
ÚNICO PAÍS EN EL MUNDO CON UN SISTEMA
DE GOBIERNO SOBERANO, INDEPENDIENTE y LEGÍTIMO DE
DEMOCRACIA CULTURAL PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA
CONSAGRADO POR EL PODER POPULAR EN LA
CONSTITUCIÓN BOLIVARIANA,
PROCESO DE AUTODETERMINACIÓN POLÍTICA Y CULTURAL
DEL GLORIOSO Y BRAVO PUEBLO VENEZOLANO
EN EJERCICIO DEL
PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO
2
TODOS LOS PUEBLOS TIENEN SU CULTURA
NO HAY QUE LLEVAR O TRAER CULTURA
3
PROYECTO DE LEY ORGÁNICA DE DESARROLLO CULTURAL ENDÓGENO
FORMULADO POR FACTORES DE
EL PODER POPULAR
PARA EL DESARROLLO DE LA CONSTITUCIÓN BOLIVARIANA QUE ES LA
TRANSFORMACIÓN CULTURAL DEL PAÍS
Participan:
ORGANIZACIONES CULTURALES REVOLUCIONARIAS BOLIVARIANAS
en ejercicio soberano del
PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO
ASOCIACIÓN VENEZOLANA DE GERENCIA Y DESARROLLO CULTURAL
CÍRCULOS BOLIVARIANOS DE:
CARACAS
VARGAS
MIRANDA
CARABOBO
ANZOÁTEGUI
FUNDACIÓN CULTURAL Y SOCIAL CARACOLA
VOCES POR LA PAZ
ARTISTAS Y TRABAJADORES CULTURALES CON LA CONSTITUCIÓN
COLECTIVO CULTURAL PUEBLO SOBERANO
Coordinación General: Ninoska Lazo García de Aldazoro
Colaboradores:
Armando Lazo Rivero
Luis Ramírez
Flor Velásquez
Alberto Monteagudo
Humberto Gómez García
Soraya Albarrán
Joaquin López Mujica
Francisco Lazo García
Luisa Marín
Jorge Fernández
Omar Cáceres
Joseba Fentes
4
Contribución para al análisis, el debate y la decisión de la población venezolana
constituida en Poder Popular Constituyente Bolivariano, sobre la orientación
política-ideológica de la Revolución Bolivariana a través de la Ley Orgánica de Desarrollo
Cultural Endógeno, necesaria para construir la Nueva República y la Nueva Sociedad
Republicana, según las doctrinas de
Simón Bolívar, Simón Rodríguez, Ezequiel Zamora
y demás pensadores libertarios ancestrales
y de siempre, que fundamentan nuestro legítimo sistema político de gobierno
Democracia Cultural Participativa y Protagónica.
Papel de trabajo en elaboración
Caracas 2.003
5
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
La República Bolivariana de Venezuela, por decisión legitima y soberana de su
Glorioso Pueblo consagra en la Constitución Bolivariana el sistema de gobierno de
Democracia Cultural Participativa y Protagónica, en ejercicio del Poder Constituyente
Originario.
La Nación que es el Poder Popular, en razón de ese ejercicio y por mandato
Constitucional se obliga a ejecutar en corresponsabilidad con el gobierno, la
transformación estructural del Estado, sus instituciones y la sociedad, para ello desarrolla
los principios constitucionales y comienza a construir la nueva legislación y la nueva
institucionalidad, desde las bases. Es, un proceso cultural político-ideológico de
construcción de país en colectivo.
Tomando en cuenta la nueva realidad histórica, política y cultural del país,
consideramos necesaria la formulación de una Ley Orgánica de Desarrollo Cultural
Endógeno, entre otras, por dos razones fundamentales: la primera de ellas está
determinada por la acción erosiva de una cultura de masas globalizadora, caracterizada
primordialmente por el espíritu de lucro y las estrategias de dominación, con las
consecuencias desnacionalizadoras del acervo cultural, desarticuladoras de nuestra
existencia social ya conocidas, las cuales son objeto de la mayor preocupación de la
República.
La segunda razón, que parte de esta convicción, consiste en la necesidad de
aglutinar bajo una ley orgánica, es decir, organizadora y sistematizadora de los
lineamientos ductores de nuestro desarrollo cultural endógeno integral e integrado,
como pieza fundamental de nuestra conciencia colectiva y como la más elocuente
expresión de nuestro orgullo y soberanía nacional.
Una Ley Orgánica de Desarrollo Cultural Endógeno debe ser general, breve,
concisa e integradora.
General porque, si bien representa un desarrollo de la Constitución, se limita a
exponer principios programáticos que, singularmente considerados, y en conjunto, hace
las veces de marco para las diversas leyes ordinarias de las distintas áreas
temáticas de la cultura y su desarrollo, a las que corresponde regular.
Breve como consecuencia de la premisa anterior, pues no debe exceder el límite
de las pautas generales para el despliegue de las leyes ordinarias.
6
Concisa, pues de su afirmación en términos claros y de su carácter sintético se
asegura el punto de partida para el desarrollo de las leyes subsiguientes en el orden
jerárquico.
Integradora por su capacidad para articular los distintos campos del saber, los
actores, las acciones y los procesos políticos, ideológicos y culturales de la nación.
Tres grandes títulos caracterizan la estructura de la ley:
El Título I. “PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y BASES CONSTITUCIONALES”.
Asienta los principios y definiciones esenciales dentro de la sociedad, los cuales se
asumen como presupuestos para determinar las coordenadas de la acción cultural del
Estado, para su desarrollo endógeno integral e integrador. Traza líneas fundamentales de
acción del Estado: en primer lugar, la garantía o protección de la libertad de creación que
constituye la base misma de donde emerge y se desarrolla la cultura nacional; en
segundo lugar, afirmada esta libertad, atribuye al Estado la función de establecer las
políticas requeridas para que la cultura dimensione el quehacer colectivo soberano, libre
de obstáculos y limitaciones, cimentada por estímulos oficiales diversos; en tercer lugar,
fija los parámetros para proteger la propiedad intelectual del autor y la autora sobre su
obra, tomando en cuenta la soberanía y defensa y seguridad del Estado; en cuarto lugar
procura y afianza la seguridad social de los trabajadores culturales; en quinto lugar
procura que los medios de comunicación social, públicos y privados, como generadores y
transmisores del hecho cultural, actúen coordinadamente, con los órganos y entes
gubernamentales que orientan la materia, en la difusión de contenidos que apunten hacia
la consolidación de una conciencia histórica y la afirmación de una identidad cultural,
requeridas para el ejercicio y defensa de la soberanía política. En sexto lugar, propone
que la educación venezolana, como vehículo de la cultura, defina los rumbos prioritarios
que reclama el desarrollo cultural actual y se ejerza la investigación-acción de Estado y
Sociedad, corresponsablemente, en base al proceso de transformación político, ideológico
y cultural, como consecuencia del cambio de paradigmas.
TITULO II “DE LA GESTIÓN DEL DESARROLLO CULTURAL ENDÖGENO”. En
ejercicio del Poder Constituyente Originario se estructura un órgano rector de la gestión
de la acción cultural del Estado, el ministerio del Desarrollo Cultural Endógeno o del
Poder Popular, y ejecutor de las políticas públicas, suficientemente flexible para una
gestión corresponsable con el Poder Popular y que coordine y articule campos, procesos
e instituciones para lograr la sustentabilidad del desarrollo endógeno y la inmanencia de
las
transformaciones.
Su
funcionamiento
es
desconcentrado
territorialmente,
7
descentralizado funcionalmente y carente de burocracia; fomenta y estimula la
participación ciudadana y el protagonismo social decisorio sobre asuntos que atañen a la
vida de la población desde las comunidades y fomenta la contraloría social de la gestión
pública y, lo más importante, se estructura en órganos acordes a la realidad, especificidad
cultural y particularidad geográfica. Para el ejercicio pleno de la autodeterminación política
y cultural se crean los órganos del Poder Popular, como espacios para que el Pueblo
diseñe, ejecute, controle y evalue las políticas públicas, que le aseguren estadios
superiores de vida; un órgano ejecutivo con una gerencia cultural para el desarrollo
endógeno a futuro, que relacione y articule áreas productivvas y Poder Popular como
expresión de la autonomía de la administración cultural pública, entendida como acción
para la defensa de la seguridad y soberanía de la República Venezolana, según los
artículos 99 y el 326.
Este Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno garantiza, en la práctica, la acción
cultural del Estado para el fomento, el sentido de pertenencia, la protección, la
conservación y el desarrollo del patrimonio histórico-cultural de la nación. En el entendido
que la creación de dicho Ministerio sólo compete al Presidente de la República Bolivariana
de Venezuela, según el artículo 236 ordinal 20 de la Constitución Bolivariana.
Atentos al principio de congruencia con la constitución Bolivariana, los derechos
culturales los protege y resguarda el Defensor de los Derechos Culturales, en
correspondencia con el desarrollo del Poder Moral Republicano, por tanto con la
Defensoría del Pueblo.
Titulo III “DEL FINANCIAMIENTO A LA INVERSIÓN para el DESARROLLO
CULTURAL ENDÓGENO”.- El financiamiento e inversión en la gestión de la acción
cultural del Estado para el logro del desarrollo sustentable de la nación, se planifica en el
Fondo de financiamiento del Desarrollo Cultural Endógeno, órgano descentralizado, con el
propósito de efectuar acciones corresponsables para la elaboración de los planes
presupuestarios participativos, planes operativos y así responder a las comunidades en
cuanto a su desarrollo cultural y artístico local y municipal, estadal y en suma el nacional.
El legislador dispone medios e instrumentos para regular la participación de la
iniciativa privada en la difusión del hecho cultural como acción coadyuvante, eficaz y
compatible con los intereses de la cultura venezolana, los fines del Estado y el fin público
de fortalecer sobre bases sólidas y acorde a la realidad histórica nuestra soberanía,
independencia e identidad cultural.
8
Lo expuesto deriva de los principios consagrados la Constitución Bolivariana
comenzando por el preámbulo que dice... ”con el fin supremo de refundar la República
para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y
pluricultural en un estado de justicia, federal y descentralizado”....; se desarrollan además,
entre muchos otros, el artículo 62 que garantiza el ejercicio soberano del poder popular y
obliga a los ciudadanos y ciudadanas a ejercer su protagonismo y participación en la toma
de decisiones sobre los asuntos vitales que le atañen, y a ser corresponsables en la
gestión de la función pública, por ello están en el derecho de formular, ejecutar, supervisar
y controlar la gestión pública y tienen el deber, y el Estado la obligación, de facilitar y
generar las condiciones favorables para su práctica, cuestión tomada en cuenta por el
legislador, al acoger las propuestas de trabajadores culturales y demás personas
interesadas en la evolución integral y endógena del país y crea los órganos del poder
popular local, o Consejos Populares de Cultura con el objeto de establecer canales de
participación ciudadana para que la población decida respecto todo lo concerniente al
desarrollo cultural y participe para desarrollar el Plan Nacional del Estado.
La Ley Orgánica de Desarrollo Cultural Endógeno o del Poder Popular se
corresponde y articula con los artículos consagrados en Los Principios Fundamentales
arts. 1, 2, 3, 6 y 9; Titulo II Del Espacio Geográfico y la División Política Capítulo I Del
Territorio y demás Espacios Geográficos arts. 11, 12 y 15; De los Deberes Derechos
Humanos y Garantías arts. 19 al 31; De la Ciudadanía art. 40; De los Derechos Civiles
art. 46 ord. 3, 49 ord. 1, arts. 51, 52, al 57, 58 apartes 1, al 61; De los Derechos Políticos
arts. 62,70,79 al 89 y sus ordinales, 90 al 97; de los Derechos Culturales y Educativos del
art. 98 al 104, 107 al 111; De los Derechos Económicos arts.112,113 aparte 115, 117 y
118, De los Derechos de los Pueblos Indígenas, arts. 119 al 126; De los Derechos
Ambientales arts. 127 al 129; De los Deberes arts. 130 al 135; Del Poder Público arts.
136, 137, Sección segunda de la Administración Pública art. 141; Sección Tercera, De la
Función Pública arts. 144, al 147; De las Relaciones Internacionales art. 153; De la
Competencia del Poder Público Nacional art.156 ords. 1, al 3, 7,10, 13, 15, 16, 19, 22, al
25, y 33 y arts. 157 y 158; Del Poder Público Estadal arts.161, 164 ord. 8, 165, 166; Del
Poder Público Municipal arts. 168, al 171, 173, 178 ords. 1 al 5, 7 y 8, art. 179 ords. 1 y 6
art. 182, art 184 ords. 1 al 7; Del Consejo Federal de Gobierno art. 185, De la
Organización del Poder Público Nacional sección Cuarta de la Formación de Leyes arts.
203 y 204 ord. 7; Del Poder Ejecutivo Nacional art. 236 Ord. 20, Del Vicepresidente art.
239 ords.. 5, 242, 243, 251; Del Consejo de Estado art. 251 De la Defensoría del Pueblo
9
art. 280; Del Sistema Socioeconómico arts. 299, 305, 309 y 310; De la Seguridad de la
Nación arts. 322, 326 al 328.
Cultura, en cuanto categoría metodológica, se inscribe en el plan de Desarrollo
Social y Económico del Estado que es el Plan de Desarrollo Cultural Endógeno e Integral
e Integrado, esto conlleva la planificación institucional de los procesos de desarrollo
cultural en los ámbitos comunitarios, parroquiales, municipales, estadales, región capital y
nacional, sus estrategias objetivos y mecanismos se enmarcan en un proceso
planificador, el cual se facilita a partir del ordenamiento racional y coherente de
necesidades y medios disponibles en corresponsabilidad con la población y el ejercicio de
la contraloría social por parte de ella, a la gestión pública, como un todo, institucionalidad
y servidores públicos, para su adecuación y ajuste a la nueva realidad política, ideológica
y cultural del país, hacia su construcción, de acuerdo al carácter multiétnico y pluricultural.
En este sentido, la presente Ley es compatible con la Ley Orgánica de
Planificación, en cuanto al establecimiento de las bases y lineamientos para la
construcción, viabilidad, perfeccionamiento y organización de la planificación de acciones
del Estado, Pueblo y Ejército para el desarrollo cultural en los diferentes niveles
administrativos y ámbitos territoriales de gobierno, así como el fortalecimiento de los
mecanismos de consulta y participación democrática de la población, art.1 L.O.P; también
se corresponde con la construcción de la viabilidad y perfectibilidad de la planificación,
creando condiciones que conduzcan siempre a la imagen objetivo inicial ejerciendo la
contraloría social a las instituciones y servidores públicos bolivarianos, de los distintos
entes y organismos en los diversos campos y procesos del desarrollo integral endógeno.
La coordinación y formulación de la planificación abarca las instancias nacional,
estadal, municipal y local, para la formulación de políticas y planes, a su vez, nacionales,
regionales y subregionales, todos articulados entre sí y coherentes con las leyes y la
constituciñon, lo cual amerita la participación ciudadana en la toma de decisiones sobre
asuntos vitales de la población para definir prioridades, identificar nudos críticos y en
consecuencia construir soluciones viables y hacer perfectible la planificación de acciones
para cumplir con los objetivos y metas del desarrollo endógeno integral, en cada instancia
administrativa cada ámbito territoraial para converger, en el desarrollo sustentable
nacional, pautado en el programa de gobierno y sus cinco ejes de equilibrio.
En este sentido, la presente ley tomando en cuenta la participación decisoria de
las comunidades, crea los Consejos Populares Parroquiales de Cultura cuyo trabajo se
10
articula con los Consejos Locales de Planificación, las Misiones y Círculos Bolivarianos,
artículos 1 al 60 L.O.P.
La ley desarrolla los principios de corresponsabilidad, seguimiento y control social
de la planificación y políticas de la gestión institucional pública, correspondientes al
Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno y órganos de su competencia, así como el de
descentralización territorial y desconcentración funcional.
La descentralización territorial, con el propósito de profundizar la democracia y de
incrementar la eficiencia en los servidores públicos y la eficacia de la gestión de la
administración pública del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno, para ello se
descentralizan competencias y servicios públicos culturales de la administración central
de la República, a los Estados, de ellos a los municipios y de éstos a las parroquias y
comunidades, para desarrollar los principios de la Constitución Bolivariana y las leyes que
le competen, así como para poder cumplir con las metas y objetivos del desarrollo cultural
integral endógeno, del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social del Estado, se
adapta su organización a las condiciones de especificidad funcional y de particularidad
territorial, transfiriendo atribuciones de órganos superiores a sus órganos inferiores,
mediante normas contempladas en la Ley Orgánica de Planificación, la Ley Orgánica de
la Administración Pública.
En concordancia, con la Ley Orgánica de Administración Pública, los Consejos
Populares de Cultura son espacios para el debate, análisis y decisión sobre los aspectos
vitales a ser considerados en la formulación de las políticas culturales públicas en
ejercicio del Poder Constituyente Originario; son recintos del Poder Popular en
corresponsabilidad con el Estado, para tomar decisiones y articular con soberanía y
autodeterminación lo conducente, en el desarrollo cultural progresivo, local, regional y
nacional, su instrumentación, viabilidad, regulación, control y seguimiento social, así como
de sus resultados y su aplicación, según los lineamientos y objetivos del Ministerio de
Desarrollo Cultural Endógeno o del Poder Popular, órgano rector de toda la gestión
pública de las acciones culturales.
Hemos tomado en cuenta los artículos referidos a los principios de coordinación,
asumiendo la gestión de la acción cultural del Estado ... ”bajo el principio de unidad
orgánica que responde a los fines del estado...”. Artículo 23. L.O. A. P., entendida la
cultura como como dimensión cultural en el campo de la planificacióninstitucional de los
procesos del desarrollo, la organización de la administración pública-cultural ...
”comprenderá la asignación de competencias, relaciones, instancias y sistemas de
11
coordinación necesarios para mantener su orientación institucional de conformidad con la
Constitución Bolivariana y leyes que la desarrollan”.
Los Consejos Populares de Cultura, a través de los Coordinadores de la Acción
Cultural, en corresponsabilidad con los destinatarios de las políticas culturales públicas,
articularán capacidades, potencialidades y recursos para cooperar entre sí, a objeto de
cumplir los fines del Estado trazados en la Constitución Bolivariana y los cinco ejes de
equilibrio del Plan de Desarrollo Social y Económico mencionado, articulo 24, L.O. A. P.
Para el funcionamiento de dichos Consejos se tomará en cuenta el principio de la
competencia, según los artículos 26 y 27 L.O.A.P. y, según el principio de la jerarquía
vertical, los órganos superiores ejercerán la supervisión y el control de los inferiores,
según lo pautado en el artículo 28 L.O. A. P.
Los Consejos Populares de Cultura responden al principio de desconcentración
funcional y descentralización territorial como elemento transformador de la gestión de la
acción cultural del Estado, involucrando las regiones y localidades en el desarrollo cultural
integral, endógeno, armónico autoafirmativo y sustentable, como unidad orgánica
administrativa desburocratizada e impulsando capacidades hacia el interior del país,
según lineamientos centrales del órgano rector de la cultura, artículos 30 al 32 de la
L.O.A.P.
De este modo se propiciará una gestión eficaz que institucionalmente planificará
conjuntamente con los Consejos de Planificación Local, el desarrollo cultural endógeno
integral del país. transformándose así, el órgano rector político-ideológico-cultural, en ente
de la administración pública articulado y coherente, funcional y corresponsablemente con
la población y su realidad especifica y particular, y con las instituciones culturales básicas
de cada ámbito de la gestión pública que le tocará definir al nuevo Ministerio de Desarrollo
Cultural Endógeno, con lo que al fin dejará de ser, un ente repartidor de dinero con
injusticia social, para actividades inconexas, superpuestas, despilfarrador de todo tipo de
recursos, y lo mas importante imprimir sentido funcional con el mínimo de eficientes
factores humanos consustanciados por las transformaciones, en una administración
bolivariana para una gestión fluida y corresponsable para ejecutar la Constitución.El Plan
de Desarrollo Cultural del Estado y la Política que por vez primera se diseñe desde
nosotros mismos, congruente con nuestra realidad política e ideológica y especificidad
cultural.
La delegación de competencias, complemento de la descentralización y
desconcentración, se aplicará de acuerdo a los artículos 33 al 38 L.O.A.P. así como la
12
encomienda de gestión, según los soportes jurídicos que integren la actividad concreta
objeto de encomienda, artículo 39 y 40; L.O.A.P. también se tomará en cuenta, la
avocación por parte de un funcionario u órgano, al conocimiento y resolución de un asunto
por razones técnicas, jurídicas, económicas, social o de interés público según el artículo
41, L.O.A.P. contenidos en la Ley Orgánica de Planificación.
El legislador, considerando la utilidad de la participación de la iniciativa privada en
la creación y difusión de la gestión de la acción cultural, dicta disposiciones reguladoras a
los medios de comunicación social,
en concordancia con la Ley de Responsabilidad
Social de Radio y Televisión, en este sentido se identifican las magnitudes y procederes
de dicha iniciativa, con vista a evaluar su fin último en función de su compatibilidad con los
intereses generales de la cultura venezolana, la identidad, seguridad y soberanía
nacional, así como impulsar su eficacia como acción coadyuvante al mismo fin público de
reconstruir, sobre bases más sólidas nuestra identidad cultural multiétnica y pluricultural
africana, latinoamericana y caribeña, lo que no es posible sin considerar nuestra historia
real, nuestra cultura venezolana y la nueva dinámica política y cultural y sus nuevos
actores.
El legislador, en corresponsabilidad con la población que participa en la consulta
popular, en este caso en diversos grupos de organizaciones populares, dicta normas en el
sentido de educar, formar, concientizar, sobre la exaltación de valores nacionales
universales entre ellos la ética, la honestidad, la paz, la equidad, la justicia social, la
solidaridad, para lograr un pueblo con fuerza moral, ante el empuje de la violencia en
todas sus formas y el terrorismo que gobiernos foráneos,
empresas mediáticas
transnacionales y nacionales tratan de imponer, ante lo cual la población debe estar mejor
preparada para aprender a recibir los mensajes mediáticos que incitan a practicar
acciones colonizadoras.
Esta Ley profundiza el desarrollo humano mediante la formación políticaideológica, ampliación de mayores, mejores e iguales oportunidades en todos los campos
y áreas culturales, en un trabajo constructivo corresponsable con estrategias que
contribuyen a eliminar la pobreza y las desigualdades sociales, lo cual confiere legitimidad
y profundización a la democracia para lograr la sustentabilidad social, articulando los
objetivos económicos y los objetivos culturales, dando el impulso y fomento necesarios a
la economía social donde el “proceso económico se produce, se acumula y se distribuye
con solidaridad”. Es el ALBA, como mecanismo de desarrollo endógeno inmanente, para
la seguridad y defensa del Estado e integración latinocaribeña.
13
Se considera prioritaria la educación y formación del ciudadano republicano en
todos los aspectos de la vida política cultural del país y en especial en los inherentes a la
cultura petrolera y al papel de Venezuela en el contexto mundial, dada su situación
geopolítica estratégica y la importancia de poseer yacimientos petroleros de grandes
magnitudes, que al igual que los metales, piedras preciosas, agua, selva, biodiversidad y
minerales,
entre muchas otras riquezas como es nuestro glorioso pueblo, debemos
fortalecer el conocimiento sobre país rico y sus implicaciones geopolíticas ante las
apetencias de los poderes imperialistas transnacionales, para la defensa, conservación,
protección y enriquecimiento de estos elementos de soberanía nacional.
Se plantea el equilibrio de las relaciones internacionales como estrategia política
fundamental de dialogo entre naciones e intercambio de culturas y aprendizajes. También
se traza como estrategia fundamental, la integración latinoamericana y caribeña en base a
las
raíces históricas que nos unen, así como a problemas, necesidades y sueños
comunes como la pobreza, la deuda externa, la cultura y el impulso al ejercicio del Poder
Constituyente Originario como autodeterminación soberana de los pueblos y el sistema
político latinocaribeño desde la integración cultural y el impulso de la anfictionía de los
pueblos. Artículo 153 de la Constitución Bolivariana.
Este proyecto de Ley Orgánica de Desarrollo Cultural Endógeno es producto
de la participación popular protagónica, aportes de calificados pensadores e
investigadores, entre ellos, redactores de los proyectos de Ley de la Subcomisión de
Cultura de la Asamblea Nacional y de la Comisión Mixta del Viceministerio-Conac que
realiza un proyecto, aún inconcluso producto de la revisión de las leyes nombradas y la
del Poder Popular, de los que hemos tomado algunas ideas; se ha desechado en su
totalidad el Proyecto Meyer–Espinoza del Conac por considerarlo expresión del sistema
representativo, neoliberal burgués, contrario al interés del Gloriosa Pueblo y del Estado.
El proyecto de ley tiene como propósito ejercer las acciones pertinentes para
trabajar y lograr la construcción del paradigma político de desarrollo cultural, endógeno,
autoafirmativo, plural, de identidad, colectivo, soberano e independiente que asegure la
integración de los pueblos, la sustentabilidad y la inmanencia del desarrollo sostenible
para la defensa y seguridad del Estado y la creación del Ministerio de Desarrollo Cultural
Endógeno congruente con nuestra nueva realidad, para la ejecución de esta Ley.
14
TÍTULO I
CAPITULO I
PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y BASES CONSTITUCIONALES
Objeto
Artículo 1. La presente Ley tiene por objeto desarrollar los principios rectores, los
derechos, las garantías constitucionales que orientan política e ideológicamente el
desarrollo cultural integral e integrado que establece la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela; así como ordenar las bases organizativas de un sistema
nacional, federal, funcional y administrativamente descentralizado, territorialmente
desconcentrado, sin burocracia, en base a ello ejercer una eficaz gestión bolivariana de
la acción cultural del Estado.
Ámbito de Aplicación
Artículo 2. El ámbito de aplicación de la Ley Orgánica de Desarrollo Cultural Endógeno
es el territorio de la República Bolivariana de Venezuela, que establecen los artículos 10 y
11 de la Constitución Bolivariana
Sistema de Instituciones
Artículo 3. El sistema federativo para la gestión de la acción cultural está constituido por
las entidades públicas nacionales, estadales, municipales, parroquiales y comunitarias
centralizadas, descentralizadas y desconcentradas, conforme a lo previsto en la
Constitución Bolivariana, la presente Ley, los ordenamientos jurídicos estadales y
municipales, el Plan de Desarrollo Social y Económico de la Nación y el Plan Nacional de
Cultura.
Definiciones
Artículo 4. La creación es libre. Acto individual o colectivo inherente a la condición
humana, cuyo resultado es la cultura, es Derecho Constitucional fundamental, protegido
por esta Ley. Sus límites son la defensa de la soberanía, el respeto a la identidad, a la
dignidad de la persona y del colectivo, a la confidencialidad, a su honor, reputación, vida
privada y a su propia imagen y la del país.
Cultura
Articulo 5. A los efectos de la presente Ley, la cultura es el conjunto de manifestaciones,
representaciones, procedimientos y modalidades de la creatividad humana, individual y
colectiva, aprendido, acumulado, permanentemente enriquecido que determina la
singularidad de una sociedad y las diversidades que la integran como totalidad histórica,
situada en un espacio definido. Cultura como categoría de naturaleza dinámica, flexible
indispensable en la planificación del desarrollo sustentable
Cultura Venezolana
Artículo 6. La cultura venezolana, multiétnica y pluricultural, indisolublemente
latinoamericana, es el proceso creativo, individual o colectivo, de los venezolanos y
venezolanas que, en sus componentes diversos, modos de vida, valores, costumbres y
tradiciones, modos y respuestas a necesidades colectivas, constituye el fundamento de la
nacionalidad, como base y expresión de identidad y soberanía, abierta al intercambio con
otras sociedades que en su conjunto son patrimonio cultural de la humanidad. Actual
proceso de transformación ideológico y político.
Estrategia Política
15
Artículo 7. La cultura se declara de interés público y se asume como prioridad políticaideológica estratégica de defensa y seguridad de la soberanía nacional y el Estado y para
alcanzar la transformación estructural de la sociedad venezolana. En tal sentido, es
primordial investigar los efectos de la cultura de masas, de tendencia globalizadora, y la
puesta en práctica de acciones permanentes y sistemáticas dirigidas por el Estado, para
combatir cuanto atente contra la memoria colectiva, la identidad nacional, los símbolos, el
idioma, la tradición, la dignidad, el honor, la reputación, la propia imagen, la
confidencialidad y la vida privada de las personas. Cultura en cuanto categoría estratégica
metodológica de acción dinámica, pauta y orienta el desarrollo cultural endógeno integral
e integrador para la transformación en sociedad repúblicana y bolivariana.
Venezolanidad
Artículo 8. El Estado desarrolla y protege las culturas populares constitutivas de la
venezolanidad conforme al principio de interculturalidad e igualdad de las culturas,
mediante programas e iniciativas dirigidos al desarrollo de la capacidad creativa y crítica
de los creadores y creadoras, trabajadores y trabajadoras culturales y su relación directa
con el sentido de pertenencia, cuido y defensa de localidades y regiones.
Educación
Artículo 9. La educación, expresión e instrumento de la cultura, promueve el aprendizaje
y la práctica de los valores y principios propios de la venezolanidad y latinoamericanismo,
las doctrinas Bolivariana, Rodriguena y Zamorana y todas las manifestaciones creativas
que coadyuvan al desarrollo integral del ciudadano republicano. Asimismo, el Estado
fomenta la investigación –acción de los procesos de transformación y cuanto conduce a la
desaparición de las barreras culturales que causan la exclusión, la pobreza y la
marginalidad. La investigación-acción es inherente a la educación y formación para el
cambio cultural.
Profesionalización
Artículo 10. Las culturas constitutivas de la venezolanidad se desenvuelven libres de todo
obstáculo y son producto de su expresión auténtica. En tal sentido, el Estado establece y
promueve los programas necesarios para la alfabetización, formación, educación,
investigación, capacitación y superación de todos los creadores y creadoras, trabajadores
y trabajadoras culturales, a los fines del Estado.
CAPITULO II
DE LA POLÍTICA CULTURAL
Políticas Culturales Integradoras
Artículo 11. El Ministerio de Desarrollo Cultural Endógenoo del Poder Cultural, en
articulación con los demás órganos e instituciones de su competencia, diseña, formula,
analiza, ejecuta, instrumenta, supervisa, evalúa y controla en corresponsabilidad con la
población, la aplicación en todas sus fases, de las políticas públicas de desarrollo cultural
endógeno, de acuerdo a los siguientes ordenamientos:
1. Fomentar e impulsar la difusión de las doctrinas Bolivariana, Rodriguena y
Zamorana y de otros pensadores libertarios e independentistas de siempre de este
continente lastinocaribeño.
2. Difundir y fortalecer los instrumentos y mecanismos pacíficos de transformación
política-cultural que se ejecutan en Venezuela, desde el ejercicio soberano del
Poder constituyente Originario.
16
3. Establecer en el presupuesto anual de la Administración Pública Nacional un
porcentaje destinado a la gestión del desarrollo cultural endógeno, estimado
conforme a la nueva realidad política-cultural en corresponsabilidad con las
comunidades y su participaciión como conocedores de su realidad cultural, así
como las recomendaciones de los organismos internacionales. Los Estados, los
Municipios y las Parroquias según las decisiones de las comunidades y
congruente con las disposiciones del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno,
formularán una disposición similar en sus respectivos ordenamientos jurídicos, a
fin de estructurar de manera integral los recursos necesarios para el desarrollo
cultural endógeno del país.
4. Articular los objetivos económicos y los culturales. A tal efecto se formularán,
presupuestos participativos en corresponsabilidad con las comunidades, para
contribuir a la efectividad y viabilidad del desarrollo cultural endógeno integral e
integrado del país, congruente a la realidad local y nacional. El turismo, artesanías
y acciones derivadas de la minería y el uso del agua, serán objeto de tratamiento
especial como parte del patrimonio cultural de la nación y de la defensa y
seguridad del Estado..
5. Crear los incentivos necesarios para el estímulo, fomento y la consolidación del
desarrollo cultural, individual y colectivo e involucrar a los artistas y creadores en la
ambientación y enriquecimiento espiritual de las ciudades y sus pobladores
6. El establecimiento de las condiciones fundamentales que faciliten el acceso
gratuito de los niños y niñas, adolescentes, ancianos y ancianas a los bienes y
servicios culturales, así como su participación en la gestión cultural.
7. Defender y crear mecanismos de protección y defensa del derecho de propiedad
intelectual del autor y de la autora, incluso los derechos de propiedad intelectual
de los niños, niñas y adolescentes. La Constitución, esta Ley y una Especial
regulará la materia.
8. Facilitar a los trabajadores y trabajadoras culturales, con una frecuencia mínima
semanal y en horarios adecuados, la infraestructura cultural instalada en el país,
administrada por instituciones públicas, para la realización de sus actividades
culturales
9. Favorecer la creación y el desarrollo de instancias organizativas e infraestructuras
para la gestión de la acción cultural, en concordancia las comunidades y sus
órganos de decisión: los consejos populares de cultura, los consejos de
planificación local, en congruencia con el Plan Nacional de Desarrollo Cultural
Integral y el Plan de Desarrollo Social y Económico del Estado.
10. Estimular y fomentar la participación ciudadana y el protagonismo social de la
comunidad para que decidan sobre los asuntos que atañen a su desarrollo cultural
integral e integrado, para ello, en corresponsabilidad con la población, se diseñan
programas especiales a fin de fortalecer su capacidad de decisión, autogestión,
creatividad y enriquecimiento de sus capacidades y potencialidades.
17
11. Proteger, incentivar, defender, resguardar y consolidar las culturas indígenas y
tradicionales, como cultura de resistencia e identidad nacional, a los fines de la
defensa y seguridad de la soberanía del Estado.
12. Crear el Sistema Nacional de Instituciones Culturales Básicas en cada ámbito de
la administración pública; tomando en cuenta la especificidad y particularidad
territorial y cultural de las comunidades y localidades.
13. Practicar la cooperación política y cultural internacional, con fundamento en la
doctrina anfictiónica del Generalísimo Francisco de Miranda y el Libertador Simón
Bolívar, mediante la elaboración y el cumplimiento de convenios con Estados
hermanos y organizaciones internacionales, así como con organizaciones
culturales y sociales de los pueblos hermanos, en concordancxia con la
Constitución Bolivariana.
14. Diseña políticas que orientan la política del servicio exterior referida a la difusión
del ejercicio soberano del Poder Constituyente Originario; de nuestro sistema de
gobierno la Democracia Cultural Participativa y Protagónica; de nuestro paradigma
político de desarrollo cultural endógeno Alternativa Bolivariana para América
Latina, el ALBA y asimismo implementar programas de formación, capacitación y
superación sobre estos y otros temas de soberanía nacional y como bloque de
poder, para los agregados culturales del servicio exterior.
15. Regular todo lo concerniente a las obligaciones correspondientes a los
particulares, por razones de solidaridad, responsabilidad social y,
corresponsabilidad en las acciones destinadas a lograr el desarrollo cultural
endógeno integral del país.
16. Crear mecanismos e instrumentos de difusión, a través del servicio exterior, de los
valores y principios culturales y del orgullo de ser venezolanos, así como de los
principios, construcción y desarrollo del desarrollo endógeno soberano e
independiente y de integración política, cultural y territorial como alternativa a
cualquier pretensión intervencionista y anexionista.
17. Diseñar programas para la formación, educación, capacitación y superación
ideológica, técnica y profesional de los trabajadores culturales, al tiempo de darles
a conocer el sistema desburocratizado, flexible, desconcentrado, descentralizado,
participativo y corresponsable de la administración de la gestión de la acción
cultural estatal del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno, como
administración de servicio público, basada en principios bolivarianos, éticos y
constitucionales.
18. Dirigir la inversión de recursos financieros culturales para la aplicación de la
ciencia y la tecnología en la producción agrícola e industrial, a fin de impulsar la
cooperación entre obreros y campesinos y además contribuir a elevar su nivel
cultural, en concordancia con las Misiones respectivas y las necesidades locales,
para impulsar el desarrollo endógeno sustentable.
19. Incentivar y fomentar la educación de campesinos y obreros hasta el nivel superior
en articulación con el Ministerio de Educación, la acción formativa y educativa de
18
las Msiones respectivas y tomando en cuenta las necesidades locales y del
desarrollo endógeno de la nación.
20. Acrecentar el crecimiento coherente y armónico de la base material de la cultura
según lo pautado en el Plan de Desarrollo Económico y Social del Estado.
Alfabetización
Artículo 12. Son prioritarias la alfabetización, la enseñanza del castellano y su aplicación
a las expresiones, modos de vida y actividades de los venezolanos y venezolanas. El
Estado promueve la defensa del mismo como principal idioma oficial de la República y a
tal fin, emprende las acciones pertinentes para preservar su buen uso, fortalecimiento y
desarrollo. Asimismo, promueve y fomenta las publicaciones en castellano y lenguas
indígenas de las expresiones culturales, científicas y tecnológicas, producidas en el país
por venezolanos y venezolanas o extranjeros y extranjeras.
Interés Público
Artículo 13. Se declara de interés público el acceso de todos los ciudadanos venezolanos
y venezolanas, extranjeros y extranjeras residentes en el país, a las instituciones, bienes y
servicios culturales, sin distingo de razas, etnias, credos, sexos, condición física o mental
o condición socio-económica.
Sistema de Instituciones Culturales del Estado
Artículo 14. El Estado, en corresponsabilidad con el Pueblo crea, supervisa, mantiene y
sostiene, mediante recursos suficientes y adecuados, las instituciones culturales de
carácter público que aseguran el cumplimiento de los principios enunciados, así como la
protección y defensa de la identidad y patrimonio histórico-cultural de la nación. Asimismo
la institucionalidad cultural debe responder a los principios constitucionales de
participación ciudadana, protagonismo comunitario, corresponsabilidad en las acciones
gubernamentales, control social en la gestión pública y en la ejecución del Plan de
Desarrollo Económico y Social del Estado.
Integración de Procesos
Artículo 15. El Estado en corresponsabilidad con el Pueblo define y ejecuta políticas
destinadas a articular e integrar en la gestión cultural pública los ámbitos artísticos,
científicos, tecnológicos, industriales y comerciales, los servicios culturales en general y
en especial los referidos al turismo, la culinaria, la promoción de las exportaciones y los
procesos productivos del país.
Artesanías e identidad
Artículo 16. El Estado protege, fomenta y promueve el desarrollo de las artesanías, de
los productos típicos y bienes del arte tradicional y popular, las cooperativas de bienes y
servicios y empresas culturales, con el fin de preservar su calidad y autenticidad,
permanencia y consolidación en la defensa de la identidad y soberanía nacional. A tales
efectos, diseña y ejecuta un programa de atención integral al artesano y al artista popular,
que comprende la enseñanza, la formación, la investigación, las facilidades crediticias, la
defensa de su autoría intelectual, la promoción y difusión de sus obras, la permanencia de
la calidad, el apoyo tecnológico y la seguridad social, de acuerdo con una Ley Especial en
la materia y los principios constitucionales. Todo ello en congruencia con la Constitución
Bolivariana, los fines del Estado y en resguardo de la seguridad y defensa de la identidad
y soberanía nacional.
Creatividad
19
Artículo 17. El Estado invierte los recursos necesarios en forma permanente, según los
principios constitucionales de equidad y justicia social sin discriminación, para el impulso,
fomento, estímulo, formación y capacitación de los venezolanos y venezolanas en las
diversas manifestaciones creativas, acordes con los principios constitucionales y
congruente a los fines del Estado.
Garantía Constitucional
Artículo 18. El estado dicta las medidas necesarias para hacer efectivas las garantías del
derecho constitucional a la libre creación, individual o colectiva, a la divulgación de la obra
realizada y la protección del derecho intelectual del autor o la autora adultos, niños, niñas
y adolescentes.
Anfictionía y Unidad
Artículo 19. El Estado impulsa, fomenta y desarrolla acciones político-ideológicasculturales destinadas a impulsar la anfictionía, la unidad, la solidaridad y la cooperación
de los pueblos latinoamericanos y del caribe, para ello analiza, diseña, formula,
instrumenta, ejecuta, evalúa y controla políticas culturales públicas intersectoriales e
interinstitucionales con los organismos de su competencia y estimula la formulación de
leyes que den coherencia al desarrollo endógeno continental.
CAPITULO III
DE LA PROTECCION DE LOS DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL E
INDUSTRIAL DE LOS AUTORES Y AUTORAS SOBRE SUS OBRAS Y DE LOS
PRODUCTOS, CONOCIMIENTOS, SABERES, TÉCNICAS Y CRETIVIDAD POPULAR
Sujeto de Derecho
Artículo 20. El Estado reconoce como sujeto de derecho a la autora y al autor intelectual
y en tal sentido, protege la propiedad intelectual como su derecho inherente,
irrenunciable, inalienable, inembargable. Se formula una Ley Especial para regular el
derecho de propiedad del autor y de la autora sobre la obra de su creación y cuanto se
refiera a la explotación de la misma por parte de terceros. Asímismo la Ley Especial,
compatible con la Constitución Bolivariana, regula todo lo concerniente a invenciones,
innovaciones, denominaciones, patentes, marcas y lemas. Las Leyes correspondientes,
deben resguardar y defender la soberanía nacional expresada en la creación intelectual, a
los fines de seguridad del Estado y convenios internacionales signados por Venezuela,
siempre y cuando no contravengan la Constitucionalidad de la república.
A tal fin atenderá los siguientes principios rectores:
1. El derecho a la propiedad intelectual del autor y de la autora se fundamenta en la
libertad de creación cultural, y comprende el derecho del autor y de la autora sobre
sus obras científicas, intelectuales, tecnológicas, artísticas, literarias, artesanales,
también la libertad de invención, producción y divulgación de las mismas y los
demás derechos, deberes y garantías previstos en las otras leyes especiales
competentes en la materia y tratados internacionales signados y firmados por
Venezuela, siempre y cuando sean compatibles con la presente Ley y Constitución
Bolivariana.
2. La creatividad, la inventiva y la innovación individual y colectiva y el
descubrimiento de obras, acciones, procesos, métodos tecnológicos, científicos,
técnicos, informáticos y electrónicos son objeto de protección especial por parte de
20
la Constitución Bolivariana, esta Ley y la colectividad. Se dispondrá lo necesario
para mejorar las condiciones materiales morales e intelectuales de los creadores y
en general de los trabajadores culturales por medio de Ley Especial, entretanto
rige la Constitución y la presente Ley. la legislación internacional, que no colida
con nuestra constitución y leyes correspondientes.
3. Los derechos morales del autor sobre la obra de su creación son inherentes a su
persona, por tanto inalienables, inembargables, irrenunciables e imprescriptibles.
En ningún caso y bajo ningún medio, podrá establecerse sesión implícita de los
derechos patrimoniales del autor o de la autora, sobre sus obras.
4. Garantizar el amparo constitucional para todo creador y creadora, trabajador y
trabajadora cultural que sea coartado en el ejercicio de sus derechos. Así mismo,
el Defensor de los Derechos Culturales velará por los intereses del autor y de la
autora, sean adultos adolescentes o niños y niñas o pertenecientes a cualquier
sector de la población.
5. Regular mediante Ley Especial la protección y seguridad de los derechos de la
propiedad intelectual de los niños, niñas y adolescentes sobre su obra, invención u
innovación.
6. Regular mediante Ley Especial la protección de materias primas y productos
naturales de cualquier índole o especie sean vivientes o no, teniendo en cuenta la
inconstitucionalidad que sobre esta materia, se presente en normativas de tratados
internacionales.
7. Otorgar al creador y la creadora cultural ventajas impositivas, subvenciones y
créditos adecuados a su productividad y a su trabajo comunitario, luego de ser
eveluado.
8. Regular las obligaciones con las cuales deben contribuir los autores y las autoras
consagrados por su obra, en razón de la solidaridad, responsabilidad social y
corresponsabilidad en las acciones necesarias para el desarrollo cultural
endógeno de la población, en especial el de su lugar de origen.
9. El Estado establece e implementa las medidas necesarias en cuanto a la
prevención, represión y sanción contra quienes atenten y cometan delitos en
contra de autores, autoras, creadores, creadoras, trabajadores y trabajadoras
culturales y las obras de su propiedad.
10. Asegurar la protección, defensa, promoción, difusión, distribución, circulación de
obras, bienes y servicios culturales producto de la creatividad intelectual,
científica, técnica, artística, literaria, artesanal, electrónica, informática, tecnológica
y los de las culturas aborígenes, campesinas y tradicionales que constituyen
resultado de sus saberes y conocimientos ancestrales relativos a su ambiente,
biodiversidad y uso de elementos de los campos botánico, mineral, animal y
ecológico utilizados por ellos en biomedicina, fitofarmacia y producción
agroalimentaria, así como la protección y respecto a las innovaciones,
descubrimientos, patentes e inventos en los campos de la ciencia, la tecnología, la
biomedicina, la agroindustria, la fitofarmacia y de otros campos de la cultura
21
nacional, dentro y fuera del país. A este respecto no se aplicarán normas
internacionales que colidan con la Constitución Bolivariana y leyes nacionales.
11. Las reediciones de las obras de creación cultural deben ser revisadas y
asesoradas por sus autores y autoras, para proceder a dicha reedición y cumplir
con lo estatuido sobre la propiedad intelectual del autor o la autora y lo
concerniente a sus derechos en cuanto a la explotación de su obra, por parte de
terceros, contenidos en la constitución y leyes nacionales.
12. Aplicar lo estatuido en la Constitución Bolivariana y la presente Ley, hasta tanto se
creen mecanismos e instrumentos dirigidos al aseguramiento, la protección y
defensa del conocimiento campesino/comunitario e individual, ante cualquier
amenaza o imposición de implantación de patentes sobre diversas formas de vida,
o de patrones de producción pertenecientes y de creación de los campesinos e
indígenas y de apropiación/expropiación de dichos conocimientos y saberes
13. La soberanía, la Constitución Bolivariana, leyes venezolanas y el desarrollo
cultural venezolano, están por encima de los acuerdos internacionales sobre la
propiedad intelectual e industrial, por lo que ninguna disposición legal foránea
puede poner en peligro las condiciones de vida de la mayoría de la población, las
posibilidades de supervivencia y la posibilidad real de otras formas culturales
alternativas, a la mercantilización total y/o al acceso de alimentos y medicamentos
de calidad y bajos precios.
14. Regimentar y negar, el uso de semillas genéticamente manipuladas, transgénicas
y de agroquímicos, los cuales reducen drásticamente la capacidad autoadaptativa
y regenerativa de los sistemas ecológicos, en atención a la defensa de los
derechos humanos de las mayorías poblacionales y, sus modos de producción
elaborados para obtener una vida con calidad.
15. Definir con claridad en Ley Especial y en las instituciones respectivas, todo lo
referente a patentes relativas a lo que es innovación y/o descubrimiento, creando
las características de la patente para cada caso, descubrimiento y/o innovación y/o
invento, tomando en cuenta las transformaciones tecnológicas, particularmente en
el campo de la industria, de la biotecnología, la fitofarmacia, biomedicina y el
nuevo campo de la propiedad intelectual sobre nuevas formas de vida
16. Defender, cuidar y vigilar los territorios donde existan fuentes acuíferas y modos
de facilitar la agricultura e industrias, para que no sean cedidos o negociados, bajo
ninguna forma de enajenación o contratación, a cualquier tipo de asociación,
corporación o individualidad, así mismo, sus pobladores no puedan ser evacuados
de esos lugares bajo ningún pretexto.
CAPITULO IV
DE LA SEGURIDAD SOCIAL DE LOS TRABAJADORES CULTURALES
Seguridad Social
Artículo 20. La seguridad social de los trabajadores es un derecho fundamental
consagrado en la Constitución Bolivariana. Es obligación del Estado velar por la previsión
y atención integral de los trabajadores culturales, según los principios constitucionales, la
22
Ley de Seguridad Social, lo pautado en la presente Ley y la Ley Especial en la materia
que no colida con las nombradas.
Productividad y seguridad
Artículo 21. Los trabajadores culturales son beneficiarios de los derechos, deberes,
principios y garantías establecidos en la Ley de Seguridad Social, así como de las
políticas, planes y programas en resguardo de su bienestar integral para incrementar su
creatividad y su productividad. Ejecutar programas especiales para fortalecer los valores
humanos de la creatividad popular e impulsar nuevos valores, en especial quienes habitan
en sitios geográficos alejados.
Particularidades
Artículo 22. El Estado ejecuta las acciones necesarias para otorgar las pensiones por
vejez, incapacidad, invalidez, retiro y término de vida útil por las razones que determine la
ley y su reglamento o relacionadas con alguna disciplina artistica, deportiva u otra en
especial. Mediante ley especial se regula la materia.
Asistencia al Bienestar
Artículo 23. Asegurar la protección social de los trabajadores y trabajadoras culturales,
como beneficiarios de las políticas, programas y otros derechos contemplados en el
sistema de seguridad social previsto en la Ley respectiva, a fin de garantizarles la
asistencia eficiente, equilibrada y pertinente en resguardo de su bienestar.
Generación de bienestar
Artículo 24. Se promueve el desarrollo y circulación de los bienes culturales producto de
la inventiva y la creatividad individual y colectiva, con el fin de propiciar nuevas formas de
vida y fuentes de riqueza, aumentar el nivel de ingresos de la población y fortalecer la
soberanía cultural y económica del país.
CAPITULO V
DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LOS MEDIOS
AUDIOVISUALES Y RADIOELÉCTRICOS
Difusión y Fines del Estado
Artículo 25. El Estado, a los fines de asegurar la difusión de resultados del proceso de
desarrollo cultural endógeno establecido en la Constitución Bolivariana, orienta las formas
de cooperación de los medios de comunicación social a los fines de la seguridad y
defensa de la identidad y soberanía del Estado, mediante la Ley de Responsabilidad
Social de los medios de comunicación social y de conformidad con los siguientes
lineamientos rectores:
Disponer de medios de comunicación social dedicados a la creación y transmisión de
contenidos propios del acervo cultural a los fines de resguardar la identidad, soberanía
nacional y fines del Estado.
5. Fortalecer los medios masivos de comunicación social del Estado en los aspectos
artísticos, educativos, técnicos y tecnológicos, asimismo en cuanto a la
programación y calidad en la producción; edición de obras de autores y autoras
nacionales, respetando lo pautado en cuanto a la explotación de la obra del
autor o de la autora, adultos, niños, niñas y adolescentes, por parte de terceros
23
y velar por el cumplimiento de las disposiciones de la Ley Especial sobre la
materia en corresponsabilidad con los usuarios, todo con el fin de contribuir a
la elevación cultural de toda la población y evitar la imposición de modelos
culturales foráneos que atenten con nuestra idiosincrasia.
6. Estimular a los autores y autoras de telenovelas y de programas musicales e
infantiles, al excelente uso del lenguaje y construcción gramatical y articulen
los contenidos, a lugares, tiempos y expresiones de las culturas
latinoamericanas y caribeñas, en especial de la venezolana.
7. Los
medios audiovisuales destinan espacios adecuados en su programación
regular y en horario para todo público, de conformidad con la ley respectiva,
para la emisión, recepción y circulación de la producción de valores y obras de
creación individual y colectiva indígena, popular, tradicional de creadores y
creadoras del país. Igual propósito, cumplen los medios impresos en espacios
similares en sus ediciones regulares y extraordinarias.
8. Los medios televisivos deben incorporar subtítulos, así como traducción a la
lengua de señas, en aquellos programas que lo requieran, conforme a la
Ley Especial que los rige. Asimismo se hará con las lenguas aborígenes
en las localidades donde habitan y en programas especiales de medios
radioeléctricos y audiovisuales nacionales.
9. Diseñar y ejecutar políticas interinstitucionales, integradas y coherentes,
orientadas a la promoción y difusión en el exterior, de las diversas
manifestaciones culturales venezolanas y procesos de desarrollo
endógeno, en especial las referidas a la autoría de niños, niñas y
adolescentes.
10. Fomentar y estimular el desarrollo y articulación de medios de comunicación
comunitarios a los fines del Estado. Asimismo, implantar el radioperiódico
escolar en el sistema educativo.
11. Fomentar la producción nacional escrita, audiovisual, electrónica y cualquier otro
modo que se cree en lo adelante, para difundir las doctrinas Bolivariana,
Rodrigueana y Zamorana, y de otros pensadores libertarios e independentistas
de siempre y de nuestros aborígenes.
12. .
Instrumentar las normas legales necesarias y de obligatorio cumplimiento,
para difundir las obras audiovisuales certificadas como nacionales, en las
diferentes televisoras y salas de exhibición del país.
13. Garantizar la organización y prestación de servicios y derechos registrales,
especiales, con el objeto de perpetuar la memoria creativa de la Nación, así
como otorgar certeza jurídica de la existencia de las obras del autor y de la
autora, incluyendo las obras de niños, niñas y jóvenes conforme a la presente
Ley y leyes especiales en la materia.
11. Velar por el cumplimiento del derecho del autor y de la autora, a obtener un
porcentaje de las ganancias que produzcan sus obras por la explotación que
24
hagan de las mismas terceras personas, los medios de comunicación social y
demás organismos difusores.
12. Equiparar el valor mercantil de la producción impresa y audiovisual al valor de la
producción extranjera, en atención a las disposiciones de Ley Especial compatible
con la Constitución Bolivariana.
13. Tomar en cuenta las deficiencias de los minusválidos y generar las soluciones a
que haya lugar, para satisfacer sus necesidades de trabajo, formación,
información, actualización y recreación.
14. Involucrar a los usuarios en la planificación de la programación, la contraloría
social y el seguimiento de la labor de los medios de comunicación social, y su
correspondencia con los fines del estado y principios constitucionales.
CAPITULO VI
DEL PROCESO EDUCATIVO
Educación para la transformación
Artículo 26. La educación, componente esencial de la producción y reproducción de la
cultura, se orienta conforme a las siguientes disposiciones rectoras:
1. La obligatoriedad de la formación en historia venezolana precolonial, colonial,
republicana, nacional, regional y local en su contexto venezolano, latinoamericano,
andino, caribeño, amazónico, iberoamericano y universal.
2. El diseño e implantación en los programas educativos formales e informales, todo
lo relativo al conocimiento e información sobre el proceso histórico integrado de los
países de Centroamérica, el Caribe y Sur América, con énfasis en nuestros
vecinos geopolíticos latinocaribeños.
3. Obligatoriedad de la Investigación, conocimiento y difusión de las acciones
independentistas de nuestros aborígenes y de las doctrinas Bolivariana,
Rodrigueana y Zamorana y de otros pensadores y forjadores de libertad y justicia
social del continente latinocaribeño, así como de los de otras latitudes.
4. Obligatoriedad de implantar la República Escolar, en el proceso educativo, como
uno de los métodos para formar al hombre y a la mujer republicanos, con
basamento en las doctrinas Bolivariana, Rodrigueana y Zamorana y la
Constitución Bolivariana.
5. El estimulo a la lectura, el conocimiento, la práctica y difusión de las diversas
manifestaciones culturales venezolanas, afroamericanas y caribeñas con el fin de
fortalecer la ética, solidaridad, la identidad, la justicia, la honestidad, la amistad, la
lealtad, la solidaridad, la cooperación y anfictionía y el compromiso político
independentista y la responsabilidad social como valores intrínsecos de nuestros
pueblos.
6. La creación de instrumentos y programas destinados a la formación de los
educadores y educadoras en manifestaciones y procesos de cultura autóctona de
las diversas etnias, tradicional, popular venezolana y afroamericana, caribeña y
25
latinoamericana y estructurar medios y mecanismos para su conocimiento,
protección y defensa.
7. El fortalecimiento y la incorporación en el proceso educativo de las
manifestaciones culturales aborígenes, populares, tradicionales y las creaciones
más recientes e innovadoras de procesos culturales, así como las diversas
disciplinas artísticas, con el objeto de alcanzar la formación integral del
venezolano.
8. La inscripción de la ciencia y la tecnología de los pueblos indígenas y
tradicionales, en todo proceso educativo.
9. El diseño y ejecución, con carácter prioritario, de programas de atención especial a
la infancia, la adolescencia, personas y regiones más desasistidas, a fin de
fortalecer sus innatos procesos de identificación, memoria y pertenencia cultural y
poblamiento de sus entornos.
10. .Divulgar y fortalecer el conocimiento del paradigma político de desarrollo cultural
endógeno, como instrumento de soberanía e independencia económica y defensa
y seguridad de nuestra identidad, todas nuestras riquezas, sin excepción alguna,
del suelo, del subsuelo, ultramar y fenómenos ambientales como las referidas al
Catatumbo, ecológicas y biodiversidad.
11. Divulgar y fortalecer el conocimiento de las potencialidades del continente
suramericano, en especial las acuiferas, ecológicas, amazonía y las de ultramar y
construir las bases para su aprovechamiento, para el intercambio cultural, la
integración de los pueblos y la generación de riquezas para nuestras naciones.
CAPITULO VII
DEL PATRIMONIO CULTURAL
Nación y patrimonio
Artículo 27. El Patrimonio Cultural de la Nación venezolana es el producto de la
creatividad permanente de todos los grupos humanos que han poblado nuestro territorio
en distintas épocas y que, en el presente, conforman la identidad y soberanía de la
sociedad venezolana actual
Patrimonio e identidad
Artículo 28. El Patrimonio Cultural de la Nación está constituido por todos los bienes y
valores culturales que son expresión de la nacionalidad venezolana, tales como: las
tradiciones, las costumbres y hábitos sociales, así como el conjunto de bienes
inmateriales, naturales, muebles e inmuebles de carácter histórico, político, arqueológico,
etnológico, lingüístico, artístico, ecológico, científico-técnico, documental, bibliográfico y
museístico. Los recursos renovables y no renovables, los seres vivientes o no milenarios
del suelo y del subsuelo, el espacio ultraterrestre subyacente, las formas tradicionales de
curación de las diferentes etnias y pobladores campesinos.
Soberanía y Patrimonio
26
Artículo 29. Las políticas públicas del Estado referidas al Patrimonio Cultural de la Nación
tienen como objetivo principal su defensa, fortalecimiento, enriquecimiento, conservación
mediante la investigación, el inventario, la protección y la divulgación, en defensa y
seguridad de la soberanía e identidad nacional.
Gestión Corresponsable
Artículo 30. El Estado Nacional, los Estados, los Municipios, Parroquias y comunidades,
establecen un servicio de conservación, protección, enriquecimiento, difusión y defensa
de los bienes del patrimonio cultural ubicados en sus territorios, en el suelo, subsuelo y
plataforma continental, en el espacio aéreo, determinado en la Constitución y política
cultural del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno articulada con los órganos
correspondientes y a través de los Consejos Populares de Cultura y los de Planificación
Local. Asimismo, propician y estimulan la participación y corresponsabilidad de las
personas y comunidades en la gestión del cuido, enriquecimiento, preservación, difusión,
seguridad y defensa del Patrimonio Cultural de la Nación. También vela por el Patrimonio
Latinoamericano y Caribeño como elemento de soberanía e integración del continente
latinocaribeño y expresión de su identidad.
Sensibilización
Artículo 31. El Consejo Federal de la Cultura, así como los Consejos Populares
Estatales, Municipales y Parroquiales de Cultura, elaboran y utilizan los instrumentos
necesarios para sensibilizar a la población sobre la importancia y significación del
Patrimonio Cultural y su correspondencia con la seguridad y defensa del Estado y
soberanía e identidad nacional.
Conciencia Histórica
Artículo 32. Por sus características singulares y su trascendencia en la formación y
reproducción de la identidad cultural y de la conciencia histórica venezolana,
latinocaribeña y en especial de los países libertados por el Libertador Simón Bolívar y
Panamá, y el Caribe, el patrimonio cultural de la Nación es objeto de una Ley Específica
que regula su caracterización, vitalidad, protección, investigación, difusión, conservación y
defensa en pro de la unidad de los pueblos de Nuestra América.
Obligación del Estado
Artículo 33. El Estado vela por la integridad, protección, defensa y custodia del
Patrimonio Cultural de la Nación, en particular frente a los desafueros que personas,
estados o corporaciones, que continuamente amenazan su existencia, todo ello en
resguardo de la seguridad y defensa de la identidad y soberanía nacional.
CAPITULO VIII
DEL FOMENTO Y ESTÍMULO A LA CREACIÓN, LA INVESTIGACIÓN Y LAS OTRAS
ACTIVIDADES del DESARROLLO CULTURAL ENDÓGENO INTEGRAL E
INTEGRADO
Obligación de Estado
Artículo 34. El Estado fomenta y estimula las capacidades creativas de la población como
base del diálogo, el intercambio, la participación, el protagonismo comunitario y como
expresión de libre pensamiento, de acuerdo a los principios constitucionales.
27
Fomento a la Creatividad
Artículo 35. El Estado establece mecanismos especiales para fomentar y estimular la
creatividad en todas los campos, procesos, manifestaciones y disciplinas culturales.
Asimismo, el Pueblo en ejercicio Soberano del Poder Constituyente Originario en
corresponsabilidad con el Estado, incentiva la creación de organizaciones, instituciones e
instrumentos para lograr el desarrollo político, ideológico y cultural endógeno.
Investigación-Acción
Artículo 36. El Estado estimula y fomenta la investigación-acción en los procesos
culturales para la construcción del desarrollo endógeno integral e integrador, según las
siguientes iniciativas rectoras:
1. Estimular y fomentar el estudio, la investigación y el conocimiento del pensamiento
y doctrinas de Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora y demás
pènsadores libertarios de siempre para su práctica en la vida cotidiana de las
comunidades.
2. Propiciar estudios teóricos conceptuales y metodológicos que contribuyen a
enriquecer la motivación, la explicación y la potenciación de los procesos
culturales de desarrollo endógeno.
3. Priorizar el estudio de la historia, el patrimonio, las tradiciones culturales y las
nuevas tendencias ideológicas, político-culturales que se generen en el país, en
Latinoamérica, el Caribe y en el mundo.
4. Priorizar la construcción del ALBA, nuevo modelo de desarrollo sustentable y
armónico, con basamento en la integración cultural, la integración política y la
integración territorial, estimulando intercambios en todos los campos y procesos
culturales nacionales y con los pueblos hermanos, desde nuestras capacidades,
potencialidades y riquezas.
5. Promover investigaciones destinadas a formular proyectos de transformación
económico-sociocultural y a evaluar los aportes de los procesos de intervención
cultural.
6. Estimular la creación y desarrollo de cooperativas y empresas culturales,
orientadas hacia la creación y fortalecimiento de un mercado nacional de bienes,
productos y servicios culturales, así como efectuar las diligencias para su inserción
en el mercado internacional y en cumplimiento de los fines del Estado.
7. Estimular el clima de investigación y creación de los intelectuales, artistas y
trabajadores culturales para el desarrollo de la cultura venezolana,
latinoamericana, africana y caribeña, tomando en cuenta las capacidades,
potencialidades y riquezas que poseemos en el continente y estimular su
proyección internacional como expresión liberadora, de unidad, solidaridad e
instrumento transformador de desarrollo cultural integral.
8. Ejercer acciones destinadas a estimular el desarrollo de la doctrina pedagógica
Latinoamericana en base a los principios de la ideología de Simón Rodríguez y
28
otros filósofos, pensadores y educadores de nuestra América de hoy y de siempre,
inspirados en nuestro Filósofo -Pedagogo, a objeto de formar en educación
integral y la integración cultural de nuestros pueblos.
9. Estimular, apoyar y fomentar la educación estética a los fines de enriquecer la
personalidad individual y colectiva, fortalecer la observación, apreciación y
valoración del arte y optimizar las capacidades inventivas, expresivas y creadoras.
10. Obligatoriedad de estimular, apoyar, fomentar y difuindir el conocimiento y la
práctica de las disciplinas artisticas y valores nacionales y universales, en especial
la investigación desde nuestros aborígenes, como componente de la formación
integral de los venezolanos desde la edad escolar.
11. Obligatoriedad de estimular, apoyar y fomentar el conocimiento de nuestras
riquezas naturales, de nuestro proceso histórico geopolítico y su incidencia en
nuestra integridad y soberanía nacionales.
12. Incentivar, apoyar, resguardar y defender la producción agrícola e industrial como
fundamento básico para la preservación de diversas opciones culturales, como
modo de vida, forma de ocupación de territorio, formas de relación con la
naturaleza y como instrumento de seguridad y soberanía alimentaria
13. Propiciar la investigación, el análisis y debate público de los tratados
internacionales que puedan afectar, el desarrollo cultural endógeno, pacífico e
integral y del país y concientizar a la población sobre la no intervención de ninguna
individualidad, corporación o estado en nuestros asuntos, como forma cultural
cotidiana.
CAPITULO IX
DE LAS CULTURAS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS
Cultura Originaria Autóctona
Artículo 37. Las culturas de los Pueblos Indígenas constituyen el sustento originario de la
soberanía, identidad y cultura venezolana y son parte indivisible de ellas.
Identidad Cultural
Artículo 38. El Estado protege las identidades culturales de los Pueblos Indígenas y de
otros étnicamente diversos, y promueve la enseñanza y el respeto de sus particulares
formas de vida, especificidades socioculturales, saberes acumulados, tradiciones,
territorios e idiomas, los cuales son de obligatorio uso oficial en sus respectivos hábitat y
comunidades.
Especificidad Cultural Indígena
Artículo 39. El Estado garantiza el derecho de los Pueblos Indígenas a preservar,
vitalizar y difundir su historia, sus identidades étnicas y culturales, cosmovisiones, sus
valores, idiomas, saberes, espiritualidades, sus lugares sagrados y de culto, y una
educación que atiende sus singularidades y especificidades culturales.
Seguridad y Defensa Nacional
Artículo 40. El Estado y la población protegen y defienden a los Pueblos Indígenas de
Venezuela y todas sus manifestaciones culturales, formas de vida y de organización e
29
idiomas propios y todos sus derechos establecidos en la Constitución y leyes respectivas.
No podrán estar sujetos a la acción unilateral de individuos, grupos, organismos,
corporaciones e instituciones nacionales o foráneas cualesquiera que ellas sean, cuyo
objetivo sea modificar sus identidades culturales, modos de vida, organizaciones políticas-socioeconómicas y formas de utilización de sus hábitats legítimamente consolidadas y
tiempo libre, tampoco podrán inducir a cambios y prácticas mercantiles, referidas al
resultado de sus saberes en biomedicina, fitofarmacia y cualquier otro beneficio para la
comunidad, producto de sus investigaciones y prácticas desde sus conocimientos
ancestrales.
Intercambio y Defensa
Artículo 41. El Estado asume la obligación de mejorar las condiciones materiales de vida
de los Pueblos Indígenas que les permiten preservarse y desarrollar sus culturas.
Asimismo, efectuar intercambios con otros Estados, a fin de lograr convenimientos
internacionales a los mismos fines, respecto a las culturas indígenas de otros países, todo
en defensa y seguridad de la soberanía nacional.
Desarrollo Endógeno Integral
Artículo 42. El Estado fomenta el libre desenvolvimiento de organizaciones políticoculturales autogestionarias, a fin de que los indígenas puedan asumir la protección de sus
derechos sobre sus hábitats, lenguas, culturas, saberes, conocimientos, ambientes y sus
seres milenarios vivientes o no, y territorios, los que bajo ningún concepto ni forma,
podrán ser negociados, contratados o enajenados a ninguna individualidad, organismo o
corporación nacional o extranjera, o ellos ser evacuados. Asimismo emplearán todo ello
en su desarrollo cultural endógeno, y en resguardo, seguridad y defensa de la soberanía
nacional.
Lenguas Originarias
Artículo 43. Las instituciones educativas regionales donde existen comunidades
indígenas, aseguran la enseñanza formal de las lenguas de dichas comunidades, así
como lo conducente a su oficialización y planificación efectivas. Asimismo enseñarlas de
forma optativa al resto de la población.
Permisos
Artículo 44. El Estado, conjuntamente con el órgano rector de los Pueblos Indígenas, en
consulta permanente con las comunidades afectadas, tiene a cargo la expedición de los
permisos requeridos a los investigadores, instituciones científicas, empresas y
laboratorios nacionales y extranjeros, y a toda persona natural o jurídica, para ingresar a
los territorios indígenas en función de investigar la biodiversidad, de ser con fines de
explotación o aprovechamiento de recursos genéticos (botánicos, zoológicos y humanos),
de los conocimientos asociados a los mismos, se hará siempre y cuando no vulneren el
habitat, la biodiversidad, la ecología, o se aprovechen de dichos conocimientos y genes o
plantas milenarias o contravengan los propios intereses de dichos pueblos, los principios
constitucionales, la soberanía y fines del Estado. Los indígenas se reservan todas las
acciones judiciales contra quienes exploten o comercien con cualquiera de los elementos
de la biodiversidad de sus territorios, sin su permiso e involucramiento en el proceso de
transformación de la materia prima y usos de genes y fuentes acuiferas.
Seguridad y Defensa
Artículo 45. El Estado prohíbe la deforestación y la explotación de minas de cualquier
naturaleza y otros recursos vivientes o no, renovables o no, por parte de individuos u
30
organismos ajenos a los territorios de los hábitats indígenas. Corresponde a los órganos
competentes, previa anuencia decisoria de las comunidades afectadas, y población en
general, en especial la de sus entornos, la concesión de permisos especiales que no
afecten los estatutos de la preservación, ni a la soberanía nacional, ni a los fines del
Estado.
Soberanía
Artículo 46. El Estado prohíbe, sin excepción alguna, el registro de patentes sobre los
recursos genéticos de los territorios indígenas o no, sobre sus conocimientos ancestrales
así como sobre los recursos genéticos y conocimientos generados desde esos recursos,
por los indígenas y campesinos venezolanos. Los recursos procedentes del hábitat y
culturas indígenas, sólo pueden ser explotados con el consenso y participación decisoria
de las comunidades, constituidas ellas mismas en beneficiarias, al igual que las
comunidades campesinas, siempre y cuando sean acordes a los principios
constitucionales y soberanía del Estado venezolano.
TITULO II
CAPITULO I
DE LA GESTIÓN DE LA DE ACCIÓN CULTURAL DEL ESTADO
Proceso Constituyente del Estado
Articulo 47.
La gestión del proceso cultural constituyente del Estado, en
corresponsabilidad con la población, es el desarrollo y la ejecución de los principios
constitucionales en el ámbito del territorio nacional, con el objeto de construir la nueva
institucionalidad y la nueva concepción republicana y bolivariana de los servidores
públicos y la sociedad, con el objeto de lograr el desarrollo cultural endógeno, integral y
armónico del país en congruencia y articulación con la presente Ley Orgánica de
Desarrollo Cultural Endógeno o del Poder Popular, y las demás leyes, normas, planes del
Estado y organismos correspondientes. Asimismo el Poder Popular a través de sus
órganos decisorios, ejerce el control social de la gestión cultural pública, en los ámbitos
administrativos correspondientes.
Potestad Presidencial
Articulo 48. El estado venezolano, a través de la potestad del Presidente de la
República, y en cumplimiento de sus atribuciones, crea el órgano rector de la acción
cultural pública o Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno o del Poder Popular de
acuerdo al sistema de gobierno consagrado en la Constitución Bolivariana la Democracia
Cultural Participativa y Protagónica para la construcción de un país en colectivo y orientar
la defensa y seguridad soberanas desde la identidad cultural y el sentido de pertenencia
territorial.
Coherencia y Racionalidad
Artículo 49. La gestión de la acción cultural del Estado está orientada por la Constitución
Bolivariana, la presente ley, la política que el Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno
en corresponsabilidad con la población, a través de los Consejos Populares de Cultura,
órganos del Poder Popular, analiza, diseña, formula, instrumenta, ejecuta, evalúa,
supervisa y controla de manera congruente con el plan de desarrollo cultural endógeno
integral del Estado sus estrategias, objetivos y subobjetivos y actividades, todo articulado
y coherente entre sí y con las políticas y planes de desarrollo de los estados y municipios,
con los consejos de planificación local, con los principios de la Constitución Bolivariana y
31
los fines del Estado y con respeto y consideración de la idiosincrasia, especificidades y
particularidades culturales y territoriales de las comunidades, localidades, regiones y de la
Nación.
CAPITULO II
DEL ÓRGANO RECTOR DE LA CULTURA
MINISTERIO DE DESARROLLO CULTURAL ENDÓGENO
órgano Rector Revolucionario
Artículo 50. El Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno o del Poder Popular, es el
órgano rector del proceso cultural constituyente del Estado venezolano y garante de la
seguridad, defensa y soberanía de la nación, según los principios constitucionales. Está
presidido por el Ministro, el Viceministro del Poder Popular Cultural, el Viceministro
Planificación del Desarrollo Cultural Endógeno, el Viceministro de Comunicaciones y
Producción y el Coordinador Nacional de la Acción Cultural, con el objeto de implementar
la presente ley y, en corresponsabilidad con la población, ejecutar el desarrollo cultural
endógeno, integral y armónico del país e impulsar la contraloría social para su eficaz y
cabal cumplimiento y la perfectibilidad en los resultados, según los principios
constitucionales y leyes respectivas.
Descentralización y Desconcentración
Articulo 51. En atención a las transformaciones culturales y estructurales del Estado,
producto del ejercicio soberano del Poder Constituyente Originario, el Ministerio de
Desarrollo Cultural Endógeno o del Poder Popular, se estructura según los principios
de descentralización, desconcentración, desburocratización, participación ciudadana,
protagonismo comunitario, corresponsabilidad en acciones gubernamentales y control
social de la gestión pública según los principios constitucionales y las leyes respectivas.
Artículo 52. La estructura y funcionamiento del Ministerio de Desarrollo Cultural
Endógeno o del Poder Popular como expresión del hecho cultural que genera el ejercicio
soberano del Poder Constituyente Originario y del derecho de Autodeterminación
ideológica-política-cultural del Pueblo, es funcionalmente descentralizada, territorialmente
desconcentrada, desburocratizada, flexible y promueve el compromiso revolucionario de
cambio estructural del país, el voluntariado y cooperativismo y la formulación de su
política responde a la decisión que toman las comunidades, en cuanto al interés de la
Nueva República, en las Asambleas Populares que conforman los Consejos Populares de
Cultura.
Su institucionalidad responde al ejercicio del Poder Constituyente Originario, a las
necesidades de la nueva realidad cultural expresada en la Constitución Bolivariana, la
presente Ley, las de su competencia y el Plan de Desarrollo Cultural Económico y Social
del Estado.
Su estructura comprende la corresponsabilidad y el control social de la gestión pública.
Los Consejos Populares de Cultura son órganos desconcentrados y descentralizados con
el objeto de evitar la burocratización y dar flexibilidad a la acción cultural del Estado y la
población, de acuerdo a la especificidad cultural y la particularidad territorial.
32
La Defensoría de los Derechos Culturales y el Fondo de Financiamiento para el Desarrollo
Cultural Endógeno son órganos del Ministerio. Sus Presidentes son nombrados por el
Presidente de la República según criterios contenidos en el Reglamento de la presente
Ley. Se rigen por los principios de la descentralización funcional y desconcentración
territorial, pautados en la constitución bolivariana y leyes competentes. Se rigen por su
reglamento.
Artículo 53. El Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno se regirá por los principios
rectores siguientes:
1. Articular el Estado y la Sociedad para lograr la elevación política-cultural, ética,
moral, estética y artistica de toda la población venezolana, sobre la base de las
doctrinas Bolivariana, Robinsoniana y Zamorana y de otros valores humanos
independentistas, los principios éticos y de decoro y orgullo que nos distinguen
como venezolanos.
2. Estimular y fomentar el conocimiento, promoción, difusión del pensamiento y obras
de nuestros valores venezolanos y universales, de siempre.
3. Ejercer acciones destinadas al resguardo del patrimonio cultural tangible e
intangible para la seguridad y defensa de la identidad y soberanía nacionales.
4. Orientar política e ideológicamente a la población en los principios de las doctrinas
Bolivariana, Rodriguena y Zamorana
5. Estimular, fomentar y apoyar la educación estética, artística y el desarrollo de las
diversas manifestaciones culturales.
6. Incorporar al desarrollo endógeno integral, la diversidad cultural de las localidades,
subregiones y regiones del país en políticas que integren y articulen campos,
procesos, áreas, disciplinas y organismos e instituciones en cumplimiento de los
principios constitucionales que privan sobre acuerdos internacionales.
7. Establecer las vías de inversión económica en correspondencia con los objetivos
culturales del desarrollo cultural endógeno integral e integrado en
corresponsabilidad con la población, según lo pautado en la Constitución
Bolivariana y leyes respectivas.
8. Estimular en la población el ejercicio de la autodeterminación política-cultural a
través de la participación ciudadana y protagonismo social comunitario, como
derechos humanos fundamentales y ejercicio del Poder Popular Soberano.
9. Estimular y fomentar el derecho constitucional de la contraloría social de la gestión
pública, para ello crea y organiza las oficinas de registros de contralores de la
sociedad conformados en Organizaciones No Estatales en articulación con las
leyes correspondientes.
10. Ejecutar la gestión pública de la acción cultural en corresponsabilidad con la
población y de acuerdo a los principios bolivarianos constitucionales.
33
11. Estimular y fomentar la anfictionía, la unidad, integración y cooperación cultural de
los pueblos latinocaribeños y africanos.
12. Velar por la seguridad y defensa de la soberanía nacional y a tal efecto desarrollar
mecanismos de participación, corresponsabilidad y contraloría social.
CAPITULO III
DE LAS FUNCIONES DEL MINISTERIO DE DESARROLLO CULTURAL ENDÓGENO
Función Global
Artículo 54. La función constituyente del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno
debe ser de carácter global, inclusiva, descentralizada en la región capital, los estados,
municipios, parroquias, y localidades y en un continuo proceso de perfeccionamiento de la
gestión de las acciones culturales, lo cual abarca el sistema de dirección; el de
corresponsabilidad y articulación con el Poder Popular; el de investigación-acción de la
nueva realidad política y cultural, el de creación y desconcentración en la institucionalidad,
planificación y gestión; el de formación y capacitación para la eficiencia de la
administración pública bolivariana y de la población en general; el de información,
promoción, difusión y circulación de bienes, productos y servicios culturales; el de
resguardo, protección y defensa de los derechos culturales, patrimonio y soberanía; el de
control social y evaluación institucional y el de financiamiento y administración para su
eficaz funcionamiento, en el logro de la sustentabilidad del país.
Toma en cuenta los principios constitucionales de participación ciudadana, el
protagonismo social, las decisiones de las comunidades, la corresponsabilidad en la
gestión, la especificidad cultural, la particularidad territorial, el control social y evaluación
de la gestión pública.
Son Funciones del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno
1. La ejecución del proceso de análisis, orientación, diseño, formulación,
instrumentación, ejecución, evaluación, supervisión y control de la política cultural
pública nacional en sus respectivos ámbitos, así como en su correspondiente
aplicación, en corresponsabilidad con la población, a través de los órganos del
Poder Popular y en articulación con los Consejos de Planificación Local, Misiones
y demás organismos, entes públicos y leyes de su competencia, en razón del
ejercicio del Poder Constituyente Originario.
2. La orientación, dirección, supervisión, evaluación y control de la aplicación de la
política y plan de desarrollo cultural del Estado nacional en articulación y
congruencia con las políticas y planes de los estados y municipios, en todas sus
fases y procesos.
3. Estimulación y apoyo a la población para el ejercicio de la contraloría social de la
gestión cultural pública y fomentar la obligatoria apertura, en todos los organismos
y entes públicos, de oficinas de registro de organizaciones no estatales de
contralores particulares de la gestión pública.
4. Apoyo, fomento y fortalecimiento del trabajo de los Consejos Populares de Cultura
34
5. Estimulo, apoyo y fortalecimiento al Poder Popular Cultural para su contribución
corresponsable a la profundización y consolidación de la democracia cultural
participativa y protagónica
6. Ejecución de acciones para vincular procesos de planificación y gestión
presupuestaria participativa, compatible con las leyes de planificación y
presupuesto, en corresponsabilidad con la población tomando en cuenta la
especificidad cultural y particularidad territorial de las localidades.
7. Conformar el sistema de instituciones culturales básicas en los distintos ámbitos
de la administración pública, estructurado de acuerdo a la nueva realidad política y
sociocultural del país y el contexto latinoamericano y caribeño e internacional.
8. Diseño y formulación del plan nacional de cultura en corresponsabilidad con los
órganos del Poder Popular, los organismos y entes públicos competentes en los
distintos niveles de la administración pública y los respectivos consejos de
planificación local. Asimismo establecer un sistema nacional corresponsable de
control y evaluación social de los resultados e impactos de la gestión cultural
pública.
CAPITULO IV
DE LOS BIENES PATRIMONIALES DEL
MINISTERIO DE DESARROLLO CULTURAL ENDÓGENO
Reacomodo Administrativo
Artículo 55. Los organismos de la administración cultural descentralizada, adscritos a la
fecha al Consejo Nacional de la Cultura, pasarán al Ministerio de Desarrollo Cultural
Endógeno, a partir de la fecha de promulgación de la presente ley, de la misma manera
los organismos tutelados, adscritos, supervisados o subsidiados por el mismo.
En atención a la transformación estructural del Estado en ejercicio del Poder
Constituyente Originario y, de los principios de desburocratización, descentralización y
desconcentración, algunos organismos pueden pasar a depender de otra competencia, o
pueden ser fusionados con otros entes correlacionados, o trasladados a otros lugares de
la geografía nacional o bien eliminados; en especial aquéllos que siendo subsidiados por
el Estado forman parte de la estructura de algunos ministerios.
Los ateneos, casas de cultura, son parte de los centros comunitarios junto a las orquestas
sinfónicas y otros organismos culturales de carácter privado, subsidiados por el Estado en
correspondencia con la comunidad y en especial con las de su entorno, discuten los
presupuestos participativos comunitarios, para realizar proyectos de desarrollo cultural
endógeno y de impacto social.
Patrimonio
Artículo 56- El patrimonio del Ministerio de Gestión Cultural estará constituido por: a) el
presupuesto y los bienes y servicios inicialmente asignados al Consejo Nacional de la
Cultura. b) el presupuesto que le asigne el ejecutivo nacional. c) los bienes muebles e
inmuebles. d) sumas o cantidades de dinero provenientes de los intereses de los créditos
otorgados, o que le sean donadas o cedidas por entidades públicas o privadas,
35
nacionales o extranjeras. c) los bienes muebles e inmuebles que adquiera por cualquier
título.
Titulo III
DEL PODER POPULAR
Capítulo I
DE LOS CONSEJOS POPULARES DE CULTURA
Poder al Pueblo
Artículo 57. El Poder Popular lo constituye la Nación venezolana. Es el Pueblo hecho
Gobierno. Ejerce con autodeterminación y soberanía el Poder Constituyente Originario y
crea, en corresponsabilidad con el gobierno, la nueva institucionalidad, los Consejos
Populares de Cultura, instancia político-administrativa desconcentrada, descentralizada y
desburocratizada del Ministerio de Desarrollo Cultural para la toma de decisiones de la
población sobre los asuntos que le atañen, en cuanto a su desarrollo cultural individual y
colectivo. Asimismo, orientan, formulan, instrumentan, ejecutan, controlan, supervisan y
evalúan las políticas culturales y la gestión pública.
Autodeterminación
Artículo 58. LOS CONSEJOS POPULARES DE CULTURA constituyen espacios para el
ejercicio soberano del Poder Popular y la autodeterminación política y cultural de la
población. Los conforman la Asamblea Popular de delegados y la Secretaría. Los
presiden los Coordinadores de la Acción Cultural de cada ámbito administrativo Estatal,
son elegidos en elecciones populares convocadas por los municipios, entre candidatos
presentados en las parroquias y dos Rectores de la Acción Cultural, escogidos por
mayoría de entre los Miembros de la Asamblea Popular. La secretaría formada por un
Miembro Principal y dos Relatores, escogidos por mayoría entre los miembros de la
Asamblea.
Los Coordinadores de la Acción Cultural son elegidos en elección popular convocada por
los municipios, serán elegidos los de las parroquias, los de los municipios y los de los
Estados, uno por cada entidad. Los Coordinadores de la Acción Cultural del Estado
sustituyen a los Directores de Cultura quienes eran nombrados por el gobernador. Duran
dos años en sus funciones.
Coordinación Cultural
Artículo 59. Según el ámbito político administrativo los Consejos Populares de Cultura
son: Federal -región capital-, Estadales, Municipales y Parroquiales. Sus delegados o
coordinadores son elegidos en las parroquias en elecciones populares según la Ley del
Poder Electoral y su propio reglamento y deben articular voluntades, capacidades,
organismos e instituciones para planificar el desarrollo endógeno, armónico, sustentable,
comunitario, local, parroquial, municipal estadal y nacional. Cumplen funciones de
coordinación interinstitucional e intersectorial para lograr el desarrollo económico y social
pautado en la Constitución Bolivariana.
Sus funciones se rigen por los principios constitucionales y las doctrinas de Simón Bolívar,
Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora con fundamento en la autodeterminación política y el
ejercicio del Poder Constituyente Originario, la participación ciudadana, el protagonismo
social, la corresponsabilidad y el control social de la gestión pública y el compromiso con
36
la defensa y seguridad de la soberanía y el desarrollo cultural endógeno del país. Las
funciones las determina la presente Ley y su Reglamento y el de cada uno de los
Consejos Populares de Cultura, elaborados en su seno, según la especificidad cultural y
particularidad territorial de los mismos.
CAPITULO II
DE LAS ASAMBLEAS POPULARES
Autodeterminación del Poder Popular
Artículo 60. LAS ASAMBLEAS POPULARES Son los máximos órganos de participación
ciudadana y protagonismo social comunitario, para tomar decisiones sobre el análisis,
reflexión, diseño, instrumentación, ejecución, seguimiento, evaluación y control de
políticas y planes de desarrollo cultural endógeno, nacionales, regionales subregionales y
locales en articulación con los Consejos de Planificación Local, la Coordinación de
Políticas Culturales Públicas del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno y el Plan
Nacional de Desarrollo Cultural endógeno integral del mismo. La preside la directiva del
Consejo y lo que determine su reglamento. Sus decisiones son vinculantes y en
corresponsabilidad con las comunidades participan en la elaboración de los presupuestos
comunitarios para el desarrollo cultural endógeno, atendiendo la especificidad cultural y
particularidad territorial de las comunidades.
Decisión del Poder Popular
Artículo 61. Las Asambleas Populares están integradas por Delegados o Coordinadores
de la Acción Cultural, de elección popular convocadas por los municipios, del ámbito local
correspondiente. Son mandantes del Poder Popular de cada ámbito administrativo y
esfera social en las que se desenvuelve la acción cultural. Las decisiones se toman por
mayoría simple en Asamblea Plenaria, según el trabajo que han efectuado las Comisiones
Permanentes en corresponsabilidad con las comunidades y determinan las estrategias y
políticas del desarrollo cultural de localidades, subregiones, regiones y de la nación.
A los fines de estructurar planes de desarrollo cultural integral y los presupuestos
participativos comunitarios, se designará un delegado Fondo de Financiamiento del
Desarrollo Cultural Endógeno, del ámbito correspondiente y son parte de la Asamblea
Popular, sin derecho a voto.
Ámbito de Competencia
Artículo 62. Los Consejos Populares de Cultura tienen competencia en el Distrito
Capital y sus áreas de influencia, y en cada uno de sus respectivos entornos geopolíticos
Parroquiales, Municipales, Estadales y Nacional. Según las decisiones de la Asamblea
Popular diseñan las políticas, planes, programas, proyectos y actividades de desarrollo
cultural armónico y sustentable del país y el presupuesto participativo comunitario, para
ejecutar el desarrollo cultural endógeno, tomando en cuenta las especificidades culturales
y las particularidades territoriales.
El Ministro de Cultura, el Coordinador Nacional de la Acción Cultural, los Coordinadores
Regionales de la Acción Cultural, los delegados del Poder Popular, el Viceministro del
Poder Popular, el Viceministro de Planificación del Desarrollo Cultural Endógeno y el
Viceministro de Comunicación Producción y Espectáculos, el Presidente del Fondo de
Financiamiento del Desarrollo Cultural Endógeno o quien éste delegue y el Ministro de
37
Educación o su representante, se reunirán cada tres meses a fin de evaluar, controlar y
hacer seguimiento al desarrollo y avance de la política de desarrollo cultural nacional,
planes, programas y proyectos y su congruencia con el Plan de Desarrollo Económico y
Social.
CAPITULO III
DEL CONSEJO FEDERAL DE GESTIÖN CULTURAL
Participación y Política
Artículo 63. El CONSEJO POPULAR FEDERAL DE GESTIÓN CULTURAL. Es el
órgano máximo de participación ciudadana y de protagonismo social del Poder Popular,
para tomar decisiones sobre la política cultural pública y el desarrollo cultural integral
endógeno de la región capital y sus áreas de influencia y, respecto del la Política Estatal y
el Plan Nacional de Desarrollo Cultural. El Coordinador Federal de la Acción Cultural y los
delegados o Coordinadores Culturales de la Asamblea Popular son elegidos en
elecciones convocadas por los Municipios del Distrito Capital, lo preside el Coordinador
Federal de Cultura y dos Rectores de la Gestión Cultural, escogidos por votación
mayoritaria en la Asamblea Popular.
Toma de Decisiones
Artículo 64. La Asamblea Popular Federal es el máximo órgano de participación
ciudadana y protagonismo social comunitario, para decidir sobre el análisis, reflexión,
diseño, instrumentación ejecución, evaluación, supervisión y control de las políticas
públicas de desarrollo cultural integral endógeno, nacional y de la región capital y el plan
de acción cultural de la región capital y áreas de influencia, en corresponsabilidad con la
Coordinación de Políticas Culturales del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno y los
Consejos de Planificación Local. Es presidida por la Directiva del Consejo según lo dicte
su reglamento. Sus delegados son elegidos en elecciones populares en las parroquias,
convocadas por los municipios y según su reglamento.
Participación Comunitaria
Artículo 65. La Asamblea Popular Federal trabaja en Comisiones Permanentes por áreas
de interés. Sesiona semanalmente en plenaria en su sede, o bien en la localidad que
considere la Asamblea, o donde lo requiera alguna comunidad y en base a su reglamento;
a los fines del diseño de la política y el plan de desarrollo cultural de la región capital.
La Secretaría la conforman tres miembros, uno Principal y dos Relatores elegidos de la
Asamblea por mayoría simple, según su reglamento. Presentan informes semanales en la
Plenaria en base a los insumos de las Comisiones de Trabajo de las áreas de interés,
además un informe trimestral y uno anual.
Articulación y Coherencia presupuestaria
Artículo 66. Se reunirá de forma ordinaria en plenaria cuatro veces al año, una vez por
trimestre para el diseño, formulación, evaluación, aprobación y control de las políticas
culturales públicas nacionales, el plan Nacional de Desarrollo Cultural Endógeno y de la
región capital y la consideración del presupuesto nacional con participación comunitaria,
destinado a la gestión de la acción cultural del Estado, en corresponsabilidad con los
Coordinadores Estadales de la acción cultural. Sesiona en su sede y también podrá
sesionar en la localidad elegida en asamblea o en la que expresamente decida una
comunidad, de acuerdo al reglamento. Extraordinariamente se reunirá cada vez que sea
convocado por el Coordinador Nacional de la Acción Cultural. Los Coordinadores de la
38
Acción Cultural realizarán su trabajo en comisiones permanentes por áreas de interés y
presentarán informes trimestrales y un informe anual un mes antes de concluir su gestión.
El mes de noviembre se reunirá con el Ministro de Desarrollo Cultural Endógeno para
presentar el informe de gestión.
CAPITULO IV
DE LOS CONSEJOS POPULARES ESTADALES DE GESTIÓN CULTURAL.
Desconcentración
Artículo 67. CONSEJOS POPULARES ESTADALES DE GESTIÓN CULTURAL son
órganos de participación ciudadana y de protagonismo social, para tomar decisiones
sobre la formulación, ejecución, evaluación y control de la política cultural y la
planificación del desarrollo cultural endógeno, de los estados, regiones y sus áreas de
influencia. Se rigen según los artículos 58 y 59 de la presente Ley y su reglamento. Está
presidido por el Coordinador Estadal de la Acción Cultural.
CAPITULO V
DE LAS ASAMBLEAS POPULARES ESTADALES
Descentralización
Artículo 68. LA ASAMBLEA POPULAR ESTADAL DE CULTURA es el máximo órgano
de participación ciudadana y protagonismo social comunitario, para la decisión sobre el
análisis, reflexión, diseño, instrumentación, ejecución evaluación y control de las políticas
culturales estadales y regionales, el plan de desarrollo cultural del Estado, región y áreas
de influencia, en articulación con la Coordinación de Políticas Culturales del Ministerio de
Desarrollo Cultural Endógeno y los Consejos de Planificación Local. Lo preside el
Coordinador Estadal de la Acción Cultura y dos Rectores, elegidos del seno de la
Asamblea.. Sesiona en su sede y también podrá sesionar en la localidad elegida en
asamblea o en la que expresamente decida una comunidad, de acuerdo al reglamento.
A los fines del diseño de la política y el plan de desarrollo cultural del Estado, forman parte
de ella un delegado del Fondo Financiero para el Desarrollo Cultural Endógeno, sin
derecho a voto.
Los delegados son elegidos por mayoría simple en elección popular convocada por los
Municipios en sus parroquias. Duran un año en sus funciones y presentan informes
semanales y semestrales a la Plenaria. El informe anual un mes antes de concluir su
gestión.
La Secretaría la conforman tres miembros, uno Principal y dos Relatores elegidos de la
Asamblea por mayoría simple, según su reglamento. Presentan informes semanales en
Asamblea Plenaria, en base a los insumos de las Comisiones de Trabajo de las áreas de
interés, además informes trimestrales y uno anual.
CAPITULO VI
DE LOS CONSEJOS POPULARES MUNICIPALES DE GESTIÓN CULTURAL.
Particularidad Cultural
39
Artículo 69. Los CONSEJOS POPULARES MUNICIPALES DE GESTIÓN CULTURAL
son órganos de participación ciudadana y de protagonismo social, para tomar decisiones
sobre la formulación, ejecución, evaluación y control de la política cultural y la
planificación del desarrollo cultural endógeno de los municipios, subregiones y áreas de
influencia, en articulación con los Consejos de Planificación Local y la articulación y
coordinación de políticas culturales públicas del Ministerio de Desarrollo Cultural
Endógeno y órganos e instituciones de su competencia, según la particularidad cultural y
especificidad territorial del municipio. Se rigen por los artículos 58 y 59 de la presente Ley,
y su propio reglamento. Lo preside el Coordinador Municipal de la Acción Cultural y dura
un año en sus funciones. Sesiona en su sede y también podrá sesionar en la localidad
elegida en asamblea o en la que expresamente decida una comunidad, de acuerdo al
reglamento.
CAPITULO VII
DE LAS ASAMBLEAS POPULARES MUNICIPALES
Toma de Decisiones
Artículo 70. La ASAMBLEA POPULAR MUNICIPAL constituye un espacio para el
ejercicio soberano de la autodeterminación del Poder Popular Cultural y están
representadas todas las áreas productivas de la localidad. Es el máximo órgano de
participación ciudadana y protagonismo social comunitario, para la decisión sobre el
análisis, reflexión, diseño, instrumentación, ejecución evaluación y control de las políticas
culturales municipales, regionales, subregionales, locales y comunitaria el plan de
desarrollo cultural endógeno nacional y municipal. Sus miembros son Coordinadores
Culturales, se reúnen en plenaria semanalmente, y trabajan en comisiones por áreas de
interés. Sesiona en cualquier localidad del municipio o comunidad donde sea requerida.
A los fines del diseño de la política y el plan de desarrollo cultural endógeno integral del
Municipio, forman parte de ella un delegado del Fondo Financiero para el Desarrollo
Cultural Endógeno sin derecho a voto.
Corresponsabilidad
Artículo 71. La Asamblea Popular Municipal toma decisiones por mayoría y es
corresponsable del diseño del presupuesto participativo del Municipio, del estado y del
Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno.
CAPITULO VIII
DE LOS CONSEJOS PARROQUIALES DE CULTURA
Desarrollo Cultural Local
Artículo 72. Los Consejos Parroquiales de Cultura son el máximo órgano de participación
ciudadana y protagonismo social comunitario y, el ejercicio de la autodeterminación del
Poder Popular Cultural para la decisión sobre el análisis, reflexión, diseño,
instrumentación, ejecución evaluación y control de las políticas culturales locales, de las
parroquias, comunidades, localidades, municipios y áreas de influencia, el plan de
desarrollo cultural endógeno del Estado. Están representadas todas las áreas productivas
de la localidad en articulación con los Concejos de Planificación Local y la articulación y
coordinación de políticas culturales públicas del Ministerio de Desarrollo Cultural
Endógeno y según la particularidad cultural y especificidad territorial de la parroquia y
localidad.
40
Los delegados son mandantes de los factores productivos de las Parroquias. Elegidos de
las respectivas comunidades. Son elegidos en elección popular.
CAPITULO IX
DE LAS ASAMBLEAS POPULARES PARROQUIALES
Especificidad Cultural
Artículo 73. Las Asambleas Populares Parroquiales constituyen un espacio para el
ejercicio soberano de la autodeterminación del Poder Popular Cultural, en ella están
representadas todas las áreas productivas de la localidad. Es el máximo órgano de
participación ciudadana y protagonismo social comunitario, para la decisión sobre el
análisis, reflexión, diseño, instrumentación, ejecución evaluación y control de las políticas
culturales municipales, subregionales, locales y comunitaria. el plan de desarrollo cultural
endógeno nacional y municipal. Sus miembros son Coordinadores Culturales, se reúnen
en plenaria semanalmente, y trabajan en comisiones por áreas de interés. Sesiona en
cualquier localidad del municipio o comunidad donde sea requerida.
Sus decisiones son tomadas por mayoría simple y de acuerdo a la Constitución y leyes de
su competencia.
TITULO III
CAPITULO I
DE LA SEGURIDAD y RESGUARDIO DE LOS DERECHOS CULTURALES
DEL DEFENSOR DE LOS DERECHIOS CULTURALES
Protección
Artículo 74. La Defensoría de los Derechos Culturales, es un órgano del Ministerio de
Desarrollo Cultural Endógeno. Tiene a su cargo la promoción, seguridad, defensa y
vigilancia de los derechos y garantías inherentes al desarrollo cultural sustentable y
soberanía de la nación, establecidos en la Constitución de la República y las leyes
correspondientes. Lo preside el Defensor de los Derechos Culturales.
Amparo Constitucional
Artículo 75. La Defensoría de los Derechos Culturales es la instancia de amparo,
resguardo y defensa de los derechos culturales de los trabajadores culturales en todas
sus categorías. Son trabajadores culturales las personas que integran la gestión del
desarrollo cultural en sus diversos campos, procesos, disciplinas, así como quienes
intervienen en todas sus fases y áreas y los que disponga la ley. Es defensor y protector
de los bienes del patrimonio cultural expresión de la soberanía venezolana.
Son atribuciones del Defensor de los Derechos Culturales:
1. Velar por el efectivo respeto y garantía de los derechos de los creadores y de los
trabajadores culturales consagrados en la Constitución Bolivariana, en esta Ley
Orgánica, en las demás leyes de la República y en los tratados, convenios y
acuerdos internacionales vigentes, siempre que no sean inconstitucionales..
2. Amparar, proteger y defender los derechos e intereses legítimos, colectivos y
difusos de todos los trabajadores culturales y sus obras, contra las arbitrariedades
cometidas por servidores públicos y empleados privados, por desviaciones de
41
poder, tráfico de influencias y errores cometidos en la prestación de servicios,
interponiendo las acciones pertinentes y cuanto fuese procedente y necesario para
exigir al Estado y sus organismos y a los organismos privados que hallan cometido
faltas, el resarcimiento de los daños y perjuicios que les ocasionen al trabajador
cultural, con motivo del funcionamiento de los servicios públicos y/o privados.
3. Interponer las acciones de inconstitucionalidad, amparo, hábeas corpus, hábeas
data y las demás acciones o recursos necesarios para ejercer las atribuciones
señaladas en esta ley
4. Instar a las instancias correspondientes para que adopten las medidas a que
hubiere lugar contra los funcionarios públicos o privados, responsables de la
violación o menoscabo de los derechos culturales.
5. Solicitar por ante las instancias correspondientes la aplicación de los correctivos y
sanciones a que hubiere lugar por la vulneración de los derechos de los
consumidores y usuarios de los bienes, productos y servicios culturales.
6. Velar por los derechos culturales inherentes a los pueblos indígenas y ejercer por
ante los órganos competentes las acciones necesarias para su ejecución, así como
para su defensa y resarcimiento.
7. Mantener vigilancia permanente sobre las dependencias y establecimientos de los
organismos del Estado; nacionales, estadales, municipales y locales relacionados
con la gestión y ejecución de la acción cultural, a fin de prevenir y proteger los
derechos culturales señalados en la Constitución Bolivariana, en esta Ley, en otras
leyes de la República y en los tratados o convenciones internacionales vigentes,
suscritos por la nación siempre y cuando no atenten contra la soberanía nacional y
la Constitución Bolivariana.
8. Velar por la seguridad y defensa de todos los aspectos referidos a nuestras
riquezas, recursos naturales renovables o no y todo lo que de ellos se desprenda
que sea de beneficio para la población, su identidad y soberanía.
9. Vigilar por el cuido, seguridad y defensa de las culturas aborígenes, y sus
territorios.
Cualesquiera otras funciones que le señalan la Constitución Bolivariana, la presente ley y
las correspondientes y su propio reglamento.
El Defensor de los Derechos Culturales será designado por el Ministro de Desarrollo
Cultural Endógeno, cada tres (3) años, de una terna propuesta por los Consejos Federal,
Estadales, Municipales y Parroquiales Populares de Cultura. Dependerá orgánicamente
del Ministro de Desarrollo Cultural endógeno.
El Defensor de los Derechos Culturales deberá ser venezolano, preferiblemente abogado,
mayor de edad, de reconocida honestidad y solvencia moral y de reconocida trayectoria
patriótica y cultural en el país.
Reglamento
42
Artículo 76. Se regirá por su propio reglamento y leyes de su competencia. Tomará sus
decisiones de acuerdo a los planes, programas, proyectos y actividades dirigidas al
desarrollo cultural integral del país conjuntamente con el Ministro de Desarrollo Cultural
Endógeno y las personas delegadas a estos fines, y las instancias correspondientes de
dicho Ministerio.
Defensa y Seguridad de Estado
Artículo 77. Nombra las comisiones de especialistas y expertos que sean necesarias,
para examinar aspectos y cuestiones que afecten la soberanía nacional o lesionen la
propiedad del autor o la autora sobre su obra, incluyendo los niños, niñas y jóvenes, el
ambiente, la ecología, los derechos de los indígenas en sus territorios o productos de la
biomedicina, fitofarmacia o cualquier especie viviente o no del territorio nacional por su
extracción, contrabando, explotación o uso de cualquier tipo; así como de los convenios
internacionales firmados o que esten en proceso de conversaciones o de firma, que
atenten contra el patrimonio cultural y diversas formas de vida y procesos culturales
propios del venezolano. En estos casos, si se comprobare alguna falta, delito o lesión la
Defensoria del Pueblo y demás órganos competentes actúan en consecuencia.
TITULO IV
CAPITULO I
DEL FINANCIAMIENTO DE LA GESTIÓN CULTURAL
FONDO FINANCIERO PARA LA GESTIÓN DEL DESARROLLO DULTURAL
ENDÓGENO
Inversión
Artículo 78. Mediante Decreto -Ley se crea el FONDO FINANCIERO PARA EL
DESARROLLO CULTURAL ENDÓGENO con la misión de diseñar y familiar el
presupuesto del Ministerio de Desarrollo cultural Endógeno en corresponsabilidad con la
población, a tal fin debe articular su trabajo con los Consejos Populares de cultura y los
consejos de Planificación Local, según planes, programas y proyectos formulados por las
comunidades en concordancia con el Plan de Desarrollo Económico y Social del Estado y
la aprobación de su viabilidad y factibilidad en los Consejos Populares de Cultura y los
respectivos delegados del Fondo.
Está conformado por un Presidente nombrado por el Presidente de la República
Bolivariana de Venezuela, un Vicepresidente nombrado por la Asamblea de Consejos de
Cultura y el Coordinador Nacional de Cultura, y tres delegados nombrados por las
Asambleas Populares de una terna presentada al Consejo Popular Federal de Cultura,
que será elegido en la Asamblea General de los Consejos, y un secretario.
Articulación Cultura Economía
Artículo 79. Vincular estrechamente los objetivos del proceso de desarrollo cultural con
los objetivos del desarrollo económico del país, para el ejercicio y profundización de la
democracia participativa y protagónica y el desarrollo sustentable e inmanente de la
sociedad venezolana.
43
Desarrollo Cultural
Artículo 80. El Fondo Financiero para el Desarrollo Cultural Endógeno es el organismo
competente para financiar la gestión del proceso de desarrollo cultural endógeno de la
nación. Diseñará su propia normativa.
Funciones
Artículo 81. Sus funciones las establece la presente Ley y las que le asigne su
reglamento:
1. Financia los planes, programas, proyectos y actividades para el desarrollo cultural
endógeno y armónico del país, que se articulen con el plan de desarrollo
económico y social.
2. Analiza, evalúa y confirma la viabilidad presupuestaria de planes programas y
proyectos nacionales, regionales, subregionales, locales y comunitarios,
presentados a estos fines, por los Consejos Populares de Cultura a través de los
coordinadores culturales y delegados del Fondo de Financiamiento que forman
parte de dichos Consejos.
1. Estimula, fomenta y apoya procesos de gestión administrativa y presupuestaria en
corresponsabilidad con las comunidades, para la viabilidad de planes programas y
proyectos de desarrollo cultural de dichas comunidades.
2. A través de la contraloría social se examinará y controlará la congruencia del plan
y proyecto presupuestario, del Ministerio con la Ley Orgánica de Planificación
Titulo IV De los Planes artículos 28 al 56.
3. Evalúa la factibilidad económica de planes y presupuestos para la realización de
proyectos internacionales de difusión y fortalecimiento de la democracia cultural
participativa y protagónica.
4. Porcentaje del presupuesto de Estados y Alcaldías.
Capital
Artículo 82. El capital será conformado por lo que estipula la presente Ley y lo que
dictamine su propio reglamento:
1. Aporte de porcentaje adecuado del presupuesto nacional de la administración
pública.
2. Aportes de instituciones financieras públicas y privadas.
3. Aportes de un porcentaje del valor de los productos, bienes y servicios artísticos
y culturales comercializados en el país y el exterior.
4.
Contribuciones y aportes de individualidades y organismos particulares.
Aportes derivados de planes de autofinanciamiento organizados por el mismo organismo
CAPITULO VI
DE LAS SANCIONES A LOS QUE ATENTEN CONTRA
44
EL PATRIMONIO INDIVIDUAL Y COLECTIVO
Resguardo
Artículo 83. El propietario de bienes inmuebles colindantes o en la zona de influencia de
áreas de interés cultural nacional y de monumentos nacionales debidamente declarados
como tales por la Ley, debe obtener las autorizaciones correspondientes para la
realización de obras que puedan afectar las características de la zona o monumento.
Sanciones
Artículo 84. Las personas que lesionen el patrimonio cultural, tal como lo establece esta
Ley, así como los derechos individuales y colectivos, serán sancionadas conforme a la
dimensión de sus faltas o delitos:
1. Las personas que extraigan y exporten de manera definitiva bienes muebles de
interés cultural, antropológico, arqueológico y ecológico, sin el respectivo permiso
por parte de las autoridades competentes, serán sujetos a prisión de uno (1) a
ocho (8) años. Se incrementará en un tercio esta pena si el objeto cultural
exportado fuese sustraído de las áreas indígenas y si corresponden a bienes
patrimoniales de nuestros próceres.
2. Quien por negligencia, impericia o inobservancia y desconocimiento de las leyes,
destruya o dañe un bien cultural de interés nacional, será penado con prisión de
dos (2) a cinco (5) años y obligado a pagar las costas que ocasionare el rescate de
sus contenidos o la restauración de dicho bien, para devolverlo a su condición
original.
3. Si la falta precedente fuese cometida por un funcionario público en el ejercicio de
sus funciones, las penas o sanciones serán incrementadas en un tercio (1/3).
4. Las personas o entidades que hagan explotación ilegal de productos culturales
individuales o colectivos, registrados o no, será castigada con prisión de dos (2) a
seis (6) años y multa equivalente a diez (20) veces el valor del daño ocasionado.
Se le suma la mitad de la pena por el daño moral causado.
Coercitividad
Artículo 85. Corresponde a la Fiscalía General de la República iniciar las averiguaciones
sobre esta materia y a los Tribunales Penales competentes ejercer las acciones penales
señaladas en la Ley.
Vigencia
Artículo 86. Con la promulgación de esta Ley y su publicación en Gaceta Oficial, entra
en vigencia esta Ley Orgánica de Desarrollo Cultural Endógeno.
DISPOSICIÓN DEROGATORIA
ÚNICA. Se deroga la inconstitucional Ley del Consejo Nacional de la Cultura del 29 de
agosto de 1975 y se liquida el Consejo Nacional de Cultura y Viceministerio de Cultura y
cualesquiera otras disposiciones legales que colidan con la presente Ley.
45
REGLAMENTO DE LA LEY ORGÁNICA DE DESARROLLO CULTURAL ENDÓGENO
Capitulo I
Disposiciones Generales
Artículo 1.- El presente reglamento tiene por objeto regular la organización y
funcionamiento de los órganos ejecutores de la gestión de la acción cultural del Estado,
regidas por el Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno a fin de lograr el desarrollo
sustentable, armónico e integral de la nación de acuerdo a los principios, lineamientos y
directrices previstas en la Constitución Bolivariana y en la presente Ley.
Artículo 2.- A los fines de ejecutar los Planes Estratégicos de Desarrollo Económico y
Social del Estado y Plan Nacional de Desarrollo Cultural Sustentable e Integrado, el
Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno y sus órganos, en corresponsabilidad con la
población, construirá la nueva institucionalidad para desarrollar los principios
constitucionales y estimulará el análisis, diseño, instrumentación, ejecución, supervisión,
control y evaluación de la política cultural del Estado y las políticas locales, parroquiales,
municipales, y estadales y fomentará la contraloría social de la gestión pública. Fomenta
así mismo la participación comunitaria en los planes y proyectos presupuestarios para dar
viabilidad al desarrollo cultural de la nación
Artículo 3.- El Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno es el encargado de
consolidar y fortalecer política e ideológicamente a la población, estimular la defensa y
seguridad del Estado, su patrimonio y soberanía en articulación con los entes de decisión
y ejecución del Poder Popular; estimular a las comunidades en la toma de decisiones
sobre su desarrollo cultural endógeno integral, mediante el desarrollo de sus capacidades
gerenciales, operativas y técnicas; utilización de las potencialidades y riquezas del
entorno de los entes de decisión del Poder Popular; fomento del estudio y promoción de
manifestaciones artísticas, fomento de la investigación-acción del desarrollo cultural, así
como propiciar nuevos entes de ejecución y organización de acciones de desarrollo
endógeno.
El Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno, se estructura como Misión del Desarrollo
Cultural, sirviendo de modelo para la estructuración administrativa de las otras Misiones
con las cuales se articula.
Ministro de Desarrollo Cultural Endógeno
Coordinador Nacional de la Acción Cultural
Coordinadores Regionales de la Acción Cultural
Unidad de Patrimonio
Coordinación de Investigación, estudio y difusión de bienes y valores Culturales
Coordinación de Museos e Instituciones Patrimoniales
Patrimonio Cultural y Servicio Exterior
Unidad de Seguridad del Patrimonio y Seguridad a Instituciones Culturales
Viceministerio del Poder Popular
Consejos Populares de Cultura
Comunidades Indígenas
Comunidades Campesinas
Trabajadores
46
Círculos Bolivarianos
Unidad de Economía Social
Empresas Culturales
Cooperativas Culturales
Unidad de Movilizaciones
Organización Juvenil
Viceministerio de Planificación y Desarrollo Cultural Endógeno Integral
Coordinador Nacional de la Acción Cultural
Articulación con los Consejos de Planificación Local
Articulación con el Ministerio de Educación
Articulación de Políticas Culturales
Unidad de Análisis Estratégico y Desarrollo Cultural Endógeno
Coordinación Central de Relaciones y Articulación de Instituciones para el
Desarrollo Cultural Integral Endógeno
Articulación de Planes, Programas y Proyectos Culturales Integrados
Sistema Nacional de Instituciones Culturales
Instituciones locales, Parroquiales, Municipales, Estadales y Nacionales
Articulación de Instituciones, Consejos Populares de Cultura y Consejos de
Planificación Local
Viceministerio de Comunicación, Producción y Servicios
Unidad de Seguridad y Protección de la Propiedad Intelectual
Coordinación con el Servicio de la Propiedad Intelectual e Industrial
Coordinación con Ciencia, Tecnología e Innovación
Unidad de Sonido e Imagen
Coordinación de Grabación
Coordinación de Producción Discográfica
Coordinación de Producción de Cine y Videos
Coordinación de Informática y Sistemas Aplicados a las manifestaciones
Culturales
Unidad de Producción de Espectáculos y Eventos Especiales
Coordinación de Protocolo
Coordinación de Promoción y Difusión
Gestión Artística
Apoyo Logístico
Coordinación de Distribución de productos culturales
Unidad de Impresos y Diseño Gráfico
Coordinación de producción del libro
Coordinación de producción de periódicos e impresos
Unidad de Arte Culinario
Coordinación de investigación, estudio y difusión
Coordinación con Servicio Exterior
Unidad de Truismo Cultural
Coordinación con el ente rector
Difusión
Coordinación con Patrimonio y Servicio Exterior
Unidad de Servicios y Construcción de Obras
Coordinación Interinstitucional
Coordinación con Infraestructura
Fondo Financiero para el Desarrollo Cultural Integral
47
Fondos Financieros Regionales
Coordinación de Planificación Gestión y Evaluación de Presupuestos Participativos
Contraloría Administrativa
Coordinación de Administración
Coordinación de Análisis y Aprobación de Presupuestos
Coordinación de Contraloría Social
Registro de Contralores Sociales
Defensoria de los Derechos Culturales
Coordinación de Defensores de Derechos Culturales Regionales, Municipales y
Parroquiales
Coordinación Central de Apoyo Jurídico
Coordinaciones Regionales de Apoyo Jurídico
Unidad de Formación y Desarrollo Humano
Coordinación de Formación, Capacitación y Profesionalización
Coordinación Central de Recursos Humanos
Gerencia de Comunicaciones e Información
Coordinación de Comunicaciones e Información
Coordinación de Medios Alternativos de Comunicación Social
Coordinación de Informática Cultural
Gerencia de Relaciones Internacionales
Coordinación con el Servicio Exterior. Agregadurías Culturales
Coordinación de Sistemas de Informática Cultural
Articulación con los Infocentros
Articulación con organismos culturales del exterior
Son sus atribuciones:
1. Analizar, reflexionar, diseñar, instrumentar, ejecutar, evaluar, supervisar y controlar
en corresponsabilidad con el Poder Popular en los Consejos Populares de Cultura,
las políticas culturales que impulsen el desarrollo cultural endógeno integral, de
acuerdo a la especificidad cultural y la particularidad territorial de las comunidades,
localidades y regiones.
2. Organizar el Sistema Nacional de Instituciones culturales básicas para la gestión
del Desarrollo Cultural Endógeno Integral y el sistema de organizaciones de
masas, sobre la base de la dinámica cultural transformadora que se genera en las
comunidades del territorio nacional, en el proceso constituyente originario.
3. Dirigir, supervisar, controlar y evaluar, en corresponsabilidad con los órganos del
Poder Popular, la aplicación y los resultados de políticas públicas dirigidas al
estudio, identificación, restauración, preservación, enriquecimiento, difusión y
defensa del patrimonio cultural y la soberanía nacional.
4. Dirigir y orientar acciones ejecutivas para la descentralización funcional y
desconcentración territorial de los órganos del Ministerio de Desarrollo Cultural
Endógeno, para el desarrollo armónico y sustentable del país.
48
5. Creación e implementación de mecanismos e instrumentos para la integración
cultural nacional, con inclusión de las comunidades campesinas e indígenas que
viven en lugares apartados, o de difícil acceso.
6. Fomento y apoyo de las acciones y organizaciones que surjan de la dinámica
específica y particular en las distintas localidades y ámbitos de desenvolvimiento
político, social y cultural que contribuyan al desarrollo cultural endógeno y a los
fines del Estado.
7. Impulso y ejecución de acciones para sensibilizar y concientizar a la población en
la protección, cuido y defensa de las diversas riquezas culturales, patrimoniales y
naturales del país, en beneficio de la calidad de vida y de la seguridad y defensa
de la soberanía e independencia de la nación.
8. Ejecución de acciones sistemáticas en corresponsabilidad con los Consejos
Populares de Cultura y otros organismos y leyes de su competencia, con el objeto
de concientizar a la población sobre la importancia de Venezuela como República
poseedora de petróleo y demás riquezas naturales, vivientes o no y en particular,
sobre la situación geopolítica estratégica y los peligros y amenazas que esta
condición supone para la soberanía e independencia de la nación.
9. Articular proyectos de defensa y protección de las formas de vida y propiedad de
medios de producción e información de comunidades campesinas, indígenas, y
de obreros y trabajadores, aplicando los principios constitucionales y resoluciones
de organismos y leyes competentes.
10. Asegura, en corresponsabilidad con la población, los mecanismos e instrumentos
que sean necesarios para la integración cultural de los pueblos latinocaribeños,
tomando en cuenta la idiosincrasia, particularidad y especificidad de los mismos,
con fundamento en la doctrina anfictiónica de El Libertador Simón Bolívar y el
Generalísimo Francisco de Miranda.
11. Coordinar y articular la gestión de las acciones de desarrollo cultural del
Ministerio y sus órganos y entes, con la de los consejos de planificación local y los
organismos de su competencia
12. Estimular y desarrollar la educación estética y disciplinas artísticas, en sus
diversas manifestaciones y expresiones, asimismo atender la creación y desarrollo
de grupos de apreciación y estudio del arte, la ciencia, la información, la tecnología
y la informática, entre otros.
13. Contribuir y apoyar activamente al máximo desenvolvimiento de procesos de
investigación-acción, formación de funcionarios, trabajadores culturales y personas
interesadas en gestión del desarrollo cultural endógeno integral y, según los
principios de la Constitución Bolivariana.
14. Profundizar la integración institucional y sociocultural a través de los programas y
proyectos culturales y atender los proyectos que se ejecuten en zonas con planes
socioeconómicos.
49
15. Apoyar, mantener y desarrollar los niveles cualitativos de artistas, intelectuales,
creadores y demás trabajadores culturales, asimismo promover el interés de los
mismos por su vinculación permanente y activa con la población en general y en
particular con la de sus lugares de origen, a través de diversos mecanismos e
instrumentos.
16. Articular acciones con instituciones y organismos públicos y privados para
contribuir a la construcción, óptimo funcionamiento y uso de infraestructuras
dedicadas a la formación didáctica, la promoción y difusión de las diversas
disciplinas artísticas y manifestaciones y procesos culturales, que surgen de la
dinámica social y del ejercicio del poder constituyente originario y construcción del
poder ciudadano.
17. Construir espacios y adecuar los existentes y formular instrumentos legales, para
la atención de niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo, personas de la
tercera edad, y discapacitados, en la formación, el uso y disfrute de bienes y
servicios culturales.
18. Invertir recursos para la aplicación de la ciencia y la técnica y nuevas tecnologías
en la producción industrial y agrícola, respetando las formas de vida, producción,
conocimientos y saberes comunitarios e individuales de campesinos e indígenas.
19. Estimular, fomentar y apoyar la educación, formación y capacitación como proceso
de apropiación y creación cultural para contribuir a elevar su nivel políticoideológico, espiritual, material y cultural, asimismo impulsar y consolidar la
cooperación entre obreros y campesinos para la cooperación e intercambio de
conocimientos y técnicas destinadas a su elevación cultural y calidad de vida.
20. Creación y adecuación de mecanismos de formación y capacitación de los
trabajadores y funcionarios como cuadros políticos e ideológicos impulsores del
ALBA como instrumento del desarrollo cultural endógeno, incluyendo el interés
por la estética y las disciplinas artísticas y la investigación-acción cultural y la
organización comunitaria.
21. Crear mecanismos e instrumentos que involucren a toda la población hacia el
conocimiento y acceso al disfrute de las diversas obras y manifestaciones
artísticas; así como planes de adquisición, construcción y mantenimiento de
instrumentos y utensilios necesarios para la creación y ejecución de obras
artísticas y técnicas.
22. Crear mecanismos e instrumentos para la integración cultural nacional, con
inclusión de la población campesina que habita sitios de difícil acceso y de las
comunidades indígenas.
23. Incentivar y fomentar actividades y movilizaciones de masas de gran calidad y
excelente producción para la recreación y formación de la población.
Artículo 4 . - El desarrollo de los servicios, bienes y productos culturales, patrimoniales y
artísticos, se vinculan a los planes, programas y proyectos de inversión y desarrollo
cultural que adelanta el Estado.
50
Artículo 5.- Los entes y organismos del Ejecutivo Nacional, así como los estadales y
municipales encargados de la planificación del desarrollo, en corresponsabilidad con los
Consejos Populares de Cultura y comunidades, coordinan con el Fondo Financiero para el
Desarrollo Cultural Endógeno el diseño, la elaboración, ejecución, seguimiento y control
de los presupuestos participativos destinados a la ejecución de planes, programas y
proyectos artísticos y de desarrollo cultural.
Artículo 6.- El Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno a través del Viceministerio de
Comunicación, Producción y Servicios difundirá los avances, alcances y resultados de la
gestión de la acción cultural de los órganos competentes, en especial los del Poder
Popular.
Capitulo II
De los Entes Descentralizados y Desconcentrados del Poder Popular
para la decisión y ejecución de acciones de Desarrollo Cultural
Artículo 7.- Los Consejos Populares de Cultura son entes descentralizados,
desconcentrados y desburocratizados para la eficacia de acciones corresponsables
destinadas a la gestión del desarrollo cultural endógeno integral. Constituyen órganos del
Poder Popular, decisorios y ejecutores de su evolución comunitaria, local. parroquial,
municipal, estadal y nacional y su sustentabilidad y armonía de crecimiento.
Artículo 8.- Son órganos descentralizados administrativamente y territorialmente
desconcentrados para diseñar, instrumentar, ejecutar, supervisar, evaluar y controlar la
política de desarrollo cultural endógeno local, municipal, estadal y nacional, acorde a la
Constitución Bolivariana, la presente Ley, las de su competencia y a los fines del Estado.
Artículo 9.- Los Consejos Populares de Cultura tienen competencia en cada uno de sus
respectivos ámbitos político administrativo, a saber: Parroquiales, Municipales, Estadales
y Federal en la Región Capital.
Artículo 10.- Son presididos por el Coordinador de la Acción Cultural de cada ámbito
político-administrativo, elegido en elección popular, y sustituyen a los directores de
cultura estadales y municipales. Sus funciones están articuladas al Coordinador Nacional
de la Acción Cultural del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno.
Artículo. 11- La Asamblea Popular es la máxima autoridad decisoria sobre los asuntos
inherentes al desarrollo cultural endógeno integral en las jurisdicciones respectivas de los
Consejos Populares de Cultura. Su Directiva es elegida en la Asamblea por mayoría
simple. La preside el Coordinador de la Acción Cultural elegido en elección popular.
Artículo 12.- Son órganos desconcentrados, descentralizados, operativos, flexibles y
desburocratizados. Los funcionarios son voluntarios y cobrarán una dieta, excepto el
Coordinador de la Acción Cultural cuyo pago depende de la gobernación, municipio o
parroquia. El presupuesto para su funcionamiento se establece en el presupuesto que se
elabora en corresponsabilidad con las comunidades donde interviene el Fondo Financiero
del Desarrollo Cultural según los programas y proyectos a realizar, aporte de los
creadores provenientes de la explotación de sus obras, los impuestos estadales y
51
municipales correspondientes a espectáculos y gestiones de autofinanciamiento
involucrando a la población en programas diseñados a tal fin.
Artículo 13.- El Coordinador de la Acción Cultural dura dos años en sus funciones. Los
delegados a la asamblea duran un año (1) en sus funciones, sin derecho a reelección.
Artículo 14.- Las comisiones permanentes de trabajo de las Asambleas Populares
elegirán a los delegados representantes que llevarán los informes a la reunión que se
realiza en el mes de enero en la sede del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno;
según los criterios establecidos en su propio reglamento dependiendo éstos, del
rendimiento, cobertura y calidad del trabajo realizado en cada comisión. Los Consejos
respectivos y el Ministerio, a través del Viceministerio del Poder Popular tomarán las
providencias para asegurar su asistencia.
Capitulo III
De las Funciones y Atribuciones de
Los Consejos Populares de Cultura
Artículo 15.- Los Coordinadores de la Acción Cultural Federal, Estadales, Municipales y
Parroquiales se reunirán durante dos días viernes y sábado, de la segunda quincena de
cada mes de enero, en el Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno con el Ministro, el
Coordinador Nacional de la Acción Cultural, el Viceministro del Poder Popular, el
Viceministro de Planificación del Desarrollo Cultural Endógeno y el Viceministro de
Comunicación, Producción y Servicios y el Presidente y los delegados estadales,
municipales y parroquiales del Fondo de Financiamiento del Desarrollo Cultural
Endógeno, con el objeto de ensamblar y delinear las estrategias para la instrumentación
de las políticas, los planes, programas, proyectos y actividades parroquiales, municipales,
estadales, y nacional, subregionales y regionales, de acuerdo al plan de desarrollo
económico y social del estado, en concordancia con los planes de desarrollo de sus
respectivos Consejos. Así mismo deben traer el presupuesto de inversión cultural
participativo, avalado por las respectivas Asambleas Populares y ratificado por el
delegado respectivo del Fondo de Financiamiento para su examen en Planificación y en
Articulación de políticas y planes del Ministerio.
Artículo 16.- El Coordinador Federal de la Acción Cultural tendrá competencia en el área
metropolitana de la Región Capital y sus zonas de influencia.
Artículo 17.- El Consejo Popular Federal de Gestión Cultural tiene funciones dictadas por
este reglamento y las que le confiere su propio reglamento.
Son sus funciones y atribuciones:
1. La orientación, formulación, instrumentación, ejecución, evaluación, supervisión y
control de las políticas culturales públicas del país en los ámbitos nacional y región
capital y áreas de influencia, tomando en cuenta la particularidad territorial y
especificidad cultural de las diversas comunidades y esferas de trabajo.
2. Apoya, estimula, coordina y articula la participación ciudadana para la elaboración
del presupuesto participativo del desarrollo cultural del ámbito de su competencia
en concordancia con las leyes de su competencia y fines del Estado.
52
3. Contribuye y apoya activamente al máximo desenvolvimiento de procesos de
investigación-acción y la formación en gestión cultural.
4. Coordina y articula la gestión de sus acciones con la de los Consejos de
Planificación Local y los organismos de su competencia.
5. Estimula y desarrolla procesos educativos mediante la observación, la
investigación-acción, la educación estética y disciplinas artísticas, en sus diversas
expresiones.
6. Articula acciones para contribuir a la construcción y óptimo funcionamiento de
infraestructuras dedicadas a la formación didáctica y libre de diversas disciplinas
artísticas, política e ideológica en base a las doctrinas Bolivariana, Rodrigueana y
Zamorana y sobre procesos culturales que surgen de la dinámica política-cultural
que genera el ejercicio soberano del poder constituyente originario y construcción
del poder popular ciudadano..
7. Las otras que les dicten sus propios reglamentos.
Artículo 18. - Los Consejos Populares Estadales de Cultura tienen competencia en el
ámbito de los Estados y sus áreas de influencia y regiones. Su trabajo lo desarrolla en
corresponsabilidad con la población en la investigación-acción, diseño, instrumentación,
ejecución, evaluación y control de la política cultural estadal y en la elaboración de los
presupuestos participativos de inversión para el desarrollo de planes de desarrollo
cultural endógeno integral.
Sus funciones serán:
1. La formulación, aprobación e instrumentación, evaluación y control de las políticas
culturales del Estado articuladas e integradas con las de los Municipios y
Parroquias y los consejos de planificación local y las leyes y organismos que le
competa.
2. Impulsan la identificación, defensa, enriqueciendo, desarrollo y difusión del
patrimonio cultural.
3. Crean y mantienen en óptimo funcionamiento la infraestructura cultural y deportiva
en articulación con organismos competentes y fortalecen la conciencia poblacional
sobre la apropiación, cuido y mantenimiento de dicha infraestructura.
4. Estimula y apoya la instrumentación, ejecución, seguimiento, evaluación y control
de las políticas culturales y el control social de la gestión pública.
5. Creará el sistema estadal de instituciones básicas de gestión del desarrollo cultural
conjuntamente con los consejos municipales y parroquiales de cultura.
6. Impulsan el estudio de disciplinas artística y culturales en articulación con los
órganos competentes.
53
7. Impulsan y apoyan la organización social en ejercicio del poder popular
constituyente
8. El Coordinador Estadal de la Acción Cultural de cada Estado, sustituye al director
de cultura que nombraba el gobernador, preside los respectivos Consejos
Populares Estadales. Es un cargo de elección popular en elecciones convocadas
por los Municipios.
9. Debe ser de intachable honestidad y plenamente identificado con procesos de
transformación política y sociocultural. Durará (3) años en sus funciones. Será
elegido por mayoría de votos y podrá ser revocado de su cargo, según lo pautado
en la Constitución Bolivariana.
Artículo 19. - Los Consejos Populares Municipales tienen competencia en el ámbito de su
municipio y áreas de influencia, su trabajo lo desarrollan en corresponsabilidad con la
población en la investigación-acción cultural para el diseño, instrumentación, ejecución,
evaluación y control de la política cultural municipal y en la elaboración de los presupuestos
participativos de inversión para el desarrollo de planes, programas y proyectos de desarrollo
endógeno integral.
Sus atribuciones son:
1. Coordina con los Consejos Populares Parroquiales procesos de investigaciónacción cultural;
2. Implementa programas de formación de factores humanos en gestión de desarrollo
cultural;
3. Impulsa y apoya la creación de organizaciones e instrumentos que aseguren el
protagonismo social y la participación ciudadana de toda la población, incluso la
población campesina de lugares apartados de los poblados y las comunidades
indígenas;
4. Incentiva y apoya la información, divulgación, circulación y edición de bienes,
productos y servicios culturales
5. Asegura el acceso de toda la población a los bienes y servicios culturales e
involucrarla en los diversos procesos culturales
6. Impulsa e incentiva mecanismos para asegurar la difusión y circulación de bienes y
productos culturales
7. Crea mecanismos para el diseño y elaboración, asesoria, evaluación y viabilidad,
por ante las respectivas instancias del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno,
de los planes, programas, proyectos y actividades individuales o colectivos
individuales y colectivos de desarrollo cultural endógeno.
Las otras que le indique su reglamento.
Artículo 20.- Los Consejos Populares Parroquiales, tienen competencia en la jurisdicción
de su parroquia y articula acciones en beneficio de la comunidad con las parroquias vecinas y
áreas de influencia en proyectos conjuntos. Su trabajo lo desarrollan en corresponsabilidad
54
con la población en la investigación-acción cultural para el diseño, instrumentación, ejecución,
evaluación y control de la política cultural municipal y en la elaboración de los presupuestos
participativos de inversión para el desarrollo de planes, programas y proyectos de desarrollo
endógeno integral.
Son sus atribuciones:
1. Impulsar y apoyar procesos de investigación-acción y formación de factores en
gestión y desarrollo cultural.
2. Estimular y apoyar procesos de información y divulgación de acciones de
desarrollo cultural.
3. Asegurar el acceso y disfrute de bienes, espacios y servicios culturales a toda la
población
4. Fomentar la cultura participativa y protagónica como modo de vida cotidiana por
medio del ejercicio del Poder Constituyente Originario y el Poder Popular Local, en
coordinación y articulación con los otros Consejos de Cultura, los de Planificación
Local y organismos competentes, en resguardo de las particularidades y
especificidades locales, idiosincrasia y relación con el entorno ambiental.
5. Elabora presupuestos integrados y participativos para ser evaluados por el propio
Consejo Popular Parroquial, los Consejos Populares Municipales y Estadales
Populares de Cultura a través del delegado del Fondo de Financiamiento del
Desarrollo Cultural Endógeno
6. Cada Parroquia eligirá su respectivo Coordinador Parroquial de cultura y convoca a
reuniones semanales. Podrá constituirse en cualquier lugar de la parroquia.
Las que les dicte su propio reglamento.
Hacemos entrega de esta versión a ser sometida a consulta popular, como aporte de
milicianos culturales revolucionarios, que sin duda alguna impulsamos este proceso
político-ideológico-cultural, único en el mundo, que con la voluntad política de nuestro
líder Presidente, Comandante Hugo Chávez Frías lo hicimos Carta Magna, y modelo
económico y social de crecimiento integral ALBA. Algunos fundamentos de este nuestro
sistema de gobierno Democracia Participativa y el paradigma político de desarrollo
cultural, se acordaron en resoluciones de reuniones Intergubernamentales sobre Políticas
Culturales Públicas, llamando dicho modelo, Democracia Cultural, pero que siempre se
quedó en el papel y en habladurías. Nosotros como Poder Popular-Gobierno, hoy lo
ejecutamos y continuamos ejerciendo el poder constituyente originario para demoler las
estructuras de la democracia representativa de intereses foráneos que aún viven así
estamos contribuyendo a la Misión Cultural de las Misiones que es nuestro Desarrollo
Cultural Endógeno Integral e Integrado.
55
El Ministerio que proponemos está fundamentado en los principios constitucionales así
como también los referidos a la gestión e institucionalidad pública, que conforman las
leyes Orgánicas de Administración Pública y de Planificación, y otras correspondientes a
los fines y seguridad de la soberanía y del Estado.
* Papel de trabajo en elaboración, para ser analizado por los trabajadores culturales
revolucionarios del país.
Envie sus recomendaciones a:



www Debate – Cultural. org.
NinoskaLazo [email protected] hot maiI. com
SCALSCAL 16 @ hot mail. com
También pueden dirigirse al Museo del Teclado, Parque Central, los días lunes 500 PM,
donde se reúne el Colectivo Cultural “PUEBLO SOBERANO” por la Constituyente Cultural
Originaria y la Contraloría Social de la Gestión Pública.
56
Sistema Nacional de de Instituciones para la Gestión de la Acción Cultural del
Estado y su articulación con Organizaciones No Estatales de masas y la población
Venezuela siempre es cuna de invalorables intelectuales, pensadores, maestros,
pedagogos, escritores, artistas, creadores y sobre todo libertadores independentistas que
han movilizado pueblos tras sus acciones y huellas.
Ayer nuestro ejército y pueblo guiados por próceres, con Simón Bolívar a la cabeza, se
movilizó a libertar naciones oprimidas por el yugo imperial español.
Es notoria además la presencia de personajes de diversos países involucrados en cada
uno de nuestros estados, lo cual hace notorio el espíritu anfictiónico latinocaribeño.
Han pasado doscientos años desde que Venezuela obtuvo su primera independencia y
quedó gobernada por un estamento que siempre atendió a intereses foráneos y aceptó
sistemas de gobiernos impuestos y modelos económicos de desarrollo, cuya finalidad fue
enriquecer minorías y desatender la inmensa población que fue excluida de todo.
En 1998 comienza un nuevo sistema de gobierno de auténtica democracia, el cual queda
consagrado en 1999 en la Constitución Bolivariana, única Constitución en el mundo,
elaborada con la masiva participación del Pueblo y legitimada en elección libre y directa,
constituyendo la Democracia Cultural Participativa y Protagónica nuestro sistema político
de gobierno y un paradigma político de desarrollo cultural soberano, independiente,
endógeno, integral, autoafirmativo, corresponsable y plural. Es en sí un proceso
independentista de transformación cultural desde las comunidades.
En atención a la proyección de la Constitución Bolivariana, prevista en la Ley Orgánica de
Desarrollo Cultural Endógeno que desarrolla los principios constitucionales y el Plan de
Desarrollo Social y Económico del Estado, contribuimos dando una idea de lo que pudiera
ser la red de apoyo institucional o Sistema Nacional de Instituciones Básicas de Gestión
Cultural, con el objeto de articular de manera sistémica las orientaciones y decisiones de
la comunidad sobre políticas culturales públicas (actores de la vida política-cultural del
país), su participación, protagonismo, corresponsabilidad y control social de la gestión, y
la elaboración de presupuestos participativos comunitarios e integrados para la inversión
en el desarrollo endógeno, basado en la comunicación y la información gobiernosociedad.
Desde el punto de vista institucional en los sesentas se crea el Instituto Nacional de
Cultura y Ballas Artes (Inciba); en 1975, por Ley, se crea el Consejo Nacional de Cultura
(Conac), mas adelante es Ministerio de Cultura sin ley que lo cree, en 1999 pasa a ser
Viceministerio de Cultura del Ministerio de Educación, por medio de un reglamento.
El Nuevo Estado y las Nuevas Instituciones que conforman la Nueva República, sin lugar
a dudas, deben ser expresiones de la transformación estructural planteada en la
constitución Bolivariana. Hasta hoy no ha sido posible sancionar las quinientas o más
leyes necesarias para esta adecuación legal y, en cuanto a las instituciones estatales casi
todas, si no todas, excepto la Vicepresidencia, el Ministerio de Agricultura..., responden a
la Constitución apócrifa de 1961 ya derogada,, lo que obstaculiza, entraba y retarda la
transformación propuesta.
57
Lo antes dicho ha traído como consecuencia la construcción de instituciones, organismos,
planes y misiones que adelantan y recogen el empuje sociocultural de las comunidades,
donde sus factores impulsan cambios, procesos, actividades para adecuar la vida a los
mandatos constitucionales, que solventan la deuda cultural, de centurias, con la
población.
Existen entonces dos sistemas institucionales del Estado, uno dinámico ágil, con alta
participación ciudadana y protagonismo social que responde a la población y a la
Constitución Bolivariana y otro lento, estático, frenado, anquilosado y paquidérmico que
gasta un presupuesto sin causar el esperado impacto sociocultural transformador de la
sociedad venezolana y las instituciones del Estado. Entre esas instituciones está el
desorientado Viceministerio de Cultura y sus órganos tutelados y adscriptos, que
responden a una visión reducida a la promoción de las bellas artes y de las artesanías
vistas como producto comercial, una inmensa carga burocrática ineficiente y
obstaculizadora del desarrollo cultural endógeno.
Por estas razones proponemos al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela la
creación, por decreto de un Ministerio acorde a las transformaciones y acciones
planificadas por el Estado para alcanzar la Nueva república y la Nueva Sociedad.
Esperamos sea analizado y se delegue al Dr. Jorge Giordani, dados sus conocimientos
sobre planificación de Estado, para su estudio y se nos convoque a una reunión para
debatir estos planteamientos.
Así vemos el ministerio y sus instituciones
Ministro de Cultura
Coordinador Nacional de la Acción Cultural
Coordinadores Regionales de la Acción Cultural
Unidad de Patrimonio
Coordinación de Investigación, estudio y difusión de bienes y valores Culturales
Coordinación de Museos e Instituciones Patrimoniales
Patrimonio Cultural y Servicio Exterior
Unidad de Seguridad del Patrimonio y Seguridad a Instituciones Culturales
Viceministerio del Poder Popular
Consejos Populares de Cultura
Comunidades Indígenas
Comunidades Campesinas
Trabajadores
Círculos Bolivarianos
Unidad de Economía Social
Empresas Culturales
Cooperativas Culturales
Unidad de Movilizaciones
Organización Juvenil
Viceministerio de Planificación y Desarrollo Cultural Endógeno Integral
Coordinador Nacional de la Acción Cultural
Articulación con los Consejos de Planificación Local
Articulación con el Ministerio de Educación
Articulación de Políticas Culturales
58
Unidad de Análisis Estratégico y Desarrollo Cultural Endógeno
Coordinación Central de Relaciones y Articulación de Instituciones para el
Desarrollo Cultural Integral Endógeno
Articulación de Planes, Programas y Proyectos Culturales Integrados
Sistema Nacional de Instituciones Culturales
Instituciones locales, Parroquiales, Municipales, Estadales y Nacionales
Articulación de Instituciones, Consejos Populares de Cultura y Consejos de
Planificación Local
Viceministerio de Comunicación, Producción y Servicios
Unidad de Seguridad y Protección de la Propiedad Intelectual
Coordinación con el Servicio de la Propiedad Intelectual e Industrial
Coordinación con Ciencia, Tecnología e Innovación
Unidad de Sonido e Imagen
Coordinación de Grabación
Coordinación de Producción Discográfica
Coordinación de Producción de Cine y Videos
Coordinación de Informática y Sistemas Aplicados a las manifestaciones
Culturales
Unidad de Producción de Espectáculos y Eventos Especiales
Coordinación de Protocolo
Coordinación de Promoción y Difusión
Gestión Artística
Apoyo Logístico
Coordinación de Distribución de productos culturales
Unidad de Impresos y Diseño Gráfico
Coordinación de producción del libro
Coordinación de producción de periódicos e impresos
Unidad de Arte Culinario
Coordinación de investigación, estudio y difusión
Coordinación con Servicio Exterior
Unidad de Truismo Cultural
Coordinación con el ente rector
Difusión
Coordinación con Patrimonio y Servicio Exterior
Unidad de Servicios y Construcción de Obras
Coordinación Interinstitucional
Coordinación con Infraestructura
Fondo Financiero para el Desarrollo Cultural Integral
Fondos Financieros Regionales
Coordinación de Planificación Gestión y Evaluación de Presupuestos Participativos
Contraloría Administrativa
Coordinación de Administración
Coordinación de Análisis y Aprobación de Presupuestos
Coordinación de Contraloría Social
Registro de Contralores Sociales
Defensoria de los Derechos Culturales
Coordinación de Defensores de Derechos Culturales Regionales, Municipales y
Parroquiales
59
Coordinación Central de Apoyo Jurídico
Coordinaciones Regionales de Apoyo Jurídico
Unidad de Formación y Desarrollo Humano
Coordinación de Formación, Capacitación y Profesionalización
Coordinación Central de Recursos Humanos
Gerencia de Comunicaciones e Información
Coordinación de Comunicaciones e Información
Coordinación de Medios Alternativos de Comunicación Social
Coordinación de Informática Cultural
Gerencia de Relaciones Internacionales
Coordinación con el Servicio Exterior. Agregadurías Culturales
Coordinación de Sistemas de Informática Cultural
Articulación con los Infocentros
Articulación con organismos culturales del exterior
El futuro de la nación se fundamenta en la nueva realidad político-cultural dada por el
ejercicio soberano de la autodeterminación, a través del ejercicio pacífico del Poder
Constituyente Originario para la transformación estructural del país, desde la conjunción
pueblo-gobierno como estrategia de desarrollo de un Nuevo Estado, independiente,
soberano y eficiente para la promoción de la competencia y el estímulo a la inclusión, para
conformar una sociedad moderna, informada, comunicada, participativa y protagónica.
Para activar esta estrategia requerimos de leyes e instituciones para dar organicidad y
coherencia en acciones corresponsables, que van desde las divergencias de ópticas en
la instrumentación de la transformación revolucionaria, hasta llegar al consenso de
soluciones a problemas culturales a los fines del Estado. Por ello la antedicha estructura
de Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno y el sistema de instituciones básicas en
diferentes y articulados ámbitos político-administrativos de la República, para su estudio y
aprobación.
Sistema Nacional de Instituciones Básicas
Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno y la administración central.
Los órganos del Poder Popular, desburocratizados, desconcentrados y descentralizados
Instituto nacional de investigación -acción cultural
Las instituciones
desconcentradas
de
carácter
nacional,
las
centralizadas,
descentralizadas
y
Las instituciones culturales y los centros de formación en las diversas disciplinas
culturales
Instituciones articuladas al Ministerio, financiadas y autosustentables
60
Coordinaciones regionales e instituciones que están subordinadas a los órganos, servicios
financieros y administrativos del Poder Popular
Articulación con
Servicios de infraestructura,
Seguridad y protección,
Transporte
Hoteles
Infocentros
Instituciones de producción y creatividad cultural
Libro
Cinematografía
Música
Teatro
Danza
Plástica
Instituciones nacionales con funciones de carácter global, pero desconcentradas y
descentralizadas:
Patrimonio Cultural
Biblioteca Nacional
Consejo Nacional de Participación y desarrollo comunitario endógeno
Servicio de la propiedad intelectual e industrial
Organismos autosustentables
Consejo de desarrollo y comunicación
Infocentros, medios de comunicación alternativas
Consejo de gerencia y desarrollo cultural
Fondo Financiero para la Gestión Cultural
Órganos de mantenimiento y protección
Empresas y cooperativas de construcción y mantenimiento de infraestructura
Empresas y cooperativas de seguridad y protección del patrimonio e instituciones
culturales
Empresas de difusión del talento artístico
Casa discográfica y distribución
Complejo editorial
Complejo de investigaciones
Cooperativas de instrumentos y partituras
Instituciones Básicas
Para el desarrollo y profundización de la Democracia Cultural Participativa y Protagónica,
el Estado a través del Ministerio de Desarrollo Cultural Endógeno, debe estimular y
apoyar la sensibilización de la población para la comprensión y ejercicio del Poder
Soberano, el Poder Popular y el Poder Local, a fin de lograr un movimiento de masas con
estrategias, objetivos y metas claras para la defensa del proceso revolucionario
61
Para ejecutar una política satisfactora de la necesidad de los habitantes a quienes se
dirige, debe disponer, a corto, mediano y largo plazo, para el uso y disfrute de la población
de, al menos, once instituciones e instalaciones básicas en cada municipio, parroquias y
estados:
Ejemplo:
Parroquia:
Consejo Popular Parroquial de Cultura
Consejo de Planificación Local
Misiones
Defensoria de los Derechos Culturales
Comisión de Contraloría Social
Articulación de Políticas Culturales Públicas
Asamblea Popular
Casa Bolivariana
Círculo de Historia e Investigación -Acción
Cátedra Bolivariana de formación ideológica-política
Circulo Bolivariano de la Juventud Patriótica (Movilizaciones)
Centro de Participación y Desarrollo Cultural
Tienda de productos y bienes culturales
Librería
Biblioteca
Galería de arte
Museo
Banda de música
Coro
Orquesta
Grupo de teatro municipales,
Escuelas de arte
Cine
Videoteca
Infocentros
Municipio:
Consejo Popular Municipal de Cultura
Defensoria de los Derechos Culturales
Consejo Local de Planificación
Misiones
Asamblea Popular
Comisión de Contraloría Social
Centro Cultural Bolivariano Comunitario (Ateneos y Casas de Cultura)
Casa Bolivariana
Círculo de Historia e Investigación -Acción
Cátedra Bolivariana de formación ideológica-política
Circulo Bolivariano de la Juventud Patriótica (Movilizaciones)
Centro de Gestión para la Integración Cultural de los pueblos latinocaribeños
Tienda de productos y bienes culturales
Librería
Biblioteca
Galería de arte
Museo
62
Banda de música
Coro
Orquesta
Grupo de teatro municipales,
Escuelas de arte
Cine
Videoteca
Infocentros
Estado:
Consejo Estadal de Cultura
Defensoría de los Derechos Culturales
Consejo de Planificación Local
Misiones
Asamblea Popular
Centro Cultural Bolivariano Comunitario.
Círculo de Historia e Investigación-Acción
Cátedra Bolivariana para la formación política-ideológica
Centro Bolivariano para la gestión de la integración cultural de los pueblos
latinocaribeños
Librería
Cinemateca y cine móvil
Círculo de la Juventud Patriótica (movilizaciones)
Tienda de productos y bienes culturales
Biblioteca y bibliobús
Escuelas de Arte
Coro
Orquesta
Grupo de Teatro
Discoteca
Grupo de Danza
Círculo Bolivariano Infantil
Museo
Galería
Caracas, viernes, 28 de mayo de 2004
63
Compatriota
Dr. Eduardo Samán
Director del
Servicio Autónomo de la Propiedad Industrial e Intelectual
Presente.
Honorable Compatriota
Reciba un afectuoso saludo solidario y bolivariano, en nombre del Colectivo
Cultural “Pueblo Soberano” por la Constituyente Cultural y la Contraloría Social de la
Gestión Pública, en la oportunidad de plantearle lo siguiente:
Los trabajadores culturales revolucionarios identificados plenamente con nuestro
Presidente Líder, Comandante Hugo Chávez Frías, preocupados ante las agresiones del
imperialismo yanqui a nuestra soberanía y concientes de que la propiedad intelectual y las
industrias que de ella derivan, son pilar fundamental de identidad y soberanía, nos
decidimos a celebrar un Foro taller “SOBERANÍA Y DESARROLLO CULTURAL
ENDÓGENO en la REVOLUCIÓN BOLIVARIANA” para el cual le pedimos su
colaboración y de la institución que dignamente dirige, para llevarlo a cabo
corresponsablemente.
En principio sería realizado en el Parque Central, esperamos confirmación de la
sala a y la fecha.
Deseamos reunirnos con personal del SAPI, que usted delegue, para ajustar
detalles al respecto.
Sin otro asunto que tratar, nos despedimos.
Atentamente,
Ninoska Lazo de Aldazoro
Presidenta de la
Asociación Venezolana de Gerencia y Desarrollo Cultural
y
Miembro del Colectivo Cultural “Pueblo Soberano”
64
Servicio Autónomo de la Propiedad Industrial e Intelectual
Colectivo Cultural Pueblo Soberano
Asociación Venezolanoa de Gerencia y Desarrollo Cultural
INVITAN al
Primer FORO - TALLER
SOBERANíA Y CULTURA
EN LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA
Nuestro sistema de gobierno
Democracia Cultural
Participativa y Protagónica
Nuestro Paradigma Político
de Desarrollo
ALBA
Soberano, Independiente, Endógeno, Colectivo,
Autoafirmativo y Plural
Lugar Sala 6 Parque central
Hora 5:00PM
65
CONFERENCISTAS
Poder Constituyente Originario
Dr. Armando Lazo Rivero
Asociación Venezolana de Gerencia y Desarrollo cultural
Día 10
“Misión Soberanía”
Ulises Castro
Coordinador Nacional de los Círculos Bolivarianos
Día 15
“Soberanía y Desarrollo Cultural Endógeno”
Joaquín Lopez Mujica
Colectivo Cultural “Pueblo Soberano”
Día 18
“Misión Vuelvan Caras”
Eduardo Samán
Director del
Servicio Autónomo de la Propiedad Industrial e Intelerctual
Día 22
Nueva Legislación y Nueva Institucionalidad
Ninoska Lazo de Aldazoro
Día 25
Comunicación y Cultura
Olga Alvarez
Día 29
ALBA - ALCA
Judhit Valencia
Profesora de la UCV
66
SOBERANÍA
SIN CULTURA NO PUEDE HABER SOBERANÍA
Las naciones poseen su trritorio, su población, cultura,
su identidad, su lengua, todo ello conforma su soberanía.
Al paso del tiempo hemos visto como paises resisten el
acoso, la invasión y la dependencia de otro y conservan
su soberanía, es el caso de puerto Rico, no tiene
soberanía pero no le han amilanado la capacidad de
resistir, ni el idioma lo ha perdido y logró el pasado año
que suspendieran los ejercicio militares estadounidenses
o prácticas de terror que hacían por años en la isla de
Vieques, donde por cierto existe una estatua de Simón
Bolívar nuestro Libertador.
Los imperios a través de los siglos han querido aplastar
las culturas de las naciones conquistadas. Hoy el
imperialismo yanqui utiliza sus conocimientos en ciencia
y nuevas tecnologías para avasallar naciones y culturas
enteras, pero en muchos casos esas naciones han
resisteido por el valor de la cultura, se pueden conservar
niveles de cultura sin soberanía, lo que no se puede
conservar es la soberanía sin cultura.
Los estados unidos atentan contra la soberanía de las
naciones, cada vez mas y con medios e instrumentos
mas poderosos y descarnados, para tratar de imponer
sus normas y sus intereses en el mundo.
Cultura, en tanto definición de modo de vida, según
valores principios, tradiciones, lengua, organización y
paradigma político-económico-social de desarrollo de
cada nación, continente, conglomerado humano, les
67
estorba los yanquis, pues desde siempre a través de
guerras ilegales e injustas, matanzas, colectiva,
ususrpación de territorios para adueñarse de las riquezas
del suelo y subsuelo invaden la soberanías nacionanales
y para ello utilizan sus operadores y lacayos en todas los
países para desestabilizar y terminar imponiendo su
intereses, ellos aplican la colonización cultural en el
campo de las comunicaciones, cine, televisión e
informática, tambien a través de disciplinas artísticas y
superponiendo costumbres propias de su idiosincracia a
fiestas tradicionales populares
68
Descargar

Proyecto de Ley Orgánica de Desarrollo Cultural Endógeno. Ley

Desarrollo Endógeno

Desarrollo Endógeno

Modelos económicosDesarrollo económicoCapital económicoInstituciones educativas venezolanasVentajas y desventajasBases legalesEconomíaCooperativismo

Crecimiento económico y desarrollo

Crecimiento económico y desarrollo

ProsperidadFactores económicosCrecimiento y TecnologíaConvergenciaEconomía

Lineamiento de la Educación Bolivariana

Lineamiento de la Educación Bolivariana

Mejoramiento de la calidad de la educaciónPostulados educativos en VenezuelaProyecto simoncitoEnseñanza venezolana

Organización territorial española y desequilibrios regionales

Organización territorial española y desequilibrios regionales

Estado autonómicoPolítica regionalOrdenación