DERECHOS Y DEBERES DE EDUCANDOS Y PADRES O
RESPONSABLES
Educando
La ley No. 18.437 El “interés superior del educando” es el “Principio específico de
interpretación e integración de la ley”, denominación de su Título V, art. 120, según el
cual ese interés “consiste en el reconocimiento y respeto de los derechos inherentes a
su calidad de persona humana. En consecuencia, este principio no se podrá invocar
para menoscabo de tales derechos”.
El Código de la Niñez y Adolescencia (ley No. 17.823 de 7-IX-2004) contiene similar
previsión en su art. 6º.
Artículo 6º. (Criterio específico de interpretación e integración: el interés superior del niño y
adolescente).- Para la interpretación e integración de este Código se deberá tener en cuenta el
interés superior del niño y adolescente, que consiste en el reconocimiento y respeto de los
derechos inherentes a su calidad de persona humana. En consecuencia, este principio no se
podrá invocar para menoscabo de tales derechos
Por otro lado, su art. 2º establece que “Todos los niños y adolescentes son titulares de
derechos, deberes y garantías inherentes a su calidad de personas humanas”; se
alude de inmediato, art. 3º, al derecho “a las medidas especiales de protección que su
condición de sujeto en desarrollo exige por parte de su familia, de la sociedad y el
Estado” y el art. 8º a que los derechos “serán ejercidos de acuerdo a la evolución de
sus facultades (…)”.
Derecho a la educación
El niño y adolescente y como toda persona en tanto educando es el “sujeto de la
educación” (art. 5º de la ley No. 18437).
Convención sobre los Derechos del Niño
Esta convención art 28.1, prevé que los Estados Partes y a fin de que el derecho
a la educación “se pueda ejercer progresivamente y en condiciones de igualdad de
oportunidades”, deberán en particular:
a) implantar la enseñanza primaria obligatoria y gratuita para todos;
b) fomentar el desarrollo, en sus distintas formas, de la enseñanza secundaria,
incluída la enseñanza general y profesional, hacer que todos los niños dispongan de
ella y tengan acceso a ella (…);
c) hacer la enseñanza superior accesible a todos, sobre la base de la capacidad por
cuantos medios sean apropiados;
d) hacer que todos los niños dispongan de información y orientación en cuestiones
educacionales y profesionales y tengan acceso a ellas;
e) adoptar medidas para fomentar la asistencia regular a las escuelas y reducir las
tasas de deserción escolar.
Su art. 29 que dichos Estados convienen en que “la educación del niño debe estar
encaminada a: a) desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y
física del niño hasta el máximo de sus posibilidades, b) inculcar al niño el respeto de
los derechos humanos y las libertades fundamentales y de los principios de la Carta de
las Naciones Unidas;
c) inculcar al niño el respeto de sus padres, de su propia identidad cultural, de su
idioma y sus valores, de los valores nacionales del país en que vive, del país de que
se originario y de las civilizaciones distintas a la suya;
d) preparar al niño para asumir una vida responsable en una sociedad libre (…)”
Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes
Esta convención - en su art. 22 prevé el derecho a la educación de los jóvenes y,
además de lo indicado en ese apartado, agrega que los Estados Parte “reconocen que
la educación es un proceso de aprendizaje a lo largo de toda la vida, que incluye
elementos provenientes de sistemas de aprendizaje escolarizado, no escolarizado e
informales, que contribuyen al desarrollo continuo e integral de los jóvenes”; que el
derecho a la educación “es opuesto a cualquier forma de discriminación” y que se
comprometen, entre otras medidas, “a promover la adopción de medidas que faciliten
la movilidad académica y estudiantil entre los jóvenes (…)”, etc.
Ley No. 18.437, art. 72
Derechos de los educandos
Establece que “Los educandos de cualquier centro educativo tendrán derecho a:
A) Recibir una educación de calidad y acceder a todas las fuentes de información y
cultura (…).
B) Recibir los apoyos educativos específicos y necesarios en caso de discapacidad o
enfermedad que afecte su proceso de aprendizaje.
C) Agremiarse y reunirse en el local del centro educativo. “Cada Consejo reglamentará
el ejercicio de este derecho”, para lo cual requiere la (necesaria) participación de los
educandos, lo que se relaciona con los “Consejos de Participación” de cada centro,
como se desprende de los literales que siguen.
D) “Participar emitiendo opinión y realizando propuestas a las autoridades de los
centros educativos y de los Consejos de educación (…)”.
E) Emitir opinión sobre la enseñanza recibida (…)”. Existe un derecho específico, de
las alumnas en estado de gravidez, a seguir con sus estudios, a recibir apoyo
y “justificar las inasistencias pre y post parto, las cuales no podrán ser causal de
pérdida del curso o año lectivo”.
Deberes de los educandos
A) Cumplir con los requisitos para el cumplimiento de los planes y programas de
estudios y para la aprobación de los cursos.
B) Respetar la normativa y las resoluciones de los órganos competentes y de las
autoridades del centro educativo.
C) Respetar los derechos de todas las personas que integran la comunidad educativa.
31.3 Derechos/ deberes de madres, padres o responsables
Normas supralegales
Tienen los inherentes a su calidad de tales, que se reconocen o establecen en la
Constitución y normas concordantes (ejemplo, art. 16 del Código de la Niñez y
Adolescencia respecto a deberes art. 95 o 5 y 18 de la Convención sobre los Derechos
del Niño96).
Ley No. 18.437, art. 75
Prevé el derecho a que el hijo o representado pueda concurrir y recibir clase
regularmente en el centro educativo que le corresponda; a participar de las actividades
del centro y elegir a sus representantes en los Consejos de Participación y en las
Comisiones Consultivas; a ser informados periódicamente sobre la evolución del
aprendizaje de sus hijos o representados.
Por su parte, el deber de asegurar la concurrencia al centro educativo, seguir a sus
hijos o representados y apoyarlos en el proceso de aprendizaje, respetar y hacer que
aquellos respeten la autoridad pedagógica del docente, las normas de convivencia del
centro y a los demás integrantes de la comunidad educativa.
DERECHOS DEL NIÑO en el Código de la Niñez y Adolescencia)
Artículo 8º . (Principio general).- Todo niño y adolescente goza de los derechos
inherentes a la persona humana. Tales derechos serán ejercidos de acuerdo a la
evolución de sus facultades, y en la forma establecida por la Constitución de la
República , los instrumentos internacionales, este Código y las leyes especiales. En todo
caso tiene derecho a ser oído y obtener respuestas cuando se tomen decisiones que
afecten su vida.
Podrá acudir a los Tribunales y ejercer los actos procesales en defensa de sus derechos,
siendo preceptiva la asistencia letrada. El Juez ante quien acuda tiene el deber de
designarle curador, cuando fuere pertinente, para que lo represente y asista en sus
pretensiones.
Los Jueces, bajo su más seria responsabilidad, deberán adoptar las medidas necesarias
para asegurar el cumplimiento de lo establecido en los incisos anteriores, debiendo
declararse nulas las actuaciones cumplidas en forma contraria a lo aquí dispuesto.
Artículo 9º . (Derechos esenciales).- Todo niño y adolescente tiene derecho intrínseco a
la vida, dignidad, libertad, identidad, integridad, imagen, salud, educación, recreación,
descanso, cultura, participación, asociación, a los beneficios de la seguridad social y a
ser tratado en igualdad de condiciones cualquiera sea su sexo, su religión, etnia o
condición social.
Artículo 10 . (Derecho del niño y adolescente con capacidad diferente).- Todo niño y
adolescente, con capacidad diferente psíquica, física o sensorial, tiene derecho a vivir en
condiciones que aseguren su participación social a través del acceso efectivo
especialmente a la educación, cultura y trabajo.
Este derecho se protegerá cualquiera sea la edad de la persona.
Artículo 11 . (Derecho a la privacidad de la vida).- Todo niño y adolescente tiene
derecho a que se respete la privacidad de su vida. Tiene derecho a que no se utilice su
imagen en forma lesiva, ni se publique ninguna información que lo perjudique y pueda
dar lugar a la individualización de su persona.
Artículo 12 . (Derecho al disfrute de sus padres y familia).- La vida familiar es el
ámbito adecuado para el mejor logro de la protección integral.
Todo niño y adolescente tiene derecho a vivir y a crecer junto a su familia y a no ser
separado de ella por razones económicas.
Sólo puede ser separado de su familia cuando, en su interés superior y en el curso de un
debido proceso, las autoridades determinen otra relación personal sustitutiva.
En los casos en que sobrevengan circunstancias especiales que determinen la separación
del núcleo familiar, se respetará su derecho a mantener vínculos afectivos y contacto
directo con uno o ambos padres, salvo si es contrario a su interés superior.
Si el niño o adolescente carece de familia, tiene derecho a crecer en el seno de otra
familia o grupo de crianza, la que será seleccionada atendiendo a su bienestar.
Sólo en defecto de esta alternativa, se considerará el ingreso a un establecimiento
público o privado. Se procurará que su estancia en el mismo sea transitoria.
Descargar

derechos y deberes de educandos y padres o