SEÑOR:
JUEZ CONSTITUCIONAL (REPARTO)
E.S.D.
_______________________________, mayor y vecino(a) de esta ciudad, identificado (a)
con la cedula de ciudadanía No. C.C. ________________ de ____________________,
actuando en nombre propio, acudo de manera respetuosa ante su despacho para
presentar ACCION DE TUTELA, de conformidad con lo signado en el artículo 86 de la
Constitución Política y el Decreto 2591 de 1991, en contra de Municipio de Florencia –
Secretaria de Educación Municipal, representada legalmente por la SUSANA PORTELA
como Alcaldesa del Municipio de Florencia o quien haga sus veces, por la vulneración de
mis derechos fundamentales a la MINIMO VITAL de conformidad con los siguientes,
HECHOS
PRIMERO:
Soy
docente
de
la
Institución
______________________________________ del municipio de Florencia.
Educativa
SEGUNDO: Labore durante el mes de noviembre del presenté año, y hasta el momento no
he recibió el pago de Salarios, que de acuerdo a la ley debe ser máximo hasta los 5
primeros días de cada mes.
TERCERO: igualmente la prima de navidad debe pagarse con el salario de noviembre, “D.
1848 de 1969 Art.51, D.L. 1045 de 1978 Art. 32 y 33: Los empleados públicos y
trabajadores oficiales tienen derecho al reconocimiento y pago de una prima de Navidad.
Respecto de quienes por disposición legal o convencional no tengan establecida otra cosa,
esta prima será equivalente a un mes del salario que corresponda al cargo desempeñado
a treinta de noviembre de cada año.”
CUARTO: Así mismo la Prima de Vacaciones no se me ha cancelado la cual debe pagarse
durante los primeros 15 días del mes de diciembre y a la fecha no se ha producido su
desembolso. “D. 404 de 2006 Art. 1: Los empleados públicos y trabajadores oficiales
vinculados a las entidades públicas del orden nacional y territorial, que se retiren del
servicio sin haber cumplido el año de labor, tendrán derecho a que se les reconozca en
dinero y en forma proporcional al tiempo efectivamente laborado las vacaciones, la prima
de vacaciones y la bonificación por recreación.”
QUINTO: No poseo otro medio de ingreso, pues mi única labor es el ser docente, y de ello
depende mi familia y mi subsistencia.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
“Una de las dificultades que tienen que sortear algunos empleados, es la demora en el
pago de su sueldo, demora que puede ser de días, semanas o incluso meses, y es allí
donde surge la inquietud sobre la procedencia de la acción de tutela como mecanismo
expedito para conseguir el pago de los salarios.
Si bien el cobro de salarios se puede exigir mediante una demanda laboral, esta suele
tomar demasiado tiempo, años inclusive, por lo que no muchas personas desean esta
alternativa para conseguir que su empresa le pague oportunamente el salario.
La acción de tutela, en cambio, es una alternativa que de ser procedente, permite que el
empleado pueda cobrar sus salarios en un tiempo mucho menor, por tanto es el
mecanismo ideal, aunque no siempre sea procedente.
La demora en el pago del salario tiene una particularidad y es que afecta la calidad de
vida del trabajador, puesto que este y su familia dependen de su salario para sobrevivir,
pues de no ser así, muy probablemente no trabajaría, de suerte que un proceso judicial
ordinario no es una alternativa efectiva, puesto que expondría al trabajador a tener
dificultades para su sobrevivencia por un tiempo imposible de soportar, llegando a
comprometer seriamente derechos fundamentales del trabajador.
Es por ello que la jurisprudencia ha considerado que la acción de tutela procede
excepcionalmente en estos casos, como bien lo ha expresado la Corte constitucional en
sentencia T-308 de 1999:
Tercera. Procedencia excepcional de la acción de tutela para ordenar el pago de salarios.
3.1. Los casos sometidos a revisión, son iguales a los que fueron analizados por esta
Corporación en las sentencias T-106 y 259 de 1999, hecho que hace necesario reiterar la
jurisprudencia constitucional en esta materia. Así:
3.2. La protección de los derechos al trabajo, que se materializa, entre otros, con la
protección al pago oportuno de salarios y mesadas pensionales, “no puede quedar
supeditada a las regulaciones generales que debe dictar el legislador, en lo que se conoce
como el “estatuto del trabajo”, pues existen unos principios y condiciones estipulados por
la propia Constitución que determinan el núcleo esencial de este derecho, y que deben ser
garantizados por el juez constitucional cuando resultan lesionados o desconocidos...” (T259 de 1999), razón por la que no puede declararse improcedente la acción de tutela, en
casos como los que son objeto de revisión, bajo el argumento según el cual, éstos no son
derechos de aplicación inmediata.
3.3. La improcedencia de la acción de tutela para el pago de acreencias laborales y
pensionales, es la regla general, por la existencia de mecanismos judiciales de defensa
distintos de esta acción, que permiten la satisfacción de esta pretensión (T- 246 de 1992,
T-063 de 1995; 437 de 1996, T- 01, T- 087, T-273 de 1997, T- 11, T- 75 y T-366 de 1998,
entre otros). Sin embargo, cuando la cesación de pagos representa para el empleado
como para los que de él dependen, una vulneración o lesión de su mínimo vital, la acción
de tutela se hace un mecanismo procedente por la inidoneidad e ineficacia de las acciones
ante la jurisdicción laboral para obtener el pago de salarios y mesadas pensionales
futuras, que garanticen las condiciones mínimas de subsistencia del trabajador o
pensionado (sentencias T- 246 de 1992, T-063 de 1995; 437 de 1996, T- 01, T- 087, T273 de 1997, T- 11, T- 75 y T-366 de 1998, entre otras).
3.4. El cese de pagos salariales y pensionales, prolongado o indefinido en el tiempo, hace
presumir la vulneración del mínimo vital tanto del trabajador, del pensionado y de los que
de ellos dependen, hecho que justifica la procedencia de la acción de tutela, a efectos de
ordenar al empleador o la entidad encargada del pago de mesadas pensionales, el
restablecimiento o reanudación de los pagos (sentencia T-259 de 1999). En tratándose del
pago de pensiones, ha de presumirse que su pago está afectando el mínimo vital del
pensionado y, por ende, corresponderá a la entidad encargada de pagar esta prestación,
desvirtuar tal presunción.
3.5. Las órdenes que puede emitir el juez de tutela, pueden ser de dos clases: i) ordenar
el pago de los salarios y mesadas pensionales dejadas de percibir -caso extremo. ii)
ordenar que se efectúen o realicen las gestiones y se adopten las medidas que sean
necesarias para que en un término prudencial, el empleador o entidad encarga del pago
de la pensión reanude el pago -regla general-. La cancelación de los salarios y mesadas
pensionales dejadas de percibir, entonces, debe obtenerse a través de las acciones
judiciales correspondientes (sentencias T-299 de 1997; T-031, T-070, T-242, T-297 de
1998 y 106 de 1999, entre otras).
3.6. Las crisis económica o presupuestal que pueda sufrir una entidad pública o
privada, no la exime de su principal obligación como empleadora: pagar oportunamente
el salario a sus trabajadores y las mesadas pensionales a que esté obligado (sentencias T323 de 1996; T-124; T-171 y T-234 y 299 de 1997, T-399 de 1998, T-08, T-020 y T-106
de 1999, entre otras). Ni aun en aquellos eventos en que estas crisis no sean producto de
la negligencia o desidia de los llamados a responder (sentencia T-259 de 1999).
La misma corte, en sentencia T-737 de 1999 sostuvo que:
Excepcionalidad de la procedencia de la acción de tutela ante el incumplimiento del pago
de salarios en tiempo prolongado.
Nuevamente se presenta la necesidad de analizar el mecanismo idóneo para obtener el
pago de las obligaciones que se han originado como consecuencia de la contraprestación
de un servicio dentro de la relación laboral, donde acorde con la jurisprudencia y
retomando la reiteración de la doctrina que se ha venido desarrollado con base en el
impacto que tiene el incumplimiento de pagos salariales en las condiciones de vida de un
trabajador, la Corte ha dicho que el Juez de Tutela, no puede desconocer el amparo
requerido, argumentando la falta de comprobación de la afectación del mínimo vital, o la
posibilidad de acudir a otros medios de defensa, cuando de hecho el cese de salarios esta
llevando a circunstancias tales de indefensión y calamidad domésticas de los empleados y
su familias, que optar por otros mecanismos de defensa costosos, dispendiosos y
demorados simplemente agudiza la ya precaria situación que se afronta ante las carencias
económicas.
La acción de tutela para conseguir el pago de salarios, procede en la medida en que la
mora en el pago sea representativa, que sea prolongada, continua, reiterada, de forma tal
que amenace derechos fundamentales del trabajador. Quiere decir esto que difícilmente la
acción de tutela procede cuando la empresa tiene por costumbre pagar todos los meses
con un retardo de una semana o incluso un mes, puesto que allí resulta evidente que aun
cuando la situación del empleado se torne difícil por su falta de liquidez, no se evidencia la
afectación grave de algún derecho fundamental, y recordemos que la acción de tutela es
un recurso excepcional del que no se debe abusar.
Sentencia T-214/11 DERECHO AL PAGO OPORTUNO DEL
SALARIO-Procedencia excepcional de la acción de tutela
El salario es la contraprestación que recibe el trabajador por la labor
desempeñada y la mora o la ausencia de pago por parte del empleador,
generalmente conlleva a una crisis económica que le impide atender sus
necesidades básicas y las de su núcleo familiar. Con todo, la Corte
Constitucional ha señalado que, en principio, la acción de tutela no es
procedente para obtener el pago de acreencias laborales; sin embargo, se ha
advertido que, de manera excepcional, a través de esta acción constitucional
se puede obtener la cancelación de salarios, siempre que éstos constituyan la
única fuente de recursos económicos del trabajador que le permitan
asegurarse una vida digna, así como cuando la falta de dicha prestación
afecte su mínimo vital y el de su familia, con todo lo que ello conlleva,
teniendo en cuenta que de la misma depende su afiliación al sistema de
seguridad social tanto en salud como en pensiones. En este orden de ideas, el
derecho al pago oportuno del salario emerge como un derecho fundamental y
como tal, merece protección a través del mecanismo de la tutela. Lo anterior,
atendiendo a que la protección al pago completo y oportuno de la asignación
salarial lleva consigo el reconocimiento de la dignidad humana, permite el
libre desarrollo de la personalidad y ampara a la familia como institución
básica de la sociedad, permitiéndole la subsistencia en condiciones dignas.
MEDIDA PROVISIONAL
Señor juez, si usted así lo considera pertinente se ordene a la Alcaldía - Secretaria de
Educación Municipal de Florencia el pago de manera inmediata de salarios para no
ocasionar daños irreparables al permitir que pase mucho más tiempo sin que se haga el
correspondiente pago del único ingreso que se tiene. O cualquier otra medida provisional
señor juez para proteger el mínimo vital aquí vulnerado, si así lo considera pertinente.
PETICIONES
PRIMERA: Que se ordene el pago de mis salarios, prima de navidad y prima vacacional a
la Alcaldía Municipal de Florencia – Secretaria de Educación Municipal, de manera
inmediata.
SEGUNDA: Se dé traslado de la decisión tomada por el juez constitucional a la
Procuraduría General de la Nación para que determine si existe falta disciplinaria al no
prever y planificar el pago de salarios y prestaciones sociales a los docentes del municipio
de Florencia en el mes de diciembre de 2013.
TERCERA: Y las demás que se consideren pertinentes para la protección y amparo los
derechos fundamentales.
QUINTO: Se COMPULSEN COPIAS igualmente la fiscalía y demás órganos de control
competentes para que de oficio inicien las investigaciones respectivas, al tener
conocimiento que los recursos se encontraban en las arcas del municipio desde hace más
de 10 días, y no hubo decisión administrativa para el pago de los salarios.
PRUEBAS
Señor juez es de conocimiento público que a los docentes del municipio de Florencia no se
les ha cancelado sus salarios.
COMPETENCIA
Es usted competente Señor Juez por la naturaleza constitucional del asunto y por tener
jurisdicción en el lugar de ocurrencia de la amenaza y vulneración de los derechos
fundamentales invocados, conforme al Art 37 del Decreto 2591 de 1991
JURAMENTO
Bajo la gravedad de juramento, manifiesto que no he puesto otra tutela con fundamento
en los mismos hechos y Derechos materias de esta acción según el Art 37 del Decreto
2591 de 1991.
NOTIFICACIONES
Para notificaciones de la parte demandante, favor enviar correspondencia a la siguiente
dirección: __________________________________ y a la parte demandada en el edificio
de la Alcaldía Municipal de Florencia.
Cordialmente,
Firma__________________________
Nombre ___________________________
C.C.
___________________________
Descargar

SEÑOR: JUEZ CONSTITUCIONAL (REPARTO) E.S.D.

ESTADÍSTICA DESCRIPTIVA Empresariales. Febrero 1999

ESTADÍSTICA DESCRIPTIVA Empresariales. Febrero 1999

SalarioMasa salarialRegresiónInflación

Acción Pública de Tutela

Acción Pública de Tutela

HumanosViolacion de derechosProtección derecho tuteladoDerecho procesal

Teorías de crecimiento

Teorías de crecimiento

MalthausAdam Smith

ACCION DE TUTELA

ACCION DE TUTELA

SaludEducaciónDerechoProtecciónJurisprudenciaConstitución Política en ColombiaPeticiónProcedimientoVida