Nota informativa
‘Las reformas en materia de justicia: una oportunidad para los derechos de las
personas con discapacidad’
El CERMI plantea reformas penales y civiles en materia
de discapacidad para cumplir la Convención de la ONU

En el marco de la sesión de trabajo ‘Las reformas en materia de justicia:
una oportunidad para los derechos de las personas con discapacidad’,
organizada por el CERMI y la Fundación Derecho y Discapacidad en la
Fiscalía General del Estado.
La delegada de Derechos Humanos y de la
Convención de la ONU del CERMI, Ana Sastre, ha hablado de la reforma penal y
de los derechos de las personas con discapacidad, desde el prisma de la
Convención de la ONU, analizando el anteproyecto de Ley del Código Penal.
(Madrid, 8 de noviembre de 2012).-
Su intervención se enmarca en la sesión de trabajo ‘’Las reformas en materia de
justicia: una oportunidad para los derechos de las personas con
discapacidad’, organizado por el CERMI y la Fundación Derecho y Discapacidad en
la Fiscalía General del Estado, con el objetivo de plantear reformas en este ámbito
desde el punto de vista normativo, a la luz de la Convención de la ONU, a favor de
los derechos de las personas con discapacidad.
En este sentido, el CERMI plantea la desaparición de las expresiones “incapaz” y
“minusvalía” del texto del Código Penal, así como la configuración legal de un nuevo
concepto de “personas con discapacidad de especial protección”, ya que, según ha
explicado, en el ámbito del Derecho Penal son avances “relevantes” que asumen un
enfoque más nítido de derechos humanos, de acuerdo con lo que ordena la
Convención de la ONU.
Asimismo, ha destacado que el cambio de regulación en materia de esterilización
forzosa, no vinculándolo a la discapacidad y para dirimir casos excepcionales donde
se produce un conflicto objetivo de bienes jurídicos protegidos, supone una “mejora
notable” con respecto a la normativa vigente, que Naciones Unidas había calificado
como contraria a la Convención.
Además, en cuanto a las reformas previstas en el ámbito penal, ha indicado que se
deben extremar las garantías del proceso penal, en las que esté incurra cualquier
persona con discapacidad, debido a la persistencia de estereotipos sobre este
grupo.
Por otra parte, ha señalado las propuestas del CERMI al respecto y, entre ellas, ha
apuntado la mejora en lo relativo a las medidas de seguridad, que no pueden
resultar ni más gravosas ni de mayor duración que la pena estrictamente aplicable
al hecho cometido, ni exceder el límite de lo necesario para prevenir la peligrosidad
del autor. Entre otras cuestiones, también pide garantizar los tratamientos
ambulatorios, al mismo tiempo que el consentimiento libre y expreso y válido
jurídicamente como personas que se van a someter a la esterilización.
Por su parte, el coordinador de la Red de Juristas de FEAPS y miembro del Comité
Ejecutivo del CERMI, Torcuato Recover, ha hecho referencia a la necesidad de una
reforma civil para pasar de la incapacitación a los apoyos para la toma de
decisiones, adaptándola a la Convención de la ONU.
Así, ha apuntado al artículo 12 del Tratado internacional, que habla del igual
reconocimiento ante la ley de las personas con discapacidad, en igualdad de
condiciones que el resto y, en este sentido, ha asegurado que en términos jurídicos
el Código Civil es incompatible con la Convención, ya que “si se establece la
capacidad jurídica de las personas con discapacidad, el Código Civil no puede
regular las incapacitaciones”.
Otro de los mandatos de la Convención a los que ha hecho referencia es el
establecimiento de cómo debe funcionar el sistema de apoyos para el ejercicio de la
capacidad jurídica, indicando que los Estados Parte deben adoptar medidas para
ello.
En esta línea, tomando como base la Convención, ha planteado que, en los
procesos de modificación de la capacidad de obrar a una persona, es preciso
promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos
sus derechos humanos y libertades fundamentales, adoptando para ello, las
medidas de apoyo o protección que sean necesarias. Asimismo, ha apuntado que
hay que aplicar también una dosis justa de protección para las personas con
discapacidad, donde el sistema de apoyos parta siempre de las capacidades o
habilidades naturales existentes.
También ha manifestado que es “necesario” introducir “de facto” en el
procedimiento de graduación de la exigencia de que se especifique con claridad en
la demanda cuál es el motivo que ha llevado a interponerla.
Para él, es “fundamental” respetar la voluntad y preferencias de las personas con
discapacidad y se deben establecer medidas para facilitar su ejercicio de la
capacidad. Por ello, según ha expuesto, es “importante” que se establezcan
salvaguardas adecuadas de estas medidas y se realicen revisiones periódicas de la
persona y de los apoyos, abriéndose de forma efectiva el proceso de recuperación
de la capacidad.
Tema: El CERMI plantea reformas penales y civiles en materia de
discapacidad para cumplir la Convención
Rocío Barrie: 91 545 01 93/667 15 33 38 [email protected]
Descargar

El CERMI plantea reformas penales y civiles en materia de