AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
QUEJOSOS: **********
MINISTRA MARGARITA BEATRIZ LUNA RAMOS
SECRETARIO ALFREDO VILLEDA AYALA
Vo.Bo:
MINISTRA
México, Distrito Federal. Acuerdo de la Segunda Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al siete de
septiembre de dos mil once.
Cotejó:
V I S T O S, y
R E S U L T A N D O:
PRIMERO. Juicio de amparo atrayente. Mediante escrito
presentado
el
20
de
julio
de
2009,
ante
la
Oficina
de
Correspondencia Común de los Juzgados de Distrito en el Estado
de Morelos, con residencia en Cuernavaca, el cual fue turnado el
mismo día al Juzgado Quinto de Distrito, **********, por su propio
derecho, demandó el amparo y protección de la Justicia Federal
contra los actos que enseguida se indican, petición que fue
ampliada posteriormente en cuatro ocasiones más a través de los
diversos escritos presentados los días 7 y 19 de agosto de 2009, así
como el 15 y 17 de febrero de 2010.
En la demanda principal se reclamó esencialmente del
Congreso del Estado de Morelos, el resultado de la sesión
extraordinaria iniciada el sábado 18 de julio de 2009 y concluida en
las primeras horas del domingo 19 siguiente, en la que se
designaron a 6 magistrados y al consejero representante de dicho
Congreso ante el Consejo de la Judicatura Estatal, y en los cuatro
escritos ampliatorios subsecuentes se reclamaron del mismo
Congreso la aprobación de los siguientes Decretos legislativos:
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Decreto
Publicado
Contenido
11 julio 2009
Adicionó los artículos 110 al 123 de la Ley Orgánica para el
número
1503
Congreso del Estado de Morelos.
1568
29 julio 2009
Se designó al licenciado **********, como Consejero integrante del
Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Morelos
1569
29 julio 2009

Se designó Magistrados Numerarios del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos a los licenciados:
1.
2.
3.
4.

Se
**********;
**********;
**********;
**********; y
designó
Magistrados
Supernumerarios
del
Tribunal
Superior de Justicia del Estado de Morelos, a los licenciados:
1. **********; y,
2. **********.
De la demanda mencionada y de sus cuatro escritos
ampliatorios también se advierte que el quejoso ********** reclamó
adicionalmente los siguientes actos:
1.
Del Gobernador del Estado de Morelos la promulgación de los
anteriores Decretos y del Secretario de Gobierno y Director del
Periódico Oficial la publicación de éstos.
2.
De la Junta Política y de Gobierno del Congreso del Estado, la
Convocatoria y el Dictamen mediante el cual el Pleno del
Congreso del Estado de Morelos designó de entre diecisiete
aspirantes a cuatro Magistrados numerarios y dos Magistrados
supernumerarios para el Tribunal Superior de Justicia del
Estado de Morelos y un Consejero representante del Poder
Legislativo del Estado de Morelos ante el Consejo de la
Judicatura Estatal.
2
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
3.
Del Pleno del Consejo de la Judicatura del Estado de Morelos,
la adscripción en nómina del Consejero representante del
Poder Legislativo en el Consejo de la Judicatura.
4.
Del Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado de
Morelos, la asignación de Sala de los Magistrados numerarios
y supernumerarios designados y su adscripción en nómina.
La demanda principal fue admitida a trámite el 21 de julio de
2009 por el Juez Quinto de Distrito en el Estado de Morelos con el
número **********, y posteriormente también lo fueron sus cuatro
ampliaciones subsecuentes.
SEGUNDO. Juicios de amparo acumulados. Los quejosos
que a continuación se precisan también demandaron el amparo y
protección de la Justicia Federal esencialmente contra los mismos
actos descritos en el anterior resultando, mediante los escritos
presentados en la fechas que aparecen en la columna respectiva,
todo lo cual dio lugar a la formación de otros ocho juicios de amparo
radicados ante el propio Juzgado Quinto de Distrito en el Estado de
Morelos, en el que se registraron con los números de identificación
señalados en el siguiente resumen:
Quejoso
Juicio
Presentación
número
1. **********
**********
27 julio 2009
2. **********
**********
28 julio 2009
3. **********
**********
29 julio 2009
4. **********
**********
4 agosto 2009
5. **********
**********
7 agosto 2009
6. **********
**********
7 agosto 2009
7. **********
**********
19 agosto 2009
8. **********
**********
19 agosto 2009
3
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
También debe precisarse que la quejosa ********** ─que
aparece en el octavo renglón de la tabla anterior─ a diferencia de
los demás quejosos, no reclamó el Decreto 1568, mediante el cual
el Congreso del Estado de Morelos designó a su Consejero
representante ante el Consejo de la Judicatura Local.
En cambio, la misma quejosa, **********, además del Decreto
1569 mediante el cual culminó el procedimiento de selección de
magistrados, y del Decreto 1503 mediante el cual se adicionaron los
artículos 110 al 123 de la Ley Orgánica del Congreso del Estado de
Morelos, también impugnó la aprobación, promulgación, refrendo y
aplicación de la Constitución Política del Estado de Morelos, en
cuanto a sus artículos 40, fracciones XXVII y XXXVII, 89 párrafo
décimo, y 90 fracción VII.
TERCERO.
Los
quejosos
señalaron
como
preceptos
constitucionales violados, los artículos 1º, 8º, 14, 16, 17, 49, 95,
fracciones I a V, 100, párrafos tercero, quinto y séptimo, 116 y 133
de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
CUARTO. Acumulación al juicio ********** promovido por
**********. El Juez Quinto de Distrito en el Estado de Morelos, el
cuatro de septiembre de dos mil nueve, ordenó la acumulación de
los siguientes juicios al juicio de amparo ********** por **********.
(Foja ********** del Tomo VI):
1. **********
**********
2. **********
**********
3. **********
**********
4. **********
**********
Mediante diverso proveído de nueve de septiembre siguiente,
también se ordenó la acumulación de los siguientes juicios al juicio
de amparo ********** (Foja ********** del Tomo XI):
4
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
5. **********
**********
6. **********
**********
7. **********
**********
8. **********
**********
9 juicios acumulados en total.
QUINTO. Desistimientos de cuatro quejosos. En la
sentencia recurrida se describe que mediante los siguientes
proveídos, el Juez de Distrito del conocimiento tuvo por desistidas a
las siguientes personas y sobreseyó en los respectivos juicios de
amparo:
Quejoso
**********
Juicio
Auto de sobreseimiento
********** 16 agosto 2010 (foja **********
del tomo XIV)
**********
********** 13 agosto 2010 (foja **********
del tomo XIV)
**********
********** 15 julio 2010 (foja ********** del
anexo XIII)
**********
********** 19 agosto 2009 (foja **********
del tomo XIV)
SEXTO. Sentencia del Juzgado Auxiliar. Seguidos los
trámites de ley, se celebró la audiencia constitucional el veintidós de
octubre de dos mil diez, y visto el contenido del oficio **********,
signado por el Secretario Técnico de la Comisión de Creación de
Nuevos Órganos del Consejo de la Judicatura Federal, se ordenó
remitir los autos al Centro Auxiliar de la Segunda Región, con
residencia en San Andrés Cholula, Puebla, para efectos del dictado
de la resolución correspondiente, turnándose el juicio al Juzgado
Séptimo de Distrito de ese Centro, formándose el cuaderno auxiliar
número **********, en el que se dictó sentencia el tres de enero de dos
mil once, la cual concluyó con los puntos resolutivos siguientes:
5
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
“PRIMERO. Se sobresee en el juicio de amparo
promovido por **********, **********, **********, ********** y
**********, respecto de los actos y autoridades
precisadas en el considerando tercero, por las
razones expuestas en los considerandos quinto y
sexto del presente fallo.
SEGUNDO. La Justicia de la Unión ampara y protege
a ********** y **********, respecto de los actos y
autoridades precisadas en el considerando tercero,
por las razones expuestas en el considerando
séptimo del presente fallo.”
Las consideraciones que rigen en lo esencial los anteriores
puntos resolutivos son los que se recogen en el siguiente cuadro:
1°
Competencia.
2°
Precisión de los actos reclamados.
3°
Certeza de los actos reclamados.
4°
Causas de improcedencia fundadas sólo respecto de los quejosos
1) **********; 2) **********; 3) **********; y 4) **********.

La causa de improcedencia prevista en la fracción V del artículo 73
de la Ley de Amparo respecto del Decreto 1503, en cuanto adicionó
a la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos los
artículos 113 a 123, y del acto de aplicación de los mismos
consistente en la designación del Consejero representante del
Congreso del Estado de Morelos ante el Consejo de la Judicatura
Estatal, contenida en el Decreto 1568, ya que los quejosos no
demostraron haber presentado solicitud alguna para ocupar el cargo
de Consejero, y menos aún acreditaron que se les hubiera negado
participar en la elección.

La causa de improcedencia prevista en la fracción VIII del artículo 73
de la Ley de Amparo también se actualiza porque la designación del
Consejero representante del Congreso del Estado de Morelos ante el
6
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Consejo de la Judicatura estatal, implica el ejercicio de una facultad
soberana y discrecional, tal como se explica en la jurisprudencia
133/2009, cuyo rubro es “CONSEJEROS DE LA JUDICATURA
DEL ESTADO DE JALISCO. EN EL PROCEDIMIENTO PARA SU
ELECCIÓN
EL
CONGRESO
ESTATAL
EMITE
ACTOS
SOBERANOS, RESPECTO DE LOS CUALES SE ACTUALIZA LA
CAUSAL DE IMPROCEDENCIA PREVISTA EN LA FRACCIÓN VIII
DEL ARTÍCULO 73 DE LA LEY DE AMPARO.”
5º
Causa de improcedencia fundada sólo respecto de los quejosos 1)
**********; 2) **********; y 3) **********. La causa de improcedencia
prevista en la fracción XVIII del artículo 73, en relación con el artículo 11,
ambos de la Ley de Amparo, se actualiza respecto de la convocatoria
emitida el 10 de julio de 2009 por el Congreso del Estado de Morelos,
porque no es un acto de autoridad impugnable en amparo, pues con ella
solamente se invitó a los licenciados en Derecho que reunireron ciertos
requisitos a concursar para las plazas de magistrado numerario y
supernumerario del Tribunal Superior de Justicia de la entidad.
6º
Causa de improcedencia fundada sólo respecto de los quejosos 1)
**********; 2) **********; y 3) **********.

La prevista en la fracción V del artículo 73 de la Ley de Amparo
respecto de todo el procedimiento de selección de magistrados que
culminó con la emisión del Decreto 1569, porque estos quejosos no
cumplieron con los requisitos exigidos para la presentación del
ensayo jurídico científico a que se refería la primera etapa del
concurso, la cual no lograron aprobar.

El sobreseimiento se hizo extensivo a los actos de ejecución que se
reclamaron del Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado
de Morelos y del Consejo de la Judicatura Estatal.
7º
Causas de improcedencia infundadas respecto de las quejosas 1)
**********; y 2) **********.
 No se actualiza la causal prevista en la fracción I del artículo 73
de la Ley de Amparo, porque el Decreto 1569, con el que culminó
el proceso de selección de magistrados no es un acto emitido por
la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sino por el Congreso
del Estado de Morelos, ni es una consecuencia de una decisión
7
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
de ese Alto Tribunal.
 No se actualiza la causal prevista en la fracción V del artículo 73
de la Ley de Amparo, respecto del Decreto 1569, con el que
culminó el proceso de selección de magistrados, ya que estas dos
quejosas aprobaron todas las etapas del concurso, e incluso
llegaron a ser finalistas, pero al no haber alcanzado la votación
idónea de los diputados para ser designadas magistradas, la
posible afectación a sus intereses jurídicos es una cuestión que
atañe al fondo del asunto.
 No se actualiza la causal prevista en la fracción VIII del artículo 73
de la Ley de Amparo, respecto del Decreto 1569, con el que
culminó el proceso de selección de magistrados, ya que estas dos
quejosas no impugnan un acto que implique el ejercicio de
facultades soberanas y discrecionales, tal como se explica en la
jurisprudencia 2a./J.136/2009, cuyo rubro es “MAGISTRADOS
DEL SUPREMO TRIBUNAL DE JUSTICIA DEL ESTADO DE
JALISCO. LOS PROCEDIMIENTOS PARA SU ELECCIÓN,
RATIFICACIÓN O CESE EN FUNCIONES POR TÉRMINO DEL
ENCARGO,
NO
SON
ACTOS
SOBERANOS
Y
DISCRECIONALES DEL CONGRESO LOCAL, POR LO QUE
SU RECLAMO EN EL JUICIO DE GARANTÍAS NO ACTUALIZA
LA
CAUSAL
DE
IMPROCEDENCIA
PREVISTA
EN
LA
FRACCIÓN VIII DEL ARTÍCULO 73 DE LA LEY DE AMPARO.”
 No se actualiza la causal de improcedencia prevista en fracción IX
del artículo 73 de la Ley de Amparo, porque el Decreto 1569 no
es un acto consumado en forma irreparable, en tanto que de
llegar a concederse el amparo, sí se podría restituir a los
quejosos en el goce de la garantía individual violada.
 No se actualiza la causa de improcedencia prevista en la fracción
XI del artículo 73 de la Ley de Amparo, porque aunque las
quejosas se inscribieron en el concurso, tal conducta no implica el
consentimiento de sus resultados, toda vez que el cumplimiento
de un acto por imperativo legal es impugnable en amparo a
condición de que se promueva oportunamente.
8
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Concesión del amparo a las quejosas ********** y **********.
 Aunque en el Decreto 1569 se hizo un estudio comparativo de los
17 finalistas, del propio decreto se advierte que solamente hace
una transcripción de los antecedentes curriculares de cada uno
de ellos, sin precisar qué es lo que se desprende de cada
currículum que fue presentado, si uno tiene mayores estudios que
los demás, es decir, mayor preparación para el desempeño de
sus funciones, o se encuentra mejor preparado que los otros para
ocupar el cargo de magistrado.
 En el Decreto 1569 el Congreso del Estado de Morelos no fundó
ni motivó su decisión, pues no expone razonamiento alguno para
decidir la forma en que votaron por cada uno de los participantes,
es decir, por qué uno de ellos era mejor para desempeñar dicho
encargo, ya sea por los estudios que tiene, los cursos a los que
asistió, su carrera judicial u otras circunstancias que los hayan
llevado a elegir a los seis que designaron para ocupar el cargo de
magistrado, así como su honorabilidad o fama pública de cada
uno de ellos, puesto que al momento de realizar la votación sólo
se establecieron los votos a favor de cada participante y con base
en ello seleccionaron a seis de ellos, sin que mencionen, como se
dijo, el por qué dichas personas fueron seleccionadas por encima
de las demás.
 Tampoco se advierte del Decreto 1569 las preguntas que fueron
realizadas a cada uno de los participantes, así como las
respuestas que dieron a las mismas, como lo adujo la
responsable en dicha selección, puesto que sólo se limita a decir
que la Junta Política y de Gobierno realizó las preguntas a cada
uno de ellos y tomó en consideración sus antecedentes
curriculares y fama pública.
 Tampoco se advierte si los ensayos fueron unos mejores que
otros para estar en condiciones de poder verificar si se
cumplieron los requisitos exigidos en dicha convocatoria para
seleccionar a seis personas.
 Se concede el amparo para que el Congreso del Estado de
9
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Morelos emita una nueva resolución en la que pondere los
factores de evaluación únicamente de las quejosas ********** y
**********, y con libertad de jurisdicción analice cada uno de los
elementos que tiene a su alcance para ello, señalando de manera
fundada y motivada el porqué las mismas pueden o no ser
vencedoras en el proceso de selección de magistrados.
 Al haber prosperado los argumentos expuestos por las quejosas
respecto al vicio de forma del acto concreto de aplicación, no
procede analizar los conceptos de violación que sobre el tema de
inconstitucionalidad hicieron valer.
 Es aplicable por su contenido jurídico, el criterio sostenido por el
Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Primer Circuito,
consultable en la página 867, Novena Época, Tomo VIII,
correspondiente al mes de agosto de 1998, del Semanario
Judicial
de
la
Federación,
cuyo
rubro
es:
"INCONSTITUCIONALIDAD DE UN PRECEPTO DEL CÓDIGO
FISCAL DE LA FEDERACIÓN, SUSTENTO DE UNA MULTA
IMPUESTA
AL
PROCEDENTE
QUEJOSO.
EL
CASOS
ESTUDIO
DE
EN
QUE
LOS
NO
ES
CONCEPTOS
VIOLATORIOS TENDIENTES A COMBATIRLA.”
Puntos resolutivos.
 Se sobreseen íntegramente los juicios de amparo acumulados
promovidos por los quejosos 1) **********; 2) **********, y 3)
**********.
 Se sobreseen parcialmente los juicios de amparo acumulados
promovidos por ********** y ********** sólo respecto de los
Decretos 1503 y 1568 por virtud de los cuales se reformó la Ley
Orgánica del Congreso del Estado de Morelos y se designó al
Consejero representante de éste ante el Consejo de la Judicatura
Estatal del Estado de Morelos.
 Se concede el amparo a las quejosas ********** y ********** contra
el Decreto 1569 mediante el cual se designaron a seis
magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado de
Morelos.
10
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
SÉPTIMO. Recursos de revisión. Inconformes con tal
resolución, sólo dos de los quejosos interpusieron recurso de
revisión:
1.
2.
**********; y,
**********.
También
recurrieron
la
sentencia
los
seis
terceros
perjudicados:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
**********;
**********;
**********;
**********;
**********; y,
**********.
Las siguientes autoridades del Estado de Morelos igualmente
se inconformaron con la sentencia del Juez de Distrito:
1.
2.
3.
4.
5.
Junta Política y de Gobierno del Congreso;
Congreso local a través de su Mesa Directiva;
Gobernador Constitucional;
Secretario de Gobierno; y,
Director del Periódico Oficial “Tierra y Libertad”.
Por acuerdo del catorce de febrero de dos mil once, dictado
por el Presidente del Segundo Tribunal Colegiado del Décimo
Octavo Circuito, fueron admitidos a trámite todos los recursos de
revisión bajo el toca de revisión número **********.
OCTAVO. Asunción de competencia originaria de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación. Mediante proveído de
siete de abril de dos mil once, el Presidente de este Alto Tribunal
asumió la competencia originaria para conocer de los recursos de
revisión antes precisados, registró el toca con el número 311/2011;
ordenó notificar a las autoridades responsables, a los órganos
jurisdiccionales del conocimiento y al Procurador General de la
11
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
República, y turnó el expediente a la Ministra Margarita Beatriz Luna
Ramos, para la formulación del proyecto de sentencia relativo.
De las constancias de autos se aprecia que el Agente del
Ministerio Público de la Federación no formuló pedimento alguno.
Previo dictamen de la Ministra ponente, se radicó el asunto en
la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la
que oportunamente lo registró y asumió su conocimiento.
CONSIDERANDO:
PRIMERO. Competencia. La Segunda Sala de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, es legalmente competente para
conocer y resolver el presente asunto, de conformidad con los
artículos 107, fracción VIII, inciso a), de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos; 84, fracción I, inciso a), de la Ley de
Amparo; y 21, fracción II, inciso a), de la Ley Orgánica del Poder
Judicial de la Federación, toda vez que se impugnan, entre otros
actos, una ley local como es la Constitución Política del Estado de
Morelos, y se estimó conveniente que este Alto Tribunal reasumiera
su competencia originaria dada su estrecha relación con la
controversia constitucional **********, promovida por el Congreso del
Estado de Morelos, sin que por otra parte se estime necesaria la
intervención del Tribunal Pleno, en tanto que en su sesión
correspondiente al once de agosto de dos mil once resolvió dicho
asunto reconociendo la validez del Decreto 103 por virtud del cual
se adicionaron los artículos 110 al 123 a la Ley Orgánica del
Congreso del Estado de Morelos, lo cual permite establecer que
existen criterios aplicables para la resolución del asunto.
SEGUNDO. Oportunidad. Los recursos de revisión fueron
presentados oportunamente conforme se deduce de las siguientes
constancias:
12
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
a) La Actuaria Judicial adscrita al Juzgado Quinto de Distrito en el
Estado de Morelos notificó la sentencia recurrida a las partes
en las siguientes fechas:
Fecha de Notificación
Foja
**********
Quejosos
10 de enero de 2011 (lista)
**********
10 de enero de 2011 (lista)
Terceros perjudicados
7 de enero de 2011
7 de enero de 2011
7 de enero de 2011
**********
**********
**********
**********
********** y **********
8377 del tomo
XIV
8675 del tomo
XIV
8672 del tomo
XIV
10 de enero de 2011 (lista)
7 de enero de 2011
Autoridades responsables
Gobernador Constitucional, Secretario de 7 de enero de 2011 (oficios
Gobierno del Estado de Morelos y 231, 232 y 233)
Director del Periódico Oficial
Congreso del Estado de Morelos
7 de enero de 2011 (oficio
229)
Junta Política y de Gobierno del 7 de enero de 2011 (oficio
Congreso del Estado de Morelos
230)
8671 y 8673 del
tomo XIV
8381 y 8386 del
tomo XIV
8383 del tomo
XIV
8384 del tomo
XIV
b) Los recursos de revisión fueron interpuestos en las fechas
siguientes:
Quejosos
**********
21 de enero de
2011
24 de enero de
2011
**********
Terceros perjudicados
**********
**********
**********
**********
20 de enero de
2011
20 de enero de
2011
21 de enero de
2011
21 de enero de
2011
13
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
********** y **********
21 de enero de
2011
Autoridades responsables
Gobernador Constitucional, Secretario de Gobierno del
Estado de Morelos y Director del Periódico Oficial de la
Entidad
Congreso del Estado de Morelos
Junta Política y de Gobierno del Congreso del Estado
de Morelos
c) Los
recursos
de
las
autoridades
21 de enero de
2011
21 de enero de
2011
21 de enero de
2011
responsables
fueron
presentados oportunamente, por lo siguiente:
 La notificación fue practicada el viernes 7 de enero de
2011;
 Surtió efectos el mismo día;
 El plazo para interponer la revisión transcurrió del lunes 10
al viernes 21 de enero de 2011;
 Deben descontarse los sábados 8 y 15, así como los
domingos 9 y 16, todos del mismo mes y año, conforme el
siguiente calendario.
Enero 2011
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
d) Los recursos de revisión de los quejosos y de la tercero
perjudicada **********, fueron presentados oportunamente, por
lo siguiente:
14
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
 La notificación fue practicada el lunes 10 de enero de
2011;
 Surtió efectos el martes 11 de enero de 2011;
 El plazo para interponer la revisión transcurrió del
miércoles 12 al martes 25 de enero de 2011;
 Deben descontarse los sábados 15 y 22, así como los
domingos 16 y 23, todos del mes de enero de 2011,
conforme el siguiente calendario:
Enero 2011
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
e) Los recursos de los restantes terceros perjudicados fueron
presentados oportunamente, por lo siguiente:
 La notificación fue practicada el viernes 7 de enero de
2011;
 Surtió efectos el lunes 10 de enero de 2011;
 El plazo para interponer la revisión transcurrió del martes
11 al lunes 24 de enero de 2011;
 Deben descontarse los sábados 15 y 22, así como los
domingos 16 y 23, todos del mes de enero de 2011,
conforme el siguiente calendario.
Enero 2011
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
1
2
3
4
5
6
7
8
15
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
TERCERO.
Recurrentes
legitimados
para
interponer
revisión. Los recursos de los dos quejosos y de los seis terceros
perjudicados fueron interpuestos por quienes tienen legitimación
para hacerlo, toda vez que en sendos pliegos de expresión de
agravios que obran agregados al presente toca se aprecia que
fueron suscritos por tales personas.
Además, dichos terceros perjudicados están autorizados para
interponer la revisión porque al tratarse de las personas que fueron
seleccionadas para ocupar el cargo de magistrados locales, tienen
interés directo en la subsistencia del acto reclamado, en términos
del artículo 5°, fracción III, inciso c),1 de la Ley de Amparo, tal como
se advierte de la parte final del Decreto 1569, en el que se
determinó lo siguiente:
“DECRETO NÚMERO MIL QUINIENTOS SESENTA Y
NUEVE. POR EL QUE SE DESIGNAN CUATRO
MAGISTRADOS NUMERARIOS Y DOS
MAGISTRADOS SUPERNUMERARIOS DEL
TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL ESTADO
DE MORELOS.
Artículo Primero. Se designa al licenciado **********,
Magistrado Numerario del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, en sustitución de la
licenciada **********.
Artículo Segundo. Se designa a la licenciada
**********, Magistrada Numeraria del Tribunal Superior
“Artículo 5°. Son partes en el juicio de amparo: [...] III.- El tercero o terceros perjudicados,
pudiendo intervenir con ese carácter: [...] (REFORMADO, D.O.F. 16 DE ENERO DE 1984) [...]
c) La persona o personas que hayan gestionado en su favor el acto contra el que se pide
amparo, cuando se trate de providencias dictadas por autoridades distintas de la judicial o del
trabajo; o que, sin haberlo gestionado, tengan interés directo en la subsistencia del acto
reclamado. [...].”
1
16
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
de Justicia del Estado de Morelos, en sustitución del
licenciado **********.
Artículo Tercero. Se designa al licenciado **********,
Magistrado Numerario del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, en sustitución de la
licenciada **********.
Artículo Cuarto. Se designa al licenciado **********
Magistrado Numerario del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, en sustitución del
licenciado **********.
Artículo Quinto. Se designa a la licenciada **********,
Magistrada Supernumeraria del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, en sustitución del
licenciado **********.
Artículo Sexto. Se designa al licenciado **********,
Magistrado Supernumerario del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, en sustitución del
licenciado **********.
Artículo Séptimo. Los profesionistas aludidos,
deberán desempeñar su cargo a partir de que rindan
protesta ante el Pleno de esta Soberanía, por un
término de seis años.
Artículo Octavo. Hágase del conocimiento del
Consejo de la Judicatura del Estado, del Tribunal
Superior de Justicia del Estado y de los
profesionistas designados, para los efectos legales
conducentes.”
Por otra parte, el Congreso del Estado de Morelos se
encuentra legitimado para interponer el presente recurso de
revisión, conforme lo dispuesto en el artículo 87, párrafo primero,2
de la Ley de Amparo, ya que la sentencia recurrida afecta
directamente el acto que se le reclamó consistente en la aprobación
“Artículo 87. Las autoridades responsables sólo podrán interponer recurso de revisión contra
las sentencias que afecten directamente al acto que de cada una de ellas se haya reclamado;
pero tratándose de amparos contra leyes, los titulares de los órganos de Estado a los que se
encomiende su promulgación, o quienes los representen en los términos de esta Ley, podrán
interponer, en todo caso, tal recurso. --- Se observará lo dispuesto en el párrafo anterior, en
cuanto fuere aplicable, respecto de las demás resoluciones que admitan el recurso de revisión. -- N. DE E. EN RELACIÓN CON LA ENTRADA EN VIGOR DEL PRESENTE PÁRRAFO, VER
ARTÍCULO ÚNICO TRANSITORIO DEL DECRETO QUE MODIFICA LA LEY. --(ADICIONADO, D.O.F. 17 DE ABRIL DE 2009) Las autoridades responsables podrán
interponer el recurso de revisión a través de sus representantes, en los términos de las
disposiciones aplicables.”
2
17
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
del Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de
selección de magistrados locales, tal como se aprecia de su
considerando Séptimo en el cual se concedió el amparo contra
actos del órgano legislativo recurrente en los siguientes términos:
“Tampoco se advierte del proceso de selección, las
preguntas que fueron realizadas a cada uno de los
participantes, así como las respuestas que dieron a
las mismas, como lo adujo la responsable en dicha
selección, puesto que sólo se limita a decir que la
Junta Política y de Gobierno realizó las preguntas a
cada uno de ellos y tomó en consideración sus
antecedentes curriculares, fama pública; tampoco se
advierte si los ensayos fueron unos mejores que
otros y por qué de dicha circunstancia, ello para
estar en condiciones de poder verificar si se
cumplieron los requisitos exigidos en dicha
convocatoria para seleccionar a seis personas; ello
para estimar si las aquí quejosas podían ocupar o no
el referido cargo con base en todos sus
antecedentes curriculares y los cursos que han
tomado de acuerdo a las constancias que obran en el
expediente de cada uno de ellos.
En efecto, el Congreso del Estado de Morelos,
encargado de la elección de los Magistrados del
Poder Judicial del Estado de Morelos, tiene el
imperativo de fundar y motivar sus determinaciones
cuando en el marco de un concurso como en el caso,
evalúa a uno de los participantes y como resultado
de esa valoración asigna una calificación, pues tales
actos se encuentran sometidos a la garantía de
legalidad establecida en el artículo 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos.
Como se dijo, el contenido formal de la garantía de
legalidad prevista en el artículo 16 Constitucional
relativa a la fundamentación y motivación tiene como
propósito fundamental que el justiciable conozca el
“por qué” y el “para qué” de la conducta de la
autoridad, lo que se traduce en darle a conocer en
detalle y de manera completa la esencia de todas las
circunstancias y condiciones que determinaron el
acto de voluntad, de manera que sea evidente y muy
claro para el afectado poder cuestionar y controvertir
las razones de la decisión, permitiéndole de esa
manera una real y auténtica defensa.
18
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
De todo lo anterior, al resultar fundados y suficientes
los agravios hechos valer por las peticionarias de
amparo, lo procedente es conceder el amparo y
protección de la Justicia de la Unión para efectos de
que el Congreso del Estado de Morelos, emita una
nueva resolución en la que pondere los factores de
evaluación únicamente de las aquí quejosas, y con
libertad de jurisdicción analice cada uno de los
elementos que tiene a su alcance para ello,
señalando de manera fundada y motivada el por qué
las mismas pueden o no ser vencedoras en el
proceso de selección de Magistrados Numerarios o
Supernumerarios.”
Por otra parte, el órgano legislativo estatal recurrente formula
su recurso por conducto del Presidente de su Mesa Directiva, quien
se encuentra legitimado para representarlo, conforme el artículo 36
de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos, que
dispone:
“Artículo 36. Son atribuciones del Presidente de la
Mesa Directiva:
[…]
XVI. Representar legalmente al Congreso del Estado
en cualquier asunto en que éste sea parte, con las
facultades de un apoderado general en términos de
la legislación civil vigente, pudiendo delegarla
mediante oficio en la persona o personas que
resulten necesarias, dando cuenta del ejercicio de
esta facultad al Pleno del Congreso del Estado;
[…]”
CUARTO. Recurrentes sin legitimación para interponer
revisión. La Junta Política y de Gobierno del Congreso del Estado
de Morelos interpuso recurso de revisión por conducto de su
Diputado Presidente, sin embargo, como la protección constitucional
solamente se otorgó contra el Decreto 1569 mediante el cual dicho
Congreso
en
sesión
plenaria
aprobó
el
procedimiento
de
designación de magistrados locales, es de concluirse que dicha
Junta carece de legitimación para impugnar la sentencia que dio
origen al presente toca, toda vez que la intervención que tuvo esa
Junta dentro del concurso relativo se limitó al instrumentar el
19
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
mecanismo de selección de los aspirantes a magistrados, el cual
adquirió definitividad una vez que el Pleno de la respectiva
legislatura aprobó los resultados del certamen, correspondiéndole
en todo caso a este órgano legislativo la defensa del acto conclusivo
con el que materializaron las designaciones de los terceros
perjudicados.
De igual forma, el Gobernador, Secretario de Gobierno y
Director del Periódico Oficial, todos del Estado de Morelos, carecen
de legitimación para interponer la revisión, toda vez que los actos
que
se
les
reclamaron,
consistentes
esencialmente
en
la
promulgación y publicación del Decreto 1569, no fueron actos
declarados violatorios de garantías por vicios propios, sino que su
inconstitucionalidad se hizo depender de la que el Juez de Distrito
atribuyó al acto de aprobación que hizo el Congreso del mismo
Estado del citado Decreto 1569, con el que culminó el proceso de
selección de magistrados locales, el cual reviste las características
de un acto materialmente administrativo respecto del cual la revisión
sólo corresponde plantearla al órgano legislativo que lo aprobó.
En efecto, el Decreto 1569 mediante el cual culminó el
procedimiento de selección de magistrados en el Estado de Morelos
no reviste las características de generalidad, abstracción e
impersonalidad propias de una ley, ya que su contenido se agotó
con su sola expedición en tanto que sólo se refiere al nombramiento
de seis servidores públicos, y por tanto, no regula la conducta de
ninguna persona más.
Consecuentemente, con fundamento en el primer enunciado
del artículo 87 de la Ley de Amparo, en cuanto establece que “Las
autoridades responsables sólo podrán interponer recurso de
revisión contra las sentencias que afecten directamente al acto
que de cada una de ellas se haya reclamado”, procede desechar,
por falta de legitimación, el recurso de revisión interpuesto por la
20
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Junta Política y de Gobierno del Congreso del Estado de Morelos,
así como el del Gobernador, Secretario de Gobierno y Director del
Periódico Oficial, todos del mismo Estado, a quienes no afecta
directamente la concesión del amparo contra el Decreto 1569,
mediante el cual dicho Congreso en sesión plenaria aprobó el
procedimiento de designación de magistrados locales.
QUINTO. Firmeza de la sentencia recurrida. En los
resultandos de la presente ejecutoria se precisó que la demanda de
amparo atrayente y las acumuladas sumaron nueve juicios de
amparo en total, de los cuales cuatro de ellos no llegaron a ser
objeto de la sentencia de primera instancia, merced al desistimiento
de quienes los promovieron.
De este modo, la sentencia recurrida solamente se ocupó de
cinco juicios de amparo acumulados con los siguientes resultados:
1. **********
Sobreseído íntegramente
2. **********
Sobreseído íntegramente
3. **********
Sobreseído íntegramente
4. **********

Sobreseído solamente por el Decreto 1503
que adicionó los artículos 110 al 123 a la Ley
Orgánica
del
Congreso
del
Estado
de
Morelos, y por el Decreto 1568 que designó
al Consejero representante del Congreso
ante el Consejo de la Judicatura Estatal.

Amparó solamente contra el Decreto 1569
mediante el cual se designó a 6 magistrados
locales.
5. **********

Igual que el anterior
Por otra parte, a diferencia de **********, los quejosos **********
y ********** no se inconformaron con el sobreseimiento integral de
sus respectivos juicios de amparo, decretado en el primer punto
resolutivo de la sentencia recurrida, de modo tal que ante esa falta
21
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
de impugnación, debe quedar firme la sentencia recurrida en
relación con los quejosos ********** y **********, quienes no
combatieron el sobreseimiento integral decretado en sus juicios de
amparo acumulados.
De igual forma, como la quejosa ********** tampoco interpuso
recurso de revisión, debe quedar firme el sobreseimiento decretado
en el Primer punto resolutivo de la sentencia recurrida y
considerando Cuarto que lo rige, en cuanto sobreseyó en el juicio de
amparo acumulado promovido por dicha quejosa únicamente con
relación a los Decretos 1503 y 1568, por virtud de los cuales,
respectivamente, se adicionaron los artículos 110 a 123 a la Ley
Orgánica del Congreso del Estado de Morelos y se designó al
Consejero representante de éste ante el Consejo de la Judicatura
Estatal del Estado de Morelos.
Por otra parte, el Juez de Distrito concedió el amparo única y
exclusivamente a las quejosas ********** y ********** contra el
Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de
selección de magistrados, pero sólo esta última interpuso revisión
en la que esencialmente sostuvo que también debieron examinarse
los conceptos de violación formulados contra las disposiciones
legales que reclamó, concretamente contra los artículos 40,
fracciones XXVII y XXXVII; 89 párrafo décimo; y 90 fracción VII, de
la Constitución Política del Estado de Morelos.
A este respecto el Juez de Distrito adujo que técnicamente le
era imposible analizar la constitucionalidad de las disposiciones
legales reclamadas por estas dos quejosas, “…pues el acto
concreto de aplicación desapareció del mundo jurídico por lo
que no procede analizar los conceptos de violación que sobre
el tema de inconstitucionalidad hicieron valer.”
22
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Ahora, la quejosa ********** en su pliego de agravios no se
inconformó con el sobreseimiento parcial decretado en el Primer
punto resolutivo de la sentencia recurrida, y considerando Cuarto
que lo rige, respecto de la declaración de sobreseimiento dictada en
relación con los siguientes actos:
1) El Decreto 1503 por virtud del cual se adicionaron los artículos
110 a 123 a la Ley Orgánica del Congreso del Estado de Morelos; y
2) El Decreto 1568, a través del cual se designó al Consejero
representante de éste ante el Consejo de la Judicatura Estatal del
Estado de Morelos.
Consecuentemente, también deben quedar firmes estas dos
determinaciones por cuanto a dicha quejosa **********, pero con la
siguiente aclaración.
El Juez de Distrito sobreseyó en el considerando Cuarto de la
sentencia sujeta a revisión en relación con un acto que ni siquiera
reclamó en su demanda la quejosa **********, el cual se hizo
consistir en el Decreto 1568 mediante el cual se designó al
Consejero representante del Congreso del Estado de Morelos ante
el Consejo de la Judicatura Estatal, sin embargo, como en su
recurso de revisión dicha persona no formuló agravio alguno contra
dicha incongruencia, este Alto Tribunal, con fundamento en el
artículo 79 de la Ley de Amparo, procede a corregirla de oficio a fin
de suprimir del sobreseimiento dictado con relación a esta quejosa
en lo relativo al referido Decreto 1568, ─que se reitera, nunca lo
reclamó─ dejando intocado únicamente la decisión de sobreseer
respecto del Decreto 1503, por virtud del cual se adicionaron los
artículos 110 al 123 a la Ley Orgánica del Congreso del Estado de
Morelos.
23
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
En suma, el Primer punto resolutivo de la sentencia recurrida
adquiere firmeza respecto de los quejosos **********, ********** y
**********, porque no interpusieron revisión, y respecto de la diversa
quejosa **********, quien en sus agravios no se inconformó con las
consideraciones que sustentó el Juez de Distrito para sobreseer
parcialmente en su juicio acumulado, queda firme el sobreseimiento
dictado exclusivamente con relación al Decreto 1503, por virtud del
cual se adicionaron los artículos 110 al 123 a la Ley Orgánica del
Congreso del Estado de Morelos.
SEXTO. Materia de la revisión. Como resultado de la firmeza
declarada en el considerando anterior, constituye materia de la
revisión, en primer lugar, el sobreseimiento decretado en el primer
punto resolutivo de la sentencia recurrida únicamente en cuanto
sobreseyó el juicio de amparo acumulado del quejoso recurrente
**********, y la negativa del Juez de Distrito a examinar los conceptos
de violación que formuló la quejosa ********** contra los artículos 40,
fracciones XXVII y XXXVII; 89 párrafo décimo; y 90 fracción VII, de
la Constitución Política del Estado de Morelos, toda vez que los
agravios formulados por esta última quejosa se limitan en esencia a
señalar la falta de exhaustividad de la sentencia recurrida por ese
motivo.
Finalmente, también es materia de la revisión la concesión del
amparo contra el Decreto 1569 otorgado a las quejosas ********** y
**********, ya que tanto el Congreso del Estado de Morelos, como los
seis
terceros
perjudicados
cuestionan
en
sus
agravios
el
otorgamiento de la protección constitucional.
SÉPTIMO. Consideración previa. Esta Segunda Sala al
resolver en sus sesiones correspondientes a los días dieciséis de
febrero, dos y dieciséis de marzo, seis de abril y primero de junio
dos mil once, los amparos en revisión **********, **********, **********,
********** y **********, respectivamente, estableció que no existe
24
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
inconveniente legal alguno para proceder a la solución de los juicios
de amparo relacionados con la controversia constitucional **********,
promovida por el Poder Judicial del Estado de Morelos, a fin de no
demorar la solución del asunto, en observancia de la garantía de
justicia pronta que tutela el artículo 17 de la Constitución Federal.
Ahora, en virtud de que el Tribunal Pleno en su sesión
correspondiente al once de agosto de dos mil once resolvió la
controversia constitucional ********** reconociendo la validez del
Decreto 103 por virtud del cual se adicionaron los artículos 110 al
123 a la Ley Orgánica del Congreso del Estado de Morelos, resulta
innecesario postergar la solución del presente asunto.
OCTAVO. Examen de los agravios del quejoso **********. En
los considerandos Cuarto, Quinto y Sexto de la sentencia recurrida,
el Juez de Distrito estimó fundadas las siguientes causas de
improcedencia:
 La causa de improcedencia prevista en la fracción V del
artículo 73 de la Ley de Amparo en relación con el Decreto
1503, en cuanto adicionó a la Ley Orgánica para el Congreso
del Estado de Morelos los artículos 110 a 123, y del acto de
aplicación de tales preceptos, consistente en la designación
del Consejero representante del Congreso del Estado de
Morelos ante el Consejo de la Judicatura Estatal, y respecto
del Decreto 1568 mediante el cual se designó al Consejero
representante del Congreso del Estado de Morelos ante el
Consejo de la Judicatura Estatal, porque los quejosos no
presentaron solicitud alguna para ocupar el cargo de
Consejero, y menos aún demostraron que se les hubiera
negado participar en la elección de este servidor público.
 La causa de improcedencia prevista en la fracción VIII del
artículo 73 de la Ley de Amparo también se actualiza contra
25
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
las normas anteriores y el Decreto 1568, porque la
designación del Consejero representante del Congreso del
Estado de Morelos ante el Consejo de la Judicatura Estatal,
implica el ejercicio de una facultad soberana y discrecional, tal
como se explica en la jurisprudencia 133/2009, cuyo rubro es
“CONSEJEROS DE LA JUDICATURA DEL ESTADO DE
JALISCO. EN EL PROCEDIMIENTO PARA SU ELECCIÓN
EL CONGRESO ESTATAL EMITE ACTOS SOBERANOS,
RESPECTO DE LOS CUALES SE ACTUALIZA LA CAUSAL
DE IMPROCEDENCIA PREVISTA EN LA FRACCIÓN VIII
DEL ARTÍCULO 73 DE LA LEY DE AMPARO.”
 La prevista en la fracción XVIII del artículo 73, en relación con
el artículo 11, ambos de la Ley de Amparo, respecto de la
convocatoria emitida el 10 de julio de 2009 por el Congreso del
Estado de Morelos, porque no es un acto de autoridad
impugnable en amparo, pues con ella solamente se invitó a los
licenciados en Derecho que reunirán ciertos requisitos a
concursar para las plazas de magistrado numerario y
supernumerario del Tribunal Superior de Justicia de la entidad.
 La causa de improcedencia prevista en la fracción V del
artículo 73 de la Ley de Amparo respecto de todo el
procedimiento de selección de magistrados que culminó con la
emisión del Decreto 1569, porque el quejoso **********, entre
otros, no cumplió con los requisitos exigidos para la
presentación del ensayo jurídico científico a que se refería la
primera etapa del concurso, la cual no logró aprobar. El
sobreseimiento se hizo extensivo a los actos de ejecución que
reclamó del Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado
de Morelos y del Consejo de la Judicatura Estatal.
Establecido lo anterior, resulta necesario transcribir en su
totalidad los agravios del quejoso ********** porque, como más
26
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
adelante se verá, resultan insuficientes para modificar o revocar la
sentencia recurrida, ya que sólo de esta manera es posible advertir
su absoluta inoperancia sin dejar duda alguna acerca de su
deficiencia:
“A. Parte de la resolución que lo causa, el cuarto,
quinto y sexto, considerandos, que en su parte
esencial establecen: (Se transcriben)
B. Artículos indebidamente aplicados: 73 fracción V,
VIII y XVIII, así como, 4 y 11 todos de la Ley de
Amparo.
C. Artículos que debieron aplicarse 76 bis fracción
VI, 77 y 114 fracción IV, de la Ley de Amparo.
La ciudadana Juez estimó que existían motivos
manifiestos e indudables de improcedencia. Criterio
que se estima improcedente, porque la ciudadana
Juez de Distrito debió no dejar de observar lo
establecido por el artículo 77 de la Ley de Amparo,
es decir, analizar la demanda de amparo de manera
integral, lo cual violenta en mi perjuicio, lo
establecido por el artículo 76 bis de la Ley de
Amparo, que a la letra dice: (Se transcribe).
Lo cual es el caso, puesto que precisamente porque
la responsable, incurrió en diversas irregularidades,
como el no sacar la convocatoria para selección de
Consejero de la Judicatura había una violación que
me dejaba sin defensa. Pero además, porque la
responsable, al violar mi derecho de petición, dio
origen a una violación que me dejaba sin defensa,
máxime y como lo argumenté en mis alegatos
finales, el ensayo titulado ineficiencia e ineficacia en
la administración de justicia y función jurisdiccional
común en el Estado de Morelos… ‘si contenía
bibliografía al pie de página’, por lo que, estimo que se
cumplía con el requisito establecido en el inciso f) de
la fracción VII, del artículo 120 citado, y al no
observarse esta disposición me causa agravios al
dejárseme en completo estado de indefensión.
De manera tal, que al omitir observar lo establecido
por el artículo 77 de la Ley de Amparo, es decir,
analizar la demanda de amparo en su totalidad, y no
suplir la deficiencia de mis conceptos de violación,
transgrede en mi perjuicio lo establecido por el
27
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
artículo 114 fracción IV que a la letra dice: (Se
transcribe). Lo que me causa agravio.
De igual forma, al omitir el Juez analizar y estudiar mi
demanda de manera integral, transgrede el criterio
adoptado en la siguiente tesis jurisprudencial:
‘CONCEPTOS DE VIOLACIÓN, LO SON TODOS
AQUELLOS RAZONAMIENTOS QUE SE CONTENGAN
EN LA DEMANDA DE GARANTÍAS QUE TIENDAN A
DEMOSTRAR LA CONTRAVENCIÓN DEL ACTO
RECLAMADO,
A
LOS
PRECEPTOS
CONSTITUCIONALES
QUE
SE
ESTIMAN
TRANSGREDIDOS.’ (Se transcribe).
Porque la Ley de Amparo en la fracción V del artículo
116 no exige que los conceptos de violación se
expresen
con
determinadas
formalidades
indispensables, ya que basta considerar que la
demanda de amparo es un todo en forma integral,
que debe analizarse en su conjunto, lo que nos lleva
a concluir que aun cuando la costumbre ha llevado a
quienes los formulan a precisarlos en un
determinado capítulo del escrito de demanda, por
razón de claridad y de forma deben considerarse
como conceptos de violación todos aquellos
razonamientos que se contengan en la demanda de
garantías que tiendan a demostrar la contravención
del acto reclamado a los preceptos constitucionales
que se estiman transgredidos. Lo que significa, que
basta que en cualquier parte o capítulo de la
demanda relativa se expresen argumentos que
tiendan
a
demostrar
la
ilegalidad
o
inconstitucionalidad del acto reclamado, para que
deba ser estudiado éste como concepto de violación
en la sentencia que corresponda, pues resulta
evidente que en términos del artículo 77 de la ley de
la materia, ésta debe analizar todos y cada uno de
los conceptos de violación que se expresen. Y al no
hacerlo de esta manera se me deja en completo
estado de indefensión, causando con ello agravios
por ser violatorio de los artículos 14 y 16
constitucionales, lo cual se alega a mi favor.
Al dejar de analizar el Juez de Distrito, mi demanda
de garantías en su totalidad, deja de advertir mis
conceptos de violación, entre ellos, la violación de
mi derecho de petición que establece el artículo 8°
constitucional, circunstancias que acreditan, que ha
habido en contra del quejoso una violación
manifiesta de la ley que lo ha dejado sin defensa, con
28
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
lo que se me
indefensión.
deja
en
completo
estado
de
Siendo importante señalar, el concepto de violación,
que a la letra dice: ‘los actos de autoridad impugnados
en este amparo son violatorios del principio de petición,
audiencia, legalidad, seguridad y certeza jurídica que
preconizan los artículos 8, 14 y 16 constitucionales, en
cuanto infringe el artículo 193 de la Ley de Amparo.’
En tal virtud, se considera, que es procedente se
revoque la sentencia; se estudie de manera integral
la demanda de amparo; y la Justicia de la Unión me
ampare y proteja en contra de los actos de la
autoridad responsable.”
Ahora, de todas las causas de improcedencia señaladas por el
Juez de Distrito, la que adquiere preponderancia en la especie es la
que sustentó en la ausencia de interés jurídico para impugnar el
Decreto 1569, mediante el cual culminó el proceso de selección de
magistrados en el Estado de Morelos, porque según dicho juzgador,
el quejoso **********, entre otros aspirantes, no cumplió con los
requisitos exigidos para la presentación del ensayo jurídico científico
a que se refería la primera etapa del concurso, la cual no logró
aprobar.
Esta decisión del Juez de Distrito no la rebate eficazmente el
quejoso **********, pues lejos de explicar por qué, en su caso, no
sería motivo suficiente para restarle interés jurídico la falta de
aprobación de la primera etapa del concurso, se limita a señalar que
sí cumplió con los requisitos exigidos para presentar su ensayo
jurídico, el cual fue descalificado en el texto del Decreto 1569 en los
siguientes términos:
“Con base en lo anteriormente expuesto, el órgano
político del Congreso encontró que los ensayos de
los siguientes aspirantes no reunieron todos los
elementos necesarios para poder pasar a la siguiente
etapa prevista en la convocatoria:
[...]
29
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
69.- **********. Presentó el ensayo titulado
INEFICIENCIA
E
INEFICACIA
DE
LA
ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA Y FUNCIÓN
JURISDICCIONAL COMÚN EN EL ESTADO DE
MORELOS, el cual no contiene bibliografía ni
hemerografía, por lo que no cumple con el requisito
establecido en el inciso f) de la fracción VII del
artículo 120 citado.
[...].”
Consecuentemente, como lo que pide el quejoso ********** es
que se analice si el ensayo que presentó cumplió o no con los
requisitos exigidos en la convocatoria respectiva, debe estimarse
que estos argumentos son inoperantes porque, en todo caso, serían
objeto de estudio si se fuera a abordar el análisis del fondo del
asunto, pero para que así fuera, es menester que primero
demostrara que fue incorrecta la causa de improcedencia en la que
sustentó el Juez de Distrito su decisión de sobreseer por falta de
interés jurídico respecto del Decreto 1569, con el que culminó el
proceso de selección de magistrados en el Estado de Morelos.
Por otra parte, con relación a las causas de improcedencia
previstas en las fracciones V y VIII del artículo 73 de la Ley de
Amparo, en las que apoyó el Juez de Distrito su decisión de
sobreseer en el juicio con relación al diverso Decreto 1568,
mediante el cual se designó al Consejero representante del
Congreso del Estado de Morelos ante el Consejo de la Judicatura
Estatal, el quejoso se limita a señalar que dicho órgano legislativo
no publicó una convocatoria para realizar esa designación, lo cual
no es suficiente para analizar si le asiste o no interés jurídico, ni
para poder determinar si tal acto se emitió o no en ejercicio de una
facultad soberana y discrecional de la legislatura respectiva, que fue
la otra razón que expresó el Juez de Distrito para sobreseer en
cuanto al Decreto 1568.
Finalmente, los demás agravios del quejoso ********** en los
que se reduce a sostener que no se estudió la demanda en su
30
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
integridad, y que se violó su derecho de petición sin suplir la
deficiencia de la queja, también deben de calificarse de inoperantes,
ya que no se dirigen a controvertir en concreto ninguna de las
causas de improcedencia en las que se apoyó el Juez de Distrito
para sobreseer en el juicio de amparo promovido por este
recurrente.
NOVENO. Agravios en los que se formulan causas de
improcedencia por parte del Congreso del Estado de Morelos y
de los terceros perjudicados. El tercero perjudicado **********
sostiene que las demandas de las quejosas ********** y **********,
quienes el Juez de Distrito les concedió el amparo, son
improcedentes contra la convocatoria que antecedió a dicho
concurso porque este acto no constituye un acto de autoridad, sino
solamente se trata de una invitación para que los profesionistas
interesados participen en el proceso de selección respectivo.
También afirma que al tomar protesta los magistrados
designados por el Congreso del Estado de Morelos, lo cual
aconteció el 19 de julio de 2009, los actos que reclaman dichas
quejosas se consumaron irreparablemente, en términos de la
fracción IX del artículo 73 de la Ley de Amparo, además, de que al
inscribirse en el concurso consintieron su desenlace, surtiéndose la
causa de improcedencia prevista en la fracción XI del mismo
precepto, argumento este último que también aduce el Congreso del
Estado de Morelos en su pliego de agravios.
La tercero perjudicada ********** sostiene que las mismas
demandas son improcedentes contra el Decreto 1569 mediante el
cual culminó el procedimiento de designación de magistrados
locales en el Estado de Morelos, porque “…no pasaron la última
etapa de la designación de magistrados, ya que esta última fue
la votación que cada Diputado realizó a favor de los terceros
perjudicados…”, lo cual implica que carezcan de interés jurídico,
31
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
actualizándose en consecuencia lo dispuesto en el artículo 73,
fracción V, de la Ley de Amparo.
La misma persona sostiene que también emerge la causa de
improcedencia prevista en la fracción VIII del artículo 73 de la Ley
de Amparo, ya que la designación de magistrados la hizo el
Congreso del Estado de Morelos en ejercicio de una facultad que se
le depositó para resolver soberana y discrecionalmente.
Es infundado el primer agravio ya que la convocatoria del
concurso de selección de magistrados, al formar parte del
procedimiento de evaluación que culminó con la emisión del Decreto
1569, mediante el cual se designaron a los magistrados locales del
Estado de Morelos, sí constituye un acto de autoridad para efectos
de la promoción del juicio de amparo, pues es precisamente el punto
de partida de una decisión que posteriormente se adopta con
efectos conclusivos y vinculantes para todas las personas.
El siguiente agravio es inoperante porque no se combaten las
razones expuestas por el Juez de Distrito cuando desestimó la
causal de improcedencia prevista en la fracción IX del artículo 73 de
la Ley de Amparo, al señalar que el Decreto 1569 no es un acto
consumado en forma irreparable, en tanto que de llegar a
concederse el amparo, sí se podría restituir a los quejosos en el
goce de la garantía individual violada.
La misma inoperancia se advierte con relación a las diversas
causales previstas en las fracciones V y VIII del artículo 73 de la Ley
de Amparo, ya que no se atacan las consideraciones que expuso el
Juez de Distrito para desvirtuar su actualización, las cuales fueron
en el siguiente sentido:
“Previamente al estudio de los conceptos de
violación, procede el análisis de las causales de
improcedencia que se adviertan o hagan valer las
32
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
partes, toda vez que éstas son de orden público y su
estudio es preferente a cualquier otra cuestión
planteada, conforme a lo dispuesto en el último
párrafo del artículo 73 y artículo 77, fracción II,
ambos de la Ley de Amparo.
Los terceros perjudicados **********, **********,
********** y ********** hicieron valer las causales de
improcedencia previstas en las fracciones I, V, VIII,
IX, XI, causales que esta juzgadora considera no se
actualizan por las razones siguientes.
En primer término, el tercero perjudicado **********
refiere que se actualiza la causal de improcedencia
prevista en la fracción I del artículo 73 de la Ley de
Amparo, toda vez que los actos materia del juicio de
amparo, son consecuencia de la controversia
constitucional **********, del índice de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación del nueve de julio de
dos mil nueve, por ello es improcedente el presente
juicio de garantías.
En principio, es pertinente precisar que los
recurrentes no controvierten el hecho de que la litis
en la controversia constitucional ********** se
concretó a dilucidar sobre la validez del Decreto 824,
así como la invalidez de los artículos 89, párrafo
décimo en su porción normativa que indica “libre y
soberanamente” y 92 párrafo quinto de la
Constitución Política del Estado de Morelos, así
como las convocatorias emitidas por la Junta
Política y de Gobierno del Congreso del Estado.
Por tanto, los actos reclamados objeto de la litis en
la controversia constitucional y en el presente juicio
de amparo son diversos, controvirtiéndose sólo los
efectos y alcances que implica la resolución dictada
en la controversia constitucional y que en concepto
de los terceros perjudicados llevan a la
improcedencia del presente juicio de amparo porque
el proceso de selección de Magistrados, la toma de
protesta que realizó el Congreso Estatal que se
reclama en el juicio de amparo fue realizada en
cumplimiento de la resolución pronunciada por el
Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Hecha la anterior precisión, es claro que no se
actualiza la causal de improcedencia que refiere el
tercero perjudicado, toda vez que el acto que aquí se
reclama es el proceso de selección de magistrados
numerarios y supernumerarios, el cual no es un acto
33
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
de la Suprema Corte de Justicia, sino del Congreso
del Estado de Morelos y, por tanto, el juicio de
amparo no puede ubicarse en la causal de
improcedencia establecida en la fracción I, del
artículo 73 de la Ley de Amparo invocada.
Además, debe señalarse que no se encuentra
prevista como causal de improcedencia del juicio de
amparo, que el acto reclamado haya sido dictado en
cumplimiento de una controversia constitucional, lo
cual responde a la naturaleza propia de ese medio de
control de la regularidad constitucional que va
dirigido esencialmente a la preservación de los
principios que sustentan las relaciones jurídicas y
políticas de los órdenes jurídicos federal, estatal o
local y del Distrito Federal, a saber, salvaguardar el
federalismo y la supremacía constitucional, dando
unidad y cohesión a los órdenes jurídicos parciales
citados en las relaciones de las entidades u órganos
de poder que los conforman, siendo los órganos
originarios del Estado los titulares de los derechos
dirimidos en una controversia constitucional y no así
los particulares, que si bien resultan afectados como
habitantes de los diversos niveles de gobierno al
resentir las consecuencias jurídicas de una decisión
o acto de connotación política a cargo de las
entidades de poder, no son directamente agraviados
en sus derechos individuales por las resoluciones
dictadas en tal tipo de controversias.
Tiene aplicación al caso, la jurisprudencia P./J.
99/2000, sustentada por el Pleno de la Suprema Corte
de Justicia de la Unión, visible en la página seis,
tomo XII, octubre de 2000, Novena Época, del
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta,
con el rubro y texto siguientes:
“AMPARO. PROCEDE CONTRA ACTOS REALIZADOS
EN CUMPLIMIENTO DE UNA RESOLUCIÓN DICTADA
POR EL PLENO DE LA SUPREMA CORTE DE
JUSTICIA DE LA NACIÓN EN UNA CONTROVERSIA
CONSTITUCIONAL, RESPECTO DE CUESTIONES
AJENAS A ELLA.” (Se transcribe).
Tampoco asiste razón a los terceros perjudicados
cuando refieren que se actualiza la causal de
improcedencia prevista en la fracción V del artículo
73 de la Ley de Amparo puesto que con el acto
reclamado no se ocasiona perjuicio a las
peticionarias de amparo, pues sólo se trata de una
expectativa de derecho dado que únicamente fue una
posibilidad de ser elegidas como magistradas, por lo
34
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
que no existe afectación a sus derechos subjetivos;
asimismo al no alcanzar la votación para ser electas
como magistradas, no les ocasiona perjuicio o
afectación a sus intereses.
Al respecto, debe decirse que carecen de razón los
terceros perjudicados, toda vez que los terceros
perjudicados aducen que no existe afectación a sus
intereses por no reunir los requisitos que fueron
exigidos en la convocatoria, además de no tener la
votación idónea para ser elegida como magistrada;
por tanto, no resulta válido el análisis de la causal
invocada por la responsable aludida, ya que su
planteamiento involucra el estudio del fondo del
asunto, a efecto de dilucidar si el proceso de
selección para ocupar el cargo de magistrado
numerario o supernumerario afecta o no derechos
adquiridos.
Apoya a lo anterior, la Jurisprudencia del Pleno de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, que con el
número veinte, aparece publicada en la página
treinta del Apéndice (actualización dos mil dos),
Novena Época, Tomo VI, Materia Común, que, a la
letra, dice:
“IMPROCEDENCIA DEL JUICIO DE AMPARO. SI SE
HACE VALER UNA CAUSAL QUE INVOLUCRA EL
ESTUDIO DE FONDO DEL ASUNTO, DEBERÁ
DESESTIMARSE.” (Se transcribe)
El tercero perjudicado ********** aduce que contra el
acto reclamado se actualiza la causal prevista en la
fracción VIII del artículo 73 de la Ley de Amparo, toda
vez que el acto que reclaman las peticionarias de
amparo fue emitido por la Quincuagésima
Legislatura del Estado de Morelos en cumplimiento a
la controversia constitucional **********, por ello, el
juicio de garantías deviene improcedente.
Es infundada dicha causal de improcedencia, para
ello resulta necesario transcribir lo que al efecto
dicho precepto y fracción establecen:
(Se transcribe).
De la interpretación gramatical citada se desprende
que la hipótesis de improcedencia prevista en la
fracción VIII del artículo 73 de la Ley de Amparo,
consistente en que se trate de resoluciones del
Congreso Federal o de las Cámaras que lo
35
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
constituyen, de las Legislaturas de los Estados o de
sus respectivas comisiones o diputaciones
permanentes, en elección, suspensión o remoción de
funcionarios, en los casos en que las Constituciones
correspondientes les confieran la facultad de
resolver soberana o discrecionalmente, implica la
atribución de los órganos legislativos mencionados
de resolver en forma independiente, sin injerencia de
terceros o bien, conforme a su arbitrio y con
prudencia en la adopción de su decisión; lo que debe
entenderse como el poder, atribución o derecho que
una norma de derecho positivo vigente otorga a la
autoridad para decidir acerca de algo, sin sujetarse a
determinadas reglas.
Precisado lo anterior, debe analizarse si las
facultades que la Constitución del Estado de Morelos
confiere al Congreso del Estado para elegir, a los
Magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del
Estado tienen la naturaleza de soberanas y
discrecionales, o bien, si son atribuciones que se
encuentran sujetas a la decisión de terceros o que el
citado Congreso deba ejercerlas en forma
determinada, es decir, sujetándose a determinadas
reglas.
Si se toma en cuenta que la materia de este asunto
está relacionada con la designación y ratificación o
no de los funcionarios que deben fungir como
titulares del Supremo Tribunal de Justicia del Poder
Judicial del Estado de Morelos, debe analizarse
previamente el marco que la Constitución Federal
establece para los Poderes Judiciales Locales y, en
especial, lo referente a las citadas instituciones, para
lo cual se acude al contenido de los artículos 17 y
116, fracciones III y V, de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos, que prevén:
(Se transcribe).
El artículo 17 de la Constitución Federal consagra la
garantía de acceso jurisdiccional, como derecho de
toda persona ante la prohibición de hacerse justicia
por sí misma, consignando como atributos propios
de la administración de justicia, que sea completa,
gratuita, imparcial y pronta en todo el ámbito
nacional, sea federal o local. Ello supone que los
principios básicos que la sustentan, resultan
aplicables tanto al Poder Judicial Federal, como al de
los Estados y del Distrito Federal, estableciéndose
como postulados básicos de estos principios la
36
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
independencia de los tribunales y la plena ejecución
de sus resoluciones, al señalarse en su tercer
párrafo que "Las leyes federales y locales establecerán
los medios necesarios para que se garantice la
independencia de los tribunales y la plena ejecución de
sus resoluciones”.
Partiendo de los principios de justicia completa,
gratuita, imparcial y pronta que se debe garantizar en
todo el ámbito nacional, el artículo 116 de la
Constitución Federal, en sus fracciones III y IV,
establece que los Poderes Judiciales de los Estados:
a)
Se ejercerán por los tribunales que
establezcan las Constituciones Locales, las que,
junto con las leyes orgánicas relativas, deberán
garantizar la independencia de los Magistrados y
Jueces en el ejercicio de sus funciones. Asimismo,
que dichos ordenamientos deberán establecer las
condiciones para el ingreso, formación y
permanencia de quienes sirvan en dichos poderes;
b)
Que los Magistrados que los integren
deberán reunir los requisitos exigidos para ser
Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación y que no podrán ser Magistrados las
personas que hayan ocupado el cargo de secretario
o su equivalente, procurador de justicia o diputado
local, en sus respectivos Estados, durante el año
previo al día de la designación;
c)
Que los nombramientos de los Magistrados
y Jueces serán hechos preferentemente entre
quienes hayan prestado sus servicios con eficiencia
y probidad en la administración de justicia o que lo
merezcan por su honorabilidad, competencia y
antecedentes en otras ramas de la profesión jurídica;
d)
Que los Magistrados durarán en el ejercicio
de su encargo el tiempo que señalen las
Constituciones Locales, podrán ser reelectos y si lo
fueren, sólo podrán ser privados de sus puestos en
los términos que determinen las Constituciones y
Leyes de Responsabilidades de los Servidores
Públicos de los Estados;
e)
Que los Magistrados y Jueces percibirán
una remuneración adecuada e irrenunciable, la cual
no podrá ser disminuida durante su encargo; y
37
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
f)
Que los Estados de la Federación a través
de sus Constituciones y leyes locales, podrán
instituir
Tribunales
de
lo
Contencioso
Administrativo, los cuales gozarán de plena
autonomía en el dictado de sus resoluciones y
tendrán a su cargo dirimir las controversias
suscitadas entre la administración pública estatal y
los particulares.
Así, la Constitución Federal, en los artículos 17 y
116, fracción III, además de consagrar como
atributos propios de la administración de justicia el
de gratuidad y el de que las resoluciones de los
tribunales se dicten de manera pronta, completa e
imparcial, exige que las leyes federales y locales
establezcan los medios necesarios para que se
garantice la independencia de los tribunales y la
plena ejecución de sus resoluciones, otorgando
expresamente a los Estados la facultad y correlativa
obligación, en el sentido de que las Constituciones y
las leyes orgánicas locales deberán garantizar la
independencia en el ejercicio de las funciones de los
Magistrados y Jueces.
Por otra parte, debe decirse que el artículo 89 de la
Constitución Política del Estado de Morelos, en la
controversia constitucional **********, del índice del
Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
fue declarado inválido en su porción normativa que
indicaba
“libre
y
soberanamente”,
porque
constitucionalmente es sabido que esas decisiones
no pueden tomarse sin una debida fundamentación y
motivación; por ello, el tipo de decisión que se
llegare a tomar colisionaría con la naturaleza misma
del nombramiento y ratificación de los Magistrados,
dado que las decisiones del Congreso Local no
podrían ser al mismo tiempo fundadas y motivadas,
esto es, sujetas al control racional del derecho y
discrecionales y soberanas, es decir, absolutamente
libres e independientes de cualquier consideración.
Todo ello, lleva a considerar que las decisiones de
los Congresos Locales relacionadas con los
procesos de nombramientos, ratificación o no
ratificación y remoción de los Magistrados de los
Tribunales Superiores de Justicia de los Estados no
pueden considerarse discrecionales y soberanas,
porque constitucionalmente es sabido que no
pueden tomarse sin una debida fundamentación y
motivación, por lo que colisionarían con la
naturaleza misma de esos procesos decisorios, dado
38
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
que no podrían ser al mismo tiempo fundadas y
motivadas, esto es, sujetas al control racional del
derecho, y discrecionales y soberanas, es decir,
absolutamente libres e independientes de cualquier
consideración.
De todo lo anotado, esta Segunda Sala concluye que
la Constitución Local confiere al Congreso de la
entidad las facultades de elección, ratificación o, en
dado caso, cese en sus funciones, por término del
encargo, de los Magistrados del Supremo Tribunal
de Justicia del Estado de Jalisco; sin embargo, dicha
Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial de
la entidad exigen para el ejercicio de tales facultades,
la existencia de ciertas causas y cumplir
determinados requisitos esenciales, como son la
intervención del Consejo de la Judicatura del Poder
Judicial en la elaboración de un dictamen técnico,
mediante el cual emite su opinión sobre la actuación
y desempeño del Magistrado que pretende su
ratificación y, con base en lo anterior, el Congreso
del Estado decide si se elige, ratifica o, en dado
caso, cesa en sus funciones, por término del
encargo, al Magistrado o Magistrados del Supremo
Tribunal de Justicia del Estado de Morelos.
En consecuencia, si la facultad de resolver "soberana
y discrecionalmente" a que alude la causal de
improcedencia establecida en la fracción VIII del
artículo 73 de la Ley de Amparo, implica el poder,
atribución o derecho que otorga a la autoridad una
norma de derecho positivo vigente, para decidir
acerca de algo sin sujetarse a determinadas reglas, y
si la Constitución y la Ley Orgánica del Poder
Judicial de la entidad no confieren al Congreso Local
la facultad de resolver sin sujeción a determinadas
reglas sobre la elección ratificación o, en dado caso,
cese en sus funciones, por término del encargo, de
los Magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del
Estado de Morelos, se concluye que no se trata de
facultades soberanas y discrecionales. Además, las
decisiones del Congreso Local relacionadas con los
procesos de elección, ratificación o, en dado caso,
cese en sus funciones, por término del encargo, de
los Magistrados del Tribunal Superior de Justicia del
Estado no pueden considerarse discrecionales y
soberanas, porque constitucionalmente es sabido
que no pueden tomarse sin una debida
fundamentación y motivación, por lo que
colisionarían con la naturaleza misma de esos
procesos decisorios, dado que no podrían ser al
39
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
mismo tiempo fundadas y motivadas, esto es,
sujetas al control racional del derecho, y
discrecionales y soberanas, es decir, absolutamente
libres e independientes de cualquier consideración.
Entonces, sobre el particular, no se dan los
requisitos previstos por el numeral de la Ley de
Amparo citado, para considerar improcedente el
juicio de garantías.
Tiene aplicación al caso, la Jurisprudencia
2a./J.136/2009, sustentada por la Segunda Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver la
contradicción de tesis 118/2009, visible en la página
seiscientos dieciséis, tomo XXX, septiembre de 2009,
Novena Época, del Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, con el rubro y texto
siguientes:
“MAGISTRADOS DEL SUPREMO TRIBUNAL DE
JUSTICIA DEL ESTADO DE JALISCO. LOS
PROCEDIMIENTOS
PARA
SU
ELECCIÓN,
RATIFICACIÓN O CESE EN FUNCIONES POR
TÉRMINO DEL ENCARGO, NO SON ACTOS
SOBERANOS Y DISCRECIONALES DEL CONGRESO
LOCAL, POR LO QUE SU RECLAMO EN EL JUICIO DE
GARANTÍAS NO ACTUALIZA LA CAUSAL DE
IMPROCEDENCIA PREVISTA EN LA FRACCIÓN VIII
DEL ARTÍCULO 73 DE LA LEY DE AMPARO”. (Se
transcribe).
Por otra parte, los terceros perjudicados refieren que
se actualiza, la prevista en la fracción IX del artículo
73 de la Ley de Amparo, toda vez que los actos que
reclaman son consumados, toda vez que el
diecinueve de junio de dos mil nueve fueron
designados Magistrados del Tribunal Superior de
Justicia del Estado, nombramiento que surtió efectos
con la toma de protesta, que fue realizada el
diecinueve de julio de dicho año.
Es infundada dicha causal de improcedencia, para
ello es necesario establecerse que por actos
consumados se entienden aquéllos cuyos efectos se
han realizado en forma total, es decir, aquéllos cuya
finalidad perseguida se ha obtenido en todas sus
consecuencias jurídicas.
Para la procedencia del juicio de amparo, los actos
consumados, atendiendo a su naturaleza y efectos
los podemos clasificar en:
40
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
1. Actos consumados de modo reparable, y;
2. Actos consumados de modo irreparable.
Los actos consumados de modo reparable son
aquéllos que a pesar de haberse realizado en todos
sus efectos y consecuencias pueden ser reparados
por medio del juicio constitucional, es decir, que la
ejecución o consumación del acto puede ser
restituida o reparable al obtenerse una sentencia de
amparo favorable (artículo 80 de la Ley de Amparo),
de ahí el que proceda el juicio de amparo en su
contra.
En cambio, los actos consumados de modo
irreparable son aquéllos que al realizarse, física y
jurídicamente ya no pueden ser restituidos al estado
en que se encontraban antes de las violaciones
reclamadas, razón por la cual resulta improcedente
el juicio de garantías en términos de la fracción IX
del artículo 73 de la Ley de Amparo.
En efecto, los actos consumados de modo
irreparable hacen improcedente el juicio de amparo,
porque ni física ni jurídicamente, puede obtenerse la
restitución al quejoso en la garantía que le fue
violada. Lo que significa que la naturaleza de los
actos consumados para efectos del juicio de amparo
debe atender a la reparabilidad física y material de
los mismos, es decir, al hecho de que el gobernado
pueda gozar jurídica y nuevamente del derecho que
tiene tutelado, y que le fue transgredido, igual que
antes de las violaciones cometidas.
Con base en lo anterior, es que esta juzgadora
considera que no se actualiza dicha causal, pues aun
cuando hayan sido designados los cuatro
magistrados numerarios y dos supernumerarios, no
puede considerarse que sea un acto consumado de
manera irreparable como lo pretenden los terceros
perjudicados, puesto que con la sentencia que se
dicte en el presente juicio de garantías, podrían, en
su caso, ser reparados, es decir, que la ejecución o
consumación del acto puede ser restituida o
reparable al obtenerse una sentencia de amparo
favorable; por ende, no se actualiza la causal de
improcedencia que hacen valer.
Se cita en apoyo a las consideraciones señaladas la
tesis I. 3o. A. 150 K, sustentada por el Tercer Tribunal
Colegiado en Materia Administrativa del Primer
41
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Circuito, visible en la página trescientos veinticinco,
tomo XIV, diciembre de 1994, Novena Época, del
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta,
cuyo rubro y texto dicen:
“ACTOS CONSUMADOS. PROCEDENCIA DEL JUICIO
DE AMPARO”. (Se transcribe)
También refieren los terceros perjudicados que en el
caso se actualiza la diversa causal de improcedencia
prevista en el artículo 73, fracción XI de la Ley de
Amparo, puesto que las quejosas aceptaron todas y
cada una de las bases de la selección y a su vez
designación de magistrados, dado que se sujetaron
a las condiciones de la convocatoria publicada para
dicha selección.
Es infundada dicha causal de improcedencia, pues el
hecho de que los aquí quejosos se hayan inscrito al
concurso de selección de cuatro magistrados
numerarios y dos supernumerarios con base en los
requisitos exigidos en la convocatoria emitida por la
Junta Política y de Gobierno del Congreso del
Estado de Morelos, no significa que consintieran la
elección de Magistrados del Supremo Tribunal de
Justicia del Estado de Morelos, pues ha sido criterio
reiterado de esta Suprema Corte de Justicia que el
cumplimiento por imperativo legal no significa
consentimiento si se promueve el juicio de amparo
dentro del término legal contra el acto realizado en
cumplimiento de la ley, además y, en el caso, cuando
se realizó tal designación las quejosas promovieron
el juicio de amparo que hoy se analiza en el que se
reclama, como uno de los actos inminentes a
realizarse, la ejecución de los nombramientos con
todas sus consecuencias legales, por lo que es claro
que por el sólo hecho de haberse inscrito en el
referido concurso con base en la referida
convocatoria
no
puede
desprenderse
el
consentimiento que se aduce y que la falta de
manifestación del quejoso de que lo hacía bajo
protesta resulta irrelevante para tales efectos al ya
encontrarse reclamado en el juicio de amparo tal
acto de realización inminente.
Es aplicable por analogía la jurisprudencia P./J.
68/97, del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación, consultable en la página 92, tomo VI,
septiembre de 1997, del Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, Novena Época, que
establece:
42
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
“LEYES, AMPARO CONTRA. EL PAGO LISO Y LLANO
DE
UNA
CONTRIBUCIÓN NO
IMPLICA
EL
CONSENTIMIENTO EXPRESO DE LA LEY QUE LA
ESTABLECE.” (Se transcribe).
Además, no debe perderse de vista que el
cumplimiento por imperativo legal no entraña el
consentimiento si se promueve el juicio de amparo
dentro del término legal porque ello refleja la
inconformidad del gobernado con el acto relativo y,
en el caso, es claro que el proceso de selección y la
designación de cuatro Magistrados Numerarios y
dos Supernumerarios se realizó en cumplimiento de
las
disposiciones
legales
que
prevén
el
procedimiento para su designación para no
obstaculizar en forma alguna la buena marcha de la
administración de justicia, por lo que no puede
considerarse que el haberse inscrito en dicho
concurso haya sido un acto que voluntariamente
realizó, sino que lo llevó a cabo cumpliendo con los
requisitos que para el caso exige la ley y con los
cuales cumplieron, tan es así que llegaron a la última
etapa del referido proceso de selección, y al no ser
designadas,
como
se
dijo,
no
significa
consentimiento del mismo, pues las quejosas
promovieron contra dichos actos el juicio de amparo
contra el procedimiento relativo señalándose como
acto reclamado de inminente realización las
consecuencias de los nuevos nombramientos.
Es de aplicación analógica en este aspecto la tesis
XXXI/93, sustentada por el Pleno de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, visible en la página
diecisiete, tomo 67, julio de 1993, Octava Época, de
la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación,
con el rubro y texto siguientes:
“PAGO DE UN IMPUESTO EFECTUADO CON
POSTERIORIDAD A LA PRESENTACIÓN DE LA
DEMANDA, EN LA QUE SE MANIFIESTA QUE SE
CUBRIRÁ
BAJO
PROTESTA.
NO
IMPLICA
CONSENTIMIENTO CON LAS DISPOSICIONES
RECLAMADAS.” (Se transcribe).
Al no advertirse diversa causal de improcedencia en
el presente juicio, lo procedente es analizar el acto
reclamado, a la luz de los conceptos de violación que
se hacen valer.”
Establecido que no se actualizan las causas de improcedencia
aducidas en los agravios, procede examinar los argumentos en los
43
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
que se impugna la concesión del amparo, pero previamente en los
siguientes tres considerandos se describirá:
1) El contenido del Decreto 1569 mediante el cual culminó el
proceso de selección de magistrados en el Estado de Morelos,
sobre todo en la parte relativa a la evaluación de las quejosas
********** y **********;
2) Los razonamientos del Juez de Distrito que lo llevaron a
conceder el amparo a las quejosas ********** y **********; y,
3) Los agravios de fondo expuestos por el Congreso del Estado
de Morelos y por los terceros perjudicados contra las
consideraciones que otorgaron el amparo a las quejosas
********** y **********.
DÉCIMO. Contenido del Decreto 1569 mediante el cual
culminó el proceso de selección de magistrados en el Estado
de Morelos. En el Decreto 1569 se explica que en la página
electrónica del portal de internet del Congreso del Estado de
Morelos y en su Gaceta Legislativa, el 10 de julio de 2009 se publicó
la convocatoria para la designación de 6 magistrados del Tribunal
Superior de Justicia, a la cual concurrieron inicialmente 91 personas,
de las cuales se seleccionaron a 18 de ellas, entre las cuales se
encontraban las quejosas ********** y **********, quienes, entre otras
16 personas, sí reunieron los requisitos legales para ser
consideradas como candidatas a ocupar el cargo de magistradas del
Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos, por lo que la
Junta Política y de Gobierno se dio a la tarea de examinar los
trabajos académicos presentados por estas profesionistas, en los
siguientes términos:
“Así, con base en lo anterior, la Junta Política y de
Gobierno del Congreso reitera que procedió a
calificar el cumplimiento de los requisitos
44
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
contenidos en los ensayos de los aspirantes que
hasta este momento no han sido descartados por
faltar algún requisito que exige la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, la
Constitución Política del Estado Libre y Soberano de
Morelos, La Ley Orgánica para el Congreso del
Estado de Morelos, y la Convocatoria expedida al
respecto, siendo los expedientes de los siguientes
profesionistas por estricto orden alfabético:
1. **********
2. **********
3. **********
4. **********
5. **********
6. **********
7. **********
8. **********
9. **********
10. **********
11. **********
12. **********
13. **********
14. **********
15. **********
16. **********
17. **********
18. **********
Esta Junta Política y de Gobierno, se dio a la tarea de
analizar de manera pormenorizada los ensayos
presentados por los citados aspirantes, de manera
particular, con el objeto de obtener los elementos
para determinar los aspirantes que deben pasar a la
segunda etapa, plasmada en el punto cuarto de la
Convocatoria emitida al respecto, obteniéndose los
siguientes resultados, conforme al número obtenido
en la lista que antecede este párrafo:
[...]
15.- En cumplimiento al artículo 120 fracciones I a la
VII de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado
de Morelos, la profesionista **********, presentó el
ensayo titulado “**********” en el que la sustentante,
cumple con los elementos exigidos y bajo protesta
de decir verdad ha manifestado que es original y que
versa sobre los temas de Administración de Justicia
y Función Jurisdiccional en el fuero común, y que en
términos del inciso g) de la citada fracción VII, el
sustentante protestó, que las ideas expuestas en
dicho ensayo no han sido publicadas en libros,
revistas, tesis, entendida en términos del punto
45
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
séptimo de la Convocatoria que nos ocupa, que se
entiende de tesis de cualquier grado académico, o
sitios de Internet, a la fecha de la presentación de su
ensayo, así como tampoco han sido plagiadas las
ideas sustentadas, manifestación que obra en una
carta agregada en una hoja después de la portada de
su ensayo, en la cual obra su nombre, firma
autógrafa y huella dactilar del profesionista.
El ensayo científico jurídico denominado “**********”
presentado por la profesionista cumple con el
requisito de la extensión requerida que se ubicaba
entre una mínima de 30 páginas y hasta 50 fojas
máxima, así como que cumplió con los elementos
del formato, referidos en la fracción II del citado
artículo 120 Ley Orgánica para el Congreso del
Estado de Morelos.
Podemos observar que en cumplimiento a las
fracciones III, IV, V, y VI del citado artículo 120 de la
Ley Orgánica para el Congreso del Estado de
Morelos, el desarrollo de un aparato teórico y crítico
en el ensayo científico jurídico, está debidamente
fundamentado sobre la administración de justicia y
función jurisdiccional en el fuero común, donde se
hace uso de criterios emitidos por el Poder Judicial
de la Federación de la novena época, en
interpretación del marco jurídico vigente, así como la
cita de tratados y convenios internacionales
suscritos por México y debidamente ratificados por
el Senado de la República, con lo cual esta Junta
Política y de Gobierno tiene por sustentada la
actualización, profundidad y empleo de las fuentes
jurídicas indispensables que debe reunir todo
juzgador, particularmente el juzgador que integrará
la
segunda
instancia
de
la
competencia
jurisdiccional del Tribunal Superior de Justicia, en el
ámbito del ejercicio axiológico y epistémico, que
mediante el rompimiento de paradigmas debe
realizar el juzgador, en la consecución de la justicia y
la legalidad en cada asunto que resuelve, y que
constituye
la
prioridad
de
las
garantías
jurisdiccionales de los gobernados; ya que el
sustentante en su ensayo, “**********” cumple con un
desarrollo argumentativo, en el cual se utiliza un
lenguaje técnico jurídico con precisión, fruto sólo de
la experiencia, estudio y dedicación a la ciencia del
derecho que consolida en la carrera judicial y el
ejercicio profesional, en el estilo particular del citado
profesionista, lo cual es respetable ya que además el
marco de las garantías de libertad, en particular, la
46
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
de expresión, consagrada como garantía individual
Constitucional por el estado Mexicano, como lo citan
las siguientes disposiciones vigentes.
“Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:”
(Se transcriben los artículos 1°, 6°, 7° y 14)
Finalmente, respecto a las partes del ensayo,
particularmente en el índice la profesionista,
distribuye de manera apropiada los temas y
subtemas desarrollados, de los cuales se hace
mención sintética en la introducción general, donde
además el sustentante refiere la metodología
empleada, la justificación crítica, y la valoración
axiológica, la cual concuerda con la hipótesis
planteada, los objetivos presentados, a lo largo de
un desarrollo sustentado en la bibliografía y
hemerografía especializada y actualizada, con menos
de cinco años de antigüedad, así como de la
consulta especializada de sitios de Internet con
solvencia científica de ese vasto universo generado
en la sociedad de la información de nuestro mundo
globalizado, con lo cual el ensayo denominado
“**********” llega a conclusiones concretas y
sustentadas, precisando que su propuesta futurible
es de trascendencia para el desarrollo de la función
jurisdiccional en el fuero común; destacando que la
función judicial debe ser independiente, ajena a
cualquier inferencia política, ya que esta es una
fortaleza que se debe construir en cada decisión de
los juzgadores, que se aterriza en la valoración
conjunta e integral del documento material que
contiene la sentencia.
16.- En cumplimiento al artículo 120 fracciones I a la
VII de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado
de Morelos, la profesionista **********, presentó el
ensayo titulado “**********” en el que la sustentante,
cumple con los elementos exigidos y bajo protesta
de decir verdad ha manifestado que es original y que
versa sobre los temas de Administración de Justicia
y Función Jurisdiccional en el fuero común, y que en
términos del inciso g) de la citada fracción VII, la
sustentante protestó, que las ideas expuestas en
dicho ensayo no han sido publicadas en libros,
revistas, tesis, entendida en términos del punto
séptimo de la Convocatoria que nos ocupa, que se
entiende de tesis de cualquier grado académico, o
sitios de Internet, a la fecha de la presentación de su
ensayo, así como tampoco han sido plagiadas las
ideas sustentadas, manifestación que obra en una
47
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
carta agregada en una hoja después de la portada de
su ensayo, en la cual obra su nombre, firma
autógrafa y huella dactilar de la profesionista.
El ensayo científico jurídico denominado “**********”
presentado por la profesionista cumple con el
requisito de la extensión requerida que se ubicaba
entre una mínima de 30 páginas y hasta 50 fojas
máxima, así como que cumplió con los elementos
del formato, referidos en la fracción II del citado
artículo 120 Ley Orgánica para el Congreso del
Estado de Morelos.
Podemos observar que en cumplimiento a las
fracciones III, IV, V, y VI del citado artículo 120 Ley
Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos, el
desarrollo de un aparato teórico y crítico en el
ensayo científico jurídico, está debidamente
fundamentado sobre la administración de justicia y
función jurisdiccional en el fuero común, donde se
hace uso de criterios emitidos por el Poder Judicial
de la Federación de la novena época, en
interpretación del marco jurídico vigente, así como la
cita de tratados y convenios internacionales
suscritos por México y debidamente ratificados por
el Senado de la República, con lo cual esta Junta
Política y de Gobierno tiene por sustentada la
actualización, profundidad y empleo de las fuentes
jurídicas indispensables que debe reunir todo
juzgador, particularmente el juzgador que integrará
la
segunda
instancia
de
la
competencia
jurisdiccional del Tribunal Superior de Justicia, en el
ámbito del ejercicio axiológico y epistémico, que
mediante el rompimiento de paradigmas debe
realizar el juzgador, en la consecución de la justicia y
la legalidad en cada asunto que resuelve, y que
constituye
la
prioridad
de
las
garantías
jurisdiccionales de los gobernados; ya que la
sustentante en su ensayo, “**********” cumple con un
desarrollo argumentativo, en el cual se utiliza un
lenguaje técnico jurídico con precisión, fruto sólo de
la experiencia, estudio y dedicación a la ciencia del
derecho que consolida en la carrera judicial y el
ejercicio profesional, en el estilo particular del citado
profesionista, lo cual es respetable ya que además el
marco de las garantías de libertad, en particular, la
de expresión, consagrada como garantía individual
Constitucional por el estado Mexicano, como lo citan
las siguientes disposiciones vigentes.
48
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
“Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:”
(Se transcriben los artículos 1°, 6°, 7° y 14)
Finalmente, respecto a las partes del ensayo,
particularmente en el índice la profesionista,
distribuye de manera apropiada los temas y
subtemas desarrollados, de los cuales se hace
mención sintética en la introducción general, donde
además la sustentante refiere la metodología
empleada, la justificación crítica, y la valoración
axiológica, la cual concuerda con la hipótesis
planteada, los objetivos presentados, a lo largo de
un desarrollo sustentado en la bibliografía y
hemerografía especializada y actualizada, con menos
de cinco años de antigüedad, así como de la
consulta especializada de sitios de Internet con
solvencia científica de ese vasto universo generado
en la sociedad de la información de nuestro mundo
globalizado, con lo cual el ensayo denominado
“**********” llega a conclusiones concretas y
sustentadas, precisando que su propuesta futurible
es de trascendencia para el desarrollo de la función
jurisdiccional en el fuero común; destacando que
con una posición crítica la existencia incuestionable
de la obligación jurídica del Tribunal Superior de
Justicia del Estado, para emitir jurisprudencia en
tesis aisladas y convertirse después en obligatorias
para los órganos jurisdiccionales del fuero común y
para las autoridades administrativas del Estado, por
lo que propone una reforma a las leyes en la materia
a efecto de que incluya una sanción al
incumplimiento de la obligación de emitir
jurisprudencia por parte del Tribunal Superior de
Justicia.
17. En cumplimiento al artículo 120 fracciones I a la
VII de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado
de Morelos, la profesionista **********, presentó el
ensayo titulado [...]
Es necesario entonces señalar que al término de esta
primera etapa a efecto de cumplir con lo establecido
en los ordenamientos aplicables, se publicó en la
página de Internet del Congreso la lista de aspirantes
que pasaron a la segunda etapa con la hora de su
comparecencia, cumpliéndose así las formalidades
del procedimiento señalado, aunado a ello, a cada
uno de los aspirantes que pasaron a esa segunda
etapa se les notificó mediante su correo electrónico,
su hora de comparecencia, circunstancia que quedó
convalidada al haber comparecido ante la Junta
49
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Política y de Gobierno del Congreso del Estado, los
17 aspirantes electos para el efecto señalado, en el
entendido que uno de ellos, antes de tal evento
renunció a su participación, actualizándose una de
las causales de descalificación en el proceso de
selección que nos ocupa.
XVI.- Conforme a la segunda etapa, los dieciocho
aspirantes que cumplieron con los requisitos de la
etapa primera, fueron citados a una comparecencia
personal ante los miembros de la Junta Política y de
Gobierno. De esta manera a las 6 de la tarde del día
17 de julio de dos mil nueve, los aspirantes
acreditados que aprobaron la primera etapa, fueron
convocados en tiempo y forma a través del portal de
Internet del Congreso y correo electrónico, en
estricto orden alfabético, para entrevistarse con los
integrantes del órgano de gobierno, en cumplimiento
a los artículos 119 y 121 de la Ley Orgánica para el
Congreso del Estado de Morelos, en el siguiente
orden:
1 **********
2 **********
3 **********
4 **********
5 **********
6 **********
7 **********
8 **********
9 **********
10 **********
11 **********
12 **********
13 **********
14 **********
15 **********
16 **********
17 **********
18 **********
Cabe mencionar que el ********** presentó su
renuncia a participar en el concurso, antes de su
comparecencia el 17 de julio del 2009, previsto lo
anterior en la fracción VI del punto Octavo de la
Convocatoria emitida para la designación de
Magistrado numerario o supernumerario, en el
Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos,
se le tiene por descalificado en el procedimiento,
quedando 17 aspirantes.
50
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
En dicha comparecencia los integrantes de la Junta
Política y de Gobierno del Congreso, escucharon las
propuestas de los aspirantes, realizaron preguntas
sobre su trayectoria curricular y el ensayo científico,
el ejercicio profesional y el perfil del aspirante o
aquellos temas que consideraron pertinentes
respecto al cargo que aspiran y a las constancias
que obran en el expediente.
XVII.- La Junta Política y de Gobierno analizó con
sumo cuidado la documentación presentada por los
aspirantes y conforme a lo establecido en la base
cuarta de la convocatoria, y el artículo 116 de la Ley
Orgánica para el Congreso del Estado, tomó en
cuenta los siguientes parámetros para la evaluación
de los candidatos que pasaron la segunda etapa de
la convocatoria para la elección de un Magistrado
Numerario del Tribunal Superior de Justicia:
I.- Los antecedentes curriculares.
II.- La calificación del ensayo científico jurídico.
III.- Los valores y antecedentes éticos del aspirante:
a) Fama pública
b) Buena reputación
c) Honorabilidad profesional
Con base en dichos parámetros y todos los
elementos que contienen los expedientes de los
diecisiete aspirantes que acreditaron las dos
primeras etapas de la convocatoria, y los artículos
122 y 123 de la Ley Orgánica para el Congreso del
Estado, la Junta Política y de Gobierno, reunida en
sesión, seleccionó a los candidatos que consideró
más idóneos para ser designados Magistrados del
Tribunal Superior de Justicia, los cuales propone en
el presente dictamen al Pleno del Congreso.
CONSIDERANDOS
PRIMERO.- Este Congreso del Estado de Morelos,
con fundamento en lo que disponen los artículos 40
fracción XXXVII y 89, y 97 de la Constitución Política
del Estado, así como lo dispuesto por el artículo 116
fracción III de la Constitución Federal, es el órgano
que tiene la facultad de designar a los Magistrados
Numerarios y Supernumerarios del H. Tribunal
Superior de Justicia del Estado de Morelos.
SEGUNDO.- Resulta competente también de acuerdo
a lo establecido en el artículo 89 de la Constitución
51
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
del Estado y el artículo 50, fracción III, inciso g), 110,
112, 113, 114, 115, 116, 117, 118, 119, 120, 121, 122 y
123 de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado
de Morelos, para designar, a propuesta de la Junta
Política y de Gobierno a los Magistrados Numerarios
y Supernumerarios del Tribunal Superior de Justicia
del Estado de Morelos.
TERCERO.- Conforme a su competencia, la Junta
Política y de Gobierno emitió la convocatoria pública
para designar a un magistrado numerario o
supernumerario del Tribunal Superior de Justicia,
misma que fue publicada el diez de julio de dos mil
nueve, en la Gaceta Legislativa y el portal de internet
del Congreso del Estado, dirigida a los
profesionistas en derecho que cumplieran los
requisitos para ocupar el puesto de Magistrado
Numerario o Supernumerario, en el Tribunal Superior
de Justicia del Estado de Morelos.
CUARTO.- Con fecha diez de julio de dos mil nueve,
la Junta Política y de Gobierno publicó la
CONVOCATORIA A LOS PROFESIONISTAS EN
DERECHO QUE CUMPLEN CON LOS REQUISTOS
PARA OCUPAR EL PUESTO DE MAGISTRADO
NUMERARIO
O
SUPERNUMERARIO,
EN
EL
TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL ESTADO DE
MORELOS, misma a la que se inscribieron 91
aspirantes,
y
que
habiendo
analizado
la
documentación presentada, reunieron los requisitos
para pasar a la segunda etapa, 18 de ellos,
consistente en una comparecencia personal ante los
miembros de la Junta Política y de Gobierno.
QUINTO.- El 17 de julio de 2009, a las 18:00 horas, se
realizó la comparecencia personal ante los miembros
de la Junta Política y de Gobierno, de 17 de los
acreditados para la segunda etapa, en virtud de que
uno de los aspirantes renunció, mismos que fueron
citados
en
estricto
orden
alfabético
para
entrevistarse con los integrantes del órgano de
gobierno, en cumplimiento a la fracción II del artículo
115 de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado
de Morelos, los puntos cuarto, segunda etapa de la
Convocatoria emitida para la designación de
Magistrados Numerarios y Supernumerarios del
Tribunal Superior de Justicia.
SEXTO.- El procedimiento establecido en la
convocatoria se llevó a cabo conforme a las etapas
que se explican en los antecedentes de este
52
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
dictamen, pasando a la tercera etapa, consistente en
el Dictamen con la lista de aspirantes a Magistrada o
Magistrado Numerario o Supernumerario para su
aprobación por el Pleno del Congreso, en su caso
mediante la votación de las dos terceras partes de
sus integrantes los siguientes profesionistas:
1 **********
2 **********
3 **********
4 **********
5 **********
6 **********
7 **********
8 **********
9 **********
10 **********
11 **********
12 **********
14 **********
15 **********
16 **********
17 **********
18 **********
SÉPTIMO.- Las documentales consistentes en los
expedientes personales de los diecisiete candidatos
que pasaron a la tercera etapa, formados con motivo
de la inscripción a esta convocatoria pública, que
constan de:
A.- Solicitud respectiva en el formato de registro
correspondiente firmado autógrafamente por el
interesado.
1. Currrículum vítae, con copia de la documentación
probatoria, donde señale domicilio en la ciudad de
Cuernavaca, Morelos, y correo electrónico donde
acepta que se le pueda notificar oficialmente las
etapas o decisiones relativas a la presente
Convocatoria;
2. Constancia de residencia expedida por la
autoridad respectiva, con una vigencia de expedición
no mayor a 15 días;
3. Carta de no antecedentes penales, con una
vigencia de expedición no mayor a 15 días;
53
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
4. Constancia de no inhabilitación expedida por la
Secretaría de la Contraloría con una vigencia de
expedición no mayor a 15 días;
5. Copia certificada de:
a. Acta de nacimiento certificada.
b. Título profesional de Licenciado en Derecho.
c. Cédula profesional de Licenciado en Derecho.
d. Credencial para votar con fotografía.
Los documentos señalados en los incisos b, c, y d,
deberán presentarse en copia certificada por notario
público.
B.- Escrito firmado y con huella dactilar en el que
manifieste bajo protesta de decir verdad:
a. Encontrarse en pleno goce de sus derechos, no
haber sido condenado por delito intencional con
sanción privativa de la libertad mayor de un año, y
que cuenta únicamente con la nacionalidad
mexicana por nacimiento.
b. Haber residido en el Estado durante los diez años
inmediatos anteriores a la entrada en vigor de esta
convocatoria.
c. No haber ocupado el cargo de Secretario de
Despacho del Poder Ejecutivo Estatal, Procurador
General de Justicia o Diputado local, durante el año
previo al día de su designación.
C.- Ensayo científico jurídico el cual debe cumplir
con los requisitos que se señalan en los artículos
115, 118 y 120 de la Ley Orgánica para el Congreso
del Estado de Morelos, y lo que establece esta
convocatoria.
En virtud de obrar en originales y en copia
certificada, las documentales mencionadas, éstas
hacen prueba plena para esta Soberanía, y de lo cual
se desprende que los diecisiete candidatos cumplen
con los requisitos establecidos en los artículos 89 y
90 de la Constitución Política del Estado de Morelos,
para aspirar al cargo de Magistrado Numerario y
Magistrado Supernumerario del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos.
OCTAVO.- No pasa por alto mencionar que respecto
a la comparecencia de los diecisiete candidatos,
54
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
realizada el día 17 de julio de los corrientes, se les
otorgó el uso de la palabra en los términos que
constan en el acta respectiva, sin que se advierta en
las comparecencias, que exista por parte de cada
uno de los comparecientes, algún tipo de solicitud o
diligencia que haya merecido acuerdo alguno, razón
por la cual dichas documentales hacen prueba plena
para esta autoridad.
Aunado a que la intervención de cada uno de los
profesionistas permitió a los integrantes de la Junta
Política y de Gobierno, conocerlos personalmente y
establecer un panorama general sobre su visión
respecto a la impartición de justicia y la función del
Magistrado dentro del Poder Judicial.
NOVENO.- Bajo esa perspectiva y siguiendo el orden
alfabético que se estableció, se procedió a analizar a
los diecisiete candidatos, sin que pase por alto que
este órgano político ha determinado que los
profesionistas que pasaron a la tercera etapa, reúnen
los requisitos constitucionalmente exigidos para ser
designados como magistrados, no obstante ello se
procederá además a realizar el análisis objetivo y
comparativo de los mismos, tomando en
consideración
los
diferentes
elementos
y
lineamientos que establece la Constitución Política
del Estado Libre y Soberano de Morelos, para
realizar el nombramiento de Magistrado Numerario y
Magistrado Supernumerario del Tribunal Superior de
Justicia.
DÉCIMO.- Los artículos de la Constitución Política
del Estado Libre y Soberano de Morelos, que aluden
a este cargo público, son los siguientes: (Se
transcriben los artículos 26, 40, fracciones XXVII, XXXII
XXXIII, XXXVII, XLI; 46. 60, fracción IV; 86 a 91, 96 y
97).
Los artículos de la Ley Orgánica para el Congreso
del Estado de Morelos, que aluden a este cargo
público, son los siguientes: (Se transcriben los
artículos 50 y 110 a 123).
ONCEAVO.- Como puede observarse de la
trascripción antes realizada, en tratándose de la
designación de Magistrados del Tribunal Superior de
Justicia, esta parte tiene que acogerse única y
exclusivamente a lo que disponen los artículos 40
fracción XXXVII, 87 y 89 (puesto que los demás
artículos referidos hacen alusión a otros aspectos
55
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
diferentes al nombramiento y designación de los
Magistrados que nos ocupan), de la Constitución
Política del Estado de Morelos y al artículo 50,
fracción III, inciso g) de la Ley Orgánica para el
Congreso del Estado, los cuales desde luego que se
analizan de la forma siguiente:
I. Que el Congreso del Estado de Morelos, tiene la
potestad para designar a los magistrados del Poder
Judicial del Estado.
II. Que para ser designado magistrado del Tribunal
Superior de Justicia se deben reunir los requisitos
previstos por el artículo 90 de la Constitución del
Estado.
III. Que los Magistrados serán designados por el
Pleno del Congreso a propuesta del órgano político
del mismo, el cual emitirá una convocatoria pública
para su designación.
IV. Que el nombramiento debe ser realizado
preferentemente entre quienes hayan prestado sus
servicios con eficiencia y probidad en la
administración de justicia o que lo merezcan por su
honorabilidad, competencia y antecedentes en otras
ramas de la profesión jurídica.
V. Que es atribución del órgano político del
Congreso, denominado Junta Política y de Gobierno,
emitir la convocatoria para las designaciones de
Magistrados del Tribunal Superior de Justicia.
VI. Que el procedimiento para la designación de
Magistrados Numerarios y Supernumerarios se
llevará a cabo mediante las fases y procedimiento
previsto en el Título Décimo de la Ley Orgánica para
el Congreso del Estado.
DOCEAVO.- Asimismo, se sostiene que el Congreso
del Estado de Morelos, al tener la facultad
constitucional para designar a los magistrados del
Poder Judicial, tiene el imperativo de analizar que los
profesionistas que merced a la convocatoria
expedida por la Junta Política y de Gobierno, se
inscribieron al proceso de selección de Magistrado
Numerario y Supernumerario, reúnan los requisitos
aludidos. En tal virtud, se expone lo siguiente.
El artículo 116, fracción III, párrafo tercero, de la
Constitución Federal, establece que los Magistrados
56
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
integrantes de los Poderes Judiciales Locales,
deberán reunir los requisitos señalados por las
fracciones I a V del artículo 95 de dicha Constitución.
Dichos requisitos son:
1. Ser ciudadano mexicano por nacimiento, en pleno
ejercicio de sus derechos políticos y civiles;
2. Tener cuando menos treinta y cinco años
cumplidos el día de la designación;
3. Poseer el día de la designación, con antigüedad
mínima de diez años, título profesional de licenciado
en derecho, expedido por autoridad o institución
legalmente facultada para ello.
4. Gozar de buena reputación y no haber sido
condenado por delito que amerite pena corporal de
más de un año de prisión; pero si se tratare de robo,
fraude, falsificación, abuso de confianza u otro que
lastime seriamente la buena fama en el concepto
público, inhabilitará para el cargo, cualquiera que
haya sido la pena;
5. Haber residido en el país durante los dos años
posteriores al día de la designación.
Por su parte la Constitución Política
establece: (Se transcribe el artículo 90).
Local,
Sin que pase por alto mencionar que tanto la
Constitución Federal en su artículo 116 fracción III,
párrafo tercero y el artículo 87 de la del Estado,
sostienen que los nombramientos de los
magistrados y jueces integrantes de los Poderes
Judiciales locales, serán hechos preferentemente
entre aquellas personas que hayan prestado sus
servicios con eficiencia y probidad en la
administración de justicia o que lo merezcan por su
honorabilidad, competencia y antecedentes en otras
ramas de la profesión jurídica.
TRECEAVO.- Sentados los precedentes anteriores,
se procede a realizar un breve estudio comparativo,
en términos de los artículos citados.
Los diecisiete profesionistas en derecho: **********,
**********, **********, **********, **********, **********,
**********, **********, **********, **********, **********,
57
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
**********, **********, **********, **********,
********** acreditan fehacientemente:
**********,
1. Ser ciudadanos mexicanos por nacimiento y estar
en pleno ejercicio de sus derechos políticos y
civiles;
2. Haber residido en el Estado los últimos diez años,
lo que se demuestra con las constancias que obran
en el expediente;
3. Poseer hasta este momento una antigüedad de
más de diez años con título y cédula profesional de
licenciado en derecho, expedido por la autoridad
legalmente facultada para ello;
4. Ser mayores de 35 y menores de 65 años de edad;
5. Cumplir con el requisito de la fracción V del
artículo 90, ya que tienen los años requeridos para el
ejercicio profesional;
6. Gozar de reconocida honorabilidad y que no obra
constancia alguna que acredite que han sido
condenados por delito doloso o culposo;
7. De las constancias que obran en el expediente, los
profesionistas mencionados han realizado cursos de
actualización jurídica y diplomados, lo que
demuestra su interés, dedicación y profesionalismo
en su trabajo, y se distinguen por su honorabilidad,
competencia y antecedentes profesionales en el
ejercicio tanto de la impartición de justicia como de
la actividad jurídica, plenamente acreditados.
Asimismo, los diecisiete aspirantes reúnen todos y
cada uno de los requisitos establecidos en el artículo
116, párrafo tercero, fracción tercera, así como el
artículo 90 constitucional, por lo que procede hacer
una breve valoración de los méritos que poseen cada
uno de ellos en el ámbito profesional y en su carrera
judicial:
[...]
15.- **********
CED. PROF. **********
Es licenciada en Derecho egresada de la Universidad
Autónoma del Estado de Morelos, e hizo estudios de
Maestría en Derecho Penal por la Universidad Latina,
S.A. concluyendo satisfactoriamente sus estudios
con un promedio general de 9.8. Ha laborado en
58
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
diversas áreas del Poder Judicial desde junio de
1988 a 2009, ocupando entre otros los siguientes
cargos: Juez de Primera Instancia, Auxiliar
Visitadora adscrita al Consejo de la Judicatura
Estatal, Juez Menor Civil de la Novena Demarcación
Judicial; Secretaria de Acuerdos auxiliar a la
Visitaduría del Consejo de la Judicatura Estatal;
Secretaria de Acuerdos y Proyectista del Juzgado en
Materia Familiar; Secretaría de Acuerdos del Juzgado
Segundo Civil; Secretaria de Acuerdos en la Sección
de Amparos del Tribunal Superior de Justicia;
Secretaria de Acuerdos en la Sala Civil del Tribunal
Superior de Justicia; Secretaria de Acuerdos del
Juzgado Familiar y Actuaria adscrita al Juzgado
Primero Civil.
En cuanto a sus actividades académicas, ha sido
catedrática en las materias de Derecho Procesal Civil
I, II, III y IV; Derecho Civil, Derecho de Personas y
Familias, Taller de Derecho Procesal Civil, en la
Universidad Privada del Estado de Morelos;
Directora del Centro de Estudios Superiores a
Distancia del Estado, “CESAD”, Catedrática de la
materia Procesal Civil I y II en el Centro Internacional
de Estudios Superiores del Estado (CIES); adjunta de
la materia Procesal Civil II que impartía el **********,
en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.
Ha sido Secretaria de la Asociación de Jueces Benito
Juárez del Tribunal Superior de Justicia de 2008 a la
fecha y Presidenta Fundadora de la Asociación de
Secretarios de Acuerdos, Proyectistas y Secretarios
de Estudio y Cuenta del Tribunal Superior de Justicia
del Estado en 2007.
Presentó el ensayo “**********”, en donde sostiene que
la función judicial debe ser independiente, ajena a
cualquier inferencia política, ya que esta es una
fortaleza que se debe construir en cada decisión de
los juzgadores, que se aterriza en la valoración
conjunta e integral del documento material que
contiene la sentencia.
16.- **********
CED. PROF. **********
CED. PROF. **********
Es Licenciada en Derecho con mención honorífica,
egresada de la Universidad Autónoma del Estado de
Morelos; con estudios de maestría en Derecho Civil
por la misma Universidad, habiendo realizado un
59
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
doctorado en Derecho por la Universidad de
Valencia, España en coordinación con la UAEM, que
actualmente se encuentra en trabajo de tesis.
Ha tomado diversos cursos, entre los que destacan:
Diplomado en Derecho Electoral, Diplomado
Superior en Cultura Jurídica; Especialización sobre
los Derechos de la Niñez; Diplomado en Derecho
Indígena, Diplomado en Calidad Total; Diplomado en
Correduría Pública; Curso de Capacitación en
Ciencias Periciales; Curso de Derecho Penal
Sustantivo; Seminario Nacional de la Academia
Mexicana de Derecho Internacional Privado y
Comparado; Ciclo de actualización profesional en
Derecho Penal; Ciclo de actualización profesional en
el Juicio de Amparo; Tópicos Fiscales; Reformas
Fiscales 1997; Curso sobre el Secuestro, Prevención
y Manejo; Seminario Permanente de Derechos
Humanos; Primer Congreso Nacional de Mediación
Privada, Seminario de Derecho Procesal Penal,
Primer Coloquio Nacional sobre Justicia Alternativa,
Primer Curso introductorio a los juicios orales,
Certificación en Especialización en Justicia para
Adolescentes y Diplomado en Introducción a la
Función Jurisdiccional. En la Docencia es maestra
titular en las materias Derecho Civil I y II y Amparo I
en la Universidad José Vasconcelos.
En el ámbito profesional ha ocupado los siguientes
cargos en el Poder Judicial: Secretaria de Acuerdos
del Juzgado Menor del Noveno Distrito Judicial;
Secretaria de Estudio y Cuenta del Juzgado Civil de
Primera Instancia; Secretaria de Acuerdos Visitadora
de la Visitaduría General del Consejo de la
Judicatura; Juez Civil de Primera Instancia del
Cuarto Distrito Judicial; Juez Civil de Primera
Instancia del Noveno Distrito Judicial; Juez Séptimo
Civil de Primera Instancia del Primer Distrito Judicial;
Juez Tercero Penal de Primera Instancia del Primer
Distrito Judicial; Juez Mixto de Primera Instancia del
Séptimo Distrito Judicial; Juez Primero Penal de
Primera Instancia del Cuarto Distrito Judicial con
residencia en Cuautla, cargo que desempeña
actualmente.
El ensayo que presentó se titula “**********”, en el que
plantea con una posición crítica la existencia
incuestionable de la obligación jurídica del Tribunal
Superior de Justicia del Estado, para emitir
jurisprudencia en tesis aisladas y convertirse
después en obligatorias para los órganos
60
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
jurisdiccionales del fuero común y para las
autoridades administrativas del Estado, por lo que
propone una reforma a las leyes en la materia a
efecto de que incluya una sanción al incumplimiento
de la obligación de emitir jurisprudencia por parte
del Tribunal Superior de Justicia.
17.- **********
CED. PROF. **********
Es Licenciada en Derecho, [...]
CATORCEAVO.- Valorados razonada y lógicamente
todos
los
argumentos,
datos,
pruebas
y
antecedentes personales y profesionales vertidos,
hacen colegir a este órgano de gobierno que los
diecisiete profesionistas reúnen los requisitos
establecidos en la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos y la Constitución Política
del Estado de Morelos, además de haber aprobado
las etapas que señala la Convocatoria para participar
en el proceso de selección para ocupar el puesto de
Magistrado Numerario o Supernumerario del Tribunal
Superior de Justicia.
Una vez realizado un minucioso análisis y
deliberación de los perfiles de los profesionistas en
derecho, en el que se han puesto en evidencia todos
y cada uno de los antecedentes profesionales de los
diecisiete candidatos que aprobaron las etapas de la
convocatoria, a través de un procedimiento objetivo,
cuantitativo e idóneo, este órgano político del
Congreso del Estado, concluye que los diecisiete
profesionistas mencionados, cuentan con méritos
suficientes para ocupar el cargo de Magistrado
Numerario y Magistrado Supernumerario del Tribunal
Superior de Justicia.
Sirve de apoyo a lo anterior, los siguientes criterios
jurisprudenciales: (Se transcriben).
De lo anterior se concluye que esta soberanía tiene
la obligación de garantizar la idoneidad de las
personas designadas a ocupar el cargo de
Magistrado Numerario y Magistrado Supernumerario,
a fin de garantizar que prevalezca un criterio de
absoluta capacidad y preparación académica,
atendiendo al perfil de los aspirantes prevaleciendo
los principios constitucionales de objetividad,
imparcialidad, profesionalismo y excelencia, para
asegurar un mejor desempeño, por lo que este
órgano de gobierno estima que los ciudadanos que
61
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
son aptos e idóneos para ocupar el cargo de
Magistrado Numerario y Magistrado Supernumerario
son los siguientes:
1 **********
2 **********
3 **********
4 **********
5 **********
6 **********
7 **********
8 **********
9 **********
10 **********
11 **********
12 **********
14 **********
15 **********
16 **********
17 **********
18 **********
Lo anterior en virtud de que una vez analizada y
ponderada la documentación exhibida por los
mismos, se desprende que reúnen los requisitos
exigidos para ser magistrado numerario y
supernumerario del Tribunal Superior de Justicia,
contemplados en los artículos 116 fracción III con
relación en el 95 de la Constitución Federal y 90 de la
Constitución Local, y por tanto son idóneos para
ocupar el cargo en mención.
No omitiendo mencionar que la documentación
exhibida, es del conocimiento de los integrantes de
la Asamblea, en virtud de que la información y
documentación correspondiente les fue hecha llegar
por conducto de los coordinadores de los grupos
parlamentarios.
QUINCEAVO.- Ahora bien, de conformidad con lo
que disponen los artículos 40, fracción XXXVII y 89
de la Constitución Local, el Congreso del Estado de
Morelos tiene la facultad para designar a los
profesionistas que ocuparán el cargo de Magistrado
Numerario y Magistrado Supernumerario del Tribunal
Superior de Justicia del Estado de Morelos, por un
período de seis años a partir de su designación, en
sustitución de las vacantes dejadas por las
Magistradas ********** y **********, y los Magistrados
**********,
**********,
y
los
Magistrados
62
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Supernumerarios ********** y **********,
solicitaron su pensión por jubilación.
quienes
Bajo esta situación, El Congreso del Estado tiene la
facultad constitucional para designar a los
magistrados numerarios o superanumerarios que
conformen el Tribunal Superior de Justicia del
Estado, por lo que en términos del artículo 50 de la
Ley Orgánica para el Congreso la Junta Política y de
Gobierno, propondrá al Pleno del Congreso a
aquellos aspirantes que ante su idoneidad pueden
acceder a ocupar el cargo mencionado; por lo que
respetando ante todo la libertad que tiene cada
diputado para votar por la propuesta de su
preferencia, será el Pleno del Congreso, quien en
votación secreta por cédula, decida libremente y
determine la designación correspondiente, tomando
en cuenta todos los antecedentes, la entrevista y
méritos profesionales de los aspirantes propuestos,
en el entendido de que están en igualdad de
posibilidades todos los aspirantes, con lo cual se
respeta la garantía constitucional consagrada en los
artículos 1 y 4 de la Constitución Federal, sin que sea
contradictorio con las garantías jurisdiccionales para
que sean nombrados los mejores profesionistas, ya
que han demostrado que cumplen con los requisitos
constitucionales y legales, como lo determinan los
antecedentes de este instrumento, aunado a lo que
establece la tesis LXIX/99 del Pleno de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, que nos ilustra al
respecto: (Se transcribe).
Esto es, por cédula se deberán elegir a cuatro
Magistrados Numerarios y a dos Magistrados
Supernumerarios para el Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, ante la actual
desintegración de por lo menos tres Salas de dicho
Poder Judicial.
El artículo 89 de la Constitución Local, exige
únicamente que el órgano político del Congreso,
realice una propuesta, insistiendo además que los
diecisiete profesionistas que llegaron a la última
etapa son aptos para desempeñar el alto cargo de
Magistrado Numerario y Supernumerario del Tribunal
Superior de Justicia, aunado a que el punto segundo
en el numeral 4, de la Convocatoria emitida al
respecto, estableció que la participación era
indistinta para ocupar una plaza de Magistrado
Numerario o Supernumerario:
63
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
“SEGUNDO.- PARTICIPANTES Y REQUISITOS.- En el
concurso podrán participar los Licenciados en Derecho
que reúnan los requisitos siguientes: …
4. La participación es indistinta para ocupar la plaza de
Magistrada o Magistrado Numerario o Supernumerario
del Tribunal Superior de Justicia, la cual será por la
designación que haga el Pleno del Congreso, de entre
los aspirantes que hayan cumplido con todos los
requisitos y procedimientos que señala la Ley Orgánica
para el Congreso y esta Convocatoria, en la sesión
correspondiente.”
Por lo que tomando en consideración el principio de
igualdad y el de no exclusión, se considera que
todos deben participar y tener el mismo derecho a
ser electos, por lo que el Pleno del Congreso deberá
con la votación correspondiente, realizar las
designaciones
respectivas
en
igualdad
de
oportunidades para todos, ya que así lo determina la
Ley Orgánica para el Poder legislativo del Estado de
Morelos, y tiene aplicación los siguientes criterios
del Poder Judicial Federal: (Se transcriben).
Es así que el criterio jurisprudencial en torno a las
facultades regladas y discrecionales implican que el
Congreso como Poder Legislativo, tiene facultades
Constitucionales para la designación de Magistrados
Numerarios y Supernumerarios del Tribunal Superior
de Justicia, ateniéndose a las disposiciones
constitucionales federales y locales, a las garantías
jurisdiccionales, así como a las disposiciones
legales, donde no obsta que deba en sentido estricto
designar a los Magistrados Numerarios o
Supernumerarios del Tribunal Superior de Justicia,
con base en un sólo e inalienable método, más aún
que al no ser una facultad libre y soberana se atiene
al cúmulo de disposiciones, mismas que se han
cumplido en las diversas etapas del procedimiento
de selección de candidatos, ajustados a los
requisitos y la comprobación de los mismos, que
han quedado plasmados en el presente instrumento.
Aunado a ello no resulta contradictorio ni violatorio,
que ante la obtención de 17 profesionistas que
participaron y son todos ellos aptos para ocupar una
de las plazas de magistrado numerario o
supernumerario, corresponde a la Asamblea de
Diputados, votar por los que consideren más aptos
al puesto, ya que el papel de cada uno de los
asambleístas es de representación de una porción
64
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
social, que conoce a los citados profesionistas, que
los ha visto ejercer, que saben de quiénes han tenido
quejas por su actuar, o quienes no reúnen la buena
fama que amerita la designación, elementos que
cada uno de los Diputados pondrá en la balanza al
momento de emitir su sufragio y elegir entre los 17
profesionistas a cada uno de los que ocuparán las
vacantes de Magistrados, por los cuales están a la
fecha desintegradas tres Salas del Poder Judicial del
Estado de Morelos.
En este sentido, el voto de cada legislador es una
facultad discrecional, que se ejerce mediante el
llenado de la cédula, la cual no puede ser reglada por
su naturaleza, donde de otra forma se perdería la
esencia de la representación popular, que busca
darse en sus instituciones a los mejores
profesionistas para ocupar el alto cargo de
magistrado, teniendo aplicación los siguientes
criterios del Poder Judicial Federal: (Se transcribe).
En el mismo sentido se ha actuado en los
procedimientos incluso llevados a cabo por la
suprema Corte de Justicia de la Nación cuando ha
elegido a candidatos a Magistrados de las Salas
Regionales, como se observa del Acuerdo número
5/2004, de nueve de agosto de dos mil cuatro, del
Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
en el que se determina el procedimiento para
seleccionar a los candidatos a Magistrados de Salas
Regionales del Tribunal Electoral del Poder Judicial
de la Federación, para ser propuestos a la Cámara de
Senadores; en cuyo punto quinto del acuerdo
dispuso: (Se transcribe).
En el mismo sentido se procedió en el acuerdo
1/2005, denominado “ACUERDO NÚMERO 1/2005 DEL
TRIBUNAL PLENO DE LA SUPREMA CORTE DE
JUSTICIA DE LA NACIÓN, DEL ONCE DE ENERO DE
DOS MIL CINCO, EN EL QUE SE DETERMINA EL
PROCEDIMIENTO PARA SELECCIONAR LA TERNA
QUE SERÁ PROPUESTA A LA CÁMARA DE
SENADORES O, EN SU CASO, A LA COMISIÓN
PERMANENTE DEL CONGRESO DE LA UNIÓN, PARA
CUBRIR LA AUSENCIA DEFINITIVA DE UN
MAGISTRADO DE LA SALA SUPERIOR DEL
TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA
FEDERACIÓN.”
Por lo anterior, se justifica plenamente que sea el
Pleno del Congreso del Estado de Morelos quien elija
65
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
directamente de entre los aspirantes propuestos a
los profesionistas que ocuparán las plazas de cuatro
Magistrados Numerarios y dos Magistrados
Supernumerarios, debiéndose tomarles la protesta
de Ley en la misma sesión de su designación, en
términos de los artículos 89 segundo párrafo y 133
de la Constitución Local, ya que como se ha
justificado en el presente instrumento legislativo, es
de orden público e interés social que el Tribunal
Superior de Justicia esté integrado en todas sus
Salas,
en
cumplimiento
a
las
garantías
jurisdiccionales y lo dispuesto por el artículo 17 de la
Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, la Local del Estado de Morelos y las
normas que de ellas emanan; por tal virtud es
necesario entonces precisar que los profesionistas
designados deberán desempeñar su cargo a partir de
que rindan protesta ante el Pleno de esta Soberanía,
por el término constitucional correspondiente.
Por lo tanto, en sesión extraordinaria de fecha 18 de
julio del 2009, convocada por la L Legislatura, se
realizó la votación por cédula correspondiente para
la designación de Magistrados Numerarios y
Supernumerarios del Tribunal Superior de Justicia
del Estado de Morelos, quienes sustituirán a los
licenciados **********, **********, **********, **********,
********** y **********, siendo el resultado de las
votaciones el siguiente:
23 votos a favor del licenciado **********, como
Magistrado Numerario del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, quien sustituye a la
licenciada **********.
1 voto nulo.
22 votos a favor de la licenciada **********, como
Magistrada Numeraria del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, quien sustituye al
licenciado **********.
1 voto nulo.
23 votos a favor del licenciado **********, como
Magistrado Numerario del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, quien sustituye a la
licenciada **********.
1 voto nulo.
23 votos a favor del licenciado **********, como
Magistrado Numerario del Tribunal Superior de
66
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Justicia del Estado de Morelos, quien sustituye al
licenciado **********.
1 voto a favor de la licenciada **********.
23 votos a favor de la licenciada **********, como
Magistrada Supernumeraria del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, quien sustituye al
licenciado **********.
1 voto a favor de la licenciada **********.
23 votos a favor del licenciado **********, como
Magistrado Supernumerario del Tribunal Superior de
Justicia del Estado de Morelos, quien sustituye al
licenciado **********.
1 voto a favor del licenciado **********.
Los demás aspirantes incluidos en el dictamen
correspondiente, no recibieron votos.
Con fundamento en los artículos 89, párrafo
segundo, y 133 de la Constitución Política del Estado
Libre y Soberano de Morelos, los licenciados
**********, **********, **********, **********, ********** y
**********, procedieron a tomar la protesta al cargo de
Magistrados Numerarios y Supernumerarios del
Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos,
respectivamente, el día 19 de julio del 2009.”
DÉCIMO PRIMERO. Concesión del amparo contra el
Decreto 1569 que culminó con la designación de magistrados.
El Juez de Distrito concedió el amparo a las quejosas ********** y
**********, exclusivamente contra el Decreto 1569, mediante el cual
culminó el procedimiento de selección de magistrados en el Estado
de Morelos, por las siguientes razones:
“Ahora bien, como ya se adelantó, el acto que
reclaman las peticionarias de amparo carece de
fundamentación y motivación que todo acto de
autoridad debe contener, garantía prevista en el
artículo 16 Constitucional; precepto que establece:
(Se transcribe).
Dentro de este contexto normativo, se concluye que
en el sistema de legalidad establecido por la
67
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, no basta el carácter de autoridad,
entendiendo por tal, a todo órgano del Estado, de
facto o de jure, facultado para emitir una orden o
mandamiento que por su fuerza imperativa o
coercitiva, repercuta en la esfera jurídica de los
gobernados, sino que es indispensable que funde y
motive la causa legal de su determinación, en
términos de lo que exige el precepto 16
constitucional antes transcrito.
En este sentido, conviene puntualizar que la
Suprema Corte de Justicia de la Nación ha definido
jurisprudencialmente que por fundamentación debe
entenderse que en el acto reclamado la autoridad
responsable cite con precisión el precepto legal
aplicable y que la motivación es la cita, también con
precisión, de las circunstancias especiales, razones
particulares o causas inmediatas que se hayan
tenido en consideración para la emisión del acto.
El criterio antes referido se encuentra plasmado en la
jurisprudencia emitida por la Segunda Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicada en
el Apéndice al Semanario Judicial de la Federación
de mil novecientos diecisiete a mil novecientos
noventa y cinco, Tomo VI, Materia Común, página
175, que a la letra dice: “FUNDAMENTACIÓN Y
MOTIVACIÓN. (Se transcribe).
Ahora bien, los requisitos para ocupar el cargo de
Magistrado, el artículo 90 de la Constitución Política
del Estado de Morelos establece: (Se transcriben).
El precepto antes transcrito prevé entre otras cosas
los requisitos que se necesitan para ocupar el cargo
de magistrado del Tribunal Superior de Justicia,
dentro de los cuales está que las personas que
aspiren a ocupar dicho cargo deben ser de
reconocida honorabilidad y no haber sido
condenados por delito intencional que merezca pena
corporal de más de un año de prisión, o destituido o
suspendido de empleo, si se trata de juicio de
responsabilidad; pero si se trata de robo, fraude,
falsificación, abuso de confianza u otro que afecte
seriamente la buena fama en el concepto público,
inhabilitará para el cargo cualquiera que haya sido la
pena.
Por otra parte, para arribar a la conclusión que el
acto reclamado consistente en el proceso para la
68
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
elección de cuatro Magistrados Numerarios y dos
Supernumerarios que dio origen al decreto mil
quinientos sesenta y nueve, carece la motivación
debida, es pertinente transcribir lo que al efecto se
estableció en la convocatoria, en lo relativo a la
forma de elección de los participantes; tal apartado
es del tenor literal siguiente: (Se transcribe).
“…CUARTO. ETAPAS DEL CONCURSO Y FORMAS
DE EVALUACIÓN. El procedimiento constará de las
etapas siguientes:
Primera Etapa.- Publicación de la convocatoria,
integración de los expedientes de los aspirantes y
presentación de un ensayo científico de contenido
jurídico.
La publicación se llevará a cabo en términos de la base
segunda de esta Convocatoria; por cada aspirante se
formará un expediente donde mediante el formato
respectivo, se revisará la entrega de los documentos
completos que alude la presente convocatoria en la base
tercera.
La entrega del ensayo científico jurídico, será impreso y
por duplicado, además con su debido respaldo
electrónico en disco compacto, grabado en paquetería
de Microsoft Office, Word, Versión XP, (2002-2003) o
versión Word de compatibilidad (1997-2003), para
quienes no cuenten con estas versiones de software, el
archivo se guardará en formato RTF (Rich Text Format)
de Word; la falta de los requisitos del ensayo, señalados,
anulará la participación del candidato.
Segunda etapa. Los aspirantes que hayan cumplido con
los requisitos de la etapa primera, serán citados a una
comparecencia personal ante los miembros de la Junta
Política y de Gobierno, la falta de comparecencia elimina
la participación del candidato;
Se publicará en la Gaceta del Congreso del Estado, y en
el Portal de Internet del Poder Legislativo, la fecha y hora
de presentación, en estricto orden alfabético, misma que
tendrá efectos de notificación para todos los
participantes.
En la comparecencia los integrantes de la Junta Política
y de Gobierno, podrán realizar las preguntas que
consideren pertinentes sin que sujeten a un modelo o
guía determinada, tomándose en cuenta:
69
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
I.- Los antecedentes curriculares.
II.- Contenido del ensayo científico jurídico.
III.- Los valores y antecedentes éticos del aspirante:
a) Fama pública
b) Buena reputación
c) Honorabilidad profesional
Por voto ponderado de los integrantes de la Junta
Política y de Gobierno se elaborará la lista de
profesionistas que reúnan los requisitos y hayan
cumplido con las dos etapas del procedimiento.
Tercera etapa. Dictamen con la lista de aspirantes a
Magistrada o Magistrado Numerario o Supernumerario
para su aprobación por el Pleno del Congreso.
Se incluirán en el dictamen los datos curriculares de los
profesionistas que cumplieron con las dos etapas
señaladas, misma que se presentará al Pleno del
Congreso para la designación de los Magistrados
materia de esta convocatoria, mediante la votación de
las dos terceras de los diputados integrantes de la
Quincuagésima Legislatura”.
De la trascripción anterior, se desprende que para la
elección de los cuatro Magistrados Numerarios y dos
Supernumerarios, se tomaría en consideración el
ensayo científico jurídico que presentarían los
aspirantes; cumplido dicho requisito, comparecería
ante los miembros de la Junta Política y de Gobierno,
en la cual sus integrantes realizarían las preguntas
que consideren pertinentes, además de tomar en
cuenta de cada uno de los aspirantes sus
antecedentes curriculares; el contenido del ensayo
científico jurídico; los valores y antecedentes éticos
del aspirante, entre ellos la fama pública, buena
reputación, y la honorabilidad profesional, y una vez
concluida dicha etapa, remitirían la lista de
aspirantes a ocupar las plazas antes mencionadas,
en la cual incluirían, además del dictamen, los datos
curriculares de los profesionistas que cumplieron
con las dos etapas señaladas, al Pleno del Congreso,
donde mediante la votación de las dos terceras de
los diputados integrantes de la Quincuagésima
Legislatura se designaría a los Magistrados
numerarios y supernumerarios.
Por otra parte, al momento de la designación de los
magistrados, el Pleno del Congreso del Estado de
Morelos, lo realizó de la siguiente manera:
70
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
“…Así, con base en lo anterior, la Junta Política y de
Gobierno del Congreso reitera que procedió a calificar el
cumplimiento de los requisitos contenidos en los ensayos
de los aspirantes que hasta este momento no han sido
descartados por faltar algún requisito que exige la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de
Morelos, y la Convocatoria expedida al respecto, siendo
los expedientes de los siguientes profesionistas por
estricto orden alfabético:
…
15. **********.
16. **********.
Esta Junta Política y de Gobierno, se dio a la tarea de
analizar de manera pormenorizada los ensayos
presentados por los citados aspirantes, de manera
particular, con el objeto de obtener los elementos para
determinar los aspirantes que deben pasar a la segunda
etapa, plasmada en el punto cuarto de la Convocatoria
emitida al respecto, obteniéndose los siguientes
resultados, conforme al número obtenido en la lista que
antecede este párrafo:…”
Precisado lo anterior, se desprende que el Congreso
del Estado de Morelos, a través de la Junta Política y
de Gobierno procedió al análisis de los ensayos que
presentó cada uno de los aspirantes a ocupar el
cargo de Magistrado Supernumerario o Numerario,
de donde se desprende que al revisar los referidos
ensayos, únicamente sostuvieron que el ensayo
presentado por los referidos aspirantes reunían los
requisitos que se habían exigido en la convocatoria,
tales como el número de página, aplicación de
jurisprudencias, metodología empleada, distribución
apropiada de los temas, justificación crítica y
valoración axiológica, cumpliendo con ello los
requisitos que para ello exige el artículo 120 de la
Ley Orgánica para el Congreso del Estado de
Morelos.
Por otra parte, para arribar a la conclusión de
quienes ocuparían el cargo de magistrados tanto
numerarios como supernumerarios, el Congreso del
Estado sostuvo:
“XVI. Conforme a la segunda etapa, los dieciocho
aspirantes que cumplieron con los requisitos de la etapa
primera, fueron citados a una comparecencia personal
ante los miembros de la Junta Política y de Gobierno. De
esta manera a las 6 de la tarde del día 17 de julio de dos
71
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
mil nueve, los aspirantes acreditados que aprobaron la
primera etapa, fueron convocados en tiempo y forma a
través del portal de Internet del Congreso y correo
electrónico, en estricto orden alfabético, para
entrevistarse con los integrantes del órgano de gobierno,
en cumplimiento a los artículos 119 y 121 de la Ley
Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos, en el
siguiente orden:
[...]
15. **********.
16. **********.
[...]
En dicha comparecencia los integrantes de la Junta
Política y de Gobierno del Congreso, escucharon las
propuestas de los aspirantes, realizaron preguntas sobre
su trayectoria curricular y el ensayo científico, el ejercicio
profesional y el perfil del aspirante o aquellos temas que
consideraron pertinentes respecto al cargo que aspiran y
a las constancias que obran en el expediente.
XVII.- La Junta Política y de Gobierno analizó con sumo
cuidado la documentación presentada por los aspirantes
y conforme a lo establecido en la base cuarta de la
convocatoria, y el artículo 116 de la Ley Orgánica para el
Congreso del Estado, tomó en cuenta los siguientes
parámetros para la evaluación de los candidatos que
pasaron la segunda etapa de la convocatoria para la
elección de un Magistrado Numerario del Tribunal
Superior de Justicia:
I.- Los antecedentes curriculares.
II.- Contenido del ensayo científico jurídico.
III.- Los valores y antecedentes éticos del aspirante:
a) Fama pública
b) Buena reputación
c) Honorabilidad profesional
Con base en dichos parámetros y todos los elementos
que contienen los expedientes de los diecisiete
aspirantes que acreditaron las dos primeras etapas de la
convocatoria, y los artículos 122 y 123 de la Ley
Orgánica para el Congreso del Estado, la Junta Política y
de Gobierno, reunida en sesión, seleccionó a los
candidatos que consideró más idóneos para ser
designados Magistrados del Tribunal Superior de
Justicia, los cuales propone en el presente dictamen al
Pleno del Congreso:
…”
El Congreso del Estado de Morelos, al analizar
dichas propuestas sostuvo:
72
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
“…
NOVENO.- Bajo esa perspectiva y siguiendo el orden
alfabético que se estableció, se procedió a analizar los
diecisiete candidatos, sin que pase por alto que éste
órgano político ha determinado que los profesionistas
que pasaron a la tercera etapa, reúnen los requisitos
constitucionalmente exigidos para ser designados como
magistrados, no obstante ello se procederá además a
realizar el análisis objetivo y comparativo de los mismos,
tomando en consideración los diferentes elementos y
lineamientos que establece la Constitución Política del
Estado Libre y Soberano de Morelos, para realizar el
nombramiento de Magistrado Numerario y Magistrado
Supernumerario del Tribunal Superior de Justicia.
[...]
TRECEAVO.- Sentados los precedentes anteriores, se
procede a realizar un breve estudio comparativo, en
términos de los artículos citados”.
Los diecisiete profesionistas en derecho
**********, **********, **********, **********,
**********, **********, **********, **********,
**********, **********, **********, **********,
**********acreditan fehacientemente:
**********,
**********,
**********,
**********,
1.- Ser ciudadanos mexicanos por nacimiento y estar en
pleno ejercicio de sus derechos políticos y civiles:
2- Haber residido en el Estado los últimos diez años, lo
que se demuestra con las constancias que obran en el
expediente;
3- Poseer hasta este momento, antigüedad de diez años
con título y cédula profesional de licenciado en derecho,
expedido por la autoridad legalmente facultada para ello
4.- Ser mayores de 35 y menores de 65 años de edad;
5.- Cumplir con el requisito de la fracción V del artículo
90, ya que tienen los años requeridos para el ejercicio
profesional.
6.- Gozar de reconocida honorabilidad y que no obra
constancia alguna que acredite que han sido
condenados por delito doloso o culposo.
7.- De las constancias que obran en el expediente, los
profesionistas mencionados han realizado cursos de
actualización jurídica y diplomados, lo que demuestra su
interés, dedicación y profesionalismo en su trabajo, y se
distinguen por su honorabilidad, competencia y
73
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
antecedentes profesionales en el ejercicio tanto de la
impartición de justicia como de la actividad jurídica,
plenamente acreditados.”
De lo anterior se desprende, por una parte, que si
bien, la autoridad responsable sostiene que hace un
estudio comparativo de los diecisiete aspirantes, por
otra parte, es que de lo antes transcrito se advierte
que hace referencia a que todos reúnen los
requisitos exigidos para ocupar el cargo de
magistrado y posterior a ello, hace una transcripción
de los antecedentes curriculares de cada uno de
ellos, sin precisar qué es lo que se desprende de
cada currículum que fue presentado, si uno tiene
mayores estudios que los demás, es decir, mayor
preparación para el desempeño de sus funciones, o
se encuentra mejor preparado que los otros para
ocupar el cargo de magistrado.
Finalmente, arribaron a la conclusión que los
diecisiete aspirantes cumplen con los requisitos para
ocupar dicho cargo, por tener excelente preparación
y ser aptos para dicho encargo, y con ello
procedieron a someter a votación de los diputados
para la elección de los mismos.
De todo lo anterior, se desprende que en el proceso
de selección para ocupar dicho encargo, el Congreso
del Estado no fundó ni motivó su decisión, pues a
pesar que sostiene que realiza un estudio de los
antecedentes curriculares de cada uno de los
aspirantes, lo cierto es que no expone razonamiento
alguno para decidir la forma en que votaron a cada
uno de los participantes, es decir, por qué uno de
ellos era mejor para desempeñar dicho encargo, ya
sea por los estudios que tiene, los cursos a los que
asistió, su carrera judicial u otras circunstancias que
los hayan llevado a elegir a los seis que designaron
para ocupar el cargo de magistrado, así como su
honorabilidad o fama pública de cada uno de ellos,
puesto que al momento de realizar la votación sólo
se establecieron los votos a favor de cada
participante y con base en ello seleccionaron a seis
de ellos, sin que mencionen, como se dijo, el por qué
dichas personas fueron seleccionadas por encima de
las demás.
Lo anterior también se afirma, puesto que el propio
Congreso del Estado sostiene que todos los
participantes reúnen todos y cada uno de los
requisitos que exige la ley para desempeñar dicho
74
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
cargo; sin embargo, no exponen las razones del por
qué seleccionaron de entre los diecisiete a **********,
**********, **********, **********, ********** y ********** para
desempeñar el cargo de Magistrados Numerarios y
Supernumerarios, y con ello cumplir con la garantía
de legalidad que para el caso exige el artículo 16
Constitucional.
Tampoco se advierte del proceso de selección, las
preguntas que fueron realizadas a cada uno de los
participantes, así como las respuestas que dieron a
las mismas, como lo adujo la responsable en dicha
selección, puesto que sólo se limita a decir que la
Junta Política y de Gobierno realizó las preguntas a
cada uno de ellos y tomó en consideración sus
antecedentes curriculares, fama pública; tampoco se
advierte si los ensayos fueron unos mejores que
otros y por qué de dicha circunstancia, ello para
estar en condiciones de poder verificar si se
cumplieron los requisitos exigidos en dicha
convocatoria para seleccionar a seis personas; ello
para estimar si las aquí quejosas podían ocupar o no
el referido cargo con base en todos sus
antecedentes curriculares y los cursos que han
tomado de acuerdo a las constancias que obran en el
expediente de cada una de ellas.
En efecto, el Congreso del Estado de Morelos,
encargado de la elección de los Magistrados del
Poder Judicial del Estado de Morelos, tiene el
imperativo de fundar y motivar sus determinaciones
cuando en el marco de un concurso como en el caso,
evalúa a uno de los participantes y como resultado
de esa valoración asigna una calificación, pues tales
actos se encuentran sometidos a la garantía de
legalidad establecida en el artículo 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos.
Como se dijo, el contenido formal de la garantía de
legalidad prevista en el artículo 16 Constitucional
relativa a la fundamentación y motivación tiene como
propósito fundamental que el justiciable conozca el
“por qué” y el “para qué” de la conducta de la
autoridad, lo que se traduce en darle a conocer en
detalle y de manera completa la esencia de todas las
circunstancias y condiciones que determinaron el
acto de voluntad, de manera que sea evidente y muy
claro para el afectado poder cuestionar y controvertir
las razones de la decisión, permitiéndole de esa
manera una real y auténtica defensa.
75
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
De todo lo anterior, al resultar fundados y suficientes
los agravios hechos valer por las peticionarias de
amparo, lo procedente es conceder el amparo y
protección de la justicia de la unión para efectos de
que el Congreso del Estado de Morelos, emita una
nueva resolución en la que pondere los factores de
evaluación únicamente de las aquí quejosas, y con
libertad de jurisdicción analice cada uno de los
elementos que tiene a su alcance para ello,
señalando de manera fundada y motivada el por qué
las mismas pueden o no ser vencedoras en el
proceso de selección de Magistrados Numerarios o
Supernumerarios.
Consecuentemente, al haber prosperado los
argumentos expuestos por las quejosas respecto al
vicio de forma del acto concreto de aplicación, y al
dejarse sin efecto dicho acto del que deriva la
aplicación de la ley tildada de inconstitucional, es
inconcuso que al desaparecer el acto concreto de
aplicación, que constituye una condición sine qua
non para analizar el tema de inconstitucionalidad de
leyes, no existe materia para estudiar las que
invocan las peticionarias del amparo, pues el acto
concreto de aplicación desapareció del mundo
jurídico por lo que no procede analizar los conceptos
de
violación
que
sobre
el
tema
de
inconstitucionalidad hicieron valer.
Es aplicable por su contenido jurídico, el criterio
sostenido por el Segundo Tribunal Colegiado del
Vigésimo Primer Circuito, consultable en la página
867, Novena Época, Tomo VIII, correspondiente al
mes de agosto de 1998, del Semanario Judicial de la
Federación, que establece:
‘INCONSTITUCIONALIDAD DE UN PRECEPTO DEL
CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN, SUSTENTO
DE UNA MULTA IMPUESTA AL QUEJOSO. CASOS EN
QUE NO ES PROCEDENTE EL ESTUDIO DE LOS
CONCEPTOS
VIOLATORIOS
TENDIENTES
A
COMBATIRLA.’ (Se transcribe).
DÉCIMO SEGUNDO. Agravios del Congreso del Estado de
Morelos y de los terceros perjudicados contra la concesión del
amparo a las quejosas ********** y ********** contra el Decreto 1569.
En los agravios del Congreso del Estado de Morelos se adujo, entre
otros argumentos, lo siguiente:
76
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
“Ahora bien, en torno a que no se expone
ningún razonamiento para decidir la forma en
que se votó para cada aspirante y porque se
consideró que los elegidos eran mejores que
los demás y que elementos se tomaron en
consideración para llegar a la conclusión
realizada y que constan en el decreto de
designación respectivo.
Es menester señalar sobre el particular que la
elección de magistrados del Tribunal Superior
de
Justicia,
merced
de
la
reforma
constitucional del año 2008, se hace mediante
convocatoria pública, de entre los aspirantes
que se inscriban al proceso de selección
respectivo.
Ahora si bien dicha designación se rige por las
normas relativas a la carrera judicial, pues
tanto el Constituyente Local como el Federal
previeron expresamente los requisitos mínimos
necesarios para ocupar el cargo, así como
ciertas normas relativas a las cuestiones que
se deben tener en cuenta para llevar a cabo la
referida elección, como lo es el que los
nombramientos se hagan preferentemente
entre aquellas personas que hayan prestado
sus servicios con eficiencia y probidad en la
administración de justicia o entre aquellas que
lo merezcan por su honorabilidad, competencia
y antecedentes en otras ramas de la profesión
jurídica, y tomando en consideración que la
forma en que se realiza esta situación es a
través de los requisitos y procedimientos
establecidos en la convocatoria respectiva
(misma que a través de este juicio de amparo
quedó intocada y que en términos de la
resolución a la controversia constitucional
**********, es considerado como un elemento
toral en la designación de magistrados).
Resulta a todas luces claro que el Congreso del
Estado de Morelos, tiene la ineludible
obligación de designar al profesionista o
profesionistas que cubran las vacantes que se
presenten,
sin
que
exista
disposición
constitucional o legal alguna que obligue a este
77
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Poder a designar a persona determinada,
dentro de la lista de aspirantes que pasaron a
la última etapa, pues no existe norma
constitucional o disposición legal alguna que
lo obligue a elegir específicamente a alguno de
los candidatos integrantes de la lista
respectiva.
Tomando en consideración lo anterior porque
no necesariamente tiene que elegirse a quien
resulte el mejor calificado de los aspirantes.
Por tanto, la facultad que tiene el Congreso
para designar a los Magistrados del Poder
Judicial del Estado, de acuerdo con las
disposiciones constitucionales y legales
relativas, es una atribución parcialmente
reglada y discrecional, pues debe ceñirse a los
requisitos previstos en la propia convocatoria y
de la lista de aspirantes que pase a la última
etapa puede elegir libremente al candidato que
resulte mejor a juicio de cada uno de los
electores al ser ésta la manera como se
expresa la voluntad colectiva del órgano a
quien corresponde tal designación.
Lo anterior tomando en consideración que el
dictamen que presentó la Junta Política y de
Gobierno al Pleno de la Asamblea, no
vinculaba a éste a designar a persona alguna,
sino que respeta los principios democráticos
que imperan en ese Poder. Por lo que sometido
el dictamen al Pleno, se insiste, se da origen a
la discusión del mismo en los términos
previstos en el Reglamento para el Congreso
del Estado de Morelos; terminada la discusión
(con opiniones a favor o en contra en su caso),
se procede a la votación respectiva, que puede
conducir al desechamiento o modificación del
dictamen, o bien a su aprobación sin
modificación alguna. La votación que realizan
los señores diputados no puede estar
condicionada a elementos ajenos al asunto en
cartera. Por lo que la votación es el momento
cuando se ejerce propiamente la facultad
legislativa por los representantes populares,
con independencia del órgano político que
78
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
hubiese presentado la iniciativa que dio origen
al proceso.
En razón de lo anterior, se considera que el
criterio de la Jueza de Distrito, es erróneo,
habida cuenta que el Congreso del Estado de
Morelos, cumplió en sus términos el
procedimiento previsto en la convocatoria
respectiva, emitió las razones y motivos que
tuvo para decidir qué aspirantes pasaban a la
segunda y tercera etapas, asimismo, determinó
desde el inicio (en la base tercera), que emitiría
lista con datos curriculares, misma que se
sometería a consideración del Pleno del
Congreso para que éste de entre esa lista,
decidiera quién o quienes serían electos como
magistrados del Tribunal Superior de Justicia
del Estado de Morelos.
Para apoyar los argumentos anteriores, se
citan los siguientes criterios y jurisprudencia.
‘INICIATIVA DE LEYES Y DECRETOS. SU
NATURALEZA JURÍDICA.’ (Se transcribe).
‘MAGISTRADOS DEL SUPREMO TRIBUNAL DE
JUSTICIA DEL ESTADO DE GUANAJUATO. DEBEN
SER ELEGIDOS LIBREMENTE POR EL CONGRESO
LOCAL DENTRO DE LA TERNA QUE LE
PRESENTEN EL GOBERNADOR O EL CONSEJO
DEL PODER JUDICIAL DEL ESTADO.’ (Se
transcribe).
No obstante lo anterior y a efecto de que quede
perfectamente claro el proceso tildado de
inconstitucional, es pertinente mencionar que el
razonamiento para decidir la forma en que se votó
a cada uno de los aspirantes en la segunda etapa,
quedó sujeto a los parámetros establecidos en la
base segunda, mismos que fueron detallados en el
decreto respectivo.
Sin embargo, para llegar a dicha conclusión, debió
existir el sistema de votación llamado ‘voto
ponderado’, el cual en términos del artículo 45 de la
Ley Orgánica para el Congreso del Estado de
Morelos, en el cual los respectivos coordinadores
representarán tantos votos como integrantes
tenga su grupo o fracción parlamentaria. Sistema
79
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
el anterior, validado a contrario sensu por la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, al aprobar
la siguiente tesis de jurisprudencia:
‘COMISIONES INTERNAS DE LOS CONGRESOS
LOCALES. SU INTEGRACIÓN, ORGANIZACIÓN Y
FUNCIONAMIENTO NO ESTÁN REGULADOS POR
LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS
UNIDOS MEXICANOS, POR LO QUE SU
NORMATIVIDAD COMPETE A LOS CONGRESOS
LOCALES (ARTÍCULOS 37, 38, INCISO G) Y 41 DE
LA LEY ORGÁNICA DEL CONGRESO DEL ESTADO
DE MORELOS, REFORMADOS POR DECRETOS
PUBLICADOS EL PRIMERO DE SEPTIEMBRE DE
DOS MIL). (Se transcribe).
No obsta mencionar que los profesionistas fueron
designación (sic) por la siguiente votación:
(Se transcribe).
Los demás aspirantes incluidos en el dictamen
correspondiente, no recibieron votos.
Sin que pase por alto mencionar que la quejosa
**********, recibió un voto en su designación y
********** no obtuvo ningún voto, luego entonces, si
se permitió la participación de las quejosas en los
términos previstos por la Constitución del Estado,
la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de
Morelos y la convocatoria respectiva, puesto que
como se ha mencionado, así está previsto en el
procedimiento respectivo.
En efecto, la fuerza normativa de los principios
democráticos y de separación de poderes tienen
como consecuencia obvia que los otros órganos
del Estado –y entre ellos, el juzgador
constitucional- deben respetar la libertad de
configuración con que cuentan los Congresos
Locales, en el marco de sus atribuciones. Así, si
dichas autoridades tienen mayor discrecionalidad
en ciertas materias, eso significa que en esos
temas las posibilidades de injerencia del juez
constitucional son menores y, por ende, la
intensidad de su control se ve limitada.
Si bien es cierto entonces que para la designación
de magistrados, se configura la existencia de
ciertas causas y el cumplimiento de determinados
requisitos esenciales, es decir, la facultad de la
80
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
legislatura local para la designación de este tipo
de funcionarios está sujeta a determinadas reglas
previstas en el artículo 90 de la Constitución Local,
no menos cierto resulta que no estamos en
presencia de una facultad discrecional y soberana,
sino en una facultad parcialmente reglada y
discrecional.
No basta mencionar que en la misma sentencia
recurrida, el Juez de Distrito, señala de forma
literal en el considerativo cuarto:
‘[…] Lo anterior se afirma, en virtud de que los actos
reclamados contra los cuales los impetrantes de
garantías se inconforman dentro de esta instancia
constitucional, fueron emitidos por el Congreso del
Estado de Morelos, en uso de una facultad soberana y
discrecional que le otorga la Constitución Política de la
Entidad en lo que ve a la designación de Consejeros
del Poder Judicial del Estado de Morelos, cuyos actos
del órgano legislativo de referencia no son
impugnables mediante el juicio de garantías, de
conformidad con lo dispuesto por el artículo 73,
fracción VIII de la Ley Reglamentaria de los artículos
103 y 107 de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, ante lo cual, lo procedente es
decretar el sobreseimiento en el presente juicio, al
actualizarse la causa de improcedencia anunciada.’
Citando al respecto la siguiente jurisprudencia:
‘CONSEJEROS DE LA JUDICATURA DEL ESTADO
DE JALISCO. EN EL PROCEDIMIENTO PARA SU
ELECCIÓN EL CONGRESO ESTATAL EMITE
ACTOS SOBERANOS, RESPECTO DE LOS CUALES
SE ACTUALIZA LA CAUSAL DE IMPROCEDENCIA
PREVISTA EN LA FRACCIÓN VIII DEL ARTÍCULO 73
DE LA LEY DE AMPARO.’ (La transcribió).”
Por su parte, los terceros perjudicados expusieron el mismo
argumento en sus respectivos pliegos de agravios.
DÉCIMO TERCERO. Estudio de los agravios contra la
concesión del amparo respecto del Decreto 1569 con el que
culminó la designación de magistrados. El Juez de Distrito otorgó
el amparo a las quejosas ********** y ********** porque consideró,
esencialmente, que los Diputados integrantes del Congreso del
81
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Estado de Morelos no expusieron razonamiento alguno para decidir
la forma en que emitieron su voto por cada uno de los participantes
triunfadores en la sesión en la que se eligieron a los 6 magistrados
locales a que se refiere el Decreto 1569.
Ahora, esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación al resolver en su sesión correspondiente al dieciséis de
febrero de dos mil once, por unanimidad de cinco votos, el amparo
en revisión **********, promovido por **********, por su propio
derecho, contra el mismo Decreto 1569, persona que también figuró
dentro de los diecisiete aspirantes finalistas del concurso de
selección de magistrados, estableció que no es necesario que cada
legislador al momento de emitir su voto funde y motive las razones
por las cuales consideró conveniente apoyar a determinado
candidato, en los siguientes términos:
“Finalmente, en cuanto a los agravios en los que se
sostiene que el Congreso del Estado de Morelos, en
Pleno, debió ponderar de manera directa y
relacionada a los diecisiete aspirantes finalistas,
destacando el mejor derecho de cada uno de los
candidatos, desde la oriundez requerida en el
artículo 90 fracción I, de la Constitución Local, la
experiencia profesional, y en su caso, los méritos de
honorabilidad, a fin de satisfacer el requisito de
motivación reforzada que ha sido ampliamente
tratado por la jurisprudencia del Poder Judicial de la
Federación, debe concluirse que tales argumentos
son infundados, ya que la elección de los Diputados
en favor de los vencedores del proceso de selección
se hizo sobre la base de que todos los finalistas, sin
distinción ni ventaja alguna, reunían los requisitos
legales y méritos profesionales para ocupar el cargo
de magistrados, incluida la quejosa que llegó a
figurar como tal, de manera que el voto de los
legisladores fue lo que determinó la elección, y esta
suma de decisiones individuales no están sujetas a
los requisitos de fundamentación y motivación, pues
al tratarse de un mecanismo de designación
colegiado los electores gozan de la atribución para
determinar, por mayoría de votos, a quien
consideren que tiene mayores merecimientos,
82
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
justificándose la medida únicamente por su carácter
democrático.
Sirve de apoyo a la anterior conclusión, la
jurisprudencia 49/20003, del Tribunal Pleno, cuyo
texto es el siguiente:
“MAGISTRADOS DEL SUPREMO TRIBUNAL DE
JUSTICIA DEL ESTADO DE GUANAJUATO. DEBEN
SER ELEGIDOS LIBREMENTE POR EL CONGRESO
LOCAL DENTRO DE LA TERNA QUE LE PRESENTEN
EL GOBERNADOR O EL CONSEJO DEL PODER
JUDICIAL DEL ESTADO. De conformidad con los
artículos 87 de la Constitución Política del Estado de
Guanajuato y 50 de la Ley Orgánica del Poder Judicial
de dicha entidad, la elección de un Magistrado al
Supremo Tribunal de Justicia se efectúa por el Congreso
del Estado, quien hará la designación de entre las
ternas, que por turnos alternativos, presenten el
gobernador del Estado y el Consejo del Poder Judicial.
Ahora, si bien dicha designación se rige por las normas
relativas a la carrera judicial, pues tanto el Constituyente
Local como el Federal previeron expresamente los
requisitos mínimos necesarios para ocupar el cargo, así
como ciertas normas relativas a las cuestiones que se
deben tener en cuenta para llevar a cabo la referida
elección, como lo es el que los nombramientos se hagan
preferentemente entre aquellas personas que hayan
prestado sus servicios con eficiencia y probidad en la
administración de justicia o entre aquellas que lo
merezcan por su honorabilidad, competencia y
antecedentes en otras ramas de la profesión jurídica, es
claro que la forma de dar cumplimiento a tales normas es
mediante la integración de la terna por personas que
cumplan con los requisitos antes señalados, obligación
que queda a cargo de la autoridad que la presenta, pero
no obliga al Congreso Local a designar a una persona
determinada dentro de la propuesta que le sea
presentada a su consideración, pues no existe norma
constitucional o disposición legal alguna que lo obligue a
elegir específicamente a alguno de los candidatos
integrantes de la terna, lo cual es además acorde con la
lógica y la razón, pues a nada conduciría el prever a
favor del Congreso Local, por un lado, la facultad de
elegir dentro de dicha terna y, por el otro, obligarlo a
designar a la persona que previamente hubiese sido
calificada como la mejor por el órgano encargado de
“Novena Época, Registro: 192077, Instancia: Pleno, Jurisprudencia, Fuente: Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo XI, abril de 2000. Materia(s): Constitucional. Tesis:
P./J. 49/2000, página: 814.”
3
83
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
formularla. Por tanto, la facultad que tiene el Congreso
para designar a los Magistrados del Poder Judicial del
Estado,
de
acuerdo
con
las
disposiciones
constitucionales y legales relativas, es una atribución
parcialmente reglada y discrecional, pues debe ceñirse a
la propuesta que para tal efecto le formule el Consejo del
Poder Judicial del Estado o el gobernador, en la
inteligencia de que dentro de dicha propuesta, puede
elegir libremente al candidato que resulte mejor a juicio
de cada uno de los electores al ser ésta la manera como
se expresa la voluntad colectiva del órgano a quien
corresponde tal designación.”
Por último, conviene señalar que el Decreto 1569 que
se analiza tampoco contraría el contenido de las
jurisprudencias 117/20094 y 136/20095, en las que
respectivamente el Tribunal Pleno y esta Segunda
Sala determinaron en esencia que: 1) los procesos
de designación de magistrados deben ceñirse a las
exigencias constitucionales de motivación y
fundamentación, incluso de manera reforzada, es
decir, que de ellas se advierta que realmente existe
una consideración sustantiva, objetiva y razonable y
no meramente formal de la normativa aplicable; y 2)
que este tipo de decisiones no pueden considerarse
soberanas y discrecionales sin sujeción a reglas
específicas.
Se afirma que no se aprecia contravención alguna a
estos criterios porque en el Decreto 1569 se explican
los fundamentos y motivos por los cuales de entre
noventa y dos aspirantes a magistrados se
descartaron a setenta y cuatro, para seleccionar a
dieciocho finalistas.
“Novena Época, Registro: 165752, Instancia: Pleno, Jurisprudencia, Fuente: Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo: XXX, diciembre de 2009. Materia(s):
Constitucional. Tesis: P./J. 117/2009, página: 1251.” MAGISTRADOS DEL TRIBUNAL
SUPERIOR DE JUSTICIA DEL ESTADO DE BAJA CALIFORNIA. EL ARTÍCULO 58,
PÁRRAFO SEGUNDO, DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA ENTIDAD, AL PREVER
QUE EL CONGRESO LOCAL ESTARÁ FACULTADO PARA RESOLVER "SOBERANA Y
DISCRECIONALMENTE" RESPECTO A LOS NOMBRAMIENTOS, RATIFICACIÓN O NO
RATIFICACIÓN Y REMOCIÓN DE AQUÉLLOS, ES INCONSTITUCIONAL.”
4
“Novena Época, Registro: 166361, Instancia: Segunda Sala, Jurisprudencia, Fuente:
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo: XXX, septiembre de 2009. Materia(s):
Administrativa. Tesis: 2a./J. 136/2009, página: 616.” “MAGISTRADOS DEL SUPREMO
TRIBUNAL DE JUSTICIA DEL ESTADO DE JALISCO. LOS PROCEDIMIENTOS PARA SU
ELECCIÓN, RATIFICACIÓN O CESE EN FUNCIONES POR TÉRMINO DEL ENCARGO, NO
SON ACTOS SOBERANOS Y DISCRECIONALES DEL CONGRESO LOCAL, POR LO QUE
SU RECLAMO EN EL JUICIO DE GARANTÍAS NO ACTUALIZA LA CAUSAL DE
IMPROCEDENCIA PREVISTA EN LA FRACCIÓN VIII DEL ARTÍCULO 73 DE LA LEY DE
AMPARO.”
5
84
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Además, dichos finalistas, entre los cuales se ubicó
la quejosa, fueron entrevistados por la Junta Política
y de Gobierno del Congreso del Estado de Morelos,
de forma tal que teniendo a la vista la lista depurada
de los candidatos inscritos los integrantes de dicho
Congreso emitieron su voto y declararon vencedores
a seis de ellos.
Por estos motivos, no es el caso de exigir que cada
diputado externe en una resolución personal las
razones de su voto, pues la valoración de los
concursantes ya fue previamente realizada por el
órgano legislativo encargado del procedimiento para
presentarlos frente a los legisladores en igualdad de
condiciones y como individuos aptos todos ellos
para desempeñar el cargo de magistrados, faltando
únicamente que la legislatura cumpliera con su
función democrática de elegir, de ese listado
cerrado, a quienes conforme al voto mayoritario no
solamente satisfacían los requisitos exigidos por la
ley, pues estos ya se valoraron y se estimaron
cumplidos por todos los finalistas, sino también el
perfil del juzgador que en ese momento la sociedad
requería, aspecto que solamente corresponde
valorar a los representantes populares.
A este respecto en el Decreto 1569 se explicó lo
siguiente:
“Es así que el criterio jurisprudencial en torno a las
facultades regladas y discrecionales implican que el
Congreso como Poder Legislativo, tiene facultades
Constitucionales para la designación de Magistrados
numerarios y supernumerarios del Tribunal Superior de
Justicia, ateniéndose a las disposiciones constitucionales
federales y locales, a las garantías jurisdiccionales, así
como a las disposiciones legales, donde no obsta que
deba en sentido estricto designar a los Magistrados
numerarios o Supernumerarios del Tribunal Superior de
Justicia, con base en un solo e inalienable método, más
aún que al no ser una facultad libre y soberana se atiene
al cúmulo de disposiciones, mismas que se han cumplido
en las diversas etapas del procedimiento de selección de
candidatos, ajustados a los requisitos y la comprobación
de los mismos, que han quedado plasmados en el
presente instrumento.
Aunado a ello no resulta contradictorio ni violatorio, que
ante la obtención de 17 profesionistas que participaron y
son todos ellos aptos para ocupar una de las plazas de
magistrado numerario o supernumerario, corresponde a
85
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
la Asamblea de Diputados, votar por los que consideren
más aptos al puesto, ya que el papel de cada uno de los
asambleístas es de representación de una porción
social, que conoce a los citados profesionistas, que los
ha visto ejercer, que saben de quiénes han tenido quejas
por su actuar, o quienes no reúnen la buena fama que
amerita la designación, elementos que cada uno de los
Diputados pondrá en la balanza al momento de emitir su
sufragio y elegir entre los 17 profesionistas a cada uno
de los que ocuparán las vacantes de Magistrados, por
los cuales están a la fecha desintegradas tres Salas del
Poder Judicial del Estado de Morelos.
En este sentido, el voto de cada legislador es una
facultad discrecional, que se ejerce mediante el llenado
de la cédula, la cual no puede ser reglada por su
naturaleza, donde de otra forma se perdería la esencia
de la representación popular, que busca darse en sus
instituciones a los mejores profesionistas para ocupar el
alto cargo de magistrado, teniendo aplicación los
siguientes criterios del Poder Judicial Federal:”
Asimismo, la observancia de un procedimiento como
el descrito, en el que se depuró de manera fundada y
motivada a un número importante de aspirantes,
para seleccionar a dieciocho finalistas para poder
participar en el concurso de seis plazas, implica que
desde el punto de vista aritmético prácticamente se
utilizó un sistema de ternas (3 aspirantes por cada
plaza) que descarta por completo que el Congreso
del Estado de Morelos hubiera decidido en forma
libre y soberana la designación de magistrados.
También debe tomarse en cuenta que el Tribunal
Pleno de esta Suprema Corte de Justicia de la
Nación, al resolver el nueve de julio de dos mil nueve
la controversia constitucional **********, promovida
por el Poder Judicial del Estado de Morelos, declaró
la invalidez del artículo 89, párrafo décimo, de la
Constitución Política de dicha entidad en la porción
normativa que indica “libre y soberanamente”, sin que
en la especie se advierta que el Congreso
demandado hubiera ejercido su atribución en esos
términos, esto es, sin someter a un concurso las
plazas vacantes en el que se evaluara a los
candidatos inscritos, pues para que cada legislador
pudiera emitir su voto decisivo tuvo que
desahogarse un proceso de selección en el que se
convocó abiertamente a quienes se consideraran
aptos para cumplir con el cargo, y previa revisión de
sus cualidades, se procedió a extraer a los dieciocho
86
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
profesionistas que reunieron finalmente los
requisitos legales exigidos, dando cuenta con ellos
al Pleno de la legislatura a fin de que seleccionara a
los seis vencedores.
Atento a lo hasta aquí considerado, y ante lo
infundado de los agravios esgrimidos contra el
Decreto 1569 por el que se designaron a cuatro
magistrados numerarios y dos supernumerarios del
Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos,
publicado en el periódico oficial “Tierra y Libertad” el
veintinueve de julio de dos mil nueve, procede negar
el amparo con relación a los actos analizados en este
considerando.”
En estas condiciones, toda vez que el precedente transcrito
resulta exactamente aplicable al caso, deben declararse fundados
los agravios del Congreso y de los terceros perjudicados transcritos
en el anterior considerando de esta ejecutoria, y con fundamento en
el artículo 91, fracción I, de la Ley de Amparo, procede examinar los
restantes conceptos de violación aducidos por las quejosas **********
y ********** contra el Decreto 1569, en la inteligencia de que la
segunda de ellas también formuló conceptos de violación contra los
artículos 40, fracciones XXVII y XXXVII, 89 párrafo décimo, y 90
fracción VII de la Constitución Política del Estado de Morelos.
DÉCIMO CUARTO. Conceptos de violación de la quejosa
********** cuyo estudio fue omitido por el Juez de Distrito. En su
demanda de amparo la referida quejosa expuso siete conceptos de
violación que se pueden resumir de la siguiente manera.
Primer concepto de violación. El Congreso del Estado de Morelos,
previamente a iniciar el concurso de selección de magistrados,
debió suprimir el párrafo décimo del artículo 89 de la Constitución
Política de esa entidad en cumplimiento de lo resuelto por el
Tribunal Pleno al resolver la controversia constitucional **********.
Segundo concepto de violación. Son inconstitucionales los
artículos 40, fracciones XXVII y XXXVII, 89 párrafo décimo, y 90
87
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
fracción VII, de la Constitución Política del Estado de Morelos, así
como los artículos 110 a 123 de la Ley Orgánica del Congreso de
dicho Estado, adicionados mediante el Decreto 1503, publicado
oficialmente el 11 de julio de 2009, porque la designación de los
magistrados locales está sujeto a un sistema de votación
parlamentaria que impide una decisión fundada y motivada.
Tercer concepto de violación. Son inconstitucionales los artículos
40, fracciones XXVII y XXXVII, 89 párrafo décimo, y 90 fracción VII,
de la Constitución Política del Estado de Morelos, así como los
artículos 110 a 123 de la Ley Orgánica del Congreso de dicho
Estado,
adicionados
mediante
el
Decreto
1503,
publicado
oficialmente el 11 de julio de 2009, porque omitieron establecer un
examen de conocimientos especializados para acceder al cargo de
magistrado local, el cual permita conocer la capacidad cognoscitiva
y la experiencia en la función jurisdiccional.
Cuarto concepto de violación. Son inconstitucionales los artículos
115, 116 y 177 de la Ley Orgánica del Congreso de dicho Estado,
adicionados mediante el Decreto 1503, publicado oficialmente el 11
de julio de 2009, porque no establecen el valor cuantitativo ni
cualitativo, en forma de puntaje o porcentaje, de los elementos de
juicio a considerar en el procedimiento de selección de magistrados
locales.
Quinto concepto de violación. Son inconstitucionales los artículos
40, fracciones XXVII y XXXVII, 89 párrafo décimo, y 90 fracción VII,
de la Constitución Política del Estado de Morelos, así como los
artículos 110 a 123 de la Ley Orgánica del Congreso de dicho
Estado,
adicionados
mediante
el
Decreto
1503,
publicado
oficialmente el 11 de julio de 2009, porque omitieron prever que se
tomara en cuenta y se verificara de manera objetiva y tangible que
los participantes reunían los requisitos establecidos en el artículo 90,
fracción VI, de la Constitución Política Local que prevé, como
88
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
requisito para ser magistrado local, ser de reconocida honorabilidad
y no haber sido condenado por delito intencional que merezca pena
corporal de más de un año de prisión, o destituido o suspendido de
empleo, si se trata de juicio de responsabilidad; pero si se trata de
robo, fraude, falsificación, abuso de confianza u otro que afecte
seriamente la buena fama en el concepto público, inhabilitará para el
cargo cualquiera que haya sido la pena.
Sexto concepto de violación. Es inconstitucional el Decreto 1569,
mediante el cual culminó el procedimiento de selección de
magistrados locales porque:
 La convocatoria no fue publicada oficialmente en el Periódico
Oficial del Estado de Morelos “Tierra y Libertad”.
 La Junta Política y de Gobierno del Congreso del Estado de
Morelos
y
este
último
omitieron
corroborar
que
los
participantes no habían sido objeto de suspensión o
destitución oficial, y es un hecho notorio y del conocimiento del
dominio público que la licenciada **********, quien resultó
designada como Magistrada local, fue suspendida en varias
ocasiones cuando fungía como Jueza de Primera Instancia.
 La convocatoria omitió establecer con claridad el valor
concreto que tendrían los elementos de juicio para determinar
cuáles de los aspirantes eran los idóneos para ocupar el cargo
de magistrados locales, desconociéndose cuál fue el valor o
porcentaje específico del ensayo jurídico, de la comparecencia
o de los antecedentes curriculares.
 Es imposible realizar una comparación de las capacidades y
aptitudes profesionales de los aspirantes a partir de la revisión
de los ensayos jurídicos que presentaron en relación con
distintas temáticas totalmente diferentes.
89
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
 El proceso de designación no se basó en la práctica de un
examen de conocimientos especializados en la función
jurisdiccional, omitiéndose como requisito la redacción de uno
o más proyectos de sentencia.
Séptimo concepto de violación. Es inconstitucional el Decreto
1569, mediante el cual culminó el procedimiento de selección de
magistrados locales porque omite establecer los fundamentos
legales y razones particulares concretas por las cuales se consideró
que los terceros perjudicados contaban con mejores cualidades
profesionales, antecedentes académicos y éticos o eran más
idóneos que la quejosa, más aún si se toma en cuenta que la
licenciada **********, quien resultó designada como Magistrada local,
fue suspendida en varias ocasiones cuando fungía como Jueza de
Primera Instancia.
Precisados los argumentos de la quejosa **********, lo primero
que hay que destacar es que el Juez de Distrito sobreseyó con
relación al Decreto 1503, publicado oficialmente el 11 de julio de
2009, por virtud del cual se adicionaron a la Ley Orgánica del
Congreso de Morelos los artículos 110 al 123 que reclamó en su
demanda,
decisión
cuya
firmeza
ya
fue
decretada
en
el
considerando Quinto de esta ejecutoria y que impide abordar el
estudio de la constitucionalidad de estos preceptos legales, de
manera que, prescindiendo tomarlos en consideración, se procede
al estudio de los argumentos antes sintetizados en el mismo orden
en que fueron expuestos.
El primer concepto de violación es infundado porque si bien es
cierto que el Tribunal Pleno al resolver la controversia constitucional
********** declaró la invalidez del décimo párrafo del artículo 89 de la
Constitución Política del Estado de Morelos, exclusivamente en la
porción normativa que establece “libre y soberanamente”, tal
determinación no obligaba a ese órgano legislativo a suprimir tales
90
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
expresiones del texto de la norma previamente al inicio del concurso
de selección, pues los efectos de esa decisión de esta Suprema
Corte de Justicia de la Nación solamente impiden la aplicación de
ese fragmento del precepto ─y su consecuente observancia─ sin
que además en la especie se aprecie que la designación de
magistrados se hubiera realizado con base en esos conceptos, esto
es: 1) omitiendo someter a un proceso de selección a los aspirantes
que quisieran ocupar las plazas de magistrados respectivas; y 2)
simplemente tomando como apoyo para las designaciones la
voluntad mayoritaria de los legisladores, privada de cualquier
proceso previo de selección, que es lo que caracteriza a una
decisión libre y soberana.
El segundo concepto de violación es infundado porque es
inexacto que la designación de los magistrados se apoyara
exclusivamente en un sistema de votación parlamentaria, ajena por
completo a la aplicación de una evaluación selectiva de los
aspirantes.
En efecto, la votación de los vencedores al seno del Congreso
del Estado de Morelos sólo se recogió hasta que fue depurado el
grupo inicial de aspirantes que logró superar la primera etapa del
concurso relacionada con la presentación de un ensayo jurídico y la
siguiente fase relativa a una entrevista.
Además, tampoco debe pasarse por alto que la Junta Política
y de Gobierno del Congreso del Estado de Morelos verificó el
cumplimiento por parte de los aspirantes de todos los requisitos
legales para acceder al cargo de magistrados.
Hecho lo anterior, y a partir de la revisión de todos estos
requisitos, fue que se obtuvo a un grupo selecto de finalistas sobre
los cuales los diputados emitieron el voto respectivo, previo
conocimiento de su perfil profesional, ya que de todos ellos se dio
91
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
cuenta pormenorizada en el Decreto 1569 con el que culminó el
proceso de selección de magistrados.
Con esta manera de proceder se cumplió con el requisito de
fundamentación y motivación de la decisión del órgano legislativo, y
sólo se reservó hasta el momento en que finalizó el concurso que
los integrantes del Congreso ejercieran su facultad de elegir a los
candidatos que de ese grupo selecto y homogéneo, que en
concepto de la mayoría de los legisladores fueran los más aptos
para desempeñar el puesto, sin que deba exigirse que cada
representante popular exponga las razones de su parecer, pues al
tratarse de un órgano colegiado quien decide, debe prevalecer la
voluntad de la mayoría de sus integrantes, y en todo caso la
posibilidad de una deliberación democrática es lo que permite
adoptar una decisión razonada.
El tercero, cuarto y quinto conceptos de violación son
infundados porque las legislaturas locales cuentan con un amplio
margen de libertad de configuración legislativa para diseñar el
procedimiento de elección de los magistrados locales que en su
concepto mejor convenga, ya que la Constitución Federal no exige
que se aplique en los Estados un modelo de procedimiento único
para tales fines, de modo tal que si en los preceptos de la
Constitución Política de Morelos no se instituyó 1) un mecanismo
sustentado en exámenes tradicionales de conocimientos para
acceder a tales cargos; 2) valores numéricos en forma de puntaje o
porcentuales para cada etapa del concurso; y 3) ni un procedimiento
de verificación de la veracidad de la inexistencia de antecedentes
laborales o penales desfavorables; esas circunstancias no vician de
inconstitucionalidad
las
disposiciones
constitucionales
locales
rectoras del concurso, pues cada entidad federativa solamente está
obligada en términos del cuarto párrafo de la fracción III del artículo
116 de la Constitución Federal, a que “Los nombramientos de los
magistrados y jueces integrantes de los Poderes Judiciales
92
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Locales serán hechos preferentemente entre aquellas personas
que hayan prestado sus servicios con eficiencia y probidad en
la administración de justicia o que lo merezcan por su
honorabilidad, competencia y antecedentes en otras ramas de
la profesión jurídica.”; y para lograr este propósito pueden
instrumentar en su orden jurídico local el sistema de designación
que lo satisfaga, sin sujetarse necesariamente a determinados
cánones que la Norma Fundamental no exige para los Estados.
El sexto concepto de violación es inoperante en la parte que
se dirige a controvertir la falta de publicación de la convocatoria en
el Periódico Oficial del Estado de Morelos, pues si la quejosa
********** se inscribió oportunamente en el certamen, a ningún efecto
práctico llevaría examinar si era o no indispensable que se
difundiera en esos términos ese acto.
El mismo concepto es infundado en cuanto afirma que la
licenciada **********, no debió ser designada vencedora en el
certamen porque anteriormente había sido suspendida ─según la
quejosa─ durante el lapso en que se desempeñó como Juez de
Primera Instancia, ya que, por una parte, esta afirmación no la
acreditó, y por otra, el artículo 90 de la Constitución Local no prevé
como causa de inelegibilidad de los aspirantes a magistrados haber
sido castigados con algún tipo de sanción administrativa, tal como
se aprecia de la siguiente transcripción:
(REFORMADO PRIMER PÁRRAFO, P.O. 22 DE
MARZO DE 1995)
“Artículo 90. Para ser Magistrado del Tribunal
Superior de Justicia se requiere:
I.- Ser Ciudadano Mexicano por nacimiento, de
preferencia morelense, y estar en pleno ejercicio de
sus derechos políticos y civiles.
II.- Haber residido en el Estado durante los últimos
diez años, salvo el caso de ausencia por un tiempo
93
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
máximo de seis meses, motivado por el desempeño
del Servicio Público.
(REFORMADA, P.O. 16 DE JULIO DE 2008)
III.- Poseer al momento de su designación, con
antigüedad mínima de diez años el título y la cédula
profesional de licenciado en derecho, expedido por
la autoridad o institución legalmente facultada para
ello.
IV.- No tener más de sesenta y cinco años de edad, ni
menos de treinta y cinco, el día de la designación.
V.- Tener cinco años de ejercicio profesional por lo
menos, o tres si se ha dedicado a la Judicatura.
VI.- Ser de reconocida honorabilidad y no haber sido
condenado por delito intencional que merezca pena
corporal de más de un año de prisión, o destituido o
suspendido de empleo, si se trata de juicio de
responsabilidad; pero si se trata de robo, fraude,
falsificación, abuso de confianza u otro que afecte
seriamente la buena fama en el concepto público,
inhabilitará para el cargo cualquiera que haya sido la
pena.
(ADICIONADA, P.O. 16 DE JULIO DE 2008)
VII.- Cumplir con los requisitos, criterios,
procedimientos, e indicadores de gestión y aprobar
la evaluación que en su caso se realice.
Los nombramientos de los Magistrados deberán
recaer preferentemente entre aquéllas personas que
hayan servido con eficiencia, capacidad y probidad
en la impartición de justicia que se hayan distinguido
por su honorabilidad, competencia y antecedentes
profesionales en el ejercicio de la actividad jurídica,
plenamente acreditados.
(REFORMADA, P.O. 29 DE ABRIL DE 2009)
VIII.- No podrán ser Magistrados las personas que
hayan ocupado el cargo de Secretario de Despacho
del Poder Ejecutivo, Procurador General de Justicia
o Diputado Local, durante el año previo al día de su
designación.”
También es infundado que la convocatoria sea ilegal por 1) no
haber previsto un sistema de calificación con base en puntos o
valores porcentuales; 2) no haber exigido un tema único para el
94
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
ensayo jurídico que presentaron los aspirantes; y 3) no haber
programado un examen de conocimientos especializados; ya que en
el Estado de Morelos no existe precepto alguno que disponga que el
concurso deba tener tales características, debiendo hacerse notar
que en la sentencia recurrida el Juez de Distrito sobreseyó con
relación a los artículos 110 al 123 de la Ley Orgánica del Congreso
del Estado de Morelos, de forma tal que no está a discusión la
constitucionalidad de estas disposiciones y, por tanto, cabe remitirse
a ellas para sustentar la legalidad del concurso, y concretamente a
lo dispuesto en los artículos 115 a 117 de dicho ordenamiento, que
son los que prevén las fases esenciales del mismo, en los siguientes
términos:
“Artículo 115. El procedimiento para la designación
de Magistrados Numerarios y Supernumerarios del
Tribunal Superior de Justicia se llevará a cabo en las
siguientes fases:
I. Convocatoria, integración de los expedientes de
los aspirantes, y presentación de un ensayo
científico de contenido jurídico;
II. Comparecencia personal de los aspirantes ante la
Junta Política y de Gobierno.
III. Dictamen con la lista de aspirantes a Magistrados
para aprobación por el Pleno del Congreso.
Los aspirantes que no acrediten los requisitos
establecidos en una fase no pasarán a la siguiente.”
“Artículo 116. La calificación de los aspirantes que
hayan aprobado las fases del procedimiento se
asignará con base en lo siguiente:
I.- Los antecedentes curriculares:
II.- La calificación del ensayo científico jurídico.
III.- Los valores y antecedentes éticos del aspirante:
a) Fama pública
b) Buena reputación
c) Honorabilidad profesional.”
95
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
“Artículo 117. En la sesión en que sea presentado al
Pleno el dictamen con la propuesta de aspirantes, el
Congreso designará por el voto de las dos terceras
partes de sus integrantes, a los Magistrados
Numerarios y/o Supernumerarios, en su caso, del
Tribunal Superior de Justicia del Estado.
En caso de que ninguno de los aspirantes
propuestos reúna la votación requerida, el dictamen
se regresará a la Junta Política y de Gobierno, a
efecto de que en tres días hábiles presente uno
nuevo.”
Finalmente, como el séptimo concepto de violación fue el que
substancialmente adoptó el Juez de Distrito para conceder el
amparo por la presunta falta de fundamentación y motivación del
Decreto 1569, con el que culminó el procedimiento de selección de
magistrados locales, no es el caso de abordar nuevamente su
análisis en tanto que ya
fue materia de pronunciamiento
─desfavorable para la quejosa─ en el considerando Décimo tercero
de esta ejecutoria.
DÉCIMO QUINTO. Recurso de revisión sin materia de la
quejosa **********. Dada la conclusión alcanzada en el considerando
anterior, y como en los agravios formulados por la quejosa **********
únicamente se adujo que el Juez de Distrito, si bien concedió el
amparo contra el Decreto 1569, mediante el cual culminó el
procedimiento de selección de los magistrados del Estado de
Morelos, incurrió en una actuación ilegal al dejar de examinar los
conceptos de violación planteados por esta quejosa contra los
artículos 40, fracciones XXVII y XXXVII, 89 párrafo décimo, y 90
fracción VII de la Constitución Política de dicho Estado, procede
declarar sin materia su recurso, toda vez que esa omisión será
reparada oficiosamente por este Alto Tribunal como resultado de
haber declarado fundados los agravios enderezados contra el
otorgamiento de la protección constitucional, siendo ocioso por tanto
pronunciarse sobre si fueron o no correctas las razones expuestas
por el Juez de Distrito para eludir el estudio de la constitucionalidad
de tales disposiciones.
96
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
En estas condiciones, procede revocar la sentencia recurrida
en la parte que concedió el amparo a la quejosa **********, y negarle
el amparo solicitado contra los artículos 40, fracciones XXVII y
XXXVII, 89 párrafo décimo, y 90 fracción VII, de la Constitución
Política del Estado de Morelos, el Decreto 1569 mediante el cual
culminó el procedimiento de selección de los magistrados de esa
entidad federativa, publicado oficialmente el 29 de julio de 2009.
DÉCIMO SEXTO. Conceptos de violación de la demanda
principal de la quejosa ********** cuyo estudio fue omitido por el
Juez de Distrito. En su demanda de amparo la referida quejosa
expuso cinco conceptos de violación que se pueden resumir de la
siguiente manera.
Primer concepto de violación. En la convocatoria no se
establecieron los criterios o parámetros para una evaluación
objetiva, por lo que la quejosa desconoce cómo fue descalificada.
Segundo concepto de violación. El Decreto 1569 mediante el cual
culminó el procedimiento de selección de los magistrados del
Estado de Morelos carece de fundamentación y motivación porque
el Congreso Local no vertió razonamiento lógico jurídico alguno que
justifique su actuar, sin hacer un análisis individualizado y
personalizado de cada uno de los aspirantes, ignorándose además
por la quejosa en qué momento de la sesión los diputados
ponderaron o analizaron las características de los dieciocho
finalistas, ni se aprecia que la valoración que hicieron los integrantes
de la Junta Política y de Gobierno conforme al artículo 123 de la Ley
Orgánica del Congreso, se haya comunicado a los demás
legisladores para su conocimiento.
Tercer concepto de violación. El licenciado ********** fue declarado
como vencedor del certamen si tomar en consideración que se
desempeñaba como Presidente del Tribunal Estatal de Conciliación
97
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
y Arbitraje, y tal puesto es equivalente al de un Secretario del
Despacho que está impedido para ocupar el cargo de magistrado,
situación que se repite en relación con el licenciado **********, quien
se venía desempeñando como Magistrado del Tribunal de lo
Contencioso Administrativo del mismo Estado, sin que el vicio de
inconstitucionalidad de esas designaciones se purgue por la
renuncia que presentaron ambos aspirantes a los cargos que habían
venido ocupando, ya que la separación de sus anteriores cargos
debió ser aprobada previamente a su inscripción en el concurso por
el propio Congreso local, a fin de no incurrir en la prohibición a que
se refiere el artículo 130 de la Constitución Estatal, que al efecto
dispone:
“Artículo 130. Nunca podrán desempeñarse a la vez
por un solo individuo dos o más empleos o cargos
públicos del Estado y de los Municipios, por los que
se disfrute sueldo, honorarios, gratificación o
cualquiera otra ministración de dinero, con
excepción de los relativos a los ramos de educación
y beneficencias públicas.”
Agrega la quejosa que tanto el licenciado ********** como el
licenciado ********** y la licenciada **********, carecen de suficiente
experiencia profesional, y que los licenciados ********** y **********
tenían en trámite diversas quejas administrativas que se estaban
siguiendo en forma de procedimiento de
responsabilidades
administrativas, además de que este último en un diverso concurso
no se le consideró apto para desempeñar el cargo por no haber
aprobado satisfactoriamente el examen psicológico. Con relación a
la restante finalista declarada vencedora, licenciada **********, afirma
la quejosa que era inelegible porque anteriormente había sido
suspendida en el cargo de Juez de Primera Instancia.
Cuarto concepto de violación. La convocatoria es ilegal porque en
términos del artículo 113 de la Ley Orgánica del Congreso del
Estado de Morelos son los grupos sociales de la entidad quienes
98
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
deben hacer las propuestas para ocupar el cargo de magistrados,
en los siguientes términos:
“Artículo 113. La Junta Política y de Gobierno emitirá
una convocatoria pública a la sociedad, a efecto de
recibir propuestas para la designación de
Magistrados Numerarios y/o Supernumerarios del
Tribunal Superior de Justicia.”
Quinto concepto de violación. El Congreso del Estado de
Morelos, previamente a iniciar el concurso de selección de
magistrados, debió suprimir el párrafo décimo del artículo 89 de la
Constitución Política de esa entidad en cumplimiento de lo resuelto
por el Tribunal Pleno al resolver la controversia constitucional
**********.
Son infundados los anteriores conceptos de violación. El
primero de ellos porque la quejosa parte de la premisa equivocada
en el sentido de que fue descalificada del concurso, cuando lo cierto
es que llegó a ocupar un lugar entre los 17 finalistas de entre los
cuales los Diputados del Congreso del Estado de Morelos eligieron
a los triunfadores, por lo que es insostenible que los términos de la
convocatoria, que aduce son incompletos, le hubiera disminuido sus
posibilidades de ser designada vencedora.
El segundo concepto de violación es el que adoptó el Juez de
Distrito para concederle el amparo a las quejosas ********** y
********** contra el Decreto 1569, mediante el cual culminó el
procedimiento de selección de magistrados locales, y por tanto, al
haber sido objeto de estudio esa cuestión en el considerando
Décimo tercero de la presente ejecutoria, debe estarse a lo resuelto
en esa parte de la sentencia.
En el tercer concepto de violación la quejosa **********
cuestiona la elegibilidad de dos de los triunfadores del certamen,
concretamente la de ********** y **********, quienes fueron declarados
99
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
vencedores sin tomar en consideración que se desempeñaban,
respectivamente,
como
Presidente
del
Tribunal
Estatal
de
Conciliación y Arbitraje, y como Magistrado del Tribunal de lo
Contencioso Administrativo del mismo Estado.
Lo anterior es infundado porque ambas calidades, lejos de ser
un factor de inelegibilidad o desfavorable para que los referidos
terceros perjudicados pudieran aspirar a acceder al cargo de
magistrados locales, es lógico pensar que se trata de cualidades de
su trayectoria profesional que más bien les benefician, pues con ello
demuestran que han desempeñado actividades de naturaleza
jurisdiccional
en
su
pasado
inmediato
que
garantizan
un
conocimiento de la función para la cual se les designa, sin que
exista base legal para admitir la equivalencia de uno de ellos con un
Secretario de Despacho del Gobierno Estatal, en tanto que no hay
precepto legal que establezca tal correspondencia, y menos aún hay
prueba de que, pese a haber sido designados como magistrados del
Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos, hubieran
seguido fungiendo en los cargos que anteriormente tenían, por lo
que no hay violación alguna al principio de división de poderes que
se alega.
El cuarto concepto de violación es inoperante porque con él se
combate la convocatoria del certamen, y a ningún fin práctico
conduciría examinar un acto que en ningún momento le perjudicó a
la quejosa, toda vez que si logró superar todas las etapas del
concurso y llegó a ocupar un lugar entre los 17 finalistas, sería
ilógico que, en su caso, se le concediera el amparo para el efecto de
que se inicie un nuevo procedimiento de selección partiendo desde
la emisión de la convocatoria, sustrayéndole de su esfera jurídica el
derecho que obtuvo a ser considerada como apta para integrar el
grupo selecto de finalistas que el Congreso del Estado de Morelos
tomó en cuenta para emitir su votación.
100
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
El último concepto de violación de la quejosa **********
coincide con el primero de la diversa quejosa **********, analizado en
el considerando Décimo cuarto de la presente ejecutoria, en el cual
se determinó que era infundado porque si bien es cierto que el
Tribunal Pleno al resolver la controversia constitucional **********
declaró la invalidez del décimo párrafo del artículo 89 de la
Constitución Política del Estado de Morelos, exclusivamente en la
porción normativa que establece “libre y soberanamente”, tal
determinación no obligaba a ese órgano legislativo a suprimir tales
expresiones del texto de la norma previamente al inicio del concurso
de selección, pues los efectos de esa decisión de esta Suprema
Corte de Justicia de la Nación solamente impiden la aplicación de
ese fragmento del precepto ─y su consecuente observancia─ sin
que además en la especie se aprecie que la designación de
magistrados se hubiera realizado con base en esos conceptos, esto
es: 1) omitiendo someter a un proceso de selección a los aspirantes
que quisieran ocupar las plazas de magistrados respectivas; y 2)
simplemente tomando como apoyo para las designaciones la
voluntad mayoritaria de los legisladores, privada de cualquier
proceso previo de selección, que es lo que caracteriza a una
decisión libre y soberana.
DÉCIMO SÉPTIMO. Conceptos de violación formulados en
la primera ampliación de la demanda formulada por la quejosa
********** cuyo estudio fue omitido por el Juez de Distrito.
Mediante escrito presentado el 19 de agosto de 2009 la quejosa
********** presentó una primera ampliación de su demanda en la cual
adujo 38 conceptos de violación, de entre los cuales no es el caso
de abordar el estudio de los que se dirigen a controvertir tanto el
Decreto 1503 mediante el cual se adicionó los artículos 110 al 123
de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos, como
el Decreto 1568, por virtud del cual se designó al Consejero
representante de dicho Congreso ante el Consejo de la Judicatura
Local, toda vez que respecto de tales normas y acto el Juez de
101
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
Distrito sobreseyó en el juicio, y al no haber habido por parte de esta
quejosa recurso de revisión en contra de esas determinaciones,
éstas han quedado firmes en términos del considerando Quinto de
la presente ejecutoria.
Hechas estas salvedades, a continuación se sintetizan el
contenido de los 38 conceptos de violación:
N°
1a3
SÍNTESIS DEL CONCEPTO DE VIOLACIÓN
El Decreto 1503 mediante el cual se adicionaron los artículos 110 al 123
de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos por lo
siguiente:

Ostenta vicios en su procedimiento legislativo.

Viola la fracción III del artículo 116 de la Constitución Federal,
porque las reglas que prevé para la designación de magistrados
locales debieron estar previstas en la Constitución estatal.

Viola el artículo 89 de la Constitución Estatal porque en este
ordenamiento no se prevén indicadores de gestión para la
designación de magistrados locales.
4
La convocatoria del certamen que antecedió al Decreto 1569, mediante
el cual culminó el procedimiento de selección de los magistrados
locales, viola el artículo 113 de la Ley Orgánica para el Congreso del
Estado de Morelos porque no estableció como requisito que los
aspirantes fueran propuestos por la sociedad.
5
La calificación de los ensayos jurídicos de los aspirantes contenida en
el Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de selección
de los magistrados locales, fue ilegal porque:

No existen en la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de
Morelos parámetros para hacer las evaluaciones;

Sólo uno de los diputados de la Junta Política y de Gobierno del
Congreso de ese Estado es licenciado en Derecho.
6
El Decreto 1503 mediante el cual se adicionaron los artículos 110 al 123
de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos y la
convocatoria son ilegales porque no prevén los rangos de la calificación
mínima para pasar a la siguiente etapa del certamen.
7
Es ilegal el Decreto 1569 porque resulta falaz que en el plazo otorgado
a los aspirantes (cuatro días) se hubiesen realizado los ensayos
102
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
jurídicos con la calidad que se requería para ser finalista.
8
Es ilegal el procedimiento de calificación de los ensayos jurídicos
contenido en el Decreto 1569, mediante el cual culminó el
procedimiento de selección de los magistrados locales, porque se
ignora cómo y en qué momento fueron evaluados, ya que la Junta
Política y de Gobierno del Congreso del Estado de Morelos contó con
un mínimo de 24 horas para revisar 92 trabajos; ignorándose también
en qué momento se dio a conocer a los diputados las conclusiones de
dicha Junta, además de que era necesario que previamente al inicio del
certamen, dicho Congreso hubiera reformado el artículo 89, décimo
párrafo, de la Constitución Local, para suprimir del mismo la expresión
“libre y soberanamente” en acatamiento a lo resuelto por el Tribunal
Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver la
controversia constitucional **********.
9
14
a El Decreto 1568 mediante el cual se designó al Consejero
representante del Congreso del Estado de Morelos ante el Consejo de
la Judicatura estatal es ilegal porque:

La designación del Consejero se hizo con apoyo en una disposición
declarada inválida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

A la designación del Consejero no le precedió convocatoria alguna.

La designación del Consejero debió llevarse a cabo con todas las
formalidades requeridas para nombrar magistrados locales.

La persona designada carece del requisito de honorabilidad y
honestidad en el ejercicio de sus actividades.

Era necesario que previamente a la designación del Consejero el
Congreso del Estado de Morelos se hubiera reformado el artículo
89, décimo párrafo, de la Constitución Local, para suprimir del
mismo la expresión “libre y soberanamente” en acatamiento a lo
resuelto por el Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación al resolver la controversia constitucional **********.

La designación del Consejero recayó sobre quien ostentaba el
cargo de Secretario del Congreso del Estado de Morelos, sin tomar
en cuenta que ese puesto es equivalente al de un secretario del
despacho del gobierno de dicha entidad federativa, lo cual le
vedaba la posibilidad de ser nombrado como Consejero de la
Judicatura Estatal.
15 a El Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de
103
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
18
selección de los magistrados locales, es ilegal en cuanto a la
designación de los licenciados ********** y ********** como magistrados
locales porque:

Eran inelegibles al haber ocupado previamente los cargos de
Presidente del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje de
Morelos, y de Magistrado del Tribunal de lo Contencioso
Administrativo de la misma entidad federativa, respectivamente.

No reúnen el requisito de honestidad y honorabilidad porque no
renunciaron previamente a sus puestos para poder participar en el
certamen.

El licenciado ********** no fue ratificado en el cargo de Magistrado
del Tribunal Electoral Estatal.

El licenciado ********** en las elecciones de 2006 fungió como
representante de un partido político ante el Instituto Electoral
Estatal, lo que demuestra que su nombramiento obedece a
razones políticas y carece de experiencia en la impartición de
justicia.
19
El Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de
selección de los magistrados locales, es ilegal en cuanto a la
designación de los licenciados **********, **********, **********, y **********,
como magistrados locales, porque:

La primera persona carece de experiencia porque no ha
desempeñado el cargo de Juez de Primera Instancia.

El segundo y tercero de los profesionistas nombrados tienen
pendientes de resolución diversas quejas administrativas en su
contra; y este último además, en un concurso anterior para la
designación de Jueces de Primera Instancia, no aprobó el examen
sicológico respectivo.

La última profesionista nombrada ha sido suspendida en dos
ocasiones en el cargo de Juez de Primera Instancia.
20 a El Decreto 1568 mediante el cual se designó al Consejero
22
representante del Congreso del Estado de Morelos ante el Consejo de
la Judicatura estatal es ilegal porque:

La persona nombrada no reúne los requisitos para ser nombrado
Consejero por haber desempeñado previamente el cargo de
Secretario de ese propio órgano legislativo.

Dicha persona fue denunciada penalmente por un presunto delito
104
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
electoral.

No hubo un procedimiento previo de selección para designar al
Consejero.
23-26 El Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de
selección de los magistrados locales, es ilegal en cuanto designó al
licenciado **********, porque:

Después de nombrado, “al parecer”, fungió una semana más
como Magistrado del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del
Estado de Morelos.

Ha sido objeto de varias excitativas de justicia por el retraso en el
dictado de resoluciones y ha aplicado en perjuicio de los
justiciables diversas disposiciones en forma retroactiva.

Su experiencia se limita a la materia administrativa y fiscal.

Su trayectoria profesional demuestra que carece de independencia
y autonomía porque sus cargos anteriores han sido realizados por
el Poder Ejecutivo Estatal.
27
El Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de
selección de los magistrados locales, es ilegal en cuanto designó a los
licenciados:

**********, porque la mayoría de los cargos que ha ocupado
provienen del Poder Ejecutivo Estatal.

**********, porque “no fue vuelta a ser designada” como Juez
Menor local, ni en ningún otro cargo.

**********, porque se ausenta de su trabajo.

**********, porque es altamente proclive a conductas agresivas.

**********, porque tiene acumulado un elevado número de quejas y
aun cuando no todas han resultado fundadas, se le han fincado
dos suspensiones en el cargo.
28
El Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de
selección de los magistrados locales, es ilegal porque:

La convocatoria que le dio origen fue emitida por la Junta Política y
de Gobierno del Congreso del Estado de Morelos quien carece de
competencia para hacerlo;

Aunque el primer párrafo del artículo 89 de la Constitución Local
faculta a dicha Junta para emitir la convocatoria, lo cierto es que el
Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al
resolver la controversia constitucional ********** invalidó el décimo
párrafo de dicha disposición, y con ello afectó en su totalidad el
105
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
texto del referido artículo 89 y por tanto el sistema de designación
de magistrados.
29
La invalidez de los artículos 89, párrafo décimo, en la porción normativa
que indica “libre y soberanamente” y 92, párrafo quinto, de la
Constitución Política del Estado de Morelos, declarada por el Tribunal
Pleno al resolver la controversia constitucional **********, afectó de
invalidez todo el sistema normativo para la designación de magistrados.
30
No existe disposición alguna que reglamente la facultad de la Junta
Política y de Gobierno del Congreso del Estado de Morelos para emitir
la convocatoria para la designación de magistrados locales.
31
Existe incertidumbre sobre quién emitió la convocatoria del certamen
para la designación de magistrados locales, ya que se menciona en la
misma tanto al Congreso del Estado de Morelos, como a su Junta
Política y de Gobierno, además de que no existió autorización expresa
de dicho Congreso para que esta última la emitiera.
32
Para la validez de la convocatoria del concurso para la designación de
magistrados debió publicarse en el Periódico Oficial del Estado de
Morelos.
33
No existe disposición alguna que reglamente la facultad de la Junta
Política y de Gobierno del Congreso del Estado de Morelos para emitir
la convocatoria para la designación de magistrados locales (se reitera el
concepto de violación número 30).
34
El párrafo primero del artículo 89 de la Constitución Política del Estado
de Morelos dispone que corresponde al “órgano político” del
Congreso local emitir la convocatoria del concurso para la selección de
magistrados locales, sin embargo, el legislador no precisó cuál es ese
órgano político.
35
El artículo 40 de la Constitución Política del Estado de Morelos en el
que se prevén las facultades del Congreso Estatal, no establece
expresamente la atribución de este órgano legislativo para emitir la
convocatoria del concurso para la designación de magistrados locales.
36
El Decreto 1503 mediante el cual se adicionaron los artículos 110 al 123
de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos; el Decreto
1569 con el que culminó el procedimiento de designación de
magistrados locales; y el Decreto 1568 a través del cual se designó al
Consejero representante del Poder Legislativo ante el Consejo de la
Judicatura Estatal, son ilegales derivado de la declaración de invalidez
de los artículos 89, párrafo décimo, en la porción normativa que indica
106
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
“libre y soberanamente” y 92, párrafo quinto, de la Constitución
Política del Estado de Morelos, declarada por el Tribunal Pleno al
resolver la controversia constitucional **********, la cual afectó de
invalidez todo el sistema normativo para la designación de magistrados.
37
El ilegal el Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de
selección de los magistrados locales, porque:
 Se advierte una carencia de método y reglas para la evaluación y
designación;
 No se establecieron plazos, parámetros ni criterios para evaluar a
los participantes;
 No está acreditado que se hayan abierto expedientes curriculares
de los participantes;
 No se estableció un tiempo prudente para llevar a cabo una
calificación del desempeño de los concursantes y menos aún de
los ensayos jurídicos;
 No se realizó la entrevista con cada uno de los aspirantes por la
urgencia del procedimiento.
38
Es ilegal el Decreto 1569, mediante el cual culminó el procedimiento de
selección de los magistrados locales, porque:
 Carece de fundamentación y motivación;
 No se vertió razonamiento alguno para descalificar a la quejosa;
 Se ignora por qué los sujetos designados tuvieron mejores
condiciones para acceder al cargo;
 Se desentendió que el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación al resolver la controversia constitucional **********
invalidó el párrafo décimo del artículo 89 de la Constitución
Política del Estado de Morelos en la porción normativa que dice
“libre y soberanamente”;
 Los integrantes de la Junta Política y de Gobierno del Congreso
del Estado carecen de los conocimientos necesarios para
evaluar 92 ensayos jurídicos.
 No se precisan los rangos de calificación y resulta imposible
saber el valor que tendría el ensayo jurídico en la evaluación
final;
 El tiempo que se proporcionó para la elaboración del ensayo fue
escaso e insuficiente para prepararlo (4 días) lo cual hace
presumir
que
los
triunfadores
lo
elaboraron
con
mayor
anticipación;
107
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
 Es inverosímil que en un plazo de 24 horas los integrantes de la
Junta Política y de Gobierno del Congreso del Estado de Morelos
hubieran revisado los 92 ensayos jurídicos, así como los méritos
y capacidades de cada uno de los aspirantes;
 La entrevista tuvo una duración de 10 minutos y se ignora en qué
momento los legisladores ponderaron los méritos de la quejosa.
Ante todo se precisa que no serán materia de estudio los
conceptos de violación identificados con los números 1 a 3, 6 y 36
porque se dirigen a controvertir el Decreto 1503 mediante el cual se
adicionaron los artículos 110 al 123 de la Ley Orgánica para el
Congreso del Estado de Morelos, disposiciones con relación a las
cuales el Juez de Distrito decretó el sobreseimiento sin que la
quejosa ********** impugnara esta determinación, pues ni siquiera
interpuso recurso de revisión, lo cual incluso ha dado lugar a que en
el considerando Quinto de la presente ejecutoria se haya declarado
la firmeza de dicho sobreseimiento con relación a esta persona, así
como respecto de la diversa quejosa que había sido amparada por
el Juez de Distrito (**********) lo cual implica que en la revisión ya no
subsiste algún problema de inconstitucionalidad relacionado con
tales disposiciones.
En el mismo sentido, tampoco son objeto de análisis los
conceptos de violación identificados con los números 9 a 14 y 20 a
22 porque están orientados a controvertir el Decreto 1568, mediante
el cual se designó al Consejero representante del Congreso del
Estado de Morelos ante el Consejo de la Judicatura Estatal,
respecto de lo cual el Juez de Distrito también sobreseyó en el
juicio,
sin
que
tampoco
la
quejosa
**********
se
hubiese
inconformado con esa determinación, la cual también se declaró
firme en el considerando Quinto de la presente ejecutoria.
Por otra parte, son inoperantes los conceptos de violación
identificados con los números 4, 5, 7, 8, 28, 30 a 35 y 37,
108
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
formulados contra la convocatoria para participar en el concurso de
selección de magistrados locales que culminó con la emisión del
Decreto 1569, así como respecto de la calificación de los ensayos
jurídicos y en general sobre la metodología seguida para evaluar a
los participantes, toda vez que tal como se determinó en el anterior
considerando, a ningún fin práctico conduciría examinar actos que
en ningún momento le perjudicaron a la quejosa, toda vez que si
logró superar satisfactoriamente todas las etapas preliminares del
concurso, como fueron los requisitos de elegibilidad, la presentación
del ensayo jurídico y la correspondiente entrevista, llegando a
ocupar un lugar entre los 17 finalistas que sometidos a votación ante
el Congreso del Estado de Morelos, sería ilógico que se le
concediera el amparo, en su caso, para el efecto de que se inicie un
nuevo procedimiento de selección partiendo desde la emisión de la
convocatoria, o de las subsecuentes etapas, sustrayéndole de su
esfera jurídica el derecho que obtuvo a ser considerada como apta
para integrar el grupo selecto de finalistas que el Congreso del
Estado de Morelos tomó en cuenta para emitir su votación decisiva.
Ahora, una vez depurada la materia de estudio de este
considerando, se procede al examen de los conceptos de violación
identificados con los números 15 a 18, en los que la quejosa expone
que dos de los triunfadores (********** y **********) eran inelegibles
por haber ocupado cargos de naturaleza jurisdiccional ─a los cuales
no renunciaron─ planteamientos a los que ya se dio respuesta en el
anterior considerando al analizar el tercer concepto de violación de
la demanda principal, siendo también infundado lo único que se
añade al argumento en el sentido de que uno de los nombrados no
había sido ratificado en un cargo anterior, y que el otro de los
designados en alguna época representó a un partido político ante la
autoridad electoral, ya que ambas situaciones ni se demostraron, ni
la segunda actividad de carácter político podría dar lugar a la
ilegalidad de la correspondiente designación, toda vez que no es
demostrativa del incumplimiento de los requisitos profesionales para
109
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
desempeñar el cargo de magistrado, pues de conformidad con el
artículo 35, fracción III, de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, es una prerrogativa de los ciudadanos
“Asociarse individual y libremente para tomar parte en forma
pacífica en los asuntos políticos del país;”.
En los conceptos de violación números 19 y 23 a 27, se
describen diversos supuestos hechos relacionados con las cuatro
personas restantes nombradas como magistrados, con el objeto de
señalar que sus antecedentes curriculares muestran ─según la
quejosa─ un deficiente desempeño a lo largo de su trayectoria
profesional, empero, se trata de meras afirmaciones carentes de
algún sustento probatorio para poder proceder a su análisis, por lo
que también resultan infundadas esas aseveraciones.
En el concepto de violación número 29 la quejosa sostiene que
todo el sistema normativo para la designación de magistrados es
inválido como una consecuencia de la invalidez de los artículos 89,
párrafo décimo, en la porción normativa que indica “libre y
soberanamente” y 92, párrafo quinto, de la Constitución Política del
Estado de Morelos, declarada por el Tribunal Pleno al resolver la
controversia constitucional **********, argumento que también resulta
infundado porque dicha resolución se limitó exclusivamente a
expulsar del orden jurídico dos fragmentos de las normas referidas,
sin hacer extensivos los efectos hacia otras disposiciones, pues de
haber sido así, en los resolutivos de la correspondiente ejecutoria se
hubiera hecho explícita una decisión de tales dimensiones, lo cual
no aconteció como se puede apreciar de la siguiente transcripción:
“PRIMERO. Es procedente y parcialmente fundada la
presente controversia constitucional, promovida por
el Poder Judicial del Estado de Morelos.
SEGUNDO.
Se
desestima
la
controversia
constitucional por lo que hace a la publicación del
Decreto 824, así como las fe de erratas combatidas
en la primera y segunda ampliación de demanda, al
110
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
tenor de lo expresado en la primera parte del
considerando séptimo de esta ejecutoria.
TERCERO. Se declara la invalidez de los artículos 89,
párrafo décimo, en la porción normativa que indica
“libre y soberanamente” y 92, párrafo quinto, de la
Constitución Política del Estado de Morelos, así
como de las dos convocatorias emitidas por la Junta
Política y de Gobierno del Congreso del Estado, y del
requerimiento de seis de octubre de dos mil ocho,
impugnados en la tercera y quinta ampliación de
demanda.
CUARTO. En términos de la interpretación conforme
contenida en el considerando séptimo de este fallo,
se reconoce la validez del artículo 92 de la
Constitución Política del Estado de Morelos, en las
porciones que indican “representante”.
QUINTO. Con exclusión de los anteriores preceptos,
se reconoce la validez del Decreto 824, mediante el
cual se reforman, adicionan y derogan diversas
disposiciones de la Constitución Política del Estado
de Morelos, publicado en el Periódico Oficial del
Estado el dieciséis de julio de dos mil ocho; del
Decreto 889, publicado en ese medio de difusión en
veintitrés de julio de dos mil ocho; así como el
Decreto 938 publicado en el mismo periódico el
quince de octubre de dos mil ocho y los Decretos
994, 997, 998, 999, 1000 y 1003, publicados el doce de
noviembre siguiente.
SEXTO. Esta sentencia surtirá sus efectos en los
términos precisados en el último considerando de
este fallo.
SÉPTIMO. Publíquese esta resolución en el Diario
Oficial de la Federación, en el Periódico Oficial del
Gobierno Constitucional del Estado de Morelos y en
el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta.”
Finalmente, el concepto de violación número 38 resulta
inoperante en la parte que ataca el procedimiento seguido para la
calificación de los ensayos jurídicos y la posterior entrevista, ya que
en esos dos periodos del concurso el desempeño de la quejosa fue
satisfactorio y dio lugar incluso a la aprobación de ambas etapas,
por lo que no se advierte cuál sería el beneficio que se le
111
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
proporcionaría a la quejosa el análisis de esas fases del certamen
cuyo resultado fue aprobatorio para ella.
En lo demás, el mismo concepto de violación es infundado
porque tal como se expuso en el considerando Décimo tercero de la
presente ejecutoria, es inexacto que la designación de magistrados
contenida en el Decreto 1569 carezca de fundamentación y
motivación tan sólo porque el voto de los legisladores no fue
razonado personalmente por cada uno de ellos en forma individual,
toda vez que no existe la obligación de que los integrantes del
Congreso local expongan uno a uno, o en una resolución individual,
las razones por las cuales se inclinaron por determinado finalista,
pues esta fase conclusiva del certamen está sujeta solamente a la
deliberación y posterior votación mayoritaria que determine quienes
deben ser triunfadores.
DÉCIMO OCTAVO. Conceptos de violación formulados en
la segunda ampliación de la demanda formulada por la quejosa
********** cuyo estudio fue omitido por el Juez de Distrito.
Mediante escrito presentado el 19 de noviembre de 2009 la quejosa
********** presentó una segunda ampliación de su demanda, en la
cual adujo cinco conceptos de violación esencialmente dirigidos a
controvertir el ensayo jurídico presentado por las personas que se
declararon vencedoras del concurso de selección de magistrados
mediante el Decreto 1569. En tales conceptos expuso lo siguiente:
VENCEDOR
**********.
ENSAYO

Consta de 27 páginas cuando el mínimo era de 30;

No precisa fuentes de investigación bibliográficas,
hemerográficas,
ni
de
las
fuentes
electrónicas
consultadas; y,

Las notas al pie de página no suplen la cita de las
referidas fuentes.
**********.

El título del tema del trabajo se aparta de los requisitos
112
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
exigidos porque es ajeno a la función jurisdiccional, y
en el aspecto en que corresponde a temas vinculados
con
la
administración
de
justicia,
no
llega
a
desarrollarse al menos en 30 páginas, que es el
mínimo previsto;

Una de las notas al pie de página relativa al año (2002)
de la edición de una obra jurídica no corresponde con
el año (2009) de la edición del mismo texto descrita en
la bibliografía; y,

Se citan como consultadas diversas obras y artículos
pero no se proporciona la información de las mismas
en las notas al pie de página números 4, 12 y 15.
**********.

No presenta índice;

No cita tratados ni convenios internacionales suscritos
por México; y,

El tema tratado no tiene coincidencia con los temas
exigidos.
**********.

Carece de portada con datos del título;

Carece de nombre del autor;

No tiene fecha de elaboración;

No se aprecia que cite tratados ni convenios
internacionales suscritos por México;
**********:

Sólo reproduce en paráfrasis otras obras jurídicas; y,

No colma el requisito de originalidad.

Se separa de los temas exigidos porque se aleja de la
función jurisdiccional

Fue aprobado su ensayo no obstante que con
anterioridad
no
fue
ratificado
como
magistrado
electoral; y,

Se violó la disposición que establece que ningún
magistrado podrá volver a ocupar el cargo de
magistrado.
Del resumen anterior se advierte que la quejosa esencialmente
trata de demostrar que los ensayos jurídicos no cumplen con los
requisitos legalmente exigidos, empero no toma en consideración,
en primer lugar, que en lo que a ella concierne nunca fue
113
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
descalificada con motivo del ensayo que presentó, de manera que
no puede alegar un trato desigual respecto de los resultados de la
evaluación de esta fase del certamen; y en segundo lugar, que esta
Segunda Sala no puede sustituirse en la función del órgano
encargado de calificarlos, como es la Junta Política y de Gobierno
del Congreso del Estado de Morelos, pues se trata de cuestiones de
criterio que no están sujetas a escrutinio desde el punto de vista del
control constitucional que se ejerce en la vía de amparo, de modo tal
que no le corresponde a los Tribunales de la Federación determinar
qué ensayo jurídico tiene mejores méritos que otros, o cuáles no
demuestran el perfil profesional idóneo para ocupar el cargo de
magistrado local.
Finalmente, respecto de las afirmaciones que se hacen con
relación a uno de los vencedores del certamen, en el sentido de que
fue aprobado su ensayo aunque con anterioridad no fue ratificado
como magistrado electoral, y que al elegirlo se violó la disposición
que establece que ningún magistrado podrá volver a ocupar ese
mismo cargo, sólo resta señalar que la primera afirmación es
reiterativa de lo que anteriormente ya se declaró infundado por
carecer de pruebas que la avalen, y el segundo argumento es
infundado porque el sexto párrafo del artículo 89 de la Constitución
Política del Estado de Morelos, lo que prohíbe es que los
magistrados del Tribunal Superior de Justicia de esa entidad
federativa que ya hayan sido ratificados para un segundo periodo,
vuelvan a desempeñar esa función, tal como se advierte de la
siguiente transcripción de dicho precepto:
“Artículo 89.
[...]
Ninguna persona que haya sido nombrada
magistrado y haya procedido su designación para un
nuevo período en términos de esta constitución,
podrá volver a ocupar el cargo. En ningún caso y por
ningún motivo, los Magistrados que hubieran
ejercido el cargo con el carácter de titular,
114
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
provisional o interino, podrán rebasar catorce años
en el cargo.
[...].”
En estas condiciones, y ante lo infundado de los conceptos de
violación analizados en este considerando, procede revocar la
sentencia recurrida en la parte que concedió el amparo a la quejosa
********** en contra del Decreto 1569, mediante el cual culminó el
procedimiento de selección de magistrados en el Estado de
Morelos, publicado oficialmente el 29 de julio de 2009.
Por lo expuesto y fundado, se resuelve:
PRIMERO. Se desechan, por falta de legitimación, los
recursos de revisión de la Junta Política y de Gobierno del Congreso
del Estado de Morelos, así como el del Gobernador, Secretario de
Gobierno y Director del Periódico Oficial, todos del mismo Estado.
SEGUNDO. Se corrige de oficio la incongruencia detectada en
la sentencia recurrida.
TERCERO. Con la salvedad anterior, queda firme el primer
punto resolutivo en cuanto sobreseyó parcialmente en los juicios
acumulados promovidos por ********** y **********.
CUARTO. Queda firme el primer punto resolutivo de la
sentencia recurrida en cuanto sobreseyó íntegramente los juicios de
amparo promovidos por los quejosos ********** y **********.
QUINTO. En la materia de la revisión, se modifica la sentencia
recurrida.
SEXTO. Se sobresee en el juicio de amparo acumulado
promovido por **********.
115
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
SÉPTIMO. La Justicia de la Unión no ampara ni protege a
********** y a ********** contra el Decreto 1569, publicado el
veintinueve de julio de dos mil nueve en el Periódico Oficial “Tierra
y Libertad”.
OCTAVO. La Justicia de la Unión no ampara ni protege a
********** en contra de los artículos 40, fracciones XXVII y XXXVII,
89 párrafo décimo, y 90 fracción VII, de la Constitución Política del
Estado de Morelos.
NOVENO. Queda sin materia el recurso de revisión de la
quejosa **********.
Notifíquese; vuelvan los respectivos autos al juzgado y
Tribunal Colegiado de su origen y, en su oportunidad, archívese el
presente toca como asunto concluido.
Así, lo resolvió la Segunda Sala de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, por unanimidad de cinco votos de los
señores Ministros: Margarita Beatriz Luna Ramos, Sergio A.
Valls Hernández, José Fernando Franco González Salas, Luis
María Aguilar Morales y Ministro Presidente Sergio Salvador
Aguirre Anguiano.
Firman el Ministro Presidente y la Ministra Ponente, con el
Secretario de Acuerdos de la Segunda Sala, que autoriza y da
fe.
PRESIDENTE:
_____________________________________________
MINISTRO SERGIO SALVADOR AGUIRRE ANGUIANO
116
AMPARO EN REVISIÓN 311/2011
PONENTE:
__________________________________________
MINISTRA MARGARITA BEATRIZ LUNA RAMOS
EL SECRETARIO DE ACUERDOS
____________________________________
LIC. MARIO EDUARDO PLATA ÁLVAREZ
Esta hoja corresponde al amparo en revisión número 311/2011, quejosos:
**********. Fallado el siete de septiembre de dos mil once, con los puntos resolutivos
siguientes: “PRIMERO. Se desechan, por falta de legitimación, los recursos de revisión
de la Junta Política y de Gobierno del Congreso del Estado de Morelos, así como el del
Gobernador, Secretario de Gobierno y Director del Periódico Oficial, todos del mismo
Estado. --- SEGUNDO. Se corrige de oficio la incongruencia detectada en la sentencia
recurrida. --- TERCERO. Con la salvedad anterior, queda firme el primer punto
resolutivo en cuanto sobreseyó parcialmente en los juicios acumulados promovidos por
********** y **********.--- CUARTO. Queda firme el primer punto resolutivo de la
sentencia recurrida en cuanto sobreseyó íntegramente los juicios de amparo
promovidos por los quejosos ********** y **********. --- QUINTO. En la materia de la
revisión, se modifica la sentencia recurrida. --- SEXTO. Se sobresee en el juicio de
amparo acumulado promovido por **********. --- SÉPTIMO. La Justicia de la Unión no
ampara ni protege a ********** y a ********** contra el Decreto 1569, publicado el
veintinueve de julio de dos mil nueve en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad”. --OCTAVO. La Justicia de la Unión no ampara ni protege a ********** en contra de los
artículos 40, fracciones XXVII y XXXVII, 89 párrafo décimo, y 90 fracción VII, de la
Constitución Política del Estado de Morelos. --- NOVENO. Queda sin materia el recurso
de revisión de la quejosa **********.” Conste.
En términos de lo determinado por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación en su sesión del veinticuatro de abril de dos mil siete, y conforme a lo
previsto en los artículos 3, fracción II, 13, 14 y 18 de la Ley Federal de
Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, en esta versión
pública se suprime la información considerada legalmente como reservada o
confidencial que encuadra en esos supuestos normativos.
117
Descargar

AMPARO EN REVISIÓN 311/2011 AMPARO EN REVISIÓN 311