LA ANIMACIÓN DE LA PASTORAL VOCACIONAL
EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
Alexis Rodríguez Vargas, Pbro.
Máster en Psicología con énfasis en terapia de familia.
Licenciado en Psicología. Bachiller en Teología.
Secretario Ejecutivo DEVYM/OSLAM
En su mensaje al II Congreso Continental Latinoamericano de Vocaciones el Santo Padre
Benedicto XVI ha recordado que “la vocación no es fruto de ningún proyecto humano o de
una hábil estrategia organizativa”1, pero también nos ha dicho que “la experiencia nos
enseña que, allí donde hay una buena planificación y una práctica constante de la pastoral
vocacional, las vocaciones no faltan. Dios es generoso, e igualmente generoso debería ser
el empeño pastoral vocacional en todas las Iglesias particulares”2. El presente artículo
ofrece una visión sinóptica de la estructura de servicio del Consejo Episcopal
Latinoamericano (CELAM) en los campos de la pastoral vocacional y de la formación
sacerdotal con el deseo de compartir con los hermanos nuestra práctica pastoral y nuestro
empeño, que esperamos sea generoso.
En primer lugar valga hacer una breve referencia a la institución como tal.
“El CELAM es un organismo eclesial de fraterna ayuda episcopal, cuya
preocupación fundamental es colaborar para la evangelización del Continente. A lo
largo de sus 50 años, ha brindado servicios muy importantes a las Conferencias
Episcopales y a nuestras Iglesias Particulares, entre los que destacamos las
Conferencias Generales, los Encuentros Regionales, los Seminarios de estudio, en
sus diversos organismos e instituciones. El resultado de todo este esfuerzo es una
sentida fraternidad entre los Obispos del Continente y una reflexión teológica y un
lenguaje pastoral común que favorece la comunión y el intercambio entre las
Iglesias”3.
También se puede señalar que:
“El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) es un organismo de comunión,
reflexión, colaboración y servicio, creado por la Santa Sede, a petición del
Episcopado Latinoamericano, como signo e instrumento del afecto colegial, en
perfecta comunión con la Iglesia Universal y con su Cabeza visible, el Romano
Pontífice”4.
El CELAM, cuyo organigrama de servicio se presenta en la Fig. No. 1, está conformado
por las 22 conferencias episcopales de América Latina y el Caribe, a las cuales ofrece ante
todo un servicio de animación, ayuda en la reflexión y en la acción pastoral en diversas
áreas. Este servicio se coordina desde el “plan global” que cada cuatro años es formulado
1
2
3
4
II Congreso Continental de Vocaciones, Mensaje del Santo Padre, 2011.
Ibid
Documento de Aparecida (DA) 183.
Estatutos del CELAM, Art. 1.
1
por la presidencia, a la hora de escribir el presente artículo se está preparando el plan global
2011 – 2015, por tanto todas las referencias que se hagan a la planificación de la institución
se basarán en el plan global 2007 – 2011.
Fig. No. 1
Organigrama del CELAM 2007 - 2011
Nuestro organismo trabaja en una región con una población cercana a 580 millones de
habitantes, cerca del 81% de los cuales se autodenominan católicos, distribuidos en unas
800 jurisdicciones eclesiásticas5. En el 2008 se contaba para toda la región con unos 45280
sacerdotes diocesanos, 24033 sacerdotes religiosos, 20732 seminaristas diocesanos y 10269
seminaristas religiosos6. De acuerdo a la Pontificia Comisión para América Latina (CAL)7,
aunque el 48 % de los católicos del mundo se encuentran en América Latina y el Caribe, en
el mismo territorio solo está el 16,7 % del total mundial de sacerdotes (diocesanos y
religiosos). Además el promedio mundial de personas por sacerdote es de 1 X 2.766, pero
en América Latina este promedio es de 1 X 7.633, distribuido por zona geográfica de la
siguiente manera: en América Central y México: 1 X 6.759, en América del Sur 1 X 7.155
y en el Caribe 1 X 8.1768.
5
6
7
8
Herrera, Miguel Ángel conferencia al II congreso latinoamericano y caribeño de diaconado permanente,
2011.
Datos del Annuarium Statisticum Ecclesiae de la Santa Sede, 2008.
Ruiz Arenas, Octavio. Ponencia en taller de pastoral sacerdotal del CELAM, México, 2010.
Ibid.
2
Los departamentos son los organismos especializados del CELAM para prestar servicios a
las Conferencias Episcopales de América Latina y del Caribe en los distintos campos de la
pastoral9. En el caso específico del Departamento de Vocaciones y Ministerios (DEVYM),
este es el encargado de las tareas relacionadas con los ministros ordenados, los ministerios
confiados a los laicos, la vida consagrada y la pastoral vocacional, además en coordinación
con OSLAM (Organización de Seminarios Latinoamericanos) atiende las necesidades de
los seminarios de la región. A continuación presentaré algunos de sus rasgos más
sobresalientes.
1. Referencias históricas10.
a. DEVYM:
El predecesor del departamento fue el antiguo sub-secretariado de clero e institutos
religiosos creado en el año 1956, durante la reunión celebrada del 5 al 15 de noviembre en
Bogotá, Colombia. Posteriormente, en la VIII Asamblea del CELAM, celebrada en Roma
en el mes de Octubre de 1964, durante la tercera sesión del Concilio Ecuménico Vaticano
II, el departamento de vocaciones (DEVOC) fue uno de los diez departamentos creados
como órganos especializados, para prestar servicios pastorales y técnicos a las Conferencias
Episcopales de América Latina, en los distintos campos de apostolado. En noviembre de
1969, se creó un departamento (DEMIN), que comprendía Seminarios, Clero y Diaconado
Permanente. En 1972 ambos departamentos se integraron dando origen al DEVYM.
Finalmente, en la reestructuración del 2003 se incorporó al DEVYM el departamento de
vida consagrada (DEVIC).
b. OSLAM:
En Septiembre de 1958, con motivo del primer Congreso de Rectores de Seminarios
Mayores en América Latina celebrado en Roma, surgió la Organización de Seminarios
Latinoamericanos (OSLAM) que siempre ha estado ligada al Departamento de Vocaciones
y cuyo Secretario es el mismo Secretario Ejecutivo del Departamento de Vocaciones. Sus
primeros estatutos fueron aprobados por la Congregación de seminarios y universidades el
30 de diciembre de 1958 (carta No. 345 57)
2. Objetivos:
a. DEVYM11:
Los objetivos del DEVYM para el cuatrienio 2007 – 2011 son los siguientes:
1-
9
10
11
Objetivo General
Cfr. Estatutos CELAM Art. 46
Cfr. Manual de funciones del DEVYM pág. 1.
Cfr. Plan global CELAM 2007-2011.
3
Dinamizar la ministerialidad de la Iglesia en América Latina y El Caribe, en colaboración
con las Conferencias Episcopales de cada país, para favorecer procesos, en los que cada
llamado acoja y viva su vocación especifica como auténtico discípulo misionero de
Jesucristo y contribuya de modo eficaz en la nueva evangelización del “Continente de la
esperanza y del amor”.
2-
Objetivos específicos

Colaborar con las Conferencias Episcopales nacionales en la tarea de animar y
promover todas las vocaciones y los ministerios de los discípulos misioneros para
que ellos descubran “el sentido de la vida y el proyecto que Dios tenga para cada
uno” (DA 314) e impulsar procesos de multiplicación y formación de los
animadores de la pastoral vocacional en las distintas regiones de América Latina y
el Caribe a la luz del espíritu de Aparecida.

Contribuir con los organismos nacionales de las Conferencias Episcopales de cada
país, mediante servicios de asesoría y de apoyo, a la promoción de las vocaciones e
impulsar procesos de formación de nuevos animadores vocacionales en
concordancia con la conversión pastoral propuesta por Aparecida.

Favorecer la integración y la reflexión de los responsables nacionales de la pastoral
vocacional con miras a la realización del II Congreso Latinoamericano de Pastoral
Vocacional en coherencia con el espíritu de Aparecida.

Contribuir a que los laicos, con una adecuada formación, descubran, asuman y vivan
su vocación e identidad cristiana en la Iglesia y en el mundo para que profundicen
su conciencia del llamado a ser discípulos misioneros de Jesucristo y protagonistas
de la nueva evangelización.

Colaborar con las Conferencias Episcopales en la promoción y formación de los
“ministerios confiados a los laicos” (DA 99c) además de profundizar en su reflexión
desde la clave del discipulado y la misión.

Estimular el intercambio de experiencias y la reflexión sobre la vocación discipular
y misionera de los ministros no ordenados en las comunidades eclesiales de
América Latina y el Caribe.

Profundizar la reflexión sobre la misión y la relación del Obispo con la Vida
Consagrada en la Iglesia particular a la luz del discipulado y de la misión.

Promover la comunión de la Vida Consagrada con la vida de la Iglesia particular en
miras a la nueva evangelización de América Latina y el Caribe, en la clave del
discipulado y la misión según lo expresado en DA 218.

Contribuir con la formación permanente de la Vida Consagrada contemplativa y
reflexionar sobre la realidad de las vírgenes consagradas en América Latina y el
Caribe.
4

Propiciar el diálogo entre los Obispos, los religiosos y los consagrados de Institutos
seculares en miras a fomentar la comunión eclesial y la colaboración en la misión
expresadas en el DA 223.

Contribuir con las Conferencias Episcopales, en coordinación con la Organización
de Seminarios Latinoamericanos (OSLAM), a impulsar la formación de los
ministros ordenados desde la perspectiva del discipulado y la misión.

Favorecer la capacitación de los formadores de seminarios mediante la
profundización del espíritu de la Conferencia de Aparecida, el intercambio de
experiencias y la búsqueda de líneas formativas de acuerdo a las orientaciones del
Magisterio y las exigencias actuales del Continente para que “el proyecto formativo
del seminario ofrezca a los seminaristas un verdadero proceso integral: humano,
espiritual, intelectual y pastoral, centrado en Jesucristo Buen Pastor” (Cf. DA 319).

Brindar espacios para la Formación Permanente de los sacerdotes (DA 326) y
apoyar el desarrollo de la Pastoral Sacerdotal desde la perspectiva del discipulado y
la misión.

Promover la reflexión, el intercambio de experiencias y la búsqueda de líneas
pastorales comunes para impulsar la Formación Permanente y el desarrollo de la
Pastoral Sacerdotal.

Promover la previsión humana y social de los presbíteros para garantizar la salud
integral y la calidad de vida digna de los sacerdotes en América Latina y el Caribe.

Impulsar y acompañar, en comunión con las Conferencias Episcopales, el ministerio
del Diaconado Permanente y contribuir con su formación discipular y misionera en
vista de la nueva evangelización del “Continente de la esperanza y del amor”.

Motivar la reflexión y el intercambio de experiencias sobre el desarrollo de la
vocación y del ministerio del Diaconado Permanente en las Iglesias particulares del
continente y su contribución a la nueva evangelización desde la perspectiva del
discipulado y misión.
b. OSLAM:
Son los objetivos de la OSLAM12:
12

Buscar una formación presbiteral acorde con el Evangelio, el Magisterio de la
Iglesia y las necesidades del Continente Latinoamericano.

Promover la capacitación específica y la continua actualización de los
formadores de Seminarios.
Cfr. Estatutos de OSLAM Art. 2.
5

Promover y asesorar a las Organizaciones Nacionales, plurinacionales y a los
Seminarios de América Latina.

Actuar como organismo de colaboración para el Departamento de Vocaciones y
Ministerios del CELAM (DEVYM) y prestar servicios a otros organismos que
lo soliciten en los asuntos relacionados con la naturaleza y fines de la
Organización.
Los objetivos de la Junta directiva de OSLAM para el trienio 2010 – 2012 son:
Objetivo General:
Estimular la recepción de Aparecida en el ámbito específico de la formación sacerdotal en
América Latina y el Caribe para que los Seminarios sean verdaderas escuelas de discípulos
misioneros.
Objetivos Específicos:
 Avivar el Encuentro de los seminaristas de la región con Jesucristo vivo por
medio de la Palabra para impulsar la formación integral en sus diversas
dimensiones (D.A. 280).

Promover la formación de formadores de los Seminarios de América Latina y el
Caribe desde el espíritu de Aparecida, para que ellos puedan asumir mejor su
paternidad espiritual con sus seminaristas.

Fomentar la integración de las Organizaciones Nacionales de Seminarios de
América Latina y el Caribe para que la OSLAM pueda responder más
adecuadamente a las necesidades específicas y coyunturales de las mismas.
3. Estructura:
a. DEVYM13:
El Departamento de Vocaciones y Ministerios tiene una directiva, un equipo de cinco
obispos, constituida por períodos de cuatro años, elección que se realiza en las Asambleas
del CELAM y está conformado de la siguiente manera:
13

Un obispo presidente.

Cuatro obispos, representantes de las cuatro regiones en que el CELAM organiza
sus servicios, que constituyen la Comisión Episcopal del Departamento.
Cfr. Manual de funciones DEVYM.
6
Para el período 2007 – 2011 este equipo de obispos estuvo conformado por:





Dom Sergio da Rocha, arzobispo de Teresina, Brasil como presidente.
Mons. Guido Plante P. M. E. obispo de Choluteca, Honduras, como responsable
directo de la pastoral vocacional.
Mons. Luis Antonio Secco S. D. B. obispo de Willemstad, Curaçao, como
responsable directo de laicos y ministerios no ordenados.
Mons. Ignacio Gogorza s. C. I. obispo de Encarnación, Paraguay, como responsable
directo de la vida consagrada.
Mons. Oscar Omar Aparicio, obispo auxiliar de La Paz, Bolivia, como responsable
directo de seminarios y ministerios ordenados.
Para el período que recién inicia se nombró a Mons. Ricardo Antonio Tobón Restrepo,
arzobispo de Medellín, Colombia para presidir el departamento, a la fecha aún no se ha
terminado la selección del resto del equipo.
Cada obispo del departamento reside en su respectiva diócesis, por tanto el departamento
cuenta con un sacerdote secretario ejecutivo, que trabaja tiempo completo para la
institución y habita en Bogotá, Colombia, sede del CELAM. El es el responsable directo de
impulsar la realización de los proyectos del departamento en comunión con los obispos y
otras instituciones ligadas. El ejecutivo tiene el apoyo de una secretaria, actualmente la
Srta. Angélica Sánchez Castellanos, y en los casos en que se requiera, el departamento
puede conformar equipos de asesores para temas específicos.
b. OSLAM14:
La OSLAM actúa por medio de una Asamblea General, que se reúne cada tres años de
manera ordinaria, y una Junta Directiva elegida para períodos de un trienio.
La Asamblea General, que es la autoridad máxima de la Organización, está constituida de
la siguiente forma:
a) De Argentina, Brasil, Colombia y México, dos Delegados por país, en razón del
número de Seminarios.
b) De los demás países de América Latina y el Caribe, un Delegado por país.
c) De los Colegios Latinoamericanos de Roma (Pío Latino, Brasileño y Mexicano
y otros de posible fundación), un delegado en nombre de todos ellos.
La Junta Directiva es el órgano ejecutivo de la institución y está integrada por un
presidente, un vicepresidente, un secretario ejecutivo (el mismo ejecutivo del DEVYM) y
un representante por cada una de las cuatro regiones: Cono Sur, Países Bolivarianos, Caribe
Antillano, México - Centroamérica y Panamá. Todos los delegados, tanto de la junta
directiva como de la asamblea general, a excepción del secretario ejecutivo son rectores de
seminarios.
14
Cfr. Estatutos OSLAM.
7
En la actualidad, la junta directiva está conformada de la siguiente manera:






Presidente: P. Juan Luis Negrón Delgado, rector del seminario Mayor Regional San
Juan Bautista, Puerto Rico.
Vicepresidente: P. Joel Núñez Flautes, rector del seminario Arquidiocesano Nuestra
Señora del Socorro, Venezuela.
Delegado región Caribe: P. José Rosario Goris, Rector del Seminario Mayor
Pontificio Santo Tomás de Aquino, República Dominicana.
Delegado Centro América y México: P. Héctor Villa Hernández, Presidente de la
Organización de Seminarios de México OSMEX y Rector del Seminario Conciliar
Ciudad Juárez, México
Delegado cono sur: P. Fernando Ramos Pérez, Presidente de la Organización de
Seminarios de Chile OSCHI y Rector del Seminario Pontificio Mayor de los Santos
Ángeles Custodios, Chile.
Delegado países bolivarianos: P. José Rodolfo Soledispa, Presidente de la
Organización de Seminarios de Ecuador OSEC y Rector del Seminario Mayor de
Guayaquil, Ecuador.
4. II Congreso Continental Latinoamericano de Vocaciones:
Quisiera concluir el presente vistazo sobre el servicio del DEVYM señalando que una de
sus actividades más significativas durante el cuatrienio 2007 – 2011, fue el Segundo
Congreso de Vocaciones, realizado en Costa Rica en febrero del 2011. Algunos de sus
aspectos directivos son:
1. Objetivo General:
Fortalecer la cultura vocacional para que los bautizados asuman su llamado de ser
discípulos y misioneros de Cristo en las circunstancias actuales de América Latina y
el Caribe.
2. Objetivos específicos:
1. Destacar los principales aspectos de la realidad de América latina y Caribe que
inciden en la dinámica vocacional.
2. Examinar la conciencia que los bautizados de América latina y Caribe tienen de
la cultura vocacional.
3. Reflexionar el proyecto del Padre para el ser humano en las circunstancias
actuales de América Latina y el Caribe.
4. Presentar la vocación bautismal como eje transversal de toda la acción pastoral
de la Iglesia.
5. Elaborar pistas concretas de la dimensión evangelizadora de la animación
vocacional para la Misión Continental.
6. Elaborar criterios para procesos de itinerarios vocacionales que respondan a las
circunstancias actuales de América Latina y el Caribe.
3. Lema:
Maestro, en tu Palabra echaré las redes (Lc 5,5).
4. Tema:
8
Llamados a lanzar las redes para alcanzar vida plena en Cristo.
Al momento de escribir estas líneas el documento final del congreso está pronto a darse a
conocer y es esperado con esperanza en nuestros ambientes de animación vocacional. Una
actividad como esta es ejemplo del ser y del quehacer de la estructura de servicio de la
Iglesia que mora en nuestras tierras y permite entender más claramente por que el mensaje
final del primer congreso continental de vocaciones (1994) habla de la pastoral vocacional
en el continente de la esperanza.
Ruego a nuestra Madre de Guadalupe, nuestra patrona, nos ayude a profundizar lo que implica
para nosotros, en la pastoral vocacional y en la formación de los futuros pastores, abandonar las
estructuras caducas que ya no favorezcan la transmisión de la fe 15,para que así pongamos
constantemente nuestras energías en impulsar una vigorosa pastoral de las vocaciones para llevar
a cabo la misión de la nueva evangelización en nuestras tierras16.
BIBLIOGRAFÍA CITADA.
15
16

CELAM (2007) Documento de Aparecida Centro Publicaciones CELAM, Bogotá.

CELAM (2007) Plan global 2007-2011. Centro Publicaciones CELAM, Bogotá.

CELAM (2009) Estatutos. Centro Publicaciones CELAM, Bogotá.

DEVYM (2003) Manual de funciones. (sin publicar).

Herrera, M. A. Conferencia para el II congreso de diaconado permanente: datos
estadísticos de la Iglesia en América Latina. Brasil 2011. (sin publicar).

OSLAM (2000) Estatutos. Centro Publicaciones CELAM, Bogotá.

Primer congreso continental latinoamericano de vocaciones (1994), Documento de
Itaici: la pastoral Vocacional en el continente de la esperanza. Centro Publicaciones
CELAM, Bogotá.

Ruiz Arenas, O. Conferencia al taller continental de pastoral sacerdotal. México,
2010. (sin publicar).

Santa Sede (2008) Annuarium Statisticum Ecclesiae. Vaticano.

Segundo Congreso Continental Latinoamericano de Vocaciones (2011) en
imprenta.
DA 365.
Cfr. I Congreso Continental Latinoamericano de Vocaciones, mensaje del Papa, 1994.
9
Descargar

LA ANIMACIÓN DE LA PASTORAL VOCACIONAL EN AMÉRICA

PROCESO DE TOMA DE DECISIONES. OBSERVACIONES: •

PROCESO DE TOMA DE DECISIONES. OBSERVACIONES: •

CurriculoDecisión vocacionalModelo de Nixon y Glover y de KrumboltzDeterminísticasProbabilísticas: cerradas estáticas o dinámicas, y abiertas

Tercera Conferencia General de Obispos Latinoamericanos

Tercera Conferencia General de Obispos Latinoamericanos

Conflictos con sociedadCompromiso con valores familiares, culturales y socialesIglesia católicaPueblaTendencias actuales