TEMA 18. LA ACTIVIDAD PESQUERA EN ESPAÑA:
Significado de la pesca en España. Regiones pesqueras de España y
principales caladeros. Importancia creciente de la acuicultura en España.
SIGNIFICADO DE LA PESCA EN ESPAÑA:
Las actividades pesqueras dependen de una serie de condicionantes tanto
físicos como históricos, que determinan la situación actual del sector
pesquero y su papel en la economía española. Son los siguientes:
A-CONDICIONANTES FÍSICOS: son los que determinan la existencia de los
ecosistemas marinos, la abundancia de plancton, la luminosidad de las aguas,
la formación de bancos de peces etc.; entre estos factores destacan la
extensión del litoral, la existencia de corrientes marinas, la extensión de la
plataforma continental, la temperatura del agua y el clima (vientos, lluvia...) que
influye en el oleaje etc.
En general se puede decir que España no tiene condiciones óptimas, a
pesar de la amplitud de su litoral, para una abundante fauna marina y, por
tanto, para la pesca: la plataforma continental española es estrecha; la zona
de máxima extensión (60 kms.) se encuentra entre Castellón y Tarragona, y la
mínima (5 Kms.) en el estrecho. También la abundancia de playas es otro
factor negativo. Por ello, los caladeros españoles son limitados, y la flota
española siempre se ha visto obligada a faenar en caladeros ajenos.
Sin embargo, según sus diferentes condiciones físicas, a grandes rasgos
podemos distinguir dos grandes zonas:
1-zona atlántica, con mayores mareas, fuerte oleaje, menor salinidad
(alrededor del 35%), temperaturas más bajas (entre 10 y 18º C en agosto y 11
y 15º C en enero) y corrientes marinas que facilitan la distribución del plancton.
Todo ello permite la existencia de una franja costera de varios cientos de
metros, alternativamente sumergida y emergida, que facilita el marisqueo
sobre la arena de la playa. Además, el litoral atlántico presenta en el noroeste
peninsular una articulación que favorece la instalación de bateas y cultivos
marinos.
2-zona mediterránea, con poco oleaje, pequeñas mareas, fuerte salinidad
(hasta el 38%) y elevada temperatura (hasta 25º C en agosto y 14º C en enero)
Estas diferencias físicas determinan que la principal zona de pesca en
España sea la atlántica.
B-CONDICIONANTES HISTÓRICOS:
En España siempre ha habido una importante tradición pesquera en las
zonas costeras, tanto peninsulares como insulares, con antecedentes ya en la
época prehistórica. En época romana la pesca ya tuvo una función comercial y
existían numerosas factorías que preparaban excelentes conservas
(salazones) y salsas de pescado para exportar a Roma. En la Edad Media la
pesca tuvo un carácter de subsistencia, aunque los barcos vascos ya acudían
a los caladeros del Atlántico Norte (pesca de ballenas y posteriormente
bacalao). Desde el S. XIX, la aplicación del vapor a la navegación permitió un
mayor alejamiento de la costa y una pesca cada vez más eficaz, a la vez que
favoreció el comercio y aumentó las industrias de fabricación pesquera.
Además, la expansión del ferrocarril facilitó el transporte del pescado y permitió
su consumo en el interior de la península y la industria textil y la metalúrgica
1
fabricaron aparejos y artes de pesca a gran escala, permitiendo a los barcos el
alejamiento de la costa y una pesca cada vez más eficaz.
En el siglo XX, tras el paréntesis de la Guerra Civil y la II Guerra Mundial, se
produce un importante avance de la actividad pesquera y en la actualidad
España es una de las primeras potencias mundiales en pesca de altura,
tanto por el tonelaje de pesca capturada como por su valor. Aporta el 0,5% del
PIB y genera casi 75000 empleos directos y muchos más indirectos. Sin
embargo, aunque estos datos son indicativos de la importancia de la pesca
española, si los comparamos con los de hace un cuarto de siglo, se aprecia
un declive de la actividad.
El SIGNIFICADO EN LA ACTUALIDAD de la pesca en España obedece,
además de a los factores señalados, a los siguientes hechos:
1- el agotamiento de los caladeros nacionales, en muchos casos por
sobreexplotación de las especies.
2- en 1961 en el contexto del I Plan de Desarrollo Económico (época
franquista), se promulgó la Ley de protección y renovación de la flota
pesquera, para modernizar la flota pesquera y reestructurar la actividad, que
tenía un excesivo carácter artesanal. Se consiguió su rejuvenecimiento, sobre
todo de la gallega y la vasca, y, por lo tanto, mejoró su calidad. Se redujo el nº
de barcos y se fomentó la construcción de grandes barcos congeladores para
la pesca de altura. Esto consolidó las diferencias entre la flota atlántica
(grandes barcos para faenar en alta mar y en caladeros extranjeros) y la flota
mediterránea (barcos más pequeños para la pesca litoral).
A partir de este momento, subsistió la pesca de bajura, pero el grueso de las
capturas empezó a proceder de una moderna flota congeladora muy bien
equipada para la pesca en las aguas del Sahara, Angola, Mozambique y
Atlántico noroccidental, a 6000 Kilómetros de sus puertos de origen. En los
años 70 del S. XX España alcanza su record de capturas de pescado.
3- la crisis del petróleo de 1973 frenó el proceso de crecimiento al encarecer
el combustible y en 1977 se inicia la “crisis pesquera” debido a la carestía del
combustible, la crisis económica general y las limitaciones impuestas por la
creación de las zonas económicas exclusivas (ZEE) hasta las 200 millas, lo
que dificultó o impidió faenar en caladeros tradicionales. La aplicación de las
200 millas significaba que el 90% de los recursos pesqueros mundiales
quedaban dentro de estas áreas, mientras que antes eran aguas
internacionales y de libre aprovechamiento pesquero.
4- la entrada en la UE en 1986 ha condicionado de forma decisiva la actividad
pesquera: España conservaba un importante potencial pesquero (su capacidad
equivalía a las dos terceras partes de la flota europea) por lo que se impusieron
a España unas durísimas condiciones y un periodo de transición de 17 años
hasta la plena incorporación, en 2002: reducción de capturas, limitación del nº
de barcos que pueden faenar en aguas comunitarias, aceptación de los
convenios firmados por la UE etc.
Desde su incorporación a la UE España está obligada a cumplir las normas
establecidas por LA POLÍTICA PESQUERA COMUNITARIA, la PPC (LA
EUROPA AZUL)
Hasta los años 80 la UE no tuvo en realidad una política pesquera común, por
la escasa importancia que este sector tenía en la economía comunitaria. Sin
embargo, la situación creada por la crisis de los años 70 y los “peligros” de la
2
futura incorporación de España y Portugal decidieron la promulgación de los
Reglamentos de la Europa Azul, en 1983.
La política pesquera común se basa en 4 puntos principales:
1- conservación de los recursos, para lo cual se establecen Tarifas Anuales
de Capturas por las que se asignan cuotas de pesca (cantidad de toneladas
que puede pescar un país de cada especie) a los países miembros.
2- política estructural: su objetivo es mejorar las estructuras económicas del
sector pesquero (barcos, industrias transformadoras, equipamientos
portuarios...) tratando de adaptar la flota a las posibilidades de explotación
3- Organización Común de Mercados (OCM), para establecer rentas justas a
los pescadores y precios razonables a los consumidores.
4- Acceso a los caladeros exteriores, mediante la firma de acuerdos con
terceros países.
Para contrarrestar los efectos negativos de la adaptación al ingreso en la
UE, España obtuvo importantes subvenciones que permitieron modernizar la
flota y realizar la reconversión. Sin embargo, el logro más importante fue el
acortamiento del periodo de transición, que terminó en 1996 con la plena
integración de España en la Europa Azul, el acceso a caladeros europeos
antes prohibidos y la negociación con otros países a través de la UE.
En 2002 se hizo una reforma de la PPC introduciendo nuevos
planteamientos como lograr el desarrollo sostenible de la pesca,
considerando el mar como un ecosistema y un medio donde se generan gran
cantidad de recursos o bienes que tienen que ser aprovechados sin
comprometer su existencia.
También se adoptaron nuevas medidas comunitarias para la financiación y
gestión de las flotas de pesca y para establecer las relaciones con países no
comunitarios, basadas también en el desarrollo de una pesca sostenible y
responsable.
En el año 2013 se verificarán los resultados de estas estrategias para
establecer criterios para su revisión.
LA ACTIVIDAD PESQUERA HOY DÍA:
El sector pesquero español ha podido sobrevivir a décadas de
incertidumbres, conflictos y problemas por lo arraigado de la pesca en las
regiones litorales y la importancia social y económica del recurso.
La flota ha experimentado una enorme transformación y hoy se halla en la
vanguardia de las tecnologías en lo que se refiere a sistemas de navegación,
adelantos náuticos, etc. Algunos buques son auténticas factorías; coexiste, no
obstante, con una flota tradicional de bajura, cuya actividad resulta cada vez
más difícil por su falta de competitividad y por el agotamiento de nuestros
mares.
Los lugares de pesca han variado, tanto en naturaleza como en ubicación,
pues hoy se pesca en aguas de aprovechamiento económico pertenecientes a
otros países (aguas jurisdiccionales) y a distancias considerables de los
puertos de partida, hasta en los océanos Índico y Pacífico.
El volumen de pesca desembarcada ha decrecido, con relación al de hace 25
años, a consecuencia de las limitaciones impuestas a la flota, la reducción de
la misma y las cláusulas contenidas en los convenios internacionales.
El desarrollo de la investigación en el sector ha permitido la explotación de
nuevas especies y pesquerías, la localización de bancos de pesca, nuevos
3
conocimientos de biología marina y la protección de especies, etc. Uno de los
aspectos a destacar es el desarrollo de la acuicultura, verdadera alternativa de
futuro que ya produce una cantidad importante de peces y moluscos.
Sin embargo, el sector pesquero actual tiene importantes necesidades:
a) proteger nuestros escasos recursos, evitar el consumo de inmaduros, así
como la pesca en zonas biológicamente sensibles.
b) mantener el empleo industrial y la cooperación con terceros países.
LAS REGIONES PESQUERAS ESPAÑOLAS
A efectos pesqueros, el litoral español se divide en 8 regiones marítimas:
1. Región cantábrica: desde la frontera francesa hasta Galicia. Puertos
importantes Bermeo (Vizcaya), Santoña (Cantabria), Pasajes (Guipúzcoa),
Gijón (Asturias)...Especies: bacalao, merluza, anchoa y atún
2. Región Noroeste (Galicia). Es la principal zona pesquera: aporta un tercio
de las capturas y casi la mitad del empleo pesquero. Como la flota cantábrica,
faena en los caladeros en aguas adyacentes (sardina, merluza), en los
caladeros comunitarios del Atlántico (atún, pez espada) y en aguas muy
alejadas (fletán, bacalao, atún), pues dispone de una excelente flota, además
importante explotación de mejillón y otros crustáceos en sus costas. Puertos:
Vigo, La Coruña etc.
En Andalucía, la pesca de bajura tiene más importancia social que
económica. La flota se aproxima a los 3000 barcos. Se trata de una pesca
fundamentalmente y con un marcado carácter de actividad a tiempo parcial. Se
divide en dos regiones:
3. Región suratlántica: es la costa atlántica andaluza. Importante pesca de
bajura, aunque se pesca también en los caladeros portugueses, marroquíes y
del Atlántico suroriental. Principal puerto Huelva, seguido de Algeciras.
Especies: sardinas, anchoas, caballa y crustáceos de gran valor.
4. Región surmediterránea: desde el estrecho al cabo de Gata. Graves
problemas: plataforma continental muy estrecha, sobreexplotación de especies,
flota obsoleta… Puertos: Almería, Málaga. Especies: sardinas, jureles,
anchoas...Algunas especies están protegidas para evitar su extinción, como el
chanquete.
El litoral mediterráneo, en el que tradicionalmente la pesca de
especies como la bacaladilla o el salmonete ha sido muy considerable, hoy se
ha llegado a unos niveles mínimos por el agotamiento de las pesquerías.
Además, la flota está obsoleta, la pesca es muy tradicional y el Mediterráneo es
un mar preocupante por el estado de conservación de sus recursos. Se
distinguen las siguientes zonas
5. Región levantina: desde el cabo de Gata al cabo de La Nao. Pesca
artesanal Especies: bacaladilla, sardina, calamar...Puertos: Alicante,
Cartagena...
6. Región Tramontana: desde el cabo de La Nao hasta la frontera con
Francia. Es la zona mediterránea más importante, pero también tiene
problemas de agotamiento de recursos. Pesca litoral. Especies: bacaladilla,
besugo, sardinas...Puertos: Castellón, Valencia, Tarragona...
7. Región Balear: Mismas características que en el resto del mediterráneo.
8. Región Canaria: entre los años 60 y 80 tuvo un gran auge, por la
explotación del banco sahariano, condicionado por la corriente de Canarias. La
crisis pesquera obligó a cambiar de orientación y sus puertos son base de
4
operaciones (avituallamiento y descarga) de las flotas del Atlántico suroriental.
Pesca de altura y gran altura El principal puerto es Las Palmas. Más del 15%
de las capturas españolas. Especies: sardina, pulpo, pescadilla...
PRINCIPALES CALADEROS
Los caladeros españoles se encuentran sobreexplotados, por lo que se han
establecido normas que regulan su explotación : las artes de pesca utilizadas,
los tipos de redes, las tallas mínimas de las especies y las normas de
repoblación de las mismas. A pesar de todo, tienen pocas posibilidades, por lo
que se hace necesario buscar otros lo que ha llevado a la consolidación de una
gran flota de altura y gran altura cuyas operaciones se hacen en aguas
libres, en los límites jurisdiccionales de los países ribereños. La ampliación de
las ZEE hasta las 200 millas supuso la reducción de la actividad pesquera
española en una serie de áreas en las que pescaba tradicionalmente, sobre
todo en las costas del Sur y Oeste de Irlanda y en el golfo de Vizcaya,
desapareciendo las ¾ partes de la flota de arrastre que faenaban allí (afectó
especialmente a las flotas gallega y vasca)
El nuevo régimen jurídico de aguas jurisdiccionales se convirtió en definitivo
con la aprobación en 1982 por Naciones Unidas del Derecho del Mar , lo que
provocó el tener que negociar acuerdos y convenios con distintos países
costeros para solucionar los problemas de la flota española.
Se recurre a menudo a la creación de empresas pesqueras conjuntas
(empresas mixtas), que permiten la pesca en las aguas de los países en las
que se crean.
Los caladeros internacionales utilizados por los españoles han sido:
• Islandia: la especie que se pesca es el bacalao,
• El banco Atlántico nororiental (Noruega ): bacalao, pota, calamar.
• El banco Atlántico noroccidental (Terranova, Groenlandia): bacalao,
fletán negro.
• Gran Sol, Atlántico Norte (frente a las costas de Bretaña y sur de
Irlanda): merluza, rape, jurel.
• Agua libres del Atlántico, es decir, aguas internacionales adyacentes a
las costas de Portugal, Azores y España: bonito, pez espada, marrajo.
• Mauritania y Senegal: merluza negra, atún…
• En el Índico: Mozambique y Schielles: crustáceos, merluza,…
• Caladero argentino, Chile y Malvinas: merluza negra
IMPORTANCIA CRECIENTE DE LA ACUICULTURA EN ESPAÑA.
La acuicultura es el conjunto de actividades referidas al cultivo y cuidado de
animales y plantas acuáticas, tanto de agua dulce como de agua salada
(peces, moluscos, crustáceos y plantas marinas). Se desarrolla en los medios
marino, litoral y continental.
Actualmente ha evolucionado mucho, pues es una fuente importante de
producción pesquera para el consumo humano y contribuye al sostenimiento
económico y desarrollo de las poblaciones y regiones pesqueras.
El desarrollo de la acuicultura se debe a la necesidad de abastecer mercados
de productos cada vez más competitivos y a la concienciación global e
institucional de proteger los recursos marinos.
La Unión Europea diseñó en 2002 una estrategia para desarrollar el sector
acuícola con los objetivos de crear empleo, proporcionar productos de pesca
5
seguros y de buena calidad y fomentar una actividad respetuosa con el medio
ambiente.
En 2006 la producción acuícola española supuso el 30-40% de la producción y
del valor de la pesca, dando empleo a 25 000 personas. En relación con ella
conviene destacar que:
• La acuicultura marina tiene más importancia, aunque la continental tiene
más valor por tonelada de producción.
• Las especies cultivadas son dorada, rodaballo, lubina, en lo que a peces
se refiere, y mejillón y almejas entre los moluscos. De especies
continentales, la trucha es la más importante.
• Galicia es la comunidad con mayor volumen de producción, seguido de
Andalucía y Castilla y León, en el interior.
LA PESCA EN ANDALUCÍA (no hay un apartado específico en el tema,
pero por si acaso se pregunta algo relativo a Andalucía).
A pesar del fuerte arraigo en Andalucía de la pesca, últimamente ha
descendido como consecuencia del ingreso en la U.E. y la integración en la
P.P.C., pero también por las condiciones geográficas de los litorales andaluces,
el agotamiento de los recursos pesqueros en las aguas limítrofes y la dificultad
de acceder a caladeros tradicionales.
La flota de pesca andaluza cuenta con más de dos mil buques (15% de la
flota española). Por tonelaje es inferior a la nacional y por antigüedad, está en
una posición intermedia entre las flotas artesanales de otras comunidades
mediterráneas y las modernas de base como los puertos del Cantábrico.
La edad de oro de la pesca andaluza fueron los años setenta. A partir de
entonces han disminuido la flota y el volumen de pesca por diversos motivos
como la disminución de capturas y la comercialización por distintos canales de
distribución. A pesar de ello, la pesca conserva gran significado económico,
social y cultural.
La acuicultura ha evolucionado mucho, con muchas instalaciones, productores
y empresas e instituciones que realizan labores de investigación. Las
principales especies cultivadas son la lubina, la trucha, el esturión, el langostino
y la anguila.
DEFINICIONES:
-tipos y métodos de pesca
La clasificación de los tipos varía según el criterio utilizado. Los criterios más
comunes son la distancia a la costa y las técnicas utilizadas.
Según la distancia a los caladeros se distingue:
• Pesca costera, litoral o de bajura: entre la costa y las 60 millas.
Tonelaje entre 20 y 100 TRB (Toneladas de Registro Bruto). En general, no
se pierde de vista la costa y la duración de la salida es des unas horas a
unos días.
• Pesca de altura: fuera de las 60 millas. Entre 100 y 250 TRB. Duración
desde unas semanas a unos meses.
• Pesca de gran altura: sin límites de mares ni distancias a la costa.
Tonelaje superior a las 250TRB. Ejemplos: bacaladeros, balleneros y
grandes congeladores.
Según la forma de faenar se distingue:
6
1. pesca artesanal: menos de 20 TRB. Técnicas tradicionales. Escasa
importancia económica y carácter de actividad a tiempo parcial, en muchos
casos.
2. Pesca industrial: dividida en pesca de bajura, de altura y de gran altura.
Técnicas avanzadas y mayor tonelaje de capturas. La pesca de gran altura
utiliza las técnicas más complejas y sofisticadas, como la pesca eléctrica,
que crea un campo eléctrico que paraliza a los peces que son aspirados
con potentes bombas succionadoras.
CALADEROS: lugares marinos caracterizados por su riqueza pesquera, por lo
cual es donde faenan los barcos de pesca. Su existencia depende de la
existencia de condiciones físicas favorables: corrientes marinas, abundancia de
plancton…
PLANCTON: conjunto de microorganismos en suspensión en las aguas
marinas, que son desplazadas por ellas. Se compone de zooplancton y
fitoplancton.
LITORAL: franja de la costa comprendida entre las líneas de máximo y mínimo
alcance de la marea.
POLÍTICA PESQUERA COMÚN (PPC): conjunto de medidas y normas
establecidas por la Unión Europea para regular la pesca.
AGUAS JURISDICCIONALES: zonas comprendidas entre la costa y el límite
de 200 millas establecido en 1982 por las Naciones Unidas en la Conferencia
del Mar, que son consideradas zonas de soberanía de los países ribereños así
como zonas económicas exclusivas (ZEE) de estos países.
7
Descargar

tema 18. la pesca en españa

Técnicas de pesca

Técnicas de pesca

Redes móvilesAlmadrabaPescaRedes fijasPesca al cercoPesca de arrastreTrasmalloNasasPalangreTipos de anzuelosCurricán

Geografía de España. Pesca en España

Geografía de España. Pesca en España

ProblemáticaTiposImportancia pesquera

La pesca, un negocio mal repartido

La pesca, un negocio mal repartido

Interés comerciaContaminación y desastreFlota Mundial PesqueraReservaEspecies marinasAcuiculturaNacionesMétodos

LA PESCA EN EL ECUADOR

LA PESCA EN EL ECUADOR

PescaComercializaciónProducción pesqueraEspecies ictiológicasClasesSudamérica