TRIBUNAL: CAMARA DE APELACIÓN PENAL DE CATAMARCA
SALA: PRIMERA NOMINACION
AUTOS: "DRA. SOLEDAD RODRIGUEZ INTERPONE NULIDAD CONTRA AUDIENCIA
CONTROL JURISDICCIONAL”
FECHA: 21/12/2007.SUMARIO: “HABIÉNDOSE OMITIDO LA NOTIFICACIÓN ALUDIDA SUPRA,
CORRESPONDE HACER LUGAR AL RECURSO DE APELACIÓN INTERPUESTO POR LA
QUERELLANTE PARTICULAR, Y, EN CONSECUENCIA, DECLARAR LA NULIDAD DE
LA AUDIENCIA DE CONTROL JURISDICCIONAL LLEVADA A CABO EN VIRTUD DE
LA SOLICITUD DE CESE DE PRISIÓN DEL IMPUTADO Y DE TODA DISPOSICIÓN
CONSECUENTE.”
VOCABLOS: PROCESO PENAL - PRISIÓN PREVENTIVA - SOLICITUD DE
CESACIÓN - AUDIENCIA DE CONTROL JURISDICCIONAL - FALTA DE
NOTIFICACIÓN – NULIDAD DE LA AUDIENCIA - QUERELLANTE PARTICULAR –
FACULTADES -
FALLO
AUTO INTERLOCUTORIO Nº 114/07 .San Fernando del Valle de Catamarca,
21 de Diciembre de
2007.-
VISTO:
Estos rubrados Cámara de Apelaciones en lo Penal y Exhortos Letra
"D" N° 83/2.007 - caratulados: "DRA. SOLEDAD RODRIGUEZ Interpone
Nulidad contra Audiencia Control Jurisdiccional – 17 de Agosto de
2007", provenientes del Juzgado de Control de Garantías de la
Segunda
Circunscripción
Judicial
de
Andalgalá,
y
allí
identificados con idéntica letra y Nº 124/2007".DE LOS QUE RESULTA:
Que llegan las presentes actuaciones a esta Alzada, en virtud de
haberse viabilizado mediante Auto Interlocutorio Nº 86/07 de fecha
09 de Octubre de 2007, emanado de esta Cámara de Apelaciones en lo
Penal y de Exhortos conforme Recurso de Queja articulado, el
Recurso de Apelación interpuesto a fs. 06 de autos por la Dra.
Soledad del Carmen Rodríguez, en su carácter de Querellante
Particular, en contra del Decreto de fecha 21/08/07 (fs. 03)
emanado del Juzgado de Control de Garantías de la Segunda
Circunscripción Judicial de Andalgalá, por el cual se resolvió
rechazar "in limine" la pretensa Nulidad incoada por la
Querellante.Que emplazadas las partes en los términos del Art. 451 del C.P.P.,
la
querellante
presentó
el
legal
INFORME
fundando
sus
pretensiones.-
Previo a ingresar a los agravios que el proveído apelado causa a
su parte, efectúa una reseña en la que expresa que, oportunamente
interpuso formal planteo de nulidad en contra de la Audiencia de
Control Jurisdiccional que se habría llevado a cabo con fecha
16/08/07, en la cuál se habría solicitado el cese de Prisión
Preventiva del imputado Enzo Reyes, y de la cuál la querella que
representa no había sido notificada, conforme lo establece el Art.
94 inc. 2 del C.P.P. en función del Art. 162.La respuesta a dicho planteo, por parte del Sr. Juez de Control de
Garantías, fue el rechazo "in limine" de la nulidad incoada,
aduciendo que la misma carecía de asidero y de circunstancias que
ameriten "un desgaste jurisdiccional" para su tratamiento.Que ante el rechazo de la nulidad planteada por su parte,
interpone recurso de apelación a fs. 06 de autos, no haciendo
lugar al mismo el "A quo", situación que da origen al Recurso de
Queja oportunamente interpuesto por ante esta Alzada.Seguidamente ingresa al tratamiento de los agravios que la
resolución del "A quo" causa a su parte, expresando que es errónea
la afirmación del Inferior cuando sostiene que el Querellante
Particular en el proceso penal únicamente puede orientarse a la
acreditación del hecho delictuoso y a la responsabilidad penal del
imputado conforme al Art. 91 1º párrafo del C.P.P., vedándosele
toda participación en materia de coerción personal del imputado,
no pudiendo, por lo tanto, instar el dictado de medidas
limitativas de la libertad personal del encartado, como ser
impugnar las resoluciones a ellas referidas.Expresa que, si conforme lo dispuesto por el Art. 283 párrafo 5,
el Querellante puede objetar la situación de libertad del
imputado, entonces debe necesariamente contar con los medios
procesales para tal objetivo, esto es, contar con los recursos que
la ley le acuerda para poder objetar lo decidido.Es por ello que, a su entender, debe interpretarse armónicamente
la parte final del párrafo 5 del Art. 283 con el resto de las
disposiciones
que
hacen
referencia
a
las
facultades
del
Querellante en el proceso penal, valiendo para el caso también lo
establecido por el Art. 295 cuando refiere que el cese de prisión
preventiva solo será apelable por el Querellante con efecto
suspensivo en el caso del inc. 2, es decir, cuando el argumento
del Juez de Garantías para disponer el cese se refiera a que la
privación de libertad no fuere absolutamente indispensable a los
fines del proceso, siempre y cuando medie coincidencia en esa
apreciación del Juez y del Fiscal de Instrucción.Expresa que, al analizar el Acta de Audiencia de Control
Jurisdiccional de fecha 16/08/2007, existe una virtual falta de
coincidencia entre la Sra. Fiscal y el Sr. Juez de Control, por lo
que corresponde interpretar que el acto realizado en tales
circunstancias, se encuentra viciado de nulidad y encuadra en la
conminación genérica que en materia de nulidades absolutas
establece el Art. 186 inc. 5 del C.P.P.Refiere a la grave afectación que la medida adoptada por el a quo
ocasionó a su parte, que se ha visto privada de deducir formal
oposición acerca del cese de prisión, puesto que existían conforme
los decretos obrantes en el 4º cuerpo del Expediente principal
(fs. 533 y 636), importantes medidas procesales requeridas y
aceptadas por la Fiscalía y otras que la Querella, ante el estado
de la causa, iba a proponer.Concluye solicitando se haga lugar al Recurso de Apelación
oportunamente deducido en todas sus partes y se declare la Nulidad
de la Audiencia de Control Jurisdiccional de fecha 16/08/2007 y de
todos los actos que son su consecuencia.Estos son, en síntesis, los argumentos elaborados por la Querella
en esta instancia superior, los que seguidamente se analizarán
dentro del marco legal de la competencia del Tribunal.Y CONSIDERANDO:
VOTO DEL DR. RAÚL HÉCTOR DA PRÁ:
Que la participación del querellante ha sido de innumerables
interpretaciones. Que el antecedente de la Corte de Justicia de la
Nación en el llamado caso "Santillán" aporta claridad y ofrece una
hermenéutica normativa y axiológica, que hace descansar en el Art.
18 de la C.N., pues asegura a todos los litigantes el derecho a
ocurrir
ante
la
Justicia
y
obtener
una
sentencia
útil,
interpretación concordante con el Art. 8 párrafo primero de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.1 del Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos. De esta manera,
bien puede afirmarse que la Corte de Justicia ha reconocido que la
víctima de un delito tiene la facultad autónoma de reclamar ante
los Tribunales, la aplicación, al partícipe de aquel, de la
sanción prevista en la Ley Penal, atribución que se le reconoce
solo a ella por su condición de tal, es decir, por haber sido
lesionado en su interés o en su derecho concreto. Salvo por
supuesto, ciertos aspectos relativos a los Recursos, donde el gran
depositario de legítima defensa es el imputado, no siendo éste el
caso de examen.Que la obligación de notificar expuesta por el recurrente aparece
como una obligación que nace del Art. 91 del C.P.P., pues cuando
el dispositivo refiere que el querellante participa para acreditar
la existencia del hecho delictuoso y también la responsabilidad
del imputado en la forma que la ley procesal dispone, lo que está
haciendo la norma es remitir a la sistemática procesal de todas
aquellas disposiciones que hacen a la investigación del hecho,
entre otras la privación de libertad durante el proceso, pues la
privación de libertad del imputado durante el proceso penal
encuentra su fundamento en los denominados peligros procesales que
se vinculan con los objetivos de investigación del hecho y
acreditación de responsabilidad del imputado. Que estas razones y
en una correcta lógica deóntica en el marco del proceso penal y
constitucional, se fenomeniza en lo dispuesto por el Art. 162 del
C.P.P., que exige la notificación de las partes, de entre otras
resoluciones, la puesta en conocimiento por parte del querellante
particular de la Audiencia de Control Jurisdiccional del Art. 281
del C.P.P. En el particular, se solicita el Cese de Prisión Preventiva en los
términos del Art. 295 inc. 2º del C.P.P; que el "A quo" le imprime
el trámite establecido por el Art. 281 del C.P.P., fijando la
correspondiente Audiencia, sin noticia para la Querellante
Particular, quien en virtud de su posibilidad legal de expresar
opinión debía ser notificada para estar presente en dicho acto
(Art. 295 del C.P.P.).Como consecuencia de la inexistencia de tal notificación, la
audiencia referida debe ser declarada nula y toda disposición que
haya sido tomada a partir de la orfandad que deviene como
consecuencia de la imposibilidad que tuvo la parte querellante de
asistir a la misma, por la ausencia de la información de tal acto,
a la sazón la notificación.De lo dicho, me inclino por la Nulidad deducida en esta Instancia.
Así voto.VOTO DEL DR. EDGARDO RUBÉN ÁLVAREZ:
Que
por
expresa
normativa
procesal,
correspondía
que
el
Querellante Particular interviniera en el tratamiento de la
solicitud que tenía por objeto lograr la cancelación de la
restricción locomotiva impuesta en autos al acusado ENZO RUBÉN
REYES, pues ninguna duda cabe que así se proporcionaba un marco de
transparencia a la decisión de la libertad, más aún si sobre ésta
pudiera darse el marco legal que permitía de su parte un posterior
control impugnativo, como el sucedido en la especie.En base a lo señalado, y sin admitir que en un pedido de Cese de
Prisión se actúe en base al Art. 281 del C.P.P., adhiero al
temperamento sancionatorio de mi colega preopinante. Así me
expido.VOTO DEL DR. JUAN CARLOS REYNAGA:
Que respecto a la
cuestión planteada adhiero al análisis y fundamentos de mis
colegas preopinantes, razón por la cual me expido en idéntico
sentido.- Así voto.Por todo lo expuesto y normas legales de citas, el Tribunal por
Unanimidad;
RESUELVE:
1º) HACER LUGAR al Recurso de Apelación interpuesto por la Dra.
Soledad del Carmen Rodríguez en su carácter de Querellante
Particular, y en consecuencia, declarar la NULIDAD de la Audiencia
de Control Jurisdiccional llevada a cabo en virtud de la solicitud
de Cese de Prisión del imputado, por no haberse dado la
participación de ley a la Querella Particular, extendiéndose
consecuentemente al Auto Interlocutorio Nº 055/07.2º) Ordenar al Magistrado interviniente que arbitre los medios
conducentes para que el imputado ENZO REYES (D.N.I. Nº 27.270.989)
sea nuevamente puesto a disposición de la Fiscalía interviniente.3º) Protocolícese, hágase saber y oportunamente vuelvan las
presentes actuaciones a origen a los fines del cumplimiento de las
medidas ordenadas.-
Descargar

TRIBUNAL: CAMARA DE APELACIÓN PENAL DE CATAMARCA

EXÁMEN TEÓRICO DE DERECHO CIVIL IV •

EXÁMEN TEÓRICO DE DERECHO CIVIL IV •

Patrimonio ganacialTestamentoLegadosResoluciónMatrimonioNulidad

Sujetos del proceso

Sujetos del proceso

FiscalQuerellantePartes del procesoDerecho Procesal costarricenseJuecesImputado

Concepto y Naturaleza del procedimiento administrativo Planteamiento General

Concepto y Naturaleza del procedimiento administrativo Planteamiento General

LegislaciónDerecho Administrativo nicaragüenseProcedimientosControles Administrativos

Procedimiento Abreviado

Procedimiento Abreviado

OposiciónTramitaciónSolicitudAcuerdosRequisitosRecursos

Reforma Procesal Penal chilena

Reforma Procesal Penal chilena

DespidosOrdenación del procedimientoConciliación previaVacacionesCompetenciaNormas procesalesConflictosÁmbito laboralJurisdicción y órganos jurisdiccionales