CORRIENTES, 04 de abril de 2007.-
Señora
PRESIDENTE DE LA H. CONVENCION CONSTITUYENTE
Da. JOSEFINA MEABE DE MATHO
SU DESPACHO
Tengo el agrado de dirigirme a Ud. con el objeto de
elevar a la H. Convención Constituyente el Proyecto de Reforma que se
adjunta.-
El texto ha sido elaborado por los Sres. Miembros del
Tribunal de Cuentas de la Provincia, quienes lo han presentado como
anteproyecto mediante nota dirigida a esa Presidencia, por lo que se
requiere para que adquiera el carácter formal de “Proyecto de Reforma” que
un Convencional lo haga suyo.-
Coincidiendo con la propuesta formulada por los autores,
vengo por la presente a cumplir dicha formalidad, por lo que solicito se le
dé el trámite reglamentario.-
Saludo
consideración.-
a
la
Sra.
Presidente
con
distinguida
PROPUESTA DE INCORPORACION
DEL TRIBUNAL DE CUENTAS
AL TEXTO DE LA
CONSTITUCION PROVINCIAL
FUNDAMENTOS
El presente proyecto establece la consagración Constitucional del
Tribunal de Cuentas de la Provincia dotado de autonomía funcional y
autarquía financiera en su función específica de Control Externo de la
actividad financiera del estado provincial, particularmente se
incorpora al referido Organismo en la esfera del Poder Legislativo.El proyecto se enmarca en la tendencia moderna que fueron
adoptadas por la casi totalidad de las provincias argentinas en las nuevas
constituciones, como así también, se ha dispuesto en la Nación respecto a la
implementación de la Auditoria General de la Nación que adquirió rango
constitucional (Art.,85 de la CN) disponiéndose que el Control Externo del
Sector Público nacional será una atribución propia del poder legislativo en
los aspectos patrimoniales, económicos, financieros y operativos.Se considera que esta solución se encuentra en armonía con la labor
que debe realizar el Tribunal de Cuentas, de forma tal que se podrá trabajar
más eficientemente y con mayor precisión con el Poder Legislativo como
depositario de la soberanía popular.
Es destacable la diferencia fundamental que existe en lo que respecta
a las atribuciones de la Auditoria General de la Nación y el Tribunal de
Cuentas de la Provincia, desde que este último Organismo lleva adelante
el juicio de Cuentas determinando las responsabilidades
correspondientes, mientras que aquel Organismo no posee facultades
jurisdiccionales, sino simplemente investigativas que podría llegar a
producir un informe con el cual y como última instancia solo puede efectuar
la pertinente denuncia penal si de las mismas surgiera estar frente a un
hecho ilícito.Que se incluye el control de eficiencia y eficacia, según la teoría
moderna del control estatal y no solamente de la administración central
(Centralizada y descentralizada) sino también de Empresas del Estado,
Entes reguladores de Servicios Públicos y adjudicatarios en
privatizaciones.-
-1-
Se faculta al Tribunal de Cuentas a realizar en cualquier momento
auditoria de Estados Contables y exámenes especiales, así como la
posibilidad de establecer delegaciones en las jurisdicciones y entes
descentralizados.Que cuando mencionamos que se debe otorgar autarquía financiera
al Tribunal de Cuentas, significa darle recursos propios, creando una
Caja con fondos que podrán ser administrados y distribuidos por dicho
Organismo para cumplir con su cometido.Que para un efectivo Control Externo de la marcha general de la
Administración Provincial y de las Entidades de Derecho privado en que
tenga injerencia el Estado provincial, como también de la fiscalización y
vigilancia de las operaciones financiero – patrimoniales, se precisa de un
Organismo de absoluta independencia funcional y financiera, y para
ello se debe instrumentar un sistema económico que le de sustento
suficiente para su operatividad, esta es la razón de ser del proyecto que se
presenta para su consideración. Una forma de recortar la autonomía del
Tribunal de Cuentas consiste en privarla de los medios financieros
necesarios para que opere debidamente como Órgano del estado; y más aún
cuando estamos frente a un Organismo que debe controlar la Hacienda
Pública sin que se considerara específicamente la autarquía financiera del
Ente, solo se estaría favoreciendo la morosidad y la ineficiencia, que en el
caso, si esta es grave, produce un fuerte desprestigio social que se
caracteriza por la pérdida de credibilidad en los funcionarios públicos
restándole autoridad ética y política a los mismos.
Que el Estado Moderno se caracteriza en la actualidad por la
descentralización administrativa, es decir, en la distribución de las
potestades públicas entre múltiples entidades administrativas
independientes del poder central con personalidad jurídica propia y con el
ámbito de competencia territorial o funcional exclusivo.- Los cometidos de
la administración se ejercen indirectamente, a través de entidades con
autonomía de gestión y personalidad jurídica propia, y sus intereses en
definitiva también son los intereses del Estado, es por ello que sus objetivos
son los mismos que presenta la administración central (“La
Desconcentración Administrativa” – José Roberto Dromi).- Así como el
Estado debe caracterizarse por su autarquía, siendo que en la concepción
aristotélica es lo que le diferencia de todas la demás comunidades humanas;
los Organismos de Control Administrativos del Estado también debe
obtenerla ya “que no es una categoría jurídica, sino ética, por cuanto se trata
de la condición fundamental de que depende la satisfacción de los fines del
estado” (“Teoría General del Estado” – George Jellinek).Lo substancial se halla en saber qué papel institucional le es
atribuido en la estructura republicana de gobierno, qué funciones le
son confiadas, cómo esté prevista la manera en que ha de ejercerlas,
cuál es el grado de independencia de que gocen sus integrantes, cómo
han de ser éstos designados o removidos, cuáles los requisitos o
antecedentes profesionales para tal designación, o las causales válidas
para su remoción.
-2-
HISTORIA RECIENTE
LA LEY vigente en la Provincia de Corrientes fue sancionada y
promulgada bajo el numero 5375 (en agosto de 1.999 por iniciativa del
bloque de la UCR, que entre otros integraba el Ingeniero Arturo Colombi) y
básicamente establece que el Tribunal de Cuentas cumpla su cometido
dentro de la esfera del Poder Legislativo - al igual que los distintos
Tribunales de Cuentas del País - que están en la órbita del Poder
Legislativo, por ser el Poder de Contralor de los tres Poderes del
Estado.La Ley anterior 3757 fue sancionada y promulgada en el proceso de la
última dictadura militar en el país; y que se desempeñe el Tribunal de
Cuentas en la órbita del Poder Ejecutivo era una consecuencia lógica del
modelo autoritario
La Ley 5375 estipula para el Tribunal dependencia jerárquica
sólo ante la citada Ley, y que en su Jurisdicción, tiene el imperio necesario
para afirmar y mantener su inviolabilidad funcional e independencia frente
a los demás poderes del estado; otorgándole también potestad para declarar
su competencia para intervenir, sin recurso alguno, pudiendo hacer uso de
la fuerza pública para el cumplimiento de sus resoluciones, lo que conforme
a este proyecto debe ser consagrado en el texto constitucional.La Cuenta General del Ejercicio mencionada en el artículo 83 que
define las funciones y competencias del poder legislativo en el inciso nueve
define:“9) Aprobar, observar o desechar anualmente las cuentas de
inversión que le remitirá el Poder Ejecutivo en todo el mes de Mayo de cada
año, abrazando el movimiento administrativo hasta el 31 de diciembre
próximo anterior”.
En este inciso del artículo 83 se establece que el control, originario,
de los actos de gobierno emanados del poder ejecutivo en principio, y de los
restantes poderes del estado, incluso el propio legislativo es su competencia,
los sistemas constitucionales que “controlan” por Tribunales de Cuentas,
mantienen esta facultad aprobatoria por el Poder Legislativo de la Cuenta
General del Ejercicio.
En la actualidad, en la Provincia de Corrientes, el dictamen del
Tribunal de Cuentas referido a este tema se considera como dictamen de
comisión del Poder Legislativo, ello es así en virtud de ley formal emanada
del Poder Legislativo y promulgada por el Poder Ejecutivo.
En lo referente a la autonomía e independencia funcional y autarquía
financiera, en el ámbito de la profesión de las Ciencias Económicas se
encuentra agotado el tema, concluyendo de manera clara en la siguiente
afirmación: “es condición básica para el ejercicio de la auditoria tener
independencia con relación al sistema objeto de la auditoria, el auditor no es
independiente cuando estuviere en relación de dependencia con respecto al
ente objeto de la auditoria o con respecto a los entes que estuvieran
vinculados a aquel del que es auditor (Resolución Técnica Nº: 7 – Normas
de Auditoria – FACPCE).- Esto conlleva necesariamente a otra conclusión
-3-
que es la inamovilidad de los miembros del cuerpo y la intangibilidad de
sus ingresos.El Control Externo en el sentido estricto de la palabra debe ser
ejecutado por un Órgano Superior (Extrapoder) alejado de los vaivenes de
la política partidaria, sí de él se espera el servicio de garantía a brindar a los
ciudadanos en orden a la consecución y empleo de fondos públicos.
Este Órgano debe tener función jurisdiccional, ello significa que tenga
coacción para cuando previene o corrige o trata de prevenir y corregir
irregularidades, cuando el funcionario es remiso a adoptar decisiones para
corregir o prevenir. Además de tener la tarea de juzgar las cuentas.
Sobre ese particular vale la pena recordar oportunos conceptos
emitidos por el profesor Raúl Granoni: “El arbitrio corriente al que se
recurre para afianzar la autonomía de los tribunales de cuentas, es el de
asegurar su inamovilidad, estableciendo el sistema generalizado en
nuestro país, de adoptar las normas o principios aplicables a los
miembros del Poder Judicial, quienes sólo pueden ser removidos con
causa, previo pronunciamiento del jurado para magistrados, es decir, que
su movilidad no queda librada a la discrecionalidad del Poder Ejecutivo”.
El requisito de la estabilidad asegura independencia a los
integrantes del tribunal ante los poderes del estado, es bueno citar a
Linares Quintana “Tratado de la ciencia del Derecho Constitucional”
editorial Plus Ultra 1.987 tomo IX paginas 749 sección vigésimo
primera capitulo II que explica las bases de la independencia del poder
judicial punto 466 inamovilidad.
La autonomía del Tribunal, es preciso puntualizarlo, ha de
comprender –agrega Granoni– la de la facultad exclusiva para nombrar y
remover su personal, la intangibilidad de las asignaciones a los jueces de
cuentas, como también la disponibilidad sin retaceos de los medios
económicos necesarios para el cabal funcionamiento del organismo.
La mayoría de los estados Provinciales Argentinos, en sus
constituciones otorgan rango constitucional al control externo por medio de
“Un Tribunal de Cuentas”.
La Constitución Nacional, incorpora recién en el año 1.994 un órgano
de control externo que denomina “Auditoria General de La Nación” en su
artículo 85, la ley de administración financiera crea un colegio de ocho
auditores y un presidente.
La Unión Europea, adopta para el control externo de los recursos
provenientes de la extraordinaria recaudación del arancel externo común, y
su aplicación en programas para el crecimiento económico de los estados
partes, El Tribunal de Cuentas de La Unión Europea, integrado por un
representante por cada Nación que eligen un presidente, este modelo de
Tribunales de Cuentas, como se puede observar es el ideal para ser eficiente
el control externo. La ley Correntina del año 1.999 tiene similitudes con
el Tribunal de Cuentas Europeo.
-4-
La provincia de Buenos Aires, en la Constitución de 1.889, en
su artículo 99, inc.12) establecía que:
 “la legislatura creará en el próximo período legislativo a la
promulgación de esta Constitución, un Tribunal de Cuentas con
poder para aprobar o desaprobar la percepción e inversión de
caudales públicos, hecho por todos los funcionarios y
administradores de la provincia. Este tribunal compuesto por un
presidente letrado y de cuatro vocales contadores, nombrados por el
Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado, y serán inamovibles.
La Provincia de Entre Ríos, en su constitución aun vigente desde el
año 1.933, introduce en el Capítulo V, “Tribunal de Cuentas”.
En tanto que la Constitución más joven del País es la de la provincia
de Tucumán(año 2.006), que trata a este Instituto del Tribunal de Cuentas
dentro de la Sección III donde el Capítulo Primero es el “PODER
LEGISLATIVO” y en el Capítulo Segundo (de la misma Sección III) está
“EL TRIBUNAL DE CUENTAS” donde consagra textualmente:
 Art. 78.- El Tribunal de Cuentas es el órgano de control
externo y fiscalización del empleo de recursos y del patrimonio
del Estado en los aspectos legales, presupuestarios,
económicos, financieros y patrimoniales. Goza de plena
independencia y autonomía funcional y de legitimación activa y
pasiva en materia de su competencia. Dicta su propio
reglamento de funcionamiento y de procedimientos para el
ejercicio de sus facultades. Los sujetos privados que perciban
o administren fondos públicos están sujetos a la jurisdicción
del Tribunal de Cuentas.
 Art. 79.- El Tribunal de Cuentas se integra con tres vocales
con título universitario de Contador Público Nacional o de
Abogado, con un mínimo de treinta y cinco años de edad, diez
años de ejercicio profesional, computándose para ello tanto la
actividad privada como pública, y residencia inmediata de dos
años en la Provincia. Son designados por el Poder Ejecutivo
con acuerdo de la Legislatura por mayoría absoluta y
removidos por juicio político. Gozan de las prerrogativas,
remuneraciones e incompatibilidades de los miembros de la
Corte Suprema. Los vocales son inamovibles y permanecen
en sus cargos mientras dure su buena conducta.
Los sistemas conocidos en el mundo, de control externo de la
hacienda pública y la pertinente ejecución de los presupuestos de recursos y
gastos, básicamente pueden ser estudiados en dos grupos;
a.- Los tribunales de Cuentas
b.- Las auditorias
Los tribunales de cuentas en sus modalidades tradicionales, se
originan en aquellos antiguos juicios de residencia que se efectuaban a los
administradores y recaudadores de rentas por la corona española.
-5-
Los juicios de cuentas poseen ciertas similitudes con
procesos que se desarrollan en el ámbito del poder judicial.
algunos
El funcionario público responsable determinado por ley, que recauda
y administra fondos públicos, esta obligado a “rendir cuentas” de dicha
gestión.
Se debe presentar ante el Tribunal, compuesto por Contadores,
explicar los actos desarrollados, y con medios de prueba, validos y
suficientes, conforme a la ley, solicitar el fallo del órgano que posee
competencia para ello.
Encontramos en consecuencia las siguientes similitudes con los
procesos judiciales.
a. Existe un proceso
b. Existe un ente con jurisdicción y competencia, el Tribunal que
Lleva adelante el juicio de cuentas
c. Existe un responsable sujeto a este proceso
d. Existe un contador independiente que examina las pruebas
aportadas, descargos, y demás elementos de juicio, que emite un
primer dictamen.
e. Se debe “oír” y admitir nuevas pruebas, aportadas por el sujeto
responsable
Con posterioridad a la presentación.
f. Son elevadas a una segunda instancia definitiva las conclusiones.
g. Se emiten fallos
h. Los fallos son sujetos a recursos
i. Existen todos los recursos judiciales previstos por la ley
¿Qué es un juicio de Cuentas? Debemos recordar que el origen
de los juicios de residencia anteriores a la República Liberal, que nace en
la Independencia de los Estados Unidos de América y la Francia de la
Revolución, fueron presentados por los recaudadores y administradores de
los dineros del Rey, ante los oidores del monarca. No existía la tradicional
división de poderes y la soberanía popular representada en el parlamento, el
soberano en la monarquía es el REY quien además imparte justicia, dicta
leyes, las anula, las reforma, y el patrimonio estatal “es” de la Corona.
Recordar obras literarias como “Los Miserables” de la Francia
absolutista ó filmes como “El hombre de la mascara de hierro” nos deben
demostrar que las pocas garantías de un “debido proceso” existían en estos
juicios de residencia, la evolución doctrinaría y de las ideas políticas a partir
de los Borbones, en Francia y en especial con Luis XIV, que se coronan en
España con el nieto de este Rey Sol, Felipe V duque de Anjou (1.683/1746)
generan a partir del Consejo de Indias, creado por los reyes católicos, las
audiencias americanas.
Debemos adelantar que en definitiva, la denominación no es lo
importante si no las facultades constitucionales, ya que los primeros
tribunales de cuentas se denominaban “Audiencias” y sus integrantes
“Oidores”; la palabra utilizada en Inglaterra, es Audit, que se pronuncia
Odit; su raíz etimológica es: oídos del rey, palabra con raíz castellana. En
-6-
definitiva, cuando hablamos de Tribunal de Cuentas, es una evolución
doctrinaria que parte de las audiencias americanas, que en Inglaterra se
denominaron Auditores Reales; si hoy denominamos auditoria a un tribunal
de cuentas no es una evolución doctrinaria moderna, es mas bien volver a
las fuentes del derecho Colonial Español, que generó las Audiencias ó
Auditorias, denominación Inglesa de una añeja palabra latina. El deseo de
innovar con figuras inglesas nos lleva al origen colonial, el concepto de
Tribunal que examina cuentas; es una evolución que otorga al cuentadante
garantías procesales, la auditoria es una opinión, semejante a una pericia,
pero no un fallo. Los tribunales de cuentas, emiten fallos, referidos al
examen de la documental presentada, no juzgan conductas, pero determinan
con calidad técnica y científica si la ejecución presupuestaria referida a
ingresos y egresos, cumple con los recaudos exigidos por la ley, en estos
aspectos no existe cuerpo técnico que pueda emitir una conclusión de
mayor jerarquía procesal.
La cuestión importante a definir es la siguiente:
¿Para que sirven los auditores?
¿Para que un Tribunal de Cuentas?
¿Son compatibles ambos modelos de control externo?
La gran similitud entre un Tribunal de Cuentas y una Auditoria, es
que son control externo ambos, remiten su dictamen al poder legislativo
referido a la cuenta general del ejercicio, y es dicho poder el que aprueba ó
desaprueba la misma.
La gran diferencia entre auditoria y tribunal, es que la primera
solamente emite dictámenes e informes que eleva ante el poder legislativoy pueden no ser vinculantes -, y el tribunal tradicional, solamente realizaba
juicios de cuentas.
Actualmente, y en particular en la Provincia de Corrientes, el Tribunal
de Cuentas es un Tribunal examinador de cuentas y realiza auditorias,
debido a que la ley de creación y funcionamiento del mismo lo instituye de
dichas facultades.
Y el momento presente, aquí y ahora, resulta propicio para que la
Convención Constituyente Provincial, que por virtud de las leyes 5692 y ley
5765 ha quedado convocada para debatir sobre la reforma parcial de la
Constitución vigente en la Provincia de Corrientes, tendiente a contemplar
la inclusión, entre “los nuevos órganos de control con rango
constitucional”, al Tribunal de Cuentas, junto con los adecuados preceptos
atinentes a la designación y remoción de sus autoridades, a los alcances de
sus funciones, que incluyan las de naturaleza jurisdiccional. Es decir, la ley
de declaración de necesidad de la reforma constitucional consagra la
incorporación del actual Tribunal de Cuentas a la Constitución Provincial.
Por lo demás, ya el 11 de julio de 2001, el anteproyecto marco para
el acuerdo de gobernabilidad, previó ese tratamiento para el referido órgano
de control externo, “a fin de asegurar la mayor transparencia en el control
del gasto público”.
-7-
Vista la cuestión con la mayor serenidad de pensamiento, con el
máximo de objetividad, arribamos a la convicción de que cualesquiera
fueren las circunstancias políticas a tener en cuenta, para una solución como
la que proponemos, resulta imposible justificar –en medio de la evidencia
legislativa abrumadora que hemos podido exponer que la Provincia de
Corrientes no consagre en su Constitución disposiciones como las
comentadas, por medio de las cuales sea posible contribuir a conocer con la
mayor claridad el correcto manejo de la cosa pública, de los recursos con
los cuales la ciudadanía correntina coadyuva al funcionamiento del Estado
provincial.
Nos parece, por último, sumamente oportuno recordar las atinadas
ideas vertidas por el doctor Humberto Petrei, distinguido estudioso de las
finanzas públicas, profesor titular de la Universidad Nacional de Córdoba,
en ocasión de publicar hace pocos años una importante obra, en su calidad
de funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo, titulada
“Presupuesto y control”, basada sobre una profunda investigación
emprendida en varios países de América Latina, en los Estados Unidos, en
Canadá, en Europa, en Oceanía.
En un acápite especialmente dedicado a los mecanismos de control,
alude Petrei a la toma de conciencia creciente acerca de que la corrupción
debe ser desterrada, no sólo por una cuestión ética y de funcionamiento
apropiado de las instituciones republicanas, sino por una cuestión de
eficiencia, para bajar los costos de producir los servicios que el Estado
debe proveer.
Con particular referencia al órgano de control externo, sostiene
Petrei que debe responder al legislativo, pero que ha de hacerlo gozando de
completa independencia técnica en la elaboración de sus informes, como
también reconoce que los países de América Latina han avanzado en la
materia. Las reformas constitucionales habidas en los últimos años –agrega
Petrei– refuerzan esa idea.
Consecuentemente, creemos que el modelo óptimo de control
externo, es el moderno que es mixto – esto es - tribunal de cuentas con
facultades de realizar auditorias.
El Texto Constitucional debe definirlo con los siguientes
elementos:
a. Competencia y atribuciones
b. Jerarquía y mandato de sus integrantes
c. Ubicación funcional
POR LOS FUNDAMENTOS EXPRESADOS ES QUE:
Proponemos el siguiente texto, para ser incorporado a la
Constitución de la Provincia de Corrientes.
-8-
PODER LEGISLATIVO
CAPITULO IX
ORGANOS DE CONTROL
TRIBUNAL DE CUENTAS
Artículo ….: El Tribunal de Cuentas es el ente de Control Externo
del movimiento de la Hacienda Provincial. Tendrá personería propia,
autonomía funcional, y autarquía financiera. Dicta su propio
reglamento de funcionamiento y de procedimiento para el desempeño
de sus facultades, en concordancia con los casos y formas que señale
su ley orgánica de creación y funcionamiento y demás leyes
especiales. Tendrá exclusiva competencia en el control externo de la
gestión presupuestaria, económica, financiera, patrimonial, legal, de
eficiencia y eficacia de la Administración Central, Organismos
Descentralizados, Empresas y Sociedades del Estado y Entes
Reguladores de Servicios Públicos. Los sujetos privados que perciban
o administren fondos públicos provinciales estarán sujetos a la
jurisdicción del Tribunal de Cuentas.
Artículo…: El Tribunal de Cuentas está integrado por cuatro
miembros: Un Presidente, con título de Abogado o de Contador
Público Nacional; y tres Vocales con título de Contador Público
Nacional. Todos ellos serán designados por el Poder Ejecutivo con
acuerdo del Senado. Se requiere poseer título universitario, no tener
menos de treinta y cinco años al momento de la designación y
acreditar diez años de ejercicio en la profesión, computándose para
ello tanto la actividad privada como pública. Los miembros del
Tribunal de Cuentas gozan de las mismas prerrogativas, tratamiento,
remuneraciones e incompatibilidades que los integrantes del Superior
Tribunal de Justicia de la Provincia. Mantendrán sus cargos mientras
dure su buena conducta, y solo serán enjuiciables en la misma forma
y procedimiento que se aplica a los integrantes del Superior Tribunal
de Justicia de la Provincia.
Artículo…: El Tribunal de Cuentas de la provincia sólo depende de
esta Constitución y su ley orgánica, y tiene las facultades y deberes
establecidos en la presente, en su ley orgánica y los que se fijen por
leyes especiales.
Artículo…: Confecciona anualmente su cálculo de gastos y recursos,
con amplias facultades para el ordenamiento, distribución y ejecución
de los créditos presupuestarios; designa y remueve su personal.
Artículo…: En su jurisdicción tiene el imperio necesario para
afirmar y mantener su inviolabilidad funcional e independencia frente
a los demás poderes del Estado. El control de la gestión
presupuestaria del Tribunal de Cuentas será ejercido por el Cuerpo,
bajo la presidencia del Subrogante Legal que, anualmente el mismo
-9-
Tribunal designará a este único efecto. El Tribunal de Cuentas
dispondrá de una Caja que se formará automáticamente al inicio de
cada ejercicio, con fondos equivalentes al cinco por ciento del total
del presupuesto anual del Tribunal que deberán ser transferidos por la
Tesorería General de la Provincia
Artículo…: Declarará su competencia para intervenir, sin recurso
alguno, pudiendo hacer uso de la fuerza pública para el cumplimiento
de sus resoluciones. El Tribunal de Cuentas es la única autoridad con
atribuciones para aprobar o desaprobar las cuentas rendidas por las
personas o entes declarados “responsables”.
Artículo…: En la Cuenta de Inversión que presenta anualmente el
Poder Ejecutivo, su intervención se limitará al examen de ella y al
informe de los aspectos legales y contables de la misma, a fin de que
la Legislatura ejerza la facultad que le confiere la Constitución
Provincial
Artículo…: Son funciones del Tribunal de Cuentas:
a) El control externo de las operaciones financiero
patrimoniales de la hacienda pública provincial.
b) El control de los recursos fiscales y del empleo de fondos
públicos, cualquiera sea su origen, ingresados al
presupuesto provincial o cuya ejecución esté a cargo de la
Provincia.
c) El control concomitante y posterior de las cuentas de
percepción e inversión de las rentas públicas.
d) La declaración de responsabilidad y la formulación de
cargos correspondientes.
e) La realización de auditorias de gestión financiera,
económica, presupuestaria y de legalidad, y exámenes
especiales, en las Jurisdicciones y entes bajo su control.
f) Comunicar a las autoridades correspondientes toda
trasgresión a las normas que rigen la gestión financierapatrimonial, aún cuando ello no hubiera causado perjuicio a
la hacienda pública.
g) Establecer las normas de fiscalización que estime
conveniente, pudiendo realizar exámenes por el método de
muestreo selectivo u otros sistemas de control y contratar
auditorias externas
h) Examinar y dictaminar sobre los Estados Contables de los
Organismos de la Administración Pública (centralizada y
descentralizada) confeccionados al cierre de cada Ejercicio
Financiero;
i) Constituir Delegaciones – de considerar necesario - en las
distintas Jurisdicciones de la Administración Central y en
los Entes Descentralizados, designando a los Jefes de las
mismas y al personal técnico que atenderán;
j) Constituirse, en cualquier oportunidad y por el tiempo que
estime necesario, en cualquiera de las Jurisdicciones sujetas
a control, a efectos de realizar auditorias, comprobaciones o
recabar informes, adoptando las medidas tendientes a
- 10 -
prevenir o corregir irregularidades violatorias de normas
legales y reglamentarias.
k) Ejercer jurisdicción y competencia exclusiva y excluyente
en sede administrativa promoviendo los juicios de cuentas
por falta o irregular rendición, por hechos, actos u
omisiones susceptibles de ocasionar perjuicio fiscal, a fin
de determinar la responsabilidad patrimonial, formular los
cargos fiscales que resultaren, establecer el monto del daño
al patrimonio fiscal y aplicar las sanciones que establezca la
ley.
l) Interpretar sin recurso alguno, las normas de su Ley
Orgánica.
Los Fallos del Tribunal de Cuentas quedarán ejecutoriados treinta días
corridos después de su notificación. Las acciones para la ejecución de las
decisiones del Tribunal de Cuentas deberán ser ejercidas por la Fiscalía de
Estado; por vía de apremio.-
Disposiciones Transitorias
Artículo (Nº…)- Los actuales miembros del Tribunal de Cuentas gozan de
la inamovilidad establecida en el Artículo …, y no se afectarán sus derechos
adquiridos.-
- 11 -
Descargar

Expte. Nº: 141/2007(GALANTINI, Eduardo Leonel)

LA COMUNIDAD ECONÓMICA EUROPEA

LA COMUNIDAD ECONÓMICA EUROPEA

AmpliacionesPoderesCEE (Comunidad Económica Europea)Instituciones

Poder judicial en México

Poder judicial en México

Corte Suprema de JusticiaDerecho Procesal mexicanoJuzgados de DistritoTribunalesPoder Judicial de la Federación

Tribunales supranacionales

Tribunales supranacionales

Tribunal Internacional de JusticiaTribunal de Justicia de LuxemburgoDerecho procesalTribunal Europeo de Derechos Humanos