1
TRIBUNALES DE JUSTICIA, LIBERIA, GUANACASTE
EXP. N. 34-06 (06-000004-384-PE)
Querella: Injurias y otros.
C/ Ronald Vargas Araya
Of/ Carlos Matías Gonzaga Martínez
En el artículo tercero de la demanda el Sr. Matías Gonzaga aduce que el sacerdote Ronal
Vargas Araya manifestó en público en la escuela de El Jobo en la conmemoración de Gil
Tablada el 17 de noviembre de 2005: “Que siendo Ejecutivo Municipal Matías Gonzaga
Martínez, valiéndose y abusando de su investidura y poder político en asocio con
Oscar Arias Sánchez, en la administración que el Señor Oscar Arias fue presidente, le
robó, quitó y arrebató por la fuerza a humildes campesinos de esta comunidad sus
parcelas para regalarlas posteriormente, una al expresidente Oscar Arias Sánchez,
otra al expresidente José Figueres Olsen y otra a un ex ministro, pido a todos los que
estamos aquí que ninguno vote por Oscar Arias Sánchez, porque todos son unos
corruptos… Por ser ofensiva la actitud del demandado, presento la denuncia por
querella, por el delito de injurias, calumnias y difamación en mi perjuicio. Delitos
previstos en el Código penal bajo los artículos 145, 146 y 147…
DEFENSA DE RONAL VARGAS ARAYA,
SACERDOTE, CEDULA 2-0424-0362
Relación de hechos:
1:
El día 17 de noviembre de 2005 me apersoné en mi calidad de Vicario Episcopal de
Pastoral Social de la Diócesis de Tilarán, cargo que ejerzo oficialmente en nombre de mi
Obispo, Victorino Girardi Stellin, desde el 1 de enero de 2004, e invitado por la
Universidad de Costa Rica, en la persona de la Doctora Claudia Quirós Vargas (fallecida el
8-02-2006), eminente historiadora y de las mayores expertas en guanacastequidad, que en
los últimos 8 años viajaba en esta fecha a la Colonia Gil Tablada (El Jobo) de La Cruz, con
un abundante grupo de artistas y estudiantes de historia, para dar realce a la celebración
anual del mejor líder campesino que ha tenido este Cantón, Gil Marcial Tablada Corea,
asesinado vilmente por el latifundista Luis Morice un 18 de noviembre, crimen que quedó
impune desde 1970.
2:
Mi invitación no fue “como encargado de dar la oración, como guía espiritual” tal
como asevera el Sr. Gonzaga en la denuncia, sino para ofrecer la motivación histórica y
social de dicho evento comunal, “no religioso”, pues para eso hubiera necesitado la
2
autorización del Párroco de La Cruz en ese año, el sacerdote Rodolfo González, quien
imagino desconocía mi presencia en aquel lugar.
3:
Los términos precisos que, según el Sr. Matías Gonzaga, utilicé en aquella
ocasión han sido distorsionados y malintencionadamente adulterados del discurso que de
hecho pronuncié y cuyo esquema corresponde textualmente a un artículo publicado por
Álvaro Montero M. en el periódico “La Nación” sólo dos semanas antes del evento (cfr.
“La verdad jamás ensucia” Opinión, jueves 3 de noviembre 2005, Anexo 1), donde se
reafirma delante de toda la opinión nacional, y no sólo de las 150 personas que asistían a
celebrar al mártir cruceño por la lucha contra la tierra acaparada, “como fueron a parar a
manos de los hermanos Arias unos lotes junto al mar, propiedad de campesinos pobres y
que obtuvieron con su lucha heroica y la sangre generosa de Gil Tablada”. Recuerdo que
conté la historia tal como dicho artículo la plasma perfectamente: “primero un terrateniente
usurpa tierras que son del Estado, es decir, del pueblo; después los campesinos invaden las
tierras y reivindican su derecho a poseerlas; una vez asentados en ellas, sufren una violenta
represión; después el terrateniente asesina a mansalva al líder campesino; posteriormente el
IDA entrega las parcelas a los campesinos que lucharon por ellas, pero los abandona a su
suerte; cogidos por hambre, unos testaferros les compran las parcelas a vil precio; después
el testaferro se las traslada al terrateniente. Un círculo perfecto. ¿Problema penal? Puede
ser, pero antes que nada es un asunto de moral y ética política de primer orden”. Agregué,
eso sí, el nombre de los personajes de la historia que de hecho eran bien conocidos por
muchos de los presentes: el primer terrateniente Luis Morice, el asesinado, Gil Tablada, los
campesinos (algunos presentes en el evento), el testaferro, Matías Gonzaga, quien utiliza
también para el negocio a su esposa y en poco más de un mes las “revende” a Don Oscar
Arias. En ningún momento utilicé los términos tan precisos, como sacados de un
diccionario jurídico, “le robó, quitó y arrebató por la fuerza”. No soy abogado y en mi
léxico no acostumbro tratar a nadie de ladrón, aunque lo fuera. El Sr. Matías Gonzaga
afirma malintencionadamente en su denuncia que “nunca he tenido ningún tipo de relación
con el sacerdote Vargas Araya”. Se le olvidó que en algunas ocasiones me invitaron él y su
señora esposa a tomar café en su casa de habitación durante el año 1997. Además, invitado
por su persona, laboré gratuitamente en la Municipalidad confeccionándole el Plan de
Presupuesto Anual 1998; gestioné en su despacho para lograr que la Municipalidad firmara
un convenio con la UNED para ofrecer un lugar, teléfono y una empleada en la Biblioteca
Cantonal para que se abriera la Sede de la UNED en La Cruz, como gracias a Dios se logró
y permanece todavía. Además fui declarado por el Consejo Municipal, el 8 de abril de
1997 (acuerdo 2-7 de la sesión ordinaria 19-17 del Consejo Municipal de la Cruz), por
instigación del sr. Matías Gonzaga, como “CIUDADANO NON GRATO” del cantón de
La Cruz, “por manifestaciones calumniosas y difamatorias contra la Municipalidad” a
raíz de las denuncias que les planteé directamente y ante la Defensoría de los Habitantes en
las irregularidades con los permisos de construcción al Hotel Isla Bolaños y el maltrato
verbal y psicológico contra señoras del Comité Local de Defensa de entonces. No entiendo
como el Sr. Matías Gonzaga, después de semejantes encuentros, puede negar haber tenido
relación con mi persona. Agrego en este momento que fui Sacerdote de La Cruz de 1997 a
1999 por lo que conocí de algunas gestiones del Sr. Matías Gonzaga, quien fue Ejecutivo
Municipal de 1994 a 1998, cuando precisamente José María Figueres era presidente de la
República y “siendo funcionario público, inicia trámites administrativos que le permiten (a
Oscar Arias) obtener irregularmente las parcelas denunciadas que luego “le compra” a
3
Matías Gonzaga (textualmente tomado del Periódico “La Nación, Lunes 21-11-2005,
“Decencia en la política”, Fabio Delgado). Y dicho artículo concluye invitando a Oscar
Arias: “Debe explicar cómo compra las parcelas, sin advertir que de los 15 años de
prohibición para vender, únicamente habían pasado 6 años. Debe explicar cómo su amigo
(Matías Gonzaga) logró aprobarla en 22 días. Una simple averiguación lo hubiese llevado
al Informe de Auditoría del IDA N°A-85-99 que detalla las irregularidades que permitieron
a su amigo obtener esas parcelas”. La pareja de esposos Matías Gonzaga-Sharon Max
Flory venden el derecho de sus dos parcelas el 4 de Octubre de 1997 a Corporación Adral
S.A., cuyo presidente es el mandatario Oscar Arias. En la escritura del notario del IDA
Alex Gen Palma, consta que esa entidad le vendió la parcela 18-A con una extensión de
cuatro hectáreas, a Gonzaga y su esposa, el 28 de agosto de 1997. La misma “Comisión
sobre el IDA”, nombrada por el Consejo de Gobierno en 2005 sabe de este asunto y
transcribe en su informe al Presidente Abel Pacheco, página. 30: “También la Comisión ha
recibido denuncias respecto al Asentamiento el Jobo en el que desde agosto 1999, la
Auditoria Interna ha realizado gestiones”.
4: La señora Teodora Obando, a quien el Sr. Matías Gonzaga compró con artimañas “las
mejoras” recibió según los vecinos alrededor de unos 800 mil colones por su parcela,
aunque valía en esos momentos más de 5 millones, pero no estaba en capacidad legal de
vender, pues era simple ocupante de una parcela que pertenecía al IDA y, sin embargo
extrañamente, le vende muy fácilmente “y por iniciativa de ella” en 1990, como atestigua el
Sr. Gonzaga. Después de manifestar en su demanda “le compré” y además que “nos
pusimos de acuerdo en el precio y la venta de las mejoras”, concluye extrañamente
afirmando, que “nunca adquirí de la señora Obando ni del señor Avelino Moreno las
tierras, por cuanto ellos no eran los propietarios, sino simplemente ocupantes” (la negrita es
de la demanda).
5:
Tan sólo un año después, “a finales de 1991”, el IDA le ha entregado ya los papeles
de propiedad al Sr. Matías Gonzaga, tanto de la parcela anterior como de la colindante,
según él mismo beneficiado atestigua, cuando centenares de campesinos llevan años
suplicando sus escrituras al IDA y su calvario parece de nunca acabar, pues los trámites no
terminan nunca. El señor Matías Gonzaga logró que le levantaran la prohibición de
traspasar la propiedad diez años antes del vencimiento de ley, lo que motivó en el IDA el
informe de Auditoría A-85-99, que advirtió irregularidades en el trámite, el cual duró sólo
22 días, cuando normalmente tarda meses si no años. La Ley indica para que se dé la
autorización a un parcelero para vender debe mediar procedimiento que incluye estudios,
informes y recomendaciones de diversos niveles a la junta directiva del IDA para decidir,
casualmente obviados en este caso particular. Tuvo mucha “suerte” el señor Matías
Gonzaga por la rapidez de trámites en una institución que se ha caracterizado por todo lo
contrario. “Un detalle más: ¿cómo es que esa propiedad de 23 hectáreas cerca de la playa,
con un valor aproximado al millón de dólares, tiene una declaración de bienes inmuebles
por la que sólo paga 62.177.90 colones al año a la Municipalidad de La Cruz?”
(INFORMA-TICO.COM, San José, CR, 17 de Octubre 2005, Anexo 4).
6:
En su demanda alega el Sr. Matías Gonzaga en el punto TERCERO que “jamás ha
tenido el poder político para aprovecharse de su investidura” y en el punto OCTAVO que
“nunca he abusado de poder político alguno ya que nunca lo he tenido, ni de mi investidura
4
de ejecutivo municipal, para como dice el señor Ronald Chávez” (desconozco quién será
ese señor…). Tanta insistencia en su “limpia gestión municipal” nos lleva a sospechar lo
contrario. ¿Cómo explica entonces la facilidad con que, siendo Ejecutivo Municipal, salió
libre cuando según se comenta en el pueblo andaba dando serenatas a altas horas de la
noche en el carro de la Municipalidad y lo chocó al no poder tomar una vuelta manejando
en la carretera a Santa Cecilia, procedente de la Hacienda Los Inocentes, ocasión en que
murieron dos de sus acompañantes? ¿Y en el caso de complicidad al no cobrar debidamente
los impuestos municipales en 1997 en la construcción del Hotel Isla Bolaños, caso también
ventilado por la Defensoría de los Habitantes? ¿O en el caso reciente que la Defensoría de
los Habitantes le señala como responsable de la utilización de policías del Comando Norte
“en servicio” para realizar labores de cercado en la parcela de su cómplice Don Oscar
Arias? (Oficio 00168-2002-CON-RC en Liberia).
7:
Felicito al Sr. Matías Gonzaga por la exacta lista de beneficiarios foráneos con
parcelas en los terrenos adjudicados por el IDA en la Colonia Gil Tablada; lástima que
como buen ciudadano no facilitó estos nombres a la “Comisión investigadora del IDA” y
que en las tres ocasiones en que fue Ejecutivo Municipal no interpuso su oficio y tremendo
poder político como donante frecuente del Partido Liberación Nacional (cfr. donaciones
mensuales en la página WEBB de Liberación Nacional) y socio particular del mandatario
Don Oscar Arias para remediar un asunto tan delicado que sigue negando el futuro a tantas
familias campesinas pobres de La Cruz que no poseen terrenos propios.
8:
El señor Matías Gonzaga debería dirigir su ataque no hacia el sacerdote Ronal
Vargas Araya, con una encomiable e incuestionada labor religiosa y social en los tres años
que laboró en La Cruz (1997-1999), cantón que sigue apoyando con muchos proyectos para
los más pobres desde la Pastoral Social-CARITAS que dirige, como testimonia el mismo
pueblo y no testigos cuestionables porque deben pagar a su persona favores políticos, sino
hacia la Defensoría de los Habitantes que en sus informes antes “ha afectado su
reputación”; también hacia Ronal Moya Chacón, periodista de La Nación en su reportaje
del 18 de octubre de 2000; hacia Liliana Carranza en su documentado reportaje de
Telenoticias (4-10-2005, Anexo 2); hacia Fabio Delgado Hernández que en su artículo en
“La Nación del 21 de noviembre de 2005 (Anexo 3) le cuestiona a Matías Gonzaga “la
compra” (comillas puestas por dicho periodista) de sus parcelas por Oscar Arias, la
irregularidad como las obtuvo y el poseer dos parcelas del IDA cuando la ley sólo faculta
una por núcleo familiar, y que sea para campesinos, profesión que según se nota en la
demanda, nunca ha ejercido; hacia Álvaro Montero Mejía, quien en el periódico “La
Nación” del 3 de noviembre de 2005 cuenta “la triste historia de cómo estas tierras fueron a
parar en manos de la familia Arias”, artículo base de mi disertación en público en la
Colonia Gil Tablada, y si quiere hacer internacional su alegato, que lo dirija hacia Josué
Bravo, periodista de “La Prensa” de Nicaragua, quien escribe: “Se trata de una finca de 19
hectáreas de terreno, adquiridas en la hacienda El Jobo en la Cruz de Guanacaste,
provincia fronteriza con Nicaragua. El partido dijo que los Arias idearon un proceso para
forzar procedimientos y levantar limitaciones a la venta de las parcelas. Destaca que el
IDA recomendó una investigación que nunca se hizo. La historia se remonta a finales de
los años ochenta, cuando el IDA iba a entregar la parcela a los campesinos Teodora
Obando y a su esposo Mario Moreno, quienes cumplían con los requisitos de posesión. No
obstante, el 4 de mayo de 1990, cuatro días antes de concluir la administración Arias, la
5
finca salió inscrita a nombre de Carlos Matías Gonzaga y a su esposa Sharon Flory
Summer, vinculados al partido del entonces Presidente”.
PRUEBA TESTIMONIAL:
1. Marvin Tablada Aguirre, cédula 5-257-317, único hijo del mártir campesino Gil
Tablada Corea, contador privado, vecino de La Cruz, del Banco Nacional 200 Oeste
y 75 norte, teléfono: 679-82-97 (388-08-17)
2. Sonia Ligia Quirós Vargas, cédula. 4-103-377, artista y líder cultural de Esparza,
costado norte de la plaza de deportes, Esparza, Puntarenas. Teléfono: 636-71-01 (Es
hermana de Claudia Quirós (QDP), primera promotora de la celebración de Gil
Tablada y quienes todos los años participaron).
3. María del Carmen Mairena Bermudez, cédula: 5-166-298, maestra por varios años
en la escuela “Gil Tablada Corea”, vecina de La Cruz, 200 mts sur del cementerio
municipal, teléfono: 679-92-84
4. José Reinaldo Fernández Vega, ced. 2-272-444, agricultor (ex regidor Municipal en
el último período de Matías Gonzaga), vecino de Santa Cecilia de la Cruz, 25 norte
de la Pulpería San Martín, tel. 677-80-45
ANEXOS:
ANEXO 1:
Periódico La Nación Opinión • Jueves 3 de noviembre, 2005
La verdad jamás ensucia La hora de Juanito Mora ha llegado: de actuar con madurez
y responsabilidad
Álvaro Montero M. Candidato del Partido Rescate Nacional
El doctor Kevin Casas, escudero de don Óscar, arremete contra el Partido Rescate Nacional. Nos
acusa, entre otras, de impulsar una "campaña sucia" y "arrastrar la campaña por un muladar". Kevin
es un joven inteligente y educado, pero anda en malas compañías. Hay amigos que enaltecen, pero
hay relaciones que atrofian y envejecen.
Todos sabemos que son los viejos politiqueros, dueños del PLN y el PUSC, los que crearon desde
hace años una política ensombrecida por la deshonestidad y la más absoluta carencia de escrúpulos.
Por eso nos apena que este hombre, joven y honorable, haya decidido ponerse al servicio de las
camarillas que el país conoce bien; esas que se han encargado de frustrar los sueños y las
aspiraciones de nuestro pueblo, de mentirle y de convertir la política en un lupanar ¿A quién
pretende engañar o sorprender este joven pero envejecido político, que acusa a Rescate Nacional de
hacer campaña sucia?
Denuncia documentada. Si algo exige el pueblo costarricense, es que se le diga la verdad. No parece
correcto que La Nación permitiera a Arias exonerarse por interpósita mano, mientras se negó a
reseñar la denuncia que hicimos, de sobra documentada, sobre la triste historia de cómo fueron a
parar a manos de los hermanos Arias unos lotes junto al mar, propiedad de campesinos pobres y que
obtuvieron con su lucha heroica y la sangre generosa de Gil Tablada. Vean los ciudadanos cómo el
círculo se dibuja con nitidez: primero un terrateniente usurpa tierras que son del Estado, es decir,
del pueblo; después los campesinos invaden las tierras y reivindican su derecho a poseerlas; una vez
6
asentados en ellas, sufren una violenta represión; después el terrateniente asesina a mansalva al líder
campesino; posteriormente el IDA entrega las parcelas a los campesinos que lucharon por ellas,
pero los abandona a su suerte; cogidos por hambre, unos testaferros les compran las parcelas a vil
precio; después el testaferro se las traslada al terrateniente. Un círculo perfecto. ¿Problema penal?
Puede ser, pero antes que nada es un asunto de moral y ética política de primer orden.
La ciénaga. Lo que el joven abogado Casas, ahora convertido en político de viejo cuño, no termina
de entender es que una cosa son las responsabilidades penales y otras las responsabilidades
políticas. Las primeras son asunto de los fiscales y los tribunales. A ellos trasladamos la denuncia
pormenorizada de los hechos. Ellos dirán cómo proceder y determinarán si merecen o no un castigo.
Volvamos al señor Casas. Para él, las denuncias provienen "de la ciénaga del escándalo y los
rumores", y las enumera textualmente: "fondo de emergencias, los dichos de José Blandón, el caso
Chemís, el caso Hank, las actividades financieras de Ottón Solís". ¡Bravo, don Kevin, usted aprende
rápido! Solo que se quedó corto. Le faltó citar a los padrinos de su propio partido: Tena, Sabundra,
Vesco, Mc Alpin, Yasdani, Noriega, Caro Quintero, Allen y otros personajes criollos que encabezan
esa notable galería de la vergüenza.
Si el pueblo no ha reaccionado ante las denuncias es porque ha estado adormecido. Pero son parte
de la cruda realidad que emerge de los bajos fondos de la política. Ya veremos si el pueblo
despierta. Pero, por favor, don Kevin, no se haga el inocente y no se atreva, desde ese oscuro
agujero en el que usted solito ha decidido colocarse, a darnos lecciones de ética política. Nuestro
pueblo está cansado de burlas y mentiras. Para nosotros ha llegado el momento de actuar con
madurez y responsabilidad, y de pedir al pueblo que actúe de la misma manera. Porque "ha llegado
la hora de Juanito Mora".
ANEXO 2:
http://www.teletica.com/archivo/tn7/nac/2005/10/04/partido.htm
El Partido Rescate Nacional denunció al expresidente Oscar Arias por adquirir
una parcela de forma cuestionable
Lilliana Carranza
04 de Octubre de 2005
Actualizado: 8:35 a.m.
En conferencia de prensa el partido Rescate Nacional hizo pública una denuncia que
presentaron ante el Ministerio Público contra el expresidente y actual precandidato
presidencial Oscar Arias Sánchez y su hermano Rodrigo Arias.
Según el denunciante, el expresidente y su hermano adquirieron una parcela del
Instituto de Desarrollo Agrario, IDA, en forma cuestionable.
El IDA compró en 1981 una finca llamada el Jobo, en La Cruz de Guanacaste que había
sido invadida por precaristas y que se adquirió para darles tierra.
Los denunciantes afirman que una de las parcelas, la número 1, debió inscribirse a
nombre de Teodora Obando Carmona, quien cumplía los requisitos.
Pero, según la denuncia, "el 4 de mayo de 1990, 4 días antes de concluir la
administración Arias Sánchez, a se prepara el expediente de Carlos Matías Gonzaga
Martínez para traspasar las parcelas a su nombre. "
Agregan que el IDA segregó y traspasó el 14 de junio de 1991 la parcela a nombre de
Gonzaga Martínes y su esposa Shannon May Summer.
Según la ley, cuando el IDA otorga una parcela a un campesino este no podrá venderla
o traspasarla hasta que pasen 15 años. La única forma de hacerlo es solicitando al IDA
un levantamiento de limitaciones.
Eso fue precisamente lo que hizo Carlos Matías Gonzaga el 8 de mayo de 1997 y en
solo dos meses le otorgaron el permiso.
7
Con la propiedad libre, el cuatro de octubre de 1997, Gonzaga y su esposa vendieron
la finca a la Corporación Adral S.A.
Esta sociedad es propiedad del candidato liberacionista y su hermano Rodrigo Arias.
Después de la venta empezaron los cuestionamientos a lo interno del IDA. El 26 de
agosto del 98, el jefe de la Unidad Agraria de Liberia pidió que se suspendiera
cualquier trámite de escritura e inició una investigación que llegó incluso a la Auditoria
Interna del instituto
Los auditores recomendaron que se investigasen las irregularidades en la adquisición
de las parcelas por parte de la sociedad del expresdiente Oscar Arias.
Según el denunciante la investigación nunca se realizó y la auditoria no envió el caso al
Ministerio Público.
Por su parte Oscar Arias calificó la denuncia como parte de la campaña sucia electoral.
Sostuvo que la denuncia es temeraria y basada en suposiciones falsas.
Agregó: "por lo pronto solo diré que la finca de Marras fue adquirida por la sociedad Adral
de la cual soy dueño, a Carlos Matías Gonzaga y su esposa por escritura pública, más de 7
años después de haber dejado la presidencia. Se trata de una adquisición de buena fe y
realizada de acuerdo con todos los requisitos legales."
http://www.teletica.com/archivo/tn7/nac/2005/10/04/investigan.htm
Investigan compra de una propiedad en Guanacaste por parte de Oscar y
Rodrigo Arias
Marielos Gutiérrez
Adaptación Teletica.com
04 de Octubre de 2005
Actualizado: 2:50 p.m.
Diputados piden mayor investigación sobre la compra de una propiedad en Guanacaste
por parte de Oscar y Rodrigo Arias.
Sin embargo prefieren esperar todavía para llevar el caso a la Asamblea Legislativa. se
trata de 19 hectáreas de terreno adquiridas en la Hacienda El Jobo en la Cruz de
Guanacaste.
La historia se remonta a 1981, cuando el IDA (Instituto de Desarrollo Agrario) iba a
entregar la parcela a Teodora Obando quién cumplía con los requisitos.
No obstante el 4 de mayo de 1990, 4 días antes de concluir la administración Arias, la
finca salió inscrita a nombre de Carlos Matías Gonzaga y a su esposa Sharon Flory
Summer.
El traslado según la Legislación vigente, se puede realizar 15 años después de
otorgado el terreno, precisamente Matías Gonzaga pidió el levantamiento de limitación,
proceso que duró 2 meses, y que fue otorgado el 8 de julio del 1997, en octubre de
ese mismo año, vendieron la finca a la sociedad Adral propiedad de los hermanos
Oscar y Rodrigo Arias.
Este asunto fue cuestionado en el año 98 por el Jefe de la Unidad Agraria de Liberia, e
incluso se inició una investigación en la auditoria del IDA en 1998, por supuestas
irregularidades, la que no se continuó por motivo de que el abogado Fabio Delgado
interpuso una denuncia ante la Fiscalía de Delitos Económicos.
Sobre el tema quisimos conocer mayores detalles, Rodrigo Arias, aseguró
telefónicamente, que sobre el tema ya se hablo este lunes 3 de octubre.
Los diputados sin embargo, afirman que el IDA es el que en primera instancia debe
investigar profunda y ágilmente.
8
En la Asamblea Legislativa no han definido todavía si investigarán este caso,
coincidieron que no deben dejarse llevar por el periodo electoral que vivimos.
ANEXO 3:
La Nación, Lunes 21 de noviembre 2005
Decencia en la política
Fabio Delgado Hernández
Presidente del Partido Rescate Nacional
El candidato liberacionista ha desviado la atención a los cuestionamientos denunciados desde mi
condición de presidente del Partido Rescate Nacional. Deje de lanzar cargos trasnochados y
explique sobre las parcelas que tiene en el asentamiento del IDA en El Jobo de Guanacaste.
¿Por qué no ha aclarado que Matías Gonzaga integra la Asamblea Plenaria del PLN que lo eligió
candidato y no es un simple tercero como dijo? ¿Por qué no ha aclarado que Matías Gonzaga fue
ejecutivo municipal de La Cruz durante los 4 años de 1986 a 1990? No ha explicado cómo, siendo
funcionario público, inicia trámites administrativos que le permiten obtener irregularmente las
parcelas denunciadas que luego usted le "compra". Debe explicar cómo usted, formado como
abogado, con vasta experiencia en la cosa pública, compra dos parcelas, cuando, según el Art. 64 de
la ley, Matías podía ser dueño de una sola parcela.
Debe explicar cómo compra las parcelas, sin advertir que de los 15 años de prohibición para vender,
únicamente habían pasado 6 años. Debe explicar cómo su amigo logró aprobarla en 22 días. Una
simple averiguación lo hubiese llevado al Informe de Auditoría del IDA N°A-85-99 que detalla las
irregularidades que permitieron a su amigo obtener esas parcelas.
En lo personal no tengo nada contra usted. Solo me legitima el derecho ciudadano para emplazarlo
por un asunto que considero grave. Siempre he sido un luchador social pues lo considero un deber.
ANEXO 4:
INFORMA-TICO.COM, SAN JOSÉ, CR, 17 DE OCTUBRE 2005
http://www.informa-tico.com/php/expat.php?id=17-10-0501679&ed=72&fecha=17-10-05&foro=437
El IDA investigará denuncias sobre venta de tierras a Oscar Arias en
Guanacaste
El Instituto de Desarrollo Agrario (IDA) investigará una denuncia presentada ante esa
institución (y el Ministerio Público) por el Partido Rescate Nacional, en relación con
parcelas que adquirió en 1997 el ex presidente Oscar Arias en el asentamiento El Jobo,
La Cruz, Guanacaste, antes de que se cumpliera el plazo de ley para que el
adjudicatario original pudiera traspasar la propiedad.
El IDA ya recibió la denuncia e iniciará una investigación para ver qué sucedió. La
institución cuenta con archivos digitales a partir del año 2000 y los hechos
denunciados datan de un período anterior, por lo que es necesario revisar los
expedientes, informó el presidente ejecutivo del IDA, Gerardo Vargas, a través de la
oficina de prensa.
El abogado Fabio Delgado, presidente del Partido Rescate Nacional, dijo que se ha
solicitado al IDA iniciar el procedimiento administrativo y que se cumpla con las
sanciones a los funcionarios involucrados en las irregularidades del procedimiento, por
9
el cual se permitió que Oscar Arias se adueñara de las parcelas, y de ser el caso, que
se plantee un juicio "ordinario de lesividad" para recuperarlas.
La agrupación entregó la documentación con las pruebas sobre las presuntas
irregularidades al Ministerio Público, y pidió además que la comisión de control del
gasto público de la Asamblea Legislativa investigue.
¿Cortinas de humo?
Se trata de "campaña sucia" de un partido de izquierda, salió Oscar Arias a descalificar
la denuncia en los medios. Reconoció haber comprado la propiedad, en una suma que
dijo no recordar, pero aseguró que adquirió de un tercero de "buena fe", como
cualquier particular.
'Demasiado bonito para ser verdad', replicaron en Rescate Nacional.
"Basta de lanzar cortinas de humo", dijo Delgado, Arias debe explicar una serie de
cosas como su vínculo con Matías Gonzaga, su vendedor, quien es miembro de la
asamblea plenaria del Partido Liberación Nacional (PLN) que nombró al ex presidente
candidato del partido. Además que Gonzaga era ejecutivo municipal de La Cruz (cargo
equivalente al alcalde actual) durante la administración de Arias (1986-90), cuando
inició los trámites que lo llevaron a obtener las parcelas.
A juicio del dirigente político merece igualmente explicación cual es la autoridad
política superior detrás de Gonzaga que logra que le entreguen a éste las parcelas
violentando los procedimientos usuales del IDA.
Tampoco ha explicado cómo con su basta experiencia en legalidad pública Arias
adquirió dos parcelas de un tercero de buena fe, y no advierte la ilegalidad respecto al
artículo 64 de la Ley de Tierras y Colonización, que solo permite una parcela por
familia.
Tampoco advierte como es que Gonzaga logró que le levantaran la prohibición de
traspasar la propiedad diez años antes del vencimiento de ley, lo que motivó el informe
de Auditoría A-85-99, que advirtió irregularidades en el trámite, el cual duró sólo 22
días, cuando normalmente tarda meses si no años. Para que se de la autorización a un
parcelero para vender debe mediar procedimiento que incluye estudios, informes y
recomendaciones de diversos niveles a la junta directiva del IDA para decidir.
Un detalle más: ¿cómo es que esa propiedad de 23 hectáreas cerca de la playa, con un
valor aproximado al millón de dólares, tiene una declaración de bienes inmuebles por
la que sólo paga 62.177.90 colones al año a la municipalidad de La Cruz?
Según Delgado, para levantar la prohibición a un parcelero para vender antes de que
se cumplan 15 años desde la adjudicación se debe hacer un "procedimiento selectivo,
muy delicado, y obviamente en este caso hay una autoridad política superior detrás,
porque las recomendaciones de los informes técnicos que hicieron los funcionarios del
IDA, y que luego fueron abordados por el auditor, se hicieron en 22 días, sin ningún
sustento legal."
Hechos denunciados
La denuncia de Rescate Nacional dice que los hermanos Oscar y Rodrigo Arias (hoy
jefe de campaña electoral del primero) adquirieron en 1997 a través de la sociedad
anónima Adral las parcelas 1 y 18-A del IDA ubicadas en Bahía Salinas, cerca de playa
Coquitos en La Cruz de Guanacaste.
Las parcelas, que pertenecían a una gran extensión de la hacienda intervenida El Jobo,
fueron otorgadas en 1988 a los campesinos Teodora Obando y su compañero de vida
Mario Abelino Moreno.
En 1990, tras una supuesta negociación en que habría participado Gonzaga, ejecutivo
municipal de La Cruz, le fueron otorgadas a él y a su esposa, la norteamericana Flory
Summer, y luego fueron escrituradas a nombre de estas personas, pese a que solo el
ocupante original puede aparecer en la escritura.
En 1997, durante el gobierno de José María Figueres, el IDA levantó la prohibición para
vender antes de quince años y las tierras fueron inscritas a nombre de Adral.
10
Historia
Las tierras fueron adjudicadas por el IDA a los campesinos en 1988. Siendo Teodora
Obando adjudicataria del lote 1 fue abordada por Gonzaga, quien le dijo que Oscar
Arias quería comprarle la propiedad. Estaban en mala situación y el marido de la
señora, don Abelino, acababa de vender su equipo de pesca, por lo que estuvieron de
acuerdo en vender el terreno, lo cual hicieron por 800.000 colones, relató a Repretel
una hija de la mujer con motivo de la denuncia presentada por Rescate Nacional. La
señora no estaba autorizada para vender, pues ella era solo adjudicaría y no se habían
cumplido los dos años de prueba que se requieren para que el IDA entregue la
escritura al poseedor, explicó Delgado.
En 1991 el IDA entregó escritura del lote a Gonzaga, para lo cual se obvió a doña
Teodora y el procedimiento establecido, según el cual si un parcelero vende a otra
persona, primero hay que hacerle un estudio para ver si tiene razones válidas para
vender, así como al comprador, para ver si cumple el perfil que exije el IDA para ser
adjudicatario. En este caso el proceso se obvió, porque Gonzaga nunca calificaría para
ser parcelero, dijo Delgado.
Con la otra parcela, la 18-A que había recibido don Abelino, tenían todo listo para
traspasársela a la esposa de Gonzaga, pero en eso entró en vigor la ley de igualdad
real de la mujer, aprobada en el gobierno de Arias, según la cual estas propiedades de
"interés social" deben ser inscritas a nombre de ambos cónyugues.
Entonces dividieron la parcela en dos, y una de las partes segregadas el IDA la
inscribió en "cabeza propia" (es decir a nombre de la misma institución) y se la entregó
a Gonzaga y su mujer, contraviniendo el artículo 64 en virtud del cual a una familia
con parcela no se le puede escriturar otra, dice la denuncia.
El 8 mayo de 1997 Gonzaga presenta la nota para que le levanten la prohibición de
vender y el 1 de julio de ese año ya está listo todo el proceso de estudio y
recomendaciones.
La junta directiva del IDA toma el acuerdo de levantarle las limitaciones para vender y
tres meses más tarde la pareja le vende a la sociedad de Oscar Arias, traspaso que se
formalizó en el bufete de abogados Facio y Cañas, del cual Rodrigo Arias es socio
actualmente retirado. Los parceleros afirman que Oscar Arias visitaba como dueño la
propiedad desde años antes.
Ante el informe de Auditoría sobre irregularidades en el proceso, la siguiente junta
directiva del IDA acuerda iniciar un proceso administrativo a cuatro funcionarios, pero
extrañamente el acuerdo no se cumplió. "Se violentaron los procedimientos, porque
hay una autoridad política detrás interesada en que esas parcelas estén a nombre de
quien hoy las ostenta, porque en una situación normal eso jamás hubiera pasado. Si
no hubiera sido así, Oscar Arias jamás las hubiera adquirido porque no hubiera
calificado", subrayó Delgado.
ANEXO 5:
Código Penal de Costa Rica:
Injurias
ARTÍCULO 145.- Será reprimido con diez a cincuenta días multa el que ofendiere de palabra o de
hecho en su dignidad o decoro, a una persona, sea en su presencia, sea por medio de una
comunicación dirigida a ella. La pena será de quince a setenta y cinco días multa si la ofensa fuere
inferida en público.
11
Difamación
ARTÍCULO 146.- Será reprimido con veinte a sesenta días multa en que deshonrare a otro o
propalare especies idóneas para afectar su reputación.
Calumnia
ARTÍCULO 147.- Será sancionado con cincuenta a ciento cincuenta días multa el que atribuya
falsamente a una persona la comisión de un hecho delictivo.
Ofensa a la memoria de un difunto
ARTÍCULO 148.- Será sancionado con diez a cincuenta días multa, el que ofendiere la memoria de
una persona muerta con expresiones injuriosas o difamatorias. El derecho de acusar por este delito
comprende al cónyuge, hijos, padres, nietos y hermanos consanguíneos del muerto.
Prueba de la verdad
ARTÍCULO 149.- El autor de injuria o de difamación no es punible, si la imputación consiste en una
afirmación verdadera y ésta no ha sido hecha por puro deseo de ofender o por espíritu de
maledicencia.
Sin embargo, el acusado sólo podrá probar la verdad de la imputación:
1) Si la imputación se hallare vinculada con la defensa de un interés público actual; y
2) Si el querellante pidiere la prueba de la imputación contra él dirigida, siempre que tal prueba no
afecte derechos o secretos de terceras personas. El autor de calumnia y de difamación calumniosa
podrá probar la verdad del hecho imputado, salvo que se trate de delitos de acción o de instancia
privada y que éstas no hayan sido promovidas por su titular.
Prejudicialidad
ARTÍCULO 150.- Si el hecho imputado es objeto de un proceso pendiente, el juicio por calumnia o
difamación calumniosa, quedará suspendido hasta que en aquél se dicte sentencia, la cual hará
cosa juzgada acerca de la existencia o inexistencia del hecho.
Descargar

TRIBUNALES DE JUSTICIA, LIBERIA, GUANACASTE