AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE DOÑA MENCÍA
Doña María de los Santos Córdoba Moreno, Portavoz del Grupo Municipal
de Izquierda Unida los Verdes Convocatoria por Andalucía en el
Ayuntamiento de Doña Mencía, al amparo de lo dispuesto en el Reglamento de
Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales,
presenta para su aprobación la siguiente:
MOCIÓN CONTRA LA LEY 4/2015, de 30 de Marzo, DE PROTECCIÓN DE LA
SEGURIDAD CIUDADANA
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
El 1 de Julio entró en vigor de forma definitiva la nueva Ley Orgánica de
Seguridad Ciudadana, conocida como “Ley Mordaza”, que se suma a la más
amplia reforma del Código Penal desde su aprobación en 1995.
Juristas, catedráticos, periodistas, políticos, movimientos y plataformas
ciudadanas han calificado las nuevas normativas como el mayor atentado
a la libertad de expresión en España durante los últimos años.
Esta ley supone un retroceso de 40 años para los derechos y libertades
de la ciudadanía. Busca acabar con las protestas y las movilizaciones,
amedrentando a los ciudadanos con sanciones y multas desorbitadas por
ejercer su derecho a la libertad de expresión en el espacio público.
Esta es la respuesta del PP a las acciones protagonizadas por la
sociedad civil en estos años. Las protestas por la crisis económica, por las
políticas de austeridad, los desahucios, la indignación ante la corrupción
política o la lucha contra la pobreza y la defensa del medio ambiente, son ahora
susceptibles de ser sancionadas con la nueva normativa, que contempla un
total de 45 infracciones y llevan aparejadas multas que pueden llegar hasta los
600.000 euros.
Estos son algunos ejemplos de lo que la norma tipifica como figuras
sancionables:
- Se prohíben "las reuniones o manifestaciones no comunicadas en
infraestructuras e instalaciones en las que se prestan servicios básicos para la
comunidad, así como la intrusión en los recintos". Bajo este epígrafe se podría
llegar a multar a los organizadores de los encierros de enfermos de hepatitis C.
- Se considera infracción también "la perturbación de la seguridad ciudadana
en actos públicos, espectáculos deportivos o culturales, solemnidades y oficios
religiosos". Bajo esta premisa quedan por tanto, ilegalizadas y multadas, la
protesta espontánea en mítines políticos o acciones como la que el colectivo
Femen protagonizó contra la reforma de la Ley del Aborto en la catedral de La
Almudena.
- Se sanciona con multa "la ocupación de cualquier inmueble, vivienda o
edificio ajenos, o la permanencia en ellos, en ambos casos contra la voluntad
de su propietario, arrendatario o titular de otro derecho sobre el mismo, cuando
no sea constitutiva de infracción penal". De este modo se penalizan las
diversas acciones que se han llevado a cabo en oficinas bancarias para
protestar contra las preferentes o los desahucios.
- La ley considera una infracción punible con multas de hasta 600 euros, "el
escalamiento de edificios o monumentos sin autorización, cuando exista un
riesgo cierto de que se ocasionen daños a las personas o a los bienes", que es
la fórmula que eligen ONGs como Greenpeace para visibilizar sus mensajes de
protesta.
- También puede ser multada la obstaculización de la vía pública con mobiliario
urbano, vehículos, contenedores, neumáticos u otros objetos que ocasionen
una perturbación grave de la seguridad ciudadana. Epígrafe en el que podrían
incluirse numerosas acciones de piquetes y huelguistas.
- El uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de
autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, entra a
formar parte del cuerpo de infracciones que recoge la ley. Hecho por el que
recientemente fue detenido un fotógrafo que tomaba imágenes en la huelga
estudiantil universitaria.
- La ley dice que también serán sancionados "los actos que pretendan impedir
a cualquier autoridad, empleado público o corporación oficial el ejercicio
legítimo de sus funciones". Bajo esta infracción podría situarse los intentos de
paralización de desahucios que llevan a cabo los voluntarios de la PAH o de
Stop Desahucios.
- Igualmente se sancionan las concentraciones ante el Congreso y el Senado o
la escalada en fachadas oficiales (como ocurrió con el Palacio de las Cortes).
Así como el uso de capuchas en manifestaciones, facultándose a la policía a
establecer “zonas de seguridad” en perímetros urbanos. Se habilita a las
fuerzas y cuerpos de seguridad a retirar de forma expeditiva vehículos que
taponen una vía pública, en caso de que los concentrados desobedezcan la
orden de los antidisturbios de despejar la zona. No se citan expresamente, pero
todo indica que apunta a impedir tractoradas, marchas de taxistas o de
camioneros.
Estas son algunas conductas que serán reguladas por esta ley, situando
la seguridad ciudadana en la órbita del viejo concepto de orden público, muy
alejado de la concepción democrática y constitucional de la seguridad.
En opinión de algunos expertos, el Código Penal es un indicador de
pacto social, “un test de las garantías y libertades de nuestra sociedad”. Con
esta reforma, el “legislador ha pasado de ser garante a gestor, con un aspecto
autoritario”.
Hasta el Comité de Derechos Humanos de la ONU, que tampoco ve con
buenos ojos la nueva ley, insta al Gobierno a revisarla de inmediato. Así, entre
sus conclusiones indica que: "preocupa al Comité el efecto disuasorio que
pueda tener para la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica",
concluyendo el informe, denunciando cómo esta normativa —así como la
paralela reforma del Código Penal— implica un "uso excesivo de las sanciones
administrativas" y "excluye ciertas garantías judiciales". Por último, Naciones
Unidas acusa al Ejecutivo de utilizar "términos vagos y ambiguos" que pueden
traducirse en una aplicación discrecional de la Ley.
La democracia es libertad de expresión y la seguridad ciudadana
protección de libertades públicas. Una ley que supone un ataque a los
derechos y libertades públicas conlleva un retroceso en la calidad democrática.
El delito se combate de forma integral, con educación, promoviendo una vida
digna, eliminando las diferencias sociales, con buenas políticas de reinserción y
con instituciones que trabajen la prevención, antes que el castigo.
Además estas Leyes inciden en las competencias municipales,
convirtiendo a las Policías Municipales en órganos represivos, y en las
competencias de coordinación de las Policías Locales, que tiene la propia
Junta de la Andalucía.
Los pueblos que pierden libertades y encorsetan los derechos de sus
ciudadanos, van generando sociedades donde no se puede vivir dignamente.
No queremos para nuestro país un Estado policial, controlador y
limitador de libertades públicas, es inadmisible en un entorno europeo
democrático.
Por todo lo anterior, proponemos los siguientes
ACUERDOS
Primero.- Exigir al Gobierno de la Nación, la retirada inmediata de la Ley
Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana.
Segundo.- Proponer un debate consensuado entre todas las fuerzas políticas,
para la elaboración de un texto que regule de forma íntegra en materia de
seguridad ciudadana. Este debate debe incluir: la Reforma de la Ley 2/1986, de
13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (superada y
obsoleta en muchos de sus aspectos), así como la Ley Orgánica General
Penitenciaria. Todo ello, con el objetivo de reformar todos aquellos aspectos
relacionados con la seguridad, enfocados no sólo desde los tradicionales
aspectos reactivos sino fundamentalmente desde los preventivos.
Tercero.- Exigir la dimisión del Ministro del Interior, impulsor de la presente
Ley, cuyos postulados preconstitucionales son inconcebibles en una
democracia, así como, por su reiterada disposición de conculcar los derechos
humanos, a tenor de la disposición de legalización de las “devoluciones en
caliente” en la frontera de Ceuta y Melilla, contrarias a la normativa
internacional, que tratan de manera inmoral e inhumana a numerosos seres
humanos en nuestras fronteras, que solo desean una vida mejor.
Cuarto.- Dar traslado del acuerdo al Gobierno de la Nación y a todos los
Grupos Parlamentarios del Congreso de Diputados.
Doña Mencía, 27 de Julio de 2015.
María de los Santos Córdoba Moreno. Portavoz Grupo Municipal de Izquierda
Unida de Doña Mencía.
Descargar

moción - Ayuntamiento de Doña Mencía

1− ¿QUÉ FUNCIÓN TIENEN LOS DERECHOS FUNDAMENTALES EN NUESTRO CONSTITUCIONALISMO?

1− ¿QUÉ FUNCIÓN TIENEN LOS DERECHOS FUNDAMENTALES EN NUESTRO CONSTITUCIONALISMO?

Derecho Constitucional españolConstitucionalismoDerechos y libertades en la Constitución de 1978: funciones

LA CONSTITUCION ESPAÑOLA TITULO PRIMERO CAPITULO II: Derechos y libertades

LA CONSTITUCION ESPAÑOLA TITULO PRIMERO CAPITULO II: Derechos y libertades

Derecho Constitucional españolPrincipiosLibertades y derechosArtículo 20

PAGINAS ¿QUE SON LOS DERECHOS HUMANOS? 2

PAGINAS ¿QUE SON LOS DERECHOS HUMANOS? 2

ONU (Organización de las Naciones Unidas)HistoriaGrupos vulnerablesCiencias socialesCaracterísticas

Desarrollo y libertad; Amartya Sen

Desarrollo y libertad; Amartya Sen

Progreso y bienestar económicoLibertades esencialesEconomía mundialPremio Nobel