Bogotá – Colombia Marzo de 2011
María del Pilar Silva Garay, Abogada y defensora de derechos humanos, vinculada desde el
año 1992 a la Corporación Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, organización no
gubernamental de derechos humanos afiliada a la Federación Internacional de derechos
Humanos (FIDH), Organización Mundial contra la tortura (OMCT) y acreditada ante la
Organización de Estado Americanos (OEA).
El Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” es una Organización no gubernamental,
fundada en 1980, con sede en la ciudad de Bogotá, cuyo objetivo es la promoción de los
derechos humanos y libertades fundamentales sean individuales o colectivas y la justa
aplicación de la justicia en casos de violaciones a esos derechos y libertades. Su compromiso
humanitario se centra en la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación, lo cual se
traduce en la lucha contra la impunidad, mediante la asesoría y representación legal de las
víctimas de graves violaciones a los derechos humanos, ante los tribunales nacionales e
internacionales.
El trabajo que he desempeñado como defensora de derechos humanos en estos 18 años ha
contribuido en el desarrollo de una ESTRATEGIA DE DEFENSA JURIDICA
INTEGRAL por las violaciones a los derechos humanos, para que se garanticen los derechos
de las victimas a la Verdad, la Justicia y la Reparación integral.
Desde esta perspectiva he adelantado procesos que comprometen a agentes Estatales y
particulares en violaciones graves a los derechos humanos. Estas acciones legales son: Parte
Civil en representación de víctimas o familiares dentro de los procesos adelantados por Fiscales
y Jueces buscando el esclarecimiento de la verdad y la sanción penal de los responsables;
Acompañando a los afectados en las denuncias y procesos disciplinarios adelantados ante la
Procuraduría con el fin de que los responsables de violaciones a los derechos humanos sean
separados del servicio; Presentación demandas contra el Estado Colombiano por homicidios,
masacres, desapariciones forzadas, desplazamiento forzado, error judicial y otras violaciones
cometidas por sus agentes estatales y particulares, buscando la reparación integral causados a
las víctimas o familiares y organizaciones victimizadas; Presentación de acciones ante instancias
de Supervisión Internacionales ante la OEA (Comisión Interamericana de Derechos
Humanos) y ONU por violaciones de derechos humanos, todas estas acciones encaminadas a
la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas en un país dónde las
violaciones son sistemáticas y generalizadas.
Estas acciones legales se han combinado con muchas otras como las acciones de habeas
corpus para proteger el derecho a la libertad y en otros casos tratando de dar con el paradero
de los desaparecidos, también acciones de tutela, acciones de cumplimiento y hoy incursionado
en el campo de las acciones populares y de grupo destinadas a proteger derechos humanos
individuales o de colectividades.
La experiencia en el campo de los derechos humanos se ha trasladado a los espacios de
formación y educación a sectores sociales y populares que les permitan la exigibilidad y
justiciabilidad de sus derechos, igualmente he contribuido a la discusión y análisis con informes
sobre la realidad colombiana en estos temas, de manera más sistemática he aportado a varias
publicaciones e investigaciones sobre algunos casos como fueron el informe de los Montes de
María sobre la problemática de las detenciones masiva, bloqueo económico que vive las
comunidades que se encuentran en los departamento de Sucre y Bolívar. La masacre de
mapiripán entre otros casos emblemáticos, o sobre temas que tienen que ver con la justicia e
impunidad, como la masacre y el posterior desplazamiento forzado de los indígenas Wiwa,
Kamkuamo que se encuentran en la Sierra Nevada de Santa Marta, los indígenas Nasa, en el
departamento del Cauca y los indígenas Wayuu en el departamento de la Guajira y el
acompañamiento a la comunidad campesina de San Onofre, en el departamento de Sucre,
con la audiencia pública que se llevo a cabo para demostrar la connivencia de los miembros del
Estado con el paramilitarismo. Igualmente acompañe más de 12 audiencias ciudadanas por
la verdad en los diferentes departamentos del país. La última audiencia que acompañe fue la
audiencia de tierras que realizamos en noviembre del 2010, en el marco de la ley de tierra y
de víctimas, proyecto que se está discutiendo en la actualidad en el congreso de la república
de Colombia.
Así mismo he trabajado para buscar asegurar la permanencia del trabajo de derechos
humanos en el país tratando de duplicar los defensores de derechos humanos para ello hE
apoyado procesos de construcción de otras ONGS de abogados que realicen actividades
jurídicas parecidas y complementarias, como la asistencia legal a los desplazados, o en el campo
de otros derechos humanos, socializando y compartiendo experiencias profesionales y
organizativas, siempre con el ánimo de mantener viva la esperanza y el compromiso de los
profesionales con la causa de los derechos humanos.
Actualmente me encuentro adelantando junto con otras organizaciones, un trabajo
orientado a la construcción del movimiento nacional de víctimas de crímenes de Estado con el
fin de se hagan efectivos sus derechos a la Verdad, la Justicia y la reparación integral, en el
marco del llamado proceso de negociación y desmovilización que el Gobierno del Presidente
Álvaro Uribe Vélez adelanta con los Grupos Paramilitares.
Sin otro Particular,
MARIA DEL PILAR SILVA GARAY
Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”
Descargar

Bogotá – Colombia Marzo de 2011 María del Pilar Silva Garay