Comisión de Interior
161/000172
A la Mesa del Congreso de los Diputados
El Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana, a instancia del Diputado
don Gabriel Rufián i Romero, al amparo de lo establecido en el artículo 193 y
siguientes del Reglamento de la Cámara, presenta la siguiente Proposición
no de Ley para la derogación de la Ley Orgánica de protección de la
seguridad ciudadana, para su debate en la Comisión de Interior.
Exposición de motivos
La Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad
ciudadana, conocida popularmente como Ley Mordaza, aprobada únicamente
con los votos del Grupo Parlamentario que apoyaba a un Gobierno, solo
pretendía dotar de una cobertura legal a la cotidiana práctica policial de
persecución y represión de la protesta y el derecho de manifestación. Ello,
con el agravante de que el Gobierno de turno —y no la Justicia, en un nuevo
atentado a la separación de poderes— pasa a ser el responsable de «juzgar»
y penalizar las situaciones que consideren que atentan contra la seguridad
ciudadana por parte de aquellos que protestan contra él en ejercicio de su
derecho de manifestación. La aprobación de la Ley Mordaza supuso una
vuelta de tuerca más en la represión política y en el asentamiento de un
Estado policial en detrimento del Estado de Derecho.
Asimismo, la Ley Orgánica mantiene la inseguridad ciudadana de las
personas política y socialmente comprometidas, entre otras cosas, porque se
otorga a la policía un poder que no ofrece la debida fiscalización de la
actuación policial ni la garantía de los derechos ciudadanos. Máxime cuando
se impide la grabación de las actuaciones policiales que pueden documentar
los abusos policiales. Abusos policiales que, por cierto, no son tan
perseguidos y penados como lo son los excesos ciudadanos.
También, hay que señalar el incremento de la represión en el caso de la
tenencia o consumo de drogas, pese al evidente fracaso de la perspectiva
policial, y en contra de la tendencia hacia una orientación pedagógica y, en su
caso, dirigida a la rehabilitación y reinserción social. Finalmente, cabe añadir
la legalización de las devoluciones «en caliente» en las fronteras de Ceuta y
Melilla, totalmente contrarias a los Derechos Humanos y a la legalidad
internacional y que fueron incorporadas a la Ley Orgánica durante su trámite
parlamentario.
Por todo ello se presenta la siguiente Proposición no de Ley
«El Congreso de los Diputados insta el Gobierno español a:
1.
Derogar la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la
seguridad ciudadana.
2.
Detener inmediatamente las devoluciones “en caliente” en las fronteras
de Ceuta y Melilla.»
Palacio del Congreso de los Diputados, 4 de marzo de 2016.—Gabriel
Rufián Romero y Joan Tardà i Coma, Portavoces del Grupo Parlamentario
de Esquerra Republicana.