El uso de las microcomputadoras en el salón de clases
EDPE 3129
El proceso de infusión de la tecnología a la sala de clases
La infusión de la tecnología a la sala de clases es un proceso que implica grandes retos y
cambios en la educación. Para lograr dicha infusión, los/as educadores/as deben capacitarse
en:
 el trasfondo histórico de la tecnología en la educación;
 el uso, manejo y aplicación de las tecnologías que inciden sobre el proceso educativo;
 los cambios en paradigmas educativos relacionados a las estrategias y metodologías que
usan en la sala de clases;
 y el desarrollo, implantación y evaluación de un plan de infusión tecnológica a la sala de
clases.
¿Qué es tecnología?
 Aplicación práctica de conocimientos.
 Capacidad que se logra mediante la aplicación de ciertos
conocimientos.
 Modo de llevar a cabo una tarea, específicamente mediante
procesos, métodos o conocimientos tecnológicos.
 Aspectos especializados de un campo del conocimiento (por
ejemplo: tecnología educativa, tecnología agrícola, etc.).
 Conjunto de conocimientos propios del oficio mecánico o
arte industrial
 Lenguaje propio o medio de comunicación de una ciencia o arte.
 Medios técnicos mediante los cuales la gente mejora su ambiente. Incluye conocimientos y
el uso de herramientas y máquinas para realizar tareas más eficientemente. De acuerdo a
su utilidad, permite controlar el mundo en que vivimos, trabajar y comunicarnos, obtener
mejores productos y mejorar cada faceta de la vida humana.
 El vocablo tecnología implica que el ser humano utiliza conocimientos, herramientas y
sistemas para mejorar y controlar el mundo en el que vive.
Según estas definiciones, la tecnología tiene una naturaleza dual: es proceso y también es
producto. La tecnología es neutral, pero puede tomar distintos valores; puede servir para
construir al igual que para destruir; puede facilitar o puede obstaculizar. Por ejemplo, el uso
adecuado de un lápiz puede ser una forma positiva del uso de la tecnología, mientras que el
uso inadecuado de una computadora no lo es.
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
Tecnología y educación
El impacto de la tecnología en el proceso educativo ha generado una diversidad de
enfoques y conceptos que demuestran el grado de interacción y dinamismo de dicho impacto.
Veamos un par de enfoques relacionados a este impacto:
 Muffoletto, 1994
Generalmente se piensa en la tecnología en función de aparatos, instrumentos,
máquinas y dispositivos... la mayoría de los/as educadores/as se refieren a las
computadoras cuando hablan de tecnología. La tecnología no es una colección de
máquinas y dispositivos, sino una forma de actuar.
 Saettler, 1990
La función histórica de la tecnología educativa es un proceso más que un producto. Una
distinción precisa se debe hacer siempre entre el proceso de desarrollar una tecnología de la
educación y el uso de ciertos productos o medios dentro de una tecnología de la instrucción
particular, sin importar cuan sofisticado se vuelva el medio de la instrucción. Una definición de
tecnología educativa debe enfocarse en la aplicación de herramientas para propósitos
educativos, al igual que las herramientas y materiales que se usan.
Las expresiones “una forma de actuar” y “desarrollar una tecnología de la educación”
implican que deben existir guías, metodologías, procedimientos, justificaciones, etc. para poder
integrar la tecnología a la sala de clases. Entonces, estos enfoques proponen a la tecnología
como una filosofía; como un proceso que debe planificarse para asegurar el éxito del proceso
instruccional.
Perspectivas educativas de la tecnología
La perspectiva del impacto de la tecnología en la educación ha variado con el transcurso
del tiempo y las herramientas tecnológicas disponibles a el/la educador/a. Básicamente, la
visión de la tecnología en la educación se ha planteado como:
 El uso de medios audiovisuales como recurso para mejorar la instrucción

En sus principios, se enfatizaba la tecnología como un medio. Esta
postura plantea que los medios audiovisuales permiten la transferencia de
información a los/as estudiantes de una forma más concreta y efectiva.
Saettler (1990) lo llamó el movimiento audiovisual: formas alternas a la
conferencia y los libros para transferir información. Esto incluye el uso de
diapositivas, transparencias y el uso de grabaciones fílmicas.
Luego se desarrolló en un campo llamado comunicaciones audiovisuales, la rama de la
educación teórica y práctica relacionada principalmente con el diseño y uso de mensajes
que controlan el proceso de aprendizaje.
La incorporación de la teoría sobre sistemas a los procesos instruccionales
El advenimiento del diseño instruccional y los sistemas de instrucción perciben la
tecnología como un enfoque sistemático para diseñar, desarrollar e implantar la instrucción,
con el fin de satisfacer necesidades instruccionales cuidadosamente identificadas. (Heinich,
Molenda and Russell, 1996)
Este enfoque se fundamenta en la creencia de que los recursos humanos(los/as
educadores/as) y los no humanos (medios) forman parte de un sistema para atender las
necesidades instruccionales.
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
2
Desde los 1960’s a los 1980’s, la aplicación de los enfoques de las teorías de sistemas
al proceso instruccional recibió una gran influencia de las teorías de aprendizaje de la
psicología educativa.

Herramienta para adiestramiento vocacional
Esta perspectiva implica que la tecnología se usa como herramienta en
los negocios y en la industria. Surge de la premisa de que los/as
estudiantes deben prepararse para el mundo del trabajo y que el
adiestramiento vocacional puede ser un medio práctico para el aprendizaje
de asignaturas tradicionales: matemáticas, ciencias y lenguajes.
Esta visión de la educación tecnológica se inició con adiestradores/as de la industria y
educadores/as vocacionales y refleja la necesidad de la tecnología para mejorar la
capacitación en destrezas de trabajo específicas.
 El uso de sistemas de computadoras
Esta visión se ha generado debido a la evolución que han alcanzado las nuevas
tecnologías de la información y a la percepción de los sistemas de computadora como una
combinación de medios que le ofrecen apoyo al proceso instruccional.
El surgimiento y uso de los sistemas de computadoras en la educación originó lo que se
llamó computación educativa (1960-1990). Este enfoque consideraba tanto el uso instruccional
y de apoyo de los sistemas de computadoras. Inicialmente, este enfoque recibió una gran
influencia de personal técnico: programadores/as y analistas de sistemas.
Desde los años 70, los/as educadores/as involucrados en el uso de medios en el proceso
instruccional dirigieron sus esfuerzos a la investigación y el desarrollo de la computación
educativa.
Para 1990, los educadores vieron los sistemas de computadora como
parte de una combinación de recursos tecnológicos: medios, sistemas de
instrucción y sistemas de apoyo basados en computadoras. La computación
educativa se convirtió en tecnología educativa.
En la educación, la combinación de procesos y productos entrelaza los procedimientos
instruccionales con las herramientas instruccionales. Para los procesos instruccionales, las
guías para la aplicación de las herramientas provienen de las teorías de aprendizaje
fundamentadas en las ciencias del comportamiento humano.
Infusión de tecnología a la sala de clases
La infusión de tecnología a la sala de clases ofrece a los/las educadores/as la oportunidad
de diseñar experiencias instruccionales encaminadas a explorar, crear y desarrollar al máximo
su potencial profesional y el de sus estudiantes. Para lograr esto, el/la educador/a debe utilizar
una combinación de estrategias y metodologías efectivas que le permitan dicha infusión en sus
prácticas diarias en la sala de clases.
El proceso de infusión debe ser el resultado de un sistema de planificación que contemple
los siguientes principios:
1. La tecnología es una herramienta de apoyo al proceso instruccional, por lo que se debe
convertir en un elemento transparente del proceso. La tecnología no debe ser el centro de
atención hacia donde se enfoque el/la aprendiz, sino el medio a través del cual ocurre el
intercambio de información durante el proceso instruccional.
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
3
2. La infusión de tecnología permite diversificar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Los
medios incluidos en las tecnologías asociadas a los sistemas computadorizados permiten
diseñar, desarrollar e implantar una variedad de actividades que enriquecen el proceso
educativo.
3. La infusión de tecnología atiende las necesidades instruccionales del maestro y del
aprendiz. El uso de la tecnología debe estar enmarcado en la necesidad común de el/la
educador/a y el/la estudiante: lograr que el proceso instruccional se desarrolle dentro de un
ambiente que propicie el éxito para ambos.
4. Los métodos de infusión se fundamentan en las teorías de aprendizaje y las prácticas de
enseñanza. El proceso de infusión de tecnologías computadorizadas debe considerar y
armonizar los estilos de enseñanza de los/las educadores/as y los estilos de aprendizaje de
los/las estudiantes para que el proceso sea efectivo.
Este proceso de planificación para integrar tecnología requiere de una gran inversión de
tiempo y recursos. Su propósito fundamental estriba en lograr un plan que permita obtener el
máximo de los beneficios del potencial que una cierta tecnología puede proveer. La
preparación de un plan de infusión implica investigar sobre diversos productos y servicios,
reuniones para discutir opciones y tomar decisiones, documentar los hallazgos de la
investigación y establecer una comunicación entre los componentes del equipo de redacción
del plan. Se sugiere que el comité de planificación incluya educadores, especialistas en
tecnología y representantes de cada sector que será impactado por el proceso de infusión.
Modelos de infusión tecnológica
Un modelo básico para guiar el proceso de planificación incluye los siguientes pasos:
1. Crear una visión sobre el proceso de infusión tecnológica
Dyrli y Kinnaman (1994) recomiendan que el comité de planificación debe recopilar
todos los documentos que expongan la filosofía, misión y visión de la organización para
poder articular el rol de la tecnología dentro de la misma.
2. Llevar a cabo un estudio de necesidades
El comité debe recopilar información sobre la situación actual de la organización en
términos del uso de tecnología. Esta información es una pieza clave para establecer las
prioridades de acción con respecto a la tecnología existente y/o a la que se quiere
incorporar.
3. Establecer las metas
Dyrli y Kinnaman (1994) llaman a este paso “el desarrollo de una estructura guía”. Las
metas serán los indicadores concretos de hacia donde se dirigirán los esfuerzos durante el
proceso de infusión. Además, establecerán los principios que regularán los procesos
instruccionales, administrativos y de producción que se asocian al uso de tecnología.
4. Desarrollar actividades
El plan debe incluir las actividades que se llevarán a cabo para lograr las metas
establecidas en el paso anterior. Apple Computers Company (1995) sugiere los siguientes
elementos en este paso: identificar los recursos humanos, establecer los periodos de
tiempo para cada acción planificada, desarrollar un presupuesto, identificar las fuentes de
ingresos para el presupuesto, decidir cómo se evaluará el plan de implementación y
estructurar un plan de comunicación para informar a toda la comunidad involucrada en el
proceso.
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
4
5. Implementar el plan
El comité de planificación servirá de apoyo al personal que participe durante el proceso
de implantación del proceso.
6. Evaluar y revisar el plan
Las actividades del plan deben monitorearse continuamente para obtener información
que nutra el proceso de revisión y evaluación del plan.
Para lograr un plan de infusión efectivo y eficiente se deben considerar los siguientes
principios:
 El proceso de planificación debe ocurrir a diferentes niveles jerárquicos que se relacionan
entre sí mediante personas contactos para asegurar una coordinación eficaz (Dyrli y
Kinnaman, 1994).
 El proceso debe involucrar representación de todos los sectores que recibirán el impacto de
la tecnología a integrar.
 El presupuesto debe incluir partidas anuales e identificar los recursos para la compra de
equipo y/o programados y el adiestramiento a los/as usuarios/as de la tecnología.
 El proceso debe enfatizar el adiestramiento continuo a los/as usuarios/as de la tecnología.
De esta forma, no sólo se actualizan los recursos físicos sino que los/as usuarios/as se
mantienen en contacto con esas actualizaciones y pueden generar nuevos usos para la
tecnología.
 La aplicación de la tecnología debe estar dirigida a atender las necesidades instruccionales
y a lograr la infusión curricular.
Un segundo modelo plantea tres componentes principales para el desarrollo de destrezas
tecnológicas para:
o el uso personal, donde la computadora es considerada como una herramienta
o el uso comunitario, donde la tecnología es un medio para la comunicación con pares y la
comunidad profesional extendida
o el uso pedagógico, la tecnología forma parte del ambiente de aprendizaje. (Se debe
considerar el uso andragógico)
http://www.oise.utoronto.ca/~ewoodruff/AERA98-s13_27.htm
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
5
La tecnología actual tiende a enfatizar el uso combinado de medios, sistemas
instruccionales y sistemas de apoyo computadorizados. Sin embargo, el uso de sistemas de
computadoras juega un rol fundamental en los sistemas instruccionales por las siguientes
razones:
 Los sistemas de computadoras son un medio más complejo y con mayor capacidad que las
películas o los proyectores verticales, por lo que requieren más conocimiento para su
operación.

Los sistemas computadorizados incluyen más medios dentro de sus
propios recursos según se le incorporan los avances tecnológicos. Las
unidades lectoras de vídeo-discos digitales (DVD) y los CD-ROMs permiten
almacenar películas y presentaciones que se pueden ver en la misma
computadora.

La complejidad de los sistemas computadorizados ha dificultado su infusión a la sala de
clases. Para un/a educador/a es más difícil integrar la computadora que integrar un vídeo
educativo o transparencias para un proyector vertical.
La unión de los sistemas de computadoras con las comunicaciones ha originado el
concepto de tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Este fenómeno tuvo
una explosión progresiva desde el comienzo de la década de los 90 con el auge de la Red
Mundial (WWW) en la Internet. Las TIC ofrecen la posibilidad de llegar a un gran número
de personas dentro de un espacio geográfico más amplio, con una capacidad de trabajo
más rápida y a un costo inferior.

Este movimiento está cambiando los parámetros espacio-temporales en los que se
desarrollan las diversas actividades de la sociedad y especialmente, los paradigmas dentro del
proceso educativo. Estas tecnologías permiten combinar metodologías y estrategias que
diversifican el proceso instruccional para facilitar el desarrollo del aprendizaje en un ambiente
donde los medios facilitan el enlace entre la información y los conocimientos. Esto implica que
los/as educadores/as deben planificar estratégicamente el proceso enseñanza-aprendizaje
para que los/as estudiantes tengan acceso a la información y las tecnologías actuales.
Desde este punto de vista, la infusión de tecnología computadorizada a la sala de clases se
refiere al proceso de determinar los métodos y las herramientas electrónicas apropiados para
resolver situaciones o problemas en la sala de clases.
Aplicaciones actuales de los sistemas de tecnología educativa
La tecnología educativa basada en el uso de computadoras puede utilizar uno de cuatro
sistemas que combinan equipo físico (hardware) y programados (software):
 Computadoras personales
-Unidades portables, Laptops, Estaciones de trabajo, Laboratorios de computadoras o
salones electrónicos


Estaciones en red
-Local Area Networks (LAN) o Wide Area Networks (WAN)
Estaciones de multimedios y vídeo interactivo
-Video discos, CD-Rom’s o DVD’s
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
6

Sistemas de realidad virtual
-Interacción entre un/a usuario/a con una simulación computadorizada
Estos sistemas sirven de apoyo a las actividades instruccionales constructivistas, de avalúo
y a las aplicaciones de la tecnología en la sala de clases. Algunas de ellas inciden
directamente en el proceso del estudiante mientras que otras pueden ayudar a el/la educador/a
en su preparación para un proceso de enseñanza. En general, las aplicaciones suelen dividirse
de acuerdo a tres roles principales: aplicaciones instruccionales, aplicaciones de producción y
herramientas para los estudiantes.
Las aplicaciones instruccionales tecnológicas tienen impacto directo sobre los/as
estudiantes porque les permiten desarrollar conceptos y/o destrezas mediante ejemplos,
demostraciones o explicaciones. Esta categoría se subdivide en:
 Programados instruccionales: aplicaciones para la práctica de destrezas, simulaciones,
tutoriales, programados para la solución de problemas y las posibles combinaciones entre
estos recursos
 Materiales basados en vídeos interactivos: resúmenes de información, escenarios para la
solución de problemas y tutoriales interactivos
 Cursos mediante modalidades de educación a distancia: televisión interactiva, telecursos,
cursos en línea y las posibles combinaciones entre estos recursos.
Las aplicaciones de producción para los/as educadores/as permiten el desarrollo de
materiales. Además, del establecimiento y seguimiento de los récords que se generan en el
proceso educativo de forma rápida, sencilla y eficiente. Estas aplicaciones son útiles para:
 Preparar materiales instruccionales impresos: materiales producidos mediante el uso del
editor de textos y el programado de publicaciones, exámenes, hojas sueltas con ejercicios,
certificados, etc.
 Recopilar y analizar datos: bases de datos, hojas de cálculos, registros electrónicos,
programados para análisis estadístico y la medición, el avalúo y la evaluación del
estudiante.
 Preparar presentaciones instruccionales: programados para el manejo de gráficos,
multimedios e hipermedios, presentaciones computadorizadas, digitalización y generadores
de códigos de barra
 Organizar el tiempo y los materiales: planificación de lecciones, herramientas para
programar y/o calendarizar actividades y herramientas para el manejo adecuado del tiempo.
Las herramientas para los/as estudiantes facilitan la preparación y el cumplimiento de sus
tareas. Muchas de las herramientas que pueden utilizar los/as estudiantes son iguales a las
que utilizan los/as educadores/as para mejorar su capacidad de producción.
Estas
herramientas pueden ayudar en las siguientes áreas:



Redactar asignaciones en cualquier materia académica: editor de textos y
el programado de publicaciones
Llevar a cabo investigaciones: enciclopedias, bases de datos y sistemas
en línea
Completar tareas en diferentes áreas académicas: programas para la
edición de música, gráficos o vídeos.
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
7

Desarrollar presentaciones: programados para el manejo de gráficos, multi e hipermedios,
presentaciones computadorizadas, digitalización y sistemas de vídeo.
Estos elementos tecnológicos permiten el logro de objetivos que inciden en las tres áreas
mencionadas. Por ejemplo: se puede utilizar un editor de textos para trabajar con conceptos
y/o destrezas de redacción (aplicación instruccional), con una hoja suelta que contenga el
ejercicio de redacción (aplicación de productividad), para que el/la estudiante prepare un
documento (herramienta para el/la estudiante). Este enfoque que combina las tres aplicaciones
enriquece el proceso instruccional en la sala de clases.
Razones para usar la tecnología en la sala de clases
El uso de la tecnología en la sala de clases se justifica desde dos puntos de vista; el
sentido común generado por las creencias populares y la investigación educativa. La creencia
general del rol fundamental de la tecnología en los sistemas educativos implica que la
transferencia de una educación de alta calidad debe usar métodos basados en tecnología. Las
herramientas tecnológicas juegan un papel importante en diversas áreas de la sociedad, por
tanto, la educación debe integrar y reflejar sus tendencias de crecimiento.
Justificar la infusión de la tecnología en la educación, proceso caro y que consume mucho
tiempo, implica identificar las contribuciones puede y debe lograr en el mejoramiento de un
sistema educativo. Esto servirá para establecer las metas que guiarán el uso de la tecnología y
para identificar las destrezas y los recursos necesarios para lograr dichas metas. Las
investigaciones educativas sobre el uso de la tecnología en la educación no presentan un
resultado contundente sobre su impacto en la enseñanza y el aprendizaje. Sin embargo, han
permitido establecer algunas razones para continuar o expandir el uso de la tecnología en la
sala de clases:
Mejoran la motivación
En todo sistema educativo, lograr estudiantes altamente motivados hacia su rol de
aprendices es una meta sumamente importante para mantenerlos/as en la escuela. De esta
forma, se considera a la tecnología como un elemento que puede ofrecer estímulos a el/la
estudiante para que desee, disfrute y busque ampliar su aprendizaje.
Kozma y Croninger (1992) describieron varias formas en las cuales la tecnología puede
ayudar a atender las necesidades cognitivas, motivacionales y sociales de los/as estudiantes
llamados/as “de alto riesgo”. Mientras que Bialo y Sivin (1989) enumeraron programados
diseñados o adaptados para atender esta población.
 Captan la atención de los/as estudiantes
Aunque existen diversos aspectos instruccionales que deben llamar la atención de
los/as estudiantes hacia un aprendizaje significativo, los/as educadores/as reconocen que
los elementos visuales e interactivos de algunos recursos tecnológicos ayudan a focalizar la
atención de el/la estudiante y mantenerlos/as más tiempo en sus tareas (Pask-Mc Cartney,
1989; Summers, 1990-91).
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
8

Involucran a los/as aprendices mediante trabajo activo
Una estrategia efectiva para el proceso de infusión es permitir que los/as
estudiantes generen sus propios proyectos utilizando algún tipo de tecnología. Esto ha
resultado exitoso con el uso del editor de textos (Tibbs, 1989; Franklin, 1991),
programados de hipermedios (Volker, 1992; LaRoue, 1990), arte generado en la
computadora (Buchholz, 1991) y telecomunicaciones (Taylor, 1989; Marcus, 1995).

Aumentan la percepción de control en el/la aprendiz
Algunos educadores/as que utilizan tecnología atribuyen el éxito al
sentido de protagonismo y control que asume el/la estudiante sobre su
aprendizaje (Arnone & Grabowski, 1991; Relan, 1992).
Proveen capacidades instruccionales únicas
Los recursos tecnológicos pueden facilitar el uso herramientas adicionales que nutren el
ambiente del proceso de enseñanza tradicional y lo convierten en una experiencia única,
poderosa y efectiva.
 Enlazan a los/as aprendices con diversas fuentes de información
Kozma (1991,1994) reseña que el uso de hipertextos enriquece el proceso de búsqueda
de información cuando se compara con el proceso estandarizado tradicional de los libros de
texto. Además, fomenta la construcción de significado tanto hacia el proceso como hacia el
contenido.
 Ayudan a visualizar problemas y posibles soluciones
Kozma (1991) indica que los medios interactivos proveen de capacidades
instruccionales únicas a los/as educadores en temas que involucran situaciones sociales y
solución de problemas.
 Permiten el monitoreo del progreso de el/la aprendiz
Los programados que permiten crear y analizar datos recopilados de los/as estudiantes
proveen una herramienta para diseñar el proceso instruccional de acuerdo a las
necesidades individuales de los/as estudiantes (Electronic Learning, 1990, 1992;
Educational Technology, 1992).
 Establecen vínculos entre aprendices y herramientas de aprendizaje
Los/as aprendices a distancia pueden desarrollar destrezas de acceso a información
que no se encuentra de forma local, de investigación, de estudio y de tolerancia al contexto
multicultural sin salir de la sala de clases. Esta capacidad de enlazar los/as estudiantes de
localidades separadas contribuye al mejoramiento y apoyo del proceso instruccional (Clark,
Kurshan, and Yoder, 1989; Kurshan, 1990; Roblyer, 1991, US News and World report,
1993; Marcus, 1995).
Dan apoyo a nuevos enfoques instruccionales
La infusión permite revitalizar los procesos instruccionales en la sala de clases a tono con
las exigencias y cambios de la sociedad altamente tecnológica.
 Aprendizaje cooperativo
La tecnología provee oportunidades de trabajo en grupos pequeños donde se fomenta
la cooperación en vez de la competencia.
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
9


Inteligencia compartida
Las actividades de índole cooperativo permiten que los/as estudiantes compartan sus
conocimientos. Esto genera una atmósfera donde se visualiza el conocimiento como algo
que se comparte porque no pertenece a un/a aprendiz particular.
Destrezas de resolución de problemas y de alto nivel de razonamiento
La variedad de herramientas tecnológicas existentes permiten enfrentar al estudiante
con situaciones que requieren un nivel de razonamiento y pensamiento elevado.
Aumentan la productividad de los/as educadores
Una de las razones más poderosas para el uso de la tecnología a la educación está
asociada a la capacidad de manejar el alto volumen de tareas administrativas que posee el/la
educador/a.
 Liberan tiempo al sistematizar las tareas de registro
Los/as educadores reconocen que mientras menos tiempo necesiten para los procesos
administrativos, mayor será el tiempo para poder trabajar con los elementos académicos del
proceso educativo (Adams, 1985; Minnesota State DOE, 1989; George Mason University,
1989)
 Pueden atender a más estudiantes de forma individual
El análisis de los datos recopilados facilita establecer un perfil de cada estudiante, y a
su vez, estrategias instruccionales que puedan satisfacer sus necesidades individuales.
 Proveen información con más exactitud y de forma mucho más rápida
La información necesaria para los informes que se producen durante el proceso
educativo está más accesible, por lo que se pueden producir con más rapidez.
 Ayudan a los/as educadores/as a producir materiales más atractivos a los/las estudiantes.
Las herramientas disponibles permiten preparar materiales instruccionales vistosos que
logran captar la atención de los/as estudiantes. Estos materiales apoyan y enriquecen el
proceso instruccional.
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
10
Referencias en Internet:
Aprendizaje dialógico en la sociedad de la información
(Tabla sobre el aprendizaje tradicional, constructivista y dialógico)
http://www.nodo50.org/igualdadydiversidad/cmrp_ga5.htm
EDUTEKA: Tecnologías de información y comunicaciones para enseñanza básica y
media
http://www.eduteka.org/agenda.php3
Formación continua y nuevas tecnologías: una visión didáctico-comunicativa
http://tecnologiaedu.us.es/edutec/paginas/52.html
Modelo educativo
http://www.sistema.itesm.mx/va/nuevmod/NMod.html
Tecnología y educación
http://www.analitica.com/cyberanalitica/matriz/7535420.asp
Revista Iberoamericana de Educación
(Versión digital con suscripción gratuita)
http://www.campus-oei.org/revista/
Sobre la última falacia cibernética
http://www.edustatspr.com/personal/teceduc.htm
Technology in the Classroom
http://www.educationworld.com/a_tech/
La integración del currículo, el uso de la computadora y los estándares en el sistema
educativo
http://coqui.metro.inter.edu/acarabal/ponencia.htm
Computadoras en la Educación: Problemas y precauciones
http://www.pignc-ispi.com/articles/education/chadwick-computa.htm
Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación como mediadoras del
proceso de enseñanza-aprendizaje.
http://tecnologiaedu.us.es/edutec/paginas/61.html
A Model of Technology Infusion for Preservice Teacher Education
http://www.oise.utoronto.ca/~ewoodruff/AERA98-s13_27.htm
Prof. José R. Ferrer, M.A. Ed.
11
Descargar

El proceso de integración de la tecnología a la sala de clases