DIPUTACIÓN DE VALLADOLID
Servicio de Asistencia
y Asesoramiento a Municipios
Por el Sr. Alcalde del Ayuntamiento de ____________ se solicita de este Servicio informe
jurídico en relación con el aprovechamiento minero de un monte de utilidad pública de propiedad
municipal. La petición de informe literalmente es como sigue:
Este Ayuntamiento tiene interés en abordar el aprovechamiento minero de la sección A en
terrenos de su propiedad monte de utilidad pública núm. 47 “Arenas”.
A efectos de ser titular de un derecho minero de la Sección A se desea saber se este
Ayuntamiento tiene aptitud legal para solicitar y obtener de la Administración de Minas la
concesión de derecho minero de la sección A.
El artículo 89 de la Ley 22/1973, de 21 de julio de minas, (L.Mi., en adelante) señala que
“podrán ser titulares de derechos mineros las personas físicas o jurídicas nacionales o
extranjeras...”, si las Entidades Locales son personas jurídicas de carácter público, no nos cabe
ninguna duda de que pueden ser titulares de derechos mineros.
Ahora bien, para ser titular de derechos mineros y consecuentemente poder aprovechar sus
recursos, se deben obtener las autorizaciones y licencias necesarias, que con carácter general y con
independencia de su ubicación, son:
Autorización de minas, de conformidad con el artículo 17 de la L.Mi. Licencia ambiental
conforme a lo dispuesto en artículo 24 de la Ley 11/2.003, de 8 de abril, de Prevención Ambiental
de Castilla y León, licencia urbanística conforme a lo dispuesto en el artículo 97.1 g) de la Ley
5/1999, de 8 de abril, de urbanismo de Castilla y León, las cuales deben tramitarse en piezas
separadas sin perjuicio de ser objeto de resolución única y previa autorización de uso en suelo
rústico de conformidad con lo dispuesto en los artículos 306 del Real Decreto 22/2.004, de 29 de
enero por el que se aprueba el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León, en relación con los
artículos 59 a 65 del mismo texto legal. Debe obtenerse, en su caso, Declaración de Impacto
Ambiental, conforme a lo dispuesto en el artículo 45 de la Ley 11/2.003, de 8 de abril, de
Prevención Ambiental de Castilla y León, en relación con el anexo I de la Ley 6/2.001, de 8 de
mayo, de modificación del Real Decreto legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de
Impacto Ambiental, declaración que se obtendrá previa tramitación del procedimiento de
evaluación de impacto ambiental.
Con carácter previo al inicio de actividad debe obtenerse licencia de apertura, conforme a lo
dispuesto en el artículo 33.1 de la Ley 11/2.003, de 8 de abril, de Prevención Ambiental de Castilla
y León.
Ahora bien, al encontrarnos en un monte catalogado, se requieren una serie de informes que
están previstos en la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes (L.Mo, en adelante).
Con la nueva L.Mo, en el artículo 12, el legislador opta por clasificar a todos los montes
catalogados de utilidad pública como de dominio público, por razones de servicio público. Por
DIPUTACIÓN DE VALLADOLID
Servicio de Asistencia
y Asesoramiento a Municipios
tanto, constituye el dominio público forestal los montes de utilidad pública, los montes comunales y
los restantes montes afectados a un uso o un servicio público.
El régimen jurídico de los montes públicos se establece en el Capítulo II del Titulo II de la
L.Mo, indicando el artículo 15 el régimen de los usos del dominio público forestal. Este artículo
somete en su punto 2 al otorgamiento de autorización, la realización de aquellas actividades que de
acuerdo con la normativa autonómica la requieran, por su intensidad, peligrosidad o rentabilidad
(esta autorización es la del artículo 17de la L.Mi). Además, en los montes catalogados será
preceptivo el informe favorable del órgano forestal de la Comunidad Autónoma.
Si la actividad implica una utilización privativa del dominio público forestal se someterán a
concesión, requiriendo esta concesión en los montes catalogados, el informe favorable de
compatibilidad con la persistencia de los valores naturales del monte por parte del órgano forestal
de la comunidad autónoma.
Tal y como nos exponen, lo que se pretende es el aprovechamiento minero del monte. De
acuerdo con la legislación de minas, todos los yacimientos minerales y demás recursos geológicos
se clasifican en cuatro Secciones, denominadas A), B), C) y D).
Pertenecen a la Sección A) de acuerdo con la L.Mi y el Real Decreto 107/1995, de 27 de
enero, aquellos yacimientos cuyo único aprovechamiento sea el de obtener fragmentos de tamaño y
forma apropiados para su utilización directa en obras de infraestructura y construcción y otros usos
que no exijan más operaciones que las de arranque quebrantado y calibrado, y aquellos que reúnan
conjuntamente las siguientes condiciones: que el valor anual en venta de sus productos no alcance
una cantidad superior a cien millones de pesetas, que el número de obreros empleados en la
explotación no exceda de diez y que su comercialización directa no exceda de 60 kilómetros a las
límites del término municipal donde se sitúe la explotación.
Todos los yacimientos minerales y demás recursos geológicos existentes en el territorio
nacional, mar territorial y plataforma continental, son bienes de dominio público, y el Estado podrá
llevar a cabo su investigación, explotación o beneficio, directamente o ceder la realización de estas
actividades en la forma y condiciones que se señalan en este Reglamento, mediante alguna de las
modalidades previstas en el capítulo II del título II o por otorgamiento previo de: Una autorización
de explotación, si se trata de yacimientos minerales o recursos de la Sección A).
Una vez obtenida la autorización, y de acuerdo con el artículo 16 de la L.Mi, si los recursos
se encuentran en terrenos patrimoniales podrán sus titulares aprovecharlos directamente o ceder a
otros sus derechos, y si se encuentran en terrenos de dominio y uso público, serán de
aprovechamiento común.
No hace referencia la legislación de minas a la forma de aprovechar los recursos de la sección
A) que se encuentren en terrenos de dominio público de servicio público, caso planteado, al ser los
montes catalogados bienes demaniales de servicio público, tal y como anteriormente se ha indicado,
sin embargo y tal como se también se ha indicado, la L.Mo establece que se someterá a concesión
la utilización privativa del dominio público forestal, concesión que requerirá el informe favorable
DIPUTACIÓN DE VALLADOLID
Servicio de Asistencia
y Asesoramiento a Municipios
de compatibilidad con la persistencia de los valores naturales del monte por parte del órgano
forestal de la Comunidad Autónoma.
En conclusión, para poder explotar recursos mineros de la sección A) en un monte catalogado,
se deberá obtener: Autorización del órgano minero correspondiente de la Comunidad Autónoma e
informe favorable e informe de compatibilidad del órgano forestal correspondiente de la
Comunidad Autónoma.
Obtenida la autorización y los informes favorables el Ayuntamiento, el otorgamiento de la
concesión del aprovechamiento minero se realizará en régimen de concurrencia, tal y como dispone
el artículo 93 de la Ley 33/2.003 de Patrimonio de las administraciones Públicas, aunque podrá
otorgarse directamente en los supuestos del artículo 137.4 de esta Ley.
El concesionario, para poder explotar los recursos mineros deberá obtener: Licencia
ambiental, licencia urbanística y licencia de apertura
Además, en su caso, y con carácter previo, es necesario contar con autorización de uso en
suelo rústico y/o declaración de impacto ambiental.
En Valladolid, a 26 de enero de 2007
Descargar

Aprovechamiento minero 2007(36 kB.)