TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
PROCEDENCIA
:
PROCEDIMIENTO :
DENUNCIANTE
:
DENUNCIADA
:
MATERIAS
:
ACTIVIDAD
:
COMISIÓN DE LA OFICINA REGIONAL DEL
INDECOPI DE LA LIBERTAD
REVISIÓN
FRANCISCA PAULA VÁSQUEZ DE LIÑÁN
COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO DE LOS
TRABAJADORES DE SIDER PERÚ, ENAPU PERÚ Y
ELECTROPERÚ
Y
DE
LOS
SECTORES
PRODUCTIVOS Y DE SERVICIOS LTDA.
RECURSO DE REVISIÓN
NOCIÓN DE CONSUMIDOR
RELACIÓN DE CONSUMO
OTROS TIPOS DE INTERMEDIACIÓN FINANCIERA
SUMILLA: Se declara fundado el recurso de revisión planteado contra la
Resolución 0588-2011/INDECOPI-LAL del 15 de setiembre de 2011, emitida
por la Comisión de la Oficina Regional del Indecopi de La Libertad, en tanto
dicho órgano resolutivo interpretó erróneamente la noción de relación de
consumo y de consumidor recogida por el Código de Protección y Defensa
del Consumidor, pues los garantes de deudas ajenas, como los fiadores, no
califican como consumidores.
Lima, 26 de enero de 2012
ANTECEDENTES
1.
1
El 26 de abril de 2011, la señora Francisca Paula Vásquez de Liñán (en
adelante, la señora Vásquez) denunció a Cooperativa de Ahorro y Crédito de
los Trabajadores de Sider Perú, Enapu Perú y Electroperú y de los Sectores
Productivos y de Servicios Ltda.1 (en adelante, Cooperativa) por presunta
infracción del Decreto Legislativo 716, Ley de Protección al Consumidor, y de
la Ley 29571, Código de Protección y Defensa del Consumidor (en adelante,
el Código), en la vía del procedimiento sumarísimo. La señora Vásquez
manifestó lo siguiente:
(i)
El 25 de setiembre de 2009 la Cooperativa aprobó a su favor un
préstamo personal ascendente a S/ 750,00, abonándole solo la suma
de S/. 500,00 y reteniendo el importe de S/. 250,00;
(ii)
en tal oportunidad, la Cooperativa le condicionó el otorgamiento y
desembolso del crédito a que aceptara como garante a una persona
desconocida, el señor Juan Teodoro Rodríguez Avalos (en adelante, el
RUC 20142750962, con domicilio en Jr. Ladislao Espinar121, Coo. Casco Urbano Ancash Santa – Chimbote.
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
señor Rodríguez) y que, a su vez, garantizara el préstamo que la
denunciada estaba otorgando a dicha persona;
(iii)
a efectos del pago del préstamo personal la denunciada le debitaba
mensualmente de su cuenta pensionaria;
(iv) teniendo en cuenta que la Cooperativa la había afiliado indebidamente
como socia, presentó su respectiva carta de renuncia el 18 de enero de
2011, no habiendo obtenido respuesta alguna a la fecha;
(v)
a partir de febrero de 2011 la Cooperativa le descontaba mensualmente
de su cuenta pensionaria para pagar, además de su préstamo personal,
la deuda del señor Rodríguez, aduciendo que la denunciante tenía la
calidad de garante;
(vi) sin embargo, nunca conoció al titular de tal deuda y la Cooperativa
nunca le entregó contrato alguno donde figurara como garante de una
deuda ajena; y,
(vii) por tal motivo, el 10 de marzo de 2011 envió una carta reclamo a la
Cooperativa, la misma que no ha sido respondida a la fecha.
2.
Mediante Resolución 200-2011/PS0-INDECOPI-LAL del 24 de junio de 2011,
el Órgano Resolutivo de Procedimientos Sumarísimos adscrito a la Oficina
Regional del Indecopi de La Libertad (en adelante, el ORPS) emitió el
siguiente pronunciamiento:
(i)
Declaró improcedente la denuncia en el extremo referido a la presunta
inclusión indebida de la señora Vásquez como socia y a la falta de
aceptación de su renuncia, por no vincularse con una relación de
consumo sino mas bien con su condición de socia, aun cuando
cuestionaba la misma;
(ii)
declaró infundada la denuncia por presunta infracción del artículo 8º de
la Ley de Protección al Consumidor en el extremo referido a la retención
de un importe de dinero al otorgar el crédito, por falta de pruebas;
(iii)
declaró infundada la denuncia por presunta infracción del artículo 13º
literal a) de la Ley de Protección al Consumidor en el extremo referido al
supuesto condicionamiento del que habría sido objeto la señora
Vásquez por parte de la Cooperativa, por falta de pruebas;
(iv) declaró fundada la denuncia por infracción de los artículos 5º literal b) y
24º de la Ley de Protección al Consumidor en el extremo referido a la
2/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
falta de entrega del contrato de crédito en que la señora Vásquez
participó como garante;
(v)
declaró infundada la denuncia por infracción del artículo 19º del Código
en el extremo referido a los supuestos descuentos indebidos, en tanto
la denunciante asumió la calidad de fiadora de la deuda contraída por
otro de los socios de la Cooperativa;
(vi) declaró improcedente la denuncia por infracción del artículo 24º.1 del
Código en el extremo referido a la presunta falta de respuesta de la
carta notarial remitida el 10 de marzo de 2011, por falta de interés para
obrar; y,
(vii) sancionó a la Cooperativa con una multa de 3 UIT.
3.
Frente a la apelación de la señora Vásquez y de la Cooperativa el 15 de
setiembre de 2011 la Comisión de la Oficina Regional del Indecopi de La
Libertad (en adelante, la Comisión) emitió la Resolución 05882011/INDECOPI-LAL, en virtud de la cual confirmó la decisión del ORPS en
los extremos apelados.
4.
El 24 de octubre de 2011 la Cooperativa interpuso recurso de revisión contra
la decisión de la Comisión. La recurrente señaló que conforme al artículo IV
numeral 1 del Código, la señora Vásquez no tenía la calidad de consumidora
pues no era la destinataria final del servicio o producto que ofrecía la
denunciada, ya que el crédito otorgado fue concedido a una tercera persona
distinta a la denunciante.
5.
Mediante Resolución 122-2012/SC2-INDECOPI del 17 de enero de 2011, la
Sala de Defensa de la Competencia N° 2 (en adelante, la Sala) declaró
procedente el recurso de revisión planteado por la Cooperativa, en el
extremo referido a la presunta interpretación errónea del artículo IV numeral
1 del Código, respecto de la condición de consumidores de los garantes de
deudas ajenas.
6.
El 24 de enero de 2012, la Cooperativa solicitó el uso de la palabra.
ANÁLISIS
Extremo impugnado
7.
Es importante resaltar que la Cooperativa interpuso recurso de revisión
contra la Resolución 0588-2011/INDECOPI-LAL únicamente en la parte que
confirmó el extremo de la Resolución 200-2011/PS0-INDECOPI-LAL que
3/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
declaró fundada la denuncia en su contra por infracción de los artículos 5º
literal b) y 24º de la Ley de Protección al Consumidor – por la falta de entrega
del contrato de crédito en que la señora Vásquez participó como garante – y
la sancionó con una multa de 3 UIT. A este respecto, cabe subrayar que en
relación con dichos extremos la señora Vasquez ostenta únicamente la
calidad de garante de una deuda asumida por un tercero (fiadora).
Cuestión materia de discusión
8.
El recurso administrativo de revisión previsto en el Código procede contra los
actos administrativos dictados por la Comisión de Protección al Consumidor
(o la Comisión que cuente con facultades desconcentradas en esa materia)
como segunda instancia administrativa del procedimiento sumarísimo por
infracción a las normas de protección al consumidor2.
9.
De conformidad con lo establecido por el artículo 125º del Código, el recurso
de revisión es de naturaleza excepcional y, por tanto, en virtud a él la Sala
2
LEY 29571. CÓDIGO DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Artículo 125º.Competencia de los órganos resolutivos de procedimientos sumarísimos de
protección al consumidor. Cada órgano resolutivo de procedimientos sumarísimos de
protección al Consumidor es competente para conocer, en primera instancia administrativa,
denuncias cuya cuantía, determinada por el valor del producto o servicio materia de
controversia, no supere tres (3) Unidades Impositivas Tributarias (UIT); así como aquellas
denuncias que versen exclusivamente sobre requerimientos de información, métodos
abusivos de cobranza y demora en la entrega del producto, con independencia de su
cuantía. Asimismo, es competente para conocer, en primera instancia, denuncias por
incumplimiento de medida correctiva, incumplimiento de acuerdo conciliatorio e
incumplimiento y liquidación de costas y costos. No puede conocer denuncias que involucren
reclamos por productos o sustancias peligrosas, actos de discriminación o trato diferenciado,
servicios médicos, actos que afecten intereses colectivos o difusos y los que versen sobre
productos o servicios cuya estimación patrimonial supera tres (3) Unidades Impositivas
Tributarias (UIT) o son inapreciables en dinero.
La Comisión de Protección al Consumidor del Indecopi o la comisión con facultades
desconcentradas en esta materia, según corresponda, constituye la segunda instancia
administrativa en este procedimiento sumarísimo, que se tramita bajo las reglas establecidas
por el presente subcapítulo y por la directiva que para tal efecto debe aprobar y publicar el
Consejo Directivo del Indecopi.
Excepcionalmente, hay lugar a recurso de revisión ante la Sala competente en materia de
protección al consumidor del Tribunal del Indecopi, de conformidad con lo dispuesto en el
artículo 210 de la Ley núm. 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General. Su
finalidad es revisar si se han dejado de aplicar o aplicado erróneamente las normas del
presente Código, o no se han respetado los precedentes de observancia obligatoria por ella
aprobados. El plazo para formular este recurso es de cinco (5) días hábiles y su interposición
no suspende la ejecución del acto impugnado, salvo que la Sala en resolución debidamente
fundamentada disponga lo contrario.
4/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
únicamente evalúa errores de puro derecho que pudiera haber cometido la
Comisión, los cuales pueden consistir en la inaplicación, aplicación indebida
o interpretación errónea de las normas de protección al consumidor, o la
inobservancia de un precedente de observancia obligatoria3.
10. Es preciso indicar que en el presente caso la recurrente cuestionó que la
Comisión haya interpretado que los garantes de deudas ajenas, como los
fiadores, califiquen como consumidores de acuerdo con la noción recogida
por el artículo IV numeral 1 del Código4.
11. La Comisión, en efecto, interpretó las normas citadas en el sentido expuesto,
pues en el caso concreto la denunciante era una fiadora y, pese a ello,
confirmó la decisión del ORPS, que se había pronunciado sobre el fondo de
la denuncia en diversos extremos. Con ello, partió de la premisa de que los
garantes, incluida la denunciante, se encontraban dentro de la categoría de
consumidores protegidos por el Código5. De otro modo, hubiese revocado la
resolución venida en grado y, reformándola, habría declarado la
improcedencia de la denuncia.
12. En este contexto, la Sala evaluará si la Comisión interpretó erróneamente la
noción de consumidor respecto de los garantes de deudas ajenas,
concretamente en el caso de los fiadores. Cabe precisar que, en la medida
3
Cfr. la Resolución 802-2011/SC2-INDECOPI del 13 de abril de 2011, en el procedimiento
seguido por Amanda Baca Lovón contra Asociación de Fondos contra Accidentes de
Tránsito Región Ica.
4
LEY 29571. CÓDIGO DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Artículo IV.Definiciones
Para los efectos del presente Código, se entiende por:
1. Consumidores o usuarios
1.1 Las personas naturales o jurídicas que adquieren, utilizan o disfrutan como destinatarios
finales productos o servicios materiales e inmateriales, en beneficio propio o de su grupo
familiar o social, actuando así en un ámbito ajeno a una actividad empresarial o profesional.
No se considera consumidor para efectos de este Código a quien adquiere, utiliza o disfruta
de un producto o servicio normalmente destinado para los fines de su actividad como
proveedor.
1.2 Los microempresarios que evidencien una situación de asimetría informativa con el
proveedor respecto de aquellos productos o servicios que no formen parte del giro propio del
negocio.
1.3 En caso de duda sobre el destino final de determinado producto o servicio, se califica
como consumidor a quien lo adquiere, usa o disfruta.
5
La calidad de consumidor del denunciante rige por la norma vigente al momento de
interposición de la denuncia, al ser un requisito de procedencia de esta, conforme a la Res.
2589-2011/SC2-INDECOPI.
5/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
que la evaluación que realice este Colegiado se limitará a la interpretación
correcta de una norma, carece de objeto pronunciarse sobre los alegatos de
las partes que hacen referencia exclusivamente al caso concreto.
La solicitud de informe oral presentada por la Cooperativa
13. El artículo 16º del Decreto Legislativo 1033, Ley de Organización y Funciones
del Indecopi, dispositivo que se encuentra dentro del procedimiento
administrativo previsto en su Título V, aplicable al Tribunal de Defensa de la
Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual y a otros órganos
funcionales del Indecopi, señala que quedará a criterio del órgano resolutivo
convocar o denegar la solicitud para la actuación del informe oral.
14. Tratándose de procedimientos sumarísimos el numeral 5.3.3. de la Directiva
Nº 004-2010/DIR-COD-INDECOPI establece en que vía de revisión la Sala
podrá convocar a audiencia de informe oral si las partes lo han solicitado o
de oficio, luego de declarar la procedencia del recurso, dentro del plazo
previsto para su resolución6.
15. Así, tomando en cuenta que el presente pronunciamiento de la Sala se
restringe a evaluar la interpretación de una norma jurídica y que a través del
recurso de revisión la Cooperativa se han expuesto los fundamentos jurídicos
por los cuales dicha parte considera que existe un error de derecho en el
pronunciamiento recurrido, este Colegiado considera que cuenta con
elementos de juicio suficientes para emitir un pronunciamiento por lo que
corresponde denegar el uso de la palabra solicitado por la Cooperativa.
La condición de consumidores de los garantes
16. El artículo 65º de la Constitución Política del Perú establece que en el marco
de una economía social de mercado, es deber del Estado defender el interés
de los consumidores y usuarios, debiendo garantizar el derecho a la
información sobre los bienes y servicios que se encuentran a su disposición
en el mercado, así como su salud y seguridad7.
6
DIRECTIVA
Nº 004-2010/DIR-COD-INDECOPI.
REGLAS
COMPLEMENTARIAS
APLICABLES
AL
PROCEDIMIENTO SUMARÍSIMO EN MATERIA DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR. 5.3. Recurso de revisión
5.3.3. Conjuntamente con la notificación de procedencia, la Sala competente en materia de Protección al
Consumidor del Tribunal del INDECOPI informará a las partes que la causa está expedita para ser resuelta,
fijando la fecha límite para estos efectos. En este periodo podrá convocarse a audiencia de informe oral si
las partes lo han solicitado o de oficio a criterio del Tribunal, quien puede desestimar motivadamente tal
solicitud en el mismo acto en que se pronuncie sobre el recurso de revisión.
5.3.4.
7
El pronunciamiento del Tribunal es irrecurrible en vía administrativa. La improcedencia del recurso tampoco
puede cuestionarse a través de un reclamo en queja.
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ. Artículo 65º.- Defensa del consumidor.
El Estado defiende el interés de los consumidores y usuarios. Para tal efecto garantiza el
6/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
17. En cumplimiento de dicho mandato constitucional, el Código establece las
normas de protección y defensa de los consumidores, instituyendo como un
principio rector de la política social y económica del Estado la protección de
sus derechos.
18. Sin embargo, no cualquiera puede acceder a dicho sistema tuitivo, sino solo
determinados sujetos que califiquen como consumidores de acuerdo con lo
establecido por el propio Código. En este punto, debemos remitirnos a los
artículos III8 y IV numerales 1.1 – citado precedentemente – y 59 del Título
Preliminar del Código que definen el ámbito de aplicación de dicha norma, los
consumidores y usuarios y la relación de consumo, respectivamente.
19. El artículo III establece que el Código “protege al consumidor, se encuentre
directa o indirectamente expuesto o comprendido por una relación de
consumo o en una etapa preliminar a ésta.”
20. En atención a ello, corresponde esclarecer el concepto de consumidor y el de
relación de consumo. Respecto de la primera noción, el numeral 1.1. del
artículo IV del Código citado precedentemente, señala que son consumidores
o usuarios las personas naturales o jurídicas que adquieren, utilizan o
disfrutan como destinatarios finales productos o servicios materiales e
inmateriales, en beneficio propio o de su grupo familiar o social, actuando así
en un ámbito ajeno a una actividad empresarial o profesional.
21. Respecto del segundo concepto, cabe traer a colación el numeral 5 del
referido artículo IV, el cual establece que relación de consumo es la relación
por la cual un consumidor adquiere un producto o contrata un servicio con un
derecho a la información sobre los bienes y servicios que se encuentran a su disposición en
el mercado. Asimismo vela, en particular, por la salud y la seguridad de la población.
8
LEY 29571. CÓDIGO DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Artículo III.Ámbito de aplicación
1. El presente Código protege al consumidor, se encuentre directa o indirectamente
expuesto o comprendido por una relación de consumo o en una etapa preliminar a ésta.
2. Las disposiciones del presente Código se aplican a las relaciones de consumo que se
celebran en el territorio nacional o cuando sus efectos se producen en éste.
3. Están también comprendidas en el presente Código las operaciones a título gratuito
cuando tengan un propósito comercial dirigido a motivar o fomentar el consumo.
9
LEY 29571. CÓDIGO DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Artículo IV.Definiciones
Para los efectos del presente Código, se entiende por:
5. Relación de consumo.- Es la relación por la cual un consumidor adquiere un producto o
contrata un servicio con un proveedor a cambio de una contraprestación económica. Esto sin
perjuicio de los supuestos contemplados en el artículo III.
7/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
proveedor a cambio de una contraprestación económica, sin perjuicio de los
supuestos contemplados en el artículo III del Código, citado
precedentemente.
22. Por tal motivo, para la aplicación del Código, debe configurarse como
presupuesto la existencia de una relación de consumo entre un proveedor y
un consumidor en los términos expuestos. En caso contrario, estaremos ante
un supuesto de improcedencia de la denuncia.
23. En el presente caso, corresponde determinar si los garantes de deudas
ajenas, en particular los fiadores, califican como consumidores y por tanto se
encuentran protegidos por el Código.
24. El contrato de fianza está definido en el art 1868º del Código Civil como
aquel por el cual "el fiador se obliga frente al acreedor a cumplir determinada
prestación, en garantía de una obligación ajena, si esta no es cumplida por el
deudor"10.
25. De esta definición se desprende meridianamente que el fiador no adquiere
ningún bien ni servicio del proveedor, pues quien contrata el servicio
(financiero, cuando el acreedor es un banco) es el deudor y por tanto este
último es quien califica como consumidor en los términos del numeral 1.1. del
artículo IV del Código, manteniendo una relación de consumo con dicho
proveedor en los términos del numeral 5 del artículo IV del Código.
26. El fiador o garante es un tercero ajeno a la relación de consumo, que
interviene en el contrato para garantizar las obligaciones del consumidor. Es
el consumidor que a cambio del servicio financiero paga la contraprestación a
que se refiere el citado numeral 5 del artículo IV.
27. En efecto, en una fianza ¿acaso el fiador paga alguna contraprestación
económica por el servicio que se presta a su fiado o garantizado? La
respuesta es negativa. En consecuencia, el fiador no puede considerarse
como consumidor toda vez que no es quien adquiere el préstamo, ni lo
disfruta ,ni paga una contraprestación (intereses) por el servicio contratado
por su fiado.
28. No obstante, como ya se señaló, el numeral 5 del art IV del Código al definir
qué debe entenderse como relación de consumo añade “sin perjuicio de los
10
CÓDIGO CIVIL. Artículo 1868º.Por la fianza, el fiador se obliga frente al acreedor a cumplir determinada prestación, en
garantía de una obligación ajena, si ésta no es cumplida por el deudor.
La fianza puede constituirse no sólo en favor del deudor sino de otro fiador.
8/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
supuestos contemplados en el art III” siendo que este último artículo
establece que el Código también protege a los sujetos “indirectamente
expuestos o comprendidos por una relación de consumo o en una etapa
preliminar a ésta”.
29. Cabe preguntarse a quien se habrá querido referir el legislador con estos
supuestos, esto es, quien se encuentra indirectamente expuesto a una
relación de consumo o en una etapa preliminar a esta. La respuesta es clara.
30. En muchos casos el potencial consumidor, antes de entablar una relación de
consumo, puede ser objeto de infracciones al Código. Por ejemplo, una
persona que se dispone a ingresar a una discoteca y es impedido de entrar
por discriminación. En este caso aún no se ha producido la adquisición del
servicio pero se ha infringido la ley, siendo que el ciudadano se disponía a
entablar una relación de consumo que lo convertiría en consumidor.
31. Otro ejemplo es el de una persona que ingresa a una tienda por
departamentos y pese a no haber adquirido aún ningún producto sufre un
daño físico en una escalera mecánica por defecto de información o de
mantenimiento o seguridad. En este caso tampoco ha efectuado un acto de
consumo, pero ha sufrido un daño susceptible de ser sancionado al amparo
del Código. O la misma persona que es vejada por el personal de
seguridad al salir del establecimiento sin haber adquirido ningún producto.
32. En todos estos casos hay una exposición indirecta en una etapa preliminar o
posterior a la relación de consumo que amerita la protección del
Código porque se derivan de una potencial relación de consumo. Pero,
evidentemente, son casos muy distantes de un contrato de fianza.
33. Lo anterior es confirmado por la Exposición de Motivos del Código, la cual
señala lo siguiente respecto de la noción extensiva de la relación de
consumo:
“Así, se entiende como consumidor a aquella persona que
potencialmente podría celebrar una relación de consumo, al que ha
celebrado una relación de consumo y al que siente los efectos de una
relación de consumo. Ello por cuanto los actos destinados a la
configuración de una relación de consumo conllevan una serie de
elementos que incentivan a la adquisición de bienes y servicios.
Muchas de estas actividades se fundamentan en la información que se
traslada al público, la misma que debe ser veraz, clara y oportuna, o en
aspectos que facilitan las relaciones de consumo, con miras a
incrementar el número de transacciones en el mercado. Sea mediante
merchandising, muestras, degustaciones entre otros, las actividades que
9/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
promueven o incentivan el consumo. Así por ejemplo tenemos el caso de
los centros comerciales, donde si bien la administradora del centro
comercial no recibe alguna retribución de parte de los consumidores que
acuden, sí les ofrece un espacio que cuenta con una serie de
características y comodidades para que puedan acudir a las tiendas y
adquirir bienes y servicios. Por ejemplo, ofrece espacios para estacionar
vehículos, servicios higiénicos, limpieza, seguridad razonable, entre
otros aspectos que atraen la preferencia de los consumidores lo que de
por sí configura una relación de consumo.
Con esta definición de consumidor se busca incluir “aquellas situaciones
en las cuales independientemente se concrete (o no) una relación de
consumo, el consumidor se encuentra expuesto a ella. De esta manera,
por ejemplo, es aplicable el régimen de protección al consumidor a los
accidentes y asaltos surgidos dentro de los locales comerciales de los
proveedores antes de que se concrete la transacción económica”.
34. Como puede apreciarse, el legislador no pensó en la situación de los
garantes o fiadores cuando reguló la concepción amplia que debe tenerse de
la relación de consumo, siendo que tal noción tuitiva está diseñada para otra
clase de supuestos, arriba señalados.
35. Sin perjuicio de lo anterior, la mejor demostración de que el Código no prevé
considerar a los fiadores como consumidores son los literales a y c del art
62° del Código es que, al tratar los métodos abusivos de cobranza, prohíben
"enviar al deudor o a su garante, documentos que aparenten ser
notificaciones o colocar o exhibir a vista del público carteles o escritos en el
domicilio del deudor o del garante”11.
36. En efecto, no tendría sentido hacer estas precisiones si dentro del concepto
general de consumidor del Código se englobara también a los garantes.
Precisamente porque como regla general no se les considera consumidores,
el Código señala que en los dos únicos casos arriba indicados existe tal
prohibición y por lo tanto solo en caso se viole esa prohibición los garantes
podrían denunciar una infracción al Código.
37. Al respecto, debemos recordar el principio jurídico en virtud del cual nadie
puede distinguir donde la ley no distingue, y en el caso del Código
11
LEY29571. CÓDIGO DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Artículo 62.Métodos abusivos de cobranza. A efectos de la aplicación del artículo 61, se prohíbe:
a. Enviar al deudor, o a su garante, documentos que aparenten ser notificaciones o escritos
judiciales.
(…)
c. Colocar o exhibir a vista del público carteles o escritos en el domicilio del deudor o del
garante, o en locales diferentes de éstos, requiriéndole el pago de sus obligaciones.
10/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
consumidor es el que consume, el que contrata bienes y servicios y paga por
ellos una contraprestación económica. El fiador no se ajusta a esta definición
y solo, por excepción prevista en la propia ley, es protegido en los dos únicos
casos señalados.
38. En consecuencia, teniendo en cuenta que la Comisión consideró que por
regla general los fiadores como la denunciante califican como consumidores
en los términos del Código, incluso en supuestos ajenos a los métodos
abusivos de cobranza como la infracción referida al deber de información
ventilada en el presente procedimiento, corresponde declarar fundado el
recurso de revisión planteado por la Cooperativa.
39. Por lo tanto, corresponde anular12 la Resolución 0588-2011/INDECOPI-LAL
en el extremo que confirmó la decisión del ORPS que declaró fundada la
denuncia contra la Cooperativa por infracción de los artículos 5º literal b) y
24º de la Ley de Protección al Consumidor. Asimismo, actuando como
segunda instancia, se revoca la resolución del ORPS en dicho extremo
apelado por la Cooperativa y, en consecuencia, se declara improcedente la
denuncia de la señora Vásquez.
RESUELVE:
PRIMERO: Denegar la solicitud de informe oral presentada por la Cooperativa de
Ahorro y Crédito de los Trabajadores de Sider Perú, Enapu Perú y Electroperú y
de los Sectores Productivos y de Servicios Ltda.
SEGUNDO: Declarar fundado el recurso de revisión planteado por Cooperativa de
Ahorro y Crédito de los Trabajadores de Sider Perú, Enapu Perú y Electroperú y
de los Sectores Productivos y de Servicios Ltda. contra la Resolución 05882011/INDECOPI-LAL del 15 de setiembre de 2011, emitida por la Comisión de la
Oficina Regional del Indecopi de La Libertad, en tanto dicho órgano resolutivo
interpretó erróneamente el artículo IV numeral 1 del Código de Protección y
Defensa del Consumidor, pues los garantes de deudas ajenas, como los fiadores,
no califican como consumidores.
TERCERO: Anular la Resolución 0588-2011/INDECOPI-LAL en la parte que
confirmó la Resolución 200-2011/PS0-INDECOPI-LAL del 24 de junio de 2011,
emitida por el Órgano Resolutivo de Procedimientos Sumarísimos adscrito a la
12
LEY 27444. LEY DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO GENERAL. Artículo 10.Causales de nulidad
Son vicios del acto administrativo, que causan su nulidad de pleno derecho, los siguientes:
1. La contravención a la Constitución, a las leyes o a las normas reglamentarias.
11/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
Oficina Regional del Indecopi de La Libertad, en los extremos que: (i) declaró
fundada la denuncia de la señora Francisca Paula Vásquez de Liñán contra la
Cooperativa de Ahorro y Crédito de los Trabajadores de Sider Perú, Enapu Perú y
Electroperú y de los Sectores Productivos y de Servicios Ltda. por infracción de los
artículos 5º literal b) y 24º de la Ley de Protección al Consumidor, debido a que no
habría entregado el contrato de crédito en que la denunciante participó como
garante; y (ii) sancionó a dicho administrado con una multa de 3 UIT.
CUARTO: Actuando como segunda instancia, revocar la Resolución 2002011/PS0-INDECOPI-LAL en los dos extremos señalados en el párrafo anterior,
dejando sin efecto la multa impuesta, y, en consecuencia, declarar improcedente
la denuncia en la parte referida a la entrega del contrato de crédito en que la
denunciante participó únicamente como fiadora, pues no califica como
consumidora en los términos del Código.
Con la intervención de los señores vocales Francisco Pedro Ernesto Mujica
Serelle, Oscar Darío Arrús Olivera, y Hernando Montoya Alberti.
FRANCISCO PEDRO ERNESTO MUJICA SERELLE
Vicepresidente
El voto en discordia de los señores vocales Camilo Nicanor Carrillo Gómez y
Miguel Antonio Quirós García es el siguiente:
La calidad de consumidores de los garantes
1.
El artículo 65º de la Constitución Política del Perú establece que en el marco
de una economía social de mercado, es deber del Estado defender el interés
de los consumidores y usuarios, debiendo garantizar el derecho a la
información sobre los bienes y servicios que se encuentran a su disposición
en el mercado, así como su salud y seguridad13.
13
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ. Artículo 65º.- Defensa del consumidor.
El Estado defiende el interés de los consumidores y usuarios. Para tal efecto garantiza el
derecho a la información sobre los bienes y servicios que se encuentran a su disposición en
el mercado. Asimismo vela, en particular, por la salud y la seguridad de la población.
12/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
2.
En cumplimiento de dicho mandato constitucional, el Código establece las
normas de protección y defensa de los consumidores, instituyendo como un
principio rector de la política social y económica del Estado la protección de
sus derechos. Para tal efecto, el artículo IV numeral 1 de tal dispositivo legal
define qué debe entenderse por consumidor en los siguientes términos:
Artículo IV.- Definiciones
Para los efectos del presente Código, se entiende por:
1. Consumidores o usuarios
1.1 Las personas naturales o jurídicas que adquieren, utilizan o
disfrutan como destinatarios finales productos o servicios
materiales e inmateriales, en beneficio propio o de su grupo familiar o
social, actuando así en un ámbito ajeno a una actividad empresarial o
profesional. No se considera consumidor para efectos de este Código a
quien adquiere, utiliza o disfruta de un producto o servicio normalmente
destinado para los fines de su actividad como proveedor.
(…)
[resaltado añadido]
3.
De lo anterior podría deducirse que dentro de la categoría de consumidor
regulada por el Código, únicamente están incluidas aquellas personas que
adquieran, utilicen o disfruten el producto o servicio ofrecido por el proveedor,
esto es, que se encuentren inmersas en una efectiva relación de consumo14.
Siguiendo tal razonamiento, una persona que no cumpla las características
antes mencionadas no calificaría como consumidor y, por tanto, su denuncia
debería ser declarada improcedente.
4.
No obstante, existen supuestos excepcionales en los que el proveedor
denunciado no ha prestado efectivamente un servicio al denunciante, es
decir, no se configura estrictamente una relación de consumo, y, pese a ello,
en virtud de una interpretación pro consumidor, la Sala – bajo la vigencia del
Decreto Legislativo 716, Ley de Protección al Consumidor, – ha considerado
como consumidores a tales denunciantes teniendo en cuenta que se han
visto expuestos indirectamente a los efectos de una relación de consumo.
5.
Tenemos así, por ejemplo, las denuncias por actos de discriminación o
negativa injustificada de contratar en las que no se logra configurar una
relación de consumo, precisamente porque el proveedor se niega a contratar
y a permitir el ingreso a un establecimiento o a prestar el servicio solicitado,
14
LEY 29571. CÓDIGO DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Artículo IV.Definiciones. Para los efectos del presente Código, se entiende por:
(…)
5. Relación de consumo.- Es la relación por la cual un consumidor adquiere un producto o
contrata un servicio con un proveedor a cambio de una contraprestación económica. Esto sin
perjuicio de los supuestos contemplados en el artículo III.
13/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
sin acreditar causas objetivas y justificadas15. Lo mismo sucede en los casos
en que los consumidores son compelidos por instituciones financieras con las
que no mantienen ningún vínculo, a efectuar pagos por bienes o servicios no
contratados por ellos, ya sea por el empleo de métodos comerciales
coercitivos o mediante reportes indebidos ante las centrales de riesgo, como
consecuencia de un error en los sistemas de la entidad o de un eventual error
por homonimia16.
6.
En tal sentido, un sector de la doctrina ha resaltado la importancia de ampliar
la definición de consumidor, al margen de si se concreta efectivamente una
relación de consumo:
“lo que había que ensanchar era el concepto de consumidor y comprender
dentro de esta categoría a aquellas situaciones en las cuales,
independientemente se concrete (o no) una relación de consumo, el
consumidor se encuentra expuesto a ella. No debemos olvidar que el
consumidor no deja de ser una persona que interactúa en el mercado y, en
atención al artículo 3 de la Constitución, merece una amplia protección y
tutela, que no debe ser limitada a la concreción de una relación de
consumo. De esta manera, para que la justicia administrativa proteja a la
señora que se cae en un local abierto o a quien es asaltado cuando
ingresa a este, bastará calificarlos como “consumidores equiparados”, sin
necesidad de inventar situaciones potenciales, para aplicarle la normativa
de la Ley de Protección al Consumidor”.17
7.
Lo anterior, cobra mayor vigencia y fuerza con el Código, el cual consagra
expresamente una noción amplia y tuitiva de la relación de consumo, al
establecer en su artículo III que “protege al consumidor, se encuentre directa
o indirectamente expuesto o comprendido por una relación de consumo o en
una etapa preliminar a ésta”. Al respecto, la Exposición de Motivos señala:
“Así, se entiende como consumidor a aquella persona que potencialmente
podría celebrar una relación de consumo, al que ha celebrado una
relación de consumo y al que siente los efectos de una relación de
consumo. Ello por cuanto los actos destinados a la configuración de una
relación de consumo conllevan una serie de elementos que incentivan a la
adquisición de bienes y servicios.
Muchas de estas actividades se fundamentan en la información que se
traslada al público, la misma que debe ser veraz, clara y oportuna, o en
aspectos que facilitan las relaciones de consumo, con miras a incrementar
15
Cfr. Resolución 2713-2010/SC2-INDECOPI.
16
Cfr. Resolución 1846-2010/SC2-INDECOPI.
17
ESPINOZA ESPINOZA, JUAN, “Hacia la protección del “eslabón perdido. El reconocimiento
de la categoría del consumidor equiparado” en Actualidad Jurídica N° 188, Lima, Gaceta
Jurídica, Julio 2009.
14/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
el número de transacciones en el mercado. Sea mediante merchandising,
muestras, degustaciones entre otros, las actividades que promueven o
incentivan el consumo. Así por ejemplo tenemos el caso de los centros
comerciales, donde si bien la administradora del centro comercial no
recibe alguna retribución de parte de los consumidores que acuden, sí les
ofrece un espacio que cuenta con una serie de características y
comodidades para que puedan acudir a las tiendas y adquirir bienes y
servicios. Por ejemplo, ofrece espacios para estacionar vehículos,
servicios higiénicos, limpieza, seguridad razonable, entre otros aspectos
que atraen la preferencia de los consumidores lo que de por sí configura
una relación de consumo.
Con esta definición de consumidor se busca incluir “aquellas situaciones
en las cuales independientemente se concrete (o no) una relación de
consumo, el consumidor se encuentra expuesto a ella. De esta manera,
por ejemplo, es aplicable el régimen de protección al consumidor a los
accidentes y asaltos surgidos dentro de los locales comerciales de los
proveedores antes de que se concrete la transacción económica”.
8.
Esta noción amplia responde a que la lógica de las normas de protección al
consumidor no coincide necesariamente con aquellas que guían el derecho
civil contractual o el sistema de responsabilidad civil, sino que tiene un cariz
distinto, una significación más extensiva de sus conceptos, como es la noción
de consumidor, debido a la vocación de dichas normas de otorgar una
“especial protección” a los consumidores, en fiel cumplimiento del artículo 65º
de la Constitución citado precedentemente18.
9.
De otro lado, cabe destacar que el Código – al igual que su predecesora, la
Ley de Protección al Consumidor – consagra el principio pro consumidor, en
virtud del cual en caso de duda insalvable en el sentido de las normas, debe
interpretarse en el sentido más favorable al consumidor19.
18
En tal sentido, la doctrina ha señalado que: “Indudablemente el derecho del consumidor
utiliza, en su favor, toda evolución del derecho clásico. Pero lo hace sólo como materia
prima, a partir de la cual, con la adición de otros ingredientes, produce su sistema particular.
Claro que, tras el surgimiento de todo un esfuerzo de manifestación pública de ciertos
institutos de derecho civil y comercial y de modernización de los mecanismos de acceso a la
justicia. Dentro de este esfuerzo publicista, categorías jurídicas que permanecían
jurídicamente relegadas a voluntad de los sujetos, como por ejemplo las cláusulas generales
de contratación, pasan a verse interferidas, cuando no regladas con carácter absoluto, por el
Estado (…)” (STIGLITZ, GABRIEL (Director). Defensa de los consumidores de productos y
servicios. Buenos Aires: Ediciones La Rocca, 2001. Pág, 109.
19
LEY 29571. CÓDIGO DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Artículo V.Principios. El presente Código se sujeta a los siguientes principios:
(…)
2. Principio Pro Consumidor.- En cualquier campo de su actuación, el Estado ejerce una acción tuitiva a favor de
los consumidores. En proyección de este principio en caso de duda insalvable en el sentido de las normas o cuando
exista duda en los alcances de los contratos por adhesión y los celebrados en base a cláusulas generales de
contratación, debe interpretarse en sentido más favorable al consumidor.
15/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
10. Por las consideraciones expuestas, puede concluirse a modo preliminar que
bajo la vigencia del Código debe manejarse una concepción amplia de la
noción de consumidor.
11. Ahora bien, respecto del fiador es importante señalar que se trata de una
garantía personal en virtud de la cual el fiador garantiza con su patrimonio la
deuda de un tercero, obligándose personalmente frente al acreedor, por el
cumplimiento de los créditos garantizados20.
12. De allí que pueda sostenerse que el acreedor, generalmente un banco o
entidad financiera, no presta un servicio al fiador sino que éste participa en la
relación entre la entidad financiera y el deudor como un tercero que se
compromete frente a dicho banco a respaldar los créditos que esta entidad le
está otorgando a su cliente. En dicho escenario es el deudor fiado, y no el
fiador, quien recibe el servicio de financiamiento por parte del banco.
13. Sin embargo, no debe pasar desapercibido que el fiador, y en general los
garantes de deudas ajenas, se encuentran expuestos a los efectos negativos
de una relación de consumo, en términos similares a los casos señalados
líneas arriba, pues pese a no ser los deudores que reciben el servicio de
financiamiento del banco, al igual que aquel pueden ser objeto de:
(i)
El cobro indebido de una deuda ya cancelada, lo cual podría implicar el
uso de métodos prohibidos de cobranza;
(ii)
la negativa por parte del banco de proporcionarle información sobre la
deuda, que les serviría para su defensa ante el cobro de la misma;
(iii)
la negativa de cobertura de un seguro de desgravamen que los liberaría
de la deuda; y,
(iv) reportes indebidos ante las centrales de riesgo, entre otras situaciones.
14. En este punto, cabe resaltar que el propio Código tipifica de manera expresa
infracciones administrativas que afectan directamente a los garantes: el
artículo 62º sanciona como método prohibido de cobranza el envío al garante
de documentos que aparentan ser notificaciones o escritos judiciales, así
como colocar exhibir a vista del público carteles o escritos en su domicilio o
en locales diferentes de éste, requiriéndole el pago de sus obligaciones21.
20
21
CÓDIGO CIVIL. Artículo 1868º.Por la fianza, el fiador se obliga frente al acreedor a cumplir determinada prestación, en
garantía de una obligación ajena, si ésta no es cumplida por el deudor.
La fianza puede constituirse no sólo en favor del deudor sino de otro fiador.
LEY29571. CÓDIGO DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Artículo 62.Métodos abusivos de cobranza. A efectos de la aplicación del artículo 61, se prohíbe:
16/17
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL
Sala de Defensa de la Competencia N°2
RESOLUCIÓN 0249-2012/SC2-INDECOPI
EXPEDIENTE 177-2011/ PS0-INDECOPI-LAL
15. Lo expuesto pone de manifiesto sin lugar a dudas la condición de
consumidores de los garantes, en los términos del Código. En efecto, si dicha
ley sanciona una conducta que afecta solo a los garantes es porque
indubitablemente parte de la premisa de que estos califican como
consumidores y por lo tanto merecen la tutela del sistema de protección al
consumidor. Una interpretación contraria vaciaría de contenido el referido tipo
infractor.
16. Por la interpretación constitucional, pro consumidor y lógica del Código
expuesta en los párrafos precedentes, la Sala considera que los fiadores
deben ser considerados como consumidores a efectos de acceder a la tutela
brindada por la referida norma. En consecuencia, y teniendo en cuenta que
esta fue la interpretación de la Comisión, corresponde declarar infundado el
recurso de revisión planteado por la Cooperativa.
CAMILO NICANOR CARRILLO GÓMEZ
MIGUEL ANTONIO QUIRÓS GARCÍA
a. Enviar al deudor, o a su garante, documentos que aparenten ser notificaciones o escritos
judiciales.
(…)
c. Colocar o exhibir a vista del público carteles o escritos en el domicilio del deudor o del
garante, o en locales diferentes de éstos, requiriéndole el pago de sus obligaciones.
17/17
Descargar

Elaborado por Rodrigo Delgado