Palabras del JEMGE con motivo de la entrega de materiales de Inteligencia
de combate e inauguración del ala SE de la Dirección General de Inteligencia
La estricta adecuación del sistema de inteligencia del Ejército a la normativa vigente
produjo su reformulación doctrinaria, que tomó como base los principios rectores como la
fiscalización externa e interna, transparencia operativa, profesionalismo y responsabilidad
democrática.
Hoy sin duda, estamos frente a una nueva inteligencia dedicada exclusivamente al
conocimiento de las características del campo de combate moderno, que requiere para su
funcionamiento de organizaciones flexibles y adiestradas, una doctrina operacional
específica actualizada, materiales y equipos de moderno desarrollo tecnológico y personal
altamente capacitado en las tácticas, técnicas y procedimientos de empleo, a fin de lograr
su objetivo prioritario, la optimización del comando y control de las grandes unidades.
El material desplegado en esta plaza de armas contribuye significativamente a cumplir
ese objetivo. La entrega de vehículos de uso dual, centros integradores de inteligencia,
equipamiento para patrullas e infraestructura de campaña para los puestos comandos nos
acercan a las capacidades que necesitan las unidades de inteligencia.
Estas acciones efectivas de organización y equipamiento demandaron un gran esfuerzo
del personal e hicieron posible este logro, coordinando las distintas habilidades
profesionales con las múltiples corrientes tecnológicas que permiten arribar a los objetivos
que hoy están a la vista.
Por lo expuesto, quiero agradecer especialmente a las autoridades del Ministerio de
Defensa por el apoyo y la confianza depositada en la capacidad de nuestros hombres.
Así, el Ejército acompaña las decisiones del Estado y se incorpora definitivamente a un
modelo de desarrollo nacional y productivo, que es el verdadero reaseguro de la defensa
de nuestra integridad territorial y de nuestros recursos naturales.
El desarrollo que ha alcanzado la especialidad de Icia es el resultado de un trabajo
metodológico y sostenido que se viene ejecutando sin pausa y que confirma con claridad
meridiana que no existen obstáculos insalvables cuando hay objetivos claros; cuando se
sabe lo que se quiere y como hacerlo; cuando se dispone de la voluntad, el coraje y la
capacidad para enfrentarlos y superarlos.
Formamos parte de una institución bicentenaria y contamos con la capacidad para hacer
frente a los nuevos tiempos y las misiones que la nación nos imponga, he visto las
mejores virtudes en los soldados de este Ejército y esto, sin lugar a dudas, nos permitirá
abordar el futuro con fe, optimismo y renovada esperanza.
Descargar

Palabras del JEMGE con motivo de la entrega de materiales de