CENTRO MUNICIPAL DE ANTENCIÓN A
INFANCIA Y FAMILIA
LAS NORMAS EN LA FAMILIA
Para que la convivencia sea fluida, el grupo familiar necesita de la existencia
de normas. Los padres deben fijar normas pertinentes y razonables. Primero,
cuando los hijos son todavía pequeños, de forma totalmente directiva. Después,
buscando la negociación y el acuerdo.
Sólo en la medida en que hayamos sido capaces de trasmitir durante la
infancia un marco normativo claro y razonable, tendremos posibilidades de
mantenerlo cuando nuestros hijos e hijas entran en la adolescencia.
Entre ese control absoluto y la libertad total se define un continuo en el que
padres y madres nos vemos obligados a situarnos de diferente manera en función
de la edad y las circunstancias. Entre uno y otro polo tiene que existir siempre un
espacio para la libertad y es precisamente ahí donde se construye la capacidad de
tomar decisiones y para actuar de forma responsable.
Este espacio de libertad debe ir ampliándose de acuerdo a dos criterios:

¿POR QUÉ LAS NORMAS SON PREVENTIVAS?
CERTIFICADO Nº ES05/1959
Atención al público y gestión de proyectos y subvenciones
en los servicios centrales del Área de Bienestar Social.

La edad: A medida que los hijos crecen el margen de libertad debe ser
mayor.
La conducta: El espacio de libertad debe ampliarse a medida que los hijos
se comportan de forma responsable y tomar decisiones adecuadas. Por el
contrario, puede restringirse cuando las decisiones son inadecuadas o el
comportamiento es irresponsable.
Los padres, actualmente, nos sentimos confusos y desorientados al tener que
decidir entre seguir la propia intuición, los modelos en que fuimos educados y los
ejemplos que se ven en otros padres y en los medios de comunicación. El resultado
es un comportamiento contradictorio.
Es difícil exigir a los hijos que cumplan la parte del trato implícito que supone
la convivencia: “yo doy, tú das”. Hay muchos motivos, veamos algunos:
 Nos asusta defraudarlos
 No sabemos o no queremos decir “no”
C/ Huerto de Monjas, 28, Esquina con C/ Mariscal (Sector La Goleta) 29008 Tel.: 952 060208 Fax: 952 228152
e-mail: [email protected]
CENTRO MUNICIPAL DE ANTENCIÓN A
INFANCIA Y FAMILIA
No queremos frustrarlos,... ”ya sufrirán cuando sean mayores
Nos preocupa ser considerados autoritarios
No queremos que sufran lo que nosotros sufrimos
Compensamos la falta de tiempo y dedicación con una actitud indulgente (y
culpable)
 Tenemos miedo al conflicto y a sus malas caras
 Nos parece que actuamos con egoísmo si imponemos normas que nos
faciliten la vida.




Las normas en la familia son necesarias porque permiten que los menores tengan
puntos de referencia claros sobre lo que deben o no deben hacer.
CERTIFICADO Nº ES05/1959
Atención al público y gestión de proyectos y subvenciones
en los servicios centrales del Área de Bienestar Social.
Para ellos, tener claro los límites educativos es importante por tres motivos:
1. Les ayudan a entender e integrar posteriormente las normas que rigen
el mundo en el que viven. Un sistema de normas que no sea cambiante les
ayuda a saber predecir las consecuencias de su propia conducta en
cualquier situación, les ofrece la seguridad de saber a qué atenerse en
todo momento.
2. Les ayuda s sentirse seguros. Los niños / as más inseguros y temerosos
son aquellos hijos/as de padres muy permisivos que tienen un criterio
educativo incoherente (hoy te castigo por esto, mañana lo considero una
gracia). Esto les llevará a tener en un futuro menor tolerancia a la
frustración. Los menores que consiguen manejar a sus padres a su antojo,
desarrollan una aparente seguridad en sí mismos que se disipa en cuanto
salen del hogar.
3. Les ayuda a “portarse bien”, a ser “mejores personas” y, por lo
tanto, a tener un buen concepto de sí mismo. A los menores les resulta
más fácil portarse bien si tienen los límites claros e incentivos que les
motiven a hacerlo. Cuando se portan mal, aunque no lo manifiesten
abiertamente, se sienten malos y su autoestima se resiente de forma
significativa.
LAS NORMAS Y SUS TIPOS
Es normal (y necesario) que los menores en su desarrollo exploren el mundo
que les rodea y sus límites. Esos límites no sólo son físicos; también son sociales,
relacionados con lo que pueden y no pueden hacer (el conflicto entre lo que deseo y
C/ Huerto de Monjas, 28, Esquina con C/ Mariscal (Sector La Goleta) 29008 Tel.: 952 060208 Fax: 952 228152
e-mail: [email protected]
CENTRO MUNICIPAL DE ANTENCIÓN A
INFANCIA Y FAMILIA
FUNDAMENTALES:
Son las normas de los derechos y valores fundamentales de la familia y de la
persona. Aquellas en que reposa la convivencia familiar y que recogen las exigencias
mínimas e incuestionables: no nos pegamos, no nos quitamos cosas, no nos mentimos,
no nos insultamos, etc.
CERTIFICADO Nº ES05/1959
Atención al público y gestión de proyectos y subvenciones
en los servicios centrales del Área de Bienestar Social.
lo que puedo o me dejan conseguir). En los menores ocurre con frecuencia que la
única forma de saber dónde están los límites es intentar franquearlos.
En ese punto nos encontramos padres y educadores con la desagradable pero
necesaria tarea de poner límites, controlar... en definitiva establecer NORMAS.
Dichas normas permitirán acostumbrarse a la existencia de tales límites
infranqueables, cuyo cumplimiento se apoya inicialmente en la autoridad de los
padres.
Incluso durante la adolescencia, las normas deben ser explicadas,
argumentadas e incluso discutidas, pero no necesariamente tienen que ser
compartidas.
En la medida en que seamos capaces de conjugar autoridad, razonamiento,
diálogo y, sobre todo, mucho afecto, podremos ofrecerle una respuesta clara y al
mismo tiempo aceptable.
Esas reglas en su mayoría son implícitas, es decir, todos /as entendemos su
existencia sin que estén registradas en ningún sitio, y las asumimos. Pero no todas
las normas son iguales. Para entendernos distinguiremos entre normas
Fundamentales, Importantes y Accesorias, teniendo claro que lo importante de
esta clasificación no son los nombres, sino el contenido y las consecuencias que
conlleva su no cumplimiento.
 Son de obligado cumplimiento e innegociables.
 Su no cumplimiento afecta a la integridad física y moral de las personas.
 Deben ser pocas, claras y unívocas en su cumplimiento.
Ejemplos: Hablar respetuosamente (no insultar).Respeto a la integridad física (no
agredir), ser sinceros (no mentir), respeto a los bienes materiales (no robar),
ausencia de uso de drogas...
IMPORTANTES:
Son aquellas que tienen que ver con una correcta socialización y
establecimiento de hábitos y rutinas diarias, así como las tareas de responsabilidad
C/ Huerto de Monjas, 28, Esquina con C/ Mariscal (Sector La Goleta) 29008 Tel.: 952 060208 Fax: 952 228152
e-mail: [email protected]
CENTRO MUNICIPAL DE ANTENCIÓN A
INFANCIA Y FAMILIA
personal. Cuando están bien establecidas, igual que una máquina cuyas piezas
encajan bien, todo funciona en casa con normalidad. Si no, la maquinaria se resiente.
Al igual que le ocurre a una máquina, es preciso con cierta periodicidad
ajustar las piezas, repensar esas normas, adaptarlas a nuevas situaciones
(crecimiento de los menores, cambios en la estructura familiar, etc.), incluso a
veces cambiar alguna pieza,... para que siga funcionando de manera adecuada.
 Se deben respetar pero permiten cierta flexibilidad en su cumplimiento.
 Deben ser en número limitado.
 Si no se cumplen afectan a la convivencia familiar.
Ejemplos: Horarios de llegada a casa, sueño, alimentación...
CERTIFICADO Nº ES05/1959
Atención al público y gestión de proyectos y subvenciones
en los servicios centrales del Área de Bienestar Social.
ACCESORIAS:
Tienen que ver también con el orden y la organización de la casa, pero sobre
todo con las actividades de ocio, con el respeto a las preferencias de nuestros
hijos/as. A través de ellas, les ofrecemos un espacio para la rebeldía y la
autoafirmación (tan importante en la adolescencia). Pero siempre como padres y
madres debemos tener claro hasta donde estamos dispuestos a negociar.
Igualmente, en este tipo de normas es donde podemos permitir al
adolescente poner en juego todo su inconformismo y afirmar su “yo” frente a
nuestra autoridad. La negociación aquí debe ser constante y nos permitirá enseñar a
nuestro hijo a tomar decisiones, a considerar los pros y los contras de cada opción,
a decidir que es lo que quiere y qué es lo que está dispuesto a hacer para
conseguirlo.
Ejemplos: Teñirse o arreglarse el pelo, formas de vestir, tipos de ropa, piercings,
tatuajes, actividades deportivas, de ocio, etc.
C/ Huerto de Monjas, 28, Esquina con C/ Mariscal (Sector La Goleta) 29008 Tel.: 952 060208 Fax: 952 228152
e-mail: [email protected]
Descargar

las normas en la familia