JURISPRUDENCIA DE LA CAMARA CIVIL, COMERCIAL DE FAMILIA Y
DEL TRABAJO.
Perención de Instancia – Buena fe: Teoría de los actos propios – conducta
contradictoria con una anterior asumida – condiciones exigibles para su aplicación
– Principio de lealtad procesal
Voto: Dr. Namur – Fdo.: Dres. Namur – Sosa (H) – Valgañon – Vocales – Meneses
– Secretario
AUTO INTERLOCUTORIO NUMERO: DIECISIETE
Marcos Juárez, once de Marzo de Dos mil nueve.Y VISTO:
Estos autos caratulados “GIRULA, Dante Raúl c/ Tomás ROSSITER
- Ejec. Prendaria - Apelación (Expte. "G" 10 - 2004)”, venidos a despacho a los fines
de resolver el pedido de perención de la segunda instancia formulado en los términos del
art. 339 inc. 2 del C. P. C. por el Dr…………., con fecha veinte de octubre de dos mil
ocho.- Sostiene para ello que el último acto de eficacia impulsiva está representado por
la cédula de notificación que obra a fojas quinientos cuarenta y dos de autos, que data
del dieciocho de abril de dos mil ocho. Que con posterioridad al citado acto de
comunicación, no se registra otro acto procesal provisto de entidad para hacerlo avanzar
hacia su destino natural, que es el dictado de la sentencia que resuelva el fondo del
recurso articulado por la contraparte. Solicita por último y aún cuando la presente
manifestación constituya una redundancia, para disipar toda duda en lo concerniente a
su legitimación procesal, requiere se le otorgue (aunque dice que ya dispone de ella), la
correspondiente participación en su carácter de cesionario de los derechos litigiosos
otrora pertenecientes al Sr. Dante Girula, ratificando el domicilio procesal.Corrido traslado al apelante Don Regino S.C.A. (fs. 544/545), el mismo
es contestado por intermedio de su apoderado el Dr. ……….a fs. 546/547, negando
todos los hechos y derecho invocados por el incidentista que no fuesen objeto de
reconocimiento expreso en el presente. Niega especialmente haber transcurrido el plazo
para la perención de la instancia y que se haya peticionado la caducidad por sujeto
procesal suficientemente legitimado al efecto, ni que el pedido que corre a fojas
quinientos cuarenta y tres tenga virtualidad para desencadenar, en su caso, una
resolución declarativa de la misma. Dice que ya se tiene resuelto en autos que el
peticionante carece de legitimación para realizar estas peticiones, como se dijese entre
los argumentos fundantes del decisorio número setenta y cuatro obrante a fs. 519/522
ello resulta altamente dirimente a los fines de la solución de este aparente conflicto.
Decretado autos, la causa queda en estado de resolver.Y CONSIDERANDO:
I.- Una de las normas que derivan del principio general de la
buena fe es la reflejada en el brocardo "venire contra factum propium non valet", es
decir, en líneas generales, no es eficaz la conducta contradictoria con una anterior
asumida.La teoría o principio general de derecho de los actos propios,
requiere como presupuesto para su aplicación: a) La existencia de dos conductas con
trascendencia jurídica, esto es que sean relevantes para el Derecho. No es menester que
se trate de actos jurídicos en el sentido técnico de la expresión; b) La contradicción o
1
incompatibilidad entre las dos conductas; c) La identidad de los sujetos jurídicos
vinculados en uno y otro caso; identidad de sujetos que no importa necesariamente la
identidad de las personas físicas o jurídicas; d) La identidad de la situación jurídica en
que se producen ambas conductas; e) La identidad de las circunstancias que rodean
significativamente a la situación jurídica en cuestión (FERREIRA RUBIO Delia
Matilde, La Doctrina de los Propios Actos y el Ius Variandi en Materia de Pacto
Comisorio, Semanario Jurídico T° XXXIX, J-23).En ese sentido, ha resuelto la Corte Suprema de Justicia Nacional
que nadie puede ponerse en contradicción con sus propios actos, ejerciendo una
conducta incompatible con otra anterior deliberada, jurídicamente relevante y
plenamente eficaz.Por ello, en virtud de las exigencias del principio de lealtad
procesal, se encuentra vedada la posibilidad de alegar con éxito la falta de legitimación
de una parte procesal, cuando quien formula esa alegación le ha reconocido, dentro o
fuera del proceso, dicha legitimación.II.- En el particular, se cuestiona por parte de los incidentados la
legitimación para actuar en los obrados por parte del Dr……….; haciendo especial
hincapié en los fundamentos del voto del Dr. Luis Mario Sosa (H) del fallo objetivado
en el auto interlocutorio número 74 del 10.10.2007.III.- En tal sentido, es necesario aclarar que quienes ahora
cuestionan la legitimidad procesal del incidentista para plantear la perención,
enancándose en los fundamentos de aquél voto, son los mismos que reconocen en la
persona del Dr……….., a su contraparte como apelado.III.1. Un simple repaso de las actuaciones nos da cuenta de ello.III.1.a. En efecto, declarado por Auto Interlocutorio Nro. 74 del
10.10.2007, que el trámite recursivo se encontraba subsistente, se corre traslado del
mismo a instancia del Dr. ………….para que Don Regino S.C.A.., como apelante,
exprese agravios; lo que se realiza de conformidad (ver fs. 531/535).III.1.b. Sin embargo, en ese momento, no cuestiona la
participación del Dr. …….en la causa en sustitución de Girula, cuando es el mismo
apoderado de Don Regino S.C.A.., quien le notifica a aquél, en el nuevo domicilio
fijado a los fines del proceso, que se le ha tenido por contestado los agravios (fs. 542),
cuando ya le había notificado la concesión de su recurso (fs. 370).Ello implica, que la interpretación efectuada sobre la legitimación
procesal por parte de la Cámara en el fallo relacionado, pueda revisarse, porque la
propia actuación de las partes en el ulterior desarrollo del proceso hicieron que mutaran
las circunstancias formales tenidas en cuenta en aquella decisión judicial.III.2. De otro venero, de entender que no era Birchmeyer la
contraparte, pudo reponer el decreto de fs. 541 (por el contrario, el apelante aceptando
esta actividad, la notifica impulsando el recurso Cfr. fs. 542),y luego de la decisión
jurisdiccional, eventualmente favorable, notificar a quien consideraba apelado y con
participación suficiente como para que conteste agravios; y, en todo caso, solicitar se de
por decaído el derecho, a los fines de la prosecución del trámite, lo que no hizo
quedando enredado en sus propios actos validando los efectos del consentimiento y
preclusión que los denotan.2
IV. Independientemente de que en el sentido expuesto,
relacionado con la legitimación procesal, ha sido la interpretación dada por el Tribunal
(A.I. Nro. 48 del 28.07.2007), descalificada la defensa relacionada con la legitimación
procesal del incidentista y ya en función de resolver, corresponde analizar la
procedencia de la caducidad.IV.1. En primer lugar, si se trata de dos recursos y se le da trámite
a cada uno por su orden, debe agotarse el primero, para recién continuar con el restante,
porque así lo ha dispuesto el Tribunal y de esa manera lo consintieron las partes, cuando
el mismo proveído que da trámite, especifica a quien se le corre el primer traslado (fs.
527).IV.2. En ese sentido, desde que el apoderado de Don Regino
S.C.A.. notifica la contestación de los agravios efectuada por el Dr. ……(18.04.2008),
hasta el planteo de perención efectuado por este último (20.10.2008), ha transcurrido el
plazo de seis meses para que la misma opere en contra de este apelante, sin que se hayan
denunciado, ni que se vislumbre alguna situación de excepción, para que ello no ocurra
(arg. arts. 339 inc. 2 y 340 C.P.C.).IV.3. No ocurre lo propio con el recurso interpuesto por Diego
Barbelli, el que no se encontraba en situación de ser instado y por ende en condiciones
de poder perimir.El principio de confianza y de orden del proceso implicaba
esperar el trámite regular del primer apelante, para luego sortear el procedimiento
adecuado para luego poder llevar adelante su propia apelación.V.- Las costas se imponen de la siguiente forma:
V.1.- Por el acogimiento del incidente de perención, a Don
Regino S.C.A. que resulta vencido.V.2.- Por el rechazo del incidente de perención en contra del Sr.
Diego Barbelli, al incidentista Dr. ………..que resulta vencido.V.3.- Los honorarios de los profesionales se deben diferir para
cuando se establezca la base económica conformada para practicarlos.Por lo expuesto el Tribunal - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - RESUELVE:
I.- Declarar perimida la segunda instancia relacionada con el
recurso de apelación interpuesto por Don Regino S.C.A..II.- Rechazar el incidente de perención de la segunda instancia
relacionado con el recurso de apelación interpuesto por Diego Carlos Barbelli.III.- Imponer las costas de la siguiente forma: Por el acogimiento
del incidente de perención, a Don Regino S.C.A. que resulta vencido.- Por el rechazo
del incidente de perención en contra del Sr. Diego Barbelli, al incidentista Dr. ….que
resulta vencido.- Diferir la regulación de honorarios de los profesionales para cuando se
establezca base económica conformada para practicarlos.Protocolícese.-
3
Descargar

Perención de Instancia – Buena fe: Teoría de los actos propios

Derecho Procesal argentino

Derecho Procesal argentino

JurisdicciónAcciónCompetenciaNotificaciónConceptoCaracteres

Partes en el proceso

Partes en el proceso

ParteContradicción e igualdadDerecho Procesal LaboralPresencia

El Estado de derecho: El Estado de derecho

El Estado de derecho: El Estado de derecho

ClasificaciónFuentesConstitución de 1978Principios generalesPoderesNormativaOrigenSociedad políticaJerarquía de normas jurídicas

INDICE: Apartado Página El Estado de derecho 2

INDICE: Apartado Página El Estado de derecho 2

ClasificaciónFuentesConstitución de 1978Principios generalesPoderesNormativaOrigenSociedad políticaJerarquía de normas jurídicas

Partes procesales

Partes procesales

LegitimaciónRepresentaciónPluralidad de parteDerecho Procesal LaboralPostulaciónCapacidad de Obrar