Por
Héctor Fabián Espíndola
Trabajo de Intensificación presentado como requisito para obtene
título de Ingeniero Agrónomo.
Universidad del Salvador
Facultad de Agronomía y Veterinaria
Campus San Roque Gonzalez de Santa Cruz
Gobernador Virasoro - Corrientes
Nivel de Degradación de madera aserrada de Eucalyptus grandis de 1 pulgada de espesor,
secada en cámara.
Trabajo presentado como requisito para la obtención del título de Ingeniero Agrónomo.
Profesor Guía
Ing. Ftal. Marcelo R. Vallejo Leon.
…………………………………………………………………………………………………….
…………………………………………………………………………………………………….
Director de Carrera
Ing. Agr. Carlos Lanari Vila.
…………………………………………………………………………………………………….
…………………………………………………………………………………………………….
2
Esta totalmente prohibida la reproducción total o parcial del presente trabajo, sin la autorización
escrita del autor.
3
A MIS PADRES.
4
AGRADECIMIENTOS
Quiero de alguna manera expresar mi agradecimiento a todas aquellas
personas que de diferentes maneras me han ayudado a transitar este camino que llega
a su final y me pone de frente a un nuevo desafío.
A mis padres, mis hermanos y mi novia, que siempre estuvieron para darme una
palabra de aliento y supieron respetar mis decisiones.
A mi amigo Matías, por estar siempre en los momentos más importantes.
A José Luis Espinosa y Matías Marcos Perotti Radocevich, por su ayuda en la
toma de datos y posterior procesamiento de los mismos.
A mis compañeros, aquellos con los que compartí mis primeros pasos y los que,
con mucho esfuerzo, compartieron conmigo la llegada.
A todo el cuerpo docente y no docente de la Facultad por ayudar a que mi
formación profesional y humana fuera lo más completa posible.
A mi asesor de Tesis, Ing. Ftal. Marcelo Vallejo Leon, por darme la oportunidad
de desempeñarme en un ámbito muy profesional, por confiar en mi, por aconsejarme y
por ceder horas de su descanso a mis consultas y estar siempre dispuesto a evacuar
mis dudas.
A todo el personal de Forestadora Tapebicuá S.A., por ayudar de manera
desinteresada a la realización de mi Tesis y por poner todos sus recursos a mi
disposición.
De manera especial quiero agradecer a Dios, por haberme dado la oportunidad
de compartir tantas experiencias y de concretar uno de mis más preciados sueños.
Muchas Gracias a Todos.
Héctor Fabián Espíndola.
5
ÍNDICE
Página
RESUMEN
SUMARY
CAPÍTULOS
8
9
I. INTRODUCCIÓN
1.1. Hipótesis y Objetivos
10
11
II. LA HUMEDAD EN LA MADERA
2.1. Agua libre
2.2. Agua de saturación
2.3. Agua de constitución
2.4. Determinación del contenido de humedad en la madera
2.4.1. Secado en Estufa
2.4.1.1. Obtención de las probetas
2.4.1.2. Determinación del peso Húmedo
2.4.1.3. Secado hasta peso constante
2.4.1.4. Determinación del peso seco
2.5. Movimiento Migratorio del agua en la madera
2.5.1. Fuerzas capilares
2.5.2. Diferencias en la presión de vapor
2.5.3. Diferencias en el contenido de Hº
2.5.4. Difusión
12
12
13
13
13
14
14
14
14
15
15
15
16
16
16
III. BASES FÍSICAS DEL SECADO
3.1. Temperatura
3.2. Humedad Relativa
3.3. Velocidad del aire
3.4. Equilibrio Higroscópico
3.5. Tensiones del secado
3.5.1. Alabeos
3.5.1.1. Torceduras
3.5.1.2. Abarquillado
3.5.1.3. Combado
3.5.1.4. Encorvaduras
3.5.2. Grietas superficiales e internas
3.5.3. Colapso
18
18
18
19
19
19
20
20
20
20
20
21
22
6
3.6. Defectos de la madera
3.6.1. Sombra de nudo
3.6.2. Nudo sano
3.6.3. Podredumbre
3.6.4. Médula
3.6.5. Escamado
3.6.6. Canto muerto
23
23
23
23
23
23
23
IV. MATERIALES Y MÉTODOS
4.1. Materiales
4.1.1. Madera
4.1.2. Instrumentos utilizados
4.1.3. Equipo de secado
4.2. Métodos
4.2.1. Individualización de las piezas
4.2.2. Marcación y medición
4.2.3. Toma de datos
4.3. Preparación del material
4.3.1. Preparación de los paquetes
4.3.2. Ubicación de los paquetes en cámara
24
24
24
25
25
25
26
26
26
27
27
28
V. ANÁLISIS ESTADÍSTICO
5.1. Población
5.2. Muestra
5.3. Método estadístico
5.4. Diseño experimental
5.4.1. Arreglo ordenado
29
29
29
29
30
30
VI. RESULTADOS
6.1. Pérdida de m2
6.2. Nivel de deterioro por pila
6.3. Nivel de deterioro por paquete
6.4. Deterioro en altura
6.5. Pérdida de superficie por pila / Ubicación
6.6. Principales causas de pérdida de valor
32
32
33
34
35
37
40
VII. CONCLUSIÓNES
VIII. BIBLIOGRAFIA
IX. ANEXOS
42
43
44
7
RESUMEN
El presente trabajo se llevó a cabo en Forestadora Tapebicuá S.A., ubicada en el acceso
norte de la ciudad de Gobernador Virasoro, sobre la Ruta Nacional Nº 14, provincia de Corrientes;
Argentina.
El principal objetivo de la investigación fue cuantificar el nivel de deterioro causado por el
proceso industrial de “secado en cámara”, en madera de eucalipto, Eucalyptus grandis, de una
pulgada de espesor.
Se estudiaron 5368 tablas, agrupadas en 30 paquetes. Para ello se enumeró dichas tablas en
ambas caras y luego se evaluó la superficie (m2) utilizable de cada una. A partir de esta primera
clasificación, cuyo fundamento era seguir el comportamiento en una cámara completa, se volvieron
a seleccionar 4672 tablas, descartando aquellas que, a criterio industrial, no debían ser monitoreadas.
En el secadero se identificaron los paquetes con el objeto de poder establecer la relación
existente entre la ubicación dentro del secadero y el nivel de deterioro.
Una vez secas las tablas se repitieron las mediciones de superficies, especificando los
motivos de las reducciones, en los casos que así lo requerían.
Los resultados obtenidos demuestran un nivel de 1.02 % de pérdida de superficie utilizable,
valor aceptable de deterioro para el tratamiento de secado en cámara.
Palabras clave.
Nivel de deterioro. Secado en cámara. Eucalyptus grandis.
8
SUMARY
Kiln drying degrade level in 4/4 inch Eucapyptus grandis
This work had been developed at Forestadora Tapebicuá S.A., which is at the north of
Gobernador Virasoro and on the national road Nº 14, in the province of Corrientes, Argentina.
The main objetive of this research was the quantification of the deteriorate level caused by
the industrial process of dry at kiln dryer, in eucalipto wood with 1 inch thickness.
5368 tables were studied and grouped in thirty bundles. For that, the tables were enumerated
in both sides and then the useful surface of each one was evaluated. Taking this first classification,
which fundament was to follow the behaviour in the whole chamber, 4672 tables were selected
again, putting out those shouldn’t be monitored according to an industrial opinion.
In the kiln the bundles were identified with the object of establish the relation between the
location inside of the kiln and the deteriorate level.
Once the tables were dried, the measurements were repeated, of surfaces, specifying the
motives of the reductions, in the cases that required.
The results that were obtained shows a level of 1,02 % of looses on useful surfece, an
acceptable value of deterioration for the kiln drying treatment in the chamber.
9
CAPITULO I
INTRODUCCIÓN
En el contexto del comercio internacional de productos forestales, uno de los que mayor
posibilidades de crecimiento ha demostrado tener, es la madera remanufacturada de Eucalyptus
grandis, ya sea por sus cualidades físicas como por su atractivo estético y principalmente por tratarse
de madera cultivada, que reduce la presión del mercado global por la madera de bosques naturales.
Gracias a los avances logrados en la obtención de madera cultivada de alta calidad, mercados
como el europeo, donde el marco ecológico de producción juega un papel muy importante a la hora
de tomar decisiones de compra de un producto, han ampliado significativamente el horizonte de los
países productores de madera con estas características, como es el caso de la Argentina.
Teniendo en cuenta, además, que para poder remanufacturar un producto forestal, en especial
la madera de Eucalyptus, es necesario asegurar un contenido de humedad tal, que permita la
obtención de pisos, molduras, machimbres, con una estabilidad óptima de sus cualidades, el secado
en cámara se vuelve un proceso obligado que, por sus características, permite obtener maderas con
el grado de humedad deseado.
Sin dudas toda empresa que busca afianzarse como productora y exportadora de productos de
alta calidad, debe tener bien identificados cuáles son sus fortalezas y debilidades en la cadena
productiva, para ello es imprescindible cuantificar adecuadamente todas las pérdidas que se
producen como requisito lógico del proceso industrial. Esta es la razón de ser del presente trabajo, el
cuál busca reflejar el nivel de deterioro que sufre la madera de Eucalyptus grandis en el proceso de
secado, identificando también los principales defectos que ocasionan dichos deterioros.
10
1.1. Hipótesis y objetivos
Hipótesis nula (H0):
La Hipótesis nula, plantea que el nivel de deterioro, provocado por el secado en cámara, es
inferior a los valores normales. (<2%).
Hipótesis alternativa (H1):
La hipótesis alternativa, en cambio, es que el nivel de deterioro, provocado por el secado en
cámara, alcanza o supera los valores de deterioro normales. (> 2%).
Objetivo general:
- Determinar el nivel de deterioro en madera de E. grandis, de una pulgada de espesor,
sometida al proceso industrial de secado en cámara.
Objetivos específicos:
- Asociar nivel de deterioro con la ubicación de los paquetes dentro del secadero.
- Verificar relación de Humedad respecto del nivel de degradación.
11
CAPITULO II
LA HUMEDAD EN LA MADERA
Cuando un árbol está recién cortado, su madera contiene gran cantidad de agua,
variando el contenido según la época del año, la región de procedencia y la especie forestal de que
se trate. Las maderas livianas, por ser más porosas, contienen mayor cantidad de agua que las
pesadas. De igual manera, la albura, por estar conformada por células cuya función principal es la
conducción de agua, presenta un contenido de humedad mayor que el duramen. En otras palabras, el
porcentaje de agua contenido en los espacios huecos y en las paredes celulares de la madera es muy
variable en el árbol vivo.
El agua contenida en la madera se encuentra bajo diferentes formas (agua libre, agua de
saturación y agua de constitución).
2.1. Agua Libre
Es la que se encuentra ocupando las cavidades celulares o lumen de los elementos
vasculares, dándole a la madera la condición de “verde”. La cantidad de agua libre que puede
contener una madera está limitada por su volumen de poros.
Al iniciarse el secado, el agua libre se va perdiendo fácilmente por evaporación, ya que es
retenida por fuerzas capilares muy débiles, hasta que se produce la pérdida. En este punto, la
madera estará en lo que se denomina “punto o zona de saturación de las fibras” (PSF), que
corresponde a un contenido de humedad entre el 21 y 32%. Cuando la madera ha alcanzado esta
condición, sus paredes celulares están completamente saturadas pero sus cavidades están vacías.
Durante esta fase de secado, la madera no experimenta cambios dimensionales, ni
alteraciones en sus propiedades mecánicas. Por tal razón, el PSF es muy importante desde el punto
de vista físico – mecánico y de algunas propiedades eléctricas de la madera.
12
2.2. Agua de Saturación, Higroscópica o Fija.
Es el agua que se encuentra en las paredes celulares; también es llamada agua de
inhibición.
Durante el secado de la madera, cuando ésta ha perdido su agua libre por evaporación y
continúa secándose, la pérdida de humedad ocurre con mayor lentitud hasta llegar a un equilibrio
higroscópico con la humedad relativa de la atmósfera circundante.
Para la mayoría de las especies, el equilibrio higroscópico está entre el 12 y 18% de
contenido de humedad, dependiendo del lugar donde se realiza el secado. La madera secada al aire
libre sólo puede alcanzar éstos valores de humedad de equilibrio. Para obtener contenidos menores
de humedad, debe acudirse al secado artificial para eliminar el resto del agua de saturación o
higroscópica.
2.3. Agua de Constitución
Es el agua que forma parte de la materia celular de la madera y que no puede ser eliminada
utilizando las técnicas normales de secado. Su separación implicaría la destrucción parcial de la
madera.
2.4. Determinación del contenido de Humedad en la Madera
La determinación del contenido de humedad en la madera se hace teniendo en cuenta sólo el
agua libre y el agua de saturación o higroscópica.
En la práctica se somete una muestra (probeta), a un secado en estufa a 105 ºC hasta que
alcance un peso constante.
El contenido de humedad (CH) se define como “el peso de la cantidad de agua presente en
una pieza de madera, expresado en función del peso seco de la misma”. Su valor numérico se
expresa en porcentaje y se calcula por medio de la siguiente fórmula:
CH = Ph - Ps
Ps
x 100 %
Donde:
CH = Humedad de la madera expresada como un porcentaje de su peso anhidro.
Ph = Peso de la madera en estado húmedo o peso inicial.
13
Ps = Peso de la madera en estado anhidro; peso final o constante.
Para determinar el contenido de humedad existen diferentes métodos, siendo los más
aceptados el método de secado en estufa y los métodos eléctricos, los que utilizan detectores de
humedad y que a nivel industrial se conocen como métodos rápidos.
Otros métodos, como desecación al vacío mediante sustancias higroscópicas, destilación de
la madera, expulsión directa del agua por presión, centrifugación, uso de alcohol y sustancias
azucaradas, son métodos de poca utilidad práctica.
2.4.1. Secado en estufa
Es el método más exacto y el único científicamente satisfactorio para determinar el agua
contenida en la madera.
El éxito en su aplicación depende de la correcta elección de muestras o probetas para
desecación, las cuales deben ser representativas del lote de madera objeto de evaluación.
2.4.1.1. Obtención de las probetas:
De la tabla se corta un trozo de 1” (una pulgada) aprox., a 50 cm. del extremo de la misma.
Las muestras deben estar sanas y libres de defectos.
2.4.1.2. Determinación del peso húmedo:
Después de cortadas, las probetas deben pesarse en balanzas con una muy buena precisión.
2.4.1.3. Secado hasta peso constante:
Luego las probetas se introducen en una estufa para secarlas. Se recomienda controlar que la
estufa no sobrepase los 105 ºC, ya que se pueden perder, además del agua, otras sustancias
constitutivas de la madera.
14
2.4.1.4. Determinación del peso seco:
Se deben hacer pesadas intermedias con el fin de determinar el momento en que el peso
de la probeta se hace constante. Después del secado las probetas deben retirarse lo más rápido
posible con el fin de que no absorban humedad del aire y pesarse. Luego se calcula el contenido de
humedad con la fórmula antes mencionada.
2.5. Movimiento Migratorio del Agua en la Madera
El agua en la madera se mueve de las zonas de alto contenido de humedad a las de más bajo
contenido, en un esfuerzo por alcanzar, por una parte, un equilibrio de humedad en toda la pieza de
madera y, por otra, una condición de equilibrio entre el contenido de humedad de la madera y las
condiciones climáticas del medio circundante.
Si la temperatura y la humedad relativa del ambiente permanecen constantes, la madera se
secará o absorberá humedad hasta que se establezca un equilibrio higroscópico.
La humedad en la madera se mueve a través de diferentes tipos de conductos, siendo los
principales las cavidades celulares o lúmenes, las puntuaciones, los radios medulares, los espacios
intercelulares de las paredes celulares y los vasos (latifoliadas).
Las características de estos conductos determinan la velocidad del movimiento del agua en
las tres direcciones o planos de corte. En una madera normal, la velocidad del agua es mayor en
sentido longitudinal, algo menor en sentido radial y mínimo en sentido tangencial.
Durante el proceso de secado el agua es impulsada por varias fuerzas que pueden actuar
simultáneamente. Estas son las siguientes:
2.5.1. Fuerzas capilares:
Son aquellas que determinan el movimiento del agua libre de una célula a otra.
Cuando una pieza madera verde comienza a secarse, la evaporación del agua de las capas
superiores origina una fuerza de atracción o arrastre sobre el agua libre de las células adyacentes. El
flujo capilar originado por esta fuerza de arrastre hace que el agua libre del interior se mueva de una
célula a otra buscando la superficie de la pieza.
15
La acción capilar se desplaza progresivamente hacia el centro de la madera para desaparecer
gradualmente cuando el contenido de humedad de las células del interior tiende hacia el punto
de saturación de las fibras.
2.5.2. Diferencias en la presión del vapor:
Cuando cesa la atracción capilar, la casi totalidad de las cavidades celulares sólo contiene
aire y vapor de agua, generándose una presión de vapor que será tanto más grande cuanto más
elevado sea el contenido de vapor en dichas cavidades, alcanzando su valor máximo hacia el centro
de la pieza y decreciendo hacia la periferia.
La diferencia de presión de vapor entre dos puntos, llamada gradiente de presión de vapor, es
la responsable de que la humedad de la madera, en estado de vapor, migre del interior de la pieza
hacia el exterior, que tiene una presión menor.
2.5.3. Diferencias en el contenido de humedad:
Cuando se elimina el contenido de humedad de los espacios intercelulares de las capas
superiores de una pieza de madera, se genera una diferencia en el contenido de humedad entre la
superficie y el interior de la pieza. Como existe una gran afinidad entre el tejido celulósico de las
paredes celulares y el agua, las paredes más secas de las capas superficiales absorben la humedad de
las paredes con un contenido de humedad más alto; es decir, el agua se desplaza de las células
interiores (más húmedas) hacia las de la superficie (más secas).
2.5.4. Difusión:
Es el fenómeno provocado por la combinación de los gradientes de vapor en las cavidades
celulares y los gradientes de de contenido de humedad de las paredes celulares.
Una molécula de agua se desplaza primero a través de una pared celular debido a su
gradiente de contenido de humedad, luego a través de una cavidad celular y sus conductos debido al
gradiente de la presión de vapor, después nuevamente a través de una pared celular más seca según
el gradiente de contenido de humedad y así sucesivamente, repitiendo el proceso, hasta alcanzar la
superficie de la pieza de madera.
Cundo el flujo de agua tiene lugar en sentido longitudinal, la migración de la humedad se
hace en su mayor parte a través de las cavidades celulares, mientras que en sentido transversal
16
predomina el movimiento a través de las paredes celulares. Ya que la difusión del vapor es más
rápida en sentido longitudinal la velocidad de secado también lo será. Asimismo, la humedad
difunde más rápidamente en la madera de albura que en la de duramen, puesto que los
extractivos y las puntuaciones bloqueadas de esta última ejercen una resistencia al paso de la
humedad.
17
CAPITULO III
BASES FÍSICAS DEL SECADO
Tanto en el secado al aire libre como en el secado en hornos (secado en planta), el agua es
removida de las piezas de madera por evaporación. La velocidad de evaporación es regulada por la
temperatura, la humedad del ambiente y la velocidad del aire que pasa a través de la pila de secado.
3.1. Temperatura:
El calor aporta a las moléculas de agua contenidas en la madera la fuerza cinética necesaria
para la evaporación. La velocidad de esta (evaporación) depende de la cantidad de energía por
unidad de tiempo y de la capacidad del aire para absorber la humedad liberada por la madera.
Cuanto mayor sea la temperatura más intensa será la evaporación ya que el aire podrá
absorber más humedad.
A 80 ºC la velocidad del movimiento interno del agua es alrededor de cinco veces mayor que
a 25 ºC.
3.2. Humedad Relativa (HR):
Se define como la relación entre la cantidad de vapor de agua contenida en un volumen
determinado de aire y la mayor cantidad posible de vapor de agua que pueda hallarse en ese
volumen de aire, a la misma temperatura.
El elemento más utilizado para medir la humedad relativa dentro de las cámaras de secado es
el psicrómetro. El mismo esta constituido por dos termómetros, en uno de los cuales el bulbo
permanece siempre seco e indica la temperatura real del aire. El otro, llamado termómetro de bulbo
húmedo, mantiene su parte sensitiva cubierta por una tela de algodón húmeda, altamente absorbente.
El agua que conserva húmeda esta tela se mantiene en un nivel constante en un recipiente colocado
debajo.
Si la HR disminuye, también lo hace la humedad de la madera y si la HR aumenta, la
humedad de la madera también aumenta.
La HR y en consecuencia la humedad de la madera están fuertemente influenciadas por la
temperatura. El aire caliente necesita una cantidad mayor de vapor de agua para saturarse que el aire
frío y por lo tanto puede absorber mayor cantidad de agua de la madera.
18
3.3. Velocidad del Aire:
La ventilación o circulación del aire a través de una pila de madera y la expulsión de la
humedad, son condiciones necesarias para asegurar la remoción del exceso de humedad dentro de
una cámara y así mantener las condiciones de humedad relativa deseadas.
La capa límite, que siempre existe entre la madera y el aire, juega un papel importante en el
secado de la madera. Cuanto menor sea el espesor de esta capa límite, más rápida será la remoción
de la humedad de la superficie de la madera. La forma de la corriente de aire es importante para la
velocidad del secado, una corriente turbulenta siempre es mejor y más eficaz en la disminución de la
capa límite que una corriente laminar.
3.4. Equilibrio Higroscópico:
Es un fenómeno que está presente en todo cuerpo poroso y se produce por la capacidad de
éstos, de absorber agua del ambiente y entregarla en forma de vapor, si las presiones de vapor
internas del cuerpo no son iguales que las del aire que lo rodea, se produce un intercambio desde la
zona de mayor presión a la de menor presión, este intercambio sigue su curso hasta que se llega al
equilibrio en las presiones, momento este, en que el cuerpo alcanzó su equilibrio higroscópico.
El equilibrio higroscópico corresponde al equilibrio en las presiones parciales de vapor del
aire del ambiente y del producto húmedo.
3.5. Tensiones de Secado en la Madera
Las tensiones que se producen en una pieza de madera durante el secado tienen diferentes
orígenes, según que su contenido de humedad se encuentre por encima o por debajo del punto de
saturación de las fibras.
Por encima, la tensión capilar es la responsable de los esfuerzos que se presentan en la
madera y en condiciones extremas puede conducir a un aplastamiento celular conocido como
colapso.
Por debajo del punto de saturación de las fibras, las tensiones de secado, responsables de la
contracción normal de la madera, se desarrollan en las paredes celulares y son una consecuencia del
gradiente de contenido de humedad que se presenta entre la superficie de la pieza y el centro de la
misma. En condiciones extremas pueden provocar grietas superficiales, grietas internas y rajaduras.
19
3.5.1. Alabeos
Son deformaciones que puede experimentar una pieza de madera por la curvatura de su
eje longitudinal o transversal (o ambos a la vez), como consecuencia de la pérdida de humedad.
Se distinguen los siguientes tipos de alabeos:
3.5.1.1. Torceduras:
Este defecto se caracteriza por la forma de hélice que adopta la madera. Suelen ser causadas
por la presencia de fibras desviadas o en espiral. También pueden originarse a partir de distorsiones
localizadas del grano, como por ejemplo las relacionadas a nudos, inserción de ramas, etc.
3.5.1.2. Abarquillado:
Es el alabeo de las caras de una pieza aserrada, se produce cuando una de las caras seca más
rápidamente que la opuesta, lo que puede ocurrir cuando una de las caras está expuesta a la sombra y
la opuesta al sol.
La aparición de este defecto se debe principalmente al tipo de corte efectuado en el
aserradero y a la diferencia entre contracción tangencial y radial. En general, la bibliografía
recomienda utilizar pesos sobre los paquetes entre 500 y 1000 kg/m² según espesor y especie.
3.5.1.3. Combado:
Es una deformación que provoca que la curvatura de su eje longitudinal. Se presenta como
consecuencia de una excesiva contracción longitudinal, a veces se produce por el mal apilado de la
madera; el uso de separadores demasiado distantes entre sí.
3.5.1.4. Encorvadura:
Es una deformación de los cantos por diferencias de contracción, estando la superficie de la
pieza en un mismo plano. La encorvadura es uno de los alabeos más graves, puesto que no es
posible reducir su intensidad una vez que se ha hecho presente.
20
FIGURA Nº 1
PRINCIPALES DEFORMACIONES DEL SECADO EN CÁMARA.
3.5.2. Grietas Superficiales y Grietas Internas
Al inicio del secado la superficie externa reduce su humedad por debajo del punto de
saturación de las fibras. Por lo tanto comienza a contraerse, en tanto que la zona interna de la
madera permanece húmeda y con sus dimensiones iniciales.
La periferia de la tabla está sometida a tracción y el centro a compresión. Si la magnitud de
la tracción en la superficie es mayor a la tensión de rotura, aparecerían grietas superficiales.
Avanzado el secado, el interior de la madera adquiere un contenido de humedad menor al
punto de saturación de las fibras, pasando del estado de compresión a otro de tracción.
21
Al inicio del secado la superficie externa reduce su humedad por debajo del punto de
saturación de las fibras. Por lo tanto comienza a contraerse, en tanto que la zona interna de la
madera permanece húmeda y con sus dimensiones iniciales.
La periferia de la tabla está sometida a tracción y el centro a compresión. Si la magnitud de
la tracción en la superficie es mayor a la tensión de rotura, aparecerían grietas superficiales.
Avanzado el secado, el interior de la madera adquiere un contenido de humedad menor al
punto de saturación de las fibras, pasando del estado de compresión a otro de tracción.
Si la magnitud de esta solicitación es mayor a la tensión de rotura, se producirían grietas
internas. Al invertirse las solicitaciones, la superficie es comprimida, cerrando las grietas originadas
durante el primer estado del secado que suelen reaparecer al cepillar la madera (Vallejo, 1995).
3.5.3. Colapso
En ciertas especies suele aparecer el colapso durante la etapa inicial del secado, cuando la
madera tiene una humedad mayor a la del punto de saturación de las fibras. El colapso o
"contracción anormal" se diferencia de la "contracción normal" porque ésta se manifiesta ante
contenidos de humedad menores al punto de saturación de las fibras.
La "contracción total" se define como la reducción de las dimensiones de la madera durante
el secado, comprende colapso y contracción normal. Parte del colapso que compone la contracción
total puede ser recuperado mediante la técnica de reacondicionamiento (normal a nivel industrial)
que emplea vapor saturado a 100C (Vallejo, 1995).
La ocurrencia de colapso durante el secado ha sido atribuida principalmente a la presencia de
tensiones hidrostáticas actuando en capilares saturados con agua.
En tanto que una segunda teoría relaciona su aparición con la presencia de solicitaciones de
compresión transversal en el centro de la madera, originada durante el primer estado del secado. La
magnitud de dichas solicitaciones debe ser mayor a la tensión límite de proporcionalidad de las
paredes celulares para provocar deformaciones plásticas y el consecuente aplastamiento de los
lúmenes celulares. Por esta razón se asocia la ocurrencia del colapso con el primer estado del
secado, donde la zona central de la madera está sometida a compresión y la externa a tracción.
A nivel macroscópico este defecto provoca depresiones y elevaciones irregulares en la
madera.
22
La importancia de su cuantificación radica en que la irregularidad resultante debe ser
eliminada, lo que provoca pérdida de material.
Por otra parte resulta crucial en este contexto definir al "colapso total" como la suma de
ambos componentes mencionados arriba. Es decir que serían concurrentes el "colapso debido a
tensiones hidrostáticas" con el "colapso debido a tensiones internas".
El colapso puede evitarse o disminuir su efecto sometiendo a la madera verde a un secado
lento (temperaturas normales), hasta que la madera haya perdido gran parte de su agua libre.
3.6. Defectos de la madera.
3.6.1. Sombra de nudo
Remolino o torcimiento en la fibra de la madera que usualmente ocurre cerca de un nudo,
pero no contiene un nudo.
3.6.2. Nudo sano
Un nudo que es sólido a través de su cara, tan duro como la madera que lo rodea y no
muestra indicios de podredumbre.
3.6.3. Podredumbre
Descomposición de la sustancia de la madera debido a hongos.
3.6.4. Médula
Alma pequeña y blanda localizada en el centro del tronco.
3.6.5. Escamado
Separación a lo largo de la fibra, la mayor parte de la cual ocurre entre los anillos de
crecimiento.
3.6.6. Canto muerto
Corteza o falta de madera.
23
CAPITULO IV
MATERIALES Y MÉTODOS
4.1. Materiales
4.1.1. Madera
La madera de Eucalyptus grandis utilizada en el ensayo, provenía de un proceso de secado al
aire libre cuya duración es de aproximadamente tres meses, proceso al que, en esta empresa, se lo
denomina “oreo”. El largo de las piezas era variable entre 6 y 11 pies (1,83 m y 3,35 m), el ancho
entre 5 y 8 pulgadas (0,13 m y 0,20 m) y el espesor era de 1 pulgada (0,0254 m) para todas las
piezas. Las piezas involucradas en el ensayo totalizaban 5368 y estaban agrupadas en 30 paquetes,
cada uno de ellos, poseía una etiqueta identificatoria, en la que constaba la fecha y turno de
elaboración, las medidas extremas, ancho, largo y espesor de las piezas que componían dicho
paquete (escuadría), la calidad de las piezas y el número del paquete.
Cada paquete se componía de 24 camadas, de “x” nº de piezas cada una, este valor depende
del ancho de cada pieza, a mayor ancho, menor nº de piezas por camada y viceversa.
FIGURA Nº 2
ESQUEMA DE UN PAQUETE
24
4.1.2. Instrumentos utilizados
- Cinta métrica: metálica, largo total 5 m, valores expresados en pulgadas, pies y
centímetros.
- Tiza para madera: cera de color negro.
- Balanza de precisión (0,1 g)
- Medidor de Humedad: Wagner L612
- Estufas
4.1.3. Equipo de secado
El equipo utilizado es un horno construido en aluminio, que cuenta además con los sistemas
de calefacción, ventilación, renovación de aire, humidificación y control semi –automático, en cuyo
interior caben 30 paquetes, con un distanciamiento adecuado para la circulación del aire.
El sistema de calefacción está formado por radiadores por cuyo interior circula vapor de
agua a presión, este vapor proviene de una caldera y se logra mediante la combustión continua de
biomasa (chips, aserrín, corteza, etc.).
El sistema de ventilación está compuesto por ventiladores de ejes axiales, con dirección de
giro reversible, sobre las pilas de secado. La renovación del aire se logra mediante dos ventilas de
regulación automática, una correspondiente a la expulsión del aire saturado y la otra para succión
del aire fresco.
La entrega de humedad al sistema se logra a través de un sistema de spray, la renovación de
aire saturado se logra a través de las ventilas antes mencionada.
4.2. Métodos
En este punto se hará una breve referencia a la metodología de trabajo que se empleó en la
toma de datos, la que para su mejor comprensión, se puede dividir en las siguientes etapas:
individualización de las piezas, marcación y medición de la superficie utilizable y toma de datos.
25
4.2.1. Individualización de las piezas
La enumeración de las tablas tenía como principal objetivo la identificación de cada una
de las piezas, a fin de establecer los cambios individuales que sucedieran en el secado. La misma se
llevó a cabo con tiza especial para madera y en ambas caras de las piezas.
4.2.2. Marcación y Medición de la superficie utilizable
Esta tarea fue realizada por clasificadores de la empresa, los que verificaban los defectos que
poseían las piezas y determinaban, mediante la medición con cinta métrica, cuál era la superficie, en
m2, con posibilidades de ser aprovechadas.
En este punto era importante, diferenciar bien los defectos con que contaban las piezas antes
de entrar al secadero, recordemos que eran tablas que tenían un proceso de oreo previo, para poder
determinar, después del secado, si los defectos fueron producidos por éste o no.
4.2.3. Toma de datos
La toma de datos fue realizada en planillas especiales, las que fueron diseñadas por el Ing.
Ftal. Marcelo Vallejo, en se anotaron los datos más relevantes, que serían de utilidad a la hora de
hallar los resultados de la experiencia.
Una muestra de las planillas utilizadas se puede encontrar en el anexo del presente trabajo.
FIGURA Nº 3
EJEMPLO DE CLASIFICACIÓN DE UNA TABLA
Grieta
Nudo
nº de
tabla
Ancho 0,13
- 0,20 m.
Corte nº 2
Sup.= “x” m2
24
Espesor
0.0254 m
Largo
1,83 - 3,35 m.
Grieta
Corte nº1
Sup.= “x” m2
26
4.3. Preparación del Material para el secado
Merece aclararse que el armado de paquetes es una práctica habitual en esta empresa y
no fue un método usado exclusivamente para este ensayo por lo que a la hora del secado, lo único
que había que tener en cuenta era la ubicación de dichos paquetes en el secadero, puesto que no se
buscaba evaluar formas de apilados más eficientes para el secado, sino cuantificar el nivel de
pérdida de superficie utilizable y la relación que existe entre dicha pérdida y la ubicación de los
paquetes en el secadero.
4.3.1. Preparación de los paquetes
Una vez evaluados los 30 paquetes se dispusieron en pilas formadas por tres paquetes, cada
una, a cada pila se le colocó encima una pesa, a fin de evitar deformaciones muy severas por acción
del secado (abarquillado), se midió la humedad de los paquetes antes de entrar al secadero, además,
para poder establecer la relación entre el nivel de deterioro de las piezas y la posición del paquete en
el secado, fue necesario tomar nota de la posición de cada paquete en cada una de las pilas.
En el siguiente gráfico se puede apreciar la disposición de la pesa sobre una pila de paquetes
listos para entrar al secadero.
FIGURA Nº 4
PILA DE SECADO.
27
4.3.2. Ubicación de los paquetes en la cámara de secado
Ya listas las pilas, se procedió a ubicarlas de la manera más uniforme posible, para
permitir una correcta circulación del aire entre las mismas y entre las piezas, a pesar que el ancho de
la cámara de secado permite la colocación de tres pilas contiguas, las dimensiones de las pesas que
se colocan sobre las pilas, exceden los límites de los paquetes, debiendo por ello ubicarse los
mismos de manera tal que permita un acomodamiento apropiado a los fines prácticos.
En el gráfico siguiente se puede ver un ejemplo de ubicación de los paquetes en la cámara de
secado.
FIGURA Nº 5
UBICACIÓN DE LAS PILAS EN EL SECADERO (VISTA EN PLANTA)
Tina
Pila 2
Pila 1
Calefactores
Pila 3
Pila 4
N
Pila 6
Pila 7
Pila 5
Pila 8
Pila 9
Pila 10
:
Referencias
Pilas
Pesas
Entrada
28
CAPITULO V
ANÁLISIS ESTADÍSTICO
5.1. Población
En general, la estadística tiene por objeto estudiar las poblaciones y las relaciones que
existen entre ellas. Se entiende por población, universo o colectivo, a un conjunto de elementos,
personas o cosas; por ejemplo, el rodal del bosque del cual provenían los rollos que terminaron
generando las tablas muestreadas.
5.2. Muestra
Cuando la población es muy grande, la observación de todos los elementos es imposible, se
puede superar este inconveniente eligiendo una muestra lo suficientemente representativa de la
población. Se entiende por muestra, una parte representativa del conjunto total de elementos que
componen la población o universo. A los efectos de la presente tesis se seleccionó una muestra de
30 paquetes de madera aserrada.
5.3. Método estadístico
En la elaboración de este trabajo se utilizó la llamada estadística descriptiva o deductiva, es
la que describe y analiza las características de una población o muestra, deduciendo de esta
descripción conclusiones acerca de su estructura y composición y sobre las relaciones existentes con
otras poblaciones. Se diferencia de la estadística inductiva, pues ésta, se basa en los resultados
obtenidos del análisis de una muestra de la población; infiere, induce o estima las leyes generales del
comportamiento de la población y hace que por ello, se hable generalmente de “inferencia
estadística”.
Ambas ramas de la estadística utilizan métodos que en su conjunto forman los llamados
“métodos estadísticos”.
Las medidas descriptivas, como se mencionara anteriormente, pueden calcularse a partir de
los datos de una muestra o una población.
- Una medida descriptiva calculada a partir de los datos de una muestra se conoce como
estadística.
29
- Una medida descriptiva calculada a partir de los datos de una población se conoce como
parámetro.
5.4. Diseño Experimental
La muestra en estudio estaba compuesta por 5368 tablas, reunidas en 30 paquetes, como ya
se mencionara anteriormente, una práctica habitual para el secado, es reunir tres paquetes, uno
encima del otro, formando una pila, por último se coloca una pesa sobre ella. Esta pila de paquetes
conforma una unidad de secado. En cada cámara de secado es posible ubicar 10 pilas, lo que hace un
total de treinta paquetes por cámara.
5.4.1. Arreglo Ordenado
Cuando se hacen mediciones de una variable sobre los elementos de una población, los
valores resultantes llegan por lo general, como un conjunto de datos desordenados. Es poco probable
que estos datos aporten alguna información hasta que hayan sido ordenados de alguna manera.
Un arreglo ordenado es una lista de valores de una colección, en orden de magnitud, desde el
valor más pequeño al más grande u ordenados de acuerdo al criterio del evaluador.
En este trabajo se realizó un arreglo ordenado para que los datos puedan ser analizados por
medio de una computadora, en el mismo se tomó nota de los valores de mayor utilidad para los
cálculos requeridos.
La variable a estudiar era la superficie de las piezas de madera. Se cuantificó la superficie
(m2) de todas las tablas, descartando aquellas que a criterio industrial no debían ser monitoreadas,
analizando la distribución de la pérdida en el total de la muestra, en los paquetes, en las pilas; de
acuerdo a la posición de las pilas dentro del secadero; de acuerdo a la posición del paquete en la pila
de secado.
En el siguiente cuadro se puede apreciar el nivel de pérdida de superficie utilizable de
acuerdo a la posición de los paquetes en el secado.
30
TABLA Nº 1
ORDENAMIENTO DE PAQUETES Y NIVEL DE PÉRDIDA.
Nº
Pila
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
Posición
paquete
Superior
Medio
Inferior
Superior
Medio
Inferior
Superior
Medio
Inferior
Superior
Medio
Inferior
Superior
Medio
Inferior
Superior
Medio
Inferior
Superior
Medio
Inferior
Superior
Medio
Inferior
Superior
Medio
Inferior
Superior
Medio
Inferior
Nº
paquete
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
Pérdida
m2
0,76
1,59
0,34
0,87
0,02
0,42
1,29
0,36
1,01
0,52
0,11
0,14
0,11
-0,09
0,46
0,31
0,31
-0,01
0,86
1,91
0,43
-0,09
0,51
0,39
0,22
0,36
0,34
-0,01
1,79
0,04
NOTA: Los valores negativos que aparecen en la tabla reflejan el aumento de superficie útil
que manifestaron algunos paquetes luego del secado.
31
CAPITULO VI
RESULTADOS
En los siguientes puntos se podrá apreciar cuáles fueron las variables medidas y cuáles
los resultados obtenidos.
6.1. Pérdida de m2
Para el cálculo de esta variable se tomó en cuenta el total de m2, de tablas que no eran
descartes antes del secado (1495,02 m2) y se realizó la diferencia con el total de m2 que se midieron
después del secado (1479,74 m2), obteniéndose como resultado la pérdida de 15,28 m2, lo que
representa 1,02 % del total inicial de metros.
TABLA Nº 2
Pérdida en m2
Superficie útil
2
1495,02
2
1479,74
Nº Total de m pre - secado
Nº Total de m pos - secado
Diferencia (pérd.m2 )
15,28
%
1,02
GRÁFICO Nº 6
PÉRDIDA DE M2
32
6.2. Nivel de Deterioro por Pila de Secado
Este valor se obtuvo de la suma de las pérdidas parciales de los paquetes que
conformaban cada grupo de secado, hay que destacar que hubo picos importantes en los grupos 1, 3
y 7 las que en conjunto representaron el 56 % de las pérdidas totales.
TABLA Nº 3
PÉRDIDA POR PILAS
Pérd. m2
2,69
1,31
2,66
0,77
0,48
0,61
3,20
0,81
0,92
1,82
Nº Pila
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
GRÁFICO Nº 7
PÉRDIDA DE M2 POR PILA DE SECADO
3,60
3,30
3,00
2,70
2,40
2,10
1,80
1,50
1,20
0,90
0,60
0,30
0,00
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
33
6.3. Nivel de Deterioro por paquete
El cálculo de esta variable se logró mediante la sumatoria de las pérdidas parciales de
cada pieza, además se obtuvo el valor promedio de las pérdidas, parámetro que podemos utilizar
para apreciar la dispersión de los valores. Se puede ver con claridad que la dispersión es amplia,
obteniéndose un DS (desvío Standard) de 0,5296.
TABLA Nº 4
PÉRDIDA POR PAQUETE
Promedio
DS
Nº paquete
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
0,509
0,5296
Pérdida m2
0,76
1,59
0,34
0,87
0,02
0,42
1,29
0,36
1,01
0,52
0,11
0,14
0,11
-0,09
0,46
0,31
0,31
-0,01
0,86
1,91
0,43
-0,09
0,51
0,39
0,22
0,36
0,34
-0,01
1,79
0,04
34
NOTA: Los valores negativos que aparecen en la tabla reflejan el aumento de superficie útil
que manifestaron algunos paquetes luego del secado.
GRÁFICO Nº 8
DISTRIBUCIÓN DEL DETERIORO RESPECTO DE LA MEDIA
2
1,9
1,8
1,7
1,6
1,5
1,4
1,3
1,2
1,1
1
0,9
0,8
0,7
0,6
0,5
0,4
0,3
0,2
0,1
0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
6.4. Deterioro en altura
Anteriormente se hizo mención y se explicó como estaban conformados los grupos de
secado, también se mencionó como fueron ubicados los paquetes en cada grupo, esto permitió
evaluar cuál fue el comportamiento de la pérdida de valor de las piezas en altura. Para ello se
agruparon en una tabla todos los paquetes que se encontraban en la posición inferior, media y
superior de cada grupo, cuantificándose las pérdidas observadas y realizando un gráfico que
permitiera apreciar cuál, de las posiciones antes mencionadas fue la que sufrió en mayor medida los
efectos del secado.
35
TABLA Nº 5
DETERIORO EN ALTURA
Grupos
Superiores
Medios
Inferiores
Total
Pérd. m2
4,84
6,87
3,56
15,27
%
31,70
44,99
23,31
100
Promedio
5,09
Se puede ver una notoria superioridad en el nivel de pérdida sufrida por los paquetes que se
encontraban en la posición media, sin embargo hay que destacar que esta diferencia se debe
principalmente a los niveles alcanzados por tres paquetes (2, 20, 29), los que fueron los responsables
de elevar la media de este conjunto de paquetes (0,687 m2) por sobre la media muestral (0,509 m2).
GRÁFICO Nº 9
PÉRDIDA DE M2 SEGÚN LA UBICACIÓN DE LOS PAQUETES
EN LAS PILAS DE SECADO
36
6.5. Pérdida de superficie / Ubicación de las pilas en el secadero.
Para poder establecer el nivel de pérdida, tomando como parámetro de comparación la
ubicación de las pilas dentro de la cámara de secado, fue necesaria la división, imaginaria, de la
misma en dos sectores, de manera tal que la mitad de los grupos quedaran incluidos en uno de esos
sectores.
Se tomó como referencia para la primera división los calefactores, ubicados al fondo de la
cámara, y la puerta de la misma, quedando conformados de esta manera, un sector cercano a los
calefactores y otro cercano a la puerta.
En el siguiente esquema se pueden apreciar los sectores en los que quedó dividida la cámara
y los grupos en ellos incluidos.
FIGURA Nº 6
DIVISIÓN IMAGINARIA DE LA CÁMARA DE SECADO EN
SECTORES (CALEFACTORES VS. PUERTA)
Tina
Pila 2
Pila 1
Calefactores
Pila 3
Pila 4
N
Pila 5
Pila 6
Pila 7
Pila 8
Pila 9
Pila 10
:
Referencias
Pilas
Pilas cercanas a la puerta.
Pesas
Pilas cercanas a los calefactores.
Entrada
37
Se puede apreciar en el siguiente cuadro que el nivel de pérdida dentro del secadero, en
relación con la ubicación de las pilas, presenta un valor de 8,04 m2 (52,65 %) para las pilas
ubicadas cerca de los calefactores y 7,23 m2 (47,35 %) para las pilas cercanas a la puerta.
TABLA Nº 6
PÉRDIDA DE M2 SEGÚN LA UBICACIÓN
DE LAS PILAS EN LOS SECTORES
(CALEFACTORES VS. PUERTA)
Grupos
Pérd. m2
Calefactores
8,04
Puerta
7,23
Total
15,27
%
52,65
47,35
100
GRÁFICO Nº 11
COMPARACIÓN DE LA PÉRDIDA ENTRE SECTORES
(CALEFACTORES VS. PUERTA)
38
Otra manera de evaluar la pérdida según la ubicación, fue sectorizando la cámara en sentido
norte – sur, en cuyo caso quedaron conformados los sectores correspondientes, en este caso la
pérdida fue de 6,57 m2 (43,03 %) para las pilas ubicadas en el sector norte y de 8,70 (56,97 %)
para las pilas del sector sur.
FIGURA Nº 7
DIVISIÓN IMAGINARIA DE LA CÁMARA DE SECADO EN
SECTORES (NORTE VS. SUR)
Tina
Pila 2
Pila 1
Calefactores
Pila 3
Pila 4
N
Pila 5
Pila 6
Pila 7
Pila 8
Pila 9
Pila 10
:
Referencias
Pilas
Pilas sector Sur.
Pesas
Pilas sector Norte.
Entrada
TABLA Nº 7
PÉRDIDA DE M2 SEGÚN LA UBICACIÓN
DE LAS PILAS EN LOS SECTORES
(NORTE VS. SUR)
Sectores
Norte
Sur
Total
Pérd. m2
6,57
8,70
15,27
%
43,03
56,97
100
39
GRÁFICO Nº 12
COMPARACIÓN DE LA PÉRDIDA ENTRE SECTORES
(NORTE VS. SUR)
6.6. Principales causas de pérdida de valor
Las principales causas que produjeron pérdida de valor en las piezas fueron, el escamado,
grietas, manifestaciones de colapso de células y el aumento en la longitud de rajaduras, en algunos
casos las pérdidas se produjeron por acción conjunta de varios de estos defectos, todos ellos fueron
evaluados y medidos por clasificadores de la empresa, los que cuentan con una capacitación especial
para realizar este trabajo.
La cuantificación de estos defectos fue de suma importancia para poder determinar cuál
presenta mayor nivel de ocurrencia y severidad.
40
TABLA Nº 8
CAUSAS DE PÉRDIDA
DE SUPERFICIE ÚTIL
Causas
Colapso
Grietas
Escamado
Rajaduras
Esc. - Grietas
Esc. - Rajaduras
Total
m2
0,64
8,34
6,53
1,00
0,33
0,27
17,11
%
3,74
48,74
38,16
5,84
1,93
1,58
100
Se puede apreciar que tanto las grietas (48,74 %) como el escamado (38,16 %) fueron los
defectos que presentaron mayor severidad como causantes de pérdida de valor de las tablas en
estudio.
GRÁFICO Nº 14
PARTICIPACIÓN DE CADA DEFECTO EN
EL NIVEL TOTAL DE PÉRDIDA.
Rajaduras
5,84%
Esc. - Grietas
1,93%
Esc. - Rajaduras
1,58%
Colapso
3,74%
Escamado
38,16%
Grietas
48,74%
41
CAPITULO VII
CONCLUSIONES
1- La pérdida total registrada en el proceso de secado en cámara fue de 15,27 m 2,
representando el 1,02 % del total de metros en estudio, esto permite aceptar la hipótesis nula de que
la pérdida registrada en el secado en cámara es inferior al 2%.
2- No se observa relación entre la ubicación de las pilas de paquetes y el nivel de deterioro
sufrido por los mismos.
3- Los paquetes que mayor pérdida de valor presentaron fueron los que se encontraban en la
posición media en las pilas de secado.
4- Las principales causas de pérdidas fueron las grietas y el escamado, totalizando entre
ambas 87 % del total registrado.
42
CAPITULO VIII
BIBLIOGRAFÍA

Vargas, M Julio O. (1987). Anatomía y Tecnología de la madera. Manual del
Técnico Forestal.

Wayne, Daniel W. 1993. Bioestadística. (Georgia State University) tercera edición.
Ed. Limusa. Grupo Noriega Editores.

FAO. 1981. El Eucalyptus en la repoblación Forestal. Edición 11. Roma.

Manual del Grupo Andino para el Secado de Maderas. Junta del acuerdo de
Cartagena (JUNAC). 1989. Colombia.

Cantatore de Frank Norma M. 1980. Manual de estadística aplicada. Primera
edición. Ed. Hemisferio Sur S.A.

Tuset Reinaldo y Duran Fernando. Manual de maderas comerciales, equipos y
procesos de utilización. Ed. Agrop. Hemisferio Sur S.R.L. Montevideo.
OTRAS FUENTES:

Vallejo Leon Marcelo R. 1995. Tesis Magister. Universidad de Chile. Facultad de
Ciencias Agrarias y Forestales. Escuela de Postgrado.
43
CAPITULO IX
ANEXOS
Anexo 1.
ENSAYO SECADERO Nº 2 CARGA Nº 1920
Nº Paquete
40119263
40127096
40205274
40211113
40128243
40206261
40130124
40119243
40206242
40126241
40203099
40203108
40130110
40128250
40127110
40127259
40216107
40219108
40220121
31120259
40126096
40127106
40206265
40218093
40123116
40131099
40127115
40206250
40130256
40120241
Paquete % Hº
1
9,0
2
8,4
3
8,8
4
7,8
5
9,1
6
8,6
7
8,7
8
8,8
9
8,2
10
8,5
11
8,2
12
7,8
13
8,5
14
8,8
15
8,6
16
8,2
17
8,2
18
9,0
19
9,5
20
9,0
21
8,8
22
8,3
23
8,5
24
8,9
25
9,1
26
8,2
27
8,7
28
8,6
29
8,9
30
8,8
CH%
8,6
Desv. Std.
1,1
1,2
1,1
1,2
1,1
1,0
1,2
1,3
1,3
1,3
1,3
1,4
1,4
1,6
1,2
1,2
1,3
1,2
1,2
1,2
1,2
1,0
1,2
1,5
1,3
1,3
1,5
1,2
1,3
0,9
SD
1,24
Mayor valor
11,1
10,8
10,6
9,9
11,6
10,8
10,7
10,7
11,2
10,7
10,5
10,9
11,3
10,9
11,1
11,4
10,3
10,9
11,9
11,2
11,0
10,0
10,9
12,3
11,3
10,5
11,3
10,7
11,7
10,2
Menor valor
6,4
6,4
5,4
5,8
7,2
6,2
6,0
5,6
5,7
5,3
5,7
6,0
5,8
4,2
6,3
6,3
4,5
6,4
6,9
6,3
6,3
6,0
6,4
5,8
6,9
5,2
5,8
6,0
6,0
6,3
44
Anexo 2.
Distribución de la Humedad en los Paquetes
10,0
9,0
8,0
7,0
%
6,0
5,0
4,0
3,0
2,0
1,0
0,0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
Nº de paquete
45
Anexo 3.
Frecuencia de niveles de Hº en los distintos rangos
Rangos de Hº
<
6
8
10
12
14
16
18
20
22
24
26
>
Nº de lecturas
2
82
379
326
21
0
0
0
0
0
0
0
0
Frecuencia de Hº
400
350
Frecuencia
300
250
200
150
100
50
0
<
6
8
10
12
14
16
18
20
22
24
26
>
% Hº
46
47
48
49
50
Descargar

P o r