LA PREHISTORIA
El estudio de la Prehistoria se refiere a épocas muy remotas y comprende aspectos
tan importantes como la aparición y evolución del hombre, el lenguaje, la religión,
el arte, la domesticación de los primeros animales y plantas, etc.
Concepto de Prehistoria
Tradicionalmente se llama Prehistoria al largo período que antecedió a la aparición
de la historia escrita. Según este contexto, la Prehistoria comprende el 99% de la
historia de la humanidad puesto que hace 4 millones de años aparecieron en el
África los primeros seres parecidos a los humanos y la escritura solo surgió
alrededor del año 4000 a. De C., es decir, hace seis mil años aproximadamente.
Sin embargo, si consideramos que el término Historia se refiere al pasado de la
humanidad, ningún período en el cual hayan vivido y actuado sociedades humanas
(aunque éstas hayan sido muy primitivas), puede considerarse como Prehistoria. El
término Prehistoria es, entonces, inadecuado para denominar un período histórico,
pero su uso está tan difundido que no podemos prescindir de él.
Prehistoria es, de esta manera, el período de la Historia de los hombres durante el
cual no existió la escritura. Se refiere a tiempos muy remotos, desde la aparición y
evolución del hombre, sus primeras manifestaciones culturales, etc., y se extiende
hasta el surgimiento de la historia escrita alrededor del año 4000 a. De C.
Fuentes para la reconstrucción de la Prehistoria
Debido a que no existen testimonios escritos sobre este período, la Prehistoria se
ha reconstruido utilizando diversos medios, tales como el estudio de objetos
primitivos, de restos humanos, y otros elementos como se verá a continuación.
Este estudio está a cargo de ciencias como la arqueología, la paleontología, la
geología, la antropología física, la etnografía, la etnología comparada, etc.
La arqueología es la ciencia que más datos suministra ya que se encarga de
reconstruir el pasado de la humanidad utilizando para ello los objetos dejados por
los primitivos pobladores de la tierra, como instrumentos de trabajo, restos de
vivienda, obras de arte, objetos rituales y diferentes utensilios. Para hallar estos
objetos los arqueólogos tienen que hacer excavaciones en las zonas donde se crea
que pueden estar enterrados y este trabajo debe llevarse a cabo con mucha técnica
con el fin de proteger las capas de terreno y las piezas que en ellas se encuentren.
La paleontología es la ciencia que estudia los seres vivientes del pasado (humanos,
animales y plantas) que se encuentran ya fosilizados. Quienes se dedican a esta
ciencia reciben el nombre de paleontólogos y pueden especializarse en plantas
(paleobotánicos), en animales (paleozoólogos) o en restos humanos
(paleoantropólogos).
La geología estudia las capas de la corteza terrestre y da a conocer las condiciones
físicas y la edad de los yacimientos donde se encuentran restos muy antiguos. Por
la geología sabemos que a través del tiempo las rocas se formaron y se colocaron
en bandas paralelas horizontales llamadas estratos, de los cuales los más antiguos
conforman las capas inferiores y los más recientes las capas superiores. Los
geólogos nos proporcionan datos sobre la antigüedad de los estratos así como
sobre la construcción del terreno. Gracias a ellos podemos saber si los terrenos
fueron cultivados.
Además de estas ciencias, existen otras que nos permiten conocer algunos detalles
sobre la sociedad primitiva:
La antropología física estudia las características biológicas de los grupos humanos
tales como el color de la piel, talla, forma del cráneo, color del cabello, ojos, grupos
sanguíneos, etc. También se refiere a aspectos como la herencia y la evolución.
La etnología estudia los pueblos y culturas primitivas, su distribución geográfica.
Una rama de esta ciencia, la etnología comparada, se encarga de estudiar los
grupos primitivos sobrevivientes y compararlos con pueblos prehistóricos.
La lingüística se refiere a todos los aspectos de las lenguas y ofrece valiosos
aportes para conocer el origen y parentesco de los grupos humanos.
La ecología o ciencia que estudia las condiciones de existencia de los seres
vivientes y su interacción con el medio.
La química y la física ayudan con sus métodos a analizar las rocas y los fósiles.
Por su parte, ciencias
como la economía, la sicología y la sociología aportan al conocimiento de este
período la interpretación de la sociedad primitiva, del comportamiento humano, y
de las relaciones sociales.
Diferentes métodos para conocer la antigüedad de restos arqueológicos y
paleontológicos
Existen diversos métodos que sirven para calcular la antigüedad de los yacimientos
arqueológicos y paleontológicos. Estos métodos se han perfeccionado hasta lograr
una gran precisión. Los más importantes son:
Método estratigráfico: consiste en observaciones muy precisas de las sucesivas
capas terrestres que existen en un yacimiento. Esta observación está a cargo del
arqueólogo, ayudado por el geólogo. El estudio detallado de las capas terrestres
permite reconstruir en parte los suelos de habitación, es decir, las superficies que
fueron ocupadas por primitivos humanos y extraer de allí las piezas de uso
cotidiano para clasificarlas y compararlas con las de otros yacimientos. Según el
estrato en donde son hallados estos objetos es posible calcular su antigüedad.
El método estratigráfico permite estudiar las condiciones ambientales y la fauna
predominante en cada época. Según la posición de los restos orgánicos con cada
uno de los estratos, el paleontólogo clasifica las especies animales y vegetales y de
esta manera deduce el tipo de dieta predominante en una época. Observando y
clasificando el polen encontrado en el suelo, los paleobotánicos nos indican qué
clase de vegetación rodeaba la sociedad primitiva. Los antropólogos físicos,
después de examinar los restos humanos, tratan de averiguar sus características
corporales, de sexo, edad y las enfermedades que sufrieron.
Métodos radiactivos: se basan en el análisis de sustancias radiactivas
acumuladas en los restos de materia orgánica, encontrados en un yacimiento. El
más utilizado de estos métodos es el del carbono 14, un sistema iniciado por
Willard F. Libby en 1950. Esta técnica se basa en el hecho de que todos los seres
vivos (humanos, animales y plantas) acumulan pequeñas porciones de carbono 14
que se desintegran progresivamente desde el momento en que el organismo
muere. Calculando la cantidad de carbono 14 que se ha desintegrado, es posible
conocer con cierta precisión la edad de cualquier material orgánico cuya antigüedad
no sea mayor a los 60.000 años. Otros métodos radiactivos más sofisticados son el
del potasio-argón, utilizado para calcular la antigüedad de fósiles muy antiguos que
sobrepasan los 60.000 años, y el arqueomagnetismo, utilizado para conocer la
antigüedad de las cerámicas.
Descargar

01 Contexto arte prehistorico

TEMA 2− PATRIMONIO CULTURAL, CONCEPTO Y EVOLUCIÓN.

TEMA 2− PATRIMONIO CULTURAL, CONCEPTO Y EVOLUCIÓN.

HistoriaEvoluciónEspaña

Tema 1 Prehistoria, Patrimonio arqueológico y conservación de bienes culturales LA PREHISTORIA

Tema 1 Prehistoria, Patrimonio arqueológico y conservación de bienes culturales LA PREHISTORIA

Patrimonio arqueológicoAntropologíaBienes culturalesTratamientoConservación

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DE EDUCACIÓN CULTURA Y DEPORTE EL VALLE−CARACAS INTEGRANTE:

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DE EDUCACIÓN CULTURA Y DEPORTE EL VALLE−CARACAS INTEGRANTE:

Origen de la vidaEvolución del hombreEdad de los MetalesPaleolítico

Etapas de la Prehistoria

Etapas de la Prehistoria

HierroEdad de BroncePrehistoria en la Península Ibérica

Actividad Numero 1 (Valor 20% = 4 ptos.) sedentarios, politeístas.

Actividad Numero 1 (Valor 20% = 4 ptos.) sedentarios, politeístas.

CristianismoHistoriaEdad media, moderna, contemporáneaPoliteístasInvasiones bárbarasFeudalismoCercano orienteEdad antiguaSedentariosNómadasPrehistoriaIslamismo

Períodos de la Prehistoria

Períodos de la Prehistoria

Edad del bronceNeandertalesPaleolíticoCromagnonesNeolítico