CORTE SUPREMA DE JUSTICIA Sala Civil y Penal
Sentencia Nro: 291 Fecha: 24/04/2012
S/INFRACCION AL ART. 19 INC. 4 LEY Nº 5140 CONSOLIDADO LEY 8240
SENTENCIA: NULIDAD. CONTRAVENCIONES POLICIALES. OMISION DE
ANALIZAR EL PLANTEO DE NULIDAD Y LA INCONSTITUCIONALIDAD DEL
DCTO.-LEY N° 5.140. (DEL VOTO DEL DR. GANDUR Y DEL DR. POSSE)
DEL VOTO DEL DR. GANDUR: El recurrente planteó en su recurso de apelación tres
cuestiones esenciales, la impugnación del procedimiento policial, la nulidad de la resolución del
Jefe de Policía y la inconstitucionalidad de Decreto-Ley Nº 5140 y sus modificaciones (Ley
consolidada Nº 8240). La magistrada, por su parte, sólo trató el primero de los puntos omitiendo
toda referencia los restantes puntos, cuestiones que resultan esenciales para la pretensión del
recurrente atento que de las mismas podría arribarse a un resultado opuesto. La citada falencia de
la sentencia afecta el principio de congruencia y, en consecuencia, del deber de una adecuada
motivación y la defensa en juicio. En relación a lo expuesto, el profesor Lino E. Palacio señaló
que el principio de congruencia exige una rigurosa adecuación de la sentencia a los sujetos, el
objeto y la causa que individualizan a las pretensiones y a la oposición, es decir, el tribunal ha de
pronunciarse positiva o negativamente, sobre todas las pretensiones y oposiciones formuladas
por las partes y sólo sobre ellas, respetando sus límites cuantitativos y cualitativos (conf. Lino E.
Palacio “Derecho Procesal Civil”, T. V, págs. 429/433). Por su parte, acerca de dicho principio,
esta Corte tiene dicho que “constituye una de las manifestaciones del principio dispositivo y
reconoce, incluso, fundamento constitucional, pues como lo tiene reiteradamente establecido la
Corte Suprema de la Nación, comportan agravio a la garantía de defensa (art. 18 CN), tanto las
sentencias que omiten el examen de cuestiones oportunamente propuestas por las partes, que
sean conducentes para la decisión del pleito, como aquéllas que se pronuncian sobre pretensiones
o defensas no articuladas en el proceso” (CSJT, sentencia Nº 802 de fecha 22/10/2010). También
se ha expresado que “el derecho a la jurisdicción impone al juez pronunciarse sobre todas las
cuestiones planteadas, no pudiendo omitir tal pronunciamiento sin incurrir en incongruencia por
defecto” (CSJT sentencias N° 782 de fecha 09/9/2002; Nº 656 de fecha 19/9/1996, entre otras).
DEL VOTO DEL DR. POSSE: Por sus fundamentos adhiero al voto que antecede del señor
vocal doctor Antonio Gandur; y me permito añadir lo siguiente: El deber de asegurar el efectivo
ejercicio de los derechos y garantías constitucionales recae sobre la autoridad estatal. De allí que
no pudo omitirse el tratamiento del planteo de inconstitucionalidad formulado en autos. La
inconstitucionalidad cuyo tratamiento se ha omitido, refiere a la alegada incompatibilidad entre
el procedimiento previsto en la Ley Nº 5140 de contravenciones policiales y la garantía del
debido proceso legal reconocida por la normativa constitucional. La garantía del debido proceso
asegura el derecho de obtener un pronunciamiento fundado previo juicio llevado en legal forma
(Fallos 268:266). Ello en el marco del derecho a la jurisdicción, ínsito en la garantía
constitucional de la defensa en juicio del art. 18 de la Constitución Nacional, que supone la
posibilidad de recurrir ante un órgano jurisdiccional en procura de justicia (CS, Fallos: 193:135;
198:618; 199:617; 305:2150, entre otros). El procedimiento contravencional de la Ley Nº 5140
establece, entre otras regulaciones, que serán castigados con penas de hasta 30 días de arresto o
30 días de multa quienes realizaren los hechos que la ley enumera (art. 15), entre ellos proferir
gritos agresivos o alterar de cualquier otro modo el orden y la tranquilidad pública en calles o
lugares públicos (art. 15, inc. 4); como, asimismo, que procede la detención inmediata en caso de
flagrancia, hasta la organización del sumario si se tratase de personas con malos antecedentes o
desconocidas en el lugar, o después de que por el sumario se haya comprobado la contravención
que se le imputa, si el contraventor fuese bien reputado y domiciliado en la localidad (art. 5); y
que el plazo para el dictado de la sentencia es de 48 horas (art. 13). El cuestionamiento de la
validez de dichas normas, basado en que contradicen garantías constitucionales, determina la
necesidad de examinar si el procedimiento contenido en la Ley Nº 5140 satisface el estándar
constitucional mínimo. Si se resguarda adecuadamente la inviolabilidad de la defensa en juicio y
el derecho a la libertad, garantizados por el art. 18 de la Constitución Nacional y por el art. 7 y
conc. de la Convención Americana de Derechos Humanos, que establece que toda persona
detenida "debe ser llevada, sin demora, ante un juez u otro funcionario autorizado por la ley para
ejercer funciones judiciales" (art. 7 inc. 5); y reconoce a toda persona privada de libertad el
derecho a "recurrir ante un juez o tribunal competente, a los fines de que éste decida sin demora
sobre la legalidad de su arresto" (art. 7 inc. 6). Como, asimismo, si las detenciones que la ley
faculta a realizar a la autoridad policial, satisfacen el estándar determinado por las pautas
esbozadas en la Convención Americana de Derechos Humanos, fijado por la Corte
Interamericana de Derechos Humanos en el caso "Bulacio" (CIDH, “Bulacio c/Argentina”.
18/9/2003. La Ley 2004-A, 684).
00031292-02
Descargar

Jurisprudencia _00031292