Biblioteca Informa
JURISPRUDENCIA LABORAL ON LINE - ERREPAR - 29.12.2010
SUMARIOS
CONTRATO DE TRABAJO. TRABAJO PROHIBIDO. EXTRANJEROS. RESIDENCIA
ILEGAL EN EL PAÍS. PROHIBICIÓN LEGAL DE CONTRATAR. NULIDAD RELATIVA.
INOPONIBILIDAD AL TRABAJADOR QUE CONSERVA LOS DERECHOS
ADQUIRIDOS
Si bien resulta claro que el artículo 53 de la ley 25871 prohíbe trabajar a los extranjeros
que residan irregularmente en el país, ya sea por cuenta propia o ajena, al tiempo que
veda a las personas físicas y jurídicas (públicas o privadas) darle ocupación a aquellos
(conf. art. 55), lo cierto es que estas limitaciones deben considerarse encuadradas en las
previsiones de los artículos 40 y 42 de la ley de contrato de trabajo, pues la prohibición
de otorgar ocupación remunerada a un residente ilegal va dirigida siempre a quien utilice
sus servicios en violación a las disposiciones de la ley, en tanto la finalidad de la norma
es evitar que las empresas recurran a la contratación de extranjeros ilegales con el fin de
sustraerse
de
la
aplicación
de
normas
imperativas.
Sostener lo contrario y eximir a quien se benefició del trabajo del dependiente al
incumplir con las obligaciones registrales, documentales, salariales e indemnizatorias a
su cargo conllevaría a la afectación de los derechos adquiridos y especialmente
tutelados por la ley de contrato de trabajo. Del mismo modo, vedar a un trabajador del
acceso a la justicia por su condición migratoria no solo importaría afectar esta garantía
constitucional reconocida “a todos los habitantes del mundo que quieran habitar el
suelo argentino” (conf. Preámbulo y art. 18, CN) sino también, violentar los principios
fundamentales
de
igualdad
y
no
discriminación.
La trasgresión a la prohibición legal de contratar en tales condiciones importa una
contratación prohibida que conlleva a la nulidad relativa del vínculo, que afecta sólo al
empleador dado que resulta inoponible al dependiente y, en consecuencia, no afecta los
derechos
adquiridos
por
este.
ORTIZ RAMÍREZ, EUGENIO C/CÉSPEDES, ALAN JOEL S/DESPIDO - CÁM. NAC. TRAB. - SALA II 12/10/2010
CONTRATO DE TRABAJO. LEY DE ENTIDADES FINANCIERAS. PROCESO DE
LIQUIDACIÓN. EXCLUSIÓN DE ACTIVOS Y PASIVOS. EXTENSIÓN DE
RESPONSABILIDAD AL BANCO CENTRAL. IMPROCEDENCIA
Las disposiciones incorporadas por la ley 24485 y completadas por la ley 24627 (leyes de
entidades financieras) facultan al Banco Central de la República Argentina (BCRA) a
adoptar determinadas medidas cuando una entidad está incursa en alguna de las
causales de revocación. El BCRA cuenta con facultades para disponer la exclusión de
activos y pasivos por entender que es el mejor modo de preservar los intereses de los
depositantes.
El ejercicio de estas facultades otorgadas por las leyes mencionadas impide considerar
deudor
al
Banco
Central
solidario.
CABALLERO, DAMIÁN RICARDO Y OTRO C/RIOPLATENSE PRODUCTORA ASESORA Y MANDATARIA
SA
Y
OTROS
S/DESPIDO
CÁM.
NAC.
TRAB.
SALA
VI
14/06/2010
EXTINCIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO. DESPIDO INDIRECTO. NEGATIVA DE
TAREAS POR LA DECISIÓN DEL TRABAJADOR DE CONTINUAR USANDO LA KIPÁ.
LEY 23592. DESPIDO DISCRIMINATORIO. REPARACIÓN DEL DAÑO CAUSADO.
PROCEDENCIA
Teniendo en cuenta que el sistema legal vigente autoriza al empleador a producir un
despido sin tener causa justificada para ello pero en modo alguno lo autoriza a incurrir
en discriminación en el momento de despedir, en tanto en este caso Telefónica Móviles
Argentina SA, en su carácter de empleador, incurrió en negativa de tareas violando el
artículo 78 de la ley de contrato de trabajo sin haber alegado, ni mucho menos probado,
la existencia de causa alguna, se considera que corresponde tener por cierto que la
negativa de tareas que condujo al actor a colocarse en situación de despido estuvo
motivada por la decisión de este último de continuar usando la kipá, y por ello, el
despido debe ser encuadrado como discriminatorio (conf. art. 1, L. 23592, art. 17 y
concs.,
LCT).
En consecuencia, se propone hacer lugar en este punto a la demanda y, atento lo
expresamente reclamado en el escrito de inicio, derivar a condena la suma de $ 4.000 en
concepto de reparación del daño causado, en tanto excede largamente el contemplado
dentro
de
las
indemnizaciones
tarifadas
del
sistema
legal
vigente.
GARNCARZ, PABLO DAMIÁN C/TELEFÓNICA MÓVILES ARGENTINA SA Y OTRO S/DESPIDO - CÁM.
NAC.
TRAB.
SALA
VI
13/10/2010
ACCIDENTE DE TRABAJO. MUERTE DEL TRABAJADOR. CONTRATO DE SEGURO
DE RENTA VITALICIA CELEBRADO POR LA MADRE. PAGO DE LA INDEMNIZACIÓN
POR FALLECIMIENTO EN UN SOLO PAGO. RECLAMO A LA COMPAÑÍA DE
SEGUROS. IMPROCEDENCIA
A diferencia de lo ocurrido en el precedente “Milone” (en el que la demanda había sido
dirigida contra la ART), en el caso de autos el sujeto pasivo de la pretensión no es el
obligado al pago de las prestaciones por fallecimiento de la ley 24557, sino un tercero
(una compañía de seguros de retiro) elegida por la propia actora para celebrar un
contrato de seguro de renta vitalicia. Consecuentemente, no resulta admisible el reclamo
de la “indemnización”, y menos aún, con intereses desde la fecha del accidente (como
pretende la recurrente), máxime cuando la aseguradora recién recibió los fondos
aportados por la ART cinco meses después del fallecimiento del causante.
Tampoco resulta procedente el reclamo de esos fondos, dado que ellos fueron recibidos
por Nación Seguros de Retiro SA en propiedad, en concepto de prima única. Cabe
destacar que fue la actora quien eligió la compañía de seguros de retiro y celebró con
ella el seguro de renta vitalicia, sin ningún tipo de reserva, el 30 de junio de 2009 y, como
bien lo señala el Señor Juez a quo, percibió la renta resultante de su contrato “durante
varios meses, en forma pacífica y sin cuestionamiento alguno ni signos de
arrepentimiento, hasta la fecha de su reclamo ante el SECLO”, presentado recién el 12 de
marzo
de
2010.
ESPERANZA, ELSA NOEMÍ C/NACIÓN SEGUROS DE RETIRO SA S/ACCIDENTE - LEY ESPECIAL - CÁM.
NAC.
TRAB.
SALA
IV
30/09/2010
ACCIDENTE DE TRABAJO. DISTRIBUCIÓN DE CORRESPONDENCIA EN BICICLETA.
ENFERMEDAD DE LA COLUMNA VERTEBRAL. NEXO DE CAUSALIDAD ADECUADA
AL RIESGO DE LAS COSAS. APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 1113 DEL CÓDIGO CIVIL.
PROCEDENCIA
En lo atinente a la vinculación causal, el peritaje técnico corroboró la mecánica
laborativa nociva denunciada por el actor al describir la tarea de distribución de
correspondencia domiciliaria con una bicicleta que carece de amortiguación y que no
cuenta con un sistema de cambio de velocidades, dadas las condiciones del terreno,
presenta condiciones de peligrosidad laboral por el riesgo ergonómico, el levantamiento
manual de cargas con esfuerzos repetidos y movimientos rápidos y la exposición a
vibraciones. Estas conclusiones también presentan una calidad y una seriedad
científicas que no resultan conmovidas por las impugnaciones que formularon las
accionadas.
En las condiciones referidas, cabe inferir que la enfermedad de la columna vertebral (dos
hernias de disco intervenidas quirúrgicamente) que padece el actor guarda un nexo de
causalidad adecuada con el riesgo de las cosas (vgr. la bicicleta sin amortiguación y el
bolso de correspondencia) de las que la demandada "se sirve o tiene a su cuidado" en
los términos de la norma antes citada. Por ello, ante la ausencia de prueba del carácter
inculpable de la afección que las accionadas alegaron en el responde (especialmente en
cuanto refiere a la existencia de un examen preocupacional que evidencie la plena
capacidad del actor al momento del ingreso), el Juez concluye que en el caso se
encuentran debidamente reunidos los presupuestos fácticos que tornan procedente la
responsabilidad pretendida con fundamento en el artículo 1113 del Código Civil.
SEJAS, ALEJANDRO DANIEL C/CORREO OFICIAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA SA Y OTRO
S/ACCIDENTE
CÁM.
NAC.
TRAB.
SALA
X
25/10/2010
JUBILACIONES Y PENSIONES. DETERMINACIÓN DEL HABER JUBILATORIO.
PROMEDIO DE REMUNERACIONES. REMUNERACIONES QUE EXCEDAN EL TOPE
DEL ARTÍCULO 9 DE LA LEY 24241. EXCLUSIÓN. AFECTACIÓN DE LA JUSTA
PROPORCIONALIDAD ENTRE EL HABER DE ACTIVIDAD Y EL HABER
JUBILATORIO.
ARTÍCULO
25,
LEY
24241.
DECLARACIÓN
DE
INCONSTITUCIONALIDAD. PROCEDENCIA
Corresponde analizar la procedencia del planteo relacionado con la constitucionalidad
de
la
limitación
prevista
por
el
artículo
25
de
la
ley
24241.
La norma prevé que para establecer el promedio de las remuneraciones -a los fines del
art. 24- no se considerará el sueldo anual complementario ni los importes que, en virtud
de lo previsto en el segundo párrafo del artículo 9, excedan el máximo fijado en el primer
párrafo del mismo artículo -limitación que se aplica a las remuneraciones imponibles
devengadas con posterioridad al 1 de febrero de 1994 (D. 679/1995).
Esto implicó que, inicialmente, el tope de la remuneración a considerar para establecer el
promedio no pudiera superar los $ 4.800. Este valor se mantuvo invariable hasta el 1 de
abril de 2007, fecha en que fue elevado al valor de $ 6.000. Con posterioridad, se
comenzó a reacomodar su cuantía de acuerdo a los incrementos otorgados a los
beneficios
previsionales
(art.
10,
L.
26417).
Otra situación que no debe perderse de vista está dada por la ponderación del límite
vigente al momento en que se devengó la remuneración; situación que recién fue
modificada por la resolución (ANSeS) 6/2009, que en su artículo 14, punto 2, in fine
establece que las remuneraciones actualizadas no deberán superar el monto máximo de
la base imponible establecida en el artículo 9 de la ley 24241, texto sustituido por el
artículo 1 de la ley 26222, vigente a la fecha de la cesación de servicios.
En el caso de autos, el actor obtuvo su beneficio en función de las tareas desarrolladas
como trabajador autónomo y trabajador dependiente. Respecto a estas últimas, las
remuneraciones computables a los fines del artículo 24 de la ley 24241 se situaron entre
los años 1990 y 1999. De este modo, las comprendidas a partir del 1 de febrero de 1994
fueron
limitadas
en
la
suma
de
$
4.800.
Así las cosas, de confirmar la aplicación del tope cuantitativo previsto por el artículo 25
bajo análisis, se limitaría la percepción del beneficio, atentando contra la proporción
justa y razonable que debe existir entre el haber de pasividad y el de actividad, situación
que se vería afectada si en el cálculo del haber jubilatorio no se reflejaran las variaciones
que
se
produjeron
en
las
remuneraciones.
En virtud de ello, y toda vez que de las constancias obrantes en autos surge que las
remuneraciones, aun sin actualizar, superan el mentado límite en varios períodos,
corresponde admitir el agravio deducido y declarar la inconstitucionalidad del artículo 25
de la ley 24241 y su reglamentación, en tanto su aplicación irrestricta afecte la justa
proporcionalidad entre el haber de actividad y el haber jubilatorio, y su aplicación
importe una diferencia superior al 15%, apoderamiento que ha sido considerado
confiscatorio.
No obstante ello, lo cierto es que, a tenor de lo prescripto por el artículo 9 del cuerpo
normativo analizado, vigente a la fecha en que se devengaron las remuneraciones, el
límite se aplicó, asimismo, en cuanto a los aportes personales, sin ser procedente el
cotizar en la medida en que fuera superado dicho tope. Por consiguiente, debe existir un
justo equilibrio entre ambas normas, por lo que se estima procedente que, en los casos
en que se declare la inconstitucionalidad del artículo 25 señalado, se autorice al
organismo administrativo a retener los aportes que hubieran correspondido de
computarse la totalidad de la remuneración, y para ello se utilizarán los mismos
parámetros
de
actualización.
CRUZ, OSCAR TADEO C/ANSES S/REAJUSTES VARIOS - CÁM. FED. SEG. SOC. - SALA II - 05/10/2010
JUBILACIONES Y PENSIONES. DETERMINACIÓN DEL HABER JUBILATORIO.
HABER MÁXIMO DE LA PRESTACIÓN COMPENSATORIA. APODERAMIENTO
CONFISCATORIO.
ARTÍCULO
26,
LEY
24241.
DECLARACIÓN
DE
INCONSTITUCIONALIDAD. PROCEDENCIA
En concordancia con el mecanismo de cálculo detallado, el artículo 26 de la ley 24241
dispuso que: “El haber máximo de la prestación compensatoria será equivalente a una
(1) vez el AMPO (luego sustituido por el MOPRE) por cada año de servicios con aportes
computados”. En tales circunstancias, habrá de arribarse a igual conclusión que la
prevista para el artículo 25, esto es, declarar la inconstitucionalidad en la medida en que
su
aplicación
importe
un
apoderamiento
considerado
confiscatorio.
CRUZ, OSCAR TADEO C/ANSES S/REAJUSTES VARIOS - CÁM. FED. SEG. SOC. - SALA II - 05/10/2010
JUBILACIONES Y PENSIONES. DETERMINACIÓN DEL HABER JUBILATORIO.
APLICACIÓN DEL TOPE MÁXIMO DEL ARTÍCULO 9 DE LA LEY 24463. MERMA EN
EL HABER SUPERIOR AL 15%. DECLARACIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD.
PROCEDENCIA
En cuanto al planteo formulado en torno al artículo 9 de la ley 24463, debe señalarse que
la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha establecido que, para los supuestos en que
el ente previsional haya practicado liquidación de la sentencia firme y que de esta resulte
comprobado el perjuicio concreto que ocasiona la aplicación del sistema de topes en tal
medida que la merma del haber resulta confiscatoria, debe declararse inconstitucional la
norma que desnaturaliza el fin perseguido por el legislador y la garantía contenida en el
artículo
14
bis
de
la
Constitución
Nacional.
En tal sentido y como lo ha señalado el Alto Tribunal de la Nación en innumerables
precedentes, solo se considera razonable cualquier reducción que no supere el 15% del
haber liquidado, como una contribución solidaria a la Seguridad Social por parte de
quienes poseen mayor capacidad económica. En consecuencia, corresponde declarar la
inconstitucionalidad del artículo 9 de la ley 24463, en la medida que su aplicación
determine una merma en el haber del interesado, superior al límite del 15% admitido por
nuestro
Máximo
Tribunal
de
Justicia.
CRUZ, OSCAR TADEO C/ANSES S/REAJUSTES VARIOS - CÁM. FED. SEG. SOC. - SALA II - 05/10/2010
JUBILACIONES Y PENSIONES. HABERES. BENEFICIARIO DE MUY AVANZADA
EDAD CON PROBLEMAS ECONÓMICOS Y DE SALUD. HABER JUBILATORIO.
REAJUSTE INMEDIATO CONFORME AL PRECEDENTE “BADARO”
En atención a las muy particulares circunstancias del caso debidamente acreditadas
(muy avanzada edad y delicado estado de salud del actor, cuya atención genera gastos
adicionales según surge de la historia clínica, certificados médicos y facturas de fs.
23/31, como así también el haber mensual percibido conforme comprobantes de pago de
fs. 2 y 24 correspondientes a los períodos 9/2008 y 11/2009), se adhiere a las
conclusiones del voto del doctor Poclava Lafuente, en cuanto propicia acceder a la
medida cautelar peticionada cuando manda aplicar, previa caución juratoria a prestar por
el actor ante la instancia de grado, la pauta de movilidad de haberes del 88,57%
establecida por la Corte Suprema de Justicia de la Nación para el período 1/1/2002 al
31/12/2006 en el precedente “Badaro, Adolfo Valentín” del 26/11/2006, y debe procederse
al recálculo de la prestación con arreglo a los lineamientos complementarios indicados
el 29/4/2008 in re: P.2674XXXVIII. R.O. “Padilla, María Teresa Méndez de c/ANSeS
s/reajustes varios”, en virtud de los cuales se dispuso que la movilidad por el lapso
indicado en el fallo “Badaro” se practique de conformidad con el índice allí fijado, salvo
que los incrementos dispuestos por los decretos del Poder Ejecutivo durante igual
período (que alcanzaron a la prestación de que se trata) arrojasen una prestación
superior,
en
cuyo
caso
deberá
estarse
a
su
resultado.
COLLINGHAM, DIONISIO FRANCISCO C/ANSES S/REAJUSTES VARIOS - CÁM. FED. SEG. SOC. - SALA
III
06/10/2010
ASOCIACIONES
SINDICALES. DELEGADO
GREMIAL.
MODIFICACIÓN
CONTRATO. EXCLUSIÓN DE TUTELA. ARTÍCULO 52 DE LA LEY 23551
DEL
El artículo 52 de la ley 23551 prevé una forma especial de protección de la estabilidad en
sentido amplio, que conlleva la imposibilidad de afectar los contratos de trabajo de los
representantes sindicales si no media "resolución judicial que los excluya de la
garantía".
En consecuencia, todo intento de afectar el contrato de trabajo por parte del empleador,
durante el lapso al que alude el artículo 48 de la ley 23551, debe ser encausado por la vía
dispuesta en el artículo 52 del mencionado dispositivo legal. Su incumplimiento
determina que la pretensión de modificar las condiciones de trabajo carezca de
idoneidad
y
de
eficacia
en
su
estructura
de
acto
jurídico.
VÁZQUEZ, OSVALDO Y OTROS C/GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES S/JUICIO
SUMARÍSIMO
CÁM.
NAC.
TRAB.
SALA
I
06/08/2010
PROCEDIMIENTO. PERSONAS JURÍDICAS. DOMICILIO. DEFINICIÓN
El domicilio constituye un atributo de la personalidad. Se trata de una noción jurídica
que vincula a una persona, sea física o jurídica, con un lugar. El artículo 11, inciso 2) de
la ley 19550 establece que si en el instrumento constitutivo constare solo el domicilio, la
dirección de su sede deberá inscribirse mediante petición por separado suscripta por el
órgano de administración para que las notificaciones allí dirigidas resulten válidas y
vinculantes para la sociedad. La sede inscripta de las sociedades comerciales constituye
uno de los supuestos de domicilio legal regulados por el artículo 90 del Código Civil,
“...es el lugar donde la ley presume, sin admitir prueba en contra, que una persona
reside de una manera permanente para el ejercicio de sus derechos y cumplimiento de
sus obligaciones, aunque de hecho no esté allí presente, y así: ... 3. El domicilio de las
corporaciones, establecimientos y asociaciones autorizadas por las leyes o por el
Gobierno, es el lugar donde está situada su dirección o administración, si en sus
estatutos o en la autorización que se les dio, no tuviesen un domicilio señalado...”. Por
último, recuérdese que el artículo 10 de la ley 19550 prescribe la obligación de las
sociedades por acciones de publicar el domicilio social en oportunidad de su
constitución, modificación del instrumento constitutivo y disolución por un día en el
Boletín
Oficial.
Desde tal perspectiva, puede decirse que el domicilio legal de toda sociedad es el
previsto en los instrumentos constitutivos o, en su defecto, la sede registrada en la
Inspección General de Justicia; donde la ley presume juris et de jure que se halla para el
ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones, aunque de hecho no
esté presente en él, y todas las notificaciones allí dirigidas se tendrán por vinculantes y
válidas para el ente de existencia ideal (ver “Chumacero Dávila, Martha y otros
c/Sanatorios y Clínicas Asociados SA s/despido”, Sala VIII, del 24/2/2010, SD 36.900).
RUIZ, ENRIQUETA ANTONIA Y OTROS C/SANATORIOS Y CLÍNICAS ASOCIADOS SA S/DESPIDO - CÁM.
NAC.
TRAB.
SALA
I
06/08/2010
Descargar

Biblioteca Informa JURISPRUDENCIA LABORAL ON LINE - ERREPAR - 29.12.2010 SUMARIOS